Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema ADVIENTO. DIECIOCHO DE DICIEMBRE.

Lecturas de la Misa del 18 de diciembre meditadas brevemente.

Lecturas del Martes 18 de Diciembre de 2012


Feria privilegiada de Navidad

Santoral: Rufo, Zósimo

Jer 23,5-8: Suscitaré a David un vástago legítimo
Salmo responsorial 71: ¡Que en sus días florezca la justicia, y la paz abunde eternamente!
Mt 1,18-24: Jesús nacerá de María, desposada con José, hijo de David

Jeremías 23,5-8


Suscitaré a David un vástago legítimo

"Mirad que llegan días -oráculo del Señor- en que suscitaré a David un vástago legítimo: reinará como rey prudente, hará justicia y derecho en la tierra. En sus días se salvará Judá, Israel habitará seguro. Y lo llamarán con este nombre: "El-Señor-nuestra-justicia". Por eso, mirad que llegan días -oráculo del Señor- en que no se dirá: "Vive el Señor, que sacó a los israelitas de Egipto", sino que se dirá: "Vive el Señor, que sacó a la raza de Israel del país del Norte y de los países adonde los expulsó, y los trajo para que habitaran en sus campos.""

Salmo responsorial: 71


Que en sus días florezca la justicia, y la paz abunde eternamente.

Dios mío, confía tu juicio al rey, / tu justicia al hijo de reyes, / para que rija a tu pueblo con justicia, / a tus humildes con rectitud. R.

Él librará al pobre que clamaba, / al afligido que no tenía protector; / él se apiadará del pobre y del indigente, / y salvará la vida de los pobres. R.

Bendito sea el Señor, Dios de Israel, / el único que hace maravillas; / bendito por siempre su nombre glorioso; / que su gloria llene la tierra. / ¡Amén, amén! R.


Mateo 1,18-24


Jesús nacerá de María, desposada con José, hijo de David

El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: "José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados."

Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta: "Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa "Dios-con-nosotros"." Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer.

Comentarios

Cuál sería la sorpresa del joven aldeano José al darse cuenta de que su novia estaba embarazada. Posiblemente muchos sentimientos encontrados pasaron por su cabeza. Uno de ellos, denunciarla públicamente; pero esto significaba que ella debería morir por lapidación a causa de su infidelidad y adulterio, crimen que las mujeres (no los varones) tenían que pagar con su propia vida.

Pero la Escritura nos dice que él decidió abandonarla en secreto, tal vez alejándose de ella sin que nadie se diera cuenta. Posiblemente las críticas recaerían sobre él por ser un padre irresponsable, pero no pasaría de ahí.

Sin embargo, el amor tan grande por la joven María le lleva a escuchar en su conciencia recta y justa la voz de Dios, que le indica el origen y el destino de aquel niño. Será el EMANUEL, el Dios-con-nosotros, “Dios en persona que viene a salvarnos”.

Entonces José se da cuenta de que él mismo tiene una misión en el plan de salvación de Dios. Su amor, su rectitud, su libertad responsable, se ven compensadas de alguna manera por la maravillosa misión que Dios le confía en sus manos: ser el rostro paterno para este niño en quien, humanamente, Jesús va descubriendo el rostro misericordioso y bondadoso del Padre Dios.

Oremos Gracias Padre por la familia en la que nos hemos criado, concedenos que todos los niños del mundo, tengan una familia que sea el fiel reflejo de aquella que conformaron, Jesús, María y José, por Jesucristo nuestro Señor, Amen.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Meditacion para la Misa del 18 de diciembre.

Contemplar el Evangelio de hoyDía litúrgico: Feria privilegiada de Adviento: 18 de Diciembre
Texto del Evangelio (Mt 1,18-24): La generación de Jesucristo fue de esta manera: Su madre, María, estaba desposada con José y, antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo. Su marido José, como era justo y no quería ponerla en evidencia, resolvió repudiarla en secreto.

Así lo tenía planeado, cuando el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en Ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados». Todo esto sucedió para que se cumpliese el oráculo del Señor por medio del profeta: «Ved que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: “Dios con nosotros”». Despertado José del sueño, hizo como el Ángel del Señor le había mandado, y tomó consigo a su mujer.
Comentario: Rev. D. Antoni CAROL i Hostench (Sant Cugat del Vallès, Barcelona, España)
José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer
Hoy, la liturgia de la palabra nos invita a considerar el maravilloso ejemplo de san José. Él fue extraordinariamente sacrificado y delicado con su prometida María.

No hay duda de que ambos eran personas excelentes, enamorados entre ellos como ninguna otra pareja. Pero, a la vez, hay que reconocer que el Altísimo quiso que su amor esponsalicio pasara por circunstancias muy exigentes.

Ha escrito el Papa Juan Pablo II que «el cristianismo es la sorpresa de un Dios que se ha puesto de parte de su criatura». De hecho, ha sido Él quien ha tomado la “iniciativa”: para venir a este mundo no ha esperado a que hiciésemos méritos. Con todo, Él propone su iniciativa, no la impone: casi —diríamos— nos pide “permiso”. A Santa María se le propuso —¡no se le impuso!— la vocación de Madre de Dios: «Él, que había tenido el poder de crearlo todo a partir de la nada, se negó a rehacer lo que había sido profanado si no concurría María» (San Anselmo).

Pero Dios no solamente nos pide permiso, sino también contribución con sus planes, y contribución heroica. Y así fue en el caso de María y José. En concreto, el Niño Jesús necesitó unos padres. Más aún: necesitó el heroísmo de sus padres, que tuvieron que esforzarse mucho para defender la vida del “pequeño Redentor”.

Lo que es muy bonito es que María reveló muy pocos detalles de su alumbramiento: un hecho tan emblemático es relatado con sólo dos versículos (cf. Lc 2,6-7). En cambio, fue más explícita al hablar de la delicadeza que su esposo José tuvo con Ella. El hecho fue que «antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo» (Mt 1,19), y por no correr el riesgo de infamarla, José hubiera preferido desaparecer discretamente y renunciar a su amor (circunstancia que le desfavorecía socialmente). Así, antes de que hubiese sido promulgada la ley de la caridad, san José ya la practicó: María (y el trato justo con ella) fue su ley.
(
http://evangeli.net
).

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa del 18 de diciembre. Pedidos de oraciones.

MISA DE HOY DICIEMBRE 18

 

«¡Venga tu Reino!», significa, ante todo, la aspiración a colaborar con la Iglesia en el establecimiento y la realización del Reino de Cristo en el mundo. Este Reino es Cristo mismo, conocido, amado y seguido por cada hombre; es su Evangelio de amor hecho ley de vida en todos los corazones»

MISA, 18 DICIEMBRE, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES

MARTES 18

Nuestra Señora de Zapopan

Santos: Malaquías, profeta. Graciano de Tours, obispo. Feria privilegiada (Morado)

 

SEÑOR, JUSTICIA NUESTRA

 

Jr 23, 5-8; Mt 1,18-24

 

El profeta Jeremías contempló el desmoronamiento de la monarquía. Los últimos reyes de Judá condujeron a la nación a la ruina. Después de la destrucción de Jerusalén, habían sobrevivido algunos cuantos descendientes de la casa de David. El profeta de Anatot juzgaba que la experiencia desastrosa del destierro resultaría medicinal para la casa real de Judá, y que aprendida la lección, Dios restablecería la monarquía y surgirían gobernantes sensatos y prudentes que conducirían al pueblo por la ruta de la justicia. Cuando los profetas cristianos releyeron los orígenes, la vida, pasión y muerte de Jesús retomaron las profecías y no dudaron en identificar a Jesús con el descendiente legítimo de David que había venido a animar a sus hermanos para que reorientaran sus relaciones y restablecieran la armonía perdida. Si en la comunidad de Israel había pobres que sufrían, enfermos marginados de las festividades y momentos gozosos, personas que carecían del alimento cotidiano y del vestido, eso no podía dejar indiferente al resto de Israel. Quienes reconocieran el señorío de Dios, tendrían que reorganizarse para restablecer unas relaciones verdaderamente fraternas entre todos.

 

ANTÍFONA DE ENTRADA

Vendrá Cristo, nuestro Rey, el Cordero cuya venida fue anunciada por Juan.

 

ORACIÓN COLECTA

Concédenos, Señor, vernos libres de la antigua esclavitud del pecado por el renovado misterio del nacimiento de tu Hijo que vamos a celebrar. El cual vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

Yo haré surgir un renuevo en el tronco de David.

 

Del libro del profeta Jeremías: 23, 5-8

 

"Miren: Viene un tiempo, dice el Señor, en que haré surgir un renuevo en el tronco de David: será un rey justo y prudente y hará que en la tierra se observen la ley y la justicia.

En sus días será puesto a salvo Judá, Israel habitará confiadamente y a él lo llamarán con este nombre: 'El Señor es nuestra justicia'.

Por eso, miren que vienen tiempos, palabra del Señor, en los que no se dirá: 'Bendito sea el Señor, que sacó a los israelitas de Egipto', sino que se dirá: 'Bendito sea el Señor, que sacó a los hijos de Israel del país del norte y de los demás países donde los había dispersado, y los trajo para que habitaran de nuevo su propia tierra' ". Palabra de Dios.

Te alabamos, Señor.

 

Del salmo 71

R/. Ven, Señor, rey de justicia y de paz.

 

Comunica, Señor, al rey tu juicio, y tu justicia al que es hijo de reyes; así tu siervo saldrá en defensa de tus pobres y regirá a tu pueblo justamente.  R/. Ven, Señor, rey de justicia y de paz.

 

Al débil librará del poderoso y ayudará al que se encuentra sin amparo; se apiadará del desvalido y pobre y salvará la vida al desdichado.

R/. Ven, Señor, rey de justicia y de paz.

 

Bendito sea el Señor, Dios de Israel, el único que hace grandes cosas. Que su nombre glorioso sea bendito y la tierra se llene de su gloria.

R/. Ven, Señor, rey de justicia y de paz.

 

ACLAMACIÓN R/. Aleluya, aleluya.

Señor nuestro, que guiaste a tu pueblo por el desierto y le diste la ley a Moisés en el Sinaí, ven a redimirnos con tu poder.

 

R/.Jesús nació de María, desposada con José, hijo de David.

 

LECTURA Evangelio Mateo capitulo 1, versículos 18 al 24

 

Cristo vino al mundo de la siguiente manera: Estando María, su madre, desposada con José, y antes de que vivieran juntos, sucedió que ella, por obra del Espíritu Santo, estaba esperando un hijo. José, su esposo, que era hombre justo, no queriendo ponerla en evidencia, pensó dejarla en secreto.

Mientras pensaba en estas cosas, un ángel del Señor le dijo en sueños: "José, hijo de David, no dudes en recibir en tu casa a María, tu esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y tú le pondrás el nombre de Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados".

 

Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que había dicho el Señor por boca del profeta Isaías: He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, a quien pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios-con-nosotros.

Cuando José despertó de aquel sueño, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y recibió a su esposa. Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Oración introductoria

Jesús, creo en Ti, mi Creador y Señor. Te hiciste hombre por mí y me has dado todo lo que tengo. Me has perdonado mi infidelidad, mi tibieza. No merezco tanto amor… Guía mi oración para que descubra cómo debo corresponder a tu amor, a tu perdón, a tu cercanía.

 

Petición

Te suplico tu gracia y tu misericordia para ser humilde y digno de presentarme ante Ti en esta oración.

 

REFLEXION Evangelio Mateo capitulo 1, versiculos 18 al 24

 

San Jose tiene una gran amplitud de espiritu. No se obstina en pensar como deberian de ser las cosas segun las reglas entonces conocidas. Vive abierto a las inspiraciones que vienen autenticamente de Dios. Lo que Dios quiere de cada uno, nos lo va descubriendo mediante los acontecimientos mas sencillos de la vida, por medio de una orientacion espiritual o por la lectura de la Escritura, etc. Estemos abiertos a las peticiones interiores que nos hace el Espiritu Santo. No nos quedemos en nuestros planes egoistas o estrechos. El Senor, no solo nos da a conocer lo que nos pide, sino que nos da siempre la fuerza para darselo. Veamos como san Jose acepta la mision que se le encarga y la lleva a cabo con responsabilidad y gran dedicacion. Su alegria fue vivir junto a Cristo y poner sus dones a su servicio. ¿Cumplimos con esmero nuestros deberes mas pequenos? ¿Vemos en ellos la oportunidad para santificarnos, para servir a los demas y a Dios? Que el ejemplo de san Jose nos ayude a prepararnos a celebrar santamente la Navidad.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Señor, que el sacrificio que vamos a ofrecerte nos haga menos indignos de ti, para que podamos participar de la vida eterna de tu Hijo, que, al hacerse mortal como nosotros, nos devolvió la inmortalidad.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Prefacio II/A o II/B de Adviento.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 1, 23)

Y le pondrán por nombre Emmanuel, que quiere decir: Dios-con-nosotros.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Que esta Eucaristía, en la que hemos tomado parte, nos ayude, Señor, a prepararnos con fe y con amor, a celebrar las fiestas ya cercanas, del nacimiento de tu Hijo, que vive y reina por los siglos de los siglos.

 

OTRA REFLEXION AL EVANGELIO DE HOY

 

REFLEXION Evangelio Mateo capitulo 1, versiculos  18 al 24

 

Poco se habla de San Jose porque poco se le conoce. En este pasaje nos dice San Mateo que San Jose era un hombre "justo".

El justo en la Biblia no es precisamente el hombre "equitativo", es decir el que da a cada uno lo que le corresponde. En la Biblia, el justo es el hombre que ama a Dios y busca por sobre todas las cosas, y aun a costa de su propia vida, hacer la voluntad de Dios. Por otro lado es un hombre que es reflexivo y que busca en todo descubrir al "Dios que salva".

De acuerdo a nuestras categorias de lenguaje corresponderia a "santo". Con esta palabra es con la que Dios presenta a Jose. Simplemente pensemos que clase de hombre tenia Dios que escoger para la Madre de su Hijo y para ser el modelo del esposo y de padre en la Sagrada Familia. Ojala y todos los esposos y padres pudieran ser presentados como Jose: como hombres justos, como hombres SANTOS.

 

Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Abrele tu corazon.

Como Maria, todo por Jesus y para Jesus.

Pbro. Ernesto Maria Caro

 

MINISTERIO DE ORACION DICIEMBRE 18

 

DICIEMBRE 18

Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvación de muchos". (Pio XII)

A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que están privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusión un apostolado

Desde el más profundo sentido de comunión deseo, de todo corazón, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oír las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren

 

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

 

Porque Dios les conceda la recuperación de la salud a todos ellos enfermos de cáncer y les alivie los dolores, algunos con cáncer avanzado, otros esperando operación, otros con quimios y radioterapia, etc. Que el Padre Dios los mire con toda misericordia y les de la salud de cuerpo y de alma, en el Nombre del Señor Jesus. Winston Francisco

 

Queridos hermanos en Cristo, les pido su oración de intercesión por la salud de nuestro hermano Fernando, quien está en el Hospital desde hace 15 días y su enfermedad no cede. Francisco Xavier

 

Te pido Padre por la pronta recuperacion de NACHITO, en vos confio su recuperacion. Padre

 

Hermanos, solicito la oración de cada uno de ustedes por la salud y el embarazo de mi amiga Norma, que ha estado en reposo por problemas, hagamos oración por esa vida que viene en camino y que Dios le permita llegar con nosotros. Gracias Edna

 

AGRADECIMIENTO A DIOS

 

Steve Cameron Inoñán Quiñones

Claudia Garcia Samudio

José Antonio Riva

 

Aniversario de Ordenación Sacerdotal

 

Padre Jesús Alberto Pinzón Calderón

Padre Carlos Giovany Parra

 

Aniversario de Matrimonio

 

Leonor Martínez y David Salinas

Lucio y Consuelo Castro

 

POR LAS NECESIDADES DE

 

Pedimos que Helen y Dario nos dejen en paz se olviden para siempre de nosotras son los vendidos por helados hacen maldedes que Luz Elena y ellos se vayan a vivir a otro barrio a Chillgallo y Flor Vaca les mande y deje de ser compice del maltrato,  que nos dan auxilio. Yolanda

 

Por favor estamos angustiadas segun me informo telefonicamente mi hermana, mi hermano se fue anoche de su casa, pido nuevamente oracion por Alfonso y Luzdary llevan casados 18 o 19 años, se aman, no hemos podido saber las causas de sus dificultades, parece que mi hermano ultimamente ha estado ingiriendo mucho licor, no se de infidelidades, ellos hacian oracion juntos, aunque asisten a eucaristia, se ha enfriado un poco la parte espiritual, les pido oren al Espiritu Santo para que sane esos corazones, sane ese hogar, les regale paz y cambio, por los niños que ellos no sufran el dolor de la separacion de sus padres, que el Señor reine y venza al maligno que los quiere dañar. un abrazo. MARIA DEL CARMEN TEJADA ROJAS

 

Gracias Madre por todas las bendiciones por tu intercesión. Pido madre por todas las familias cristianas, para formen una base sólida en nuestro Señor Jesús, Sean luz en este mundo de tinieblas. En especial por la mía. Te lo pido Señor. Rosita 

 

 Para que me ayude a encontrar a alguien que me ayude por mi fe por las personas que se estan portando mal conmigo por mis padres hija y por mi esposo a pesar de no estar conmigo quiero su salud y felicidad. Carmen

 

Hermanos queridos les pido que oren mucho por mi y mi esposa ayer llego a llevar lo que quedaba de ella en casa fue muy doloroso ver que partía les pido mucha oración. Soraya

 

Suplico oraciones por mi salud y por la de hijo, Manuel Francisco Abril para que nunca sea detenido y que con las bendiciones de nuestro amado Dios y de nuestra Santisima Madre, la Virgen Maria, para que sea totalmente exonerado de la investigacion y de toda la actitud y comportamiento total;, se los suplico y les agradezco a ustedes sus oraciones. que Dios nuestro padre y nuestra Madre Santisima la Virgen Maria sea agradecida y los bendiga sempre. Manuel Francisco

 

Niño Jesús a pesar d todas las adversidades te recibimos en nuestros corazones para que seas tu el que vivas en nosotros. Culminanos de bendicones: En la vida, salud por dones, de frutos , en nuestro matrimonio, hija, familiares he amistades y amparanos Señor. Sofia

 

Pidamos al Señor, que ilumine nuestra mente y transforme nuestro corazón para que libres de toda ambición malsana, busquemos el bien de nuestros hermanos y a quienes buscan su propios intereses, les haga entender que solo en el Amor está la verdadera felicidad. Alicia

 

Q. E. P. D.

 

Pablo Capela,

Nelly Nohemy Zambrano Moreira,

Vanesa Jacqueline Moncayo Véliz,

Alison Gisel Gutiérrez García

Carmen Elizabeth Montes Briones

Irma Idrovo de Rodríguez

Luis Enrique Astudillo Flores

 

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

 

Ofrezcamos también nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Días del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Día, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Señor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Día.

 

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios

 

Por las benditas almas del Purgatorio

 

Abra por favor la siguiente pagina WEB

 

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/

 

ENVIE SU PETICION DE ORACION  a

 

wpauta@gmail.com,

 

wpauta@yahoo.es,

 

--

 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO
http://www.facebook.com/groups/228027363944602/
http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/
 
Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

Padre Pedro Riascos
50 años vida pastoral
http://www.youtube.com/watch?v=qHfmXhaPUL8
www.padrepedroriascos.es.tl

Lecturas meditadas de la Misa del 18 de diciembre.

¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual
 
 
 

 

Martes, 18 de diciembre de 2012

Semana III° de Adviento

Jeremías 23, 5-8 / Mateo 1, 18-24

Salmo responsorial Sal 71, 1-2. 12-13. 18-19

R/. "¡Que en sus días florezca la justicia!”

 

Santoral:

San Flavio, San Winebaldo

y San Modesto

Liturgia - Lecturas del día

 

 

 

Martes, 18 de Diciembre de 2012

 

Suscitaré a David un germen justo

 

Lectura del libro de Jeremías

23, 5-8

Llegarán los días -oráculo del Señor-

en que suscitaré para David un germen justo;

Él reinará como rey y será prudente,

practicará la justicia y el derecho en el país.

En sus días, Judá estará a salvo

e Israel habitará seguro.

y se lo llamará con este nombre:

"El Señor es nuestra justicia".

 

Por eso, llegarán los días -oráculo del Señor- en que ya no se dirá: «Por la vida del Señor que hizo subir a los israelitas del país de Egipto», sino más bien: «Por la vida del Señor que hizo subir a los descendientes de la casa de Israel, y los hizo llegar del país del Norte y de todos los países adonde los había expulsado, para que habiten en su propio suelo».

 

Palabra de Dios.

 

 

SALMO RESPONSORIAL                                                           71, 1-2. 12-13. 18-19

 

R.    ¡Que en sus días florezca la justicia!

 

Concede, Señor, tu justicia al rey

y tu rectitud al descendiente de reyes,

para que gobierne a tu pueblo con justicia

y a tus pobres con rectitud. R.

 

Porque Él librará al pobre que suplica

y al humilde que está desamparado.

Tendrá compasión del débil y del pobre,

y salvará la vida de los indigentes. R.

 

Bendito sea el Señor, Dios de Israel,

el único que hace maravillas.

Sea bendito eternamente su Nombre glorioso

y que su gloria llene toda la tierra. R.

 

 

 

EVANGELIO

 

Jesús nacerá de María,

comprometida con José, hijo de David

 

a    Evangelio de nuestro Señor Jesucristo

según san Mateo

1, 18-24

 

Éste fue el origen de Jesucristo:

María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto.

Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque Él salvará a su Pueblo de todos sus pecados».

Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por el Profeta:

“La Virgen concebirá

y dará a luz un hijo

a quien pondrán el nombre de Emanuel",

que traducido significa:

"Dios con nosotros".

Al despertar, José hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado: llevó a María a su casa.

 

Palabra del Señor.

 

Reflexión

Jer. 23, 5-8. El Pueblo pidió a Samuel un rey que los uniera, que los defendiera, que saliera con ellos en las batallas. Y Dios les concedió el cumplimiento de este deseo. Sin embargo esos reyes muchas veces buscaron sus propios intereses, descuidaron al Pueblo de Dios y a lo único que lo precipitaron fue al fracaso y al destierro. Pero las esperanzas del Pueblo continúan puestas en Dios. Él hará suscitar un Rey que los una, y que los encamine no sólo a la posesión de una ciudad terrena, sino a la posesión de los bienes definitivos. Y Dios, llegada la plenitud de los tiempos nos envía a su propio Hijo para reunir, en un sólo Pueblo Santo, a los hijos de Dios que el pecado había dispersado. Y nosotros pertenecemos a este nuevo Pueblo de Dios; nosotros, los que antes no éramos pueblo, ahora somos Pueblo y Familia de Dios. Él es nuestra justicia, el que nos santifica y nos une como hermanos. A nosotros corresponde ser fieles a sus enseñanzas para que seamos un pueblo justo y prudente; fieles en la escucha de la Palabra de Dios y en la puesta en práctica de la misma. Entonces no nos alegraremos de poseer bienes materiales, sino de poseer los bienes eternos, hacia los que nos encaminamos en medio de las realidades terrenas, no esclavizados a ellas, sino sirviéndonos de ellas para vivir sin egoísmos, sin odios, sin divisiones, sabiendo compartir lo nuestro con los más desprotegidos, para que todos podamos llevar una vida digna en la presencia de Dios como hermanos.

 

Sal 72 (71). Dios, que ha constituido en autoridad a aquellos que están al frente de los pueblos, los ha elegido para que estén al servicio de la verdad y de la justicia, de tal forma que jamás se dejen corromper por los poderosos, sino que rijan a sus pueblos justamente. Si Dios se pone a favor de los débiles y pobres es porque lo hace por medio de aquellos que han recibido autoridad de parte de Dios. La Iglesia de Cristo, en este sentido, debe también ser un signo del amor de Dios y de su preocupación de la defensa de los derechos de los desvalidos. Sin embargo no puede uno decidirse a favor de los más desprotegidos movido por la compasión hacia ellos, pues por encima de la compasión debe regir el verdadero ejercicio de la justicia y de la verdad. Dios ha salido a nuestro encuentro como poderoso Salvador para apiadarse del desvalido y pobre, y salvar la vida al desdichado. Esa es la misma Misión que continúa su Iglesia en el mundo. Actuemos, por tanto, no bajo nuestros criterios, ni conforme a los criterios mundanos, sino conforme a los criterios de Cristo y de su Evangelio.

 

Mt. 1, 18-24. La Iglesia es la Esposa de Cristo, en la que, día a día, por obra del Espíritu Santo, se va engendrando a Cristo en sus diversos miembros. Muchas veces han surgido divisiones que nos han hecho rechazar a algunos o a muchos de nuestros hermanos. Sin embargo, no en sueños, sino en la Palabra que Dios nos ha dirigido por medio de su propio Hijo, hecho uno de nosotros, nos invita a amarnos los unos a los otros a la altura del amor con que nosotros hemos sido amados por Jesucristo. Al igual que María nosotros hemos de ser dichosos, bienaventurados, no sólo por escuchar la Palabra de Dios, sino por ponerla en práctica. José ve en María la Esposa del Espíritu Santo; ahora él piensa que debe retirarse para no interponerse entre Dios y aquella a la que hasta ahora había considerado su desposada. Pero el Ángel de Dios le indica que debe recibirla en su casa, y hacer las veces de padre respecto al Hijo de María y de Dios. Y José recibe en su casa a su Esposa. Velará por ella y cuidará de aquella que pertenece a Otro. Velará y cuidará del Niño que viene como si fuera su Hijo. Dios nos pide que, como Iglesia, que velemos por aquellos que le pertenecen a Él; que les recibamos como nuestros; que les amemos y procuremos su bien en todo. ¿En verdad cumpliremos con este mandato del Señor de amarnos como hijos del mismo Dios y Padre?

El Señor nos recibe gozosamente en su presencia en esta Celebración Eucarística. Él nos ama; Él jamás ha dejado de amarnos, pues es nuestro Dios y Padre, y no enemigo a la puerta; a pesar de que muchas veces nosotros hayamos vivido lejos de Él, como si consideráramos a Dios como un enemigo nuestro Él no ha desistido de su amor por nosotros. Y nuestra vocación mira hacia aquel día en el que el Señor nos recibirá en su Casa eternamente, pues Él nos creó, no para condenarnos, sino para manifestar en nosotros su amor. La participación en la Eucaristía, sentados junto a Él como hijos, nos hace patente ese amor que Dios nos tiene. Él conoce hasta lo más profundo de nuestro ser; y, a pesar de que somos pecadores, jamás nos ha puesto en evidencia ante los demás, sino que viene a nuestro encuentro para perdonarnos y para purificarnos de todo aquello que nos ha manchado, de tal forma que ante el mundo y ante su Padre Dios seamos presentados santos, puros y dignos. Y todo esto Él lo ha logrado a favor nuestro a través de la entrega de su propia vida. Este es el Misterio de Amor y de Misericordia que estamos celebrando en este momento de gracia en el que estamos participando del Memorial de la Pascua de nuestro Dios y Señor, Cristo Jesús.

No podemos acercarnos a los pecadores y a los pobres sólo con un amor compasivo, para darles algunas manifestaciones de amor fraterno durante el ya próximo tiempo de Navidad. No basta preparar una cena caliente y regalos para ellos. Antes que nada hemos de reflexionar si en verdad los estamos aceptando en nuestro corazón, con un amor que jamás dará marcha atrás. La Iglesia de Cristo no vive su amor al prójimo en algunos momentos o acontecimientos de su existencia, sino siempre. Recibir al prójimo en nuestra casa, que es nuestro corazón, es hacernos responsables de él mediante un auténtico amor fraterno, que brote del amor que Dios ha infundido en nosotros. Aquella pregunta que el Señor le hizo al fratricida Caín: ¿Dónde está tu hermano? no puede recibir, de quienes muchas veces han pisoteado la dignidad de los demás o les han hecho la guerra, o les han perseguido injustamente, la respuesta de aquel asesino de los inicios de la humanidad: ¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano? Cristo, a los que creemos en Él, nos quiere totalmente comprometidos con nuestro prójimo con un amor activo, que se convierta en prolongación de aquella forma en que nosotros hemos sido amados por el Hijo de Dios, hecho uno de nosotros.

Roguémosle al Señor que nos conceda, por intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, la gracia de saber amarnos y de vernos como hermanos hasta llegar, juntos, a la posesión de los bienes definitivos que Dios nos ha prometido; pues como nuestro Dios y Padre, lleno de bondad, de amor y de ternura por nosotros, quiere recibirnos eternamente en su Casa para que seamos honrados con el nombre y dignidad de hijos suyos. Amén.

 

Homiliacatolica.com
(
http://www.celebrandolavida.org
).



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris