Blogia
TRIGO DE DIOS, PAN DE VIDA. BLOG CRISTIANO Y CATOLICO.

SOLEMNIDAD DE LA NATIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA (24 DE JUNIO)

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa del dia de la solemnidad de la natividad de San Juan Bautista. Pedidos de oraciones (Winston Francisco Pauta Avila).

MISA DE HOY
 
«Los miembros del Movimiento cultivan el precepto evangélico de la oración y de la vigilancia;  acuden filialmente a Dios nuestro Señor, fuente de la gracia y dador de todo don; y fortalecen su alma con los sacramentos de la Eucaristía y de la reconciliación»
MISA, JUNIO 24, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES
LUNES 24
La Natividad de San Juan Bautista, Profeta precursor
Santos: Juan y Festo de Roma, mártires; Simplicio de Autum, obispo. Solemnidad (Blanco)
 
LUZ DE LAS NACIONES
 
Is 49, 1-6; Hch 13, 22-26; Lc 1, 57-66.80
 
La imagen acuñada por el profeta Isaías se ha usado tanto que parece desgastada. Sin embargo no lo está, puesto que siguen existiendo hombres y figuras proféticas como Juan Bautista que transpiran luz a su alrededor. La comunidad de Israel vivía una profunda crisis a principios del primer siglo, la fidelidad a Dios y las prácticas políticas romanas impuestas a Israel, parecían excluirse. Algunos dirigentes de Israel creían encontrar una fórmula híbrida para congraciarse con las autoridades romanas y servir a Dios. Para el profeta del Jordán esa situación era imposible. El país estaba contaminado, la fidelidad a Dios era simulada con prácticas de culto externo. Juan Bautista gritaba a voz en cuello que era necesario reconocerse pecador y dar comienzo a un profundo cambio de mentalidad, que reordenara las relaciones sociales, económicas, en una palabra, la convivencia entre los israelitas fuertes y débiles, bajo los valores de la justicia y la solidaridad. De esa luz no solamente fue vocero, sino primer testigo.
 
Misa del día
 
ANTÍFONA DE ENTRADA (Jn 1, 6-7; Lc 1, 17)
Vino un hombre enviado por Dios y su nombre era Juan. Vino para dar testimonio de la luz, y prepararle al Señor un pueblo dispuesto a recibirlo.
 
Se dice Gloria.
 
ORACIÓN COLECTA
Dios nuestro, que enviaste a san Juan Bautista para prepararle a Cristo, el Señor, un pueblo dispuesto a recibirlo, alegra ahora a tu Iglesia con la abundancia de los dones del Espíritu y guíala por el camino de la salvación y de la paz. Por nuestro Señor Jesucristo...
 
LITURGIA DE LA PALABRA
 
Te convertiré en luz de las naciones.
 
Del libro del profeta Isaías: 49, 1-6
Escúchenme, islas; pueblos lejanos, atiéndanme. El Señor me llamó desde el vientre de mi madre; cuando aún estaba yo en el seno materno, Él pronunció mi nombre.
Hizo de mi boca una espada filosa, me escondió en la sombra de su mano, me hizo flecha puntiaguda, me guardó en su aljaba y me dijo: "Tú eres mi siervo, Israel; en ti manifestaré mi gloria". Entonces yo pensé: "En vano me he cansado, inútilmente he gastado mis fuerzas; en realidad mi causa estaba en manos del Señor, mi recompensa la tenía mi Dios".
Ahora habla el Señor, el que me formó desde el seno materno, para que fuera su servidor, para hacer que Jacob volviera a Él y congregar a Israel en torno suyo —tanto así me honró el Señor y mi Dios fue mi fuerza—. Ahora, pues, dice el Señor: "Es poco que seas mi siervo sólo para restablecer a las tribus de Jacob y reunir a los sobrevivientes de Israel; te voy a convertir en luz de las naciones, para que mi salvación llegue hasta los últimos rincones de la tierra". Palabra de Dios.
Te alabamos, Señor.
 
Del salmo 138
R/. Te doy gracias, Señor, porque me has formado maravillosamente.
 
Tú me conoces, Señor, profundamente: tú conoces cuándo me siento y me levanto, desde lejos sabes mis pensamientos, tú observas mi camino y mi descanso, todas mis sendas te son familiares. R/. Te doy gracias, Señor, porque me has formado maravillosamente.
 
Tú formaste mis entrañas, me tejiste en el seno materno. Te doy gracias por tan grandes maravillas; soy un prodigio y tus obras son prodigiosas. R/. Te doy gracias, Señor, porque me has formado maravillosamente.
 
Conocías plenamente mi alma; no se te escondía mi organismo, cuando en lo oculto me iba formando y entretejiendo en lo profundo de la tierra. R/. Te doy gracias, Señor, porque me has formado maravillosamente.
 
Antes de que Jesús llegara, Juan predicó a todo Israel un bautismo de penitencia.
 
Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 13, 22-26
 
En aquellos días, Pablo les dijo a los judíos: "Hermanos: Dios les dio a nuestros padres como rey a David, de quien hizo esta alabanza: He hallado a David, hijo de Jesé, hombre según mi corazón, quien realizará todos mis designios.
Del linaje de David, conforme a la promesa, Dios hizo nacer para Israel un Salvador, Jesús. Juan preparó su venida, predicando a todo el pueblo de Israel un bautismo de penitencia, y hacia el final de su vida, Juan decía: 'Yo no soy el que ustedes piensan. Después de mí viene uno a quien no merezco desatarle las sandalias'.
Hermanos míos, descendientes de Abraham, y cuantos temen a Dios: Este mensaje de salvación les ha sido enviado a ustedes".
Palabra de Dios.
Te alabamos, Señor.
 
ACLAMACIÓN (Lc 1, 76) R/. Aleluya, aleluya.
Y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor a preparar sus caminos. R/.
 
Juan es su nombre
 
LECTURA Evangelio Lucas capítulo 1, versículos 57 al 66 y 80
 
Por aquellos días, le llegó a Isabel la hora de dar a luz y tuvo un hijo. Cuando sus vecinos y parientes se enteraron de que el Señor le había manifestado tan grande misericordia, se regocijaron con ella.
A los ocho días fueron a circuncidar al niño y le querían poner Zacarías, como su padre; pero la madre se opuso, diciéndoles: "No. Su nombre será Juan". Ellos le decían: "Pero si ninguno de tus parientes se llama así".
Entonces le preguntaron por señas al padre cómo quería que se llamara el niño.É1 pidió una tablilla y escribió: "Juan es su nombre". Todos se quedaron extrañados. En ese momento a Zacarías se le soltó la lengua, recobró el habla y empezó a bendecir a Dios.
Un sentimiento de temor se apoderó de los vecinos, y en toda la región montañosa de Judea se comentaba este suceso. Cuantos se enteraban de ello se preguntaban impresionados: "¿Qué va a ser de este niño?". Esto lo decían, porque realmente la mano de Dios estaba con él.
El niño se iba desarrollando físicamente y su espíritu se iba fortaleciendo, y vivió en el desierto hasta el día en que se dio a conocer al pueblo de Israel. Palabra del Señor.
Gloria a ti, Señor Jesús.
 
Oración introductoria
¡Ven, Espíritu Santo! No permitas que me distraiga en esta oración. Dame la fe, la esperanza y el amor para entender lo maravilloso de esta invitación que me haces a estar contigo, para transformar mi corazón de modo que busque servirte sin apegos, sin buscar reconocimiento ni poniendo límites egoístas a lo que tu gracia puede hacer.
 
Petición
Señor, transforma mi espíritu para que como un niño confiado y valiente me entregue totalmente a mi misión.
 
REFLEXION Evangelio Lucas capítulo 1, versículos 57 al 66 y 80
 
El matrimonio es un signo que habla de Dios.
« ¿Qué nos dice hoy esta palabra? Pienso que nos invita a ser más conscientes de una realidad ya conocida pero tal vez no del todo valorizada: que el matrimonio constituye en sí mismo un evangelio, una Buena Noticia para el mundo actual, en particular para el mundo secularizado. La unión del hombre y la mujer, su ser “una sola carne” en la caridad, en el amor fecundo e indisoluble, es un signo que habla de Dios con fuerza, con una elocuencia que en nuestros días llega a ser mayor, porque, lamentablemente y por varias causas, el matrimonio, precisamente en las regiones de antigua evangelización, atraviesa una profunda crisis. Y no es casual. El matrimonio está unido a la fe, no en un sentido genérico. El matrimonio, como unión de amor fiel e indisoluble, se funda en la gracia que viene de Dios Uno y Trino, que en Cristo nos ha amado con un amor fiel hasta la cruz» (Benedicto XVI, 7 de octubre de 2012).
 
Credo
 
ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
 
Acepta, Señor, este sacrificio que vamos a ofrecerte para celebrar el nacimiento de san Juan Bautista, quien anunció la venida de nuestro Salvador y señaló su presencia entre los hombres.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
 
PREFACIO
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias, siempre y en todo lugar, Señor, Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno, por Cristo, Señor nuestro.
Ya que en la persona de su precursor, Juan el Bautista, podemos alabar tu magnificencia, que lo distinguió con particular honor entre todos los hombres.
Él fue, en su nacimiento, ocasión de gran júbilo y aun antes de nacer, saltó de gozo por la visita del Salvador.
Sólo a él fue dado entre todos los profetas presentar al Cordero, Redentor del mundo.
Bautizó con el agua, que habría de quedar santificada, al mismo autor del bautismo, por quien mereció dar el testimonio supremo de su sangre.
Por eso, unidos a los ángeles, te aclamamos llenos de alegría: Santo, Santo, Santo...
 
ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Lc 1, 78)
Por la misericordia entrañable de nuestro Dios, nos ha visitado la luz que nace de lo alto.
 
ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN
Señor, que la comunión que hemos recibido al celebrar el nacimiento del precursor de tu Hijo, renueve en nosotros el amor y la fidelidad a Jesucristo. Que vive y reina por los siglos de los siglos.
 
  OTRA REFLEXION AL EVANGELIO DE HOY
 
REFLEXION Evangelio Lucas capítulo 1, versículos 57 al 66 y 80
 
El Evangelio de hoy nos presenta la gran alegría que trajo para toda la comarca el nacimiento de Juan el Bautista, el Precursor. Si algo le está haciendo falta hoy al mundo es esta "alegría" que nace del corazón.
 
Es necesario que cada uno de nosotros nos convirtamos en el instrumento de Dios para que la gente se dé cuenta de que la presencia de Cristo en el mundo es una realidad, y que él es la única posibilidad que tiene para ser verdaderamente feliz. Nuestra sonrisa, nuestra alegría, nuestra sencillez ante las cosas y el mundo, son la mejor invitación para que el mundo crea. Zacarías no podía hablar, así que tomó lo que tenía a la mano y así el plan de Dios continuó adelante; y nos dice que en ese momento todos se "maravillaron".
 
Hagamos lo posible para que la gente se sienta invitada a vivir siempre con un espíritu diferente, con paz y con amor. Tú puedes ser el instrumento para que Dios llegue a los corazones.
 
Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Ábrele tu corazón.
Como María, todo por Jesús y para Jesús.
Pbro. Ernesto María Caro
 
MINISTERIO DE ORACION
 
Junio 24
Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvación de muchos". (Pio XII)
 
A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que están privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusión un apostolado
 
Desde el más profundo sentido de comunión deseo, de todo corazón, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oír las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren
 
DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD
 
Les pido hermanos oración por la salud de María. Que tienen que realizarle estudios, desde ya muchas gracias y Dios los bendiga. Luis
 
Dios bendito te pido por la sanación espiritual y física de Alberto Garcia, Esperanza, Nic que tienen cáncer dales paz y fortaleza para recibir todo lo que viene, purifícalos con tu sangre y si es tu voluntad sánalos. todos tienen hijos también dales fortaleza a sus familias. Bendito y alabado seas. Pita
 
Por la pronta sanación y fortaleza física de mis hijos Claudia y Eduardo. Por la pronta mejora de mis ingresos económicos y mi trabajo Por las intenciones y necesidades de mi esposa Margarita. Por mi hogar y mi propia salud física y espiritual. Javier
 
Te pido Señor por la salud de María Rafaela, dale fortaleza y fuerzas y defensas para que nuestra hermana salga bien de esta enfermedad, gracias Padre amado. Winston
 
Luz Milagros, bebita que fue dada por muerta en un hospital de Chaco y que luchó intensamente por su vida, presentó nuevo problemas en su estado de salud y otra vez corre peligro. Después de que la nena mostrara una mejoría y todo hiciera suponer que se encaminaba a su recuperación definitiva, sufrió un problema en su corazón, suplico hoy más que nunca. Nuestra reina Luz Milagros Verón Boutet sufrió un paro cardíaco. Está con respirador y bajas pulsaciones ayúnenme estoy muy mal necesita cadena de oración urgente. Unámonos todos por el amor de Dios”, reza el mensaje de Facebook de Analía Boutet. Nelly
 
Señor Jesucristo te pido por la salud de María Luisa Montoya confiada en que tu bondad le otorgue una pronta recuperación. Amén. Francisco
 
Señor Jesús pido de rodillas y de todo corazón pases tu mano sanadora por el cuerpo de Daniel Eduardo y permitas que sea bendecido con vida y salud y salga adelante en esta lucha por vivir. Winston
 
AGRADECIMIENTO A DIOS
       
Cumpleaños de Marcela Ortiz
Cumpleaños de Comunidad de São João Batista
Cumpleaños de Patricia Farias
Cumpleaños de Hilda Huiracocha Espinoza
Cumpleaños de Carlos Alberto Sanchez
Cumpleaños de Norma Constanza Martínez Alarcón
Cumpleaños de Eduvigis Saldaña
Cumpleaños de Susanne Szymanski
Cumpleaños de Juan Eduardo Salinas Hidalgo
Cumpleaños de Juan Lasarte
Cumpleaños de Danna Camila López
Cumpleaños de María Eugenia de Caro
Cumpleaños de Juan Tellez
Cumpleaños de Juan Miguel
Cumpleaños de Alejandro Javier Rivera Cruz
Cumpleaños de María Floripes Triana de Ramírez.
 
Aniversario de Matrimonio
 
 Lupita Gzz y Enrique Marroquín
 
Un poco de Humor...
 
Graffiti en zona de tolerancia
"La marihuana produce amnesia y otras cosas que no me acuerdo."
 
POR LAS NECESIDADES DE
 
Señor gracias por este nuevo día gracias por mis hijos, esposo, mama, hermanos y hermanas y sus familias por las personas que trabajan con nosotros por mi Te pido que mandes tu Espíritu Santo para que nos guie nos de sabiduría y Virgencita cúbrenos con Tu Santo Manto manda tus ángeles a protegernos. Patricia
 
Pido oración para Mabel Ottaviano, que Dios obre en su vida y la libere de todo hechizo, de todo mal. Que vuelva a unirse con su esposo, Gracias, Amen. Susana
 
Les pido sus oraciones por el aniversario número 54 de vida consagrada de la Hermana Tere del Sagrado Corazón de Jesús, y la perseverancia en su ministerio. Héctor
 
Q. E. P. D.
 
José Chitupanta Milligalle
María Manuela Chasipanta
Víctor  Chitupanta Chasipanta
Byron Parraga Vera
Carlos Barre Santillan
Elina Rojas Acosta
Leonor Puig Higgins
María Segarra Suarez
 
PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA
 
Ofrezcamos también nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Días del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Día, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Señor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Día.
 
Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios
 
Por las benditas almas del Purgatorio
 
Abra por favor la siguiente pagina WEB
 
http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/
 
https://www.dropbox.com/sh/jsqbn3ri3w6l5xo/4ZB-Z7LGxr/VideoPapa.avi
 
http://www.facebook.com/groups/228027363944602/
 
Su petición será publicada en nuestras páginas WEBS
 
P.D. No olvide que hay hermanos que también
necesitan oraciones, cuando sea menester
con sus oraciones.
 
wpauta@yahoo.es,
 
wpauta@gmail.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Evangelio meditado de la Misa del dia de la solemnidad de la Natividad de San Juan Bautista (Evangeliodeldia.org).

EVANGELIO DEL DIA
"¿Señor, a quién iremos?. Tú tienes palabras de vida eterna." Jn 6, 68

 

lunes 24 Junio 2013

Solemindad de la Natividad de san Juan Bautista

Fiesta de la Iglesia: San Juan Bautista
Santo(s) del día : MARIA GUADALUPE García Zavala

Ver el comentario abajo, o clic en el título
San Máximo de Turín : “Es necesario que él crezca y yo disminuya”

Libro de Isaías 49,1-6.
Escúchenme, islas lejanas, pongan atención, pueblos. Yavé me llamó desde el vientre de mi madre, conoció mi nombre desde antes que naciera.
Hizo de mi boca una espada cortante y me guardó debajo de su mano. Hizo de mí una flecha puntiaguda que tenía escondida entre las otras.
El me dijo: «Tú eres mi servidor, Israel, y por ti me daré a conocer.»
Mientras que yo pensaba: «He trabajado en balde, en vano he gastado mis fuerzas, para nada.» Yavé, sin embargo, protegía mis derechos, mi Dios guardaba mi salario, pues soy importante para Yavé, y mi Dios se hizo mi fuerza.
Y ahora ha hablado Yavé, que me formó desde el seno materno para que fuera su servidor, para que le traiga a Jacob y le junte a Israel:
«No vale la pena que seas mi servidor únicamente para restablecer a las tribus de Jacob, o traer sus sobrevivientes a su patria. Tú serás, además, una luz para las naciones, para que mi salvación llegue hasta el último extremo de la tierra.»

 

Salmo 139(138),1b-3.13-14ab.14c-15.
Señor, tú me examinas y conoces,
sabes si me siento o me levanto,
tú conoces de lejos lo que pienso.
Ya esté caminando o en la cama me escudriñas,
eres testigo de todos mis pasos.

Pues eres tú quien formó mis riñones,
quien me tejió en el seno de mi madre.
Te doy gracias por tantas maravillas,
admirables son tus obras

y mi alma bien lo sabe.
Mis huesos no te estaban ocultos
cuando yo era formado en el secreto,
o bordado en lo profundo de la tierra.

 

 

Libro de los Hechos de los Apóstoles 13,22-26.
Pero después Dios lo rechazó y les dio a David, de quien dio este testimonio: Encontré a David, hijo de Jesé, un hombre a mi gusto, que llevará a cabo mis planes.
Ahora bien, Dios ha cumplido su promesa: ha hecho surgir de la familia de David un salvador para Israel, ese es Jesús.
Antes de que se manifestara, Juan había predicado a todo el pueblo de Israel un bautismo de conversión.
Y cuando estaba para terminar su carrera, Juan declaró: «Yo no soy el que ustedes piensan, pero detrás de mí viene otro al que yo no soy digno de desatarle la sandalia.»
Hermanos israelitas, hijos y descendientes de Abrahán, y también ustedes los que temen a Dios, a todos nosotros se nos ha dirigido este mensaje de salvación.

 

Evangelio según San Lucas 1,57-66.80.
Cuando le llegó a Isabel su día, dio a luz un hijo,
y sus vecinos y parientes se alegraron con ella al enterarse de la misericordia tan grande que el Señor le había mostrado.
Al octavo día vinieron para cumplir con el niño el rito de la circuncisión,
y querían ponerle por nombre Zacarías, por llamarse así su padre. Pero la madre dijo: «No, se llamará Juan.»
Los otros dijeron: «Pero si no hay nadie en tu familia que se llame así.»
Preguntaron por señas al padre cómo quería que lo llamasen.
Zacarías pidió una tablilla y escribió: «Su nombre es Juan», por lo que todos se quedaron extrañados.
En ese mismo instante se le soltó la lengua y comenzó a alabar a Dios.
Un santo temor se apoderó del ve cindario, y estos acontecimientos se comentaban en toda la región montañosa de Judea.
La gente que lo oía quedaba pensativa y decía: «¿Qué va a ser este niño?» Porque comprendían que la mano del Señor estaba con él.
A medida que el niño iba creciendo, le vino la fuerza del Espíritu. Vivió en lugares apartados hasta el día en que se manifestó a Israel.

 


Extraído de la Biblia Latinoamericana.

 

Leer el comentario del Evangelio por :

San Máximo de Turín (?-c. 420), obispo
Sermón 99 ; PL 57, 535


“Es necesario que él crezca y yo disminuya”


Con razón, Juan Bautista puede decir del Señor nuestro Salvador: "hace falta que él crezca y que yo disminuya" (Jn 3,30). Esta afirmación se realiza en este mismo momento: al nacimiento de Cristo, los días aumentan; al de Juan, disminuyen... Cuando aparece el Salvador, el día, con toda evidencia, aumenta; retrocede en el momento en el que nace el último profeta, porque está escrito: "la Ley y los profetas reinaron hasta Juan" (Lc 16,16). Era inevitable que la observancia de la Ley se ensombrezca, en el momento en el que la gracia del Evangelio empieza a resplandecer; a la profecía del Antiguo Testamento le sucede la gloria del Nuevo... El evangelista dice a propósito del Señor Jesucristo: "Él era la luz verdadera que alumbra a todo hombre" (Jn 1,9)... Es en el momento en el que la oscuridad de la noche cubría casi el día entero, cuando la súbita llegada del Señor, lo convirtió todo en claridad. Si su nacimiento hizo desaparecer las tinieblas de los pecados de la humanidad, su llegada dio fin a la noche y trajo a los hombres la luz y el día... El Señor dice que Juan es una lámpara: "Él es la lámpara que arde y que alumbra" (Jn 5,35). La luz de la lámpara palidece cuando brillan los rayos del sol; la llama baja, vencida por el resplandor de una luz más radiante. ¿Qué hombre razonable se sirve de una lámpara a pleno sol?... ¿Quién vendría todavía para recibir el bautismo de penitencia de Juan (Mc 1,4), cuando el bautismo de Jesús aporta la salvación?
(
http://www.evangeliodeldia.org
).

Evangelio meditado de la solemnidad de la natividad de San Juan Bautista (Catolicosonline.com).

Evangelio de la Fe


Lunes 24 de junio de 2.013

 

San Lucas 1, 57-66. 80

 

Le llegó a Isabel el tiempo

 

Luk 1:57  Le llegó a Isabel el tiempo de dar a luz, y parió un hijo.
Luk 1:58  Habiendo oído sus vecinos y parientes que el Señor le había mostrado la grandeza de su misericordia, se congratulaban con ella.
Luk 1:59  Al octavo día vinieron a circuncidar al niño, y querían llamarle con el nombre de su padre, Zacarías.
Luk 1:60  Pero la madre tomó la palabra y dijo: No, se llamará Juan.
Luk 1:61  Le decían: ¡Si no hay ninguno en tu parentela que se llame con ese nombre!
Luk 1:62  Entonces preguntaron por señas al padre cómo quería que se llamase;"
Luk 1:63  y pidiendo unas tablillas, escribió: Juan es su nombre. Y todos se maravillaron.
Luk 1:64  Y abrió al instante su boca y habló bendiciendo a Dios.
Luk 1:65  Se apoderó el temor de todos los vecinos, y en toda la montaña de Judea se contaban todas estas cosas,
Luk 1:66  y cuantos las oían, pensativos, se decían: ¿Qué vendrá a ser este niño? Porque, en efecto, la mano del Señor estaba con él.
Luk 1:80  El niño crecía y se fortalecía en espíritu, y moraba en los desiertos hasta el día de su manifestación a Israel.


Sagrada Biblia. Nacar-Colunga (1.944)


"Palabra del Señor"

"Gloria a ti Señor Jesús"

 


Meditación:

 

 

Le llegó a Isabel el tiempo

 

Sí, le llegó a Isabel el tiempo de cumplir su sueño, y tuvo un hijo, al que puso por nombre Juan.

Tus sueños se cumplirán, si, con fe y perseverancia, pides a Dios por hallar gracia ante Él, y recibir su ayuda. Él, Dios, le hace saber a su Madre bendita que necesitas de Ella, y Ella, la Virgen María, vendrá a cuidarte, como fue a cuidar de su prima Isabel, que recibía de Dios el regalo de su Amor: Juan, Juan el Bautista.

Confía en Dios, y deja que la Virgen María venga a ti para ayudarte a conseguir tus sueños.

P. Jesús
(
http://www.catolicosonline.com
).

Ejercicio de lectio divina del Evangelio de la Misa del dia de la solemnidad de la Natividad de San Juan Bautista. Por Jose Portillo Perez.

   Padre nuestro.

   24 de junio, solemnidad de la Natividad de San Juan Bautista de los ciclos A, B y C.

"Consolad, consolad a mi pueblo
-dice vuestro Dios.
Hablad al corazón de Jerusalén
y decidle bien alto
que ya ha cumplido su milicia,
ya ha satisfecho por su culpa,
pues ha recibido de mano de Yahveh
castigo doble por todos sus pecados.
Una voz clama: «En el desierto
abrid camino a Yahveh,
trazad en la estepa una calzada recta
a nuestro Dios.
Que todo valle sea elevado,
y todo monte y cerro rebajado;
vuélvase lo escabroso llano,
y las breñas planicie.
Se revelará la gloria de Yahveh,
y toda criatura a una la verá.
Pues la boca de Yahveh ha hablado"" (IS. 40, 1-5).

   Ejercicio de lectio divina de LC. 1, 57-66. 80, Evangelio de la Misa del día.

   1. Oración inicial.

   Iniciemos este tiempo de oración y meditación, en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

   R. Amén.

   Hoy celebramos el nacimiento de aquel mensajero divino de quien Jesús dijo que es "más que un profeta" (CF. MT. 11, 9). Los profetas son los mensajeros elegidos por dios para predicar su Palabra, y, en ciertas ocasiones, para vaticinar los acontecimientos futuros. San Juan Bautista fue considerado por Nuestro Salvador como superior a cualquier profeta, por cuanto se le confió la misión, de disponer a sus hermanos de raza, a recibir al Mesías. A pesar de la grandeza del Santo cuya natividad estamos conmemorando, Jesús dijo en cierta ocasión:

   "«En verdad os digo que no ha surgido entre los nacidos de mujer uno mayor que Juan el Bautista; sin embargo, el más pequeño en el Reino de los Cielos es mayor que él"" (MT. 11, 11).

   ¿Cómo pudo ser el más importante de los Profetas bíblicos al mismo tiempo el más grande de los nacidos de mujer e inferior al miembro menos importante del Reino de Dios? San Juan fue grande porque cumplió cabalmente la misión que le fue encomendada por Nuestro Padre celestial, y, al mismo tiempo, fue pequeño, por cuanto sirvió a quienes le oyeron predicar, haciendo acopio, de una ejemplar humildad. Es importante pensar que San Juan murió sin verificar la realización de la obra redentora de Nuestro Salvador, tal como pudieron hacerlo, aquellos de sus seguidores, que se hicieron cristianos.

   Orar es desear cumplir nuestros deberes personales, sociales y religiosos con la perfección que San Juan dispuso a quienes creyeron su mensaje a recibir al Mesías, y con la humildad característica del Santo cuya natividad estamos conmemorando. Sintámonos importantes porque somos hijos de Dios, y pequeños, para que, nuestro orgullo humano, no interfiera negativamente, en el cumplimiento de nuestros deberes, produciendo el efecto de que, nuestro mal ejemplo de profesión de fe, impida que, los no creyentes, y los creyentes poco formados, deseen aumentar su conocimiento de Dios, y amoldarse al cumplimiento de la voluntad divina.

   Tal como se cumplió el tiempo en que Isabel dio a luz a su hijo Juan, llegará el día en que Dios cumplirá la promesa de exterminar el padecimiento y la muerte, y de conducirnos a su presencia. Dios logró que, de una mujer estéril, naciera el mayor de los profetas. Dios tiene la costumbre de actuar en las circunstancias que nos hacen perder la fe en ciertas ocasiones, si creemos que nos es imposible superarlas.

   Los parientes y vecinos de Isabel se congratularon con ella, cuando comprendieron que Yahveh la bendijo con el don de la maternidad, pero se enfrentaron a ella, cuando no quiso ponerle a su hijo el nombre de su marido, o del padre de Zacarías. Ello nos enseña que, independientemente de que seamos alabados, los cristianos debemos tener muy claro lo que debemos hacer en cada circunstancia que vivimos, tal como Isabel quiso cumplir el mandato angélico de que su hijo se llamara Juan, pese a la oposición que empezó a enfrentar, sin tener la potestad legal necesaria para ello, por ser mujer.

   Zacarías recuperó la voz cuando escribió en una tablilla que su hijo debía llamarse Juan. Este hecho nos recuerda que, cuanto más graves sean nuestras dificultades, más debemos aferrarnos al cumplimiento de la voluntad de Dios, quien, cuando menos lo esperemos, nos hará comprender cómo los problemas que tenemos, nos son útiles, para crecer espiritualmente.

   Los parientes y vecinos de los padres de San Juan, se maravillaban por causa de los hechos relacionados con la Natividad de dicho Santo. Ello nos recuerda que es de vital importancia no perder el asombro y la alegría que nos produce el hecho de sentirnos amados por Dios, porque, si nos acostumbramos a pensar que somos merecedores de todo tipo de dádivas celestiales, perderemos el interés en tener fe, y, por ello, dejaremos de crecer espiritualmente, y nos dejaremos arrastrar al campo de quienes quieran que cambiemos nuestras creencias por las suyas, conforme pase el tiempo, y se nos debilite la fe.

   San Juan creció y se fortaleció física y espiritualmente, y completó su instrucción religiosa en el desierto, entre los rígidos esenios, que vivían separados del mundo, para evitar cometer los pecados que, a su juicio, cometía la mayoría de la gente. Si bien este hecho puede hacernos ver al citado Santo como un fanático religioso, si lo miramos positivamente, puede ayudarnos a defender nuestras creencias, cuando se nos invita a perder la fe, en Dios, en nuestros prójimos los hombres, y, en nosotros.

   Oremos:

"ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO"

Espíritu Santo, hoy quiero hablar contigo. Concédeme la luz y la paz
interior para ir hablándote paso a paso y sentirme escuchado.
Hoy es tiempo de una gran prueba interior, tu purificación para
conmigo. Te siento como el Podador, estás arrancando de cuajo lo que
no sirve y preparas el terreno para que ello suceda: una prueba aquí,
una cruz allá, un disgusto aquí, una resistencia acá. Estás
transparentando la toma de conciencia de mis propias respuestas
interiores para convertirme.
Recuerdo a San Juan de la Cruz cuando dice que al investir esa llama
de amor y de fuego en que consiste la purificación, el Espíritu Santo
nos da la luz a nuestro ojo espiritual, para poder ver con toda
claridad nuestra naturaleza humana: miseria.
Sé que tu forma de amarme es purificarme. ¿pero cuál es hoy mi
respuesta?
En la alternativa, sabes que muchas veces elijo mi propio parecer y
evado la respuesta evangélica que me haría vivir en paz y hasta
soportar con alegría la cruz.
Me doy cuenta que aspiro a pensar y a actuar sobrenaturalmente con
medios y actitudes exclusivamente humanos, apareciendo entonces por
doquier, las contradicciones que frustran, desconsuelan y angustian.
Te estoy escuchando: "Yo soy la vid, vosotros los sarmientos... Sin
mí no podéis hacer nada". En estos momentos quiero comenzar algo
distinto: AYÚDAME, ven con tu hierro candente, cámbiame, transfórmame
y que aprenda a orar incesantemente noche y día contigo.
No quiero contar más conmigo, deseo vencer mi orgullo y dar un paso
de humildad: Sin ti, no puedo hacer nada y nada soy. Espero verte
cara a cara en el misterio, charlar juntos con confianza y fe, sin
miedos y sin culpas.
Tú resucitaste, estás en espíritu y verdad, aquí, ahora, junto a mí.
Acepta mis miserias, te las entrego como lo único que puedo ofrecerte
y háblame al oído con tu delicada dulzura.
AMÉN.
(Desconozco el autor).

   2. Leemos atentamente LC. 1, 57-66. 80, intentando abarcar el mensaje que San Lucas nos transmite en el citado pasaje de su Evangelio.

"Juan es su nombre

Lectura del santo evangelio según san Lucas 1, 57-66. 80

A Isabel se le cumplió el tiempo del parto y dio a luz un hijo. Se enteraron sus vecinos y parientes de que el Señor le había hecho una gran misericordia, y la felicitaban.
A los ocho días fueron a circuncidar al niño, y lo llamaban Zacarías, como a su padre. La madre intervino diciendo:
-«¡No! Se va a llamar Juan.»
Le replicaron:
-«Ninguno de tus parientes se llama así.»
Entonces preguntaban por señas al padre cómo quería que se llamase. Él pidió una tablilla y escribió: «Juan es su nombre.» Todos se quedaron extrañados.
Inmediatamente se le soltó la boca y la lengua, y empezó a hablar bendiciendo a Dios.
Los vecinos quedaron sobrecogidos, y corrió la noticia por toda la montaña de Judea. Y todos los que lo oían reflexionaban diciendo:
-«¿Qué va a ser este niño?»
Porque la mano del Señor estaba con él.
El niño iba creciendo, y su carácter se afianzaba; vivió en el desierto hasta que se presentó a Israel".

   2-1. Permanecemos en silencio unos minutos, para comprobar si hemos asimilado el pasaje bíblico que estamos considerando.

   2-2. Repetimos la lectura del texto dos o tres veces, hasta que podamos asimilarlo, en conformidad con nuestras posibilidades de retener, si no todo el texto, las frases más relevantes del mismo.

   3. Meditación de LC. 1, 57-66. 80.

   3-1. El sufrimiento de los justos.

   "Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote, llamado Zacarías, del grupo de Abías, casado con una mujer descendiente de Aarón, que se llamaba Isabel; los dos eran justos ante Dios, y caminaban sin tacha en todos los mandamientos y preceptos del Señor. No tenían hijos, porque Isabel era estéril, y los dos de avanzada edad" (LC. 1, 5-7).

   Si los padres de San Juan Bautista eran buenos creyentes en Dios y cumplían perfectamente las prescripciones características del Judaísmo, ¿por qué no pudieron tener un hijo? ¿Ignoraba Dios que las mujeres estériles eran consideradas malditas por Él a causa de los supuestos pecados que cometieron ellas o sus antepasados? Aunque con respecto al sufrimiento de los justos lo único que sabemos es que les sirve para crecer espiritualmente si son capaces de superar los sentimientos de desesperación e impotencia que pueden embargar sus corazones, somos conscientes de que, independientemente de nuestra justicia, nuestra vida es un camino de crecimiento y superación. Veamos lo que le sucedió al padre de San Juan, a este respecto.

   "Se le apareció el Ángel del Señor, de pie, a la derecha del altar del incienso. Al verle Zacarías, se turbó, y el temor se apoderó de él. El ángel le dijo: «No temas, Zacarías, porque tu petición ha sido escuchada; Isabel, tu mujer, te dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Juan; será para ti gozo y alegría, y muchos se gozarán en su nacimiento, porque será grande ante el Señor; no beberá vino ni licor; estará lleno de Espíritu Santo ya desde el seno de su madre, y a muchos de los hijos de Israel, les convertirá al Señor su Dios, e irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías, para hacer volver los corazones de los padres a los  hijos, y a los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto.»
Zacarías dijo al ángel: «¿En qué lo conoceré? Porque yo soy viejo y mi mujer avanzada en edad.»
El ángel le respondió: «Yo soy Gabriel, el que está delante de Dios, y he sido enviado para hablarte y anunciarte esta buena nueva. Mira, te vas a quedar mudo y no podrás hablar hasta el día en que sucedan estas cosas, porque no diste crédito  a mis palabras, las cuales se cumplirán a su tiempo»" (LC. 1, 11-20).

   Aunque no me es posible considerar profundamente el texto de San Lucas que hemos recordado para que esta publicación pueda llegar a todas las listas de correo en que será publicada, es interesante constatar cómo, a pesar de que Zacarías era sacerdote, no creyó la revelación angélica que recibió. Imaginemos a un líder religioso cristiano que, después de pasar 50 años predicando el Evangelio, recibe una revelación angélica, y no cree que la misma sea veraz. Al recordar LC. 1, 6, donde se nos indica que los padres del Bautista "eran justos ante Dios, y caminaban sin tacha en todos los mandamientos y preceptos del Señor", dado que Zacarías demostró que su fe en Yahveh era débil o inexistente, nos preguntamos: ¿Cumplía Zacarías las prescripciones religiosas de su religión por rutina?

   Veamos lo que le sucedió a Isabel.

   "Días después, concibió su mujer Isabel; y se mantuvo oculta durante cinco meses diciendo: «Esto es lo que ha hecho por mí el Señor en los días en que se dignó quitar mi oprobio entre los hombres»" (LC. 1, 24-25).

   Isabel se recluyó en su casa cuando supo que estaba embarazada, pensando que Dios la había librado de ser el objeto del desprecio de quienes la consideraban maldita. Desde el punto de vista del Cristianismo, hubiera sido deseable que Isabel hubiera salido a la calle, y hubiera dado a conocer alegremente lo que el Señor Dios hizo en su vida.

   Zacarías tuvo que aprender a confiar en Dios, e Isabel tuvo que hacerse fuerte ante una sociedad que consideraba a las mujeres prácticamente como si fueran esclavas. Teniendo en cuenta estos ejemplos, ¿nos resulta más fácil saber en qué sentido les es útil el hecho de padecer a los justos?

   En vez de perder el tiempo preguntándonos por qué sufrimos, preguntémonos: ¿Qué enseñanzas nos aportarán las experiencias difíciles que vivimos?

   3-2. ¿Creemos que Dios cumplirá la promesa de exterminar el pecado, el sufrimiento y la muerte, y de conducirnos a su presencia?

   "Se le cumplió a Isabel el tiempo de dar a luz, y tuvo un hijo" (LC. 1, 57).

   Es ley de vida el hecho de vivir esperando y planeando lo que haremos en el futuro. Los niños desean crecer, y los adultos desean trabajar, casarse y constituirse en familias o consagrarse al servicio de Dios. El día que dejemos de planear lo que haremos en el futuro, nos sucederá que perderemos el deseo de vivir.

   Imaginemos cómo debió sentirse Isabel cuando se quedó embarazada, y cómo debió sentirse, cuando dio a luz, a un niño fuerte y sano.

   Recordemos cómo nos hemos sentido en cada ocasión que nuestros esfuerzos han producido resultados muy satisfactorios, y en que hemos alcanzado metas muy añoradas, o hemos superado circunstancias difíciles.

   ¿Cómo nos sentiremos cuando constatemos que Dios ha cumplido la promesa de salvarnos?

   3-3. No nos dejemos influir por quienes desean que perdamos la fe para llevarnos a su terreno.

   "Oyeron sus vecinos y parientes que el Señor le había hecho gran misericordia, y se congratulaban con ella. Y sucedió que al octavo día fueron a circuncidar al niño, y querían ponerle el nombre de su padre, Zacarías, pero su madre, tomando la palabra, dijo: «No; se ha de llamar Juan." Le decían: «No hay nadie en tu parentela que tenga ese nombre.» Y preguntaban por señas a su padre cómo quería que se le llamase" (LC. 1, 58-62).

   Los parientes y vecinos de Zacarías e Isabel se alegraron cuando comprobaron que la madre de San Juan había superado la esterilidad, y la felicitaron por ello, y, al mismo tiempo, se enfrentaron a ella, porque no quiso ponerle a su hijo el nombre de su suegro, ni el de su marido, en conformidad con la tradición que observaban escrupulosamente. De este hecho se deducen importantes enseñanzas para nosotros.

   1. Evitemos marginar a quienes no tienen creencias idénticas a las nuestras. Podemos dar a conocer nuestras creencias y hacer que nuestros oyentes las acepten si las consideran razonables, pero no nos es lícito despreciar a quienes no comparten plenamente nuestra manera de pensar.

   2. Si estamos seguros de nuestras creencias, a menos que se nos demuestre que no son ciertas, debemos defenderlas, no porque somos fanáticos, sino porque, independientemente de que seamos religiosos, si nos impiden vivir en base a nuestras creencias, nuestra existencia corre el peligro de perder su sentido.

   La circuncisión era para los judíos lo que el Bautismo es para los cristianos, -es decir, el acceso a la posibilidad de conocer a Dios, tener fe en Él, y cumplir su voluntad-. La valentía que tuvo Isabel de insistir en que su hijo se llamara Juan sin tener la potestad necesaria para ello, nos enseña cómo ha de ser nuestra profesión de fe.

   3-4. Que la gravedad de nuestras dificultades no nos impida relacionarnos con Dios.

   "El pidió una tablilla y escribió: «Juan es su nombre.» Y todos quedaron admirados. Y al punto se abrió su boca y su lengua, y hablaba bendiciendo a Dios" (LC. 1, 63-64).

   El hecho de que Zacarías quedara mudo al no creer la revelación angélica del nacimiento de su hijo, significa que, cuando no conocemos a Dios, ni tenemos fe en Él, no podemos ser creyentes ejemplares, que deben ser imitados, por los seguidores del Señor. Nadie puede creer lo que desconoce, ni profesar durante toda su vida fielmente, una fe que no le caracteriza.

   Cuando Zacarías escribió que su hijo debía llamarse Juan, desapareció la enfermedad que le impedía hablar y escuchar, y bendijo a Dios. Ello nos recuerda que, cuanto más grandes son nuestra fe y el conocimiento de Dios que tenemos, mejor podemos servir y alabar, a Nuestro Padre común.

   Tal como Zacarías no se alejó de Dios durante el tiempo que se prolongó su enfermedad, cuanto más graves sean nuestras dificultades, acerquémonos más a Dios, pues Él nos ayudará a solventar unos problemas, y a convivir con otros, de los que obtendremos enseñanzas cruciales, que nos posibilitarán el crecimiento espiritual que necesitamos, para estar dispuestos a vivir, en la presencia de Nuestro Padre celestial.

   3-5. La reacción de los parientes y vecinos de los padres de San Juan.

   "Invadió el temor a todos sus vecinos, y en toda la montaña de Judea se comentaban todas estas cosas; todos los que las oían las grababan en su corazón, diciendo: «Pues ¿qué será este niño?» Porque, en efecto, la mano del Señor estaba con él" (LC. 1, 65-66).

   Dado que los parientes y vecinos de Zacarías e Isabel constataron que una mujer mayor de edad a la que consideraban estéril tuvo un hijo, y vieron que Zacarías, siendo sordomudo, quedó sano de su enfermedad, sintieron un gran temor. Para comprender dicho sentimiento, nos es necesario recordar que los judíos tenían miedo de estar en la presencia de Dios, porque se sabían muy inferiores a su Creador, y pecadores. A pesar de ello, la mezcla de gozo y temor que sintieron, debió acrecentar la fe de muchos de ellos, que debían vivir deseando ver señales celestiales, dado que hacía siglos que no surgían profetas en Israel.

   Los parientes y vecinos de los padres del Bautista, no se preguntaron: "¿Qué milagros hará Dios por medio de este niño?", sino: ¿Qué será este niño?". También los católicos con escaso conocimiento de Dios, pueden recurrir más a los Santos, que al Dios Uno y Trino, confundiendo la adoración con la veneración, y, por tanto, idolatrando a los Santos.

   3-6. El desierto.

   "El niño crecía y su espíritu se fortalecía; vivió en los desiertos hasta el día de su manifestación a Israel" (LC. 1, 80).

   El Bautista creció y se fortaleció física y espiritualmente, y convivió entre los esenios, de quienes recibió una buena instrucción religiosa.

   Oremos y esforcémonos para que los cristianos del futuro puedan crecer y superarse física y espiritualmente, y salgan vencedores de las pruebas que deban superar en el desierto en que se les debe aumentar la fe, para que sean excelentes ejemplos de fe viva a imitar.

   3-7. Si hacemos este ejercicio de lectio divina en grupos, nos dividimos en pequeños subgrupos para sacar conclusiones tanto del texto bíblico que hemos meditado como de la reflexión que hemos hecho del mismo, y, finalmente, los portavoces de los subgrupos, hacen una puesta en común, de las conclusiones a que han llegado todos los grupos, tras la cual se hace silencio durante unos minutos, para que los participantes mediten sobre lo leído y hablado en los grupos, individualmente.

   3-8. Si hacemos este ejercicio individualmente, consideramos el texto evangélico y la meditación del mismo expuesta en este trabajo en silencio, con el fin de asimilarlos.

   4. Apliquemos la Palabra de Dios expuesta en LC. 1, 57-66. 80 a nuestra vida.

   Responde las siguientes preguntas, ayudándote del Evangelio que hemos meditado, y de la meditación que aparece en el apartado 3 de este trabajo.

   3-1.

   Si los Padres de San Juan Bautista eran buenos creyentes en Dios y cumplían perfectamente las prescripciones características del Judaísmo, ¿por qué no pudieron tener un hijo?

   ¿Qué sabemos con respecto al sufrimiento de los justos?

   ¿Por qué perdió el futuro padre del Bautista la capacidad de hablar y escuchar?

   ¿Por qué no creyó Zacarías la revelación angélica que recibió con respecto al futuro nacimiento de su hijo?

   Al igual que le sucedió a Zacarías, ¿cumplimos puntualmente las prescripciones relativas a nuestra Iglesia -o Congregación-, y carecemos de fe en Dios?

   ¿Cumplimos nuestras prescripciones religiosas porque tenemos fe en Dios, o porque ello es una rutina que observamos desde siempre?

   ¿Por qué se recluyó Isabel durante cinco meses cuando supo que estaba embarazada?

   ¿Qué aprendieron Zacarías e Isabel?

   ¿Sabemos en qué sentido les es útil a los justos el hecho de sufrir?

   ¿Por qué no nos es conveniente pasar tiempo pensando en las causas por las que sufrimos, cuando las mismas no son producidas por nosotros?

   ¿Por qué se convierte el sufrimiento en un reto a superar cuando pensamos que nos aportará enseñanzas que nos posibilitarán el crecimiento espiritual?

   3-2.

   ¿Por qué es estimulante vivir pensando lo que haremos en el futuro?

   ¿Qué nos sucederá cuando no podamos pensar lo que haremos en el futuro?

   ¿Podemos imaginar cómo se sintió Isabel cuando se quedó embarazada, y cuando dio a luz a un niño sano?

   ¿Cómo nos hemos sentido cuando nuestros esfuerzos han producido un resultado muy satisfactorio?

   ¿Cómo nos hemos sentido cuando hemos alcanzado metas muy añoradas, y hemos superado circunstancias difíciles?

   ¿Cómo nos sentiremos cuando constatemos que Dios ha cumplido la promesa de salvarnos?

   3-3.

   ¿Cómo reaccionamos cuando nos felicitan por los logros que alcanzamos?

   ¿Cómo reaccionamos cuando somos objeto de reproches?

   ¿En qué sentido nos beneficia vivir en conformidad con nuestras creencias aunque no se nos comprenda en nuestro ambiente?

   ¿Por qué se enfrentaron los judíos a Isabel?

   ¿Por qué debemos evitar marginar a quienes no comparten nuestras creencias?

   ¿Cómo conviene que prediquemos la Palabra de Dios?

   ¿Por qué defendemos nuestras creencias independientemente de que seamos religiosos?

   ¿En qué sentido necesitamos ser abiertos de mente para estudiar todas las creencias existentes así como la forma de iluminar las mismas gracias a nuestra fe cristiana?

   ¿Qué nos enseña la valentía con que Isabel les dijo a sus parientes y vecinos que su hijo se llamaría Juan, en un entorno en que las ideas eran más importantes que las personas?

   3-4.

   ¿Qué significa la enfermedad de Zacarías si la equiparamos a nuestra vida de fe?

   ¿Qué significa la curación de Zacarías si la equiparamos a nuestro crecimiento espiritual?

   ¿Por qué podemos servir y alabar a Dios mejor cuanto más grandes son nuestro conocimiento religioso y la fe que tenemos?

   ¿Por qué nos acercamos a Dios más cuanto mayor es la gravedad de nuestras dificultades?

   3-5.

   ¿Qué hechos vieron los parientes y vecinos de los padres del Bautista para sentirse alegres?

   ¿Cómo justificamos el temor de los judíos?

   ¿En qué sentido se beneficiaron los judíos para crecer espiritualmente de los hechos de que fueron testigos?

   ¿Distinguimos la diferencia existente entre la idolatría, la hiperdulía y la veneración?

   3-6.

   ¿Qué representan las experiencias de desierto para los católicos?

   ¿Por qué necesitamos crecer espiritualmente mientras se prolonga nuestra vida?

   5. Lectura relacionada.

   Leamos MT. 3, 1-12, para conocer el ministerio de San Juan Bautista.

   6. Contemplación.

   Después de haber estado casada durante muchos años, y de haber perdido la esperanza de poder tener un hijo, por alcanzar la mayoría de edad, cierto día, Isabel constató que estaba embarazada, y, meses después, tuvo un hijo sano. Ello nos recuerda que, aunque Dios suele tardar tiempo en concedernos lo que le pedimos, escucha nuestras peticiones, y actúa cuando ello conviene a nuestro crecimiento espiritual.

   A Isabel no debió serle fácil explicarles a sus parientes y vecinos que su hijo tenía que llamarse Juan. Existen situaciones en que, independientemente de que seamos religiosos, tenemos que hacer y decir cosas, que no le gusta a la gente que nos rodea, que son importantes para nosotros.

   Tal como Zacarías bendijo a Dios, hagámoslo también nosotros, cuando sintamos que, el Dios Uno y Trino, actúa en nuestra vida.

   Tal como los judíos difundieron los hechos relacionados con el nacimiento del pequeño Juan, demos a conocer a Nuestro Dios Uno y Trino.

   ¿Pueden hacer los Santos milagros?

   ¿Por qué les rezan los católicos a los Santos, si pueden recurrir directamente a Dios?

   ¿Podemos quienes no estamos inscritos en el Santoral interceder ante Dios por los creyentes y los no creyentes¿?

   7. Hagamos un compromiso que nos impulse a vivir las enseñanzas que hemos extraído de la palabra de Dios, expuesta en LC. 1, 57-66. 80.

   Comprometámonos a planificar nuestro tiempo de formación, acción y oración, para poder crecer espiritualmente.

   Escribamos nuestro compromiso para recordarlo constantemente, y, según lo cumplamos, aumentará nuestro amor a Dios, y a sus hijos los hombres.

   8. Oración personal.

   Después de hacer unos minutos de silencio, expresamos verbalmente lo que pensamos, con respecto al texto bíblico que hemos considerado, y a la reflexión del mismo que hemos hecho.

   Ejemplo de oración personal:

   Señor Jesús: Ayúdame a sentir el deseo de conocerte y seguirte, porque quiero que mi fe sea fuerte y estable, como lo fue la fe de San Juan Bautista, quien murió defendiendo sus creencias.

   9. Oración final.

   Leemos el Benedictus (LC. 1, 67-79).

   Nota: He utilizado en esta meditación el leccionario de la Misa y la Biblia de Jerusalén.

   José Portillo Pérez espera peticiones, sugerencias y críticas constructivas, en

joseportilloperez@gmail.com

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa de la solemnidad de la Natividad de San Juan Bautista. Pedidos de oraciones.

MISA DE HOY, JUNIO 24

 

Oh Senor, yo tambien me atrevo a preguntarte, ¿que debo hacer para alcanzar la vida eterna? Ayudame a conocer tu voluntad en esta oracion y a tener la luz y fortaleza para saberte responder con prontitud y generosidad. No quiero salir triste ni apesadumbrado de esta meditacion, sino con la alegria de haber puesto mi vida en tus manos.

MISA 24 JUNIO, Santoral, PETICIONES Y REFLEXIONES

DOMINGO 24

NATIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA

Santos:Juan y Festo de Roma, martires; Simplicio de Autum, obispo. Solemnidad (Blanco)

 

UNA ESPADA AFILADA

 

Is 49, 1-6, Hch 13, 22-26; Lc 1, 57-66. 80

 

El segundo Canto del Siervo del Senor retrata concisamente la mision trascendente que habra de cumplir dicho personaje. El profeta debera hablar con palabras duras y crudas para despertar la conciencia de su pueblo Israel. La mision profetica del Siervo tendra como meta principal la reunificacion del pueblo disperso y dividido. En ocasion de la celebracion del nacimiento de Juan Bautista podemos acercarnos a este texto profetico para desentranar el alcance de su mision. Juan genera curiosidad por las circunstancias especiales de su nacimiento. Su vida indudablemente dejaria huella en Israel. Efectivamente, el profeta del Jordan se decidio a pavimentar el camino para la reconciliacion del pueblo con su Dios. Dentro del movimiento bautista inicio Jesus su preparacion y se decidio a hacer suyo el mensaje de Juan, invitando a vivir el cambio interior para acoger la llegada del Reino decisivo de Dios.

 

ANTIFONA DE ENTRADA (Jn 1, 6-7; Lc 1, 17)

Vino un hombre enviado por Dios y su nombre era Juan. Vino para dar testimonio de la luz, y prepararle al Senor un pueblo dispuesto a recibirlo.

 

Se dice Gloria.

 

ORACION COLECTA

Dios nuestro, que enviaste a san Juan Bautista para prepararle a Cristo, el Senor, un pueblo dispuesto a recibirlo, alegra ahora a tu Iglesia con la abundancia de los dones del Espiritu y guiala por el camino de la salvacion y de la paz. Por nuestro Senor Jesucristo...

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Te convertire en luz de las naciones.

 

Del libro del profeta Isaias: 49,1-6

 

Escuchenme, islas; pueblos lejanos, atiendanme. El Senor me llamo desde el vientre de mi madre; cuando aun estaba yo en el seno materno, el pronuncio mi nombre.

Hizo de mi boca una espada filosa, me escondio en la sombra de su mano, me hizo flecha puntiaguda, me guardo en su aljaba y me dijo: "Tu eres mi siervo, Israel; en ti manifestare mi gloria". Entonces yo pense: "En vano me he cansado, inutilmente he gastado mis fuerzas; en realidad mi causa estaba en manos del Senor, mi recompensa la tenia mi Dios".

Ahora habla el Senor, el que me formo desde el seno materno, para que fuera su servidor, para hacer que Jacob volviera a El y congregar a Israel en torno suyo -tanto asi me honro el Senor y mi Dios fue mi fuerza-. Ahora, pues, dice el Senor: "Es poco que seas mi siervo solo para restablecer a las tribus de Jacob y reunir a los sobrevivientes de Israel; te voy a convertir en luz de las naciones, para que mi salvacion llegue hasta los ultimos rincones de la tierra". Palabra de Dios.

Te alabamos, Senor.

 

Del salmo 138

R/. Te doy gracias, Senor, porque me has formado maravillosamente.

 

Tu me conoces, Senor, profundamente: tu conoces cuando me siento y me levanto, desde lejos sabes mis pensamientos, tu observas mi camino y mi descanso, todas mis sendas te son familiares.

R/. Te doy gracias, Senor, porque me has formado maravillosamente.

 

Tu formaste mis entranas, me tejiste en el seno materno. Te doy gracias por tan grandes maravillas; soy un prodigio y tus obras son prodigiosas.

R/. Te doy gracias, Senor, porque me has formado maravillosamente.

 

Conocias plenamente mi alma; no se te escondia mi organismo, cuando en lo oculto me iba formando y entretejiendo en lo profundo de la tierra.

R/. Te doy gracias, Senor, porque me has formado maravillosamente.

 

Antes de que Jesus llegara, Juan predico a todo Israel un bautismo de penitencia.

 

Del libro de los Hechos de los Apostoles: 13, 22-26

 

En aquellos dias, Pablo les dijo a los judios: "Hermanos: Dios les dio a nuestros padres como rey a David, de quien hizo esta alabanza: He hallado a David, hijo de Jese, hombre segun mi corazon, quien realizara todos mis designios.

Del linaje de David, conforme a la promesa, Dios hizo nacer para Israel un Salvador, Jesus. Juan preparo su venida, predicando a todo el pueblo de Israel un bautismo de penitencia, y hacia el final de su vida, Juan decia: 'Yo no soy el que ustedes piensan. Despues de mi viene uno a quien no merezco desatarle las sandalias'.

Hermanos mios, descendientes de Abraham, y cuantos temen a Dios: Este mensaje de salvacion les ha sido enviado a ustedes". Palabra de Dios.

Te alabamos, Senor.

 

ACLAMACION (Lc 1, 76) R/. Aleluya, aleluya.

Y a ti, nino, te llamaran profeta del Altisimo, porque iras delante del Senor a preparar sus caminos. R/.

 

Juan es su nombre.

 

LECTURA Evangelio Lucas capitulo 1, versiculos 57 al 66 y 80

 

Por aquellos dias, le llego a Isabel la hora de dar a luz y tuvo un hijo. Cuando sus vecinos y parientes se enteraron de que el Senor le habia manifestado tan grande misericordia, se regocijaron con ella.

A los ocho dias fueron a circuncidar al nino y le querian poner Zacarias, como su padre; pero la madre se opuso, diciendoles: "No. Su nombre sera Juan". Ellos le decian: "Pero si ninguno de tus parientes se llama asi".

Entonces le preguntaron por senas al padre como queria que se llamara el nino. El pidio una tablilla y escribio: "Juan es su nombre". Todos se quedaron extranados. En ese momento a Zacarias se le solto la lengua, recobro el habla y empezo a bendecir a Dios.

Un sentimiento de temor se apodero de los vecinos, y en toda la region montanosa de Judea se comentaba este suceso. Cuantos se enteraban de ello se preguntaban impresionados: "¿Que va a ser de este nino?". Esto lo decian, porque realmente la mano de Dios estaba con el.

El nino se iba desarrollando fisicamente y su Espiritu se iba fortaleciendo, y vivio en el desierto hasta el dia en que se dio a conocer al pueblo de Israel. Palabra del Senor.

Gloria a ti, Senor Jesus.

 

Oracion introductoria

Padre nuestro, que estas en el cielo, santificado sea tu nombre, ven a esta oracion para que sea el medio para crecer en el amor que perdona, libra del mal y de la tentacion.

 

Peticion

Ayudame a hacer verdadera oracion, Senor.

 

REFLEXION Evangelio Lucas capitulo 1, versiculos 57 al 66

 

Normalmente en el acto de la circuncision se imponia al nino su nombre. Asi lo leemos hoy en el nacimiento y presentacion de Juan Bautista. La mano del Senor estaba con el quiere decir que le protegia. El texto, Senor, me invita a pensar que si el nombre que llevo fue querer de mis padres, tambien la voluntad de Dios lo confirmaba en el bautismo. Si, con ese nombre que seguramente fue pensado con el amor y la ilusion de nuestros progenitores, se nos incorporaba en el nombre del Padre y del Hijo y del Espiritu Santo, a la Iglesia de Jesucristo. Hoy podriamos preguntarnos si las expectativas que tenian Dios y nuestros padres dandonos tal o cual nombre, han ido tomando forma a lo largo de la vida. Con este mi nombre se me conoce en el mundo, pero hoy me percato que he de esforzarme diariamente para que sea conocido y un dia reconocido en el cielo por mi Padre celestial.

 

Credo

 

PLEGARIA UNIVERSAL

En esta fiesta del Precursor del Senor, presentemos confiadamente nuestras plegarias a Dios nuestro Padre.

Despues de cada peticion diremos: R/. Escuchanos, Padre.

 

Por la Iglesia; para que todos vivamos siempre con Espiritu de conversion a fin de ser mas fieles a lo que Dios espera de nosotros. Oremos al Senor.

R/. Escuchanos, Padre.

 

Por el pueblo de Israel; para que, escuchando la voz de Juan Bautista y de todos los profetas, llegue a reconocer en Jesus al Mesias esperado. Oremos al Senor. R/. Escuchanos, Padre.

 

Por todos los pueblos de la tierra; para que todo el mundo pueda alcanzar una vida digna y en paz. Oremos al Senor. R/. Escuchanos, Padre.

 

Por los que son perseguidos a causa de su fe o a causa de su lucha por la justicia; para que sientan siempre en ellos la fuerza de Dios que los acompana. Oremos al Senor. R/. Escuchanos, Padre.

 

(En los lugares donde se celebra la fiesta patronal). Por nuestro pueblo (ciudad, parroquia, diocesis), que celebra hoy con alegria la fiesta de su patron san Juan Bautista; para que su proteccion nos acompane en todo momento. Oremos al Senor. R/. Escuchanos, Padre.

 

Por todos los que estamos aqui reunidos celebrando esta Eucaristia, y por nuestros familiares y amigos; para que haya entre nosotros paz, generosidad y espiritu de hermanos. Oremos al Senor. R/. Escuchanos, Padre.

 

Escucha, Padre, nuestras peticiones, y derrama tu amor sobre el mundo entero. Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Senor, este sacrificio que vamos a ofrecerte para celebrar el nacimiento de san Juan Bautista, quien anuncio la venida de nuestro Salvador y senalo su presencia entre los hombres. Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

PREFACIO

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvacion darte gracias, siempre y en todo lugar, Senor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Cristo, Senor nuestro.

Ya que en la persona de su precursor, Juan el Bautista, podemos alabar tu magnificencia, que lo distinguio con particular honor entre todos los hombres. El fue, en su nacimiento, ocasion de gran jubilo y aun antes de nacer, salto de gozo por la visita del Salvador. Solo a el fue dado entre todos los profetas presentar al Cordero, Redentor del mundo. Bautizo con el agua, que habria de quedar santificada, al mismo autor del bautismo, por quien merecio dar el testimonio supremo de su sangre. Por eso, unidos a los angeles, te aclamamos llenos de alegria: Santo, Santo, Santo...

 

ANTIFONA DE LA COMUNION (Lc 1, 78)

Por la misericordia entranable de nuestro Dios, nos ha visitado la luz que nace de lo alto.

 

ORACION DESPUES DE LA COMUNION

Senor, que la comunion que hemos recibido al celebrar el nacimiento del precursor de tu Hijo, renueve en nosotros el amor y la fidelidad a Jesucristo, que vive y reina por los siglos de los siglos.

 

OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY

 

REFLEXION Evangelio Lucas capitulo 1, versiculos 57 al 66

 

UNA REFLEXION PARA NUESTRO TIEMPO.- Las figuras profeticas resultan incomodas siempre. Juan Bautista resulto insoportable para Herodes Antipas y por eso lo ejecuto. Los profetas no son diplomaticos amantes de cuidar los matices de sus discursos. Son hombres de lenguaje rudo que anteponen su fidelidad a Dios, antes que la busqueda de reconocimientos y honores humanos. El profeta no es un amargado ni un pesimista. Al contrario, es un hombre lleno de esperanza que descubre por anticipado las erroneas tendencias que desorientan al pueblo y a la sociedad donde vive. No habla a nombre propio, es un oyente de la Palabra que discierne con lucidez el clamor de los debiles y deletrea la respuesta divina a tales reclamos. Es un mediador que toma partido y que causa polemica. De figuras profeticas, de cristianos que vinculen el mensaje Evangelico con las situaciones que nos aquejan estamos urgidos. ¿Podria mencionar con nombre y apellido a un profeta que aliente y discierna pubicamente el rumbo que debe tomar nuestro pais?

 

REFLEXION Evangelio Lucas capitulo 1, versiculos 57 al 66

 

El evangelio de hoy nos presenta la gran alegria que trajo para toda la comarca el nacimiento de Juan el Bautista, el Precursor. Si algo le esta haciendo falta hoy al mundo es esta "alegria" que nace del corazon. Es necesario que cada uno de nosotros nos convirtamos en el instrumento de Dios para que la gente se de cuenta de que la presencia de Cristo en el mundo es una realidad y que el es la unica posibilidad que tiene para ser verdaderamente feliz. Nuestra sonrisa, nuestra alegria, nuestra sencillez ante las cosas y el mundo, son la mejor invitacion para que el mundo crea. Zacarias, no podia hablar, asi que tomo lo que tenia a la mano y asi el plan de Dios continuo adelante; y nos dice que en ese momento todos se "maravillaron". Que estos ultimos dias antes de nuestra fiesta de Navidad, hagamos lo posible para que la gente se sienta invitada a vivir la Navidad con un espiritu diferente, con paz y con amor. Tu puedes ser el instrumento para que Dios llegue a los corazones.

Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Abrele tu corazon.

Como Maria, todo por Jesus y para Jesus.

Pbro. Ernesto Maria Caro

 

Junio 24

Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)

 

A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado

 

Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren

 

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

 

Me gustaria pediros oracion o cualquier tipo de energia para Mar Vare que va a ser intervenida el lunes 25 de junio en Santiago de Compostela de un cancer de ovarios, una operacion complicada y muy larga.  En estos momentos dificiles todo el apoyo que reciba sera bienvenido. Se que ella se siente confiada y arropada pensando en que mucha gente le estara enviando energia y eso le hace mas llevadero estos dias. Muchas gracias. Marisa

 

Pido oracion por mi mama, que se encuentra con un tumor en su cerebro. Le pido al Padre Pio que interceda por ella para que Dios misericordioso la sane. Gracias y bendiciones. Hija

 

Amigos les pido que oren mucho por la salud de  Luisa Sosa Soriano, una gran amiga y hermana en Cristo y -como yo- miembro de la Familia del Beato Padre Carlos de Foucauld. Se llama Luisa Sosa Soriano, es laica consagrada (Instituto Secular Jesus Caritas); esta muy delicada de salud, viviendo en su pais (Uruguay, en San Carlos), tiene mas de 70 anos. Les agradezco mucho. Diacono Hector

 

Jorge, Te pido oracion para Miguel un amigo nuestro esta con una pancreatitis. Gracias. Nora

 

Pido oracion por las siguientes intenciones por la salud de Nelly Hernandez H. que segun Su Voluntad nuestro Senor la sane, es joven y tiene hijas chicas. Oremos la salud de Laura Marcela Gaytan, de Rosy Garcia y de la Sra. Velazquez que les han diagnosticado cancer. - por la salud del Sr. Wong y por su familia, por la salud de alma y cuerpo de mis familiares y amigos. Gracias y bendiciones de Nuestro Senor y nuestra Madre Maria Siempre Virgen. Gertrudis Medrano

 

Por la salud de la nina Pily Nava, tiene 3 anos

 

- la conversion de Fernando M.

- por la conversion de los que estan a favor del aborto, de la eutanasia y de todos los que se dedican a la delincuencia y a sembrar temor y errores.

- por el futuro de Mexico, por sus gobernantes que trabajen buscando la promocion de los valores cristianos, respeten la vida y la religien verdadera.

- por la conversion de los cismaticos.

- por la Iglesia, los sacerdotes, consagrados y seminaristas.

 gracias y bendiciones de Nuestro Senor y nuestra Madre Maria Siempre Virgen. Gertrudis Medrano

 

AGRADECIMIENTO A DIOS

 

Cumpleaños de Marcela Ortiz

Cumpleaños de Patricia Farias

Cumpleaños de Hilda Huiracocha Espinoza

Cumpleaños de Victor Manuel Sanchez G

Cumpleaños de Monica

 

Tambien les comparto la alegria de las bodas sacerdotales de un sacerdote Pasionista que he tenido el regalo de conocer y compartir en muchas ocasiones mientras el era el parroco en Santa Cruz (Parroquia Pasionista en Capital Federal): el Padre Bernardo. Un abrazo Diacono p. Hector Garcia

 

POR LAS NECESIDADES DE

 

Senor Padre nuestro te pido por mi hermana Flavia, por su conversion, para que tu luz llegue a tocar su alma aletargada, obstinada llena de rencor. Senor protegela de tanto error, haz de ella una buena madre, extiende sobre ella tu misericordia te lo suplico y confio en ti.Amen. Sergio

 

Por favor les pide que rezen mucho para poder encontrar pronto un trabajo tengo tiempos de no estar trabajando y lo necesito mucho para poder ayudarle economicamente a mi madre y hermanas. Marielos

 

Pido oracion de todo corazon por mi problema ya que tengo 8 anos de casada y no he podido estar enbarazada, confio plenamente en su oraciones confiando en Dios por su intersecion. Maria de Jesus

 

Senor, hoy te doy gracias por mis tribulaciones, sin ellas no estaria aclamandote, adorandote, te pido Padre Celestial que llenes de fortaleza a aquellas esposas u esposos que estan tristes y desfalleciendo, Senor no permitas que abandonen el camino que debemos recorrer para llegar a tu y asi mismo en victoria recibir tus bendiciones. Gracias Padre. Patricia

 

Senor te pido por que mis hijos y yo sigamos estudiando, Senor te doy las gracias por permitir que mi hija haya concluido sus estudios de preparatoria. Amen. Maria Teresa

 

Q. E. P. D.

 

Anita Paredes Flores

Santiago Vallejo Reinoso

Luis Paredes Caizatoa

Eduardo Antonio Guzman Carrera

Pablo Francisco Echanique Paredes

 

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

 

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

 

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios

 

Por las benditas almas del Purgatorio

 

ENVIE SU PETICION DE ORACION  a

 

wpauta@gmail.com,

 

wpauta@yahoo.es,

 

ENVIE SU PETICION DE ORACION  a

 

wpauta@gmail.com

 

wpauta@yahoo.es

 

indicando su nombre y peticion

 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

 

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/

 

http://www.gabitogrupos.com/CURITASPARAELALMA/


http://www.gabitogrupos.com/ESCUELITAMAGICA/


Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Guayaquil- Ecuador
Chistifideles Laici
Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Lecturas meditadas de la solemnidad de la Natividad de San Juan Bautista.

Lecturas del Domingo 24 de Junio de 2012


Natividad de San Juan Bautista

Santoral: Nacimiento Juan Bautista

Is 49,1-6: Te hago luz de las naciones
Salmo responsorial 138: Te doy gracias porque me has escogido portentosamente
Hch 13,22-26: Antes de que llegara Cristo, Juan predicó
Lc 1,57-66.80: Se va a llamar Juan

Isaías 49,1-6

Te hago luz de las naciones
Escuchadme, islas; atended, pueblos lejanos: Estaba yo en el vientre, y el Señor me llamó; en las entrañas maternas, y pronunció mi nombre. Hizo de mi boca una espada afilada, me escondió en la sombra de su mano; me hizo flecha bruñida, me guardó en su aljaba y me dijo: "Tú eres mi siervo, de quien estoy orgulloso." Mientras yo pensaba: "En vano me he cansado, en viento y en nada he gastado mis fuerzas", en realidad mi derecho lo llevaba el Señor, mi salario lo tenía mi Dios. Y ahora habla el Señor, que desde el vientre me formó siervo suyo, para que le trajese a Jacob, para que le reuniese a Israel -tanto me honró el Señor, y mi Dios fue mi fuerza-: "Es poco que seas mi siervo y restablezcas las tribus de Jacob y conviertas a los supervivientes de Israel; te hago luz de las naciones, para que mi salvación alcance hasta el confín de la tierra."

Salmo responsorial: 138

Te doy gracias, porque me has escogido portentosamente.
Señor, tú me sondeas y me conoces; / me conoces cuando me siento o me levanto, / de lejos penetras mis pensamientos; / distingues mi camino y mi descanso, / todas mis sendas te son familiares. R.

Tú has creado mis entrañas, / me has tejido en el seno materno. / Te doy gracias, / porque me has escogido portentosamente, / porque son admirables tus obras. Conocías hasta el fondo de mi alma. R.

No desconocías mis huesos, / cuando, en lo oculto, me iba formando, / y entretejiendo en lo profundo de la tierra. R.

Hechos 13,22-26

Antes de que llegara Cristo, Juan predicó
En aquellos días, dijo Pablo: "Dios nombró rey a David, de quien hizo esta alabanza: "Encontré a David, hijo de Jesé, hombre conforme a mi corazón, que cumplirá todos mis preceptos." Según lo prometido, Dios sacó de su descendencia un salvador para Israel: Jesús. Antes de que llegara, Juan predicó a todo Israel un bautismo de conversión; y, cuando estaba para acabar su vida, decía: "Yo no soy quien pensáis; viene uno detrás de mí a quien no merezco desatarle las sandalias." Hermanos, descendientes de Abrahán y todos los que teméis a Dios: a vosotros se os ha enviado este mensaje de salvación."

Lucas 1,57-66.80

El nacimiento de Juan Bautista. Juan es su nombre
A Isabel se le cumplió el tiempo del parto y dio a luz un hijo. Se enteraron sus vecinos y parientes de que el Señor le había hecho una gran misericordia, y la felicitaban. A los ocho días fueron a circuncidar al niño, y lo llamaban Zacarías, como a su padre. La madre intervino diciendo: "¡No! Se va a llamar Juan." Le replicaron: "Ninguno de tus parientes se llama así." Entonces preguntaban por señas al padre cómo quería que se llamase. El pidió una tablilla y escribió: "Juan es su nombre." Todos se quedaron extrañados. Inmediatamente se le soltó la boca y la lengua, y empezó a hablar bendiciendo a Dios. Los vecinos quedaron sobrecogidos, y corrió la noticia por toda la montaña de Judea. Y todos los que lo oían reflexionaban diciendo: "¿Qué va ser este niño?" Porque la mano del Señor estaba con él. El niño iba creciendo, y su carácter se afianzaba; vivió en el desierto hasta que se presentó a Israel.

Comentarios


De las figuras contemporáneas a Jesús pocas han recibido tanta atención entre judíos y cristianos como la figura de Juan Bautista. Ni siquiera figuras tan prominentes en la historia del cristianismo como Pablo o Pedro recibieron tanta atención. Los cuatro evangelios colocan el inicio de la actividad evangelizadora de Jesús en relación con el bautismo de Juan. Flavio Josefo, un historiador judío de finales del siglo I, dedica más páginas al Bautista que a otros personajes de la época, e incluso lo considera el profeta más importante de su tiempo.

La actividad de Juan Bautista se ubica en el desierto, como la de otros movimientos contestatarios frente al arribismo de las autoridades del Templo y al despótico poder romano. Al igual que otros movimientos, Juan se identifica con la actividad penitencial y ascética. Su predicación está caracterizada por el llamado a la conversión, al arrepentimiento, al retorno a los caminos de Dios. No duda en llamar a sus compatriotas ‘raza de víboras’, un apelativo tan fuerte que aún hoy nos cuesta asimilarlo. Denuncia sin titubeos el servilismo de la dinastía herodiana frente a los invasores romanos. Critica duramente la falta de respeto entre los hermanos príncipes Filipo y Antipas que rivalizan por la misma mujer y mezclan los asuntos del estado con los problemas conyugales. Hace del bautismo un símbolo de ese cambio de vida al que el Pueblo de Dios está constantemente llamado por medio de los profetas.

El evangelio nos presenta el nacimiento de Juan rodeado de signos extraordinarios. Zacarías, su padre, recibe el encargo de cuidarlo en una revelación que tiene en el Templo, mientras ejerce los servicios sacerdotales. En ese texto se señala la vocación profética de Juan y el motivo de su nombre: Dios se apiadará de su pueblo y le enviará un mensajero que lo conduzca por el camino que lleva al encuentro con Dios. La misión del Bautista servirá de marco a la acción evangelizadora de Jesús, quien retomará el llamado a la conversión y preparará una comunidad para la irrupción definitiva del Reino. Así se configura y perfila la auténtica vocación de Juan, que denuncia las contradicciones de su tiempo y anuncia la esperanza de un ungido de Dios que habrá de transformar radicalmente la situación del pueblo.

Nosotros debemos preguntarnos: ¿cuál es nuestra misión con respecto al anuncio de la irrupción de la presencia definitiva de Dios en nuestras vidas?

En este domingo celebramos la fiesta de San Juan Bautista, el precursor, como todos lo conocemos, por su vida y misión y por anunciar y preparar la llegada de los tiempos mesiánicos, que ven su cumplimiento en Jesús.

En el Evangelio de hoy, Lucas vuelve a las narraciones que tienen que ver con Juan Bautista, que van a ocupar los vv. 57-80 del primer capítulo. La narración se centra en cuatro momentos importantes de su vida: El relato de su nacimiento (vv. 57-58), la circuncisión, la imposición del nombre y la manifestación a toda su parentela e incluso a los vecinos de la comarca (vv. 59-66).

En el nacimiento de Juan se cumple lo anunciado a Zacarías y se hace realidad la promesa. La esterilidad de unos padres, vencida por el nacimiento de un hijo, es fuente de alegría, jubilo y regocijo que envuelve y contagia a vecinos y parientes, como ya lo había predicho el mensajero de Dios.

En la narración del nacimiento, Lucas matiza dos aspectos importantes: el de la misericordia de Dios que se manifiesta en favor del pueblo, al quitarle la afrenta de la esterilidad que pesaba sobre Isabel, precisamente sobre la esposa de un sacerdote encargado del servicio litúrgico en el templo de Jerusalén, y por otra parte, el significado del nombre de Juan (“Dios ha mostrado su favor”), con el cual se subraya la presencia de la misericordia Divina, que recae no sólo sobre una persona en particular, Isabel en este caso, sino que alcanza a la totalidad del pueblo.

Al relato de nacimiento de Juan sigue el de su circuncisión, imposición del nombre, y su manifestación pública. Por la circuncisión, Juan queda indeleblemente marcado con la “señal de la alianza”, signo visible de la incorporación al pueblo de Israel. Esa marca en la propia carne hace de Juan partícipe de la bendición prometida por el Señor a su pueblo elegido, le capacita para celebrar la Pascua como fiesta de la comunidad y confirma sus esperanzas de compartir con todos sus antepasados la restauración futura y definitiva. El rito de la circuncisión comportaba igualmente la obligación de una escrupulosa observancia de la ley de Moisés. La incorporación del precursor del Mesías al pueblo de Israel es muy importante para Lucas, no sólo porque prefigura la incorporación del propio Jesús a ese mismo pueblo, sino también porque Lucas se esfuerza por demostrar que el cristianismo es la continuación lógica del judaísmo. Por eso tiene que quedar bien claro que los pilares de ese nuevo modo de vida, son de raíces profundamente judías.

La imposición de un nombre como el de “Juan” rompe radicalmente con la tradición familiar. Como era costumbre, los vecinos y parientes dan por hecho que el niño se llamaría como el padre. El acuerdo entre la madre y el padre en un nombre que no era familiar aparece como un signo donde se refleja el favor de Dios. La Misericordia divina no sólo se manifiesta a un matrimonio anciano, de vida intachable, sino que alcanza a la totalidad de Israel. De ahí que al recuperar Zacarías el habla, todos los vecinos se interroguen sobre el futuro de ese niño.

Por último nos encontramos con la manifestación pública de Juan, la cual pretende dejar bien clara la efusión de la misericordia de Dios. La alegría que causa la noticia de su nacimiento es fruto de una primera manifestación en el entorno de la familia y en la vecindad; pero inmediatamente empieza a correr el rumor de ese acontecimiento por todas las montañas de Judea, el júbilo es experiencia de todos. Queda así preparado, narrativamente, el futuro del protagonista, que se resume en un versículo (1, 80) que casi podemos considerar un estribillo: “Vivió en el desierto hasta el día en que se presentó a Israel”. De esta manera el desierto nos prepara para la próxima aparición de Juan en el evangelio, treinta años después (Lc 3, 1-3).

La primera lectura, de Isaías, habla también del ministerio profético delante de las naciones, preparando los caminos de Dios. La lectura de los Hechos que hoy leemos es el fragmento más explícito y a la vez sumario sobre Juan Bautista en ese libro.

La figura de Juan ha calado hondamente en el imaginario cristiano y en la simpatía del pueblo de Dios: pariente de Jesús, asceta y místico, profeta valiente y denunciador, predicador ardiente de la conversión... Juan ha conquistado un lugar privilegiado en el universo cristiano. Quizá por eso su fiesta fue puesta en el solsticio del verano boreal, la "noche más corta del año" en el hemisferio norte (noche de san Juan, noche del fuego y de vigilia en torno a las fogatas...), o la más larga del año en el hemisferio sur, o un día insignificante en la zona ecuato-tropical. Ese acontecimiento astronómico ya era conocido y celebrado en la antigüedad antes del cristianismo. Tal vez el establecimiento de la celebración de Juan en esta fiesta obedezca al intento de cristianizar una fiesta pagana (como con la ubicación del nacimiento de Jesús se pretendió cristianizar la fecha astronómica del solsticio de invierno boreal, fecha también de celebraciones paganas a la llegada del cristianismo).

El Evangelio de Lucas nos invita a reflexionar sobre la misericordia, la compasión y la generosidad divina, que caracterizan este nuevo período de la historia de la salvación que comienza a manifestarse con el nacimiento de Juan Bautista. Misericordia sin límites y sin medida, que engrandece y libera, que es signo de vida porque rescata a unos ancianos de la muerte por causa de la esterilidad.

Además, el Evangelio nos interpela sobre nuestra experiencia de la misericordia de Dios, sobre la manera como la estamos haciendo explícita en gestos y actitudes: acogida, solidaridad con los rechazados, invitación a todos aquellos que desean un mundo nuevo “según el corazón de Dios” a comprometerse en la construcción del mismo.


Para la revisión de vida
¿Me mueve la experiencia de la misericordia de Dios a procurar una cercanía con todos aquellos que desean acogerse a ella?
¿Estoy colaborando solidariamente con todos los que buscan la transformación del mundo según el corazón del Padre?

Para la reunión de grupo
- ¿Por qué la tradición cristiana dió tanta relevancia a Juan Bautista? ¿Qué dimensiones principales tiene su figura en el Nuevo Testamento? ¿Qué relevancia puede tener hoy para nosotros?
Para la oración de los fieles
- Por todos los hombres y mujeres que, como Juan Bautista para Israel, han sido para nosotros, en nuestra vida personal, “precursores” del Mesías: para que su trabajo fructifique dando cuerpo a la presencia del Señor en nuestras vidas… roguemos al Señor.
- Por todos los que hoy tienen la vocación de ser “precursores”, preparadores de los caminos de Dios, para que persistan en la fidelidad a su vocación a pesar de no poder saludar todavía, ni de lejos, los frutos de su trabajo…
- Por todos los pueblos y culturas que celebran, hoy, en su cultura y en su tradición religiosa, el solsticio del hemisferio norte. Para que nos abramos cada vez más a una visión comprensiva y abierta de la acción de Dios en todos los pueblos…
- Por todos los que tienen el mismo deber profético de Juan Bautista de enfrentarse a la corrupción de las autoridades, para que sean fuertes y firmes en el cumplimiento de su misión, aunque en ello les vaya la vida…
- Por los hombres y mujeres de toda la tierra, para que crezca cada día en nuestro corazón la nostalgia de una humanidad fraterna y unida…
Oración comunitaria
Dios, Padre misericordioso, que quisiste preparar los caminos de tu Hijo con el envío de Juan Bautista como su “precursor”; haznos a todos nosotros “precursores” de tu Hijo, para que allanemos los caminos y eliminemos los obstáculos al crecimiento del Amor y de la Unidad, por J.N.S.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Ejercicio de lectio divina para la solemnidad de la Natividad de San Juan Bautista.

"La Lectio Divina es una fuente genuina de la espiritualidad cristiana y a ella nos invita nuestra Regla. Practiquémosla cada día para adquirir un suave y muy vivo amor y para aprender la supereminente ciencia de Jesucristo. Así cumpliremos el mandato del Apóstol Pablo que nos recuerda la Regla: “La espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios, habite con toda su riqueza en vuestra boca y en vuestros corazones, y todo lo que debáis hacer hacedlo en el nombre del Señor”.        Constituciones Carmelitas (n. 82)
 

 
 

Lectio: Natividad de San Juan Bautista
Lectio: Domingo, 24 Junio, 2012
 

Nacimiento del Precursor del Señor
Lucas 1,57-66.80

1. Recojámonos en oración – Statio

Oración del Card. Mercier al Espíritu Santo

¡Oh Dios, que has instruido a tus fieles, iluminando sus corazones con la luz del Espíritu Santo, concédenos obtener por el mismo Espíritu el gustar del bien y gozar siempre de sus consuelos. Gloria, adoración, amor, bendición a Ti eterno divino Espíritu, que nos ha traído a la tierra al Salvador de nuestras almas. Y gloria y honor a su adorabilísimo Corazón que nos ama con infinito amor!
¡Oh Espíritu Santo, alma del alma mía, yo te adoro: ilumíname, guíame, fortifícame, consuélame, enséñame lo que debo hacer, dame tus órdenes!
Te prometo someterme a lo que permitas que me suceda: hazme sólo conocer tu voluntad.

 

2. Lectura orante de la Palabra - Lectio

Del Evangelio de Lucas (1,57-66.80)

57 Se le cumplió a Isabel el tiempo de dar a luz y tuvo un hijo. 58 Oyeron sus vecinos y parientes que el Señor le había hecho gran misericordia, y se congratulaban con ella.
59 Al octavo día fueron a circuncidar al niño y querían ponerle el nombre de su padre, Zacarías, 60 pero su madre, tomando la palabra, dijo: «No; se ha de llamar Juan.» 61 Le decían: «No hay nadie en tu parentela que tenga ese nombre.» 62 Y preguntaban por señas a su padre cómo quería que se le llamase. 63 Él pidió una tablilla y escribió: «Juan es su nombre.» Y todos quedaron admirados.64 Y al punto se abrió su boca y su lengua, y hablaba bendiciendo a Dios. 65 Invadió el temor a todos sus vecinos, y en toda la montaña de Judea se comentaban todas estas cosas; 66todos los que las oían las grababan en su corazón, diciéndose: «Pues ¿qué será este niño?» Porque, en efecto, la mano del Señor estaba con él.
80 El niño crecía y su espíritu se fortalecía y vivió en lugares desiertos hasta el día de su manifestación a Israel.

 

3. Rumiar la Palabra - Meditatio

3.1 Clave de lectura

Este pasaje del evangelio forma parte de los así llamados relatos de la infancia de Jesús. De modo particular este texto sigue a la escena de la visita de María “a la casa de Zacarías” (Lc 1, 40) después de la anunciación del ángel mensajero de la nueva creación.

La anunciación de hecho inaugura gozosamente el cumplimiento de las promesas de Dios a su pueblo (Lc 1, 26-38). El gozo de los tiempos nuevos, que ha llenado a María, inunda ahora el corazón de Isabel. Ella goza por el anuncio traído por María (Lc 1, 41). María por su parte “proclama las grandezas del Señor” (Lc 1, 46) porque el Poderoso ha hecho cosas grandes en ella, como también ha obrado grandes prodigios por su pueblo necesitado de salvación.

La expresión “ se cumplió el tiempo” nos recuerda que esta realidad no solamente sorprende a Isabel preñada , sino que revela también algo del proyecto de Dios. San Pablo, en efecto, dice que cuando se cumplió el tiempo, Dios mandó a su Unigénito “nacido de mujer, nacido bajo la ley para rescatar a aquéllos que estaban bajo la ley, para que recibiésemos, la adopción de hijos” de Dios (Gál 4,4)

En el evangelio Jesús habla del cumplimiento de los tiempos, especialmente en evangelio el de Juan. Dos de estos momentos son las bodas de Caná (Jn 2,1-12) y la agonía en la cruz, donde Jesús proclama que “todo está cumplido” (Jn 19,30). En el cumplimiento de los tiempos Jesús inaugura una era de salvación. El nacimiento de Juan Bautista estrena este tiempo de salvación. Él, de hecho a la llegada del Mesías, se alegra y salta de gozo en el vientre de Isabel su madre (Lc 1,44). Más tarde él se definirá a sí mismo como el amigo del esposo (Jesús), que se alegra y goza con la llegada de las bodas con su esposa, la Iglesia (Jn 3,29).

El hijo no se llamará como su padre Zacarías, sino Juan. Zacarías nos recuerda que Dios no olvida a su pueblo. Su nombre en efecto significa “Dios recuerda”. Su hijo, ahora no podrá ser llamado “Dios recuerda”, porque las promesas de Dios se están cumpliendo. La misión profética de Juan debe indicar la misericordia de Dios. Él, por tanto, se llamará Juan, o sea, “Dios es misericordia”. Esta misericordia se manifiesta en la visita al pueblo, exactamente “como lo había prometido por boca de sus santos profetas de un tiempo” (Lc 1,67-70). El nombre indica por esto la identidad y la misión del que ha de nacer. Zacarías escribirá el nombre de su hijo sobre una tablilla para que todos pudiesen verlo con asombro (Lc 1,63). Esta tablilla evocará otra inscripción, escrita por Pilatos para ser colgada en la cruz de Jesús. Esta inscripción revelaba la identidad y la misión del crucificado: “Jesús Nazareno rey de los Judíos” (Jn 19,19). También este escrito provocó el asombro de los que estaban en Jerusalén por la fiesta.

En todo, Juan es el precursor de Cristo. Ya desde su nacimiento e infancia él apunta a Cristo. “¿Quién será este niño?” Él es “la voz que grita en el desierto” (Jn 1, 23), animando a todos a preparar los caminos del Señor. No es él el Mesías (Jn 1, 20), pero lo indica con su predicación y sobre todo con su estilo de vida ascética en el desierto. Él entretanto “ crecía y se fortificaba en el espíritu. Vivió en regiones desérticas hasta el día de su manifestación a Israel” (Lc 1, 80).

3.1.1 Preguntas para orientar la meditación y la actualización

- ¿Qué es lo que más te ha llamado la atención en este pasaje y en la reflexión?
- Juan se identifica como el amigo del esposo. ¿Cuál es, a tu parecer, el significado que tiene esta imagen?
- La Iglesia ha visto siempre en Juan Bautista su tipo. Él es aquel que prepara el camino del Señor. ¿Tiene esto alguna importancia para nuestra vida cotidiana?

 

4. Oratio

Bendigamos al Señor con Zacarías (Lc 1, 68-69)

«Bendito el Señor Dios de Israel
porque ha visitado y redimido a su pueblo,
y nos ha suscitado una fuerza salvadora
en la casa de David, su siervo,
como había prometido desde antiguo,
por boca de sus santos profetas,
que nos salvaría de nuestros enemigos
y de la mano de todos los que nos odian
teniendo misericordia con nuestros padres
y recordando su santa alianza
el juramento que juró
a Abrahán nuestro padre,
de concedernos que, libres de manos enemigas,
podamos servirle sin temor
en santidad y justicia
en su presencia todos nuestros días.
Y tú, niño, serás llamado profeta del Altísimo,
pues irás delante del Señor
para preparar sus caminos
y dar a su pueblo el conocimiento de la salvación
mediante el perdón de sus pecados,
por las entrañas de misericordia de nuestro Dios,
que harán que nos visite una Luz de lo alto,
a fin de iluminar a los que habitan
en tinieblas y sombras de muerte
y guiar nuestros pasos por el camino de la paz.»

5. Contemplatio
Adoremos juntos la misericordia y la bondad de Dios repitiendo en silencio:

Gloria al Padre al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en el principio ahora y siempre
por los siglos de los siglos. Amén.
(
http://ocarm.org/es/content/lectio/lectio-natividad-de-san-juan-bautista
).

Meditacion para la solemnidad de la Natividad de San Juan Bautista.

REFLEXION DEL EVANGELIO DOMINGO DE SAN JUAN  BAUTISTA
Palabra de vida. En mi tierra todo es gloria cuando se imita a San Juan.
Por el Padre Elcías Trujillo Núñez
« Y sucedió que al octavo DIA fueron a circuncidar al niño, y querían ponerle el nombre de su padre, Zacarías, pero su madre, tomando la palabra, dijo: «No; se ha de llamar Juan». (Lucas 1,57-66.80)
El Evangelio de este domingo nos cuenta del nacimiento de San Juan Bautista. Circunstancias y signos extraordinarios acompañan el nacimiento de este niño. Evidentemente estamos ante una excepcional vocación de Dios: Dios lo ha llamado a ser su instrumento escogido. Dios lo ha preparado y llamado, desde el seno materno, a ser el Precursor de su Hijo Jesucristo. En todos los llamados de Dios nos damos cuenta de otro factor: la Respuesta del llamado; una vocación divina sólo puede cumplirse, si el instrumento humano acepta plenamente el llamado. En San Juan Bautista encontramos varias virtudes que son siempre de actualidad para todo seguidor del Señor: 1. Su austeridad de vida: su espíritu de sacrificio, su renuncia a una vida normal. Acepta un camino lleno de privaciones y sacrificios. Los Evangelios recalcan que llevaba un vestido de pelo de camello y su alimento consistía en langostas y miel silvestre: no bebe ni vino ni licor. 2. Su humildad: podía pasar por Cristo o el profeta, pero él afirma que no es más que la voz que clama en el desierto, y que con relación al Mesías no es digno siquiera de desatarle las correas de sus sandalias. Sabe ponerse humildemente en segundo plano, desaparecer, para que resalte la presencia del Señor. 3. Su valentía frente a los poderosos de su tiempo: anuncia la verdad y  denuncia las injusticias. A los fariseos que van a verlo los llama: “Raza de víboras, ¿acaso podrán escapar del castigo que se os viene encima?” Y al rey Herodes reprende públicamente por el escándalo de tener por esposa a la mujer de su hermano. Esta denuncia le costará más tarde incluso la vida. 4. Su inflexibilidad es también puesta de relieve por Cristo: “¿Qué salisteis a ver al desierto: una caña agitada por el viento?” Por eso, mereció el mayor elogio de Jesús: “Es un profeta, y mucho más que un profeta”. 5. Su mensaje y misión: insistencia en la conversión. Dios llama, para confiar un mensaje, una misión. La misión de San Juan Bautista es preparar los caminos del Señor. Por eso es el gran profeta del cambio y la conversión. Sacude a sus contemporáneos, les exige justicia y amor solidario y los invita a volver a Dios. La renovación interior, el cambio de mentalidad y de vida – es también un mensaje de permanente actualidad. El cristiano de hoy también debe preparar la LLEGADA de Jesucristo: sanear el ambiente (justicia y verdad), desarraigar todo lo que impide la vida cristiana. Porque el cristianismo no consiste en buenas apariencias exteriores, sino en la coherencia de nuestra vida diaria con nuestra convicción interior.
La vida de Juan el Bautista tiene que cuestionarnos: ¿Cómo vivimos  nuestra vocación de cristianos? ¿Cómo vivimos nuestra vocación a la santidad? ¿Estamos dispuestos a vivir en la austeridad, en la humildad, con valentía?  ¿Cómo preparamos los caminos del Señor en nuestra sociedad, nuestras familias, en nuestros lugares de trabajo? ¿Somos profetas y actores del cambio y de la conversión, empezando por nosotros mismos, con nuestra autoeducación y también en la educación de nuestras familias  (en contra de muchas corrientes de nuestra sociedad actual)?.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres