Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2011.

Domingo XXIII Ordinario del ciclo A. La correccion fraterna.

   Padre nuestro.

   Domingo, 04 de septiembre del 2011, Domingo XXIII Ordinario del ciclo A.

   La corrección fraterna.

   Estimados hermanos y amigos:

   Considerando que en ciertas situaciones las autoridades de ciertas sociedades teocráticas han cometido injusticias, existe una gran desconfianza con respecto al hecho de que los seguidores de las religiones tengamos unas determinadas obligaciones que aceptar, las cuales nos caracterizan como miembros de las citadas religiones que somos. De la misma manera que para poder formar parte de un determinado partido político tenemos que acatar la forma de pensar y proceder de los miembros del mismo, si queremos aceptar una religión, tenemos que acatar los preceptos de la misma, cuyos miembros aceptan desde la fundación de dicha sociedad, o desde que los dirigentes espirituales de los tales cambiaron su ideología.

   Estamos acostumbrados a vivir según el beneplácito de las mayorías. El hecho de ser diferentes con tal de poder formar parte de una religión o de un partido político, puede ser problemático para nosotros, si, las ideas que queremos que nos caractericen, -independientemente de que sean justas-, no son compartidas por mucha gente.

   Jesús, en la primera parte del Evangelio de hoy, (MT. 18, 15-20), nos habla de la corrección fraterna, lo cual, si bien tiene la virtud de hacer que muchos que aceptan dicha corrección vuelvan a abrazar nuestra fe universal, también puede aportarnos problemas. La Biblia es clara con respecto al hecho de que debemos corregir a quienes actúan incumpliendo la voluntad de Dios, pues, si desobedecemos este precepto, caerán sobre nosotros las culpas de quienes desobedecen a nuestro Padre común, por causa de nuestra negativa a corregirlos.

   En la Biblia se nos dice que, si corregimos a un pecador, y este no tiene en cuenta lo que le decimos, el tal podrá incurrir en una falta que podrá hacerle ser condenado, pero nosotros, por el hecho de intentar corregirlo, seremos salvos.

   El hecho de que intentar corregir a quienes pecan contribuye a nuestra salvación, no debe aceptarse como un soborno de nuestra parte a Dios, quien nos concede la salvación de nuestra alma por la grandeza de la fe que le profesamos, y no por la perfección con que hacemos el bien. La corrección fraterna tiene el fin de demostrarles a nuestros prójimos los hombres el deseo que tenemos de que compartan la fe que nos ayuda a alcanzar la plenitud de la felicidad, mientras aguardamos la plena instauración del Reino de Dios entre nosotros.

   ¿Cómo quiere Dios que corrijamos a los pecadores? San Pablo le escribió unos consejos al obispo Timoteo muy adecuados, los cuales pueden ayudarnos a lograr el ansiado fin de que nuestros prójimos los hombres sean salvos.

   "No trates duramente a los ancianos.  Exhórtalos,, más bien, como harías con tu padre. Con los jóvenes, pórtate como un hermano. Trata a las ancianas como a madres, y a las jóvenes como a hermanas, con toda pureza! (1 TIM. 5, 1-2).

   Aunque actualmente los ancianos no son tan respetados como lo eran en el pasado, con tal de que no sientan que se les trata irrespetuosamente, en el caso de que incumplan la voluntad de Dios, es necesario hacerles reflexionar lentamente, con amor, como si fuesen nuestros padres, con tal que vean que no intentamos manipularlos a nuestro antojo, sino hacerles entender lo que el buen Dios desea de ellos.

   Quienes quieran exhortar a los jóvenes convenientemente, tendrán que actuar como si fuesen hermanos y amigos de los tales, porque, si ven que se les quiere inculcar algún pensamiento a la fuerza, tendrán la tentación de actuar con gran rebeldía, lo cual inutilizará la citada exhortación. Los jóvenes son los adultos del futuro, y no gustan ser tratados como si fueran niños, sino como personas responsables en quienes se deposita una gran confianza. Recuerden los padres autoritarios que sus hijos necesitan un voto de confianza y que, si se equivocan, ello es de humanos, y no ha de quitárseles su valor personal por hacer algo que nos compete a las personas.

   De la misma manera que San Pablo instó a Timoteo a que tratara a los ancianos como si fueran sus padres, le pidió también que tratara a las ancianas como si fueran sus madres. Sabemos que los autores bíblicos estimaban que los hombres son superiores a las mujeres, aunque, en el citado libro, se insiste bastante en que se respete a las mujeres, especialmente cuando son ancianas. San Pablo, con tal de que fueran acogidas las viudas en la Iglesia, instaba a las mismas a que tuvieran un gran historial de servicio en sus comunidades, para que, cuando tuviesen necesidades que cubrir, los hermanos cristianos no las desampararan.

   "En cuanto a la auténtica viuda, la que está sola en el mundo, tiene su esperanza en Dios y vive día y noche ocupada en oraciones y plegarias... Y que goce de buena fama por haber educado bien a sus hijos, por haber ejercitado la hospitalidad, por haber acogido con amor a los creyentes y por haber socorrido a los que sufren. En una palabra, por haber hecho el bien a todos los niveles" (1 TIM. 5, 5. 10).

   Para exhortar a nuestros prójimos, necesitamos ser humildes, y no pretender ocultar nunca los pecados que hemos cometido. San Pablo nos da ejemplo de dicha humildad, pues, los predicadores agresivos, no logran resultados favorables en sus intentos de evangelizar a quienes les predican.

   "Doy gracias a Cristo Jesús, nuestro Señor, porque me ha sostenido con su fuerza y se ha fiado de mí hasta el punto de ponerme a su servicio. Y eso que en otro tiempo fui blasfemo y perseguí a la Iglesia con violencia. Pero como vivía sin fe y no sabía lo que hacía, Dios tuvo misericordia de mí, y la gracia (se volcó) sobre mí llenándome de fe y amor cristiano" (1 TIM. 1, 12-14).

   Quienes quieran ser un ejemplo para los pecadores, los catecúmenos y recién bautizados, deben esforzarse por vivir haciendo todo lo que esté a su alcance para no pecar. Si algunos consideran que la Iglesia es exagerada a la hora de exigirnos que comulguemos purificados por el Sacramento de la Penitencia, San Pablo es más exigente que la Iglesia actual, porque recomienda que los hombres oren purificados del pecado, y que las mujeres oren despreciando el excesivo apego a las riquezas y el culto al cuerpo, sin el que parece que la vida carece de sentido en nuestros días.

   "Es, pues, mi deseo que los hombres oren en todas partes con un corazón limpio, libre de odios y altercados. De manera semejante deben comportarse las mujeres. Que no se preocupen tanto de lucir peinados artificiosos, o adornos de oro, o joyas, o vestidos costosos. Deben contentarse con un vestido decente, haciendo del recato y de la modestia su auténtico adorno. Las buenas obras son las que han de distinguir a las mujeres que se precien de creyentes" (1 TIM. 2, 8, 10).

   Ya que hace poco tiempo concluyó la J. M. J. de Madrid, recordemos que también los jóvenes pueden ser    cristianos ejemplares, según las palabras que San Pablo le escribió a su fiel colaborador Timoteo.

   "Que nadie pueda hacerte de menos por ser joven. Al contrario, que tu palabra, tu conducta, tu amor, tu fe y tu limpio proceder te conviertan en modelo para los creyentes" (1 TIM. 4, 12).

   No podremos inculcarles a nuestros prójimos los hombres la importancia que tiene la salvación que aguardamos, si no se nos ve esforzarnos para ser santificados por el Espíritu Santo.

   "Vigila con cuidado tu vida y tu enseñanza; sé constante; haciéndolo así, te salvarás tú y salvarás a tus oyentes" (1 TIM. 4, 16).

   Si fuéramos cristianos ejemplares, muchos se salvarían imitando nuestro ejemplo de fe viva, porque, nuestra forma de actuar, sería para los cuales, la mejor prueba de la existencia de Dios.

   Jesús nos dice en el Evangelio de hoy que, si al exhortar a un creyente, el mismo desoye nuestra reprensión, que le exhortemos delante de un par de testigos que, cuando le llevemos a la Iglesia, testifiquen sobre cómo le hemos reprendido, y sobre su insistencia en no cambiar de conducta. Hay religiones cuyos dirigentes tienen la sana costumbre de corregir a los pecadores delante del común de los hermanos en sus reuniones o asambleas, para que todos los creyentes eviten la imitación de los tales, pensando en la vergüenza que les produciría, el hecho de ser reprendidos en público. San Pablo apoya esta práctica.

   "Reprende públicamente a los que pequen. Así escarmentarán los demás" (1 TIM. 5, 20).

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa del Domingo XXIII Ordinario del ciclo A. Pedidos de oraciones.

Padre mio, Creador y Senor, ¡solo Tu puedes salvarme! Te suplico que lo hagas. Quiero dejarlo todo para que seas solo Tu el centro de mi vida. Ilumina esta oracion para que pueda descubrir el orden que debo dar a mis apegos terrenales, y pueda trasmitir tu amor a los demas.

MISA 4 de SEPTIEMBRE, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES

DOMINGO 4

XXIII DOMINGO ORDINARIO

Santos: Rosalia de Viterbo, laica; Marcelo de Chalons, martir; Bonifacio I, Papa. (Verde)

 

LA DEUDA DEL AMOR FRATERNO

 

Ez 33, 7-9; Rm 13, 8-10; Mt 18, 15-20

 

En la comunidad creyente no es posible desentenderse de los hermanos. Asi como el profeta Ezequiel es responsable de dar la voz de alarma a la casa de Israel para que se aparte de los caminos que conducen a la muerte; cada cristiano tendra que estar atento al caminar de sus hermanos. No se trata de fomentar posturas paternalistas o manipuladoras. Al contrario, se invita a practicar el dialogo directo, la correccion fraterna y la construccion de consensos entre personas consideradas miembros de una comunidad de iguales. La actitud que resume todo los anterior —segun escribe san Pablo en la carta a los Romanos- es la vivencia del amor fraterno entre todos los creyentes. Quien corrija o intente reconciliarse con su hermano, habra de matizarlo en un clima de carino y respeto.

 

ANTIFONA DE ENTRADA (Sal 118, 137. 124)

Eres justo, Senor, y rectos son tus mandamientos. Muestrate bondadoso conmigo y ayudame a cumplir tu voluntad.

 

ORACION COLECTA

Senor, que te has dignado redimirnos y hacernos hijos tuyos, miranos siempre con amor de Padre y haz que cuantos creemos en Cristo, obtengamos la verdadera libertad y la herencia eterna.

Por nuestro Senor Jesucristo...

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Si no amonestas al malvado, te pedire cuentas de su vida.

 

Del libro del profeta Ezequiel: 33, 7-9

 

Esto dice el Senor: "A ti, hijo de hombre, te he constituido centinela para la casa de Israel. Cuando escuches una palabra de mi boca, tu se la comunicaras de mi parte.

Si yo pronuncio sentencia de muerte contra un hombre, porque es malvado, y tú no lo amonestas para que se aparte del mal camino, el malvado morira por su culpa, pero yo te pedire a ti cuentas de su vida. En cambio, si tu lo amonestas para que deje su mal camino y el no lo deja, morira por su culpa, pero tu habras salvado tu vida". Palabra de Dios.

Te alabamos, Senor.

 

Del salmo 94

R/. Senor, que no seamos sordos a tu voz.

 

Vengan, lancemos vivas al Senor, aclamemos al Dios que nos salva. Acerquemonos a El, llenos de jubilo, y demosle gracias.

R/. Senor, que no seamos sordos a tu voz.

 

Vengan, y puestos de rodillas, adoremos y bendigamos al Senor, que nos hizo, pues el es nuestro Dios y nosotros, su pueblo, el nuestro pastor y nosotros, sus ovejas. R/. Senor, que no seamos sordos a tu voz.

 

Hagamosle caso al Senor, que nos dice: "No endurezcan su corazon, como el dia de la rebelion en el desierto, cuando sus padres dudaron de mi, aunque habian visto mis obras". R/. Senor, que no seamos sordos a tu voz.

 

Cumplir perfectamente la ley consiste en amar.

 

De la carta del apostol san Pablo a los romanos: 13, 8-10

 

Hermanos: No tengan con nadie otra deuda que la del amor mutuo, porque el que ama al projimo, ha cumplido ya toda la ley. En efecto, los mandamientos que ordenan: "No cometeras adulterio, no robaras, no mataras, no daras falso testimonio, no codiciaras" y todos los otros, se resumen en este: "Amaras a tu projimo como a ti mismo", pues quien ama a su projimo no le causa dano a nadie. Asi pues, cumplir perfectamente la ley consiste en amar. Palabra de Dios.

Te alabamos, Senor.

 

ACLAMACION (2 Co 5, 19) R/. Aleluya, aleluya.

Dios ha reconciliado consigo al mundo, por medio de Cristo, y nos ha encomendado a nosotros el mensaje de la reconciliacion. R/.

 

Si tu hermano te escucha, lo habras salvado.

 

LECTURA Evangelio Mateo capitulo 18, versiculos 15 al 20

 

En aquel tiempo, Jesus dijo a sus discipulos: "Si tu hermano comete un pecado, ve y amonestalo a solas

Si te escucha, habras salvado a tu hermano. Si no te hace caso, hazte acompanar de una o dos personas, para que todo lo que se diga conste por boca de dos o tres testigos. Pero si ni asi te hace caso, diselo a la comunidad; y si ni a la comunidad le hace caso, apartate de el como de un pagano o de un publicano. Yo les aseguro que todo lo que aten en la tierra, quedara atado en el cielo, y todo lo que desaten en la tierra, quedara desatado en el cielo. Yo les aseguro tambien que si dos de ustedes se ponen de acuerdo para pedir algo, sea lo que fuere, mi Padre celestial se lo concedera; pues donde dos o tres se reunen en mi nombre, ahi estoy yo en medio de ellos". Palabra del Senor.

Gloria a ti, Senor Jesus.

 

Oracion introductoria

Jesus, como buen hermano y amigo, no te cansas de llamarme por diversos medios. Me insistes en la conversion del corazon, pues solo el corazon decidido a convertirse aprende a orar en la fe. Ayudame en esta meditacion a disponer mi corazon para hacer la voluntad de tu Padre.

 

Peticion

Senor, concedeme buscar la santidad a traves de la experiencia de tu presencia en mi vida.

 

REFLEXION Evangelio san Mateo capitulo 18, versiculos 15 al 20

 

REUNIRSE EN EL NOMBRE DE JESUS

Domingo XXIII T.O. (A). Mt.18,15-20. 7 de Septiembre 2008

 

La destruccion del templo de Jerusalen el ano 70 provoco una profunda crisis en el pueblo judio. El templo era « la casa de Dios». Desde alli reinaba imponiendo su ley. Destruido el templo, ¿donde podrian encontrarse ahora con su presencia salvadora?

 

Los rabinos reaccionaron buscando a Dios en las reuniones que hacian para estudiar la Ley. El celebre Rabbi Ananias, muerto hacia el 000 135,10 afirmaba claramente: « Donde dos se reunen para estudiar las palabras de la Ley, la presencia de Dios (la «Shekina») esta con ellos.

 

Los seguidores de Jesus provenientes del judaismo reaccionaron de manera muy diferente. Mateo recuerda a sus lectores unas palabras que atribuye a Jesus y que son de gran importancia para mantener viva su presencia entre sus seguidores: «.Donde dos o tres esten reunidos en mi nombre, alli estoy yo en medio de ellos».

 

No es una reunion que se hace por costumbre, por disciplina o por sumision a un precepto. La atmosfera de este encuentro es otra cosa. Son seguidores de Jesus que «se reunen en su nombre», atraidos por el, animados por su espiritu. Jesus es la razon, la fuente, el aliento, la vida de ese encuentro. Alli se hace presente Jesus, el resucitado.

 

No es ningun secreto que la reunion dominical de los cristianos esta en crisis profunda. A no pocos, la misa se les hace insufrible. Ya no tienen paciencia para asistir a un acto en el que se les escapa el sentido de los simbolos y donde no siempre escuchan palabras que toquen la realidad de sus vidas.

 

Algunos solo conocen misas reducidas a un acto gregario, regulado y dirigido por los eclesiasticos, donde el pueblo permanece pasivo, encerrado en su silencio o en sus respuestas mecanicas, sin poder sintonizar con un lenguaje cuyo contenido no siempre entienden. ¿Es esto «reunirse en el nombre del Senor»?

 

 ¿Como es posible que la reunion dominical se vaya perdiendo como si no pasara nada? ¿No es la Eucaristia el centro del cristianismo? ¿Como es que la Jerarquia prefiera no plantearse nada, no cambiar nada? ¿Como es que los cristianos permanecemos callados? ¿Por que tanta pasividad y falta de reaccion?

 

 ¿Donde suscitara el Espiritu encuentros de dos 0 tres que nos ensenen a reunimos en el nombre de Jesus

 

Credo.

 

PLEGARIA UNIVERSAL

 

Oremos confiados a Dios Padre, que siempre esta dispuesto a acoger nuestros deseos y anhelos.

Despues de cada peticion diremos: Escucha, Senor, nuestra oracion.

 

Por la Iglesia de Dios, por sus ministros, por los misioneros y los catequistas. Oremos. Escucha, Senor, nuestra oracion.

 

Por los gobernantes, los politicos, los empresarios, los trabajadores y los que se encuentran sin trabajo. Oremos. Escucha, Senor, nuestra oracion.

 

Por los emigrantes, los exiliados, los refugiados, los que sufren violencia, o cualquier tipo de marginacion. Oremos. Escucha, Senor, nuestra oracion.

 

Por los enfermos, los agonizantes, los pobres y necesitados, los que se encuentran solos y abandonados. Oremos.

Escucha, Senor, nuestra oracion.

 

Por todos nosotros, por nuestros familiares y amigos, por los que no han podido acudir a celebrar la Eucaristia con nosotros y que llevamos en nuestro corazon. Oremos. Escucha, Senor, nuestra oracion.

 

Muestranos, Padre tu amor y acoge las oraciones que te hemos dirigido con confianza de hijos. Por Jesucristo, nuestro Senor

 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

Dios nuestro, fuente de la paz y del amor sincero, concedenos glorificarte por estas ofrendas, y unirnos fielmente a ti por la participacion en esta Eucaristia. Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

Prefacio para los domingos del Tiempo Ordinario.

 

ANTIFONA DE LA COMUNION (Sal 41, 2-3)

Como la cierva busca el agua de los rios, asi, sedienta, mi alma te busca a ti, Dios mio.

 

ORACION DESPUES DE LA COMUNION

Tu que nos has instruido con tu palabra y alimentado con tu Eucaristia, concedenos, Senor, aprovechar estos dones para que vivamos aqui unidos a tu Hijo y podamos, despues, participar de su vida inmortal.

Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY

 

REFLEXION Evangelio Mateo capitulo 18, versiculos 15 al 20

 

UNA REFLEXION PARA NUESTRO TIEMPO.- La comunicacion franca y transparente oxigena nuestras relaciones interpersonales. Los rumores, las murmuraciones y los comentarios destructivos las destruyen. La palabra es tan poderosa que lo mismo acaba con la reputacion y la buena fama de las personas, que sirve para reconciliar y acercar a enemigos y rivales. Hablar implica asumir la responsabilidad de cuanto se dice. El mensaje del evangelio es un llamado a vivir y construir el entendimiento y el consenso. Quienes aprenden a dialogar y debatir ideas y puntos de vista diferentes, estan practicando de alguna manera la reconciliacion y la comunion. La comunidad eclesial necesita ventilar con mayor apertura y sencillez sus conflictos y tensiones internas. Ninguna imposicion vertical podra superar un acuerdo construido en clima de discernimiento corresponsable.

 

 REFLEXION Evangelio Mateo capitulo 18, versiculos 15 al 20

 

De acuerdo a este pasaje de la Escritura, no podemos tomar la posicion facil de decir: "Basta con que yo este bien… que los demas vean como le hacen". Es obligacion del cristiano el ver por el bien espiritual, fisico y moral de los hermanos. No podemos ver que un hermano peca y nosotros quedarnos tan tranquilos, es nuestra obligacion cristiana hacerle ver su error. Para hacerlo, recordemos la parabola de la basura en el ojo, pues en ella nos recuerda Jesus que la manera de corregir al hermano es siempre con gran amor y con mucho cuidado, como cuando queremos retirar de su ojo una basurita. Debemos buscar el momento y las palabras adecuadas con el fin de no lastimarlo. Sin embargo debemos ser sinceros y autenticos. El esfuerzo, debe ir hasta hacernos ayudar de toda la comunidad, si fuera necesario. Recordemos que somos un cuerpo y si un miembro se enferma, se enferma todo el cuerpo. Tampoco se trata de estar buscando todos los pequenos errores de los demas, se trata de las faltas que pueden llevar a la perdicion de su vida o a pecados mas graves, a faltas morales que distan mucho de la vida cristiana. Por otro lado es la invitacion a ser receptivos a la correccion de nuestros hermanos.

 

Dios nos ama como somos, pero rechaza la idea de dejarnos en estas condiciones. El quiere que seamos exactamente como Jesus.

Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Abrele tu corazon.

Como Maria, todo por Jesus y para Jesus.

Pbro. Ernesto Maria Caro

 

Septiembre 4

Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)

 

A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado

 

Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren

 

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

 

Pido por la salud del BB Tamir Sifres sus padres estan desesperados por que el chiquito tiene una enfermedad nueva y no le encuentran solucion. Muy poquita edad para el bebe solo Dios podra curar el tiene todo el poder de hacerlo, que asi sea. Adolfo Kinast adolfokinast@hotmail.com

 

Senor, con todo mi corazon te pido por la salud de mi mama, Senor que no tenga nada malo, yo confio en Ti. Senor, por favor que la intervencion sea la menos dolorosa. Gracias Senor, porque siempre me escuchas. Sanala Senor, dale la oportunidad de vivir sin sufrimiento. Que no tenga nada malo, yo confio en ti. Hijo

 

Queridos, pido urgente que nos unamos en oracion por Mateo 13 anos esta pasando por momentos muy dificiles por su enfermedad, pero si todos rezamos por el, aliviaremos su carga y la de su mama, tambien les pido por Gloria a y su mama Maria Laura, Teresita, Daniel y Victor Hugo,  tambien nos necesitan, muchisimas gracias que Dios los bendiga abundantemente, "constanza agüero frías" <constanzaaguerofrias@gmail.com>,

 

Hermanos recen por la salud de mi mama que se llama Norma Farias unidos en Jesus y Maria. Claudia Fabiana

 

hnos/as en cristo, les pido que sigan orando por mi y mis hijas, Yessi le veo mas optimista, mejor con todo lo criticio que significa su edad adolescente y con la ausencia de su papa, Sofia, mi bebe de dos anos y medio,  bueno que Dios me la proteja siempre porque aun no la puedo tener, no depende de mi su cuidado, solo la visito y rezo por ella. Claudia Fabiana

 

AGRADECIMIENTO A DIOS

 

Cumpleanos de Glahdys

Cumpleanos de Conchita Pineda

Cumpleaños de Lemos

 

Pido y agradezco todo lo que han hecho por mi, mi corazon y mi alma les pertenece querido grupo me he  mejorado mucho gracias a sus rezos y a mi querido santito tambien quiero dedicar una palabras para mi Dios el es todo lo que necesito para mi vida,el me da agua de vida. Gracias. Adolfo.

 

Santa Rita paso a saludarte y darte las gracias por haberme ayudado. Sanaste mi corazon y mi mente. Dejaste todo muy claro y entiendo el “porque” te doy nuevamente las gracias por tu ayuda a sido mi mas grande fe y esperanza en todo momento. Te llevo siempre en mi mente. Patty

 

POR LAS NECESIDADES DE

 

Senor te pido me ilumines y me abras las puertas a seguir para tener prosperidad en mi vida y la de mi familia. En ti pongo toda mi esperanza y fortaleza espiritual. Amen y gracias. Maria

 

Es urgente que mi hija recupere su integridad de caracter, ya no sabemos que le ocurre, droga, ansiedad, inseguridad... Senor alejala de todo mal y sopla sobre ella tu Espiritu de Verdad, de Amor y de vida y protegela. Regresala a tu rebano. Amen. EDMUNDO

 

Les pido sus oraciones por una intencion personal, suplico la misericordia de Dios para gloria suya, en el nombre de Jesus, amen.  Luis

 

Les pido sus oraciones por Salvador que se encuentra secuestrado desde hace varios dias y por la sanacion de Juan para que si es la voluntad de Dios les conceda su curacion. HECTOR LUIS

 

Pido oracion humildemente por la conversion de mi familia en especial de mi esposo alcoholico e hija rebelde que esta alejada de Dios gracias.CECI

 

Por favor pidan por mi sobrino Julio Alvarez se va internar en un centro de recuperacion que todo salga bien con la ayuda de Dios y sus oraciones. ALMITA

 

Por favor que venga Jesus y ponga fin a todo este mal y reine con todo su amor y poder ya. Desesperado

 

Dios te doy gracias por todo lo que me has dado y te ruego que me des el dinero necesario para vivir sin enfermedades, Tu sabes cuanto sufro con estas gripes, llevame a la costa para no enfermarme, te lo suplico y no te olvides de nuestro trato. Amen DIEGO

 

Senor, gracias por mi historia, perdona mi fragilidad, ayudame Senor trae a los bautizados a tu iglesia te pido especialmente por Cesar, mis hijos, padres, hermanos de comunidad ayudanos a ser fuertes a reconocer lo que viene de Ti, no permitas que nos separemos de Ti, proteccion divina para los consagrados y para todos los que trabajan por la nueva evangelizacion, por los catequistas, que te sirvamos autenticamente, te lo pido Senor. Jorge

 

Por los que no tenemos trabajo que tengamos paciencia, apoyo de nuestros familiares y conocidos, reconozcan nuestro esfuerzo diario en su busqueda. Por los que no tenemos claridad en la vocacion para que viviendo el dia a dia sea la forma de encontrarnos con Dios y con nuestros hermanos. Mateo

 

Q. E. P. D.

 

Orlando Arturo Izurieta Cisneros

Luz América Ron Moreno

Colon Livinio Caballero Vallejo

Angela Fung Fung

Angel Leon Montenegro

Gema Zambrano Macias

Marlon Eduardo Moran

 

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

 

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

 

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios

 

Por las benditas almas del Purgatorio

 
ECUADOR
 
ENVIE SU PETICION DE ORACION  a

 

wpauta@gmail.com,

 

wpauta@yahoo.es,

 

indicando su nombre y peticion

 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

 

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/

 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa del Jueves XXII del tiempo Ordinario. Pedidos de oraciones.

Senor, me pongo completamente a tu disposicion. Iluminame para ir a tu encuentro adecuadamente vestido.

MISA 1 de SEPTIEMBRE, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES

JUEVES 1

Nuestra Senora de los Remedios

Santos: San Gil de Casayo, abad; Gil o Egidio de Nimes, eremita. Feria (Verde)

 

EL INICIO DEL DISCIPULADO

 

Col. 1, 9-14 Lc 5, 1-11

 

El apostol san Pablo saluda con gran entusiasmo la conversion de numerosos hombres y mujeres de Colosas. Ellos han sido fortalecidos con la vida divina y podran afrontar los desafios exigentes que enfrentaban los cristianos en el Imperio Romano. El llamamiento de los cuatro primeros discipulos en el evangelio de San Lucas se relata de forma esperanzadora. Los pescadores habian pasado toda una noche queriendo pescar, sin conseguirlo. Confiados en la palabra de Jesus, vuelven a lanzar las redes y obtienen una pesca abundantisima. En lo sucesivo vivirian pendientes de las palabras del Senor y le auxiliarian pescando hombres y mujeres para el Reino.

 

ANTIFONA DE ENTRADA (Hb 7, 24)

Cristo, mediador de la nueva alianza, por el hecho de permanecer para siempre, posee un sacerdocio perpetuo.

 

ORACION COLECTA

Dios nuestro, que para gloria tuya y salvacion de todos los hombres constituiste Sumo y Eterno Sacerdote a tu Hijo, Jesucristo, concede a quienes El ha elegido como ministros suyos y administradores de sus sacramentos y de su Evangelio, la gracia de ser fieles en el cumplimiento de su ministerio. Por nuestro Senor Jesucristo...

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Nos ha liberado del poder de las tinieblas, y nos ha trasladado al Reino de su Hijo amado.

 

De la carta del apostol san Pablo a los colosenses: 1, 9-14

 

Hermanos: Desde que recibimos noticias de ustedes, no hemos dejado de pedir incesantemente a Dios que los haga llegar a conocer con plenitud su voluntad, por medio de la perfecta sabiduria y del conocimiento espiritual. Asi ustedes viviran segun el Senor se merece, le agradaran en todo, daran fruto con toda clase de buenas obras y creceran en el conocimiento de Dios. Fortalecidos en todo aspecto por el poder que irradia de El, podran resistir y perseverar en todo con alegria y constancia, y dar gracias a Dios Padre, el cual nos ha hecho capaces de participar en la herencia de su pueblo santo, en el reino de la luz. El nos ha liberado del poder de las tinieblas y nos ha trasladado al Reino de su Hijo amado, por cuya sangre recibimos la redencion, esto es, el perdon de los pecados. Palabra de Dios.

Te alabamos, Senor.

 

Del salmo 97

R/. El Senor nos ha mostrado su amor y su lealtad.

 

El Senor ha dado a conocer su victoria y ha revelado a las naciones su justicia. Una vez mas ha demostrado Dios su amor y su lealtad hacia Israel. R/. El Senor nos ha mostrado su amor y su lealtad.

 

La tierra entera ha contemplado la victoria de nuestro Dios. Que todos los pueblos y naciones aclamen con jubilo al Senor.

R/. El Senor nos ha mostrado su amor y su lealtad.

 

Cantemos al Senor al son del arpa, suenen los instrumentos. Aclamemos al son de los clarines, al Senor, nuestro rey.

R/. El Senor nos ha mostrado su amor y su lealtad.

 

ACLAMACION (Mt 4, 19) R/. Aleluya, aleluya.

Siganme, dice el Senor, y yo los hare pescadores de hombres. R/.

 

Dejandolo todo, lo siguieron.

 

LECTURA Evangelio Lucas capitulo 5, versiculos 1 al 11

 

En aquel tiempo, Jesus estaba a orillas del lago de Genesaret y la gente se agolpaba en torno suyo para oir la palabra de Dios. Jesus vio dos barcas que estaban junto a la orilla. Los pescadores habian desembarcado y estaban lavando las redes. Subio Jesus a una de las barcas, la de Simon, le pidio que la alejara un poco de tierra, y sentado en la barca, ensenaba a la multitud.

Cuando acabo de hablar, dijo a Simon: "Lleva la barca mar adentro y echen sus redes para pescar". Simon replico: "Maestro, hemos trabajado toda la noche y no hemos pescado nada; pero, confiado en tu palabra echare las redes". Asi lo hizo y cogieron tal cantidad de pescados, que las redes se rompian. Entonces hicieron senas a sus companeros, que estaban en la otra barca, para que vinieran a ayudarlos. Vinieron ellos y llenaron tanto las dos barcas, que casi se hundian.

Al ver esto, Simon Pedro se arrojo a los pies de Jesus y le dijo: "¡Apartate de mi, Senor, porque soy un pecador!". Porque tanto el como sus companeros estaban llenos de asombro, al ver la pesca que habian conseguido. Lo mismo les pasaba a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, que eran companeros de Simon.

Entonces Jesus le dijo a Simon: "No temas; desde ahora seras pescador de hombres". Luego llevaron las barcas a tierra, y dejandolo todo, lo siguieron. Palabra del Senor.

Gloria a ti, Senor Jesus.

 

Oracion introductoria

Dios mio, ilumina mi mente y mi corazon, como lo hiciste con Pedro, para que pueda reconocerte siempre. Te encomiendo este rato de oracion, hazme gustar el don del amor sobrenatural que puede cambiar y transformar toda mi vida.

 

Peticion

Senor, ayudame a experimentar el cambio que tu amor puede hacer en mi vida, de una vez para siempre.

 

REFLEXION Evangelio Lucas capitulo 5, versiculos 1 al 11

 

En las lecturas anteriores, Lucas nos ha dado un cuadro de los que escuchaban y veian a Jesus y de su reaccion ante el mensaje. Hoy en el relato de la “pesca milagrosa”, nos descubre una faceta de la predicacion del Senor: su finalidad. Claramente les dice a estos primeros discipulos, que los llama para ser “pescadores de hombres”. En el terreno que consideramos, tu y yo, propio y personal, ese en el que el trabajo de cada dia se lleva a cabo con entrega y esfuerzo, llega el Senor, y nos pide algo que parece sencillo y es trascendente: “Prestame tu barca y, aunque no entiendas, haz lo que te digo, confia en mi palabra”. Caigo en la cuenta, Jesus, que esa barca que me pides y que ha sido testigo de ilusiones, esfuerzos, aciertos, errores y fatigas es, en este caso, mi persona. Es en ella que Tu quieres hacer una labor, y desde ella transmitir a muchas personas tu mensaje de amor y misericordia. Me llevaras mar adentro, pero embarcado contigo en la nave de tu Iglesia, y en ese mismo terreno que es el campo de mi vida, seguire trabajando, pero ya como Simon “en tu nombre”... y contigo podre hacer “pescas milagrosas”.

 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

Que Jesucristo, nuestro Mediador haga que te sean aceptables, Senor, nuestras ofrendas y que su sacrificio redentor nos haga vivir cada dia mas unidos a El, para que toda nuestra vida sea grata a tus ojos.

Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

ANTIFONA DE LA COMUNION (Mt 28, 20)

Sepan que yo estare con ustedes todos los dias, hasta el fin del mundo.

 

ORACION DESPUES DE LA COMUNION

Que el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, que hemos ofrecido en el sacrificio y recibido en la comunion, sean para nosotros, Senor, el principio de una vida nueva, a fin de que, unidos a ti por el amor, demos frutos que permanezcan para siempre. Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY

 

REFLEXION Evangelio Lucas capitulo 5, versiculos 1 al 11

 

Hoy se tiene la tentacion de pensar que la Palabra de Dios, lo que leemos en el Evangelio o en general en la Sagrada Escritura, tiene el mismo valor que la que esta escrita en cualquier otro libro. Hoy Pedro, un experimentado pescador, se pone a escuchar lo que para un hombre de su experiencia resultaria una ilogica peticion la cual proviene de un carpintero. Sin embargo, la Escritura nos dice que antes de invitar a Pedro a pescar, Jesus habia predicado a los que se reunieron en torno a la barca. Seguramente que lo que escucho Pedro de labios de Jesus, lo animo a intentar una accion fuera de toda logica dentro de su oficio. El resultado: Una gran pesca. Pedro entonces, a pesar de ser un hombre experimentado reconoce que la Palabra de Jesus no es como la de cualquier hombre. Y a pesar de ser un experto en la materia se deja conducir por la palabra del Maestro. Debemos, pues, por un lado, escuchar mas seguido y con mucha atencion la Palabra de Jesus que tenemos en los evangelios y por otro lado reconocer que esa palabra no es la de cualquier hombre, no es simplemente la palabra del Carpintero de Nazaret, sino que es la palabra de Dios, la cual tiene poder. Date tiempo para leer la Sagrada Escritura y aprende a dejarte conducir por ella.

Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Abrele tu corazon.

Como Maria, todo por Jesus y para Jesus.

Pbro. Ernesto Maria Caro

 

Septiembre 1

Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)

 

A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado

 

Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren

 

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

 

YAMILA de 36 anos 2 hijos (mellizos una nena y un nene) de 7 anos, sufre de ataques de panico  no le permiten salir de su casa, estar con gente, llevar a sus hijos a la escuela, esta en tratamiento psiquiatrico, piden oracion, para que nuestro Senor Jesus y Mama Maria con su poderosa mediacion, le ayuden a superar este desagradable trastorno. Amen. Angelica. Gracielita

 

Queridos hermanos pido oracion para Lucia sufrio grave accidente que la VIRGEN la cubra con su manto. "La Vasquita" <lavasquita@fibertel.com.ar>,

 

Por favor necesitamos urgente que oren por la salud de la nina Manuela Perez Bustamante de Rosario de 6 anos tuvo un accidente, esta muy delicada (la apreto un porton de un garage) fue operada, tiene doble traumatismo de craneo, esta en terapia intensiva. Bendiciones. Ana Arnal

 

Por favor que incluyas a Valeria, fue peregrina en la ultima peregrinacion de familias especiales, esta muy mal del rinon y hay una gran posibilidad de que necesite un trasplante, pido por su sanación, gracias Maria Eugenia U.

 

Enrique Riascos tiene una enfermedad coronaria severa, todas las arterias de su corazon comprometidas, solo le funciona el 25% de su corazon, la principal arteria coronaria esta obstruida en un 90% hay que hacerle 6 bypass y aunque fisicamente esta muy deteriorado, espitualmente esta mejor que nunca. ADRY

 

AGRADECIMIENTO A DIOS

 

Cumpleanos de Jeshua Amador Amador

Cumpleanos de Eduardo

 

Les cuento como van las cosas, mi abuela Coralia Dolores Castro esta bien, recuperandose casi milagrosamente de su fractura de femur, como en todo hay problemas, se tapa la sonda, le cuesta el tema de los panales, le duele mucho la rodilla que tiene recta hace casi un mes y ayer vino traumatologo y le saco los puntos y la sento en la cama, su herida esta perfecta y se marea mucho cuando la sento viene la enfermera todos los dias y hoy aparecio la kinesiologa de Pami que comenzara el viernes. Mariana Mollo

 

POR LAS NECESIDADES DE

 

Padre ayudanos en nuestra fragilidad danos sabiduria para reconocer lo que viene de ti, ayuda a las familias en conflicto, por la paz, por muchas vocaciones sacerdotales, religiosas, misioneras y catequistas santos y protección divina para los existentes, liberanos de la esclavitud en venezuela y da fortaleza a los servidores públicos que trabajan segun tus mandatos y libera de idolatria a hombres para quienes no te conocen, ayudales abrir los ojos a tu evangelio, te lo pido Senor. Amada

 

Agradecere pedir a Dios por SEBASTIAN  y su familia. Gracias y que Dios los bendiga. Paula

 

Les suplico oren por mis hijos Roberto de 10 anos, Maria Jose de 9, Francisco Jesus de 6 anos y Genesis de 6 meses, estamos pasando un situacion muy dificil mi esposo nos ha dejado despues de 11 anos de matrimonio y me temo que todo estos los afecte que no podamos superar toda este dolor y angustia por eso les pido que oren por nosotros. Gracias y que Dios lo bendiga ana maria sanchez rocha" <bassett61@yahoo.com>,

 

Dios mio yo se que tu me vas escuchar se he sido una mala persona pecadora que he hecho mucho dano y ya no quiero vivir asi te pido perdon, por todo eso, cuidame yo soy tu hijo, no me abandones ensename la luz para salir de este túnel, en el que estoy metido quiero salir de las drogas por favor Jesus ayudame a salir de esto. ALEX

 

Pido a mi Senor que nos proteja y nos aleje a todas aquellas personas que con odio sin razon buscan acabar con mi familia, mediante todas las formas mas bajas, le pido al Senor repela los ataques y nos cubra con su sangre y a Maria nos cubra con su manto Antonio

 

Queridos hermanos en Jesucristo: ruego a todos que oren al Senor por mi hermana y mi madre muy mayor. Aunque le ayudamos los hermanos, mi hermana esta cansada ya que mi madre esta cada vez peor, tiene muchos caprichos y no la trata bien. Recemos por ellas para que el Senor interceda de la mejor manera en ambas. Muchas gracias y tambien pido por todos ustedes. Maricarmen

Q. E. P. D.

 

Siu Max Chiang

Joffre Diaz

Juan Gonzalez Gomez

Amada Zurita Coronel.

 

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

 

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

 

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios

 

Por las benditas almas del Purgatorio

 
ECUADOR
 
ENVIE SU PETICION DE ORACION  a

 

wpauta@gmail.com,

 

wpauta@yahoo.es,

 

indicando su nombre y peticion

 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

 

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/

 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

Lecturas de la Misa del Jueves XXII Ordinario meditadas brevemente.

Lecturas del Jueves 01 de Septiembre de 2011

Jueves 22ª semana de tiempo ordinario

Santoral: Gil, Arturo

Col 1,9-14: Fructificarán en obras buenas
Salmo responsorial 97: El Señor da a conocer su victoria
Lc 5,1-11: Dejándolo todo, le siguieron

Colosenses 1,9-14


Nos ha sacado del dominio de las tinieblas, y nos ha trasladado al reino de su Hijo querido
Hermanos: Desde que nos enteramos de vuestra conducta, no dejamos de rezar a Dios por vosotros y de pedir que consigáis un conocimiento perfecto de su voluntad, con toda sabiduría e inteligencia espiritual. De esta manera, vuestra conducta será digna del Señor, agradándole en todo; fructificaréis en toda clase de obras buenas y aumentará vuestro conocimiento de Dios. El poder de su gloria os dará fuerza para soportar todo con paciencia y magnanimidad, con alegría, dando gracias al Padre, que os ha hecho capaces de compartir la herencia del pueblo santo en la luz. Él nos ha sacado del dominio de las tinieblas, y nos ha trasladado al reino de su Hijo querido, por cuya sangre hemos recibido la redención, el perdón de los pecados.


Salmo responsorial: 97


El Señor da a conocer su victoria.
El Señor da a conocer su victoria, / revela a las naciones su justicia: / se acordó de su misericordia y de su fidelidad / en favor de la casa de Israel. R.

Los confines de la tierra han contemplado / la victoria de nuestro Dios. / Aclama al Señor, tierra entera; / gritad, vitoread, tocad. R.

Tocad la cítara para el Señor, / suenen los instrumentos: / con clarines y al son de trompetas, / aclamad al Rey y Seños. R.

Lucas 5,1-11


Dejándolo todo, lo siguieron
En aquel tiempo, la gente se agolpaba alrededor de Jesús para oír la palabra de Dios, estando él a orillas del lago de Genesaret. Vio dos barcas que estaban junto a la orilla; los pescadores habían desembarcado y estaban lavando las redes. Subió a una de las barcas, la de Simón, y le pidió que la apartara un poco de tierra. Desde la barca, sentado, enseñaba a la gente.

Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: "Rema mar adentro, y echad las redes para pescar." Simón contestó: "Maestro, nos hemos pasado la noche bregando y no hemos cogido nada; pero, por tu palabra, echaré las redes." Y, puestos a la obra, hicieron una redada de peces tan grande que reventaba la red. Hicieron señas a los socios de la otra barca, para que vinieran a echarles una mano. Se acercaron ellos y llenaron las dos barcas, que casi se hundían. Al ver esto, Simón Pedro se arrojó a los pies de Jesús diciendo: "Apártate de mí, Señor, que soy un pecador." Y es que el asombro se había apoderado de él y de los que estaban con él, al ver la redada de peces que habían cogido; y lo mismo les pasaba a Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Jesús dijo a Simón: "No temas; desde ahora serás pescador de hombres." Ellos sacaron las barcas a tierra y, dejándolo todo, lo siguieron.

Comentarios

Las palabras de Jesús, que siempre están llenas de vida, a tal punto que toda la población se acerca a escuchar al maestro, tienen una particular relevancia: Jesús, acercándose a la cotidianidad y usando una nueva metodología que parte de la realidad y vuelve a ella, proclama el Reino de Dios de forma itinerante, yendo de un lugar a otro.

En esta ocasión se encuentra a orillas del lago contemplando, e invitando a contemplar, la faena de la pesca, para luego expresar su discurso; figura que Jesús asume y le da nuevo significado como símbolo del seguimiento al discipulado a partir de este encuentro con los pescadores de Galilea, con Pedro a la cabeza.

La faena no ha tenido resultado, pero Jesús habla a Simón Pedro y le pide que eche nuevamente las redes. La respuesta de Pedro nos llama la atención y tiene que resonar entre nosotros; por la palabra de Jesús volverán a la faena; la palabra de Jesús nos tiene que llevar a actuar en la realidad de nuestra vida.

Las dos barcas se llenaron de peces, los pescadores llegaron a la orilla, dejaron sus artes de pesca y siguieron a Jesús, quien dijo: “No temas, en adelante serás pescador de hombres”.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Lecturas de la Misa del Jueves XXII del tiempo Ordinario meditadas.

¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

Jueves, 1° de setiembre de 2011
Semana 22 del Tiempo Ordinario
Colosenses 1, 9-14 / Lucas 5, 1-11
Salmo responsorial   Sal 97, 2-6
R/.  "¡El Señor manifestó su victoria!"
 
Santoral:
San Gil

Liturgia - Lecturas del día
 
 
 
 
Jueves, 1° de Setiembre de 2011
 
Dios nos libró del poder de las tinieblas
y nos hizo entrar en el Reino de su Hijo muy querido
 
Lectura de la carta del Apóstol san Pablo
a los cristianos de Colosas
1, 9-14
 
Hermanos:
Oramos y pedimos sin cesar por ustedes, para que Dios les haga conocer perfectamente su voluntad, y les dé con abundancia la sabiduría y el sentido de las cosas espirituales. Así podrán comportarse de una manera digna del Señor, agradándolo en todo, fructificando en toda clase de obras buenas y progresando en el conocimiento de Dios. Fortalecidos plenamente con el poder de su gloria, adquirirán una verdadera firmeza y constancia de ánimo, y darán gracias con alegría al Padre, que nos ha hecho dignos de participar de la herencia luminosa de los santos. Porque Él nos libró del poder de las tinieblas y nos hizo entrar en el Reino de su Hijo muy querido, en quien tenemos la redención y el perdón de los pecados.
 
Palabra de Dios.
 
 
SALMO RESPONSORIAL                                                    97, 2-6
 
R.   ¡El Señor manifestó su victoria!
 
El Señor manifestó su victoria,
reveló su justicia a los ojos de las naciones:
se acordó de su amor y su fidelidad
en favor del pueblo de Israel. R.
 
Los confines de la tierra han contemplado
el triunfo de nuestro Dios.
Aclame al Señor toda la tierra,
prorrumpan en cantos jubilosos. R.
 
Canten al Señor con el arpa
y al son de instrumentos musicales;
con clarines y sonidos de trompeta
aclamen al Señor, que es Rey. R.
 
 
 
EVANGELIO
 
Abandonándolo todo, lo siguieron
 
a    Evangelio de nuestro Señor Jesucristo
según san Lucas
5, 1-11
 
En una oportunidad, la multitud se amontonaba alrededor de Jesús para escuchar la Palabra de Dios, y Él estaba de pie a la orilla del lago de Genesaret. Desde allí vio dos barcas junto a la orilla del lago; los pescadores habían bajado y estaban limpiando las redes. Jesús subió a una de las barcas, que era de Simón, y le pidió que se apartara un poco de la orilla; después se sentó, y enseñaba a la multitud desde la barca. Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: «Navega mar adentro, y echen las redes».
Simón le respondió: «Maestro, hemos trabajado la noche entera y no hemos sacado nada, pero si Tú lo dices, echaré las redes». Así lo hicieron, y sacaron tal cantidad de peces, que las redes estaban a punto de romperse. Entonces hicieron señas a los compañeros de la otra barca para que fueran a ayudarlos. Ellos acudieron, y llenaron tanto las dos barcas, que casi se hundían.
Al ver esto, Simón Pedro se echó a los pies de Jesús y le dijo: «Aléjate de mí, Señor, porque soy un pecador». El temor se había apoderado de él y de los que lo acompañaban, por la cantidad de peces que habían recogido; y lo mismo les pasaba a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, compañeros de Simón.
Pero Jesús dijo a Simón: «No temas, de ahora en adelante serás pescador de hombres».
Ellos atracaron las barcas a la orilla y, abandonándolo todo, lo siguieron.
 
Palabra del Señor.
 
Reflexión
 
 
 
Col. 1, 9-14. Orar por aquellos a quienes, por medio nuestro, Dios abrió al Evangelio y los hizo partícipes de su Vida, de su Luz y de su Sabiduría, nos hace conscientes de que la obra de salvación es de Dios y no nuestra. Por ese motivo nosotros no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Cristo; su Evangelio es para nosotros la Sabiduría que Dios nos ha manifestado, para que, conociéndola y aceptándola en nuestra vida, podamos dar fruto abundante con toda clase de buenas obras, siendo, así, gratos a Dios.
Hechos partícipes del Reino de la luz, no seremos vencidos por las tinieblas, pues el Poder del Señor en nosotros nos ayudará a resistir y a perseverar en el bien, de tal forma que, cuando nos reunamos para celebrar la Acción de Gracias, vayamos con la alegría de saber que Dios ha hecho su obra en nosotros, y nos ha conservado en su amor participándonos de su Vida y de su Reino. Efectivamente, por medio del Bautismo, Él nos ha liberado del poder de las tinieblas, haciendo que, junto con su Hijo, nos levantemos de aquello que nos retenía en la muerte y lejos de su presencia; y para que, hechos hijos en el Hijo, ahora vivamos para Aquel que por nosotros murió y resucitó. Así formamos el Reino del Hijo amado de Dios.
Unidos al Señor, el Padre Dios nos contempla con el mismo amor con que contempla a su Hijo, y nos hace coherederos con Él de la misma herencia que le corresponde como a Hijo suyo.
 
Sal. 98 (97). En Cristo Jesús, Dios se ha levantado victorioso sobre el pecado y la muerte.
Todas las naciones son testigos del amor que Dios le ha tenido a su Pueblo Santo.
A pesar de nuestras infidelidades, Él permanece fiel, y su lealtad jamás da marcha atrás. Quienes se adhieran al Señor, aún sin pertenecer al antiguo Pueblo de Dios, podrán no sólo aclamarlo, sino participar de su victoria y, formando un único pueblo basado en la fe en Jesucristo, podrán tenerlo como su Señor y Rey. Entonces, todas las naciones podrán aclamar jubilosas al Señor eternamente.
Efectivamente Jesucristo ha derrumbado el muro que nos separaba: el odio; y nos ha unido en el amor que procede de Dios, de tal forma que ahora todos vivamos y caminemos en el amor fraterno teniendo un sólo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre.
Que esta dignación con que Dios nos ha distinguido nos ayude a no seguirnos dividiendo, sino a vivir la unidad en el amor fraterno querida por Jesucristo, y que servirá como testimonio para que el mundo crea.
 
Lc. 5, 1-11. La Iglesia, simbolizada en la barca de Pedro, teniendo consigo a Cristo, proclama la Buena Nueva a todos, invitándolos a unirse a ella para que la salvación se haga realidad para todos.
No podemos anunciar el Nombre de Dios sin preocuparnos de atraer a todos hacia Cristo. Cuando el Señor pide a Pedro arrojar las redes al mar, lo está invitando a cumplir fielmente con la misión de hacer que la salvación, por medio del anuncio del Evangelio, que conduce a la fe en Cristo, llegue a todos los hombres sin distinción.
Esa labor no podrá hacerse al margen de Cristo. Antes que nada, la Iglesia debe saber escuchar al Señor y serle fiel. No son nuestros métodos, ni nuestras imaginaciones o investigaciones técnicas lo que le da su eficacia a la Palabra de Dios. Es el Señor quien nos salva y nos conduce para que, abandonando nuestro antiguo modo de vivir, nos convirtamos en testigos suyos por caminar tras sus huellas. Entonces el anuncio eficaz del Evangelio no será fruto de la ciencia humana, sino de nuestra experiencia personal del Señor, y del Espíritu que nos conduce a la Verdad plena.
Venimos ante el Señor trayendo todas nuestras fatigas apostólicas y humanas. Él nos precede con su cruz, con su entrega. Él nos hace saber que, a pesar de que, por serle fieles dando testimonio de Él en los diversos ambientes en que se desarrolle nuestra vida, encontremos dificultades, persecuciones, e incluso la muerte, jamás debemos dar marcha atrás en la escucha fiel de su Palabra y en la puesta en práctica de la misma.
Efectivamente, nuestra fe en Cristo no puede quedarse arrinconada en actos litúrgicos. Cuando acudimos a la Celebración de la Eucaristía nos presentamos ante el Señor trayendo como ofrenda nuestra propia vida con todas nuestras ilusiones; aun cuando traemos también nuestras angustias y todo aquello que, por algún motivo, nos ha querido impulsar a dar marcha atrás en el camino recto, o en nuestra entrega en favor del bien hecho a quienes nos rodean. El Señor nos contempla con gran amor y nos invita a seguir sus huellas, sin claudicar de aquello que dará un nuevo rumbo a nuestra historia.
No importa que la noche totalmente oscura se haya cernido sobre nosotros; el Señor nos invita a que le demos espacio en la barca de nuestra propia vida para que conozcamos la Buena Nueva de su amor, y recuperemos la paz y el ánimo de seguirnos esforzando por darle sentido a nuestra vida.
Por eso el Señor nos dice: Conduce la barca mar adentro. Yo voy contigo; aprende a escuchar mi Palabra y a ponerla en práctica. La salvación no puede estar al margen de tu esfuerzo continuo por vivir conforme al Camino que yo te he indicado.
Si queremos convertirnos en pescadores de hombres; si queremos ser colaboradores para que todos encuentren el camino del amor fraterno, para que, unidos a Cristo, le demos un nuevo rumbo a nuestra existencia comprometiéndonos constantemente por erradicar de nosotros la pobreza, los encarcelados injustamente por oponerse a las propias ideas, las injusticias sociales, el pecado y el enviciarse en él, antes que nada nosotros mismos hemos de tomar las actitudes de Cristo que el mundo requiere para encontrar en nosotros un poco más de luz, de amor y de esperanza en su vida. No podemos sólo predicarles la Buena Nueva; es necesario ponernos a trabajar echando las redes y afanándonos para que ese Reino de Dios, ese mundo nuevo se abra paso entre nosotros.
A pesar de que nuestros intentos anteriores por colaborar en el bien hayan sido fallidos, ahora, con Cristo presente en nosotros, fieles a su Palabra, vayamos mar adentro; no huyamos del mundo y sus problemas; acerquémonos a todos para proclamarles el Nombre del Señor, tanto con nuestras palabras, como, sobre, todo, con nuestro propio testimonio.
Así, siendo instrumentos eficaces en las manos de Dios, nosotros seremos realmente colaboradores para que Él continúe realizando su obra salvadora entre nosotros.
Roguémosle a nuestro Dios y Padre que nos conceda, por intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, la gracia de esforzarnos continuamente, guiados por el Espíritu Santo, para que su Reino esté en nosotros y nos ayude a vivir como hijos de un mismo Dios y Padre. Amén.
 
Homiliacatolica.com
(
http://www.celebrandolavida.org
).

Evangelio diario meditado de la Misa del Jueves XXII del tiempo Ordinario.

20110910223830-pescadores.jpg

Autor: P. Clemente González | Fuente: Catholic.net
Los apóstoles, testigos y enviados de Cristo
Lucas 5, 1-11. Tiempo Ordinario. Cristo va guiando con suavidad a sus hijos hacia la conversión. 
 
 
Lucas 5, 1-11


En aquel tiempo, la gente se agolpaba alrededor de Jesús para oír la Palabra de Dios, estando él a la orilla del lago Genesaret; y vio dos barcas que estaban a la orilla del lago. Los pescadores habían bajado de ellas, y lavaban las redes. Subiendo a una de las barcas, que era de Simón, le rogó que se alejara un poco de tierra; y, sentándose, enseñaba desde la barca a la muchedumbre. Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: "Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar". Simón le respondió: "Maestro, hemos estado trabajando toda la noche y no hemos pescado nada; pero, en tu palabra, echaré las redes". Y, haciéndolo así, pescaron gran cantidad de peces, de modo que las redes amenazaban romperse. Hicieron señas a los compañeros de la otra barca para que vinieran en su ayuda. Vinieron, pues, y llenaron tanto las dos barcas que casi se hundían. Al verlo Simón Pedro, cayó a las rodillas de Jesús, diciendo: "Aléjate de mí, Señor, que soy un hombre pecador". Pues el asombro se había apoderado de él y de cuantos con él estaban, a causa de los peces que habían pescado. Y lo mismo de Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Jesús dijo a Simón: "No temas. Desde ahora serás pescador de hombres". Llevaron a tierra las barcas y, dejándolo todo, le siguieron.


Meditación


Jesús, acaba de comenzar la predicación del Reino de Dios, cuando su mirada se dirige a los pescadores, dedicados a su trabajo cotidiano. Echan las redes, las reparan. Pero les espera otra pesca. Jesús les llama con decisión y ellos le siguen con prontitud: a partir de ahora serán «pescadores de hombres» Lucas, muestra el camino de fe de los primeros discípulos, precisando que la invitación al seguimiento les llega después de haber escuchado la primera predicación de Jesús, y después de haber experimentado sus primeros signos prodigiosos. En particular, la pesca milagrosa constituye el contexto inmediato y ofrece el símbolo de la misión de pescadores de hombres que se les confió. El destino de estos «llamados», a partir de ahora, quedará íntimamente ligado al de Jesús. El apóstol es un enviado, pero antes aún es un «experto» de Jesús. (Benedicto XVI Ciudad del Vaticano, 22 marzo 2006)


Reflexión apostólica


Es sorprendente la suavidad con que Cristo va guiando a sus amigos hacia la conversión. En este pasaje, se nos cuenta cómo logró conquistar a Pedro.

El apóstol San Pedro, antes de conocer al Señor, era Simón el pescador. Un hombre recio, acostumbrado a la dura tarea de la pesca. Seguramente era uno de los más importantes del negocio y uno de los más respetados, debido a su carácter fuerte. Jesús se acercó a él, se subió a una de las barcas y le pidió que se alejara un poco para poder predicar a la muchedumbre. Pedro estaba pendiente del timón y de los remos, quizás sin escuchar las palabras del Señor.

Pero luego, Jesús le miró y le dijo que fuera mar adentro, a pescar. Simón se extrañó. ¿Pero cómo? ¿No sabe éste que yo soy un profesional? Si no he pescado nada durante la noche, ¿cómo voy a hacerlo a pleno día? Sin embargo, le dijo: Lo haré porque tú me lo pides.

Jesús esperaba estas palabras, esperaba un poco de humildad por parte de Pedro, el impetuoso. Fue entonces cuando se obró el milagro. “Y pescaron gran cantidad de peces”. Al ver lo sucedido, Pedro se olvidó de la pesca y cayó de rodillas ante Jesús.

El Señor sabía muy bien cómo ganárselo, con amabilidad, sin recriminaciones. Y luego le dijo: “No temas, desde ahora serás pescador de hombres”.


Petición

Señor, te pido que me des la humildad para hacer lo que Tú me pides. Que confíe en que Tú sabes el camino para mi salvación.

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa del Viernes XXII del tiempo Ordinario. Pedidos de oraciones.

Maria, madre de Jesus, Tu supiste escuchar siempre a Dios, por eso hoy te suplico que intercedas ante tu Hijo para que sea el Espiritu Santo el que guie mi oracion.
MISA 2 de SEPTIEMBRE, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES
VIERNES 2
Santos: Guillermo de Roskildae, obispo; Zenon de Nicomedia, martir, Beato Bartolome Gutierrez y companeros, martires. Feria (Verde)
 
LA INAGOTABLE NOVEDAD DEL REINO
 
Col 7,15-20, Lc 5, 33-39
 
El hermoso himno de Colosenses presenta a Jesus como el victorioso primogenito renacido de la muerte. Su triunfo tiene consecuencias universales. La creacion entera experimenta el gozo de la reconciliacion. La plenitud divina se desborda en el Hijo y se hace participe a todas las criaturas. En Jesus ha llegado lo nuevo. De esa novedad que insistentemente nos enfatiza el pasaje evangelico, Jesus sera testigo y protagonista. Los romanticos y tradicionalistas siguen anorando el vino viejo y por eso desprecian el nuevo. La novedad de Jesus replantea muchas de las practicas religiosas tradicionales del judaismo y sigue invitandonos a disecar nuevos caminos y nuevos espacios para comunicar el vino nuevo del Reinado de Dios.
 
ANTIFONA DE ENTRADA (Sal 32, 11. 19)
Los proyectos de su corazon subsisten de edad en edad, para librar de la muerte la vida de sus fieles, y reanimarlos en tiempo de hambre.
 
ORACION COLECTA
Haz, Senor, que nos revistamos con las virtudes del corazon de tu Hijo, y nos encendamos con el amor que lo inflama, para que, asemejandonos a El, merezcamos participar de la eterna redencion.
Por nuestro Senor Jesucristo...
 
LITURGIA DE LA PALABRA
 
Todo fue creado por medio de El y para EL
 
De la carta del apostol san Pablo a los colosenses: 1,15-20
 
Cristo es la imagen de Dios invisible, el primogenito de toda la creacion, porque en El tienen su fundamento todas las cosas creadas, del cielo y de la tierra, las visibles y las invisibles, sin excluir a los tronos y dominaciones, a los principados y potestades. Todo fue creado por medio de El y para El.
El existe antes que todas las cosas, y todas tienen su consistencia en El. El es tambien la cabeza del cuerpo, que es la Iglesia. El es el principio, el primogenito de entre los muertos, para que sea el primero en todo.
Porque Dios quiso que en Cristo habitara toda plenitud y por El quiso reconciliar consigo todas las cosas, del cielo y de la tierra, y darles la paz por medio de su sangre, derramada en la cruz. Palabra de Dios.
Te alabamos, Senor.
 
Del salmo 99
R/. Bendigamos al Senor, porque El es bueno.
 
Alabemos a Dios todos los hombres, sirvamos al Senor con alegria y con jubilo entremos en su templo.
R/. Bendigamos al Senor, porque El es bueno.
 
Reconozcamos que el Senor es Dios, que El fue quien nos hizo y somos suyos, que somos su pueblo y su rebano.
R/. Bendigamos al Senor, porque El es bueno.
 
Entremos por sus puertas dando gracias, crucemos por sus atrios entre himnos, alabando al Senor y bendiciendolo.
R/. Bendigamos al Senor, porque El es bueno.
 
Porque el Senor es bueno, bendigamoslo, porque es eterna su misericordia y su fidelidad nunca se acaba. R/. Bendigamos al Senor, porque El es bueno.
 
ACLAMACION (Jn 8, 12) R/. Aleluya, aleluya.
Yo soy la luz del mundo, dice el Senor; el que me sigue tendra la luz de la vida. R/.
 
Vendra un dia en que les quiten al esposo y entonces si ayunaran.
 
LECTURA Evangelio Lucas capitulo 5, versiculos 33 al 39
 
En aquel tiempo, los fariseos y los escribas le preguntaron a Jesus: "¿Por que los discipulos de Juan ayunan con frecuencia y hacen oracion, igual que los discipulos de los fariseos, y los tuyos, en cambio, comen y beben?". Jesus les contesto: "¿Acaso pueden ustedes obligar a los invitados a una boda a que ayunen, mientras el esposo esta con ellos? Vendra un dia en que les quiten al esposo, y entonces si ayunaran". Les dijo tambien una parabola: "Nadie rompe un vestido nuevo para remendar uno viejo, porque echa a perder el nuevo, y al vestido viejo no le queda el remiendo del nuevo. Nadie echa vino nuevo en odres viejos, porque el vino nuevo revienta los odres y entonces el vino se tira y los odres se echan a perder. El vino nuevo hay que echarlo en odres nuevos y asi se conservan el vino y los odres. Y nadie, acabando de beber un vino anejo, acepta uno nuevo, pues dice: El anejo es mejor". Palabra del Senor.
Gloria a ti, Senor Jesus.
 
Oracion introductoria
Que triste pero real es constatar que hoy se sigue repitiendo la misma escena. Cuantas personas se alejan de la Iglesia por el pobre testimonio que damos. Ayudame, Senor Jesus, a hacer esta oracion para que mi corazon escuche y mi generosidad crezca a fin de poder responder a todas las luces de tu Espiritu Santo.
 
Peticion
Padre mio, aumenta mi fe para que pueda crecer mi amor al projimo.
 
REFLEXION  Evangelio Lucas capitulo 5, versiculos 33 al 39
 
El pasaje evangelico nos dice que nadie rompe un vestido nuevo para remendar uno viejo…, esto nos da pauta para reflexionar en una imagen usada en la Sagrada Escritura: la del vestido. Con la Encarnacion, Cristo se ha puesto nuestros “vestidos”: al hacerse hombre ha probado el dolor, la alegria de ser hombre, el hambre, la sed, el cansancio, las esperanzas y las desilusiones, el miedo a la muerte, todas nuestras angustias… Jesucristo se encarno y por ello Dios esta a nuestro alcance bajo una “expresion humana”, es la santidad misma que aparece sensiblemente para hacerse tangible. Jesucristo es modelo y es imitable porque se ha hecho hombre. Basta abrir los ojos para contemplar a Jesus y actuar como El ¿Podemos nosotros imitarlo en sus virtudes? Si, puesto que la gracia nos da la ayuda para ello y porque Dios nos ha enviado a su Hijo, para que le tengamos por modelo todos los cristianos. Los odres viejos y nuevos nos hablan de que la vivencia
 de la fe cristiana no se afronta con un espiritu “viejo”, como si fuera un quehacer pesado o fastidioso, sino con un espiritu “nuevo”, de quien se ha encontrado con Cristo, el sentido de la vida.
 
ORACION SOBRE LAS OFRENDAS
Dios nuestro, Padre misericordioso, que por el inmenso amor con que nos has amado, nos diste con inefable bondad a tu Hijo unico, concedenos que, identificados con El en una perfecta unidad, te ofrezcamos una digna oblacion. Por Jesucristo, nuestro Senor.

ANTIFONA DE LA COMUNION (Jn 7, 37-38)
Dice el Senor: Si alguno tiene sed, que venga a mi y beba. De aquel que cree en mi, brotaran rios de agua viva.
 
ORACION DESPUES DE LA COMUNION
Habiendo participado de tu sacramento de amor, te pedimos, Senor, la gracia de parecernos a Cristo aqui en la tierra, para merecer compartir su gloria alla en el cielo, con El, que vive y reina por los siglos de los siglos.
 
 OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY
 
REFLEXION  Evangelio Lucas capitulo 5, versiculos 33 al 39
 
Esta parabola llena de significado nos presenta por un lado el hecho de que el cristiano, una vez que ha decidido vivir de acuerdo al Evangelio, no puede ya tener los mismos patrones de vida, pues en muchas ocasiones estos seran incompatibles con el mensaje de Jesus. Por ello, muchas veces hay que cambiar de ambientes, de lecturas, de conversaciones, incluso de amistades.
 
Por otro lado nos hace ver como el cristianismo, visto desde afuera, es decir desde el lado del mundo, de la vanalidad de la vida comoda, puede parecer no solo "extrano" sino incluso falto de vida y sabor. No faltan los comentarios en los cuales se critica a los cristianos como personas aburridas y sin gozo (la verdad quien da esta impresion no esta viviendo realmente la vida cristiana). Sin embargo, la vida cristiana es el vino anejo, nadie piensa que pueda ser bueno, pero una vez que se prueba no se quiere dejar. Quien ha tenido la experiencia de dejarse llenar por Dios no querra nunca mas experimentar la vaciedad del mundo. Pidele a Jesus que llene tu vida con su amor... ¡no te arrepentiras!
Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Abrele tu corazon.
Como Maria, todo por Jesus y para Jesus.
Pbro. Ernesto Maria Caro
 
Septiembre 2
Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)
 
A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado
 
Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren
 
DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD
 
Les pido se sumen a la cadena de oracion iniciada por sus padres por al salud de Rosario Milanese, especialmente en sus intenciones del Santo Rosario, paralos que lo rezan. Muchas gracias. Adriana
 
Les agradecere rezar por mi hermano Roberto Monaco, al recibir este mail. Esta internado haciendo por 3 dias una sesion de quimio. Para q esta de el resultado esperado. La ciencia necesita de la ayuda de Dios. Claudia
 
Buenos dias, por favor necesitamos urgente que oren por la salud de la nina Manuela Perez Bustamante de Argentina de 6 anitos que tuvo un accidente, esta muy delicada (la apreto un porton de un garage) fue operada, tiene doble traumatismo de craneo, esta en terapia intensiva. Ana Arnal
 
Pido oraciones por la salud de Maria Julia, por Mercedes y Mateo, para que el Espiritu Santo dirija las manos de los cirujanos en sus respectivas operaciones, por Florencia y su hijita Sol recien nacida, Valeria, Yamila, Sabrina, Romina, Karina, Vilma, Juan, Cristian, M. Eugenia, Patricia, Lucio, Luli, Maria Marta; Rosario, Silvia Carina, Maria Ester, Nico, Esteban, por los ojos de Aida, por la salud de Maria Marta, Chispa, Graciela, Eduardo, Delfina, Mario, Ines, Ines C, M. Teresa, Liliana, Jose Maria, Ivonne, Rafael, Pirucha y Osvaldo, Oscar, Ana Maria, Carlos Alberto, los pequenos, Tommy, Francisquito, Lucas, Rochi, Jazmin, Tomy M. y Tomy. Constanza
 
Pedimos oracion por Elina Toledo que hoy la tiene operacion delicada del pancreas, pedimos por favor oren por ella, los medicos dan pocas esperanzas..gracias. Fam. Toledo
 
Santo Padre gracias por este nuevo dia de vida. Declaro sana a mi madre y libre de cancer.Te amo y entrego mi vida para q la dirijas. Confio los carros funcionaran. Amen Lisa
 
Le pido por favor me ayuden con sus oraciones por mi papa Rafael, manana lo intervendran, intentaran extraerle un tumor cerebral que se encuentra en un lugar demasiado delicado, le ruego nos ayuden a pedirle al Senor su sanacion, y la bendicion de las manos de los medicos que lo intervendrán muchas gracias de antemano y muchas bendiciones a todos. BEATRIZ
 
AGRADECIMIENTO A DIOS
 
Cumpleanos de Pati
Cumpleanos de Nancy Torres
Cumpleanos de Monik Drasan Buenos Aires
Cumpleanos de Ruben
 
Buen dia, quiero decirles que Manuela ha empezado a comer, de vez en cuando le ponen un poco de oxigeno, habla con un poco de dificultad, pero gracias a Dios, esta evolucionando bien. "Ana Arnal" <aarnal@jfsecco.com.ar>
 
POR LAS NECESIDADES DE
 
Dios Todopoderoso te suplico por mi hijo Luis Diego a veces siento ganas de darme por vencida y no pedirte mas por el pero no puedo dejar de hacerlo es mi hijo y le amo. Haz Senor que por tu inmenso poder nazca de nuevo en ti Senor. Dale un corazon nuevo, una mentalidad nueva, un alma nueva, todo su ser nuevo Senor. Que deje las drogas, que continue estudiando que busque y encuentre un trabajito en el que se le permita superarse, ser un hombre de bien pero sobretodo que te acepte a Ti como su Senor y Salvador y ese vacio que el tiene en su vida sea llenado por TI mi Senor que eres el Rey de Reyes y Senor de Senores te lo suplico desde lo mas profundo de mi corazon. Amen. amelina fonseca <hamelinka@yahoo.com.mx>,
 
Oremos por Ana Maria Sanchez y sus hijos para que pronto puedan resolver sus problemas, en acción de gracias por el bienestar de Camila y su mama Fernanda. Constanza
 
Por quienes no tenemos trabajo para que tengamos paciencia y apoyo de nuestros familiares y conocidos y que reconozcan nuestro esfuerzo diario en su busqueda. Por los que no tenemos claridad en la vocacion para que viviendo el dia a dia sea la forma de encontrarnos con Dios y con nuestros hermanos. Jose
 
Dios mio se que nunca te has olvidado de mi familia y en los momentos mas dificiles tu has estado hoy solo quiero darte las gracias por guiar a toda mi familia y sobre todo al darnos un amor incondicional, gracias por cada bendición y por la vida que tu nos otorgas. Fernando
 
Por el Padre en el nombre de Jesus de Nazareth y la intercesion de Maria STMA. Por el profesor Zarate para que el sea mas benevolente y pueda tener consideracion por sus estudiantes y en especial por mi hija Cecilia Maria. Gracias y bendiciones a todos. Maria del Carmen
 
Q. E. P. D.
 
Leon Justin Mensch Muller
Jose Neptali Hidalgo Mantilla
Candela Sol Rodriguez
 
Quiero enviar mis oraciones por el almita de la nina Candela Rodriguez, fue secuestrada casi en la esquina de su casa hace 10 dias, pido al Padre Celestial que la reciba en su seno y la cobije hasta que se encuentre con sus seres queridos y que le lleve paz al alma de su madre, para que la pueda recordar con amor y alegria por todos los anos que pasaron juntas,que el Senor bendiga a todos los que recen por ella;y pidamos porque se haga justicia con quienes se tomaron tanto despecho contra ella.
 
PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA
 
Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.
 
Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios
 
Por las benditas almas del Purgatorio
ECUADOR
 

ENVIE SU PETICION DE ORACION  a
 
wpauta@gmail.com,
 
wpauta@yahoo.es,
 
indicando su nombre y peticion 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO
 
http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/
 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

Lecturas meditadas de la Misa del Viernes XXII del tiempo Ordinario.

¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

Viernes, 2 de setiembre de 2011
Semana 22 del Tiempo Ordinario
Colosenses 1, 15-20 / Lucas 5, 33-39
Salmo responsorial   Sal 99, 1-5
R/.  "¡Lleguemos hasta el Señor cantando himnos de gozo!"
 
Santoral:
Beato Bartolomé Gutierrez

Liturgia - Lecturas del día
 
 
 
 
Viernes, 2 de Setiembre de 2011
 
Todo fue creado por medio de Él y para Él
 
Lectura de la carta del Apóstol san Pablo
a los cristianos de Colosas
1, 15-20
 
Cristo Jesús es la Imagen del Dios invisible,
el Primogénito de toda la creación,
porque en Él fueron creadas todas las cosas,
tanto en el cielo como en la tierra,
los seres visibles y los invisibles,
Tronos, Dominaciones, Principados y Potestades:
todo fue creado por medio de Él y para Él.
 
Él existe antes que todas las cosas
y todo subsiste en Él.
Él es también la Cabeza del Cuerpo,
es decir, de la Iglesia.
 
Él es el Principio,
el Primero que resucitó de entre los muertos,
a fin de que Él tuviera la primacía en todo,
porque Dios quiso que en Él residiera toda la Plenitud.
 
Por Él quiso reconciliar consigo
todo lo que existe en la tierra y en el cielo,
restableciendo la paz por la sangre de su cruz.
 
Palabra de Dios
 
 
SALMO RESPONSORIAL                                                    99, 1-5
 
R.    ¡Lleguemos hasta el Señor cantando himnos de gozo!
 
Aclame al Señor toda la tierra,
sirvan al Señor con alegría,
lleguen hasta Él con cantos jubilosos. R.
 
Reconozcan que el Señor es Dios:
Él nos hizo y a Él pertenecemos;
somos su pueblo y ovejas de su rebaño.  R.
 
Entren por sus puertas dando gracias,
entren en sus atrios con himnos de alabanza,
alaben al Señor y bendigan su Nombre. R.
 
¡Qué bueno es el Señor!
Su misericordia permanece para siempre,
y su fidelidad por todas las generaciones. R.
 
 
 
EVANGELIO
 
Cuando el esposo les sea quitado, entonces tendrán que ayunar
 
a    Evangelio de nuestro Señor Jesucristo
según san Lucas
5, 33-39
 
Los escribas y los fariseos dijeron a Jesús: «Los discípulos de Juan ayunan frecuentemente y hacen oración, lo mismo que los discípulos de los fariseos; en cambio, los tuyos comen y beben».
Jesús les contestó: «¿Ustedes pretenden hacer ayunar a los amigos del esposo mientras él está con ellos? Llegará el momento en que el esposo les será quitado; entonces tendrán que ayunar».
Les hizo además esta comparación: «Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo para remendar uno viejo, porque se romperá el nuevo, y el pedazo sacado a éste no quedará bien en el vestido viejo. Tampoco se pone vino nuevo en odres viejos, porque hará reventar los odres; entonces el vino se derramará y los odres ya no servirán más. El vino nuevo se pone en odres nuevos. Nadie, después de haber gustado el vino viejo, quiere vino nuevo, porque dice: el añejo es mejor».
 
Palabra del Señor.
 
Reflexión
 
 
 
Col. 1, 15-20. Aquel que ha sido ungido desde la eternidad por participar de la plenitud de la vida que posee el Padre Dios, de tal forma que, quien contempla al Hijo contempla al Padre, se ha hecho uno de nosotros.
El Hijo, en la eternidad misma, se convierte en la imagen del Dios invisible. En Él fueron creadas todas las cosas; su presencia en cada una de sus criaturas, que lo reflejan a su modo y grado de perfección, es lo que les da unidad y consistencia a las mismas criaturas, no tanto porque, juntas formen a Dios, sino porque también ellas, no como esencia, sino como creaturas, son una imagen, un reflejo de Dios; por medio de las criaturas contemplamos a Dios como en un espejo.
Cristo, que existe antes de todo lo creado, es cabeza de la creación entera; pero lo es de un modo especial de la Iglesia; ésta manifiesta el Rostro resplandeciente de Cristo, su Señor. Por eso el Evangelio, que se le ha confiado para llevarlo a todos, es la misión principal que tiene, pues por medio del fiel cumplimiento de la encomienda recibida, hará que todo sea reconciliado con Dios y se una Él para que, participando de la Pascua de Cristo, todo sea en Él renovado y alcance la plenitud en la misma Vida que el Hijo posee recibida del Padre.
 
Sal. 100 (99). Alabemos al Señor porque no sólo ha creado todas las cosas, sino porque creó para sí un Pueblo para manifestarle todo su amor.
En Cristo, Dios se ha formado un Pueblo Nuevo, pueblo que ha sido elevado a la misma dignidad del Hijo de Dios, pues, unido a Él, en Él participa de su misma vida como los miembros de un cuerpo participan de la misma vida y de la misma dignidad que reside en la cabeza.
Quienes en Cristo pertenecemos a su Pueblo Santo y somos hijos de Dios, elevemos nuestras manos puras en su presencia para bendecir y alabar su Nombre, porque su Misericordia y su Fidelidad son eternas para con nosotros.
 
Lc. 5, 33-39. Nosotros estamos con el Señor, como amigos invitados al banquete de bodas. Él nos dice: Ustedes serán mis amigos si cumplen mis mandamientos. No basta, por tanto, estar en intimidad con Él a través de la oración, incluso prolongada. Mientras no estemos dispuestos a escuchar su Palabra y a ponerla en práctica, el Señor no podrá decir que somos sus amigos, y mucho menos de su familia como nos lo dice en otra ocasión: El que cumple la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.
Cuando en verdad permitamos al Espíritu Santo renovar nuestra vida, entonces seremos criaturas nuevas en Cristo; entonces la vida de fe en el Señor no será sólo un parche en nosotros, ni algo nuevo que llega a un corazón que continúa cargando con el hombre viejo, que se corrompe siguiendo la seducción de las concupiscencias.
De nosotros se espera una vida que manifieste la alegría de sabernos amados y unidos a Cristo; sin embargo, el contemplar que hay muchos que viven separados de Él, o que ni siquiera han oído hablar de Él, nos ha de llevar a sacrificarnos a favor de ellos, poniendo todo nuestro empeño en hacer que el Señor llegue a habitar en todos para que nuestra humanidad se renueve en el amor, en la verdad, en la justicia, en la solidaridad, y en la comunión fraterna.
En esta Eucaristía estamos reunidos en torno a Cristo como amigos suyos; más aún: como de su misma familia. Él parte su pan para nosotros para que, entrando en comunión de Vida con Él, seamos revestidos de su Ser de Hijo de Dios; Él nos comunica su Palabra que llega a nosotros como a odres nuevos, para santificarnos y ponernos al servicio de toda la humanidad.
La Iglesia de Cristo, que celebra su Misterio Pascual, al mismo tiempo está llamada a ser como el vino bueno y generoso que alegre el corazón de todos, porque se esfuerce en sembrar el auténtico amor en todos los pueblos.
Sólo cuando en verdad se ama es posible establecer relaciones auténticas, maduras, que nos ayuden mutuamente a recobrar la paz, la alegría, la capacidad de ser misericordiosos con todos y de no causar mal a alguien, sino, más bien ser para todos un signo del amor que Dios nos ha manifestado en Jesús su Hijo, Señor de la Iglesia.
La presencia del Señor en nosotros nos ha de fortalecer para que, con actitudes nuevas, manifestemos, por medio de nuestras obras, que en verdad el Señor habita en nosotros.
No podemos ser anunciadores de tristezas y de catástrofes. No nos ha de preocupar mucho el llamar a la conversión para evitar el castigo, sino el invitar a convertirse para unirse al Señor y gozar de su vida.
Hemos de proclamar el mundo nuevo del Reino de Dios que irrumpe constantemente en todos los corazones y les llena de paz, de alegría, de seguridad para vivir no como enemigos, no como destructores de la vida, sino como hermanos en torno a un mismo Dios y Padre.
Pero, puesto que nadie da lo que no tiene, nosotros proclamamos el mundo nuevo del Reino de Dios desde nuestra propia experiencia del mismo. No somos sólo transmisores, sino testigos del Evangelio de Cristo.
Así, nos presentamos ante el mundo como criaturas nuevas en Cristo que trabajan por la paz, por la justicia social, por un auténtico amor fraterno que nos haga abrir los ojos ante las necesidades de los más desprotegidos para tratar de remediarlas; y que, ante el pecado que ha dominado a muchos corazones, ponemos nuestro mejor empeño para ayudarlos, por todos los medios posibles, a retornar a la comunión con Cristo y su Iglesia.
Roguémosle a nuestro Dios y Padre que nos conceda, por intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, la gracia de saber poner nuestra vida en sus manos, con gran confianza y amor, para que, haciendo en todo su voluntad, podamos vivir con lealtad nuestra fe, permitiendo al Espíritu de Dios que habite realmente en nosotros, para que sea Él quien nos convierta en un signo claro del Señor para todas las personas. Amén.
 
Homiliacatolica.com
(
http://www.celebrandolavida.org
).

Lecturas de la Misa del Viernes XXII del tiempo Ordinario meditadas brevemente.

Lecturas del Viernes 02 de Septiembre de 2011

Viernes 22ª semana de tiempo ordinario

Santoral: Antolín, Elpidio, Moisés

Col 1,15-20: Todo fue creado por él y para él
Salmo responsorial 99: Entren en la presencia del Señor con aclamaciones
Lc 5,33-39: Un día se llevarán al novio, y entonces ayunarán

Colosenses 1,15-20


Todo fue creado por él y para él
Cristo Jesús es imagen de Dios invisible, primogénito de toda criatura; porque por medio de él fueron creadas todas las cosas: celestes y terrestres, visibles e invisibles, Tronos, Dominaciones, Principados, Potestades; todo fue creado por él y para él. Él es anterior a todo, y todo se mantiene en él. Él es también la cabeza del cuerpo: de la Iglesia. Él es el principio, el primogénito de entre los muertos, y así es el primero en todo. Porque en él quiso Dios que residiera toda la plenitud. Y por él quiso reconciliar consigo todos los seres: los del cielo y los de la tierra, haciendo la paz por la sangre de su cruz.


Salmo responsorial: 99


Entrad en la presencia del Señor con vítores.

Aclama al Señor, tierra entera, / servid al Señor con alegría, / entrad en su presencia con vítores. R.

Sabed que el Señor es Dios: / que él nos hizo y somos suyos, / su pueblo y ovejas de su rebaño. R.

Entrad por sus puertas con acción de gracias, / por sus atrios con himnos, / dándole gracias y bendiciendo su nombre. R.

"El Señor es bueno, / su misericordia es eterna, / su fidelidad por todas las edades." R.


Lucas 5,33-39


Llegará el día en que se lleven al novio, y entonces ayunarán

En aquel tiempo, dijeron a Jesús los fariseos y los escribas: "Los discípulos de Juan ayunan a menudo y oran, y los de los fariseos también; en cambio, los tuyos, a comer y a beber." Jesús les contestó: "¿Queréis que ayunen los amigos del novio mientras el novio está con ellos? Llegará el día en que se lo lleven, y entonces ayunarán."

Y añadió esta parábola: "Nadie recorta una pieza de un manto nuevo para ponérsela a un manto viejo; porque se estropea el nuevo, y la pieza no le pega al viejo. Nadie echa vino nuevo en odres viejos; porque el vino nuevo revienta los odres, se derrama, y los odres se estropean. A vino nuevo, odres nuevos. Nadie que cate vino añejo quiere del nuevo, pues dirá: "Está bueno el añejo.""

Comentarios

Siguiendo el hilo conductor de la narración lucana, podemos ir armando el cuadro general de la predicación de Jesús, que está anclado en la realidad, la cotidianidad a partir de comparaciones sencillas y expresivas, con un profundo sentido de vida y sobre todo de verdad.

A partir de un cuestionamiento a él y a sus discípulos por su forma de comportarse, aprovecha para darnos una instrucción sencilla y profunda. La comparación del pedazo de tela nuevo y del odre nuevo.

El ayuno y la penitencia, prácticas religiosas comunes y obligatorias en tiempos de Jesús, son replanteados y dejados a un lado por Jesús y sus seguidores. Ésta es la raíz del cuestionamiento lanzado a Jesús y a la vez la oportunidad para expresar el mensaje.

El trozo de tela nuevo que rompe el vestido viejo, es la imagen usada por Jesús para expresar las implicaciones del cambio propuesto por el maestro. Las novedades del Reino exigen nuevas personas, nuevas estructuras, nuevos sentimientos. Las exigencias y consecuencias de este cambio se refuerzan con el ejemplo del vino nuevo que requiere odres nuevos, de lo contrario se echa a perder todo.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Evangelio diario meditado de la Misa del Viernes XXII Ordinario.

20110910224527-oracion-personal2.jpg

Autor: P . Clemente González | Fuente: Catholic.net
Los discípulos de Jesús y el ayuno
Lucas 5, 33-39. Tiempo Ordinario. De qué nos sirve ayunar, rezar mucho, si no está presente Cristo en nuestra vida diaria.
 
 
Los discípulos de Jesús y el ayuno
Lucas 5, 33-39


En aquel tiempo los escribas y fariseos le dijeron a Jesús: Los discípulos de Juan ayunan frecuentemente y recitan oraciones, igual que los de los fariseos, pero los tuyos comen y beben. Jesús les dijo: ¿Podéis acaso hacer ayunar a los invitados a la boda mientras el novio está con ellos? Días vendrán en que les será arrebatado el novio; entonces ayunarán en aquellos días. Les dijo también una parábola: Nadie rompe un vestido nuevo para echar un remiendo a uno viejo; de otro modo, desgarraría el nuevo, y al viejo no le iría el remiendo del nuevo. Nadie echa tampoco vino nuevo en odres viejos; de otro modo, el vino nuevo reventaría los pellejos, el vino se derramaría, y los odres se echarían a perder; sino que el vino nuevo debe echarse en odres nuevos. Nadie, después de beber el vino añejo, quiere del nuevo porque dice: El añejo es el bueno.

Meditación

En el Nuevo Testamento, Jesús indica la razón profunda del ayuno, estigmatizando la actitud de los fariseos, que observaban escrupulosamente las prescripciones que imponía la ley, pero su corazón estaba lejos de Dios. El verdadero ayuno, repite en otra ocasión el divino Maestro, consiste más bien en cumplir la voluntad del Padre celestial, que “ve en lo secreto y te recompensará” (Mt 6,18). Él mismo nos da ejemplo al responder a Satanás, al término de los cuarenta días pasados en el desierto, que “no solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mt 4,4). El verdadero ayuno, por consiguiente, tiene como finalidad comer el “alimento verdadero”, que es hacer la voluntad del Padre (cfr. Jn 4,34). (Benedicto XVI, Mensaje del Santo Padre para la cuaresma 2009).


Reflexión


Todos deseamos momentos para estar con las personas o la persona que nos cae bien, que estimamos, que amamos. Entre amigos, el novio con la novia o entre esposos. Y cuando alguien viene a arrebatarnos esos momentos más los anhelamos y más deseamos que vengan.

A los apóstoles les sucede algo semejante en este evangelio porque los fariseos, no sabiendo ya por donde fastidiar, pretenden hacer ver a Jesús que los suyos no se comportan como los discípulos de Juan que ayunan y rezan mucho. Pero perfectamente podríamos haberles dicho a los fariseos aquella frase de san Agustín que dice: “teme a la gracia de Dios que pasa y no vuelve”. Y los apóstoles preferían disfrutar de la compañía del Mesías que ayunar y estar lejos de Él. O también les podríamos haber respondido con la misma frase que Jesús le dijo a la mujer de Betania: “Marta, Marta muchas cosas te preocupan pero una sola es importante y María ha elegido la mejor”, que fue la de sentarse a sus pies.

He aquí por tanto la clave de este evangelio, la presencia de Cristo en nuestra vida. De qué nos sirve ayunar, rezar mucho, hacer penitencia si a la hora de la hora no acompañamos a Cristo donde realmente está que es en la Eucaristía.

Estaríamos ayunando y rezando por deporte. Por ello, si hasta ahora nuestros rezos o ayunos son sin una presencia de Cristo dominical o más frecuente pensemos que estamos desaprovechando la verdadera gracia de Dios para nuestra alma, que es la de estar cerca de Él.

Petición

Señor, que aprenda a olvidarme de mí, para escucharte y entender Tu Voluntad. El ayuno no es sólo algo externo como lo veían los fariseos. El ayuno va al interior del hombre. Consiste en cumplir lo que Tú me pides y amarte con todo el corazón.

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa del Sabado XXII del tiempo Ordinario. Pedidos de oraciones.

Dios mio, tu Palabra es un tesoro. Vale la pena dejar todo a un lado para leerla y reflexionarla, con la seguridad que ahi, encontraremos el camino a nuestra santidad.
MISA 3 de SEPTIEMBRE, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES
SABADO 3
Santos: Gregorio Magno, Papa y Doctor de la Iglesia; Febe o Febes de Corinto, diaconisa. Beata Brigida de Jesus Morello, fundadora.
Visperas I del domingo: 3a semana del Salterio. Tomo IV: p. 945. Para los fieles: p. 642. Edición popular: pp. 202 y 478. Memoria (Blanco)
 
EL. TRANSITO HACIA LA LIBERTAD
 
Col 1, 21-23; Lc 6, 1-5
 
Ambas lecturas nos refieren un cambio de epoca. El predominio del sabado como descanso sagrado habia servido para mantener a salvo la identidad religiosa y cultural del pueblo judio. Posteriormente se habia convertido en un ritual opresivo que generaba angustia en muchas personas. Jesus lo relativiza devolviendole su sentido original, es una institucion establecida para garantizar las relaciones correctas de cada persona con Dios y sone sus propias responsabilidades laborales. El trabajo ininterrumpido termina por deshumanizarnos. Los cristianos de Colosas tambien habian transitado del sometimiento idolatrico a la libertad. En adelante, tendrian que mantenerse libres de toda opresion, cimentando su vida en el Evangelio de Jesus.
 
ANTIFONA DE ENTRADA
El Senor lo eligio sumo sacerdote de su pueblo y derramo sobre el toda clase de bendiciones.
 
ORACION COLECTA
Senor Dios, que cuidas de tu pueblo con ternura y lo gobiernas con amor, concede tu espiritu de sabiduria, por intercesion del Papa san Gregorio, a quienes has encomendado el gobierno de la Iglesia, a fin de que no se pierda ninguna oveja de las confiadas a su cuidado.
Por nuestro Senor Jesucristo...
 
LITURGIA DE LA PALABRA
 
Los ha reconciliado Dios para hacerlos santos e irreprochables a sus ojos.
 
De la carta del apostol san Pablo a los colosenses: 1, 21-23
 
Hermanos: En otro tiempo ustedes estaban alejados de Dios y en su corazon eran enemigos de El a causa de las malas acciones de ustedes; pero El los ha reconciliado ahora consigo por medio de la muerte que Cristo sufrio en su cuerpo mortal, para hacerlos santos, puros e irreprochables a sus ojos. Sin embargo, es necesario que permanezcan firmemente cimentados en la fe y no se dejen apartar de la esperanza que les dio el Evangelio que escucharon, el cual ha sido predicado en todas partes y a cuyo servicio yo, Pablo, he sido destinado. Palabra de Dios.
Te alabamos, Senor.
 
Del salmo 53
R/ Por tu inmensa bondad, ayudanos, Senor.
 
Salvame, Dios mio, por tu nombre; con tu poder defiendeme. Escucha, Senor, mi oracion y a mis palabras atiende.
R/ Por tu inmensa bondad, ayudanos, Senor.
 
El Senor Dios es mi ayuda El quien me mantiene vivo. Yo te agradecere, Senor, tu inmensa bondad conmigo.
R/ Por tu inmensa bondad, ayudanos, Senor.
 
ACLAMACION (Jn 14, 6) R/. Aleluya, aleluya.
Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie va al Padre si no es por mi, dice el Senor. R/.
 
¿Por que hacen lo que esta prohibido hacer en sabado?
 
LECTURA Evangelio Lucas capitulo 6, versiculos 1 al 5
 
Un sabado, Jesus iba atravesando unos sembrados y sus discipulos arrancaban espigas al pasar, las restregaban entre las manos y se comian los granos. Entonces unos fariseos les dijeron: "¿Por que hacen lo que esta prohibido hacer en sabado?". Jesus les respondio: "¿Acaso no han leido lo que hizo David una vez que tenian hambre el y sus hombres? Entro en el templo y tornando los panes sagrados, que solo los sacerdotes podian comer, comio de ellos y les dio tambien a sus hombres".
Y anadio: "El Hijo del hombre tambien es dueno del sabado".
Palabra del Senor.
Gloria a ti, Senor Jesus.
 
Oracion introductoria
Senor, concedeme en esta meditacion que crezca mi conocimiento personal y profundo de Ti. Permite tener la dicha no solo de leer sobre Ti, sino sobre todo, de experimentar tu amor, tu presencia transformante en mi vida.
 
Peticion
Jesus, te pido la gracia de la autenticidad en todo lo que haga y diga
 
REFLEXION Evangelio Lucas capitulo 6,  versiculos 1 al 5
Comentario: Fr. Austin Chukwuemeka Ihekweme (Ikenanzizi, Nigeria)
«El Hijo del hombre es senor del sabado»
 
Hoy, ante la acusacion de los fariseos, Jesus explica el sentido correcto del descanso sabatico, invocando un ejemplo del Antiguo Testamento (cf. Dt 23,26): « ¿Ni siquiera habeis leido lo que hizo David, (...), y tomando los panes de la presencia, que no es licito comer sino solo a los sacerdotes, comio el y dio a los que le acompanaban?» (Lc 6,3-4).
 
La conducta de David anticipo la doctrina que Cristo ensena en este pasaje. Ya en el Antiguo Testamento, Dios habia establecido un orden en los preceptos de la Ley, de modo que los de menor rango ceden ante los principales.
 
A la luz de esto, se explica que un precepto ceremonial (como el que comentamos) cediese ante un precepto de ley natural. Igualmente, el precepto del sabado no esta por encima de las necesidades elementales de subsistencia.
 
En este pasaje, Cristo ensena cual era el sentido de la institucion divina del sabado: Dios lo habia instituido en bien del hombre, para que pudiera descansar y dedicarse con paz y alegria al culto divino. La interpretacion de los fariseos habia convertido este dia en ocasion de angustia y preocupacion a causa de la multitud de prescripciones y prohibiciones.
 
El sabado habia sido hecho no solo para que el hombre descansara, sino tambien para que diera gloria a Dios: este es el autentico sentido de la expresion «el sabado fue hecho para el hombre» (Mc 2,27).
 
Ademas, al declararse “senor del sabado” (cf. Lc 6,5), manifiesta abiertamente que El es el mismo Dios que dio el precepto al pueblo de Israel, afirmando asi su divinidad y su poder universal. Por esta razon, puede establecer otras leyes, igual que Yahve en el Antiguo Testamento. Jesus bien puede llamarse “senor del sabado”, porque es Dios.
 
Pidamosle ayuda a la Virgen para creer y entender que el sabado pertenece a Dios y es un modo — adaptado a la naturaleza humana— de rendir gloria y honor al Todopoderoso. Como ha escrito Juan Pablo II, « el descanso es una cosa “sagrada”» y ocasion para «tomar conciencia de que todo es obra de Dios».
 
ORACION SOBRE LAS OFRENDAS
Acepta, Senor, los dones que te presentamos al celebrar la fiesta de san Gregorio y haz que este sacrificio, por el que quisiste perdonar los pecados del mundo, nos sirva para nuestra salvacion eterna.
Por Jesucristo, nuestro Senor.
 
ANTIFONA DE LA COMUNION (cfr. Jn 10, 11)
El Buen Pastor da la vida por sus ovejas.
 
ORACION DESPUES DE LA COMUNION
Senor, tu que nos has alimentado con el Cuerpo de Cristo, haz que aprendamos de El, a ejemplo de san Gregorio, a conocer tu verdad y a vivirla por medio del amor. Por Jesucristo, nuestro Senor.
 
OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY
 
REFLEXION Evangelio Lucas capitulo 6,  versiculos 1 al 5
 
El texto de hoy nos presenta de nuevo la actitud legalista de los Fariseos que no ven mas alla de la letra de la ley. Estan mas preocupados del cumplimiento de la ley del sabado, que de darle de comer al hambriento... han visto que los discipulos arrancaban espigas pero no se han dado cuenta de que lo hacian pues tenian hambre ya que nadie les habia dado un bocado de pan ese dia. Es triste ver que muchas veces esta escena se repite en nuestras vidas, cuando estamos mas ocupados de no faltar a la liturgia del Domingo y descuidamos la caridad, muchas veces la más elemental, es decir, la que debemos practicar en nuestras propias casas. Nos preocupa si la gente llega o no tarde; si platica o no en la misa, etc. y pocas veces volteamos a ver las necesidades de esa gente. El evangelio de Jesus es claro que al centro de toda nuestra vida esta la Caridad, lo cual no significa no cumplir la ley, sino darle a esta el justo puesto que Dios le ha dado. No descuidemos el velar por los que menos tienen, por los que pasan necesidad, por los que, en definitiva, nos necesitan... por aquellos que para comer van cortando espigas por el camino. Ofrecete tu para que no tengan que cortar de esas espigas, hazte solidario con todo aquel que pasa necesidad, y habras cumplido toda la ley.
 
Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Abrele tu corazon.
Como Maria, todo por Jesus y para Jesus.
Pbro. Ernesto Maria Caro
 
Septiembre 3
Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)
 
A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado
 
Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren
 
DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD
 
Pido oracion por la senora Elizabeth Rojas, enferma postrada con dolores y molestias, tiene 76 anos, elevad oracion por ella y por la nina Martina de 3 anos tiene un tumor en su garganta, por ellas y por todos los enfermos del mundo elevada vuestra oracion y plegarias por su salud y la de todos los ninos enfermos del mundo que padecen los rigores de esa cruel enfermedad. Alfonso
 
Les agradecere rezar por mi hermano Roberto Monaco, al recibir este mail. Esta internado haciendo por 3 dias una sesion de quimio. Para que esta de resultado esperado. La ciencia necesita de la ayuda de Dios. Gracias y un beso. Claudia
 
Rosario esta viajando desde Misiones para su tratamiento en el Hospital Militar Central. Padece cancer de pulmon y ha sido tratada previamente con un error diagnostico. ADRY
 
Mi tia Ernestina Rossi tiene 92 anos, se cayo el domingo en la casa, esta internada en el Hospital Sirio Libanes, ayer no la pudieron operar porque tenia presion y le faltaban plaquetas, me dijeron que la programaron para el viernes. Agradeceria que la tengan en oracion, asi nuestro Dios la protege que no sufra Dios los bendiga. Marta Amodeo marta.amodeo@solvay.com
 
Hermanos todos le sigo pidiendo oracion por Ana Maria por su deprecion y panico no ha estado bien.  Cristian
 
AGRADECIMIENTO A DIOS
 
Cumpleanos de Monik Drasan
Cumpleanos de Gise
Cumpleanos de SOCORRO
 
Queria comentarles que Julio Ignacio esta en casa reuperandose, por gracia y gloria de Dios Lluvia de bendiciones, Silvia silviacamposcastelli@gmail.com
 
Gracias por sus oraciones, ya mi hijo consiguio un trabajo estable, bendito sea Dios que siempre nos escucha. Ligia
 
POR LAS NECESIDADES DE
 
Padre mio gracias por un dia mas de vida y porque amanecimos bien hoy nuevamente te pido por mi hermano Martin Nava ayudalo te pido otra oportunidad para el y tambien te pido por la persona que tu ya sabes dale el descanso eterno amen. Veronica
 
Mi pedido de Oracion es por mi esposo Celso, para que se le abran todos los caminos, que se solucionen todos sus problemas y por sobre todo que ponga todas sus esperanzas en Dios que es nuentro unico salvador. Beatriz
 
Pido oraciones por mis hijos Maxiy su esposa Agustina y Santiago su esposa Laura el ano pasado se muriron sus hijitos para que Dios les mande acada uno de ellos un hijo sano. Gracias a todos por ayudarme a rezar. Adriana
 
Dios padre todo poderoso te pido por favor que Alfonso y yo seamos felices y que nos separemos, que estemos simpre juntos y bien juntos. Maria
 
Pido por las intenciones de esta novena en honor a Teresa de Calcuta, por la unidad de mi familia, por las personas vivas difuntas y enfermas que a diario pido por ellla, por el exito en mi  empleo para que el Senor quite el odio rivalida que hay entre los colegas por mis intenciones y necesidades en especial por lo economico. Cristian
 
Q. E. P. D.
 
Luis Humberto Perez Guaspirama
Hugo Arturo Medranda Arteaga
Ricardo Nemecio Macias Merizalde
Teresa de Jesus Saltos Navarrete
Jose Vicente Zambrano Briones
Zoila Margarita Vera Ponce de San Andres
 
Pido oracion por el alma de Carla Noemi Gomez, que ayer fallecio, victima de cancer de higado y pulmon, aunque ya el ano pasado habia superado otro de utero; tambien sufria de trombosis en sus piernas, lo que motivo su ultima internacion. Que Dios perdone todos sus pecados y la lleve a la vida eterna, a contemplar eternamente Su Rostro. "Marcelo" immimyriam@speedy.com.ar
 
PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA
 
Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.
 
Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios
 
Por las benditas almas del Purgatorio
 
 
ECUADOR
 

ENVIE SU PETICION DE ORACION  a
 
wpauta@gmail.com,
 
wpauta@yahoo.es,
 
indicando su nombre y peticion 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO
 
http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/
 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

Lecturas meditadas de la Misa del Martes XXII Ordinario.

Lecturas del Martes 30 de Agosto de 2011

Martes 22ª semana de tiempo ordinario

Santoral: Félix, Esteban Zudaire

1 Tes 5,1-6.9-11:  Murió por nosotros para que vivamos con él
Salmo responsorial 26: Espero gozar de la dicha del Señor en el país de la vida
Lc 4,31-37: Sé quién eres: el Consagrado de Dios

1Tesalonicenses 5,1-6.9-11


Murió por nosotros para que vivamos con él
En lo referente al tiempo y a las circunstancias no necesitáis, hermanos, que os escriba. Sabéis perfectamente que el día del Señor llegará como un ladrón en la noche. Cuando estén diciendo: "Paz y seguridad", entonces, de improviso, les sobrevendrá la ruina, como los dolores de parto a la que está encinta, y no podrán escapar.

Pero vosotros, hermanos, no vivís en tinieblas, para que ese día no os sorprenda como un ladrón, porque todos sois hijos de la luz e hijos del día; no lo sois de la noche ni de las tinieblas. Así, pues, no durmamos como los demás, sino estemos vigilantes y despejados. Porque Dios no nos ha destinado al castigo, sino a obtener la salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo; él murió por nosotros para que, despiertos o dormidos, vivamos con él. Por eso, animaos mutuamente y ayudaos unos a otros a crecer, como ya lo hacéis.


Salmo responsorial: 26


Espero gozar de la dicha del Señor en el país de la vida.
El Señor es mi luz y mi salvación, / ¿a quién temeré? / El Señor es la defensa de mi vida, / ¿quién me hará temblar? R.

Una cosa pido al Señor, / eso buscaré: / habitar en la casa del Señor / por los días de mi vida; / gozar de la dulzura del Señor, / contemplando su templo. R.

Espero gozar de la dicha del Señor / en el país de la vida. / Espera en el Señor, sé valiente, / ten ánimo, espera en el Señor. R.


Lucas 4,31-37


Sé quién eres: el Santo de Dios
En aquel tiempo, Jesús bajó a Cafarnaún, ciudad de Galilea, y los sábados enseñaba a la gente. Se quedaban asombrados de su doctrina, porque hablaba con autoridad. Había en la sinagoga un hombre que tenía un demonio inmundo, y se puso a gritar a voces: "¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios." Jesús le intimó: "¡Cierra la boca y sal!" El demonio tiró al hombre por tierra en medio de la gente, pero salió sin hacerle daño. Todos comentaban estupefactos: "¿Qué tiene su palabra? Da órdenes con autoridad y poder a los espíritus inmundos, y salen." Noticias de él iban llegando a todos los lugares de la comarca.

Comentarios

El ‘año de gracia’ que Jesús acaba de anunciar se inaugura con la liberación de una persona abatida por la inmundicia. En ese tiempo, la inmundicia estaba relacionada con la incapacidad de mantenerse apto para el culto, es decir, por la imposibilidad de adoptar todas las prescripciones dietéticas, higiénicas y rituales que habilitaban a una persona para participar del culto.

Esa incapacidad llevaba a la persona a comportarse de manera violenta, agrediéndose a sí mismo y a los demás. Agrediéndolos con palabras obscenas y comportamiento vergonzante.

La familia sufría, la comunidad se sentía ofendida, pero más aún sufría la persona aquejada por esta grave situación.

La acción de Jesús, entonces, libera a la persona de esta atadura, de esa humillación que se causa a sí misma.

La acción de Jesús es efectiva por el poder y la autoridad que le confieren su unción espiritual (Lc 4,16-22) y su consagración al evangelio.

Jesús no libera a esta persona con ritos, sino con la misericordia y con la verdad. Jesús le ayuda a descubrir y tomar conciencia de su propio rostro humano, bello, hermoso, pulcro.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Lecturas meditadas de la Misa del Sabado XXII del tiempo Ordinario.

¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

Sábado, 3 de setiembre de 2011
Semana 22 del Tiempo Ordinario
Colosenses 1, 21-23 / Lucas 6, 1-5
Salmo responsorial Sal 53, 3-4. 6. 8
R/.  "¡Dios es mi ayuda!"
 
Santoral:
San Gregorio Magno, Beatos Juan Pak,
María Pak, Bárbara Kouen, Bárbara Ni,
María Ni e Inés Kim

Liturgia - Lecturas del día
 
 
 
 
Sábado, 3 de Setiembre de 2011
 
Dios los ha reconciliado,
 a fin de que pudieran presentarse delante de Él
como una ofrenda santa e inmaculada
 
 
Lectura de la carta del Apóstol san Pablo
a los cristianos de Colosas
1, 21-23
 
Hermanos:
Antes, a causa de sus pensamientos y sus malas obras, ustedes eran extraños y enemigos de Dios. Pero ahora, Él los ha reconciliado en el cuerpo camal de su Hijo, entregándolo a la muerte, a fin de que ustedes pudieran presentarse delante de Él como una ofrenda santa, inmaculada e irreprochable. Para esto es necesario que ustedes permanezcan firmes y bien fundados en la fe, sin apartarse de la esperanza transmitida por la Buena Noticia que han oído y que fue predicada a todas las criaturas que están bajo el cielo y de la cual yo mismo, Pablo, fui constituido ministro.
 
Palabra de Dios.
 
 
SALMO RESPONSORIAL                                                    53, 3-4. 6. 8
 
R.   ¡Dios es mi ayuda!
 
Dios mío, sálvame por tu Nombre,
defiéndeme con tu poder.
Dios mío, escucha mi súplica,
presta atención a las palabras de mi boca. R.
 
Dios es mi ayuda,
el Señor es mi verdadero apoyo.
Te ofreceré un sacrificio voluntario,
daré gracias a tu Nombre, porque es bueno. R.
 
 
 
EVANGELIO
 
¿Por qué ustedes hacen lo que no está permitido en sábado?
 
a   Evangelio de nuestro Señor Jesucristo
según san Lucas
6, 1-5
 
Un sábado, en que Jesús atravesaba unos sembrados, sus discípulos arrancaban espigas y, frotándolas entre las manos, las comían.
Algunos fariseos les dijeron: «¿Por qué ustedes hacen lo que no está permitido en sábado?»
Jesús les respondió: «¿Ni siquiera han leído lo que hizo David cuando él y sus compañeros tuvieron hambre, cómo entró en la Casa de Dios y, tomando los panes de la ofrenda, que sólo pueden comer los sacerdotes, comió él y dio de comer a sus compañeros?»
Después les dijo: «El Hijo del hombre es dueño del sábado».
 
Palabra del Señor.
 
Reflexión
 
 
 
Col. 1, 21-23. A quienes vivíamos lejos del Señor, sin la esperanza que le daba al Pueblo elegido el disfrutar de la salvación, Dios nos llamó, en Cristo Jesús, reconciliándonos mediante su muerte, para que también nosotros podamos presentarnos como una ofrenda santa, inmaculada e irreprensible ante Dios, participando así de la Redención que nos ha sido concedida en el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Puesto que, por pura gracia, hemos sido hechos partícipes de la Vida que en Cristo Dios ofrece a todo el mundo, procuremos que esa gracia no caiga en nosotros como en sacos rotos, o vasijas agrietadas que no pueden retener el agua. Permanezcamos firmes en nuestra profesión de fe, hecha no sólo con los labios, sino manifestada también con nuestra vida, convertida en un testimonio auténtico de que el Señor habita en nosotros y de que nosotros somos, en Cristo Jesús, hijos de Dios. Es cierto que constantemente nos acechan infinidad de tentaciones, queriéndonos hacer tropezar o apartarnos del camino recto; por eso hemos de permanecer constantemente vigilantes y, conscientes de nuestras propias miserias, hemos de vivir en una constante conversión, que nos conduzca a una unión más plena con el Señor, para poder convertirnos en ministros puestos al servicio del Evangelio, colaborando así para que todos recobren la esperanza y se esfuercen en vivir, con un compromiso de mayor lealtad, la fe que han o hayan depositado en Cristo Jesús.
 
Sal. 54 (53). Gracias sean dadas a Dios nuestro Padre, ya que por medio de Jesucristo, nuestro Dios y Señor, nos ha liberado de la mano de nuestros enemigos. Quien acude al Señor y en Él confíe, jamás se sentirá defraudado, pues por los huesos del justo vela Dios, y Él salva a quienes le viven fieles. Por eso acudamos al Señor mediante una oración sincera, no sólo para pedirle su protección y ayuda, sino también para escucharlo y poner en práctica su Palabra; entonces, en verdad, seremos amigos de Dios, y Él hará su morada en nosotros.
 
Lc. 6, 1-5. Las prescripciones legales habían llegado a tal grado que indicaban que quien cortara espigas en sábado, siendo peregrino, podía comerse los granitos uno a uno, pero no podía restregar la espiga entre las manos, pues eso sería tanto como ponerse a trabajar, lo cual no se permitía en Sábado. Para aquel que vive en Cristo lo más importante es la persona, velar por ella, por su bienestar, hacerle el bien y no el mal. Pues de nada aprovecha sentarse ritualmente en Sábado para dar culto al Señor, y después dedicarse a hacer el mal y a provocar injusticias en los demás días. Ya el Señor había denunciado este mal por medio del profeta Amós, poniendo en boca de los malvados el siguiente discurrimiento: ¿Cuándo pasará el novilunio para poder vender el grano, y el sábado para dar salida al trigo, para achicar la medida y aumentar el peso, falsificando balanzas de fraude, para comprar por dinero a los débiles y al pobre por un par de sandalias, para vender hasta el salvado del grano? El Señor, dueño del sábado, nos invita llegar a él como a un día que le consagramos, pero con la intención de permanecer en su presencia los demás días procurando el bien de todos, de tal forma que podamos, finalmente, llegar a la posesión del Sabath eterno, al cual entraremos después de haber trabajado haciendo el bien, y no sólo quedándonos en exterioridades que nos dejarían muy lejos del Señor y de su Descanso.
En esta Eucaristía el Señor nos participa de su Pan, Pan de vida eterna, que no está ya reservado a algunos solamente. Todos podemos entrar en comunión de vida con el Señor. Celebrar la Eucaristía es vivir por anticipado la Gloria que nos espera en el gozo eterno junto a Dios, donde ya no habrá fatigas, ni luto ni llanto, sino sólo gozo y paz en el Señor. Por eso aprendamos a esforzarnos continuamente para que el Reino de Dios llegue a todos. Contemplemos a Cristo que por nosotros subió a la Cruz, para reconciliarnos a todos con Dios y hacernos hijos suyos. Contemplémoslo lleno de la Gloria que le corresponde como a Unigénito del Padre, ya que, después de padecer por nosotros, ahora vive, resucitado y glorificado para siempre. Participar de la Eucaristía nos compromete a caminar hacia la participación de esa misma glorificación; pero para ello hemos de ir tras las mismas huellas de Cristo, pues, para llegar a donde Él ya nos precedió, nuestro camino no puede desviarse de aquel que nos manifestó el mismo Señor de la Iglesia.
No podemos llegar a la presencia del Señor sólo para pasar un momento de paz interior ante Él. Venimos a comprometernos a velar por el bien de nuestros hermanos, no apoyados en nuestras débiles fuerzas, sino en la Fuerza que nos viene de lo alto y que se nos comunica al participar del Pan de Vida y del mismo Espíritu de Dios. Hagamos el bien sin jamás darnos descanso. El Reino de Dios sufre violencia, y sólo los violentos, los esforzados, van a lograr apoderarse de él. Por eso, día a día, momento tras momento, debemos anunciar el Evangelio a toda la humanidad; y esa proclamación la llevaremos a cabo mediante nuestras palabras, obras, actitudes y vida misma. No anunciemos un evangelio que esclavice a quienes lo acepten, queriendo hacerlos cumplir con detalles que nada tienen que ver con la fe. Enseñémosles a amar a Cristo, a unir su vida a Él mediante la Liturgia que nos hace partícipes, ya desde ahora, de los bienes eternos; enseñémosles a amar a todas las personas, sin distinción, de tal forma que haya esa preocupación constante de unos por otros, para que, haciéndose realidad entre nosotros el amor fraterno, podamos construir un mundo más justo y más fraterno que, ya desde ahora, se convierta en un reflejo de lo que es la eternidad junto a Dios. El Señor, sin distinción alguna, nos llama para que participemos de su vida y permanezcamos en una fe firme, no endeble; en una esperanza que nos haga convertirnos día a día en un Evangelio viviente del amor del Padre; y en un amor verdadero que nos haga no poner trabas ni límites a ese amor, sino que nos lleve a estar dispuesto incluso a entregar nuestra propia vida con tal de que todos tengan vida, y la tengan en abundancia.
Roguémosle a nuestro Dios y Padre que nos conceda, por intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, la gracia de hacer el bien a todos en todo momento y circunstancia; pues en esta labor no podemos darnos descanso alguno, recordando lo que nos advierte el Señor: Mientras uno duerme el enemigo siembra la cizaña. No permitamos que, por nuestros descuidos, en lugar de convertirnos en luz para el mundo lo dejemos a la deriva en sus tinieblas y tropiezos. Que Dios nos conceda estar, siempre al servicio de su Evangelio. Amén.
 
Homiliacatolica.com
(
http://www.celebrandolavida.org
).

Lecturas de la Misa del Sabado XXII Ordinario meditadas brevemente.

Lecturas del Sábado 03 de Septiembre de 2011

Sábado 22ª semana de tiempo ordinario

Santoral: Gregorio Magno, Basilisa

Col 1,21-23:  Permanezcan cimentados y estables en la fe
Salmo responsorial 53: Vean que Dios es mi auxilio
Lc 6,1-5: ¿Por qué haces en sábado una cosa prohibida?

Colosenses 1,21-23


Dios os ha reconciliado para haceros santos, sin mancha
Hermanos: Antes estabais también vosotros alejados de Dios y erais enemigos suyos por la mentalidad que engendraban vuestras malas acciones; ahora, en cambio, gracias a la muerte que Cristo sufrió en su cuerpo de carne, Dios os ha reconciliado para haceros santos, sin mancha y sin reproche en su presencia. La condición es que permanezcáis cimentados y estables en la fe, e inamovibles en la esperanza del Evangelio que escuchasteis. En el mismo que se proclama en la creación entera bajo el cielo, y yo, Pablo, fui nombrado su ministro.


Salmo responsorial: 53


Dios es mi auxilio.
Oh Dios, sálvame por tu nombre, / sal por mí con tu poder. / Oh Dios, escucha mi súplica, / atiende a mis palabras. R.

Pero Dios es mi auxilio, / el Señor sostiene mi vida. / Te ofreceré un sacrificio voluntario, / dando gracias a tu nombre, que es bueno. R.


Lucas 6,1-5


¿Por qué hacéis en sábado lo que no está permitido?
Un sábado, Jesús atravesaba un sembrado; sus discípulos arrancaban espigas y, frotándolas con las manos, se comían el grano. Unos fariseos les preguntaron: "¿Por qué hacéis en sábado lo que no está permitido?" Jesús les replicó: "¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y sus hombres sintieron hambre? Entró en la casa de Dios, tomó los panes presentados, que sólo pueden comer los sacerdotes, comió él y les dio a sus compañeros." Y añadió: "El Hijo del hombre es señor del sábado."

Comentarios

Lucas nos lleva de la mano en este caminar de Jesús con sus discípulos, que comenzó a orillas del lago de Galilea, para mostrarnos cómo el maestro va instruyendo a los discípulos para que asuman las novedades del Reino. Ahora lo vemos caminando por un campo de trigo y en día sábado; este detalle ofrecido por el narrador es nuestra puerta de entrada para comprender lo que nos propone este evangelio.

Nuevamente los fariseos interactúan con Jesús y sus discípulos a través de un cuestionamiento por su mal comportamiento frente a la ley, que prohíbe una serie de labores en día de sábado.

La respuesta de Jesús va en doble dirección: primero acude a la tradición haciendo memoria de la acción de David, quien comió los panes del Templo. En la segunda parte de la respuesta, con un contenido mucho más teológico, Jesús se muestra como Señor del sábado.

Jesús, al proponerse como Señor del sábado, nos está abriendo la puerta para establecer nueva relación con Dios, que va más allá del cumplimiento de la ley, desplazándose hasta la persona y sus circunstancias, como criterio en la nueva forma de interacción con Dios Padre.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Evangelio diario meditado de la Misa del Sabado XXII del tiempo Ordinario.

20110910225302-trigo6.jpg

Autor: María Cruz | Fuente: Catholic.net
El Hijo del hombre, señor del sábado
Lucas 6, 1-5. Tiempo Ordinario. Lo importante es amar a Dios y su voluntad, con un corazón sencillo y verdadero. 
 
 
Lucas 6, 1-5


Un sábado, Jesús atravesaba un sembrado; sus discípulos arrancaban y comían espigas desgranándolas con las manos. Algunos de los fariseos dijeron: ¿Por qué hacéis lo que no es lícito en sábado? Y Jesús les respondió: ¿Ni siquiera habéis leído lo que hizo David, cuando sintió hambre él y los que le acompañaban, cómo entró en la Casa de Dios, y tomando los panes de la presencia, que no es lícito comer sino sólo a los sacerdotes, comió él y dio a los que le acompañaban? Y les dijo: El Hijo del hombre es señor del sábado.


Reflexión


Jesús, caminando con los suyos, atraviesa un sembrado. Una jornada de normalidad en donde se dan cita el hambre, el cansancio y las preguntas sobre la Ley.

Comer las espigas en día de sábado suponía el esfuerzo de desgranarlas con las manos, y ese trabajo no estaba permitido hacer en sábado; por eso los celosos de la guarda de la Ley recriminan a los discípulos y se atreven a encararse con Jesús.

Si Jesús ha venido al mundo y se ha hecho uno entre los hombres es para decir al hombre que está salvado; que los mandamientos de “santificar las fiestas, no trabajar en sábado... son caminos por los que el hombre va a Dios, disposiciones que hacen encontrar al hombre la plenitud de su ser. La Ley por si misma no tiene sentido, es la pedagogía de Dios que ayuda al hombre a hacerse más humano y a la vez mas cercano a su fin.

Jesús es señor del sábado, está por encima de toda norma y quiere enseñar a los suyos que con un corazón libre todo es posible de realizar, porque lo importante es cumplir la voluntad de Dios con un corazón sencillo y verdadero. No podemos dejar que las cosas nos esclavicen, debemos usarlas para nuestra realización personal con la libertad de saber prescindir de ellas porque creemos que Dios es nuestro único todo, nuestra plenitud.

Petición

¡Oh Dios!, que has revelado al hombre el camino para ir a Ti, haz que a través de las vicisitudes de esta vida sepamos descubrir tu voluntad como el camino mas completo de vivir tus mandamientos.

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa del Lunes XXIII del tiempo Ordinario. Pedidos de oraciones.

Senor Jesus, cuenta conmigo, con mucho gusto acepto tu invitacion al banquete que supone el poder contemplarte en la oracion. Que tu Espiritu Santo sea el guia para sacar mayores frutos.

MISA 5 de SEPTIEMBRE, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES

LUNES 5

Santos: Lorenzo Justiniano, obispo- Benin o Bertino de Sithieu, abad. Beata Maria de los Apostoles, cofundadora. Feria (Verde)

 

HACER DE TODOS CRISTIANOS PERFECTOS

 

Col 1, 24-2, 3; Lc 6 ,6-11

 

San Pablo sabe exactamente tendra Dios le ha llamado. El tendra que aplicar el don de consejo, la palabra oportuna y su habilidad para ensenar, a fin de animar a sus hermanos a alcanzar la perfeccion cristiana. Pablo esta en la carcel por causa del evangelio, no se avergüenza ni se acobarda, al contrario exhorta a los cristianos de Colosas a luchar en medio de las dificultades. En el Evangelio el Senor Jesus devuelve la movilidad a un paralitico en el dia del descanso sabatico. Sus adversarios se indignan por su falta de respeto ante dicho mandato. Los diligentes estaban tan obsesionados por defender esa practica que, decidieron desde entonces eliminar a Jesus por no respetar escrupulosamente el reposo del sabado.

 

ANTIFONA DE ENTRADA (cfr. Jn 14, 26; 15, 26)

Cuando venga el Espiritu de la verdad, El los guiara a ustedes hasta la verdad plena, dice el Senor.

 

ORACION COLECTA

Te pedimos, Senor, que el Espiritu Santo, que procede de ti, ilumine nuestras mentes y las guie hacia la verdad plena, como nos lo prometio tu Hijo Jesucristo, que vive y reina contigo en la unidad del Espiritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Yo he llegado a ser ministro de la Iglesia, para anunciar el designio secreto que Dios ha mantenido oculto desde siglos.

 

De la carta del apostol san Pablo a los colosenses: 1, 24-2, 3

 

Hermanos: Ahora me alegro de sufrir por ustedes, porque asi completo lo que falta a la pasion de Cristo en mi, por el bien de su cuerpo, que es la Iglesia.

Por disposicion de Dios, yo he sido constituido ministro de esta Iglesia para predicarles por entero su mensaje, o sea el designio secreto que Dios ha mantenido oculto desde siglos y generaciones y que ahora ha revelado a su pueblo santo.

Dios ha querido dar a conocer a los suyos la gloria y riqueza que este designio encierra para los paganos, es decir, que Cristo vive en ustedes y es la esperanza de la gloria; ese mismo Cristo, que nosotros predicamos, cuando corregimos a los hombres y los instruimos con todos los recursos de la sabiduria, a fin de que todos sean cristianos perfectos. Por eso precisamente me empeno y lucho con la fuerza de Cristo, que actua poderosamente en mi.

Quiero que sepan cuantos esfuerzos estoy haciendo por ustedes, por los de Laodicea y por todos los que no me conocen personalmente. Se lo digo a ustedes para que todos se animen, y unidos intimamente en el amor, puedan alcanzar en toda su riqueza el conocimiento pleno y perfecto del designio secreto de Dios, que es Cristo, en el cual estan ocultos todos los tesoros de la sabiduria y de la ciencia. Palabra de Dios.

Te alabamos, Senor.

 

Del salmo 61

R/. Dios es nuestra salvacion y nuestra gloria.

 

Solo Dios es mi esperanza, mi confianza es el Senor; es mi baluarte y firmeza, es mi Dios y salvador.

R/. Dios es nuestra salvacion y nuestra gloria.

 

De Dios viene mi salvacion y mi gloria; El es mi roca firme y mi refugio. Confia siempre en El, pueblo mio, y desahoga tu corazon en su presencia, porque solo en Dios esta nuestro refugio.

R/. Dios es nuestra salvacion y nuestra gloria.

 

ACLAMACION (Jn 10. 27) R/. Aleluya, aleluya.

Mis ovejas escuchan mi voz, dice el Senor, yo las conozco y ellas me siguen. R/.

 

Estaban acechando a Jesus para ver si curaba en sabado.

 

LECTURA Evangelio Lucas capitulo 6, versiculos 6 al 11

 

Un sabado, Jesus entro en la sinagoga y se puso a ensenar. Habia alli un hombre que tenia la mano derecha paralizada. Los escribas y fariseos estaban acechando a Jesus para ver si curaba en sabado y tener asi de que acusarlo.

Pero Jesus, conociendo sus intenciones, le dijo al hombre de la mano paralizada: "Levantate y ponte ahi en medio". El hombre se levanto y se puso en medio. Entonces Jesus les dijo: "Les voy a hacer una pregunta: ¿Que es lo que esta permitido hacer en sabado: el bien o el mal, salvar una vida o acabar con ella?". Y despues, de recorrer con la vista a todos los presentes, le dijo al hombre: "Extiende la mano". El la extendio y quedo curado.

Los escribas y fariseos se pusieron furiosos y discutian entre si lo que le iban a hacer a Jesus. Palabra del Senor.

Gloria a ti, Senor Jesus.

 

Oracion introductoria

Ven Espiritu Santo, inspirame en esta oracion como debo obrar para procurar el bien de los hombres y asi mantenerme alerta, cumpliendo siempre, con mucho amor, la mision que me has encomendado. 

 

Peticion

Jesus, dame la gracia de buscar hoy la santidad en lo ordinario de mi vida.

 

REFLEXION Evangelio Lucas capitulo 6, versiculos 6 al 11

 

El Senor pregunto a los fariseos que era lo que estaba permitido hacer en sabado, el bien o el mal. Hoy nos lanza a nosotros una invitacion: hacer en todo momento el bien. Sin embargo, a veces, se nos presenta una eleccion que no es entre el bien y el mal, sino entre un bien y otro bien; se trata por tanto de ver que es lo que Dios quiere de nosotros en cada circunstancia precisa. Sepamos esforzarnos por hacer, no solo el bien en general, sino el mayor bien en cada situacion particular. Preguntemosle con frecuencia al Espiritu Santo, en un ambiente de oracion, de abandono a la voluntad de Dios, de apertura, que es lo que quiere de nosotros. No emprendamos nada sin consultarle antes a este Amigo del alma. Dios nos hace el don del tiempo y con el nos da la oportunidad preciosa de hacer el bien a los demas. Dios mismo ha entrado en la historia como fuente del bien. Superemos con la ayuda de su gracia la tendencia a seguir el camino del egoismo.

 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

Mira, Senor, con agrado, la ofrenda espiritual que traemos a tu alta; en nuestro deseo filial de servirte, y concedenos vivir conforme a tu espiritu para que la fe y la humildad de tus hijos te hagan aceptables estos dones. Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

ANTIFONA DE LA COMUNION (Jn 15, 26; 16, 14)

El Espiritu que procede del Padre, me glorificara, dice el Senor.

 

ORACION DESPUES DE LA COMUNION

Senor, Dios nuestro, que te has dignado alimentarnos con este pan celestial, infunde tu Espiritu en lo mas intimo de nuestros corazones, para que se nos convierta en don eterno lo que hemos recibido en el altar.

Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY

 

REFLEXION Evangelio Lucas capitulo 6, versiculos 6 al 11

 

En nuestro mundo moderno, en donde las "agendas" van guiando el rumbo y el orden de nuestro dia, se puede caer tambien en la tentacion de PROGRAMAR la caridad. Jesus en este pasaje es criticado por sanar a un hombre en el dia de reposo. ¿Cuantas veces nosotros, en nuestras mismas familias, en nuestro trato con los hijos, con el esposo o la esposa, o con los padres, ponemos tambien esta excusa para no servir, para no hacer la caridad? Es triste que esto suceda y que muchas veces la caridad tome el lugar de "cuando haya tiempo", que el servicio a nuestros hermanos tenga que tomar tambien su turno, maxime cuando se refiere a una situacion de apremio como puede ser la salud. Es triste que la esposa o los hijos tengan que "tener cita" para ser atendidos y escuchados. No dejes que tu agenda gobierne tu vida, se tu, como Jesus, dueno de tu tiempo, especialmente en tu relacion con tus seres queridos.

Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Abrele tu corazon.

Como Maria, todo por Jesus y para Jesus.

Pbro. Ernesto Maria Caro

 

Septiembre 5

Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)

 

A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado

 

Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren

 

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

 

Dios te pido por favor que cures a mi abuelita Gloria que esta enferma de tantas cosas como cancer, diabetis y ahora esta en el hospital, te pido hagas un milagro no la quiero ver sufrir mas. Tambien te pido que cures a todas las otras personas que lo necesitan. Muchas gracias. Gloria

 

Ruego oracion por Claudia que sera operada manana, para que el Senor guie las manos del cirujano y del equipo que lo asiste. Sagrado Corazon de Jesus en Vos confio. Ave Maria Purisima sin pecado concebida, rogad por nosotros los que recurrimos a Vos. Amen RAQUEL

 

Por favor ayudarme a orar, por mi cunado Luis Fernando Vizquerra de 20 anos que se encuentra en estado de coma en cuidados intensivos en el hospital padeciendo de una grave enfermedad aun no clasificada por los medicos desde hace 25 dias, que dios los bendiga y los acompaee siempre. RONALD LOPEZ

 

Hermanos....... Solicito nuevamente de ustedes un servicio de amor.  Esta vez pido oracion y reiki a distancia para mi ex-esposo Luis Enrique Molinary Mendoza quien se encuentra en el Hospital de Veteranos en Rio Piedras, Puerto Rico desde hace dos semanas.  Desconozco el diagnostico de su enfermedad pero no reconoce a nadie.  A mi tampoco me reconocio. Esta incoherente y deshubicado.  El nacio el  9 de junio de 1940 y recide en Aguadilla, Puerto Rico.  Gracias por sus oraciones.  La Divina Madre los bendice a todos. Rosa Haydee Torres yo100x35@ymail.com

 

Pedimos oracion por Esther del Carmen, que vive en San Rafael, Argentina, padece un tumor en el cerebro y se encuentra internada en delicado estado de salud, para que Dios Nuestro Senor le conceda la gracia de un milagro que cure su enfermedad. Nos unimos en la plegaria con mucha fe. Maria

 

AGRADECIMIENTO A DIOS

 

Cumpleanos de CONCHITA PINEDA

Cumpleanos de CANDY SAAD

Cumpleanos de Maggie

Cumpleanos de Rita

 

POR LAS NECESIDADES DE

 

Jesus en Tu nombre, Revelado por el Padre, de Maria Tu Santisima Madre Libera a Alicia de la influencia del Maligno, proteje a su sacerdote y el grupo intercesor. Dale la Paz Senor. Para Gloria La Trinidad. Mirta Susana

 

Senor te pido que ilumines y bendigas a todos tus hijos, gracias porque hoy es mi cumple, gracias por todo Senor, te pido que pueda celebrarlo con mi familia, protegeme de las companeras de la piscina, amen. Carmen

 

Senor te pido restaurar mi matrimonio Javier Puerta y Alexandra Pinzon para que nos proteja y podamos volver a estar juntos, que nos proteja y nos cubra el Senor con la Sangre de Cristo rompiendo toda a atadura de maldad Senor te pido que acrecientes mi fe y que guies mis pasos para restaurar mi matrimonio bendice a mi hijo. Esteban Puerta.

 

Padre amado yo te pido mi Senor por mi hogar! dale un corazon de carne a mi esposo, sana nuestras llagas, liberalo del vicio del alcohol, Liberalo de ese orgrullo, sana su corazon y su mente Padre restaura nuestro hogar. Maria

 

Pongo en oracion a mi esposo para que deje de cometer adulterio por favor pidan mucho por el.. esta muy alejadode nosotros... BERTA

 

Elevo mi plegaria a Nuestro Senor por todo lo concedido, por todo lo que me regala en lo mas simple y cotidiano donde solo veo su luz y su amor y por permitirme ser parte de esta cadena de oracion donde unimos nuestros corazones  por quienes lo necesitan, encuentren la paz y sanacion que solo entrega "quien todo lo puede y para quien nada es imposible". Confiada en su misericordia y en la proteccion de su Purisima Madre continuemos esta cruzada de amor. Tengan presente que los sabado a las 3 PM en la Capilla San Vicente de Paul del Hospital Regional de Puerto Montt - Chile, cada una de las intenciones de todos nuestros hermanos donde participamos con otros Agentes de la Pastoral de la Salud. Gracias por responder a mis peticiones y orar por Jeanette y Martina que siguen aferradas a la vida gracias a la fe y a la oracion, gracias por mi amigo Juan Dario quien partio a la Casa del Padre, bendecido con nuestras oraciones. Infinitas gracias e infinitas bendiciones para cada uno y sus familias. Ma. Antonieta 

 

Dios quiero pedir perdon por lo que hice me aleje del camino del bien y e hecho cosas malas aqui confieso mis pecados mentiras, robar y lo demas que como un idiota cometi Te pido perdon y que me alejes de la tentacion y que me lleves por el camino del bien espero que me perdones te lo pido humildemente de mi corazon con mucho arrepentimiento. Amen. Marcos

 

Q. E. P. D.

 

Celeste Mac-kliff Aragundi vda. de Moncayo

Sixto Chang Vega

Jovanny Jimenez Hurtado

Shela Solis Garcia

 

Todos iban por una linda labor en la reconstruccion despues del terremoto y tsunami del 27 de febrero 2010 en la isla Juan Fernandez de Chile, se estaban construyendo colegios y otros arreglos que necesitan los islenos, ayer por los vientos al parecer,  aun no se sabe exactamente lo que ocurrio, se fue al mar solo han encontrado 4 personas muertas, y restos del avion de la fuerza aerea de chile, el pais esta conmovido, ya que  son personas de gran corazon que estaban con mucho entusiasmo y carinos ayudando, oremos por todos ellos, y por sus familias que estan destrozadas por tan terrible perdida, la fe es inmensa hasta el momento, Dios nos escucha nuestras suplicas. Besitos y agradecida. JULY

 

P A L A N C A

 

Septiembre 07 – 11, 2011

 

- ARGENTINA Diocesis de 9 de julio Bs. As. Septiembre 08 – 11 Cursillo de Hombres  palancas9dejulio@sallisat.com

 

- ARGENTINA Buenos Aires Septiembre 08 – 11 Cursillo 180 de Hombres mebarquiza@hotmail.commccbuenosaires@interar.com.ar

 

- ARGENTINA Gualeguaychu Entre Rios Septiembre 08 – 11 Cursillo 29 de Mujeres  cotagu_cobra@arnetbiz.com.ar

 

- ARGENTINA Resistencia, Gral. San Martin Septiembre 08 – 11 Cursillo 98 de Mujeres  mccresistencia@gmail.com

 

- ARGENTINA Arquidiocesis Salta Septiembre 08 – 11 Cursillo 107 de Mujeres  palancasmccsalta@hotmail.com

 

- ARGENTINA San Francisco Septiembre 08 – 11 Cursillo de Mujeres  palancas@mccsanfco.com.ar y elena_martelli@hotmail.com

 

- ARGENTINA San Luis, Cristo de La Quebrada Septiembre 08 – 11 Cursillo 99 de Mujeres  mirtasottilaro@live.com.ar

 

- ARGENTINA Diocesis de San Martín Bs As Septiembre 08 – 11 Cursillo 86 de Mujeres  movsanmartin@yahoo.com.ar

 

- ARGENTINA Diocesis de San Rafael Septiembre 08 – 11 Cursillo 93 de Hombres   mccsanrafael@gmail.com

 

- ARGENTINA Villa Maria Septiembre 08 – 11 Cursillo 65 de Mujeres  nancymorassano@gmail.com

 

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

 

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

 

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios

 

Por las benditas almas del Purgatorio

 

 
ECUADOR
 
ENVIE SU PETICION DE ORACION  a

 

wpauta@gmail.com,

 

wpauta@yahoo.es,

 

indicando su nombre y peticion

 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

 

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/

 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

Lecturas de la Misa del Lunes XXIII Ordinario meditadas.

¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

Lunes, 5 de setiembre de 2011
Semana 23 del Tiempo Ordinario
Colosenses 1, 24—2, 3 / Lucas 6, 6-11
Salmo responsorial Sal  61, 6-7. 9
R/.  "¡Mi salvación y mi gloria están en el Señor!"
 
Santoral:
San Lorenzo Justiniano, Santa Raisa,
Santos Pedro Nguyen Van Tu y José
Hoang Luong Canh

Liturgia - Lecturas del día
 
 
 
 
Lunes, 5 de Setiembre de 2011
 
Yo fui constituido ministro de la Iglesia.
encargado de llevar a su plenitud el misterio
que estuvo oculto desde la eternidad
 
Lectura de la carta del Apóstol san Pablo
a los cristianos de Colosas
1, 24—2, 3
 
Hermanos:
Me alegro de poder sufrir por ustedes, y completo en mi carne lo que falta a los padecimientos de Cristo, para bien de su Cuerpo, que es la Iglesia. En efecto, yo fui constituido ministro de la Iglesia, porque de acuerdo con el plan divino, he sido encargado de llevar a su plenitud entre ustedes la Palabra de Dios, el misterio que estuvo oculto desde toda la eternidad y que ahora Dios quiso manifestar a sus santos. A ellos les ha revelado cuánta riqueza y gloria contiene para los paganos este misterio, que es Cristo entre ustedes, la esperanza de la gloria.
Nosotros anunciamos a Cristo, exhortando a todos los hombres e instruyéndolos en la verdadera sabiduría, a fin de que todos alcancen su madurez en Cristo. Por esta razón, me fatigo y lucho con la fuerza de Cristo que obra en mí poderosamente.
Sí, quiero que sepan qué dura es la lucha que sostengo por ustedes, por los de Laodicea y por tantos otros que no me conocen personalmente.
Mi deseo es que se sientan animados y que, unidos estrechamente en el amor, adquieran la plenitud de la inteligencia en toda su riqueza. Así conocerán el misterio de Dios, que es Cristo, en quien están ocultos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.
 
Palabra de Dios.
 
 
SALMO RESPONSORIAL                                                                61, 6-7. 9
 
 
R.    ¡Mi salvación y mi gloria están en el Señor!
 
Sólo en Dios descansa mi alma,
de Él me viene la esperanza.
Solo Él es mi Roca salvadora,
Él es mi baluarte: nunca vacilaré. R.
 
Confíen en Dios constantemente,
ustedes, que son su pueblo,
desahoguen en Él su corazón,
porque Dios es nuestro refugio.  R.
 
 
 
EVANGELIO
 
Observaban a Jesús atentamente para ver si sanaba en sábado
 
a   Evangelio de nuestro Señor Jesucristo
según san Lucas
6, 6-11
 
Un sábado, Jesús entró en la sinagoga y comenzó a enseñar. Había allí un hombre que tenía la mano derecha paralizada. Los escribas y los fariseos observaban atentamente a Jesús para ver si sanaba en sábado, porque querían encontrar algo de qué acusarlo. Peto Jesús, conociendo sus intenciones, dijo al hombre que tenía la mano paralizada: «Levántate y quédate de pie delante de todos». Él se levantó y permaneció de pie.
Luego les dijo: «Yo les pregunto: ¿Está permitido en sábado, hacer el bien o el mal, salvar una vida o perderla?» y dirigiendo una mirada a todos, dijo al hombre: «Extiende tu mano». Él la extendió y su mano quedó sana.
Pero ellos se enfurecieron, y deliberaban entre sí para ver qué podían hacer contra Jesús.
 
Palabra del Señor.
 
Reflexión
 
Col. 1, 24-2,3. No tenemos, ni en el cielo, ni en la tierra, ni en los abismos, otro nombre en el cual podamos salvarnos, sino sólo en el Nombre de Cristo Jesús, al cual Dios constituyó en salvación para todos los pueblos.
Aquel que ha conocido a Cristo y ha unido su vida a Él se ha hecho uno con Él, como la cabeza es una con los demás miembros del cuerpo, que en este caso es la Iglesia, cuya Cabeza es Cristo.
En el Señor no sólo hemos conocido, sino que hemos experimentado el gran amor que Dios nos tiene. Eso es lo que falta a la pasión de Cristo en cada uno de nosotros, que la hagamos nuestra y que, en Cristo, lleguemos a ser hijos de Dios, participando del Espíritu Santo que el Padre Dios quiere infundir en todos y cada uno de nosotros. Por eso los que vivimos ya unidos a Cristo, por la participación de su Vida y de su Espíritu Santo, no podemos sentirnos seguros hasta lograr que más y más personas participen de la misma Vida con la que nosotros ya hemos sido beneficiados. Esto nos convierte en misioneros, enviados al mundo para que a todos llegue el perdón y la salvación, conforme al amor que Dios no niega a aquellos que llamó a la vida en este mundo, pero con la finalidad de que algún día todos lleguemos a participar de su Vida y de su Gloria eternamente. Por eso no descansemos en trabajar, incluso en los últimos momentos de nuestra vida, tratando de ganar a todos para Cristo.
 
Sal. 62 (61). Si Dios está con nosotros, ¿quién podrá en contra nuestra? Dios es nuestro refugio y poderoso Salvador. En Él confiamos desde hoy y para siempre. Sin embargo el vivir en Dios y el que Él viva en nosotros no puede mantenernos inmóviles en la lucha que continuamente hemos de librar en contra de la maldad, para ayudar a verse libres de ella a quienes han sido dominados por ella.
No podemos cerrar los ojos ante las diversas esclavitudes de las que han sido víctimas muchos hermanos nuestros. El Señor nos llama para que, sabiendo que Él está con nosotros, seamos fuertes, firmes y valientes en el testimonio que hemos de dar de nuestra fe. Y nuestro testimonio no sólo se dará mediante una vida de amor y de gracia encerrada en nuestro interior, tal vez cobardemente, sino que lo daremos mediante una continua preocupación por hacer que esa salvación, que el Señor nos ha concedido, llegue y transforme el corazón de quienes viven en las tinieblas del error y del pecado.
Por eso vivamos con lealtad en la Vida que el Señor nos ha comunicado para que, siendo nuestra, nos esforcemos en hacerla llegar a más y más personas.
 
Lc. 6, 6-11. Jamás podemos descansar en la realización del bien y del constante trabajo en salvar a nuestros hermanos, ganándolos para Cristo para que en Él encontremos todos la salvación. Si nosotros ponemos trampas a nuestro prójimo para destruirlo, para aprovecharnos de él, para dejarlo medio muerto en el camino de la vida, a pesar que le demos culto puntual a Dios tendremos que reconocer que no estamos haciendo el bien sino el mal.
Jesús quiere que su Iglesia se convierta en motivo de perdón y de salvación para todos los pueblos. Por eso hemos de estar atentos a la realización del bien para todos aquellos a quienes hemos sido enviados para salvarlos y no para condenarlos.
Ciertamente no podemos cerrar nuestros ojos ante todo aquello que ha dañado la mente y el corazón de nuestro prójimo, y que lo ha paralizado de tal forma que le impide realizar el bien.
Ante las miserias, pecados y vicios que han proliferado en muchos ambientes sociales, hemos de ser un signo creíble del amor de Dios que quiere salvar a todos, y que ha confiado esa misma misión a su Iglesia, hasta que su Hijo vuelva glorioso para llevarnos con Él a las moradas eternas.
Tratemos de vivir y trabajar conforme al mandato que hemos recibido del Señor.
El Señor nos ha pedido, en este día, que estemos en su presencia, llenos de esperanza. Efectivamente Él quiere convertirnos en personas libres de todo aquello que nos ha esclavizado. En el Hoy de Dios no caben días de descanso, pues el Dios de Ayer, de Hoy y de Siempre no descansa en su labor salvadora a favor nuestro.
El Señor jamás ha dejado de amarnos. Y su amor hacia nosotros lo ha puesto en camino para que nos encontremos con Él de tal forma que podamos ser beneficiados con su perdón, con su Vida y con su Espíritu, y podamos llegar a ser dignos hijos de Dios.
Hoy el Señor nos reúne no sólo para manifestarnos cuánto nos ama ofreciéndonos su perdón, sino también uniéndonos a Él, de tal forma que seamos uno con Él, libres de nuestras maldades y de nuestras esclavitudes. Por eso aprovechemos esta oportunidad y este tiempo de gracia que el Señor nos concede.
¿Tenemos conciencia de nuestra misión evangelizadora? Sabemos que Cristo es el Evangelio viviente del Padre, y que nuestra fe en Él no puede convertirse en un simple remiendo pegado, en medio de todas nuestras preocupaciones por lo pasajero, en medio de nuestras injusticias, maldades y vicios.
Aquel que realmente cree en Cristo. en Él llega a ser hijo de Dios, pues una persona realmente evangelizada queda revestida de Cristo, y, junto con Él, se convierte en el Evangelio viviente del Padre para todos los pueblos.
Día a día hemos de trabajar para que esto se haga realidad entre nosotros. Por eso nosotros hemos de ser los primeros en no quedarnos como paralizados, inutilizados tanto en el anuncio del Evangelio como en la realización del bien.
En medio de un mundo que ha sido atrofiado en sus valores fundamentales a causa de propagandas utilitaristas, inclinadas sólo a lo pasajero, la Iglesia no sólo ha de dar razón de su fe y de su esperanza, sino que ha de esforzarse constantemente en hacer llegar el amor, la verdad, la justicia, la vida y la paz a todas las personas, sin limitaciones de tiempo, de raza, o de cualquier otro criterio que hubiese creado divisiones entre nosotros.
Dios nos ha enviado a buscar y a salvar todo lo que se había perdido. Cumplamos con amor, con lealtad y con valentía la misión que se nos ha confiado.
Roguémosle al Señor que nos conceda, por intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, la gracia de vivir abiertos a su acción salvadora en nosotros, y a dejarnos conducir por su Espíritu Santo para que realmente seamos un signo del Evangelio de salvación para todos los pueblos. Amén.
 
Homiliacatolica.com
(
http://www.celebrandolavida.org
).

Lecturas de la Misa del Lunes XXIII Ordinario meditadas brevemente.

Lecturas del Lunes 05 de Septiembre de 2011

Lunes 23ª semana de tiempo ordinario

Santoral: Lorenzo Justiniano, Victoriano

Col 1,24 - 2,3: Fui elegido para anunciarles el Misterio escondido desde siglos
Salmo responsorial 61: De Dios viene mi salvación y mi gloria
Lc 6,6-11: ¿Qué está permitido en sábado: Hacer el bien o el mal?
Colosenses 1,24-2,3


Dios me ha nombrado ministro de la Iglesia para anunciaros a vosotros el misterio escondido desde siglos

Hermanos: Me alegro de sufrir por vosotros: así completo en mi carne los dolores de Cristo, sufriendo por su cuerpo que es la Iglesia, de la cual Dios me ha nombrado ministro, asignándome la tarea de anunciaros a vosotros su mensaje completo: el misterio que Dios ha tenido escondido desde siglos y generaciones y que ahora ha revelado a sus santos. A éstos Dios ha querido dar a conocer la gloria y riqueza que este misterio encierra para los gentiles: es decir, que Cristo es para vosotros la esperanza de la gloria.

Nosotros anunciamos a ese Cristo; amonestamos a todos, enseñamos a todos, con todos los recursos de la sabiduría, para que todos lleguen a la madurez en su vida en Cristo: ésta es mi tarea, en la que lucho denodadamente con la fuerza poderosa que él me da. Quiero que tengáis noticia del empeñado combate que sostengo por vosotros y los de Laodicea, y por todos los que no me conocen personalmente. Busco que tengan ánimos y estén compactos en el amor mutuo, para conseguir la plena convicción que da el comprender, y que capten el misterio de Dios. Este misterio es Cristo, en quien están encerrados todos los tesoros del saber y del conocer.


Salmo responsorial: 61


De Dios viene mi salvación y mi gloria.

Descansa sólo en Dios, alma mía, / porque él es mi esperanza; / sólo él es mi roca y mi salvación, / mi alcázar: no vacilaré. R.

Pueblo suyo, confiad en él, / desahogad ante él vuestro corazón, / que Dios es nuestro refugio. R.


Lucas 6,6-11


Estaban al acecho para ver si curaba en sábado

Un sábado, entró Jesús en la sinagoga a enseñar. Había allí un hombre que tenía parálisis en el brazo derecho. Los escribas y los fariseos estaban al acecho para ver si curaba en sábado, y encontrar de qué acusarlo. Pero él, sabiendo lo que pensaban, dijo al hombre del brazo paralítico: "Levántate y ponte ahí en medio." Él se levantó y se quedó en pie. Jesús les dijo: "Os voy a hacer una pregunta: ¿Qué está permitido en sábado: hacer el bien o el mal, salvar a uno o dejarlo morir?" Y, echando en torno una mirada a todos, le dijo al hombre: "Extiende el brazo." Él lo hizo, y su brazo quedó restablecido. Ellos se pusieron furiosos y discutían qué había que hacer con Jesús.

Comentarios

Lucas nos mantiene con la mirada en las acciones de Jesús frente al sábado; el escenario de este episodio es la sinagoga, lugar de culto de la tradición judía con un alto sentido de pertenencia. El objetivo de la presencia de Jesús en ese lugar era, como lo afirma Lucas, mostrar en qué consiste su enseñanza.

Es de notar que en las sinagogas sólo enseñaban los maestros o rabinos, por lo general oficio ejercido por varones notables.

Lucas ya nos ha informado que la gente se agolpaba para escuchar a Jesús; sus palabras y la forma de enseñar en diversos lugares atrae a la muchedumbre, que siente que hay algo nuevo en ese galileo; la gente logra establecer la diferencia entre la sinagoga y Jesús.

La enseñanza en esta ocasión es acerca de la defensa de la vida. El Dios de Jesús es un Dios de vivos y ha optado por la vida como valor supremo. La pregunta sobre si está permitido en sábado, día dedicado a Dios, salvar la vida o destruirla, marca el talante de la discusión y hacia dónde va encaminada la propuesta del Reino de Dios proclamada por Jesús.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Evangelio diario meditado de la Misa del Lunes XXIII Ordinario.

20110910233049-manos-viejas.jpg

Autor: P . Clemente González | Fuente: Catholic.net
La observancia del sábado
Lucas 6, 6-11. Tiempo Ordinario. Jesús vino a salvar a todo el mundo. Tanto a los buenos como a los malos. 
 
 
Lucas 6, 6-11


Un sábado, entró Jesús en la sinagoga y se puso a enseñar. Había allí un hombre que tenía la mano derecha seca. Estaban al acecho los escribas y fariseos por si curaba en sábado, para encontrar de qué acusarle. Pero Él, conociendo sus pensamientos, dijo al hombre que tenía la mano seca: Levántate y ponte ahí en medio. Él, levantándose, se puso allí. Entonces Jesús les dijo: Yo os pregunto si en sábado es lícito hacer el bien en vez de hacer el mal, salvar una vida en vez de destruirla. Y mirando a todos ellos, le dijo: Extiende tu mano. Él lo hizo, y quedó restablecida su mano. Ellos se ofuscaron, y deliberaban entre sí qué harían a Jesús.


Reflexión


Una de las actitudes que Jesús rechaza con más fuerza es la hipocresía. Es la actitud de la gente que quiere aparentar que son buenos, inteligentes o rectos, para luego comportarse al contrario de lo que profesan ser. Esta es la actitud de los escribas en este Evangelio. Jesús llama al hombre enfermo para hacer una obra buena en él. Los escribas quieren acusarle por curar en sábado, que estaba prohibido por la Ley de Moisés.

Jesús les pregunta si es lícito o no hacer el bien en sábado. Era obvia la respuesta, pero por querer acusar a Jesús, callan. Como si no supieran qué responder. Pero sí lo sabían, y aún así, callaron para no tragarse sus propias palabras de prohibición de la Ley. Para seguir aparentando que lo sabían todo, que aplicaban la ley al pie de la letra, que eran justos y no pecaban en su comportamiento. Pero sí pecaban en su corazón, lleno de soberbia e hipocresía.

Eso era lo que más disgustaba a Jesús. Pero al mismo tiempo era lo que le daba más tristeza. Porque Jesús vino a salvar a todo el mundo. Tanto a los buenos como a los malos. Pero necesita nuestra colaboración, que nuestro corazón esté desprendido de nuestro egoísmo para que pueda acoger los criterios de Cristo, que es el amor, la generosidad, la donación personal, y sobretodo la humildad de corazón.

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa del Martes XXIII Ordinario. Pedidos de oraciones.

Senor, quiero iniciar agradeciendote tu infinita bondad y cercania con todos los que sufren a causa de una enfermedad, aunque muchas veces no se te tome en cuenta y si te reclame injustamente. Ayudame a encontrar en esta meditacion la sabiduria para ser portador de tu Palabra que sana fisica y espiritualmente.

MISA 6 de SEPTIEMBRE, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES

MARTES 6

Santos: Cleto y Donaciano, martires. Eleuterio Espoleto, abad. Beato Liberato de loro, presbitero. Feria (Verde)

 

DOS COMUNIDADES DE DISCIPULOS

 

Col 2, 6-15; Lc 6,12-19

 

Un grupo de discipulos en la ciudad de Cotosas se deciden a iniciar una vida nueva. Gracias a su identificacion con Cristo han disminuido en su propia carne la fuerza destructiva de los instintos egoistas, para asociarse misteriosamente a Jesus resucitado, En el evangelio de San Lucas el Senor Jesus congrega a los discipulos en un llano y los constituye como sus enviados y como los continuadores de su mision. Los doce realizaran la misma mision del Maestro y comenzaran a invocar el nombre de Dios para que restituya la salud a los enfermos y reconforte el espiritu de las personas alienadas y angustiadas por la fuerza destructiva del pecado.

 

ANTIFONA DE ENTRADA (Sal 94 6-7)

Entremos y adoremos de rodillas al Senor, creador nuestro, porque El es nuestro Dios.

 

ORACION COLECTA

Senor, que tu amor incansable cuide y proteja siempre a estos hijos tuyos, que han puesto en tu gracia toda su esperanza.

Por nuestro Senor Jesucristo...

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Dios nos dio una vida nueva con Cristo, perdonandonos nuestros pecados.

 

De la carta del apostol san Pablo a los colosenses: 2, 6-15

 

Hermanos: Puesto que ustedes han aceptado a Cristo Jesus, el Senor, vivan como verdaderos cristianos: permanezcan arraigados y cimentados en El, con fe firme, como se lo ensenaron a ustedes, y en continua accion de gracias.

Que nadie los vaya a enganar con teorias y razonamientos falsos, que se fundan en tradiciones meramente humanas y en valores de este mundo, pero no en Cristo. Porque en el cuerpo de Cristo habita toda la plenitud de la divinidad; e incorporados a El, que es la cabeza de todos los angeles, tambien ustedes participan de su plenitud. Por su union con Cristo, ustedes han sido circuncidados, no con una circuncision hecha por mano de hombres, que consiste en el despojo de la carne, sino con la circuncision que procede de El. Por el bautismo fueron sepultados con Cristo y tambien resucitaron con el, mediante la fe en el poder de Dios, que lo resucito de entre los muertos.

Ustedes estaban muertos por sus pecados y no pertenecian al pueblo de la alianza. Pero El les dio una vida nueva con Cristo, perdonandoles todos los pecados.

El anulo el documento que nos era contrario, cuyas clausulas nos condenaban, y lo elimino clavandolo en la cruz de Cristo. Con esto, Dios les quito su poder a los principados y potestades y los humillo a la vista de todos, llevandolos cautivos en el cortejo triunfal de Cristo. Palabra de Dios.

Te alabamos, Senor.

 

Del salmo 144

R/. El Senor es bueno con todos.

 

Dios y rey mio, yo te alabare; bendecire tu nombre siempre y para siempre. Un dia tras otro bendecire tu nombre y no cesara mi boca de alabarte.

R/. El Senor es bueno con todos.

 

El Senor es compasivo y misericordioso, lento para enojarse y generoso para perdonar. Bueno es el Senor para con todos y su amor se extiende a todas sus creaturas. R/. El Senor es bueno con todos.

 

Que te alaben, Senor, todas tus obras y que todos tus fieles te bendigan. Que proclamen la gloria de tu reino y narren tus proezas a los hombres.

R/. El Senor es bueno con todos.

 

ACLAMACION (cfr. Jn 15, 16) R/.Aleluya, aleluya.

Yo los he elegido del mundo, dice el Senor, para que vayan y den fruto y su fruto permanezca. R/.

 

Paso la noche en oracion y eligio a doce discipulos, a los que llamo apostoles.

 

LECTURA Evangelio Lucas capitulo  6 versiculos 12 al 19

 

Por aquellos dias, Jesus se retiro al monte a orar y se paso la noche en oracion con Dios.

Cuando se hizo de dia llamo a sus discipulos, eligio a doce de entre ellos y les dio el nombre de apostoles. Eran Simon, a quien llamo Pedro, y su hermano Andres; Santiago y Juan; Felipe y Bartolome; Mateo y Tomas; Santiago, el hijo de Alfeo, y Simon, llamado el Fanatico; Judas, el hijo de Santiago, y Judas Iscariote, que fue el traidor.

Al bajar del monte con sus discipulos y sus apostoles, se detuvo en un llano. Alli se encontraba mucha gente, que habia venido tanto de Judea y Jerusalen, como de la costa, de Tiro y de Sidon. Habian venido a oirlo y a que los curara de sus enfermedades; y los que eran atormentados por espiritus inmundos quedaban curados. Toda la gente procuraba tocarlo, porque salia de El una fuerza que sanaba a todos. Palabra del Senor.

Gloria a ti, Senor Jesus.

 

Oracion introductoria

Senor Jesus, enciende la lampara de mi fe. No permitas que me distraiga en este momento de oracion. Que pueda guardar el silencio y la atencion necesarios para entrar contigo al gran banquete de bodas, que puede ser esta meditacion.

 

Peticion

Senor, aumenta mi esperanza para que sepa compartir la llama de mi fe.

 

REFLEXION Evangelio Lucas capitulo 6, versiculos 12 al 19

 

La narracion evangelica nos da a conocer que Jesus eligio a los Doce. Nos muestra que para Jesus se trataba de un momento decisivo, precedido por una noche de oracion y de dialogo con el Padre; era una eleccion hecha con gran libertad, pues eligio " a los que El quiso". Es un pasaje tan importante que los textos evangelicos nos refieren los nombres de cada uno de los que fueron llamados. Con la llamada de los Doce, Jesus creaba la Iglesia como una organizacion visible, humana y espiritual. Asi, Jesus ideo el modo de permanecer con nosotros hasta el final de los tiempos: fundo la Iglesia. El ha querido actuar a traves de mediaciones humanas. La Iglesia es su presencia en el mundo y por ella nos comunica la vida divina en los sacramentos. La salvacion viene solo de Dios; pero como recibimos la vida de la fe y la gracia a traves de la Iglesia, esta es nuestra Madre. De modo que Cristo nos ama tanto que quiso reunirnos como una familia a todos los bautizados en la Iglesia, para que pudieramos encontrarlo en ella y para guiarnos por medio del Papa, los obispos y sacerdotes hacia la eternidad.

 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

Senor, Dios nuestro, tu que nos has dado este pan y este vino para reparar nuestras fuerzas, conviertelos para nosotros en sacramento de vida eterna. Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

ANTIFONA DE LA COMUNION (Sal 106, 8-9)

Demos gracias al Senor por su misericordia, por las maravillas que hace por su pueblo; porque da de beber al que tiene sed y les da de comer a los hambrientos.

 

ORACION DESPUES DE LA COMUNION

Senor, tu que has querido hacernos participar de un mismo pan y de un mismo caliz, concedenos vivir de tal manera unidos en Cristo, que nuestro trabajo sea eficaz para la salvacion del mundo.

Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY

 

REFLEXION Evangelio Lucas capitulo 6, versiculos 12 al 19

 

Los evangelios, en particular el de hoy, nos muestran como siempre que Jesus debia tomar una decision importante pasaba toda la noche en ORACION.

 

Es comun oir: "No tengo tiempo para orar". Esto generalmente es verdad, pues el tiempo para orar debemos "crearlo". Esto implica renunciar a nuestro tiempo de diversion, a la television; inclusive, como Jesus, al descanso nocturno. Solamente el cristiano que ora todos los dias vera cambios en su vida, pues la oracion es el elemento que permite que la gracia de Dios se convierta en vida. Es tambien comun escuchar: "Dios siempre esta conmigo y por eso yo hago mi oracion mientras voy manejando al trabajo o a la escuela". Esto es verdad tambien, Dios siempre esta con nosotros, pues Dios siempre tiene tiempo para nosotros, la pregunta seria si nosotros, como Jesus, tambien tenemos tiempo para Dios. Si bien es cierto que todo momento es un buen momento para orar, es necesario dedicar un tiempo EXCLUSIVO para Dios, para estar con el, para que todos nuestros sentidos se centren y concentren en el. Date tiempo para orar, solo asi tendras suficiente luz para dirigir las decisiones de tu vida.

 

Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Abrele tu corazon.

Como Maria, todo por Jesus y para Jesos.

Pbro. Ernesto Maria Caro

 

Septiembre 6

Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)

 

A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado

 

Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren

 

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

 

Tengo problema de salud, no me ha sido posible reinstalarme en un trabajo, mis Padres que ya son de la 3ra. edad, estan muy enfermos, estamos con una fuerte deuda, no se que hacer. Espero contar con el apoyo de todos ustedes a traves de la Oracion. Que Dios les bendiga Hermanos, y que Ntro. Sr.Jesucristo les recompense al ciento por uno, en muchisimas Bendiciones. Carlos Alberto Dominguez Sanchez<calindominguez@yahoo.com.mx>,

 

Acudo pidiendo oracion por la hija de Enrique Vargas, su nena de 2 anitos, esta muy mal, cayo en una alberca durante 5 minutos. Ruego oracion para que a traves del poder milagroso de la oracion a Nuestro Padre, este angelito pueda muy pronto recuperar consciencia y estar al 100% nuevamente con sus padres y familiares. Por Jesucristo Nuestro Senor. Amen. Cesar.

 

Buenas noches hermanos en la fe les pido encarecidamente que oren por mi me siento muy enferma me igue doliendo la parte izquierda de mi cuerpo y mis ojos me comienzan a dolor despues de las 5 y 30 de la tarde y casi no puede ver mi fijar la vista me preocupa mucho se que la cadena de oracion ayuda mucho para que escuche en el DIOS de la vida. Que DIOS les pague y les bendiga abundamente. Claudia.  Colombia.

 

Pido poner a mi hijo Sergio en oraciones la semana pasada lo operaron de un rinon y manana sera punzado  tiene mucha fiebre y quieren saber de donde viene desde ya muchas gracias. Pina Facchini <pina_artesana@yahoo.com>

 

Hola queridos amigos, les pido oracion por LEONARDO GONELLA, un joven que en el dia de ayer sufrio un terrible accidente. Su estado es muy delicado. Elizabeth

 

Nuestra hermana MARY LILIAN GAUTE BADIN, una muy buena persona, a quien le acaban de diagnosticar cancer. Elizabeth

 

Pido oracion por que el Senor de paz al alma de mi madre Barbara y salud a su deterioro mental. Sanacion de su agresividad y perdon de sus pecados. Tambien para que acepte la ayuda de la familia. ZOILA

 

AGRADECIMIENTO A DIOS

 

Cumpleanos de Irene Magarinos

Cumpleanos de Fernan Gonzalez

Cumpleanos de Delia Marta

 

Muchisimas Gracias a todos los que hicieron estas oraciones por mi tia Ernestina pidiendo a Dios y Maria madre de Dios que todo salga bien, les cuento que la operaron el viernes 02/09/2011 y esta recuperandose en el hospital, creo que esta semana le dan de alta, espero que tenga una buena rehabilitacion. GRACIAS. QUE DIOS LOS BENDIGA. Marta Amodeo

 

POR LAS NECESIDADES DE

 

Pido oracion porque el Senor nos provea de trabajo para que podamos cubrir los pagos necesarios sin atrasos, tambien por las benditas almas del santo purgatorio para que descansen en paz y brille para ellos la luz eterna; tambien por los agonizantes, los que sufren, los que no tienen que comer y por las personas que tenemos en nuestra casa para que podamos ayudarlas como Dios manda. ALBERT

 

Pongo en oracion a mi esposo para que deje de cometer adulterio por favor pidan mucho por el, esta muy alejadode nosotros... BERTA

 

Mi Dios y mi todo, Maria Santisima reina de la paz ruega incesantemente por cada uno de nosotros. Tu sabes que te encomiendo sus familia, trabajos honestos y corazón dispuesto. Amen.  Rivera

 

Senor en estos momentos de tristeza y de duda, en los que no se si lo que estoy haciendo es lo correcto muéstrame tu luz. En estos momentos donde parece que las fuerzas se van para seguir luchando y donde las circunstancias parecen empujarnos a sucumbir, danos tu fuerza y tu paz, llenanos de tu amor que todo lo sana para poder seguir adelante. Confiando en que tu Senor eres un Dios bueno y Santo que escuchas la oracion de aquellos que estan afligidos te entregamos nuestras vidas, guialas en el camino para llegar a ti. Por la conversion de Kevin y Fiorella. KEVIN

 

Por el anhelo de ser padres (con mi marido Javier)! Por la construccion de nuestra familia sagrada!! Por la conversion y plenitud de mis hnos! Manuela

 

Senor Padre Celestial te pido, te imploro te suplico que cambies ese desamor ese mal sentir y ese desinteres que tiene mi pareja por mi fa.. llena nuevamente su mente su corazon de pensamientos y sentimientos de amor, ternura, dedicacion hacia mi, que regrese a mi lado. gracias Dios mio. Maria

 

Q. E. P. D.

 

Jamil Sabino Chedraui

Veronica Mosquera Cevallos

Erika Mosquera Cevallos

 

P A L A N C A

 

Septiembre 07 – 11, 2011

 

- BOLIVIA Diocesis de Concepcion y Amambay, Pedro Juan Caballero Septiembre 08 – 11 Cursillo de Hombres  rauliki-ra@hotmail.com

 

- BOLIVIA Potosi Septiembre 08 – 11 Cursillo 72 de Mujeres  mccpotosidecolores@hotmail.com y waldir000@hotmail.com

 

- BRASIL Diocesis de Araçatuba Septiembre 08 – 11 Cursillo 30 de Hombres   alavanca.atamcc@gmail.com

 

- BRASIL GED Garanhuns PE Septiembre 08 – 11 Cursillo 11 de Hombres  gedgaranhuns@hotmail.com

 

- BRASIL GED Ilheus BA Septiembre 09 – 11 Jornada 22 de Formacion de Jovenes  gedilheus@yahoo.com.br

 

- BRASIL GED Paranavaí PR Septiembre 09 – 11 Cursillo 80 de Hombres  akelle@hotmail.com 

 

- BRASIL Passo Fundo RS Septiembre 09 – 11 Cursillo 104 de Mujeres  alfa945@gmail.com

 

- BRASIL GED Serrinha BA Septiembre 09 – 11 Cursillo 10 de Hombres gedserrinha@bol.com.br

 

- BRASIL GED Vacaria RS Septiembre 08 – 11 Cursillo 45 de Mujeres   mccvacaria@gmail.com 

 

- CHILE Los Angeles Septiembre 08 – 11 Cursillo 146 de Mujeres  lilisolis29@hotmail.comliliandecolores@gmail.com

 

- CHILE San José de Melipilla Septiembre 08 – 11 Cursillo 24 de Mujeres  piedad.mccmelipilla@gmail.com

 

- CHILE Valdivia Septiembre 09 – 11 Encuentro 06 Región Sur mccvaldivia@gmail.compresidentes@cursillosdecristiandad.cl 

 

- COSTA RICA Heredia Septiembre 07 – 10 Cursillo 603 de Hombres luismongevargas@yahoo.com

 

- MÉXICO Ascension NL Septiembre 11 Ultreya Diocesana juanlameda_56@hotmail.com 

 

- MÉXICO Diócesis de Mérida Yucatán, Valladolid Yuc. Septiembre 08 – 11 Cursillo 242 de Hombres  fernandoalpuchezapata@hotmail.com y cmayte@hotmail.com

 

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

 

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

 

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios

 

Por las benditas almas del Purgatorio

ECUADOR
 
ENVIE SU PETICION DE ORACION  a

 

wpauta@gmail.com,

 

wpauta@yahoo.es,

 

indicando su nombre y peticion

 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

 

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/

 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

Lecturas de la Misa del Martes XXIII Ordinario meditadas.

¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

Martes, 6 de setiembre de 2011
Semana 23 del Tiempo Ordinario
Colosenses 2, 6-15 / Lucas 6, 12-19
Salmo responsorial Sal  144, 1-2. 8-11
R/.  "¡El Señor es bueno con todos!"
 
Santoral:
Santa Eva de Dreux, San Magno,
San Beltrán, San Eleuterio,
Beato Contardo Ferrini

Liturgia - Lecturas del día
 
 
 
 
Martes, 6 de Setiembre de 2011
 
Cristo los hizo revivir con El,
Perdonando todas nuestras faltas
 
Lectura de la carta del Apóstol san Pablo
a los cristianos de Colosas
2, 6-15
 
Hermanos:
Vivan en Cristo Jesús, el Señor, tal como ustedes lo han recibido, arraigados y edificados en Él, apoyándose en la fe que les fue enseñada y dando gracias constantemente. No se dejen esclavizar por nadie con la vaciedad de una engañosa filosofía, inspirada en tradiciones puramente humanas y en los elementos del mundo, y no en Cristo.
Porque el Él habita corporalmente toda la plenitud de la divinidad, y ustedes participan de esa plenitud en Cristo, que es la Cabeza de todo Principado y de toda Potestad. En Él fueron circuncidados, no por mano de hombre, sino por una circuncisión que los despoja del cuerpo carnal, la circuncisión de Cristo. En el bautismo, ustedes fueron sepultados con Él, y con Él resucitaron, por la fe en el poder de Dios que los resucitó de entre los muertos.
Ustedes estaban muertos a causa de sus pecados y de la incircuncisión de su carne, pero Cristo los hizo revivir con Él, perdonando todas nuestras faltas. Él canceló el acta de condenación que nos era contraria, con todas sus cláusulas, y las hizo desaparecer clavándolas en la cruz.
En cuanto a los Principados y a las Potestades, los despojó y los expuso públicamente a la burla, incorporándolos a su cortejo triunfal.
 
Palabra de Dios.
 
 
SALMO RESPONSORIAL                                                               144, 1-2. 8-11
 
R.    ¡El Señor es bueno con todos!
 
Te alabaré, Dios mío, a ti, el único Rey,
y bendeciré tu nombre eternamente;
día tras día te bendeciré,
y alabaré tu Nombre sin cesar.  R.
 
El Señor es bondadoso y compasivo,
lento para enojarse y de gran misericordia:
el Señor es bueno con todos
y tiene compasión con todas sus criaturas. R.
 
Que todas tus obras te den gracias, Señor,
y tus fieles te bendigan:
que anuncien la gloria de tu reino
y proclamen tu poder. R.
           
 
 
EVANGELIO
 
Pasó toda la noche en. oración.
Eligió a los que dio el nombre de apóstoles
 
a    Evangelio de nuestro Señor Jesucristo
según san Lucas
6, 12-19
 
Jesús se retiró a una montaña para orar, y pasó toda la noche en oración con Dios.
Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos y eligió a doce de ellos, a los que dio el nombre de Apóstoles: Simón, a quien puso el sobrenombre de Pedro, Andrés, su hermano, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago, hijo de Alfeo, Simón, llamado el Zelote, Judas, hijo de Santiago, y Judas Iscariote, que fue el traidor.
Al bajar con ellos se detuvo en una llanura. Estaban allí muchos de sus discípulos y una gran muchedumbre que había llegado de toda la Judea, de Jerusalén y de la región costera de Tiro y Sidón, para escucharlo y hacerse sanar de sus enfermedades. Los que estaban atormentados por espíritus impuros quedaban sanos; y toda la gente quería tocarlo, porque salía de Él una fuerza que sanaba a todos.
 
Palabra del Señor.
 
Reflexión
 
 
Col. 2, 6-15. Si en verdad hemos aceptado a Jesús como Cristo y Señor, permanezcamos arraigados y cimentados en Él. Nuestra vida debe manifestar la novedad del amor y de la libertad de que gozamos en Cristo. En Jesús habita toda la plenitud de la divinidad; y nosotros, bautizados en Él, participamos de esa plenitud como los miembros de un cuerpo participan de la misma vida que tiene la cabeza.
Por medio de Cristo nuestros pecados han sido perdonados, pues los principados y potestades de este mundo fueron sometidos y humillados por el poder de Cristo a la vista de todos, y sólo aquellos que rechazan a Cristo volverán a caer bajo el dominio de las fuerzas de maldad, que se oponen al Señor.
Manifestemos nuestra fe en el Señor siéndole fieles y celebrando continuamente la Acción de Gracias en su honor, para que, en una continua comunión de vida con Él, seamos fortalecidos por su Espíritu y caminemos con seguridad, dando testimonio de nuestra fe, hasta encontrarnos, juntos, unidos plena y definitivamente con el Señor
 
Sal. 145 (144). El Señor es Rey; bendigámoslo. Él es nuestro Padre compasivo y misericordioso, lento para enojarse y generoso para perdonar; alabémoslo y bendigamos su santo Nombre.
El Señor, creador de todo, nos ha contemplado a nosotros, creados a su imagen y semejanza, y sabe que, desde nuestra adolescencia, estamos inclinados al pecado. El Señor nos comprende y entiende; y Él, a pesar de nuestras ofensas, quiere que, perdonados, algún día estemos con Él eternamente. Por eso ha salido a nuestro encuentro con toda su compasión y misericordia por medio de Jesús, su Hijo hecho uno de nosotros. En Él nos ofrece, generosamente, el perdón de nuestros pecados. Ojalá y esta oferta de salvación no caiga, en nosotros, en saco roto; sino que, más bien, produzca en nosotros frutos abundantes que hagan que el amor de Dios, por medio nuestro, vaya llegando a todos los ambientes, como la levadura, para transformarlos; y colaboremos, así, para que el Reino de Dios en verdad esté entre nosotros con toda su fuerza salvadora y misericordiosa.
 
Lc. 6, 12-19. ¿De qué platicaría Jesús en el monte con su Padre Dios toda aquella noche, después de la cual escogió a los doce discípulos, a los que llamó también apóstoles? Tal vez algo intuimos cuando, al llamarlos, escoge pescadores, un recaudador de impuestos, un fanático de la Ley; y... y un traidor, para que estén con Él y para que, al contemplar sus obras, y al escuchar sus palabras, se preparen para que, en el futuro, realmente sean apóstoles que no sólo proclamen el Evangelio con sus labios, sino con sus actitudes manifestando que realmente se han revestido de Cristo.
A pesar de las carencias de toda esta gente, Dios les dará su Espíritu, y entonces serán realmente sus testigos hasta los últimos rincones de la tierra.
Cuando Jesús baja con ellos del monte, inicia la instrucción de cómo ha de ser la forma de proceder de sus discípulos: antes que nada han de saber acoger a todos con amor, proclamarles la Buena Nueva, curarles de sus enfermedades y liberarlos de su esclavitud al mal. Quien haya de cumplir con esta misión debe, antes, ser una persona de profunda oración en una auténtica intimidad de amistad con Dios; además el discípulo, convertido en apóstol, en enviado, en misionero, no ha de confiar en sus propias cualidades y en los métodos humanos, por muy buenos que parezcan, sino que ha de confiar en Dios y en la fuerza del Espíritu de Dios que Él nos ha comunicado, para que sea Él, y no nosotros, quien haga que todos lleguemos a la verdad plena y seamos, realmente, transformados en hijos de Dios, libres de todo aquello que nos había alejado de su presencia y de su amor.
El Señor nos ha convocado en esta Eucaristía para manifestarnos la plenitud del amor de Dios, que ha hecho suya nuestra naturaleza humana.
Él nos llama para que seamos testigos de su amor que se hace entrega hasta el extremo, de su misericordia que se hace perdón sin importar la gravedad de nuestras culpas. Él nos habla para invitarnos a la conversión; Él entrega su vida para que, entrando en comunión con Él, participemos de la misma Vida que Él recibe del Padre Dios.
Celebremos gozosos esta Eucaristía, con un corazón limpio, y con la voluntad decidida de seguir los caminos de Cristo y de convertirnos en testigos suyos para todos los que caminan junto a nosotros en la vida.
Puesto que quienes nos reunimos en la Eucaristía profesamos nuestra fe diciendo que pertenecemos a la Iglesia apostólica de Cristo, no podemos conformarnos con decir que del Señor recibimos la plenitud de la Vida, que Él posee recibida del Padre, pues somos miembros de su Cuerpo, ya que Él es Cabeza de la Iglesia.
Instruidos por el Señor, nos hemos de convertir en auténticos apóstoles de su Evangelio en los diversos ambientes en que se desarrolle nuestra existencia, hasta los últimos rincones del mundo. Quien no ha asumido con seriedad este compromiso; quien sólo está en esta celebración como espectador, y no como discípulo verdadero sino como traidor, tal vez al retornar a sus quehaceres diarios vuelva dominado por los principados y potestades de este mundo, y, en lugar de esforzarse por construir un mundo más justo, más fraterno, se convertirá en un destructor del bien y de la vida.
Vayamos como apóstoles leales al Señor para darle su verdadera dimensión a nuestra vida y a nuestra historia; llamemos a todos a un encuentro personal con Cristo para que seamos capaces de que nuestro mundo sea realmente un hogar de hermanos, donde, haciendo el bien a todos, nos convirtamos en un verdadero signo del Reino de Dios entre nosotros.
Roguémosle a nuestro Dios y Padre que nos conceda, por intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, la gracia de sabernos dejar formar y guiar por el Espíritu Santo, para que proclamemos su Nombre como auténticos testigos suyos. Amén.
 
Homiliacatolica.com
(
http://www.celebrandolavida.org
).

Lecturas de la Misa del Martes XXIII Ordinario meditadas brevemente.

Lecturas del Martes 06 de Septiembre de 2011

Martes 23ª semana de tiempo ordinario

Santoral: Juan de Ribera, Zacarías, Eva

Col 2,6-15:  Ya que han aceptado a Cristo Jesús, procedan como él
Salmo responsorial 144: El Señor es bueno con todos
Lc 6,12-19: Pasó la noche orando y eligió a los doce apóstoles

Colosenses 2,6-15


Dios os dio vida en Cristo, perdonándonos todos los pecados
Hermanos: Ya que habéis aceptado a Cristo Jesús, el Señor, proceded según él. Arraigados en él, dejaos construir y afianzar en la fe que os enseñaron, y rebosad agradecimiento. Cuidado con que haya alguno que os capture con esa teoría que es una insulsa patraña forjada y transmitida por hombres, fundada en los elementos del mundo y no en Cristo. Porque es en Cristo en quien habita corporalmente toda la plenitud de la divinidad, y por él, que es cabeza de todo principado y autoridad, habéis obtenido vuestra plenitud. Por él fuisteis también circuncidados con una circuncisión no hecha por hombres, cuando os despojaron de los bajos instintos de la carne, por la circuncisión de Cristo.

Por el bautismo fuisteis sepultados con el, y habéis resucitado con él, porque habéis creído en la fuerza de Dios que lo resucitó de entre los muertos. Estabais muertos por vuestros pecados, porque no estabais circuncidados; pero Dios os dio vida en él, perdonándoos todos los pecados. Borró el protocolo que nos condenaba con sus cláusulas y era contrario a nosotros; lo quitó de en medio, clavándolo en la cruz, y, destituyendo por medio de Cristo a los principados y autoridades, los ofreció en espectáculo público y los llevó cautivos en su cortejo.


Salmo responsorial: 144


El Señor es bueno con todos.
Te ensalzaré, Dios mío, mi rey; / bendeciré tu nombre por siempre jamás. / Día tras día, te bendeciré / y alabaré tu nombre por siempre jamás. R.

El Señor es clemente y misericordioso, / lento a la cólera y rico en piedad; / el Señor es bueno con todos, / es cariñoso con todas sus criaturas. R.

Que todas tus criaturas te den gracias, Señor, / que te bendigan tus fieles; / que proclamen la gloria de tu reinado, / que hablen de tus hazañas. R.


Lucas 6,12-19


Pasó la noche orando. Escogió a doce y los nombró apóstoles
En aquel tiempo, subió Jesús a la montaña a orar, y pasó la noche orando a Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, escogió a doce de ellos y los nombró apóstoles: Simón, al que puso de nombre Pedro, y Andrés, su hermano, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago Alfeo, Simón, apodado el Celotes, Judas el de Santiago y Judas Iscariote, que fue el traidor.

Bajó del monte con ellos y se paró en un llano, con un grupo grande de discípulos y de pueblo, procedente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón. Venían a oírlo y a que los curara de sus enfermedades; los atormentados por espíritus inmundos quedaban curados, y la gente trataba de tocarlo, porque salía de él una fuerza que los curaba a todos.

Comentarios

El evangelio de hoy, está dividido en dos partes bien diferenciadas, pero relacionadas entre sí, formando un conjunto que sintetiza la misión de Jesús.

En la primera parte encontramos a Jesús en la montaña (símbolo del encuentro con Dios, desde el Antiguo Testamento), subió allí a orar, y afirma el texto que pasó toda la noche orando a Dios. El resultado de esta profunda experiencia de encuentro con Dios es la elección de los doce.

La segunda parte nos ubica en la parte baja de la montaña; es el lugar de encuentro con la multitud, haciendo una sutil referencia a Moisés, quien subía a la montaña mientras el pueblo lo esperaba abajo; Jesús es como un nuevo Moisés, el nuevo legislador que pone a la persona como centro de la ley.

La referencia geográfica de los presentes nos da la idea del radio de acción de Jesús y del tipo de personas que le escuchan: los habitantes de Jerusalén mucho más cercanos al templo y a la ley, y los procedentes de Tiro y Sidón, el extremo norte del país, lejos del templo y de la ley. Todos ellos son ahora sujetos de la misericordia y el amor de Dios.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa del Miercoles XXII Ordinario. Pedidos de oraciones.

Dios mio, ayudame a descubrir en esta oracion que debo hacer para buscar tu Reino y su justicia, y permite que los dones que tengo, sean un medio para construir la civilizacion del amor.

MISA 31 de AGOSTO, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES

MIERCOLES 31

Santos: Ramon Nonato, cardenal; Domingo de Val, nino martir; Aristides de Atenas, laico. Feria (Verde)

 

EL MENSAJE DE LA VERDAD

 

Col 1, 1-8; Lc 4, 38-44

 

En la carta a los Colosenses, el apostol san Pablo nos recuerda nuestra sublime vocacion cristiana: escuchar y vivir conforme al mensaje de la verdad. La verdad cristiana no es un cumulo de enunciados doctrinales. Mas que una doctrina es una persona. El Senor Jesus se ha autentificado como el camino verdadero que conduce a hombres y mujeres a la vida y la humanizacion plenas. El evangelio de san Lucas se convierte de alguna manera en un testimonio que acredita lo anterior, cuando nos refiere los frecuentes encuentros del Senor Jesus con enfermos y afligidos por numerosas dolencias. El Senor respondia con paciencia y carino a las demandas de la gente pobre y desesperada de Galilea. Lo mismo atendia a personas tan cercanas a El como la suegra de Pedro que, a los recien llegados que tocaban a su puerta, llevando en andas a un paralitico.

 

ANTIFONA DE ENTRADA (Sal 105, 47)

Salvanos, Senor y Dios nuestro; reunenos de entre las naciones, para que podamos agradecer tu poder santo y sea nuestra gloria el alabarte.

 

ORACION COLECTA

Concedenos, Senor, Dios nuestro, amarte con todo el corazon y, con el mismo amor, amar a nuestros projimos. Por nuestro Senor Jesucristo...

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

La palabra de la verdad ha llegado a ustedes y a todo el mundo.

 

De la carta del apostol san Pablo a los colosenses: 1, 1-8

 

Yo, Pablo, apostol de Jesucristo por voluntad de Dios, y Timoteo, nuestro hermano, les deseamos la gracia y la paz de parte de Dios, nuestro Padre, a ustedes, los hermanos santos y fieles en Cristo, que viven en Colosas.

En todo momento damos gracias a Dios, Padre de nuestro Senor Jesucristo, y oramos por ustedes, pues hemos tenido noticia de su fe en Jesucristo y del amor que tienen a todos los hermanos. A esto los anima la esperanza de lo que Dios les tiene reservado en el cielo. De esta esperanza oyeron hablar cuando se les predico el Evangelio de la verdad, que esta dando fruto creciente en todo el mundo, igual que entre ustedes, desde el dia en que lo escucharon y tuvieron conocimiento verdadero del don gratuito de Dios. Asi lo aprendieron de Epafras, que ha trabajado con ustedes y que es un fiel servidor de Jesucristo; el fue quien nos informo acerca del amor que el Espiritu Santo ha encendido en ustedes. Palabra de Dios.

Te alabamos, Senor.

 

Del salmo 51

R/. Confio para siempre en el amor de Dios.

 

Como verde olivo en la casa del Senor, confio para siempre en el amor de Dios. R/. Confio para siempre en el amor de Dios.

 

Siempre te dare gracias, Senor, por lo que has hecho conmigo. Delante de tus fieles proclamare todo lo bueno que eres.

R/. Confio para siempre en el amor de Dios.

 

ACLAMACION (Lc 4, 18) R/. Aleluya, aleluya.

El Senor me ha enviado para llevar a los pobres la buena nueva y anunciar la liberacion a los cautivos. R/.

 

Tambien a los otros pueblos tengo que anunciarles el Reino de Dios, pues para eso he sido enviado.

 

LECTURA Evangelio Lucas capitulo 4, versiculos 38 al 44

 

En aquel tiempo, Jesus salio de la sinagoga y entro en la casa de Simon. La suegra de Simon estaba con fiebre muy alta y le pidieron a Jesus que hiciera algo por ella. Jesus, de pie junto a ella, mando con energia a la fiebre, y la fiebre desaparecio. Ella se levanto enseguida y se puso a servirles.

Al meterse el sol, todos los que tenian enfermos se los llevaron a Jesus y El, imponiendo las manos sobre cada uno, los fue curando de sus enfermedades. De muchos de ellos salian tambien demonios que gritaban: "¡Tu eres el Hijo de Dios!". Pero El les ordenaba energicamente que se callaran, porque sabian que El era el Mesias.

Al dia siguiente se fue a un lugar solitario y la gente lo andaba buscando. Cuando lo encontraron, quisieron retenerlo, para que no se alejara de ellos; pero El les dijo: "Tambien tengo que anunciarles el Reino de Dios a las otras ciudades, pues para eso he sido enviado". Y se fue a predicar en las sinagogas de Judea. Palabra del Senor.

Gloria a ti, Senor Jesus.

 

Oracion introductoria

Jesus, iluminame en esta oracion para saber como acercarme a Ti, con la confianza en que solo Tu puedes sanar todo lo que necesita ser curado en mi vida.

 

Peticion

Jesus, dame la fuerza de voluntad y la fe para recurrir a Ti en todas mis necesidades.

 

REFLEXION Evangelio Lucas capitulo 4, versiculos 38 al 44

 

Segun el Evangelio, Jesus se retiraba con frecuencia a orar, El vivia con esta determinacion y con esta opcion radical por su Padre. No dejaba pasar ni un solo dia sin tener un momento para El, incluso interrumpiendo planes o actividades apostolicas importantes. Asi hemos de ser nosotros, hombres y mujeres de vida de oracion, que no se conforman con rezar esporadicamente, sino que viven unidos a Dios habitualmente, construyendo la vida sobre la roca solida de Dios, dando una dimension sobrenatural a todo lo que hacen, orando mientras se trabaja, haciendo el esfuerzo por pensar y sentir con la mente y el corazon de Cristo. Nuestras ocupaciones nunca seran una excusa suficiente para abandonar o arrinconar la vida de oracion. Para ello se necesita, no solo el deseo o la buena intencion de orar, sino hacer una opcion radical, consciente, por la oracion, como lo hizo Jesus, una decision que nos lleve a preferir anteponer, cuando sea necesario, las cosas de Dios a las ocupaciones personales. Sin esta opcion por la oracion, siempre encontraremos pretextos para posponerla y sin la oracion solo seremos cristianos mediocres. El evangelista nos dice tambien que todos andaban buscando a Jesus. ¡Cuan parecida es nuestra realidad a la de entonces! El corazon humano busca a Jesus, Camino, Verdad y Vida, pero a veces no lo sabe o no lo encuentra. Para ello, se necesitan discipulos como Pedro, Juan o Pablo. Debemos ser como la suegra de Pedro y salir a servir e ir al encuentro de los otros que esperan un testimonio de vida cristiana autentica.

 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Senor, estos dones que te presentamos en senal de sumision a ti, y conviertelos en el sacramento de nuestra redencion.

Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

ANTIFONA DE LA COMUNION (Sal 30, 17-18)

Ven, Senor, en ayuda de tu siervo y salvame por tu misericordia. Que no me arrepienta nunca de haberte invocado.

 

ORACION DESPUES DE LA COMUNION

Que el sacramento del Cuerpo y la Sangre de tu Hijo que acabamos de recibir, nos ayude, Senor, a vivir mas profundamente nuestra fe.

Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY

 

REFLEXION Evangelio Lucas capitulo 4, versiculos 38 al 44

 

Una de las actitudes fundamentales de Jesus, y que sobre todo san Lucas no se cansa de resaltar, es la gran misericordia de Jesus que lo lleva a ser disponible para los demas. Para el no hay un momento determinado para sanar, para atender a los que lo buscan. Todo su tiempo le pertenece a los demas, para quienes el ha sido enviado. Se ha hecho disponible para todos y todos han encontrado en el alivio y consuelo.

 

En nuestro mundo agitado es fundamental el recobrar esta actitud de Jesus, sobre todo para los de nuestra propia casa. Es cierto que muchas veces estamos cansados, pero que importante es estar siempre disponible para los hijos, para el esposo o la esposa, para nuestros padres. La falta de disponibilidad causa serias lesiones en la relacion de la familia lo que va poco a poco provocando la indiferencia y la dispersion. Quizas valdria la pena hoy reflexionar sobre nuestra disponibilidad y pensar ¿que tan dispuesto estoy para dar una mano (escuchar, acompanar, servir) a los que se acercan a mi, sobre todo los de mi propia familia? Recuerda que servir es amar.

Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Abrele tu corazon.

Como Maria, todo por Jesus y para Jesus.

Pbro. Ernesto Maria Caro

 

Agosto 31

Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)

 

A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado

 

Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren

 

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

 

Por las necesidades de todos los que peticionamos en esta pagina de Oracion, por la salud de todos los enfermos, por todos aquellos que esten pasando momentos dificiles, para que Dios nuestro Senor nos ayude a encontrar la fortaleza en la Fe y la Esperanza. Winston Francisco

 

No he podido agradecerles antes por la hermosa oracion por mi hermano Carlos Luis, en este momento sigue con su cuadro sin diagnostico y por lo tanto no pueden darle tratamiento. El esta desmejorando cada día. Les doy infinitas gracias y que Jesus y su Inmaculada Madre los bendiga abundantemente. GRACIAS. "Los Chanu" <loschanu@hotmail.com>,

 

Oremos por Alejandro Tello, internado de urgencia en terapia intensiva con graves problemas cardiacos (paredes del corazon engrosadas), falla de los rinones y problemas para respirar. ADRY

 

Hermanos quiero pedirte poner en la cadena de oracion a Guillermo Umana, el papa de Nicolas, el joven veterinario que Jesus y Maria miraron con misericordia y sanaron hace un corto tiempo.  A Guillermo le encontraron hoy una masa en la ampolla de vater.  Pensamos que lo intervienen manana martes. Estamos confiados en que Jesus y Maria intercederan nuevamente ante el Padre Eterno, Dios Creador, para que Guillermo salga sano de la operacion. Mil gracias por sus oraciones. Un abrazo, Carola U.

 

Pedimos oracion para mi suegro Ismael Antonio, que hoy se le aumento la presion. Le pedimos a Jesus con su preciosisima sangre. Que tenga la paz que solo viene del Senor. Gracias. Estela

 

AGRADECIMIENTO A DIOS

 

Cumpleanos de Lois Blanco

Cumpleanos de Clio

Cumpleanos de Rosita

Cumpleanos de Padre Joaquim

Cumpleanos de Bega

Cumpleanos de Rosita Fresita

Cumpleanos de Analia

 

POR LAS NECESIDADES DE

 

Dios grande es tu poder, tu palabra alcanza al infinito y Senor te pido puedas quedarte con mi pequena hermana aconsejala, Senor cuidala yo la quiero muchisimo. Mayra

 

Senor te pido que ayudes a mi novio a vencer la sobervia, que tenga paz en su corazon, que se de cuenta que tu estas presente Senor y que nos amas por igual amen. Marmai

 

Padre mio gracias por un dia mas de vida hoy nuevamente te pido por mi hermano ayudalo a solucionar su problema y tambien ayudame a mi siento que ya no se que hacer no nos abandones y cuidanos amen. Maria

 

Pido una oracion, humildemente, por mis intenciones: por mi salud, por mi hijo Flavio, que vuelve muy tarde de su trabajo, por mi trabajo diario, para que William y y podamos estar juntos muy pronto, para que el proyecto pueda realizarse pronto para que el asunto legal que estoy llevando a cabo sea exitoso. Nina

 

Santo y misericordioso Padre gracias!te amo y entrego mi vida. Declaro sana a mi madre y libre de cancer. Confio nos llevaras bien a nuestro camino. Amenlisa

 

Oh Dios nuestro, ten misericordia por mi marido y haz que tenga un encuentro personal contigo, para que los dos juntos seamos evangelizadores de tu palabra. Gracias por que se que tu lo puedes todo y me lo concedera. Te pido por mi familia que estemos unidas siempre en tu divina misericordia y providencia, protegenos y danos tus abrazos amorosos de un padre a sus hijos, gracias, te amo. Mercedes

 

Q. E. P. D.

 

Nora Rocio Marquez Hinostroza

Mario Enrique Mera Cevallos

Azucena Barriga de Milton

 

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

 

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

 

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios

 

Por las benditas almas del Purgatorio

 

 
ECUADOR
 
ENVIE SU PETICION DE ORACION  a

 

wpauta@gmail.com,

 

wpauta@yahoo.es,

 

indicando su nombre y peticion

 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

 

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/

 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelon- España

Evangelio diario meditado de la Misa del Martes XXIII Ordinario.

20110910233738-apostoles1.jpg

Elección de los doce
Lucas 6, 12-19. Tiempo Ordinario. El gran secreto de la vida es... sabernos amados por Dios.
Autor: María Cruz | Fuente: Catholic.net

 


Lucas 6, 12-19

Sucedió que por aquellos días se fue Jesús al monte a orar, y se pasó la noche en la oración de Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, y eligió doce de entre ellos, a los que llamó también apóstoles. A Simón, a quien llamó Pedro, y a su hermano Andrés; a Santiago y Juan, a Felipe y Bartolomé, a Mateo y Tomás, a Santiago de Alfeo y Simón, llamado Zelotes; a Judas de Santiago, y a Judas Iscariote, que llegó a ser un traidor. Bajando con ellos se detuvo en un paraje llano; había una gran multitud de discípulos suyos y gran muchedumbre del pueblo, de toda Judea, de Jerusalén y de la región costera de Tiro y Sidón, que habían venido para oírle y ser curados de sus enfermedades. Y los que eran molestados por espíritus inmundos quedaban curados. Toda la gente procuraba tocarle, porque salía de Él una fuerza que sanaba a todos.

Oración

Señor Jesús, en varias ocasiones el Evangelio hace mención que pasaste la noche en oración... y yo que batallo para hacer mi meditación de 10, 15 ó 20 minutos. Tu oración es fruto de tu amor, de tu dependencia a Dios. Ilumíname para yo pueda crecer también en mi amor y que ahora sepa disponer mi corazón para hacer la voluntad del Padre en este día.

Petición

Jesucristo, enséñame a orar.

Meditación

Con la creación del grupo de los Doce, Jesús creaba la Iglesia como sociedad visible y estructurada al servicio del Evangelio y de la llegada del reino de Dios.(...)El primer elemento constitutivo del grupo de los Doce es, por consiguiente, la adhesión absoluta a Cristo: se trata de personas llamadas a «estar con él», es decir, a seguirlo dejándolo todo. El segundo elemento es el carácter misionero, expresado en el modelo de la misma misión de Jesús, que predicaba y expulsaba demonios. La misión de los Doce es una participación en la misión de Cristo por parte de hombres estrechamente vinculados a él como discípulos, amigos, representantes. (Audiencia General Juan Pablo II. Julio 1992)

Reflexión

En nuestra sociedad donde todo se hace para usar y tirar, las cosas salen en serie, sin características propias: los mismos modelos de zapatos, el mismo estilo de vestir, las mismas comidas, el mismo diseño de construcción, las mismas expresiones de vocabulario... queremos igualarnos tanto que perdemos hasta la identidad. La sociedad nos masifica, nos despersonaliza, nos hace iguales.

Con Dios no es así; para Él cada uno es único, singular e irrepetible: Dios no hace las cosas en serie. Dios nos conoce y nos llama por nuestro propio nombre y al identificarnos nos da el ser que nos autentifica. Su amor nos crea en cada momento porque su Palabra llega directa al corazón y desde esta interpelación nos potencia y dinamiza para la misión que cada uno trae a la vida. El gran secreto de la vida es sabernos amados. Con esta certeza nuestra vida se llena de sentido, basta que Él susurre mi nombre al oído para que todo se llene de emoción. Es la confianza de sabernos amados con un único amor, grande y fuerte.


Diálogo con Cristo

¡Oh Dios, que desde la eternidad pensaste en mí y que en un momento concreto de la historia pronunciaste mi nombre para llamarme a la vida. Gracias por el amor que me regalas cada día. Te pido tu gracia para que siempre pueda cumplir la misión que me encomiendas y así cooperar a la salvación del mundo en nombre de tu Hijo Jesucristo nuestro Señor.

Contrarrestar el materialismo.

20110910234142-pablo-compras.jpg

supr
Boletín 83 de la Comunidad de Jóvenes Católicos
Contrarrestar el materialismo
Autor: Catholic.net | Fuente: Catholic.net


Contrarrestar el materialismo


Autor: Fernando Pascual

Unas, irrenunciables, pues no podemos vivir sin comer, sin beber, sin vestir, sin protegernos bajo un techo. Otras, importantes, porque no basta cualquier comida o cualquier casa para conservar un cuerpo sano. Otras, accesorias: es posible vivir sin televisores y sin algunos sofisticados instrumentos electrónicos.

Al final, sucumbimos a la peor forma de materialismo: aquella que invade los corazones sin que nos demos cuenta.

Cuando el materialismo triunfa, nos vamos encadenando más y más a objetos y a sensaciones que crean dependencias, que absorben el espíritu. Esto ocurre incluso respecto de cosas como la comida: a veces nos hacemos dependientes de algunos alimentos que implican muchos gastos y pocos resultados. Otras veces ocurre respecto de lo accesorio: dependemos casi frenéticamente del último Smartphone, del coche que acaba de sacar esta compañía, de la película que todos ven para no sentirse fuera de contexto.

De este modo, sin darnos cuenta, quedamos atrapados en un horizonte en el que sólo vale lo que se ve, lo que se toca, lo que se huele, lo que se siente, lo que se oye. Entonces no somos capaces de reconocer que todas esas realidades, algunas muy importantes, llegan y pasan; y nos olvidamos que en cada ser humano hay una dimensión profunda, insuprimible, que necesita “espacio” y “tiempo” para crecer.

Reconocer que estamos encadenados a lo sensible, a lo material, es el primer paso para romper con el materialismo patológico. Porque el enfermo pide medicinas cuando reconoce su situación precaria. Y el mundo moderno nos ha enfermado, poco a poco, a través de miles de estímulos que atan y que subyugan en el horizonte de lo puramente material.

Pero el enfermo se reconoce enfermo cuando se compara con lo que significa estar sano. El gran peligro del materialismo consiste precisamente en que “satisface” y halaga a los sentidos, en que emborracha con juegos electrónicos o con coches que van a alta velocidad. Así, no nos damos cuenta de que estamos lejos de un horizonte maravilloso, el de la espiritualidad, ni somos capaces de reconocer que existen bellezas y alegrías mucho más profundas de las que se experimentan con una buena película o con una tarde de footing.

En otros momentos, afortunadamente, el aturdimiento de la materia nos cansa. Es entonces cuando podemos preguntarnos si nos basta con correr tras lo que produce placer, o si vale la pena detenerse un momento para pensar en el sentido pleno de la vida humana: de la propia y de la de quienes viven cerca o lejos.

La saturación de la materia no puede apagar la sed de espiritualidad que radica en cada corazón humano. Esa sed, sin embargo, sólo puede empezar a ser saciada si quitamos parte del tiempo y dinero (también dinero) que invertimos en lo material para detenernos a pensar un poco sobre la vida y sobre la muerte, sobre el tiempo y sobre lo eterno, sobre la Tierra y sobre lo que encontraremos más allá de la tumba.

Entonces el corazón puede volar por encima de lo inmediato, llega a considerar temas serios, profundos, irrenunciables, decisivos.

Empezamos, así, a pensar en la justicia y en la belleza, en la verdad y en el valor de cada existencia humana, en la solidaridad y en la familia, en Dios y en el mundo de los cielos.

No parece fácil, pero es posible. Todos tenemos, como explicaba Platón, ese ojo del alma que nos permite ver más lejos y más en profundidad. Basta con apagar algunos aparatos, con dejar de contar cuánto dinero queda en el banco. Recordaremos entonces lo que enseñaba Saint-Exupéry en su obra quizá más conocida, El principito: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos.

10/09/2011 23:41 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

¿Donde esta lo esencial?

Autor: P. Fernando Pascual LC | Fuente: Catholic.net
¿Dónde está lo esencial?
Lo esencial no se ve, ni se escucha, ni se toca. Lo esencial se esconde en cada hombre, en lo más íntimo de nuestro corazón
 
 

A veces vivimos como las plantas o los animales. Aseguramos nuestra comida y procuramos lograr una buena digestión. Evitamos el sol cuando nos quema o lo buscamos cuando hace frío. Nos apartamos de las espinas y acariciamos, con un especial gustillo en la garganta, la piel de un gato. Guardamos cosas y cosas en el armario y tiramos lo que no nos gusta a la basura. Nos levantamos con la pena de dejar la cama y nos acostamos con la inquietud de no haber hecho todo lo que hubiéramos querido. Hacemos planes para el verano, y en el verano pensamos en lo que haremos al reiniciar el trabajo o la carrera.

Entre las prisas y las angustias de todos los días, entre los olores de la cocina y los gritos de los niños, entre los ruidos de la radio y las imágenes de la computadora, nos olvidamos de lo esencial: en cada uno brilla algo divino, algo eterno.

No nacimos para pudrirnos en un despacho, ni para levantar muros con filas interminables de ladrillos. No nacimos para planchar las sábanas ni para vaciar platos de ensalada. Somos, aunque nos duelan las muelas y nos asuste la oscuridad, una chispa del amor de Dios: somos espirituales, somos eternos.

Lo esencial no se ve, ni se escucha, ni se toca. Lo esencial se esconde en cada hombre, en lo más íntimo de nuestro corazón, y nos permite pensar y amar por encima de lo cotidiano, de lo banal, de lo superfluo.

Podemos vivir mucho o poco. Podemos estar en una silla de ruedas o conducir un aeroplano. Podemos vivir con hijos y nietos o estar solos, en un barrio pobre de una ciudad miserable. Pero lo esencial sigue allí, escondido, cierto, indestructible.

A veces lo esencial se asoma cuando un esposo pide perdón, quizá sin palabras, a su esposa o a algún hijo. O cuando un niño reparte su bocadillo a un compañero, o le presta su último juego electrónico. O cuando unos padres deciden no abortar al hijo no esperado, pero que pide, con su silencio y su pequeñez, un lugarcito en casa. O cuando un hijo invierte los mejores años de su vida para cuidar a su madre que sufre por culpa del Alzheimer. O cuando una chica, con todo el futuro por delante, decide consagrarse a Dios para trabajar con los pobres, para enseñar a los niños o para levantar todos los días una oración invisible al Dios que sí ve lo esencial.

Lo esencial sigue en pie, todos los días, fuera de las pantallas de la televisión o de las crónicas de la prensa. No aparece en internet, pero está en los corazones. No se cotiza en la bolsa, pero permite que vivan y mueran los que venden y los que compran. No gana guerras, pero vence en los hospitales en donde son cuidados los heridos, sean amigos o enemigos.

El mundo sigue su camino. La luna crece y decrece con regularidad perfecta. El sol nos calienta todas las mañanas, y las nubes se pasean por el cielo con sus formas caprichosas y sus colores de tristeza o de esperanza. Lo esencial vive, más allá de las estrellas y más escondido que los tuétanos, con su libertad misteriosa, profunda, enamorada.

No se puede comprar el amor, leemos en la Biblia. Lo esencial tampoco está en venta. Cada uno lo tiene en su corazón. Y puede hacerlo crecer para el bien del universo, para tu bien y para el mío.

10/09/2011 23:42 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Eucaristia, cautivo de amor.

20110910234436-sagrario-c.jpg

Autor: Antonio Orozco | Fuente: Arvo.net
Eucaristía, cautivo de amor
Hay un Prisionero en una cárcel pequeña. El cautivo es Rey de reyes, Señor de señores. La cárcel menuda es el Sagrario 
 
 


Hay un Prisionero en una cárcel pequeña, El cautivo es Rey de reyes, Señor de señores. La cárcel menuda es el Sagrario: cárcel de amor es llamada (B. Josemaría Escrivá, Forja, 827), porque de amor es el delito. Siendo Dios, vino a ser hombre. Eterno, asumió el tiempo. Inmutable, quiso padecer. Omnipotente, quedó inerme sobre el heno de un pesebre de Belén. Todopoderoso, y fugitivo, cruzó desiertos de amor llenos de arena. Creador del Universo, trabajó con fatiga largos años en el taller de José. Inmenso, anduvo incansable, paso a paso, los caminos de Palestina. Gruesas gotas de sangre manaron de su piel hasta el suelo de Getsemaní. Se entregó porque quiso -quia ipse voluit- a una flagelación cruel, a la coronación de espinas, se abrazó a una cruz, y se dejó clavar en ella, entre dos ladrones y los insultos blasfemos de criaturas suyas. Todo sin necesidad, por puro amor, para redimir los pecados de todos y cada uno de los hombres y abrirles las puertas del Paraíso.

«Bajo las especies de pan y vino está Él, realmente presente con su Cuerpo y su Sangre, su Alma y su Divinidad. Así, juntándose un infinito amor, ¿qué había de conseguirse sino el mayor milagro y la mayor maravilla» (Juan Pablo II, Homilía, 9-VII-1980).

¿Puede decirse que es «justo» que estés ahí, Cristo, en tu cárcel, inerme, más aún que en Belén, que en Nazaret y el Calvario? Pues sí, digo que es justo, justísimo, porque nos has robado el corazón, y lo has hecho hasta con «alevosía». ¿Por qué te has excedido tanto en tu amor? ¿Por qué nos amas así, con esa locura increíble? ¿No bastaba una sola gota de tu Sangre para redimir mil millones de mundos? ¿No bastaba uno sólo de tus suspiros? ¿Acaso no era suficiente tu sola Encarnación en el seno virginal de María Santísima? ¿Por qué tanto dolor, por qué tanto tormento, por qué...?

¡Es justo, Señor, que ahora estés ahí, cautivo en tu pequeña cárcel oscura! ¡Nos has robado el corazón! Es justo, con esa justicia maravillosa que -en la sublime sencillez divina- se funde con el amor, la misericordia, la generosidad, la verdad, la libertad, la belleza, la armonía, la alegría... ¡Es justo que estés preso porque amas infinitamente, porque te has excedido, y todo exceso debe pagarse! Tú lo expías en el Sagrario.

Lo que no es justo en modo alguno es que yo me quede indiferente, o que te olvide y pase horas sin recordar tu amorosa cautividad. No es justo que pase un sólo día sin visitarte en el Sagrario, al menos una vez. No es justo que el Sagrario no sea el imán de mis pensamientos, palabras y obras. No es justo que, habiéndome robado Tú mi corazón, no esté donde está mi tesoro. Por eso renuevo ahora mi propósito de centrar entera mi vida en tu cárcel de amor. Y. siempre que pueda, aunque sean breves instantes, iré a visitarte, para decir: Adoro te devote, latens Deitas, te adoro con devoción Dios escondido (Himno Adoro te devote). Con una genuflexión pausada, iba a decir «solemne». Adoro tu presencia real -sub his figuris- bajo las apariencias del pan, donde no hay más pan que tu sustancia: tu Cuerpo, tu Sangre, tu Alma humana, tu Divinidad, con el Padre y el Espíritu Santo.

EL MILAGRO DE LOS MILAGROS

Aquí está el milagro de los milagros, misterio de fe que anuda en sí todos los misterios del Cristianismo (B. Josemaría, Conversaciones, n. 113): Dios Uno y Trino, la Encarnación del Verbo, la Redención de la humanidad, la Vida, Pasión, Muerte y Resurrección, la glorificación eterna...

Tibi se cor meum totam subiicit: mi corazón se somete a Ti por entero, ¡es tuyo! ¡Me lo has robado!. Quia te contemplans totum deficit, contemplándote se rinde, pierde toda otra razón de su latir. No podría ser de otro modo, cuando se oye el eco de aquella canción:
Corazones partidos
yo no los quiero;
y si le doy el mío,
lo doy entero

Si Tú me das el tuyo entero, ¿qué podría hacer yo con el mío? Hoy, en la Misa, te me has dado todo. Ahora sólo cabe una palabra: ¡gracias! Aquí estoy para servirte; totus tuus ego sum!, soy enteramente tuyo.

Visus, tactus, gustus in te fallitur: la vista, el tacto, el gusto, no alcanzan a percibirte, pero me basta el oído para saber con absoluta certeza que estás ahí: «Esto es mi Cuerpo», «Esta es mi Sangre...» Nada hay más verdadero que tu palabra todopoderosa, capaz de realizar el milagro de los milagros.

En estas Visitas al Santísimo, quizá breves, siempre demasiado breves -es inevitable-, se enciende la fe, y con la fe, la esperanza y el amor. Creo y proclamo verdadera tu Humanidad Santísima y tu Divinidad inefable: ambo tamen credens atque confitens. Y con la fe encendida como el sol saliente de un limpio amanecer, peto quod petivit latro penitens: «He repetido muchas veces aquel verso del himno eucarístico: peto quod petivit latro penitens, y siempre me conmuevo: ¡pedir como el ladrón arrepentido!» (B. Josemaría Escrivá, Via crucis, XII, 4).

¿Qué pidió aquel hombre de azarosa vida que moría en otra cruz junto a Cristo?: ¡acuérdate de mí cuando estés en tu Reino!. «Reconoció que él sí merecía aquél castigo atroz... Y con una palabra robó el corazón a Cristo y se abrió las puertas del Cielo» (Ibid.)

Con una palabra. También esto es «justo», Señor: si Tú me has robado el corazón, es justo que yo te robe el tuyo. ¡Es tan fácil!: «A Jesús le basta una sonrisa, una palabra, un gesto, un poco de amor para derramar copiosamente su gracia en el alma del amigo» (Ibid.). ¿Ves ahora mi corazón contrito, rendido, convertido, vertido hacia Ti con todas las fibras de su ser? Pues, ¡acuérdate de mí ahora que estás en tu Reino!. Yo te abro las puertas de mi pecho; Tú me abres las del tuyo inmenso, las puertas del Reino del Amor.

BELÉN

Esa pequeña cárcel de amor es también Belén, un Belén perenne. «Belén» significa «casa del pan». El Sagrario es lugar donde se guarda el Pan de la Palabra, el mismo Verbo de Dios, la Palabra única del Padre que nos habla del Amor. Es el pan de los ángeles, pan del cielo, medicina de inmortalidad (cfr. CEC, n. 1331), que no de otra cosa se alimentan los Ángeles que del Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero.

En el Belén de nuestros templos se halla, para nutrir a los hombres, no sólo el Cuerpo y la Sangre redentores, sino también el Espíritu de Cristo que, desde el Sagrario, se difunde en nuestros corazones al hacer, como solemos, una comunión espiritual. Porque la Humanidad Santísima de Jesús es el verdadero Templo donde habita la plenitud de la divinidad corporalmente (Col 2, 9). Su alimento es la Voluntad del Padre, y el aire que respira es el Espíritu Santo. Por eso, al soplar, se difunde, en una incesante y siempre nueva Pentecostés, el Paráclito.

¿No se percibe siempre, dondequiera que estemos, como una brisa que desde el Sagrario más cercano viene a aliviar el esfuerzo de nuestro trabajo, que pone, si es el caso, dulcedumbre en el sacrificio, sosiego en el dolor, más gozo en la alegría de amar y saberse infinitamente amados por un Corazón de carne, como el nuestro, que palpita con vigor divino?

El Espíritu Santo, con su lazo de Amor, estrecha, une, funde nuestros corazones hasta poder exclamar: ¡ya no soy yo quien vive, es Cristo quien vive en mí! (Cfr. Gal 2, 20). Es asombroso, el cristiano se endiosa, inmerso en lo Infinito, como canta el villancico de un clásico:

HOMBRE
Por más que esté dividido
Os hallo entero, mi Dios.

DIOS
Sí, amigo; que entre los dos
Nunca ha de haber pan partido.

HOMBRE
¿Qué igualdad se puede dar
Entre la nada y el todo?

DIOS
¿Queréis saber de qué modo?
Comiendo de este manjar.

HOMBRE
Luego, después que he comido,
¿Vengo por gracia a ser Dios?

DIOS
Sí, amigo, que entre los dos
Nunca ha de haber pan partido.

HOMBRE
¿A quién habrá que no asombre
Tan excesivo favor?

DIOS
Eso es lo que puede amor,
Haceros Dios, y a Mí hombre.

HOMBRE
¿Qué a tal alteza he venido,
Y a tanta bajeza Vos?

DIOS
Sí, amigo; que entre los dos
Nunca ha de haber pan partido

(Alonso de Ledesma)

¡Qué justo es, Dios mío, que estés en cárcel de amor! Desde ahora mismo compartiremos todo: corazón, pensamientos, afanes, trabajo, penas, alegrías, amores. El Sagrario será mi tesoro, mi Belén, mi Pentecostés... y mi Betania: espacio de encuentro, lugar de sosiego, donde se ama de veras a Jesús, con admiración, con respeto, con cariño; donde se escucha sin prejuicios su palabra y donde Jesús, en elocuente silencio, escucha. Incluso se atreve uno a «reprocharle» cariñosamente que no «haya llegada a tiempo» de curar a Lázaro: «Señor -dice María-, si hubieras estado aquí, no habría muerto mi hermano». Pero por nada del mundo se pierde la fe: «aún ahora sé que todo lo que pidas a Dios te lo concederá»; «yo creo que Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo». Y María, capaz de provocar en el corazón mezquino de todos los Judas, un escándalo mayúsculo, derrama el salario anual de un obrero, en su perfume de preciosa fragancia, a los pies de Jesús, y los enjuga con su cabellera hermosa. Y Lázaro -alma serena, corazón jugoso, mirada penetrante, llena de luz-, contempla, conversa con el Maestro, siente el orgullo de su sangre noble, generosa; pondera en silencio su honda amistad con el Maestro.

«Es verdad que a nuestro Sagrario le llamo siempre Betania... -Hazte amigo de los amigos del Maestro: Lázaro, Marta, María. Y después ya no me preguntarás por qué llama Betania a nuestro Sagrario» (Beato Josemaría, Camino, n. 422). Y andarás por el mundo «asaltando» Sagrarios (Ibid., 269 y 876); gozando al descubrir alguno nuevo «en tu camino habitual por las calles de la urbe» (Ibid., 270), y no dejarás nunca la Visita al Santísimo: «La Visita al Santísimo Sacramento es una prueba de gratitud, un signo de amor y un deber de adoración hacia Cristo, nuestro Señor» (CEC, n. 1418). «La Iglesia y el mundo tienen una gran necesidad del culto eucarístico. Jesús nos espera en este sacramento del amor. No escatimemos tiempo para ir a encontrarlo en la adoración, en la contemplación llena de fe y abierta a reparar las faltas graves y delitos del mundo. No cese nunca nuestra adoración» (Juan Pablo II). Así siempre «tendrás luces y ánimo para tu vida de cristiano». Y dirás a los Ángeles que, de algún modo, comparten nuestro mismo «Pan»: «Oh Espíritus Angélicos que custodiáis nuestros Tabernáculos, donde repose la prenda adorable de la Sagrada Eucaristía, defendedla de las profanaciones y conservadla a nuestro amor (Camino, 569)».

GRITO SILENCIOSO

El Sagrario es una llamada a entretenerse en conversación de fe, esperanza y amor con Quien ha dado y sigue dando su sangre por nosotros. Un grito silencioso: ¡Estoy aquí! ¡Venid los que andáis cansados, agobiados, descorazonados, que yo os aliviaré! ¡Venid también los que estáis contentos, que me gusta compartir vuestra alegría y llenarla, para que sea completa, más honda y duradera, más auténtica, más humana y más divina, que nadie os pueda arrebatar!

Para alcanzar la amistad creciente con Cristo es preciso ir purificando la mente y el corazón, porque Él es la pureza misma. La frecuencia en el Sacramento de la Penitencia es el gran medio purificador. Sin él, nuestra fe sería escasa; nuestra esperanza, incierta; nuestro amor, dudoso; nuestras obras torcidas. «No es solamente la Penitencia la que conduce a la Eucaristía, sino que también la Eucaristía lleva a la Penitencia. En efecto, cuando nos damos cuenta de Quien es el que recibimos en la Comunión eucarística, nace en nosotros casi espontáneamente un sentido de indignidad, junto con el dolor de nuestros pecados y con la necesidad interior de purificación» (Juan Pablo II, Dominicae Cenae, 24-II.1980, n. 7). Así conseguiremos que «brille todavía más la gloria y la fuerza de la Eucaristía» (Bula Incarnationis mysterium, n. 11).
(
http://es.catholic.net
).

Evangelio diario meditado de la fiesta de la Natividad de Maria Santisima.

20110910234639-cuadro-nina-rezando.jpg

Autor: P . Clemente González | Fuente: Catholic.net
María, Madre de Dios
Mateo 1, 18-23. Fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen. Bendito el día que vio nacer a la Santísima Virgen. ¡Feliz cumpleaños, María! 
 
 
Mateo 1, 18-23


El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: Su madre, María, estaba desposada con José y, antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo. Su marido José, como era justo y no quería ponerla en evidencia, resolvió repudiarla en secreto. Así lo tenía planeado, cuando el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados. Todo esto sucedió para que se cumpliese el oráculo del Señor por medio del profeta: Ved que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: Dios con nosotros.

Oración

A María el Evangelio la llama bienaventurada, porque siempre creyó en el cumplimiento de la Palabra. Te suplico, Señor, que tu Santísima Madre, cuyo nacimiento celebramos hoy, interceda por mí para que sepa escucharte y creer en lo que hoy me quieres decir.

Petición

Dios mío, aumenta mi fe, para poder imitar a María en su fidelidad.

Meditación

«Conscientes del papel tan importante que desempeña María en la vida de cada uno de nosotros, como hijos devotos festejamos hoy su nacimiento. Este acontecimiento constituye una etapa fundamental para la Familia de Nazaret, cuna de nuestra redención; un acontecimiento que nos concierne a todos, porque cada uno de los dones que Dios le concedió a ella, nuestra Madre, se lo concedió pensando también en cada uno de nosotros, sus hijos. Por eso, con inmensa gratitud, pidamos a María, Madre del Verbo encarnado y Madre nuestra, que proteja a todas las madres terrenas: a aquellas que, junto con su marido, educan a sus hijos en un ambiente familiar armonioso; y a aquellas que, por muchas razones, tienen que afrontar solas una tarea tan ardua. Que todas realicen con entrega y fidelidad su servicio diario en la familia, en la Iglesia y en la sociedad. Que la Virgen sea para todas apoyo, consuelo y esperanza» (Benedicto XVI, 7 de septiembre de 2008).


Reflexión

Según la liturgia, fue en el mes de septiembre que, hace más de veinte siglos, vino al mundo la Mujer destinada a ser Madre del Divino Salvador. Al recordar este nacimiento, venturoso entre todos para el género humano, lo invitamos a meditarlo en breve reflexión.

El nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo representó una honra incomparable para toda la humanidad. Guardadas las proporciones, también la venida de la Santísima Virgen al mundo dotó de particular nobleza al género humano. Fue Ella la creatura más perfecta hasta entonces nacida, concebida sin pecado original, a quien le fue dada, desde el primer instante de su ser, una superabundancia de gracias.

De esta manera se comprende, la afirmación de que María Santísima está para Nuestro Señor, así como la luna para el sol: Ella representa la suave y amena luminosidad de la luna, y Él, la omnipotente y deslumbrante claridad del sol.

Hay sin duda, inmensa belleza en el despuntar del día del fulgurante astro. No obstante, en ciertas ocasiones, el aparecimiento de la luna tiene su encanto también, su poesía y su grandeza. La natividad de Nuestra Señora fue, para toda la humanidad, como un magnífico nacer de la luna: sol de las sombras, sol del reposo, sol de las largas meditaciones y de los extensos ejercicios del espíritu...

El cumpleaños del padre o de la madre son siempre un motivo de alegría que reúne a toda la familia para celebrarlo. Cada uno deja sus ocupaciones y trata de hacer feliz al festejado. Este signo externo trata de reflejar un sentimiento más profundo como es la gratitud y el amor. A nuestros padres debemos la vida. Ellos fueron el instrumento de Dios para concebirnos. Hoy celebramos el cumpleaños de nuestra madre del cielo, la Santísima Virgen María.

Como toda buena familia, la Iglesia se reúne para celebrar, festejar y agasajar a María.

Cuántas veces en nuestra vida familiar se suceden acontecimientos que, humanamente, carecen de una explicación lógica.

Cuántas veces en nuestras vidas no vemos claro, nos falta luz. Y sin embargo, Dios está ahí, como estuvo hace dos mil años en la vida de la Sagrada Familia de Nazaret.

Propósito

Celebrando el cumpleaños de la Virgen María, aprovechemos para renovar nuestra fe. Unámonos en familia en torno a ella y pidámosle que nos ayude a descubrir siempre la mano de Dios en nuestra vida. Que al igual que María y José, sepamos confiar en la Providencia buscando en todo servir y agradar a Dios.

Diálogo con Cristo

Gracias Jesús por dejarnos a María como madre y modelo de santidad. Quiero acercarme más a Ella para poder seguir mejor su ejemplo y así lograr que todo momento de mi existencia sea un paso para crecer en el amor a Dios y a mis hermanos.

Evangelio diario meditado de la fiesta de Santa Rosa de lima.

20110910234812-tesoro.jpg

Autor: P. Clemente González | Fuente: Catholic.net
El tesoro y la perla
Mateo 13, 44-46. Tiempo Ordinario. El problema no es buscar el tesoro, sino saber dónde se encuentran los tesoros que Dios ha preparado para nuestra vida.
 
 
El tesoro y la perla
Mateo 13, 44-46


En aquel tiempo dijo Jesús a la gente: El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra, lo vuelve a esconder, y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra el campo. El Reino de los Cielos se parece también a un comerciante en perlas finas, que, al encontrar una de gran valor, se va a vender todo lo que tiene y la compra.


Reflexión


Siempre me ha parecido lo más normal, que un hombre haga todo lo que está a su alcance para conseguir la perla o el tesoro más valioso del mundo. Eso fue lo que hizo Kalif. No tenía trabajo y los problemas económicos empezaban a ser cada vez más serios para su familia. Una noche, soñó que bajo el puente que unía la ciudad con el resto del valle, había un tesoro.

De madrugada se levantó, fue al puente y comenzó a cavar. La policía le vio excavando y dudó de sus intenciones. El pobre Kalif, después de unos intentos por evitar la respuesta, se sinceró: “hoy soñé que debajo del puente había un tesoro y por ello vine aquí”.

Uno de los policías con ironía le respondió: “¿cómo es posible que usted crea eso? Fíjese, hoy también soñé yo que debajo de la casa de un tal Kalif había un tesoro escondido. ¿Usted cree que me lo voy a creer?”. Kalif calló, regresó a su casa, excavó y encontró el tesoro.

El problema no es buscar el tesoro, sino saber dónde se encuentran los tesoros que Dios ha preparado para nuestra vida. ¿Cuáles son tus tesoros? ¿Consideras tu vida matrimonial y tus hijos, verdaderos tesoros o no te das cuenta del regalo que Dios te ha concedido, porque sólo sientes el cansancio y el sudor que produce el remover la tierra para disfrutar de ellos?

¿Alguna vez has experimentado el valor de la Santa Misa y de la confesión, o la pereza de levantarte unos minutos antes el domingo te lo han ocultado?

Fiesta de la Beata Maria de los Apostoles (Teresa von Wüllenweber).

20110910235123-wullenweber.jpg

Autor: . | Fuente: Santopedia.com
María de los Apóstoles (Teresa von Wüllenweber), Beata
Cofundadora, Septiembre 5
 
 
María de los Apóstoles (Teresa von Wüllenweber), Beata
Cofundadora de la Congregación de las Heemanas del Divino Salvador
Martirologio Romano: En Roma, beata María de los Apóstoles (María Teresa) von Wüllenweber, virgen, alemana de origen, que, inflamada por el ardor misionero, fundó el Instituto de las Hermanas del Divino Salvador, en Tívoli, del Lacio (1907)

Teresa Wüllenweber nació en el castillo de Myllendonk, Alemanía, el 19 de Febrero de 1833, siendo sus padres el Barón Thedoro Wüllenweber y la Baronesa Elizabeth Lefort.

Cronología

1848 – 1850
2 años en el Internado de la Benedictinas en Lieja (Bélgica)

1850 – 1857
7 años en Myllendonk (Alemania) Misiones parroquiales

1857 – 1863
6 años en la Congregación del Sagrado Corazón; votos temporales

1863 – 1868
En Myllendonk 3 semanas en convento de la Visitación

1868 – 1871
Con las Hermanas de la Adoración Perpetua; noviciado

1871 – 1876
Myllendonk; voto misionero privado; arrienda Neuwerk

1876 – 1882
Instituto Santa Bárbara dirigido por ella; compra Neuwerk

1882
Bajo la dirección del P. Jordán; sigue en Neuwerk


Tras largos años de búsqueda, descubre que en Alemania se necesitan nuevas fundaciones para enfrentar el Kulturkampf; lucha contra la religión.

Alquila un convento en Neuwerk y comienza una fundación de “hermanas Misioneras Alemanas”

Cuando oigo hablar sobre las misiones
Experimento en mi interior una verdadera urgencia
Un amor y un anhelo que
De otro modo son desconocidos para mi…

La gente del pueblo pensaba que el convento debía convertirse en hospital.

Teresa pensaba que debía servir para todo uso bueno De hecho lo primero que recibió fueron niñas huérfanas y niños pobres.

El párroco escribió unos estatutos para que todo funcionara.

Teresa insistía en normas conventuales.

Las jóvenes que llegaban lo tomaban como algo de paso.

El alcalde quería que fuera un hospital.

Empresarios querían que fuera para sus empleadas en dificultad.

O sea que todo el mundo metía la cuchara en el asunto.

Desde Suiza, las Hijas del Divino Amor, hicieron un contrato de colaboración, pero hubo de romperse

También estuvo en negociaciones con el Verbo Divino (Arnold Janssen), misioneros, pero tampoco llegó a cuajar.

Hemos despachado hasta aquí en pocas líneas los 50 primeros años de vida de Teresa, aunque ella veía que “el hecho de que sus esfuerzos fueran compensados con un modesto resultado, era una prueba difícil y humillante, que aceptaba como la voluntad de Dios”.

El 12 de abril de 1882 leyó una nota en una revista con el siguiente contenido: “Sociedad Apostólica Instructiva (SAI): fundada en Roma por Juan Bautista Jordán con dos sacerdotes: Bernhard Lüthen y Friedrich von Leonhardi. El propósito: extender, proclamar y fortalecer la fe católica en todas partes del mundo en el espíritu de los Apóstoles. Los miembros se dividen en tres grupos:

1.- Sacerdotes y laicos: aquellos que lo dejan todo, según el ejemplo de los apóstoles y se dedican exclusivamente al propósito de la Sociedad.

2.- Hombres instruidos que, sin dejar su ocupación, contribuyen a los esfuerzos científicos o literarios de la Sociedad;

3.- Todos los que se esfuerzan por cumplir sus deberes en el espíritu de la Sociedad”.

Jordán visitó a Teresa el 4 de julio: “Me dio la impresión de ser un humilde, verdadero, celoso apóstol (se quedó tres días) mi primer y único deseo es pertenecer a esta Sociedad siempre más estrechamente hasta mi muerte. Amado Dios, ¡gracias a ti por siempre!”

A los pocos días escribió la siguiente poesía con la melodía latina de “O Sanctissima”:

Oh santa, venerable única Sociedad!
Apostólica, celosa por las almas, noble Sociedad!
Crece firmemente, multiplícate,
difúndete por todas partes!
abarca y renueva el universo!
Atrae hacia ti pastores de almas, atrae maestros, educadores,
mujeres consagradas -Oh, condúcelos y guíalos a todos ellos!
Recristianiza la patria; evangeliza a los infieles;
protege a los niños huérfanos -
Oh, enséñales e instrúyelos a todos ellos!
Motiva a los padres a la fidelidad,
a las madres, a la santa formación de los hijos,
a los administradores públicos a la honradez -
llámales a la santidad a todos ellos!
Imparte la verdadera sabiduría a los doctos;
dale profundidad a las artes;
consagra y transforma el mundo del trabajo.
Oh, hazlo... hazlo!
Ilumina a tus propios líderes,
enciéndeles el corazón y el alma
de modo que, realmente, no busquen sino sólo a Jesús!
Oh santa, venerable, única Sociedad!
Apostólica, celosa por las almas, noble Sociedad!


5 sep de 1882:
“Por la presente prometo, con pleno conocimiento de lo que estoy haciendo, obedecer al P. J. B. Jordán, Fundador de la Sociedad Apostólica Instructiva, en todo lo que es conforme a la ley y vivir en espíritu de pobreza, como también de acuerdo a la santa castidad. A través de este compromiso mío me propongo comprometerme con el P. Juan Bautista Jordán provisionalmente por un año a ser contado a partir de la fecha de hoy.”

Fundación Santa Bárbara en Neuwerk. Radicalidad de Teresa:

“El día 6… ante notario, di mi convento y las tres casas a la Primera Orden, a los tres Fundadores”.

Y trabaja distribuyendo la revista “Missionär” = El misionero, otras publicaciones, así como la Liga Angélica con niños y vendiendo “piedras de construcción”, para recaudar fondos.

En mayo del 83 Jordán visita Neuwerk, anima a las Hermanas, y Teresa escribe “Hice votos perpetuos”.

En Neuwerk sigue trabajando durante unos años hasta que Jordán la llama para ir a Tívoli, cerca de Roma para comenzar con la actual rama femenina de las Salvatorianas. Se desprende fácilmente de la casona de Neuwerk y sale con ánimo para Roma el 21 de noviembre de 1888.

A excepción de María, ninguna de las Hermanas había estado lejos de su pueblo natal. Les costó adaptarse y casi cada día había alguna que estaba enferma.

“La congregación de las Hermanas será grande, si está cimentada en la cruz, no desistan, el Señor ayuda”, les escribió Jordán.

Llegadas a Roma con varias candidatas de Munich que se incorporaron en el trayecto, se prepararon con unos retiros para recibir el hábito el 8 de Diciembre, quedando fundadas las salvatorianas. Teresa von Wüllenweber, cambió su nombre por María de los Apóstoles. En total eran 5 Hermanas. Jordán les invitó a ser santas.

El 25 de marzo del 89, con dispensa especial, pudo hacer la madre María sus votos perpetuos, por su preparación y porque estaba destinada a ser madre superiora.

Escribe en su diario:

“Debo estar muy agradecida, porque mi vida está completa con el fin de vivir enteramente una nueva vida hasta la muerte para darme totalmente a la Sociedad, venga lo que sea. Hacer todo de acuerdo al espíritu del Fundador”

Durante los primeros meses no tuvieron grandes dificultades económicas, pues el padre de María vendió los muebles de Neuwerk y otras pertenencias y pudo seguir ayudando a su hija.

En estos primeros momentos el P. Lüthen era el confesor ordinario de las Hermanas, dándoles a la vez conferencias sobre la santa regla y clases de italiano. Los padres Otto y Thomas también ayudaron mucho.

A finales de 1890 podían salir algunas Hermanas como misioneras para Assam, en la India, a fin de acompañar a los padres que ya llevaban allá unos meses.

María estaba contenta por ello, dado su espíritu misionero.

El tiempo en Tívoli era dedicado especialmente a la formación y al apostolado con los niños y los pobres.

Bastantes Hermanas estuvieron enfermas y algunas murieron. La casa se llenó con más de 50 candidatas. Era hora de pensar en ir a fundar a Roma (lo cual estaba prohibido por el momento).

En 1893 son enviadas 3 Hermanas muy jóvenes a Ecuador.

La experiencia les dicta que deben prepararse mejor como maestras, y se funda una institución para ello.

Entra el tifus, terrible enfermedad, en la casa y mueren varias Hermanas jóvenes. Varias tienen que salir de Tívoli para no contagiarse y es el momento de ir a Roma, aunque no son aceptadas de forma definitiva en la ciudad.

Se comenta de ella, que en el trato con las jóvenes fue siempre amable, y que la trataban como una compañera más que como una superiora.

Aunque el guión de superioras de entonces exigía ser duras, y exigir con frecuencia humillaciones, que probaran a las candidatas, sin embargo supo disculparse cuando a alguna por esos motivos se le salían las lágrimas.


“La superiora debe ser como un saco cargado sobre un asno, que no le importe si la suben o bajan, así debe ser una superiora. Si le dan el cargo o se lo quitan, debe ser lo mismo para ella”.


En 1894 se pueden establecer de forma definitiva en Roma.

Además de las propias tareas de formación, se dedican a dar catequesis en una parroquia cercana y a atender a menesterosos en un centro cercano.

El 30 de mayo del 95 son enviadas las 3 primeras Hermanas a Estados Unidos.
Fueron creciendo tanto que era difícil encontrar trabajo para todas en Roma.

Testamento de la Madre María:


“Espero confiadamente
que mis buenas hermanas orarán mucho por mi
y continuarán trabajando con santo celo
por la propia santificación, deseosas de hacer al prójimo el verdadero bien
adheridas al espíritu del Fundador
de la Sociedad del Divino Salvador”. (antes de 1903)


Por ese entonces ya eran más de 150 religiosas, y habían sido reconocidas oficialmente en Roma, y M. de los Apóstoles escribe:


“Las cosas ahora han cambiado, querida. Algunas veces llegan veinte cartas en un día y necesitan respuesta. Puesto que nuestra Congregación ha crecido, también debe crecer nuestro espíritu de sacrificio y un verdadero amor interior debe unirnos estrechamente, de modo que ni la desconfianza ni el resentimiento se arraiguen entre nosotras”.


En diciembre de 1905, a pesar de su edad y sus achaques fue reelegida como Superiora General por unanimidad, queriendo mostrar así el amor hacia ella y la unidad congregacional.

El 25 de diciembre de 1907, fiesta de Navidad, muere rodeada de Hermanas y de Salvatorianos en gran paz.

Como resumen de la vida de María de los Apostoles podemos decir que:

Buscó siempre la voluntad de Dios,
No se desanimó en tiempos de oscuridad y de cruz. Amó mucho a la Iglesia y a la gente sencilla. Fue una intrépida misionera junto con Jordán,

No pudo salir a países lejanos a misionar, pero envió a jóvenes religiosas a hacerlo, y comprendió que la misión está cerca de casa y lejos de la misma.

Su carácter fue sencillo y afable, su conversación amigable y espontánea, su forma de vida –aún siendo baronesa- sencilla, pobre y abnegada. Su entrega: radical, constante y perseverante.

Fue beatificada el 13 de octubre de 1968 y su fiesta se celebra el 5 de Septiembre.
(
http://es.catholic.net
).

Fiesta de la Beata Brigida de Jesus Morello.

20110910235255-brigida-morello.jpg

Autor: . | Fuente: Santiebeati.it
Brígida de Jesús Morello, Beata
Fundadora, 3 de septiembre
 
 
Brígida de Jesús Morello, Beata
Fundadora de la Congregación de Hermanas Ursulinas de María Inmaculada
Martirologio Romano: En Piacenza, en la región de Emilia, en Italia, beata Brígida de Jesús Morello, que, después de enviudar, se consagró a Dios, afanándose en obras de penitencia y caridad, y fundando la Congregación de Hermanas Ursulinas de María Inmaculada, dedicadas a la educación cristiana de la juventud femenina (1679).

Fecha de beatificación: El papa Juan Pablo II la beatificó el 15 de marzo1998.

Brígida Morello fue una mujer de su tiempo, el siglo XVII; una mujer de gran fe que supo ver en los acontecimientos históricos y sobre todo en los que a ella le toco vivir la santa voluntad de Dios.

“Dios es nuestro Padre y nunca nos abandonará”; esta seguridad de ser amada como hija, gratuita e incondicionalmente, la motivó a entregar su cariño a cada prójimo que tuviera cerca.

Nació el 17 de junio de 1610 a San Miguel de Pagana (Génova) sobre la Costa de Levante, sexta de once hijos, creció en entorno intensamente cristiano. A 23 años, el 14 de octubre de 1633, se casó con Matteo Zancano de Cremona y se estableció con su marido en Salsomaggiore (Parma), dónde fue reconocida por sus virtudes.

A 27 años, el 11 de noviembre de 1637, quedó viuda, entonces hizo voto de castidad, deseando convertirse en religiosa, pero inútilmente intentó entrar entre las capuchinas de la localidad, el ser viuda se lo impedía.

En el 1640 se trasladó a Piacenza, en donde los jesuitas fueron sus directores espirituales, quienes siempre la guiaron y la mantuvieron en la vía a la perfección, especialmente por parte del padre Antonio Morando, su confesor y primer biógrafo.

Margarita de Medici, duquesa de Parma y Piacenza, quería dotar a Piacenza con un Instituto de Ursulinas para la educación de la juventud femenina, uno similar al que existía en Parma. Para ello Brígida Morello acogió en septiembre de 1646 a algunas jóvenes mujeres en su casa, bajo la denominación de Santa Úrsula, dando así inicio, el 17 de febrero de 1649, Miércoles de Ceniza, con cinco compañeras una nueva familia de Ursulinas, bajo la guía de los Jesuitas.

No fue sin embargo la primera superiora, ya que recién en 1665 fue elegida como tal, siendo confirmada en 1670 y en 1675; sus precarias condiciones de salud no le impidieron gobernar por largos períodos, incluso desde la cama, su Congregación de Ursulinas de María Inmaculada.

El 3 de septiembre de 1679 murió en Piacenza y fue enterrada en la iglesia local de San Pedro, hoy no existen rastros de su tumba, si existen un cierto número de cartas, algunos escritos autobiográficos y edificantes, documentos de los que se puede sacar una exacta visión de las experiencias espirituales de la fundadora.

Pero solamente en los años 1927-28 se celebró en Piacenza el proceso ordinario para su beatificación; el decreto sobre la heroicidad de las virtudes se obtuvo el 29 de abril1980.

Reproducido con autorización de Santiebeati.it

Responsable de la traducción; Xavier Villalta.
(
http://es.catholic.net
).

Fiesta de la Beata Juana Soderini de Florencia.

20110910235655-juana-soderini.jpg

Autor: . | Fuente: ar.geocities.com/misa_tridentina01
Juana Soderini de Florencia, Beata
Terciaria Servita, Septiembre 1
 
 
Juana Soderini de Florencia, Beata
Virgen
Martirologio Romano: En Florencia, en la región toscana también de Italia, beata Juana Soderini, virgen de la Orden Tercera de los Siervos de María, preclara por su oración y austeridad de vida (c. 1367).

Los Soderini eran considerados como miembros de una de las familias más nobles de Florencia al iniciarse el siglo XIV.

Precisamente en aquélla ciudad, en el año de 1301, y en el seno de la aristocrática familia, vino al mundo Juana, la que habría de alcanzar la gracia de la beatitud.

Desde muy temprana edad, demostró ser una niña excepcionalmente buena y con una devoción tan profunda y sincera hacia Dios, que en cierta ocasión dijo a su aya, Felicia Tonia, que, por revelación del cielo, sabía que ella, Felicia, iba a morir muy pronto y ésta, que estaba al tanto del fervor de la niña y de sus continuas oraciones, le creyó y comenzó a prepararse para su próxima muerte.

Cuando Juana llegó a la adolescencia, sus padres le concertaron un matrimonio ventajoso, pero ella protestó con tanta energía que, a fin de cuentas y a regañadientes, puesto que Juana era la única hija, consintieron en que tomase el hábito de monja.

Por aquel entonces, Santa Juliana Falconieri organizaba la tercera orden regular de los servitas (las "Mantellate") en Florencia y Juana decidió unirse a esa nueva comunidad.

No tardó en distinguirse por las austeridades corporales que practicaba y su perseverancia en la oración, pero al mismo tiempo se mantenía activa en los trabajos de la casa y el cuidado de los enfermos que acudían en busca de atención. Voluntariamente y de buen grado, se hacía cargo de las tareas más desagradables y penosas y, en el desempeño de las mismas provocaba la admiración de sus hermanas, por su alegría y mansedumbre.

Juana debió padecer duras pruebas espirituales y grandes tentaciones, sobre las que, al fin y al cabo, triunfó y aun adquirió grandes gracias celestiales, incluso el don de profecía. Juana era la auxiliar personal y permanente de Santa Juliana y no se apartó de ella ni por un instante en el curso de su prolongada enfermedad postrera, cuando la fundadora no podía pasar alimento alguno y estaba tan débil que necesitaba ayuda para poder moverse. Por eso, se atribuye a la Beata Juana el descubrimiento de una imagen de Cristo crucificado que, al parecer, quedó grabada en el pecho de Santa Juliana desde poco antes de su muerte.

Juana sobrevivió a su amada madre durante más de veinte años, como sucesora suya en el gobierno de la comunidad, hasta que murió, el lº de septiembre de 1367. La Beata Juana Soderini fue sepultada en la iglesia de la Annunziata de Florencia y, durante algún tiempo, su tumba fue un lugar de peregrinaciones.

En 1828, el conde de Soderini, pariente de Juana, solicitó al Papa León XII la confirmación del culto que fue concedida a su debido tiempo.
(
http://es.catholic.net
).

Fiesta de la Beata Maria Magdalena de la Pasion (Constanza Starace).

20110910235844-magdalena-starace.jpg

Autor: . | Fuente: Vatican.va
María Magdalena de la Pasión (Constanza Starace), Beata
Fundadora, Septiembre 5
 
 
María Magdalena de la Pasión (Constanza Starace), Beata
Fundadora de las Religiosas Compasionistas
Nació en Castellammare di Stabia, provincia de Nápoles (Italia), el 5 de septiembre de 1845. Fue bautizada con el nombre de Costanza. Su madre, muy piadosa, la consagró a la Virgen de los Dolores. A la edad de 4 años comenzó a frecuentar la escuela, donde se relacionó con niñas pobres. Seguramente esta experiencia dejó una huella profunda en su corazón.

En 1850 las Hijas de la Caridad se establecieron en Castellammare, con el fin de asistir a los enfermos internados en el hospital de San Leonardo. Abrieron un orfanato y un internado para niñas, en el que Costanza solicitó entrar. El clima de oración y de piedad que se vivía allí suscitó en ella el deseo de consagrarse al Señor. Hizo la primera comunión y, a la edad de 10 años, recibió el sacramento de la Confirmación. Por motivos de salud, tuvo que volver a su casa.

A los 15 años su confesor la autorizó a consagrarse al Señor con los tres votos perpetuos, aconsejándole que se hiciera "monja en casa". El 8 de junio de 1867 profesó en las Terciarias de los Siervos de María, tomando el nombre de María Magdalena de la Pasión. El obispo de Castellammare, mons. Francesco Saverio Petagna, le encomendó la dirección de la pía unión de las Hijas de María y la catequesis de las niñas del pueblo. Las diversas epidemias de cólera que azotaron Castellammare la impulsaron a fundar, en 1869, el instituto de las Religiosas Compasionistas, cuyo carisma —según palabras de la madre María Magdalena— es: "Compadecer con Jesús doliente y con la Virgen de los Dolores; por tanto, compadecerse del prójimo en todas sus necesidades, tanto del espíritu como del cuerpo".

El 27 de mayo de 1871 mons. Petagna concedió al Instituto la erección canónica; el 10 de noviembre de 1893 el general de los Servitas firmó el decreto de agregación a la Orden; y, por último, el 10 de julio de 1928, el Papa Pío XI aprobó el Instituto.

Fueron innumerables las pruebas físicas y espirituales que la madre María Magdalena debió soportar en su camino hacia la santidad, pero contribuyeron a fortalecer su fe y su compromiso de servir totalmente al Señor. Murió de pulmonía el 13 de diciembre de 1921.

El 19 de agosto de 1929 su cuerpo fue trasladado al santuario del Sagrado Corazón, en Scanzano. El proceso de beatificación comenzó el 4 de abril de 1939. Con decreto pontificio del 7 de julio de 2003, Juan Pablo II la declaró venerable. Benedicto XVI, el 26 de junio de 2006, firmó el decreto de beatificación.

La semilla sembrada por sor María Magdalena de la Pasión se ha convertido hoy en un gran árbol, cuyas ramas se extienden más allá de los confines de su tierra natal: 24 comunidades en Italia y 14 en el extranjero (Canadá, México, Chile, India, Indonesia y Filipinas), 350 religiosas, 34 novicias y 35 postulantes.

Beatificada por Su Santidad Benedicto XVI el 15 de abril del 2007 en la Catedral Castellammare de Stabia. En el decreto de beatificación fijó el 5 de septiembre como su fiesta litúrgica.

Reproducido con autorización de
http://www.Vatican.va
(
http://es.catholic.net
).

Lecturas meditadas de la Misa del Miércoles XXII Ordinario.

¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

Miércoles, 31 de agosto de 2011
Semana 22 del Tiempo Ordinario
Colosenses 1, 1-8 / Lucas 4, 38-44
Salmo responsorial   Sal 51, 10-11
R/.  "¡Confiamos en tu misericordia, Señor!"
 
Santoral:
San Ramón Nonato, San Arístides,
Beatos Emigdio, Amalio
y Valerio Bernardo

Liturgia - Lecturas del día
 
 
 
 
Miércoles, 31 de Agosto de 2011
 
La palabra de la verdad que ustedes han recibido
se extiende en el mundo entero
 
Lectura de la carta del Apóstol san Pablo
a los cristianos de Colosas
1, 1-8
 
Pablo, Apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Timoteo saludan a los santos de Colosas, sus fieles hermanos en Cristo. Llegue a ustedes la gracia y la paz que proceden de Dios, nuestro Padre.
Damos gracias a Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, orando sin cesar por ustedes, desde que nos hemos enterado de la fe que tienen en Cristo Jesús y del amor que demuestran a todos los santos, a causa de la esperanza que les está reservada en el cielo.
Ustedes oyeron anunciar esta esperanza por medio de la Palabra de la verdad, de la Buena Noticia que han recibido y que se extiende y fructifica en el mundo entero.
Eso mismo sucede entre ustedes, desde que oyeron y comprendieron la gracia de Dios en toda su verdad, al ser instruidos por Epafras, nuestro querido compañero en el servicio de Dios. Él es para ustedes un fiel ministro de Cristo, y por él conocimos el amor que el Espíritu les inspira.
 
Palabra de Dios.
 
 
SALMO RESPONSORIAL                                                    51, 10-11
 
R.   ¡Confiamos en tu misericordia, Señor!
 
Yo, como un olivo frondoso
en la casa de Dios,
he puesto para siempre mi confianza
en la misericordia del Señor.  R.
 
Te daré gracias eternamente
por lo que has hecho,
y proclamaré la bondad de tu Nombre
delante de tus fieles. R.
 
 
 
EVANGELIO
 
También a las otras ciudades debo anunciar el Evangelio,
porque para eso he sido enviado
 
a    Evangelio de nuestro Señor Jesucristo
según san Lucas
4, 38-44
 
Al salir de la sinagoga, Jesús entró en la casa de Simón. La suegra de Simón tenía mucha fiebre, y le pidieron que hiciera algo por ella. Inclinándose sobre ella, Jesús increpó a la fiebre y ésta desapareció. En seguida, ella se levantó y se puso a servirlos.
Al atardecer, todos los que tenían enfermos afectados de diversas dolencias se los llevaron, y Él, imponiendo las manos sobre cada uno de ellos, los sanaba. De muchos salían demonios gritando: «¡Tú eres el Hijo de Dios!» Pero Él los increpaba y no los dejaba hablar, porque ellos sabían que era el Mesías.
Cuando amaneció, Jesús salió y se fue a un lugar desierto. La multitud comenzó a buscarlo y, cuando lo encontraron, querían retenerlo para que no se alejara de ellos. Pero Él les dijo: «También a las otras ciudades debo anunciar la Buena Noticia del Reino de Dios, porque para eso he sido enviado».
Y predicaba en las sinagogas de toda la Judea.
 
Palabra del Señor.
 
Reflexión
 
Col. 1, 1-8. Pablo, y Timoteo, se dirigen en una carta, llena de afecto, a los cristianos de Colosas, comunidad fundada por Epafras, discípulo de san Pablo y, en ese momento, compañeros en la cárcel. Pablo llama santos a los Colosenses, consciente de que participan de la misma dignidad del Hijo de Dios, Jesucristo, por su unión a Él. Efectivamente: así como una persona sin linaje, unida en alianza matrimonial con un personaje importante participa del linaje de este último, y como tal se le ha de reconocer por todos, así, quien se une a Cristo en Alianza con Él, en Él participa de la gracia que le corresponde como a Hijo unigénito del Padre Dios. Sin embargo no basta esa Alianza con el Señor para ser santos; hay que vivirle fieles; y así Pablo lo expresa: Los hermanos santos y fieles en Cristo. De esta manera, junto con Pablo y con todos los que se han unido al Señor, participan de la Gracia que Dios comunica a quienes han pronunciado su sí, lleno de amor, a la oferta salvadora que Dios nos hace, para vivir unidos a Él sin desviarnos por caminos equivocados. Nuestra fe en Cristo nos ha de llevar al amor fraterno aún en medio de grandes dificultades, sin perder la esperanza de que, al final, después de haber pasado por grandes tribulaciones, viviremos unidos eternamente al Señor. Conscientes de que esa unión ya se ha iniciado en esta vida, hemos de manifestar con obras que el Evangelio crece y fructifica día a día en nosotros, y que no se ha quedado como una semilla sembrada en un terreno estéril. Trabajemos, pues, constantemente, guiados por el Espíritu Santo, para que el Reino de Dios llegue en nosotros a su plenitud.
 
Sal. 52 (51). Muchas persecuciones sufre el justo, pero de todas ellas Dios lo libra. El malvado se engríe en su maldad, se abalanza sobre los pobres e indefensos para maltratarlos y acabar con ellos, y piensa: Dios no lo ve, el Señor se oculta para no enterarse. Sin embargo, por los huesos del justo vela Dios y no le alcanzará la maldad de los inicuos. Por eso, quien confía en el Señor y en su amor sabe que ha plantado su vida como se plantan los olivos junto a las corrientes de los ríos, y no lo alcanzará tormento alguno; a pesar de los contratiempos, su esperanza en el Señor le conservará constantemente dando frutos de bondad, pues la presencia del Señor en el hombre justo no puede quedar infecunda, a pesar de la persecución y de la muerte. Confiados en el amor que el Señor nos tiene ofrezcámosle, no sólo un sacrificio de acción de gracias, sino toda nuestra vida, convertida en un continuo sacrificio de alabanza a su Santo Nombre.
 
Lc. 4, 38-44. Buscar a Jesús; ojalá y no sea sólo para recibir la curación o la solución de los problemas que nos agobian. Ciertamente que por medio de Él Dios se ha manifestado misericordioso con nosotros; y también es cierto que cuando por medio de alguna persona recibimos el remedio de nuestros males nos apegamos a ella. Así sucede con Cristo de tal forma que las multitudes no le dejan espacio ni para comer. Sin embargo Jesús no vino como un curandero; Él ha venido como el Hijo de Dios que nos libera de la esclavitud del pecado; que nos desata de nuestros males para que trabajemos en el bien y construyamos su Reino. La Iglesia tiene como vocación el anuncio del Reino de Dios en todas partes. A partir de vivir y caminar en el amor, que procede de Dios, será posible construir un mundo más justo, con menos pobreza y con más oportunidades para que todos disfruten de una vida más digna. Es necesario que no sólo nos fijemos en la solución de la enfermedad y de la pobreza material; tenemos que luchar porque el Reino de Dios nos quite nuestro anquilosamiento espiritual, que nos hace vivir como postrados en cama, sólo pensando en nosotros mismos y en nuestro provecho personal. Hemos de permitir que el Espíritu de Dios nos levante y nos ponga a servir, en amor fraterno, a quienes necesitan de una mano, no que los explote y maltrate, sino que les sirva con el amor que procede de Dios y que Él ha infundido en nosotros.
En esta Eucaristía nos reúne Aquel que no sólo vino a aliviar nuestros sufrimientos y a soportar nuestros dolores, sino también a cargar sobre sí nuestras culpas y a interceder por nosotros, pecadores, para que por sus llagas seamos curados, para que fueran perdonados nuestros pecados. Por eso Dios lo resucitó de entre los muertos y le dio un Nombre que está por encima de todo nombre. La Celebración de la Eucaristía nos hace comprender el amor que el Señor nos tiene y cómo, a costa de la entrega de su propia vida, nos ha elevado a la dignidad de hijos de Dios, manifestándonos, así, un amor como nadie más puede tenernos.
Quienes Creemos en Cristo y nos hemos hecho uno con Él debemos meditar en el banquete que el Señor nos ha preparado; cómo Él nos alimenta con la entrega de su propia vida, para que nosotros tengamos vida; para que, así como Él nos ha amado, nos amemos los unos a los otros. El verdadero discípulo del Señor no sólo recibe la Palabra que lo salva y lo alimenta, sino que se convierte en portador de la misma para que otros conozcan al Señor, reciban la salvación que Él nos ha traído, y puedan, también ellos, esforzarse para que más y más vayan al Señor y se dejen salvar por Él. Aquel que destruye la vida de su prójimo, el que le mata sus ilusiones, o le deja inutilizado para caminar y progresar, el que lo escandaliza, y destruye en él el amor de Dios, no puede en verdad llamarse hijo de Dios, pues el Señor no vino a destruir, sino a salvar a todos los que se habían perdido y desbalagado como ovejas sin pastor; y esta es la misma misión que Él ha confiado a su Iglesia, su esposa fiel.
Roguémosle al Señor que nos conceda, por intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, la gracia de abrir nuestro corazón para que en él habite el amor misericordioso de Dios, de tal forma que desde nosotros produzca fruto abundante que, convertido en un serio apostolado a favor del Evangelio, nos haga colaboradores que ayuden a que la semilla de la Buena Nueva pueda ser sembrada en el corazón de todas las personas, de tal forma que, convertidos en testigos del Dios-Amor podamos construir verdaderamente su Reino ya desde ahora entre nosotros. Amén.
 
Homiliacatolica.com
(
http://www.celebrandolavida.org
).

Lecturas meditadas brevemente de la Misa del Miercoles XXII Ordinario.

Lecturas del Miércoles 31 de Agosto de 2011

Miércoles 22ª semana de tiempo ordinario

Santoral: Ramón Nonato

Col 1,1-8: El mensaje de la verdad ha llegado a ustedes y al mundo entero
Salmo responsorial 51: Confío en tu misericordia, Señor, por siempre jamás
Evangelio; Lc 4,38-44: La suegra de Simón se levantó y se puso a servirles

Colosenses 1,1-8


El mensaje de la verdad ha llegado a vosotros y al mundo entero
Pablo, apóstol de Cristo Jesús por designio de Dios, y el hermano Timoteo, a los santos que viven en Colosas, hermanos fieles a Cristo. Os deseamos la gracia y la paz de Dios, nuestro Padre.

En nuestras oraciones damos siempre gracias por vosotros a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, desde que nos enteramos de vuestra fe en Cristo Jesús y del amor que tenéis a todos los santos. Os anima a esto la esperanza de lo que Dios os tiene reservado en los cielos, que ya conocisteis cuando llegó hasta vosotros por primera vez el Evangelio, la palabra, el mensaje de la verdad. Éste se sigue propagando y dando fruto en el mundo entero, como ha ocurrido entre vosotros desde el día en que lo escuchasteis y comprendisteis de verdad la gracia de Dios. Fue Epafras quien os lo enseñó, nuestro querido compañero de servicio, fiel ministro de Cristo para con vostros, el cual nos ha informado de vuestro amor en el Espíritu.


Salmo responsorial: 51


Confío en tu misericordia, Señor, por siempre jamás.
Pero yo, como verde olivo, / en la casa de Dios, / confío en la misericordia de Dios / por siempre jamás. R.

Te daré siempre gracias / porque has actuado; / proclamaré delante de tus fieles: / "Tu nombre es bueno." R.


Lucas 4,38-44


También a los otros pueblos tengo que anunciarles el reino de Dios, para eso me han enviado
En aquel tiempo, al salir Jesús de la sinagoga, entró en casa de Simón. La suegra de Simón estaba con fiebre muy alta y le pidieron que hiciera algo por ella. Él, de pie a su lado, increpó a la fiebre, y se le pasó; ella, levantándose en seguida, se puso a servirles.

Al ponerse el sol, los que tenían enfermos con el mal que fuera se los llevaban; y él, poniendo las manos sobre cada uno, los iba curando. De muchos de ellos salían también demonios, que gritaban: "Tú eres el Hijo de Dios." Los increpaba y no les dejaba hablar, porque sabían que él era el Mesías. Al hacerse de día, salió a un lugar solitario. La gente lo andaba buscando; dieron con él e intentaban retenerlo para que no se les fuese. Pero él les dijo: "También a los otros pueblos tengo que anunciarles el reino de Dios, para eso me han enviado." Y predicaba en las sinagogas de Judea.

Comentarios

Tres acciones de Jesús nos ayudan a comprender el ímpetu de su acción misionera.

Primero, la capacidad de recuperar en el hogar personas que se habían abandonado a sus dolencias y que habían perdido su capacidad de amar en el servicio. La suegra de Pedro en su postración es objeto de atenciones, pero es incapaz de responder a ellas con generosidad. La mano que Jesús le tiende le ayuda a salir de ese estado y la motiva a servir a la comunidad de servidores que sigue a Jesús.

En segundo lugar, lo que se hace en el hogar se extiende para todos en la puerta de la ciudad. Las personas afectadas por esas posesiones ideológicas que los anulan descubren en Jesús al ungido, a la persona capaz de comunicar la vida y el amor, de liberar al ser humano abatido y enajenado.

En tercer lugar lo que acontece en la entrada de la ciudad se extiende por toda la comarca. El evangelio es una buena noticia para todos y aquellos que quieran acogerse a ella encuentran en Jesús un puente hacia una nueva realidad en la que la esperanza, el amor y la fe son posibles.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Evangelio diario meditado de la Misa del Miercoles XXII Ordinario.

20110910025102-suegrapedro.jpg

Autor: P. Clemente González | Fuente: Catholic.net
Curación de la suegra de Pedro
Lucas 4, 38-44. Tiempo Ordinario. Cristo te cura de las enfermedades del alma, siempre está atento...solo tienes que pedirlo.
 
 
Curación de la suegra de Pedro
Lucas 4, 38-44


En aquel tiempo, al salir Jesús de la sinagoga, entró en la casa de Simón. La suegra de Simón estaba con mucha fiebre, y le rogaron por ella. Inclinándose sobre ella, conminó a la fiebre, y la fiebre la dejó; ella, levantándose al punto, se puso a servirles. A la puesta del sol, todos cuantos tenían enfermos de diversas dolencias se los llevaban; y, poniendo él las manos sobre cada uno de ellos, los curaba. Salían también demonios de muchos, gritando y diciendo: Tú eres el Hijo de Dios. Pero Él, conminaba y no les permitía hablar, porque sabían que Él era el Cristo. Al hacerse de día, salió y se fue a un lugar solitario. La gente le andaba buscando y, llegando donde Él, trataban de retenerle para que no les dejara. Pero Él les dijo: También a otras ciudades tengo que anunciar la Buena Nueva del Reino de Dios, porque a esto he sido enviado. E iba predicando por las sinagogas de Judea.


Reflexión


Es admirable el trabajo de los médicos. Nunca tienen un rato de descanso, porque allí donde van, aunque sea a una fiesta, todo el mundo se acerca para hablarles de sus padecimientos y enfermedades.

Así me imagino también a Jesús. No había llegado todavía a casa de su amigo Pedro cuando ya le piden un milagro. Y por la tarde vinieron a suplicarle que sanara a otros enfermos. Y al salir el sol le seguían buscando incluso en el desierto.

¡Qué grande es el Corazón de Cristo! Qué paciente, las veinticuatro horas del día, sin pedir nada a cambio. La Palabra ablanda cualquier corazón, aunque sea más duro que las piedras.. Le apasionaba su misión. Sabía que tenía que aprovechar los tres años de vida pública y no se permitió ni un momento de reposo.

Esto nos enseña a tomarnos en serio nuestra vida. El tiempo que Dios nos ha concedido no puede tirarse a la basura con entretenimientos estériles. Hay mucho que hacer, y algún día nos pedirán cuentas de lo que hayamos hecho. Seguro que tienes varias tareas pendientes que están esperando su momento. ¿Y cuando llegará? Quién sabe.

Es cuestión de organizarse bien, de tener el día programado para rendir al máximo, aun sacrificando el tiempo dedicado a la televisión. Debemos ser exigentes con el uso de las horas. No pueden desperdiciarse, porque nunca más volverán.

Primero es necesario establecer una jerarquía. ¿Qué es lo más importante para mí? No hay que descuidar el trabajo, ni la familia, ni los momentos para Dios, ni las actividades que enriquezcan a los que viven en la misma ciudad o país. Sepamos sacarle el jugo a la vida que Dios nos ha regalado.

Domingo XXIV Ordinario del ciclo A. El perdón de los pecados.

   Padre nuestro.

   Domingo, 11/09/2011, Domingo XXIV Ordinario del ciclo A.

   El perdón de los pecados.

   Estimados hermanos y amigos:

   Os pido disculpas a quienes os servís de mis reflexiones, tanto para meditar la Palabra de Dios en los grupos de liturgia y oración a que pertenecéis, como para reflexionar personalmente, pues he tenido que reparar mi ordenador, lo cual me ha impedido haceros los envíos con más antelación.

   El tema del pecado es muy polémico para ser estudiado en nuestros días, porque vivimos en un tiempo en que no todo el mundo acepta la forma en que tradicionalmente la gran mayoría de religiones cristianas predican haciendo referencia al tema que nos ocupa, pretendiendo hacernos creer que somos malos por naturaleza, pues esta enseñanza se desprende del capítulo tres del Génesis, -el primer libro de la Biblia-, si interpretamos dicho texto literalmente. San Pablo fue un gran promotor de la idea de que, como nuestros ancestros Adán y Eva pecaron, nosotros, -sus herederos-, estamos hechos del mismo barro de nuestros primeros padres, -es decir-, somos tan pecadores, como lo fueron ellos.

   Con el paso de los siglos, muchos hemos aprendido a interpretar los textos bíblicos en que se nos informa de nuestra maldad con cierta delicadeza, porque, San Pablo, les escribió a los cristianos de Corinto:

   "Si pretendiera gloriarme no haría el fatuo, diría la verdad. Pero me abstengo de ello. No sea que alguien se forme de mí una idea superior a lo que en mí ve u oye de mí" (2 COR. 12, 6).

   Leyendo el versículo bíblico que hemos recordado y otros textos de San Pablo, nos percatamos de que el citado Santo se sabía merecedor de la estima tanto de Dios como de sus hijos, tanto por la extraordinaria labor que desempeñó fundando iglesias a lo largo del Imperio romano, como por causa de sus padecimientos, y de las revelaciones que tuvo de parte de Dios. A pesar del citado merecimiento, San Pablo no dejaba de ser humilde, temiendo que, el excesivo apego a su amor propio y a las vanidades de este mundo, dictaran su condenación eterna.

   ¿Somos pecadores irremediables? En su tiempo, San Agustín les hizo sufrir mucho a los creyentes cuyos hijos habían muerto sin recibir el Sacramento del Bautismo, haciéndoles creer a los tales que sus descendientes tendrían que permanecer eternamente en el limbo, privados de la visión de Dios, porque, aunque no habían cometido pecados personales porque murieron al nacer, nadie les quitaría la mácula del pecado original. Aunque actualmente el Catecismo de la Iglesia Católica afirma que quienes desconocen a nuestro Dios podrán aspirar a la salvación, hubo un tiempo en que la creencia difundida entre los creyentes era totalmente opuesta al pensamiento actual.

   ¿Somos pecadores irremediables? Es difícil encontrar a una persona que no haya ejecutado una acción careciendo del conocimiento de la maldad de la misma. En este sentido, San Juan escribió en su primera Carta:

   "Si alardeamos de no cometer pecado, somos unos ilusos y unos mentirosos" (1 JN. 1, 8).

   En el Catecismo de la Iglesia Católica, leemos:

   "Frente al objeto (de nuestras acciones), la intención se sitúa del lado del sujeto que actúa. La intención, por estar ligada a la fuente voluntaria de la acción y determinarla por el fin, es un elemento esencial en la calidad moral de la acción" (CF. CIC. 1752).

   Si llevamos a cabo una acción de la que sabemos que es contraria a la voluntad de nuestro Padre común, cometemos un pecado, pero si actuamos de manera que no nos percatamos del mal que hacemos, en tal caso, no se nos debe acusar de ser pecadores, porque no actuamos con la intención de hacer el mal, aunque, al percatarnos de que nos hemos equivocado, tenemos la opción de enmendar nuestros errores, tanto para bien de nuestros prójimos y nuestro, como para glorificar a Dios.

   Jesús, en el Evangelio de hoy, nos hace comprender, que debemos perdonar siempre, a quienes nos ofenden. Sabemos que tenemos más facilidad para recordar el mal que nos han hecho que las obras buenas que nuestros prójimos han llevado a cabo en nuestro beneficio. Perdonar no significa olvidar, pues hay gente de la que tenemos que cuidarnos a la que, aunque no debemos guardarle rencor, porque el resentimiento puede hacernos daño, mientras los tales ni siquiera saben que lo sentimos, tenemos que cuidarnos de ellos.

   El administrador avaro del que Jesús nos habla en la parábola que meditamos en esta ocasión (MT. 18, 21-35), -según los cálculos realizados por el traductor de la Biblia de Torres Amat-, tenía una deuda de 348587 euros aproximadamente, y su señor lo perdonó, porque sabía que nunca podría pagarle semejante cantidad de dinero, que el rey Herodes tardaba en ganar en torno a diez años. Este administrador, en vez de perdonarle a su deudor la insignificancia de 0,60 euros (según la citada versión de la Biblia de Torres Amat), lo acosó para que le pagara el dinero que le debía inmediatamente. El citado administrador perdió la consideración que su señor le mostró, cuando el mismo comprobó que no fue capaz de perdonar una deuda insignificante.

   Cuando rezamos la oración que nos enseñó Jesús, -el Padre nuestro-, le decimos a nuestro Padre común:

   "Y perdónanos nuestras deudas (ofensas), así como nosotros hemos perdonado a nuestros deudores" (MT. 6, 12).

   Jesús nos dice:

   "«Que si vosotros perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras ofensas" (MT. 6, 14-15).

   Si se nos ha dicho que Dios perdona todos nuestros pecados, -excepto las blasfemias contra el Espíritu Santo-, ¿Por qué nos impone condiciones tan difíciles de aceptar, como la obligación de perdonar a quienes han convertido el hecho de vulnerar nuestros derechos en el sentido de su vida? Perdonar no significa olvidar, y, el hecho de guardar rencor, atenta contra nuestra felicidad. Si no les guardamos rencor a quienes nos hacen mal, nos ocuparemos en tener otros pensamientos más productivos y agradables, lo cual, se adecua a la voluntad del Dios que desea concedernos la plenitud de la felicidad.

   ¿Nos es difícil perdonar el daño que se nos ha hecho? San Pablo les escribió a los cristianos de Roma:

   "Alegraos con los que se alegran; llorad con los que lloran. Tened un mismo sentir los unos para con los otros; sin complaceros en la altivez; atraídos más bien por lo humilde; no os complazcáis en vuestra propia sabiduría. Sin devolver a nadie mal por mal; procurando el bien ante todos los hombres: en lo posible, y en cuanto de vosotros dependa, en paz con todos los hombres; no tomando la justicia por cuenta vuestra, queridos míos, dejad lugar a la Cólera, pues dice la Escritura: Mía  es la venganza: yo daré el pago merecido, dice el Señor. Antes al contrario: si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; y si tiene sed, dale de beber; haciéndolo así, amontonarás ascuas sobre su cabeza (lo avergonzarás al equiparar tu bondad con su maldad). No te dejes vencer por el mal; antes bien, vence al mal con el bien" (ROM. 12, 15-21).

   Vivimos muy ocupados de nuestras obligaciones, pero ello no tiene que suceder porque somos egoístas, sino porque tenemos más responsabilidades de las que podemos sobrellevar. Es verdad que hay quienes trabajan hasta agotarse porque lo más importante en su vida es enriquecerse, pero también hay quienes trabajan, no porque son extremadamente ambiciosos, sino porque, si pierden la oportunidad de seguir realizando su actividad laboral, tendrán que enfrentarse a los efectos trágicos de la pobreza. Cuando a alguien le sucede lo que consideramos una desgracia, puede suceder que su infortunio se difunda, pero, si le sucede algo bueno, solo quienes le aprecien se alegrarán de ello. ¿Cómo podemos alegrarnos con los que se alegran y entristecernos con los que sufren?

   ¿Cómo podremos tener los mismos sentimientos con quienes nos aman como con quienes nos desprecian o no hemos tenido la oportunidad de tratarlos y ver qué clase de personas son? Es cierto que no podemos confiar plenamente en todo el mundo, pero sí podemos tratar a la gente amablemente, y llevar a cabo todas las obras benéficas que podamos, pues ello, además de proporcionarnos la satisfacción de hacer algo bueno, aumentará considerablemente nuestro círculo de relaciones.

   ¿Cómo vamos a despreciar la altivez y complacernos en la humildad, si vivimos en un mundo cuyo primer objeto es el alcance del goce pleno de los bienes materiales? Sin despreciar los bienes que podamos alcanzar, podemos compartir parte de los mismos con nuestros prójimos, especialmente con aquellos cuya condición económica es inferior a la nuestra.

   Cuando San Pablo nos insta a no complacernos en nuestra propia sabiduría, no hemos de entender que tenemos que despreciar los conocimientos extrarreligiosos que tenemos, sino que tenemos la posibilidad de adaptar los mismos, al cumplimiento de la voluntad de Dios.

   San Pablo nos dice que, en lo que de nosotros dependa, debemos vivir en paz con todos los hombres. ES interesante el hecho de reflexionar sobre las palabras "en lo que de vosotros dependa", porque quizá nos sucede que llevamos años enemistados con amigos del pasado e incluso familiares, no porque les guardamos rencor, sino porque los tales no están de acuerdo con nuestra forma de proceder. Hasta que una de las partes en conflicto no sea condescendiente con la otra, es necesario permanecer separados, para evitar roces que empeoren la calidad y calidez de las ya débiles relaciones.

   Hace varios años, los padres de una joven que fue asesinada, empezaron a investigar quienes habían asesinado a su hija, con tal de hacer todo lo que estuviera a su alcance, para que los tales pagaran su crimen. Es comprensible y aceptable el hecho de aplicarles la justicia humana a quienes incumplen las leyes, pero San Pablo nos dice que, a pesar de este hecho, que les hagamos bien a quienes nos maltratan, haciendo el intento de no deteriorar las relaciones que mantenemos con los tales, en la medida que ello nos sea posible, por cuanto, la mantención de dichas relaciones, no depende totalmente de nosotros.

   Concluyamos esta meditación, pidiéndole a nuestro Padre común, que, al aprender a perdonar a quienes nos han herido, encontremos la paz que tanto anhelamos.

Evangelio diario meditado del Domingo XXIII Ordinario.

20110910222712-clases-2.jpg

Autor: P. Sergio A. Cordova LC | Fuente: Catholic.net
La corrección fraterna
Mateo, 18, 15-20. Tiempo Ordinario. Antes de corregir, debemos estar muy atentos nosotros para no faltar o equivocarnos en aquello mismo que corregimos a los demás.
 
 
La corrección fraterna
Mateo, 18, 15-20


En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Si tu hermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, has salvado a tu hermano. Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo como un pagano o un publicano. Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo. Os aseguro, además, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.


Meditación

La corrección fraterna es una obra de misericordia. Ninguno de vosotros se ve bien a sí mismo, ve bien sus faltas. Es un acto de amor, para ser complemento el uno del otro, para ayudar a verse mejor, a corregirse. Justamente una de las funciones de la colegialidad es aquella de ayudarnos, en el sentido también del imperativo precedente, de conocer las lagunas que nosotros mismos no queremos ver –“ab occultis meis munda me” dice el Salmo– de ayudarnos para que estemos abiertos y podamos ver estas cosas.
Naturalmente, esta gran obra de misericordia, ayudarnos los unos a los otros para que cada uno pueda realmente encontrar la propia integridad, la propia funcionalidad como instrumento de Dios, exige mucha humildad y amor. Sólo si proviene de un corazón humilde que no se pone sobre el otro, no se considera mejor que el otro, sino solamente humilde instrumento para ayudarse recíprocamente.
Sólo si se siente esta profunda y verdadera humildad, si se siente que estas palabras vienen del amor común, del afecto colegial en el cual queremos servir juntos a Dios, podemos en este sentido ayudarnos con un gran acto de amor. También aquí el texto griego aumenta cierto matiz, la palabra griega es “paracaleisthe”; es la misa raíz de la que viene la palabra “Paracletos, paraclesis”, consolar.
No sólo corregir, sino también consolar, compartir los sufrimientos del otro, ayudarlo en las dificultades. Y también esto me parece un gran acto de verdadero afecto colegial. En las tantas situaciones difíciles que nacen hoy en nuestra pastoral, alguno se encuentra realmente un poco desesperado, no ve cómo puede salir adelante. En aquel momento tiene necesidad de consuelo, tiene la necesidad de que alguien esté con él en su soledad interior y realice la obra del Espíritu Santo, el Consolador: Aquella de dar aliento, de llevarnos juntos, de apoyarnos mutuamente, ayudados por el Espíritu Santo mismo que es el Gran Paráclito, el Consolador, nuestro Abogado que nos ayuda. Por lo tanto, es una invitación a hacer de nosotros mismos “ad invicem” la obra del Espíritu Santo Paráclito. (SS Benedicto XVI XI Sínodo de Obispos sobre la Eucaristía)


Reflexión


Nos dice nuestro Señor que “si un hermano peca –o sea, falla en cualquier cosa de moral o dignidad en su comportamiento– repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, habrás salvado a tu hermano”. Con esto nos está diciendo el Señor que la corrección es un bien y un servicio que se hace al prójimo. Pero aquí también hay reglas del juego, y hemos de tenerlas muy en cuenta para practicar cristianamente estos consejos de nuestro Señor. Veamos algunas de ellas.

La primera es que, antes de corregir a los propios hijos o a nuestros educandos, debemos estar muy atentos nosotros para no faltar o equivocarnos en aquello mismo que corregimos a los demás; y, por tanto, el que corrige –ya se trate de un maestro, de un educador y, con mayor razón, de un padre o madre de familia– debe hacerlo primero con el propio testimonio de vida y ejemplo de virtud, y después también podrá hacerlo con la palabra y el consejo. Nunca mejor que en estas circunstancias hemos de tener presente el sabio proverbio popular de que “las palabras mueven, pero el ejemplo arrastra”. Las personas –sobre todo los niños, los adolescentes y los jóvenes– se dejan persuadir con mayor facilidad cuando ven un buen ejemplo que cuando escuchan una palabra de corrección o una llamada al orden.

La segunda regla es que, al corregir, hemos de ser muy benévolos y respetuosos con las personas, sin humillarlas ni abochornarlas jamás, y mucho menos en público. ¡Cuántas veces un joven llega a sufrir graves lesiones en su psicología y afectividad por una educación errada! Y es un hecho que muchos hombres han quedado marcados con graves complejos, nunca superados, a causa de las humillaciones y atropellos que sufrieron en su infancia por parte de quienes ejercían la autoridad. Y no digo yo que no hay que corregir a los niños –dizque para no traumarlos, pero sí que hay formas y formas.

Petición

Señor, te pedimos que al corregir, procuremos usar una gran bondad, mansedumbre y miramiento, y de un hondo sentido de la justicia y la equidad.

Si somos corregidos alguna vez –pues también nosotros estamos sometidos a autoridad–, no nos rebelemos ni tomemos a mal la corrección, sino con buen ánimo, con humildad y sencillez, según Tus palabras: "Hijo mío, no menosprecies la corrección del Señor y no te abatas cuando seas por Él reprendido; porque el Señor reprende a los que ama, y castiga a todo el que por hijo acoge" (Hb 12, 5-6; Prov 3, 11-12).

Te pedimos para que sepamos dar una educación auténticamente cristiana a nuestros hijos y a los niños y jóvenes confiados a nuestro cuidado.

Ejercicio de lectio divina para el Domingo XXIII Ordinario.

Lectio Divina. 23o. Domingo del Tiempo Ordinario
Tiempo Ordinario. Oración con el Evangelio. Ciclo A.
Autor: P. Martín Irure | Fuente: Catholic.net

1. INVOCA


La oración es, sobre todo, escuchar a Dios antes que responderle. Es estar a solas con el Señor en la confianza y en la entrega.
Vas a disfrutar en este tiempo de oración de ese encuentro con el Padre, con Jesús, con el Espíritu. Los Tres divinos van a dialogar en tu interior. Y van a comunicarte su Palabra.
Prepara tu ánimo. Haz silencio exterior e interior. Evita los ruidos y las preocupaciones.
Invoca al Espíritu para que te abra al verdadero sentido de la Palabra. E interiorizada la Palabra, llevarla a la vida, para que ésta quede transformada.
Invocamos al Espíritu, con el canto: Veni, Sancte Spiritus

Ven, Espíritu Santo,
te abro la puerta,
entra en la celda pequeña
de mi propio corazón,
llena de luz y de fuego mis entrañas,
como un rayo láser opérame
de cataratas,
quema la escoria de mis ojos
que no me deja ver tu luz.

Ven. Jesús prometió
que no nos dejaría huérfanos.
No me dejes solo en esta aventura,
por este sendero.
Quiero que tú seas mi guía y mi aliento,
mi fuego y mi viento, mi fuerza y mi luz.
Te necesito en mi noche
como una gran tea luminosa y ardiente
que me ayude a escudriñar las Escrituras.

Tú que eres viento,
sopla el rescoldo y enciende el fuego.
Que arda la lumbre sin llamas ni calor.
Tengo la vida acostumbrada y aburrida.
Tengo las respuestas rutinarias,
mecánicas, aprendidas.
Tú que eres viento,
enciende la llama que engendra la luz.
Tú que eres viento, empuja mi barquilla
en esta aventura apasionante
de leer tu Palabra,
de encontrar a Dios en la Palabra,
de encontrarme a mí mismo
en la lectura.

Oxigena mi sangre
al ritmo de la Palabra
para que no me muera de aburrimiento.
Sopla fuerte, limpia el polvo,
llévate lejos todas las hojas secas
y todas las flores marchitas
de mi propio corazón.

Ven, Espíritu Santo,
acompáñame en esta aventura
y que se renueve la cara de mi vida
ante el espejo de tu Palabra.
Agua, fuego, viento, luz.
Ven, Espíritu Santo. Amén. (A. Somoza)


2. LEE LA PALABRA DE DIOS (Mt 18, 15-20) (Qué dice la Palabra de Dios)

Contexto bíblico


El capítulo 18 de Mateo trata de la vida de la comunidad. Los puntos que desarrolla el evangelista, como enseñanza directa de Jesús, son:
quién es el mayor en el Reino;
no escandalizar a los pequeños;
ir en busca de la oveja perdida;
la corrección fraterna (que leemos en este domingo).
perdonar siempre.

Texto

1. Si tu hermano te ofende (v. 15)


La enseñanza de Jesús quiere orientar la conducta de los que forman la comunidad de sus discípulos. Es cierto que había pecadores entre los discípulos que convivieron con Jesús y entre los cristianos de las comunidades que conoció el evangelista. Es decir, discípulos que se creían los importantes en el Reino del Mesías (Mt 18, 1), discípulos que escandalizaban a los pequeños (vs. 6-10), discípulos que, creyéndose los “puros”, no se preocupaban de los que andaban descarriados (vs. 12-14), discípulos que no perdonaban ni ofrecían el perdón correcto (vs. 15-17).
La corrección fraterna, propuesta por Jesús es fruto del amor al prójimo. Y la finalidad de la corrección fraterna es hacer que el ofensor recapacite, pida perdón y quede reintegrado a la comunidad. . Los discípulos de Jesús forman una comunidad. Y como tal, el pecado del hermano no sólo ofende al otro hermano, que recibe directamente la ofensa, sino también ofende a la misma comunidad, de la que forman parte tanto el ofendido como el ofensor. Con la ofensa mutua, queda golpeada, ofendida y empobrecida la misma comunidad.
Al hermano que ofende, hay que tratarlo con amor y comprensión. El amor conduce a pensar en las causas por las cuales se comporta así un hermano. El segundo paso es preguntarse ¿qué le pasará a este hermano, para que se comporte así? Es decir, hay que entrar, de algún modo, en el interior del ofensor para interpretar correctamente su proceder.
La comprensión de la actitud del ofensor lleva al diálogo entre ofendido y ofensor, con la mayor serenidad posible. La finalidad es aclarar los motivos, las actitudes, las reacciones...
En la comunidad cristiana, hay todavía otros procedimientos para lograr que el ofensor recapacite y pida perdón: convocar a uno o dos hermanos (v. 16); más, comunicar a la comunidad (v. 17). Terminados todos estos pasos, se espera que se dé la reconciliación. De lo contrario, hay que declarar al ofensor como un “extraño” a la misma comunidad.
El modelo es el mismo Jesús. Al soldado que le abofetea, no le responde Jesús con la misma medida, sino que le corrige con serenidad: Si he hablado mal, demuéstrame en qué; pero si he hablado bien ¿por qué me pegas? (Jn 18, 23).

2. Díselo a la comunidad (v. 17)


La comunidad es el lugar del perdón. Así lo quiso Jesús. Lo que aten en la tierra quedará atado en el cielo; y lo que desaten en la tierra quedará desatado en el cielo (v. 18). Jesús entrega el perdón y la salvación a la Iglesia, que está para celebrar la reconciliación entre los discípulos de Jesús.
Todo el interés de la comunidad eclesial ha de centrarse en recuperar al hermano que se ha desviado por su propia cuenta. La Iglesia, como propone Jesús, ha de ir en busca de la oveja perdida, aun dejando a un lado las noventa y nueve (Mt 18, 12).
Jesús aporta a la humanidad un nuevo tipo de relaciones fraternas. Afrontar las situaciones injustas. Reconciliar a los que están distanciados por la enemistad y xenofobia. Establecer relaciones de amistad y buena convivencia entre las personas, familias y sociedades. Fomentar la esperanza en el cambio y la conversión de las personas.
La comunidad de Jesús debe estar presente, como Él, para ofrecer y dar el perdón, fruto del amor.

3. Allí estoy yo en medio de ellos (v. 20)


La presencia de Jesús en la comunidad es la fortaleza para sus seguidores. Él es el quien capacita a la comunidad y a cada uno de sus integrantes para hacer como Él hizo y sigue haciendo: amar, perdonar y reconciliar. La Iglesia tiene el ministerio de la reconciliación: atar y desatar.
La Iglesia es el sacramento (signo visible) de Jesús presente y actuante en la celebración.
La asamblea litúrgica, reunida para la celebración de los sacramentos, sobre todo de la Eucaristía, es signo visible de la presencia redentora del mismo Jesús. Cristo está presente cuando la Iglesia suplica y canta salmos, el mismo que prometió: `Donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos´ (Vaticano II, Sacrosanctum concilium, 7)


3. MEDITA (Qué me/nos dice la Palabra de Dios)


Reviso mi propia vida, para analizar mis actitudes de perdón por las ofensas que posiblemente recibo. ¿Cómo respondo a esas ofensas? ¿Con palabras y gestos más duros? ¿Con paz? ¿Con diálogo? ¿Con perdón, sin guardar resentimientos?
Si ofrezco el perdón ¿me siento cobarde, poca persona, humillado? ¿Me dominan los sentimientos de humillación, de ser menos si me callo o acostumbro a responder con perdón y amor? O ¿espero la ocasión para desquitarme?
¿Trato de ser instrumento de paz entre los que me rodean? ¿Soy fácil en lanzar chismes e interpretaciones acusadoras o que malinterpretan al otro?
¿Qué hago de positivo para la verdadera paz en mi comunidad?


4. ORA (Qué le respondo al Señor)


Mi oración puede centrarse en estos términos: comprender, dialogar, ofrecer y dar el perdón.
Arrepentimiento por mis fallos en estos aspectos. Sentirme “instrumento de reconciliación” entre mis hermanos.


5. CONTEMPLA

A Jesús, que perdona y corrige al soldado que le abofetea. En la cruz, que pide al Padre el perdón a los que le insultan.


6. ACTÚA


Ofrece el perdón interiormente a aquellos que te hayan ofendido.
Recita: Hazme, Señor, instrumento de tu paz.

Señor, haz de mi un instrumento de tu paz.
Que allá donde hay odio, yo ponga el amor.
Que allá donde hay ofensa, yo ponga el perdón.
Que allá donde hay discordia, yo ponga la unión.
Que allá donde hay error, yo ponga la verdad.
Que allá donde hay duda, yo ponga la Fe.
Que allá donde desesperación, yo ponga la esperanza.
Que allá donde hay tinieblas, yo ponga la luz.
Que allá donde hay tristeza, yo ponga la alegría.

Oh Señor, que yo no busque tanto ser consolado, cuanto consolar,
ser comprendido, cuanto comprender,
ser amado, cuanto amar.

Porque es dándose como se recibe,
es olvidándose de sí mismo como uno se encuentra a sí mismo,
es perdonando, como se es perdonado,
es muriendo como se resucita a la vida eterna.

(Autoría atribuída a San Francisco de Asís).

Lecturas meditadas de la Misa del Domingo XXIII Ordinario.

Lecturas del Domingo 04 de Septiembre de 2011

23º domingo de tiempo ordinario

Santoral: Rosalía

Ez 33,7-9: Si no hablas al malvado, te pediré cuenta de su sangre
Salmo responsorial 94: ¡Ojalá escuchen hoy su voz!: “¡No endurezcan su corazón!”
Rom 13,8-10: La plenitud de la Ley es el amor
Mt 18,15-20: Ve y corrígele; tú y él a solas
Ezequiel 33,7-9


Si no hablas al malvado, te pediré cuenta de su sangre
Así dice el Señor: "A ti, hijo de Adán, te he puesto de atalaya en la casa de Israel; cuando escuches palabra de mi boca, les darás la alarma de mi parte. Si yo digo al malvado: "¡Malvado, eres reo de muerte!", y tú no hablas, poniendo en guardia al malvado para que cambie de conducta, el malvado morirá por su culpa, pero a ti te pediré cuenta de su sangre; pero si tú pones en guardia al malvado para que cambie de conducta, si no cambia de conducta, él morirá por su culpa, pero tú has salvado la vida."

Salmo responsorial: 94


Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor: "No endurezcáis vuestro corazón."
Venid, aclamemos al Señor, / demos vítores a la Roca que nos salva; / entremos a su presencia dándole gracias, / aclamándolo con cantos. R.

Entrad, postrémonos por tierra, / bendiciendo al Señor, creador nuestro. / Porque él es nuestro Dios, / y nosotros su pueblo, / el rebaño que él guía. R.

Ojalá escuchéis hoy su voz: / "No endurezcáis el corazón como en Meribá, / como el día de Masá en el desierto; / cuando vuestros padres me pusieron a prueba / y me tentaron, aunque habían visto mis obras." R.


Romanos 13,8-10


Amar es cumplir la ley entera
Hermanos: A nadie le debáis nada, más que amor; porque el que ama a su prójimo tiene cumplido el resto de la ley. De hecho, el "no cometerás adulterio, no matarás, no robarás, no envidiarás" y los demás mandamientos que haya, se resumen es esta frase: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo." Uno que ama a su prójimo no le hace daño; por eso amar es cumplir la ley entera.

Mateo 18,15-20


Si te hace caso, has salvado a tu hermano
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Si tu hermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, has salvado a tu hermano. Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo como un gentil o un publicano. Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo.

Os aseguro, además, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos."

Comentarios

La liturgia de este domingo nos invita a reflexionar sobre nuestra corresponsabilidad comunitaria. La fe es una respuesta personal, pero se vive en el seno de una comunidad. Por eso todos somos responsables de la vida de cada hermano.

Ezequiel es profeta del exilio. Se presenta como el vigilante de su pueblo. También otros profetas han utilizado esta imagen para caracterizar su misión. La actitud vigilante es un rasgo del auténtico profeta. Estar atento a lo que pasa para alertar y prevenir al pueblo. El profeta verdadero está siempre atento a escuchar la Palabra de Dios. Lee los acontecimientos de la historia y los interpreta a la luz de la Palabra de Dios. El vigilante, celador, velador, centinela o como se le llame en nuestro medio está pendiente de los peligros que acechan al pueblo. Por eso, el profeta es responsable directo de lo que le pueda pasar. El profeta tiene la misión de abrir los ojos. Pero también el pueblo puede aceptar o rechazar la interpelación profética. Lo que no está bien es pasar por alto el peligro.

Pablo en la carta a los Romanos invita a los creyentes que edifiquen su vida sobre la base del amor para que puedan responder a los desafíos del momento histórico que a cada creyente y a cada comunidad le toca vivir. El amor es resumen, síntesis vital, compendio de todo tipo de precepto de orden religioso. Así, Pablo entra en perfecta sintonía con la propuesta evangélica. Ciertamente que no es un rechazo rotundo de la ley. Pero el amor supera la fuerza de la ley. Quien ama auténticamente no quiere hacerle daño a nadie. Por el contrario, siempre buscará la forma de ayudarle a crecer como persona y como creyente. La conversión, la metanoia, es cambio rotundo de mente y corazón. Quien se convierte asume el amor como única “norma” de vida. El amor se traduce en actitudes y compromisos muy concretos: servicio, respeto, perdón, reconciliación, tolerancia, comprensión, verdad, paz, justicia y solidaridad fraterna.

El evangelio de Mateo nos presenta el pasaje que se ha denominado comúnmente la corrección fraterna. El Texto revela los conflictos internos que vivía la comunidad mateana. Nos encontramos, entonces, ante una página de carácter catequético que pretende enfrentar y resolver el problema de los conflictos comunitarios. El pecado no es solamente de orden individual o moral. Aquí se trata de faltas graves en contra de la comunidad. El evangelista pretende señalar dos cosas importantes: no se trata de caer en un laxismo total que conduzca al caos comunitario. Pero tampoco se trata de un rigorismo tal que nadie pueda fallar o equivocarse. El evangelista coloca el término medio. Se trata de resolver los asuntos complicados en las relaciones interpersonales siguiendo la pedagogía de Jesús. No es un proceso jurídico lo que aquí se señala. El evangelista quiere dejar en claro que se trata ante todo de salvar al trasgresor, de no condenarlo ni expulsarlo de entrada. Es un proceso pedagógico que intenta por todos medios salvar a la persona. Ahora bien, si la persona se resiste, no acepta la invitación, no da signos de arrepentimiento... entonces sí la comunidad se ve obligada a expulsarse de su seno. Al no aceptar la oferta de perdón la persona misma se excluye de la comunión.

Nuestro compromiso como creyentes es luchar por la verdad. Nuestras familias y comunidades cristianas deben ser, ante todo, lugares de reconciliación y de verdad. Exigir respeto por las personas que se equivocan pero que quieren rectificar su error es imperativo evangélico. Tampoco se trata de caer en actitudes laxistas o que respalden la impunidad. Pero ante todo, el compromiso con la justicia, la verdad y la reconciliación es una actitud profética.

¿Cómo vivimos los valores de la verdad, la justicia, la reparación y la reconciliación al interior de nuestras comunidades? ¿Qué actitud asumimos frente a los medios de comunicación que manipulan y tergiversan la verdad? ¿Nos sentimos corresponsables de la suerte de nuestros hermanos?

El evangelio de hoy habla también de la comunidad como sujeto de perdón: «Todo lo que aten ustedes en la tierra será atado en el cielo...». Puede ser una oportunidad interesante para hablar tanto de la grave crisis que atraviesa este sacramento en la práctica más extendida en la Iglesia, como de la posibilidad y legitimidad de la reconciliación comunitaria. Véase al respecto el libro de Domiciano Fernández que comentamos más abajo.


Para la revisión de vida
Para muchos de nosotros, el perdón, por nuestra forma de ser, nuestro carácter, la educación recibida o la falta de educación recibida para perdonar, nos resulta difícil, incluso muy difícil. ¿Cómo está la actitud de perdón en mi vida? ¿Hay personas a las que no he perdonado todavía en mi corazón? ¿Guardo una relación correcta entre el «perdonar» y el «no olvidar»?

Para la reunión de grupo
- El tipo de Iglesia que presenta Mateo en su evangelio es una “asamblea” de hermanos, a quienes la fe en Jesús ha hecho romper los criterios mundanos de diferencia de clases sociales económicas, prejuicios, privilegios, autoritarismos… y se reúnen fraternal/sororalmente en una comunidad igualitaria y participativa ejemplar. Comparar este ideal con la situación actual de la iglesia. Elencar las deficiencias que la Iglesia de hoy tiene a este respecto. ¿Qué podemos hacer en este sentido?
- Yo les digo: todo lo que aten en la tierra, el Cielo lo tendrá por atado. Mateo parece poner la facultad del perdón de los pecados en la comunidad eclesial. Comentar.

Para la oración de los fieles
-  Por la Iglesia, para que sea una comunidad que trabaja esforzadamente por la reconciliación entre personas y sociedades, desde la justicia, la igualdad y la fraternidad. Roguemos al Señor.
- Por la comunidad mundial de naciones, para que favorezca la concordia entre los pueblos. Roguemos…
- Por la familia humana, para que encuentre el camino de la paz, sin militarismos, terrorismos, fundamentalismos ni violencias de ningún tipo. Roguemos…
- Por las familias, para que faciliten el entendimiento entre padres e hijos y favorezcan la armonía entre sus miembros. Roguemos…
- Por todas las personas, para que no veamos el perdonar y ser perdonados como signo de debilidad sino como forma de crecer en unas relaciones más humanas y profundas. Roguemos…
- Por todos nosotros, para que no seamos remisos a la hora de practicar la acogida y el perdón unos con otros. Roguemos…
- Para que perdonemos y sepamos aprovechar todas las mediaciones por las que Dios nos da su perdón. Roguemos…

Oración comunitaria
Oh Dios que por Jesús nos has dicho: “todo lo que aten en la tierra, el Cielo lo tendrá por atado”; haz que tu Iglesia sienta sobre sí la responsabilidad de ser generosa como Tú, y de no imponer a tus hijos, nuestros hermanos y hermanas, “más cargas que las necesarias”, haciéndoles experimentar que “donde está tu Espíritu está la libertad”. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oh Dios, insondable Misterio último, a quien osamos imaginar como Padre y Madre de todo lo existente, como Fuerza suprema de la Vida, que suscita el caos y promueve la convergencia de todo hacia nuevas formas de Ser y de Vida. Danos imitar tu magnanimidad y tu tolerancia, que todo lo hace concurrir finalmente al Bien. Danos espíritu de comprensión y libertad, para que sepamos siempre perdonar y rescatar para el bien a todos nuestros hermanos. Nosotros te lo pedimos por Jesús, tu hijo, nuestro hermano.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Fiesta de San Marino.

20110911002219-marino-titano.jpg

Autor: Xavier Villalta
Marino, Santo
Diácono, 3 de septiembre
 
 
Marino, Santo
Diácono
Martirologio Romano: En el monte Titano, cerca de Rímini, en la Flaminia, san Marino, diácono y anacoreta, portador al pueblo gentil del Evangelio y de la libertad de Cristo (s. IV/V)

Nacido en una familia cristiana, era albañil, nativo de Dalmacia, y uno de los numerosos trabajadores que en el año 257 fueron movilizados, por orden de Diocleciano y de Maximiano, para la reconstrucción de las murallas de Rímini.

Tras haber trabajado un tiempo en Rímini, donde se distinguió por su grandísima caridad cristiana. Fue enviado a otras canteras en el monte Titano para trabajar las piedras. Pasados tres años, Marino regresó a Rímini. En esta ciudad predicó el evangelio por doce años.

Para evitar ser capturado cuando las autoridades descubrieron su acción cristiana, huyó de la ciudad y con la ayuda de Dios se refugió en una gruta del monte Titano, donde vivió en solitario durante un año sin temer las insidias del demonio, que continuamente intentaba asustarlo. Marino, para no ser molestado por los visitantes, se retiró a la cima del mismo monte, y allí construyo una pequeña celda y una iglesia que dedicó a San Pedro. Tales obras suscitaron la ira de Verissimo, hijo de una noble viuda de nombre Felicísima, propietaria de aquellas tierras. Este, presentándose delante de Marino con intenciones nada pacíficas, cayó por tierra paralizado y mudo, tras la oración del santo. La madre, al saber la desgracia de su hijo, se acercó a Marino y dijo estar dispuesta a concederle todo lo que pidiese. En aquel mismo instante su hijo se curó y se postró delante del santo convirtiéndose al cristianismo junto a su madre y familiares.

San Gaudencio, Obispo de Rímini, conociendo las virtudes de Marino, los llamó y le ordenó diacono para que pudiera bautizar a los muchos conversos que lograba hacer. Después, Marino regresó a su morada. El santo continuó viviendo en la misma celda, dedicado a la oración y al trabajo, hasta el día de su muerte, el 3 de septiembre.

Fue sepultado en la iglesia edificada por él. La población que se construyó en aquel sitio llegó a ser la ciudad de San Marino, capital de la república de ese nombre, y que es independiente desde el siglo XI.


Bibliografía: Dicccionario de los Santos
C. Leonoardi, A. Riccardi y G. Zarri
Volumen II
Editorial San Pablo
ISBN: 84-285-2259-6.
(
http://es.catholic.net
).

Fiesta de San Terenciano de Todi.

20110911002400-terenciano-todi1.jpg

Autor: . | Fuente: ar.geocities.com/misa_tridentina01
Terenciano de Todi, Santo
Obispo y Mártir, Septiembre 1
 
 
Terenciano de Todi, Santo
Obispo y Mártir
Martirologio Romano: En Todi, de la Umbría, san Terenciano, obispo (c. s. IV).

Etimología Terenciano = atento, delicado. Viene de la lengua latina.

San Terenciano se convirtió gracias a la fe que veía en los primeros cristianos que llegaron a la ciudad de Todi, Italia. Llegó a ser obispo de Todi. Muchos paganos se convirtieron a la fe de Cristo por su celo pastoral.

La envidia de los sacerdotes paganos hacia él, crecía de día en día. Por eso, llevados por su envidia y enfurecidos las numerosas conversiones, lo denunciaron al emperador Adriano.

Por orden del procónsul Licinio, fue atormentado en el potro y con escorpiones; mientras se le iba la vida, repetía: "Señor, sean confundidos los que adoran a dioses falsos y se glorían de sus ricas imágenes". Y sucedió que un sacerdote pagano quedó ciego y los templos se cayeron al suelo. Entonces el santo volvió a decir: "Gloria a ti, Jesús bendito, que colmas de bendiciones a quienes creen en ti".

El juez le preguntó: ¿Dónde está tu Dios? Y Terenciano contestó: "Está conmigo y si tú creyeras en él, encontrarías misericordia".

Enfurecido, el juez mandó que le cortaran la lengua, y luego le degollaron.
(
http://es.catholic.net
).

Fiesta del Beato Antonio Ixida (o Ishida) y de sus companeros martires.

20110911002623-martiresnagasaki.jpg

Autor: Xavier Villalta
Antonio Ixida (o Ishida) y Compañeros, Beatos
Mártires, 3 de septiembre
 
 
Antonio Ixida (o Ishida) y Compañeros, Beatos
Mártires
Martirologio Romano: En Nagasaki, en Japón, beatos Bartolomé Gutiérrez, presbítero, de la Orden de Ermitaños de San Agustín, y cinco compañeros, mártires, quienes, por odio a la fe cristiana, fueron sumergidos todos ellos en aguas sulfúreas hirviendo y después arrojados al fuego (1632).

Fecha de beatificación: Fueron beatificado por Pío IX el 7 de julio de 1867

Antonio Amador Ishida (o Ixida), nació en el año 1570 en Shimabara (Nagasaki), Japón.

Seminarista desde los quince años, se distinguió por sus dotes musicales y dominio de su lengua nativa, además de una seria formación clásica y de teología moral, adquirida en los colegios de Amakusa y Macao. Aun antes de su ordenación, se entregó con empeño al apostolado de la zona de Hiroshima, ayudando a uno o dos sacerdotes, en la ciudad y en sus excursiones pastorales por toda la región de Chugoku y parte de la isla de Shikoku. Después del edicto de expulsión (1614), continuó en Hiroshima, gracias a la benevolencia del daimyð Fukushima Masanori (quien era pagano), haciendo viajes apostólicos en compañía del P. Juan Bautista Porro hasta enero de 1618.

Por haber ocultado a Akashi Naiki Pablo de Hiroshima, noble prófugo, fue encarcelado hasta agosto de 1619, tras la caída de Fukushima Masanori. Una vez libre la Compañía de Jesús lo envió a Nagasaki donde tras diez años de fecundo apostolado fue apresado el 14 de noviembre de 1629. Casi tres años después, luego de superar por treinta días los tormentos en las ardientes aguas sulfurosas del monte Unsen, murió en la hoguera en Nagasaki, junto con cinco religiosos agustinos y franciscanos, el 3 de septiembre de 1632.

Sus compañeros del martirio fueron:

Bartolomé Gutiérrez nació en México en 1530. Se hizo agustino en 1596 y se ordenó de sacerdote en Puebla. En 1612 se fue a Japón como superior de Ukusi. Trabajó apostólicamente durante varios años, a pesar de que su vida corría siempre peligro.

Francisco Ortego nació en Villamediana, España. También era agustino. Lo enviaron a México y de aquí a Manila. Más tarde a Japón.

Gabriel Fonseca era un lego franciscano. Nació en Fonseca, España. Lo enviaron a Japón para estudiar medicina. La ejerció ayudando a todo enfermo sin cobrar nada. A los diez años de intenso trabajo apostólico fue arrestado hasta que murió mártir por Cristo.

Juan Jerónimo Jô era un sacerdote diocesano japonés. Recibió la educación en el seminario de Arima y ordenado de sacerdote en Manila. En 1628 volvió a su país y ejerció su ministerio sacerdotal hasta que lo arrestaron.

Vicente Carvalho nació en Lisboa. Era agustino. Lo enviaron a México y de aquí a Japón en donde sufrió la palma del martirio.


Bibliografía: Diccionario Histórico de la Compañía de Jesús
Charles E. O’Neill – Joaquín Mª Dominguez
Volumen III
Ortega Ediciones Gráficas
ISBN 84-8468-039-8

P. Felipe Santos Campaña
www.autorescatólicos.com

ar.geocities.com/misa_tridentina01
(
http://es.catholic.net
).
 

Fiesta del Beato Bartolome Gutierrez.

20110911002754-bartolome-gutierrez.jpg

Autor: . | Fuente: ar.geocities.com/misa_tridentina01
Bartolomé Gutiérrez, Beato
Presbítero y Mártir, 3 de septiembre
 
 
Bartolomé Gutiérrez, Beato
Presbítero y Mártir
Martirologio Romano: En Nagasaki, en Japón, beatos Bartolomé Gutiérrez, presbítero, de la Orden de Ermitaños de San Agustín, y cinco compañeros, mártires, quienes, por odio a la fe cristiana, fueron sumergidos todos ellos en aguas sulfúreas hirviendo y después arrojados al fuego (1632).

Fecha de beatificación: Fueron beatificado por Pío IX el 7 de julio de 1867.

Son sus compañeros: beatos presbíteros Vicente Carvalho y Francisco Terrero, de la Orden de Ermitaños de San Agustín; Antonio Ishida, de la Compañía de Jesús; Jerónimo Jo; y Gabriel de la Magdalena, religioso de la Orden de los Hermanos Menores.

Nació en México en 1580. Fue bautizado el 4 de septiembre de 1580 en la Parroquia del Sagrario Metropolitano. Muy joven entró en la Orden de San Agustín. Hizo su profesión religiosa el 1° de junio de 1596. Siguió sus estudios sacerdotales en el convento de Yuriria, centro de estudios floreciente y alejado del bullicio de la capital. Una vez ordenado sacerdote fue trasladado al convento de Puebla. Pidió a sus superiores ser enviado a las misiones de Filipinas. Sus compañeros, en broma, le decían que no podría soportar las penalidades de las misiones, pues era muy obeso. "Tanto mejor -respondía con gracia- así habrá más reliquias para repartir cuando muera mártir; porque algún día iré a Filipinas y de allí a Japón, a morir por la fe de Cristo".

Con Fray Pedro Solís, viajó en 1605 a Manila donde ocupó el puesto de maestro de novicios durante seis años. Por fin, en 1612, se embarcó para Japón. Allí ejerció su ministerio hasta que el emperador Taicosama expulsó a los misioneros. Bartolomé regresó a Manila, pero a petición de sus fieles, al cabo de cinco años pudo volver disfrazado a Japón, donde trabajó quince años. Al fin, traicionado, lo aprehendieron, y después de muy crueles suplicios. Lo hicieron morir a fuego lento en Omura, el 3 de septiembre de 1632. Escribió una narración sobre los mártires de Japón en 1622.
(
http://es.catholic.net
).

¡Feliz cumpleanos Maria!

20110911002925-oleo-natividad.jpg

Autor: Tere Fernández | Fuente: Catholic.net
¡Feliz cumpleaños María!
8 de septiembre. Natividad de la Santísima Virgen.
 
 
¡Feliz cumpleaños María!

LA NATIVIDAD DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
8 DE SEPTIEMBRE

La Virgen María fue la Madre de Jesús y, con este hecho, se cumplieron las Escrituras y todo lo dicho por los profetas. Dios escogió a esta mujer para ser la Madre de su Hijo. Con ella se aproximó la hora de la salvación. Por esta razón la Iglesia celebra esta fiesta con alabanzas y acciones de gracias.

Un poco de historia

El nacimiento de la Virgen María tuvo privilegios únicos. Ella vino al mundo sin pecado original. María, la elegida para ser Madre de Dios, era pura, santa, con todas las gracias más preciosas. Tenía la gracia santificante, desde su concepción.

Después del pecado original de Adán y Eva, Dios había prometido enviar al mundo a otra mujer cuya descendencia aplastaría la cabeza de la serpiente. Al nacer la Virgen María comenzó a cumplirse la promesa.

La vida de la Virgen María nos enseña a alabar a Dios por las gracias que le otorgó y por las bendiciones que por Ella derramó sobre el mundo. Podemos encomendar nuestras necesidades a Ella.

La fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen María se comenzó a celebrar oficialmente con el Papa San Sergio (687-701 d.C.) al establecer que se celebraran en Roma cuaro fiestas en honor de Nuestra Señora: la Anunciación, la Asunción, la Natividad y la Purificación.

Se desconoce el lugar donde nació la Virgen María. Algunos dicen que nació en Nazaret, pero otros opinan que nació en Jerusalén, en el barrio vecino a la piscina de Betesda. Ahí, ahora, hay una cripta en la iglesia de Santa Ana que se venera como el lugar en el que nació la Madre de Dios.

Algo que no debes olvidar

María vino al mundo sin pecado original y con la gracia santificante.
La Virgen María fue escogida para ser la Madre de Dios.
La Virgen María fue pura y santa.
Al nacer la Virgen María se cumplió la promesa de Dios de que mandaría al mundo a una mujer de la que nacería el Salvador para liberarnos del pecado.

Cómo vivir la fiesta en familia

Llevar flores a la Virgen en alguna capilla, en señal de que la amamos y dando gracias a Dios por haberla creado y escogido para esa gran misión.

Pedir a la Santísima Virgen María, para que nos consiga la gracia que más necesitemos en este momento de nuestra vida, como familia.

Oración

, en este día que festejamos tu nacimiento, te pido que me ayudes a estar siempre cerca de ti y de tu Hijo Jesús.

Feliz cumpleanos, Madre querida.

20110911003103-altares.jpg

Invitación al cumpleaños de María Santísima...
Feliz cumpleaños, Madre querida, te abraza tu hija, la que muchas veces te dejó esperando... la que buscaba la paz y la felicidad por otros caminos.
Autor: María Susana Ratero | Fuente: Catholic.net

 


Los pájaros cantan desde los árboles más altos. Las flores se abalanzan sobre el aire saturándolo de aromas simples. El cielo abraza al mundo en un horizonte no tan lejano. ¿Por qué me parece que la naturaleza es un grito silencioso de esperanzas nuevas?

+ Porque es el cumpleaños de María Santísima- recuerda a mi alma la voz fuerte y serena del Ángel Gabriel.

- ¡Ay! Torpe de mí, que lo he olvidado- y es otro olvido que se suma a tantos... Éstos son los olvidos que van poniendo gris el alma.

+ No desesperes, amiga- Sonríe Gabriel, para que recuerde que la misericordia de Dios me envuelve y protege cuando más la imploro.- No desesperes, pues aún tienes tiempo de llegar a la gran fiesta.

- ¿Fiesta?¿Acaso en la parroquia....?

+ No te hablo de esas fiestas, sino de la que el Espíritu Santo prepara cada año para su fidelísima esposa.

- ¡Ah! Pero, amigo ¿Cómo voy yo a asistir a semejante fiesta? No, no soy digna...

Gabriel queda en silencio. Busca palabras y gestos para llegar a mi corazón.

+ Verás. El cumpleaños de María es, en el Reino Celestial, una muy hermosa fiesta. Todos los ángeles suspiramos de amor por el nacimiento de la Llena de Gracia. Todos los jardines eternos se inundan de canto: ¡Salve, Salve María!. La Santísima Trinidad se dispone a regalarle lo que más desea su corazón de Madre: Una gran mesa rodeada de todos sus hijos, precedida por Jesús... Y cuando digo “todos” significa “todos”.

- O sea que... yo...¿Podría asistir?

+ Claro que sí. Tu Madre te espera. No estaría completa sin ti. No estará completa si falta solo uno de sus hijos.

- Y ¿ Cómo llego?¿Cuál es el camino?.

+ El camino, amiga, parte de tu corazón. Nace de un sincero deseo de acercarse a Ella. Recuerda que puede ver tu corazón y conoce tus intenciones.

- Gracias, amigo. Pediré al Señor aumente mi fe y mi amor y me dé la gracia necesaria para desear estar siempre en la preciosa compañía de mi Madre. Pero aún no comprendo cómo llegaré al banquete, ni cómo he de ir presentada, ni cuáles regalos puedo llevar.

+ Es muy importante tu pregunta, por lo que la responderé por partes. Primero me preguntas dónde. Mira, la mejor de las madres jamás se aparta del mejor de los hijos. ¿Dónde hallas al Hijo?

- Pues.. en la Eucaristía. ¡Claro! Allí es el banquete. ¡La Santa Misa! ¡La tenía tan cerca y no me daba cuenta!. Entonces.. compartiremos los hermanos “el manjar más codiciado, este pan angelical” como dice esa canción que tanto me gusta. Gracias amigo por ayudarme a comprender.

+ También me preguntabas acerca de cómo ir presentada. Es un punto muy importante. ¿Cómo irá tu alma al banquete? Recuerda que el mismo Jesús te espera en el confesionario. Allí serás preparada adecuadamente para tan precioso momento. En cuanto a los presentes que puedes llevar a tu Madre ¿Cuál crees que le agradará más?
Me quedo en silencio. El mejor presente para María bien lo conozco. Pero temo no tenerlo en buenas condiciones.

- Creo, Gabriel, que el mejor regalo para ella es darle mi corazón, mi vida, todo mi ser, para que ella me conduzca a los brazos de su Hijo.

+ Así es... Mas no olvides que tu corazón debe ir acompañado constantemente de la oración, una oración que es un diálogo hermoso con “quien sabes que te ama”, como bien ha conocido Santa Teresa. Así, te acercarás a ella con el alma plena de agradecimiento. Cuánto más sincero sea tu agradecimiento más pronto llegará a su Inmaculado Corazón. Después, ofrécele tu corazón así como está. Con llagas y dolores, con tristezas y preguntas, con la sencilla alegría de tus días. Ella lo tomará gustosa, lo protegerá con sus delicadas manos y, con sus besos purísimos, curará todas sus llagas.

+ Luego... luego dile cuánto la amas. Díselo por todas las veces que no se lo dijiste. Díselo por todos los que no pudieron decírselo. Díselo también por todos los que no supieron. Ella se alegrará y sentirás su abrazo en las profundidades de tu alma. Más, no te inquietes si pasea su mirada por los bancos vacíos de la Parroquia. Quédate en silencio junto a Ella, para hacerle compañía. Seguro te contará que, en su fiesta soñada, cada hijo estaría en su banco... en el sitio que Ella le ha cuidado amorosamente.

+ Te dirá que los espera todos los días, que les ve caminar por la vida entre alegrías y tristezas, soledades y compañía, certezas y dudas. María quisiera decirles cuánto les ama, por eso les esperará siempre junto a los bancos vacíos.


El ángel Gabriel y yo nos quedamos en silencio un rato. El corazón nos viaja por el mundo contemplando los sitios que quedan vacíos en tantas misas. No soy juez de nadie, pues ni siquiera puedo recordar los motivos por los que, mi propio sitio, muchísimas veces estuvo vacío. Sé que, en cada lugar vacío hay un dolor, una soledad, una distancia...

Gabriel se va alejando entre las flores y los naranjos del patio de mi casa. Me queda en el alma el recuerdo de este momento. De su invitación al cumpleaños de María.
Tomo papel y lápiz. Transformo en letras los sentimientos que me desbordan el corazón.

Te dejo este relato, María querida, como un regalo más en tu cumpleaños. También lo mandaré a mis amigos, quizás le llegue al del banco vacío, como un simple recordatorio de que hay un lugar en el mundo que tiene su nombre, que no puede ser ocupado más que por él. Un lugar en el que le espera su Madre Celestial para abrazarle, consolarle y amarle, como nadie lo ha hecho jamás.

Feliz cumpleaños, Madre querida, te abraza tu hija, la que muchas veces te dejó esperando... la que buscaba la paz y la felicidad por otros caminos. La que no sabía que tu tenías mil regalos perfumados, esperándola, en silencio, junto a un banco vacío.

 


NOTA de la autora: "Estos relatos sobre María Santísima han nacido en mi corazón y en mi imaginación por el amor que siento por ella, basados en lo que he leído. Pero no debe pensarse que estos relatos sean consecuencia de revelaciones o visiones o nada que se le parezca. El mismo relato habla de "Cerrar los ojos y verla" o expresiones parecidas que aluden exclusivamente a mi imaginación, sin intervención sobrenatural alguna."

La muerte es el comienzo de la vida.

20110911003228-door.jpg

Autor: P Mariano de Blas | Fuente: Catholic.net
La muerte es el comienzo de la vida
Si vivo bien, con ayuda de Dios, moriré bien. Según se vive, así se muere.
 
 
La muerte es el comienzo de la vida

 

Comencemos por decir hoy que hay muertes preciosas. Es una muerte maravillosa la de quien puede decir en ese momento: “He cumplido mi misión”. Una muerte así es el comienzo de la vida verdadera. Es propiamente entonces cuando se nace. Por eso en el Martirologio, el libro donde se narra la vida de los santos y mártires, no se hace constar el día de su nacimiento, sino el de su muerte, como el verdadero día de su nacimiento, su “dies natalis”.

La muerte para los buenos brilla como una estrella de esperanza. Sus frutos son la paz, el descanso, la vida. Con esta paz y serenidad murió Juan XXIII: “¡Qué alegría cuando me dijeron, vamos a la casa del Señor!.”, decía en su lecho de muerte. Un muchacho decía a la hora de su muerte: “¡Qué bueno ha sido Dios conmigo, por haberme concedido vivir 17 años!”; y moría ofreciendo su vida por sus padres y por los que lo habían formado.

Otro decía: “No sé por qué lloran”. Aquel joven moría pidiendo perdón a todos, incluso a su novia, pero la novia tuvo un gesto y unas palabras muy oportunas: “No tengo de qué perdonarte, y te lo digo delante del sacerdote, porque desde que te conocí soy más buena”. ¿Lo podrías decir tú de tu novio o de tu novia?

Preguntémonos ahora la cosa más importante: ¿Cómo será mi muerte? He aquí lo importante, no el cuándo sino el cómo voy a morir. Es decir, en qué disposiciones. Aunque no podemos fijar el día, el lugar, la forma externa de morir, sí podemos fijar el cómo. Podemos preverlo: se muere según se vive. Si se vive bien, lo normal es que se muera bien; si se vive mal, lo normal es que se muera mal, si Dios no pone remedio. Si vivo bien, con su ayuda moriré bien; si vivo mediocremente, moriré como un mediocre; si vives santamente, no lo dudes, morirás como un santo.

Si desde hoy te decides a ser un buen hombre, seguro que morirás como un buen hombre, y nunca te arrepentirás; pero, si dejas ese asunto para más adelante, lo dejas para nunca. No se puede improvisar la hora de la muerte. Los dos ladrones que iban a morir, estaban al lado del Redentor, pero sólo uno de los dos compañeros de suplicio de Jesús se convirtió.

Comenta San Agustín: “Hubo un buen ladrón, para que nadie desespere; pero sólo uno, para que nadie presuma y se confíe”. Hay que ser lógicos y aprovechar el tiempo. El que pasó, ya pasó, pero el que queda por delante hay que aprovecharlo con avaricia. Si muriera esta noche, ¿estaría preparado?; ¿tendría mis manos llenas, vacías o medio vacías? ¿Estaré preparado el día de mí muerte? Esta es la gran pregunta.

Podríamos terminar estas reflexiones con las palabras de un gran hombre, que todos los días medita sobre la muerte como maestra de vida: “Yo sé que toda la vida humana se gasta y se consume bien o mal, y no hay posible ahorro: los años son esos, y no más. Y la eternidad es lo que sigue a esta vida. Gastarnos por Dios y por amor a nuestros hermanos en Dios es lo razonable y seguro”

Según se vive, así se muere. Si esto es así: de los que viven santamente estamos seguros que morirán santamente. Pero de los que viven en pecado podemos estar seguros que morirán impenitentes.

Maria, Senora de Misericordia.

20110911003351-virgen-de-la-merced.jpg

Autor: Pedro García, Misionero Claretiano | Fuente: Catholic.net
María, Señora de Misericordia
La llamaron de la Merced por haber usado de la máxima caridad con sus hijos más necesitados. 
 
 

Ha caído en mis manos una pequeña historia de la Merced, y me hace ilusión dedicar este mensaje de hoy a la Virgen de la Merced, un nombre y una advocación tan bellos de María, la que se apareció a San Pedro Nolasco, la que sostuvo a San Ramón Nonato y liberó a tantos cautivos. La llamaron de la Merced por haber usado de la máxima caridad con sus hijos más necesitados.

Hay que trasladarse a la Europa de principios del siglo doce. El mar Mediterráneo estaba infestado de corsarios turcos y sarracenos, musulmanes fanáticos que asaltaban las embarcaciones, descendían en las costas, arrasaban casas y pueblos enteros, robaban, asesinaban, y, lo peor de todo, se llevaban cristianos al norte de Africa para venderlos como esclavos y hacerles apostatar de la fe. Ante la impotencia de las naciones cristianas, será la Virgen María, --la de siempre, la que es el Auxilio de los Cristianos--, quien intervenga, con mano suave, pero firme, y con corazón de Madre.

A un comerciante rico de Barcelona le preguntan ansiosos sus familiares y amigos:
- Pero, ¿qué estás haciendo, con eso de vender todos tus negocios y enseñar a ese grupo de muchachos a hacer lo mismo? ¿A qué viene el meterse en esas embarcaciones de moros con tanto peligro?
Y Pedro Nolasco, sin miedo ninguno, responde a todos:
- Nada. ¿Quieren ustedes venir también a rescatar de la morería a los cristianos que están esclavos? Necesito más voluntarios.

Ahora interviene la Virgen. Era la noche del 1 al 2 de Agosto de 1218. Estaba Pedro Nolasco en oración, cuando aparecen los primeros destellos de una luz celestial. Y empiezan a verse ángeles y más ángeles, que vienen rodeando a una Señora hermosísima, la cual le sonríe amorosa, y le dice:
- Lo que estás haciendo agrada mucho a Dios. No te desanimes. Yo te encargo ahora que fundes una Orden religiosa. Tus compañeros, imitando a mi Hijo Jesús, se entregarán a la salvación de sus hermanos, si es preciso hasta dándose en prenda por su rescate. Yo estaré con vosotros.
Pedro Nolasco no duda de la presencia de María, y comunica la visión al rey Don Jaime y al consejero real San Raimundo de Peñafort, los cuales hablan con el Obispo, que se queda pasmado:
- Pero, ¿es verdad lo que me dicen? Si es así, yo pongo el habito a esos valientes.
Con la protección de María y la misión del Obispo, Pedro Nolasco y sus compañeros se lanzan a una empresa sin igual.

Pronto se les agrega Ramón Nonato, valiente como ninguno. Se ordena de sacerdote, y marcha al norte del Africa a rescatar cautivos. Lo da todo, se queda sin un centavo, y se pregunta:
- ¿Y qué hago ahora?
El amor es ingenioso, y le dicta una resolución heroica. No pudiendo rescatar más esclavos, porque ya no tiene un centavo, se presenta decidido ante aquel dueño:
- Aquí me tiene. Me vendo como esclavo. ¿Cuánto paga por mí?
El rico no suelta dinero, y le ofrece con desdén:
- La libertad de otro esclavo.
- ¡Aceptado!...
Y, al convertirse Ramón en esclavo, se da con ardor a predicar a los otros cautivos la fe cristiana. Pero sus nuevos dueños, para que no hable más, le cierran la boca con un candado. Ocho meses dura su cautiverio y su martirio.

Al llegar el dinero para su rescate, es liberado y devuelto a España. En Barcelona se le hace un recibimiento triunfal. Y el Papa Gregorio IX le llama para hacerlo Cardenal, aunque muere apenas inicia el camino hacia Roma.

Bonita historia, que tanto nos dice hoy. Mientras haya hombres, hermanos nuestros, esclavos de otros hombres, que los tiranizan injustamente, siempre la Virgen de la Merced tendrá una palabra para ellos.

Mientras haya hombres, hermanos nuestros, que se han hecho ellos mismos cautivos de un vicio cualquiera, la Virgen tendrá para ellos un latido de su corazón maternal.

Mientras haya una sola persona que sufre, la Virgen tendrá que desempeñar su oficio de liberadora del dolor.

Son cautivos --justa o injustamente, para nosotros es igual-- tantos presos, que, en las cárceles de nuestros países, no tienen condiciones de vida dignas de una persona humana.

Son cautivos de la sociedad tantos niños que pululan desarrapados por nuestras calles, ladronzuelos en tan tierna edad, sin hogar, sin escuela, sin esperanza de un puesto digno entre la ciudadanía.
Son cautivas tantas mujeres, que no acaban de liberarse de las mil esclavitudes a que se han visto sujetas durante siglos, y que esperan liberación.

Son cautivas tantas personas en su propio hogar, cuando en él falta el amor, y falla el marido o falla la esposa y madre, convirtiendo la casa en una cárcel o poco menos.

Nosotros somos cautivos de nosotros mismos cuando no acabamos de romper lazos --fuertes como sogas o finos como hilos de seda-- que nos impiden volar libres hacia Dios.

¡Virgen de la Merced, ya ves que aún te queda algo que hacer en el mundo! Aún hay muchos esclavos que gimen entre cadenas y encerrados en prisiones tenebrosas. Si quieres liberar a tus hijos cautivos, sirviéndote de nosotros, aquí nos tienes, instrumentos fieles en tus manos de Madre.

11/09/2011 00:33 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MADRE DE DIOS No hay comentarios. Comentar.

Ahora te toca el turno a ti, cuate.

«AHORA TE TOCA EL TURNO A TI, CUATE»
Por el Hermano Pablo
 
«Ahora te toca el turno a ti, cuate.» La frase, trivial y amistosa, la expresó así, desaprensivamente y entre risas. Y tanto José Hernández Rodríguez, policía de la ciudad de México, como también sus compañeros policías, se rieron.

No se trataba de un turno para tomar un trago más. Ni era un turno para echar de nuevo los dados. No era turno tampoco para poner en marcha el auto policial y salir a hacer un recorrido nocturno. El turno para José, hombre casado de treinta y cuatro años de edad y con cinco hijos, era el de jugar a la ruleta rusa. Y él, creyendo todavía que era algo divertido, se puso el arma en la sien y disparó.

No hace falta terminar la crónica. José Hernández Rodríguez, policía de México, murió jugando a la ruleta rusa con el arma de la repartición, en medio de sus compañeros. Lo que lo movió a entrar al juego mortal con esa desastrosa consecuencia, para él y para su familia, fue la frase: «Ahora te toca el turno a ti, cuate.»

Así procede el maligno cuando busca destruir una vida. Se acerca al oído de un jovencito de doce años y le dice: «Ahora te toca el turno a ti; ¡aprovéchalo!» Y el chico, sin saber que la consecuencia lo destruirá, da su primera aspirada de cocaína. Se acerca al oído de la jovencita incauta y le dice: «Ahora te toca el turno a ti, linda.» Y la chica accede a probar lo que es el amor, con la desastrosa consecuencia de un embarazo a los catorce años, que la deja manchada y confundida el resto de su vida.

Se acerca al oído del atildado y respetado caballero, gran hombre de negocios, y le dice insidiosamente: «Ahora te toca el turno a ti, hombre; ¿qué esperas?» Y el caballero entra en el negocio sucio pensando hacer millones, y lo que saca es un proceso por estafa, y la ruina física, económica y moral.

La tentación siempre hace el mismo juego y casi siempre sale bien. Pone una oportunidad de desliz ante una persona cualquiera y le dice: «Ahora te toca a ti.» Y esa sola frase, aun en voz queda, tiene la fuerza de un Iguazú.

Sin embargo, entre las voces que arrastran al ser humano, no todas lo llevan a la derrota. Cristo también se acerca a cada persona y le dice: «Ahora te toca a ti.» Y es como si dijera: «Esta es la oportunidad de cambiar el rumbo de tu vida, de enmendar tus caminos, de regenerarte por completo, de ser una nueva persona.»

Jesucristo le da sentido a la vida. Él le da propósito a nuestra existencia en esta tierra. Y nos dice con urgencia: «Ahora te toca a ti. Reconcíliate conmigo. Hazlo ahora, ahora mismo.» No rechacemos el llamado de Dios. Él desea poner en orden todo lo negro y confuso de nuestra vida. Entreguémosle nuestro corazón.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

11/09/2011 00:34 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Angeles de cuatro patas.

ÁNGELES DE 4 PATAS
 
Existen personas a las que no les gustan los perros.  Estas, con seguridad, nunca tuvieron un amigo de cuatro patas.   O si lo tuvieron, nunca miraron dentro de aquellos ojos para percibir quién estaba allí. 
 
Un perro es un ángel que viene al mundo a enseñar amor.  ¿Quién más puede dar amor incondicional?  ¿Amistad sin pedir nada a cambio?  ¿Cariño sin esperar lo mismo de vuelta?  ¿Protección sin ganar nada?  ¿Fidelidad las 24 horas al día?  Y no me vengan con eso de que los padres hacen eso, porque los padres son humanos: se enojan y se alejan.   Un perro no se aleja aunque lo agredas.  Él vuelve cabizbajo, pidiendo disculpas por algo que tal vez no haya hecho, lamiendo tus manos suplicando perdón.
 
Algunos ángeles no poseen alas, poseen cuatro patas, un cuerpo peludo, nariz de bolita, orejas de atención, mirada de preocupación y carencia.  A pesar de su apariencia, son tan ángeles como los otros (aquellos con alas), y se dedican a los humanos tanto como cualquier ángel acostumbra a hacerlo. 
 
¡Qué bueno sería si todos los humanos pudieran ver la humanidad perfecta de un perro!
 
Francyle Simões Herrera   
 
FRASES CÉLEBRES
 
    Si los perros no van al cielo, cuando yo muera quiero ir a donde ellos van.
Will Rogers

    El perro promedio es mejor persona que la persona promedio.
Andy Rooney

    Si recoges de la calle un perro hambriento, no te morderá.  Esa es la principal diferencia entre el perro y el hombre.
Mark Twain

    No hay mejor psiquiatra en la tierra que un cachorro lamiéndote la cara.
Ben Williams

    No aceptes la admiración de tu perro como conclusión evidente de que eres maravilloso.
Ann Landers

    Si creyera en la inmortalidad, creería que ciertos perros que conozco irán al cielo, como también lo harán muy pocas personas.
James Thurber

    Mi meta en la vida es ser tan buena persona como mi perro cree que soy.
Autor Desconocido
 
    Los perros aman a sus amigos y muerden a sus enemigos, casi al contrario que las personas, quienes somos incapaces de dar amor puro, y tendemos a mezclar amor y odio.
Sigmund Freud

    Los perros no son todo en nuestra vida, pero nos la completan.
Roger Caras

    La razón por la cual los perros tienen tantos amigos, es porque mueven sus colas en lugar de sus lenguas.
Autor Desconocido
 
    Un perro le enseña a un niño a ser fiel, a ser perseverante, y a dar tres vueltas antes de echarse.
Robert Benchley

    Damos a nuestros perros el tiempo que nos sobra, el espacio que nos sobra, y el amor que nos sobra; a cambio, ellos nos dan todo.  Es el mejor negocio que el hombre pueda hacer.
M. Acklam

    Un perro es lo único sobre la tierra que nos ama más de lo que se ama a sí mismo.
Josh Billings
 
Querido Amigo:
 
En todos los lugares del mundo, hay asociaciones protectoras de animales.  No seas indiferente ante el maltrato animal, tú tienes muchas maneras de ayudar.  Busca en tu lugar de residencia y ponte en contacto con alguna asociación protectora de animales.  Recuerda que tú puedes ser una gota en el mar.
 
"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota."
 
Madre Teresa de Calcuta   
 
Antioquia por los Animales (Medellín  -  Colombia)
http://antioquiaporlosanimales.com/

Fauna (Medellín  -  Colombia)
http://faunacolombia.org/
 
 
Esperanza Animal (Medellín  -  Colombia)
http://www.esperanzanimal.org/
 
Fundación Caridad Animal  (Bucaramanga  -  Santander)
http://www.caridadanimal.org/
 
Fundación Paz Animal (Cali  -  Colombia)
http://www.pazanimal.org/
 
Fundación Paraíso de la Mascota  (Cali  -  Colombia)
http://www.paraisodelamascota.org/
 
Asociación Defensora de Animales  (Bogotá  -  Colombia)
http://www.adacolombia.org/
http://www.adacolombia.org/material/enlaces-web/31-organizaciones-defensoras-colombia
 
 
Un Abrazo, que Dios te bendiga, te muestre su rostro, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti, muchas bendiciones de Vida, Paz, Amor, y mucha Prosperidad;
 
        
 
Esta es la fotografía de mi Betico.  Se me fue el 19 de diciembre de 2009, pero aún vive en mi corazón.
 
Beatriz
Medellín - Colombia
semillasdevida@pymex.net
http://elistas.egrupos.net/grupo/semillas
®. Todos los derechos reservados.
 
Este correo no es "SPAM".   Es un servicio gratuito de SEMILLAS DE VIDA.  Cada mensaje representa la creatividad y la interpretación personal de su transcriptora.  Por lo tanto, cada suscriptor se compromete a utilizar este material únicamente para su crecimiento personal y espiritual, y a mencionar la procedencia del mismo, así como el nombre y correo de su transcriptora, cuando lo reenvíe a otras personas, o lo publique en un sitio Web.
 
Si deseas reenviar este correo, por favor no omitas su procedencia, y así le estarás brindando a alguien más la posibilidad de conocer esta lista y formar parte de ella.
 
Cuando recibas un correo con un texto que diga autor desconocido, pero tú conoces con certeza el nombre del autor, no dudes en hacérmelo saber.

11/09/2011 00:35 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Fiesta de la Beata Serafina Sforza.

20110911000120-serafina-sforza.jpg

Autor: . | Fuente: Franciscanos.net
Serafina Sforza, Beata
Religiosa Clarisa, 8 de septiembre
 
 
Serafina Sforza, Beata
Religiosa Clarisa
Martirologio Romano: En Pesaro, del Piceno, en Italia, beata Serafina Sforza, que después de sufrir muchas adversidades en la vida conyugal, pasó humildemente, ya viuda, los restantes años de su vida bajo la Regla de santa Clara (1478).

Fecha de beatificación: Benedicto XIV aprobó su culto el 17 de julio de 1754.

Viuda y religiosa de la Segunda Orden (1434‑1478).

Serafina Sforza pertenece a la ilustre familia de los condes de Montefeltro. Nació en Urbino hacia 1434, última hija de Guido Antonio y Catalina Colonna, sobrina del Papa Martín V. En 1438 murió su madre y cinco años más tarde también su padre. Permaneció por un tiempo en Urbino, primero bajo la tutela de su hermano Odantonio, y después de la trágica muerte de éste, bajo la de su hermanastro Federico.

En marzo de 1446 abandonó su ciudad natal y por un año vivió en Roma, al lado de su tío el cardenal Próspero Colonna, quien organizó el matrimonio de su muy joven sobrina con un cuarentón, Alejandro Sforza, señor de Pésaro, con quien Serafina casó el 9 de enero de 1448.

Al quedar muy pronto sola por la partida de su esposo llamado por sus compromisos militares a la guerra de Lombardía, Serafina debió sufrir enormes dificultades a causa de desconfianzas y calumnias propaladas contra ella. Alejandro Sforza en un cierto momento quiso desembarazarse de ella intentando varias veces envenenarla; una noche inclusive trató de estrangularla. De nada valió la defensa que sus parientes hicieron de ella, fue obligada por su marido y su cuñado el Duque de Milán, a ingresar en el convento del Corpus Christi de las clarisas, en Pésaro, donde, obtenida la necesaria dispensa del Papa Calixto III, hizo su profesión religiosa a fines de agosto de 1457, tomando el nombre de Sor Serafina.

En el monasterio del Corpus Christi pasó veintiún años, durante los cuales fue de edificación para sus cohermanas en la práctica de las virtudes cristianas, en la caridad para con Dios y el prójimo, en la humildad, en la asistencia a las enfermas y en la rígida pobreza. En 1475, por voto unánime, fue elegida abadesa. En los últimos años de su vida tuvo la inmensa alegría de ver la conversión de su marido. Este, arrepentido de sus descarríos y de cuanto la había hecho sufrir, le pidió humildemente perdón de todo, reconociendo sus errores. En los varios encuentros con ella en el monasterio, echó las bases de una nueva vida verdaderamente cristiana, en la oración, en la íntima unión con Dios, en el cumplimiento de sus deberes. Serafina sobrevivió a su marido cinco años. El 8 de septiembre de 1478 murió ella en su monasterio de Pésaro a la edad de 44 años. Fue llorada por sus clarisas y por toda la ciudad, que la tuvieron y veneraron como santa.

¡Felicidades a quien lleve este nombre!
(
http://es.catholic.net
).

Animemonos.

Animémonos

La próxima vez que sintamos que Dios no puede utilizarnos, tan sólo recordemos que...

Noé fue un borracho.

Abraham era demasiado viejo.

Isaac era un soñador.

Jacob era un mentiroso.

Lea era fea.

José fue abusado.

Moisés tenía problemas al hablar.

Gedeón tenía miedo.

Sansón tenía el cabello largo y era un mujeriego.

Rahab era una prostituta.

Jeremías y Timoteo eran demasiado jóvenes.

David tuvo una relación ilícita y fue un asesino.

Elías tuvo pensamientos suicidas.

Isaías predicó desnudo.

Jonás huyó de Dios.

Noemí era una viuda.

Job estuvo quebrado.

Juan el Bautista comía langostas.

Pedro negó a Jesús.

Los discípulos se durmieron mientras oraban.

Marta se preocupaba sobre todo.

A María Magdalena le expulsaron siete demonios.

La mujer samaritana se había divorciado más de una vez.

Zaqueo era demasiado pequeño.

Pablo era demasiado religioso.

Timoteo tenía una úlcera...

¡Lázaro estuvo muerto!

Y Dios no ha terminado con nosotros todavía. Somos un vaso que Él puede y quiere usar, si nos hacemos disponibles tal y como cada uno de los personajes arriba estuvieron dispuestos a estarlo.

Ya no los llamo siervos, porque el siervo no está al tanto de lo que hace su amo; los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes.
Juan 15, 15
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

11/09/2011 00:36 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Buenos dias.

 Buenos días

¡Buenos días! Una frase que usamos todo el tiempo, ¿verdad?

Se la digo a mi hija, a mis empleados y aún a mi cartero. Creo que pudiésemos decir que es una suerte de bendición a otro al comenzar el día, un saludo para romper el hielo, quizás tan solo un hábito para algunos pero para la mayoría, un acto de cortesía.

"Buenos días" para mí tiene un significado completamente distinto que para la mayoría. No recuerdo cuán a menudo la digo ni recuerdo algún momento especial en que la haya usado, ¡excepto uno!

Recuerdo que era una fría mañana y me dirigí a mi lugar acostumbrado del café, me estacioné en mi lugar acostumbrado y entré. Fue entonces cuando tomó un significado completamente diferente. Levanté la mirada y mi mesera acostumbrada no estaba allí. O no, definitivamente que no era lo acostumbrado.

Miré a la bonita mesera con cola de caballo y ojos que iluminaban al mundo. ¡Dios mío! Pensé que había algo en ella que no puedo describir, pero ella brillaba, iluminando aún el día más oscuro.

¡Entonces pasó! Me miró y dijo "buenos días". Nada especial para la mayoría de la gente, pero para mí el más memorable "buenos días" que jamás recordaré. Ella sonrió y solo dijo "buenos días" y mis rodillas se debilitaron. Musité algo un poco gracioso y divertido y solo la observé.

No era su apariencia física o lo que vestía. No, era la manera en que se conducía, la manera en que brillaba alrededor de los demás. Lejos estaba yo de saber que le gustaba y que ella me gustaba pero por los siguientes dos meses, simplemente disfrutamos de la compañía del otro.

A menudo buscaba cualquier excusa para parar y verla, como comprar café que ni siquiera tomaba sino que dejaba en alguna de los puestos de mis amigos.

Finalmente un día ella lo hizo. Me pidió mi buzón electrónico y supe que esta era mi oportunidad de realmente conocer a esta hermosa mujer. Así que por días conversamos por la computadora y por teléfono. A pasar el tiempo nos enamoramos y ¡no con cualquier tipo de amor! Este es el tipo de amor que uno encuentra una vez en la vida, uno que es puro y del corazón, una historia de amor de la que leemos en los cuentos de hadas.

Como ven, no es tanto una historia sobre "buenos días"; es mucho más. Es una historia sobre buenos comienzos y buenas tardes y buenos tiempos y una buena vida. Es una historia de amor sobre mi amiga y yo. Su nombre es Jennifer.

No sé lo que significará, pero en Persia la llamarían Navaz, lo que es un término en lengua persa antigua para "regalo de Dios". Y sí, ella es un regalo y le agradezco a Dios cada día por mi regalo.

Así que ven, alguna gente piensa que "buenos días" es tan solo un saludo o una frase cortés, pero no para mí. Sé que "buenos días" es el inicio de una historia de amor, la mía y la de ella. Es el inicio de un nuevo comienzo, de seguir con nuestras vidas; de envejecer y tomarnos de la mano en el portal... hasta que la muerte nos separe.

Bill Renda, copyright 2006
Una frase sencilla puede ser la llave para una grande oportunidad. Buenos Días, puede ser el inicio brillante en un corazón solitario y afligido.

Éxodo 4, 15 Tú hablarás a él, y pondrás en su boca las palabras, y yo estaré con tu boca y con la suya, y os enseñaré lo que hayáis de hacer.
2 Cronicas 10, 7 Y ellos le contestaron diciendo: Si te condujeres humanamente con este pueblo, y les agradares, y les hablares buenas palabras, ellos te servirán siempre.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

11/09/2011 00:37 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

¿Como sera mi cielo?

Autor: Antonio Orozco | Fuente: Catholic.net
¿Como será mi cielo? Camino de eternidad
Más allá del tiempo, nos espera la eterna plenitud del gozo: «Sé fiel hasta la muerte y te daré la corona de la vida»
 
«Mis días se van río abajo, salidos de mí hacia el mar, como las ondas iguales y distintas de la corriente de mi vida: sangres y sueños. Pero yo, río en conciencia, sé que siempre me estoy volviendo a mi fuente»
Cómo será el Cielo

«Ni ojo vio, ni oído oyó, ni pasó por pensamiento de hombre cuáles cosas tiene Dios preparadas para los que le aman». Sabemos que supera toda posible imaginación, porque la generosidad de Dios y su poder son infinitos. «Sabemos que si esta nuestra casa terrestre se desmorona, tenemos habitación de Dios en los Cielos»; porque «esta es la promesa que Él mismo nos ha hecho: la vida eterna».

Dios mismo, que nos ha creado con un ansia hondísima de vivir siempre, nos asegura que, en efecto, más allá del tiempo -breve en todo caso- nos espera la eterna plenitud del gozo: «Sé fiel hasta la muerte y te daré la corona de la vida».

Es claro que todo hombre tendrá vida eterna. Pero cuando en la Escritura Santa se habla de «vida eterna», se refiere sólo a la de los bienaventurados, porque la otra, la de los que se autocondenen a la lejanía de Dios, más que vida, será lo suyo una agonía interminable.

«Queridísimos -escribe San Juan-, nosotros somos ahora hijos de Dios, mas lo que seremos algún día no aparece aún. Sabemos que cuando se manifieste Jesucristo, seremos semejantes a Él, porque le veremos como Él es». No como al través de velos o sombras, sino en Sí mismo. Seremos semejantes al Jesús del Tabor. Endiosados, extasiados, contemplaremos y viviremos en el torrente inefable de Amor que es Dios. Escucharemos el diálogo eterno de las tres divinas personas. Asistiremos a la eterna generación del Hijo y a la espiración del Espíritu Santo.

La juntura de todos los bienes

A gentes poco ilustradas se les puede antojar algo monótono pasar la eternidad contemplando -simplemente contemplando- a Dios. Pero sucede que en ello se encuentra «la juntura de todos los bienes», según el decir de San Juan de la Cruz, porque Dios es toda la Verdad, toda la Bondad, toda la Belleza, toda la Sabiduría, todo el Amor. Por lo demás, amar no es pasividad sin más: es una contemplación que suscita una actividad intensísima, la entrega de toda la persona en un éxtasis de sumo gozo.

«Si el amor, aun el amor humano, da tantos consuelos aquí, ¿qué será el amor en el Cielo?», donde el Amor se posee y se vive en toda su maravilla. «Vamos a pensar lo que será el Cielo (...) ¿Os imagináis qué será llegar allí, y encontrarnos con Dios, y ver aquella hermosura, aquel amor que se vuelca en nuestros corazones, que sacia sin saciar? Yo me pregunto muchas veces al día: ¿qué será cuando toda la belleza, toda la bondad, toda la maravilla infinita de Dios se vuelque en este pobre vaso de barro que soy yo, que somos todos nosotros? Y entonces me explico bien aquello del Apóstol: "ni ojo vio, ni oído oyó..." Vale la pena, hijos míos, vale la pena».

Cuenta Francisca Javiera del Valle, cómo «allá... en inmensas y dilatadas alturas, fue arrebatada mi alma por una fuerza misteriosa y con tanta sutileza, que así como nuestro pensamiento, en menos tiempo de abrir y cerrar los ojos, recorre de un confín a otro confín, allí con esa mayor ligereza me veía allá, en aquellas inmensas y dilatadas alturas, donde siempre están todos como en el centro de Dios metidos, vayan donde vayan, recorran lo que quieran. Siempre se hallan en el centro de Dios y siempre arrebatados con su divina hermosura y belleza. Porque Dios es océano inmenso de maravillas y también como esencia que se derrama, y siempre está derramándose. Y como lo que se derrama son las grandezas y hermosuras, dichas y felicidades y cuanto en Dios se encierra, siempre el alma está como nadando en aquellas dichas, felicidades y glorias que Dios brota de sí. Es Dios cielo dilatado y por eso siempre se está viendo y gozando nuevos cielos, con inconcebibles bellezas y hermosuras, y todas estas bellezas y hermosuras siempre las ve y las goza el alma como en el centro de Dios. Y recorriendo aquellos anchurosos cielos nuevos siempre el alma se halla eternamente feliz».

No hay riesgo de cansancio o hastío. «Aquí -dice Malon de Chaide- dura siempre una alegre primavera, porque está desterrado el erizado invierno; ni la furia de los vientos combaten los empinados árboles, ni la blanca nieve desgaja con su peso las tiernas ramas; aquí el enfermizo otoño jamás desnuda las verdes arboledas de sus hojas (...)»

«Cuando demos el gran salto, Dios nos esperará para darnos un abrazo bien fuerte, para que contemplemos su Rostro para siempre, para siempre, para siempre. Y como nuestro Dios es infinitamente grande, estaremos descubriendo maravillas nuevas por toda la eternidad. Nos saciará sin saciarnos, no nos empalagará jamás su dulzura infinita».

Lo único necesario

«Allá no se sabe qué cosa es dolor, no hay enfermedad, no llega a ti muerte porque todo es vida, no hay dolor porque todo es contento, no hay enfermedad porque Dios es la verdadera salud. Ciudad bienaventurada, donde tus leyes son de amor, tus vecinos son enamorados; en ti todos aman, su oficio es amar y no saben más que amar; tienen un querer, una voluntad, un parecer; aman una cosa, desean una cosa, contemplan una cosa y únense con una cosa: Unum est necessarium». Una sola cosa es necesaria.

Si somos fieles, seremos como los ángeles, que «vueltos a mirar aquella fuente de amor dulcísima, arden con un sabroso fuego, adonde ¿quién podrá decir lo menos de lo que gozan? Están rendidos a aquella divina, pura, antiquísima hermosura de Dios; llévalos el amor enlazados y presos de un dulce y libre lazo de amor, para que tornen a la fuente y principio de donde salieron; y como ven aquel Sol de infinita belleza, amante eterno de sí mismo, vanse aquellas mentes angélicas, atónitas, enajenadas de sí, libres, sin libertad, presas, sin prisión, como las mariposas a la llama. Allí se encienden y no se queman; arden y no se consumen; apúranse y no se gastan. Oh sol resplandeciente, hermosura infinita, espejo purísimo de la gloria ¿Quién podrá decir lo que sienten los que te gozan?».

Nadie puede decir lo indecible. He aquí el testimonio de Teresa de Jesús: «Ibame el Señor mostrando grandes secretos... Quisiera yo dar a entender algo de lo menos que entendía, y pensando cómo puede ser, hallo que es imposible; porque en sola la diferencia que hay de esta luz que vemos a la que allí se representa, siendo todo luz, no hay comparación, porque la claridad del sol parece muy desgastada. En fin, no alcanza la imaginación, por muy sutil que sea, a pintar ni trazar cómo será esta luz, ni ninguna cosa de luz que el Señor me daba entender como un deleite tan soberano que no se puede decir; porque todos los sentidos gozan en tan alto grado y suavidad, que ello no se puede encarecer, y así es mejor no decir más».

Y así, según San Agustín, «este Bien que satisface siempre, producirá en nosotros un gozo siempre nuevo. Cuanto más insaciablemente seáis saciados de la Verdad, tanto más diréis a esta insaciable: amén, es verdad. Tranquilizaos y mirad: será una continua fiesta».

Asistiremos pasmados a la eterna generación del Verbo y a la espiración del Espíritu Santo. Veremos y paladearemos el cariño infinito que nos tienen el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, Dios Uno y Trino, y con la Trinidad del Cielo la Trinidad de la tierra, Jesús -Verbo que enlaza una y otra Trinidad-, María y José. Los grandes amores, las Personas infinitamente buenas serán nuestra compañía, nuestra conversación, nuestro gozo eternos. Todas las maravillas del amor divino y del amor humano las gozaremos en plenitud. Ciertamente «será una continua fiesta».


Un futuro que ya es

No son éstos sueños vanos, no sólo consuelo para los afligidos de este valle de lágrimas. Son objeto de una esperanza ciertísima, fundada en la palabra de Dios. Al extremo de que San Pablo, por su esperanza teologal, se consideraba en la tierra ya en el Cielo: «Nosotros somos ciudadanos del Cielo, de donde aguardamos un Salvador: el Señor Jesucristo». Por eso, el cristiano de fe ardiente, se adelanta a todos, vive desde el futuro, un futuro que ya es: Cristo Jesús. Viene de lo Eterno, camino hacia la Eternidad, sin perder un instante.


¿Cómo será mi Cielo?

Depende, claro es. Depende de mi caridad en el instante de cruzar la frontera del tiempo. Mi belén eterno depende de la medida del amor a Dios que haya conquistado en este tiempo fugaz. Qué bien se entiende la urgencia del Fundador del Opus Dei: «Tened prisa en amar»; «todo el espacio de una existencia es poco, para ensanchar las fronteras de tu caridad». La eternidad, lejos de lo que algunos piensan, nos revela e ilumina todo el valor del tiempo. Nos enseña que aun eso, que aparece sin importancia, tiene un valor de eternidad. Porque cada momento, cada ocupación, puede -y requiere- llenarse con todo el amor divino que se lleve en el corazón. «Un pequeño acto, hecho por Amor, ¡cuánto vale!».

Este es el camino para arribar al Cielo: La santidad "grande" está en cumplir los "deberes pequeños" de cada instante. No es poco, porque no es fácil. Pero la gracia de Dios nos lo hace asequible, nos eleva hasta esa medida divina.

Fe, esperanza, amor -vida teologal- en los mil detalles de la vida ordinaria. Incrementando así, cada día un poco, las virtudes humanas y las sobrenaturales. Pequeños detalles de prudencia, de justicia, de fortaleza, de templanza. El cuidado en las pequeñas cosas -no sólo de las grandes- que pertenecen al culto divino, a la santa pureza, a la vocación recibida. Así, día a día, paso a paso llegará el momento de oír la voz de Jesús: «Muy bien, siervo bueno y fiel; puesto que has sido fiel en lo poco, yo te confiaré lo mucho: entra en el gozo de tu Señor». «Yo mismo -dice Dios- seré tu recompensa inmensamente grande».

El cielo y la tierra, el tiempo y la eternidad, coexisten en lo más íntimo de mi ser. El tiempo pasa, pero no todo pasa con el tiempo. Yo no paso, mi yo no envejece, al contrario, se aproxima a la juventud eterna de Dios. A cada paso, se enriquece con las obras que hace a impulsos del Amor.

Madre Nuestra, que has visto crecer a Jesús, que le has visto aprovechar su paso entre los hombres: enséñame a utilizar mis días en servicio de la Iglesia y de las almas; enséñame a oír en lo más íntimo de mi razón, como un reproche cariñoso, Madre buena, siempre que sea menester, que mi tiempo no me pertenece, porque es del Padre Nuestro que está en los cielos.

De cada dos, uno fracasa.

DE CADA DOS, UNO FRACASA
Por el Hermano Pablo

Oskar y Janet Sinclair, feliz pareja de recién casados, se despidieron de los invitados y partieron para el aeropuerto. Su luna de miel había de ser en Alaska, el estado de intensos cielos azules, de aguas heladas y de nieves perpetuas.

Llegaron a Anchorage, la capital, y a la mañana siguiente hicieron su primer paseo. Al ver un hermoso prado verde, decidieron correr hacia él. Lo que no sabían era que ese bello tapiz vegetal era, en realidad, arenas movedizas, esa peligrosa sustancia de arena suelta, mezclada con agua, que tiende a chupar hacia adentro cualquier objeto que la pisa. Fue así como desaparecieron lentamente en el aguado suelo. Murieron abrazados, al segundo día de casados, en un húmedo lecho de arenas movedizas.

Esta es una historia triste, aunque no del todo. Dos personas que se habían jurado amor eterno murieron sin haber nunca faltado a esos votos.

¿De cuántos matrimonios, hoy en día, se puede decir que terminaron sus días sin faltar a sus votos? La respuesta es asunto de estadística: de cada dos matrimonios, uno termina en divorcio.

El caso de Oskar y Janet se presta para varias reflexiones. Una es la ya mencionada. Fueron fieles el uno al otro hasta el fin de su vida. «Pero —objetará alguien— es porque murieron al día siguiente de haberse casado.» El que así piensa da a entender que lo único que asegura la fidelidad hasta la muerte es morirse tan pronto como se casa, pues los que viven algún tiempo juntos están destinados, tarde o temprano, al divorcio.

Es realmente triste, hasta deprimente, pensar que todo nuevo matrimonio se desbaratará, irremisiblemente, a los pocos días o años de casados. ¿Será esa una fórmula inevitable? ¿Acaso no existe un matrimonio feliz que sea duradero?

Claro que sí. Porque no todo matrimonio termina en divorcio. Es posible llevar una larga y feliz vida matrimonial. Los que hemos celebrado nuestras bodas de oro por haber permanecido casados más de cincuenta años —y algunos hasta más de sesenta años— podemos dar testimonio personal de eso. Cada año que pasa nos depara la oportunidad de reafirmar nuestro amor y nuestra felicidad.

Sin embargo, es necesario que haya una transformación y que esa transformación sea tan profunda que aniquile toda soberbia, rebeldía, orgullo y egoísmo. Cristo es el único capaz de transformarnos de ese modo. Pero tenemos que pedírselo. Él no transforma a nadie por la fuerza. Rindámosle nuestra vida a Cristo. Así en lugar de asegurar el fracaso de nuestro matrimonio aseguraremos más bien su triunfo.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

11/09/2011 00:39 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Dejando el nino atras.

Dejando el Niño Atras
Miré a mi padre por última vez antes de que finalmente lo enterrasen. Y me dije a mí misma: "Te perdono, Papá". Le he perdonado pero no he olvidado la confusión, el terror y el abuso que atravesé.

Mi padre trabajaba la mayor parte del tiempo mientras yo crecía. Pero cuando estaba en casa, era violento. Recuerdo llorar en medio de la noche mientras escuchaba cómo golpeaba a mi madre. Podía escuchar sus sollozos. Y yo lloraba porque no podía hacer nada al respecto.

Le tenía terror. Estábamos supuestos a no hacer nada malo de acuerdo a sus términos. Cuando tenía seis años de edad, me empujó la cabeza tan duro contra el piso que todavía tengo la cicatriz en mi frente.

Cuando le diagnosticaron depresión a mi madre, los cuatro hermanos tuvimos que mudarnos y vivir con él. Él empleó a alguien que nos cuidase mientras el trabajaba.

Había tanto temor en nosotros cuando el volvía. Mi padre estaba tan disgustado con uno de mis hermanos que un día le dio una paliza y quería echarlo de la casa. Observé aquel episodio con horror.

A partir de entonces, intenté no cometer errores. Lloraba por dentro porque no quería oír ningún lloriqueo. Y continué viéndole expresar su ira con el resto de mis hermanos.

Hallé solaz en los amigos del colegio. Disfrutaba leer cuentos y literatura. Invertía mi tiempo en la biblioteca del colegio. No había hogar, dulce hogar.

Hasta hace poco, no quería admitir que mi niñez me había afectado emocional y mentalmente. He traído las memorias de una época pasada hasta mi existencia diaria.

En todas mis relaciones, todo fue bien hasta que mis compañeros sugirieron un compromiso serio. Entonces yo saboteaba las relaciones.

No podía abrirme a nadie. Estaba muy a la defensiva cada vez que daban un consejo u opinión sobre mi actitud o conducta.

Cuando había discusiones, me cerraba o me iba. Nunca quería enfrentar asunto alguno y resolverlos.

Me destaqué en mi carrera invirtiendo muchas horas y esfuerzo. Ahora me doy cuenta de que era una manera de escapar a la realidad. Me mantenía tan ocupada que no notaba cosas que necesitaban atención. Usaba el trabajo como un medio de evitar compromisos.

Hubo una cosa que obtuve de la experiencia de ser abandonada. Podía sentarme en silencio sola por horas y reflexionar.

Ha desarrollado mi fascinación con la belleza de la naturaleza. Amo sentir el viento soplando sobre mi rostro. Disfruto ver la lluvia caer. Y sin importar cuán malo esté el clima, es todavía hermoso.

Sentí curiosidad por muchas cosas. Pregunté a otros y a mí misma sobre la vida y cómo algunas cosas le pasan a cierta gente. Me pregunté por qué la gente se comporta de la manera en que lo hace. Busqué respuestas.

He desarrollado la fortaleza para perseverar. Pero no es suficiente. Quiero convertirme en una sobreviviente que puede balancear su vida y disfrutar la abundancia que el universo nos ofrece.

He decidido liberarme de las cadenas de mi frágil crianza. Me prometo a mí misma que no permitiré a mi pasado arruinar mi futuro.

Esta niña ha crecido y no va a llorar en silencio más nunca.

Fatimah Musa
Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; pero cuando llegué a ser hombre, dejé las cosas de niño.
1 Cor 13, 11
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

11/09/2011 00:39 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Despertar.

Despertar


Para despertar busca toda la ayuda que puedas, lee los libros que encuentres, asiste a los encuentros que te inviten, medita, respira y espera. Todo ayudará, pero finalmente solo tu harás la alquimia, pues nada puede precipitarla, solo tu intención que suceda. Y aún si no ...hicieras nada de nada, espera tranquilo, igual ocurrirá...

Si ya has despertado y ves como duermen los demás a tu alrededor, entonces camina en puntillas, respeta su sueño y descubre la perfección de sus propios tiempos, así como fueron perfectos los tuyos.

Cuando ellos abran sus ojos, el fulgor de tu brillo los ayudará a
despertar sin necesidad que hagas nada.

 

Si aún duermes,  relájate y disfruta tu sueño, estas siendo arrullado y cuidado.

Despertar no es un acto de magia, aunque llenará de magia tu vida.

 

no tiene nada que ver con tu mundo externo, aunque todo lo que te rodea parecerá tener un nuevo brillo.

no cambiara tu vida, si bien sentirás que todo ha cambiado.

no borrara tu pasado, pero al mirar atrás lo percibirás como la historia de alguien muy querido que aprendió muchas cosas, pero sentirás que ese alguien ya no eres tú.

Despertar, no despertará a tus seres queridos, pero ellos se verán mas divinos ante tus ojos.

no sanará todas tus heridas, pero ellas dejarán de gobernarte.

no solucionará tu situación financiera, pero te sentirás millonario.

no te hará más popular, pero ya no volverás a sentirte solo.

no te embellecerá ante los ojos de los demás, pero te hará perfecto ante tu propia mirada.

no te dará más poder, pero descubrirás el poder que tienes.

Despertar puede que no disuelva los barrotes de tus cárceles, pero te dará la libertad de ser tu mismo.

no cambiara el mundo, te cambiara a tí.

Despertar no quita responsabilidad, muy por el contrario te dará
conciencia de las consecuencias de tus actos y elecciones.

no te hará tener siempre la razón, más bien ya no sentirás deseos de tenerla.

no traerá caudales de amor a tu vida, descubrirás que ese caudal habita en ti.

Despertar tiene poco que ver con lo que imaginas y tiene todo que ver con el amor.

 

Despertar es amarte a ti mismo, con tus limites y con tus experiencias, es amar al otro como parte de tu ser y es amar a la existencia... Sí, amar esta bella vida tan sorprendente y variada en todos sus matices.

Permítete disfrutar de la experiencia de ser el maravilloso Ser que ya eres. Tu vida es un acto sagrado pues es la creación del Dios que hay en ti, que eres tú.

Autor desconocido.
(Envío de Teresa Moreno, desde Méjico).

11/09/2011 00:40 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Dios si, Iglesia no.

“Dios sí, iglesia no”
Escrito por  Mons. Felipe Arizmendi Esquivel

 

VER
Así decían unos carteles de manifestantes contra la visita del Papa en Madrid, durante la Jornada Mundial de la Juventud. Aceptan a Dios, pero no a quienes representan la institución llamada Iglesia. No sé qué tipo de dios sea el suyo, porque muchos inventan un dios a su medida, un dios que no les cuestione ni contradiga su forma de vivir, un dios según sus criterios, un dios que legitime hasta sus degradaciones. Y traen a colación siempre las incongruencias de nuestra Iglesia, en el pasado y en el presente, para rechazar su mediación para ser salvos.

Aunque no lo expresen en pancartas semejantes, muchos están convencidos de que así está bien: no niegan su fe en Dios y acuden a El sobre todo en momentos difíciles, pero acudir a su parroquia, solicitar sacramentos, ir a Misa los domingos, conocer y asimilar el Catecismo de la Iglesia, confesar ante un sacerdote sus pecados para el perdón divino, consultar a un agente de pastoral sobre los problemas conyugales o las tentaciones del mundo, eso les parece innecesario. Aún más: dicen que cualquier iglesia vale lo mismo, que cualquier religión es buena, que Dios nos oye de todas maneras. Así, caen en un relativismo teológico y pragmático: cada quien se convierte en medida de verdad y de bien.

JUZGAR
En la escena de Cesarea de Filipo (Mt 16,13-19), Jesús une la profesión de Pedro en la divinidad, con la institución de la Iglesia. No se pueden separar: Jesús quiere continuar vivo y operante en su Iglesia, fundada con seres humanos defectibles y pecadores. Si aceptas a Jesús como Salvador, debes asumir también el medio, el sacramento por el que estableció hacerse presente hasta los últimos rincones de la tierra. Con razón, San Pablo llama a la Iglesia “pleroma”  (plenitud), cuerpo y esposa de Cristo (Ef 1,22-23; 5,25; Col 1,18; 2 Cor 11,2; Apoc 21,9.17). Gritar Dios sí, Iglesia no, es pretender enmendarle a Jesús su proyecto de salvación para la humanidad, que pasa por la Iglesia; es pensar que se equivocó, pues debería haber hecho su Iglesia con ángeles, o continuar físicamente entre nosotros por siempre y en todo lugar.

En Madrid, dijo el Papa a los jóvenes: “Jesús construye la Iglesia sobre la roca de la fe de Pedro, que confiesa la divinidad de Cristo. Sí, la Iglesia no es una simple institución humana, como otra cualquiera, sino que está estrechamente unida a Dios. El mismo Cristo se refiere a ella como «su» Iglesia. No se puede separar a Cristo de la Iglesia, como no se puede separar la cabeza del cuerpo (cf. 1 Co 12,12). La Iglesia no vive de sí misma, sino del Señor. Él está presente en medio de ella, y le da vida, alimento y fortaleza.

Queridos jóvenes, permitidme que, como Sucesor de Pedro, os invite a fortalecer esta fe que se nos ha transmitido desde los Apóstoles, a poner a Cristo, el Hijo de Dios, en el centro de vuestra vida. Pero permitidme también que os recuerde que seguir a Jesús en la fe es caminar con Él en la comunión de la Iglesia. No se puede seguir a Jesús en solitario. Quien cede a la tentación de ir «por su cuenta» o de vivir la fe según la mentalidad individualista, que predomina en la sociedad, corre el riesgo de no encontrar nunca a Jesucristo, o de acabar siguiendo una imagen falsa de Él.

Tener fe es apoyarse en la fe de tus hermanos, y que tu fe sirva igualmente de apoyo para la de otros. Os pido, queridos amigos, que améis a la Iglesia, que os ha engendrado en la fe, que os ha ayudado a conocer mejor a Cristo, que os ha hecho descubrir la belleza de su amor. Para el crecimiento de vuestra amistad con Cristo es fundamental reconocer la importancia de vuestra gozosa inserción en las parroquias, comunidades y movimientos, así como la participación en la Eucaristía de cada domingo, la recepción frecuente del sacramento del perdón, y el cultivo de la oración y meditación de la Palabra de Dios” (21-VIII-2011).

ACTUAR
Aceptemos con fe, amor, respeto, comprensión y docilidad a nuestra Iglesia. Que sus deficiencias no te alejen de Jesús. Que nos esforcemos todos, pastores y fieles, por ser una Iglesia santa, inmaculada, sin mancha, ni arruga ni nada parecido, sino esplendorosa y digna de Jesús, para que el mundo crea y se salve.

 

+ Felipe Arizmendi Esquivel

Obispo de San Cristóbal de Las Casas

Dos angeles viajeros.

Dos ángeles viajeros

Dos Ángeles viajeros se pararon para pasar la noche en el hogar de una familia muy adinerada.

La familia era ruda y no quiso permitirle a los Ángeles que se quedaran en la habitación de huéspedes de la mansión. En vez de ser así, a los Ángeles le dieron un espacio pequeño en el frío sótano de la casa. A medida que ellos preparaban sus camas en el duro piso, el Ángel más viejo vio un hueco en la pared y lo reparó. Cuando el Ángel más joven preguntó ¿por qué?, el Ángel más viejo le respondió, "Las Cosas no siempre son lo que parecen."

La siguiente noche, el par de Ángeles vino a descansar en la casa de un señor y una señora, muy pobres, pero el señor y su esposa eran muy hospitalarios. Después de compartir la poca comida que la familia pobre tenía, la pareja le permitió a los Ángeles que durmieran en su cama donde ellos podrían tener una buena noche de descanso.

Cuando amaneció, al siguiente día, los Ángeles encontraron bañados en lágrimas al Señor y a su Esposa. La única vaca que tenían, cuya leche había sido su única entrada de dinero, yacía muerta en el campo. El Ángel más joven estaba furioso y preguntó al Ángel más viejo, ¿cómo pudiste permitir que esto hubiera pasado? El primer hombre lo tenía todo, sin embargo tú lo ayudaste; El Ángel más joven le acusaba.

La segunda familia tenía muy poco, pero estaba dispuesta a compartirlo todo, y tú permitiste que la vaca muriera.

"Las Cosas no siempre son lo que parecen," le replicó el Ángel más viejo. "Cuando estábamos en aquel sótano de la inmensa mansión, yo noté que había oro almacenado en aquel hueco de la pared. Debido a que el propietario estaba tan obsesionado con avaricia y no dispuesto a compartir su buena fortuna, yo sellé el hueco, de manera tal que nunca lo encontraría."

"Luego, anoche mientras dormíamos en la cama de la familia pobre, el ángel de la muerte vino en busca de la esposa del agricultor. Y yo le di a la vaca en su lugar. "Las Cosas no siempre son lo que parecen."

Algunas veces, eso es exactamente lo que pasa cuando las cosas no salen como uno espera que salgan. Si tú tienes fe, solamente necesitas confiar en que cualesquiera que fueran las cosas que vengan, serán siempre para tu ventaja. Y podrías no saber esto hasta un poco más tarde ...

Algunas personas vienen a nuestras vidas y rápidamente se van...pero dejan una huella como estos dos ángeles.

Fui puesto a tu cuidado desde antes de nacer;desde el vientre de mi madre mi Dios eres tú. Salmo 22, 10.
Porque él es nuestro Dios y nosotros somos el pueblo de su prado; ¡somos un rebaño bajo su cuidado! si ustedes oyen hoy su voz. Salmo 95, 7.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

11/09/2011 00:42 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

El amor alienta. Pedidos de oraciones.

Jesucristo, gracias por senalarme el camino que hay que seguir para encontrar la plena felicidad. Amarte a Ti a traves del amor a mis hermanos, simple, pero imposible de vivir si Tu no estas presente en mi vida, por ello te pido, ¡ven Espiritu Santo!
NUEVAS HISTORIAS
No. 156 El amor alienta...
Septiembre 3
 
el odio abate;
 
el amor sonrie...
 
el odio grune;
 
el amor atrae...
 
el odio rechaza;
 
el amor confia...
 
el odio sospecha;
 
el amor enternece...
 
el odio enardece;
 
el amor canta...
 
el odio espanta;
 
el amor tranquiliza...
 
el odio altera;
 
el amor guarda silencio...
 
el odio vocifera;
 
el amor edifica...
 
el odio destruye;
 
el amor siembra...
 
el odio arranca;
 
el amor espera...
 
el odio desespera;
 
el amor consuela...
 
el odio exaspera;
 
el amor suaviza...
 
el odio irrita;
 
el amor aclara...
 
el odio confunde;
 
el amor perdona...
 
el odio intriga;
 
el amor vivifica...
 
el odio mata;
 
el amor es dulce...
 
el odio es amargo;
 
el amor es pacífico...
 
el odio es explosivo;
 
el amor es veraz...
 
el odio es mentiroso;
 
el amor es luminoso...
 
el odio es tenebroso;
 
el amor es humilde...
 
el odio es altanero;
 
el amor es sumiso...
 
el odio es jactancioso;
 
el amor es manso...
 
el odio es belicoso;
 
el amor es espiritual...
 
el odio es carnal.
 
El amor es sublime...
 
el odio es triste. WFP9
 
Septiembre 3
Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)
 
A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado
 
Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren
 
DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD
 
Pido oracion por la senora Elizabeth Rojas, enferma postrada con dolores y molestias, tiene 76 anos, elevad oracion por ella y por la nina Martina de 3 anos tiene un tumor en su garganta, por ellas y por todos los enfermos del mundo elevada vuestra oracion y plegarias por su salud y la de todos los ninos enfermos del mundo que padecen los rigores de esa cruel enfermedad. Alfonso
 
Les agradecere rezar por mi hermano Roberto Monaco, al recibir este mail. Esta internado haciendo por 3 dias una sesion de quimio. Para que esta de resultado esperado. La ciencia necesita de la ayuda de Dios. Gracias y un beso. Claudia
 
Rosario esta viajando desde Misiones para su tratamiento en el Hospital Militar Central. Padece cancer de pulmon y ha sido tratada previamente con un error diagnostico. ADRY
 
Mi tia Ernestina Rossi tiene 92 anos, se cayo el domingo en la casa, esta internada en el Hospital Sirio Libanes, ayer no la pudieron operar porque tenia presion y le faltaban plaquetas, me dijeron que la programaron para el viernes. Agradeceria que la tengan en oracion, asi nuestro Dios la protege que no sufra Dios los bendiga. Marta Amodeo marta.amodeo@solvay.com
 
Hermanos todos le sigo pidiendo oracion por Ana Maria por su deprecion y panico no ha estado bien.  Cristian
 
AGRADECIMIENTO A DIOS
 
Cumpleanos de Monik Drasan
Cumpleanos de Gise
Cumpleanos de SOCORRO
 
Queria comentarles que Julio Ignacio esta en casa reuperandose, por gracia y gloria de Dios Lluvia de bendiciones, Silvia silviacamposcastelli@gmail.com
 
Gracias por sus oraciones, ya mi hijo consiguio un trabajo estable, bendito sea Dios que siempre nos escucha. Ligia
 
POR LAS NECESIDADES DE
 
Padre mio gracias por un dia mas de vida y porque amanecimos bien hoy nuevamente te pido por mi hermano Martin Nava ayudalo te pido otra oportunidad para el y tambien te pido por la persona que tu ya sabes dale el descanso eterno amen. Veronica
 
Mi pedido de Oracion es por mi esposo Celso, para que se le abran todos los caminos, que se solucionen todos sus problemas y por sobre todo que ponga todas sus esperanzas en Dios que es nuentro unico salvador. Beatriz
 
Pido oraciones por mis hijos Maxiy su esposa Agustina y Santiago su esposa Laura el ano pasado se muriron sus hijitos para que Dios les mande acada uno de ellos un hijo sano. Gracias a todos por ayudarme a rezar. Adriana
 
Dios padre todo poderoso te pido por favor que Alfonso y yo seamos felices y que nos separemos, que estemos simpre juntos y bien juntos. Maria
 
Pido por las intenciones de esta novena en honor a Teresa de Calcuta, por la unidad de mi familia, por las personas vivas difuntas y enfermas que a diario pido por ellla, por el exito en mi  empleo para que el Senor quite el odio rivalida que hay entre los colegas por mis intenciones y necesidades en especial por lo economico. Cristian
 
Q. E. P. D.
 
Luis Humberto Perez Guaspirama
Hugo Arturo Medranda Arteaga
Ricardo Nemecio Macias Merizalde
Teresa de Jesus Saltos Navarrete
Jose Vicente Zambrano Briones
Zoila Margarita Vera Ponce de San Andres
 
Pido oracion por el alma de Carla Noemi Gomez, que ayer fallecio, victima de cancer de higado y pulmon, aunque ya el ano pasado habia superado otro de utero; tambien sufria de trombosis en sus piernas, lo que motivo su ultima internacion. Que Dios perdone todos sus pecados y la lleve a la vida eterna, a contemplar eternamente Su Rostro. "Marcelo" immimyriam@speedy.com.ar
 
 
PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA
 
Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.
 
Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios
 
Por las benditas almas del Purgatorio
 
ECUADOR
 

ENVIE SU PETICION DE ORACION  a
 
wpauta@gmail.com,
 
wpauta@yahoo.es,
 
indicando su nombre y peticion 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO
 
http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/
 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

11/09/2011 00:43 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

El eterno anhelo de la humanidad.

EL ETERNO ANHELO DE LA HUMANIDAD
Por Carlos Rey

Abrían los cuerpos mediante cortes precisos. Les quitaban sus vísceras y los rellenaban de una mezcla de materia orgánica y barro. Si había algún hueso roto, lo sustituían con un hueso similar, o con un hueso de otro ser humano o de animal.

Revestían la cabeza con una máscara de arcilla para preservar las facciones. Y simulaban el cabello con pelucas finamente confeccionadas.

Quienes hacían ese admirable trabajo de momificación, igual o superior al de los egipcios de la época de los faraones, eran los pobladores de un modesto y desconocido pueblo indígena del norte de Chile, que vivieron hace más de siete mil años.

Así lo informó a la prensa Hans Niemayer, director del Museo Nacional de Historia Natural de Chile, cuando tenía a su cargo las investigaciones arqueológicas en la antiquísima «Cultura de Chinchorro», que floreció en el desierto del norte de Chile un siglo antes del desarrollo de la cultura egipcia.

Según Niemayer, el arte de embalsamar que practicaron los egipcios como consumados maestros, pero no con antelación a este pueblo indígena suramericano, tiene al parecer un solo fin: perpetuar de algún modo la presencia física del fallecido. El eterno anhelo de la humanidad es el de eliminar la muerte y prolongar la existencia todo lo que se pueda, aunque sea en una forma momificada.

Todas las culturas de la antigüedad que desarrollaron alguna forma de religión idearon un lugar de delicias y felicidad para los buenos, y uno de castigo y angustia para los malos. En la mitología grecorromana, la morada de las almas de los héroes y de los hombres virtuosos, lugar de delicias, eran los Campos Elíseos o la Isla de los Bienaventurados. De igual modo, en la mitología escandinava y germánica, la morada eterna de los héroes muertos en la lucha era Valhala, lugar donde brillaba siempre el sol y se bebía buen vino.

Los judíos, por su parte, creían en el seno de Abraham, lugar en que las almas de los justos aguardaban la llegada del Redentor. Los hindúes concebían muchos paraísos y el nirvana, estado de paz y felicidad. Y los indígenas norteamericanos soñaban con grandes cotos de caza, donde abundaba el bisonte y la tierra estaba llena de manantiales.

A pesar de todas sus creencias sentimentales y de su anhelo de supervivencia, el ser humano sigue muriendo, y la muerte sigue siendo la reina de los espantos.

Sin embargo, en medio de tantas nociones imaginativas y esperanzas fallidas, Dios envía al mundo a su Hijo Jesucristo como vencedor del sepulcro y conquistador de la muerte, que asevera: «Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera».1


1.- Jn 11, 25


--------------------------------------------------------------------------------
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Fiesta de los Santos Adrian y Natalia.

20110911000359-adrian-natalia.jpg

Autor: P. Felipe Santos
Adrián y Natalia, Santos
Esposos, 8 de septiembre
 
 
Adrián y Natalia, Santos
Esposos
Martirologio Romano: En Roma, conmemoración de san Adriano o Adrián, mártir en Nicomedia, de Bitinia, en cuyo honor el papa Honorio I convirtió en iglesia la sala del Senado Romano (s. inc.).

Fecha de canonización: Información no disponible, la antigüedad de los documentos y de las técnicas usadas para archivarlos, la acción del clima, y en muchas ocasiones del mismo ser humano, han impedido que tengamos esta concreta información el día de hoy. Si sabemos que fue canonizado antes de la creación de la Congregación para la causa de los Santos, y que su culto fue aprobado por el Obispo de Roma, el Papa.

Adrián murió en Nicomedia en el año 304. Se celebra su fiesta hoy porque fue en este día cuando se trajeron sus reliquias a Roma.

Su conversión al cristianismo fue obra de Dios. Tanto le conmovió la fuerza de voluntad de los cristianos que maltrataba y martirizaba el emperador Maximiano en la corte imperial de Nicomedia, que pidió la formación necesaria para hacerse creyente en Cristo.

Gritaba con fuerza:"Dejadme que sea como uno de esos porque me siento cristiano como ellos".

Cuando su mujer Natalia, que ya era cristiana, supo la razón del arresto de su marido, se sintió muy contenta.

Fue ella misma la que ayudó a su marido y a los demás cristianos encarcelados.

Cuando lo sentenciaron a muerte, las visitas se prohibieron. Ella se disfrazó de niño y pudo entrar en la cárcel para pedirle oraciones a Adrián.

Tuvo la valentía de ir al mismo sitio en que ejecutaron a su esposo. Lo iban a quemar, pero en ese instante cayó un tormentazo y apagó el fuego.

Pasados unos meses solamente, un oficial del ejército imperial le pidió a Natalia que se casara con él. No tenía ni idea de la negativa de la viuda.

Se marchó a Constantinopla con la reliquia de la mano de su esposo.

Murió en la paz del Señor y se dice que la enterraron entre los mártires y la reliquias de Adrián se trasladaron a Roma, aunque en la actualidad están en la abadía que lleva su nombre en Flandes.

¡Felicidades a quien lleve este nombre!

Comentarios al P. Felipe Santos: fsantossdb@hotmail.com
(
http://es.catholic.net
).

El caracter.

Autor: P. Llucià Pou Sabaté
El carácter
El carácter no es sólo cuestión de herencia genética, sino que precisa un esfuerzo continuado por mejorarse
 
 
El carácter
En la película “El puente sobre el río Kwai” (de David Lean, 7 Oscars en 1957) se narra –en un escenario de la segunda guerra mundial- la historia de un puente para el ferrocarril construido por los prisioneros británicos en la Birmania ocupada. Ahí se libra una batalla, distinta de la del frente: ser esclavos de un tirano jefe del campo de concentración, o mantener la libertad aún a costa de la muerte. Hasta entonces, los que no morían sometidos a fuertes trabajos y poca ración de comida, lo hacían al intentar escapar.

Hay una lección magistral que dan los presos de la película, de no perder su condición de soldados, no dejar que les convirtieran en esclavos, pues al perder la dignidad podría sucederles –como a los grupos de prisioneros que pasaron antes- que cayeran en una espiral de falta de motivaciones, y perdieran la vida al no luchar por sobrevivir con dignidad. Se proponen luchar por unos objetivos, algo así como lo que dice también V. Frankl, quien da como señales de supervivencia en los campos de concentración tres “coordenadas”: alguien a quien amar, un ideal, y esa lucha por los objetivos propuestos.

En el fondo, lo importante es no perder nunca la dignidad de ser “persona”, no venderse “al sistema”, no ir a lo fácil, dejarse llevar por la corriente. El hombre se define como quien se posee a sí mismo, actúa libremente, es causa de sí mismo, es decir se edifica con sus actos, cuando tiene un “por qué” actuar. Entonces, cuando hay un “por qué” luchar (es el campo llamado de las “motivaciones”), siempre se encuentra un “cómo” hacer las cosas (sería lo que se viene a llamar “procedimientos”, en nuestro caso virtudes). Así se llega a lo que hoy llaman educación “emocional”, aunque me gusta más la palabra “afectiva”, porque comprende más elementos que las emociones, de suyo pasajeras: en el fondo, es educación del corazón, entendido como lo más íntimo del ser humano, su “yo” más interior, donde se encuentra uno con lo que piensa, con lo que ama, con lo que decide: la lucha por ser siempre sinceros, leales, decididos, generosos, emprendedores, responsables, laboriosos, amigos de la libertad, sin miedos, sin “timideces.”

Esta educación del corazón comprende muchas tareas, que sustancialmente pueden dividirse en dos grupos. Como en los trabajos de la agricultura, para poder plantar las buenas plantas hay que arrancar las malas. Es decir primero hay que luchar por arrancar los malos hábitos: no ser perezoso, o patológicamente curioso, o un egoísta redomado, cosas que –explica el Dr. Aguiló- no pueden considerarse positivas. Por eso lo llamamos “defectos”, por citar algunos más: como la arrogancia o la envidia; son malas hierbas, y han de ser arrancadas como paso previo a las tareas de labranza: arar y airear la tierra, sembrar y regar, etc.

El carácter, me decía un día el psiquiatra Manuel Álvarez, está compuesto de cuatro aspectos que marcan la persona: los “genes” (el nacimiento, la constitución), la “familia” (el ambiente primero en el que se recibe la educación), el “ambiente” en el que nos movemos (amigos, cultura de nuestro tiempo) y el cuarto elemento, más personal, es el de la “libertad” que ejercita uno con sus actos, y es ahí donde se forja con las virtudes. Todo ello configura el carácter. No dependemos totalmente de la cultura dominante, pero tampoco ninguno es una pieza aislada, estamos todos inter-conexionados. En la película “Los lunes al sol” hay un pasaje que dice: somos “como los siameses, si uno cae, todos caemos”, en el sentido de que sin dejar de ser libres nos condiciona el entorno, hay una cierta solidaridad entre todos, sin depender totalmente del ambiente.

Por eso es muy importante formar el carácter, y en las tareas de educación, importa mucho llegar a tiempo. El carácter no es sólo cuestión de herencia genética, sino que precisa un esfuerzo continuado por mejorarse. Hay unas épocas más propicias a esa formación, como los primeros años, pero esto no significa que lo que no se ha hecho antes no se pueda conseguir luego, simplemente costará más, y aunque sea una tarea laboriosa esto no ha de llevar a nadie a desfallecer: el hecho de que un árbol tarde mucho en crecer, indica que hay que plantarlo cuanto antes. La actitud de previsión es todo lo contrario al conformismo de decir “el tiempo es sabio, y soluciona los problemas”.

En sí, solo el tiempo no atempera el carácter, a no ser que caigamos en la falacia del fumador que se consuela pensando que cada día hay una lista de los que dejan de fumar, publicada en el periódico: en la página de las esquelas funerarias. “El tiempo arregla a los que se esfuerzan por mejorar, pero estropea a los que se dejan llevar por su falta de carácter –sigue diciendo el Dr. Aguiló-. El mero transcurso del tiempo, sin más factores, no hace cambiar el sentido de una evolución, sino que la confirma”. De ahí que cada día hay que avanzar en la lucha por tener buen carácter, “antes de que sea tarde y haya cristalizado en defectos difíciles de remover”. Sino, vienen los desengaños o complejos de sentirse impotentes ante la cobardía, o los arranques de mal genio, o aparece una apatía permanente... La vida exige lucha, y ésta produce alegría, la sensación de victoria.
(
http://es.catholic.net
).

11/09/2011 00:44 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

El corazon del cirujano.

EL CORAZÓN DEL CIRUJANO
Por el Hermano Pablo

El quirófano estaba iluminado. Los médicos se veían muy diligentes y profesionales. Todo se hallaba pulcro y limpio, tal como debe estar cuando se hacen operaciones al corazón. Y el doctor Juan José Prieto, de Santiago de Chile, le estaba realizando una intervención quirúrgica a un paciente.

De repente, mientras explicaba todo el proceso operatorio, el cirujano sintió un vahido, seguido de un agudo dolor en el pecho, y se desmayó. El doctor Prieto había sido víctima de un infarto. Por suerte para él, lo atendieron de inmediato.

El caso del doctor Prieto comprueba que los médicos se enferman tanto como sus pacientes, y que padecen y soportan los mismos males físicos, morales y espirituales que cualquier ser humano.

El refrán «Médico, cúrate a ti mismo» es muy antiguo. Lo mencionó el Señor Jesucristo un día cuando estaba en la sinagoga de Nazaret. A los que se burlaban de él, les dijo: «Seguramente ustedes me van a citar el proverbio: “¡Médico, cúrate a ti mismo! Haz aquí en tu tierra lo que hemos oído que hiciste en Capernaúm”» (Lucas 4, 23).

Jesús había sido criado en Nazaret. Desde niño lo habían visto en esa ciudad, y la gente pensaba que él pretendía ser un maestro entre ellos. Se burlaban de Jesús porque eran incrédulos y obstinados. De ahí las palabras de sarcasmo: «¡Médico, cúrate a ti mismo!»

Pero a las palabras de este refrán se les puede dar otra aplicación, no en sentido de burla sino en la forma más literal posible. Como ejemplos tenemos al profesor que les aconseja a sus estudiantes a proceder de cierta manera, mientras que él hace lo opuesto; al policía que le aplica a algunos la ley al pie de la letra, mientras que a otros —los que tienen con qué «comprarlo»—, les concede toda la libertad que desean; y al padre que demanda de su hijo absoluta rectitud y moralidad, mientras que él mismo le es infiel a su esposa, que es la madre de ese hijo. En esos casos no hay duda de que cabe la sentencia: «¡Médico, cúrate a ti mismo!»

Las exigencias que les imponemos a otros ¿las cumplimos nosotros? Si sabemos lo que es bueno, sano y recto, debemos poder hacerlo. No es posible seguir ejemplos que no existen. Con Cristo en el corazón somos como el médico que obedece lo que él mismo aconseja. El Señor da la motivación y la fuerza. Entreguémosle nuestro corazón a Cristo, y Él nos dará una vida nueva.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

11/09/2011 00:45 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

El mas fuerte.

El mas fuerte

Un día, la piedra dijo: "Soy la más fuerte" Oyendo eso, el hierro dijo: "Soy más fuerte que tú" ¿Quieres verlo?" Entonces, los dos lucharon hasta que la piedra se convirtió en polvo.

El hierro, dijo a su vez: "Yo soy fuerte" oyendo eso, el fuego dijo: "Yo soy más fuerte que tú" ¿quieres verlo?" Entonces los dos lucharon hasta que el hierro se derritió.

El fuego, dijo a su vez: "Yo soy fuerte" oyendo eso, el agua dijo: "Yo soy más fuerte que tú" ¿ quieres verlo?" Entonces, los dos lucharon hasta que el fuego se apagó.

El agua, dijo, a su vez: "Yo soy fuerte" oyendo eso, la nube dijo: "Yo soy más fuerte que tú" ¿quieres verlo?" Entonces, los dos lucharon hasta que la nube vio evaporar al agua.

La nube, dijo, a su vez: "Yo soy fuerte" oyendo eso, el viento dijo: "Yo soy más fuerte que tú" ¿quieres verlo?" Entonces los dos lucharon hasta que el viento sopló la nube y ella se esfumó.

El viento, dijo, a su vez: "Yo soy fuerte" oyendo eso, los montes dijeron: "Somos más fuertes que tú" ¿Quieres verlo?" Entonces, los dos lucharon hasta que el viento quedó preso entre el círculo de montes.

Los montes, a su vez, dijeron: "Somos fuertes" oyendo eso, el hombre dijo: "Yo soy más fuerte que ustedes" ¿Quieren verlo?" Entonces, el hombre, dotado de gran inteligencia, perforó los montes, impidiendo que atajasen al viento.

Acabando con el poder de los montes, el hombre dijo: "Yo soy la criatura más fuerte que existe" hasta que vino la muerte, y el hombre que se creía inteligente y lo suficientemente fuerte, con apenas un golpe, se terminó.

La muerte todavía festejaba, cuando, sin que esperase, vino un hombre y, en apenas tres dias de muerto, resucitó, venciendo a la muerte y todo poder le fue dado en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra.

Venciendo la muerte, EL nos dio el derecho a la Vida Eterna, a través de su sangre, que libera del pecado, cura las enfermedades y salva el alma del tormento eterno.

Ese hombre es JESÚS, el Hijo de Dios.

Geyser

"Yo soy la resurrección y la vida. Aquel que cree en mí, aunque muera, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mi, jamás morirá." (Jn 11, 25-26)
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

El Senor dirige mis pasos.

El Señor Dirige mis Pasos

La fiesta de cumpleaños transcurría de maravillas, y la niña de trece años estaba emocionada ya que todos sus amigos pudieron celebrar con ella. Cada regalo era justo lo que quería. El último juego fue Ponle el rabo al burro, todos estaban especialmente ansiosos ya que el ganador recibiría un certificado de diez dólares para comprar pizza. Cuando le llegó el turno a la cumpleañera, dio un paso en falso y cayó encima de algunos amigos.

Todo era muy divertido, la niña no estaba dispuesta a rendirse aun después del incidente, así que continuó intentando poner la cola en cualquier parte excepto en el borrico de papel. Cuando le quitaron la venda de los ojos y pudo ver cuán lejos se encontraba del sitio correcto, exclamó: Sin duda, necesito que alguien dirija mis pasos.

Dios prometió dirigir nuestras pisadas si le permitimos hacerlo. El plan para nuestras vidas se trazó antes del comienzo del tiempo. Cada mañana podemos ir ante el Señor y tener una visión fresca de la dirección que nos dará ese día.

¿Enfrentas la toma de una decisión trascendental? ¿Necesitas guía y dirección? A través de las escrituras encontramos promesas de que Dios nos mostrará el sendero correcto. No tenemos que dar un paso en falso o andar a tientas con los ojos cerrados. Nuestro Padre celestial está ansioso por darnos sabiduría. Todo lo que necesitamos es pedirla, y Él dirigirá cada una de nuestras empresas.

Proverbios 16, 9
La mente del hombre planea su camino, pero el Señor dirige sus pasos.

Fuente: Al amanecer con Dios
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

11/09/2011 00:47 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

¿En donde podemos encontrar a Cristo?

Autor: Catholic.net | Fuente: Catholic.net
¿En dónde podemos encontrar a Cristo?
En nuestra Iglesia debemos ofrecer a todos nuestros fieles un “encuentro personal con Jesucristo”, una experiencia religiosa profunda e intensa.
 
226. […] En nuestra Iglesia debemos ofrecer a todos nuestros fieles un “encuentro personal con Jesucristo”, una experiencia religiosa profunda e intensa, un anuncio kerigmático y el testimonio personal de los evangelizadores, que lleve a una conversión personal y a un cambio de vida integral.

278. Quienes serán sus discípulos ya lo buscan (cf. Jn 1, 38), pero es el Señor quien los llama: “Sígueme” (Mc 1, 14; Mt 9, 9). Se ha de descubrir el sentido más hondo de la búsqueda, y se ha de propiciar el encuentro con Cristo que da origen a la iniciación cristiana. Este encuentro debe renovarse constantemente por el testimonio personal, el anuncio del kerygma y la acción misionera de la comunidad. El kerygma no sólo es una etapa, sino el hilo conductor de un proceso que culmina en la madurez del discípulo de Jesucristo. Sin el kerygma, los demás aspectos de este proceso están condenados a la esterilidad, sin corazones verdaderamente convertidos al Señor. Sólo desde el kerygma se da la posibilidad de una iniciación cristiana verdadera. Por eso la Iglesia ha de tenerlo presente en todas sus acciones.
En la fe de la Iglesia

246. El encuentro con Cristo, gracias a la acción invisible del Espíritu Santo, se realiza en la fe recibida y vivida en la Iglesia. Con las palabras del papa Benedicto XVI repetimos con certeza: “¡La Iglesia es nuestra casa! ¡Esta es nuestra casa! ¡En la Iglesia Católica tenemos todo lo que es bueno, todo lo que es motivo de seguridad y de consuelo! ¡Quien acepta a Cristo: Camino, Verdad y Vida, en su totalidad, tiene garantizada la paz y la felicidad, en esta y en la otra vida!”

Encontramos a Cristo en la Sagrada Escritura

247. Encontramos a Jesús en la Sagrada Escritura, leída en la Iglesia. La Sagrada Escritura […] es -con la Tradición- fuente de vida para la Iglesia y alma de su acción evangelizadora. Desconocer la Escritura es desconocer a Jesucristo y renunciar a anunciarlo. De aquí la invitación de Benedicto XVI: “Al iniciar la nueva etapa que la Iglesia misionera […] se dispone a emprender, […], es condición indispensable el conocimiento profundo y vivencial de la Palabra de Dios. Por esto, hay que educar al pueblo en la lectura y la meditación de la Palabra: que ella se convierta en su alimento para que, por propia experiencia, vea que las palabras de Jesús son espíritu y vida […]. De lo contrario, ¿cómo van a anunciar un mensaje cuyo contenido y espíritu no conocen a fondo? Hemos de fundamentar nuestro compromiso misionero y toda nuestra vida en la roca de la Palabra de Dios”

248. Se hace, pues, necesario proponer a los fieles la Palabra de Dios como don del Padre para el encuentro con Jesucristo vivo, camino de “auténtica conversión y de renovada comunión y solidaridad”. […] Los discípulos de Jesús anhelan nutrirse con el Pan de la Palabra: quieren acceder a la interpretación adecuada de los textos bíblicos, a emplearlos como mediación de diálogo con Jesucristo, y a que sean alma de la propia evangelización y del anuncio de Jesús a todos. […]

249. Entre las muchas formas de acercarse a la Sagrada Escritura hay una privilegiada al que todos estamos invitados: la Lectio divina o ejercicio de lectura orante de la Sagrada Escritura. Esta lectura orante, bien practicada, conduce al encuentro con Jesús-Maestro, al conocimiento del misterio de Jesús-Mesías, a la comunión con Jesús-Hijo de Dios, y al testimonio de Jesús-Señor del universo. Con sus cuatro momentos (lectura, meditación, oración, contemplación), la lectura orante favorece el encuentro personal con Jesucristo, […] proceso de discipulado, de comunión con los hermanos y de compromiso con la sociedad.

Encontramos a Cristo en la Sagrada Liturgia

250. Encontramos a Jesucristo, de modo admirable, en la Sagrada Liturgia. Al vivirla, celebrando el misterio pascual, los discípulos de Cristo penetran más en los misterios del Reino y expresan de modo sacramental su vocación de discípulos y misioneros. La Constitución sobre la Sagrada Liturgia del Vaticano II nos muestra el lugar y la función de la liturgia en el seguimiento de Cristo, en la acción misionera de los cristianos, en la vida nueva en Cristo, y en la vida de nuestros pueblos en Él.

Encontramos a Cristo en la Eucaristía

251. La Eucaristía es el lugar privilegiado del encuentro del discípulo con Jesucristo. Con este Sacramento Jesús nos atrae hacia sí y nos hace entrar en su dinamismo hacia Dios y hacia el prójimo. [...] En cada Eucaristía los cristianos celebran y asumen el misterio pascual, participando en él. Por tanto, los fieles deben vivir su fe en la centralidad del misterio pascual de Cristo a través de la Eucaristía, de modo que toda su vida sea cada vez más vida eucarística. La Eucaristía, fuente inagotable de la vocación cristiana es, al mismo tiempo, fuente inextinguible del impulso misionero. Allí el Espíritu Santo fortalece la identidad del discípulo y despierta en él la decidida voluntad de anunciar con audacia a los demás lo que ha escuchado y vivido.

[...]Cada gran reforma en la Iglesia está vinculada al redescubrimiento de la fe en la Eucaristía. Es importante por esto promover la “pastoral del domingo” y darle “prioridad en los programas pastorales”[...]

Encontramos a Cristo en la Reconciliación

254. El sacramento de la reconciliación es el lugar donde el pecador experimenta de manera singular el encuentro con Jesucristo, quien se compadece de nosotros y nos da el don de su perdón misericordioso, nos hace sentir que el amor es más fuerte que el pecado cometido, nos libera de cuanto nos impide permanecer en su amor, y nos devuelve la alegría y el entusiasmo de anunciarlo a los demás con corazón abierto y generoso.

Encontramos a Cristo en la Oración

255. La oración personal y comunitaria es el lugar donde el discípulo, alimentado por la Palabra y la Eucaristía, cultiva una relación de profunda amistad con Jesucristo y procura asumir la voluntad del Padre. La oración diaria es un signo del primado de la gracia en el itinerario del discípulo misionero. Por eso “es necesario aprender a orar, volviendo siempre de nuevo a aprender este arte de los labios del Maestro”.

Encontramos a Cristo en la Comunidad

256. Jesús está presente en medio de una comunidad viva en la fe y en el amor fraterno. Allí Él cumple su promesa: “Donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mt 18, 20). Está en todos los discípulos que procuran hacer suya la existencia de Jesús, y vivir su propia vida escondida en la vida de Cristo (cf. Col 3, 3). Ellos experimentan la fuerza de su resurrección hasta identificarse profundamente con Él: “Ya no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí” (Gal 2, 20). Está en los Pastores, que representan a Cristo mismo (cf. Mt 10,40; Lc 10, 16). “Los Obispos han sucedido, por institución divina, a los Apóstoles como Pastores de la Iglesia, de modo que quien los escucha, escucha a Cristo, y quien los desprecia, desprecia a Cristo y a quien le envío” (Lumen Gentium, 20). Está en los que dan testimonio de lucha por la justicia, por la paz y por el bien común, algunas veces llegando a entregar la propia vida, en todos los acontecimientos de la vida de nuestros pueblos, que nos invitan a buscar un mundo más justo y más fraterno, en toda realidad humana, cuyos límites a veces nos duelen y agobian.

Encontramos a Cristo en la Piedad Popular

258. El Santo Padre destacó la “rica y profunda religiosidad popular, [...] y la presentó como “el precioso tesoro de la Iglesia católica en América Latina”148. Invitó a promoverla y a protegerla. Esta manera de expresar la fe está presente de diversas formas en todos los sectores sociales, en una multitud que merece nuestro respeto y cariño, porque su piedad “refleja una sed de Dios que solamente los pobres y sencillos pueden conocer”[...]

259. Entre las expresiones de esta espiritualidad se cuentan: las fiestas patronales, las novenas, los rosarios y via crucis, las procesiones, las danzas y los cánticos del folclore religioso, el cariño a los santos y a los ángeles, las promesas, las oraciones en familia. Destacamos las peregrinaciones, donde se puede reconocer al Pueblo de Dios en camino. Allí el creyente celebra el gozo de sentirse inmerso en medio de tantos hermanos, caminando juntos hacia Dios que los espera. [...] En los santuarios muchos peregrinos toman decisiones que marcan sus vidas. Esas paredes contienen muchas historias de conversión, de perdón y de dones recibidos. [...] La piedad popular es un “imprescindible punto de partida para conseguir que la fe del pueblo madure y se haga más fecunda”[...]Por eso, la llamamos espiritualidad popular. Es decir, una espiritualidad cristiana que, siendo un encuentro personal con el Señor, integra mucho lo corpóreo, lo sensible, lo simbólico, y las necesidades más concretas de las personas. Es una espiritualidad encarnada en la cultura de los sencillos, [...] La piedad popular es una manera legítima de vivir la fe, un modo de sentirse parte de la Iglesia, y una forma de ser misioneros[...]

Encontramos a Cristo en María

266. La máxima realización de la existencia cristiana como un vivir trinitario de “hijos en el Hijo” nos es dada en la Virgen María quien por su fe (cf. Lc 1, 45) y obediencia a la voluntad de Dios (cf. Lc 1, 38), así como por su constante meditación de la Palabra y de las acciones de Jesús (cf. Lc 2, 19.51), es la discípula más perfecta del Señor.[...]

269. María es la gran misionera, continuadora de la misión de su Hijo y formadora de misioneros.[...]Las diversas advocaciones y los santuarios esparcidos a lo largo y ancho del Continente testimonian la presencia cercana de María a la gente y, al mismo tiempo, manifiestan la fe y la confianza que los devotos sienten por ella. Ella les pertenece y ellos la sienten como madre y hermana.[...] María ayuda a mantener vivas las actitudes de atención, de servicio, de entrega y de gratuidad que deben distinguir a los discípulos de su Hijo. Indica, además, cuál es la pedagogía para que los pobres, en cada comunidad cristiana, “se sientan como en su casa”161. Crea comunión y educa a un estilo de vida compartida y solidaria, en fraternidad, en atención y acogida del otro, especialmente si es pobre o necesitado. En nuestras comunidades, su fuerte presencia ha enriquecido y seguirá enriqueciendo la dimensión materna de la Iglesia y su actitud acogedora, que la convierte en “casa y escuela de la comunión”162, y en espacio espiritual que prepara para la misión.

Encontramos a Cristo en los Santos

273. También los apóstoles de Jesús y los santos han marcado la espiritualidad y el estilo de vida de nuestras Iglesias. Sus vidas son lugares privilegiados de encuentro con Jesucristo. Su testimonio se mantiene vigente y sus enseñanzas inspiran el ser y la acción de las comunidades cristianas del Continente. Entre ellos, Pedro el apóstol, […] les ayuda a estrechar el vínculo de comunión con el Papa, su sucesor, y a buscar en Jesús las palabras de vida eterna. Pablo, el evangelizador incansable, les ha indicado el camino de la audacia misionera y la voluntad de acercarse a cada realidad cultural con la Buena Noticia de la salvación. Juan, el discípulo amado por el Señor, les ha revelado la fuerza transformadora del mandamiento nuevo y la fecundidad de permanecer en su amor.

274. Nuestros pueblos nutren un cariño y especial devoción a José, esposo de María, hombre justo, fiel y generoso que sabe perderse para hallarse en el misterio del Hijo. San José, el silencioso maestro, fascina, atrae y enseña, no con palabras sino con el resplandeciente testimonio de sus virtudes y de su firme sencillez.

275. Nuestras comunidades llevan el sello de los apóstoles y, además, reconocen el testimonio cristiano de tantos hombres y mujeres que esparcieron en nuestra geografía las semillas del Evangelio, viviendo valientemente su fe, incluso derramando su sangre como mártires. Su ejemplo de vida y santidad constituye un regalo precioso para el camino creyente de los latinoamericanos y, a la vez, un estímulo para imitar sus virtudes en las nuevas expresiones culturales de la historia. […] Los cristianos de hoy recogemos su herencia y nos sentimos llamados a continuar con renovado ardor apostólico y misionero el estilo evangélico de vida que nos han trasmitido.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

11/09/2011 00:48 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. JESUCRISTO No hay comentarios. Comentar.

Esto lo aprendi.

Esto lo aprendí

Alguien me enseñó... A ser consciente del privilegio de la vida.

A ser feliz, siendo yo mismo conforme a mi vocación y a mis sueños

A tener el coraje de ser libre para elegir mis caminos, venciendo mis temores y asumiendo las consecuencias de mis actos.

A tener alegría para construir mi felicidad. A tener éxitos, pero también fracasos.

A querer el presente, elegir el futuro y trabajar para conseguirlo.

A recordar el pasado, pero no vivir en el ayer; a soñar en el futuro sin despreciar el presente.

A perdonarme mis errores, mis culpas y mis caídas. A tener el suficiente valor para pedir perdón y a perdonar a otro, olvidándome de los rencores... A renacer cada día.

Ella ha sido siempre una consejera que ha sabido escuchar, comprender y dar más sencilla, pero más alentadora, palabra de apoyo.

Una excelente directora de nuestra formación y vida espiritual.

La mejor cocinera, una amiga incondicional, que tienes sus manos para apoyarnos y nos abre su corazón para reclinar en él lo más íntimos secretos, alegrías y tristezas.

Ella siempre está presente cuando la necesitas, sin esperar nada a cambio.

Ese ser excepcional eres ¡Tú...Mamá!

Autor: Verónica Velderrain Sáenz

No tiene que ser el día de la Madre para pensar y reflexionar en ella. Es Excepcional y este día recordémosla y por qué no llamarla ahora mismo si aún vive?

Genésis 3, 20. Y llamó Adán el nombre de su mujer, Eva, por cuanto ella era madre de todos los vivientes.

Genésis 17, 16. Y la bendeciré, y también te daré de ella hijo; sí, la bendeciré, y vendrá a ser madre de naciones; reyes de pueblos vendrán de ella.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

11/09/2011 00:49 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Explicacion de las partes del Padrenuestro.

Autor: Catholic.net | Fuente: Catholic.net
El Padrenuestro
Explicación de las partes del Padrenuestro
 

 


Uno de sus discípulos le pidió a Jesús que los enseñara a orar y Él lo hizo, enseñándoles la oración del Padrenuestro. Es así como Jesús nos regaló esta oración siendo la oración cristiana fundamental, la que todos nos sabemos, grandes y chicos, la que rezamos en la casa, en el colegio, en la Misa. A esta oración también se le llama "Oración del Señor" porque nos la dejó Cristo y en esta oración pedimos las cosas en el orden que nos convienen. Dios sabe que es lo mejor para nosotros. A través del Padrenuestro vamos a hablar con nuestro Padre Dios. Se trata de vivir las palabras de esta oración, no solo de repetirlas sin fijarnos en lo que estamos diciendo. El Padrenuestro está formado por un saludo y siete peticiones.


Saludo

PADRE NUESTRO QUE ESTÁS EN EL CIELO. Con esta pequeña frase nos ponemos en presencia de Dios para adorarle, amarle y bendecirle.

¡PADRE! : Al decirle Padre, nosotros nos reconocemos como hijos suyos y tenemos el deseo y el compromiso de portarnos como hijos de Dios, tratar de parecernos a Él. Confiamos en Dios porque es nuestro Padre.

PADRE "NUESTRO": Al decir Padre Nuestro reconocemos todas las promesas de amor de Dios hacia nosotros. Dios ha querido ser nuestro Padre y Él es un Padre bueno, fiel y que nos ama muchísimo. "Padre Nuestro" porque es mío, de Jesús y de todos los cristianos.

"QUE ESTÁS EN EL CIELO": El cielo no es un lugar sino una manera de estar. Dios está en los corazones que confían y creen en Él. Dios puede habitar en nosotros si se lo permitimos. Dios no está fuera del mundo, sino que su presencia abarca más allá de todo lo que podemos ver y tocar.


Las siete peticiones

Después de ponernos en presencia de Dios, desde nuestro corazón diremos siete peticiones, siete bendiciones. Las tres primeras son para dar gloria al Padre, son los deseos de un hijo que ama a su Padre sobre todas las cosas. Las cuatro últimas le pedimos su ayuda, su gracia.

1.SANTIFICADO SEA TU NOMBRE: Con esto decimos que Dios sea alabado, santificado en cada nación, en cada hombre. Depende de nuestra vida y de nuestra oración que su nombre sea santificado o no. Pedimos que sea santificado por nosotros que estamos en Él, pero también por los otros a los que todavía no les llega la gracia de Dios. Expresamos a Dios nuestro deseo de que todos los hombres lo conozcan y le estén agradecidos por su amor.
Expresamos nuestro deseo de que el nombre de Dios sea pronunicado por todos los hombres de una manera santa, para bendecirlo y no para blasfemar contra él. Nos comprometemos a bendecir el nombre de Dios con nuestra propia vida.

2.VENGA A NOSOTROS TU REINO: Al hablar del Reino de Dios, nos referimos a hacerlo presente en nuestra vida de todos los días, a tener a Cristo en nosotros para darlo a los demás y así hacer crecer su Reino; y también nos referimos a que esperamos a que Cristo regrese y sea la venida final del Reino de Dios.
Cristo vino a la Tierra por primera vez como hombre y nació humildemente en un establo. En el fin del mundo, cuando llegue la Resurrección de los muertos y el juicio final, Cristo volverá a venir a la Tierra, pero esta vez como Rey y desde ese momento reinará para siempre sobre todos los hombres. Se trata de ayudar en la Evangelización y conversión de todos los hombres. Hacer apostolado para que todos los hombres lo conozcan, lo amen.
Pedimos el crecimiento del Reino de Dios en nuestras vidas, el retorno de Cristo y la venida final su Reino.

3.HÁGASE TU VOLUNTAD EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO: La voluntad de Dios, lo que quiere Dios para nosotros es nuestra salvación, es que lleguemos a estar con Él.
Le pedimos que nuestra voluntad se una a la suya para que en nuestra vida tratemos de salvar a los hombres. Que en la tierra el error sea desterrado, que reine la verdad, que el vicio sea destruido y que florezcan las virtudes.

4. DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DÍA: Al decir "danos" nos estamos dirigiendo a nuestro Padre con toda la confianza con la que se dirige un hijo a un padre.
Al decir "nuestro pan" nos referimos tanto al pan de comida para satisfacer nuestras ncesidades materiales como al pan del alma para satisfacer nuestras necesidades espirituales. En el mundo hay hambre de estos dos tipos, por lo que nosotros podemos ayudar a nuestros hermanos necesitados.

5. PERDONA NUESTRAS OFENSAS COMO TAMBIÉN NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN.
PERDONA NUESTRAS OFENSAS: Los hombres pecamos y nos alejamos de Dios, por eso necesitamos pedirle perdón cuando lo ofendemos. Para poder recibir el amor de Dios necesitamos un corazón limpio y puro, no un corazón duro que no perdone los demás.
COMO TAMBIÉN NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN: Este perdón debe nacer del fondo del corazón. Para esto necesitamos de la ayuda del Espíritu Santo y recordar que el amor es más fuerte que el pecado.

6. NO NOS DEJES CAER EN TENTACIÓN
El pecado es el fruto de consentir la tentación, de decir sí a las invitaciones que nos hace el demonio para obrar mal. Le pedimos que no nos deje tomar el camino que conduce hacia el pecado, hacia el mal. El Espíritu Santo nos ayuda a decir no a la tentación. Hay que orar mucho para no caer en tentación.

7. Y LÍBRANOS DEL MAL
El mal es Satanás, el ángel rebelde. La pedimos a Dios que nos guarde de las astucias del demonio. Pedimos por los males presentes, pasados y futuros. Pedimos estar en paz y en gracia para la venida de Cristo.

AMÉN: Así sea.

Como te das cuenta, al rezar el Padrenuestro, le pides mucha ayuda a Dios que seguramente Él te va a dar y al mismo tiempo te comprometes a vivir como hijo de Dios.

11/09/2011 00:50 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. APRENDE A ORAR No hay comentarios. Comentar.

Fracaso.

Fracaso
 
Fracaso no significa que somos unos fracasados,
significa que todavía no hemos tenido buen éxito.
 
Fracaso no significa que no hemos logrado nada,
significa que hemos aprendido algo.
 
Fracaso no significa que hemos actuado como necios,
significa que hemos tenido mucha fe.
 
Fracaso no significa que hemos sufrido el descrédito,
significa que estuvimos dispuestos a probar.
 
Fracaso no significa falta de capacidad,
significa que debemos hacer las cosas de distinta manera.
 
Fracaso no significa que somos inferiores,
significa que no somos perfectos.
 
Fracaso no significa que hemos perdido nuestra vida,
significa que tenemos buenas razones para empezar de nuevo.
 
Fracaso no significa que debemos echarnos atrás,
significa que tenemos que luchar con mayor ahínco.
 
Fracaso no significa que jamás lograremos nuestras metas,
significa que tardaremos un poco más en alcanzarlas.
 
Fracaso no significa que Dios nos ha abandonado,
¡Significa que DIOS tiene una idea mejor!
(
http://www.celebrandolavida.org
).

11/09/2011 00:51 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Guia para los catequistas.

Guía para los catequistas

Congregación para la Evangelización de los Pueblos

fuente
http://www.aciprensa.com/

Documento de orientación vocacional, de formación y de promoción del Catequista

1. Ministerio necesario.
2. Vocación e identidad.
3. Función.
4. Categorías y funciones.
5. Perspectivas de desarrollo en un futuro próximo.
6. Necesidad y naturaleza de la espiritualidad del catequista.
7. Apertura a la Palabra.
8. Coherencia y autenticidad de vida.
9. Ardor misionero.
10. Espíritu mariano.
11. Servicio a la comunidad y atención a las distintas categorías.
12. Necesidad de la inculturación.
13. Promoción humana y opción por los pobres.
14. Sentido ecuménico.
15. Diálogo con los hermanos de otras religiones.
16. Atención a la difusión de las sectas.
17. Importancia de la selección y preparación del ambiente.
18. Criterios de selección.
19. Necesidad de una formación adecuada.
20. Unidad y armonía en la personalidad del catequista.
21. Madurez humana.
22. Profunda vida espiritual.
23. Preparación doctrinal.
24. Sentido pastoral.
25. Celo misionero.
26. Actitud eclesial.
27. Agentes de formación.
28. Formación básica.
29. Formación permanente.
30. Medios y estructuras de la formación.
31. Cuestión económica en general.
32. Soluciones prácticas.
33. Responsabilidad de la comunidad.
34. Responsabilidad primaria de los Obispos.
35. Solicitud de parte de los presbíteros.
36. Atención por parte de los formadores.
37. Una esperanza para la misión del tercer milenio.

Venerables Hermanos en el Episcopado
Queridos Sacerdotes,
Queridos Catequistas.

En este histórico período, que por múltiples razones se manifiesta sumamente sensible y favorable al influjo del mensaje cristiano, la Congregación para la Evangelización de los Pueblos ha querido brindar una especial atención a algunas de las categorías de personas que, en la actividad misionera, desempeñan un rol imprescindible. Así, luego de considerar la materia concerniente a la formación en los seminarios mayores (1986) y la temática relativa a la vida y al ministerio de los sacerdotes (1989), nuestra Congregación, en ocasión de su Asamblea Plenaria del mes de abril de 1992, ha centrado su atención y su reflexión, en los catequistas laicos.

En el largo camino evangelizador que la Iglesia ha recorrido, los catequistas han tenido siempre un papel de primera importancia. Aun hoy, como justamente afirma la Encíclica Redemptoris Missio, ellos son también "insustituibles evangelizadores". El mismo Santo Padre, dirigiendo su Mensaje a nuestra citada Asamblea Plenaria, ha confirmado nuevamente la singularidad del papel del catequista afirmando que: "Durante mis viajes apostólicos he podido constatar personalmente que los catequistas ofrecen, sobre todo en los territorios de misión, 'una singular e insustituible contribución a la propagación de la fe y de la Iglesia (AG 17)'".

También la Congregación para la Evangelización de los Pueblos ha percibido y percibe directa y claramente la indiscutible actualidad de los catequistas laicos. Pues ellos, bajo la guía de los sacerdotes, siguen anunciando con franqueza la "Buena Nueva" a sus hermanos no cristianos, preparándolos luego a ingresar en la comunidad eclesial con el bautismo. Mediante la instrucción religiosa, la preparación a los sacramentos, la promoción de la oración y de las obras de caridad, ayudan a los bautizados a crecer en el fervor de la vida cristiana. Donde los sacerdotes son escasos, a ellos es encomendada la guía pastoral de las pequeñas comunidades lejanas al centro. Y también, sosteniendo duras pruebas y dolorosas privaciones, ellos son frecuentemente llamados a testimoniar su propia fidelidad. La historia pasada y reciente de la evangelización ratifican esta coherencia que, siendo tal, no raramente los ha conducido a donar hasta la propia vida. (Verdaderamente los catequistas son un honor de la Iglesia misionera!

La presente Guía para los catequistas, fruto de la última Plenaria de nuestra Congregación, evidencia el interés del Dicasterio misionero en favor de esta "benemérita escuadra" de apóstoles laicos. Ella contiene un material vasto y ordenado que toca variados aspectos de particular importancia, como son: la identidad del catequista, su selección, su formación y espiritualidad, algunas de sus fundamentales tareas apostólicas y hasta su situación económica.

Con grande esperanza encomiendo esta Guía a los Obispos, a los Sacerdotes y a los mismos catequistas, invitando a todos a tomarla seriamente en examen y a esforzarse por actuar las directivas contenidas en ella. A los Centros y a las Escuelas para los catequistas, les pido, en particular, que se esmeren por inserir y hacer específica y práctica referencia de este documento en sus programas de formación y de enseñanza, los cuales, por lo que toca a los contenidos, cuentan ya con el Catecismo de la Iglesia Católica, y que fue publicado sucesivamente a la celebración de la Asamblea Plenaria.

La utilización atenta y fiel de la Guía para los catequistas en todas las Iglesias que dependen de nuestro Dicasterio misionero, además de promover en modo renovado la figura del catequista, contribuirá ciertamente a garantizar un unitario crecimiento en tan vital sector para el futuro de la misión en el mundo.

Es este el auspicio sincero que, con la oración, encomiendo a María "Madre y Modelo de los catequistas", a quien pido los haga ser, cada vez más y siempre, patente y consolante realidad en todas las jóvenes Iglesias.

El Santo Padre, al tomar conocimiento de este empeño asumido por nuestro Dicasterio y visto el texto de la "Guía", ha manifestado su vivo aprecio y aliento por la iniciativa, impartiendo de corazón a todos, con particular miramiento a los catequistas, la reconfortante bendición apostólica.

Roma, Fiesta de San Francisco Javier, 3 de Diciembre de 1993


INTRODUCCION

1. Ministerio necesario.

La Congregación para la Evangelización de los Pueblos (CEP) ha demostrado siempre una atención especial por los catequistas, convencida de que ellos constituyen - bajo la guía de los Pastores - una fuerza de primer orden para la evangelización. Después de haber publicado en el mes de abril de 1970, algunas directrices de orden práctico sobre los catequistas, consciente de su responsabilidad y teniendo en cuenta los profundos cambios ocurridos en el campo misionero, la CEP se propone llamar nuevamente la atención sobre la situación actual, los problemas y las perspectivas de promoción de esa benemérita legión de apóstoles. La CEP se siente reconfortada al respecto por las numerosas y urgentes intervenciones del Santo Padre Juan Pablo II, que, en sus viajes apostólicos, aprovecha toda oportunidad para subrayar la actualidad y la importancia de la obra de los catequistas, como "fundamental servicio evangélico".

Se trata de un objetivo exigente y comprometedor. Pero teniendo en cuenta que los catequistas, desde los primeros siglos del Cristianismo y en todas las épocas de renovado impulso misionero, han dado siempre, y siguen prestando todavía, "una ayuda singular y enteramente necesaria para la expansión de la fe y de la Iglesia", ese objetivo llega a ser también prometedor e irrenunciable.

Animada por estas constataciones, y después de haber examinado en la Asamblea Plenaria del 27-30 abril 1992 todas las informaciones y sugerencias recibidas como resultado de una amplia consulta realizada entre los Obispos y los centros de catequesis de los territorios de misión, la CEP ha preparado una Guía para los catequistas en la que se tratan de manera sistemática y existencial, los aspectos principales de la vocación, la identidad, la espiritualidad, la elección, la formación, las tareas misioneras y pastorales, la remuneración y la responsabilidad del pueblo de Dios hacia los catequistas, en la situación actual y en perspectiva al futuro.

Se proponen, en cada tema, tanto el ideal que se quiere alcanzar, como los elementos indispensables y realísticos para que un catequista pueda definirse como tal.

Las directrices se expresan, de propósito, en forma general, para que sean aplicables a todos los catequistas de las jóvenes Iglesias. Es tarea de los Pastores competentes especificarlas, en base a las necesidades y de las posibilidades locales.

Los destinatarios de esta Guía son, ante todo, los catequistas, pero también los relacionados con ellos, es decir los Obispos, los sacerdotes, los religiosos, los formadores y los fieles, ya que existe una profunda conexión entre los distintos componentes de la comunidad eclesial.

Antes de la publicación de esta Guía, el Santo Padre Juan Pablo II ha aprobado el Catecismo de la Iglesia Católica, y ordenó su publicación. No hace falta encarecer la importancia extraordinaria para la Iglesia y para todo hombre de buena voluntad, de esta rica y sintética "exposición de la fe de la Iglesia y de la doctrina católica, atestiguadas o iluminadas para la Sagrada Escritura, por la Tradición Apostólica y el Magisterio". Es evidente que el nuevo Catecismo, aunque sea un documento diferente por finalidades y contenidos, proporciona nueva luz a distintos puntos de la Guía y, sobre todo es un seguro y competente punto de referencia para la formación y la actividad de los catequistas. En la redacción final del texto, en particular en las notas, se han indicado las principales conexiones con los temas expuestos en el Catecismo.

Lo que se busca es que esta Guía pueda ser un punto de referencia, de unidad y de estímulo para los catequistas y, a través de su acción, también para las comunidades eclesiales. La CEP, por tanto, la confía a las Conferencias Episcopales y a cada uno de los Ordinarios, como ayuda para la vida y el apostolado de los catequistas, y como base para la renovación de los Directorios nacionales y diocesanos que les conciernen.


PRIMERA PARTE

UN APOSTOL SIEMPRE ACTUAL

CATEQUISTA PARA UNA IGLESIA MISIONERA

 

2. Vocación e identidad.

En la Iglesia, el Espíritu Santo llama por su nombre a cada bautizado a dar su aportación al advenimiento del Reino de Dios. En el estado laical se dan varias vocaciones, es decir, distintos caminos espirituales y apostólicos en los que están involucrados cada uno de los fieles y los grupos. En el cauce de una vocación laical común florecen vocaciones laicales particulares.

Fundamento de la personalidad del catequista, además de los sacramentos del Bautismo y de la Confirmación, es, pues, un llamamiento específico del Espíritu, es decir, un "carisma particular reconocido por la Iglesia" hecho explícito por el mandato del Obispo. Es importante que el candidato a catequista capte el sentido sobrenatural y eclesial de ese llamamiento, para que pueda responder con coherencia y decisión como el Verbo eterno: "He aquí que vengo" (Hb 10,7), o como el profeta: "Heme aquí, envíame" (Is 6,8).

En la realidad misionera, la vocación del catequista es específica, es decir, reservada a la catequesis, y general, para colaborar en los servicios apostólicos que sirven para la edificación de la Iglesia y para su crecimiento.

La CEP insiste sobre el valor y sobre la especificidad de la vocación del catequista; de ahí el empeño que debe tener cada uno en descubrir, discernir y cultivar la propia vocación.

Por tanto, el catequista que trabaja en los territorios de misión tiene una identidad propia que lo distingue del catequista que desempeña sus funciones en las Iglesias de antigua fundación, como lo enseñan el mismo Magisterio y la legislación de la Iglesia.

Sintetizando, el catequista en los territorios de misión está caracterizado por cuatro elementos comunes y específicos: un llamamiento del Espíritu; una misión eclesial; una cooperación al mandato apostólico del Obispo; una conexión especial con la realización de la actividad misionera ad Gentes.


3. Función.

Estrechamente vinculada a esa identidad está la función del catequista que se desarrolla en relación con la actividad misionera. Esa misión se presenta amplia y diferenciada: al mismo tiempo que anuncio explícito del mensaje cristiano y conducción de los catecúmenos y de los hermanos y hermanas a los sacramentos hasta la madurez de fe en Cristo, es también presencia y testimonio; comprende la promoción del hombre; se traduce en inculturación, se hace diálogo.

Por eso el Magisterio, cuando trata del catequista en tierra de misión, manifiesta una consideración privilegiada y hace una reflexión de amplio alcance. Así, la Redemptoris Missio describe a los catequistas como "agentes especializados, testigos directos, evangelizadores insustituibles, que representan la fuerza fundamental de las comunidades cristianas, especialmente en las Iglesias jóvenes". El mismo Código de Derecho Canónico trata aparte el asunto de los catequistas comprometidos en la actividad misionera propiamente dicha y los describe como "fieles laicos debidamente instruidos y que se destaquen por su vida cristiana, los cuales, bajo la dirección de un misionero, se dediquen a explicar la doctrina evangélica y a organizar los actos litúrgicos y las obras de caridad".

Esta amplia descripción de la misión del catequista corresponde al concepto esbozado en la Asamblea Plenaria de la CEP, en el 1970: "El catequista es un laico especialmente encargado por la Iglesia, según las necesidades locales, para hacer conocer, amar y seguir a Cristo por aquellos que todavía no lo conocen y por los mismos fieles".

Es oportuno, sin embargo, recordar una precisación. Así como a los otros fieles, también al catequista se pueden confiar, según las normas canónicas, algunos cometidos conexos al sagrado ministerio, que no requieren el carácter de la Ordenación. El desempeño de tales funciones, en calidad de suplente, no hace del catequista un pastor, en cuanto su legitimación deriva directamente de la delegación oficial dada por los Pastores.

Conviene, sin embargo, tener presente una precisación hecha en el pasado por este mismo Dicasterio en su actividad ordinaria: "El catequista no es un mero suplente del sacerdote, sino que es, de derecho, un testigo de Cristo en la comunidad a la que pertenece".


4. Categorías y funciones.

Los catequistas en los territorios de misión se distinguen no solo de los catequistas que actúan en las Iglesias de antigua tradición, sino que se presentan con características y modalidades de acción muy diversificadas de una experiencia eclesial a otra, por lo que resulta difícil hacer una descripción unitaria y sintética.

En el plan práctico, es útil tener presente que se puede hablar de dos categorías de catequistas: los de tiempo pleno, que dedican toda su vida a este servicio, y, en cuanto tales, son reconocidos oficialmente: y los de tiempo parcial, que ofrecen una colaboración limitada, pero siempre preciosa. La proporción entre estas dos categorías varía de zona a zona, aunque la línea de tendencia muestra que los catequistas de tiempo parcial son mucho más numerosos.

A las dos categorías están confiadas bastantes tareas o funciones. Y precisamente en este aspecto se dan las mayores y más numerosas diversificaciones. Consideramos objetivo el siguiente prospecto global, y puede ayudar a comprender la situación actual en las Iglesias que dependen de la CEP:

- Los catequistas que tienen la función específica de la catequesis, a los que se confían en general estas actividades: la educación en la fe de jóvenes y adultos; la preparación para recibir los sacramentos de la iniciación cristiana, tanto de los candidatos, como de sus familias; la colaboración en iniciativas de apoyo a la catequesis como retiros, encuentros, etc. Estos catequistas son más numerosos en las Iglesias donde la organización de los servicios laicales está mejor desarrollada.

- Los Catequistas que cooperan en las distintas formas de apostolado con los ministros ordenados en cordial y estrecha obediencia. Sus tareas son múltiples: desde el anuncio a los no cristianos y la catequesis a los catecúmenos y a los bautizados, hasta la animación de la oración comunitaria, especialmente de la liturgia dominical cuando falta el sacerdote; desde la asistencia espiritual a los enfermos hasta la celebración de funerales; desde la formación de otros catequistas en los centros y la dirección de los catequistas voluntarios, hasta el control de las iniciativas pastorales; desde la promoción humana y de la justicia, hasta la ayuda a los pobres, las actividades organizativas, etc. Estos catequistas prevalecen en las parroquias de vasto territorio, y en comunidades de fieles distantes del centro; o también cuando los párrocos, por falta de sacerdotes, escogen colaboradores laicos de tiempo completo.

El dinamismo de las Iglesias jóvenes y su situación socio-cultural favorecen el surgir y aun perdurar de otras distintas funciones apostólicas. Así, existen los maestros de religión en las escuelas, encargados de enseñar la religión a los estudiantes bautizados y la primera evangelización a los no cristianos. Estos prevalecen donde la autoridad del Estado limita enseñanza religiosa en sus escuelas, y son también importantes donde existe una estructura escolar de la Iglesia o donde se trata de recuperar su presencia entre los estudiantes de las escuelas estatalizadas. Hay también Catequistas dominicales encargados de enseñar la religión en escuelas organizadas por las parroquias y enlazadas con la liturgia festiva, especialmente donde el Estado no permite tal enseñanza en las escuelas propias. Y no hay que olvidar tampoco a cuantos operan en los barrios de grandes ciudades, en nuevas zonas urbanas, entre militares, immigrados, encarcelados etc. Las diversas experiencias y sensibilidades eclesiales consideran estas funciones como propias del Catequista, o como formas de servicio laical a la Iglesia y a su misión. La CEP considera esta variedad de cometidos como expresión de la riqueza del Espíritu operante en las Iglesias jóvenes. Y los recomienda a la atención de los Pastores. Pero pide que se promuevan aquellos que responden mejor a las exigencias actuales, poniendo especial atención a las perspectivas para el futuro.

Hay otro aspecto que no debemos desestimar. Los catequistas pertenecen a diversas categorías de personas, y es por tanto claro que el impacto de su actividad varía según el ambiente y las culturas en las que operan. Así, por ejemplo, el hombre casado parece ser más indicado para desempeñar la tarea de animador de la comunidad, especialmente donde la cultura lo considera todavía como el jefe natural de la sociedad; a la mujer se la juzga, en general, más idónea para la educación de los niños y para la promoción cristiana del ambiente femenino; a los adultos se les considera más maduros y estables, sobre todo si son casados, con la posibilidad, además, de testimoniar coherentemente el valor cristiano del matrimonio; los jóvenes, en cambio, son los preferidos para los contactos con los jóvenes y para iniciativas que exigen más disponibilidad y tiempo libre.

En fin, es oportuno tener presente que, al lado de los catequistas laicos, opera en la catequesis un gran número de religiosos y religiosas. Aun sin considerarlos Catequistas por el hecho de ser consagrados poseen una indudable preparación espiritual y plena disponibilidad apostólica. De ahí que, en la práctica, los religiosos y las religiosas ejercen las funciones propias de los catequistas y sobre todo, en virtud de su estrecha colaboración con los sacerdotes, tienen con frecuencia una parte activa a nivel de dirección. Por estas razones, la CEP encomienda al compromiso de los religiosos y de las religiosas, como ya se verifica en muchas partes, este importante sector de la vida eclesial, especialmente al nivel de la formación, de la atención y del cuidado de los catequistas.


5. Perspectivas de desarrollo en un futuro próximo.

La tendencia general que la CEP asume y anima es la de mantener y promover la figura del catequista cono tal, independientemente de las tareas que desesempeña. El valor del catequista, y su eficacia apostólica, son siempre decisivos para la misión de la Iglesia.

La CEP, basada en su experiencia de alcance universal, presenta algunas pistas para promover e iluminar una reflexión en este sentido:

- se ha de dar preferencia absoluta a la calidad. El problema común, reconocido como tal parece ser la escasez de individuos con una preparación adecuada. El objetivo inmediato y prioritario para todos ha de ser, por tanto, la persona del catequista. Esto tendrá consecuencias prácticas en los criterios de elección, en el proceso de formación, en el cuidado y atención al catequista. Las palabras del Santo Padre son muy claras: "Para un servicio evangélico tan fundamental se necesitan numerosos operarios. Pero, sin descuidar el número, hay que procurar con todo empeño sobretodo la calidad del catequista" .

- Teniendo en cuenta el nuevo impulso dado a la misión ad gentes, el futuro del catequista en las Iglesias jóvenes se caracterizará, ciertamente, por el celo misionero. El catequista, por lo tanto, se deberá calificar cada vez más como apóstol laico de frontera. En el futuro deberá seguir distinguiéndose, como en el pasado, por su eficacia insustituible en la actividad misionera ad gentes.

- No basta establecer un objetivo; es preciso elegir los medios adecuados para alcanzarlo. Eso vale también para la cualificación del catequista. Se trata de establecer programas concretos, procurarse adecuadas estructuras y medios económicos, y encontrar formadores preparados para garantizar al catequista la mayor idoneidad posible. Desde luego, la importancia de los medios y el grado de cualificación varían según las posibilidades reales de cada Iglesia, pero todos deben lograr un objetivo mínimo, sin ceder ante las dificultades.

- Reforzar los núcleos de responsables. Se prevé que en todas partes serán necesarios almenos algunos catequistas profesionales, preparados en centros específicos que, bajo la dirección de los Pastores y en puestos claves de la organización catequística, deberán cuidar la preparación de las nuevas fuerzas, introducirlas y guiarlas en el desempeño de sus funciones. Deberán estar situados en los distintos planos: parroquial, diocesano y nacional, y han de garantizar el buen funcionamiento de ese sector tan importante para la vida de la Iglesia.

- Además de estas líneas de renovación para el porvenir de los catequistas, la CEP constata que, con toda probabilidad, pues se vislumbran los síntomas, en un futuro próximo cobrarán fuerza algunas categorías. Habrá que identificar quiénes serán protagonistas del mañana.

En este contexto, será necesario impulsar especialmente a los catequistas que tienen un marcado espíritu misionero, para que "se hagan ellos mismos animadores misioneros de sus respectivas comunidades eclesiales y estén dispuestos, si el Espíritu les llama interiormente y los Pastores les envían, a salir de su propio territorio para anunciar el Evangelio, preparar los catecumenos al Bautismo y construir nuevas comunidades eclesiales".

Se prevé, asimismo, un futuro cada vez más importante para los Catequistas dedicados directamente a la catequesis, porque las Iglesias jóvenes se desarrollan, multiplicando los servicios apostólicos laicales distintos del catequista. Se requerirán por tanto, catequistas especializados. Entre éstos hay que destacar los que trabajan por la renovación cristiana en las comunidades de mayoría de bautizados, pero de escasa instrucción religiosa y vida de fe. Están surgiendo otros tipos de catequistas, que hay que tener en cuenta porque deberán responder a retos ya en parte actuales, como la urbanización, la creciente escolaridad con particular referencia al ambito universitario y, más en general, a los jóvenes, y también las migraciones con el fenómeno de los refugiados, el avance de la secularización, los cambios políticos, la cultura de masa favorecida por los mass-media, etc.

La CEP señala el alcance de estas perspectivas y la necesidad de no eludirlas, puesto que las opciones concretas, y su actuación gradual corresponden a los Pastores locales. Las Conferencias Episcopales y cada uno de los Obispos deberán elaborar un programa de promoción del catequista para el futuro, teniendo en cuenta estas pistas preferenciales que valen para todos, y dedicando especial atención a la dimensión misionera, tanto en la formación como en la actividad del catequista. Estos programas, que no deben ser genéricos sino circunstanciados, deberán responder al contexto local, de manera que cada Iglesia tenga los catequistas que necesita ahora, y forme y prepare a los catequistas que prevé que responderán mejor a sus necesidades futuras.


II - LINEAS DE ESPIRITUALIDAD DEL CATEQUISTA


6. Necesidad y naturaleza de la espiritualidad del catequista.

Es necesario que el catequista tenga una profunda espiritualidad, es decir, que viva en el Espíritu que le ayude a renovarse contínuamente en su identidad específica.

La necesidad de una espiritualidad propia del catequista se deriva de su vocación y misión. Por eso, la espiritualidad del catequista entraña, con nueva y especial exigencia, una llamada a la santidad. La feliz expresión del Sumo Pontífice Juan Pablo II: "el verdadero misionero es el santo" puede aplicarse ciertamente al catequista. Como todo fiel, el catequista "está llamado a la santidad y a la misión", es decir, a realizar su propia vocación "con el fervor de los santos".

La espiritualidad del catequista está ligada estrechamente a su condición de "cristiano" y de "laico", hecho partícipe, en su propia medida, del oficio profético, sacerdotal y real de Cristo. La condición propia del laico es secular, con el "deber específico, cada uno según su propia condición, de animar y perfeccionar el orden temporal con el espíritu evangélico, y dar así testimonio de Cristo, especialmente en la realización de esas mismas cosas temporales y en el ejercicio de las tareas seculares".

Cuando el catequista está casado, la vida matrimonial forma parte de su espiritualidad. Como afirma justamente el Papa:"Los catequistas casados tienen la obligación de testimoniar con coherencia el valor cristiano del matrimonio, viviendo el sacramento en plena fidelidad y educando con responsabilidad a sus hijos". Esta espiritualidad correspondiente al matrimonio puede tener un impacto favorable y característico en la misma actividad del catequista, y este tratará de asociar a la esposa y a los hijos en su servicio, de manera que toda la familia llegue a ser una célula de irradiación apostólica.

La espiritualidad del catequista está vinculada también a su vocación apostólica y, por consiguiente, se expresa en algunas actitudes determinantes que son: la apertura a la Palabra, es decir, a Dios, a la Iglesia y por consiguiente, al mundo; la autenticidad de vida; el celo misionero y el espíritu mariano.


7. Apertura a la Palabra.

El ministerio del catequista está esencialmente unido a la comunicación de la Palabra. La primera actitud espiritual del catequista está relacionada, pues, con la Palabra contenida en la revelación, predicada por la Iglesia, celebrada en la liturgia y vivida especialmente por los santos. Y es siempre un encuentro con Cristo, oculto en su Palabra, en la Eucaristía, en los hermanos. Apertura a la Palabra significa, a fin de cuentas, apertura a Dios, a la Iglesia y al mundo.

- Apertura a Dios Uno y Trino, que está presente en lo más íntimo de la persona y da un sentido a toda su vida: convicciones, criterios, escala de valores, decisiones, relaciones, comportamientos, etc. El catequista debe dejarse atraer a la esfera del Padre que comunica la Palabra; de Cristo, Verbo Encarnado, que pronuncia todas y solo las Palabras que oye al Padre (cf. Jn 8,26; 12,49); del Espíritu Santo que ilumina la mente para hacer comprender toda la Palabra y caldea el corazón para amarla y ponerla fielmente en práctica (Cf. Jn 16,12-14).

Se trata, pues, de una espiritualidad arraigada en la Palabra viva, con dimensión Trinitaria, como la salvación y la misión universal. Eso implica una actitud interior coherente, que consiste en participar en el amor del Padre, que quiere que todos los hombres lleguen a conocer la verdad y se salven (cf. 1Tim 2,4); en realizar la comunión con Cristo, compartir sus mismos sentimientos (cf. Flp 2,5), y vivir, como Pablo, la experiencia de su continua presencia alentadora: "No tengas miedo (...) porque yo estoy contigo" (Hch 18,9-10); en dejarse plasmar por el Espíritu y transformarse en testigos valientes de Cristo y anunciadores luminosos de la Palabra.

- Apertura a la Iglesia, de la cual el catequista es miembro vivo que contribuye a construirla y por la cual es enviado. A la Iglesia ha sido encomendada la Palabra para que la conserve fielmente, profundice en ella con la asistencia del Espíritu Santo y la proclame a todos los hombres.

Esta Iglesia, como Pueblo de Dios y Cuerpo Místico de Cristo, exige del catequista un sentido profundo de pertenencia y de responsabilidad por ser miembro vivo y activo de ella; como sacramento universal de salvación, ella le pide que se empeñe en vivir su misterio y gracia multiforme para enriquecerse con ellos y llegar a ser signo visible en la comunidad de los hermanos. El servicio del catequista no es nunca un acto individual o aislado, sino siempre profundamente eclesial.

La apertura a la Iglesia se manifiesta en el amor filial a ella, en la consagración a su servicio y en la capacidad de sufrir por su causa. Se manifiesta especialmente en la adhesión y obediencia al Romano Pontífice, centro de unidad y vínculo de comunión universal, y también al propio Obispo, padre y guía de la Iglesia particular. El catequista debe participar responsablemente en las vicisitudes terrenas de la Iglesia peregrina que, por su misma naturaleza, es misionera y debe compartir con ella, también el anhelo del encuentro definitivo y beatificante con el Esposo.

El sentido eclesial, propio de la espiritualidad del catequista se expresa, pues, mediante un amor sincero a la Iglesia, a imitación de Cristo que "amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella" (Ef 5,25). Se trata de un amor activo y totalizante que llega a ser participación en su misión de salvación hasta dar, si es necesario, la propia vida por ella.

- Apertura misionera al mundo, lugar donde se realiza el plan salvífico que procede del "amor fontal" o caridad eterna del Padre; donde históricamente el Verbo puso su morada para habitar con los hombres y redimirlos (cf. Jn 1,14), donde ha sido derramado el Espíritu para santificar a los hijos y constituirlos como Iglesia, para llegar hasta el Padre a través de Cristo, en un solo Espíritu (cf. Ef 2,18).

El catequista tendrá, pues, un sentido de apertura y de atención a las necesidades del mundo, al que se sabe enviado constantemente y que es su campo de trabajo, aún sin pertenecer del todo a él (cf. Jn 17,14-21). Eso significa que deberá permanecer insertado en el contexto de los hombres, hermanos suyos, sin aislarse o echarse atrás por temor a las dificultades o por amor a la tranquilidad; y conservará el sentido sobrenatural de la vida y la confianza en la eficacia de la Palabra que, salida de la boca misma de Dios, no retorna sin producir un efecto seguro de salvación (cf. Is 55,11).

El sentido de apertura al mundo caracteriza la espiritualidad del catequista en virtud de la "caridad apostólica", la misma de Jesús, Buen Pastor, que vino para "reunir en uno a los hijos de Dios que estaban dispersos" (Jn 11,52). El catequista ha de ser, pues, el hombre de la caridad que se acerca a los hermanos para anunciarles que Dios los ama y los salva, junto con toda la familia de los hombres.


8. Coherencia y autenticidad de vida.

La tarea del catequista compromete toda su persona. Ha de aparecer evidente que el catequista, antes de anunciar la Palabra, la hace suya y la vive. "El mundo (...) exige evangelizadores que hablen de un Dios a quien ellos mismos conocen y tratan familiarmente, como si estuvieran viendo al Invisible".

Lo que el catequista propone no ha de ser una ciencia meramente humana, ni tampoco la suma de sus opiniones personales, sino el contenido de la fe de la Iglesia, única en todo el mundo, que él ya vive, que ha experimentado y de la cual es testigo.

De aquí surge la necesidad de coherencia y autenticidad de vida en el catequista. Antes de hacer catequesis, debe ser catequista. (La verdad de su vida es la nota cualificante de su misión! (Qué disonancia habría si el catequista no viviera lo que propone, y si hablara de un Dios que ha estudiado pero que le es poco familiar! El catequista debe aplicarse a sí mismo lo que el evangelista Marcos dice con referencia a la vocación de los apóstoles: "Instituyó Doce para que estuvieran con él, y para enviarlos a predicar" (cf. Mc 3,14-15).

La autenticidad de vida se expresa a través de la oración, la experiencia de Dios, la fidelidad a la acción del Espíritu Santo. Ello implica una intensidad y un orden interior y exterior, aunque adaptándose a las distintas situaciones personales y familiares de cada uno. Se puede objetar que el catequista, en cuanto laico, vive en una realidad que no le permite estructurarse la vida espiritual como si fuera un consagrado y que, por consiguiente, debe contentarse con un tono más modesto. En todas las situaciones de la vida, tanto en el trabajo como en el ministerio, es posible, para todos, sacerdotes, religiosos y laicos, alcanzar una elevada comunión con Dios y un ritmo de oración ordenada y verdadera; no sólo esto, sino también crearse espacios de silencio para entrar más profundamente en la contemplación del Invisible. Cuanto más verdadera e intensa sea su vida espiritual, tanto más evidente será su testimonio y más eficaz su actividad.

Es importante, asimismo, que el catequista crezca interiormente en la paz y en la alegría de Cristo, para ser el hombre de la esperanza, del valor, que tiende hacia lo esencial (cf. Rm 12,12). Cristo, en efecto, "es nuestro gozo" (Ef 2,14), y lo comunica a los apóstoles para que su "alegría llegue a plenitud" (Jn 15,11).

El catequista deberá ser, pues, el sembrador de la alegría y de la esperanza pascual, que son dones del Espíritu. En efecto "El don más precioso que la Iglesia puede ofrecer al mundo de hoy, desorientado e inquieto, es el de formar cristianos firmes en lo esencial y humildemente felices en su fe".


9. Ardor misionero.

Un catequista que viva en contacto con muchedumbres de no cristianos, como sucede en los territorios de misión, en fuerza del Bautismo y de la vocación especial no puede menos de sentir como dirigidas a él las palabras del Señor: "También tengo otras ovejas, que no son de este redil; también a éllas las tengo que conducir" (Jn 10,16); "Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda creatura" (Mc 16,15). Para poder afirmar como Pedro y Juan ante el Sanedrín: "No podemos nosotros dejar de hablar de lo que hemos visto y oído" (Hch 4,20) y realizar, como Pablo, el ideal del ministerio apostólico: "el amor de Cristo nos apremia" (2Cor 5,14), es necesario que el catequista tenga un arraigado espíritu misionero. Este espíritu se hace apostólicamente operante y fecundo bajo algunas condiciones importantes: ante todo, el catequista ha de tener fuertes convicciones interiores y ha de irradiar entusiasmo y valor, sin avergonzarse nunca del Evangelio (cf. Rm 1,16). Deje que los sabios de este mundo busquen las realidades inmediatas y gratificantes y gloríese sólo de Cristo que le da la fuerza (cf. Col 1,29) y no ansíe saber, ni predicar, nada más que a "Cristo fuerza de Dios y sabiduría de Dios" (1Co 1,24). Como justamente afirma el Catecismo de la Iglesia Católica, del "amoroso conocimiento de Cristo nace irresistible el deseo de anunciar, de 'evangelizar' y de conducir los a otros al 'si' de la fe en Jesucristo. Pero, al mismo tiempo, se siente la necesidad de conocer cada vez mejor esta fe".

Además, el catequista ha de procurar mantener la convicción interior del pastor que "va tras la oveja descarriada hasta que la encuentra" (Lc 15.4); o de la mujer que "busca con cuidado la dracma perdida hasta que la encuentra" (Lc 15,8). Es una convicción que engendra celo apostólico: "Me he hecho todo a todos para salvar a toda costa a algunos. Y todo esto lo hago por el Evangelio" (1Co 9,22-23; cf. 2Co 12,15); "(ay de mí si no predicara el Evangelio!" (1Co 9,16). Estos apremios interiores de Pablo podrán ayudar al catequista a acrecentar en sí mismo el celo como corresponde a su vocación especial, y también a su voluntad de responder a ella y le impulsarán a colaborar activamente en el anuncio de Cristo y en la construcción y al crecimiento de la comunidad eclesial.

El espíritu misionero requiere, en fin, que el Catequista imprima, en lo más íntimo de su ser, el signo de la autenticidad; la cruz gloriosa. El Cristo que el catequista ha aprendido a conocer, es el "crucificado" (cf 1Co 2,2); el que él anuncia es también el "Cristo crucificado, escándalo para los judíos, necedad para los gentiles" (1Co 1,23), que el Padre ha resucitado de los muertos al tercer día (cf Hch 10,40). El catequista, por consiguiente, deberá saber vivir el misterio de la muerte y resurrección de Cristo, con esperanza, en toda situación de limitación y sufrimiento personal, de adversidades familiares, de obstáculos en el servicio apostólico, en el deseo de seguir el mismo camino que recorrió el Señor: "completo en mi carne lo que falta a los sufrimientos de Cristo, en favor de su Cuerpo, que es la Iglesia (Col 1,24)".


10. Espíritu mariano.

Por una vocación singular, María vio al Hijo de Dios "crecer en sabiduría, edad y gracia" (Lc 2,52). Ella fue la Maestra que lo "formó en el conocimiento humano de las Escrituras y de la historia del designio de Dios sobre su Pueblo en la adoración al Padre". Ella fue, asimismo, "la primera de sus discípulos". Como lo afirmó audazmente S. Agustín, el hecho de ser discípula fue para María más importante que ser madre. Se puede decir, con razón y alegría, que María es un "catecismo viviente", "madre y modelo del catequista".

La espiritualidad del catequista, como la de todo cristiano y, especialmente, la de todo apóstol, debe estar enriquecida por un profundo espíritu mariano. Antes de explicar a los demás la figura de María en el misterio de Cristo y de la Iglesia, el catequista debe vivir su presencia en lo más íntimo de sí mismo y manifestar, con la comunidad, una sincera piedad mariana. Ha de encontrar en María un modelo sencillo y eficaz que debe realizar en sí mismo y poder proponer: "La Virgen fue en su vida un ejemplo del amor maternal con que debe animar a todos aquellos que, en la misión apostólica de la Iglesia, cooperan a la regeneración de los hombres".

El anuncio de la Palabra está siempre relacionado con la oración, la celebración eucarística y la construcción de la comunión fraterna. La comunidad primitiva vivió esa rica realidad (Hch 2-4) con María, la Madre de Jesús (cf. Hch 1,14).


III. ACTITUDES DEL CATEQUISTA FRENTE A DETERMINADAS SITUACIONES ACTUALES


11. Servicio a la comunidad y atención a las distintas categorías.

El servicio del Catequista se ofrece a toda clase de personas, sea cual fuere la categoría a la que pertenecen: jóvenes y adultos, hombres y mujeres, estudiantes y trabajadores, sanos y enfermos, católicos, hermanos separados y no bautizados. Sin embargo, no es lo mismo ser catequista de catecúmenos que se preparan a recibir el bautismo, o responsable de una aldea de cristianos con el cometido de seguir las distintas actividades pastorales, o ser Catequista encargado de enseñar el catecismo en las escuelas, o preparar a los sacramentos, o serlo en un barrio de ciudad o en la zona rural.

Por lo tanto, concretamente, todo catequista deberá promover el conocimiento y la comunión entre los miembros de la comunidad, cuidar de las personas que le han sido confiadas, y tratar de comprender sus necesidades particulares para poder las ayudar. Desde este punto de vista, los catequistas se distinguen por tareas propias y por preparación especifica.

Esta situación, de hecho, sugiere que el catequista pueda conocer de antemano su destino, y que se le introduzca a la categoría de personas a las que ha de servir. Para esto serán útiles las sugerencias dadas al respecto por el Magisterio, especialmente en el Directorio Catequético General, nn. 77-97 y en la Exhortación Apostólica Catechesi Tradendae, nn. 35-45.

En el vasto campo apostólico, el catequista está llamado a prestar especial cuidado a los enfermos y ancianos, por su fragilidad física y psíquica que exige especial solidaridad y asistencia.

El catequista ha de acercarse al enfermo y ayudarle a comprender el sentido profundo y redentor del misterio cristiano de la cruz en unión con Jesús que asumió el peso de nuestras enfermedades (cf. Mt 8,17; Is 53,4). Visita a los enfermos con frecuencia, los conforta con la Palabra y, cuando está encargado de ellos, con la Eucaristía.

El catequista ha de seguir de cerca también a los ancianos, que tienen una función cualificada en la Iglesia, como justamente lo reconoce Juan Pablo II al definir al anciano "el testigo de la tradición de la fe (cf. Sal 44,2; Ex 12,26-27), el maestro de vida (cf. Si 6,34; 8,11-12), el operador de caridad". Ayudar al anciano, para un catequista significa ante todo colaborar a que su familia lo mantenga insertado como "testigo del pasado e inspirador de sabiduría para los jóvenes"; además, hacer que experimente la cercanía de la comunidad y animarlo a que viva con fe sus inevitables límites y, en ciertos casos, también la soledad. El catequista no deje de preparar al anciano para el encuentro con el Señor, ayudándole a sentir la alegría que nace de la esperanza cristiana en la vida eterna.

Hay que tener presente, además, la sensibilidad que el catequista deberá demostrar para comprender y prestar su ayuda en ciertas situaciones difíciles, como: la unión irregular de la pareja, los hijos de esposos separados o divorciados. El catequista debe participar y expresar verdaderamente la inmensa compasión del corazón de Cristo (cf. Mt 9,36; Mc 6,34; 8,2; Lc 7,13).


12. Necesidad de la inculturación.

Como toda la actividad evangelizadora, también la catequesis está llamada a llevar la fuerza del Evangelio al corazón de la cultura y de las culturas. El proceso de inculturación requiere largo tiempo porque es un proceso profundo, global y gradual. A través de él, como explica Juan Pablo II, "la Iglesia encarna el Evangelio en las diversas culturas y, al mismo tiempo, introduce a los pueblos con sus culturas en su misma comunidad; trasmite a las mismas sus propios valores, asumiendo lo que hay de bueno en ellas y renovándolas desde dentro".

Los catequistas, en cuanto apóstoles, están implicados necesariamente en el dinamismo de este proceso. Además, con una preparación específica, que no puede prescindir del estudio de la antropología cultural y de los idiomas más idóneos a la inculturación, se les debe ayudar a operar por su parte y en la pastoral de conjunto, siguiendo las directrivas de la Iglesia acerca de este tema particular, que podemos sintetizar así:

- El mensaje evangélico, aunque no se identifica nunca con una cultura, necesariamente se encarna en las culturas. De hecho, desde el comienzo del cristianismo, se ha encarnado en algunas culturas. Hay que tener en cuenta esto para no privar a las Iglesias jóvenes de valores que ya son patrimonio de la Iglesia universal.

- El Evangelio tiene una fuerza regeneradora, capaz de rectificar no pocos elementos de las culturas en las que penetra, cuando no son compatibles con él.

- El sujeto principal de la inculturación son las comunidades eclesiales locales, que viven una experiencia cotidiana de fe y caridad, insertadas en una determinada cultura, corresponde a los Pastores indicar las pistas principales que se deben recorrer para destacar los valores de una determinada cultura; los expertos sirven de estímulo y ayuda.

- La inculturación es genuina si se guía por estos dos principios: se basa en la Palabra de Dios contenida en la Sagrada Escritura y avanza de acuerdo con la Tradición de la Iglesia y las directivas del Magisterio, y no contradice la unidad deseada por el Señor.

- La piedad popular, entendida como conjunto de valores, creencias, actitudes y expresiones propias de la religión católica y purificada de los defectos debidos a la ignorancia o a la superstición, expresa la sabiduría del Pueblo de Dios y es una forma privilegiada de inculturación del Evangelio en una determinada cultura.

Para participar positivamente en ese proceso, el catequista deberá atenerse a estas directivas que favorecen en él una actitud clarividente y abierta; insertarse con toda seriedad en el plan de pastoral aprobado por la autoridad competente de la Iglesia, sin aventurarse en experiencias particulares que podrían desorientar a los demás fieles; y reavivar la esperanza apostólica, convencido de que la fuerza del Evangelio es capaz de penetrar en cualquier cultura, enriqueciéndola y fortaleciéndola desde dentro.


13. Promoción humana y opción por los pobres.

Entre el anuncio del Evangelio y la promoción humana hay una "estrecha conexión". Se trata, en efecto, de la única misión de la Iglesia. "Con el mensaje evangélico la Iglesia ofrece una fuerza libertadora y promotora de desarrollo, precisamente porque lleva a la conversión de corazón y de la mentalidad; ayuda a reconocer la dignidad de cada persona; dispone a la solidaridad, al compromiso, al servicio de los hermanos; inserta al hombre en el proyecto de Dios, que es la construcción del Reino de paz y de justicia, a partir ya de esta vida. Es la perspectiva bíblica de los 'nuevos cielos y nueva tierra' (cf. Is 65,17; 2Pe 3,13; Ap 21,1), es la que ha introducido en la historia el estímulo y la meta para el progreso de la humanidad".

Es bien sabido que la Iglesia reivindica para sí una misión de orden "religioso", que debe realizarse, sin embargo, en la historia y en la vida real de la humanidad y, por tanto, en forma no desencarnada.

Es tarea, preeminente de los laicos, llevar los valores del Evangelio al campo económico, social y político. El catequista tiene una importante tarea propia y característica en el sector de la promoción humana, del desarrollo y defensa de la justicia. Al vivir en un mismo contexto social con los hermanos, es capaz de comprender, interpretar y resolver las situaciones y los problemas a la luz del Evangelio. Ha de saber, pues, estar en contacto con la gente, estimularla a tomar conciencia de la realidad en que vive para mejorarla y, cuando sea necesario, ha de tener el valor de hablar en nombre de los más débiles para defender sus derechos.

Por lo que se refiere a la acción, cuando es necesario realizar iniciativas de ayuda, el catequista deberá actuar siempre con la comunidad, en un programa de conjunto, bajo la guía de los Pastores.

Aquí surge, necesariamente, otro aspecto relacionado con la promoción: la opción preferencial por los pobres. El catequista, sobre todo cuando está comprometido en el apostolado en general, tiene el deber de asumir esta opción eclesial que no es exclusiva, sino una forma de primacía de la caridad. Y debe estar convencido de que su interés y ayuda a los pobres se funda en la caridad porque, como afirma explícitamente el Sumo Pontífice Juan Pablo II: "El amor es, y sigue siendo, la fuerza de la misión".

El catequista ha de tener presente que por pobres se entiende sobre todo aquellos que se hallan en situación de estrechez económica, tan numerosos en diversos territorios de misión; estos hermanos deben poder experimentar el amor maternal de la Iglesia, aunque todavía no formen parte de ella, y sentirse estimulados a afrontar y superar las dificultades con la fuerza de la fe cristiana, ayudándolos a hacerse ellos mismos artífices de su propio desarrollo integral. Todo acto caritativo de la Iglesia, así como toda la actividad misionera, da "a los pobres luz y aliento para un verdadero desarrollo".

Además de atender a los desposeídos, los catequistas han de acercarse y ayudar, porque son también pobres, a los oprimidos y perseguidos, a los marginados y a todas las personas que viven en una situación de grave necesidad, como los minusválidos, los desocupados, los prisioneros, los refugiados, los drogadictos, los enfermos de SIDA, etc..


14. Sentido ecuménico.

La división de los cristianos es contraria a la voluntad de Cristo, es un escándalo para el mundo y "daña a la causa santísima de la predicación del Evangelio a todos los hombres".

Todas las comunidades cristianas tienen el deber de "participar en el diálogo ecuménico y demás iniciativas destinadas a realizar la unidad de los cristianos". Pero en los territorios de misión este compromiso asume una urgencia especial para que no sea vana la oración de Jesús al Padre: "sean también ellos en nosotros, una cosa sola, para que el mundo crea que tú me has enviado" (Jn 17,21).

El catequista, en virtud de su misión, se encuentra necesariamente implicado en esta dimensión apostólica y debe colaborar a madurar la conciencia ecuménica en la comunidad, comenzando por los catecúmenos y los neófitos. Ha de cultivar, pues, un profundo deseo de unidad, insertarse con gusto en el diálogo con los hermanos de otras confesiones cristianas y comprometerse generosamente en las iniciativas ecuménicas, dentro de su cometido, siguiendo las directivas de la Iglesia, especificadas localmente por la Conferencia Episcopal y por el Obispo. Procure sobre todo seguir las directivas acerca de la cooperación ecuménica en la catequesis y en la enseñanza de la religión en las escuelas.

Su acción será verdaderamente ecuménica si se esfuerza en "enseñar que la plenitud de las verdades reveladas y de los medios de salvación instituidos por Cristo se halla en la Iglesia católica"; y si logra también "hacer una presentación correcta y leal de las demás Iglesias y comunidades eclesiales de las que el Espíritu de Cristo no rehúsa servirse como medio de salvación".

En el ambiente donde realiza su actividad, el catequista ha de hacer lo posible por establecer relaciones amistosas con los responsables de las otras confesiones, de acuerdo con los Pastores y, si fuere necesario, en representación suya; ha de evitar que se fomenten inútiles polémicas y concurrencia; debe ayudar a los fieles a vivir en armonía y respeto con los cristianos no católicos, realizando plenamente y sin ningun complejo, su identidad católica; y promueva el esfuerzo común de todos los que creen en Dios, para ser "constructores de paz".


15. Diálogo con los hermanos de otras religiones.

El diálogo inter-religioso es una parte de la misión evangelizadora de la Iglesia. El anuncio y el diálogo se orientan efectivamente hacia la comunicación de la verdad salvífica. El diálogo es una actividad indispensable en las relaciones entre la Iglesia católica y las otras religiones y merece seria atención. Se trata de un diálogo de la salvación, que se realiza en Cristo.

También los catequistas, cuya tarea primordial en las misiones es el anuncio, deben estar abiertos, preparados y comprometidos en ese tipo de diálogo. Se les ha de ayudar, pues, a llevarlo a cabo, teniendo en cuenta las indicaciones del Magisterio, especialmente las de la Redemptoris Missio, del documento conjunto Diálogo y Anuncio, del Pontificio Consejo para el Diálogo Inter-religioso y de la C.E.P., y del Catecismo de la Iglesia Católica, que implican:

- Escucha del Espírítu, que sopla donde quiere (cf Jn 3,8), respetando lo que El ha operado en el hombre, para alcanzar la purificación interior, sin la cual el diálogo no reporta frutos de salvación.

- El correcto conocimiento de las religiones presentes en el territorio: su historia y organización; los valores que, como "semillas del Verbo", pueden ser una "preparación al Evangelio", los límites y errores que se oponen a la verdad evangélica y que se deben, respectivamente, completar y corregir.

- La convicción de fe que la salvación procede de Cristo y que, por consiguiente, el diálogo no dispensa del anuncio; que la Iglesia es el camino ordinario de la salvación y sólo ella posee la plenitud de la verdad revelada y de los medios salvíficos. No es posible, como ha reafirmado S.S. Juan Pablo II haciendo referencia a la Redemptoris Missio: "poner en un mismo nivel la revelación de Dios en Cristo y las escrituras o tradiciones de otras religiones. Un teocentrismo que no reconociera a Cristo en su plena identidad sería inaceptable para la fe católica. (...) El mandato misionero de Cristo, perennemente válido, es una invitación explícita a hacer discípulos a todas las gentes y a bautizarlas para que se abra para ellas la plenitud del don de Dios". El diálogo no debe, pues, conducir al relativismo religioso.

- La colaboración práctica con los organismos religiosos no cristianos para resolver los grandes retos que se plantean a la humanidad, como la paz, la justicia, el desarrollo, etc.. Además, se requiere una actitud de aprecio y acogida a las personas. La caridad del Padre común es la que debe unir a la familia de los hombres en toda obra de bien.

En la realización de un diálogo tan importante, no hay que dejar solo al catequista, este, a su vez, se ha de mantener integrado en la comunidad. Toda iniciativa de diálogo inter-religioso se debe llevar a cabo partiendo de los programas aprobados por el Obispo y cuando es preciso por la Conferencia Episcopal o por la Santa Sede, y ningún catequista ha de actuar por su cuenta, ni mucho menos contra las directivas comunes.

En fin, hay que tener fe en el diálogo, el camino para realizarlo es difícil e incomprendido. El diálogo es a veces el único modo de dar testimonio de Cristo, y es siempre un camino hacia el Reino que no dejará de dar sus frutos, aunque el tiempo y momento están reservados al Padre (cf. Hch 1,8).


16. Atención a la difusión de las sectas.

La proliferación de las sectas de origen cristiana y no cristiana es, actualmente, un reto pastoral para la Iglesia en todo el mundo. En los territorios de misión, representan un serio obstáculo para la predicación del Evangelio y para el desarrollo ordenado de las Iglesias jóvenes, pues atacan a la integridad de la fe y a la solidez de la comunión.

Existen zonas más vulnerables y personas más expuestas a su influencia. Lo que las sectas pretenden ofrecer, les favorece aparentemente porque lo presentan como una respuesta "inmediata" y "sencilla" a las necesidades sensibles de las personas, y se sirven de medios apropiados a la sensibilidad y cultura locales.

Como es bien sabido, el Magisterio de la Iglesia ha alertado varias veces respecto a las sectas, animando a que se considere su difusión actual como una ocasión para una "seria reflexión" por parte de la Iglesia. Más que una campaña contra las sectas, en los territorios de misión se debe dar un nuevo impulso a la "actividad misionera" propiamente dicha.

El catequista se presenta, hoy día, como uno de los agentes más aptos para superar positivamente ese fenómeno. Con su tarea de anunciar la Palabra y de acompañar el crecimiento en la vida cristiana, el catequista se encuentra en una situación ideal para ayudar a las personas - tanto cristianos como no cristianos - a comprender cuáles son las verdaderas respuestas a sus necesidades, sin recurrir a las pseudo-seguridades de las sectas. Además, como laico puede actuar más capilarmente y hablar de modo más realista y comprensivo.

Las líneas de acción preferenciales, para un catequista, son las siguientes: conocer bien el contenido y especialmente las cuestiones que las sectas explotan para combatir la fe y a la Iglesia, y así hacer comprender a la gente la inconsistencia de la exposición religiosa de las sectas; cuidar la instrucción y el fervor de vida de las comunidades cristianas para detener la corrosión; intensificar el anuncio y la catequesis para prevenir la difusión de las sectas. El catequista, por consiguiente, ha de empeñarse en realizar una obra silenciosa, perseverante y positiva con las personas, para iluminarlas, protegerlas y, eventualmente, liberarlas de la influencia de las sectas.

No hay que olvidar que muchas sectas son intolerantes y proselitísticas y, en general, se muestran agresivas hacia el Catolicismo. No es posible pensar en un diálogo constructivo con la mayor parte de ellas, si bien hay que partir del respeto y comprensión que merecen las personas. Esta constatación exige que la obra de la Iglesia sea compacta para no dar espacio a confusiones; y también ecuménica, porque la expansión de las sectas representa, asimismo, una amenaza para las otras denominaciones cristianas. Por lo que se refiere a la acción, el catequista deberá actuar dentro del programa pastoral común aprobado por los Pastores competentes.


SEGUNDA PARTE
ELECCION Y FORMACION DEL CATEQUISTA

IV - ELECCION PRUDENTE


17. Importancia de la selección y preparación del ambiente.

Un problema fundamental en los territorios de misión, es la dificultad de establecer qué grado de convicción de fe y qué calidad de motivación vocacional ha de tener un candidato para ser aceptado. Este problema se debe a muchas causas más o menos consistentes; principalmente: la diversa madurez religiosa de las comunidades eclesiales; la escasez numérica de personas idóneas y disponibles; la situación socio-política; la escasa preparación escolar básica y las dificultades económicas. Este estado de cosas puede engendrar una especie de resignación ante la cual es preciso reaccionar.

La CEP insiste en el principio de que una buena selección de los candidatos es la condición preliminar para lograr catequistas idóneos. Por eso, como hemos dicho ya, exhorta a que, desde la elección inicial se procure ante todo la calidad. Es preciso que los Pastores tengan este criterio como ideal a lograr gradualmente y que no acepten con facilidad compromisos. Además, la CEP sugiere que se cultive la formación del ambiente, dando a conocer cuál es el papel del catequista en la comunidad, sobre todo entre los jóvenes, para que aumente el número de los que se sienten inclinados a comprometerse en este servicio eclesial.

No se olvide, además, que el aprecio que manifiestan los fieles por esa función es directamente proporcionada al modo con que los Pastores tratan a sus catequistas, valorizan sus atribuciones y respetan su responsabilidad. Un catequista realizado, responsable y dinámico, que actúa con entusiasmo y alegría en el ejercicio de su tarea, apreciado y justamente remunerado, es el mejor promotor de su propia vocación.


18. Criterios de selección.

Para escoger un candidato como catequista, es preciso saber qué criterios son "esenciales" y cuáles no. En la práctica, es indispensable que en todas las Iglesias se establezca una lista de criterios de selección, para que los encargados de escoger a los candidatos tengan puntos de referencia. La elaboración de esa lista, con criterios suficientes, precisos, realistas y controlables, corresponde a la autoridad local, única capaz de valorar las exigencias del servicio y la posibilidad de responder a ellas.

También en este punto conviene tener en cuenta las siguientes indicaciones generales, con el fin de lograr un comportamiento homogéneo en todas las zonas de misión, respetando las necesarias e inevitables diferencias.

- Algunos criterios se refieren a la persona del catequista: por principio absoluto previo, como se acepte nunca a nadie que no tenga motivaciones serias, o que solicite ser catequista porque no ha podido encontrar otra ocupación más honrosa y rentable. En sentido positivo, los criterios deberán contemplar: la fe del candidato, que se manifiesta en su piedad y en el estilo de vida diaria; su amor a la Iglesia y la comunión con los Pastores; el espíritu apostólico y la apertura misionera; su amor a los hermanos, con propensión al servicio generoso; su preparación intelectual básica; buena reputación en la comunidad, y que tenga todas las potencialidades humanas, morales y técnicas relacionadas con las funciones peculiares de un catequista, como el dinamismo, la capacidad de buenas relaciones, etc.

- Otros criterios se refieren al acto de la selección: tratándose de un servicio eclesial, la decisión incumbe al Pastor, generalmente al párroco. La comunidad se verá implicada, necesariamente, en cuanto debe indicar y valorar el candidato. El Obispo, a quien el párroco presentará los candidatos, también participará personalmente o mediante su delegado, al menos en un momento sucesivo, para confirmar con su autoridad la elección y, sucesivamente, para conferir la misión oficial.

- Existen criterios especiales de aceptación en centros o escuelas para catequistas: además de los criterios generales que valen para todos, cada centro establece sus propios criterios de aceptación de acuerdo con las características del centro mismo, especialmente en lo referente a la preparación escolar básica que se exige, las condiciones de participación, los programas de formación, etc.

Estas indicaciones generales deben especificarse concretamente in loco, sin omitir ninguno de los campos indicados, precisándolos y completándolos, en base a lo que requiere y permite cada situación.


V - CAMINO DE FORMACION


19. Necesidad de una formación adecuada.

Para que las comunidades eclesiales puedan contar con catequistas suficientes e idóneos, además de una elección atenta, es indispensable proporcionar una preparación de calidad.

El Magisterio de la Iglesia reclama continuamente y con convicción, la necesidad de la preparación del catequista, porque cualquier actividad apostólica "que no se apoye en personas verdaderamente formadas, está condenada al fracaso".

Es útil señalar que los documentos del Magisterio requieren para el catequista en una formación global y especifica. Global, es decir, que abarque todas las dimensiones de su personalidad, sin descuidar ninguna. Específica, es decir ordenada al servicio peculiar que ha de llevar a cabo: anunciar la Palabra a los distantes y a los cercanos, guiar a la comunidad, animar y, cuando sea necesario, presidir el encuentro de oración, asistir a los hermanos en las diversas necesidades espirituales y materiales. Todo esto lo confirmó el Papa Juan Pablo II: "Cuidar con especial solicitud la calidad significa, pues, procurar con preferencia una formación básica adecuada y una actualización constante. Se trata de una labor fundamental para asegurar a la misión de la Iglesia, personal calificado, programas completos y estructuras adecuadas, abrazando todas las dimensiones de la formación,de la humana a la espiritual, doctrinal, apostólica y profesional".

Se trata, pues, de una formación exigente para el interesado y comprometedora para los que deben cooperar en su realización. La CEP la confía como tarea de máxima importancia hoy, al cuidado especial de los Ordinarios.


20. Unidad y armonía en la personalidad del catequista.

Para realizar su vocación, los catequistas - como todo fiel laico - "han de ser formados para vivir aquella unidad con la que está marcado su mismo ser de miembros de la Iglesia y de ciudadanos de la sociedad humana". No pueden existir niveles paralelos y diferentes en la vida del catequista: el espiritual, con sus valores y exigencias; el secular con sus distintas manifestaciones, y el apostólico con sus compromisos, etc..

Para lograr la unidad y la armonía de la persona es importante, desde luego, educar y disciplinar sus propias tendencias caracteriales, intelectuales, emocionales, etc., para favorecer el crecimiento, y seguir un programa de vida ordenado; es decisivo profundizar y aferrar que el principio y la fuente de la identidad del catequista, es la persona de Cristo Jesús.

El objeto esencial y primordial de la catequesis, como es bien sabido, es la persona de Jesús de Nazareth, "Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad" (Jn 1,14), "el camino, la verdad y la vida" (Jn 14,6). Todo el "misterio de Cristo" (Ef 3,4), "escondido desde siglos y generaciones" (Col 1,26), es el que debe ser revelado. Por tanto, la preocupación del catequista deberá ser, precisamente, la de trasmitir, a través de su enseñanza y comportamiento, la doctrina y la vida de Jesús. El ser y actuar del catequista dependen, inseparablemente, del ser y el actuar de Cristo. La unidad y la armonía del catequista se deben leer desde esa perspectiva cristocéntrica y han de construirse en base a una "familiaridad profunda con Cristo y con el Padre", en el Espíritu. Nunca se insistirá bastante en este punto, si se quiere renovar la figura del catequista en este momento decisivo para la misión de la Iglesia.

21. Madurez humana.

Desde la elección, es importante poner cuidado en que el candidato posea un mínimo de cualidades humanas básicas, y muestre aptitud para un crecimiento progresivo. El objetivo, en este ámbito, es que el catequista sea una persona humanamente madura e idónea para una tarea responsable y comunitaria.

Por tanto, se deben tener en cuenta algunos aspectos determinados. Ante todo, la esfera propiamente humana, con todo lo que ella implica: equilibrio psico-físico, buena salud, responsabilidad, honradez, dinamismo; ética profesional y familiar; espíritu de sacrificio, de fortaleza, de perseverancia, etc. Además, la idoneidad para desempeñar las funciones de catequista: facilidad de relaciones humanas, de diálogo con las diversas creencias religiosas y con la propia cultura; idoneidad de comunicación, disposición para colaborar; función de guía; serenidad de juicio; comprensión y realismo; capacidad para consolar y de hacer recobrar la esperanza, etc. En fin, algunas dotes características para afrontar situaciones o ambientes particulares: ser artífices de paz; idóneos para el compromiso de promoción, de desarrollo, de animación socio-cultural; sensibles a los problemas de la justicia, de la salud, etc.

Estas cualidades humanas, educadas con una sana pedagogía, forman una personalidad madura y completa, ideal para un catequista.


22. Profunda vida espiritual.

La misión de educador en la fe requiere en el catequista una intensa vida espiritual. Este es el aspecto culminante y más valioso de su personalidad y, por tanto, la dimensión preferente de su formación. El verdadero catequista es el santo.

La vida espiritual del catequista se centra en una profunda comunión de fe y amor con la persona de Jesús que lo ha llamado y lo envía. Como Jesús, el único Maestro (cf. Mt 23,8), el catequista sirve a los hermanos con la enseñanza y con las obras que son siempre gestos de amor (cf. Hch 1,1). Cumplir la voluntad del Padre, que es un acto de caridad salvífica hacia los hombres, es también alimento para el catequista, como lo fue para Jesús (cf. Jn 4,34). La santidad de vida, realizada desde la perspectiva de la identidad de laico y apóstol, ha de ser, pues, el ideal al que se ha de aspirar en el ejercicio del servicio de catequista.

La formación espiritual se desarrolla en un proceso de fidelidad hacia "Aquél que es el principio inspirador de toda la obra catequética y de los que la realizan: el Espíritu del Padre y del Hijo: el Espíritu Santo".

La manera más adecuada para alcanzar ese alto grado de madurez interior es una intensa vida sacramental y de oración.

De las experiencias más significativas y realistas se destaca un ideal de vida de oración que la CEP propone al menos para los catequistas que guían una comunidad, o que trabajan con dedicación plena, o colaboran estrechamente con el sacerdote, especialmente para los llamados Cuerpos directivos:

- Participación en la Eucaristía con regularidad y, donde es posible, cada día, sosteniéndose con el "pan de vida" (Jn 6,34), para formar "un solo cuerpo" con los hermanos (cf. 1Cor 10,17) y ofreciéndose a sí mismo al Padre, junto con el cuerpo y la sangre del Señor.

- Liturgia vivida en sus distintas dimensiones, para crecer como persona y para ayudar la comunidad.

- Rezo de una parte de la Liturgia de las Horas especialmente de Laudes y de Vísperas, para unirse a la alabanza que la Iglesia ofrece al Padre "desde que sale el sol hasta el ocaso" (Sal 113,3).

- Meditación diaria, especialmente sobre la Palabra de Dios, en actitud de contemplación y de respuesta personal. Como la experiencia lo demuestra, la meditación regular, así como la lectio divina, hecha también por los laicos, pone orden en la vida y asegura un armonioso crecimiento espiritual.

- Oración personal, que alimente la comunión con Dios durante las ocupaciones diarias, prestando especial atención a la piedad mariana.

- Frecuencia del Sacramento de la Penitencia para la purificación interior y el fervor del espíritu.

- Participación en retiros espirituales, para la renovación personal y comunitaria.

Sólo alimentando la vida interior con una oración abundante y bien hecha, el catequista puede lograr el grado de madurez espiritual que su cometido exige. Como la adhesión al mensaje cristiano, que en último término es fruto de la gracia y de la libertad, y no depende de la habilidad del catequista, es necesario que su actividad esté acompañada por la oración.

Puede suceder que, debido a la escasez de personas disponibles e idóneas, surja el riesgo de contentarse con catequistas de nivel más bien bajo. La CEP anima a no ceder a esas soluciones pragmáticas para que esta figura de apóstol pueda mantener su puesto cualificado en la Iglesia así como lo exige el actual momento del compromiso misionero.

Para la vida espiritual del catequista es necesario proporcionarle medios adecuados. El primero es, sin lugar a dudas, la dirección espiritual. Merecen estima las diócesis que confían a uno o varios sacerdotes la guía espiritual de los catequistas en sus mismos puestos de trabajo. Pero es insustituible la obra constante de un director espiritual que el catequista mismo escoge entre los sacerdotes disponibles y de fácil acceso. Este sector hay que potenciarlo. Los párrocos, sobre todo, han de permanecer cerca de sus propios catequistas, preocupándose de seguirlos en su crecimiento espiritual, más aun que en la eficacia de su trabajo.

Se recomiendan, asimismo, las iniciativas parroquiales o diocesanas que tienen por objeto la formación interior de los catequistas - como las escuelas de oración, las convivencias fraternas y de coparticipación espiritual y los retiros espirituales. Estas iniciativas no aíslan a los catequistas, sino que les ayudan a crecer en la espiritualidad propia y en la comunión entre ellos.

Todo catequista, en fin, debe estar convencido de que la comunidad cristiana es también un lugar apropiado para cultivar la vida interior. Mientras guía y anima la oración de los hermanos, el catequista recibe de ellos, al mismo tiempo, un estímulo y un ejemplo para mantener el fervor y crecer como apóstol.


23. Preparación doctrinal.

Es evidente la necesidad de una preparación doctrinal de los catequistas, para que puedan conocer a fondo el contenido esencial de la doctrina cristiana y comunicarlo luego de modo claro y vital, sin lagunas o desviaciones.

Se requiere en todos los candidatos una preparación escolar básica evidentemente proporcionada a la situación general del país. Son conocidas, al respecto, las dificultades que se presentan donde la escolaridad es baja. No se debe ceder sin reaccionar ante esas dificultades. Por el contrario, hay que tratar de elevar el grado de estudio básico que se requiere para ser aceptados, de manera que todos los candidatos estén preparados para seguir un curso de cultura religiosa superior; sin la cual además de experimentar un sentimiento de inferioridad respecto a otros que han estudiado, resultan efectivamente menos aptos para afrontar ciertos ambientes y para resolver nuevas problemáticas.

Por lo que se refiere a los contenidos, sigue siendo actual y válido el cuadro completo de formación teológico-doctrinal, antropológica y metodológica, tal como se presenta en el Directorio Catequístico General publicado por la Congregación para el Clero en 1971. En lo que concierne a los territorios de misión, sin embargo, es necesario hacer algunas precisaciones y añadir unas observaciones que este Dicasterio ya había expresado, en parte, in ocasión de la Asamblea Plenaria de 1970, y que ahora asume y desarrolla en base a la Encíclica Redemptoris Missio:

- En virtud del fin propio de la actividad misionera, los elementos fundamentales de la formación doctrinal del catequista serán la Teología Trinitaria, la Cristología y la Eclesiología, consideradas en una síntesis global, sistemática y progresiva del mensaje cristiano. Comprometido a dar a conocer y a amar a Cristo, Dios y Hombre, deberá conocerlo a fondo e interiorizarse con El. Comprometido a dar a conocer y a amar a la Iglesia, se familiarizará con su tradición e historia y con el testimonio de los grandes modelos, como son los Padres y los Santos.

- El grado de cultura religiosa y teológica varía de un lugar a otro, dependiendo de cómo se imparta la enseñanza: en centros, o en cursos breves. En todo caso se debe asegurar a todos un mínimo conveniente, fijado por la Conferencia Episcopal o por el Obispo, en base al criterio general ya mencionado, de la necesidad de adquirir una cultura religiosa superior.

- La Sagrada Escritura deberá seguir siendo la materia principal de enseñanza y constituir el alma de todo el estudio teológico. Esta ha de intensificarse cuando sea necesario. Habrá que estructurar, entorno a la Sagrada Escritura, un programa que incluya las principales ramas de la teología. Se tenga presente que el catequista tiene que ser formado en la pastoral bíblica, también en previsión de la confrontación con las confesiones no católicas y con las sectas que recurren a la Biblia de modo no siempre correcto.

- También la Misiología ha de enseñarse a los catequistas, al menos en sus elementos basilares, para garantizarles este aspecto esencial de su vocación.

- Llamado a ser animador de la oración comunitaria, el catequista necesita profundizar convenientemente el estudio de la Liturgia.

- Según las necesidades locales, habrá que incluir o dar mayor relieve a algunos temas de estudio; por ejemplo, la doctrina, las creencias de los ritos principales de las otras religiones o las variantes teólogicas de las Iglesias y de las comunidades eclesiales no católicas presentes en la región.

- Merecen especial atención algunos temas que dan a la preparación intelectual del catequista un mayor arraigo y actualización, como: la inculturación del Cristianismo en una cultura determinada; la promoción humana y de la justicia en una especial situación socio-económica; el conocimiento de la historia del país, de las prácticas religiosas, del idioma, de los problemas y necesidades del ambiente al que ha sido destinado el catequista.

- Por lo que se refiere a la preparación metodológica, hay que tener presente que, en las misiones, muchos catequistas trabajan también en distintos campos de la pastoral, y que casi todos están en contacto con seguidores de otras religiones. Por eso hay que iniciarlos no sólo en la enseñanza de la catequesis, sino también en todas aquellas actividades que forman parte del primer anuncio y de la vida de una comunidad eclesial.

- Será importante. asimismo, presentar a los catequistas contenidos relacionados con las nuevas situaciones que van surgiendo en el contexto de su vida. En los programas de estudio se deberán incluir también - partiendo de la realidad actual y de las previsiones para el futuro - materias que ayuden a afrontar fenómenos como la urbanización, la secularización, la industrialización, las migraciones, los cambios socio-políticos, etc.

- Hay que insistir en que la formación teológica tiene que ser global y no sectorial. Los catequistas, en efecto, deben llegar a una comprensión unitaria de la fe que favorezca precisamente la unidad y la armonía de su personalidad, y también de su servicio apostólico.

- Actualmente hay que aprovechar la especial importancia que reviste, para la preparación doctrinal de los catequistas el Catecismo de la Iglesia Católica. Este contiene, en efecto, una síntesis orgánica de la Revelación y de la perenne fe católica, tal como la Iglesia la propone a sí misma y a la comunidad de los hombres de nuestro tiempo. Como afirma S.S. Juan Pablo II, en la Constitución Apostólica Fidei depositum, el Catecismo contiene "cosas nuevas y viejas" (cf. Mt 13,52), pues la fe es siempre la misma y al mismo tiempo es fuente de luces siempre nuevas. El servicio que el Catecismo quiere ofrecer es atinente y actual para cada catequista. La misma Constitución Apostólica afirma que el Catecismo se ofrece a los Pastores y a los fieles para que se sirvan de él en el cumplimiento, dentro y fuera de la comunidad eclesial, de "su misión de anunciar la fe y de llamar a la vida evangélica". Y se ofrece también "a todo hombre que os pida cuentas de la esperanza que hay en vosotros (cf. 1Pt 3,15) y que desea conocer lo que la Iglesia católica cree". Sin duda alguna los catequistas encontrarán en el nuevo Catecismo una fuente de inspiración y una mina de conocimientos para su misión específica.

- A estas indicaciones hay que añadir una exhortación a procurar los medios necesarios para la formación intelectual de los catequistas. Entre éstos están, en primer lugar, las escuelas de catequesis: y se revelan también muy eficaces los cursos breves promovidos en las diócesis o en las parroquias, la instrucción individual impartida por un sacerdote o un catequista experto; además, la utilización de material didáctico. Es bueno que se dé importancia, en la formación intelectual, a metodologías variadas y sencillas como las lecciones escolares, el trabajo en grupo, el análisis de casos prácticos, las investigaciones y el estudio individual.

La dimensión intelectual de la formación se presenta, pues, como algo muy exigente, y requiere personal cualificado, estructuras y medios económicos. Se trata de un desafío que hay que afrontar y superar con valor, sano realismo y una programación inteligente, ya que es éste uno de los sectores más deficientes en el momento actual.

Todo catequista deberá empeñarse al máximo en el estudio para llegar a ser como una lámpara que ilumina el camino de los hermanos (cf. Mt 5, 14-16). Para ello, debe ser el primero en sentirse gozoso de su fe y de su esperanza (cf. Flp 3,1; Rm 12,12); teniendo el sano criterio de proponer sólo los contenidos sólidos de la doctrina eclesial en fidelidad al Magisterio; sin permitirsse nunca perturbar las conciencias, sobre todo de los jóvenes, con teorías "más propias para suscitar problemas inútiles que para secundar el plan de Dios, fundado en la fe" (1Tm 1,4).

En fin de cuentas, es deber del catequista unir en su persona la dimensión intelectual y la espiritual. Ya que existe un único Maestro, el catequista debe de ser consciente de que sólo el Señor Jesús enseña, mientras que él lo hace "en la medida en que es su portavoz, permitiendo que Cristo enseñe por su boca".


24. Sentido pastoral.

La dimensión pastoral de la formación se refiere al ejercicio de la triple función: profética, sacerdotal y real del laico bautizado. Por eso hay que iniciar al catequista en su tarea: anuncio del Evangelio, catequesis, ayuda a los hermanos para que vivan su fe y rindan culto a Dios, y presten los servicios pastorales en la comunidad.

Las aspectos principales en los que se debe educar a los candidatos son: el espíritu de responsabilidad pastoral y la leadership; la generosidad en el servicio; el dinamismo y la creatividad; la comunión eclesial y la obediencia a los Pastores.

Este tipo de formación requiere instrucciones doctrinales explicando los principales campos apostólicos en los que un catequista puede actuar, de manera que conozca bien las necesidades y el modo de responder a ellas. Es necesario, asimismo, que se expliquen las características de los destinatarios: niños, adolescentes, jóvenes o adultos; estudiantes o trabajadores, bautizados o no; miembros de pequeñas comunidades o de movimientos; sanos o enfermos, ricos o pobres, etc., y las distintas maneras de dirigirse a ellos.

En particular se asegure a los catequistas la preparación pastoral sacramental, de manera que puedan ayudar a los fieles a comprender mejor el sentido religioso de los signos y acercarse con confianza a estas fuentes perennes de vida sobrenatural. No se olvide la importancia de acompañar a los cristianos que sufren a vivir la gracia propia del sacramento de la Unción de los Enfermos.

La formación pastoral requiere, además, ejercicios prácticos, especialmente al principio, bajo la guía de maestros, del sacerdote, o de algún catequista experto.

Las instrucciones teóricas y los ejercicios prácticos deberán armonizarse, en la medida de lo posible, de manera que la introducción al compromiso apostólico sea gradual y completa.

Por lo que se refiere a la preparación al servicio específico de la catequesis, es oportuno recordar expresamente el Directorio Catequético General en particular allí donde se explican los "elementos de metodología".


25. Celo misionero.

La dimensión misionera está estrictamente vinculada a la identidad misma del catequista y caracteriza todas sus actividades apostólicas. Por eso se le debe cuidar con esmero en la formación, procurando asegurar a cada catequista una buena iniciación teórica y práctica que le capacite, como cristiano laico, a recorrer las etapas progresivas que son propias de la actividad misionera, a saber:

- Estar presente activamente en la sociedad de los hombres, dando un testimonio auténtico de vida, estableciendo con todos una convivencia sincera, y colaborando en caridad para resolver los problemas comunes.

- Anunciar con franqueza (cf. Hch 4,23; 28,31) la verdad acerca de Dios y de que él envió para la salvación de todos, a nuestro Señor Jesucristo (cf. 2Ts 1,9-10), de manera que los no cristianos, a los que el Espíritu Santo abra el corazón (cf. Hch 16,14), puedan creer y convertirse libremente.

- Encontrar a los adeptos de otras religiones sin prejuicios, y en diálogo franco y abierto.

- Preparar a los catecúmenos en el camino de iniciación gradual al misterio de la salvación, a la práctica de los preceptos evangélicos y a la vida religiosa, litúrgica y caritativa del pueblo de Dios.

- Construir la comunidad, preparando a los candidatos a recibir el Bautismo y los demás sacramentos de la iniciación cristiana, para que entren a formar parte de la Iglesia de Cristo que es profética, sacerdotal y real.

- Bajo la guía de los Pastores y en colaboración con los demás fieles, cumplir las tareas que, según el plan pastoral, conducen a la maduración de la Iglesia particular. Estos servicios corresponden a necesidades de cada Iglesia, y caracterizan al catequista en los territorios de misión. Por consiguiente, la actividad de formación deberá ayudar al catequista a afinar su sensibilidad misionera, y capacitarlo a descubrir y a aprovechar todas las situaciones favorables al primer anuncio.

- Recordando el pensamiento ya citado de Juan Pablo II, cuando los catequistas se forman bien en el espíritu misionero se hacen animadores misioneros de su propia comunidad eclesial e impulsan fuertemente la evangelización de los no cristianos, prontos a que sus Pastores los envíen fuera de la propia Iglesia o país. Los Pastores, conscientes de su propia responsabilidad, traten de valorar al máximo esa legión insustituible de apóstoles y ayúdenles a acrecentar cada día más su celo misionero.


26. Actitud eclesial.

El hecho de que la Iglesia sea misionera por su misma naturaleza y haya sido llamada y destinada a evangelizar a todos los hombres, comporta una doble convicción: en primer lugar, que la actividad apostólica no es un acto individual y aislado; y que se ha de llevar a cabo en comunión eclesial, a partir de la Iglesia particular con su Obispo.

Estas constataciones de Pablo VI con relación a los evangelizadores pueden aplicarse con todo derecho a los catequistas, cuya tarea es una realidad eminentemente eclesial y, por tanto, comunitaria. El catequista, en efecto, es enviado por los Pastores y actúa gracias a la misión recibida de la Iglesia y en nombre de ella. Su acción, de la que él no es dueño sino humilde siervo, tiene, en el orden de la gracia, vínculos institucionales con la acción de toda la Iglesia.

Las actitudes principales que se deben tener en cuenta para educar convenientemente a un catequista a esa dimensión comunitaria son:

- La actitud de obediencia apostólica a los Pastores, en espíritu de fe, como Jesús que "se despojó de sí mismo tomando condición de siervo (...), obedeciendo hasta la muerte" (Flp 2,7-8; cf. Hb 5,8; Rm 5,19). A esta obediencia apostólica debe acompañar una actitud de responsabilidad, ya que el ministerio del catequista, después de la elección y del mandato, es ejercido por la persona llamada y habilitada interiormente por la gracia del Espíritu.

En este contexto de la obediencia apostólica, se hace cada vez más oportuno el mandato o misión canónica, como se acostumbra en muchas Iglesias, en el que se destaca el vínculo que existe entre la misión de Cristo y de la Iglesia, con la del catequista.

Se aconseja sea en una función litúrgica especial o litúrgicamente inspirada, debidamente aprobada, celebrada en la comunidad de la que procede el catequista, durante la cual el Obispo o un delegado suyo dé el mandato, haciendo un gesto significativo, como por ejemplo la imposición del crucifijo o la entrega de los Evangelios. Es conveniente que este rito del mandato tenga más solemnidad para el catequista de plena dedicación que para el catequista de tiempo limitado.

- Capacidad de colaborar en distintos niveles: el sentido comunitario produce necesariamente en el individuo una actitud de colaboración que se debe educar y apoyar. El catequista deberá tener en cuenta todos los componentes de la comunidad eclesial en la que está insertado, y actuar en unión con ellos. Se recomienda, especialmente, la colaboración con otros laicos comprometidos en la pastoral, sobre todo en las Iglesias donde están más desarrollados los servicios laicales distintos al del catequista. Para colaborar en este plano, no es suficiente una convicción interior; se debe echar mano también del trabajo de conjunto, como la planificación y la revisión en común de las distintas obras y actividades. Esta unión de todas las fuerzas es cometido, sobre todo, de los Pastores; pero la cordura de un catequista deberá favorecer la convergencia de todos los que trabajan en su radio de acción.

El catequista debe saber sufrir por la Iglesia, afrontando la fatiga que comporta el apostolado realizado en común y aceptando las imperfecciones de los miembros de la Iglesia, a imitación de Cristo que amó a su Iglesia hasta darse por ella (cf. Ef 5,25).

La educación al sentido comunitario debe ser objeto de atención especial, desde el comienzo de la formación, mediante experiencias preparadas, realizadas y revisadas en grupo por los candidatos.


27. Agentes de formación.

Es de capital importancia, en la formación de los catequistas, contar con educadores idóneos y suficientes. Cuando se habla de agentes, se debe entender todo el conjunto de personas implicadas en la formación.

Los catequistas deben estar convencidos, ante todo, de que su primer educador es Nuestro Señor Jesucristo, que forma a través del Espíritu Santo (cf Jn 16,12-15). Esto exige en ellos un espíritu de fe y una actitud de oración y de recogimiento para dar espacio a la pedagogía divina. La educación de apóstoles es pues, principalmente un arte que se expresa en el ámbito sobrenatural.

La persona es la primera responsable del propio crecimiento interior, es decir, de cómo se debe responder al llamamiento divino. La conciencia de esta responsabilidad deberá impulsar al catequista a dar una respuesta activa y creativa comprometiéndose y asumiendo todas las responsabilidades del propio progreso de vida.

El catequista opera en comunión, al servicio y con la ayuda de la comunidad eclesial. Por tanto, también la comunidad está llamada a colaborar en la formación de sus catequistas, asegurándoles, en especial, un ambiente positivo y fervoroso; acogiéndolos por lo que son y ofreciéndoles la debida colaboración. En la comunidad, los Pastores desempeñan también un servicio de guía como educadores de los catequistas. Esto requiere de ellos particular atención y, en los candidatos, confianza y coherencia en seguir sus directivas. El Obispo y el párroco son, en virtud de su función, los formadores más adecuados de los catequistas.

Los formadores, es decir, los delegados por la Iglesia para ayudar a los catequistas a realizar el programa de educación, son como "compañeros de viaje" cuyo servicio cualificado es muy valioso. Son, ante todo, los responsables de los centros para catequistas y también los que se encargan de la formación básica y permanente de los candidatos fuera de los centros. Es importante que se escojan educadores idóneos que, además de destacarse por sentido de Iglesia y por vida cristiana, posean una preparación específica para esa tarea y tengan una experiencia personal por haber desempeñado, ellos también, el servicio de la catequesis. Es bueno que los formadores constituyan un equipo o grupo compuesto posiblemente de sacerdotes, religiosos y laicos, tanto hombres como mujeres escogidos sobre todo entre catequistas experimentados. Así, la formación resultará más completa y encarnada. Los candidatos han de tener confianza en sus formadores y considerarlos guías indispensables que la Iglesia les ofrece amorosamente para que puedan llegar a un alto grado de madurez.


28. Formación básica.

El proceso de formación que antecede al comienzo del ministerio catequético no es igual en todas las Iglesias, ya que la organización y las posibilidades son diferentes, y varía asimismo, según se imparta en un centro o fuera de él.

Hay que insistir en que todos los catequistas reciban una formación inicial mínima suficiente, sin la cual no podrían ejercer convenientemente su misión. Con este fin indicamos algunos criterios y directivas que contribuirán a promover y a guiar las distintas opciones de la actividad formativa:

- Conocimiento del sujeto: es necesario que el candidato sea conocido personalmente y en su ambiente cultural. Sin este conocimiento de base, la formación sería más bien una simple instrucción poco personalizada.

- Atención a la realidad socio-eclesial: es importante que la formación de los catequistas no sea abstracta, sino encarnada en la realidad en que ellos viven y actúan. La atención a las situaciones eclesiales y sociales ofrece puntos de referencia concretos y garantiza una formación más adecuada.

- Formación continua y gradual: es preciso ayudar a los candidatos a alcanzar todos los objetivos de la formación, de manera progresiva y gradual, respetando los ritmos de crecimiento de cada uno y las necesarias diferencias de las distintas etapas. No se debe pretender tener catequistas completos desde el principio, pero ayúdeseles a mejorar sin interrupciones ni desequilibrios.

- Método ordenado y completo: teniendo en cuenta el contexto misionero y los principios de una sana pedagogía, es necesario que el método de formación se nutra de experiencia, es decir, que se enriquezca con confrontaciones, programadas y guiadas, con las situaciones eclesiales, culturales y sociales locales; que sea integral, a saber, que procure el desarrollo de la persona en todos sus aspectos y valores; dialogante, con un continuo intercambio entre la persona y Dios, el formador y la comunidad; liberador, para desligar al catequista de cualquier condicionamiento consciente o inconsciente, que contraste con el mensaje evangélico; armónico, es decir, que procure asumir lo esencial y conduzca a la unidad interior.

- Proyecto de vida: una pedagogía eficaz ayuda al individuo a construir un plan de vida que establezca los objetivos y los medios para alcanzarlos, de manera realista. A todo catequista se debe dar, desde el principio, una formación que le capacite para fijarse un plan ordenado, cuidando, ante todo, la identidad y el estilo de vida, y también las cualidades necesarias para el apostolado.

- Diálogo formativo: es el encuentro personal entre el candidato y el formador. Se trata de un encuentro importante para iluminar, estimular y acompañar el progreso en la formación. El catequista ha de abrirse al formador y establecer con él un diálogo constructivo y regular. En el diálogo formativo ocupa un puesto singular la dirección espiritual, que llega hasta lo más íntimo de la persona y la ayuda a abrirse a la gracia para crecer en sabiduría.

- En un contexto comunitario: la comunidad cristiana, donde el catequista vive y desarrolla su actividad, es el lugar necesario de confrontación, propuesta y discernimiento de vida para todos sus miembros y - en especial - para los que desempeñan una vocación apostólica. Los catequistas pueden descubrir progresivamente, en la comunidad, cómo se lleva a cabo el proyecto divino de la salvación. Ninguna verdadera educación apostólica puede realizarse al margen del contexto comunitario.

Estas indicaciones se tienen presentes donde existe una buena estructura para la formación básica. Sin embargo, pueden servir de estímulo y orientación para los Pastores y para los mismos candidatos también en la fase inicial. Hay que evitar, absolutamente, toda improvisación en la preparación de los catequistas, o dejarla a su exclusiva iniciativa.


29. Formación permanente.

La evolucióm de la persona, el dinamismo peculiar de los sacramentos del Bautismo y de la Confirmación, el proceso de continua conversión y de crecimiento en la caridad apostólica, la renovación de la cultura, la evolución de la sociedad y el continuo perfeccionamiento de los métodos didácticos, exigen que el catequista se mantenga en fase de formación durante todo el período de su servicio activo. Este empeño concierne tanto a los dirigentes como a los catequistas, y abarca todas las dimensiones de su formación: humana, espiritual, doctrinal y apostólica.

La formación permanente asume características particulares según las distintas situaciones: al comienzo de la actividad apostólica, es una introducción al servicio, necesaria a todo catequista, y consiste en instrucciones doctrinales y en experiencias prácticas dirigidas. Durante el ejercicio del ministerio, la formación permanente es una renovación continua para mantenerse preparados para la diversas tareas, que incluso pueden cambiar. Así se garantiza la calidad de los catequistas, evitando el desgaste y rutina con el pasar del tiempo. En algunos casos de especial dificultad, de cansancio, de cambio de lugar o de ocupación, etc., la formación permanente ayuda al catequista a madurar el criterio, y a recobrar el fervor y dinamismo iniciales.

La responsabilidad de la formación permanente no puede atribuirse únicamente a los organismos centrales; corresponde también a los interesados y a cada una de las comunidades, teniendo en cuenta las distintas realidades de unas personas a otras y de unos lugares a otros.

Además de reafirmar el valor de todos estos principios, es necesario fomentar el uso de instrumentos útiles para la formación permanente. Es cierto que se presentan obstáculos de orden económico, o debidos a la carencia de personal cualificado, a la escasez de libros y de otro material didáctico; a las distancias y medios de transporte inadecuados, etc. No obstante, la formación permanente de los catequistas sigue siendo un imperativo indiscutible. Los esfuerzos que los responsables están realizando con este objeto deben ser respaldados. Hay que tratar de crear en todas partes, una organización suficiente y emprender iniciativas concretas, para que ningún catequista se vea privado de una mejoría constante.

Entre las iniciativas para la formación permanente, el primer lugar corresponde a los Centros catequéticos que asisten a los antiguos alumnos al menos durante el primer período mediante cartas circulares e individuales, envío de material, visitas in loco de los formadores y encuentros de revisión en los mismos centros. Los centros son los ambientes más apropiados para organizar cursos de renovación y actualización de catequistas, en cualquier momento de su servicio.

Las diócesis, si no disponen de un centro al cual dirigirse, busquen otros ambientes para llevar a cabo sus ciclos de formación permanente que, por lo general, consisten en breves cursos, encuentros de un día, etc., animados por personal expresamente encargado a nivel diocesano. De modo análogo se debe actuar en las parroquias o en los grupos de parroquias vecinas que colaboran entre sí.

Las iniciativas aisladas no son suficientes para la formación permanente. Se precisan programas orgánicos que prevean una renovación cíclica sobre los distintos aspectos de la personalidad del catequista. No basta, pues, cuidar de la profesionalidad laboral; hay que privilegiar siempre la identidad de la persona. Se ha de cuidar con esmero todo programa de carácter espiritual porque esta dimensión es, sin discusión, la principal.

No se olvide que el catequista ha de permanecer enraizado en su comunidad para recibir la formación permanente en su propio contexto y junto con los demás fieles. Al mismo tiempo, se debe procurar desarrollar la dimensión universal, valorizando los encuentros entre catequistas de distintas Iglesias particulares.

Además de las iniciativas organizadas, la formación permanente está confiada a los mismos interesados. Todo catequista, por tanto, deberá hacerse cargo de su propio y continuo progreso, mediante el mayor empeño posible, persuadido de que nadie puede reemplazarle en su responsabilidad primaria.


30. Medios y estructuras de la formación.

Entre los medios de formación, se destacan los centros o escuelas para catequistas. Es significativo que los documentos de la Iglesia, desde el Ad Gentes hasta la Redemptoris Missio, insistan en la importancia de "favorecer la creación y el incremento de las escuelas (o centros) para catequistas que, aprobados por las Conferencias Episcopales, otorguen títulos oficialmente reconocidos por éstas últimas".

Cuando se hace referencia a los centros para catequistas, se habla de realidades muy diferentes: desde organismos desarrollados, que pueden albergar por largo tiempo a los candidatos con un programa de formación orgánico, hasta estructuras esenciales para pequeños grupos o cursos breves, o incluso sólo para encuentros de un día.

En su mayoría, los centros son diocesanos o interdiocesanos; algunos son nacionales continentales, o internacionales. Estos distintos tipos de centros se complementan mutuamente y deben promoverse todos ellos.

Existen elementos comunes a estos centros, como el programa de formación que hace del centro un lugar de crecimiento en la fe; la posibilidad de residir en él; la enseñanza escolar alternada con experiencias pastorales y, sobre todo, la presencia de un grupo de formadores. Existen también elementos propios que distinguen a unos centros de otros. Entre éstos: el nivel mínimo que se requiere de preparación escolar, proporcionado al nivel nacional; las condiciones para aceptar a los candidatos; la duración del curso y de la residencia; las características de los candidatos mismos: sólo hombres o sólo mujeres, o ambos; jóvenes o adultos; casados, solteros o parejas; distintas sensibilidades y énfasis en los contenidos y métodos de formación, que se adaptan a la realidad local; formación específica, o no, para las esposas de los catequistas; entrega o no, de un diploma.

Es importante que exista una cierta conexión entre los centros, sobre todo a nivel nacional, bajo la responsabilidad de la Conferencia Episcopal. Esa conexión se favorece con encuentros regulares entre todos los formadores de los distintos centros y por el intercambio de material didáctico. De este modo, se procura la unidad de la formación y se potencian los centros con el enriquecimiento participado de la experiencia de los demás.

La importancia de los centros no se limita a la actividad formativa que se refiere a las personas. Pueden llegar a ser verdaderos núcleos de reflexión sobre temas importantes de carácter apostólico como: los contenidos de la catequesis, la inculturación, el diálogo interreligioso, los métodos pastorales, etc... y servir de apoyo a los Pastores en sus responsabilidades.

Además de los centros o escuelas, hemos de mencionar los cursos y los encuentros, de distinta duración y composición, organizados por las diócesis y parroquias, especialmente aquellos en los que participan el Obispo o los párrocos. Son medios de formación muy eficaces y, en ciertas zonas y situaciones, constituyen el único medio para proporcionar una buena formación. Estos cursos no se oponen a los programas de los centros, sirven más bien para prolongar su influencia o, como sucede a menudo, para compensar la falta de centros.

Tanto para la actividad de los centros como para la de los cursos, son indispensables los instrumentos didácticos: libros, audiovisuales y todo el material que sirve para preparar bien a un catequista. Corresponde a los Pastores responsables procurar que los centros estén provistos del material necesario, de acuerdo con su importancia. Es encomiable la costumbre de intercambiarse los medios didácticos entre un centro y otro, entre una y otra diócesis. A veces se trata de intercambios útiles entre naciones limítrofes y homogéneas por su situación socio-religiosa.

La CEP insiste en que no basta proponerse objetivos elevados de formación, sino que es preciso escoger y utilizar los medios eficaces. Por tanto, además de insistir en que se dé prioridad absoluta a los formadores, que hay que preparar bien y sostenerlos, la CEP pide que se potencien los centros en todas partes. También, para esto, se requiere un sano realismo, para evitar un discurso sólo teórico. El objetivo que se quiere alcanzar es lograr que todas las diócesis puedan formar un cierto número de catequistas propios, por lo menos los cuadros, en un centro. Además, fomentar las iniciativas locales, en particular los encuentros programados y guiados, porque son indispensables para la formación inicial de los que no han podido frecuentar el centro y para la formación permanente de todos.


TERCERA PARTE

LA RESPONSABILIDAD HACIA EL CATEQUISTA

VI - REMUNERACION DEL CATEQUISTA


31. Cuestión económica en general.

Se reconoce unánimemente que la cuestión económica es uno de los obstáculos más serios para poder contar con un número suficiente de catequistas. Ese problema no se plantea, desde luego, con los maestros de religión en las escuelas oficiales, ya que éstos reciben el sueldo del Estado. Por lo que se refiere, en cambio, a cualquier categoría de catequistas remunerados por la Iglesia, en particular los que tienen una familia a su cargo, la cuestión crucial es la proporción entre lo que reciben y las exigencias de la vida. Se perciben consecuencias negativas en distintos aspectos: en la elección, ya que las personas dotadas prefieren trabajos mejor remunerados; en el compromiso, porque resulta necesario desempeñar otros oficios para completar los ingresos; en la formación, porque muchos no están en condiciones de participar en los cursos; en la perseverancia, y en las relaciones con los Pastores. Además, en algunas culturas el trabajo se aprecia por lo que retribuye y se corre el riesgo de considerar a los catequistas como trabajadores de inferior categoría.


32. Soluciones prácticas.

La retribución del catequista ha de considerarse como cuestión de justicia y no de libre contribución. Los catequistas, de dedicación plena o parcial, deben ser retribuidos según normas precisas, establecidas a nivel de diócesis y parroquia, teniendo en cuenta los recursos económicos de la Iglesia particular, de la situación personal y familiar del catequista, en el contexto ecónomico general del Estado. Se reservará especial atención a los catequistas enfermos, inválidos y ancianos.

Como en el pasado, la CEP seguirá interesándose en promover y distribuir aportaciones económicas para los catequistas, según las posibilidades. Pero, insiste a la vez, en la necesidad de buscar a, toda costa, una solución más estable del problema.

Los presupuestos de las diócesis y de las parroquias por tanto, deberán destinar a esta obra una cuota proporcionada de los ingresos, siguiendo el criterio de dar la prioridad a los gastos de la formación. También los fieles deberán hacerse cargo del mantenimiento de los catequistas, sobre todo cuando se trata del animador de su comunidad local. La calidad de las personas, en particular las que están comprometidas en el apostolado directo, tienen la precedencia respecto a las estructuras. No se destinen pues a otros fines ni se reduzcan los presupuestos destinados a los catequistas.

Se recomienda especialmente la ayuda económica para los centros de catequistas. Este esfuerzo es digno de encomio y contribuirá sin duda a incrementar la vida cristiana en un futuro próximo, porque la catequesis activa y eficaz es la base de la formación del Pueblo de Dios.

Al mismo tiempo deben promoverse y multiplicarse los catequistas voluntarios, que se comprometen a una cooperación a tiempo limitado, con regularidad, pero sin una verdadera remuneración porque tienen ya otro empleo fijo.

Esta línea de acción es más realista cuando se trata de comunidades eclesiales que tienen ya un cierto grado de desarrollo. Es necesario ciertamente educar a los fieles a que consideren la vocación del catequista como una misión, más que como un empleo de vida. Además, será preciso reexaminar la organización y la distribución de los catequistas.

En resumen, el problema económico exige una solución a partir de la Iglesia local. Todas las otras iniciativas son una buena contribución y han de potenciarse, pero la solución radical hay que buscarla localmente, especialmente con una acertada administración, que respete las prioridades apostólicas, y educando a la comunidad a dar la debida contribución económica.


VII - RESPONSABILIDAD DEL PUEBLO DE DIOS


33. Responsabilidad de la comunidad.

La CEP siente la necesidad de expresar públicamente su reconocimiento y gratitud a los Obispos, a los sacerdotes y a las comunidades de fieles por la atención que siempre han demostrado a los catequistas: esa actitud es una garantía para el anuncio misionero, para la madurez de las Iglesias jóvenes.

Los catequistas, en efecto, son apóstoles de primera línea: sin ellos "no se habrían edificado Iglesias hoy día florecientes"; son, además, una de los componentes esenciales de la comunidad, enraizados en ella por el Bautismo y la Confirmación y su vocación, con el derecho y el deber de crecer en plenitud y de obrar con responsabilidad.

Es significativo que Juan Pablo II, en la Encíclica Redemptoris Missio, encomie de este modo a los catequistas en los territorios de misión: "Entre los laicos que se hacen evangelizadores se encuentran, en primera línea, los catequistas. (...) Aunque se ha habido un incremento de los servicios eclesiales y extraeclesiales, el ministerio de los catequistas continúa siendo siempre necesario y tiene unas características peculiares". Estas palabras confirman lo que el mismo Sumo Pontífice había afirmado en la Exhortación Apostólica Catechesi Tradendae: "El título de 'catequista' se aplica por excelencia a los catequistas de tierras de misión".

A los catequistas se puede aplicar, con toda verdad, la palabra del Señor: "Id y haced discípulos a todas las naciones" (Mt 28,19), porque "ellos están dedicados por oficio al ministerio de la palabra".

Los catequistas sean valorizados en la organización de la comunidad eclesial. Será muy útil garantizar su presencia significativa en los organismos de comunión y participación apostólica, como por ejemplo, los consejos pastorales diocesanos y parroquiales.

No hay que olvidar que el número de catequistas aumenta de continuo y que de su actual dedicación dependerá la calidad de las futuras comunidades cristianas. En la sociedad moderna existen situaciones que reclaman la presencia de los catequistas, porque son laicos que viven las situaciones seculares y pueden iluminarlas con la luz del Evangelio, actuando en el interior de la sociedad. Hoy, en el contexto de la teología del laicado, los catequistas ocupan necesariamente un lugar destacado.

Todas estas consideraciones hacen ver la urgencia de promover catequistas, tanto en número, mediante una adecuada promoción vocacional como, sobre todo, en la calidad, mediante una atenta y global programación de formación.


34. Responsabilidad primaria de los Obispos.

Los Obispos como primeros "responsables de la catequesis", son también los primeros responsables de los catequistas. El Magisterio contemporáneo y la legislación renovada de la Iglesia insisten en esa responsabilidad originaria de los Obispos, vinculada a su función de sucesores de los Apóstoles, en cuanto Colegio y como Pastores de las Iglesias particulares.

La CEP recomienda a cada uno de los Obispos y a las Conferencias Episcopales, que continúen con todo esfuerzo, y si es necesario, refuercen su solicitud por los catequistas, teniendo en cuenta todos los aspectos que les conciernen: desde establecer los criterios de elección, promover programas y estructuras de formación, hasta utilizar los medios adecuados para su mantenimiento, etc. Los Obispos traten personalmente a los catequistas, instaurando una relación profunda y si es posible individual con ellos. Cuando esto no sea factible, podría ser útil nombrar un vicario episcopal para ese cometido. En fuerza de su experiencia, la CEP indica también algunos campos preferenciales de intervención:

- Coscientizar la comunidad diocesana y las parroquiales, con especial atención a los presbíteros, acerca de la importancia y el papel de los catequistas.

- Crear o renovar los Directorios catequéticos en lo que se refiere a la figura y a la formación del catequista, en el ámbito nacional y diocesano, de manera que haya claridad y unidad cuando se apliquen las respectivas indicaciones del Directorio Catequético General, de la Exhortación Apostólica Catechesi Tradendae y de la actual Guía para los catequistas a la situación local.

- Garantizar un material mínimo para la preparación específica de los catequistas en el ámbito diocesano y parroquial, de manera que ninguno de ellos comience a ejercer su misión sin estar preparado, y además, fundar o promover escuelas o centros apropiados.

- Procurar como objetivo la creación de cuadros en todas las diócesis y parroquias, es decir, grupos de catequistas bien formados en los centros y con una experiencia adecuada que - como se ha dicho ya - en colaboración con el Obispo y con los sacerdotes, puedan encargarse de la formación y de la asistencia de otros catequistas voluntarios y se les puedan confiar puestos claves para la realización de los programas catequéticos.

- Atender a las necesidades referentes a la formación, a la actividad y a la vida de los catequistas con un esmerado planteamiento económico, involucrando a la comunidad. Además de estos campos preferenciales de intervención, el mejor modo en que los Obispos pueden, en general, actuar su responsabilidad con los catequistas, es manifestándoles su amor paternal, e interesándose constantemente por ellos mediante contactos personales.


35. Solicitud de parte de los presbíteros.

Los Sacerdotes, y especialmente los párrocos, como educadores en la fe y colaboradores inmediatos del Obispo, tienen un cometido inmediato e isustituible en la promoción del catequista. Si como pastores, deben reconocer, promover y coordinar los distintos carismas en el interior de la comunidad, de manera especial deberán seguir a los catequistas que comparten su trabajo de anunciar la Buena Nueva. Han de considerarlos y aceptarlos como personas responsables del ministerio que se les ha confiado y no como meros ejecutores de programas preestablecidos. Promuevan su dinamismo y creatividad y eduquen a las comunidades para que asuman su responsabilidad en la catequesis y acojan a los catequistas, colaboren con ellos y los sostengan económicamente, teniendo en cuenta si tienen a su cargo una familia.

Desde esta perspectiva especial, es de importancia decisiva educar al clero ya desde el seminario, para que esté en condiciones de apreciar, favorecer y valorar adecuadamente al catequista como figura eminente de apóstol y su colaborador especial en la viña del Señor.


36. Atención por parte de los formadores.

La preparación de los catequistas está confiada, generalmente, a personas calificadas tanto en los centros como en las parroquias. Estos formadores tienen una función de gran responsabilidad y dan una aportación preciosa a la Iglesia. Sean pues conscientes de su vocación y del valor de su tarea.

Cuando una persona acepta el mandato de formar catequistas, ha de considerarse como la expresión concreta de la solicitud de los Pastores y ha de seguir fielmente sus directivas. Además, ha de saber vivir la dimensión eclesial del mandato, realizándolo con espíritu comunitario y siguiendo la planificación de conjunto.

Como ya hemos dicho, el formador de catequistas deberá estar dotado de cualidades espirituales, morales y pedagógicas, especialmente se quiere de él que pueda educar sobre todo con su propio testimonio. Ha de seguir de cerca a los catequistas, trasmitiéndoles fervor y entusiasmo.

Todas las diócesis deberán hacer lo posible por tener un grupo de formadores de catequistas, compuesto en lo posible de sacerdotes, religiosos religiosas y laicos, que se puedan enviar a las parroquias a preparar a los aspirantes, en comunidad e individualmente.

CONCLUSION


37. Una esperanza para la misión del tercer milenio.

Las directivas contenidas en esta Guía se proponen con la esperanza de que sean como un ideal para todos los catequistas.

Los catequistas gozan de la estima de todos por su participación en la actividad misionera y por sus características que raramente se encuentran en las comunidades eclesiales fuera de la misión. El número de los catequistas se incrementa y oscila estos últimos años, entre los 250.000 y los 350.000. Para muchos misioneros, los catequistas son una ayuda insustituible; se puede decir, su mano derecha y a veces su lengua. Frecuentemente han sostenido la fe de las jóvenes comunidades en los momentos difíciles y sus familias han dado muchas vocaciones sacerdotales y religiosas.

¿Cómo no estimar estos "animadores fraternos de comunidades nacientes"?.
¿Cómo no proponerles los ideales más elevados, aún conociendo las dificultades objetivas y los límites personales?

No se puede concluir más eficazmente este documento que citando las vibrantes palabras que el Papa Juan Pablo II dirigió a los catequistas de Angola durante su última visita apostólica: "Tantas veces ha dependido de vosotros la consolidación de las nuevas comunidades cristianas por no decir su primera piedra fundamental, mediante el anuncio del Evangelio a los que no lo conocían. Si los misioneros no podían estar presentes o tuvieron que partir poco después del primer anuncio, allí estábais presentes vosotros, los catequistas, para sostener y formar a los catecúmenos, para preparar al pueblo cristiano a recibir los sacramentos, para enseñar la catequesis y para asumir la responsabilidad de la animación de la vida cristiana en sus pueblos o en sus barrios. (...) Dad gracias al Señor por el don de vuestra vocación, con la que Cristo os ha llamado y elegido de entre los otros hombres y mujeres, para ser instrumentos de su salvación. Responded con generosidad vuestra vocación y tendréis escrito vuestro nombre en el cielo (cf. Lc 10,20)".

La CEP espera que, con la ayuda de Dios y de la Virgen María, esta Guía imprima nuevo impulso a la renovación constante de los catequistas para que así, su generosa aportación continúe siendo acertada y fructuosa también para la misión del Tercero Milenio.

El Sumo Pontífice Juan Pablo II, en el curso de la Audiencia concedida al que suscribe Cardenal Prefecto, el 16 de Junio de 1992, ha aprobado la presente Guía para los Catequistas y ha dispuesto su publicación.


Roma, en la Sede de la Congregación para la Evangelización, 3 de Diciembre de 1993, Fiesta de San Francisco Javier.

Jozef Card. Tomko, Prefecto
Giuseppe Uhac, Arzobispo tit. de Tharros, Secretario
__._,_.__
(
http://ar.groups.yahoo.com/group/reddecatequistas
).

Hacer el amor es...

Hacer el amor es...
 
Cuando pones la mano en su hombro,
frente a la cama de tu hijo que acaba
de tener un accidente y le dices
"no te preocupes, te amo".
 
Cuando ven salir juntos el sol,
y con cada amanecer sienten renovado
ese amor que nació con un "te amo".
 
Cuando tienen problemas económicos,
los enfrentan juntos y aún en la adversidad
le dices "no te preocupes, te amo".
 
Cuando al llegar a casa del trabajo
sientes el confortable abrazo y el dulce
beso de esa persona que con un "te amo"
acelera tu pulso y sientes que el corazón
te late más aprisa.
 
Cuando en la madrugada sienten la preocupación
por el hijo que no ha llegado y en la cama sientes
una voz que dice "no te preocupes, te amo".
 
Cuando van a tener un hijo y en el momento
del parto sientes sus manos y su voz
que te dice "te amo".
 
Cuando ven crecer juntos a sus hijos
y a tu lado sientes la misma voz
que hace años te enamoró con un "te amo".
 
Hacer el amor es caminar juntos en la vida,
superando los obstáculos que la misma vida
les pueda presentar, es crecer juntos espiritual
e intelectualmente, evolucionar unidos,
fortalecer los lazos en común con esos pequeños
detalles que algunas veces nos parecen tontos
e insignificantes, pero que sin embargo son
tan importantes para evitar la rutina que es
la más cruel enemiga del amor.
 
Cuando te sientes triste, cuando te sientes feliz,
cuando te sientes deprimido, cuando te sientes
enfermo, cuando te sientes en salud y siempre
sientes a esa persona a tu lado, diciéndole
tu "te amo" y ella respondiendo "yo te amo mas"...
en esos momentos puedes decir "he hecho el amor".
 
Hacer el amor es llegar al final de tu vida
al lado de esa persona que hace años
te conquistó y que te ha hecho sentir
el ser más feliz y dichoso sobre la tierra.
(
http://www.celebrandolavida.org
).

11/09/2011 00:55 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Fiesta de nuestra Senora de la Salud de Vailankani.

20110911000554-sra-vailankanni.jpg

Autor: Cristiandad.org
Nuestra Señora de la Salud de Vailankanni
Advocación Mariana, 8 de septiembre
 
 
Nuestra Señora de la Salud de Vailankanni
Nuestra Señora de la Salud. Vailankanni, India.
Desde el siglo XVI hasta nuestros días, y con progresivo entusiasmo, los católicos de la India viene invocando a la que ellos denominan "Vailankánni Arókia Matha"; denominación que, traducida, significa "Madre de la Salud Vailankanni".

Todo comenzó, como en tantas otras ocasiones, con la sencillez ingenua de dos pastorcitos que decían haber visto a la Madre de Jesús. El primer pastorcito contaba a los vecinos de la aldea cómo una hermosa Señora, con un Niño en los brazos, le había pedido un poco de agua fresca de la que él llevaba en un cántaro y cómo, al llegar a su casa, se había llevado la gran sorpresa de ver que el agua se había transtormado en jugosa leche fresca... El otro niño pastor había sido curado milagrosamente por esa misma Señora así lo afirmaba él, y la Senora le había pedido que para agradecerle la recuperación de la salud, consiguiera levantar una capilla en aquel lugar adonde las gentes acudirían y Ella les mostraría de continuo su maternal benevolencia. Un señor rico de Nagapathnam, con la ayuda de todo el vecindario, había respondido puntualmente a la reiterada petición del niño pastor y la capilla alzaba al poco sus muros en la cima del altozano. Al pie de la montaña de la Virgen, como comenzaba ya a designar las buenas gentes de aquel lugar, la ancha bahía del mar de Bengala, escenario de los afanes de los pobres pescadores de la aldea de Vailankánni y sorpresa, admirable por su belleza, para las carabelas lusas que lo surcaban con impulsos de descubrimientos, ideales de evangelización y avaricias incontenibles de oro, rubíes y especias...

Y ocurrió lo que tenía que ocurrir. Una mala noche las aguas del mar de Bengala se encresparon porque los monzones estaban a punto de irrumpir con sus diluvios y los navegantes portugueses, aunque avezados a las muchas tormentas, vieron en peligro sus vidas. Una resplandeciente luz, en la altura de un altozano vecino, les infundía esperanza, sin que supieran a ciencia cierta el porqué de ese sentimiento de esperanza y, sobre todo, el porqué de aquella insólita claridad... Uno de los marineros recordó de repente que, en una travesía anterior, habia divisado los muros de una capilla y toda la tripulación, sin más argumentos, se puso acto seguido a invocar la protección de Nuestra Señora.

Por lo que en consideración de este favor que devolvía a la vida desde una inminente muerte a unos marineros. Y en atención a los otros dos anteriores del agua convertida en leche fresca y del pastorcito curado de sus enfermedades, las gentes del lugar comenzaron a invocar a la Virgen de la ermita como "Santa María, Madre de la Salud".

De aquella primitiva construcción nada queda al presente, salvo que la curiosidad de los arqueólogos se concentre algún día en forzar excavaciones de viejas cimentaciones. La piedad de los católicos de la India construyó un templo mayor y luego otro aún más espacioso, éste superpuesto al primero. Los arquitectos quisieron imitar un tanto al Santuario de Lourdes, y trazaron una amplia escalinata de dos brazos, erigieron las catorce cruces del Viacrucis, hicieron saltar el agua de unas rocas vecinas... Juan XXIII, a instancias del episcopado indio, elevó el templo a la categoría de basílica menor y todos comenzaron a calificar al santuario de la "Madre de la Salud de Vailankanni" como "el Lourdes de la India".

La festividad de la "Madre de la Salud" se celebra el 8 de septiembre de cada año. Más de 1,000,000 de peregrinos se concentra en la jornada para honrar la natividad de Nuestra Señora. Llegan al Estado de Támil Nádu, a la diócesis de Thanjavur y a esta aldea de 5,000 habitantes, desde todas partes del inmenso país. Llegan los que son y se profesan católicos, indios lógicamente; pero llegan también y esto es novedoso miles y miles que se confiesan musulmanes, hindúes, jainistas, shiks, parsis. Las concentraciones masivas no se hacen solo el día 8 de septiembre. Durante todo el año y particularmente en Pascua, en mayo, en agosto..., las multitudes se apiñan en el santuario. La Iglesia de India, que cuenta con muchos otros templos dedicados a la Virgen, no ha procedido por el momento, al menos a declarar al de la "Madre de la Salud" como el Santuario Mariano nacional, pero pocas dudas caben de que éste de la aldea de Vailankanni sea el principal y tal vez el más antiguo de todos los santuarios marianos de la India, seguido muy de cerca también es verdad por el de la "Virgen de las Gracias", en Sardana, diócesis de Meerut en el Norte del país, y por el de la "Virgen del Monte", en Bandra, archidiócesis de Bombay.

Resultaba lógico que el Santuario de la "Madre de la Salud" expresara el amor maternal de Nuestra Señora en instituciones de asistencia y de beneficencia para los más desvalidos: los niños y los ancianos. Y así se ha hecho, en efecto. A la sombra del Santuario se han construido dos orfanatos. Uno para niños, y otro para niñas.

Funcionan también aquí mismo un asilo para ancianos y ancianas y un dispensario para urgencias que no cierra sus puertas ni de día ni de noche por la extraordinaria afluencia de peregrinos que de día y de noche suben hasta la colina.

Los orfanatos del Santuario, como los otros 800 que la Iglesia tiene en India para bien de los niños huérfanos y abandonados, están financiados, al menos parcialmente por la obra de la Infancia Misionera.
(
http://es.catholic.net
).

Hallar tiempo.

Hallar tiempo

Hablamos de "hallar" tiempo para nuestros hijos
o de hacer tiempo para las personas
en nuestra vida o para los amigos.
 
Damos la impresión de que las relaciones
son apenas una parte de nuestra vida,
junto con tantas otras ocupaciones.
 
A veces pensamos, lo que más importa
en nuestra existencia, son las relaciones
y no los logros o la adquisición de bienes.
Entonces, ¿por qué le prestamos
tan poca atención a las relaciones?
Cuando estamos muy ocupados,
afectamos el tiempo que dedicamos
a las relaciones, quitándoles la energía
y atención necesarias.
 
Es posible evaluar la importancia
que le asignamos a algo, considerando
el tiempo que estamos dispuestos a dedicarle.
 
Cuanto más tiempo le dedicamos a algo,
más evidente resulta la relevancia
y el valor que tiene para nosotros.
 
Si quieres conocer las prioridades
de una persona, fíjate en cómo usa el tiempo.
El tiempo es el regalo más preciado
que tenemos porque es limitado.
 
Podemos producir más dinero, pero no más tiempo.
Cuando le dedicamos tiempo a una persona,
le estamos entregando una porción
de nuestra vida que nunca podremos recuperar.
 
No es suficiente decir, que las relaciones
son importantes, debemos demostrarlo
en acciones, invirtiendo tiempo en ellas.
 
Las palabras por sí solas nada valen...
 
La esencia del amor, no es lo que pensamos,
hacemos o aportamos a los demás.
Es cuánto entregamos de nosotros
mismos a los demás.
 
El mejor regalo de amor, no son los diamantes,
ni las rosas, ni los dulces, es la atención que dice:
"Te valoro tanto que te entrego mi bien
más valioso: mi tiempo".
 
Siempre que dediques de tu tiempo,
estarás haciendo un sacrificio y el sacrificio
es la esencia del amor o amistad.
 
Es posible dar sin amar,
pero no se puede amar sin dar.
 
Amar es entregarse: dejar de lado
mis preferencias, comodidad, objetivos personales,
seguridad, dinero, energía y tiempo
para el beneficio de otra persona.
 
El mejor uso que le puedes dar a la vida, es amar.
La mejor expresión de amor es el tiempo.
El mejor momento para amar es éste ...
es hoy ... es ahora.
(
http://www.celebrandolavida.org
).

11/09/2011 00:56 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Hazlo con amor.

Hazlo con amor
 
Si tengo defectos y dificultan mi camino,
ayúdame a superarlos….pero con amor.
 
Si avanzo en la dirección equivocada,
indícame el camino verdadero….pero con amor.
 
Si hay algo que de mí no te gusta y te hiere,
házmelo saber….pero con amor.
 
Si mi vida se dispara hacia un túnel sin salida,
adviértemelo….pero con amor.
 
Si soy egoísta o vanidoso,
si la envidia no me deja ser feliz,
si tengo mil vicios o caídas,
dímelo….pero con amor.
 
Si no soy como no tengo que ser,
no pretendas que sea como tú,
pero si tú vives en la verdad y yo en la mentira,
dime cómo se sale de ella….pero con amor.
 
Si me falta corazón y caridad,
reza por mí…..pero hazlo con amor.
 
Si estoy mal conmigo mismo y con los demás,
si me encuentro agarrotado por la soberbia,
si hace tiempo que perdí el norte de mi existir,
mírame a los ojos….pero hazlo con amor.
 
Si pensamos de forma diferente,
si crees que podemos caminar juntos,
si todavía confías en mí,
lo intentemos de nuevo…..pero con amor.
 
Pero una cosa te digo:
Si piensas que, sólo soy yo, el que fallo.
Si crees que, soy sólo yo, el falto de caridad.
Si crees que tú eres el santo, el bueno y el sabio,
no me digas entonces nada…
Porque es cuando me daré cuenta
que tú tampoco dejas actuar a Dios.
Dime lo que quieras…
pero eso sí…hazlo con amor.
Amén.
 
P. Javier Leoz
(
http://www.celebrandolavida.org
).

11/09/2011 00:57 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Homilia para el Domingo XXIII Ordinario.

A - Domingo 23o. del Tiempo Ordinario
Primera: Ez 33,7-9; Salmo 94; Segunda: Rm 13, 8-10; Evangelio: Mt 18, 15-20
Autor: P. Octavio Ortíz | Fuente: Catholic.net


Sagrada Escritura

Primera: Ez 33,7-9
Salmo 94
Segunda: Rm 13, 8-10
Evangelio: Mt 18, 15-20

 

 


Nexo entre las lecturas

El capítulo 18 del evangelio de san Mateo forma una parte distinta del resto de su evangelio. En ella encontramos algunas enseñanzas de Jesús que se relacionan con la vida de las primeras comunidades cristianas. Por eso, a esta parte se le ha llamado el "discurso eclesiástico". Hoy consideramos dos indicaciones de este discurso: la corrección fraterna y la oración en común. Primero, Jesús manifiesta la responsabilidad de sus discípulos y seguidores en la salvación de sus semejantes. El discípulo de Jesús siente la viva responsabilidad de hacer el bien y ayudar a que los otros lo hagan, superando y desterrando el mal de sus vidas. Aquí se inserta el mandato de la corrección fraterna (EV). En la primera lectura se nos propone, de forma muy oportuna, la imagen del centinela. El centinela es el hombre que, desde la atalaya o desde un lugar preeminente, da la voz de alarma cuando ve al enemigo acercarse al campamento o las puertas de la ciudad. Su función es la de despertar a quien duerme y se encuentra en peligro de ser sorprendido por el enemigo. En nuestro caso el centinela, que es el mismo profeta, advierte a los hombres de su mala conducta, les anuncia el peligro que se acerca si no despiertan de su letargo (1L). La segunda admonición de Jesús a sus discípulos es la oración en común: "donde dos o más se reúnen para orar, allí está Jesús en medio de ellos". Pablo, por su parte, antes de concluir su carta a los romanos, dirige una última exhortación llena de contenido: "no tengáis con nadie ninguna deuda que no sea la de amaros mutuamente". El amor es la ley que regula toda la vida cristiana. Tanto el centinela, como el que ora en común, deben guiarse y nutrir su alma con el espíritu de Cristo, es decir, con aquel amor que da la vida por los que ama (2L).


Mensaje doctrinal

1. La misión del centinela. El centinela en los tiempos antiguos poseía una función decisiva en los combates entre los pueblos. Su misión era la de observar los litorales y campos de batalla, distinguir laos acechos y las formaciones enemigas, y dar la voz de alerta para que el ejército se preparara para la batalla. Si el centinela dormía, la vida del pueblo corría un grave riesgo. En el pasaje que nos ofrece Ezequías, se compara al centinela con el profeta. El profeta es un centinela con características especiales. El profeta debe advertir al "impío" de su mala conducta, debe informarle del mal que se le viene encima, si no se convierte, si no despierta del sueño que lo entretiene en el mal. Lo interesante es que la responsabilidad del profeta no termina aquí, él debe seguir más adelante. Al centinela le basta dar la alarma; si le escuchan o no, ya no es responsabilidad suya. No así es el caso del profeta: él debe advertir del mal que se viene encima, y debe hacer lo indecible por convencer a sus oyentes, porque lo que él anuncia no lo han visto sus ojos, ni escuchado sus oídos, es Dios mismo que se lo ha revelado. Él habla en nombre de Dios. Él expresa el deseo de Dios de salvar a los hombres y de que no se pierda ninguno (Ez 18,32). Él participa del amor divino que no se deja vencer por el pecado del hombre. El profeta-centinela asume una responsabilidad imponente: deberá responder ante Dios de la muerte de aquellos a los que ha sido enviado. El no puede dejar de aspirar a ser escuchado. El pastor de almas es, pues, el centinela que vela sobre el rebaño, aquel que se mantiene en vigilia durante la noche para que ninguno perezca. El pastor, como san Pablo, amonestará, insistirá, predicará a tiempo y a destiempo (2 Tim 4,2) el mensaje del evangelio. No habrá alguno que sufra sin que, al mismo tiempo, sufra el mismo apóstol. Sin duda, nuestra mente va espontáneamente a la figura del obispo (episcopus = el que observa desde lugar preeminente). Él es el principal centinela que vela ante el enemigo. Lo son también los sacerdotes, quienes, al frente de su grey, la conducen, la defienden, dan su vida por ella.

Sin embargo, no sólo ellos son centinelas. Aquí podemos ampliar nuestra visión para descubrir otros centinelas entre los discípulos de Cristo. El Papa llama a los jóvenes centinelas de la mañana, porque ellos son los que anuncian que la noche está pasando y que la mañana está encima. Ellos son los que dan fuerzas para esperar, en medio de un mundo con tantos signos de derrota. Allí donde las tinieblas son más hondas, allí mismo ha iniciado a despuntar el alba, porque la luz vence las tinieblas (cf Jn 1,5). Pero es necesario saber esperar pacientemente, discerniendo los tiempos. El Papa en la audiencia del 26 de julio del 2000 comentaba: "¡Vigilad!". Es el verbo del centinela que tiene que estar alerta, mientras espera pacientemente el paso del tiempo nocturno para ver surgir en el horizonte la luz del alba. El profeta Isaías representa de manera intensa y vivaz esta larga espera introduciendo un diálogo entre los dos centinelas, que se convierte en un símbolo de la utilización adecuada del tiempo: "Centinela, ¿cuánto le queda a la noche?". El centinela responde: "Llega la mañana y después la noche. Si queréis preguntar, ¡convertíos, venid!"(Is 21,11-12). Es necesario plantearse interrogantes, convertirse y salir al encuentro del Señor. Los tres llamamientos de Cristo: "¡Estad atentos, velad, vigilad!" resumen claramente la espera cristiana del encuentro con el Señor. La espera debe ser paciente, como nos advierte Santiago en su carta: "Tened, pues, paciencia, hermanos, hasta la venida del Señor. Mirad: el labrador espera el fruto precioso de la tierra aguardándolo con paciencia hasta recibir las lluvias tempranas y tardías. Tened también vosotros paciencia; fortaleced vuestros corazones porque la Venida del Señor está cerca" (Santiago, 5, 7-8). Para que crezca una espiga o se abra una flor hay tiempos que no se pueden forzar; para el nacimiento de una criatura humana hacen falta nueve meses; para escribir un libro o componer música hay que dedicar con frecuencia años de paciente investigación. Esta es la ley del espíritu: "Todo lo que es frenético/pronto pasará", cantaba un poeta (Reiner Maria Rilke, Sonetos a Orfeo). Para encontrarse con el misterio hace falta paciencia, purificación interior, silencio, espera. (Juan Pablo II Audiencia del 26 de julio del 2002).

2. Amar es cumplir la ley entera. La caridad es una deuda que jamás terminamos de saldar completamente. Ella es la clave de interpretación de todos los mandamientos. Así lo expresa san Pablo en la parte final de la carta a los romanos (55-57). Un tema que ya había tratado en el capítulo 13 de la carta a los corintios (52-55). En el fondo se trata de una invitación a ir a la raíz de la vida cristiana, porque "donde hay caridad y amor allí está Dios". La caridad es la que autentifica cualquier virtud, cualquier ciencia, cualquier vida de piedad u obra apostólica. Si uno se levanta con grandes palabras y obras, pero no tiene amor, nada es. En realidad, siempre tendremos una deuda de amor con relación a nuestros hermanos porque ellos, en cuanto personas, son amados eternamente por Dios. Ellos son imágenes de Dios, incluso cuando por sus pecados hayan afeado esta imagen. En Santa Teresita del niño Jesús encontramos un ejemplo vivo de la comprensión del amor cristiano: "Al considerar el cuerpo místico de la Iglesia, no me reconocí en ninguno de los miembros descritos por San Pablo, o mejor, quería reconocerme en todos. La caridad me dio la clave de mi vocación. Comprendí que si la Iglesia tenía un cuerpo compuesto por miembros diversos, el más necesario, el más noble de todos los órganos no le faltaría; comprendí que tenía un corazón y que este corazón ardía de amor; que el amor hacía obrar a sus miembros; que si el amor llegaba a perderse, los apóstoles no anunciarían más el evangelio y los mártires rehusarían verter su sangre. Comprendí también que el amor encerraba todas las vocaciones, que era todo y que abrazaba todos los tiempos y todos los lugares, ¡por qué es eterno! Entonces en el exceso de mi alegría exclamé: "Oh Jesús, amor mío, y mi vocación; por fin la he encontrado! ¡Mi vocación es el amor!". Así pues, la caridad es el único criterio con el que se deben hacer o dejar de hacer las cosas. Es el principio de discernimiento de nuestro hablar o callar, de nuestro obrar u omitir. Quien descubra en su obrar y pensar que lo dirige un principio distinto del amor, puede estar seguro de haber iniciado el camino de la infelicidad, de la infecundidad espiritual y del fracaso en la propia vida.


Sugerencias pastorales

1. El sentido de responsabilidad en relación con nuestros hermanos. Ahora tenemos ante nuestra mente dos realidades. Primero la de aquellos cristianos que viven su vida cristiana "hacia dentro": son buenos observantes de las normas de la Iglesia, participan en la vida de sacramentos, veneran y respetan el domingo, dan buen ejemplo. Sin embargo, no tienen un sentido misionero. No sienten que la expansión de la fe, la predicación del evangelio, la "nueva evangelización" es algo que les compete en primera persona. Sin embargo, son gente buena, más aún, son personas de grande calidad humana y espiritual. Ante esta situación es bueno volver al "principio del amor y de la misión". Es decir: hacer a los demás aquello que me gustaría que se hiciese conmigo; Id y predicad el evangelio a toda creatura. Así, nace de la esencia de la misma vida cristiana la sincera preocupación por el bien temporal y eterno de nuestros prójimos, cualesquiera que ellos sean. Nada, ni nadie puede ser indiferente para los discípulos de Jesús, porque Él, con su muerte y resurrección y su ascensión a los cielos, ha ganado para todos los hombres la redención de los pecados. Cada persona humana es alguien a quien puedo y debo ofrecer mi amor. No podemos sentirnos indiferentes ante nada: nos debe doler la pérdida de los hombres, el sufrimiento de los inocentes, las guerras e indecibles sufrimientos de miles de personas, los actos de terrorismo y de venganza... Toda esta situación del mundo impele al cristiano, no a la desesperación, muy por el contrario, casi le obliga a un nuevo compromiso con el mundo, a una nueva y más profunda evangelización. ¡El mundo está necesitado de Dios.

Las palabras de Ch. Péguy son muy ilustrativas: "Es necesario salvarse juntos. Es necesario llegar juntos al buen Dios, es necesario presentarse juntos; no podemos llegar a Dios los unos sin los otros. Debemos volver todos juntos a la casa del Padre. Es necesario pensar en los otros. Es necesario trabajar los unos por los otros. ¿Qué nos dirá si llegásemos, si volviésemos a la casa del Padre común los unos sin los otros? (Ch. Péguy Le mystère de la charitè de Jeanne d´ArcI Gallimard Paris 1943, p.39)

La segunda realidad que se presenta a nuestros ojos es la de aquellas personas, familias, grupos humanos, que encuentran en medio de sus hogares y de sus realidades cotidianas, el hecho de que uno de sus miembros se ha desviado del buen camino. ¿Qué hacer? ¿Intervenir? ¿Hablar? ¿Esperar? ¿Callar? En realidad, no es fácil responder en abstracto. Cada situación posee sus características propias y exigirá soluciones que varían de caso a caso. Sin embargo, hay un principio que prevalece: la caridad. Nos debe mover siempre y en toda circunstancia la caridad por la persona amada. Y cuanto más difícil sea aquello que debemos decir, tanta más caridad, comprensión y humildad se debe emplear en decirlo. Sí, debemos interesarnos por quienes se apartan del buen camino, pero debemos hacerlo con caridad y por amor. "Donde no hay amor, pon amor y sacarás amor". Huyamos pues de las descalificaciones, de las palabras descorteses, de las críticas solapadas, de la maledicencia y la calumnia. Eso no es cristiano y no debe ni mencionarse entre nosotros.

Hubo un momento.

Hubo un momento
 
Hubo un momento en el que creías
que la tristeza sería eterna.
Pero volviste a sorprenderte
a ti mismo riendo sin parar.
 
Hubo un momento en el que
dejaste de creer en el amor.
Y luego apareció esa persona
y no pudiste dejar de amarla
cada día más.
 
Hubo un momento en el que
la amistad parecía no existir.
Y conociste a ese amigo que
te hizo reír y llorar en los mejores
y peores momentos.
 
Hubo un momento en el que
estabas seguro que la comunicación
con alguien se había perdido.
Y fue luego cuando el cartero
visitó el buzón de tu casa.
 
Hubo un momento en el que
una pelea prometía ser eterna.
Y sin dejarte ni siquiera entristecerte
terminó en un abrazo.
 
Hubo un momento en que
un examen parecía imposible de pasar.
Y hoy es un examen más que aprobaste
en tu carrera.
 
Hubo un momento en el que dudaste
de encontrar un buen trabajo.
Y hoy puedes darte el lujo
de ahorrar para el futuro.
 
Hubo un momento en el que
sentiste que no podrías hacer algo.
Y hoy te sorprendes a ti mismo haciéndolo.
 
Hubo un momento en el que
creíste que nadie podría comprenderte.
Y te quedaste boquiabierto mientras
alguien parecía leer tu corazón.
 
Así como hubo momentos en que
la vida cambió en un instante,
nunca olvides que aún habrá
momentos en que lo imposible
se tornará un sueño hecho realidad.
 
Nunca dejes de soñar
porque soñar es el principio
de un sueño hecho realidad.
(
http://www.celebrandolavida.org
).

11/09/2011 00:59 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Huye del desierto.

Huye del desierto
 
Hablemos de los desiertos para valorar
los oasis. Según los entendidos
estos son los más extensos del planeta:
 
El Sahara, en Africa, con una extensión
de 9.000.000 de Km cuadrados.
 
 El de Arabia, en Asia,
con 2.590.000 Km cuadrados.
 
El de Gobi, en China y Mongolia,
con un millón de Km cuadrados.
 
Pero hay desiertos más secos
e invivibles que los anteriores
y son los que creamos con el desamor.
 
Parece absurdo, pero hay quienes
soportan relaciones muertas debido
al orgullo y al egoísmo. Relaciones áridas
y sin vida sostenidas por la inercia,
mantenidas por la costumbre
y apoyadas en las apariencias.
 
Relaciones enfermizas que deben tener
dos salidas: acabarlas o renovarlas
buscando ayuda. Dios quiera que,
centrados en Ser más que en tener,
elijamos amarnos y amar para hacer
de la vida un oasis de paz.
 
Es de locos crear infiernos de egoísmo
en lugar de crear el cielo con el amor.
¡Animo! elige vivir y huye del desierto
del egoísmo.
(
http://www.celebrandolavida.org
).

11/09/2011 00:59 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Imperfeccion.

Imperfección
 
Yo sé que no soy perfecto
ni tampoco me siento perfecto...
 
Tengo la certeza de mi imperfección
y procuro superarla.
He cometido numerosos y crasos
errores, seguramente seguiré errando,
pero nunca cometeré el mismo
error dos veces...
 
Sé que a medida que deje
de equivocarme me iré perfeccionando...
porque mis errores, en lugar de rebajarme,
me enaltecen.
 
No procuro evitar equivocarme porque
sé que sólo quien vive está propenso
a equivocarse...
 
Mi intención consiste en asimilar
la enseñanza que todo error trae consigo.
 
Muchas veces no actuamos para evitar
fallar... y al hacerlo evadimos
la responsabilidad de vivir.
 
Vive, arriésgate a cometer errores
y aprende siempre de ellos, es la mejor
manera de adquirir sabiduría.
(
http://www.celebrandolavida.org
).

11/09/2011 01:00 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Imposibilidad.

¿Imposibilidad?
 
Frente a alguna actividad, trabajo o situación nueva,
generalmente, sentimos un cierto miedo.
¿Será que lo voy a lograr? ¿Será que todo va a salir bien?
 
El hecho es que nadie nace conociendo todo,
vamos viviendo y aprendiendo. No existen cosas
imposibles, no existen incompetentes.
Todos pueden lograr, sólo que unos con más
y otros con menos facilidad. No podemos condicionar
que, sólo por tener algún defecto físico o alguna otra
 limitación, se es inferior a los demás o, pero aún,
se juzga incapaz. ¡Nada de eso! Todos pueden
llegar allá, si así se disponen, con fe,
con perseverancia, con esfuerzo.
Existe una enseñanza que puede explicarlo mejor:
 
"El genio es 10% de inspiración y 90% de esfuerzo".
 
Uno podría citar muchos ejemplos de personas
que supieron vencer, pero sólo voy a recordar éste:
 
En la antigua Grecia, en Europa, había un hombre
que quería ser orador, pero era tartamudo y presentaba
serias deficiencias en el habla. En aquel tiempo no había
micrófonos ni amplificadores, tenía que ser al natural,
es decir, el individuo tenía que poseer una voz
fuera de serie. Entonces, ¿qué hizo él? Se dirigió
hasta el sitio más desierto y se quedó allí durante
varios días haciendo ejercicios de locución
con piedritas en la boca. Y después de algún tiempo
se volvió, si no el mayor, uno de los mejores
oradores de su tiempo.
 
Y todavía existe gente que cree que muchas cosas
son difícil o hasta imposible.
 
Nunca es tarde para recomenzar una vida
 
Padre Juca
(
http://www.celebrandolavida.org
).

11/09/2011 01:01 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

La abeja.

 LA ABEJA

Un productor de miel me contó lo que sucede dentro del panal. Me dijo que cuando la abeja está recién nacida es colocada en una celdilla hexagonal, en la que dejan también una cantidad de miel de la que podrá alimentarse hasta llegar a la madurez. La celdilla es sellada con una bolita de cera, y cuando la abejita ha consumido toda su provisión de miel, llega el momento de salir al exterior.
¡Pero hay que ver todo el esfuerzo, el sacrificio y la lucha que debe enfrentar para atravesar esa bolita de cera! Para la abeja es una puerta estrecha, tan estrecha que durante el angustioso proceso de salida la abejita restriega la membrana que ha cubierto sus alas hasta ese momento, y al llegar al otro lado se encuentra ya en condiciones de volar.

Si la abeja fuese librada de su encierro por alguna mano bienintencionada retirando la cera que obstruye su salida, por cierto le ahorraría a la abeja unos momentos de gran angustia, sin embargo a la larga la abeja quedaría condenada a una vida inutil por no poder usar sus alas.
¿Qué sería de nosotros, si Dios nos librara de algunas de nuestras penosas aflicciones antes de que fuera tiempo?
(
http://www.egrupos.net/grupo/mensajesdeamor
).

11/09/2011 01:02 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

La formacion de los catequistas.

La Formación de los catequistas

Prof. Stuart C. Bate OMI

(Congregação do Clero)

www.presbiteros.com.ar

1ª Parte. Consideraciones generales

A comienzos de su pontificado, Juan Pablo II escribió estas palabras:

En nombre de toda la Iglesia quiero daros las gracias a vosotros, catequistas parroquiales, hombres y, en mayor número aún, mujeres, que en todo el mundo os habéis consagrado a la educación religiosa de numerosas generaciones de niños. Vuestra actividad, con frecuencia humilde y oculta, mas ejercida siempre con celo ardiente y generoso, en una forma eminente de apostolado seglar, particularmente importante, allí donde, por distintas razones, los niños y los jóvenes no reciben en sus hogares una formación religiosa conveniente. En efecto, ¿cuántos de nosotros hemos recibido de personas como vosotros las primeras nociones de catecismo y la preparación para el sacramentos de la reconciliación, para la primera comunión y para la confirmación? (CT 66).

El servicio de la catequesis, a menudo oculto y poco reconocido, es, de hecho, el centro de la misión de la Iglesia. Es en ella, donde un poderoso ejército del pueblo de Dios, los que son la sal de la tierra, hacen su contribución cristiana que ayuda a transformarnos a todos nosotros. Los catequistas han sido llamados ‘especialistas, testigos directos y evangelizadores irremplazables que ... representan la fuerza básica de las comunidades cristianas especialmente entre las iglesias jóvenes’ (RM 46). Es una fuerza que la Iglesia necesita, ya que, en un mundo cada vez más multifacético e interconectado, la comunicación efectiva de la fe es una cuestión cada vez más compleja. De ahí la exacerbada necesidad de una formación sólida y adecuada de los catequistas en todos los niveles de la Iglesia. La ‘formación de los catequistas en las profundas riquezas de la fe’ es una ‘tarea primordial’ de la catequesis y la formación es uno de los elementos esenciales que permite a la catequesis ‘expresar su vitalidad y ser eficaz’ (GDC 33).

La Formación en la vida de la Iglesia

El Santo Padre nos recuerda que en ‘el centro de la catequesis encontramos esencialmente una Persona, la de Jesús de Nazaret’ (CT 5). Siguiendo a Jesús a lo largo del camino, el Espíritu Santo sigue abriéndonos su presencia y nos forma suavemente para ‘reflejar y gozar con plenitud’ de la imagen de Dios por la que hemos sido creados (Cfr. Catequesis para Adultos...11; RM 46). Los esfuerzos de la catequesis deben reflejar siempre la relación que tenemos con Jesús. Debe ayudarnos a todos nosotros a profundizar el conocimiento y la expresión de dicha relación.

La formación es un proceso que abarca todas las dimensiones de la vida. De hecho forma parte del proyecto de toda la vida de la comunidad cristiana en su seguimiento a Jesús. Sin embargo, seguir a Jesús no quiere decir necesariamente copiar exactamente su vida. Sino que significa hacer una elección de vida, comenzando por nuestro nuevo potencial y en el sitio en el que nos encontramos. Por este motivo la formación tiene que estar arraigada en un contexto humano y por ello la Iglesia local debe asumir la responsabilidad de la misma. Es una exigencia de la encarnación: un salvador que nos amó tanto que puso su morada entre nosotros (Jn 3:16; 1:14). La encarnación de la Palabra en Jesús es una garantía de que el cuerpo de Cristo es un cuerpo vivo de aquellos que han nacido ‘por la carne y el Espíritu’ (Jn 3:17). La formación afecta a la vida humana vivida en comunidad, redimida por Cristo y que camina en el Espíritu. El Directorio General para la Catequesis habla de esto refiriéndose al ‘camino hacia la perfección’ en el que los ‘bautizados, movidos siempre por el Espíritu, alimentados por los sacramentos, la oración y la práctica de la caridad y asistidos por múltiples formas de formación permanente en la fe, intentan realizar el deseo de Cristo: "Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto". Es esta la llamada a la plenitud de la perfección dirigida a todos los bautizados’ (DGC 56).

El Papel de la Iglesia local en la formación de catequistas

La formación de los catequistas es responsabilidad de las iglesias locales (Cfr. DGC 232; Catequesis Adultos... 80). Esta responsabilidad es una de las tantas tareas confiadas a la iglesia local para asegurar la pastoral adecuada de los catequistas. Otras de las tareas son, la promoción de las vocaciones para la catequesis, animar a los especialistas entre los catequistas y proporcionar animadores de catequesis a nivel diocesano, regional y parroquial. Se pide a los obispos que intenten mejorar la calidad y profundidad de las actividades de la iglesia local en cuanto a la catequesis, intentando asegurarse de que se emplea a algunos catequistas a tiempo completo. Además de estas responsabilidades para la pastoral, las iglesias locales deben asegurarse de que los catequistas están adecuadamente atendidos, lo que implica crear unos mecanismos para ‘atender las necesidades personales y espirituales de los catequistas así como al grupo de catequistas como tal’. Estas tareas se confían a menudo a los sacerdotes de las parroquias donde trabajan los catequistas (DGC 233).

Aunque a todos los cristianos se nos llama a ser responsables de la catequesis, algunos son llamados especialmente y reciben para ello una formación más activa para su servicio como catequistas. Estos catequistas son miembros de la iglesia local. Para ser reconocidos como catequistas, las personas deben seguir un curso de formación y recibir el mandato eclesial para este servicio (DGC 221). El obispo otorga este mandato, ya que los obispos son: ‘por encima de todos, los responsables primordiales de la catequesis, son los catequistas por excelencia’ (CT 63). Del mismo modo, el obispo es responsable fundamentalmente de asegurar la formación efectiva de los catequistas. Esto incluye el desarrollo de programas de formación así como la inclusión de las condiciones socioculturales locales.

La tarea de desarrollar y dirigir los programas de formación se confía a menudo a especialistas dentro de la Iglesia local o la parroquia, aunque la responsabilidad de la dirección general sigue recayendo sobre el obispo. Los que organizan los programas y cursos de formación, los formadores, han de ser reconocidos, por lo tanto, como representantes del obispo. Esta relación significa el respeto mutuo y el compromiso son cuestiones importantes. El obispo no renuncia a su responsabilidad del programa cuando la delega en otros. Del mismo modo, los formadores ponen en juego sus propios dones y talentos para que el proceso de formación sea fructífero y no deben pensar que la formación es un esfuerzo o una misión personal. Esto ayuda a fomentar un sistema de responsabilidad mutua entre los que imparten la formación en la iglesia local y en la región eclesial y las autoridades eclesiásticas. Por lo tanto, es esencial que se mantengan contactos regulares entre las autoridades eclesiales y los organizadores de los programas de formación. En esas reuniones, los formadores deben informar sobre los programas comenzados por ellos y esperan de los obispos que les hagan comentarios adecuados que les faciliten la aplicación práctica del programa (Cfr. DGC 223).

Las cualidades humanas de los catequistas

No todo el mundo es capaz de desempeñar la función de catequista en la comunidad. La comunidad cristiana, en particular, debe procurar discernir qué personas tiene las cualidades humanas y espirituales apropiadas para este servicio. La madurez y una fe activa son esenciales en aquellas personas que deseen catequizar a los demás. El motivo de esto es que la madurez humana y el compromiso espiritual son los cimientos esenciales sobre los que se asienta la formación cristiana. Por consiguiente, los catequistas han de ser elegidos entre aquellos que tienen una fe adulta y que viven esta fe en el contexto de la comunidad eclesial con la que estén comprometidos (Cat. Adult... 71-72). La primera forma de catequesis es el testimonio de una vida cristiana comprometida con la comunidad. De hecho, la esencia de la formación de catequistas es ‘idéntica a la del cristiano adulto’ (Cat. Adult... 78).

2ª Parte. Aspectos específicos de la formación como catequista

La formación específica de los catequistas comprende diferentes dimensiones. Me limitaré a hacer una mención breve a las dimensiones principales.

Una llamada al servicio

En el bautismo, todos los cristianos reciben la vocación a comunicar la fe en la que han sido recibidos. Esta llamada se refuerza mediante la confirmación. Durante la visita Ad limina de los obispos de los Estados Unidos en 1998, el Santo Padre les pidió que ‘animen a los catequistas a que consideren su trabajo como una vocación: como el privilegio de compartir la misión de traspasar la fe y la proclamación de la esperanza que están en nosotros’ (en Hoyos 1998). De hecho, como resultado de su relación con Jesús, muchos laicos experimentan la llamada a un servicio especial como catequistas en la Iglesia y desean comprometerse más de lleno como catequistas. Uno de los aspectos importantes de la formación es el de profundizar la relación con el Señor de modo para poder clarificar la naturaleza de la llamada. De esta manera, se puede expresar con más plenitud en el compromiso aceptado con la actividad misionera de la catequesis. Esto llevará a la profundización de otros aspectos de la formación como por ejemplo la formación inicial y los conocimientos requeridos para la catequesis y el ahondar permanente en la vocación para actualizarla (DGC 231).

El propósito de la formación

El propósito de la formación es ampliar la capacidad de los catequistas para comunicar la Buena Noticia de la salvación y las enseñanzas de la Iglesia (DGC 235-6). Comunicación no es simplemente la organización de ideas y enseñanzas. Implica igualmente que se oiga un mensaje, que sea recibido y aceptado de la forma en que fue concebido. Por este motivo, la verdadera comunicación incluye entablar relaciones y construir comunidades. La comunión es la base de la comunicación. La comunicación efectiva implica también que los catequistas deben ser líderes y animadores y no meros participantes. La formación debe ayudar a los formandos a desarrollar valores y capacidades. Ahora bien, el liderato no es la imposición de la propia voluntad a las personas sino más la capacidad de inspirar confianza en un grupo para que confíen en la visión del catequista y en su capacidad de llevarlos por la senda del Señor. Los catequistas deben ser también animadores con capacidad para delegar en otras personas de la comunidad. Los animadores ayudan a las personas a reconocer la presencia de Dios entre ellos y los animan a la participación activa en la vida de la Iglesia. Estos ejemplos demuestran que la comunicación del mensaje cristiano es una realidad compleja, con dimensiones espirituales, doctrinales, antropológicas y metodológicas y nos ayudan a entender por qué los programas de formación de catequistas deben abordarlas todas (Hoyos 1998).

Formación espiritual

El centro de la formación es el Espíritu Santo, que ‘continuará en el mundo, mediante la Iglesia, la obra que la Buena noticia de la salvación’ (DeV 3). Es el maestro de ‘todas las cosas y les recordará todo lo que yo os he dicho’ (DeV 4). Por esta razón, la formación espiritual es esencial para el desarrollo de los catequistas, ya que están llamados a ser personas del Espíritu capaces de discernir su presencia mediante la oración y la devoción y dar frutos en sus relaciones interpersonales, el compromiso social, la enseñanza y la celebración de la vida cristiana en la liturgia. El fin de la formación cristiana es ‘reforzar la convicción, abrir nuevas perspectivas y animar a la perseverancia en la oración y en sus obligaciones de seguir a Cristo’ (DGC 71).

Formación intelectual y teórica

Una formación real ha de contener siempre componentes intelectuales y teóricos, porque los catequistas deben ser capaces de presentar las verdades de fe de modo convincente y amplio. Este componente es particularmente importante para ayudar a los catequistas a responder a los desafíos intelectuales que amenazan al cristianismo en la actualidad (Cat. Adultos... 79; DGC 240). El centro ha de ser la palabra de Dios y la teología, que ayuda a desarrollar sistemáticamente los temas cristianos y a mostrar su coherencia. El Catecismo para la Iglesia Católica constituye una herramienta muy valiosa para la investigación teológica. Además de esta formación teológica, es cada vez más importante proporcionar a los catequistas una sólida formación intelectual en humanidades, especialmente en psicología y ciencias sociales. Estas disciplinas, presentadas de manera práctica, pueden ser útiles para el desarrollo de enfoques adecuados para la inculturación de la fe y el desarrollo de respuestas pastorales a cuestiones sociales de nuestros tiempos como el SIDA y la pobreza (DGC 242).

Aspectos prácticos y metodológicos de la formación

Los programas de formación han de prestar atención a la metodología. En primer lugar, los programas deben ser sistemáticos. Se deben establecer objetivos claros para el programa en su conjunto y para los módulos. De esta manera, será mucho más claro adoptar un enfoque holístico. Los programas de formación no deben ser una serie de cursos académicos. La misión de los catequistas es un servicio práctico y pastoral en la Iglesia, y por este motivo gran parte de su formación debe centrarse en dotarlos de conocimientos prácticos para realizar su trabajo. Los obispos están obligados a asegurar ‘que los catequistas están bien preparados para esta tarea’ que exige, entre otras cosas, que posean ‘un conocimiento práctico y teórico de las leyes de la psicología y los métodos educativos’ (DGC 223). La formación de catequistas debe tener en cuenta los grupos específicos de personas a las que catequizarán y proporcionar formación sobre las diferencias de enfoque, por ejemplo, con los niños, adolescentes o adultos. La catequesis de adolescentes, por ejemplo, es diferente en alguna medida de la de los niños más pequeños. Los adolescentes están pasando de la niñez a la edad adulta. En esta fase, hay cuestiones en este sentido que son importantes, como la autonomía, y el papel del catequista ha de ser más el de un mentor o animador y no tanto el de un profesor. Muchas culturas africanas exigen a los jóvenes pasar poderosos rituales de iniciación. Los programas de catequesis que tienen en cuenta, por ejemplo, el contexto sociocultural de los participantes, pueden toparse con dificultades o ser rechazados por los que reciben la catequesis.

Inculturación de la formación

‘El que siembra sabe que la semilla cae en suelos determinados y que debe absorber todo los elementos que le permitan dar frutos’ (DGC 20). El lugar de la catequesis es una comunidad humana inmersa en el mundo de la cultura. Por consiguiente, la cuestión de la inculturación está siempre presente en la catequesis aunque se reconozca o no. Por este motivo, la inculturación de la formación es un componente siempre necesario en la formación de los catequistas. Esto significa que los formadores y los directores de los programas de formación deben tener en cuenta el medio social del que provienen los catequistas y en el que trabajarán. Y esto puede significar también algún tipo de inserción en el medio social y su realidad como parte integrante de la formación a nivel práctico o de trabajo de campo. En este sentido, reflexionar sobre estas experiencias puede formar parte de la adquisición práctica y efectiva de conocimientos sociales y culturales para la catequesis. El compartir entre catequistas formados y en formación estas cuestiones que provienen de la vida diaria de la comunidad cristiana puede ser una buena herramienta para ayudar a que los catequistas aprendan como tratar estas cuestiones en un contexto eclesial local.

En África se han creado muchos centros de formación pastoral que incorporan programas de formación adaptados localmente. En Zimbabwe se está llevando a cabo un estudio para conseguir unos programas de formación de catequistas más efectivos. Este es también un signo de que la catequesis es un trabajo que no acaba nunca. Forma parte de la Misión encargada por Jesús de ir a hacer discípulos , en cuya misión el está con nosotros ‘hasta el final de los tiempos’ (Mt 28:20).

 

 

 

Obras consultadas

Catequesis para adultos en la comunidad cristiana; principios y pautas. Consejo Internacional para la Catequesis (COINCAT). Ediciones San Pablo, 1990.

CIC Catecismo de la Iglesia Católica.

CT Catechesi Tradendae. Exhortación apostólica de Juan Pablo II, 16 de octubre de 1979.

DeV Dominum et vivificantem Carta encíclica del Supremo Pontífice, Juan Pablo II, sobre el Espíritu Santo en la vida de la Iglesia y en el Mundo. 18 de mayo de 1986.

GDC Directorio General para la Catequesis. Congregación para el Clero, Ciudad del Vaticano, 1997.

Hoyos, D Castrillon. El Papel de los Sacerdotes en la Catequesis. 15 de noviembre de 1998.

R M Redemptoris Missio Carta encíclica del Papa Juan Pablo II, sobre la Validez permanente del mandato misionero de la Iglesia, 8 de diciembre de 1990.

 

 

 

Stuart C Bate OMI

Johannesburgo

Diciembre de 2003

 

 


==============================
 
"La Paz De Cristo en el Reino de Cristo"
 
Acción Católica Mexicana Diócesis de Querétaro
http://accioncatolicaqueretaro.diocesis.ws/
http://mx.geocities.com/acm_qromx/
correo: acm_qromx@hotmail.com
 
Jose Luis Aboytes
Administrador
(
http://ar.groups.yahoo.com/group/reddecatequistas
).

La integracion del grupo.

LA INTEGRACIÓN DEL GRUPO
El ser humano por naturaleza tiene la necesidad de comunicarse con sus semejantes ya que nacemos en grupos y formamos parte de una sociedad,.

La función de los grupos es la de incrementar la comprensión, emitir juicios, elevar la sensibilidad, facilitar las relaciones sociales y resolver problemas.

Entre los factores que afectan al éxito de un grupo se encuentran, su tamaño, arreglos especiales, papeles, normas, así como su coherencia.

Dichos factores afectarán la cantidad y la calidad de comunicación que se produzca, la habilidad del grupo para completar la que se han impuesto y las probabilidades de que su dirección sea efectiva.

Todos estos factores forman los cimientos en los que se basará el buen funcionamiento del grupo y ayudarán a determinar el resultado de los trabajos efectuados.

Uno de los factores que más influencia tiene en el flujo de la comunicación durante las reuniones de los grupos, es el contacto visual, es decir el grado con que los miembros del grupo se comunican con los ojos. El mero hecho de sentarse con un grupo de amigos a tomar un café y charlar, puede revelar alguno de los efectos de la comunicación visual

Las esperadas relaciones psicológicas entre los miembros de un grupo también puede afectar a las distancias espaciales, ya que en un grupo de trabajo se prefiere una cierta continuidad física, debido a que es la intimidad de las relaciones de los miembros del grupo lo que incrementa la comprensión individual del proceso del mismo y el potencial personal. Por el contrario, en una conferencia donde los miembros representan distintos puntos de vista, se prefiere una mayor distancia.

El participante como parte del grupo, se puede entusiasmar si:

√       En lugar de escuchar, puede hablar.

√       En lugar de órdenes y reglamentos, encuentra libertad y autonomía.

√       En lugar de sanciones, hay responsabilidad.

√       En lugar de competición hay cooperación.

√       En lugar de obediencia al superior hay comprensión de las necesidades del grupo y del individuo.

√       En lugar de clima intimidatorio, hay ambiente permisivo y cordial.

√       En lugar de actitud defensiva, hay sensación de seguridad.

√       En lugar de sorpresas e incógnitas, hay planificación colectiva de actividades y objetivos.

√       En lugar de atención centralizada en el superior, hay interés centralizado en la tarea grupal.

√       En lugar de decisiones tomadas por el superior, hay decisiones tomadas por el grupo.

√       En lugar de calificación inapelable del superior, hay evaluación realizada por el grupo.

Este nuevo ambiente de grupo requiere de actitudes y comportamientos bastante diferentes a los adquiridos durante todos los años de vida escolar y hay que recordar que “los miembros de un grupo no nacen, se hacen”.

A su vez debemos tener en cuenta el proceso de cambio de actitudes y conductas que deberán hacer los estudiantes para llegar a comportarse como “miembros maduros” de un grupo. Ya que los alumnos son muy distintos tratados en forma individual que como miembros de un grupo.

El hombre es esencialmente un ser en relación que depende de los demás y está hecho para los demás.

INTEGRACIÓN es igual a UNIFORMACION, COORDINACIÓN, FUSION de los miembros que se van a integrar.

El proceso de integración de las personas en un grupo, supone quitar el egoísmo, la frialdad por el otro, la indiferencia, la agresividad, el deseo de dominar a los otros y de utilizarlos como simples objetos.

Para lograr la integración se requiere sinceridad, amistad, confianza, colaboración y apertura a los demás.

Dirigir o liderar implica convencer –exponiendo ideas persuasivas y lograr una empatía en la conducta de los escuchas- con el propósito de perseguir un objetivo claro. Dirigir significa orientar esfuerzos hacia la consecución de un fin definido y contando con la elaboración de una estrategia viable, tratar con personas humanas y por tanto su actuación debe estar enmarcada por sentido ético, con un alto sentido de responsabilidad, aconsejar y dejarse aconsejar, escuchar a los demás conscientemente con uso de deducción y aceptar que cada persona puede ejercer un valioso aporte al tema tratado. Sabe adaptar los objetivos a la realidad existente, saber qué principios se deben introducir en la vida y qué circunstancias de la realidad modifican la norma.

La prudencia exige tener claridad del objetivo que se persigue y comunicarlo adecuadamente para que otros armónicamente pongan el medio.

ESPERAR LO IMPREDECIBLE

Tanto los directivos como los empleados deben estar atentos a la realidad de las cosas, ya que deben procurar captar los movimientos del mercado, los intereses de los consumidores, manejarse entre lo imprevisible. Manejarse entre la seriedad y el humor es la virtud de la flexibilidad y rapidez de entendimiento, ya que esto denota que las personas están atentas a los cambios que se producen en la realidad, el sentido del humor que se vive en una organización o institución está muy relacionado con su realismo y la sutil captación del sentido de las cosas, es una cualidad particularmente importante en quienes ejercen la función directiva.

Las personas no son objetos productivos o piezas de un grupo racional de valores competitivos, son seres que piensan y sienten, poseen aspiraciones e ilusiones, trabajan para darle a su familia una mejor vida y para ello están dispuestos a pasar la mayor parte del día trabajando (hay que recordar que un trabajador en algunos casos pasa más tiempo trabajando que con su familia). En la medida en que el trabajo del directivo recae sobre personas, estamos frente a la existencia de una dimensión ética que tenemos que cuidar, aunque esto en el mayor de los casos se olvida, juega por lo tanto un rol que va más allá de la toma de decisiones, ya que éstas deben poseer un fuerte condicionamiento ético, por eso se le exige actuar con prudencia.

Unida a éstas virtudes se encuentran la educación y la sinceridad. Una primera aproximación ética del directivo es el desarrollo de sus hábitos culturales, capaces de motivar y delegar responsabilidades, respetar los ámbitos de decisión y controlar las iniciativas orientadas a la consecución de la misión encomendada, sobre todo las virtudes necesarias para dirigir un grupo son un conjunto de habilidades estables, que se traducen en una cultura acorde con la dignidad de las personas y los fines que se persiguen.

Fuente

http://www.eumed.net/

LA COMUNICACIÓN INDUSTRIAL Y EMPRESARIAL

Gregorio Iñiguez Romero y Esperanza González Quezada.

Fiesta de nuestra Senora de Nuria.

20110911000718-virgen-nuria.jpg

Autor: P. Felipe Santos
Nuestra Señora de Nuria
Advocación, 8 de septiembre
 
 
Nuestra Señora de Nuria
Advocación Mariana
La Virgen de Nuria es una advocación mariana que se venera en el municipio de Queralbs, situado en el Valle de los Pirineos, (provincia de Gerona), en Cataluña (España). Su aparición tuvo lugar en el Valle de Nuria, y el vocablo Nuria significa aquella nacida en un valle entre montañas.

La de hoy se encuentra situada en el precioso valle del Pirineo de Gerona. En el valle de esta alta montaña, estación invernal por su abundante nieve, se halla el santuario de la Virgen Nuria.

Según la tradición, San Gil llegó al valle alrededor del año 700. Este santo, de origen ateniense, residió en el valle durante cuatro años. Siempre según la leyenda, el santo talló una imagen de la Virgen que escondió en una cueva al verse obligado a huir del valle cuando los romanos iniciaron una persecución contra los cristianos. Junto a la Virgen dejó escondidas la olla que utilizaba para hacer la comida, la cruz que presidía sus rezos y la campana con la que llamaba a los pastores para que vinieran a comer.

En 1072, un peregrino procedente de Dalmacia, y de nombre Amadeo, llegó al valle buscando la imagen de la Virgen según una revelación divina. Construyó una pequeña capilla a la que acudían los peregrinos. En 1079 encontró la imagen, junto a la cruz, la campana y la olla y trasladó todos los objetos sagrados a la capilla.

Lo cierto es que la imagen de la Virgen de Nuria que hoy se venera es una talla datada entre el siglo XII o siglo XIII. Se trata de una talla en madera de estilo románico. De rasgos primitivos, la talla conserva aún perfectamente su policromía original. La Virgen tiene al Niño sentado sobre su rodilla izquierda. Este tiene una de sus manos levantadas en señal de bendición. Tanto María como el Niño visten manto y túnica. Antes de la restauración, la imagen tenía un color negruzco provocado por el paso del tiempo, la humedad y el humo de las velas. Este color le valió el apelativo de moreneta del Pirineu.

Durante la Guerra Civil Española, por el temor de ser destruida, un gerundense trasladó la imagen a Suiza, para devolverla nuevamente cuando terminó la guerra

El día 5 de enero de 1965 el papa Pablo VI autorizó la coronación canónica de la imagen, y su fiesta se estableció el 8 de septiembre.
(
http://es.catholic.net
).

Ejercicio de lectio divina para el Domingo XXIV Ordinario.

Lectio Divina. 24o. Domingo del Tiempo Ordinario
Tiempo Ordinario. Oración con el Evangelio. Ciclo A.
Autor: P. Martín Irure | Fuente: Catholic.net


1. INVOCA


Orar es dejarse amar y amar. La oración es: dejarme invadir del amor que Él me tiene. El Padre es quien me ama antes de que el mundo existiera.
Hay que esperar, confiar, amar y estar abierto para recibir la Palabra, que el Padre me dirige en su Hijo-Palabra, por el Espíritu, que nos inspira y nos impulsa.
En este relato de oración, ahuyento de mí todos mis afanes, mis programas, mis ocupaciones. Nada hay tan importante como estar con el Amado.
Invocamos al Espíritu, con el canto: Veni, Sancte Spiritus

Ven, Espíritu Santo,
te abro la puerta,
entra en la celda pequeña
de mi propio corazón,
llena de luz y de fuego mis entrañas,
como un rayo láser opérame
de cataratas,
quema la escoria de mis ojos
que no me deja ver tu luz.

Ven. Jesús prometió
que no nos dejaría huérfanos.
No me dejes solo en esta aventura,
por este sendero.
Quiero que tú seas mi guía y mi aliento,
mi fuego y mi viento, mi fuerza y mi luz.
Te necesito en mi noche
como una gran tea luminosa y ardiente
que me ayude a escudriñar las Escrituras.

Tú que eres viento,
sopla el rescoldo y enciende el fuego.
Que arda la lumbre sin llamas ni calor.
Tengo la vida acostumbrada y aburrida.
Tengo las respuestas rutinarias,
mecánicas, aprendidas.
Tú que eres viento,
enciende la llama que engendra la luz.
Tú que eres viento, empuja mi barquilla
en esta aventura apasionante
de leer tu Palabra,
de encontrar a Dios en la Palabra,
de encontrarme a mí mismo
en la lectura.

Oxigena mi sangre
al ritmo de la Palabra
para que no me muera de aburrimiento.
Sopla fuerte, limpia el polvo,
llévate lejos todas las hojas secas
y todas las flores marchitas
de mi propio corazón.

Ven, Espíritu Santo,
acompáñame en esta aventura
y que se renueve la cara de mi vida
ante el espejo de tu Palabra.
Agua, fuego, viento, luz.
Ven, Espíritu Santo. Amén. (A. Somoza)


2. LEE LA PALABRA DE DIOS (Mt 18, 21-35) (Qué dice la Palabra de Dios)

Contexto bíblico


Todo el capítulo 18 se refiere a las relaciones que deben darse en la comunidad cristiana: la corrección fraterna, el perdón otorgado por la misma comunidad, la presencia del Señor en medio de los suyos (evangelio del domingo pasado). En el texto de este domingo, se habla del perdón.
Se ha llamado “discurso eclesial” a la enseñanza que este capítulo 18 imparte, porque va dirigido, sobre todo, a la comunidad de la Iglesia.

Texto

1. ¿Cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano? (v. 21)


Pedro, como interlocutor del grupo de discípulos, hace la pregunta a Jesús: cuántas veces. Es una pregunta, a la que Jesús responde con una frase: No te digo siete veces, sino hasta setenta veces siete; (v. 22) y con una parábola.
En esta parábola todo es desproporcionado:
las dos deudas: una supone una cantidad inmensa: diez mil talentos era el número más alto que se podía imaginar; la otra (cien denarios) era una cantidad insignificante.
el rey se comporta extraordinariamente generoso, pues perdona toda la deuda y sin que le pida el deudor. En cambio, el siervo perdonado, se muestra mezquino, no le perdona, y, además, reclama y exige con agresividad y violencia.
El mensaje es claro: ¿cómo es posible que el que recibió tan gran perdón no sepa perdonar a quien le debe poquísimo?
¿No debías haberte compadecido de tu compañero como yo me compadecí de ti? (v. 33).
Dios nos perdona mucho, todo y sin condiciones. También nosotros debemos perdonar siempre a aquellos que nos han ofendido, sin límites, sin condiciones. No te digo siete, sino setenta veces siete (v. 22).

2. ¿No deberías haberte compadecido de tu compañero como yo me compadecí de ti? (v. 33)


Para perdonar hay que ser perdonado, sentir la experiencia del perdón. Si el Señor nos perdona siempre y sin condiciones, el creyente debe estar dispuesto a perdonar, para parecerse al Padre, que es bueno con los ingratos y con los malos. Sean misericordiosos como su Padre es misericordioso (Lc 6, 35-36).
El amor de Dios se manifiesta, sobre todo, en el perdón. Dios nos perdona, porque Dios es amor (1 Jn 4, 16). Si Dios nos ama hasta el exceso (Jn 13, 1), también su perdón es ilimitado. ¿No deberías haberte compadecido de tu compañero como yo me compadecí de ti? (Mt 18, 33).
La parábola del texto actual nos manifiesta el verdadero rostro de Dios, que perdona y ama. Y Jesús declara que el amor-perdón debe ser la base de la convivencia de la comunidad cristiana. En ésta, debe brillar y prevalecer el perdón sobre el odio, el rencor y la venganza.
El colmo del perdón lo describe Lucas en la parábola del hijo pródigo (que debería llamarse parábola del padre pródigo) (Lc 15, 11-32). El padre recibe con cariño al hijo que regresa a la casa, no le recrimina, no le echa en cara su mala vida y ¡lo increíble!, organiza una fiesta para celebrar su regreso.
Dios está más deseoso de perdonar que nosotros de ser perdonados. Y está empeñado en buscar los motivos que podemos tener al pecar, para poder suavizar, de algún modo, nuestra culpabilidad.
Y también podemos afirmar que Dios Padre está incluso necesitado de perdonarnos. Como un mendigo hambriento el Señor anda buscando nuestro regreso a la casa de la amistad, como el padre pródigo descrito por el mismo Jesús en la parábola.

3. Yo te perdoné toda aquella deuda (v. 32)


El que vive y experimenta el perdón del Padre debe estar ya capacitado para perdonar y ofrecer el perdón siempre.
Te aseguro que si ella da tales muestras de amor es que le han sido perdonados sus muchos pecados; en cambio, al que se le perdona poco, mostrará poco amor (Lc 7, 47).
El perdón dignifica a la persona que perdona, pues se asemeja al Padre que hace salir el sol sobre buenos y malos, y manda la lluvia sobre justos e injustos (Mt 5, 45). Más esfuerzo y autodominio se necesita para dominar nuestra sed de desquite o venganza que para devolver ofensa con ofensa.
Somos agradecidos de hecho al perdón de Dios cuando perdonamos de verdad al hermano. Así podremos rezar con sinceridad: Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No es ponerle a Dios la “medida” de nuestro perdón. ¡Pobres de nosotros! El perdón de Dios es sin límites y totalmente gratuito. Queremos decir: Si Tú, Padre, nos perdonas, nosotros debemos y podremos perdonar. Perdónanos, Padre, y colócanos en el ámbito de tu perdón generoso e ilimitado. Así obraremos como Tú lo haces.


3. MEDITA (Qué me/nos dice la Palabra de Dios)


¿Cómo me planteo y practico el amor y el perdón al prójimo? ¿Sigo los criterios de la sociedad, que me empuja al desquite y a la venganza? ¿Me siento más cobarde, si tomo la actitud de perdonar?
Cuando pido perdón al Señor, sobre todo en el sacramento de la confesión, ¿agradezco al Padre el perdón que me da gratuitamente? ¿Siento que Él me perdona del todo y sin condiciones? O ¿todavía dudo de que Dios me perdona?
Cuando me preparo para celebrar el sacramento de la reconciliación, ¿reviso detalladamente y casi con escrúpulo mi conciencia, el presente y el pasado de mi vida, para no olvidarme de ningún pecado? O ¿me siento más cerca del Padre, agradeciéndole su perdón gratuito y total?


4. ORA (Qué le respondo al Señor)


Gracias, Padre, por tu perdón siempre generoso y sin límites. Gracias, Padre, porque en Jesús me das tu Amor y tu Perdón. Porque celebras fiesta cuando yo regreso a tu amistad.
Gracias, Jesús, porque me amaste hasta el extremo y te entregaste a la muerte para manifestarme el gran Amor tuyo y del Padre.
Quiero perdonar de corazón al que me ofende. Quiero ser instrumento de tu Amor y de tu Perdón hacia los hermanos.


5. CONTEMPLA


A Jesús moribundo implorando: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen (Lc 23, 34)
.

6. ACTÚA

Repite varias veces: Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

Lecturas de la Misa de la fiesta de la Natividad de Maria Santisima meditadas.

Liturgia - Lecturas del día
 
 
 
 
Jueves, 8 de Setiembre de 2011
 
LA NATIVIDAD DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
Fiesta
 
De ti nacerá el que debe gobernar a Israel
 
Lectura de la profecía de Miqueas
5, 1-4a
 
Así habla el Señor:
y tú, Belén Efratá,
tan pequeña entre los clanes de Judá,
de ti me nacerá el que debe gobernar a Israel:
sus orígenes se remontan al pasado,
a un tiempo inmemorial.
 
Por eso, el Señor los abandonará
hasta el momento en que de a luz
la que debe ser madre;
entonces el resto de sus hermanos
volverá junto a los israelitas.
Él se mantendrá de pie y los apacentará
con la fuerza del Señor,
con la majestad del nombre del Señor, su Dios.
 
Ellos habitarán tranquilos,
porque Él será grande
hasta los confines de la tierra.
¡Y Él mismo será la paz!
 
Palabra de Dios.
 
 
SALMO RESPONSORIAL                                                                       12, 6
 
R.    ¡Mi corazón se alegra en el Señor!
 
Yo confío en tu misericordia:
que mi corazón se alegre porque me salvaste. R.
 
¡Cantaré al Señor
porque me ha favorecido! R.
 
 
 
EVANGELIO
 
Lo que ha sido engendrado en ella
proviene del Espíritu Santo
 
a   Evangelio de nuestro Señor Jesucristo
según san Mateo
1, 18-23
 
Éste fue el origen de Jesucristo:
María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra, del Espíritu Santo. José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto.
Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella pro- viene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque Él salvará a su Pueblo de todos sus pecados».
Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por el Profeta:
"La Virgen concebirá
y dará a luz un hijo, a quien pondrán
el nombre de Emanuel",
que traducido significa: «Dios con nosotros».
 
Palabra del Señor.
  
Reflexión
 
Miq. 5, 1-4. Belén, pequeña aldea al sur de Jerusalén, será elevada a la más alta dignidad, pues de ella saldrá el que será Jefe de Israel, y llenará la tierra con su grandeza, convirtiéndose en paz para todos.
Cuando en Cristo se cumple esta profecía, el Señor se convierte en Pastor de todos los pueblos. Nos dirá san Pablo: llegada la plenitud de los tiempos, Dios envió a su Hijo, nacido de Mujer, nacido bajo la Ley para rescatar a los que vivían bajo la Ley.
Al celebrar en este día la Natividad de la santísima Virgen María, nos alegramos porque en ella Dios nos preanuncia que su Hijo viene para liberarnos del pecado, y poder presentarnos ante Él santos e inmaculados, por haber depositado en el Señor nuestra fe, y habernos dejado conducir por el Espíritu Santo.
Elevemos nuestra acción de Gracias al Padre Dios por el Salvador que nos dio por medio de María Virgen.
 
Sal. 13 (12). En medio de peligros y angustias debemos continuar confiando en el Señor; pues sólo en Él encontraremos, no sólo refugio, sino la salvación.
Quien confíe en el Señor no tema, pues Dios estará siempre de su lado. Por eso alegrémonos en el Señor, y entonemos en su honor un canto nuevo.
María, la Madre de Jesús, es para nosotros un signo de la bondad del Señor para quienes Él ama. Y Dios nos ama, pues no sólo nos llamó a la vida, sino que también nos llamó a participar de la misma Vida que, en su Hijo, ofrece a toda la humanidad.
Por eso, confiando en el Señor, hagamos de nuestra existencia una continua alabanza a su Santo Nombre, pues Él siempre está y estará a nuestro lado para librarnos de nuestros enemigos y hacer que nos alegremos por su salvación.
 
UN PROYECTO DE DIOS
Nada ocurre por casualidad. Nada acontece porque sí; Dios –desde el mismo día de nuestro nacimiento- tiene asignado para nosotros una misión, un proyecto y un camino por el que, nuestros pasos, han de dejar huella de lo que llevamos dentro y de lo que queremos ser, para nosotros mismos, y para los demás.
1.- El nacimiento de María, en la plenitud de los tiempos, es para nosotros un momento que invita a la alegría y que empuja a agradecer a Dios. Para la alegría: desde hace siglos, Dios, nos lo anunció a través de los profetas. Desde antiguo, Dios que hablaba y comunicaba desde lo invisible, se empeñó en acercarse al hombre. Una mujer, María, con un corazón dócil, abierto, agradable, soñador, entusiasta y lleno de fe….conquistó también el corazón del mismo Dios. O, dicho de otra manera: enamoró al mismísimo Dios. Esto, en nosotros, provoca un gran regocijo: Dios se fía del hombre, Dios confía en el hombre y…Dios se hará hombre en el seno virginal de una joven nazarena. ¡Alegrémonos por todo ello! El nacimiento de María suscita en nosotros sentimientos de ternura, de alivio, de claridad y de futuro: Ella será la Madre de Cristo y, por lo tanto, Madre de Dios y Madre nuestra. ¿Más alegría todavía?
2.- El nacimiento de María, es un impulso de agradecimiento a Dios. Comienza una nueva era y, por lo tanto, los nuevos tiempos. Cesa el antiguo rito y comienza el nuevo. Veremos a Dios en persona, humanado, pequeño. Sin el nacimiento de esta mujer con nombre propio “María” nada de ello hubiera sido posible. Demos gracias a Dios en este día:
*Con la venida al mundo de María, el mundo recobra el esplendor y el resplandor perdido. El futuro del hombre será bendecido con otro nacimiento: el de Jesús
*Con el nacimiento de la Virgen María el mundo, encarcelado y torturado por tantos problemas e inquietudes, recupera un poco la libertad. Es como aquella madre que, viendo a un hijo excesivamente preocupado, se acerca hasta él para empujarle y animarle a caminar hacia delante. María, en su nacimiento, abre muchas puertas y, nosotros en su honor, celebramos con devoción y recogimiento esta fiesta.
*Con el nacimiento de María suena la hora elegida y escogida por Dios. Todo un plan entretejido desde antiguo. Todo lo pensado desde siglos por Dios, comienza a tener forma. En Navidad un pobre pesebre será la cuna del Salvador pero, previamente, una digna morada –de carne y hueso– obediente, humilde y abierta a Dios será un santuario en el que, durante nueve meses, gima, crezca y se desarrolle Cristo.
3.- Hoy, la fiesta del nacimiento de María, es importante en cuanto que nos invita a mirar hacia delante. No podemos quedarnos en el efecto mágico o emocional del momento. Es preciso ir mas allá: su nacimiento es causa de alegría en cuanto que, Ella, será trono virginal en el que Dios se hará carne. En el que Dios pondrá su morada.
¡Gracias, Señor, por elegir a uno de los nuestros!
¡Gracias, Señor, porque María es aurora de un nuevo día!
¡Gracias, Señor, porque su nacimiento es adelanto del nacimiento del Salvador!
3.- Hoy, por lo tanto, es el cumpleaños de la Virgen María. ¡Felicidades, María!
Celebremos la fiesta de nuestra Madre, de nuestra Patrona, de nuestra Reina, de la Madre que, al nacer, nos hará renacer a todos un día cuando, Cristo, salido de sus entrañas nos traiga para todos anuncio de vida eterna, amor de Dios, perdón, paz y tantas cosas que el mundo, nuestro pueblo, nuestra ciudad, nuestros corazones, nuestras familias, etc, etc, necesitan.
¡Felicidades, Madre!
¡Felicidades, María!
¡Que cumplas muchos, pero muchos, más!
 
Javier Leoz
(
http://www.celebrandolavida.org
).

Lecturas de la fiesta de la Natividad de Maria Santisima meditadas brevemente.

Lecturas del Jueves 08 de Septiembre de 2011

Natividad de la Virgén María

Santoral: Natividad de María, Ntra. Sra. Covadonga

Miq 5,2-5a: El tiempo en que la madre dé a luz
Salmo responsorial 12: Desbordo de gozo con el Señor
Mt 1,1-16.18-23: Le pondrá por nombre Emmanuel, “Dios con nosotros”

Miqueas 5,1-4a


El tiempo en que la madre dé a luz
Así dice el Señor: "Pero tú, Belén de Efrata, pequeña entre las aldeas de Judá, de ti saldrá el jefe de Israel. Su origen es desde lo antiguo, de tiempo inmemorial. Los entrega hasta el tiempo en que la madre dé a luz, y el resto de sus hermanos retornará a los hijos de Israel. En pie, pastoreará con la fuerza del Señor, por el nombre glorioso del Señor, su Dios. Habitarán tranquilos, porque se mostrará grande hasta los confines de la tierra, y éste será nuestra paz."

Salmo responsorial: 12


Desbordo de gozo con el Señor.
Porque yo confío en tu misericordia: / alegra mi corazón con tu auxilio. R.

Y cantaré al Señor por el bien que me ha hecho. R.


Mateo 1,1-16.18-23


La criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo
[Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán. Abrahán engendró a Isaac, Isaac a Jacob, Jacob a Judá y a sus hermanos. Judá engendró, de Tamar, a Farés y a Zará, Farés a Esrón, Esrón a Aram, Aram a Aminadab, Aminadab a Naasón, Naasón a Salmón, Salmón engendró, de Rahab, a Booz; Booz engendró, de Rut, a Obed; Obed a Jesé, Jesé engendró a David, el rey.

David, de la mujer de Urías, engendró a Salomón, Salomón a Roboam, Roboam a Abías, Abías a Asaf, Asaf a Josafat, Josafat a Joram, Joram a Ozías, Ozías a Joatán, Joatán a Acaz, Acaz a Ezequías, Ezequías engendró a Manasés, Manasés a Amós, Amos a Josías; Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, cuando el destierro de Babilonia.

Después del destierro de Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, Salatiel a Zorobabel, Zorobabel a Abiud, Abiud a Eliaquín, Eliaquín a Azor, Azor a Sadoc, Sadoc a Aquim, Aquim a Eliud, Eliud a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob; y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.]

El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: "José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados." Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta: "Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa "Dios con nosotros"."

Comentarios

La celebración de la natividad de la Virgen nos permite hacer un alto y meditar otras dimensiones del evangelio especialmente la dimensión mariana o femenina.

En la larga genealogía de los antepasados de Jesús que muestra el evangelio de este día, de por sí con un marcado acento masculino, sobresalen tres nombres de mujer.

Nos referimos a Tamar, Rajab y Rut; tres mujeres con tres historias que entrañan enseñanzas proféticas y liberadoras.

Tamar, en el libro del Génesis, quien decididamente se atreve a ejercer su derecho a la maternidad que la tradición patriarcal disimuladamente le niega; con su astucia y delicadeza femenina vence la ley que le margina.

Rajab, la prostituta de Jericó que salva la vida de los espías enviados por Josué; desobedece al rey y oculta a los israelitas de la guardia.

Rut, la extranjera (moabita), deja al descubierto cómo la legislación no favorece a las viudas y huérfanos negándoles el derecho a la herencia. Ella y su suegra luchan por ser integradas nuevamente en la familia, pero reclamando el derecho a la tierra que es como el derecho a la vida.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Lo que casi no pensamos.

Virtudes y Valores
 
Lo que casi no pensamos
Es mucho el bien que recibimos de Dios y muy poco lo que nos damos cuenta de ello.
Autor: Pedro Pablo Mesa, L.C. | Fuente: Virtudes y Valores

 

 


¡Mamá, mamá, me duele la cabeza, me siento mal! Tal vez sea una frase tan famosa como las pronunciadas alguna vez por Cicerón o Napoleón, sólo que sin tanta trascendencia y de gran familiaridad para todos. Ciertamente la respuesta de una mamá ante esto nunca ha sido: ¡pues entonces vamos al cine! o ¡come chocolate hasta que se te quite!, sino más bien: toma esta medicina o este jarabe.

Está claro que en la vida nos encontramos con muchísimas cosas que no son como quisiéramos, que salen al revés de como las hemos planeado o de como hemos soñado. Que las decisiones de nuestros papás cuando éramos pequeños no siempre las compartíamos y gustábamos, inclusive llegando a tomar actitudes de rebeldía o descontento.

Pero a veces no se trata ya de pequeñas cosas del vivir cotidiano, sino de verdaderas tragedias y dolores profundos. Seres queridos que ya no están más entre nosotros, la pérdida del trabajo justo cuando será difícil encontrar otro, el fracaso en la vida afectiva, tan doloroso y que toca tan hondamente el corazón, etc. Entre más grave es lo que sucede más común es que pueda brotar de nuestro corazón y llegar a la boca: ¿por qué Dios me hace esto? ¿Por qué a él que era bueno y la gente que hace el mal sigue tan contenta? ¡Que injusto!

Es aquí donde hace falta recordar que Dios es ese Padre que permite que las cosas sucedan porque sabe que eso será lo mejor para nosotros. Exactamente igual que en la mente del niño el jarabe o la inyección son como la condena capital pero para el papá son la cura de la enfermedad. Dios nos ama y permite que podamos disfrutar de una familia, de buenos y maravillosos amigos, permite que tengas un buen trabajo, que puedas comer todos los días y disfrutar de ello, permite la belleza del cuerpo y cuando no, al menos sí la del alma, y en el caso de que quieras abrir los ojos del corazón; te permite tenerlo a él.

Un sacerdote que fue de misiones como traductor acompañando un americano contó cómo este hombre, que tenía muchísimo dinero, quiso que le tradujeran a una familia pobre, o mejor dicho paupérrima, que él les daría lo que le pidieran. Estas personas habitaban en un espacio de poco más de dos metros cuadrados rodeado por tablas de madera y cubierto de cartón como techo. En su piel se podía ver la falta de higiene elemental e igual en su salud. Pues esta persona los vio así y les ofreció darles cualquier cosa; a lo que la señora respondió: no me hace falta nada, tengo a Dios y a mi familia, esto es suficiente para mí. Fue tanta la sinceridad con que se lo dijo que al final este hombre salió llorando por su superficialidad y modo de vivir.

Es mucho el bien que recibimos de Dios y muy poco lo que nos damos cuenta de ello. A veces también nos permite que pasemos malos momentos, pero es justo allí cuando debemos aprovechar para acercarnos a Él, cuando somos más débiles y menos podemos entender. Tanto es su amor hacia nosotros que aún cuando nos rebelemos y lo rechacemos en nuestra vida nunca habrá nada que podamos hacer para que Él nos deje de amar y deje de esperar nuestro regreso junto a Él.

 

 

¡Vence el mal con el bien!

El servicio es gratuito

 

Si quieres comunicarte con el autor de este artículo, escribe un mensaje a
virtudesyvalores@arcol.org
(
http://es.catholic.net
).

11/09/2011 01:08 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Menos tensiones y mas paciencia.

Virtudes y Valores
 
Menos tensiones y más paciencia
Hoy, como cada día, afrontaremos situaciones pequeñas o grandes que nos exigirán usar nuestra paciencia.
Autor: Fernando Pascual, L.C. | Fuente: Virtudes y Valores

 


El tráfico estuvo insoportable. La corriente eléctrica volvió a fallar. La computadora quedó infectada por un virus. Una llamada telefónica nos quitó más de 30 minutos de la tarde. Al final, cuando llegó un familiar para comentarnos algo “insignificante”, explotamos: perdimos la paciencia.

Hay situaciones que ponen a dura prueba nuestra capacidad de aguante. Si se suceden, uno tras otro, hechos que duelen, que molestan, que obstaculizan nuestros proyectos y nos arrastran a afrontar cosas que desagradan, es fácil que el corazón quede desgastado y perdamos el control de nuestros nervios.

En otras ocasiones, no se trata de un alud de imprevistos y de contratiempos, sino del goteo, día a día, de algo o de alguien que nos martillea, que nos hostiga, que nos interrumpe, que nos molesta. Al final, llega la gota fatídica, y el vaso se desborda.

Luego nos arrepentimos. La rabia explotó contra el último que vino a llamar nuestra puerta, o contra un pobre amigo que simplemente quería preguntarnos cómo estábamos, o contra un extraño que al tropezar nos dio un empujón sin mayores consecuencias pero al que maltratamos con palabras fuertes, incluso quizá con insultos graves.

La virtud de la paciencia existe precisamente para esos casos. Porque no hay paciencia verdadera cuando el tren llega a tiempo, cuando la comida está lista, cuando la electricidad no falla, cuando las llamadas telefónicas entran en los mejores momentos y desde las personas que más amamos.

La verdadera paciencia se forja, por lo tanto, cuando el cúmulo de situaciones y el desgaste de la vida exigen un esfuerzo ulterior, un dominio más decisivo sobre los propios sentimientos, para llegar a ser siempre la misma persona: serena, atenta a los demás, dispuesta a ayudar en lo posible, acogedora, con un corazón capaz de perdonar.

La paciencia vale para los demás, y vale para uno mismo. Uno de los grandes peligros de la vida consiste en cansarse ante la propia lucha, al descubrir que los defectos siempre son los mismos, al reconocer que no conseguimos quitar ese pecado que tanto desgasta. Surge entonces la tentación (falsa) que nos lleva a pensar que no somos capaces de empezar de nuevo, cuando en realidad tenemos en nuestros corazones energías inmensas de lucha desde una paciencia bien formada.

Por eso Cristo, como Maestro, dijo claramente que sólo con la perseverancia (podríamos decir, con la paciencia) podremos salvar nuestras almas (cf. Lc 21,19).

San Pablo incluye la paciencia entre los frutos del Espíritu Santo (cf. Gal 5,22-23), y habla de ella como parte de la caridad cristiana que está unida al realismo. No somos perfectos; por eso tenemos que soportarnos los unos a los otros con paciencia, humildad y dulzura (cf. Ef 4,2). A la hora de describir la caridad, Pablo no duda en poner, como primera característica, la paciencia (cf. 1Cor 13,4).

San Agustín, en el siglo V, explicaba que la paciencia nos permite soportar los males con un ánimo tranquilo. Por su parte, santo Tomás de Aquino la colocaba en relación con la fortaleza, y también la presentaba como virtud que ayuda a vencer la tristeza, esa que paraliza y destruye tantas intenciones buenas.

Hoy, como cada día, afrontaremos situaciones pequeñas o grandes que nos exigirán usar nuestra paciencia. Si tenemos una actitud serena, si confiamos en Dios que siempre está a nuestro lado, si no dejamos que los golpes desgasten nuestro corazón, si acudimos a la confesión tantas veces cuantas sean necesarias, podremos dar un nuevo paso hacia la conquista de esta virtud.

Con la paciencia a nuestro lado trabajaremos con más entusiasmo en los deberes de cada día, sembraremos de paz y de serenidad un mundo demasiado lleno de tensiones y muy necesitado de almas magnánimas, buenas, y muy pacientes.

 

 

¡Vence el mal con el bien!

El servicio es gratuito

 

Si quieres comunicarte con el autor de este artículo, escribe un mensaje a
fpa@arcol.org

11/09/2011 01:09 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa de la fiesta de Santa Rosa de Lima. Pedidos de oraciones.

Senor Jesus ilumina mi oracion para que no se convierta en un monologo egoista que busque, en alguna forma, condicionar mi entrega y mi amor.
MISA 30 de AGOSTO, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES
MARTES 30
Santos: Rosa de Lima, virgen; Margarita Ward, martir. Beato Esteban (Youssef) Nehme Douaihy, patriarca. Fiesta (Blanco)
 
LA ELECCION DEL VERDADERO TESORO
 
2 Co 10, 17-11, 2; Mt 13, 44-46
 
Los cristianos de Corinto eran dados a formar bandos y corrientes dentro de su comunidad eclesial. Rivalizaban y competian bajo cualquier pretexto. San Pablo los confronta y los invita a revisar sus criterios valorales. El cristiano sensato busca agradar al Senor antes que a su propio yo. Con otro lenguaje nos dice lo mismo el primer evangelio. Hay que aprender a distinguir lo esencial de lo accesorio, lo importante de lo trivial. El cristiano que se encuentre personalmente con Jesus aprendera a relativizar todos los demas bienes. Por mas util y necesario que sea el afecto familiar y el bienestar economico, nunca se podran equiparar con la dicha plena que acarrea el seguimiento de Jesus.
 
ANTIFONA DE ENTRADA
Alegremonos todos en el Senor, en la festividad de santa Rosa de Lima, nuestra patrona y protectora que, en premio de su fidelidad a Dios, merecio hoy entrar al cielo para reinar con Cristo eternamente.
 
Se dice Gloria.
 
ORACION COLECTA
Dios nuestro, que impulsaste a santa Rosa de Lima a renunciar al mundo para consagrarse a una vida de austeridad por amor tuyo, enciendenos con ese mismo amor para que, viviendo autenticamente nuestro cristianismo en el mundo, nos esforcemos en ganarlo para ti. Por nuestro Senor Jesucristo...
 
LITURGIA DE LA PALABRA
 
Los he desposado con un solo marido y los he entregado a Cristo como si fueran ustedes una virgen pura.
 
De la segunda carta del apostol san Pablo a los corintios: 10, 17-11, 2
 
Hermanos: Si alguno quiere enorgullecerse, que se enorgullezca del Senor, porque el hombre digno de aprobacion no es aquel que se alaba a si mismo, sino aquel a quien el Senor alaba. Ojala soportaran ustedes que les dijera unas cuantas cosas sin sentido. Soportenmelas, pues estoy celoso de ustedes con celos de Dios, ya que los he desposado con un solo marido y los he entregado a Cristo como si fueran ustedes una virgen pura.
Palabra de Dios.
Te alabamos, Senor.
 
Del salmo 148
R/. Que alaben al Senor todos sus fieles.
 
Alaben al Senor en las alturas, alabenlo en el cielo; que alaben al Senor todos sus angeles, celestiales ejercitos.
R/. Que alaben al Senor todos sus fieles.
 
Reyes y pueblos todos de la tierra, gobernantes y jueces de este mundo; hombres y mujeres, jovenes y ancianos, alaben al Senor y denle culto.
R/. Que alaben al Senor todos sus fieles.
 
Que alaben al Senor todos sus fieles, los hijos de Israel, el pueblo que ha gozado siempre de familiaridad con El.
R/. Que alaben al Senor todos sus fieles.
 
ACLAMACION (Jn 15, 9. 5) R/. Aleluya, aleluya.
Permanezcan en mi amor. El que permanece en mi y yo en el, ese da fruto abundante. R/.
 
Va y vende cuanto tiene y compra aquel campo.
 
LECTURA Evangelio Mateo capitulo 13, versiculos 44 al 46
 
En aquel tiempo, Jesus dijo a la multitud: "El Reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en un campo. El que lo encuentra lo vuelve a esconder y, lleno de alegria, va y vende cuanto tiene y compra aquel campo. El Reino de los cielos se parece tambien a un comerciante en perlas finas que, al encontrar una perla muy valiosa, va y vende cuanto tiene y la compra". Palabra del Senor.
Gloria a ti, Senor Jesus.
 
Oracion introductoria
Jesus, concedeme iniciar esta meditacion con un gran deseo de poder experimentar tu cercania porque ese es el mayor tesoro que puedo tener y por el que vale la pena renunciar a todo lo demas. Quiero corresponderte con todas mis fuerzas y agradarte en todo.
 
Peticion
Dios mio, dame la gracia de amarte mas el dia de hoy y de crecer en la santidad.
 
REFLEXION Evangelio san Mateo capitulo 13, versiculos 44 al 46
 
El Senor nos dice que quien encuentra el tesoro lo vende todo para poder comprar ese campo, porque el tesoro es mas valioso que cualquier cosa. Para nosotros ese tesoro es Jesus en persona. La Eucaristia es el “tesoro” de la Iglesia, donde Cristo esta presente con su Cuerpo y con su Sangre, con su Alma y su Divinidad.
 
La Iglesia cuida con el maximo esmero este tesoro de la Eucaristia, celebrando la santa misa diariamente, exponiendola para la adoracion de los cristianos, distribuyendola a todos los fieles. Este tesoro nos lo dejo el Senor a todos, como muestra del amor mas grande, para que podamos acercarnos a El en todo tiempo y en todo lugar. Esta siempre accesible para nosotros, pues Jesus quiere encontrarse con cada persona y acompanarle por el camino de la vida. Aprendamos a recibirlo adecuadamente, a comulgar cada vez con mayor amor.
 
ORACION SOBRE LAS OFRENDAS
Acepta, Senor, los dones que te presentamos al celebrar hoy la fiesta de santa Rosa de Lima, y haz que este memorial de la muerte y resurreccion de tu Hijo nos ayude a encontrar en nuestros sufrimientos, aceptados por amor a Cristo y al projimo, el camino del cielo. Por Jesucristo, nuestro Senor.
 
Prefacio de santas virgenes y santos religiosos.
 
ANTIFONA DE LA COMUNION (Flp 3, 8)
Por amor a Cristo, acepte perderlo todo; y todo lo considero como basura con tal de ganar a Cristo.
 
ORACION DESPUES DE LA COMUNION
Tu, que nos has hecho participes del Cuerpo y de la Sangre de tu Hijo, enciendenos, Senor, en su amor para que, a ejemplo de santa Rosa de Lima, seamos capaces de renunciar a cuanto pueda apartarnos de Cristo, que vive y reina por los siglos de los siglos.
 
 OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY
 
REFLEXION Evangelio Mateo capitulo 13, versiculos 44 al 46
 
En esta seccion de su evangelio, Mateo colecciono una serie de Parabolas de Jesus en las cuales ilustra lo que significa el Reino. En este par de parabolas nos deja ver que el Reino es algo tan, pero tan maravilloso que quien lo descubre, podriamos hoy decir, quien lo experimenta, tiene por "basura", como diria san Pablo, todo lo demas. Quien ha tenido la experiencia de Dios, quien ha experimentado que Dios le ama, se da cuenta que la vida en su amor, la vida en el Reino es la unica que vale la pena vivirse... es tal la felicidad, la paz, el gozo que experimenta viviendo en el Reino que desprecia sufrimientos, humillaciones y hasta la misma vida con tal de permanecer en el. La vida vivida en Jesus por medio del Espiritu Santo, es decir la vida del Reino, es tan hermosa que nada se puede comparar a ella. Si hoy el mundo continua fascinado con los placeres, la moda y otras vanidades es porque no ha descubierto esta perla preciosa; es porque no se ha dejado seducir por el amor de Dios; es porque no ha probado la vida que ofrece el Evangelio.
 
Si tu todavia no la has vivido, si todavia no la has experimentado, pidele en tu oracion a Jesus el poder descubrir esa perla, ese tesoro, pues esto cambiara totalmente tu vida.
Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Abrele tu corazon.
Como Maria, todo por Jesus y para Jesus.
Pbro. Ernesto Maria Caro
 
Agosto 30
Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)
 
A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado
 
Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren
 
DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD
 
Les pido sus oraciones por la salud de Sergio Salas, enfermo de cancer a la tiroides. Miguel Oscar
 
Solicitamos se ore por la salud de Rosa Beatriz Suarez y por Hilda Pereyra que padecen de graves enfermedades. Tambien pedimos por los ninos que son abortados, por sus mamas y por las personas que cometen tales crimenes. Muchisimas gracias. Laura
 
Pido sanacion mental y espiritual para mi hijo Nicolas Javier, por intercesion de nuestra querida madrecita la Virgen Maria, para que este pedido llegue a nuestro Senor Jesus. Maria Selva
 
Oremos por Gerardo, un joven de 19 anos que fue atropellado por un bus en Vina del Mar. Esta en un coma inducido despues de una operacion al cerebro. Su estado es grave. Por favor oren por el, para que Dios lo pueda sanar. Jose
 
AGRADECIMIENTO A DIOS
 
Cumpleanos de ALEJANDRO
Cumpleanos de Duby
Cumpleanos de Rosita
Cumpleanos de Padre Joaquim
 
POR LAS NECESIDADES DE
 
Es urgente que mi hija recupere su integridad de caracter, ya no sabemos que le ocurre, droga, ansiedad, inseguridad, Senor alejala de todo mal y sopla sobre ella tu Espiritu de Verdad, de Amor y de Vida y protegela. Regresala a tu rebano. Amen. EDMUNDO
 
Hermano te pido oracion por Alicia Medina quien partio hoy hacia el padre a los 100 anos por su nieta katherine para que deje las pastillas sedantes. Ayudalas senor. Por mi economia. Gracias hermanos. Maryann
 
Les pido sus oraciones por una intencion personal, suplico la misericordia de Dios para gloria suya, en el nombre de Jesus, amen. Hector
 
Hermanos los saludo en el nombre de nuestro salvador Jesuscristo, gracias  por sus oraciones a favor de Cristian Sanchez Titto a fin de que su resolucion salga a favor de que el se quede en la capital uno por la salud de su madre que esta delicada de salud y otro porque esta estudiando derecho en la universidad, tambien pido por la salud de la hermana Fabiola Bolivar de Marquez y por la liberacion de su hija Heydi  Marquez de Cassineli del poder del espiritismo y la brujeria gracias hermanos. ADRIAN RIVAS
 
Jesus Salva a mi familia. Aleja de nosotros las situaciones y las personas que puedan ponerla en peligro. Te encomiendo a mi esposo, a mis hijos y a mi. Amen. Maria
 
Por mi matrimonio, por la conversion de Magdalena Aurora Anguiano, Luz Maria Morales. Adriana
 
Q. E. P. D.
 
Juan Antonio Perez Balladares
Maria Elena Reyes Cruz de Velez
 
PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA
 
Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.
 
Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios
 
Por las benditas almas del Purgatorio
 
 
ECUADOR
 

ENVIE SU PETICION DE ORACION  a
 
wpauta@gmail.com,
 
wpauta@yahoo.es,
 
indicando su nombre y peticion 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO
 
http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/
 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

Moniciones para la Misa del Domingo XXIII Ordinario.

Moniciones para el Vigésimo Tercer Domingo del Tiempo Ordinario - Ciclo A
Ciclo A Tiempo Ordinario
Autor: P. Domingo Vásquez Morales | Fuente: Catholic.net


Moniciones para el Vigésimo Tercer Domingo del Tiempo Ordinario
Ciclo A

Entrada:

La liturgia de este Vigésimo Tercer Domingo contempla la recuperación comunitaria del pecador mediante la corrección fraterna. El pecado es una realidad en la comunidad cristiana; pues no es la Iglesia una asamblea de ángeles, seres impecables, sino de hombres y mujeres que, en medio de limitaciones y flaquezas humanas, caminan unidos como hermanos hacia Dios.
Ahora nos disponemos a celebrar la Eucaristía. La presencia de Jesús se nos hará aún más fuerte, primero en la palabra que escucharemos y, segundo, en el Pan y el Vino (convertidos en su cuerpo y su sangre) que recibiremos como alimento de vida eterna.


Primera lectura: Ezequiel 33, 7-9 (Si no hablas al malvado te pediré cuenta de su sangre)

Es imprescindible la corrección fraterna como medio de conversión, realidad que nos anticipa el profeta Ezequiel, en esta primera lectura: “Si no hablas al malvado, te pediré cuenta de su sangre”. Cada cual es responsable de sus actos, pero quien ha recibido de Dios la misión profética tiene la posibilidad y la responsabilidad de advertir a quien comete el mal.


Segunda Lectura: Romanos 13, 8-10 (La Plenitud de la ley es el amor)

Hoy seguimos escuchando, como en los domingos anteriores, las exhortaciones de san Pablo a los romanos. Escucharemos un corto pasaje donde el apóstol afirma que el amor es la síntesis de la Ley entera.

Tercera Lectura: Mateo 18, 15-20 (Si te hace caso has salvado a tu amigo)

San Mateo, en el evangelio de hoy, nos presenta nuevamente a Jesús; y a Pedro que trata de disuadir a Cristo de la misión del Padre. Jesús, le reprocha su actitud, como una egoísta y humana. Y nos lanza un reto, que lo sigamos, renunciando a nuestras comodidades y placeres para servir al prójimo.


Oración universal

A cada petición contestaremos: “Señor, transforma mi vida con tu presencia”

1. Para que la Iglesia cumpla sin temor la misión, recibida de Cristo, de denunciar el mal, que obstaculiza el desarrollo del reino de Dios en el mundo. Roguemos al Señor...

2. Para que cuantos ejercen cargos de responsabilidad a todos los niveles en la Iglesia, en la sociedad civil, en la familia, sepan aceptar la crítica constructiva, reconociendo los propios defectos. Roguemos al Señor...

3. Para que los que critican los defectos de nuestra sociedad sean objetivos en sus apreciaciones, respetuosos y comprensivos con las personas. Roguemos al Señor...

5. Para que surjan las vocaciones a la vida sacedotal y religiosas que necesitan la Iglesia y el mundo de hoy. Roguemos al Señor...

6. Para que aprendamos a amarnos, corrigiéndonos fraternalmente, y así cumplamos la ley nueva de Cristo. Roguemos al Señor...


Exhortación Final

(Tomado de B. Caballero: La Palabra cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 177)

Bendito seas, Dios Padre misericordioso y comprensivo,
porque donde dos o tres nos reunimos en nombre de Jesús
allí está él en medio de nosotros acompañándonos con tu Espíritu.
Una vez más, nos reconocemos pecadores ante ti, cada uno
personalmente y todos juntos como comunidad de fe y conversión.
Con la fuerza de tu gracia y de tu amor queremos enmendarnos
y mejorar, caminando juntos como hermanos hacia ti.

Haz, Señor, que nos ayudemos mutuamente en este empeño
mediante la corrección fraterna que brota del amor que nos une.
Danos comprensión, paciencia, tolerancia y talante dialogal
ante los inevitables fallos humanos, propios y ajenos.

Amén.

Moniciones para la Misa del Domingo XXIV Ordinario.

Moniciones para el Vigésimo Cuarto Domingo del Tiempo Ordinario - Ciclo A
Ciclo A Tiempo Ordinario
Autor: P. Domingo Vásquez Morales | Fuente: Catholic.net

 


Ciclo A

Entrada:

Nos congregamos en el nombre de Dios compasivo y misericordioso, que nos concede misericordiosamente su perdón. Como para decirnos que, aunque sea difícil, la cosa es posible y aun necesaria. Somos la iglesia de los “perdonados”, llamados a convertirnos en “perdonadores”, perdonando sinceramente “de corazón”, como veremos en el Evangelio de hoy.

Dispongámonos a celebrar con alegría la Eucaristía memorial del sacrificio redentor de Cristo, quien nos ha enseñado la compasión y la misericordia, y nos ha mostrado el amor sin límites de nuestro Padre celestial.


Primera lectura: Eclesiástico 27, 33-28, 4, 9 (Perdona la ofensa a tu prójimo y serás perdonado)

El libro del Eclesiástico probablemente fue escrito a principios del siglo II a.C. El texto es un conjunto amplio de reflexiones inspiradas en la sabiduría bíblica tradicional y especialmente destinadas a la formación de los jóvenes. Uno de los muchos temas tratados es el del perdón. Según el autor, la medida que cada cual use con los demás es la misma que dios usará con él.


Segunda Lectura: Romanos 14, 7-9 (En la vida y en la muerte somos del Señor)

Escucharemos un breve fragmento, el último de este año, de la carta de Pablo a los cristianos de Roma. Para el Apóstol lo que realmente cuenta es la comunión con Dios, saber que le pertenecemos, y que todo cuanto hacemos tiene y ha de tener relación con él, porque: “ya sea que estemos vivos o que hayamos muerto, somos del Señor”.


Tercera Lectura: Mateo. 18, 21-35 (Perdón hasta setenta veces siete)

La parábola evangélica de este domingo, ilustra la doctrina de Jesús sobre el perdón fraterno de las ofensas, que debe ser una de las actitudes fundamentales del seguidor de Cristo. La línea narrativa es fácil de entender, pero su enseñanza es bastante difícil de practicar, sobre todo cuando la fe y el amor son débiles y, en cambio, el espíritu de venganza, el odio rencoroso y la agresividad innata en nosotros son fuertes.


Oración universal

A cada petición contestaremos: “Padre, perdóname, como yo perdono”

1. Para que la Iglesia sea lugar de reconciliación, y así se manifieste al mundo el perdón de Dios. Roguemos al Señor...

2. Para que sea posible lo que parece imposible: la reconciliación de unos y otros, sobre la base de la justicia, el respeto, la paciencia, el amor. Roguemos al Señor...

3. Para que sean capaces de perdonar y olvidar los que se sienten justamente ofendidos. Roguemos al Señor...

4. Para que los enfermos, especialmente los que se encuentran solos, puedan experimentar la alegría y esperanza de nuestra solidaridad. Roguemos al Señor...

5. Para que imitemos a Dios, siempre dispuesto al perdón, perdonándonos nuestras ofensas. Roguemos al Señor...


Exhortación Final

(Tomado de B. Caballero: La Palabra cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 180)

Te bendecimos, Señor Dios, porque muriendo en una cruz,
Jesús nos mostró todo el amor, el perdón y la misericordia
que abriga tu corazón de Padre hacia nosotros tus hijos.
Así hizo posible que nos perdonemos como tú nos perdonas,
es decir, sin número límite de veces ni medida para el perdón.

Enséñanos, Señor, a vivir según tu Espíritu cada día,
de tal suerte que nuestro perdón a los hermanos que nos ofenden
sea para los demás un signo de tu amor y reconciliación.
Así mereceremos heredar la bienaventuranza de Cristo:
Dichosos los misericordiosos que saben amar y perdonar,
porque ellos alcanzarán misericordia, amor y perdón.

Amén.

San Ramon Nonato.

SAN RAMÓN NONATO
Presbítero
(1201-1240)

31 agosto

Jesus Martí Ballester
jmartib@planalfa.es
Un buen ejemplo para las madres de hoy que tratan de limitar la descendencia y algunas, lo que es peor, traman quitar la vida a los indefensos no nacidos.

En la provincia de Lérida, en una casita de campo, cerca del pueblo del Portell, y descendientes de las nobles familias de los Fox y Cárdenas, vino al mundo este niño de modo milagroso ya que fue extraído del vientre de su madre cuando ella ya estaba muerta, de aquí el sobrenombre con que es conocido, NO-Nato, no nacido.

Los planes de Dios no son nuestros planes. Tampoco los planes de los padres, a veces son los mejores para sus hijos. En muchas ocasiones ellos buscan su propio egoísmo en lugar del bien de sus hijos. El padre de Ramón le envío a Barcelona para que hiciera amistad con gente rica, hiciera carrera, y el día de mañana fuera su orgullo y su sostén.

Al poco tiempo de llegar a la ciudad Condal Ramón se entregó a una vida de profundo estudio pero no menos se dedicó a la vida de piedad. Para ello en lugar de hacer amistad con ricos, se preocupaba de los libros y de los necesitados. Al enterarse su padre le mandó volver a Portell y allí le encargó el cuidado de unas ovejillas. Hizo amistad con otros pastores pero como el demonio no duerme, pronto algún envidiosillo le acusó al amo de las ovejas de que abandonaba el ganado. El amo le creyó y cierto día le siguió de lejos para ver si era verdad. Y ciertamente así era: El jovencillo Ramón se retiraba a un lugar solitario, y, puesto de rodillas, se entregaba a la oración. Pero la maravilla del amo aumentó al ver que un joven bien apuesto, con alas de ángel, cuidaba de su rebaño y alimentaba en los mejores pastos a sus ovejas. De hecho eran las que más lana y leche producían. La envidia se trocó en admiración y respeto.

Ramón se entregó al servicio total de la Virgen María y bajo su amparo. Un día, mientras cuidaba de sus ovejillas, le habló así: "Madre mía, tú sabes que yo no he tenido la dicha de conocer a mi madre en la tierra, pero te conozco a Ti y te amo ¿no querrás suplir a mi madre de la tierra?" - Y la Virgen María le contestó: "Sí, sí, hijo mío, acepto con gusto ser tu madre...".

Hasta los oídos de Ramón llegaron los prodigios que obraba en Barcelona un joven sacerdote llamado Pedro Nolasco que trataba de fundar una Orden para redención de los pobres cautivos, que, caídos en manos de los sarracenos, eran llevados a las mazmorras de África. Marchó a Barcelona y se encontró con él y se puso a su servicio y bajo su dirección espiritual.

En Barcelona se entregó a hacer obras de caridad por las calles y en los domicilios particulares. Sobre todo dejó huellas de su gran caridad para con toda clase de enfermos en el Hospital de Santa Eulalia. Una antigua biografía nos lo describe: "Era de caridad incandescente, que amaba las letras y aprovechaba mucho en ellas. De pueblo en pueblo iba llevando la Buena Nueva del Evangelio; todos los caballeros y nobles le respetaban; todos los pobres le amaban y todos seguían sus huellas...".

Por fin iba a llegar al heroísmo su caridad: Se entregó a cambio de un cautivo y estuvo en las cárceles de Argel. Grandes sufrimientos padeció allí por amor a Jesucristo y a sus hermanos los hombres. Era por el 1237. Predicaba tanto y con tanto enardecimiento de Cristo que, para evitarlo, los moros le cerraron la boca con candado. Como premio el Papa le hizo cardenal de la Iglesia pero no se enorgulleció por ello. Enamorado de Jesús Eucaristía y de María, marchó al cielo el año 1240.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Soñare.

SOÑARÉ
 
Continuaré soñando, aún cuando me prueben, mil veces, que los sueños no se realizan,
que son apenas utopías alimentadas por mí.  Aún así, soñaré.
 
Soñaré que el mundo es mejor  de como lo presentan en los noticieros,
que los seres humanos se aman como hermanos y no se degluten como animales irracionales,
que la tiranía y la cobardía no serán más parte de este mundo,
que los defectos que me incomodan en mi hermano serán comprendidos por mí, como prueba de amor y aceptación,
que la verdad incontestable de ayer, será hoy, mentira pasada, engaño, "con o sin" premeditación.

La verdad, entonces, es relativa, tiene muchas fases, no pertenece a nadie y es de todos al mismo tiempo,
no somos los únicos dueños y detentores de ella, aunque continúen diciendo "no", diré bien alto "sí",
porque los sueños nos ayudan a continuar viviendo, ya que vivir sin soñar, no es vivir, es morir.

Y, hasta el último segundo de soplo de vida que tuviere, antes de mi partida a la patria espiritual,
aún entonces, llevaré conmigo los sueños que alimenté desde mi nacimiento,
y si en la tierra ellos fueran imposibles e irrealizables, en el otro mundo, se habrán de tornar reales.

Soñaré, por lo tanto, a pesar de los "quejidos", por traer el corazón en llagas vivas,
y de las imágenes calientes que insisten en turbarme la visión.  Aún así, soñaré.
 
Vanderli Medeiros   
 
LO QUE DA SENTIDO A LA VIDA

No sé si tu tiempo en la vida vaya a ser suficiente para ser y hacer todo lo que deseas.  Pero sí sé que nada de lo que vivimos tiene sentido, si no logramos estremecer el corazón de las personas, si nuestro recuerdo no despierta nostalgia en el corazón de los amigos, si cuando partimos, no dejamos en otro la esperanza de nuestro regreso.
 
Muchas veces basta con ser: regazo que acoge, brazo que envuelve, palabra que conforta, silencio que respeta, alegría que contagia, lágrima que externa la emoción, mirar que acaricia, amor que calienta y fortalece.  Y eso no es cosa del otro mundo, es lo que da sentido a la vida.  Es lo que hace que ella no sea ni corta, ni demasiado larga,  sino que sea intensa.
 
Autor Desconocido   
 
DIOS TE DICE
 
Puede que hoy te sea imposible resolver un problema.  Cuando así sea, acéptalo y olvídalo, mañana será otro día.  Acostúmbrate a buscar lo mejor de las personas y de las situaciones.  Comprobarás que un enfoque sencillo conduce al optimismo y a la seguridad, que a su vez conducen a la calma, dice el Señor.
 
Cada noche, antes de acostarte, arrincona las preocupaciones, escríbelas en un papel, o anótalas en un diario, guárdalas, olvídate de ellas y duerme tranquilo.  Lo más probable es que por la mañana se hayan reducido, si es que no se han solucionado ya.  Tranquilo, respira profundamente y pídeme que te ayude a que se resuelvan lo antes posible y no te preocupes, no vale la pena, angustiarse, porque no nos llevamos nada al otro lado del mundo, venimos sin nada y nos vamos sin nada.  Lo que sí nos llevaremos es el bien que hagamos a los demás, porque nos lo estamos haciendo a nosotros mismos.
 
Amén   
 
Un Abrazo, que Dios te bendiga, te muestre su rostro, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti, muchas bendiciones de Vida, Paz, Amor, y mucha Prosperidad;
 
        
Beatriz
Medellín - Colombia
semillasdevida@pymex.net
http://elistas.egrupos.net/grupo/semillas
®. Todos los derechos reservados.
 
Este correo no es "SPAM".   Es un servicio gratuito de SEMILLAS DE VIDA.  Cada mensaje representa la creatividad y la interpretación personal de su transcriptora.  Por lo tanto, cada suscriptor se compromete a utilizar este material únicamente para su crecimiento personal y espiritual, y a mencionar la procedencia del mismo, así como el nombre y correo de su transcriptora, cuando lo reenvíe a otras personas, o lo publique en un sitio Web.
 
Si deseas reenviar este correo, por favor no omitas su procedencia, y así le estarás brindando a alguien más la posibilidad de conocer esta lista y formar parte de ella.
 
Cuando recibas un correo con un texto que diga autor desconocido, pero tú conoces con certeza el nombre del autor, no dudes en hacérmelo saber.

11/09/2011 01:15 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Fiesta de San Antolin de Pamiers.

20110911000849-antolin-pamiers.jpg

Autor: . | Fuente: «Vidas de los santos», Alban Butler
Antolin de Pamiers, Santo
Mártir, 2 de septiembre
 
 
Antolin de Pamiers, Santo
Patrono de Palencia (España)
Martirologio Romano: En Apamea, lugar de Siria, san Antolin, mártir de la fe, de quien se dice que los paganos lo mataron por destruir ídolos gentiles cuando tenía veinte años de edad. († s.IV)

 
De acuerdo con la leyenda oriental, Antonino o Antolin era un tallador de piedra sirio que con un extraordinario desinterés reconvino a los idólatras de su ciudad natal por adorar imágenes de piedra. Después de aquel acto impetuoso, salió apresuradamente de la ciudad y se refugió en la celda de un ermitaño con el que vivió durante dos años.

Entonces decidió regresar a la ciudad y tuvo el desconsuelo de advertir que los habitantes aún rendían culto a los falsos dioses, por lo cual adoptó una actitud más enérgica todavía: entró a los templos y arrojó por tierra a los ídolos. Después, huyó más que de prisa de la ciudad y se refugió en Apamea. Allí, el obispo le dio instrucciones para que construyera una iglesia, a lo que accedió Antolin. Pero, apenas comenzada la obra, los paganos se enfurecieron a tal punto que, tras de organizar un tumulto para acabar con la construcción, asesinaron a Antolin, que ni siquiera trató de defenderse. El santo no tenía más de veinte años de edad.

Una tradición legendaria sobre sus reliquias se conserva en España. La misma narra que el rey don Sancho, hallándose de caza en la espesura de un bosque, en el lugar donde hoy se extiende la ciudad de Palencia, divisó un jabalí, que en su huida fue a refugiarse en una oquedad del terreno (la cripta de San Antolín, aún en pie hoy bajo la catedral gótica de la ciudad). Adentrándose el rey en la misma, se disponía a lanzar una flecha para matar al animal, cuando su brazo quedó paralizado, comprendiendo el rey que estaba en un lugar santo y que había sido castigado por cometer sacrilegio. El monarca hizo entonces un voto por el que si recuperaba de la repentina parálisis levantaría una catedral en el lugar. Al instante quedó curado. Agradecido el rey Sancho por el milagro, y halladas las reliquias del mártir que habían quedado abandonadas durante la invasión musulmana, se erigió el templo en cumplimiento de la promesa. Debido a esto la catedral palentina está dedicada a san Antolín.

Se tiene entendido que este Antolin mártir es el que figura en el Martirologio Romano como sacrificado en Pamiers, donde existen leyendas locales sobre él. Algunas de sus supuestas reliquias fueron trasladadas a Palencia, España, ciudad ésta de la que el santo es patrono y que tiene su propia versión sobre la leyenda de Pamiers, en la que el santo es, además, diácono (lo que explica muchas de sus representaciones iconográficas). El nombre de san Antolin se asocia con los de san Almaquio y san Juan, de quienes se supone que sufrieron con él. También hay otro error en relación con Capua, donde se venera, el 3 de Septiembre, a un «niño san Antonino» junto con san Aristeo. A raíz de la mención de este mártir en el martirologio más antiguo de cuantos se conocen, el Hieronymianum, surgieron grandes confusiones.

¡Felicidades a quienes lleven este nombre!
(
http://es.catholic.net
).

Una carta desde la fe.

Autor: P. Fernando Pascual | Fuente: Catholic.net
Una carta desde la fe
¿Qué ha pasado? ¿Cuál fue el motivo que nos ha llevado a seguir caminos distintos?
 
Te mando un nuevo saludo esperando que te encuentres bien. Quería reflexionar contigo sobre aquello que parece separarnos, cuando quizá estamos más cerca el uno del otro de lo que parece.

Hemos recibido una educación parecida. Nacimos en familias católicas, tuvimos educadores que nos enseñaron la fe, conocimos a catequistas entusiastas y sacerdotes ejemplares. Luego nos separamos. Tú has dejado la fe, la has puesto entre paréntesis, no ves motivos para creer, para reconocerte cristiano. Yo pienso ser creyente, y acepto con alegría lo que propone la Iglesia, lo que se vive en los sacramentos, lo que enseña el Evangelio.

¿Qué ha pasado? ¿Cuál fue el motivo que nos ha llevado a seguir caminos distintos? No es fácil ofrecer una explicación de lo que pertenece a algo íntimo, personal. La trayectoria de cada uno depende de encuentros, lecturas, experiencias, reflexiones. Muchas veces no sabemos exactamente en qué momento confirmamos una opción, o dejamos de lado lo que antes creíamos ser verdadero.

A veces un mismo acontecimiento produce resultados distintos. Un accidente de carretera lleva a un joven a aumentar su fe, mientras que otro la pierde completamente. Un éxito académico lleva a la gratitud hacia el Dios que nos da unos talentos, o a un camino hacia el racionalismo o hacia el apego a lo empírico que termina por hacer imposible, al menos por ahora, creer en Dios y en la vida eterna. Una relación de amistad hace que un creyente contagie su fe a un ateo, o que un ateo siembre dudas y preguntas en quien hasta ahora vivía una fe cómoda y tranquila.

No me toca a mí interpretar lo que haya sido tu trayectoria. Una serie de acontecimientos te han separado de la Iglesia. No has encontrado en ella, me dices, una preocupación seria por aquello que para ti era importante. Además, desde lo que has leído en libros o en la prensa, desde lo que escuchas continuamente en la televisión o la radio, ha crecido en tu corazón una desconfianza hacia la "autoridad": del Papa, los obispos, los sacerdotes, no te parecen personas creíbles. A veces incluso les acusas por vivir de modo incoherente, por suscitar escándalos, por no saber comunicar con un mundo que avanza, según dices, por otros binarios.

Para responderte a cada punto necesitaría más tiempo del que ahora tenemos. Sólo permíteme decirte que la Iglesia que yo conozco, que yo vivo, es muy distinta de la que veo y escucho en los medios de comunicación. Me dirás que tengo "defecto profesional", que no creo a la prensa porque soy sacerdote, y así mis palabras no valen, no son independientes.

Al menos, espero, reconocerás que he podido oír, hablar, leer y tratar con muchos obispos y sacerdotes, y que esto me permite no ser un simple "credulón" que no conoce nada de la Iglesia. La conozco desde dentro, y no creo engañarme a mí mismo cuando digo que he tratado y que puedo seguir tratando a cientos de católicos que me dan continuamente ejemplo de coherencia y autenticidad en su fe y, sobre todo, en su caridad.

Permíteme (y esto puede parecer más fácil, aunque no lo es) reflexionar sobre el porqué de mi fe. Tú dirás que he creído por inercia, porque nunca me he cuestionado mis certezas, porque resulta fácil acoger acríticamente lo que uno ha recibido en la familia o en la escuela.

Supongo que tengo derecho a la réplica. Si algo puedo decir, pienso que lo que algunos llaman inercia para mí no es más que amor y seguridad. No tengo motivos para dudar del Evangelio, ni de los obispos y sacerdotes, ni del Papa. Para mí Jesús es Dios: hizo milagros, enseñó el amor, confirmó con su entrega, con su sangre, la fidelidad al Padre. Al resucitar sacó del miedo y de la duda a los discípulos. Envió al Espíritu Santo, y desde entonces su Palabra ha llegado a millones de conciencias.

¿Cómo probarte esto? Es difícil, pero a lo largo de los siglos millones de hombres y mujeres acogieron libremente a Jesús. Han vivido en la fe, en esa actitud interna de quien no duda. Saben (aunque no puedan demostrar su fe con una fórmula química) que Dios ha actuado en la historia, ha dejado una semilla para que, quien lo desee, pueda acogerla, pueda hacerla propia, pueda permitir que germine y crezca.

Entonces, me dirás, ¿por qué tantos no creen, por qué tú mismo ahora vives en la duda? ¿No será injusto un Dios que dice poco de sí mismo, que ahorra milagros? ¿No sería más fácil creer si Dios, con un poco de "exhibicionismo", disipase las dudas e impusiese, casi por la fuerza, la evidencia de que existe y de que es el Creador del mundo, el Señor de la historia?

No me resulta fácil responderte a esto. Nos resulta extraño ese modo de actuar de Dios entre los hombres. Parece que ha preferido la vía de la discreción, de la humildad, de lo cotidiano. Ha habido, sí, milagros especiales (para mí la misma vida es un milagro) en algunos momentos y lugares del planeta. Pero la mayoría no hemos presenciado esos acontecimientos extraordinarios, y creemos por lo que otros nos han dicho. La misma resurrección del Señor fue vista por muy pocos testigos. Por eso fueron tantos ayer, y son tantos hoy, los que la ponen en duda, los que piensan que es mentira, los que incluso buscan el "cuerpo" de un Jesús que nunca habría sido Dios...

Sin embargo, con tan "pocas" pruebas, apoyados en una historia contada por hombres frágiles, unos creemos y otros no creen. Es un misterio, pero un misterio ante el cual tú y yo tenemos que tomar una opción. Tú dices no ser capaz de creer, pues ves con desconfianza lo que enseña la Iglesia. Yo sigo en el camino de la fe, en la que a veces se dan momentos de sombra y de dificultad, pero que suele otorgarme una luz y un modo de ver las cosas que da sentido a toda mi existencia, que me permite comprender de un modo muy particular lo que ocurre junto a mí, y lo que ocurre lejos, en este mundo que gira y que cambia sin cesar.

Seguimos en contacto, si Dios (uso mi terminología, quizá tú digas "si las fuerzas físicas del universo") nos permite continuar en el camino de la vida. No sé si pronto prepararé otra nota para avanzar en este diálogo. Desde ahora te deseo que alcances a comprender lo que es parte de mi vida, la presencia de un Dios amor, bondad, belleza. Como te decía al inicio, quizá, sin saberlo, tenemos más cosas en común de las que aparecen a primera vista: los dos queremos conocer la verdad, y no descansaremos hasta llegar a la meta.

Para mí, en parte (no conozco todos los tesoros de Dios), ya ha sido descubierta. Mi verdad se llama Jesús. Para ti, no sé qué nombre tenga, pero estoy seguro de que los dos sólo descansaremos plenamente el día en el que, sin misterios, nos encontremos en aquella luz que disipa las tinieblas, que permite alcanzar certezas que superan nuestros anhelos más profundos, nuestros sueños de felicidad y de justicia.

Salúdame a los conocidos. Pido por ti. Tú recuérdame de la manera que prefieras. Si alguna vez rezas, ten por seguro que alguien te escuchará con mucho cariño, porque es Padre.

Tuyo, Fernando.

11/09/2011 01:16 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

vitaminas para el alma.

El tiempo es de lejos mas valioso que el dinero, porque el tiempo es INSUSTITUIBLE.

No. 33 NUEVAS HISTORIAS ANO 2010

No. 35 VITAMINAS PARA EL ALMA

Septiembre 2

 

Cuando las horas de desaliento te invadan el alma, y las lagrimas afloren en tus ojos, buscame: YO SOY AQUEL que sabe consolarte y pronto detiene tus lagrimas.

 

Cuando desaparezca tu animo para luchar en las dificultades de la vida, o sientas que estas pronto a desfallecer, llamame: YO SOY LA FUERZA capaz de remover las piedras de tu camino y sobreponerte a las adversidades del mundo.

 

Cuando, sin clemencia, te encontraras sin donde reclinar tu cabeza, corre junto a mi: YO SOY EL REFUGIO, en cuyo seno encontraras guarida para tu cuerpo y tranquilidad para tu espiritu.

 

Cuando te falte la calma, en momentos de gran afliccion, y te consideres incapaz de conservar la serenidad de espiritu, invocame: YO SOY LA PACIENCIA que te ayudara a vencer las dificultades mas dolorosas y triunfar en las situaciones mas dificiles.

 

Cuando te debatas en los misterios de la vida y tengas el alma golpeada por los obstaculos del camino, grita por mi: YO SOY EL BALSAMO que cicatrizara tus heridas y aliviara tus padecimientos.

 

Cuando el mundo solo te haga falsas promesas y creas que ya nadie puede inspirarte confianza, ven a mi: YO SOY LA SINCERIDAD, que sabe corresponder a la franqueza de tus actitudes y a la nobleza de tus ideas.

 

Cuando la tristeza o la melancolia intenten albergarse en tu corazon, clama por mi: YO SOY LA ALEGRIA que te infunde un aliento nuevo y te hara conocer los encantos de tu mundo interior.

 

Cuando, uno a uno, se destruyan tus ideales mas bellos y te sientas desesperado, apela a mi: YO SOY LA ESPERANZA que te robustece la Fe.

 

Cuando la impiedad te revele las faltas y la dureza del corazon humano, aclamame: YO SOY EL PERDON, que te levanta el animo y promueve la rehabilitacion de tu alma.

 

Cuando dudes de todo, hasta de tus propias convicciones, y el escepticismo te aborde el alma, recurre a mi: YO SOY LA FE que te inunda de luz y de entendimiento para que alcances la FELICIDAD.

 

Cuando ya nadie te tienda una mano tierna y sincera y te desilusiones de los sentimientos de tus semejantes, aproximate a mi: YO SOY LA RENUNCIA que te ensenara a entender la ingratitud de los hombres y la incomprension del mundo.

 

Y cuando al fin, quieras saber quien soy, preguntale al rio que murmura, al pajaro que canta, a las estrellas que titilan. YO SOY LA DINAMICA DE LA VIDA, Y LA ARMONIA DE LA NATURALEZA.

 

ME LLAMO AMOR. SOY EL REMEDIO PARA TODOS LOS MALES QUE ATORMENTEN TU ESPIRITU.

 

Ven a mi... que yo te llevare a las serenas mansiones del infinito... bajo las luces brillantes de la eternidad... WFP1-4
(Envío de Winston Pauta Avila).

11/09/2011 01:17 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Lecturas meditadas de la Misa del Miercoles XXIII del tiempo Ordinario.

¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

 
Miércoles, 7 de setiembre de 2011
Semana 23 del Tiempo Ordinario
Colosenses 3, 1-11 / Lucas 6, 20-26
Salmo responsorial Sal  144, 2-3. 10-13b
R/.  "¡El Señor es bueno con todos!"
 
Santoral:
Santa Regina, San Columbano
y Beato Juan Bautista Mazzuconi

Liturgia - Lecturas del día
 
 
 
 
Miércoles, 7 de Setiembre de 2011
 
Ustedes están muertos con Cristo;
por lo tanto, hagan morir en sus miembros
todo lo que es terrenal
 
Lectura de la carta del Apóstol san Pablo
a los cristianos de Colosas
3, 1-11
 
Hermanos:
Ya que ustedes han resucitado con Cristo, busquen los bienes del cielo donde Cristo está sentado a la derecha de Dios. Tengan el pensamiento puesto en las cosas celestiales y no en las de la tierra. Porque ustedes están muertos, y su vida está desde ahora oculta con Cristo. Cuando se manifieste Cristo, que es la esperanza de ustedes, entonces también ustedes aparecerán con Él, llenos de gloria.
Por lo tanto, hagan morir en sus miembros todo lo que es terrenal: la lujuria, la impureza, la pasión desordenada, los malos deseos y también la avaricia, que es una forma de idolatría. Estas cosas provocan la ira de Dios sobre los desobedientes.
Ustedes mismos se comportaban así en otro tiempo, viviendo desordenadamente. Pero ahora es necesario que acaben con la ira, el rencor, la maldad, las injurias y las conversaciones groseras. Tampoco se engañen los unos a los otros.
Porque ustedes se despojaron del hombre viejo y de sus obras y se revistieron del hombre nuevo, aquél que avanza hacia el conocimiento perfecto, renovándose constantemente según la imagen de su Creador. Por eso, ya no hay pagano ni judío, circunciso ni incircunciso, bárbaro ni extranjero, esclavo ni hombre libre, sino sólo Cristo, que es todo y está en todos.
 
Palabra de Dios.
 
 
SALMO RESPONSORIAL                                                    144, 2-3. 10-13b
 
R.   ¡El Señor es bueno con todos!
 
Señor, día tras día te bendeciré,
y alabaré tu Nombre sin cesar.
¡Grande es el Señor y muy digno de alabanza:
su grandeza es insondable. R.
 
Que todas tus obras te den gracias, Señor,
y tus fieles te bendigan;
que anuncien la gloria de tu reino
y proclamen tu poder. R.
 
Así manifestarán a los hombres tu fuerza
y el glorioso esplendor de tu reino:
tu reino es un reino eterno,
y tu dominio permanece  para siempre. R.
           
 
 
EVANGELIO
 
¡Felices ustedes, los pobres!
¡Ay de ustedes, los ricos!
 
 
a    Evangelio de nuestro Señor Jesucristo
según san Lucas
6, 20-26
 
Jesús fijando la mirada en sus discípulos, dijo:
¡Felices ustedes, los pobres, porque el Reino de Dios les pertenece!
¡Felices ustedes, los que ahora tienen hambre, porque serán saciados!
¡Felices ustedes, los que ahora lloran, porque reirán!
¡Felices ustedes, cuando los hombres los odien, los excluyan, los insulten y proscriban el nombre de ustedes, considerándolos infames a causa del Hijo del hombre!
¡Alégrense y llénense de gozo en ese día, porque la recompensa de ustedes será grande en el cielo! ¡De la misma manera los padres de ellos trataban a los profetas!
 
Pero ¡ay de ustedes los ricos, porque ya tienen su consuelo!
¡Ay de ustedes, los que ahora están satisfechos, porque tendrán hambre!
¡Ay de ustedes, los que ahora ríen, porque conocerán la aflicción y las lágrimas!
¡Ay de ustedes cuando todos los elogien! ¡De la misma manera los padres de ellos trataban a los falsos profetas!
 
Palabra del Señor.
 
Reflexión
 
 
Col. 3, 1-11. Quienes creemos en Cristo nos hemos hecho uno en Él. Y puesto que participamos de su misma vida divina, comportémonos a la altura del Hijo de Dios. No vivamos, por tanto, dominados por ninguna clase de maldad. Que más bien resplandezcan en nosotros los bienes de arriba, no los de la tierra.
No seamos engaño, mentira para los demás; caminemos en la verdad y demos testimonio de la misma con nuestras buenas obras.
Vivamos nuestra unidad en Cristo; venidos de muchas razas y culturas, no queramos crear divisiones entre nosotros, pues ya no vivimos bajo la guía del hombre viejo de maldad y de pecado, sino bajo la guía del hombre nuevo, Cristo, del cual nos hemos revestido, y que vino para reunir a los hijos que había dispersado el pecado, y a formar, de todos, un solo pueblo que alabe al Padre Dios, y para que convivamos con la calidez de hermanos, que brota del Amor que Dios ha infundido en nuestros corazones.
 
Sal. 145 (144). Nuestro Dios y Padre merece una alabanza continua, pues, siendo el Creador de todo, nos ha manifestado su bondad, su clemencia y compasión. Por eso elevamos a Él nuestro cántico, uniendo al mismo a todas las criaturas; nuestra mejor alabanza al Señor la realizaremos explicando sus hazañas a los pueblos, la gloria y majestad de su reinado.
Quien, en verdad, ha tenido una experiencia personal del amor y de la misericordia de Dios, no podrá sino convertirse en testigo del beneficio que ha recibido. Por eso, quienes proclamamos el Evangelio del Señor, no podremos hacerlo con lealtad mientras no lo hayamos convertido en parte de nuestra propia existencia y experiencia.
 
Lc. 6, 20-26. Alaba mi alma la grandeza del Señor, porque su misericordia alcanza de generación en generación a los que le temen. Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los de corazón altanero. Derribó a los potentados de sus tronos y exaltó a los humildes. A los hambrientos colmó de bienes y despidió a los ricos con las manos vacías.
El Señor no rechaza a los ricos; Él rechaza a los soberbios de corazón y a quienes han puesto su confianza en los bienes pasajeros. Y puesto que la persona humana es fácil presa de las riquezas, que le hacen orgullosa y le llevan a rechazar a Dios, ¡Qué difícil es que un rico se salve! es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, a que un rico entre en el Reino de los cielos.
Si Jesús privilegia a los pobres, es porque ha venido a salvar todo lo que estaba perdido, a levantar los corazones de los oprimidos, a anunciar el Evangelio a los pobres, a manifestar que Dios ama a aquellos que los malvados desprecian.
Ojalá y que las bienaventuranzas las vivamos a profundidad sabiendo que hay situaciones penosas entre muchos de nosotros que han de ser resueltas de un modo concreto. No podemos conformarnos pensando que somos hijos de Dios cuando, estando en su presencia, lo alabamos, pero después no somos capaces de vivir conforme a sus enseñanzas.
Ojalá y que al final de nuestra vida no vayan a ser nuestros los ayes y la condenación que hoy proclama el Señor para quienes sólo le dieron culto con los labios, pero no vivieron con lealtad el compromiso de su fe.
En esta Eucaristía nos encontramos disfrutando de los bienes de arriba. El Señor se ha hecho cercano a nosotros para que podamos gozar de su vida, de su paz, de su misericordia, de su bondad, de su amor.
Mediante su Misterio Pascual, cuyo memorial estamos celebrando, nosotros, muertos al pecado, escondemos nuestra vida con Cristo en Dios. Pero no la escondemos por cobardía, como queriendo apartarnos inútilmente del mundo. Ponemos nuestra vida en Dios como el campesino oculta la semilla sembrándola en su campo para que germine y produzca fruto abundante. Así nosotros, en esta Eucaristía, ponemos nuestra vida en Dios para que, fortalecidos por su Espíritu, podamos manifestarnos gloriosamente junto con Cristo, despojados del hombre viejo, renovados en el Señor y con abundancia de obras buenas
Quienes hemos hecho nuestra la Vida de Dios por nuestra unión con Cristo, no podemos generar más pobreza en el mundo, sino remediarla, en la medida que esté en nuestras manos. No podemos generar más hambrientos en razón del pago injustificado del trabajo de los obreros, muchas veces marginados y desprotegidos de sus derechos más fundamentales. No podemos generar más dolor a causa de ir cegando la vida de los inocentes con tal de conservar el propio prestigio o el poder. No podemos perseguir a ninguna persona a causa de su fe en Cristo, o por no creer en Él. El Señor nos ha enviado para convertirnos no en simples habladores, sino en testigos de su amor, de su misericordia, de su bondad, de su preocupación por los desprotegidos.
Sin embargo, recordemos que, siendo testigos de Cristo, no podemos pensar que hayamos cumplido con la Misión que Él nos ha confiado cuando se logre un mundo más justo y más fraterno; es necesario que la salvación que Dios nos ofrece llegue al corazón de las personas, compartiendo así no sólo nuestros bienes materiales, sino especialmente nuestra fe en Cristo dándole, así, mayor estabilidad a nuestro caminar como hermanos con visión de eternidad.
Roguémosle a nuestro Dios y Padre que nos conceda, por intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, la gracia de saber dar un auténtico testimonio de nuestra fe en Cristo con las obras que, acompañando nuestras palabras, manifiesten que en verdad vivimos nuestro compromiso con Aquel que nos ha puesto al servicio de todos, especialmente de los pobres, de los marginados y de los pecadores, para ayudarlos tanto a vivir con mayor dignidad, como a vivir como hijos de Dios. Amén.
 
Homiliacatolica.com
(
http://www.celebrandolavida.org
).

Lecturas de la Misa del Miercoles XXIII Ordinario meditadas brevemente.

Lecturas del Miércoles 07 de Septiembre de 2011

Miércoles 23ª semana de tiempo ordinario

Santoral: Regina, Anastasio

Col 3,1-11: Han resucitado con Cristo
Salmo responsorial 144: El Señor es bueno con todos
Lc 6,20-26: Dichosos los pobres… ¡Ay de ustedes, los ricos…!

Colosenses 3,1-11


Habéis muerto con Cristo; en consecuencia, dad muerte a todo lo terreno que hay en vosotros
Hermanos: Ya que habéis resucitado con Cristo, buscad los bienes de allá arriba, donde está Cristo, sentado a la derecha de Dios; aspirad a los bienes de arriba, no a los de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está con Cristo escondida en Dios. Cuando aparezca Cristo, vida nuestra, entonces también vosotros apareceréis, juntamente con él, en gloria.

En consecuancia, dad muerte a todo lo terreno que hay en vosotros: la fornicación, la impureza, la pasión, la codicia y la avaricia, que es una idolatría. Esto es lo que atrae el castigo de Dios sobre los desobedientes. Entre ellos andabais también vosotros, cuando vivíais de esa manera; ahora, en cambio, deshaceos de todo eso: ira, coraje, maldad, calumnias y groserías, ¡fuera de vuestra boca! No sigáis engañándoos unos a otros. Despojaos del hombre viejo, con sus obras, y revestíos del nuevo, que se va renovando como imagen de su Creador, hasta llegar a conocerlo. En este orden nuevo no hay distinción entre judíos y gentiles, circuncisos e incircuncisos, bárbaros y escitas, esclavos y libres, porque Cristo es la síntesis de todo y está en todos.


Salmo responsorial: 144


El Señor es bueno con todos.
Día tras día, te bendeciré / y alabaré tu nombre por siempre jamás. / Grande es el Señor, merece toda alabanza, / es incalculable su grandeza. R.

Que todas tus criaturas te den gracias, Señor, / que te bendigan tus fieles; / que proclamen la gloria de tu reinado, / que hablen de tus hazañas. R.

Explicando tus hazañas a los hombres, / la gloria y majestad de tu reinado. / Tu reinado es un reinado perpetuo, / tu gobierno va de edad en edad. R.


Lucas 6,20-26


Dichosos los pobres; ¡ay de vosotros, los ricos!
En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos hacia sus discípulos, les dijo: "Dichosos los pobres, porque vuestro es el reino de Dios. Dichosos los que ahora tenéis hambre, porque quedaréis saciados. Dichosos los que ahora lloráis, porque reiréis. Dichosos vosotros, cuando os odien los hombres, y os excluyan, y os insulten, y proscriban vuestro nombre como infame, por causa del Hijo del hombre. Alegraos ese día y saltad de gozo, porque vuestra recompensa será grande en el cielo. Eso es lo que hacían vuestros padres con los profetas. Pero, ¡ay de vosotros, los ricos!, porque ya tenéis vuestro consuelo. ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados!, porque tendréis hambre. ¡Ay de los que ahora reís!, porque haréis duelo y lloraréis. ¡Ay si todo el mundo habla bien de vosotros! Eso es lo que hacían vuestros padres con los falsos profetas."

Comentarios

En la metodología usada por el maestro, la enseñanza al interior del grupo de discípulos, teniendo como referencia la situación social, política y cultural, reviste una importancia vital. Mirar la realidad desde la experiencia del Dios que Jesús comunica traerá consecuencias que los discípulos tendrán que asumir. Dar la vida por la causa.

Las cinco bienaventuranzas en contraposición a los cinco ayes, forman un paralelismo antitético que indican la tensión que se presenta entre las dos fuerzas contrapuestas, las realidades que vive el pueblo que busca a Jesús y la propuesta de Dios, su Reino proclamado alegremente por Jesús y sus discípulos.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Natividad de la Virgen Maria.

20110911120049-maria-siempre-virgen-copy.jpg

Autor: Jesús Martí Ballester
Fiesta de la Natividad de la Virgen María
 
 
Según la Tradición, la Virgen Madre de Dios nació en Jerusalén, junto a la piscina de Bezatha. La Liturgia Oriental celebra su nacimiento cantando poéticamente que este día es el preludio de la alegría universal, en el que han comenzado a soplar los vientos que anuncian la salvación. Por eso nuestra liturgia nos invita a celebrar con alegría el nacimiento de María, pues de ella nació el sol de justicia, Cristo Nuestro Señor.

Hoy nace una clara estrella,

tan divina y celestial,

que, con ser estrella, es tal,

que el mismo Sol nace de ella.

En la plenitud de los tiempos, María se convirtió en el vehículo de la eterna fidelidad de Dios. Hoy celebramos el aniversario de su nacimiento como una nueva manifestación de esa fidelidad de Dios con los hombres.

NADA EN LA ESCRITURA

Nada nos dice el Nuevo Testamento sobre el nacimiento de María. Ni siquiera nos da la fecha o el nombre de sus padres, aunque según la leyenda se llamaban Joaquín y ´-Ana. Éste nacimiento es superior a ´la Creación, porque es la condición de la Redención. Y, sin embargo, la Iglesia celebra su nacimiento. Con él celebramos la fidelidad de Dios. “Sabemos que a los que aman a Dios todo les sirve para el bien” Romanos 8,28. Y es motivo de alegría gozosa y permanente de todos y cada uno de los llamados. No sabemos cómo se cumplirá, pero tampoco sabemos como nace el trigo, y cómo se forja la perla en la ostra. Pero nacen y crecen y se forjan. La inteligencia humana, por aguda que sea, tiene su límite y ya no puede alcanzar más. Cerrar los ojos ante el misterio, sabiéndonos llamados por Dios, y “desbordar de gozo en el Señor, confiando en su misericordia” Salmo 12, 6. Son las palabras inspiradas del salmo de la misa.

Todo lo que sabemos del nacimiento de María es legendario y se encuentra en el evangelio apócrifo de Santiago, según el cual Ana, su madre, se casó con un propietario rural llamado Joaquín, galileo de Nazaret. Su nombre significa "el hombre a quien Dios levanta", y, según san Epifanio, "preparación del Señor". Descendía de la familia real de David. Llevaban ya veinte años de matrimonio y el hijo tan ansiado no llegaba. Los hebreos consideraban la esterilidad como un oprobio y un castigo del cielo. Eran los tales menospreciados y en la calle se les negaba el saludo. En el templo, Joaquín oía murmurar sobre ellos, como indignos de entrar en la casa de Dios. Esta conducta se ve celebrada en Mallorca, en una montaña que se llama Randa, donde existe una iglesia con una capilla dedicada a la Virgen. En los azulejos que cubren las paredes, antiquísimos, el Sumo Sacerdote riñe con el gesto a San Joaquín, esposo de Santa Ana, quien, sumiso y resignado, parece decir: No puede ser, no he podido tener hijos.

Sabemos que su esterilidad dará paso a María. Joaquín, muy dolorido, se retira al desierto, para obtener con penitencias y oraciones la ansiada paternidad. Ana intensificó sus ruegos, implorando como otras veces la gracia de un hijo. Recordó a la otra Ana de las Escrituras, de que habla el libro de Samuel: habiendo orado tanto al Señor, fue escuchada, y así llegó su hijo Samuel, quien más tarde sería un gran profeta. Y así también Joaquín y Ana vieron premiada su constante oración con el nacimiento de una hija singular, María, concebida sin pecado original, y predestinada a ser la madre de Jesucristo, el Hijo de Dios encarnado.

De Ana y de Joaquín, oriente

de aquella estrella divina,

sale su luz clara y digna

de ser pura eternamente:

el alba más clara y bella

no le puede ser igual,

que, con ser estrella, es tal,

que el mismo Sol nace de ella.

No le iguala lumbre alguna

de cuantas bordan el cielo,

porque es el humilde suelo

de sus pies la blanca luna:

nace en el suelo tan bella

y con luz tan celestial,

que, con ser estrella, es tal,

que el mismo Sol nace de ella.

UNA NIÑA SANTA

Nace María. Nace una niña santa. Nada se nota en ella hasta que crece y comienza a hablar, a expresar sus sentimientos, a manifestar su vida interior. A través de sus palabras se conoce el espíritu que la anima. Se dan cuenta sus padres: esta niña es una criatura excepcional. Se dan cuenta sus compañeras: que se sienten atraídas por el candor de la niña y, a la vez, sienten ante ella recelo, respeto reverencial. Sus padres no saben si alegrarse o entristecerse. Para conocer lo sobrenatural hace falta tiempo y distancia. No ha habido nunca ningún genio contemporáneo; al contrario, siempre es considerado como un loco, un ambicioso o un soberbio.

Los niños hacen lo que ven hacer a los mayores. La niña santa no imita los defectos de los mayores y obra según sus convicciones. Cuando nació Juan Bautista, la gente se preguntaba "¿qué va a ser este niño?" (Lc 1,79). De María se preguntarían lo mismo. Ella comprende que, aunque quisiera hablar de lo mucho que lleva dentro, debe callar. Y tiene que vivir en completa soledad, de la que es un reflejo, el aislamiento del niño que crece entre gente mayor.

María, llena de gracia, vivía como perfectísima hija de Dios, entre hombres que habían perdido la filiación divina, habían pecado, y sentían la tentación y sus inclinaciones al pecado. El hombre conoce la diferencia que hay entre lo bueno y lo malo, y cuando obra el mal, percibe la voz de la conciencia. Antes de pecar, la percibe y la desatiende, durante el pecado, la acalla con el gozo del pecado, después de pecar, la oye y quisiera no oírla. Este es el conocimiento del mal, que no procede de Dios, sino de haberse separado de El. María no conoce el mal por experiencia, sino por infusión de Dios. No había pecado nunca. Por eso no entendía a la gente y se sentía sola. Experimentaba que sólo ella era así. Si hubiera vivido en un desierto, no hubiera padecido tanto, pero en Nazaret, aldea pequeña, con fama de pendenciera y poca caritativa, es tenida por orgullosa, la que era la más humilde. Como los niños viven su mundo aparte de los mayores, así tiene que vivir María entre su gente.

Y una mujer así, ¿nos puede comprender?, ¿puede ser nuestra madre? Sí porque María es una mujer comprometida con todo el género humano. María fue la pobre de Yahvé. Los pobres de Dios nunca preguntan, nunca protestan. Se abandonan en silencio y depositan su confianza en las manos del Señor y Padre.

Con el Concilio Vaticano II hemos recuperado la Biblia, libro prohibido en mis años de juventud. También la Liturgia en castellano. También la Iglesia, no como una pirámide, sino como pueblo de Dios. De la misma manera hemos de recuperar a María, como Hermana en la fe, Madre en la fe. María peregrinó en la fe como todos los cristianos. Se abandonó a Dios. Pudo ser lapidada, al quedarse encinta, pudo ser repudiada... Es la pobre de Yahvé.

Querríamos saber más cosas de María. El evangelio nos dice muy poco de Ella. Pero, si bien lo miramos, implícitamente nos dice mucho, todo. Porque Jesús predicó el Evangelio que, desde que abrió los ojos, vio cumplido por su Madre. Los hijos se parecen a sus padres. Jesús sólo a su Madre. Era su puro retrato, no sólo en lo físico, en lo biológico, sino también en lo psíquico y en lo espiritual.

LA HERENCIA

Cada hombre, según las leyes mendelianas de los cromosomas y los genes, hereda de su padre y de su madre. Decía un sacerdote que su padre decía: "mi hijo es treballaor com yo y listo com sa mare". Cuando Jesús pronuncia el sermón de las Bienaventuranzas, está pintando a su Madre: Pobres de espíritu, Mansos, Pacientes, Humildes, Misericordiosos, Trabajadores de la Paz. Nos ha dado su Retrato. Sus actitudes vitales son idénticas las de la Madre y el Hijo: en el momento decisivo de su vida María le dice al Ángel: "Hágase en mi"... En el momento de comenzar su Hora, Jesús dice lo mismo "Hágase". Cuando nos enseña su carné de identidad, María nos dice que es "la esclava del Señor" Cuando Jesús nos presenta el suyo, nos dice que es "manso y humilde de corazón". Jesús predicó las bienaventuranzas porque las había vivido. Y las vivió porque las había visto vivir a su Madre. Por eso la quiso y la hizo Inmaculada, porque tenía que ser su madre y su educadora en la fe.
(
http://es.catholic.net
).

San Gregorio Magno.

20110911120318-gregorio-magno.jpg

Autor: Jesús Martí Ballester
Gregorio Magno, Santo
Papa y doctor de la Iglesia, 3 de septiembre 
 
 
Papa y Doctor de la Iglesia
Martirologio Romano: Memoria de san Gregorio I Magno, papa y doctor de la Iglesia, que siendo monje ejerció ya de legado pontificio en Constantinopla y después, en tal día, fue elegido Romano Pontífice. Arregló problemas temporales y, como siervo de los siervos, atendió a los cuidados espirituales, mostrándose como verdadero pastor en el gobierno de la Iglesia, ayudando sobre manera a los necesitados, fomentando la vida monástica y propagando y reafirmando la fe por doquier, para lo cual escribió muchas y célebres obras sobre temas morales y pastorales. Murió el doce de marzo (604).

Etimológicamente: Gregorio = Vigilante o aquel que está siempre preparado, es de origen griego.

Fecha de canonización: Información no disponible, la antigüedad de los documentos y de las técnicas usadas para archivarlos, la acción del clima, y en muchas ocasiones del mismo ser humano, han impedido que tengamos esta concreta información el día de hoy. Si sabemos que fue canonizado antes de la creación de la Congregación para la causa de los Santos, y que su culto fue aprobado por el Obispo de Roma, el Papa.

GREGORIO MAGNO, DE LA FAMILIA DE LOS ANICIOS

Familia profundamente cristiana de la que han llegado a los altares; sus padres y sus dos tías, Társila y Emiliana. En este ambiente de religiosidad se desarrolló su espíritu mientras Roma llegaba a lo más bajo de la curva de su caída. Cuando el poder imperial fue restablecido en Roma, en manos ya de Constantinopla, Gregorio comienza su formación cultural. No sobresale en la literatura, pero sí en los estudios jurídicos, donde encuentra una magnífica preparación para sus futuras actividades. Terminada su carrera de Derecho, acepta del emperador Justino II el cargo de prefecto de Roma, con todas las funciones administrativas y judiciales.

GREGORIO MONJE

Pero su corazón aspiraba a cosas más altas, y tras una desgarradora lucha interior, que manifiesta en una carta a su amigo San Leandro de Sevilla, Roma ve un día cómo su prefecto cambia sus ricas vestiduras por los austeros hábitos de los campesinos que San Benito había adoptado para sus monjes. Su mismo palacio del monte Celio fue transformado en monasterio. Gregorio es feliz en la paz del claustro, aunque pronto será arrancado de ella por el mismo Sumo Pontífice, que le envía como Nuncio a Constantinopla. De aquí en adelante añorará siempre aquellos cuatro años de vida monacal.

EL MONJE GREGORIO, PAPA

En 586, llega a Roma cuando las aguas del Tíber se desbordan y siembran la desolación. Personas ahogadas, palacios destruidos, hambre y la peste. Una de las víctimas de la peste es el Papa Pelagio II. Y Gregorio es elegido Papa para suderer a Pelagio, quedando apartado de la soledad que buscaba en el monasterio. Ya no vivirá más la paz de la vida monacal, pero la espiritualidad de aquellos hombres entregados a la oración le marcará para siempre. En su fecundo Pontificado, destaca su celo por la liturgia, la organización definitiva del canto litúrgico, que se conoce aún con el nombre de "canto gregoriano". Era el “Psalite sapienter” del salmo y de San Benito, cuyo estilo y estética litúrgicos, ha heredado también Benedicto XVI, a más del nombre del Fundador de los Monjes de Occidente y Patrono de Europa: San Benito.

Gregorio es el pastor auténtico, que quiere lo mejor para sus ovejas que viven en la unidad del mismo Amor. No ahorrará para ello trabajos ni sacrificios. Su voz se levanta potente y su pluma escribe sin descanso; el que no había sobresalido en sus estudios literarios nos ha legado un tesoro inagotable en sus escritos, de estilo sencillo y cordial. Y no se contenta con las ovejas que ya están en el verdadero redil; su corazón se lanza a la conquista de Inglaterra, ganándola para el catolicismo. Para todos es el padre amante, cuyas preocupaciones son las de sus hijos. Su honor es el de la Iglesia universal y su grandeza el ser y llamarse "Siervo de los siervos de Dios", título que pasarán a utilizar desde entonces todos los Papas.

VIRTUDES DEL PASTOR

"Importa que el pastor sea puro en sus pensamientos, intachable en sus obras, discreto en el silencio, provechoso en las palabras, compasivo con todos, más que todos levantado en la contemplación, compañero de los buenos por la humildad y firme en velar por la justicia contra los vicios de los delincuentes. Que la ocupación de las cosas exteriores no le disminuya el cuidado de las interiores y el cuidado de las interiores no le impida el proveer a las exteriores", escribe San Gregorio Magno en su "Regla Pastoral", y éste fue el programa de su actuación. Genio práctico en la acción, fue ante todo el buen pastor cuya solicitud se extiende a toda su grey. No es tan sólo Roma la que merece sus cuidados, sino todas las Iglesias España, Galia, Inglaterra, Armenia, el Oriente, toda Italia, especialmente las diez provincias dependientes de la metrópoli romana. Fue incansable restaurador de la disciplina católica. En su tiempo se convirtió Inglaterra y los visigodos abjuraron el arrianismo.

EL CULTO Y LA CARIDAD

Renovó el culto y la liturgia y reorganizó la caridad en la Iglesia. Sus obras teológicas y la autoridad de las mismas fueron indiscutidas hasta la llegada del protestantismo. Dio al pontificado un gran prestigio. Su voz era buscada y escuchada en toda la cristiandad. Su obra fue curar, socorrer, ayudar, enseñar, cicatrizar las llagas sangrantes de una sociedad en ruinas. No tuvo que luchar con desviaciones dogmáticas, sino con la desesperación de los pueblos vencidos y la soberbia de los vencedores.

La obra realizada por San Gregorio Magno fue inmensa; aune con su gran humildad, había procurado por todos los medios no aceptar el mando supremo de la Iglesia. Pero una vez elegido Papa por el clero, el senado y el pueblo fiel, y bien vista su elección por el emperador, se entregó a aquella tarea para la que toda su vida anterior había sido una providencial preparación.

JUAN PABLO I SE PROPUSO IMITARLE

Al tomar posesión de la Catedral de San Juan de Letrán, pronunció estas palabras Juan Pablo I: “En Roma, estudiaré en la escuela de San Gregorio Magno, que dice: «Esté cercano el pastor a cada uno de sus súbditos con la compasión. Y olvidando su grado, considérese igual a los súbditos buenos, pero no tenga temor en ejercer, contra los malos, el derecho de su autoridad. Recuerde que mientras todos los súbditos dan gracias a Dios por cuanto el pastor ha hecho de bueno, no se atreven a censurar lo que ha hecho mal; cuando reprime los vicios, no deje de reconocerse, humildemente, igual que los hermanos a quienes ha corregido y siéntase ante Dios tanto más deudor cuanto más impunes resulten sus acciones ante los hombres » (Reg. past. parte II, 5 y 6). Murió el 12 de marzo de 604.

¡Felicidades a quienes lleven este nombre!

Comentarios al autor:
jmarti@ciberia.es
(
http://es.catholic.net
).

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa del Viernes XXIII Ordinario. Pedidos de oraciones.

Gracias, Senor, porque me sigues llamando y me das ahora la
oportunidad de poder tener un dialogo de amor contigo. Aumenta mi fe, porque
tengo la esperanza de que, con tu ayuda, puedo crecer en el amor para saber
acoger a los demas.
MISA 9 de SEPTIEMBRE, SANTORAL, PETICIONES Y
REFLEXIONES
VIERNES 9
Santos: Pedro Claver, presbitero; Maria de la
Cabeza, viuda. Beato Federico Ozanam, laico. Feria (Verde)

EL CIEGO NACIDO EN TARSO

1 Tm 1, 1-2,
12-14; Lc 6, 39-42

En la introduccion a la Primera Carta de Timoteo,
san Pablo admite sus yerros como perseguidor y agradece la misericordia que
Dios tuvo para con el, al hacerlo participe de su esperanza. El apostol reconoce
que antiguamente procedia como ignorante Admite pues su ceguera espiritual. En
ese sentido se le aplica el dicho evangelico que nos refiere san Lucas:
"un ciego no puede guiar a otro ciego". Solamente quien hace una
seria autocritica personal -como la que nos comparte San Pablo— puede
posteriormente compartir sus puntos de vista y hacer senalamientos criticas a
aquellos hermanos que continuen obrando en contra de los valores del Reino.

ANTIFONA DE ENTRADA (cfr. Sb 11, 24. 25. 27)
Senor, tu tienes misericordia de todos y nunca
odias a tus creaturas; borras los pecados de los hombres que se arrepienten, y
los perdonas, porque tu, Senor, eres nuestro Dios.

ORACION
COLECTA
Escucha, Senor, nuestra oracion y perdona nuestros
pecados, para que recibamos, juntamente, tu perdon y tu paz.
Por nuestro
Senor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Antes fui blasfemo, pero Dios tuvo misericordia de mi.

De la
primera carta del apostol san Pablo a Timoteo: 1, 1-2. 12-14

Yo, Pablo, apostol de Jesucristo por disposicion
de Dios, nuestro Salvador, y de Cristo Jesus, nuestra esperanza, te deseo a ti,
Timoteo, mi verdadero hijo en la fe, la gracia, la misericordia y la paz, de
parte de Dios Padre y de Cristo Jesus, Senor nuestro.
Doy gracias a aquel que me ha fortalecido, a
nuestro Senor Jesucristo, por haberme considerado digno de confianza al ponerme
a su servicio, a mi, que antes fui blasfemo y persegui a la Iglesia con
violencia; pero Dios tuvo misericordia de mi, porque en mi incredulidad obre
por ignorancia, y la gracia de nuestro Senor se desbordo sobre mi, al darme la
fe y el amor que provienen de Cristo Jesus. Palabra de Dios.
Te alabamos,
Senor.

Del salmo 15
R/. Nuestra
vida esta en manos del Senor.

Protegeme, Dios mio, pues eres mi refugio. Yo
siempre he dicho que tu eres mi Senor. El Senor es la parte que me ha tocado en
herencia: mi vida esta en sus manos. R/.
Nuestra vida esta en manos del Senor.

Bendecire al Senor, que me aconseja, hasta de
noche me instruye internamente. Tengo siempre presente al Senor y con El a mi
lado jamas tropezare. R/. Nuestra vida
esta en manos del Senor.

Ensename el camino de la vida, saciame de gozo en
tu presencia y de alegria perpetua junto a ti. R/. Nuestra vida esta en manos del Senor.

ACLAMACION (Jn 17, 17) R/. Aleluya, aleluya.
Tu palabra, Senor, es la verdad; santificanos en
la verdad. R/.

¿Puede un ciego guiar a otro ciego?

LECTURA Evangelio
Lucas capitulo 6, versiculos 39 al 42

En aquel tiempo, Jesus propuso a sus discipulos
este ejemplo: "¿Puede acaso un ciego guiar a otro ciego? ¿No caeran los
dos en un hoyo? El discipulo no es superior a su maestro; pero cuando termine
su aprendizaje, sera como su maestro.
¿Por que ves la paja en el ojo de tu hermano y no
la viga que llevas en el tuyo? ¿Como te atreves a decirle a tu hermano: 'Dejame
quitarte la paja que llevas en el ojo', si no adviertes la viga que llevas en
el tuyo? ¡Hipocrita! Saca primero la viga que llevas en tu ojo y entonces podras
ver, para sacar la paja del ojo de tu hermano". Palabra del Senor.
Gloria a ti,
Senor Jesus.

Oracion introductoria
Senor, solo en la oracion puedo encontrar el sentido que debo dar a los sucesos de este dia. En la medida en que te ame y te
escuche en esta meditacion, en esa medida podre transmitir tu amor a los demas.

Peticion
¡Ven Espiritu Santo! Aumenta mi fe, mi esperanza y
mi caridad para que sea digno de poder dialogar contigo en esta oracion.

REFLEXION Evangelio Lucas
capitulo 6, versiculos 39 al 42

Jesus en esta parabola
que narra Lucas, pone en guardia a sus discipulos sobre dos actitudes: la
soberbia y la hipocresia. Son las actitudes de aquellos que, convencidos de que
estan muy por encima de los demas, solo ven defectos en los que los rodean.
Cuando se aferra uno a criterios que se van formando a lo largo de la vida, sin
referencia alguna al amor y la misericordia que vemos en el Senor, y que por
todos los medios. El nos transmite en el Evangelio, se da lugar en el hombre a
una soberbia que provoca ceguera espiritual. Viendo solo su punto de vista
pretende que los demas lo sigan y se encamina a un callejon sin salida, que se
cierra a la verdad. En cambio, viendo en Jesucristo al Maestro, nos abrimos a
formarnos en todos los campos, el humano, el religioso, el intelectual y el
apostolico, estaremos siempre haciendo el esfuerzo por superarnos,
capacitandonos para poder ver en Jesucristo, nuestra guia y nuestro ideal.

ORACION
SOBRE LAS OFRENDAS
Acepta, Senor, este sacrificio de reconciliacion y
alabanza, para que perdones nuestros pecados y dirijas hacia ti nuestro
vacilante corazon.
Por
Jesucristo, nuestro Senor.

ANTIFONA DE
LA COMUNION (Lc 15, 1o)
Por un solo pecador que se convierta, dice el
Senor habra gran alegria entre los angeles del cielo.

ORACION
DESPUES DE LA COMUNION
Por nuestra participacion en el sacramento del
Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, nos has perdonado, Senor, nuestros pecados,
concedenos tu gracia para evitarlos de ahora en adelante y servirte con sincero
corazon.
Por
Jesucristo, nuestro Senor.

OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY

REFLEXION Evangelio Lucas capitulo 6, versiculos 39 al 42

Hoy tenemos una doble ensenanza. La primera estaria referida a descubrir nuestros propios
errores. Somos humanos y como tales tenemos fallas, debilidades. Es, pues,
necesario descubrirlas. Pero ¿como podremos descubrirlas si no nos ayudan? O
¿como podremos superarlas sin la ayuda de los demás? He aqui la segunda
ensenanza: No es facil ayudar al hermano a salir adelante de sus debilidades.
Requiere, como cuando hay que sacar una paja del ojo, mucho cuidado, mucho
carino, mucho amor y atencion. De esta manera se completa la ensenanza: Somos
debiles y estamos llenos de imperfecciones, no debemos cerrarnos a esto; pero
al mismo tiempo debemos, por un lado, permitir al hermano que nos ayude a
superarlos, y por otro, ayudar con ternura a los demas a superar sus
imperfecciones. ¿Serias capaz de hacer esto en tu propia vida?
Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Abrele tu corazon.
Como Maria, todo
por Jesus y para Jesus.
Pbro.
Ernesto Maria Caro

Septiembre 9
Tremendo misterio este que
de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion
de muchos". (Pio XII)

A las almas adoloridas,
que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin
remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento
una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su
lectura y hacer de su difusion un apostolado

Desde el mas profundo
sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas,
llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus
carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes
como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus
hijos que sufren

Tengo problema de salud, no me ha sido posible
reinstalarme en un trabajo, mis Padres que ya son de la 3ra. edad, estan muy
enfermos, estamos con una fuerte deuda, no se que hacer. Espero contar con el
apoyo de todos ustedes a traves de la Oracion. Que Dios les bendiga Hermanos, y
que Ntro. Sr.Jesucristo les recompense al ciento por uno, en muchisimas
Bendiciones. Carlos
Alberto Dominguez Sanchez<calindominguez@yahoo.com.mx>,

Acudo pidiendo oracion por la hija de Enrique
Vargas, su nena de 2 anitos, esta muy mal, cayo en una alberca
durante 5 minutos. Ruego oracion para que a traves del poder milagroso de la
oracion a Nuestro Padre, este angelito pueda muy pronto recuperar consciencia y
estar al 100% nuevamente con sus padres y familiares. Por Jesucristo Nuestro
Senor. Amen. Cesar.

Buenas noches hermanos en la fe les pido
encarecidamente que oren por mi me siento muy enferma me igue doliendo la parte
izquierda de mi cuerpo y mis ojos me comienzan a dolor despues de las 5 y 30 de
la tarde y casi no puede ver mi fijar la vista me preocupa mucho se que la
cadena de oracion ayuda mucho para que escuche en el DIOS de la vida. Que DIOS
les pague y les bendiga abundamente. Claudia. Colombia.

Pido poner a mi hijo Sergio en oraciones la semana
pasada lo operaron de un rinon y manana sera punzado tiene mucha fiebre y quieren saber de donde
viene desde ya muchas gracias. Pina
Facchini<pina_artesana@yahoo.com>

Hola queridos amigos, les pido oracion por LEONARDO GONELLA,
un joven que en el dia de ayer sufrio un terrible accidente. Su estado es muy
delicado. Elizabeth

Nuestra hermana MARY LILIAN GAUTE BADIN, una muy
buena persona, a quien le acaban de diagnosticar cancer. Elizabeth

Pido oracion por que el Senor de paz al alma de mi
madre Barbaray salud a su deterioro mental. Sanacion de su agresividad y perdon de sus pecados.
Tambien para que acepte la ayuda de la familia. ZOILA

AGRADECIMIENTO A DIOS

Cumpleanos
de Enrique de Bs. As.

Muchisimas Gracias a todos los que hicieron estas
oraciones por mi tia Ernestinapidiendo a Dios y Maria madre de Dios
que todo salga bien, les cuento que la operaron el viernes 02/09/2011 y esta
recuperandose en el hospital, creo que esta semana le dan de alta, espero que
tenga una buena rehabilitacion. GRACIAS. QUE DIOS LOS BENDIGA. Marta Amodeo

Se vieron las oraciones, Guillermo,amen que paso 8 horas en
cirugia, salio bien le encontraron un tumor que pudieron retirar, muy compleja
operacion, ahora tenemos que pedir por su recuperacion, que nos advirtio el
doctor no es facil. El higado como habia
dejado de funcionar por el taponamiento con el tumor, este muy inflamado. Gracias Jesus, Maria, Jose, Espiritu Santo y
Santos Angeles del Senor. Un fuerte abrazo, Manuel Francisco y Carola U. Constanza


POR LAS NECESIDADES DE

Pido oracion porque el Senor nos provea de trabajo
para que podamos cubrir los pagos necesarios sin atrasos, tambien por las
benditas almas del santo purgatorio para que descansen en paz y brille para ellos
la luz eterna; tambien por los agonizantes, los que sufren, los que no tienen
que comer y por las personas que tenemos en nuestra casa para que podamos
ayudarlas como Dios manda. ALBERT

Pongo en oracion a mi esposo para que deje de
cometer adulterio por favor pidan mucho por el, esta muy alejadode nosotros... BERTA

Mi Dios y mi todo, Maria Santisima reina de la paz
ruega incesantemente por cada uno de nosotros. Tu sabes que te encomiendo sus
familia, trabajos honestos y corazón dispuesto. Amen. Rivera

Senor en estos momentos de tristeza y de duda, en
los que no se si lo que estoy haciendo es lo correcto muestrame tu luz. En
estos momentos donde parece que las fuerzas se van para seguir luchando y donde
las circunstancias parecen empujarnos a sucumbir, danos tu fuerza y tu paz, llenanos
de tu amor que todo lo sana para poder seguir adelante. Confiando en que tu Senor
eres un Dios bueno y Santo que escuchas la oracion de aquellos que estan
afligidos te entregamos nuestras vidas, guialas en el camino para llegar a ti.
Por la conversion de Kevin y Fiorella. KEVIN

Por el anhelo de ser padres (con mi marido Javier)!
Por la construccion de nuestra familia sagrada!! Por la conversion y plenitud
de mis hnos! Manuela

Senor Padre Celestial te pido, te imploro te
suplico que cambies ese desamor ese mal sentir y ese desinteres que tiene mi
pareja por mi fa.. llena nuevamente su mente su corazon de pensamientos y
sentimientos de amor, ternura, dedicacion hacia mi, que regrese a mi lado.
Gracias Dios mio. Maria

Q. E. P. D.

Aurora
Castro de Portaluppi
Fatima
Uriarte Solis
Noris
Valencia Alvarez
Juan
Hurtado Becerra
Emma
Mina Banguera

P A L A N C A

Septiembre 07 – 11, 2011

- USA Brevard NC Espanol Septiembre 08 –
11 Cursillo de Mujeres ministryhisp@gmail.com

- USA Fort Smith AK Espanol Septiembre
08 – 11 Cursillo 105 de Mujeres jtorres@dolr.org

- USA Fort Wayne, South Bend Septiembre
08 – 11 Cursillo 67 de Mujeres sscrosscountry@embarqmail.com

- USA Galveston – Houston TX Espanol
Septiembre 08 – 11 Cursillo de Mujeres jlopez_1@sbcglobal.net y jlopez1@houston.oilfield.slb.com

- USA Memphis TN Septiembre 08 – 11
Cursillo 115 de Hombres memphispalanca@gmail.com

- USA San Angelo TX Septiembre 08 – 11
Cursillo 347 de Mujeres cdhme@suddenlink.net

- USA South Bend IN Septiembre 08 – 11
Cursillo 67 de Mujeres melmurawski17@comcast.net

- VENEZUELA Carora Septiembre 08 – 11
Cursillo de Mujeres mccdiocesisdecarora@hotmail.com

- VENEZUELA Diocesis Ciudad Guayana
Septiembre 08 – 11 Cursillo de Mujeres angelitax_11_@hotmail.com

- VENEZUELA Punto Fijo Septiembre 08 –
11 Cursillo de Mujeres mcc_puntofijo@hotmail.com

- VENEZUELA Valencia Septiembre 08 – 11
Cursillo de Hombres piedadmccvalencia@gmail.com

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos
que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con
nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy,
llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en
Gracia de Dios

Por las benditas almas del Purgatorio


ECUADOR

ENVIE SU PETICION DE ORACION a

wpauta@gmail.com,

wpauta@yahoo.es,

indicando su nombre y peticion
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/
Me inclino reverentemente ante El Señor


M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad No. 40
Guayaquil- Ecuador
Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

Lecturas meditadas de la Misa del Viernes XXIII Ordinario.

¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

Viernes, 9 de setiembre de 2011
Semana 23 del Tiempo Ordinario
Timoteo 1, 1-2. 12-14 / Lucas 6, 37-42
Salmo responsorial Sal  15, 1-2a. 5. 7-8. 11
R/.  "¡Tú eres la parte de mi herencia, Señor!"
 
Santoral:
San Pedro Claver, San Audemaro, San Auberto,
Beato Santiago Laval, Beata Serafina, Beato Alano
de la Roca y Beata Inés Takeia

Liturgia - Lecturas del día
 
 
 
 
Viernes, 9 de Setiembre de 2011
 
A pesar de mis blasfemias anteriores,
fui tratado con misericordia
 
Lectura de la carta del Apóstol san Pablo
a Timoteo
1, 1-2. 12-14
 
Pablo, Apóstol de Cristo Jesús por mandato de Dios, nuestro Salvador, y de Cristo Jesús, nuestra esperanza, saluda a Timoteo, su verdadero hijo en la fe. Te deseo la gracia, la misericordia y la paz que proceden de Dios Padre y de Cristo Jesús, nuestro Señor.
Doy gracias a nuestro Señor Jesucristo, porque me ha fortalecido y me ha considerado digno de confianza, llamándome a su servicio a pesar de mis blasfemias, persecuciones e insolencias anteriores. Pero fui tratado con misericordia, porque cuando no tenía fe, actuaba así por ignorancia. Y sobreabundó en mí la gracia de nuestro Señor, junto con la fe y el amor de Cristo Jesús.
 
Palabra de Dios.
 
 
SALMO RESPONSORIAL                                        15, 1-2a. 5. 7-8. 11
 
R .   ¡Tú eres la parte de mi herencia, Señor!
 
Protégeme, Dios mío, porque me refugio en ti.
Yo digo al Señor: “Señor, Tú eres mi bien”.
El Señor es la parte de mi herencia y mi cáliz,
¡Tú decides mi suerte!. R.
 
Bendeciré al Señor que me aconseja,
¡hasta de noche me instruye mi conciencia!
Tengo siempre presente al Señor:
Él está a mi lado, nunca vacilaré.  R.
 
Me harás conocer el camino de la vida,
saciándome de gozo en tu presencia,
de felicidad eterna
a tu derecha. R.
           
 
EVANGELIO
 
¿Puede un ciego guiar a otro ciego?
 
a    Evangelio de nuestro Señor Jesucristo
según san Lucas
6, 37-42
 
Jesús dijo a sus discípulos:
«No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados. Den y se les dará. Les volcarán sobre el regazo una buena medida, apretada, sacudida y desbordante. Porque la medida con que ustedes midan también se usará para ustedes».
Les hizo también esta comparación: «¿Puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en un pozo?
El discípulo no es superior al maestro; cuando el discípulo llegue a ser perfecto, será como su maestro.
¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo? ¿Cómo puedes decir a tu hermano: "Hermano, deja que te saque la paja de tu ojo", tú, que no ves la viga que tienes en el tuyo? ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano».
 
Palabra del Señor
 
Reflexión
 
1Tim. 1, 1-2. 12-14. A Timoteo, cristiano de origen judeo pagano; muy amigo y compañero de viaje del Apóstol de los gentiles y ahora al frente de una comunidad cristiana, Pablo le escribe una carta llena de afecto llamándole su verdadero hijo en la fe. Lo invita a la fidelidad; y Pablo mismo, desde su experiencia personal de la misericordia divina, invita a Timoteo a vivir en la fe, en la gracia, en la misericordia y en la paz, que provienen de Dios. A pesar de nuestras miserias pasadas, Dios jamás nos abandonará. Él quiere no sólo que todos nos salvemos, sino que nos convirtamos en testigos suyos, sabiendo que aquel que en verdad ha experimentado el amor de Dios podrá convertirse en un fidedigno testigo suyo que, con la fuerza del Espíritu Santo, podrá ayudar a los demás a ir por el mismo camino que ya han andado sus propios pies. Seamos, pues, portadores del amor de Dios, proclamando ante los demás lo misericordioso que ha sido el Señor para con cada uno de nosotros.
 
Sal 16 (15). En el reparto de herencias a nosotros nos ha tocado el Señor. Muchos han recibido riquezas, naciones enteras. Nosotros tenemos al Señor como nuestro refugio, como nuestro consejero, como nuestro protector, como nuestro gozo y nuestra alegría perpetua. Por eso, sintamos en nosotros la paz, la confianza de saber que el Señor vela por nosotros. Nosotros, por nuestra parte, dejémonos instruir y conducir por Él, pues Él no sólo quiere estar con nosotros en nuestro camino por esta vida, sino que nos quiere junto a Él en la vida eterna; pero esto sólo está reservado para quienes le vivan fieles.
 
Lc. 6, 37-42. Aquel que quiera conducir a su prójimo por el camino del amor, de la fidelidad, de la rectitud, debe antes él mismo dejarse conducir por Cristo por el mismo camino. El camino de perfección no es algo inventado por el hombre; Jesús va delante de nosotros. Él nos dijo que era necesario que el Hijo del hombre padeciera todo lo que tuvo que padecer para entrar así en su Gloria. El Señor nos invita a tomar nuestra cruz de cada día y seguirlo. No podemos caminar al margen de su ejemplo y de sus palabras. Querer hacer fácil el camino que nos lleva a la perfección en Dios es tanto como dar palos de ciego. Por eso nosotros mismos hemos de ser los primeros en vivir en el amor de Dios, aceptando ser renovados por Él, pues sólo así Él hará que resplandezcamos con la misma perfección que nos manifestó en Cristo Jesús. Permitámosle al Señor quitar de nosotros la paja o la viga de nuestras maldades, para que, por ningún motivo, nos convirtamos en jueces, sino en hermanos, llenos de bondad y de misericordia para con todos, pues así nosotros hemos sido amados y comprendidos por Dios.
Dios nos ha convocado a esta Eucaristía considerándonos dignos de confianza para ponernos a su servicio. A pesar de que hayamos estado en una fosa profunda y cenagosa, el Señor se ha inclinado hacia nosotros y nos ha tendido la mano, por medio de Jesús, su Hijo hecho uno de nosotros por obra del Espíritu Santo, en el Seno Virginal de María de Nazaret; asentó nuestros pies sobre roca firme y ha consolidado nuestros pasos para que, sin tropiezos, caminemos haciendo el bien a todos. Por eso, en esta reunión Eucarística le entonamos un cántico nuevo, que procede de la presencia del Espíritu en nosotros. No sólo venimos a alabarlo con los labios, sino que traemos nuestras obras; aquello bueno que, en su Nombre hemos hecho a favor de los demás, pues no somos siervos inútiles y mudos, sino que, elevados a la dignidad de hijos de Dios, nos hemos de esforzar día a día por dar a conocer su Nombre a todos, especialmente mediante nuestro testimonio de vida. Sabiendo, sin embargo, que somos frágiles, en esta Eucaristía nosotros mismos nos ponemos sobre el Altar como ofrenda, que el Señor mismo ha de santificar para que le sea grata no sólo en esta celebración, sino durante toda nuestra existencia convertida en una ofrenda agradable a su Santo Nombre.
Es verdad que el Señor es nuestra herencia. Nosotros le pertenecemos y Él, por pura gracia y dignación suya hacia nosotros, Él nos pertenece a nosotros. Esa nuestra herencia, que es el Señor, no es para que la guardemos egoístamente, sino para que la pongamos a la disposición de los demás. Jamás nos quedaremos con las manos vacías por hacer partícipes a todos de la salvación, del amor y de la misericordia que nosotros disfrutamos en Cristo. Por eso, estando nuestra vida en manos de Dios, esforcémonos por llevarlo a los demás, para que, conociéndolo lo amen; amándolo den testimonio de Él; y, dando testimonio de Él, se conviertan, junto con nosotros, en constructores del Reino de Dios ya desde este mundo. Así como Moisés respondía al joven Josué: ¡Ojalá y todo el pueblo profetizara y el Señor infundiera en todos su Espíritu! cómo quisiéramos que esto se hiciera realidad. Entonces nuestro mundo sería más justo, más recto, más solidario de quienes viven con menos oportunidades en la vida. Sin embargo muchos han cerrado su corazón al Espíritu Santo, y lo han rechazado para evitar el verse comprometidos a fondo con la realización del bien a favor de todos. ¿No será acaso esto un pecado en contra del Espíritu Santo en nuestros días?
Roguémosle a nuestro Dios y Padre que nos conceda, por intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, el ser dóciles a su Espíritu para que, siendo transformados por Él, seamos cada día más conforme a la imagen de su Hijo Jesús, y, en comunión de vida con Él, pasemos haciendo el bien a todos. Amén.
 
Homiliacatolica.com
(
http://www.celebrandolavida.org
).

Lecturas de la Misa del Viernes XXIII Ordinario meditadas brevemente.

Lecturas del Viernes 09 de Septiembre de 2011

Viernes 23ª semana de tiempo ordinario

Santoral: Pedro Claver

1 Tm 1,1-2.12-14: Yo antes era un blasfemo, pero Dios tuvo compasión de mí
Salmo responsorial 15: Señor, tú eres mi heredad
Lc 6,39-42:  ¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego?

1Timoteo 1,1-2.12-14


Yo antes era un blasfemo, pero Dios tuvo compasión de mí
Pablo, apóstol de Cristo Jesús por disposición de Dios, nuestro salvador, y de Jesucristo, nuestra esperanza, a Timoteo, verdadero hijo en la fe. Te deseo la gracia, la misericordia y la paz de Dios Padre y de Cristo Jesús, Señor nuestro. Doy gracias a Cristo Jesús, nuestro Señor, que me hizo capaz, se fió de mí y me confió este ministerio. Eso que yo antes era un blasfemo, un perseguidor y un insolente. Pero Dios tuvo compasión de mí, porque yo no era creyente y no sabía lo que hacía. El Señor derrochó su gracia en mí, dándome la fe y el amor en Cristo Jesús.


Salmo responsorial: 15


Tú, Señor, eres el lote de mi heredad.
Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti; / yo digo al Señor: "Tú eres mi bien." / El Señor es el lote de mi heredad y mi copa; / mi suerte está en tu mano. R.

Bendeciré al Señor, que me aconseja, / hasta de noche me instruye internamente. / Tengo siempre presente al Señor, / con él a mi derecha no vacilaré. R.

Me enseñarás el sendero de la vida, / me saciarás de gozo en tu presencia, / de alegría perpetua a tu derecha. R.


Lucas 6,39-42


¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego?
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos una parábola: "¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en el hoyo? Un discípulo no es más que su maestro, si bien, cuando termine su aprendizaje, será como su maestro. ¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: "Hermano, déjame que te saque la mota del ojo", sin fijarte en la viga que llevas en el tuyo? ¡Hipócrita! Sácate primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la mota del ojo de tu hermano."

Comentarios

Nuevamente retomamos el itinerario que ha planteado Lucas, quien va describiendo las estrategias pedagógicas de Jesús para formar a sus discípulos.

Después de la exhortación con carácter de mandato del amor a los enemigos, Jesús propone la comparación del ciego que guía a otro ciego.

Una mirada al texto desde la perspectiva del discipulado nos ayudará a comprender mejor la comparación.

Esta es la propuesta de Jesús para sus discípulos, que lleguemos a ser como él, sin sentirnos superiores a otros.

Para llegar a ser como el maestro, es necesario mirar hacia nosotros mismos; en términos actuales sería hacer una auto-evaluación, o, como dice el mismo evangelio mirar la viga que tenemos en nuestro ojo, antes de pretender sacar la pelusa del ojo ajeno.

Este pasaje se cierra con un fuerte adjetivo: “Hipócrita”, haciendo referencia a que no podemos ser guías de otros mientras no haya luz en nuestras vidas.

Con este diálogo, Jesús cuestiona la pedagogía del momento y nos ubica en una nueva lógica, la diversidad de saberes que nos invita a valorar lo que hay de discípulo y de maestro en cada uno.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Evangelio diario meditado de la Misa del Viernes XXIII Ordinario.

20110911162711-anasur7.jpg

Autor: Clemente González | Fuente: Catholic.net
Espíritu de benevolencia
Lucas 6, 39-42. Tiempo Ordinario. Busca hacer felices a los que viven a tu lado sin pensar en ti mismo.
 
 
Espíritu de benevolencia
Lucas 6, 39-42


En aquel tiempo ponía Jesús a sus discípulos esta parábola: «¿Podrá un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en el hoyo? No está el discípulo por encima del maestro. Todo el que esté bien formado, será como su maestro. ¿Cómo es que miras la brizna que hay en el ojo de tu hermano, y no reparas en la viga que hay en tu propio ojo? ¿Cómo puedes decir a tu hermano: "Hermano, deja que saque la brizna que hay en tu ojo", no viendo tú mismo la viga que hay en el tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna que hay en el ojo de tu hermano.

Oración

Padre mío, gracias por tu paciencia y por tu misericordia. Te pido perdón por las veces en que he ignorado tu presencia. Ayúdame a descubrir en esta oración los medios que tengo que concretar para ya no defraudarte y corresponder siempre a tu amor.

Petición

Dios mío, ayúdame a ser misericordioso y que no me atreva nunca a juzgar a los demás.

Meditación

«Jesús, en cambio, está “lleno de gracia y de verdad”: Él sabe lo que hay en el corazón del hombre, quiere condenar el pecado, pero salvar al pecador, y desenmascarar la hipocresía. […] “Olvido lo que dejé atrás y me lanzo a lo que está por delante, corriendo hacia la meta, para alcanzar el premio a que Dios me llama desde lo alto en Cristo Jesús”. Dios desea para nosotros solo el bien y la vida. Él provee a la salud de nuestra alma por medio de sus ministros, liberándolos del mal con el Sacramento de la Reconciliación, para que ninguno se pierda, sino que todos tengan la manera de convertirse. […] Queridos amigos, aprendamos del Señor Jesús a no juzgar y a no condenar al prójimo. Aprendamos a ser intransigentes con el pecado - ¡empezando por el nuestro! - e indulgentes con las personas. Que nos ayude en esto la Santa Madre de Dios que, exenta de toda culpa, es mediadora de gracia para todo pecador arrepentido» (Benedicto XVI, 21 de marzo de 2010).

Reflexión

Hoy vemos que la perseverancia en esa lucha por lograr unirse cada vez más a la voluntad santísima de Dios, pues en ello estriba la verdadera perfección, tiene su premio.

Aunque la vida esté llena de dificultades, desalientos y trabajos, también es verdad que es muy corta y que es pasajero el sufrir. Pronto llegará el fin de la jornada y ahí encontraremos el descanso y el premio si hemos sabido luchar por Jesucristo.

Qué hermoso programa el seguir a Cristo buscando hacer felices a los que viven a nuestro lado sin pensar en nosotros mismos y a la vez cuánta fuerza de voluntad y cuánta abnegación nos exige y qué premio tan grande nos conquista para el cielo. Ser viriles en la caridad, ser generosos y magnánimos, sin entregarnos a la estrechez tacaña de lo que es obligación estricta. Más allá comienza el amplio campo de la delicadeza y de las atenciones, del sacrificio y de la afabilidad ingeniosa para dar gusto a los demás en todo. Hay que llegar al detalle y no despreciar las pequeñas ocasiones de sacrificarse dando a nuestro hermano una muestra de atención, un rostro alegre, una palabra de aliento, una condescendencia en la conversación.

Hay que aprovechar esa vida tan pequeña, que es un punto en medio de la eternidad, pues al final nos espera el premio, la corona; nos espera la inefable dicha de poseer a Dios, a Jesús, con plenitud y sin temor de perderle más.

Propósito

Hacer el ejercicio constante de no juzgar la actuación de las personas con las que convivo.

Diálogo con Cristo

Señor, Tú me enseñas que nunca debo juzgar ni criticar a los demás. Haz que logre tratar a los demás como Tú me tratas Señor: comprendiendo sus limitaciones, disculpando sus faltas, poniendo atención a sus necesidades, sin guardar ningún rencor, ningún resentimiento, con la capacidad de ser misericordioso y bondadoso, siempre y con todos.

Fiesta de San Bertin (o bertino) de Sithin.

20110911001035-bertin-sithin.jpg

Autor: P. Felipe Santos | Fuente: Catholic.net
Bertín o Bertino de Sithin, Santo
Abad, Septiembre 5
 
 
Bertín o Bertino de Sithin, Santo
Abad
Martirologio Romano: En el distrito de Thérouanne, en Flandes (hoy en Francia), san Bertino, abad de Sithin y sepultado en el monasterio que lleva su nombre, el cual había fundado junto con san Mumolino (c. 698).

Etimollogía: Bertín = muy brillante. Viene de las lenguas latina y griega.

San Bertino nació en Constanza, Francia, en los primeros años del siglo VII.

Se educó en la Abadía de Luxeuil, conocida por la rigidez con que aplicaba la Regla de San Columbano, regla Famosa por su estrictez y austeridad. Pese a no ser novicio, Betino se sintió llamado a seguir la regla al igual que los monjes de la Abadía, y al hacerse mayor, tomó el hábito.

En 639, Bertino y otros dos monjes se unieron a San Omer para evangelizar a los habitantes de Pas-de-Calais, una región famosa por su idolatría e inmoralidad.

Los apóstoles no lograron gran éxito, pero siguieron adelante y edificaron un monasterio en honor de San Momolin. Bertino fue el primer Abad del mismo, cargo en el que permaneció los restantes sesenta años de su vida. Envió monjes con la misión de fundar otros monasterios tanto en Francia como en Inglaterra, y él mismo viajaba constantemente para enseñar y animar a los fieles a practicar una mayor devoción a Dios.

Bajo su dirección, el monasterio era un excelente ejemplo para todos, y ayudaba a acercar muchas almas al Señor. Durante su larga vida, de casi cien años, Bertino fue conocido por su santidad y las severas austeridades que se imponía. Al Morir, el monasterio le fue rededicado.

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa del Sabado XXIII del tiempo Ordinario. Pedidos de oraciones.

Dios mio, que clara y directa es tu doctrina. Creo, espero, te
amo y confio en que sera tu Espiritu Santo quien sigue esta meditacion a fin
que sea el medio para crecer en el amor, en la adhesion vital y activa a la
mision que me has encomendado.
MISA 10 de SEPTIEMBRE, SANTORAL, PETICIONES Y
REFLEXIONES
SABADO 10
Santos: Nicolas de Tolentino presbitero; Oglerio
de Locedio, abad. Beato Francisco Garate.
Visperas I del domingo: 4a semana del Salterio.
Tomo IV: p. 1076. Para los fieles: p. 722. Edicion popular: pp. 289 y 479.
Feria (Verde)

LA CONGRUENCIA DE LOS FRUTOS

1 Tm 1,
15-17; Lc 6, 43-49

En el pasaje evangelico de san Lucas se nos
propone unos criterios valiosos para medir nuestra fidelidad a Jesus: la
escucha de la Palabra y la puesta en practica de sus exigencias son indispensables
para vivir como discipulos de Jesus. Quien comience a ordenar su vida conforme
al Evangelio producira frutos espirituales que se traduciran en paz, justicia,
solidaridad y compasion. De esa compasion divina, san Pablo se hizo pregonero,
luego de ser beneficiario de la misma. El apostol lo confeso de forma
contundente; "nadie mas pecador que yo, pero precisamente por eso, Dios
tuvo misericordia de mi'. Quien goza de la compasion divina, trata
compasivamente a sus hermanos.

MISA DE SANTA MARIA EN SABADO

ANTIFONA DE
ENTRADA (Sedulio)
Te aclamamos, santa Madre de Dios, porque has dado
a luz al Rey que gobierna cielo y tierra por los siglos de los siglos.

ORACION
COLECTA
Dios nuestro, Padre santo, que has querido que la
Madre de tu Hijo estuviese presente y participase en la oracion de la primera
comunidad cristiana, concedenos perseverar junto a ella con un solo corazon y
una sola alma, aguardando la venida del Espiritu Santo. Por nuestro Senor
Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espiritu Santo y
es Dios por los siglos de los siglos.

LITURGIA DE LA PALABRA

Cristo Jesus vino al mundo para salvar a los pecadores.

De la
primera carta del apostol san Pablo a Timoteo: 1, 15-17

Hermano: Puedes fiarte de lo que voy a decirte y
aceptarlo sin reservas: que Cristo Jesus vino a este mundo a salvar a los
pecadores, de los cuales yo soy el primero. Pero Cristo Jesus me perdono, para
que fuera yo el primero en quien El manifestara toda su generosidad y sirviera
yo de ejemplo a los que habrian de creer en El, para obtener, la vida eterna.
Al rey eterno, inmortal, invisible, unico Dios,
honor y gloria por los siglos de los siglos. Amen. Palabra de Dios.
Te alabamos,
Senor.

Del salmo
112
R/. Bendito
sea el Senor ahora y para siempre.

Bendito sea el Senor, alabenlo sus siervos.
Bendito sea el Senor desde ahora y para siempre. R/. Bendito sea el Senor ahora y para siempre.

Desde que sale el sol hasta su ocaso, alabado sea
el nombre del Senor. Dios esta sobre todas las naciones, su gloria, por encima
de los cielos.
R/. Bendito
sea el Senor ahora y para siempre.

¿Quien hay como el Senor? ¿Quien iguala al Dios
nuestro, que tiene en las alturas su morada, y sin embargo de esto, bajar se
digna su mirada para ver tierra y cielo? R/.
Bendito sea el Senor ahora y para siempre.

El levanta del polvo al desvalido y saca al
indigente del estiercol, para hacerlo sentar entre los grandes, los jefes de su
pueblo.
R/. Bendito
sea el Senor ahora y para siempre.

ACLAMACION (Jn 14, 23) R/. Aleluya, aleluya.
El que me ama cumplira mi palabra y mi Padre lo
amara y haremos en el nuestra morada, dice el Senor.

¿Por que me dicen 'Senor, Senor', y no hacen lo
que yo les digo?

LECTURA Evangelio
Lucas capitulo 6, versiculos 43 al 49

En aquel tiempo, Jesus dijo a sus discipulos:
"No hay arbol bueno que produzca frutos malos, ni arbol malo que produzca
frutos buenos. Cada arbol se conoce por sus frutos. No se recogen higos de las
zarzas, ni se cortan uvas de los espinos.
El hombre bueno dice cosas buenas, porque el bien
esta en su corazon, y el hombre malo dice cosas malas, porque el mal esta en su
corazon, pues la boca habla de lo que esta lleno el corazon. ¿Por que me dicen
'Senor, Senor', y no hacen lo que yo les digo? Les voy a decir a quien se
parece el que viene a mi y escucha mis palabras y las pone en practica. Se
parece a un hombre, que al construir su casa, hizo una excavacion profunda,
para echar los cimientos sobre la roca. Vino la creciente y choco el rio contra
aquella casa, pero no la pudo derribar, porque estaba solidamente construida.
Pero el que no pone en practica lo que escucha, se
parece a un hombre que construyo su casa a flor de tierra, sin cimientos. Choco
el rio contra ella e inmediatamente la derribo y quedo completamente
destruida".
Palabra del
Senor.
Gloria a ti,
Senor Jesus.

Oracion
introductoria
Senor Jesus, en varias ocasiones el Evangelio hace
mencion que pasaste la noche en oracion… y yo que batallo para hacer mi
meditacion de 10, 15 o 20 minutos. Tu oracion es fruto de tu amor, de tu
dependencia a Dios. Iluminame para yo pueda crecer tambien en mi amor y que
ahora sepa disponer mi corazon para hacer la voluntad del Padre en este dia.

Peticion
Jesucristo, ensename a orar.

REFLEXION Evangelio Lucas
capitulo 6, versiculo 43 al 49

Jesus en este Evangelio,
quiere recordarnos que es el ¨fondo¨del hombre lo que permite juzgar sus actos.
La calidad del fruto depende de la calidad del arbol. El ¨corazon¨, es
decir, ¨el interior profundo¨ del
hombre, es lo esencial. El Senor nos muestra que es necesario que los gestos
exteriores correspondan a una calidad del fondo. Que nuestros gestos religiosos
provengan de una ¨fe interior¨. Por eso tenemos que pedirle al Senor que nos
transforme, que transforme nuestro corazon, que lo haga bueno. Pidamosle que
nuestra vida, sea verdaderamente un ¨buen fruto¨, del que los demas puedan
alimentarse. El Senor dice que ¨el hombre bueno saca cosas buenas del tesoro
que tiene adentro¨. Hoy..., ¿que podria sacar de mi corazon? Pensemos que de la
abundancia del corazon habla la boca, por eso pidamos al Senor que transforme
nuestro corazon, para que pongamos a Dios en el. Solo si Dios esta en nuestro
corazon entonces podremos hablar de Dios y esparcir buena semilla que permita
en el mundo que germine el Reino de Dios El Senor no quiere palabras solamente,
el Senor quiere que nuestro obrar, sea fruto de lo que tenemos dentro.
Cuando solo hablamos de Dios, cuando
solo decimos cosas buenas, pero no hacemos obras buenas, entonces no estamos
teniendo a Dios dentro. Hoy Jesus nos pide, que nos acerquemos a El, que escuchemos su palabra y que la pongamos por obra. El Senor quiere que seamos
capaces de edificar nuestra vida, sobre una roca solida. Y para eso tenemos que
acercarnos a Jesus y practicar lo que nos dice. Es Jesus la roca sobre la que
podremos construir seguros nuestras vidas, con la certeza que no habra fuerza que pueda derribarla. Pidamos
hoy al Senor que seamos capaces de hacer vida su Palabra.
Vosotros sois luz del
mundo y ardiente sal de la tierra, ciudad esbelta en el monte, fermento en la
masa nueva. Vosotros sois los sarmientos, y yo la Vid verdadera. Si el Padre
poda las ramas, mas fruto llevan las cepas. Vosotros sois la abundancia del
reino que ya está cerca; los doce mil senala dos que no caeran en la siega.
¡Dichosos porque sois limpios y ricos en la pobreza, y es vuestro el reino que
solo se gana con la violencia! Amen.

ORACION
SOBRE LAS OFRENDAS
Padre lleno de bondad, que nos socorra el inmenso
amor de tu Hijo unigenito para que, quien al nacer de la Virgen Maria, no
menoscabo la integridad de la Madre, sino que la consagro, nos libre de
nuestras culpas y haga acepta a ti nuestra oblacion. Por Jesucristo, nuestro Senor.

Prefacio de
Santa Maria Virgen.

ANTIFONA DE
LA COMUNION (cfr. Lc 11, 27)
Dichosa la Virgen Maria, que llevo en su seno al
Hijo del eterno Padre.

ORACION
DESPUES DE LA COMUNION
Senor, al recibir el sacramento celestial en esta
conmemoracion de la santisima Virgen Maria, te pedimos que nos concedas
celebrar dignamente, a imitacion suya, el misterio de nuestra redencion.
Por
Jesucristo, por nuestro Senor.

OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY

REFLEXION
Evangelio Lucas capitulo 6, versiculo 43
al 49

En una ocasion nos decia el padre Esquerda: "El
que tiene a Dios en su corazon no lo puede ocultar, pues se transparenta
inmediatamente; y el que no lo tiene, no puede fingir que lo tiene, pues no se
ve". Esto es precisamente lo que hoy nos dice Jesus en esta primera parte
del texto.

El problema pudiera ser, y que nos pasa con
frecuencia, el creernos nosotros buenos. Pero, ¿seremos realmente buenos? Pues
una manera de saberlo es ver si verdaderamente, como dice la segunda parte del
texto, cotidianamente hacemos lo que Dios nos dice; otra forma de saberlo es
ver con qué material alimentamos nuestra vida interior. Desafortunadamente, hoy
estamos expuestos a mucha violencia de todo tipo, a la televisión y a todos los
medios audiovisuales que la mayoría de las veces no alimentan el alma con valores
o con elementos positivos y mucho menos evangélicos. Sería, pues, entonces
bueno el preguntarnos: ¿con qué estamos alimentando nuestro corazón? Las buenas
lecturas, espacialmente la de la Biblia, aseguran una buena alimentación del
alma, y con ello el que de nuestra boca salgan palabras que manifiesten nuestra
identidad cristiana.

Por lo que toca a las obras, quizás, para
ayudarnos a purificar nuestra vida, sería conveniente que de cuando en cuando
preguntásemos a los que viven con nosotros si se nos nota; si ellos se dan
cuenta de que nuestra vida se va a ajustando a la voluntad de Dios.

Si hacemos estas dos cosas seguramente que nuestra
vida crecera inmensamente y seremos con facilidad reconocidos como testigos de
Jesucristo.
Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida.
Abrele tu corazon.
Como Maria, todo por Jesus y para Jesus.
Pbro.
Ernesto Maria Caro

Septiembre 10
Tremendo misterio este que
de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion
de muchos". (Pio XII)

A las almas adoloridas, que
cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio,
el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una
trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su
lectura y hacer de su difusion un apostolado

Desde el mas profundo
sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas,
llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus
carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio,
suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios
susurra a sus hijos que sufren

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

Pido que me acompanen a pedir al Senor por la
internacion de mi esposo Guillermo, el dia 7 lo operan de una hernia
inguinal le colocaran una malla metalica en el bajo vientre, que Dios bendiga
las manos de los medicos. Es una operacion sencilla dicen los medicos estamos
esperanzados con que todo se desarrolle según su Santa Voluntad. Elisa
Zarza los.figue@gmail.com

Hermanos, por favor pido oracion por Leonardo Gonella,
es mi vecino un joven que tuvo un accidente y esta en grave estado. Dios y la
madre los bendiga.

Pido oracion por mi hno Omarque el 4 de septiembre fue
atropellado por un auto y ahora se encuentra muy delicado e internado en el
hospital, doy las gracias de antemano pues estare de buenta cuando ya mi hno
este de vuelta en casa que Dios los bendiga. yaquesita <lgopab@hotmail.com>

Incluir y no sacar hasta mi nuevo aviso por Mariana Alexia
Zonnaras(no produce 2 componentes imprescindibles en la sangre que
los inmunologos no saben que hacer) todos muy preocupados, tiene 4 ninos. Les
agradezco por adelantado su inclusion. Maria Georgalos SILVIA

Por favor hagan cadena d oracion por el sr Torrilla,
esta en terapia en coma farmacologico (lo mantiene con vida el respirador)
desde ya muchas gracias y bendiciones. Monica B. Gallego

Hermanos pido oracion por la jornada carismatica
por los enfermos fisica y espiritualmente de todo el mundo, por los alejados de
Dios y los afligidos, que se realizara el 11 de septiembre en Carmen provincia
de Santa Fe. Argentina. Nos acompana Nuestra Senora del Rosario de San Nicolas,
nuestra amada madre. Oren por el Padre Roberto Barchietto(sacerdote carismatico)
para que en el obre el Senor con su inmensa misericordia y la intercesion de su
Madre Santisima. La jornada comienza a las 9 hs de la Argentina hasta las 17
horas que se finaliza con la santa misa. María.

Hola amigos en la fe queria hacer un pedido de
oracion para la hija de una amiga que esta con problemas de salud se llama Diana Marina Tamay.
que Dios obre en ella y en su familia amen.

Pedimos oracion por Robertode Villa Carlos Paz, Argentina,
en tratamiento oncologico con radioterapia para que Santa Rosa de Lima, su
benefactora, lo cuide cada dia y el Senor Misericordioso lo proteja en su
salud. Maria Amalia

Por favor... necesito que se agregue a la lista de
oraciones al pequeno FrancoMoreyra.Padece meningitis y se encuentra en estado
muy grave.. Tiene solo un ano y tanto el
como su familia necesita de nuestra oracion. Muchas gracias Carlos G. Constanza

Les ruego una oracion por Maria Paz Cordovauna joven hija
unica de una querida amiga mia... le extirparan la vesicula por sospecha de un cancer con nuestra
santisima madre Maria, roguemos al Senor! gracias y Dios los bendiga. Tamy

Por MARIANO LUCASCH. 26 aNos (lo operaron del
apendice hace 20 dias y le encontraron un tumor maligno en ella. Ahora lo deben
operar de 3 nodulos en la tiroides dudosos). ADRY


AGRADECIMIENTO A DIOS

Cumpleanos
de Juan Antonio Guerrero

Gracias querido San Expedito y gracias querido
grupo, mi hijo Arielfue llamado para una primera entrevista, ruego querido San Expedito que sigas
ayudandolo en esta primera y subsiguientes entrevistas, que se sienta como doy
bien se lo merece, gracias. Y cuida a mi otro hijo Alejoque esta viajando por
trabajo.por siempre agradecida. Mimi. M. Beatriz mabe_ga@yahoo.es

Gracias a Dios todo salio perfectamente, como
habiamos pedido con fe. La operacion se realizo sin complicaciones y ya estamos
en casa nuevamente, con la unica indicacion de no hacer esfuerzos de ningun
tipo, ni levantar una persiana, esta con algo de dolor, pero es lo esperable, nada serio.
Gracias Senor por habernos permitido sentir nuevamente tu misericordia. Bendito
seas Senor por haber mirado con piedad nuestras enfermedades. Gloria a ti Senor!!! elisa zarza los.figue@gmail.com

POR LAS NECESIDADES DE

Pido una oracion especial por mi hijo Flavio, que
sale tarde de su trabajo, que anda por alli, en tramites y demas yo tengo
miedo, sufro, estoy sola y hoy estoy enferma, por favor, amigos... por favor gracias. Nina

Oremos por la crisis matrimonial de Marcela Mercau y
Marcelo Amayapor los 17 anos de una familia ejemplar hoy a punto de
perderce todo por una equivocacion pido que DIOS los bendiga por sus 3 hijos.
Mario Holguin

Padre celestial consagro a la peciosa sangre de
Jesus a Elisamariapara que sea liberada de toda atadura de rebeldia de nuestros antepasados y
cualquier otro pecado que se esta manifestando en ella. Amen. Veronica

Querido Senor dejo en tu santa voluntad el destino
de Patricioen Brasil.. su conversion, su trabajo, las amistades que encontrara. Que todo
sea para su mayor crecimiento espiritual Amen. Mirta Susana

Senor te suplico me ilumines y me des los caminos
a seguir en esta busqueda de prosperidad para mi familia para recobrar la
felicidad. Guiame Senor. Amen y gracias. Natalia

Q. E. P. D.

Maria
Gomez vda de Velasquez
Luis
Rosero Sanchez
Maria
Rivera de Moran
Angel
Leon Montenegro

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos
que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con
nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy,
llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en
Gracia de Dios

Por las benditas almas del Purgatorio

ECUADOR

ENVIE SU PETICION DE ORACION a

wpauta@gmail.com,

wpauta@yahoo.es,

indicando su nombre y peticion
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/
Me inclino reverentemente ante El Señor


M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad No. 40
Guayaquil- Ecuador
Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

Lecturas meditadas de la Misa del Sabado XXIII del tiempo Ordinario.

¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

Sábado, 10 de setiembre de 2011
Semana 23 del Tiempo Ordinario
Timoteo 1, 15-17 / Lucas 6, 43-49
Salmo responsorial Sal  112, 1-5a. 6.7
R/.  "¡Bendito sea el Nombre del Señor!"
 
Santoral:
San Nicolás de Tolentino
 y Beato Francisco Garate

Liturgia - Lecturas del día
 
 
 
 
Sábado, 10 de Setiembre de 2011
 
Vino al mundo para salvar a los pecadores
 
Lectura de la carta del Apóstol san Pablo
a Timoteo
1, 15-17
 
Querido hijo:
Es doctrina cierta y digna de fe que Jesucristo vino al mundo para salvar a los pecadores, y yo soy el peor de ellos. Si encontré misericordia, fue para que Jesucristo demostrara en mí toda su paciencia, poniéndome como ejemplo de los que va a creer en Él para alcanzar la Vida eterna.
¡Al Rey eterno y universal, al dios incorruptible, invisible y único, honor y gloria por los siglos de los siglos! Amén.
 
Palabra de Dios.
 
 
SALMO RESPONSORIAL                                                  112, 1-5a. 6.7
 
R.    ¡Bendito sea el Nombre del Señor!
 
Alaben, servidores al Señor,
alaben el Nombre del Señor.
Bendito sea el Nombre del Señor,
desde ahora y para siempre.  R.
 
Desde la salida del sol hasta su ocaso,
sea alabado el Nombre del Señor.
El Señor está sobre todas las naciones,
su gloria se eleva sobre el cielo. R.
 
¿Quién es como el Señor, nuestro Dios,
que se inclina para contemplar el cielo y la tierra?
El levanta del polvo al desvalido,
alza al pobre de su miseria. R.
 
 
 
EVANGELIO
 
¿Por qué me llaman «Señor; Señor»,
y no hacen lo que les digo?
a     Evangelio de nuestro Señor Jesucristo
según san Lucas
6, 43-49
 
Jesús decía a sus discípulos:
No hay árbol bueno que dé frutos malos, ni árbol malo que dé frutos buenos: cada árbol se reconoce por su fruto. No se recogen higos de los espinos ni se cosechan uvas de las zarzas.
 
El hombre bueno saca el bien del tesoro de bondad que tiene en su corazón. El malo saca el mal de su maldad, porque de la abundancia del corazón habla su boca.
 
¿Por qué ustedes me llaman: "Señor, Señor", y no hacen lo que les digo? Yo les diré a quién se parece todo aquél que viene a mí, escucha mis palabras y las practica. Se parece a un hombre que, queriendo construir una casa, cavó profundamente y puso los cimientos sobre la roca. Cuando vino la inundación, las aguas se precipitaron con fuerza contra esa casa, pero no pudieron derribarla, porque estaba bien construida.
 
En cambio, el que escucha la Palabra y no la pone en práctica se parece a un hombre que construyó su casa sobre tierra, sin cimientos. Cuando las aguas se precipitaron contra ella, en seguida se derrumbó, y el desastre que sobrevino a esa casa fue grande.
 
Palabra del Señor.   
 
Reflexión
 
Tim. 1, 15-17. Cristo Jesús vino a este mundo para salvar a los pecadores. Dios no envió a su Hijo para condenar al mundo; sino para que el mundo se salve por Él.
El Señor ha venido al encuentro de los pecadores, ha buscado a quien ha fallado, como el pastor busca la oveja descarriada hasta encontrarla; Él ha venido a buscar todo lo que se había perdido para reunir en un solo pueblo a los hijos que había dispersado el pecado. Así, Dios quiere manifestarle su misericordia a todas las gentes.
Cada uno de nosotros ha de abrir su corazón a esa oferta de perdón y misericordia que Dios nos hace por medio de Jesús, su Hijo. Siendo los primeros en experimentar ese amor misericordioso, podremos, con nuestro testimonio personal, servir de ejemplo para que otros alcancen también la salvación, pues los impulsaremos a un encuentro con el Dios de amor y de misericordia, no sólo con nuestras palabras, sino con nuestra vida misma.
Por eso, con un corazón agradecido, elevemos nuestro cántico al Señor, que siendo eterno, inmortal, invisible y único Dios, ha puesto su mirada en nosotros y nos ha amado con la cercanía con la que como Padre Bueno, nos acepta y tiene como a hijos suyos; a Él sea dado todo honor y toda gloria ahora y para siempre.
 
Sal. 113 (112). Bendito sea el Señor, nuestro Dios y Padre; pues, aun cuando es el Todopoderoso, eterno, inmortal e invisible; aún cuando es el Dios único, que está por encima de todos los dioses que ni son dioses, se ha inclinado para mirar cielos y tierra; más aún, ha puesto su mirada en la pequeñez de sus siervos y ha hecho grandes cosas en favor nuestro. Él ha derribado a los potentados de sus tronos y ha exaltado a los humildes. ¿Quién hay como el Señor? ¿Quién puede igualar al Dios y Padre nuestro?
Dios quiera concedernos la Fuerza de lo Alto para que hagamos nuestros su amor, su bondad, su misericordia, de tal forma que, caminando siempre en su presencia, podamos algún día sentarnos junto a Aquel que es el Jefe y Pastor de las ovejas, y que ha adquirido mediante la Alianza pactada con su propia sangre.
 
Lc. 6, 43-49. Mediante nuestros sentidos vamos llenando nuestro corazón de una serie de experiencias, que después aflorarán en nuestra vida diaria. En nuestro corazón el Señor quiere también hacer su morada; ojalá y no sólo vayamos a la fuente de Agua Viva, sino que nos llevemos el Manantial con nosotros para que nos transforme de pecadores en justos, y haga que nuestras obras sean hechas conforme a su Voluntad santísima.
Ya el Señor decía a los judíos que no creían en Él: Si no quieren dar crédito a mis palabras, crean por mis obras pues ellas dan testimonio de que realmente yo vengo de Dios. ¿Podríamos nosotros decir lo mismo?
Reconocemos nuestra fragilidad, que muchas veces nos ha llevado a abandonar los caminos de Dios y a quedarnos con un invocarlo sólo con los labios.
La firmeza de nuestra fe se manifestará en la medida en que no sólo llamemos Señor, Señor, a Jesús, sino en la forma en que escuchemos su Palabra, la meditemos en nuestro corazón, la pongamos en práctica y la anunciemos a los demás desde nuestra propia experiencia, como testigos y no como expertos conforme a los criterios de este mundo.
Cuando anunciamos lo que vivimos estamos dando a conocer que Cristo está en el centro de nuestra vida y que nos hemos afianzado fuertemente en Él.
El Señor es quien edifica nuestra vida como una morada digna para Él. Sabemos nosotros la fuerza de nuestras palabras y de nuestras obras. Podremos aparentar ser personas rectas; sin embargo nuestras palabras y lo que hagamos manifestarán qué clase de personas somos realmente.
Hoy el Señor nos reúne para alimentar nuestra vida, nuestro corazón, con su Palabra, que, como una buena semilla, se siembra en nosotros para que produzca abundantes frutos de salvación.
El Señor quiere que nos hagamos uno con Él en la participación de su Cuerpo y de su Sangre, y que seamos signo de unidad y no de división.
Los que participamos de la Mesa del Señor no podemos vivir divididos a causa de nuestros egoísmos. El amor fraterno debe ser el primer fruto de nuestra unión a Cristo, pues quien odia a su hermano es un mentiroso cuando dice que ama a Dios.
No nos convirtamos en destructores de la Iglesia, más bien construyámosla mediante una vida recta, que propicie la alegría y la paz entre nosotros.
Al paso del tiempo no podemos vivir a la deriva. Los que no tienen un rumbo definido en su vida no pueden decir que están extraviados o perdidos.
¿Qué somos actualmente? ¿Qué cimientos tiene nuestra vida? Puede ser que iniciemos muchas cosas y fácilmente las abandonemos no sólo por falta de una sana disciplina, sino porque no sabemos lo que realmente pretendemos.
Contemplar hacia el horizonte y vernos realizados de alguna forma nos pone en camino; de lo contrario el futuro nos encontrará desprevenidos y nos derrumbaremos estrepitosamente en la decepción y en la depresión.
El Señor no sólo nos quiere en diálogo llamándolo a Él Señor, y hermano a nuestro prójimo. Nos quiere cercanos unos a otros e identificados con Él.
Mientras la Palabra de Dios no transforme nuestra vida, y mientras la palabra de nuestro prójimo no nos ponga en camino para remediar sus males no podemos decir que realmente vivimos con firmeza nuestra fe.
Si hemos entrado en comunión de vida con el Señor no nos quedemos en una fe de labios para afuera; si somos hijos de Dios que sean nuestras obras las que manifiesten lo que realmente llevamos en nuestro corazón.
Roguémosle al Señor que nos conceda, por intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, la gracia de saber escuchar su Palabra y ponerla en práctica, para que no sólo nos llamemos hijos de Dios, sino que lo seamos en verdad y lo manifestemos con nuestras palabras, con nuestras obras, y con nuestra vida misma. Amén.
 
Homiliacatolica.com
(
http://www.celebrandolavida.org
).

Lecturas de la Misa del Sabado XXIII del tiempo Ordinario meditadas brevemente.

Lecturas del Sábado 10 de Septiembre de 2011

Sábado 23ª semana de tiempo ordinario

Santoral: Nicolás de Tolentino

1 Tim 1,15-17:  Vino al mundo para salvar a los pecadores
Salmo responsorial 112: Bendito sea el nombre del Señor por siempre
Lc 6,43-49:  ¿Por qué me llaman "Señor, Señor", y no hacen lo que digo?

1Timoteo 1,15-17


Vino al mundo para salvar a los pecadores
Querido hermano: Podéis fiaros y aceptar sin reserva lo que os digo: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, y yo soy el primero. Y por eso se compadeció de mí: para que en mí, el primero, mostrara Cristo Jesús toda su paciencia, y pudiera ser modelo de todos los que creerán en él y tendrán vida eterna. Al rey de los siglos, inmortal, invisible, único Dios, honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.


Salmo responsorial: 112


Bendito sea el nombre del Señor, ahora y por siempre.
Alabad, siervos del Señor, / alabad el nombre del Señor. / Bendito sea el nombre del Señor, / ahora y por siempre. R.

De la salida del sol hasta su ocaso, / alabado sea el nombre del Señor. / El Señor se eleva sobre todos los pueblos, / su gloria sobre los cielos. R.

¿Quién como el Señor, Dios nuestro, / que se abaja para mirar / al cielo y a la tierra? / Levanta del polvo al desvalido, / alza de la basura al pobre. R.


Lucas 6,43-49


¿Por qué me llamáis "Señor, Señor", y no hacéis lo que digo?
En aquel tiempo, decía Jesús a sus discípulos: "No hay árbol sano que dé fruto dañado, ni árbol dañado que dé fruto sano. Cada árbol se conoce por su fruto; porque no se cosechan higos de las zarzas, ni se vendimian racimos de los espinos. El que es bueno, de la bondad que atesora en su corazón saca el bien, y el que es malo, de la maldad saca el mal; porque lo que rebosa del corazón, lo habla la boca.

¿Por qué me llamáis "Señor, Señor", y no hacéis lo que digo? El que se acerca a mí, escucha mis palabras y las pone por obra, os voy a decir a quién se parece: se parece a uno que edificaba una casa: cavó, ahondó y puso los cimientos sobre roca; vino una crecida, arremetió el río contra aquella casa, y no pudo tambalearla, porque estaba sólidamente construida. El que escucha y no pone por obra se parece a uno que edificó una casa sobre tierra, sin cimiento; arremetió contra ella el río, y en seguida se derrumbó y quedó hecha una gran ruina."

Comentarios

Estamos ubicados en el capítulo 6, que inicia con la polémica de Jesús por el precepto del sábado, y concluye con una serie de comparaciones que nos proponen una nueva forma de relacionarnos con Dios Padre. Esta nueva forma de encuentro con Dios va más allá de las normas y leyes; está mediatizada por la persona y sus circunstancias.

El texto que nos propone la liturgia de hoy tiene dos comparaciones complementarias, que apuntan a dos actitudes fundamentales en el discípulo del Reino.

La comparación del árbol y los frutos, que es reiterativa en el Nuevo Testamento, apunta a la radicalidad de vida que compromete a los seguidores de Jesús. Al centro de este ejemplo está nuestro corazón. Un corazón sano es capaz de generar los valores, actitudes, sentimientos y compromisos que requiere la propuesta del maestro de Nazaret.

El ejemplo de la casa construida sobre roca, es la puesta en práctica de la radicalidad que exige Jesús. Ya no bastan sólo las palabras… “¡Señor, Señor!”; esta expresión tendrá que ser cargada de sentido y de vida.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Evangelio diario meditado de la Misa del Sabado XXIII del tiempo Ordinario.

20110911163247-roca.jpg

Autor: P. Clemente González | Fuente: Catholic.net
Edificar sobre roca
Lucas 6, 43-49. Tiempo Ordinario. Comienza a edificar sobre Su roca y deja que El arregle las cosas que a ti no te salen.
 
 
Edificar sobre roca


Lucas 6, 43-49

En aquel tiempo decía Jesús a sus discípulos: No hay árbol bueno que dé fruto malo y, a la inversa, no hay árbol malo que dé fruto bueno. Cada árbol se conoce por su fruto. No se recogen higos de los espinos, ni de la zarza se vendimian uvas. El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca lo bueno, y el malo, del malo saca lo malo. Porque de lo que rebosa el corazón habla su boca. ¿Por qué me llamáis: Señor, Señor, y no hacéis lo que digo? Todo el que venga a mí y oiga mis palabras y las ponga en práctica, os voy a mostrar a quién es semejante: Es semejante a un hombre que, al edificar una casa, cavó profundamente y puso los cimientos sobre roca. Al sobrevenir una inundación, rompió el torrente contra aquella casa, pero no pudo destruirla por estar bien edificada. Pero el que haya oído y no haya puesto en práctica, es semejante a un hombre que edificó una casa sobre tierra, sin cimientos, contra la que rompió el torrente y al instante se desplomó y fue grande la ruina de aquella casa.

Oración

Señor, Señor, soy de esos que te llaman y no hacen lo que dices. Dame una fe fuerte, segura, que pueda dar frutos de bondad, así estaré construyendo mi vida sobre la roca firme de Tu Amor.

Petición

Dios mío, ayúdame a producir frutos buenos y abundantes.

Meditación

«Quien construye la propia vida sobre su Palabra edifica verdaderamente de manera sólida y duradera. La Palabra de Dios nos impulsa a cambiar nuestro concepto de realismo: realista es quien reconoce en el Verbo de Dios el fundamento de todo. De esto tenemos especial necesidad en nuestros días, en los que muchas cosas en las que se confía para construir la vida, en las que se siente la tentación de poner la propia esperanza, se demuestran efímeras. Antes o después, el tener, el placer y el poder se manifiestan incapaces de colmar las aspiraciones más profundas del corazón humano. En efecto, necesita construir su propia vida sobre cimientos sólidos, que permanezcan incluso cuando las certezas humanas se debilitan. […] La fidelidad del Señor dura “de generación en generación”, quien construye sobre esta palabra edifica la casa de la propia vida sobre roca» (Benedicto XVI, Exhortación apostólica Verbum domini, n. 10).

Reflexión

Cristo nos enseña que la Misericordia de Dios es más fuerte que la dureza del pecado. Podríamos pensar, leyendo superficialmente este pasaje, que tendrían razón los que piensan en la “predestinación eterna”, que si hemos nacido zarza no hay nada que hacer; por más que nos matemos trabajando por ser buenos, ¿para qué, si al fin y al cabo me condenaré? Soy árbol malo y no bueno. Estoy condenado a chamuscarme eternamente en el infierno.

Pero esto sería tan absurdo como haber venido el mismo Verbo de Dios al mundo y haber sufrido tremendamente por unos pocos afortunados. A Dios no le importa dejar 99 ovejas por una que se le escapa del redil; a Dios no le importa esperar toda una vida por el hijo que se le ha ido de su casa; a Dios no le importa llenar de besos y celebrar con fiesta grande al que parecía muerto por el pecado.

Nuestro Dios es un Dios de tremenda misericordia. Ya lo dice el mismo Cristo en el pasaje antes leído: ¿por qué me llamáis: "Señor, Señor", y no hacéis lo que digo? El vino para que el hombre tenga vida eterna en El. El nos enseña el camino. De nuestra parte está el hacerle caso o no.
Si eres un árbol malo, - pocos podemos gloriarnos de dar buenos frutos -, mira a Cristo, comienza a edificar sobre su roca, deja que El arregle las cosas, colabora activamente con la gracia. El lo hará todo, si le dejas. Y de zarza llegarás a ser deliciosa higuera. Darás frutos de salvación. Si Dios ya hubiera dispuesto quién se salva y quién no, habría mandado a sus ángeles a sacar la cizaña del trigo y a quemarla. Pero ha dejado el campo sin tocar porque espera tu respuesta a su amor. Está esperando que le des permiso para que edifique un grandioso palacio inamovible en la roca de su Corazón, y llegues a ser un delicioso árbol para los demás.

¿Podríamos ser tan obstinados en cerrar las puertas a un Dios que no se cansa de buscar a su oveja perdida?

Propósito

Empezaré a leer diariamente un pasaje del Evangelio para construir mi vida sobre la Palabra de Dios.

Diálogo con Cristo

Jesucristo, quiero iluminar mi vida con la luz de tu Palabra y conducirme en todo siguiendo tus criterios. Quiero construir mi vida con el cimiento fuerte de la oración, sólo así será una construcción que va prevalecer a pesar de las tempestades y dificultades que puedan surgir.

Perdonar no es olvidar, es recordar en paz.

20110911163438-perdon-abrazo.jpg

Autor: Juan Rafael Pacheco | Fuente: Catholic.net
Perdonar no es olvidar, es recordar en paz
Y es que el rencor mata, corroe, esclaviza, asfixia. No hay nada mejor en el mundo que perdonar.
 
 


Quizás hayan observado que, con inusitada frecuencia, a la hora de escribir estos artículos, el Señor me pide hacerlo sobre el tema del perdón y la reconciliación. Y yo feliz.
Y es que el rencor mata, corroe, esclaviza, asfixia. No hay nada mejor en el mundo que perdonar. Lo repito, nada hay mejor que perdonar. Y si no, hagan la prueba. No se lleven que yo lo dije, no. Hagan la prueba.
¡Haz la prueba! Decídete y perdona al que te ofendió o te causó algún daño. Si crees que el otro piensa que fuiste tú quien tuvo la culpa, pues igual, simple y llanamente pídele perdón, y asunto arreglado. Total, lo importante es lograr la paz, la convivencia, el poder saludar y sonreír y conversar con quien hasta hace poco le volteabas la cara, o le gruñías, o le deseabas el mal, o lo ignorabas, y arriba de eso afirmabas que no, que tú no habías dejado de quererlo, pero que no querías tener nada que ver con esa persona.

El problema es ese. Que lo que dice el Señor es muy distinto. "Amarás a tu prójimo como a ti mismo". Difícilmente tu propia persona te sea indiferente.
A los que tengan algún tipo de rencilla, les ruego encarecidamente dediquen unos minutos y presten atención a lo que les voy a contar. Léanlo también los que como yo estamos en paz con el mundo, para la gloria de Dios, que les será útil para llevar este mensaje a los peleones.
Jesús relata la historia de aquel rey que perdona una gran deuda a uno de sus servidores, y al salir del palacio, éste se encuentra a un compañero que le debía unos centavos, y lo hace meter preso hasta que le pague. Al enterarse el rey, le recriminó su injusticia enviándolo a la cárcel. Concluye Jesús diciendo que “lo mismo hará mi Padre celestial con ustedes, si no perdonan de corazón a sus hermanos”.
Entonces, te pregunto: De todas esas barbaridades que has cometido en tu vida, ¿recuerdas tan sólo una que Dios no te haya perdonado? ¿No? Y entonces, ¿quién eres tú para negarle tu perdón a alguien que mucho o poco te haya molestado, ofendido, irritado, perjudicado o llámese como sea lo que te haya hecho esa otra persona, y mucho peor si es un hermano?
No, mi querido amigo, no vale la pena vivir así. No hay tranquilidad. A mi me pasaba igual. Recuerdo una situación por la que viví, y a sabiendas de que a esa persona me la encontraba los domingos en misa, tenía la respuesta lista por si acaso se atrevía a saludarme: “¡Vade retro Satanás! ¡Retírate Satanás!” ¡Y eso se lo pensaba decir en plena iglesia!
Hoy, sin embargo, vivo tranquilo. A esa persona--¡y a tantas otras!--no tan sólo la perdoné, sino que le pedí perdón, porque estando ya en los caminos del Señor, me cuestioné seriamente si no habría sido yo quien la había ofendido. ¡Que bien se siente uno! Quise visitarla, y darle un abrazo, pero no quiso. Que pena. Siempre está presente en mis oraciones.
El perdón no borra lo sucedido. Lo hecho, hecho queda, y a menos que caigamos en Alzheimer, difícil es olvidar nuestra historia de vida. Pero qué distinto es recordar esos incidentes en paz. Ahí radica la gran diferencia. Perdonar no es olvidar, es recordar en paz.
Bendiciones y paz.

Evangelio diario meditado de la Misa del Domingo XXIV Ordinario del ciclo A.

20110911163640-hands.jpg

Autor: P. Sergio A. Cordova LC | Fuente: Catholic.net
¿Perdonar? ¿Y cómo se come eso?...
Mateo 18, 21-35. Tiempo Ordinario. El perdón no es una cuestión de sentimientos, sino de voluntad. Lo importante es querer perdonar. 
 
 
Mateo 18, 21-35


En aquel tiempo, acercándose Pedro a Jesús le preguntó: Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar las ofensas que me haga mi hermano? ¿Hasta siete veces? Jesús le dijo: No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete. Y les propuso esta parábola: el Reino de los Cielos es semejante a un rey que quiso ajustar cuentas con sus siervos. Al empezar a ajustarlas, le fue presentado uno que le debía 10.000 talentos. Como no tenía con qué pagar, ordenó el señor que fuese vendido él, su mujer y sus hijos y todo cuanto tenía, y que se le pagase. Entonces el siervo se echó a sus pies, y postrado le decía: "Ten paciencia conmigo, que todo te lo pagaré." Movido a compasión el señor de aquel siervo, le dejó en libertad y le perdonó la deuda. Al salir de allí aquel siervo se encontró con uno de sus compañeros, que le debía cien denarios; le agarró y, ahogándole, le decía: "Paga lo que debes." Su compañero, cayendo a sus pies, le suplicaba: "Ten paciencia conmigo, que ya te pagaré." Pero él no quiso, sino que fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase lo que debía. Al ver sus compañeros lo ocurrido, se entristecieron mucho, y fueron a contar a su señor todo lo sucedido. Su señor entonces le mandó llamar y le dijo: "Siervo malvado, yo te perdoné a ti toda aquella deuda porque me lo suplicaste. ¿No debías tú también compadecerte de tu compañero, del mismo modo que yo me compadecí de ti?" Y encolerizado su señor, le entregó a los verdugos hasta que pagase todo lo que le debía. Esto mismo hará con vosotros mi Padre celestial, si no perdonáis de corazón cada uno a vuestro hermano.

Oración

Jesús, ten compasión de mí y perdona mis distracciones. Permite que sepa disfrutar plenamente de este momento de intimidad contigo. Te suplico que sea tu Espíritu Santo quien me guíe para que crezca mi amor a Ti y a los demás.

Petición

Señor, que sepa perdonar sinceramente cualquier ofensa que reciba en este día.

Meditación

«Los límites del mal los delimita la Divina Misericordia. Esto no implica que todo el mundo se salve automáticamente por la Divina Misericordia, disculpando así todo pecado, sino que Dios perdonará a todo pecador que acepte ser perdonado. Por eso, el perdón, la superación del mal, pasa por el arrepentimiento. Y si el perdón constituye el límite al mal (¡cuántas lecciones se podrían sacar de esta verdad para superar los conflictos armados!), la libertad condiciona, en cierto modo, a la Divina Misericordia. Dios, en efecto, arriesgó mucho al crear al hombre libre. Arriesgó que rechace su amor y que sea capaz, negando en realidad la verdad más honda de su libertad, de matar y pisotear a su hermano. Y pagó el precio más terrible, el sacrificio de su único Hijo. Somos el riesgo de Dios. Pero un riesgo que se supera con el poder infinito de la Divina Misericordia» (Benedicto XVI, 30 de abril de 2011).

Reflexión:

Cuenta una leyenda árabe que dos amigos viajaban por el desierto. En un determinado punto del viaje discutieron, y uno le dio una bofetada al otro. Éste, profundamente ofendido, sin decir nada, escribió en la arena: –“Hoy, mi mejor amigo me pegó una bofetada en el rostro”. Siguieron adelante y divisaron un oasis. Torturados por la sed, ambos echaron a correr y el primero que llegó se tiró al agua de bruces sin pensarlo y, de pronto, comenzó a ahogarse. El otro amigo se tiró al agua enseguida para salvarlo. Al recuperarse, tomó un estilete y escribió en una piedra: –“Hoy, mi mejor amigo me salvó la vida”. Intrigado, el amigo le preguntó: –“¿Por qué después que te lastimé, escribiste en la arena y ahora escribes en una piedra?”. Sonriendo, el otro le respondió: –“Cuando un gran amigo nos ofende, debemos escribir en la arena, porque el viento del olvido se lo lleva; en cambio, cuando nos pase algo grandioso, debemos grabarlo en la piedra de la memoria del corazón, donde ningún viento en todo el mundo podrá borrarlo”.

El Evangelio de hoy nos habla del perdón. Y, para ejemplificarlo, nuestro Señor nos cuenta la bellísima historia de dos siervos que debían dinero a sus amos. Pero con la diferencia de que uno de ellos debía a su señor diez mil talentos y el otro cien denarios. ¿Sabes tú lo que es un talento? Es una medida de la antigüedad que consistía en llenar hasta el copete un enorme platillo de balanza con monedas de oro puro. ¿Puedes imaginarte la cantidad de oro que cabría en diez mil platillos de esos? ¡Una cifra astronómica! Y... ¿un denario? Era la unidad comercial de uso común. Podríamos decir hoy, un peso. ¡Compara la diferencia tan abismal!

Pues bien. El primer hombre de la parábola debía a su señor una fortuna descomunal. ¿Cómo podría pagar esa suma tan exageradamente enorme? ¡Estaba en chino! ¿Qué había hecho para endrogarse de tal manera? Para pagarla... le iba a exigir toda una vida de esclavitud a él y a su familia. Y es lo que dice el amo: mandó a sus siervos que lo vendieran a él con su mujer y sus hijos y todas sus posesiones, y que pagara así. Y este hombre se postra a los pies de su señor, llorando y suplicándole: “Ten paciencia conmigo, y te lo pagaré”. Y nos cuenta la parábola que el amo tuvo compasión de ese siervo y lo dejó marchar perdonándole la deuda. ¡Qué generosidad tan infinita! Seguramente que ese dueño, o era demasiado rico y millonario, o la parábola nos quiere dar a entender otra cosa....

Pero sigamos con nuestra historia. Al salir de la presencia de su señor –nos cuenta el Evangelio– encuentra éste a un compañero que le debía a él cien miserables pesitos. Y este tipo, agarrando del cuello a su camarada y casi estrangulándolo, le decía: “Págame lo que me debes”. Éste hizo lo mismo que él había hecho en presencia de su señor escasos minutos atrás: se postra ante él, como él mismo lo había hecho, y le suplica con las mismas palabras que él había empleado: “Ten paciencia conmigo, y te lo pagaré”. Pero éste se negó y lo metió en la cárcel hasta que pagara su deuda. Pero, ¿no le acababan de perdonar a él diez mil talentos de oro?... ¡Qué tipo tan desgraciado, tan mezquino y tan bastardo!... –y perdón por la palabra—. ¿No nos da rabia cuando lo imaginamos? Y con toda razón. Nos indignamos contra este hombre desalmado y sin madre. Así lo hizo el amo de la parábola... Nuestro Señor concluye lacónicamente: “lo mismo hará con vosotros mi Padre del cielo si cada cual no perdona de corazón a su hermano”.

¡Ah!, ahora sí entendemos perfectamente, con una claridad meridiana, lo que el Señor nos quería decir con la parábola: ese primer siervo al que se le perdonan los diez mil talentos de oro somos tú y yo. Y ese señor que perdona no es un amo cualquiera, sino Dios mismo. Y la deuda que se nos perdona es una cantidad infinita... Pero también ese siervo inmisericorde y sin entrañas podemos ser tú o yo mismo... ¡Muchísimo ojo con esto, amigo mío, que es de un calibre impresionante!

Esto no quita para nada que nos cueste perdonar. A todos nos cuesta. Pero no hemos de confundir “sentir” rabia cuando nos han ofendido y “querer” perdonar de corazón. El perdón no es una cuestión de sentimientos, sino de voluntad. Lo importante es querer perdonar y ofrecer al prójimo el perdón, aunque la propia sensibilidad siga alterada y como “encabritada”. Dios no quiere que no sintamos –¡no somos de palo!–, sino que aprendamos a perdonar, independientemente del sentimiento. Con la ayuda de Dios, poco a poco se irá sometiendo y apaciguando también este último, pero no es la condición para el perdón. ¿O creemos que Cristo sintió “muy bonito” cuando estaba siendo atormentado por sus verdugos en la cruz? ¿O que fue para Él un lecho de rosas todas las humillaciones, las bofetadas, las calumnias, las burlas, los azotes, la coronación de espinas, el escarnio de sus enemigos? Y, sin embargo, ahí está el ejemplo: “¡Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen!”

Propósito

Esforzarme por eliminar todo rencor para aprender a perdonar como Dios me perdona.

Diálogo con Cristo

Si queremos aprender a perdonar, Señor, aquí tenemos el ejemplo y el motivo para hacerlo. Sólo así podremos rezar el Padrenuestro como verdaderos cristianos: “Perdónanos nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden”.

Homilia para el Domingo XXIV del ciclo A.

Autor: P. Octavio Ortíz | Fuente: Catholic.net
A - Domingo 24o. del Tiempo Ordinario
Primera: Sir 27,30-28,7; Salmo 102; Segunda: Rm 14, 7-9; Evangelio: Mt 18, 21-35
 
 
A - Domingo 24o. del Tiempo Ordinario
Sagrada Escritura

Primera: Sir 27,30-28,7
Salmo 102
Segunda: Rm 14, 7-9
Evangelio: Mt 18, 21-35

 

 


Nexo entre las lecturas

El perdón es el tema sobresaliente en las lecturas de este domingo. El libro de Ben Sirach (Eclesiástico) nos habla de la actitud que el israelita debía adoptar ante un ofensor(1L). El texto sagrado anticipa, de algún modo, la petición del Padre Nuestro en el evangelio: perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. El autor considera la inevitable caducidad de la vida terrena, la muerte de los vivientes y la consiguiente corrupción. Esta meditación le hace ver que es vano adoptar una actitud de ira y de venganza en relación con nuestros semejantes. ¿Qué misericordia seremos capaces de pedir a Dios el día del juicio, si nosotros mismos nunca ofrecimos esta misericordia a los demás? Por ello, la venganza, la ira y el rencor son cosas de pecadores. No caben en un hombre creyente. La postura sabia, por el contrario, consiste en refrenar la ira, observar los mandamientos y recordar la alianza del Señor. La idea de fondo es profunda: aquel que no perdona las ofensas recibidas, no recibirá la remisión de sus pecados. En el evangelio el tema se propone nuevamente en la parábola de los deudores insolventes. Jesús nos muestra que delante de Dios, no hay hombre justo que esté libre de débito. Más aún, expresa con vigor y firmeza que no hay quien pueda solventar la deuda contraída por los propios pecados. Si Dios, en su infinita misericordia, ha tenido compasión de nuestras miserias, ¿no debemos hacer nosotros lo mismo en relación con nuestros semejantes? (EV). La carta a los romanos, por su parte, nos presenta la soberanía de Cristo, Señor de vivos y muertos. Si vivimos, vivimos para el Señor, si morimos para el Señor morimos. Nosotros no podemos constituirnos en dueños de la vida y de la muerte, ni tampoco en jueces de nuestros hermanos (2L).


Mensaje doctrinal

1. El perdón en la Sagrada Escritura. En el texto que nos ocupa del Sirácida, queda definitivamente anulada la ley del “talión”: ojo por ojo, diente por diente. Existe una actitud más sabia y propia de un hombre que cree en Dios: es la actitud del perdón, no la de la venganza justiciera. El libro de Ben Sirach fue escrito en lengua hebrea en Jerusalén hacia el año 190-184 a.C. Unos cincuenta años más tarde se tradujo en griego para los hebreos que residían en Egipto. Este libro desde la época de san Cipriano (+ 258) y hasta hace algunos años se le denominaba “eclesiástico” y se utilizaba en la instrucción de los catecúmenos.

El libro nos presenta un problema propio de la existencia humana: de frente a las ofensas y las afrentas recibidas, el hombre suele reaccionar de modo violento y tiende a alimentar no pocos sentimientos de venganza, de revancha, dejando correr su ira e indignación. Ben Sirach se opone de modo radical a este modo de proceder. En el texto la “ira” es algo “abominable”. Es propia de pecadores. Los padres del desierto, imbuidos de este espíritu, repetirán con frecuencia que el monje “no irrita, ni se irrita”, es decir, no deja lugar para la ira en su corazón . Queda pues claro que obstinarse en el rencor y en la ira ante el ofensor, es un pecado. Es necesario, de modo imperativo, perdonar. Perdonar siempre y de todo, porque delante de Dios nosotros mismos hemos sido perdonados con estas características. “Ahora bien -decía Doroteo de Gaza- nada irrita más a Dios, nada despoja más al hombre y lo conduce al abandono, que el hecho de criticar al prójimo, de juzgarlo o maldecirlo(Doroteo de Gaza Conferencias).

No debemos, pues, juzgar antes de tiempo sino esperar a que venga el Señor, porque sólo a él compete el juicio. El Señor no es un juez iracundo y despiadado. El es lento a la cólera y rico en clemencia. Él nos ofrece continuamente su perdón. Si él considerara nuestros pecados y debilidades, ¿quién podría resistir en su presencia? Pero de Él viene el perdón y la misericordia (Cf. Sal 129,3). Sería incongruente que nosotros recibiéramos el perdón sin medida de parte de Dios, y fuéramos intransigentes con las culpas de nuestros prójimos. Precisamente esto pone de relieve la parábola de Jesús. Si el corazón de Dios se conmueve ante nuestras miserias, si su compasión se enciende ante nuestras desgracias, ¿no deberíamos hacer otro tanto nosotros con nuestros hermanos que nos han ofendido?

El mundo que nos rodea está verdaderamente sediento de perdón. La escena internacional nos muestra fehacientemente que el camino de la venganza y del odio suicida conduce a un callejón sin salida, a una espiral de violencia y de muerte. Parece que el hombre, con estas actitudes, declara guerra a la paz. Sólo el perdón puede apagar la sed de venganza y abrir el corazón a una reconciliación auténtica y duradera entre los pueblos, como nos recuerda continuamente Juan Pablo II. La justicia y el perdón no se oponen, van de la mano y son el único camino para la paz entre los pueblos. Iniciemos la conversión del mundo, convirtiendo nuestro propio corazón. Sepamos que ser cristiano es desconocer el odio, por muy cruel y despiadado que sea mi enemigo, o por muy grave y penosa que haya sido la ofensa. En el fondo se trata de ser imitadores de Cristo, quien ante sus verdugos no tuvo sino palabras de perdón: “Perdónales, Señor, porque no saben lo que hacen”


2. Sólo el Señor Jesucristo es el Señor de la vida y de la historia. Es profunda la afirmación de Pablo en su carta a los Romanos. “Ya no vivimos para nosotros mismos, ni morimos para nosotros mismos. En vida y en muerte pertenecemos al Señor”. Es decir, todo el acontecer humano se debe valorar en función de nuestra pertenencia a Cristo. Sólo es posible entender la verdad sobre el hombre a la luz del Verbo encarnado, porque Dios ha elevado al hombre a la participación de la naturaleza divina. Quien desee comprender a fondo su propia existencia, o la existencia humana en general, debe dirigirse con toda su capacidad, con todo su ser y posibilidades a Cristo redentor. En realidad hemos sido comprados “a precio”-a un grande precio-, la sangre de Cristo (Cf. 1Pt 1,17). En cierto sentido ya no nos pertenecemos (Cf. 1 Cor 6,19). Nos debemos al amor que es más grande que todos nuestros pecados. Por eso, la situación del hombre sobre la tierra es dramática: por una parte, él ha sido rescatado y redimido por Cristo; por otra parte, él debe peregrinar aún en esta tierra superando las insidias del diablo y las asechanzas de su propio egoísmo. El se encuentra en medio del combate de la fe. Se encuentra injertado en Cristo, pero todavía sufre los embates del “hombre viejo”. La constitución apostólica del Concilio Vaticano II nos ofrece una luz sobre el tema que nos ocupa: “Igualmente, la Iglesia cree que la clave, el centro y el fin de toda la historia humana se halla en su Señor y Maestro. Afirma además la Iglesia que bajo la superficie de lo cambiante hay muchas cosas permanentes, que tienen su último fundamento en Cristo, quien existe ayer, hoy y para siempre.” (Gaudium et spes 10).

Ahora bien, el Señor no ejerce su soberanía de modo despótico e indiferente. El es Señor, pero a la vez, es el pastor que da la vida por sus ovejas, es el amigo que da la vida por sus amigos; es la revelación del Padre. Él no ha venido a ser servido sino a servir y a dar su vida en rescate por nosotros. Nosotros somos las ovejas de su rebaño. “Sic nos amantem, quis non redamaret?


Sugerencias pastorales

1. Aprender a perdonar, perdonando. El Papa Juan Pablo II nos dice: “En realidad, el perdón es ante todo una decisión personal, una opción del corazón que va contra el instinto espontáneo de devolver mal por mal. Dicha opción tiene su punto de referencia en el amor de Dios, que nos acoge a pesar de nuestro pecado y, como modelo supremo, el perdón de Cristo, el cual invocó desde la cruz: « Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen »” (Lc 23, 34). (Mensaje mundial de la paz 1 de enero de 2002)

Se trata pues de una decisión personal que debemos cultivar en nuestra vida doméstica primeramente. En efecto, en el ámbito restringido de la familia, donde los contactos humanos son más frecuentes y más intensos, es donde especialmente debemos perdonar las ofensas recibidas. Que no se ponga el sol sobre un hogar cristiano, sin que una palabra de perdón venga a suavizar y a borrar los malentendidos y los malos momentos de alguno de los miembros. Perdón entre los esposos. Perdón entre padres e hijos. Perdón entre hermanos. ¡Qué hermoso y qué bello es vivir los hermanos en la unidad!, recita el salmo 133. Esto exige dos actitudes: saber pedir perdón cuando se ofende a alguien, especialmente a alguien querido; y saber ofrecer perdón, sin humillar, a quien se arrepiente y lo solicita. El cristiano que no es capaz de esta doble actitud, aún no llega al pleno conocimiento de Cristo y de su propia vocación.

El perdón puede y debe aplicarse también en el ámbito social y profesional. Debe aplicarse en las relaciones sociales, en los grupos de amigos y en el círculo familiar ampliado. ¡Cuántas penas se podrían evitar si el perdón fuera un hábito en nuestro comportamiento! El perdón tiene también unas razones humanas: cuando uno comete el mal, desea que los otros sean indulgentes con él. Todo ser humano abriga en sí la esperanza de poder reemprender un camino de vida y no quedar para siempre prisionero de sus propios errores y de sus propias culpas. Sueña con poder levantar de nuevo la mirada hacia el futuro, para descubrir aún una perspectiva de confianza y compromiso. (Cf. Juan Pablo II, Mensaje por la paz 2002)

Quienes mejor nos hablan del perdón son los mártires. Ellos sufren a manos de sus verdugos, sin embargo, no permiten que la más mínima apariencia de rencor se anide en su alma. Así, san Esteban pide a Dios que perdone el pecado de aquellos que lo están apedreando. Miles de sacerdotes internados en Dachau, en Viet-Nam, en Tirana, en Lituania etc... dieron sus vida por la conversión de sus verdugos. Esto es vida cristiana. El perdón en el mártir autentifica su amor.

Lecturas meditadas de la Misa del Domingo XXIV Ordinario.

 Lecturas del Domingo 11 de Septiembre de 2011


24º domingo de tiempo ordinario

Santoral: Proto, Jacinto, Orlando

Eclo 27,33 - 28,9: ¿Cómo puedes guardar rencor y pedir salud al Señor?
Salmo responsorial 102: El Señor es compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia
Rom 14,7-9: En la vida y en la muerte somos del Señor
Mt 18,21-35: Te digo que le perdones hasta setenta veces siete

Eclesiástico 27,33-28,9


Perdona la ofensa a tu prójimo, y se te perdonarán los pecados cuando lo pidas

El furor y la cólera son odiosos; el pecador los posee. Del vengativo se vengará el Señor y llevará estrecha cuenta de sus culpas. Perdona la ofensa a tu prójimo, y se te perdonarán los pecados cuando lo pidas. ¿Cómo puede un hombre guardar rencor a otro y pedir la salud al Señor? No tiene compasión de su semejante, ¿y pide perdón de sus pecados? Si él, que es carne, conserva la ira, ¿quién expiará por sus pecados? Piensa en tu fin, y cesa en tu enojo; en la muerte y corrupción, y guarda los mandamientos. Recuerda los mandamientos, y no te enojes con tu prójimo; la alianza del Señor, y perdona el error.

Salmo responsorial: 102


El Señor es compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en clemencia.

Bendice, alma mía, al Señor, / y todo mi ser a su santo nombre. / Bendice, alma mía, al Señor, / y no olvides su beneficios. R.

Él perdona todas tus culpas / y cura todas tus enfermedades; / él rescata tu vida de la fosa / y te colma de gracia y de ternura. R.

No está siempre acusando / ni guarda rencor perpetuo; / no nos trata como merecen nuestros pecados / ni nos paga según nuestras culpas. R.

Como se levanta el cielo sobre la tierra, / se levanta su bondad sobre sus fieles; / como dista el oriente del ocaso, / así aleja de nosotros nuestros delitos. R.


Romanos 14,7-9


En la vida y en la muerte somos del Señor

Hermanos: Ninguno de nosotros vive para sí mismo y ninguno muere para sí mismo. Si vivimos, vivimos para el Señor; si morimos, morimos para el Señor; en la vida y en la muerte somos del Señor. Para esto murió y resucitó Cristo: para ser Señor de vivos y muertos.

Mateo 18,21-35


No te digo que le perdones hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete

En aquel tiempo, se adelantó Pedro y preguntó a Jesús: "Señor, si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces le tengo que perdonar? ¿Hasta siete veces?" Jesús le contesta: "No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.

Y a propósito de esto, el reino de los cielos se parece a un rey que quiso ajustar las cuentas con sus empleados. Al empezar a ajustarlas, le presentaron uno que debía diez mil talentos. Como no tenía con qué pagar, el señor mandó que lo vendieran a él con su mujer y sus hijos y todas sus posesiones, y que pagara así. El empleado, arrojándose a sus pies, le suplicaba diciendo: "Ten paciencia conmigo, y te lo pagaré todo." El señor tuvo lástima de aquel empleado y lo dejó marchar, perdonándole la deuda. Pero, al salir, el empleado aquel encontró a uno de sus compañeros que le debía cien denarios y, agarrándolo, lo estrangulaba, diciendo: "Págame lo que me debes." El compañero, arrojándose a sus pies, le rogaba diciendo: "Ten paciencia conmigo, y te lo pagaré." Pero él se negó y fue y lo metió en la cárcel hasta que pagara lo que debía. Sus compañeros, al ver lo ocurrido, quedaron consternados y fueron a contarle a su señor todo lo sucedido. Entonces el señor lo llamó y le dijo: "¡Siervo malvado! Toda aquella deuda te la perdoné porque me lo pediste. ¿No debías tú también tener compasión de tu compañero, como yo tuve compasión de ti?" Y el señor, indignado, lo entregó a los verdugos hasta que pagara toda la deuda.

Lo mismo hará con vosotros mi Padre del cielo, si cada cual no perdona de corazón a su hermano."

Comentarios

Tanto en los tiempos de Jesús como en nuestro tiempo el corazón del ser humano está tentado por el odio y la violencia. Cuando hay odio y rencor el sentimiento de venganza hace presa de nuestro corazón. No sólo se hace daño a otros sino que nos hacemos daño a nosotros mismos. Sólo el perdón auténtico, dado y recibido, será la fuerza capaz de transformar el mundo. Y no sólo hablamos de un asunto meramente individual. El odio, la violencia y la venganza como instrumentos para resolver los grandes problemas de la Humanidad está presente también en el corazón del sistema social vigente.

El libro de Ben Sira, compuesto alrededor del siglo segundo antes de la era cristiana, proporciona una serie de orientaciones éticas y morales para garantizar la madurez de la persona y la convivencia social. Estamos ante una obra de profundo contenido teológico. El autor, Ben Sira, señala al pecador como poseedor de la ira y el furor que conduce a la venganza. Y esta venganza se volverá contra el vengativo. Por eso el único camino que queda es el camino del perdón. También aquí aparece la reciprocidad entre perdonar y obtener perdón. No se puede aspirar al perdón por los pecados cometidos si no se está dispuesto a perdonar a los otros. Tener la mirada fija en los mandamientos de la alianza garantiza la comprensión y la tolerancia en la vida comunitaria. Como vemos, ya desde el siglo II A.C. se plantea este tema de profundo sabor evangélico.

El núcleo del pasaje de la carta a los Romanos es proclamar que Jesús es el Señor de vivos y muertos. He aquí una bella síntesis existencial de la vida cristiana. Para el creyente lo fundamental es orientar toda su vida en el horizonte del resucitado. Quien vive en función de Jesús se esforzará por asumir en la vida práctica su mensaje de salvación integral. Amar al prójimo y vivir para el Señor son dos cosas que está íntimamente ligadas. Por lo tanto no se pueden separar. Quién vive para el Señor amará, comprenderá, servirá y perdonará a su prójimo.

En el evangelio, otra vez Pedro salta a la escena para consultar a Jesús sobre temas candentes en el ambiente judío en que crece la comunidad cristiana. Pero la actitud de Pedro es la del discípulo que quiere claridad sobre la propuesta del maestro. No es la actitud arrogante de los Fariseos y Letrados que quieren poner a prueba a Jesús y encontrar un error garrafal que ofenda la ortodoxia judía para tener de qué acusarlo.

Pedro pregunta por el límite del perdón. Pero para Jesús, el perdón no tiene límites, siempre y cuando el arrepentimiento sea sincero y veraz. Para explicar esta realidad, Jesús emplea una parábola. La pregunta del Rey centra el tema de la parábola: ¿no debías haber perdonado como yo te he perdonado?

La comunidad de Mateo debe resolver ese problema porque está afectando su vida. El perdón es un don, una gracia que procede del amor y la misericordia de Dios. Pero exige abrir el corazón a la conversión, es decir, a obrar con los demás según los criterios de Dios y no los del sistema vigente. Como diría el juglar de la fraternidad, Francisco de Asís, “porque es perdonando como soy perdonado”.

En la catequesis tradicional de la Iglesia católica se exigían cinco pasos, quizás demasiado formales, para obtener el perdón de los pecados: «examen de conciencia, dolor de los pecados, propósito de la enmienda, confesarlos todos, y cumplir la penitencia» -así lo expresaba uno de los catecismos clásicos-. De tal manera que el perdón y la reconciliación, si bien son una gracia de Dios, también exigen un camino pedagógico y tangible que ponga de manifiesto el deseo de cambio y un compromiso serio para reparar el mal y evitar el daño.

En ese sentido, nuestras comunidades cristianas deben ser espacios propicios y activos a favor de una verdadera reconciliación basada en la Justicia, la Verdad, la misericordia y el perdón.


Para la revisión de vida
“Ante Dios todos somos deudores insolventes”, dice el comentario bíblico. Es cierto: probablemente, todos tenemos mucho de que ser perdonados… ¿Rezo yo, con humildad, aquello de “perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos ofenden…”

Para la oración de los fieles
-  Por la Iglesia, para que sea signo permanente de reconciliación en el mundo y lo haga evidente empezando por ella misma. Oremos.
- Por los gobiernos de los pueblos, para que promuevan un orden social justo y respeten el derecho a la vida y a la libertad de todos los ciudadanos. Oremos.
- Por todas las personas, para que colaboremos en crear un mundo mejor en el que seamos capaces de entendernos desde la igualdad y la justicia. Oremos.
- Por todos los que han sido ofendidos de cualquier manera, para que sepan perdonar y olvidar, y así fomentar un mundo en concordia, paz y justicia. Oremos.
- Por todos nosotros, para que vivamos en actitud permanente de perdón y la ejerzamos con generosidad. Oremos.

Oración comunitaria
Dios, Padre nuestro, Madre nuestra: haz que descubramos la importancia que tiene para nuestras vidas el sabernos y sentirnos perdonados y perdonadas por Ti, de manera que también perdonemos de corazón a quienes nos han ofendido. Por Jesucristo.

Oh Dios, creador del ser humano, fundamento de la Existencia, del Amor y de la Gracia; acrecienta en nosotros y nosotras la conciencia de tener nuestros fundamentos en tu Amor, para que habiendo optado radicalmente por el Bien y por el Amor, vivamos libres de toda culpabilidad malsana. Por Ti, que eres el Amor, la Reconciliación y la Gracia.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

¿Como reconstruir mi vida?

20110911215233-ladrillos-rotos.jpg

Autor: Eduardo Armstrong | Fuente: catholic.net
¿Cómo reconstruir mi vida?
Puedo alterar el sentido de muchas cosas que ocurren a mi alrededor .
 
 
¿Cómo reconstruir mi vida?
La vida es entretenida y rica, es fascinante, a pesar de esos momentos en que ocurre lo que no deseamos, ella está en permanente cambio porque tiene de todo, y eso nos estimula cuando llegan las dificultades… pasarán. Apreciamos lo bueno de ella y sus maravillas, en gran medida, cuando aprendemos a valorar y apreciar sus permanentes aspectos positivos, los que en algunas ocasiones nos cuesta reconocer. Y esto ocurre cuando logramos tener consciencia de lo bueno que tenemos y de los aspectos que no deseamos tener ni tenemos.

Todo está cambiando, todo está pasando; unas situaciones que dependen de uno y otras de las que dependemos. Cuando aprendemos a reconocer el valor y la fuerza de las acciones que dependen de uno mismo y reconocemos su poder para cambiar o afectar nuestro entorno, se inicia el gran descubrimiento: Puedo alterar el sentido de muchas cosas que ocurren a mi alrededor; puedo afectar la vida de quienes me rodean según la forma en que yo viva; puedo ayudar a muchas personas a cambiar lo que ven como una limitación y sufrimiento, por algo con sentido y más valioso. No se trata de que podamos hacer desaparecer la causa del sufrimiento propio o ajeno, sino de que podemos influir en sus vidas y lograr que dejen de preocuparse tanto por lo que padecen y que comiencen a fijarse en esos olvidados aspectos que alientan y dan esperanza, que los hacen sentir nuevamente alguien valioso, y querido…

Si te sientes afectado, triste o deprimido; con o sin razones para ello, la fórmula para levantarte, luchar y vencer, está en aprender a mirar a tu alrededor, a quienes te rodean y con especial atención a sus necesidades para reconocer en qué podrías ayudarles. Tienes que salir de ti mismo, y si es posible, olvidarte de ti mismo; trata de hacer tuyas las necesidades ajenas, tómalas y vivelas como si ellas fueran tu responsabilidad, como si tú tuvieras la clave para ayudar, curar y solucionar… y llévalo a la práctica.

Suena a una locura o a una contradicción, ya que cuando no somos capaces de solucionar nuestros propios problemas debemos intentar solucionar los ajenos. A pesar de lo que nuestra mente nos diga, en este momento descubrirás un gran milagro en tu vida: En contra de lo que hemos aprendido y contra toda lógica humana, lo pequeño y lo cotidiano o lo insignificante de nuestras acciones por otra persona se pueden convertir en gigantes y con un efecto que puede llegar a transformarlo todo. Verás que muchas de esas grandes preocupaciones que nos atormentan comienzan a perder importancia frente a otras que sí tienen sentido, ya que tu verdadera vida está formada de millones de detalles diarios y cotidianos, a los que por ser tan pequeños no siempre les asignamos la gran importancia que tienen. Ellos, los pequeños gestos y acciones que hacemos en un momento de nuestra vida para mejorar o ayudar en algo pequeño un aspecto en la vida de quienes te rodean, son los más importantes para ellos y para tí mismo. Y su efecto acumulativo con el correr del tiempo (gracias a la constancia), las transforma muchas veces en grandes acciones, tan grandes que sólo es posible apreciarlas cuando en tu vida miras hacia atrás. Por eso, no te preocupes ahora de ellas ni de su tamaño, sino de mirar a tu alrededor; para reconocer a tiempo dónde, cuándo y cómo puedes ayudar a cada persona de esas con las que estás en contacto cotidiano (todas ellas son importantes para ti).

Para reconstruir una vida pueden existir varios caminos, pero uno es seguro y es el que acabo de contarte. Es seguro pero no fácil, a Jesús lo crucificaron por explicarnos y decirnos tan extremadamente claro “niégate a tí mismo y sígueme”. Seguirlo significa hacer la voluntad de su Padre, su voluntad es que seamos felices y el “cómo ser más felices” se logra encontrándolo a Él, pero ¿dónde? En el prójimo… Esto significa, en tú prójimo. ¿Porqué? Porque la felicidad verdadera sólo la encuentras por el camino del amor, y al amor verdadero se le encuentra compartiéndo; compartiendo felicidad, esto es dando amor.

¿Muy religioso? Hoy la psiquiatría moderna está llegando después de muchas vueltas a la misma conclusión, porque es natural. Pertenecemos a una naturaleza humana que nos es común a todos. A veces en la vida nos sentimos como perdidos, y quisiéramos saber quienes somos y cómo somos de verdad, si somos queridos y apreciados y cuánto,… todo esto lo puedes encontrar en quienes te rodean, porque también en ellos puedes apreciar el reflejo de ti mismo y el de tu verdadera personalidad. Pero no preguntando sino actuando; dirigiendo tu vida y acciones hacia los demás, hacia quienes te rodean y son importantes para ti porque puedes participar en sus vidas. Participar en una vida es compartir, y nuestro máximo deseo es compartir felicidad. La felicidad no llega cuando la esperas pacientemente o resignado, la felicidad llega cuando sales a buscarla, cuando sales a su encuentro. Salir a su encuentro es salirse de uno mismo para dirigirse hacia el otro buscando su felicidad antes que la propia. Esto se llama darse, eso es amor de verdad.

Si te pones a pensar en lo que has perdido, en lo que no tienes hoy, en tus sufrimientos y necesidades, el resultado será seguro: te ahogarás acosado por tus propios pensamientos sin sentido; quizás sean sentimientos reales, pero sin sentido. El sentido que le des a las cosas te motiva y estimula, te hace esforzarte y en ello te hace crecer y mejorar como persona; tú necesitas alegrías, satisfacciones que te hagan sentirte mejor, bien y feliz. Aunque eso ocurra por momentos, si esas acciones de momentos tienen un sentido valioso para ti, ellas se acumulan. Por eso, un momento puede parecer poco, pero es suficiente; porque la vida está hecha de una suma de momentos, y todos necesitamos momentos de alegría en nuestras vidas y podemos crearlos. La felicidad es la máxima alegría, una forma de explicarla es considerarla la alegría de sentirse realizado, y por eso no es gratis, cobra su precio (como todo). Pero comparado con sus duraderos beneficios su precio es insignificante; no lo dudes, págalo, porque peocuparse por lo que le ocurre a los demás antes que por lo que le ocurre a uno, y luego llevarlo a la práctica ejecutando acciones concretas sin esperar reconocimiento ni agradecimientos, como si sintieras que lo haces únicamente por hacer felíz a otro, cuesta y te costará.

En esas acciones estarás construyendo tu presente y tu futuro, estarás cambiando al mundo que te rodea y mejorándolo, estarás viendo los resultados: comprenderás mejor a quienes te rodean, por lo tanto podrás comunicarte mejor; te sentirás útil a los demás, con lo que te valorarás más; se te abrirán muchas puertas -que hoy ves cerradas- hacia un mundo lleno de oportunidades por delante para desarrollar una vida entretenida, real y con un sentido claro y verdaderamente importante.

Comentarios al autor:
earmstrong@usec.cl

11/09/2011 21:52 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

A mi edad.

A mi edad
 
Cumplir años siempre es agradable
Conté mis años y descubrí que tengo
menos tiempo para vivir de aquí
en adelante que el que viví hasta ahora.
 
Me siento como aquella joven que ganó
una caja de bombones; los primeros los comió
con displicencia pero, cuando percibió
que quedaban pocos, comenzó a consumirlos
lentamente y a disfrutarlos más.
 
Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades.
No quiero estar en reuniones donde desfilan
egos inflados.
 
Desprecio a los oportunistas y a las personas
Engañosas; no tolero a los envidiosos que tratan
de desacreditar a los más capaces para apropiarse
de sus lugares, talentos y logros.
 
Ya no tengo tiempo para proyectos megalomaníacos.
No participaré en conferencias que establecen reglas
engañosas para erradicar la miseria en el mundo.
 
No quiero que me inviten a eventos donde
se pretende solucionar los problemas del milenio.
 
Ya no tengo tiempo para reuniones interminables
donde se discuten:estatutos, normas, procedimientos
y políticas, sabiendo que no se va a lograr nada.
 
Ya no tengo tiempo para soportar melindres
de personas que, a pesar de su edad  cronológica,
son unos inmaduros.
 
No quiero ver las agujas del reloj avanzando en
reuniones de "confrontación", donde sólo “ponemos
sobre la  mesa” las opiniones de los poderosos.
 
Me molesta ser testigo de los defectos que genera
la lucha por el “majestuoso” cargo de Director.
 
Recuerdo ahora a Mário de Andrade, que afirmó:
“Las personas no discuten los contenidos,
sólo sus títulos".
 
Mi tiempo es escaso como para discutir títulos;
quiero la esencia, mi alma tiene prisa.
 
Sin muchos bombones en la caja, quiero vivir
al lado de gente humana, muy humana;
que sepa reír de sus errores, que no se envanezca
con sus triunfos, que no se considere electa antes
de tiempo, que no huya de sus responsabilidades,
que defienda la dignidad de los marginados
y que desee tan sólo andar al lado de Dios.
 
Caminar junto a cosas y personas de verdad.
Disfrutar de un afecto absolutamente sin fraudes,
nunca será una pérdida de tiempo; lo esencial
es lo que hace que la vida valga la pena.
 
Quiero rodearme de gente que sepa tocar
el corazón de las personas; gente a quien
los golpes duros de la vida, les enseñó 
a crecer con toques suaves en el alma.
 
Si…. Tengo prisa por vivir con la intensidad
que sólo la madurez puede dar.
 
Pretendo no desperdiciar parte alguna
de los bombones que me quedan ….
porque estoy seguro que serán más
exquisitos que los que hasta ahora he comido.
Mi meta es llegar al final satisfecho
y en paz con Dios
 
¿Y tu meta cual es para este tiempo
mágico que nos queda?
Porque a la luz del corto período de vida
que se nos concede, debemos buscar tiempo
para vivir, disfrutar y ser felices.
Aprovechemos nuestro "Tiempo Mágico" ... 
porque el tren de la vida sigue avanzando.
(
http://www.celebrandolavida.org
).

11/09/2011 21:53 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Fiesta de San Josue.

20110911001436-josue-patriarca.jpg

Autor: Archidiócesis de Madrid. | Fuente: Archiciócesis de Madrid.
Josué, Santo
Patriarca del A.T., Septiembre 1
 
 
Josué, Santo
Patriarca
Martirologio Romano: Conmemoración de san Josué, hijo de Nun, siervo del Señor, que al recibir la imposición de manos por Moisés, fue lleno del espíritu de sabiduría, y a la muerte de Moisés introdujo de modo maravilloso al pueblo de Israel, cruzando el Jordán, en la tierra de promisión (Jos, 1, 1).Muerto Moisés, Josué es el capitán que introducirá a su gente Tierra Prometida. Ya era la hora de poseer la tierra que Dios prometió a los israelitas al sacarlos de Egipto. Han pasado cuarenta años. Es un pueblo joven el que está en las proximidades de Canán. Son los hijos de los que Yavé sacó con mano poderosa. Se han curtido en el desierto inhóspito donde han vivido del mimo de Dios y presenciando a diario sus grandezas. Tienen esculpida en su alma la idea de que sólo en la fidelidad a la Alianza tienen garantía de la protección de Dios.

Josué es un varón pletórico de fe y casto, joven y fuerte, que mantiene la seguridad de que será Dios quien vencerá a los poderosos habitantes de la tierra que se les da en posesión. Tienen que pelearla, pero sólo Dios les dará la victoria.

Jericó es la plaza fuerte que les abrirá las puertas a la conquista. Posee murallas duras y sus habitantes están aprestados a defenderla.

Es Dios quien habla ahora con Josué, como antes lo hiciera con Moisés, dándole instrucciones para la empresa. No se le pedirá pasividad, sino una disposición absoluta al misterio. La táctica guerrera sugerida es la más impensada y la menos descrita en las praxis de la guerra: hay que dar vueltas a la ciudad, cantando y tocando las trompetas. Así se caerán las potentes murallas de defensa.

Sin un "pero" de Josué y con la presteza originada por la fe sucede como Dios dice. Y es que Dios se ríe de las encuestas, la lógica humana se ve superada en su potencia y las estadísticas de los hombres se tornan enanas en su presencia. Sin embargo, la fe hace que se derriben las más altas murallas de la tierra.
(
http://es.catholic.net
).

Cada dia es una caricia del amor de Dios. Pedidos de oraciones.

Jesucristo, gracias por senalarme el camino que hay que seguir
para encontrar la plena felicidad. Amarte a Ti a traves del amor a mis
hermanos, simple, pero imposible de vivir si Tu no estas presente en mi vida,
por ello te pido, ¡ven Espiritu Santo!
NUEVAS HISTORIAS
No. 164 Cada dia es una caricia del amor de Dios
Septiembre 10

Dios, hasta hoy nos ha permitido despertar cada dia, es decir,
abrimos los ojos, volvemos a la conciencia de estar en este mundo, al despertar
se nos abren nuevamente los sentidos y podemos contemplar todas las maravillas
que Dios nos da para que podamos ser felices.

Pero quiza no siempre ni todos los dias despertamos al amor de
Dios, porque nos quedamos enfrascados en los remordimientos, en los
sufrimientos tanto del pasado como del futuro, o el miedo a lo que vendra, pero
la vida se nos da como el mana, solo para cada dia.

Despertar cada dia es tomar conciencia de ese presente, de ese
instante en que somos amados por Dios, que nos ama con amor eterno, y
descubrimos que todo es don de Dios, que todo es una caricia de su amor.

Despertar cada dia es conectar nuestra alma a lo trascendente,
conectarse con Dios, y percibir lo relativo de la criatura, lo pasajero que es
este mundo.

Despertar cada dia es saber que
estamos en el mundo pero que no somos de este mundo, que estamos de viaje, que
somos peregrinos, que somos forasteros en patria extrana. Despertar cada dia es
conocer desde la fe mi pequenez y la grandeza del amor de Dios.
Despierta a este nuevo dia y estrenalo,
porque realmente es un nuevo dia con toda su grandeza, con todo su esplendor,
descubriendo en las proximas horas la caricia de Dios y el milagro que es estar
vivo.WFP16

Septiembre 10
Tremendo misterio este que
de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion
de muchos". (Pio XII)

A las almas adoloridas,
que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin
remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento
una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su
lectura y hacer de su difusion un apostolado

Desde el mas profundo
sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas,
llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus
carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio,
suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios
susurra a sus hijos que sufren

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

Pido que me acompanen a pedir al Senor por la
internacion de mi esposo Guillermo, el dia 7 lo operan de una hernia
inguinal le colocaran una malla metalica en el bajo vientre, que Dios bendiga
las manos de los medicos. Es una operacion sencilla dicen los medicos estamos
esperanzados con que todo se desarrolle según su Santa Voluntad. Elisa
Zarza los.figue@gmail.com

Hermanos, por favor pido oracion por Leonardo Gonella,
es mi vecino un joven que tuvo un accidente y esta en grave estado. Dios y la
madre los bendiga.

Pido oracion por mi hno Omarque el 4 de septiembre fue
atropellado por un auto y ahora se encuentra muy delicado e internado en el
hospital, doy las gracias de antemano pues estare de buenta cuando ya mi hno
este de vuelta en casa que Dios los bendiga. yaquesita <lgopab@hotmail.com>

Incluir y no sacar hasta mi nuevo aviso por Mariana Alexia
Zonnaras(no produce 2 componentes imprescindibles en la sangre que
los inmunologos no saben que hacer) todos muy preocupados, tiene 4 ninos. Les
agradezco por adelantado su inclusion. Maria Georgalos SILVIA

Por favor hagan cadena d oracion por el sr Torrilla,
esta en terapia en coma farmacologico (lo mantiene con vida el respirador)
desde ya muchas gracias y bendiciones. Monica B. Gallego

Hermanos pido oracion por la jornada carismatica
por los enfermos fisica y espiritualmente de todo el mundo, por los alejados de
Dios y los afligidos, que se realizara el 11 de septiembre en Carmen provincia
de Santa Fe. Argentina. Nos acompana Nuestra Senora del Rosario de San Nicolas,
nuestra amada madre. Oren por el Padre Roberto Barchietto(sacerdote carismatico)
para que en el obre el Senor con su inmensa misericordia y la intercesion de su
Madre Santisima. La jornada comienza a las 9 hs de la Argentina hasta las 17
horas que se finaliza con la santa misa. María.

Hola amigos en la fe queria hacer un pedido de
oracion para la hija de una amiga que esta con problemas de salud se llama Diana Marina Tamay.
que Dios obre en ella y en su familia amen.

Pedimos oracion por Robertode Villa Carlos Paz, Argentina,
en tratamiento oncologico con radioterapia para que Santa Rosa de Lima, su
benefactora, lo cuide cada dia y el Senor Misericordioso lo proteja en su
salud. Maria Amalia

Por favor... necesito que se agregue a la lista de
oraciones al pequeno FrancoMoreyra.Padece meningitis y se encuentra en estado
muy grave.. Tiene solo un ano y tanto el
como su familia necesita de nuestra oracion. Muchas gracias Carlos G. Constanza

Les ruego una oracion por Maria Paz Cordovauna joven hija
unica de una querida amiga mia... le extirparan la vesicula por sospecha de un cancer con nuestra
santisima madre Maria, roguemos al Senor! gracias y Dios los bendiga. Tamy

Por MARIANO LUCASCH. 26 aNos (lo operaron del
apendice hace 20 dias y le encontraron un tumor maligno en ella. Ahora lo deben
operar de 3 nodulos en la tiroides dudosos). ADRY


AGRADECIMIENTO A DIOS

Gracias querido San Expedito y gracias querido
grupo, mi hijo Arielfue llamado para una primera entrevista, ruego querido San Expedito que sigas
ayudandolo en esta primera y subsiguientes entrevistas, que se sienta como doy
bien se lo merece, gracias. Y cuida a mi otro hijo Alejoque esta viajando por
trabajo.por siempre agradecida. Mimi. M. Beatriz mabe_ga@yahoo.es

Gracias a Dios todo salio perfectamente, como
habiamos pedido con fe. La operacion se realizo sin complicaciones y ya estamos
en casa nuevamente, con la unica indicacion de no hacer esfuerzos de ningun tipo,
ni levantar una persiana, esta con algo de dolor, pero es lo esperable, nada serio. Gracias Senor por habernos
permitido sentir nuevamente tu misericordia. Bendito seas Senor por haber
mirado con piedad nuestras enfermedades. Gloria a ti Senor!!! elisa zarza los.figue@gmail.com

POR LAS NECESIDADES DE

Pido una oracion especial por mi hijo Flavio, que
sale tarde de su trabajo, que anda por alli, en tramites y demas yo tengo
miedo, sufro, estoy sola y hoy estoy enferma, por favor, amigos... por favor gracias. Nina

Oremos por la crisis matrimonial de Marcela Mercau y
Marcelo Amayapor los 17 anos de una familia ejemplar hoy a punto de
perderce todo por una equivocacion pido que DIOS los bendiga por sus 3 hijos.
Mario Holguin

Padre celestial consagro a la peciosa sangre de
Jesus a Elisamariapara que sea liberada de toda atadura de rebeldia de nuestros antepasados y
cualquier otro pecado que se esta manifestando en ella. Amen. Veronica

Querido Senor dejo en tu santa voluntad el destino
de Patricioen Brasil.. su conversion, su trabajo, las amistades que encontrara. Que todo
sea para su mayor crecimiento espiritual Amen. Mirta Susana

Senor te suplico me ilumines y me des los caminos
a seguir en esta busqueda de prosperidad para mi familia para recobrar la
felicidad. Guiame Senor. Amen y gracias. Natalia

Q. E. P. D.

Maria
Gomez vda de Velasquez
Luis
Rosero Sanchez
Maria
Rivera de Moran
Angel
Leon Montenegro

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos
que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con
nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy,
llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en
Gracia de Dios

Por las benditas almas del Purgatorio

ECUADOR

ENVIE SU PETICION DE ORACION a

wpauta@gmail.com,

wpauta@yahoo.es,

indicando su nombre y peticion
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/
Me inclino reverentemente ante El Señor


M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad No. 40
Guayaquil- Ecuador
Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España