Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2011.

Vivo esperando.

VIVO ESPERANDO
 
    Vivo esperando a alguien, sentado ansioso en la ventana, procurando disimular una lágrima que recorre mi mejilla al no encontrar a nadie.
    Vivo buscando a alguien que pueda amarme eternamente, y a quien yo pueda entregar mi alma, como también compartir mis días con esa persona para siempre.
    Vivo pensando en alguien... Y estoy dibujando imágenes difusas en mi mente, que no pertenecen a nadie, ciertamente, pero siendo suyas especialmente.
    Vivo esperando a alguien, sentado tristemente en la ventana, procurando disimular una lágrima, por la duda de saber si ese alguien existe.
 
Autor Desconocido   

LA SOLEDAD
 
La soledad se puede interpretar de dos maneras: estar solo o sentirse solo.
 
Estar solo es un hecho común para todos. No siempre estamos acompañados. Esta experiencia de soledad se puede disfrutar mucho y suele ser muy constructiva.  Cuando estamos solos podemos no hacer nada y sentirnos bien, descansar, disfrutar de la naturaleza, tomar sol, caminar, meditar o simplemente hacer lo que nos gusta sin interferencias de otras personas.  Sentirse solos es diferente, porque uno se puede sentir solo también en compañía. 
 
El sentimiento de soledad está relacionado con el aislamiento, la noción de no formar parte de algo, la idea de no estar incluido en ningún proyecto y entender que a nadie le importamos lo suficiente como para pertenecer a su mundo.  El sentimiento de no pertenencia nos lleva a la depresión, cuando además nos sentimos culpables de nuestra propia soledad. Es una ilusión creer estar acompañado porque en realidad la mayoría está sola. 
 
No muchos saben lo que es una verdadera relación y crean vínculos que no lo son. Sólo una persona madura puede tener una relación verdadera, porque se ha liberado de las dependencias.  La madurez es la capacidad de vivir la vida sin muletas ocasionales, es aprender a hacerse cargo de los propios problemas, reflexionando antes de actuar y haciéndose responsable de las consecuencias de las acciones, sin proyectar los errores en los demás.
 
La relación no implica tener a alguien para eventualmente apoyarse, sino por el contrario significa interesarse por el otro y comprenderlo tratando de olvidarse de uno mismo.  La dependencia crea vínculos dependientes con personas controladoras y manipuladoras, y ese tipo de relación patológica, que tiene carácter sadomasoquista, está destinada al fracaso.

Cuando nos liberamos de las dependencias y nos olvidamos de nosotros mismos aprendemos a vivir, a no tener miedo y a ser libres, accediendo a la posibilidad de una verdadera relación.  Si no hay desarrollo personal tampoco puede haber una relación duradera, porque el estancamiento produce aburrimiento.
 
La intención vale más que el hecho en sí mismo, porque no se trata de resultados sino de orientarse hacia el camino de la propia senda.  La soledad me permite saber quién soy, sólo después puedo tener una verdadera relación.  Solamente cuando estamos solos podemos ponernos en contacto con nosotros mismos. Esa oportunidad nos permite vernos y evaluar si realmente somos como queremos ser y si estamos haciendo lo que deseamos hacer; y si esa imagen no estuviera de acuerdo con nuestras expectativas, es el momento de preguntarnos, que es lo que estamos haciendo ahora para lograrlo.
 
Transitar el propio camino es lo más importante y el principal propósito de nuestra vida.
 
Tema Preparado por el Grupo de Semillas de Vida   
 
ORACIÓN
 
Señor;
 
Tengo la sensación de ser un viajero en el desierto, me siento terriblemente solo.  Sé que cerca de mí tengo a mucha gente, pero me parece que vivo en una isla desierta, sin nadie que me acompañe.  Tú sabes que esto que estoy viviendo es superior a mis fuerzas y por eso hablo contigo, con todas las fuerzas de mi corazón.  Ayúdame a salir del abismo, de la soledad enfermiza, para que vuelva a encontrarse con alguien. 
 
Tú me das la certeza de que nunca estoy solo, pues Tú siempre estás conmigo.  Tú eres el compañero cierto de todas las horas inciertas.  Sé que tu silencio no significa que no estés cerca de mí.  Tu invisible compañía nunca me deja solo. Pensaré más en Ti Señor.
 
Amén   

Enviado por: Claudio Valerio
 
Un Abrazo, que Dios te bendiga, te muestre su rostro, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti, muchas bendiciones de Vida, Paz, Amor, y mucha Prosperidad;
 

        
Beatriz
Medellín - Colombia
semillasdevida@pymex.net
http://elistas.egrupos.net/grupo/semillas
®. Todos los derechos reservados.
 
Semillas de Vida en Facebook:
 
http://www.facebook.com/pages/Semillas-de-Vida/182258445131887
 
Este correo no es "SPAM".   Es un servicio gratuito de SEMILLAS DE VIDA.  Cada mensaje representa la creatividad y la interpretación personal de su transcriptora.  Por lo tanto, cada suscriptor se compromete a utilizar este material únicamente para su crecimiento personal y espiritual, y a mencionar la procedencia del mismo, así como el nombre y correo de su transcriptora, cuando lo reenvíe a otras personas, o lo publique en un sitio Web.
 
Si deseas reenviar este correo, por favor no omitas su procedencia, y así le estarás brindando a alguien más la posibilidad de conocer esta lista y formar parte de ella.
 
Cuando recibas un correo con un texto que diga autor desconocido, pero tú conoces con certeza el nombre del autor, no dudes en hacérmelo saber.

01/06/2011 13:04 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Lecturas con un breve comentario de la Misa del Jueves VI de Pascua.

Lecturas del Jueves 02 de Junio de 2011

Jueves 6ª semana de Pascua

Santoral: Pedro, Marcelino

Hch 18,1-8: Pablo trabajó manualmente para su sustento; y predicaba en la sinagoga
Salmo responsorial 97: Canten al Señor un cántico nuevo
Jn 16,16-20: Estarán ustedes tristes, pero esa tristeza se convertirá en alegría

Hechos 18,1-8


Se quedó a trabajar en su casa. Todos los sábados discutía en la sinagoga
En aquellos días, Pablo dejó Atenas y se fue a Corinto. Allí encontró a un tal Aquila, judío natural del Ponto, y a su mujer Priscila; habían llegado hacía poco de Italia, porque Claudio había decretado que todos los judíos abandonasen Roma. Se juntó con ellos y, como ejercía el mismo oficio, se quedó a trabajar en su casa; eran tejedores de lona. Todos los sábados discutía en la sinagoga, esforzándose por convencer a judíos y griegos. Cuando Silas y Timoteo bajaron de Macedonia, Pablo se dedicó enteramente a predicar, sosteniendo ante los judíos que Jesús es el Mesías.

Como ellos se oponían y respondían con insultos, Pablo se sacudió la ropa y les dijo: "Vosotros sois responsables de lo que os ocurra, yo no tengo culpa. En adelante me voy con los gentiles." Se marcho de allí y se fue a casa de Ticio Justo, hombre temeroso de Dios, que vivía al lado de la sinagoga. Crispo, el jefe de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su familia; también otros muchos corintios que escuchaban creían y se bautizaban.


Salmo responsorial: 97


El Señor revela a las naciones su victoria.
Cantad al Señor un cántico nuevo, / porque ha hecho maravillas: / su diestra le ha dado la victoria, / su santo brazo. R.

El Señor da a conocer su victoria, / revela a las naciones su justicia: / se acordó de su misericordia y su fidelidad / en favor de la casa de Israel. R.

Los confines de la tierra han contemplado / la victoria de nuestro Dios. / Aclama al Señor, tierra entera; / gritad, vitoread, tocad. R.


Juan 16,16-20


Estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en alegría
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver." Comentaron entonces algunos discípulos: "¿Qué significa eso de "dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver", y eso de "me voy con el Padre"?" Y se preguntaban: "¿Qué significa ese "poco"? No entendemos lo que dice." Comprendió Jesús que querían preguntarle y les dijo: "¿Estáis discutiendo de eso que os he dicho: "Dentro de poco ya no me veréis, pero poco más tarde me volveréis a ver"? Pues sí, os aseguro que lloraréis y os lamentaréis vosotros, mientras el mundo estará alegre; vosotros estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en alegría."

Comentarios

El evangelista Juan nos presenta la confusión de los discípulos de Jesús ante sus palabras contrastantes, como “ya no me verán, pero después volverán a verme; llorarán, estarán tristes, pero después se alegrarán”.

¿Qué significaron estas palabras para los apóstoles, y qué significan para el cristiano de hoy?

La vida del cristiano está enmarcada en una serie de contrastes que, si bien nos desconciertan, son necesarios para ir entendiendo los caminos de Dios en nuestra vida. Lo que para el ser humano puede ser negro, para Dios es totalmente blanco.

Para muchos, incluso para los discípulos, la muerte de Jesús fue un momento oscuro, pero para Dios fue el momento propicio para manifestar la grandeza de su amor. “Cuanto más oscura es la noche, más cerca está el amanecer”.

 Muchas veces no comprendemos los designios de Dios, pero debemos estar seguros de que él no abandona a su pueblo. Por tanto, Jesús nos invita a NO estar tristes y lamentándonos por todo, sino a vivir con la alegría característica del cristiano; alegría que debe ser nuestra razón de vivir. Recordemos: “Un cristiano triste es un triste cristiano”.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa del Jueves VI de Pascua. Pedidos de oracion.

 Santa María de Guayaquil
 

 
 
Jesucristo, hoy nuevamente confirmas la unidad que existe entre el Padre y Tu, por lo que deduzco que para tener una vida interior autentica, necesito romper con todo lo que me aparte de Ti.

MISA 2 JUNIO, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES

JUEVES 2

Santos: Marcelino y Pedro de Roma, martires; Eugenio I, Papa; Beato Sadoc y companeros, y martires. Feria (Blanco)

EN ADELANTE ME VOY CON LOS PAGANOS

 

2 Hch 18, 1-8; Jn 16, 16-20

 

Todas las separaciones entre personas unidas por el afecto son dolorosas. Jesus y sus discipulos habian ido consolidando sus vinculos de amistad y fidelidad. Esa estrecha cercania quedaria interrumpida por la muerte inminente. Jesus se dio cuenta de que su fidelidad al Padre provocaria el rechazo violento de los hombres de Israel y se mantuvo firme en congruente obediencia. La esperanza de que el Padre lo reivindicara al tercer dia lo hacia resistir. Por eso hablaba del futuro reencuentro con sus discipulos. Para los primeros cristianos en la Iglesia de Corinto, las cosas no fueron diferentes. Su fidelidad a Jesus tambien les acarreo hostilidad y rechazo de parte de sus conciudadanos.

 

ANTIFONA DE ENTRADA (cfr. Sal 67, 8-9. 20)

Cuando saliste, Senor, al frente de tu pueblo y le abriste camino a traves del desierto, la tierra se estremecio y hasta los cielos se fundieron. Aleluya.

 

ORACION COLECTA

Dios nuestro, que nos has hecho participes de los dones de la redencion, concedenos vivir siempre la alegria de la resurreccion de tu Hijo. Que vive y reina contigo en la unidad del Espiritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

Pablo se establecio en la casa de Aquila, trabajaba y predicaba en la sinagoga.

 

Del libro de los Hechos de los Apostoles: 18, 1-8

 

En aquellos dias, Pablo salio de Atenas y se fue a Corinto. Alli encontro a un judio, llamado Aquila, natural del Ponto, que acababa de llegar de Italia con su mujer, Priscila, en acatamiento a las ordenes de Claudio, que expulso de Roma a todos los judios. Pablo se acerco a ellos, y como eran del mismo oficio, se quedo a vivir y a trabajar con ellos. Su oficio era fabricar tiendas de campana. Cada sabado Pablo discutia en la sinagoga y trataba de convencer a judios y griegos.

Cuando Silas y Timoteo llegaron de Macedonia, Pablo se dedico por completo a la predicacion y afirmo delante de los judios que Jesus era el Mesias. Como estos lo contradecian y lo insultaban, se rasgo las vestiduras y dijo: "Que la sangre de ustedes caiga sobre su propia cabeza: yo soy inocente. De ahora en adelante, ire a hablar a los paganos".

Salio de alli y entro en la casa de Tito Justo, que adoraba a Dios, y cuya casa estaba al lado de la sinagoga.

Crispo, el jefe de la sinagoga, creyo en el Senor, junto con toda su familia. Asimismo, al oir a Pablo, muchos de los corintios creyeron y recibieron el bautismo. Palabra de Dios.

Te alabamos, Senor.

 

Del salmo 97

R/. El Senor nos ha demostrado su amor y su lealtad. Aleluya.

 

Cantemos al Senor un canto nuevo, pues ha hecho maravillas. Su diestra y su santo brazo le han dado la victoria.

R/. El Senor nos ha demostrado su amor y su lealtad. Aleluya.

 

El Senor ha dado a conocer su victoria y ha revelado a las naciones su justicia. Una vez más ha demostrado Dios su amor y su lealtad hacia Israel. R/. El Senor nos ha demostrado su amor y su lealtad. Aleluya.

 

La tierra entera ha contemplado la victoria de nuestro Dios. Que todos los pueblos y naciones aclamen con jubilo al Senor.

R/. El Senor nos ha demostrado su amor y su lealtad. Aleluya.

 

ACLAMACION (cfr. Jn 14, 18) R/. Aleluya, aleluya.

No los dejare desamparados, dice el Senor; me voy, pero volvere a ustedes y entonces se alegrara su corazon. R/.

 

Su tristeza se transformara en alegria.

 

Lectura santo Evangelio Juan capitulo 16, versiculos 16 al 20

 

En aquel tiempo, Jesus dijo a sus discipulos: "Dentro de poco tiempo ya no me veran; y dentro de otro poco me volveran a ver". Algunos de sus discipulos se preguntaban unos a otros: "¿Que querra decir con eso de que: Dentro de poco tiempo ya no me veran, y dentro de otro poco me volveran a ver, y con eso de que: Me voy al Padre?". Y se decian: "¿Que significa ese un poco? No entendemos lo que quiere decir".

Jesus comprendio que querian preguntarle algo y les dijo: "Estan confundidos porque les he dicho: Dentro de poco tiempo ya no me veran y dentro de otro poco me volveran a ver. Les aseguro que ustedes lloraran y se entristeceran, mientras el mundo se alegrara. Ustedes estaran tristes, pero su tristeza se transformara en alegria". Palabra del Senor.

Gloria a ti, Senor Jesus.

 

Oracion introductoria

Senor Jesus, hazme comprender que la pereza espiritual me lleva a la angustia, al temor, a perder lo mas grande que puede suceder en mi vida: estar en tu presencia. Permite que esta oracion me lleve a transformar en el amor, mi vida personal, familiar y social.

 

Peticion

Dios mio, transforma mis temores en alegria, para que sea un autentico testigo de tu amor.

 

REFLEXION Evangelio Juan capitulo 16, versiculos 16 al 20

 

La verdadera alegria en este mundo brota del encuentro personal con Jesus resucitado que vino a traernos el don de la Redencion. La amistad de Cristo es lo que nos sostiene a lo largo de nuestra vida, ya sea en los momentos felices como en las situaciones tristes. Quien conoce, ama y sigue a Jesus puede decir que ha triunfado en la vida y que tiene el mayor tesoro. No nos enganemos, todo lo demas en este mundo, pasa, se acaba y se difumina. Solo Jesus es nuestra alegria. El pensar unicamente en uno mismo, el vivir orientado hacia los propios intereses, solo nos trae encerramiento y tristeza. Ni todas las riquezas ni todos los poderes de este mundo pueden comprar la paz de conciencia. Solo el profundo arrepentimiento por los propios pecados, la obediencia humilde a lo que Jesus nos pide y la caridad servicial hacia los demas, nos puede dar la luz y la felicidad profunda. Si vivimos asi, podremos experimentar la alegria que el Senor ha prometido a los que le siguen.

 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Senor, las ofrendas que te presentamos, y purifica nuestros corazones para que podamos participar dignamente en este sacramento de tu amor. Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

Prefacio I-V de Pascua.

 

ANTIFONA DE LA COMUNION (Mt 28, 20)

Yo estare con ustedes todos los dias hasta el fin del mundo, dice el Senor. Aleluya.

 

ORACION DESPUES DE LA COMUNION

Dios todopoderoso y eterno, que en Cristo resucitado, nos has hecho renacer a la vida eterna, haz que este misterio pascual en el que acabamos de participar por medio de la Eucaristia, de en nosotros abundantes frutos de salvacion. Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

 OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY

 

REFLEXION Evangelio Juan capitulo 16, versiculos 16 al 20

 

En esta despedida de Jesus, les hace ver de nuevo a sus discipulos el contraste entre la vida cristiana y la vida del mundo: "Ustedes se entristeceran y el mundo se alegrara con mi partida".

 

Y es que el mundo nos propone como la verdadera fuente de la felicidad un mundo sin Dios, en donde cada uno puede regir su vida como mejor le parezca. Los cristianos, por el contrario, hemos entendido que la vida sin Dios es caos, destruccion, angustia y soledad. Por ello la lucha en nuestro corazon continua, pues no faltan las invitaciones a vivir, si no toda nuestra vida, si muchas situaciones particulares (fiestas, negocios, relaciones en el noviazgo o el matrimonio, etc.) al margen de Dios.

 

Si por nuestra debilidad nos hemos dejado llevar por estas invitaciones, ¡Animo!, el Senor no nos ha abandonado; y si te sientes ahorita triste y desanimado porque tu vida atraviesa por un periodo en donde no sientes la cercania de Dios ¡Animo! Jesus prometio que tu tristeza se convertira en gozo. Y Jesus no miente. ¡Ten fe!

 

Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Abrele tu corazon.

Como Maria, todo por Jesus y para Jesus.

Pbro. Ernesto Maria Caro

 

Junio 2

Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)

 

A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado

 

Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren

 

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

 

Hola a todos por favor les pido incluir en las oraciones a estas personas que estan pasando momentos dificiles de salud: Maria Florencia Etcheverry (tiroides) Marta Suarez de Fagalde (tiroides), Leonor Plunkett y Patricia (cancer de mamas).- En nombre de ellas gracias.- Loli

 

Querido Dios: En unas horas mas le daran a mi sobrino Benjamin otra quimioterapia. Lo venimos a poner en TUS  DIVINAS MANOS. Porque si nosotros, como Tu bien dices: "¿Que padre de entre vosotros, si su hijo le pide un pescado, en vez del pescado le dara una serpiente? … Asi, pues, si vosotros que sois malos, sabeis dar cosas buenas a vuestros hijos, mucho mas el Padre del cielo." Lc 11,11-13  Por eso Padre del Cielo, me atrevo a pedirte que le dess a tu HIJITO BENJAMIN LO BUENO de las Quimioterapias, y le QUITES TODO LO QUE PUEDA DANARLO. Charo

 

Queridos hermanos, suplico sus oraciones por la nina Abril Mariana  Leyva Davila nietecita de una companera de trabajo de mi hermano, hospitalizada con un diagnostico desalentado, que la voluntad de Dios sea en la vida de Abril y rogamos por ella y por toda su familia desconsolada gracias de antemano por sus oraciones. ALMA GALARZA <pura_alma@yahoo.com.mx>,

 

Pido oraciones por la salud de mi hermana y de mi hermano, para que pronto se encuentren los dos como estaban antes de su malestar. Virgen MARIA te encomiendo a mi familia: padres hijo, marido hermanos, para que estemos todos bien. Maria

 

Hermanos oremos por Patricia de 46 anos tiene 3 costillas fracturadas PADRE. Zulma

 

Oremos por Maria Belen, 18 anos fuerte dolor al pecho, no puede respirar, esta yendo a la guardia. Muchas gracias bendiciones multiples. Adry

 

Un milagro para mis hermanos que Tu conoces, sanalos Senor. No te canses de escucharme. Gracias por los pequenos cambios que estoy viendo. Maria

 

Senor todo poderoso te pido que mi abuelita salga pronto de terapia te pido que la ilumines y la ayudes para que pueda salir adelante yo tengo mucha fe en vos Senor, Padre te lo ruego te pido solo ese milagrito por favor, rezare una oracion para pedirte Padre. CHECHA

 

AGRADECIMIENTO A DIOS

 

Cumpleanos de Fabiola

 

Gracias a Dios, hoy a la manana temprano le dieron el alta a ALEJANDRO. No me quedan mas que palabras de agradecimiento a ustedes por sus oraciones y por el apoyo y, sobre todo, gracias a Dios y a Nuestra Santa Madre por cuidarlo. MONY

 

MATRIMONIO

 

"Queridos amigos, con mucha alegria quiero participarles a ustedes el casamiento de mi hija "Luli con el Gordo", su novio desde hace  8 anos,  ustedes no podrian estar fuera de este acontecimiento tan importante para nosotros, me encantaria verlos a todos en la iglesia, espero que nos acompanen con sus oraciones, que Dios y la Santisima Virgen Maria los bendigan abundantemente, muchas gracias, Constanza.

 

POR LAS NECESIDADES DE

 

Les pido oracion por mi hijo Miguel para que le vaya bien en el viaje que hara por trabajo a Huaraz. Es por un dia para que Dios lo cuide y llegue y retorne con bien. Nuestra Madre lo proteja y los angeles lo acompanen. Gracias por orar conmigo. Maryann

 

Senor bendicenos con la prosperidad en nuestro hogar, dame las herramientas para ayudar a los desamparados que tanto lo necesitan. Amen y gracias Senor por tu bendicion. MARIA MERCEDES

Senor ruego a Ti que ilumines a mi hija en los estudios para que apruebe todos los examenes y pase de curso. Amen. Gracias. Padres

 

Pido oracion por la economita de la familia Sierra Rojas, por que Dios provea economia a este hogar. Pido oracion por la restauracion de relacion de mi esposo Carlos Andres Corredor y Kelly Mileydy Sierra, por que Dios bendiga a Ana Maria Velazco Duarte y que se el alejandola de la vida de mi esposo y la mia. Bendiciones para nuestros hijos. Kelly Mileydy

 

Jesus te ruego un milagro para mi matrimonio, uno para el corazon y el alma de mi esposo, para la economia de mi familia, para el trabajo de mi esposo, para mi salud, para mis hijos. Maria

 

Q. E. P. D.

 

JUAN CARLOS FANJUL,

IVONNE CECILIA

PEDRO AREVALO GOMEZ

JUAN ADUM CHEDRAUI

MARCELA TORRES de PINO

 

PALANCAS

 

- SUD AFRICA Diocesis de Durban Junio 02 – 05 Cursillo de Mujeres  Dawn@ivstorage.co.za

 

- URUGUAY Diócesis de Florida Durazno Junio 03 – 05 Jornada de Metodología  mccfloridadurazno@hotmail.com

 

- USA Orange CA Español Junio 02 – 05 Cursillo 533 de Hombres  palancaoccursillo@gmail.com y ysn_simental@yahoo.com

 

- USA Palm Beach FL Junio 02 – 05 Cursillo 43 de Mujeres  carlindo73@gmail.com

 

- USA Phoenix AZ Español Junio 02 – 05 Cursillo 823 de Hombres  oneblessfamiliaunida@msn.com

 

- USA Rockford IL Español Junio 02 – 04 Taller de Dirigentes laura_gonzalez2598@yahoo.com y jrios0252@sbcglobal.net y cristo-cuentacontigo@live.com

 

- USA Roswell NM Español Junio 02 – 05 Cursillo 208 de Hombres  lili_anita_81@hotmail.com

 

- USA San Francisco CA Filipino Junio 02 – 05 Cursillo 764 de Mujeres  lchin53@yahoo.com

 

- USA San José Bronx NY Junio 02 – 05 Cursillo 371 de Hombres  palancas4ny@yahoo.com

 

- USA Smithfield NC Español Junio 02 – 05 Cursillo 129 de Mujeres  paulbrantsj@yahoo.com

 

- USA Washington DC Junio 02 – 05 Cursillo 205 de Hombres  Cursillo2011@yahoo.com

 

- USA White Salmon WA Español Junio 02 – 05 Cursillo flores_24@msn.com

 

- USA Winthrop ME Junio 02 – 05 Cursillo de Mujeres  Jwltop@hotmail.com

 

- USA Yuma AZ Junio 02 – 05 Cursillo 524 de Hombres  noslosgomez@msn.com

 

- VENEZUELA Barquisimeto Junio 02 – 05 Cursillo de Mujeres  rfcuervo@hotmail.com

 

- VENEZUELA Caracas Junio 02 – 05 Cursillo de Mujeres irislugo30@hotmail.com

 

- VENEZUELA Mérida Junio 05 Ultreya Regional 50° Aniversario yvi72@hotmail.com

 

- VENEZUELA Punto Fijo Junio 02 – 05 Cursillo de Hombres mcc_puntofijo@hotmail.com

 

- VENEZUELA Tucupita Junio 02 – 05 Cursillo de Mujeres  ocontram49@yahoo.com        

 

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

 

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

 

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios

 

Por las benditas almas del Purgatorio

ECUADOR
 
ENVIE SU PETICION DE ORACION  a

 

wpauta@gmail.com,

 

wpauta@yahoo.es,

 

indicando su nombre y peticion

 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

 

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/

 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

Lecturas meditadas de la Misa del Viernes VI de Pascua.

¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

Viernes, 3 de Junio de 2011
Sexta Semana de Pascua
Hechos 18, 9-18 / Juan 16, 20-23a
Salmo responsorial Sal 46, 2-7
R/.  "¡EI Señor es el Rey de toda la tierra!”
 
Santoral:
San Carlos Lwanga , Beato Juan XXIII,
Santa Mariana de Jesús, San Kevin
y San Pablo Duong

Liturgia - Lecturas del día
 
 
 
Viernes, 3 de Junio de 2011
 
SEXTA SEMANA DE PASCUA
 
En esta ciudad hay un pueblo numeroso
que me está reservado
 
Lectura de los Hechos de los Apóstoles
18, 9-18
 
Una noche, el Señor dijo a Pablo en una visión: «No temas. Sigue predicando y no te calles. Yo estoy contigo. Nadie pondrá la mano sobre ti para dañarte, porque en esta ciudad hay un pueblo numeroso que me está reservado». Pablo se radicó allí un año y medio, enseñando la Palabra de Dios.
Durante el gobierno del procónsul Galión en Acaya, los judíos se confabularon contra Pablo y lo condujeron ante el tribunal, diciendo: «Este hombre induce a la gente a que adore a Dios de una manera contraria a la Ley».
Pablo estaba por hablar, cuando Galión dijo a los judíos: «Si se tratara de algún crimen o de algún delito grave, sería razonable que los atendiera. Pero tratándose de discusiones sobre palabras y nombres, y sobre la Ley judía, el asunto les concierne a ustedes; yo no quiero ser juez en estas cosas». Y los hizo salir del tribunal.
Entonces todos se apoderaron de Sóstenes, el jefe de la sinagoga, y lo golpearon ante el tribunal. Pero a Galión todo esto lo tuvo sin cuidado.
Pablo permaneció todavía un cierto tiempo en Corinto. Después se despidió de sus hermanos y se embarcó hacia Siria en compañía de Priscila y de Aquila. En Cencreas, a raíz de un voto que había hecho, se hizo cortar el cabello.
 
Palabra de Dios.
 
 
SALMO RESPONSORIAL                                                      46, 2-7
 
R.    ¡EI Señor es el Rey de toda la tierra!
 
Aplaudan, todos los pueblos,
aclamen al Señor con gritos de alegría;
porque el Señor, el Altísimo, es temible,
es el soberano de toda la tierra. R.
 
Él puso a los pueblos bajo nuestro yugo,
ya las naciones bajo nuestros pies;
Él eligió para nosotros una herencia,
que es el orgullo de Jacob, su predilecto. R.
 
El Señor asciende entre aclamaciones,
asciende al sonido de trompetas.
Canten, canten a nuestro Dios,
canten, canten a nuestro Rey. R.
 
 
 
EVANGELIO
 
Ustedes tendrán una alegría
que nadie les podrá quitar
 
a    Evangelio de nuestro Señor Jesucristo
según san Juan
16, 20-23a
 
A la Hora de pasar de este mundo al Padre, Jesús dijo a sus discípulos:
 
Les aseguro
que ustedes van a llorar y se van a lamentar;
el mundo, en cambio, se alegrará.
Ustedes estarán tristes,
pero esa tristeza se convertirá en gozo
La mujer, cuando va a dar a luz,
siente angustia porque le llegó la hora;
pero cuando nace el niño,
se olvida de su dolor,
por la alegría que siente
al ver que ha venido un hombre al mundo.
También ustedes ahora están tristes,
pero Yo los volveré a ver,
y tendrán una alegría
que nadie les podrá quitar.
Aquel día no me harán más preguntas.
 
Palabra del Señor.
 
Reflexión
 
 
Hech. 18, 9-18. Proclamar el Nombre del Señor para convocar a todos los que Él llame, aunque estén lejos, es la Misión que el Señor confía a sus elegidos.
Ante esta confianza manifestada por Él hacia su apóstol uno no puede actuar con cobardía, pues el Señor siempre se hará compañero y amigo nuestro que, estando a nuestro lado y de nuestro lado, siempre nos defenderá de la mano de nuestros enemigos y de la de aquellos que nos odian.
Dios no quiere divisiones en su Cuerpo, que es la Iglesia; Dios no quiere a nadie separado de Él. Por eso Él, como el Buen Pastor, ha salido a buscar a la oveja descarriada pues todos le pertenecemos.
Permanecer cercanos a aquellos que son evangelizados nos llevará, ciertamente, a explicarles la Palabra de Dios; pero sobre todo se las haremos comprender por el testimonio de nuestra vida; y esto, no por nosotros, sino por el Espíritu de Dios que habita en nosotros y conduce nuestros pasos por el camino del bien.
Tal vez muchos cierren sus oídos y su corazón al Mensaje de Salvación; tal vez incluso nos persigan y maldigan. El Señor nos repite lo mismo que dijo a Pablo: No tengas miedo. Habla y no calles, porque yo estoy contigo y nadie pondrá la mano sobre ti para perjudicarte.
 
Sal. 47 (46). Dios, el Dios del universo, ha conquistado para nosotros la tierra prometida; Él ha vencido a nuestro enemigo y nos ha hecho poseedores de los bienes definitivos. Hecho uno de nosotros ha dado su vida para que nosotros tengamos vida, y la tengamos en abundancia.
Ahora, cumplida su Misión, vuelve victorioso a la gloria de su Padre rodeado de una nube de testigos que le aclaman y cantan en su honor un nuevo cántico.
Que ya desde ahora nuestra vida se convierta en una continua alabanza del Nombre del Señor.
 
Jn. 16, 20-23. La hora de dar a luz al hombre nuevo; hora de angustia y tristeza; pero hora de gran esperanza.
Ojalá y no pareciera como que hemos engendrado y que, mientras nos retorcemos damos, finalmente a luz en nosotros y en los demás puro viento.
Es el Espíritu Santo el que engendra en nosotros y nos ayuda a engendrar en los demás la presencia del Señor por su unión plena a Él, como se unen las ramas al tronco.
El verdadero apóstol, guiado por el Espíritu Santo, puede repetir ante aquellos que evangeliza las palabras de Pablo: ¡Hijos míos, por quienes estoy sufriendo de nuevo dolores de parto hasta que Cristo llegue a tomar forma definitiva en ustedes!
Cristo nos ha dado a luz como criaturas nuevas, reconciliadas, perdonadas y hechas partícipes de un nuevo espíritu, el Espíritu de Dios en nosotros, que nos hace ser hijos de Dios, teniéndolo en verdad por Padre.
¿Cuál es el compromiso y el sentido de nuestro apostolado, de nuestro anuncio de Cristo?
Muchas cosas angustian nuestro corazón. Aquel que está realmente comprometido con el Evangelio debe prepararse para la prueba.
No es fácil dar a luz a Cristo en nosotros y en los demás. Esto no es obra nuestra, sino la obra del Espíritu Santo en nosotros. Nadie, sino sólo Él, engendra al Hijo de Dios en nosotros para que, junto con Cristo, seamos hijos de Dios. Es el Espíritu Santo el que engendra al Hijo de Dios que se hace Alimento para que quien coma su Carne y beba su Sangre, no muera, sino que tenga vida eterna.
El Señor nos reúne en esta Eucaristía para hacernos partícipes de su Vida y de su Espíritu. Al entrar en Comunión con Él será posible que surja en nosotros el hombre nuevo.
Que quienes participamos de esta Eucaristía seamos esa persona renovada en Cristo; que seamos capaces de ser testigos de una Esperanza que vislumbre una nueva humanidad, signo más claro del Señor resucitado, en quien creemos, y a quien nos unimos, no por costumbre, sino con el compromiso de ser testigos de su amor, de su vida y de su entrega.
Sólo quien anuncia la Buena Nueva y lo hace desde los criterios del mundo y no desde los criterios de Dios, pasará la vida sin persecuciones y sin el riesgo de dar su vida por Cristo y por su Evangelio.
Quien vive instalado y alabado por todos los hombres; quien se siente seguro y sin peligro alguno en el mundo; quien incluso puede disertar con profundidad acerca de la doctrina de Cristo y recibe laudos de los grandes y se siente en la cumbre de la realización de sus anhelos; quien vive rodeado de la admiración y del gusto de los hombres, ha de cuestionarse si en verdad es testigo del Señor, que no se confabuló con los poderosos de este mundo, ni les hizo sonar campanillas agradables en sus oídos, sino que los cuestionó acerca del amor hecho servicio, de la esperanza hecha camino hacia la realización de la criatura nueva en Cristo, de la fe manifestada con las obras de cada día, aun en medio de las más grandes pruebas.
Dar a luz a Cristo no es cuestión de palabras intelectuales bien elaboradas, sino cuestión de amor hecho cercanía, amor manifestado hasta el extremo, amor que sólo es verdadero cuando nos duele porque nos hace dar la vida para que los demás tengan vida.
Roguémosle al Señor que nos conceda, por intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, la gracia de pronunciar nuestro sí definitivo ante el Señor que nos pide que pongamos nuestra vida en sus manos, para que nos forme de acuerdo a la imagen de su propio Hijo, con el mismo amor con que el alfarero toma el barro tierno entre sus manos para formar aquello que tiene en su mente. Amén.
 
Homiliacatolica.com
(
http://www.celebrandolavida.org
).

Fiesta de San Justino.

Justino, Santo
Mártir, Junio 1
Autor: P. Ángel Amo. | Fuente: Catholic.net


Mártir
Martirologio Romano: Memoria de san Justino, mártir, que, como filósofo que era, siguió íntegramente la auténtica sabiduría conocida en la verdad de Cristo, la cual confirmó con sus costumbres, enseñando lo que afirmaba y defendiéndola con sus escritos. Al presentar al emperador Marco Aurelio, en Roma, su Apología en favor de la religión cristiana, fue conducido ante el prefecto Rústico y, por confesar que era cristiano, fue condenado a la pena capital (c. 165)

Etimológicamente: Justino = Aquel que obra con justicia, es de origen latino.
 Filósofo cristiano y cristiano filósofo, como con razón fue definido, Justino (que nació a principios del siglo II en FIavia Neápolis-Nablus-, la antigua Siquem, en Samaria, de familia pagana) pertenece a ese gran número de pensadores que en todo período de la historia de la Iglesia han tratado de hacer una síntesis de la provisional sabiduría humana y de las inalterables afirmaciones de la revelación cristiana. El itinerario de su conversión a Cristo pasa a través de la experiencia estoica, pitagórica, aristotélica y neoplatónica. De aquí el desemboque casi inevitable, o mejor providencial, hacia la Verdad integral del cristianismo.

El mismo cuenta que, insatisfecho de las respuestas que le daban las diversas filosofías, se retiró a un lugar desierto, a orillas del mar, a meditar, y que un anciano al que le había confiado su desilusión le contestó que ninguna filosofía podía satisfacer al espíritu humano, porque la razón es incapaz por sí sola de garantizar la plena posesión de la verdad sin una ayuda divina.

Así fue como Justino descubrió el cristianismo a los treinta años; se convirtió en convencido predicador y, para proclamar al mundo este feliz descubrimiento, escribió sus dos Apologías. La primera se la dedicó en el año 150 al emperador Antonino Pío y al hijo Marco Aurelio, y también al Senado y al pueblo romano. Escribió otras obras, por lo menos unas ocho. Entre ellas la más importante es la titulada Diálogo con Trifón, y se la recuerda porque abre el camino a la polémica antijudaica en la literatura cristiana. Pero las dos Apologías siguen siendo el documento más importante, pues gracias a estos escritos sabemos cómo se explicaba el cristianismo en ese tiempo y cómo se celebraban los ritos litúrgicos, sobre todo la administración del bautismo y la celebración de la Eucaristía. Aquí no se encuentran argumentos filosóficos, sino testimonios conmovedores de vida en la primitiva comunidad cristiana, de la que Justino está feliz de pertenecer: “Yo, uno de ellos...”. Semejante afirmación podía costarle la vida. Y, en efecto, Justino pagó con la vida su pertenencia a la Iglesia.

Había ido a Roma, y allí fue denunciado por Crescencio, un filósofo con quien Justino había disputado mucho tiempo. El magistrado que lo juzgó, Rústico, también era un filósofo estoico, amigo y confidente de Marco Aurelio. Pero para el magistrado, Justino no era más que un cristiano, igual a sus compañeros, todos condenados a la decapitación por su fe en Cristo. Todavía hoy se conservan actas auténticas del martirio de Justino.

Fiesta del beato Alfonso Navarrete y sus companeros martires.

Autor: .| Fuente: www.op.org.ar
Alfonso Navarrete, Beato
Mártir en Japón, Junio 1
Mártir
Martirologio Romano:En Omura, en Japón, beatos
mártires Alfonso Navarrete, de la Orden de Predicadores, Fernando de San José
de Ayala, de la Orden de los Ermitaños de San Agustín, y León Tanaka, religioso
de la Compañía de Jesús, que fueron degollados a causa de la fe cristiana, por
decisión del supremo mandatario Hideta (1617).

Etimológicamente: Alfonso = Aquel guerrero totalmente
preparado para el combate, es de origen germánico.
Nace en Logroño, España, el 21 de septiembre de 1571.

Es hijo del convento de San Pablo de Valladolid. Embarca
para Manila en 1598 y vuelve a España en 1602, pero vuelve a Filipinas al
frente de una expedición misionera en 1611.

Fue enviado inmediatamente al Japón, siendo allí vicario
provincial de la misión. El mismo se presentó voluntariamente a confesar su fe
y a sufrir el martirio, muriendo decapitado, después de numerosos tormentos, en
la isla de Tokasima el 1 de junio de 1617.

Sus virtudes más salientes fueron la piedad, la
misericordia, la gratitud y la devoción al rosario.

Encabeza la lista de los numerosos mártires beatificados
por Pío IX el 7 de julio de 1867.
(
http://es.groups.yahoo.com/group/espiritusanto/
).

Evangelio diario meditado del Miércoles VI de Pascua.

20120516121552-espsto25.jpg

El Espíritu Santo es la vida del cristiano
San Juan 16, 12-15. Pascua. El Espíritu es el don que Jesús pide al Padre para nosotros, que nos ha obtenido con su Resurrección y Ascensión.
Autor: H. Edgar Suárez | Fuente: Catholic.net


Evangelio

Lectura del santo Evangelio según San Juan 16, 12-15

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Tendría que decirles muchas cosas más, pero no podrían entenderlas ahora. Cuando venga el espíritu de la verdad, los iluminará para que puedan entender la verdad completa. El no hablará por su cuenta, sino que dirá únicamente lo que ha oído, y les anunciará las cosas venideras. El me glorificará, porque todo lo que les dé a conocer, lo recibirá de mí. Todo lo que tiene el padre, también es mío; por eso les he dicho que todo lo que el Espíritu les dé a conocer, lo recibirá de mí.

Oración Introductoria

Señor mío, gracias por darme al Espíritu Santo. Tú me conoces muy bien y sabes que muchas cosas que me suceden no las entiendo y busco explicaciones. Jesús, yo quiero ser templo del Espíritu Santo.

Petición

Señor Jesús, que el Espíritu Santo me consuele y me haga ver las cosas como Tú las ves, con mucha fe. Te pido Señor, que me des el don de la amistad con el Espíritu Santo. Él es el dulce huésped de mi alma, que me guía, me consuela y me da fuerzas para no abandonar el camino del bien.

Meditación

En la celebración solemne de Pentecostés se nos invita a profesar nuestra fe en la presencia y en la acción del Espíritu Santo y a invocar su efusión sobre nosotros, sobre la Iglesia y sobre el mundo entero. Por tanto, hagamos nuestra, y con especial intensidad, la invocación de la Iglesia: Veni, Sancte Spiritus! (¡Ven Espíritu Santo!). Una invocación muy sencilla e inmediata, pero a la vez extraordinariamente profunda, que brota ante todo del corazón de Cristo. En efecto, el Espíritu es el don que Jesús pidió y pide continuamente al Padre para sus amigos; el primer y principal don que nos ha obtenido con su Resurrección y Ascensión al cielo. (Homilía del Santo Padre Benedicto XVI en la solemnidad de Pentecostés en Roma, Domingo 23 de mayo de 2010).

Reflexión Apostólica

El Espíritu Santo es un don que Jesús nos trae después de su resurrección. Jesucristo nos conoce muy bien y porque nos conoce nos da este gran regalo. Jesús sabe que nuestra vida en la tierra tiene sus dificultades, sus momentos de prueba, sus momentos en que parece que no vemos con claridad a Dios junto a nosotros. Sin embargo, su Espíritu está dentro de nosotros y Él nos irá guiando para tomar las decisiones correctas y más prudentes. No dudemos ni tengamos miedo porque con Él todo lo podemos.
Ahora bien, todo don exige una gran responsabilidad. Cada uno de los católicos debemos cuidar que nuestro cuerpo y alma estén siempre lo mejor dignamente posible para que allí habite el Espíritu Santo, tenemos que cultivar nuestra vida de gracia.
Dios nos ama y no duda nunca en atender a nuestras suplicas. No obstante, Dios nos quiere fieles y entregados confiadamente a Él. Ojalá que cada día, Dios ocupe el primer lugar en nuestra casa, en la oficina y sobre todo en nuestro corazón.

Propósito

Comenzaré mi día pidiendo luz al Espíritu Santo, para que me guíe a lo largo del día y me ayude a obrar y tomar decisiones correctas y buenas.

Diálogo con Cristo

Jesús, gracias por este inmenso don. Yo quiero cuidarlo y acrecentarlo. A partir de ahora viviré con la conciencia de que dentro de mí está el dulce huésped del ama. ¡Espíritu Santo, amigo mío, ven y acompáñame siempre!


Todo buen consejo acerca de la salvación de los hombres viene del Espíritu Santo (Santo Tomás, Sobre el Padrenuestro, l. c., 153)

Lecturas meditadas de la Misa del Jueves VI de Pascua.

¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

Jueves, 2 de Junio de 2011
Sexta Semana de Pascua
Hechos 18, 1-8 / Juan 16, 16-20
Salmo responsorial Sal 97, 1-4
R/.  "¡El Señor reveló su victoria a las naciones!”
 
En los lugares donde la Ascensión
del Señor se celebra en este día
La Ascensión del Señor
Hechos 1, 1-11/ Efesios 1, 17-23
/ Mateo28, 16-20
Salmo Responsorial, Sal 46, 2-3. 6-9
R/. "El Señor asciende entre aclamaciones"
 
Santoral:
Santos Marcelino y Pedro, Santa Blandina,
San Potino y Santo Domingo Ninh

Jueves, 2 de Junio de 2011
 
SEXTA SEMANA DE PASCUA
 
Pablo se alojó en su casa y trabajaba con ellos;
discutía en la sinagoga
 
Lectura de los Hechos de los Apóstoles
18, 1-8
 
Pablo dejó Atenas y fue a Corinto. Allí encontró a un judío llamado Aquila, originario del Ponto, que acababa de llegar de Italia con su mujer Priscila, a raíz de un edicto de Claudio que obligaba a todos los judíos a salir de Roma. Pablo fue a verlos, y como ejercía el mismo oficio, se alojó en su casa y trabajaba con ellos haciendo tiendas de campaña. Todos los sábados, Pablo discutía en la sinagoga y trataba de persuadir tanto a los judíos como a los paganos.
Cuando Silas y Timoteo llegaron de Macedonia, Pablo se dedicó por entero a la predicación de la Palabra, dando testimonio a los judíos de que Jesús es el Mesías. Pero como ellos lo contradecían y lo injuriaban, sacudió su manto en señal de protesta, diciendo: «Que la sangre de ustedes caiga sobre sus cabezas. Yo soy inocente de eso; en adelante me dedicaré a los paga- nos».
Entonces, alejándose de allí, fue a la casa de un tal Ticio Justo, uno de los que adoraban a Dios y cuya casa lindaba con la sinagoga. Crispo, el jefe de la sinagoga, creyó en el Señor, junto con toda su familia. También muchos habitantes de Corinto, que habían escuchado a Pablo, abrazaron la fe y se hicieron bautizar.
 
Palabra de Dios.
 
 
SALMO RESPONSORIAL                                        97, 1-4
 
R.    ¡El Señor reveló su victoria a las naciones!
 
Canten al Señor un canto nuevo,
porque Él hizo maravillas:
su mano derecha y su santo brazo
le obtuvieron la victoria. R.
 
El Señor manifestó su victoria,
reveló su justicia a los ojos de las naciones:
se acordó de su amor y su fidelidad
en favor del pueblo de Israel.R.
 
Los confines de la tierra han contemplado
el triunfo de nuestro Dios.
Aclame al Señor toda la tierra,
prorrumpan en cantos jubilosos.R.
 
 
 
EVANGELIO
 
Ustedes estarán tristes,
pero esa tristeza se convertirá en gozo
 
a    Evangelio de nuestro Señor Jesucristo
según san Juan
16,16-20
 
A la Hora de pasar de este mundo al Padre, Jesús dijo a sus discípulos:
«Dentro de poco, ya no me verán,
y poco después, me volverán a ver».
 
Entonces algunos de sus discípulos comentaban entre sí: «¿Qué significa esto que nos dice: "Dentro de poco ya no me verán, y poco después, me volverán a ver"? ¿Y qué significa: "Yo me voy al Padre"?» Decían: «¿Qué es este poco de tiempo? No entendemos lo que quiere decir».
Jesús se dio cuenta de que deseaban interrogarlo y les dijo: «Ustedes se preguntan entre sí qué significan mis palabras:
 
"Dentro de poco, ya no me verán,
y poco después, me volverán a ver".
Les aseguro
que ustedes van a llorar y se van a lamentar;
el mundo, en cambio, se alegrará.
Ustedes estarán tristes,
pero esa tristeza se convertirá en gozo».
 
Palabra del Señor.
 
Reflexión
 
 
Hech. 18, 1-8. Corinto, ciudad muy importante dentro del itinerario apostólico de Pablo. En primer lugar se dirige a los Judíos para anunciarles a Jesucristo; pero puesto que ellos lo rechazan se dirige a los paganos. Estos lo reciben con alegría y con mayor disponibilidad que los judíos.
La Palabra de Dios no está encadenada. Si alguien la rechaza no por eso se cierran todas las puertas al apóstol. Jamás podemos desanimarnos porque, al anunciar a Cristo, nos encontremos con el desprecio hacia esa Palabra de Dios o con la indiferencia de quienes nos escuchan.
Pareciera que a veces nuestras comunidades se han quedado estancadas. El verdadero pastor pondrá siempre el mejor de sus esfuerzos para que el Señor sea conocido por todos y, así, todos lleguen al conocimiento de la Verdad y vuelva a arder su corazón en el amor de Dios y del prójimo.
 
Sal. 98 (97). La Victoria de Dios es nuestra Victoria. Él se ha levantado y ha vencido a nuestro enemigo. Él lo ha hecho porque nos ama. Por eso nosotros aclamemos con júbilo al Señor.
Todo aquel que crea en Él tendrá la salvación y Dios hará que se manifieste, ante todos los pueblos, como un signo de su amor siempre fiel. Él jamás nos ha abandonado; más bien, como el Buen Pastor, ha salido en busca de la oveja descarriada; pues Él quiere que todos los hombres se salven y no sólo glorifiquen a Dios, sino que participen de la Gloria que nos ha ofrecido en su Hijo Jesús.
Por eso, cantemos al Señor un canto nuevo, pues ha hecho grandes obras por nosotros.
 
Jn. 16, 16-20. Jesús se ha ido al Padre. Sin embargo está en pie su promesa: Yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del tiempo.
Caminar en la fe tomando nuestra cruz de cada día y siguiendo las huellas de Jesús, llena nuestros corazones de una gran esperanza, pues queremos llegar a donde Él, nuestra cabeza y pastor nos ha precedido.
Cuando lo veamos y estemos con Él para siempre sabremos que todo tenía sentido; sabremos que nuestro testimonio sobre Jesucristo, dado entre persecuciones y muerte de un modo perseverante hasta el fin, nos conducirá al disfrute eterno de la salvación, de la paz, de la felicidad, del amor colmado.
Para entonces, libres del llanto, del dolor y de la muerte nos alegraremos eternamente en la contemplación del Rostro del Señor.
Cristo, que permanece con nosotros de un modo especial en la celebración del Memorial de su Pascua, celebrado en la Eucaristía, nos reúne, no sólo para que alabemos su Nombre, sino para que entremos en una auténtica comunión de vida y de misión con Él.
Lo contemplamos y lo escuchamos; nos alegramos porque nos ha amado de tal forma que nos hace herederos, junto con Él, de la Gloria del Padre.
Caminando con Él la vida se nos convierte en un poco de tiempo en el que hemos de ser testigos de su amor. No vamos solos, el Señor, su Espíritu Santo acompaña nuestro caminar por la vida, hasta que, finalmente, estemos con Él en una banquete eterno, participando para siempre del Gozo de nuestro Señor.
Pero mientras llega ese momento no podemos vivir destruyendo la paz. La iglesia de Cristo ha sido llamada para ser signo del Señor en medio de sus hermanos. Nuestra vocación mira al servicio nacido del amor que nos compromete a dar la vida para que los demás tengan vida.
Hemos de ser motivo de alegría para cuantos nos rodean, pues el Señor quiere darse a conocer por su cercanía, por su apoyo a los necesitados, por socorrer a los pobres, por consolar a los tristes, por dar de comer a los hambrientos; y esto lo hará en la historia por medio de su Iglesia que, unida a Él, no sólo participa de la Gloria del Señor resucitado, sino que nos lleva a manifestarnos como el hombre nuevo, renovado en Cristo, hecho salvación y cercanía de amor para la humanidad de todos los tiempos y lugares.
Roguémosle a nuestro Dios y Padre que nos conceda, por intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, la gracia de ser auténticos portadores de su Amor y de su Salvación, para que cuantos nos traten tengan sobrados motivos de alegrarse y saltar de contento por sentir cercano a ellos, de modo concreto, la presencia del Salvador desde nuestra vida unida al Señor. Amén.
 
Homiliacatolica.com
(
http://www.celebrandolavida.org
).

Ejercicio de lectio divina para la Ascension del Senor.

Lectio Divina. La Ascension del Señor
La Ascención. Oración con el Evangelio. Ciclo A.
Autor: P. Martín Irure | Fuente: Catholic.net

 

1. INVOCA


Dispón tu ánimo para la escucha de la Palabra. El Espíritu está listo para abrir tu conciencia a la comprensión de la Palabra y a llevarla a la práctica en tu vida.
Invocamos al Espíritu: Veni, Sancte Spiritus.

Ven, Espíritu Santo,
te abro la puerta,
entra en la celda pequeña
de mi propio corazón,
llena de luz y de fuego mis entrañas,
como un rayo láser opérame
de cataratas,
quema la escoria de mis ojos
que no me deja ver tu luz.

Ven. Jesús prometió
que no nos dejaría huérfanos.
No me dejes solo en esta aventura,
por este sendero.
Quiero que tú seas mi guía y mi aliento,
mi fuego y mi viento, mi fuerza y mi luz.
Te necesito en mi noche
como una gran tea luminosa y ardiente
que me ayude a escudriñar las Escrituras.

Tú que eres viento,
sopla el rescoldo y enciende el fuego.
Que arda la lumbre sin llamas ni calor.
Tengo la vida acostumbrada y aburrida.
Tengo las respuestas rutinarias,
mecánicas, aprendidas.
Tú que eres viento,
enciende la llama que engendra la luz.
Tú que eres viento, empuja mi barquilla
en esta aventura apasionante
de leer tu Palabra,
de encontrar a Dios en la Palabra,
de encontrarme a mí mismo
en la lectura.

Oxigena mi sangre
al ritmo de la Palabra
para que no me muera de aburrimiento.
Sopla fuerte, limpia el polvo,
llévate lejos todas las hojas secas
y todas las flores marchitas
de mi propio corazón.

Ven, Espíritu Santo,
acompáñame en esta aventura
y que se renueve la cara de mi vida
ante el espejo de tu Palabra.
Agua, fuego, viento, luz.
Ven, Espíritu Santo. Amén. (A. Somoza)


2. LEE LA PALABRA DE DIOS (Mt 28, 16-20) (Qué dice la Palabra de Dios)

Contexto litúrgico

Celebramos en este domingo la solemnidad de la Ascensión del Señor, que es la cumbre de la glorificación de Jesús resucitado.

Contexto bíblico


Esta perícopa que leemos hoy es el final del Evangelio de Mateo. Este evangelista describe el encuentro de Jesús Resucitado con los once discípulos, en Galilea, región donde había comenzado su evangelización. Y en un monte, donde se realizaban las manifestaciones de Dios al pueblo de Israel. Recuerda también el sermón del monte, que nos describe Mateo en los capítulos 5-7.
“El encuentro de Jesús con sus discípulos tiene dos momentos. En primer lugar, se da un encuentro en el que Jesús se revela a través de sus palabras y los discípulos lo reconocen como Señor por medio del gesto de adoración (v. 17). Después, Jesús les confía una misión, que antes les había encomendado sólo de forma parcial, y les promete su asistencia para llevar a cabo esta misión a través de su presencia continua¨ (Comentario al Nuevo Testamento, EVD, pág. 123).

Texto

1. Vayan y hagan discípulos a todos los pueblos (v. 19)

Jesús ha concluido su obra salvadora. Ha terminado su peregrinación humana. Ha elegido a sus continuadores para la tarea de anunciar la Buena Nueva.
Los Once son enviados por todo el mundo a pregonar la buena noticia: Dios los ama y los salva en Jesús.
Así se constituye la primera comunidad de discípulos. Es el germen de la Iglesia, que será la encargada de la misma misión hasta el final de los tiempos.
Los Once han reafirmado su confianza en el Resucitado, saliendo así de la dura prueba por la muerte del Maestro. Toda la misión comienza en Jesús. Y, de parte de los discípulos, inicia en un acto de fe y de adoración (v. 17). Así, fundamentalmente están equipados para la misión.
La finalidad de la misión es hacer discípulos de Jesús. Lo que los Once aprendieron con Jesús, eso mismo tienen que transmitir. Jesús llamó para que estuvieran con él (Mc 3, 14), para formar comunidad, la de los discípulos de Jesús. Luego, son enviados a la misión: presentar y transmitir las palabras y gestos de Jesús a todas las gentes.
Éste es el proceso de la catequesis hasta llegar a la fe. Primero, la enseñanza sobre Jesús muerto y resucitado. Se llama: kerigma o pregón. Luego, la enseñanza más prolongada, la catequesis. Al final, si el iniciado acepta a Jesucristo, proclamando el acto de fe, y es admitido al bautismo.
Por eso, el enviado, el misionero, el evangelizador debe enseñar, no su doctrina, sino la de Jesús. Y así, incorporar a la Iglesia, comunidad de discípulos, por medio del bautismo a los nuevos discípulos.

2. Sepan que yo estoy con ustedes todos los días hasta el final de los tiempos (v. 20).


Jesús no se despide de sus discípulos. Porque les promete su presencia constante. Así el Evangelio se abre al futuro, a la acción misionera de los discípulos de entonces y de todos los tiempos. Sepan que yo estoy con ustedes todos los días hasta el final de los tiempos (v. 20).
Ésta es la fe que guía al evangelizador y asegura el fruto de su misión. Jesús siempre está presente en la acción misionera de sus discípulos. No nos ha dejado solos, ni aún en los peores momentos.
El signo de su presencia en su comunidad lo expresó el mismo Jesús: Donde dos o tres estén reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos (Mt 18, 20).
También Él está vivo y presente en los necesitados y en los que sufren. Les aseguro que cuando lo hicieron con uno de estos mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicieron (Mt 25, 40).

3. Mantengámonos firmes en la esperanza (Heb 10, 23; segunda lectura de hoy)


La Ascensión de Jesús es la meta de su resurrección y glorificación. Y es la fuerza de nuestra esperanza. Él nos otorga la capacidad de transformarnos hasta que lleguemos a la plenitud de hijos de Dios.
Jesús es el que llena totalmente el universo (Ef 1, 23; 2a. lectura). Así nosotros, los que tenemos puesta nuestra esperanza en Cristo, seremos un himno de alabanza a su gloria (Ef 1, 12).


3. MEDITA (Qué me/nos dice la Palabra de Dios)


¿Me considero discípulo fiel de Jesús? ¿Experimento que Él me ha llamado para ser evangelizador?
En el programa diario de mis actividades, ¿siento que estoy desarrollando la misión encomendada por el Maestro?
¿Qué hago para transmitir el Evangelio a los demás? En mi familia, ¿intento leer la Palabra de Dios para seguir creciendo como discípulo y apóstol de Jesús?
¿Qué siento que me pide el Señor en estos momentos, en los cuales Él me manifiesta su mensaje?


4. ORA (Qué le respondo al Señor)


Señor, sé que Tú también me has elegido para esta hermosa misión de contagiar tu Amor a los humanos. Te doy gracias porque me elegiste. Haz que también yo pueda experimentar el gozo de este llamado y responder lo mejor posible a tus expectativas sobre mí. Pero, ¿por qué empleo tanto tiempo, pensamientos, sentimientos y actividades en cosas que nada tienen que ver con esta tarea que me encomendaste? ¿Por qué me encierro en mí mismo, en mis preocupaciones, que no me entretienen en cosas sin importancia?
Ábreme, Jesús, a tus altos ideales. Haz que yo responda a la altura de tu llamado. Haz que la esperanza de estar contigo siempre me anime en los momentos difíciles...


5. CONTEMPLA


A Jesús, que es glorificado como hombre por el Padre. Por su gran entrega a la causa de la salvación.
A ti mismo, que eres llamado para colaborar con Jesús para trasmitir alegría a los humanos.
A aquellos a los que tienes que llevar la Buena Noticia del Reino.


6. ACTÚA


Recitamos el salmo 47, repitiendo el versículo: Dios asciende entre aclamaciones.

Aplaudan, todos los pueblos, aclamen a Dios con gritos de alegría;

porque el Señor, el Altísimo, es temible, es el soberano de toda la tierra.

El puso a los pueblos bajo nuestro yugo, y a las naciones bajo nuestros pies;

él eligió para nosotros una herencia, que es el orgullo de Jacob, su predilecto.

Dios asciende entre aclamaciones, asciende al sonido de trompetas.

Canten, canten a nuestro Dios, canten, canten a nuestro Rey:

Dios es el Rey de toda la tierra, cántenle un hermoso himno.

Dios reina sobre las naciones, Dios se sienta en su trono sagrado.

Los nobles de los pueblos se reúnen con el pueblo del Dios de Abraham: de Dios son los poderosos de la tierra, y él se ha elevado inmensamente.

Lecturas del Miércoles VI de Pascua comentadas brevemente.

Lecturas del Miércoles 01 de Junio de 2011

Miércoles 6ª semana de Pascua

Santoral: Justino

Hch 17,15.22-18,1: Eso que veneran sin conocerlo, se lo anuncio yo
Salmo responsorial 148: Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria
Jn 16,12-15: El Espíritu de la verdad les guiará hasta la verdad plena

Hechos 17, 15.22-18,1


Eso que veneráis sin conocerlo, os lo anuncio yo
En aquellos días, los que conducían a Pablo lo llevaron hasta Atenas, y se volvieron con encargo de que Silas y Timoteo se reuniesen con Pablo cuanto antes.

Pablo, de pie en medio del Areópago, dijo: "Atenienses, veo que sois casi nimios en lo que toca a religión. Porque, paseándome por ahí y fijándome en vuestros monumentos sagrados, me encontré un altar con esta inscripción: "Al Dios desconocido." Pues eso que veneráis sin conocerlo, os lo anuncio yo. El Dios que hizo el mundo y lo que contiene, él es Señor de cielo y tierra y no habita en templos construidos por hombres, ni lo sirven manos humanas; como si necesitara de alguien, él que a todos da la vida y el aliento, y todo. De un solo hombre sacó todo el género humano para que habitara la tierra entera, determinando las épocas de su historia y las fronteras de sus territorios. Quería que lo buscasen a él, a ver si, al menos a tientas, lo encontraban; aunque no está lejos de ninguno de nosotros, pues en él vivimos, nos movemos y existimos; así lo dicen incluso algunos de vuestros poetas: "Somos estirpe suya." Por tanto, si somos estirpe de Dios, no podemos pensar que la divinidad se parezca a imágenes de oro o de plata o de piedra, esculpidas por la destreza y la fantasía de un hombre. Dios pasa por alto aquellos tiempos de ignorancia, pero ahora manda a todos los hombres en todas partes que se conviertan. Porque tiene señalado un día en que juzgará el universo con justicia, por medio del hombre designado por él; y ha dado a todos la prueba de esto, resucitándolo de entre los muertos."

Al oír "resurrección de muertos", unos lo tomaban a broma, otros dijeron: "De esto te oiremos hablar en otra ocasión." Pablo se marchó del grupo. Algunos se le juntaron y creyeron, entre ellos Dionisio el areopagita, una mujer llamada Dámaris y algunos más. Después de esto, dejó Atenas y se fue a Corinto.


Salmo responsorial: 148


Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
R/. Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.

Alabad al Señor en el cielo, / alabad al Señor en lo alto. / Alabadlo, todos sus ángeles; / alabadlo, todos sus ejércitos. R.

Reyes y pueblos del orbe, / príncipes y jefes del mundo, / los jóvenes y también las doncellas, / los viejos junto con los niños. R.

Alaben el nombre del Señor, / el único nombre sublime. / Su majestad sobre el cielo y la tierra. R.

Él acrece el vigor de su pueblo. / Alabanza de todos sus fieles, / de Israel, su pueblo escogido. R


Juan 16,12-15


El Espíritu de la verdad os guiará hasta la verdad plena
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Muchas cosas me quedan por deciros, pero no podéis cargar con ellas por ahora; cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad plena. Pues lo que hable no será suyo: hablará de lo que oye y os comunicará lo que está por venir. Él me glorificará, porque recibirá de mí lo que os irá comunicando. Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso os he dicho que toma de lo mío y os lo anunciará."

Comentarios

Nos acercamos cada vez más a un acontecimiento fundamental en la vida y misión de la Iglesia: la celebración de “Pentecostés”, el envío del Espíritu Santo, que es quien nos impulsa a la misión que tenemos como seres humanos, como cristianos.

Precisamente con la conducción del Espíritu que acontece en la fidelidad, que es amor puesto en práctica, la comunidad manifiesta la presencia de Jesús resucitado, hace presente la Palabra que le fue confiada y es impulsada a comunicarla a la humanidad para que ésta crea.

“El Espíritu nos conducirá a la verdad y esa verdad nos hará libres”. Vivimos en un mundo donde “la palabra” ya “no vale”; las personas se comprometen y no cumplen; la mentira ronda por las ciudades, pueblos y veredas; la corrupción está acabando con países enteros.

La verdad está malograda. Y nosotros, como cristianos, ¿qué estamos haciendo para que esa verdad vuelva a recobrar el valor que tenía? ¿O seguimos los mismos esquemas de los que dominan este mundo?

Nuestro compromiso con el Evangelio es estar y vivir siempre en verdad y recordar las palabras del Maestro: “La verdad los hará libres”.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa del Miércoles VI de Pascua. Pedidos de oracion.

 Santa María de Guayaquil
 

 
 
Gracias, Senor, por ser el Buen Pastor que ha dado su vida por mi. Permite que esta meditacion me ayude a crecer en mi fe y generosidad para poder ser un reflejo tuyo, y asi, pueda atraer a otras ovejas a tu redil.

MISA 1 JUNIO, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES

MIERCOLES 1

Santos: Justino de Palestina, martir; Anibal Maria de Francia, fundador. Beato Juan Pelingotto, laico. Memoria (Rojo)

 

EL ESPIRITU LOS IRA GUIANDO EN LA VERDAD

 

1 Hch 17, 15-16. 22-18, 1; Jn 16, 12-15

 

En el relato de los Hechos el apostol San Pablo hace un primer intento de presentar la fe cristiana en clave de dialogo con la cultura griega. Cuando les proclamo el mensaje de la resurreccion del Senor Jesus, la mayoria de sus oyentes se desconcertaron y apenas unos pocos acogieron la fe. En el discurso final que Jesus dirige a los suyos en el cuarto evangelio les hace una promesa extraordinaria: El les enviara al Espiritu Santo para que los auxilie y logren asi comprender y desentranar la verdad, en las situaciones desafiantes que enfrentaran por causa de su fidelidad al mensaje.

 

ANTIFONA DE ENTRADA (cfr. Sal 118, 85. 46)

Frente a tu verdad, Senor, vano es el saber de los paganos. Por eso no he tenido miedo de confesar tu Evangelio ante los poderosos. Aleluya.

 

ORACION COLECTA

Dios nuestro, tu que ensenaste a san Justino que la sabiduria verdadera consiste en conocer a Jesucristo crucificado, concedenos, por la intercesion de tu santo martir, que nada llegue a separarnos de ti ni del amor a la cruz de Jesucristo, que vive y reina contigo en la unidad del Espiritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Les anuncio a ese Dios que ustedes veneran sin conocerlo.

 

Del libro de los Hechos de los Apostoles: 17, 15-16. 22-18, 1

 

En aquellos dias, los cristianos que ayudaron a Pablo a escapar de Berea, lo llevaron hasta la ciudad de Atenas. Pablo los envio de regreso con la orden de que Silas y Timoteo fueran a reunirse con el cuanto antes.

Un dia, mientras los esperaba en Atenas, Pablo sentia que la indignacion se apoderaba de el, al contemplar la ciudad llena de idolos. Entonces se presento en el Areopago y dijo:

"Atenienses: Por lo que veo, ustedes son en extremo religiosos. Al recorrer la ciudad y contemplar sus monumentos, encontre un altar con esta inscripcion: Al Dios desconocido. Pues bien, yo vengo a anunciarles a ese Dios que ustedes veneran sin conocerlo.

El Dios que hizo el mundo y todo cuanto hay en el, siendo el Senor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por hombres, ni es servido por mano de hombres, como si necesitara de algo o de alguien; porque El es quien da a todos la vida, el aliento y cuanto tienen.

De un solo hombre saco todo el genero humano para que habitara toda la tierra, determino las epocas de su historia y establecio los limites de sus territorios. Dios queria que lo buscaran a El y que lo encontraran, aunque fuera a tientas, pues en realidad no esta lejos de nosotros, ya que en El vivimos, nos movemos y somos. Como lo ha dicho alguno de los poetas de ustedes: 'Somos de su mismo linaje'.

Por lo tanto, si somos linaje de Dios, no debemos pensar que Dios es como una imagen de oro, plata o marmol, labrada artisticamente por los hombres segun su imaginacion. Dios no tomo en cuenta la ignorancia de la gente en tiempos pasados, pues ahora quiere que todos los hombres se conviertan, porque tiene determinado un dia en el cual ha de juzgar al universo con justicia, por medio de un hombre designado por el, y ha dado a todos la prueba de esto, resucitandolo de entre los muertos". Al oir hablar de la resurreccion de los muertos, algunos se burlaron y otros dijeron: "De esto te oiremos hablar en otra ocasion". Entonces Pablo se retiro. Sin embargo, algunos se adhirieron a el y creyeron. Entre ellos se contaban Dionisio, el areopagita; una mujer, que se llamaba Damaris, y algunos mas. Despues de esto, Pablo salio de Atenas y se fue a Corinto. Palabra de Dios.

Te alabamos, Senor.

 

Del salmo 148

R/. La gloria del Senor sobrepasa cielo y tierra. Aleluya.

 

Alaben al Senor en las alturas, alabenlo en el cielo; que alaben al Senor todos sus angeles, celestiales ejercitos.

R/. La gloria del Senor sobrepasa cielo y tierra. Aleluya.

 

Reyes y pueblos todos de la tierra, gobernantes y jueces de este mundo; hombres, mujeres, jovenes y ancianos, alaben al Senor y denle culto.

R/. La gloria del Senor sobrepasa cielo y tierra. Aleluya.

 

El nombre del Senor alaben todos, pues su nombre es excelso, su gloria sobrepasa cielo y tierra y ha hecho fuerte a su pueblo.

R/. La gloria del Senor sobrepasa cielo y tierra. Aleluya.

 

Que alaben al Senor todos sus fieles, los hijos de Israel, el pueblo que ha gozado siempre de familiaridad con El.

R/. La gloria del Senor sobrepasa cielo y tierra. Aleluya.

 

ACLAMACION (Jn 14, 16) R/. Aleluya, aleluya.

Yo le rogare al Padre y El les dara otro Paraclito para que este siempre con ustedes, dice el Senor. R/.

 

El Espiritu de la verdad los ira guiando hasta la verdad plena.

 

Lectura santo Evangelio Juan capitulo 16, versiculos 12 al 15

 

En aquel tiempo, Jesus dijo a sus discipulos: "Aun tengo muchas cosas que decirles, pero todavia no las pueden comprender. Pero cuando venga el Espiritu de la verdad, El los ira guiando hasta la verdad plena, porque no hablara por su cuenta, sino que dira lo que haya oido y les anunciara las cosas que van a suceder. El me glorificara, porque primero recibira de mi lo que les vaya comunicando. Todo lo que tiene el Padre es mio. Por eso he dicho que tomara de lo mio y se lo comunicara a ustedes". Palabra del Senor.

Gloria a ti, Senor Jesus.

 

Oracion introductoria

Guiame Espiritu Santo hacia la verdad plena, para que mi vida sea una constante alabanza a Dios y edifique a mis hermanos por medio del servicio, por amor.

 

Peticion

Jesus mio, dame un corazon que guste servir a los demas, porque solo asi podre amar y alabar a Dios Padre.

 

REFLEXION Evangelio Juan capitulo 16, versiculos 12 al 15

 

El evangelio nos dice que el Espiritu Santo es el que nos lleva hasta la verdad plena. Con esto se nos indica que necesitamos un guia que de una orientacion a nuestra vida. Con frecuencia quisieramos seguir unicamente nuestro camino y obedecer solo nuestra voluntad. Sin embargo, Jesus mismo nos dice que el Espiritu Santo es quien puede llevarnos hasta el Padre. Por tanto, hace falta dejarse guiar, aceptar, escuchar, seguir lo que Dios nos indica. Para ello, hemos de fomentar un espiritu filial, ser dociles y sencillos para dejar que el Espiritu Santo gobierne nuestras vidas de acuerdo a aquello que sea mas acorde con la voluntad de Dios. El Espíritu Santo es el santificador de nuestras almas, fuera de su accion no podremos avanzar en el camino de la santidad, por tanto, estemos atentos para colaborar activamente con sus luces, hagamos el habito de preguntarle con frecuencia que es lo que espera de nosotros y pidamosle la gracia para cooperar con El sin ponerle limites o resistencias.

 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

Concedenos, Senor, celebrar dignamente este misterio de la Eucaristia, que tan valerosamente defendio el martir san Justino.

Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

ANTIFONA DE LA COMUNION (1 Co 2, 2)

Cuando estuve entre ustedes nunca me precie de otra cosa que de conocer a Jesucristo crucificado. Aleluya.

 

ORACION DESPUES DE LA COMUNION

Tu, que nos has alimentado con el pan que da la vida, concedenos, Senor, que siguiendo las ensenanzas de san Justino, vivamos en continua accion de gracias por tus dones. Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY

 

REFLEXION Evangelio Juan capitulo 16, versiculos 12 al 15

 

En un mundo pluriforme no es dificil el darnos cuenta de que cada uno de nosotros tenemos parte de la verdad. La unica verdad absoluta es Dios. Por ello, otra de las grandes obras que realiza el Espiritu en nosotros es "el guiarnos a la verdad plena", es decir guiarnos a Dios.

 

Esta verdad eterna, involucra todas las cosas creadas pues como dice San Pablo: "En el somos, existimos y nos movemos". No es por ello raro que en la medida en que dejamos que el Espiritu tome posesion de nosotros, nuestro entendimiento con los demas sea mas claro; nuestra posicion delante de la vida moral y religiosa se clarifica, pues, la Verdad se va haciendo patente a nuestro entendimiento.

 

Debemos, como quiera estar atentos, pues nunca seremos poseedores de la verdad completa. Toda nuestra vida sera crecer en ella. La humildad y la oracion hacen posible que esta crezca y se manifieste en nosotros como: sabiduria, prudencia, y amor a Dios y nuestros hermanos. Pidamos incesantemente: Ven Espiritu Santo y muestrame la verdad, muestrame tu Verdad y hazme comprender que cada hombre tiene parte de esta verdad, de tu Verdad.

Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Abrele tu corazon.

Como Maria, todo por Jesus y para Jesus.

Pbro. Ernesto Maria Caro

 

Junio 1

Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)

 

A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado

 

Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren

 

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

 

Hermanos oremos al Senor pidiendole por la recuperacion de la salud de Alejandro. MONY

 

Soy Ana Maria he sufrido un accidente y  fracturo y descoloco mi brazo derecho pido al Senor y a la virgen que me ayuden en estos momentos dificiles, es mi brazo derecho, no puedo hacer nada, ni salir sola ni peinarme ni cocinar, pero gracias a Dios puedo orar por una buena solucion y por que calme el fuerte dolor, ofrezco este por aquellos que sufren mas que yo ayudanos Senor. Gracias. Amen

 

Te agradezco seguir en  cadena de oracion, por mis Hijos JUAN DAVID por su salud fisica, JUAN PABLO por su rechazo a las drogas y continuar en el centro de rehabilitacion y por mi Dunnia Assis por un trabajo estable.

 

Hermanitos. Acabo de recibir una llamada pidiendo oracion por  Alfredo Lacouture, de  78 anos,  que se cayo de un segundo piso y esta muy delicado. Se partio 3 costillas y una de ellas le perforo un pulmon y sus rinones dejaron de funcionar. Estan pidiendo sangre para transfundirlo y su tipo no se ha conseguido. Esta bien delicado. Anticipo las gracias porque se que cuento con sus oraciones por el. Dios los bendiga. Beatry

 

DADORES DE SANGRE

 

Ayer domingo, se cayo y fracturo la cadera, el papa del padre Walter. El miercoles o jueves lo operan. Se necesitan DADORES DE SANGRE, de cualquier tipo. Los que puedan hacerlo, en COMBATIENTES DE MALVINAS 3150, al lado del TORNU. De  7,30 a 9,30 hs.  Para el Sr. ROSENDO MEDINA. Por favor, avisar al P. Walter los que hayan dado sangre 1540813416. ADRY

 

AGRADECIMIENTO A DIOS

 

Cumpleanos de Leni

Cumpleanos de ALICIA

Cumpleanos de LIDIA

 

Agradecemos a DIOS nuestro Senor porque salió bien la tormografia que le hicieron a Francesca. Fue un gran susto. Seguramente la infinita misericordia de Dios la abrazo en el momento de la caida para que no sea mas que unos moretones y un gran susto. Gracias a todos nuestros hermanos que oraron por ella. Vicky y Alberto.

 

POR LAS NECESIDADES DE

 

Sigo encomendando a sus oraciones en especial por lo economico cada vez se hace mas dificil, por las personas vivas, difuntas y enfermas que a diario pido por ellas, por Lola sufre mucho y esta con deprecion por mis intenciones y necesidades, para que muy pronto encuentre empleo, por el exito de mi pension asistencial por los trasmites y de Carlos, por Miguel, Luis, Patricio, Juan Carlos y Renato estan recahidos en el alcoholismo. Christian

 

Hermanos en Cristo: Necesito oraciones  por paz espiritual, fortaleza y luz del Espiritu Santo para Tamara Alejandra  y Fernando Martin por la homologacion de nuestros  titulos, el ano pasado nos graduamos en Cuba de medicos y no ha salido la homologacion de los titulos, y poder acceder a trabajar, que el Senor toque el corazon para agilizar dicho tramite.  Bendiciones  a mi familia la de mi pareja y todos los que necesitan, por la salud, amor, y la paz de el mundo. TAMARA

 

Pido una oracion para Myriam Albornoz que se ha sido abandonada pr su esposo, y no tiene trabajo, esta pasando un momento dificil junto a su pequeno hijo.  Su angustia por la falta de un empleo la esta deprimiendo. Por favor oremos por ella. NELSA FLORES <nelsaf2003@yahoo.com.ar>,

 

Hermanos en Cristo, acudo a vuestra intercesion en la oracion o eucaristia por mi salud espiritual, por una vivienda y un trabajo digno. Claudia Fabiana

 

Q. E. P. D.

 

VICENTA Z. RODRIGUEZ

 

PALANCAS

 

ECUADOR Tulcan Junio 02 – 05 Cursillo 39 de Mujeres  m.c.c.sdtulcan@hotmail.com

 

- ESPANA Diocesis de Cádiz Ceuta Junio 02 – 05 Cursillo 402  fcoboragno@hotmail.com

 

- ESPANA Cartagena Murcia Junio 02 – 05 Cursillo 960 de Hombres  cursilloscristiandadmurcia@gmail.com

 

- ESPANA Diocesis de Cordoba Junio 02 – 05 Cursillo 994  mcccordoba@cursillosdecordoba.com

 

- ESPAPA Madrid Junio 02 – 05 Cursillo de Hombres  palancamadrid@gmail.com

 

- FILIPINAS Diocesis de Bato Junio 02 – 05 Cursillo 01 de Hombres  Golo_emmanuel@yahoo.com

 

- ITALIA Diocesis de Cagliari Junio 01 – 04 Cursillo 92 de Hombres  cursillos.cagliari@tiscali.it

 

- MEXICO Diocesis Atlacomulco Junio 02 – 05 Cursillo 36 de Mujeres  rulys5866@hotmail.com

 

- MEXICO Diocesis de Ciudad Obregon Sonora Junio 02 – 05 Cursillo 174 de Hombres  gamescuas@prodigy.net.mx

 

- MÉXICO Irapuato Junio 02 – 06 Cursillo 66 de Hombres  mccirapuatogc2008_2010@hotmail.com

 

- MÉXICO Arquidiócesis de Mexico DF Junio 02 – 05 Cursillo 1314 de Hombres  silvanogarcia@hotmail.com y wwmaxrojas@gmail.com

 

- MEXICO Monterrey NL Junio 02 – 05 Cursillo 1066 de Mujeres  palancas@mccmonterrey.org

 

- MEXICO Pachuca Hidalgo Junio 02 – 05 Cursillo 104 de Mujeres  decolores_pachuca@hotmail.com

 

- MEXICO Queretaro Junio 02 – 05 Cursillo 119 de Mujeres  mikevs53@yahoo.com.mx

 

- MEXICO Reynosa Tamaulipas Junio 02 – 05 Cursillo de Hombres  mccreynosa@hotmail.com   

 

- PARAGUAY Diocesis de Villarrica Junio 04 – 05 Plenario Nacional albertoelect@yahoo.com

 

- PERU Carabayllo Junio 02 – 05 Cursillo 06 de Mujeres  intendenciascarabayllo@hotmail.com

 

- PORTUGAL Beja Junio 02 – 05 Cursillo 40 de Mujeres  MADIAS@stet.pt

 

- PUERTO RICO Diocesis de Caguas, Juncos Junio 02 – 05 Cursillo de Mujeres  erika2040@yahoo.com y erikanmolina@gmail.com y erikanmolina-mcc@yahoo.com

 

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

 

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

 

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios

 

Por las benditas almas del Purgatorio

ECUADOR
 
ENVIE SU PETICION DE ORACION  a

 

wpauta@gmail.com,

 

wpauta@yahoo.es,

 

indicando su nombre y peticion

 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

 

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/

 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

Moniciones para la Ascension del Senor, ciclo A.

Moniciones para la Ascención del Señor
Moniciones Ciclo A
Autor: P. Domingo Vásquez Morales | Fuente: Catholic.net

 


Monición de entrada

Muy buenas (noches, días, tardes). Hoy celebramos, queridos hermanos, el Misterio de la Ascensión del Señor. Porque Cristo Jesús bajó a la realidad de nuestro mundo, al dolor de la muerte, por eso subió, por la resurrección, a la gloria del Padre. La Ascensión es la total exaltación. De las lecturas que hoy escucharemos podemos sacar estas dos conclusiones: primera, Cristo Resucitado, es constituido por el Padre, Señor del universo, cabeza de la humanidad y de la Iglesia, que es su cuerpo y plenitud; segunda, el envío misionero, que Cristo transmite a la comunidad: “vayan y hagan discípulos...”. Este sigue siendo el mandato de Jesús para nosotros hoy.

Primera lectura: Hechos de los Apóstoles 1, 1-11 (Jesús se elevó de ellos)

En el mismo punto final que Lucas pone a su narración del Evangelio comienza su segundo libro: Hechos de los Apóstoles. El tema es éste: la Ascensión del Señor al cielo. Lo importante de este misterio es su significado: la glorificación de Jesús que vuelve al Padre constituido Señor de todos.


Segunda lectura: Carta de San Pablo a los Efesios 1, 17-23 (El Padre lo sentó a su derecha)

El apóstol san Pablo, escribiéndoles a los efesios, mensaje válido para nosotros hoy, nos pide que sepamos comprender la soberanía de Dios que resucitó a Cristo, lo sentó a su derecha y lo constituyó Señor del universo y de la historia y cabeza de la Iglesia, Señor de todos.
Tercera lectura: Mateo 28, 16-20(Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra)
En la Buena Noticia, san Mateo nos presenta a los apóstoles postrados ante el Señor, aunque algunos titubeaban, éstos reconocen a Cristo como Señor con poder sobre el cielo y sobre la tierra, haciéndoles un envío a anunciar la Buena Nueva, asegurándoles su permanente presencia.

Oración Universal

A cada invocación, respondan, por favor: Señor, llénanos con tu sabiduría para encontrar el camino.

1.- Asiste a la Iglesia, a la que encomendaste la misión de proseguir el anuncio del Evangelio, hasta que vuelvas, roguemos al Señor.

2.- Inspira a los que gobiernan las naciones sentimientos de paz y de justicia, tú que estás por encima de todo principado, potestad y dominación, roguemos al Señor.

3.- Consuela a los que sufren en este valle de dolor, para que se sientan confortados con la eficacia de tu fuerza poderosa, roguemos al Señor.

4.- Ilumina los ojos de nuestro corazón, para que comprendamos cuál es la esperanza a la que nos llamas, y la riqueza de gloria que nos das en herencia, roguemos al Señor.

5.- Al Papa, Benedicto, vicario de Cristo en la tierra, concédele fortaleza, prudencia y caridad en el servicio a la Iglesia universal, roguemos al Señor.

6.- A nuestros jóvenes, llénalos de sabiduría y fortaleza para que puedan escuchar tu voz, llamándolos a la vida religiosa y sacerdotal, roguemos al Señor.


Exhortación final

(Tomado de B. Caballero: La Palabra cada Domingo, San Pablo, España, 1993, p. 97)

Hoy nuestro corazón salta de júbilo, Dios Padre nuestro.
Por la glorificación de tu Hijo y nuestro hermano, Cristo Jesús.
Él vive, Él es el Señor con pleno poder en cielo y tierra.
En verdad, ¡suyo es el reino, el poder y la gloria por siempre!
Danos, Señor, espíritu de sabiduría para conocerlo.
Ilumina los ojos de nuestro corazón para que comprendamos cuál es la esperanza a la que nos llama en Cristo Resucitado y cuál la riqueza de gloria que tú das a tus elegidos.
Mientras tanto, queremos cumplir la tarea que Él nos confió: Anunciar a todos la buena nueva de tu amor y de tu salvación. Danos la luz y la fuerza de tu Espíritu para esta misión.
Amén.

¿Que ves que no veo?

¿Qué ves que no veo?
¿Cuál es la trayectoria que lleva a la dureza de corazón? ¿Qué escamas cubren mis ojos o tapan mis oídos?
Autor: P. Fernando Pascual LC | Fuente: Catholic.net

 


El corazón puede endurecerse. Los ojos, entonces, pierden la capacidad de ver lejos, de mirar adentro. El alma llega a vestirse con una costra de dureza, de indiferencia, de apatía, de desamor, de críticas enfermizas.

¿Por qué ocurre esto? ¿Cuál es la trayectoria que lleva a la dureza de corazón? ¿Qué escamas cubren mis ojos o tapan mis oídos?

Los golpes de la vida, las ambiciones, los rencores, las envidias, los deseos de placer y de comodidad, las perezas, los orgullos, endurecen el alma hasta extremos insospechados.

Frente al mal que nos rodea, frente a las pasiones que surgen desde dentro, necesitamos aire puro, ideales nobles, enseñanzas llenas de dulzura y de amor auténtico, para romper corazas de indiferencia, para abrir horizontes de ternura, para aprender a ver “con los ojos de Cristo” (cf. Benedicto XVI, encíclica “Deus caritas est”, n. 18).

Es entonces cuando veo que necesito acercarme a Ti, Dios mío, para preguntarte: ¿qué ves que yo no veo?

Sólo Tú puedes sacarme del abismo del pecado. Sólo Tú puedes quitar las escamas de mis ojos. Sólo Tú puedes enseñarme a vivir como los niños, para entrar un poco, ya en esta vida, en el Reino de los cielos (cf. Mt 18,2-4).

En este día, con sus prisas, con sus pausas, con sus momentos exaltantes y con sus angustias, necesito escuchar tus palabras, abrirme a tu luz, dejarme curar.

Entonces seré capaz de ver de modo diferente, de mirar como Tú a los hombres, al mundo, a mí mismo. Sentiré que la misericordia es la palabra que más ayuda. Me dejaré transformar según tu Corazón, manso y humilde. Descubriré horizontes de belleza y de esperanza, porque empezaré a verlo todo, un poquito, como Tú.

01/06/2011 13:03 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Sea un lider de exito.

Sea un líder de éxito
 
Toda persona anhela convertirse en un líder,
pero no debe ser cualquier tipo de líder,
sino un líder de éxito. 
 
Creo que no existe una sola persona
que no anhele tener éxito en lo que hace.
 
Podríamos decir que el éxito equivale a metas
conquistadas, obstáculos vencidos, triunfos aclamados.
 
El joven, el adulto y aún el niño, aspiran ser exitosos,
sueñan con ser reconocidos, valorados y aceptados.
Está comprobado que las heridas más profundas
son producidas por el rechazo, el amargo sentimiento
de no aceptación, pero quiero decirles que ni el rechazo,
ni las barreras familiares o sociales, ni los frenos
culturales, ni una difícil situación económica,
son obstáculos que impidan lograr el éxito.  
 
Una de las primeras cosas que debemos tener
en cuenta para llegar a ser personas exitosas
es el aprender de nuestros fracasos.
 
Aunque en algunos han sido más frecuentes
que en otros, creo que todos hemos tenido
fracasos en más de una oportunidad.
 
Podemos hablar de líderes políticos que alcanzaron
el triunfo después de haber fallado o fracasado
en diversas ocasiones, pero lo que les ayudó
a conquistar sus aspiraciones fue que supieron
asimilar con madurez la adversidad comprendiendo
que los fracasos son peldaños que conducen
al verdadero éxito. 
 
Fracaso no significa que todavía no hemos logrado
nada, significa que hemos aprendido algo.
 
Fracaso  no significa que hemos actuado como necios,
sino que hemos tenido mucha fe.
 
Fracaso no significa falta de capacidad, significa
que debemos hacer las cosas de distinta manera.
 
Fracaso no significa que somos inferiores,
significa que no somos perfectos.
 
Fracaso no significa que hemos perdido
nuestra vida, significa que tenemos buenas
razones para comenzar de nuevo.  
 
Fracaso no significa que debemos echarnos atrás,
significa que tenemos que luchar con mayor ahínco.   
 
Fracaso no significa que jamás lograremos
nuestras metas, significa que tardaremos
un poco más en alcanzarlas. 
 
Fracaso no significa que Dios nos ha abandonado,
significa que Dios tiene un idea mejor.
(
http://www.celebrandolavida.org
).

02/06/2011 00:06 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Santos Marcelino y Pedro.

2 de Junio

Santos Marcelino y Pedro
Mártires
Año
304

El primero de estos
dos santos mártires era un sacerdote muy estimado en Roma, y el segundo era un
fervoroso cristiano que tenía el poder especial de expulsar demonios. Fueron
llevados a prisión por los enemigos de la religión, pero en la cárcel se
dedicaron a predicar con tal entusiasmo que lograron convertir al carcelero y a
su mujer y a sus hijos, y a varios prisioneros que antes no eran creyentes.
Disgustados por esto los gobernantes les decretaron pena de muerte.

AMarcelino y Pedro los llevaron a un bosque llamado "la selva negra",
y allá los mataron cortándoles la cabeza y los sepultaron en el más profundo
secreto, para que nadie supiera dónde estaban enterrados. Pero el verdugo, al
ver lo santamente que habían muerto se convirtió al cristianismo y contó dónde
estaban sepultados, y los cristianos fueron y sacaron los restos de los dos
santos, y les dieron honrosa sepultura. Después el emperador Constantino
construyó una basílica sobre la tumba de los dos mártires, y quiso que en ese
sitio fuera sepultada su santa madre, Santa Elena.

Las crónicas antiguas narran que ante los restos de los santos
Marcelino y Pedro, se obraron numerosos milagros. Y que las gentes repetían:
"Marcelino y Pedro poderosos protectores, escuchad nuestros
clamores".

 

Mis cariños y bendiciones,

Itzel Paz de Silgado


Busqué al Señor y me dio una respuesta y me libró de todos mis temores. Salmo 34 (33)
(
http://es.groups.yahoo.com/group/espiritusanto/
).

Fiesta de los Santos Marcelino y Pedro.

Marcelino y Pedro, Santos
Mártires, Junio 2
Autor: P. Ángel Amo | Fuente: Catholic.net


Mártires
Muchísimas veces en la historia se ha confirmado el dicho: “El hombre propone y Dios dispone”, es decir, que a menudo Dios “dispone” lo contrario de lo que el hombre se ha “propuesto”. Fue lo que sucedió con los santos Marcelino y Pedro. San Dámaso, casi adivinando su misión de transmitir la memoria de innumerables mártires, como él mismo dice, escribió a un niño la narración del verdugo de los santos Marcelino y Pedro.

El “percussor” refirió que él había dispuesto la decapitación de los dos en un bosque apartado para que no quedara de ellos ni el recuerdo: incluso los dos tuvieron que limpiar el lugar que se iba a manchar con su sangre.

Los últimos tres versos, de los nueve que componen el poema 23 del Papa Dámaso, informan que los “santísimos miembros” de los mártires permanecieron ocultos durante algún tiempo en una “cándida gruta”, hasta cuando la piadosa matrona Lucila llevada por la devoción, les dio digna sepultura. El martirio se había llevado a cabo en donde hay se encuentra Torpignattara, a tres millas de la antigua vía Labicana, la actual Casilina. Constantino edificó ahí una basílica, cerca de donde reposaban los restos de su madre santa Helena, antes de que el emperador los hiciera llevar a Constantinopla. Más tarde fue violada por los Godos, y entonces el Papa Virgilio la hizo restaurar e introdujo los nombres de los santos Marcelino y Pedro en el canon romano de la Misa, garantizando así el recuerdo y la devoción por parte de Los fieles.

En Roma hay una basílica dedicada a los santos Marcelino y Pedro, edificada en 1751 sobre una base que parece se remonta a la mitad del siglo IV y en donde parece que se encontraba la casa de uno de los santos. Una Pasión del siglo VI habla de la vida del presbítero Marcelino y del exorcista Pedro, aunque tiene mucho de leyenda. Dicha Pasión cuenta que Pedro y Marcelino fueron encerrados en una prisión bajo la vigilancia de un tal Artemio, cuya hija Paulina estaba endemoniada. Pedro, exorcista, le aseguró a Artemio que, si él y su esposa Cándida se convertían, Paulina quedaría inmediatamente curada. Después de algunas perplejidades, la familia se convirtió y poco después dio testimonio de su fe con el martirio: Artemio fue decapitado, y Cándida y Paulina fueron ahogadas debajo de un montón de piedras.

Evangelio diario meditado del Jueves VI de Pascua.

Se transformará en alegría
Juan 16, 16-20. Pascua. Cuando la belleza y la verdad de Cristo conquistan nuestros corazones, experimentamos la alegría de ser sus discípulos.
Autor: Alejandro Carrión | Fuente: Catholic.net


Evangelio

Lectura del santo Evangelio según San Juan 16, 16-20

En aquel tiempo Jesús dijo a sus discípulos: Les aseguro que ustedes llorarán y se entristecerán, mientras el mundo se alegrará. Ustedes estarán tristes, pero su tristeza se transformará en alegría. Cuando una mujer va a dar a luz, se angustia, porque le ha llegado la hora; pero una vez que ha dado a luz, ya no se acuerda de su angustia, por la alegría de haber traído un hombre en el mundo. Así también ahora ustedes están tristes, pero yo los volveré a ver, se alegrará su corazón y nadie podrá quitarles su alegría. Aquel día no me preguntarán nada.

Oración introductoria


Jesús mío, Tú, que eres tan grande, me conoces, conoces mi corazón, mis virtudes y mis debilidades. Tú sabes que hay muchas cosas en mi corazón que me inquietan y me acongojan. Todo ello te lo ofrezco para encontrar en ti mi alegría.

Petición

Padre bueno, te pido me des fuerza para enfrentar todas las dificultades que encuentro en mi vida; aumentes mi fe, para que crea en tu palabra; aumentes mi esperanza para que me abandone en ti y confíe plenamente que nada me separará de tu amor

Meditación

La alegría que la liturgia suscita en el corazón de los cristianos no está reservada solo a nosotros: es un anuncio profético destinado a toda la humanidad y de modo particular a los más pobres, en este caso a los más pobres en alegría. Pensemos en nuestros hermanos y hermanas que, (...) viven el drama de la guerra: ¿qué alegría pueden vivir? Pensemos en los numerosos enfermos y en las personas solas que, además de experimentar sufrimientos físicos, sufren también en el espíritu, porque a menudo se sienten abandonados: ¿cómo compartir con ellos la alegría sin faltarles al respeto en su sufrimiento? Pero pensemos también en quienes han perdido el sentido de la verdadera alegría, especialmente si son jóvenes, y la buscan en vano donde es imposible encontrarla: en la carrera exasperada hacia la autoafirmación y el éxito, en las falsas diversiones, en el consumismo, en los momentos de embriaguez, en los paraísos artificiales de la droga y de cualquier otra forma de alienación.
Como en tiempos del profeta Sofonías, la palabra del Señor se dirige de modo privilegiado precisamente a quienes soportan pruebas, a los "heridos de la vida y huérfanos de alegría". La invitación a la alegría no es un mensaje alienante, ni un estéril paliativo, sino más bien una profecía de salvación, una llamada a un rescate que parte de la renovación interior. (Benedicto XVI, ángelus, 17 de diciembre de 2006) Cuando la belleza y la verdad de Cristo conquistan nuestros corazones, experimentamos la alegría de ser sus discípulos. (Benedicto XVI, Lunes 18 de mayo de 2009)

Reflexión apostólica

El cristianismo es el camino de la alegría. Al igual que en la vida de Jesús, los cristianos encontramos muchas cruces en nuestro camino, por que es estrecha la puerta y angosto el camino que lleva a la Vida. Un camino arduo; pero, sobretodo, lleno de alegría, de la alegría profunda de poseer a Dios, de tener el triunfo y la bienaventuranza final asegurada.

Propósito

Me esforzaré por dejar de lado toda crítica y queja sobre las dificultades de mi día y le daré gracias a Dios por acompañarme este día.

Diálogo con Cristo

Jesús, hoy no te quiero pedir me quites mis cruces, es más te las quiero agradecer. Te las agradezco por que sé que Tú me las has dado por que sabes que yo puedo con ellas, por que sabes que con ellas me puedo unir a ti, y ahí es donde me doy cuenta de que no pesan las cruces y sólo queda la alegría de saberme tu amado.


El camino de Dios es de renuncia, de mortificación, de entrega, pero no de tristeza o de apocamiento (San José María Escrivá, Amigos de Dios, 128)

Hoy voy a aprender a ser feliz.

Hoy voy aprender a ser feliz
 
Voy a amar a las personas por lo que son,
seres humanos como yo, no por los malos
momentos que me han hecho pasar los voy a odiar,
al contrario, agradeceré esos momentos de dolor
porque gracias a ellos aprendí a madurar
y por eso los voy a amar.
 
Voy a sonreír ante las situaciones difíciles
y ante aquellos que me lleguen a lastimar,
en vez de darles una mala palabra o maldición,
les daré una sonrisa llena de bendición
desde lo más profundo de mi corazón.
 
Para ser feliz también debo pensar
que no siempre estarán conmigo las personas
a las que amo, por eso cuando no estén a mi lado
recordaré todos los bellos y felices momentos
que pasamos juntos y eso me hará sonreír.
 
Y lo más importante, pondré absolutamente
toda mi confianza en Dios, Él conoce mi condición
y sabe lo que es mejor para mi, y sé perfectamente
que me ayudará a ser feliz.
 
Espero que tú también logres ser feliz,
no solo hoy, sino siempre.
(
http://www.celebrandolavida.org
).

02/06/2011 17:27 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Lecturas meditadas de la Misa del Sabado VI de Pascua.

¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

Sábado, 4 de Junio de 2011
Sexta Semana de Pascua
Hechos 18, 23-28 / Juan 16, 23b-28
Salmo responsorial Sal 46, 2-3. 8-10
R/.  "¡EI Señor es el Rey de toda la tierra!”
 
Santoral:
Santa Clotilde, San Ascanio Caracciolo,
Santa Vicenta Gerosa y Beato Felipe Smaldone

Liturgia - Lecturas del día
 
 
 
Sábado, 4 de Junio de 2011
 
SEXTA SEMANA DE PASCUA
 
Apolo demostraba por medio de las Escrituras
que Jesús es el Mesías
 
Lectura de los Hechos de los Apóstoles
18, 23-28
 
Después de haber permanecido un tiempo en Antioquía, Pablo partió de nuevo y recorrió sucesivamente la región de Galacia y la Frigia, animando a todos los discípulos.
Un judío llamado Apolo, originario de Alejandría, había llegado a Éfeso. Era un hombre elocuente y versado en las Escrituras. Había sido iniciado en el Camino del Señor y, lleno de fervor, exponía y enseñaba con precisión lo que se refiere a Jesús, aunque no conocía otro bautismo más que el de Juan Bautista.
Comenzó a hablar con decisión en la sinagoga. Después de oírlo, Priscila y Aquila lo llevaron con ellos y le explicaron más exactamente el Camino de Dios. Como él pensaba ir a Acaya, los hermanos lo alentaron, y escribieron a los discípulos para que lo recibieran de la mejor manera posible.
Desde que llegó a Corinto fue de gran ayuda, por la gracia de Dios, para aquéllos que habían abrazado la fe, porque refutaba vigorosamente a los judíos en público, demostrando por medio de las Escrituras que Jesús es el Mesías.
 
Palabra de Dios.
 
 
SALMO RESPONSORIAL                                        46, 2-3. 8-10
 
R.    ¡EI Señor es el Rey de toda la tierra!
 
Aplaudan, todos los pueblos,
aclamen al Señor con gritos de alegría;
porque el Señor, el Altísimo, es temible,
es el soberano de toda la tierra.R.
 
El Señor es el Rey de toda la tierra,
cántenle un hermoso himno.
El Señor reina sobre las naciones,
el Señor se sienta en su trono sagrado.R.
 
Los nobles de los pueblos se reúnen
con el pueblo del Dios de Abraham:
del Señor son los poderosos de la tierra,
y Él se ha elevado inmensamente.R.
 
 
EVANGELIO
 
El Padre los ama,
porque ustedes me aman y han creído
 
a    Evangelio de nuestro Señor Jesucristo
según san Juan
16, 23b-28
 
A la Hora de pasar de este mundo al Padre, Jesús dijo a sus discípulos:
 
Les aseguro
que todo lo que pidan al Padre
en mi Nombre, Él se lo concederá.
Hasta ahora, no han pedido nada en mi Nombre.
Pidan y recibirán,
y tendrán una alegría que será perfecta.
Les he dicho todo esto por medio de parábolas.
Llega la hora
en que ya no les hablaré por medio de parábolas,
sino que les hablaré claramente del Padre.
Aquel día
ustedes pedirán en mi Nombre;
y no será necesario que Yo ruegue al Padre por ustedes,
ya que Él mismo los ama,
porque ustedes me aman
y han creído que Yo vengo de Dios.
Salí del Padre y vine al mundo.
Ahora dejo el mundo y voy al Padre.
 
Palabra del Señor.
 
Reflexión
 
 
Hech. 18, 23-28. Nada de celos apostólicos. Todos debemos involucrarnos en el anuncio del Evangelio. Más aún, quienes tienen más clara la doctrina del Señor tienen obligación de enseñarla a sus hermanos, no para atiborrarlos de conceptos en su cabeza, sino para ayudarlos a dar un testimonio cada vez más creíble y eficaz del Nombre del Señor; testimonio nacido no sólo del estudio, sino de la experiencia personal del Señor que dará una nueva orientación a la vida de su enviado.
Esto nos debe llevar a preocuparnos con toda lealtad de la mutua evangelización, así como nos dedicamos a la evangelización de los no creyentes, pues la Iglesia no sólo debe ser evangelizadora, sino también evangelizada como fiel discípula tras las huellas de su Señor.
Tal vez haya muchos sectores de nuestra Iglesia que vivan casi como paganos; círculos en los que ya no se conozca a Dios. El Señor nos envía a evangelizar a quienes jamás han oído hablar de Él porque, aun cuando se les bautizó, jamás se les habló del Señor y se dejó que su vida de fe se marchitara demasiado pronto.
Abramos nuestros ojos hacia el interior de la Iglesia para que procuremos trabajar en favor de la salvación, no sólo del mundo, sino también de nosotros mismos.
 
Sal. 47 (46). Dios, que está por encima de todo lo creado, ha elegido a su Pueblo Santo para manifestar en Él su amor y su misericordia. Pero esa elección de Dios no puede encerrarse en un sólo grupo. Dios llama a todos los pueblos, junto con sus gobernantes, para que participen de la salvación que Él ofrece a todos. Pues Él quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la Verdad.
Por eso debemos dirigirnos al mundo entero cuando cumplimos con la misión de evangelizar a todos, conforme al mandato del Señor.
 
Jn. 16, 23-28. Orar, orar en el Nombre de Jesús. Esto significa que Él será el que, como Hijo, se dirija al Padre Dios desde nosotros. Y el Padre Dios nos ama porque hemos creído en Aquel que Él nos envió, y que sabemos que procede del Padre. Por eso Él escucha la oración que su Hijo eleva desde nosotros.
Pidamos que nos conceda en abundancia su Espíritu; pidamos que nos dé fortaleza en medio de las tribulaciones que hayamos de sufrir por anunciar su Evangelio.
No nos centremos en cosas materiales. Ciertamente las necesitamos; y, sin egoísmos, desde nuestras manos Dios quiere remediar la pobreza de muchos hermanos nuestros. Pero pidámosle de un modo especial al Señor que nos ayude a vivir y a caminar como auténticos hijos suyos, para que todos experimente la paz y la alegría desde su Iglesia, sacramento de salvación para el mundo entero.
Reunidos en esta celebración del Memorial del Misterio Pascual de Cristo, estando en comunión de vida con Él, desde Él dirigimos nuestra oración de alabanza y de súplica a nuestro Dios y Padre. El Señor escucha el clamor de sus hijos. Él nos concederá todo lo que le pidamos, siempre y cuando no vengamos a Él con un corazón torcido, buscando sólo nuestros intereses egoístas.
Dios nos quiere como testigos suyos en el mundo. Él nos concederá todo lo que necesitemos para cumplir fiel y eficazmente con esa Misión que nos confía.
Por eso la celebración de la Eucaristía más que un acto de piedad es todo un compromiso para llenarnos de Dios y para poder llevarlo a la humanidad entera, desde la experiencia que de Él hayamos tenido en su Iglesia.
Al recibir los dones de Dios nosotros también debemos escuchar el clamor de los pobres y de los más desprotegidos.
En la medida de todo aquello que el Señor nos ha concedido, debemos concederle a nuestro prójimo el cumplimiento de sus legítimos deseos, expresados como una oración cuando contemplamos las diversas desgracias en que ha caído.
Dios quiere continuar salvando, haciendo el bien y socorriendo a la humanidad que ha sido deteriorada por el pecado y azotada por la pobreza. Seamos un signo creíble del amor de Dios para nuestros hermanos.
Por eso no sólo debemos pretender ser escuchados por Dios; también nosotros debemos escuchar a los demás para remediar sus males y fortalecerlos en el camino de la vida.
Aprendamos a estar a los pies de Jesús por medio de la escucha fiel de aquellos que, como sucesores de los apóstoles, nos transmiten la verdad sobre Jesucristo. Pero no nos guardemos lo aprendido y vivido. Llevémoslo a los demás con el ardor de la fe y del amor que proceden del Espíritu que Dios ha derramado en nuestra propia vida.
Roguémosle a nuestro Dios y Padre que nos conceda, por intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, la gracia de sabernos amar como verdadero hermanos, buscando siempre el bien unos de otros, hasta que juntos podamos gozar de los bienes eternos, como hijos amados de nuestro único Dios y Padre. Amén.
 
Homiliacatolica.com
(
http://www.celebrandolavida.org
).

¡Te adoro escondido en la Hostia!.

¡Te adoro escondido en la Hostia!
Mientras te adoramos, ¿cómo es posible no pensar en todo lo que tenemos que hacer para darte gloria?
Autor: SS Juan Pablo II | Fuente: Catholic.net

 


Elevemos juntos la mirada a Jesús Eucaristía; contemplémosle y repitámosle juntos estas palabras de santo Tomás de Aquino, que manifiestan toda nuestra fe y todo nuestro amor: Jesús, ¡te adoro escondido en la Hostia!

En una época marcada por odios, por egoísmos, por deseos de falsas felicidades, por la decadencia de costumbres, la ausencia de figuras paternas y maternas, la instabilidad en tantas jóvenes familias y por tantas fragilidades y dificultades que sufren los jóvenes, nosotros te miramos a ti, Jesús Eucaristía, con renovada esperanza. A pesar de nuestros pecados, confiamos en tu divina misericordia. Te repetimos junto a los discípulos de Emaús «Mane nobiscum Domine!» , «¡Quédate con nosotros, Señor!».

En la Eucaristía, tú restituyes al Padre todo lo que proviene de él y se realiza así un profundo misterio de justicia de la criatura hacia el creador. El Padre celeste nos ha creado a su imagen y semejanza, de él hemos recibido el don de la vida, que cuanto más reconocemos como preciosa desde el momento de su inicio hasta la muerte, más es amenazada y manipulada.

Te adoramos, Jesús, y te damos gracias porque en la Eucaristía se hace actual el misterio de esa única ofrenda al Padre que tú realizaste hace dos mil años con el sacrificio de la Cruz, sacrificio que redimió a la humanidad entera y a toda la creación.

«Adoro Te devote, latens Deitas!»
¡Te adoramos, Jesús Eucaristía! Adoramos tu cuerpo y tu sangre, entregados por nosotros, por todos, en remisión de los pecados: ¡Sacramento de la nueva y eterna Alianza!

Mientras te adoramos, ¿cómo es posible no pensar en todo lo que tenemos que hacer para darte gloria? Al mismo tiempo, sin embargo, reconocemos que san Juan de la Cruz tenía razón cuando decía: «Adviertan, pues, aquí los que son muy activos, que piensan ceñir al mundo con sus predicaciones y obras exteriores, que mucho más provecho harían a la Iglesia y mucho más agradarían a Dios, dejado aparte el buen ejemplo que de sí darían, si gastasen siquiera la mitad de ese tiempo en estarse con Dios en oración».

Ayúdanos, Jesús, a comprender que para «hacer» algo en tu Iglesia, incluso en el campo tan urgente de la nueva evangelización, es necesario ante todo «ser», es decir, estar contigo en adoración, en tu dulce compañía. Sólo de una íntima comunión contigo surge la auténtica, eficaz y verdadera acción apostólica.

A una gran santa, que entró en el Carmelo de Colonia, santa Benedicta Teresa de la Cruz, Edith Stein, le gustaba repetir: «Miembros del Cuerpo de Cristo, animados por su Espíritu, nosotros nos ofrecemos como víctimas con él, en él, y nos unimos a la eterna acción de gracias».

«Adoro Te devote, latens Deitas!». Jesús, te pedimos que cada uno desee unirse a ti en una eterna acción de gracias y se comprometa en el mundo de hoy y de mañana para ser constructor de la civilización del amor.

Que te ponga en el centro de su vida, que te adore y te celebre. Que crezca en su familiaridad contigo, ¡Jesús Eucaristía! Que te reciba participando con asiduidad en la santa misa dominical y, si es posible, cada día. Que de estos intensos y frecuentes nazcan compromisos de entrega libre de la vida a ti, que eres libertad plena y verdadera. Que surjan santas vocaciones al sacerdocio: sin el sacerdocio no hay Eucaristía, fuente y culmen de la vida de la Iglesia. Que crezcan en gran número las vocaciones a la vida religiosa. Que broten con generosidad vocaciones a la santidad, que es la elevada medida de la vida cristiana ordinaria, en especial, en las familias. La Iglesia y la sociedad tienen necesidad de esto hoy más que nunca.

Jesús Eucaristía, te confío a los jóvenes de todo el mundo: sus sentimientos, sus afectos, sus proyectos. Te los presento poniéndolos en manos de María, madre tuya y madre nuestra.

Jesús, que te entregaste al Padre, ¡ámales!
Jesús, que te entregaste al Padre, ¡sana las heridas de su espíritu!
Jesús, que te entregaste al Padre, ¡ayúdales a adorarte en la verdad y bendíceles! Ahora y siempre. ¡Amén!

A todos imparto mi bendición con afecto.


SS Juan Pablo II Homilía a los jóvenes. Vaticano, 15 de marzo 2005

Los Dones del Espiritu Santo.

Autor: Gustavo Daniel D´Apice | Fuente: Eventos Evangelizadores "Dialogando"
Los Dones del Espíritu Santo
Los dones del Espíritu Santo nos permiten seguir la moción de Dios en nuestro interior.
 
 
Los Dones del Espíritu Santo

Los dones del Espíritu Santo son hábitos sobrenaturales infundidos por Dios en las potencias del alma, para secundar con facilidad las mociones de ese mismo Espíritu.

Es como un instinto sobrenatural que coloca Dios en la mente y el corazón de la persona que, despojada de sí misma y del apego desordenado a las cosas y a las personas, vacía de sí y de su egoísmo personal, puede sentir las mociones de Dios a través de su Espíritu, y seguirlas dócilmente.

Así como las virtudes cardinales y morales se basan en la razón iluminada por la fe internamente, y son por consiguiente a modo humano, ya que es la persona que actúa iluminada por lo que cree con su inteligencia, secundando esta iniciativa Dios con su gracia, en este caso es Dios quien actúa como causa externa, y la persona quien sigue la moción divina, por lo que los actos que producen los dones ya no son al modo humano, sino al modo divino o sobrehumano.

Su número y su enunciación bíblica.

Los dones del Espíritu Santo son siete, número muy querido en la simbología cristiana para expresar plenitud y perfección:

Siete son los días que Dios creó, siete son los sacramentos que comunican la plenitud de la salvación pascual, siete son las virtudes cardinales más las teologales, siete son los dones del Espíritu Santo que perfeccionan estas virtudes.

Están enumerados en Isaías, capítulo 11, versículos 2 y 3.

El don de piedad es un desdoblamiento del don de temor (amor) de Dios, que figura dos veces.
La Vulgata o Biblia latina menciona los siete que conocemos habitualmente.

¿Cuáles son los Dones del Espíritu Santo y cómo actúa cada uno?

Los podemos dividir en dos grandes grupos:

Los que afectan más a la inteligencia especulativa y práctica: Son los dones de entendimiento, sabiduría, ciencia y consejo.

Los que afectan más a la voluntad operativa:
Son los dones de piedad, fortaleza y temor (amor) de Dios.

1. El don de entendimiento o inteligencia permite penetrar en la verdad de las cosas, ya sea divinas y sobrenaturales o naturales y humanas o creacionales.

Capta la esencia de las cosas con claridad y el desarrollo de los razonamientos e ideas humanas, así como en los "razonamientos e ideas" divinas.

Capta la substancia oculta en los accidentes, como a Jesús bajo la apariencia del pan y del vino en la eucaristía.

También ayuda a descubrir los distintos sentidos de la Sagrada Escritura: literal y espiritual, alegórico, moral, escatológico o anagógico.

Y el sentido tipológico, descubriendo en las figuras latentes del Antiguo Testamento la presencia patente de Jesús Resucitado manifestado en el Nuevo.

Capta la esencia espiritual de las realidades sacramentales envueltas en el signo y la figura.

Y el simbolismo de toda celebración litúrgica, aunque sea la más insignificante y pequeña, llenando esta captación de ternura y veneración a quien la padece o realiza.

Es todo lo contrario a la ceguera y embotamiento intelectual y espiritual, producidos más que nada por la aplicación carnal de los pecados capitales de la gula y la lujuria (el apego desordenado a la comida y a los placeres sensuales ilícitos para el cristiano).

2. El don de sabiduría nos permite experimentar las cosas divinas como por un instinto connatural que da el Espíritu Santo a la creatura, y le hace saborear y gustar a Dios manifestado en Jesús.

Contraria a la sabiduría es la necedad en las cosas espirituales, de quien prefiere a las creaturas en vez del Creador, las cosas materiales a las invisibles y eternas, y las cosas carnales a las espirituales y santas, y no observa en lo creatural aquello que conduce a Dios.

Entre los pecados capitales, no hay quienes aparten tanto de la sabiduría como la lujuria, que embrutece y animaliza irracionalmente, y la ira, que ofusca la mente y rencoriza el corazón, impidiendo que la razón discierna con claridad.

3. El don de ciencia, permite entender sobrenaturalmente a las cosas creadas. Ve el paso de Dios en la creación, en la providencia, en la historia personal y comunitaria, en la redención constante y en la santificación actual.
Capta el designio de Dios sobre las cosas, sobre la historia, en lo natural ve lo sobrenatural.

Ve el bordado por encima de la tela en el telar, y no el entramado de hijos que por debajo aparece. Contempla y ayuda a sacar de los males bienes, y en los mismos males comprende los designios del Creador de todo, que saca bienes de ellos, así como del máximo mal físico y moral, que fue la condena y crucifixión de Jesucristo, sacó el bien máximo de la redención y de la resurrección corporal para Sí y para todo el género humano.

Ve a Dios y sus planes en el mundo sensible y corporal que nos rodea, en los acontecimientos de nuestra historia cotidiana, por más pequeña y aparentemente insignificante que sea, ya que a los ojos de Dios lo pequeño e insignificante puede contener los valores perennes del esfuerzo y el amor de la santidad cristiana.

Comprende los "signos de los tiempos" (paso e inspiración de Dios en los valores de la historia), y capta los "síntomas de los tiempos" (los disvalores que los agentes del mal esparcen instigados por Satanás y por su propia inconducta personal).

Relaciona las cosas creadas con el mundo sobrenatural. Y resuelve con facilidad los más intrincados problemas cotidianos, aún en personas incultas y analfabetas.

Como opuesto a este don está la ignorancia, principalmente la ignorancia culpable, que es la que no quiere aprender aquello que le es necesario para su desempeño cristiano en la vida y para la salvación eterna de su alma.

No se debe presumir nunca "que se sabe" lo suficiente, ni colocar constantemente la inteligencia en cosas vanas, inútiles y perniciosas, ni dejarnos seducir por la curiosidad, el chimento y el qué dirán de uno mismo o el qué dicen de otros.

4. El don de consejo es el que aplica la inspiración divina a la conducta práctica cotidiana. Discierne los casos particulares que se presentan.

Casos imprevistos, repentinos, difíciles de resolver, los soluciona instantáneamente esta inspiración si es secundada y escuchada por el don que hay en el alma en gracia. La mente y el corazón establecen el "contacto divino" y lo detectan.

Resuelve multitud de situaciones. Inspira los medios más oportunos para autogobernarnos y relacionarnos con los demás.

Contrario a este don es la precipitación en el obrar, que no escucha la voz de Dios y pretende resolver las situaciones con la sola luz de la razón natural o la conveniencia del momento.

También lo es la lentitud, pues establecida la decisión del Espíritu, es necesaria la determinación rápida y enérgica de ejecución, antes de que cambien las circunstancias y las ocasiones se pierdan.

5. El don de piedad es propio de la voluntad, y establece la base del organismo sobrenatural para que actúe la inspiración del Espíritu Santo con relación a Dios, a la familia, a la patria en la que nacimos.

Con referencia a Dios, realiza la experiencia de la filiación, sintiéndonos como por connaturalidad hijos de Dios el Padre, hermanos y amigos de Jesús el Señor y esposos fieles del Espíritu Santo que ilumina y guía nuestras vidas.
Por lo tanto otorga un sentimiento de fraternidad universal, solidaridad, y el instinto de compartir los talentos, dones y bienes que el Señor nos dio.

A la ternura de hijos para con el Padre, la confianza en su providencia amorosa que nos coloca confiadamente en sus brazos, y la solidaridad común con los hijos del mismo, se añade el amor a los padres que nos engendraron, extensivo a toda la familia que componemos en lo natural.

Y finalmente el amor a la gran familia patria, aquella en la que nacimos, en donde transcurrió nuestra infancia y nuestra vida, el lugar donde sepultamos a nuestros seres queridos y donde establecemos los lazos sociales de la amistad.
Se opone genéricamente a este don la "impiedad", o dureza de corazón, para con Dios, para con nuestros padres, nuestra familia, o la indiferencia patria o crítica constante hacia todo ello.

6. El don de fortaleza enardece al individuo frente al temor de los peligros. Inspira el superarlos, y da una invencible confianza para vencer las dificultades.

Otorga a la persona una energía inquebrantable, principalmente frente a las adversidades que se le quieren imponer, la hace intrépida y valiente para lograr sus objetivos, y hace soportar el dolor y el fracaso con encomiable entusiasmo y jovialidad.

Proporciona también el "heroísmo de las cosas pequeñas", además, claro está, de las cosas grandes.

Se opone a este don la tibieza en las cosas cotidianas, simples y sencillas, el temor o timidez en las cosas a realizar.

También la flojedad y debilidad naturales, así como el apego a la propia comodidad y rutina, que nos impide emprender grandes cosas y nos impulsa a huír de lo novedoso, del esfuerzo, del temor al fracaso y del dolor que pueda sobrevenir.

7. El don de temor (por amor) de Dios, enardece la voluntad y el apetito contra la concupiscencia o los deseos desordenados, y otorga una extraordinaria capacidad para captar la Voluntad de Dios y ser feliz en ella practicándola.

Otorga una sublime experiencia de la grandeza y majestad del Dios Omnipotente y Creador.


Como creatura, se sumerge en la adoración profunda y contemplativa, más allá de todo y de todos. Porque Lo ama.

No quiere equivocarse en los caminos de Dios (pecar) y se lamenta compungida de las veces en que esto le ha acaecido, y más cuando ha sido ocasión de escándalo (tropiezo) para los demás. Porque Lo ama.

Observa los más pequeños y menores detalles para no tener ocasión de ofender a Jesús. Porque Lo ama.

Se opone principalmente al don de temor la soberbia que no considera a Dios en su justa dimensión, y que hasta se coloca incluso por encima de Él.

Y la presunción, de quien confía excesiva y desordenadamente en la "misericordia" divina, pensando que cualquier acción ilícita que haga Dios lo va a perdonar por ella (por la "misericordia"), por lo que no tiene escrúpulos (o muy pocos) en realizarla/s (las acciones ilícitas).

Gustavo Daniel D´Apice
Profesor de Teología
Pontificia Universidad Católica
http://es.catholic.net/gustavodaniel
http://gustavodaniel.autorcatolico.org
http://es.netlog.com/dialogando/blog gusdada@uolsinectis.com.ar
(
http://es.catholic.net
).

Los Frutos del Espiritu Santo.

20111207000855-espsto19.jpg

Autor: Gustavo Daniel D´Apice | Fuente: Eventos Evangelizadores "Dialogando"
Los Frutos del Espíritu Santo.
Los Frutos del Espíritu Santo son actos de exquisita virtud.
 
 Así como el árbol produce sus frutos, la persona que se ha ejercitado y entrenado en las virtudes y en la docilidad a las mociones del Espíritu Santo que actúan a través de los dones, produce frutos exquisitos y deleitables, que no son nada más (ni nada menos), que las virtudes actuadas por medio de los dones del Espíritu.

Por lo tanto, los actos producidos no son ya humanos ayudados por la gracia, como las virtudes, cuya ejecución se debe a la razón iluminada por la fe, sino que los frutos son actos sobrenaturales y divinos, fáciles de realizar ya para la persona, y no requieren del esfuerzo ascético de las virtudes, sino de la perfección mística de la fidelidad ya corroborada en la recepción de la inspiración del Espíritu Santo a través de los dones.

Por lo que los frutos son las virtudes actuadas por los dones de manera constante, fácil y deleitosa, a modo divino, sobrenatural o sobrehumano.

Se realizan con suavidad y dulzura.

Los dones son su causa, actuando sobre las virtudes. Los frutos son el efecto de la actuación de los dones y de la respuesta fidelísima a las inspiraciones divinas. La persona supo escuchar Su Voz.

Son contrarios totalmente a los deseos desordenados de la carne, que colocan al hombre, varón y mujer, por debajo de su dignidad (Gálatas 5, 19-21); los frutos mueven a lo que está por encima de nosotros, hacia lo más alto.

Perfeccionan y desarrollan al ser humano, sin llegar, sin embargo, a la cumbre de las bienaventuranzas, que trataremos en otro lugar más adelante.

¿Cuántos son los Frutos del Espíritu Santo?

¿Están en la Biblia?

La Biblia latina o Vulgata, traducida por San Jerónimo, menciona 12 frutos del Espíritu Santo. El texto paulino original de Gálatas 5, 22-23 menciona solamente nueve.

Santo Tomás y los Santos Padres, aducen que el Apóstol no tuvo la intención de enumerarlos todos, y mencionan también la cita de Apocalipsis, capítulo 22, versículo 2, donde el relator bíblico habla del río de la vida que produce un árbol con 12 frutos.

El río de vida del Espíritu produce sus doce frutos, que podemos dividir en:

a) En cuanto la mente y el corazón del hombre ordenados en sí mismo:
Amor, gozo y paz. Paciencia y longanimidad.

b) En cuanto la mente y el corazón del hombre ordenados respecto a las cosas y personas que están a su lado:
Bondad, benignidad, mansedumbre, fidelidad.

c) Respecto de las cosas inferiores, el hombre se predispone bien: en cuanto a las acciones exteriores, por medio de la modestia; y en cuanto a los deseos interiores, por medio de la continencia y de la castidad.

a) La mente humana está bien consigo misma cuando se predispone bien para los bienes y los males.

1. La primera predisposición con respecto al bien es el amor, primero de los Frutos del Espíritu Santo, como dice la carta a los Romanos 5, 5, que el amor de Dios ha sido derramado en nosotros por el Espíritu Santo que nos ha sido dado.

2. Al amor le sigue el gozo de estar en Dios.

3. Y la perfección del gozo es la paz, en cuanto al cese de las perturbaciones exteriores, y al aquietamiento de su corazón en Jesús, descansando en Él como en un todo.

Se calma también por lo tanto el deseo fluctuante que se posa de cosa en cosa, de persona en persona, y solo se posa en el Señor su Dios.
Por lo que nada impide disfrutar de Él.

4. Con referencia a los males, la persona se predispone bien por medio de la paciencia, para no ser perturbada por la inminencia de los males presentes.

5. Y también se predispone bien con referencia a los males, por medio de la longanimidad, no ser perturbada por la dilación en el tiempo en la consecución de los bienes deseados, pues carecer del bien tiene razón de mal.

b) Respecto de las cosas que están junto a sí, y eminentemente de sus prójimos, el hombre se dispone bien:

6. Primero, en cuanto a la voluntad de hacer el bien, y esto corresponde a la bondad.

7. Luego en cuanto a hacer el bien a los demás, perdonándolos y ayudándolos, que es propio de la benignidad.

8. En cuanto a tolerar sin sobresaltos los males inferidos por estos mismos prójimos, está el Fruto amable del Espíritu Santo de la mansedumbre, que refrena las iras.

9. En cuanto a no hacerle daño al prójimo, no sólo con la ira, sino tampoco con el fraude y el engaño, está el Fruto deleitoso de la fidelidad.

c) En cuanto a las cosas inferiores, el hombre se predispone bien:

10. En cuanto a las acciones exteriores, por medio de la modestia, que pone moderación en los dichos y en los hechos, evitando la afectación o la chabacanería y fanfarronería en el vestir, en el hablar, en el actuar.

11. Y en cuanto a los deseos que pueden ser desordenados en el interior de la persona, actúan los Frutos vigorosos de la continencia, de quien siente las concupiscencias pero no se deja arrastrar por ellas.

12. Y también el Fruto exquisito de la castidad, que no permite que la persona casta sea arrastrada ni padezca los movimientos desordenados de la sensualidad.

Vimos los dones y frutos del Espíritu Santo en el camino de la perfección cristiana.
Corresponden a la vía iluminativa y unitiva de la misma.

En otra ocasión trataremos de las virtudes, propias de los principiantes, que las colocan (las virtudes cardinales y morales) desechando vicios; y de las bienaventuranzas, que es la coronación del camino del organismo de la vida sobrenatural en la vía unitiva, cuando a un paso de la eternidad claman estas personas para que un impulso de amor más intenso arranque su alma de esta tierra y sea llevada al encuentro del amado Jesús más allá de las cosas y del tiempo.

 

Gustavo Daniel D´Apice
Profesor de Teología
Pontificia Universidad Católica
http://es.catholic.net/gustavodaniel
http://gustavodaniel.autorcatolico.org
http://es.netlog.com/dialogando/blog gusdada@uolsinectis.com.ar
(
http://es.catholic.net
).

Los sabios consejos.

Los Sabios Consejos

 


Una pareja de recién casados eran muy pobres y vivían de los favores de las gentes de un pequeño pueblo. Un día el marido le hizo la siguiente propuesta a su esposa:

"Querida voy a irme de nuestra casa por un tiempo, buscaré un empleo y trabajaré hasta que haya ganado el suficiente dinero como para regresar y poder darte una vida más cómoda y digna.

No se cuanto tiempo voy a estar lejos de ti, solo te pido una cosa, que me esperes y me seas fiel. Por mi parte, yo prometo serte fiel.

Así, que el joven caminó varios días, hasta que al fin encontró un hacendado que estaba necesitando un ayudante para su hacienda. El joven se ofreció para trabajar y fue aceptado.

Pero decidió hacer un pacto con su jefe:

Déjeme trabajar por un tiempo y cuando crea que es tiempo de irme, usted me liberará de mis obligaciones. Yo no quiero recibir mi salario, quiero que lo ingrese en una cuenta de ahorro hasta el día en que me vaya. Entonces en ese momento usted me dará el dinero que yo haya ganado.

Se pusieron de acuerdo y aquel joven trabajó durante veinte años, sin vacaciones, ni descanso.

Transcurrido ese tiempo se acercó a su patrón y le dijo:

Jefe, ya es hora de regresar a mi casa, quiero que me entregue mis ahorros, saldré mañana muy temprano.

El patrón estuvo de acuerdo, pero antes de cumplir con su parte del pacto, le hizo una propuesta:

Yo puedo darte tu dinero y tú te vas, o puedo darte tres consejos y no te doy el dinero y te vas.

Si yo te doy el dinero, no te doy los consejos y viceversa. Vete a tu cuarto, piénsalo y después me das la respuesta.

El pensó durante dos días, con muchas dudas porque se trataba de mucho dinero, pero como respetaba a su patrón y lo consideraba un gran sabio y sabía que lo amaba como a su propio hijo, finalmente no dudó y le dijo: "Quiero los tres consejos"

El patrón le recordó: "Si te doy los consejos, no te doy el dinero.". Si, si, lo sé, pero quiero los consejos.

EL patrón entonces le aconsejó:

1. “Nunca tomes atajos en tu vida”. Los caminos más cortos y desconocidos te pueden costar la vida.

2. “Nunca seas curioso de aquello que represente el mal”. La curiosidad por el mal puede ser fatal.

3. “Nunca tomes decisiones en momentos de odio y dolor”. Puede que te arrepientas toda la vida.

Después de darle los consejos el patrón le dijo al joven:

"Aquí tienes tres panes”, dos para comer durante el viaje y el tercero es para comerlo con tu esposa cuando llegues a tu casa.

Después de veinte años fuera de su casa, el hombre comenzó el largo recorrido para regresar con su familia.

Cuando había realizado el primer día de viaje, encontró una persona. Después de saludarlo le preguntó adonde iba. El le respondió: Voy a un pueblecito muy distante que queda a más de veinte días de caminata por este camino.

El hombre le dijo entonces: Este camino es muy largo, yo conozco un atajo con el cual llegarás en pocos días. El se puso contento y comenzó a caminar por el atajo, pero de pronto se acordó del primer consejo.

“Nunca tomes atajos en tu vida”. Caminos más cortos y desconocidos te pueden costar la vida.

Entonces salió de aquel atajo y volvió a seguir su camino.

Dos días después se enteró que otros viajeros que habían tomado el atajo habían sido asaltados, golpeados y les robaron todo lo que tenían. Ese atajo conducía a una emboscada.

Después de algunos días de viaje, ya muy cansado, encontró un pequeño hotel y pensó en pasar allí la noche. Era ya muy tarde y al llamar una mujer le abrió la puerta y le atendió.

Después de tomar un baño se acostó a dormir. Pero de madrugada se despertó asustado al escuchar un grito aterrador.

Se dirigió hasta la puerta para ir al lugar de donde procedía el grito, pero cuando estaba abriendo la puerta, se acordó del segundo consejo.

“Nunca seas curioso de aquello que represente el mal”. La curiosidad por el mal puede ser fatal.

Así que regresó y se acostó a dormir. Al amanecer, después de desayunar, el dueño de la posada le preguntó si no había escuchado un grito y el le contestó que sí lo había escuchado. El dueño le preguntó si no había sentido curiosidad y él le contestó que no. A lo que el dueño le respondió: Usted ha tenido suerte en salir vivo de aquí, pues en las noches nos acecha una mujer con crisis de locura, que grita horriblemente y cuando el huésped sale a enterarse de lo qué está pasando, lo mata y luego desaparece.

El joven siguió su larga jornada, ansioso por llegar a su casa.

Después de muchos días y noches de caminata, cuando ya atardecía, vio entre los árboles el humo que salía de la chimenea de su pequeña casa. Se acercó y vio entre los arbustos la silueta de su esposa.

Aunque estaba anocheciendo, se dio cuenta de que ella no estaba sola. Se acercó un poco más y vio que ella tenía sobre su regazo la cabeza de un hombre al que acariciaba los cabellos.

Cuando vio aquella escena, su corazón se llenó de odio y amargura y decidió correr al encuentro de los dos y matarlos sin piedad. Respiró profundo, apresuró sus pasos, cuando de pronto recordó el tercer consejo.

“Nunca tomes decisiones en momentos de odio y dolor”. Puede que te arrepientas toda la vida.

Entonces se paró y reflexionó, decidió dormir ahí mismo aquella noche y al día siguiente tomar una decisión. Después de haber descansado, decidió volver con su patrón, pero antes quería decirle a su esposa que él siempre le había sido fiel.

Se dirigió a la casa. Cuando su esposa abrió la puerta y lo reconoció, lo abrazó fuertemente, pero él con lágrimas en los ojos, le reprochó que no le hubiera sido fiel y que lo hubiera traicionado con otro hombre.

Ella sorprendida le respondió: Yo jamás te traicioné, te fui fiel durante todos estos veinte años.

Y entonces, le preguntó: ¿quién es ese hombre que acariciabas ayer por la tarde?

Y ella le contestó: Aquel hombre es nuestro hijo. Cuando te fuiste, descubrí que estaba embarazada.

Entonces el marido entró, abrazó a su hijo y les contó toda su historia, mientras la esposa preparaba la cena.

Finalmente se sentaron a comer el último pan, tal como le había encargado el patrón. Después de dar gracias por los alimentos, partió el pan y al abrirlo, se encontró con todo el dinero que había ganado durante los veinte años que trabajó para su patrón.

“Qué consideras más importante, el dinero o los sabios consejos de Dios, que te quiere dar a través de alguien que te ama y quiere lo mejor para ti"

--
Seamos sencillos en el trato con Dios y con nuestro prójimo, porque Dios ama la sencillez y la sinceridad, y el prójimo también las aprecia.
(Desconozco el autor).

03/06/2011 12:22 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Maria nos hace vivir la esperanza.

Catequesis Mariana desde San Nicolás. por el Pbro. Carlos A. Pérez

Durante 10 años, todos los días 25 de cada mes en San Nicolás, se convocó a un grupo voluntario de Misioneros de diversos lugares del país, felizmente, por iniciativa de los propios laicos presentes en las reuniones, fueron grabadas las charlas que se dieron.

Hoy contamos con esta catequesis que nos disponemos a ofrecer aquí a modo de entregas semanales para todos, peregrinos en general y misioneros en particular.

Copyright 2002-2009 Centro de difusión del Santuario María del Rosario de San Nicolás - All rights reserved - Todos los derechos reservados.

 


http://www.legionariosdelespritusanto.blogspot.com/

http://www.gruporesurreccion.com.ar

 

MARIA NOS HACE VIVIR LA ESPERANZA

Maria Madre de la Iglesia

(*)María nos hace vivir la esperanza

¿Qué es lo que la Virgen hace en San Nicolás y en sus apariciones? Hablamos con mucho énfasis del valor y del poder de la oración y en particular el Santo Rosario. Es una oración misteriosa por su sencillez porque hay que descubrirla como a todo misterio. Descubrir el valor y el sentido del Rosario es simultáneo con el crecimiento de la vida interior de los creyentes. Cuando más vivimos en la fidelidad a la voluntad del Señor en el ejercicio de las virtudes cristianas, tanto mas fuerte y profunda es la oración. Están íntimamente relacionadas: Oración y Vida. Si vivo una vida coherente que digo tener: mi oración es auténtica. Y si la oración es auténtica, a medida que rezo voy descubriendo que la oración es la necesaria expresión de una necesidad. Es la expresión del corazón que busca a Dios, que ama a Dios, que necesita de Dios. San Pablo dice: “Recen sin cesar”, es decir que todo el trayecto del día en nuestra vida esta enmarcado en la vida en el ámbito de la oración, ya sea que recemos vocalmente, en silencio, en comunidad, privadamente o trabajando; todo lo que hago en íntima unión con Dios: es oración. El Rosario es una oración a la que la Virgen le asigna especiales gracias y privilegios y fortaleza, llamada “El arma”, dice Ella, “a la que tanto teme el demonio”. El que reza el Rosario debidamente, y sobre todo si puede llegar a los 15 Misterios diarios, esta en el Corazón de la Virgen. La Virgen se hace cargo de nosotros, cuando nos dirigimos a Ella ininterrumpidamente. Lo mas importante de la oración es alabar a Dios, alabar a la Virgen, es darle gracias, es suplicarle por nuestras necesidades. El Rosario reúne especiales posibilidades, sobre todo cuando lo rezamos en común o ante el Santísimo. Es la síntesis del Plan de la Redención, en cada uno de los misterios podemos contemplar y meditar la Palabra de Dios a que hace referencia. La oración no es, solamente vocal. La oración vocales un modo de comenzar a rezar pero se convierte ya en oración meditada que es mucho mas profunda y muchas veces es una contemplación. Lo importante es saber que es una oración especialmente querida por La Virgen a la que le atribuye fuertes gracias, bendiciones y protección especialmente en estos tiempos. Lucía de Fátima decía: “No hay personal, o familiar o comunitario que no se solucione con el rezo del Rosario”.

 


El Rosario insistente pedido

María convoca al mundo

María es Madre de la Iglesia y es Madre en la Iglesia. Ella engendra al Hijo de Dios y engendra a toda la Iglesia, a todos los bautizados que aceptamos vivir en el seno de la Iglesia. Dios la elige para esta maternidad, en primer lugar porque Ella era Virgen y exenta de toda culpa, existía en (Ella) una integridad de corazón absoluta. Desde ese corazón nos está enseñando a nosotros a estar trabajando todos los días por un corazón constantemente llamado a reintegrarse, a reunificarse, un corazón no dividido. No somos inocentes por el pecado, pero por la penitencia Dios nos quiere hacer volver a la primera inocencia y María nos ofrece esa gracia justamente porque es libre de todo pecado.

Sobre todo está libre del orgullo y hay en Ella una cuasi infinita capacidad de amor a Dios y a los hermanos. Llevado a nosotros: debemos ir creciendo en la humildad que hace que todo lo atribuyamos a Dios y en el amor que es lo que da sentido a nuestra existencia. Humildad como base de toda la actitud frente a Dios; y el amor como la plenitud de la entrega que el Señor quiere de nosotros. “Hágase en mi según tu Palabra” y “Hagan lo que Él les diga” en estas dos expresiones esta Maria sintetizando su vida y su accionar y nos invita a nosotros a tener también esa actitud. Esa misión de Madre de la Iglesia Maria la comienza a cumplir con Cristo, la continua con Juan al pie de la Cruz en quien nos recibe a todos y la completa con los Apóstoles en el Cenáculo uniéndolos en la fraternidad, en la oración, en la reflexión de la Palabra. Ahora ella es Madre en la Iglesia porque se vale de todos los elementos presentes en la Iglesia: los sacramentos, la Palabra de Dios, la palabra del sacerdote; todo lo que la Iglesia da como recurso de crecimiento en la gracia y en la fe; y cuando nos enseña con sus Mensajes: llevándonos a la conversión, a la purificación, la santidad, la filiación divina, la fraternidad, las virtudes, a huir del pecado…Nos da una especial capacidad misionera para que desde aquí (San Nicolás) la descubramos enseñándonos la riqueza que Jesús dejo a la Iglesia. Por eso la importancia de “Amar la Iglesia”, porque solo queriéndola la voy a ayudar y a elevar y voy a hacer que responda mejor a lo que Dios le pide.

 


MARIA CONVOCA AL MUNDO

(*)El Rosario insistente pedido

La Esperanza nos habla de la certeza interior que nace de la fe, que debemos tener en el triunfo del Señor. El bautizado tiene que estar viviendo ya anticipadamente la Gloria que lo espera, (sin) que ningún sufrimiento presente sea más fuerte que el gozo de la futura Gloria. ¿Y ese gozo por que? porque la Gloria consistirá en ver a Dios cara a cara, como Dios nos ve a nosotros; eso es la Gloria.

Pero hoy en la Tierra, por la gracia bautismal ya poseemos a ese Dios. Dios vive en nosotros, somos Templo del Espíritu Santo. Ya no es que estemos llevando a cuestas la carga pesada hasta que llegue la liberación total en el Cielo. No. En la medida en que somos fieles al Dios cada vez vamos más aligerando nuestra marcha, porque la alegría del Señor que vive en nuestro corazón nos hace capaces de superar toda dificultad. Sabemos que un día será un eterno gozar inimaginable de Dios; pero ese Dios que gozaremos ya lo tenemos hoy en el corazón por la Gracia. También sabemos que el Señor ya en la Tierra pondrá en nuestras manos el triunfo necesario para que ningún enemigo de Dios pueda vencer sobre nosotros: “Serán atacados, pero no tocados…” (Mensaje 1395, Libro de Mensajes de la Virgen del Rosario de San Nicolás 1983-1990). Habrá infinidad de dificultades pero no seremos derrotados. La Esperanza nos hace estar seguros de que esa victoria que el Señor nos ofrece ya es nuestra porque hemos creído en Él, la tenemos a nuestra disposición en la medida que ponemos a disposición los medios por los que somos capaces de esperar y de creer, sobre todo la oración, los sacramentos, la Palabra de Dios, la Consagración al Señor a través de Maria, caminos que el Señor que nos da para que fortalezcamos la fe, para que crezcamos en la confianza en Dios, para que por sobre toda experiencia, lo experimentemos y lo gocemos a Él. El contemplativo aprende a gozar de Dios en la oración, aun en el momento de aridez muy grande, aunque no lo comprenda aun en el dolor hay un misterio gozo en el dolor cuando seguimos a Jesucristo. No por el dolor mismo sino por lo que el dolor encierra. El dolor nos desapega de nosotros mismos, nos une a Dios. La Esperanza esta en relación con las Bienaventuranzas, padecer todo tipo de pobrezas con tal de no perder a Jesucristo, serle fiel, ganarlo en la cruz y ganar a otros para la eternidad. ORAR y AMAR: síntesis de nuestra vida de bautizados.

 

 


--
Seamos sencillos en el trato con Dios y con nuestro prójimo, porque Dios ama la sencillez y la sinceridad, y el prójimo también las aprecia.
No comulgues nunca en la mano, hazlo siempre en la boca. Y si te es posible de rodillas


HECTOR "EL ERMITAÑO" PEDERNERA
(
http://ar.groups.yahoo.com/group/hermanocatolicoesfuerzateysevaliente
).

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa del Viernes VI de Pascua. Pedidos de oracion.

 Santa María de Guayaquil
 

 
 
Senor mio, aqui estoy para meditar tu Palabra, que es espiritu y vida. Tu me conoces y sabes que muchas veces pongo mi confianza en las voces del mundo, por eso te suplico que purifiques mis intenciones para permanecer siempre en tu amor.

MISA 3 JUNIO, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES

VIERNES 3

Santos: Carlos Lwanga y companeros, martires; Clotilde de Francia, reina; Cecilio de Cartago, presbitero. Memoria (Rojo)

 

DE LA ANGUSTIA A LA ALEGRIA

 

3 Hch 18, 9-18; Jn 16, 20-23

 

Tanto el relato de los Hechos como el cuarto evangelio nos plantean tematicas semejantes. Las opciones trascendentes que tomaron Jesus, San Pablo y los cristianos de Corinto generaron tanto consecuencias desfavorables como positivas. Jesus decidio entregarse por entero a la mision que su Padre le confio, aun sabiendo que la cerrazon de los dirigentes judios, terminaria por quitarlo de en medio. Le angustiaba morir, pero comprendio que la fidelidad de Dios responderia su entrega y de esa manera se sobrepuso a la prueba. Pablo y los corintios reciben la invitacion a continuar testimoniando el nombre de Jesus, en medio de presiones y ataques, para facilitar la conversion de numerosas personas en aquella ciudad.

 

ANTIFONA DE ENTRADA (cfr. Mt 25, 34)

Vengan, benditos de mi Padre, y tomen posesion del Reino, preparado para ustedes desde la creacion del mundo. Aleluya.

 

ORACION COLECTA

Senor Dios, que has querido que la sangre de los martires sea semilla de nuevos cristianos, haz que el ejemplo de san Carlos y de sus companeros y su lealtad a Cristo frente a las torturas, atraigan a los pueblos africanos a vivir la fe cristiana. Por nuestro Senor Jesucristo...

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Muchos de esta ciudad pertenecen a mi pueblo.

 

Del libro de los Hechos de los Apostoles: 18, 9-18

 

En aquellos dias, Pablo tuvo una vision nocturna en Corinto, en la que le dijo el Senor: "No tengas miedo. Habla y no calles, porque yo estoy contigo y nadie pondra la mano sobre ti para perjudicarte. Muchos de esta ciudad pertenecen a mi pueblo". Por eso Pablo se quedo alli un ano y medio, explicandoles la palabra de Dios.

Pero cuando Galion era proconsul de Acaya, los judios, de comun acuerdo, se abalanzaron contra Pablo y lo llevaron hasta el tribunal, donde dijeron: "Este hombre trata de convencer a la gente de que den a Dios un culto contrario a la ley". Iba Pablo a tomar la palabra para responder, cuando Galion dijo a los judios: "Si se tratara de un crimen o de un delito grave, yo los escucharia, como es razon; pero si la disputa es acerca de palabras o de nombres o de su ley, arreglense ustedes". Y los echo del tribunal. Entonces se apoderaron de Sostenes, jefe de la sinagoga, y lo golpearon delante del tribunal, sin que Galion se preocupara en lo mas minimo.

Pablo se quedo en Corinto todavia algun tiempo. Despues se despidio de los hermanos y se embarco para Siria, con Priscila y Aquila. En Cencreas se rapo la cabeza para cumplir una promesa que habia hecho. Palabra de Dios.

Te alabamos, Senor.

 

Del salmo 46

R/. Dios es el rey del universo. Aleluya.

 

Aplaudan, pueblos todos; aclamen al Senor, de gozo llenos, que el Senor, el Altisimo, es terrible y de toda la tierra, rey supremo.

R/. Dios es el rey del universo. Aleluya.

 

Fue el quien nos puso por encima de todas las naciones y los pueblos, al elegimos como herencia suya, orgullo de Jacob, su predilecto.

R/. Dios es el rey del universo. Aleluya.

 

Entre voces de jubilo y trompetas, Dios, el Senor, asciende hasta su trono. Cantemos en honor de nuestro Dios, al rey honremos y cantemos todos.

R/. Dios es el rey del universo. Aleluya.

 

ACLAMACION (cfr. Lc 24, 46. 26) R/ Aleluya, aleluya.

Cristo tenia que morir y resucitar de entre los muertos, para entrar asi en su gloria. R/.

Nadie podra quitarles su alegria.

 

Lectura santo Evangelio Juan capitulo 16, versiculos 20 al 23

 

En aquel tiempo, Jesus dijo a sus discipulos: "Les aseguro que ustedes lloraran y se entristeceran, mientras el mundo se alegrara. Ustedes estaran tristes, pero su tristeza se transformara en alegria.

Cuando una mujer va a dar a luz, se angustia, porque le ha llegado la hora; pero una vez que ha dado a luz, ya no se acuerda de su angustia, por la alegria de haber traido un hombre al mundo. Asi tambien ahora ustedes estan tristes, pero yo los volvere a ver, se alegrara su corazon y nadie podra quitarles su alegria. Aquel dia no me preguntaran nada". Palabra del Senor. Gloria a ti, Senor Jesus.

 

Oracion introductoria

Senor Jesus, te busco en la oracion pero las inquietudes, los temores o incluso la angustia por la fragilidad de mi vida, me estorban, me distraen. Ayudame a prepararme, exterior e interiormente, para poder experimentar la gran alegria que significa estar en tu presencia.

 

Peticion

Permite que logre superar todo lo que me impida tener un momento de dialogo contigo en la oracion.

 

REFLEXION Evangelio Juan capitulo 16, versiculos 20 al 23

 

Jesus vino a ensenarnos que hay un camino que nos saca de la tristeza: la docilidad al Espiritu Santo. Todo lo que proviene de El nos brinda alegria, tranquilidad, sencillez, luz. El seguir sus inspiraciones llena el corazon de una profunda paz. Cuando obramos el bien, Dios recompensa nuestra fidelidad y con eso experimentamos la alegria mas profunda que existe en el mundo. En cambio, cuando obramos el mal, cuando no seguimos la voluntad de Dios, cuando nos resistimos a la accion de Dios, sentimos tristeza, inquietud, remordimiento. Busquemos como fruto maduro de esta meditacion, el tomar la decision de confiarnos en todo y para todo a la guia interior del Espiritu Santo. Si seguimos las inspiraciones divinas Dios podra hacer de nosotros grandes santos. Tengamos el oido atento. Escuchar al Espiritu Santo es mas facil de lo que se piensa, porque El esta siempre pendiente de nuestra santificacion. Basta a veces con un momento de oracion, con un acto de generosidad, con una visita a Cristo Eucaristia, con una buena confesion. Al concluir esta oracion, pidamos a Maria el don de reconocer y seguir las inspiraciones divinas como ella las siguio.

 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

Al presentarte, Senor, nuestras ofrendas, te suplicamos humildemente que nos concedas celebrar esta Eucaristia con la misma entrega que llevo a los jovenes martires de Africa a morir antes que ofenderte.

Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

ANTIFONA DE LA COMUNION (Ap 2, 7)

Al vencedor le dare a comer del arbol de la vida, que esta en el paraiso de Dios. Aleluya.

 

ORACION DESPUES DE LA COMUNION

Te rogamos, Senor, que esta Eucaristia que dio fortaleza a tus martires para soportar los tormentos, nos ayude, en medio de las dificultades, a permanecer firmes en la fe y en el amor. Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

 OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY

 

REFLEXION Evangelio Juan capitulo 16, versiculos 20 al 23

 

La alegria de Dios es algo duradero, no es temporal ni esporadica; no se parece, de hecho, a la que el mundo y sus pasatiempos pueden producir. La razon es que esta alegria es interior pues es producida directamente por el Espiritu Santo. Por eso Jesus dice: "que nadie podra quitarnos esta alegria". Puede ser que pasemos por situaciones dificiles y apremiantes, sin embargo, la alegria interior se convierte en un rio interno que pacifica, conforta y da armonia a toda nuestra vida, haciendonos capaces de afrontar y resolver cualquier problema o dificultad, por dificil o grave que este sea. Esta alegria y paz es tal, que por eso dice Jesus tambien: "Ese dia no me preguntaran nada". Y es que cuando el corazon esta lleno de Dios, ¿que cosa puede ser importante para el hombre sino Dios mismo? ¿Que pregunta podria surgir de este corazon? Ninguna, Dios lo es todo, Dios lo llena todo, Dios lo ilumina todo.

 

Pidamos al Espiritu: Ven Espiritu de alegria y de paz y llena todo nuestro ser, toda nuestra vida; y haznos experimentar el poder y el amor del Dios que Salva.

 

Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Abrele tu corazon.

Como Maria, todo por Jesus y para Jesus.

Pbro. Ernesto Maria Caro

 

Junio 3

Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)

 

A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado

 

Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren

 

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

 

Queria pedir por mi hermano Hector Miguel Robles que nuestro Padre lo acompane he ilumine hoy tiene que ver otro cirujano para ver si puede hacer algo con tan grande problema que tiene en sus intestinos fistulados por favor, gracias. Karina.

 

Juntos en oracion, por nuestra hermana del corazon, Yolanda Isabel Brenner, esta muy enferma  con cancer. conchitapineda2007@yahoo.es

 

Por la operacion de Juanchi, para que pueda ver de ese ojo y se recupere normalmente, sufrio un accidente de auto, y los vidrios se le incrustaron en el ojo. Esta por recibirse de medico cirujano...!

 

Por la recuperacion de Josefina (mi consuegra, se cayo ayer de la escalera, y la operaron anoche de un coagulo en la cabeza. salio bien pero hay que esperar 48 hrs por Agustin, muchas gracias. Malena A.

 

Por la salud de mis hermanas Lulu, Marcela, Paulino y Luz Maria,  Gracias tambien por su gran y eterna proteccion a mi esposo Jorge Beltran a mis hijos James. <Usuario@prodigy.net.mx>,

 

Pido a nuestro Senor y a su Santa Madre por mi salud  esta resquebrajada, tengo cancer, Senor ayudame, te lo pido, que las personas que lean este mensaje, oren por mirecuperacion, les agradezco. Carmen Rosa

 

Juan Carlos Mendoza pide por favor hermanos oren por mi salud ya que estoy en fermo y tambien oren para que reciba el Espiritu Santo gracias por sus oraciones que se que me ban a tomar en cuenta. Juan

 

A traves de Mamita Maria quien es la interserosa por excelencia, clamo a mi Dios sanacion de depresion en mi persona asi como de ovarios poliquisticos. Sanacion para mi esposo de hipertension y diabetes, y para mis hijos bendicion y proteccion. Amen. ROSANA

 

AGRADECIMIENTO A DIOS

 

Cumpleanos de Fabiola

Cumpleanos de Monica Denise

 

Hola quisiera dar gracias a Dios por su grandeza y por las cosas maravillosas que ha hecho por mi y que hace cada dia  por mi familia y por mi por la salud de mi esposo Jorge  Beltran, por la salud de mis hijos James, Jeffrey y Kim, por la salud de mis papas Lulu y Paulino. <Usuario@prodigy.net.mx>,

 

 

Oremos por Jeffrey y Kim y a mi, porque siempre regresan y van con bien a su empleo o escuela, gracias por el trabajo de mi esposo, gracias por el alimento y el sustento. <Usuario@prodigy.net.mx>,

 

 

POR LAS NECESIDADES DE

 

Senor ten misericordia de Jesus Enrique, PAPITO DIOS, solo tu puedes ayudarlo, con tu sangre preciosa destruye todas las ataduras, todo espiritu inmudo para que el pueda ver la gloria de Dios, Senor glorificate en el y permite su conversion, transforma ese corazon rebelde en uno igual que el tuyo. Gracias mi Senor. Rosita

 

Ruego oren mucho por estos jovenes, que son mis sobrinos y mis hijos para que escojan un buen camino, Felipe, Jose, David, Julian, Para que Dios los ilumine en este mundo tan congestionado. De manera especial por Felipe para que Dios ilumine a sus Padres para saber que hacer. Dios les pague. Nohemy

 

Dios padre Dios hijo y Dios Espiritu Santo les suplico me escuchen en mi gran nesecidad en verdad los necesito solo ustedes pueden ayudarme ya no confio en nadie mas santisima Virgen Maria escuchame y ayudame. Maria

 

Dios mio apiadate de mi que soy un pecador y atiende mi suplica, sabes que mas que nunca te necesito a mi lado y que nos ayude a salir de la situacion en que nos encontramos, no nos dejes, como siempre estamos en tus manos. Dios todopoderoso. Antonio

 

Diosito, Virgencita, te pido por mi y por mi hermano, para que nos ayudes en un problema laboral, espero la ayuda de todos nuestros hermanos y que Dios los bendiga, a todos, amen. Wily

 

Q. E. P. D.

 

RICARDO TREVINO, JR

FACUNDO BERMUDEZ ARTURO

MARTHA BRAVO

JORGE LUIS MOREIRA LOOR

JORGE LOOR SUAREZ

KLEVER ELICIO VASQUEZ GARCIA

ANGEL CEDENO ALAVA

JOSE SEGUNDO MONSERRATE SANTANA ZAMBRANO

 

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

 

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

 

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios

 

Por las benditas almas del Purgatorio

ECUADOR
 
ENVIE SU PETICION DE ORACION  a

 

wpauta@gmail.com,

 

wpauta@yahoo.es,

 

indicando su nombre y peticion

 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

 

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/

 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

Tu estuviste alli, Madre, no podias faltar.

Tú estuviste allí, Madre, no podías faltar
El Domingo recordaremos la Ascención de tu Hijo, Madre, donde Jesús te entregó una nueva misión: la Iglesia naciente.
Autor: P. Mariano de Blas LC | Fuente: Catholic.net

 


Tú estuviste allí, no podías faltar. Con los apóstoles: tus nuevos hijos, la Iglesia naciente que Jesús dejó a tu cuidado.
Lo viste subir, triunfar para siempre. Subía y regresaba al cielo como triunfador. Derrotados quedaban sus enemigos: la muerte, el demonio, el mundo.

Era tu triunfo también. Si los éxitos del hijo son también de su madre, la ascensión de Jesús tú la vivías como propia; era el anticipo de tu asunción.

Aquel Hijo tuyo, nacido en Belén, que había venido a la tierra a través de tu carne, ahora se iba a la patria definitiva. Aquel hijo, perdido durante la eternidad de tres días en el templo, ahora no sabías cuantos años estarías sin verlo. ¡Qué dolor, dolor nuevo, que hacía casi intolerable, insufrible, la separación del Hijo amado!

A partir de entonces tu corazón estaría más en el cielo que en la tierra. Allí estaba José, tu esposo, el compañero maravilloso de la infancia y juventud de Jesús. ¡Qué ratos tan inefables, tan difíciles también, en su compañía! Él se te había adelantado. Él vería llegar a Jesús al cielo, y recibiría de Él las más sentidas gracias por haber cumplido tan perfectamente su misión de padre. Allí estaría desde ese momento Jesús. Pero Tú te quedabas en la tierra sola, muy sola. Porque tu amor se iba, y te dejaba sola en la tierra.

Sólo quien ha estado locamente enamorado y pierde a la persona amada sabe de este dolor. Tú eras la enamorada por excelencia de Jesús. Por eso, tu dolor no tenía límites ni comparación.

Pero tu voluntad no se sumergía en la tristeza, porque Jesús te había entregado una nueva misión: la Iglesia naciente. Con cuánto amor repetiste tu oración favorita: “He aquí la esclava del Señor. Hágase en mí según tu palabra”.

Con tu oración, tu amor, tus consejos y tu prudencia, la Iglesia niña crecía incontenible. Crecía en sabiduría y en gracia ante Dios y ante los hombres, como en otro tiempo tu Jesús. ¡OH Madre de la Iglesia, que acunaste nuevamente en tus brazos aquella criatura que Jesús te entregó!

Se mezclaban la nostalgia -la fuerza que te lanzaba hacia el cielo- y el amor a la Iglesia que necesitaba tu cariño, tu presencia, tu oración. La nostalgia era desgarradora, la esperanza larguísima. Tú veías en la Iglesia la continuación de Jesús en la historia como ningún teólogo lo ha visto. Toda la Iglesia estaba llena de la presencia de Jesús.

Tus nuevos hijos eran más débiles que Jesús. Los lobos acechaban. Satanás, que había devorado a Judas, seguía esperando matar a toda la grey, cuando aún era débil e indefensa. Pero contaba con tu defensa irresistible. Nostalgia, espera y certeza de llegar al cielo para ti y tus hijos. Él ya, faltamos nosotros...

Ahora Tú también estás en el cielo. Faltamos nosotros...Acuérdate de nosotros.

Nueva etapa de fe: Volviste a encender la lámpara que había alumbrado tu caminar por la vida, con aceite nuevo, con nuevo vigor. Era el comienzo fresco y pujante del cristianismo. Tú eras la primera cristiana, la que debías vivir y contagiar a todos la alegría recién estrenada del hombre y mujer nuevos, del nuevo estilo de vida, la religión del amor.


Oh Madre, se nos ha olvidado muy pronto que la religión fundada por tu Hijo es la religión del amor, la religión de las bienaventuranzas. Nos hemos quedado con unas pocas ideas rancias y con un aburrimiento vital. Resucita en nosotros la alegría del “mirad cómo se aman” que avasalló a los primeros.

¿Qué hemos hecho de la religión del amor? Los cristianos hemos vaciado la religión del amor para quedarnos con los mandamientos mal cumplidos. Y nos resulta aburrida, pesada, inaguantable.

La misma religión que a los primeros los entusiasmó hasta el extremo, los arrastró hasta el martirio sin pestañear, a nosotros nos resulta sosa y aburrida. ¿No será que hemos perdido la savia vital? Y ¿qué somos, que queda de nosotros si nos falta el amor? Nada. Pura fachada.

Tú comulgabas con más fe que ninguno, llegando a sentir a Jesús en tus entrañas como cuando crecía en tu seno. Te absorbías, te elevabas de la tierra, te ibas...Vivías de la comunión anterior y vivías para la siguiente, como la enamorada que no puede separarse del Amado.

Enséñanos a comulgar con el fervor con que Tú lo hacías en los años de tu soledad. Los cristianos observaban con respeto y emoción tu actitud. Y seguro que, como a Jesús, te pedían: “Enséñanos a comulgar con el fervor con que Tú lo haces”.En la forma de recibir a Jesús se confirma el amor o la indiferencia de los cristianos de hoy.

Quiero imaginar las palabras que dirigías a los apóstoles: El primer evangelio pasado por la mente y el corazón de su Madre. Y así entendían de manera entrañable las enseñanzas de Jesús: Tú les abrías el sentido, pero, sobre todo, encendías sus corazones. Cuantas veces Pedro, Juan y los demás debían comentar como los discípulos de Emaús: “¿No ardía nuestro corazón mientras nos explicaba María los misterios de la vida de Jesús?"

Cuanto necesitamos, María, que nos vuelvas a explicar los misterios y la enseñanza de Jesús, sobre todo el amor que nos tiene, para que nuestro corazón arda de amor por Él y por Ti. ¡Cómo motivarías a Pedro, cada vez que el pesimismo y las dificultades de guiar a la Iglesia querían doblarlo! ¡Qué firme y gentil pastora guiaba al primer Papa, lo mismo que al actual Benedicto XVI! ¡Cómo les hablarías del cielo, repitiéndoles con apasionado acento las palabras de Jesús: ”Alegraos de que vuestros nombres están escritos en el cielo”! Hay que merecerlo, hay que ganarlo. Ahí estaremos juntos para siempre...

Fiesta de San Carlos Luanga y sus companeros martires.

20121125234040-carlos-luanga.jpg

Carlos Luanga y compañeros, Santos
Mártires, Junio 3
Autor: P. Ángel Amo. | Fuente: Catholic.net


Mártires en Uganda
Esa mañana, cuando el rey Mwanga reunió la corte, vibraba en el aire una espasmódica espera. En la sala se notaba la presencia insólita de algunos energúmenos, mientras el grupo de los pajes reales, espléndidos ejemplares de belleza negra, se agolpaban alrededor del trono. Mwanga les dio una orden extraña: “Todos los que no quieran rezar pueden quedarse aquí cerca del trono; en cambio, los que quieran rezar reúnanse allá contra la pared”. El jefe de los pajes, Carlos Lwanga, fue el primero en apartarse, y luego lo siguieron otros quince. “¿Pero ustedes rezan de verdad?”, preguntó el rey. “Sí, señor mío, nosotros rezamos de verdad” contestó Carlos en nombre de todos sus compañeros cristianos, que habían pasado toda la noche anterior rezando. “¿Y están resueltos a seguir rezando?” insistió el rey. “Sí, señor mío, siempre, hasta la muerte”. “Entonces, mátenlos” les dijo bruscamente el rey a los verdugos. En efecto, “rezar” equivalía a “ser cristianos” en ese reino de Mwanga, rey de Buganda, una región que actualmente pertenece a Uganda. Y en el reino de Mwanga rezar, es decir, ser cristianos, estaba absolutamente prohibido.

Los comienzos, en realidad, habían sido buenos. El rey Mutesa al principio había acogido bien, en 1879, a los Padres Blancos de Lavigérie, que después tuvieron que retirarse por las intrigas de algunos jefes. Después, en 1885, fueron llamados nuevamente por Mwanga, y encontraron cristianos comprometidos que ocupaban cargos de responsabilidad. El “katikiro”, una especie de canciller, había tramado una conjuración contra el rey, pero fue descubierto por los cristianos. Entonces este se alió con los notables y brujos, y esta alianza fue fatal para los cristianos. José Mukasa Balikuddembe, consejero del rey, fue decapitado el 15 de noviembre de 1885; en mayo de 1886 fueron muertos Dionisio Sbuggwawo, Ponciano Ngondwe, Andrés Kaggwa, Atanasio Bazzekuketta, Gonzaga Gonga, Matías Kalemba, Noé Mwaggali.

Después les tocó el turno a los pajes de los que hablábamos; pero tres se salvaron, según el uso, sacados a suerte. Entre los trece “mártires” se encontraba Mbaga Tuzinda, hijo del jefe de los verdugos. Naturalmente trató repetidamente de salvarlo, pero él no quiso separarse de sus compañeros. Entre ellos también había un niño de trece años, Kizito. Los veintidós mártires de Uganda fueron beatificados por Benedicto XV, y canonizados por Pablo VI el 18 de octubre de 1964, en presencia de los Padres del Concilio Vaticano II; y el mismo Pablo VI consagró en 1969 el altar del grandioso santuario construido en Namugongo, en donde los trece pajes, dirigidos por Carlos Lwanga, quisieron “rezar hasta la muerte”.

Letanias del Sagrado Corazon de Jesus.

Letanías del Sagrado Corazón de Jesús

Señor, ten piedad de nosotros (repetir)
Cristo ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos

Padre eterno, Dios de los cielos
Ten misericordia de nosotros
Hijo, Redentor del mundo, Dios verdadero
Espíritu Santo Dios.

Corazón de Jesús, Hijo del Eterno Padre
Corazón de Jesús, formado por el Espíritu Santo en el seno de una Madre Virgen
Corazón de Jesús, unido substancialmente al Verbo de Dios
Corazón de Jesús, majestad infinita
Corazón de Jesús, templo Santo de Dios

Corazón de Jesús, Tabernáculo del Altísimo
Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del cielo
Corazón de Jesús, horno ardiente de caridad
Corazón de Jesús, receptáculo de justicia y amor
Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor.

Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes
Corazón de Jesús, dignísimo de toda alabanza
Corazón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones.
Corazón de Jesús, en el que están todos los tesoros de la sabiduría y de la ciencia.
Corazón de Jesús, en el que habita toda la plenitud de la Divinidad

Corazón de Jesús, en el que el Padre se complació mucho.
Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido
Corazón de Jesús, deseado de los eternos collados.
Corazón de Jesús, rico para todos los que te invocan
Corazón de Jesús, fuente de vida y santidad

Corazón de Jesús, propiciación por nuestros pecados
Corazón de Jesús, saciado de oprobios
Corazón de Jesús, quebrantado por nuestros delitos
Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte
Corazón de Jesús, herido por una lanza

Corazón de Jesús, fuente de toda consolación
Corazón de Jesús, vida y resurrección nuestra
Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra
Corazón de Jesús, víctima de nuestros pecados
Corazón de Jesús, salud de los que en Ti esperan

Corazón de Jesús, esperanza de los que en Ti mueren
Corazón de Jesús, delicia de todos los santos

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, perdónanos Señor
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, escúchanos Señor
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, ten misericordia de nosotros
Sagrado corazón de Jesús / en vos confío.

Jesús manso y humilde de Corazón/ Haz nuestro corazón semejante al tuyo.
(Desconozco el autor).

Meditaciones en devocion al Sagrado Corazon de Jesus.

Autor: Catholic.net | Fuente: Catholic.net
Meditaciones en devoción al Sagrado Corazón de Jesús
Meditación y oración para cada día del mes de Junio, dedicado al Sagrado Corazón.
 
Junio ha sido proclamado como el mes dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, para que oremos por El con fervor y entrega.

Les presentamos una devoción para orar cada día, inspirada en los nardos, esa flor que tanto agrada al Señor.

Oremos para que el Sagrado Corazón de Jesús aumente nuestra fe.

Recordemos que el primer Viernes el cual es la celebración del Sagrado corazón y primer sábado de mes el cual es consagrado a nuestra Madre la Virgen María.

 


Nardo del 1ro de Junio:

¡Oh Sagrado Corazón, Luz en este mundo de oscuridad!

Meditación: Corazón Sagrado, enllagado y martirizado por nuestros pecados, sé nuestra Luz para vivir sólo en Ti, y así poder seguir nuestro camino para llegar un día a habitar junto al Padre Celestial

Jaculatoria:¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús! ¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Que sepamos plasmar en nuestro pobre corazón, lo que nos enseñó el Hijo de Dios. Meditemos cuán poco sabemos de El.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 2 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, Llama ardiente!

Meditación: El Corazón de mi Jesús tanto amó, que en llama de fuego se presentó para purificar, para salvar, para amar…¡Pero quién lo ha de mirar!. Si muchos lo llegamos hasta a despreciar, a no buscar, a ignorar, pues no queremos que nos venga a señalar las miserias y tibiezas que nuestro pobre corazón encierra. Seamos ardientes amantes de Cristo, consumidos por el Fuego de Su Amor, para poder así limpiar nuestro corazón y llegar a servir a nuestro Dulce Señor.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Hagamos una buena confesión, ofreciéndosela al Sagrado Corazón de Jesús.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 3 de Junio:

¡Oh Sagrado Corazón, refugio del Niño Dios!

Meditación: En una Doncella latía un Pequeño que renovaría la tierra vacía, ya que en ella sembraría semillas para llenarla de Vida. Aquel pequeño Corazón era el Sol que con Su calor nos enseñaría lo que es el Amor, con Su Luz a no perdernos en la oscuridad, con Su Omnipotencia a aumentar nuestra Fe, con Su silencio el valor de hacernos pequeños y con Su Presencia la Única Senda, pues El es el Rey.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla:Comulguemos pidiéndole al Señor tener un corazón pequeño, y que sea El nuestro único sustento.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 4 de Junio:

¡Oh Sagrado Corazón, cuan manso y humilde sos!

Meditación: ¡Ay! de nosotros los hombres, todos queremos ser SEÑORES, si, con mayúsculas…no queremos ser pequeños, debemos competir, ser los mejores, hinchar nuestro corazón de orgullo, llenarnos de vanidad. Ser manso…eso es de débiles, de aquellos que poco saben, que no poseen imagen. Pero a pesar de eso, sabes Señor, te lo digo al oído, con vergüenza: "Yo soy cristiano, he sido bautizado…".
¡Oh! mi Dulce Señor, cuanto te he profanado si estoy lleno de estos pensamientos mundanos. Tú, el Corazón más humilde y el más sublime, el más manso, el Todopoderoso. Tú nuestro Dios hermoso, mi Dulce Esposo. Me olvidé de Tu Imagen, por ser yo la imagen de un dios pagano, de aquel que produce el escarnio de lo que Tú en mi pusiste de santo. ¡Perdóname Señor!.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla:Ofrezcamos una jornada de silencio, comparando la vida de Jesús con la nuestra.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 5 de Junio:

¡Oh Sagrado Corazón, qué tierno sos!

Meditación: Dicen que una vez la Santísima Virgen a un niño se le presentó, le habló del Amor y de su Corazón, pero el niño que sorprendido la escuchaba se atrevió a preguntarle por el Niño Dios. De tal modo, una conversación parecida a ésta se escuchó:
Perdón, Virgen María, ¿pero si voy al Cielo voy a poder jugar con el Niño Jesús?. La Virgen sonriendo contestó: "Sí, en el Cielo se te da todo lo que buscas con un corazón de niño". El pequeño prosiguió: ¿Al fútbol también podré jugar con El?. La Virgen contestó: Si así lo deseáis... El niño: Ah, pero siempre va a ganar Jesús, porque El es el mejor, es Dios. La Virgen, llena de ternura, contestó: "No, mi amor, porque en el Cielo no hay competencia y mi Jesús siempre deja ganar…". A lo que el niño, poniéndose a llorar respondió: "Entonces yo no quiero ganar, sólo quiero ser como Jesús...".
¡Qué lección la de la Madre de Dios!. Ella nos muestra la humildad y la ternura del Corazón de Su Hijo, que todo nos da, nos deja hasta querer ¨ganar¨ para que podamos aprender a ser como El, y ver que el Rey, todo Poder, trabaja en la pequeñez. ¿Qué nos queda entonces a nosotros?.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Que tratemos de ser niños guiados por la voz de nuestra Madre, practicando la humildad.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 6 de Junio:

¡Oh Sagrado Corazón, valiente y obediente!

Meditación: Oh Delicioso Señor, que nos enseñaste desde Tu ímpetu juvenil a combatir, cuando a Tu Madre confiaste, a Tus dulces doce años, que a los doctores explicabas las cosas de Tu Padre. Eras apenas un niño, pero en Ti el Amor había vencido a todo temor, ya que cumplías con obediencia el Querer de Quien te había enviado. No importaban los escarnios, las burlas ni tu pequeñez, pues la Sabiduría y el Amor habían de vencer. ¡Que vergüenza la de mi pobre alma siempre llena de temor para defender las cosas de mi Dios, tanto con la voz como con el testimonio que doy! ¿Y no es el miedo acaso falta de Fe?, pues yo nada soy, todo lo es y lo hace el Señor. Entonces si El habita en mí, y me hace vivir, sólo tengo que servir para llegar a ser un instrumento y un puente hacia el Cielo.

Jaculatoria:¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Seamos discípulos del Señor haciéndolo conocer más y más, prediquemos a un hermano para que pueda encontrar a Cristo en su corazón.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 7 de Junio:

¡Oh Sagrado Corazón, qué sensible y sencillo sos!

Meditación: Me parece entrever por una ranura de la casa de Nazaret a un Joven trabajador que con habilidad modelaba un rústico trozo de madera; en el aire se percibe un rico olor a viruta fresca…parece absorto. De repente y ante una suave voz levanta Su cabeza…es el Rostro de Mi Señor, que diligente y obediente responde al llamado de Su Madre. En la otra habitación, en su lecho un anciano agonizante respira agitadamente…es el pobre papá José. En la Mirada Amorosa de aquel Joven Niño se reflejan tanto amor, tanto dolor, tanta paz. Entre tiernos cuidados y santas lágrimas José inicia su marcha, hasta que se abra la Puerta de la Morada Santa.
¿Somos capaces de imitar la sencillez y el amor que el Señor prodigó a todos los que tocó en Su vida terrena?. ¿O escapamos en el mundo de hoy del cuidado de los ancianos y necesitados?. Justificándonos en que tenemos nuestro trabajo y en que no podemos angustiarnos tanto, ni siquiera podemos dar una sonrisa para aquel que agoniza. ¡Tenemos que vivir…vivir para morir!. Amar de verdad es dar todo hasta desgarrar nuestro mísero corazón en ofrenda al Señor, como lo hizo el Redentor.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla:Demos cuidado y amor a un anciano necesitado, como lo hizo y lo hace el Señor.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 8 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, que enviaste al Espíritu Santo!

Meditación: Jesús que nos enviaste tu Santo Espíritu, que nos permitiste por Tu inmenso Amor ser templos del mismo Dios, para así vivir en Ti y recibir a la Divinidad en nuestra pobre casa, llenándola de gracias. Que seamos vasijas de barro, purificadas por el Fuego ardiente de Dios, para que Sus dones se derramen en nuestras almas. ¡Oh que sublime posesión sería ésta, ser poseídos por el Espíritu Divino que nos guía y renueva como verdadera Iglesia!.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla:Pidamos la efusión del Espíritu Santo sobre cada uno de nosotros y sobre toda la Iglesia.
"Ven, Espíritu Santo, ven, por medio de la poderosa intercesión del Corazón Inmaculado de María, Tu Amadísima Esposa, ven¨" (se repite tres veces).

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 9 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, fuente inagotable de amor!

Meditación: Jesús tanto nos amó que no sólo hasta Su última gota de Sangre derramó, obedeciendo la Voluntad del Padre que lo envió, sino que también desde la Cruz nos dejó a Su Santísima Madre, a la más Bella Mujer que jamás existiría, para que sea nuestra guía. En Pentecostés, Ella, confirmando su apostolado, está reunida con los discípulos esperando la venida del Paráclito, cumpliendo así con lo señalado por su Divino Hijo. Así la Criatura más Perfecta, la Inmaculada, la Llena de Gracia, se convierte en Madre de la Iglesia, participando del misterio de la Corredención. Ella ve con dolor y con amor todas las asechanzas, tropiezos y persecuciones que el enemigo prepara frente a nosotros, interponiéndose para nuestra protección como la Mujer Vestida de Sol, y señalando el camino del regreso de Cristo.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Recemos el Rosario a la Santísima Virgen, para que sea nuestra protectora y nuestra guía.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 10 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, modelo de virtudes sos!

Meditación: Jesús, que desde pequeño fuiste perfecto, que corrías y cantabas dando al mundo esperanza, pues ya se acercaba la Primera Santa Pascua. La Luz del Sol se ocultaba en Tu interior, cubierta con pétalos de humildad y obediencia al Creador. ¿Por qué no entendemos los hombres que tenemos que imitarte, que es un honor llevar Tu imagen, y que debemos dejarnos modelar por Tus Benditas Manos de Carpintero, para llegar a ser a semejanza de Nuestro Maestro?. ¡Qué honor el nuestro!. Pero qué bajo que caemos, pues cuan pocos son los que quieren ser como Cristo, Nuestro Rey Divino. Cambiemos nuestro pobre corazón por Su Sagrado Corazón, sabiendo que recibiremos todos los gozos, pues así el Señor habitará en nosotros, y tendremos la dicha de participar en la Santa Llaga, pues la humanidad hoy le clava nuevamente en Su Sagrado Corazón la lanza.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Leamos la Santa Palabra para conocer más profundamente cómo es Nuestro Señor, y así llegar a ser Su imitación.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 11 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, desgarrado en el Huerto!

Meditación: Señor, estás solo…solo desde hace 20 siglos…solo hoy…solo en el Getsemaní…solo en Tu sufrimiento. Como en aquel tiempo, sentís frío, el frío del abandono, el frío del dolor, el frío de la falta de fe y amor. Frío y soledad en el Huerto…frío y soledad en el Sagrario. Los hombres de hace dos mil años y los hombres del mundo actual se olvidaron del Maestro, de que nos hiciste Tus amigos, y nos tomaste como hermanos. Tú, el mismo Dios, te hiciste pequeño. Tú, el Dueño, el Hombre Dios, has sido nuevamente olvidado por todos aquellos que decimos ser Tus testigos, que te seguimos, pero nos quedamos dormidos. ¡Somos tibios!. Nuevamente no oramos…como antaño…no te acompañamos ni reparamos las ofensas que a través del pecado desgarran Tu Sagrado Corazón. Por todo ello Señor, Mi Dios, perdón.

Jaculatoria:¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Adoremos al Señor en el Sagrario, meditando particularmente respecto de todo lo que El nos da, y también sobre nuestras faltas de caridad.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 12 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, escarnecido por nuestros pecados!

Meditación: Señor…en la oscuridad del Getsemaní, la Luz de Tu Presencia. Señor…que sentías en aquella brisa fría la cercanía de Tu agonía. Señor…te veo arrodillado y orando, Tu respiración se acelera…puedo sentir el dolor de Tu Corazón, de ese Corazón que en ese instante sintió todos los pecados, los más sucios, los más inmundos, los cometidos y por cometer. Señor, allí Tu Corazón se atravesó. Pobre Mi Señor, el Puro, el Santo, soportando y sintiendo cada pecado. Señor…estás llorando…Sangre. Señor, de Tu Santa Frente cual pequeños rubíes gotas de Sangre caen. ¡Oh Señor perdón!, perdón por las espinas de mis pecados y las de mis hermanos, perdón Señor porque continuamos tu martirio…perdón Padre porque a pesar de habérnoslo dado, al Sacrificio de Tu Hijo lo hemos olvidado.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Trabajemos con humildad haciendo un examen de conciencia, recordando y meditando los pecados capitales: soberbia, vanidad, avaricia, gula, lujuria, envidia, ira.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 13 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, obediente hasta la muerte!

Meditación: La oscuridad del Huerto parece que se hace más espesa…y allí Tu Figura excelsa, mi Pobre Jesús, agoniza. La Sangre Bendita cae sobre la roca fría, y hasta parece una alegoría, el corazón del hombre endurecido cual piedra fría, y sobre él cae el Sudor y el Llanto Santo que del pecado nos limpia. Como amoroso y dolorido canto te oigo decir: "Padre, si es posible que pase de Mí éste Cáliz, pero que se haga Tu Voluntad y no la Mía". La Oblación de Amor ya ha sido dada…se entrega el Hijo…se desgarra el Padre… "por Amor, a Su propio Hijo entregó". La Voluntad de Nuestro Unico y Trino Dios es dar todo por amor. Si, por amor a esta pobre criatura que soy yo, que tantas veces lo negó, que solo quiere bien vivir, y que me sirvan a mí, que no me importa conocerlo y que con mis miserias y egoísmos he construido ídolos en el lugar del Santo Templo.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Pidamos al Señor vivir cumpliendo Su Santa Voluntad, y aprender a amar. Leamos y reflexionemos la Primera Carta a los Corintios, 13.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 14 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, que amas el silencio!

Meditación: Jesús, que viniste al mundo a sufrir, pero antes debías con nosotros convivir. El Niño de Nazaret, el Hombre del Calvario, en el silencio y la mortificación cumplías la Voluntad del Creador. Sólo hablaste para enseñar, aconsejar y para mostrar al Dios de la Verdad. ¡Pero hoy Señor, a todos nos gusta hablar, todos creemos que sabemos, a pesar de que estamos en el desierto. ¡Cine, televisión y permanente conversación han quitado de nuestro corazón el lugar que necesitás Vos!. No queremos oír, solo queremos hacernos respetar, hemos perdido el don de escuchar...somos sordos de corazón. Y Tú, Jesús, permaneces callado porque ya has hablado, y aun cuando hoy quieres con nosotros conversar, no te queremos escuchar. Nos estás esperando como en el Calvario, pero te seguimos abandonando. ¿Sabes Señor, lo que yo creo que ocurrió?: Te hemos sacado de nuestro templo y en Tu lugar nosotros mismos nos hemos puesto. ¡Oh Señor!, permítenos sentir en nuestro corazón el amoroso susurro de Tu Santo Espíritu, para que estos sordos del siglo XXI volvamos a conversar con Vos y cumplamos con el Divino Querer, haciendo el bien. Que podamos repetir: "Señor, habla, que Tu siervo escucha".

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Hagamos una jornada de silencio tanto exterior como interior, alejándonos del ruido del mundo para poder escuchar la Voz de Dios.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 15 de Junio

!Oh Sagrado Corazón, Corazón del Uno y Trino Dios!

Meditación: Corre una brisa fresca y parece que junto al pequeño río algo de naturaleza despierta...es el Jordán...un pequeño gentío, allí está el Bautista...se acerca imponente mi Jesús, sin pompas, con sencillez pues es el Verdadero Rey. Se miran, se dicen unas pocas palabras y en ese instante el Cielo habla...se abrieron los Cielos y descendió el Espíritu de Dios. Al mismo tiempo se oyó una Voz que desde el Cielo dijo: "Este es Mi Hijo, el Amado, este es Mi Elegido" (Mateo 3-16).
La misma Trinidad se presentaba en la tierra Santa, mostrándonos en lo pequeño un gran misterio. Tres personas distintas y Un sólo Dios. Jesús, al decirle Sus discípulos "muéstranos al Padre" respondería: "hace tanto tiempo estoy entre ustedes y todavía no me conocen". Nuestra limitada naturaleza no puede entender la ilimitada magnificencia de Dios, Uno en el Otro está, y el mismo Corazón es de nuestro Unico Dios. Pidamos al Corazón del Hijo conocer el Amor del Padre, y encerrarnos en El, cubiertos con las Alas del Espíritu Santo.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Hagamos la oración de los pastorcitos de Fátima: Oh Dios mío, yo creo, espero, adoro y Os amo y Os pido perdón por todos los que no creen, no esperan, no adoran y no Os aman (repetir tres veces). Santísima Trinidad, Padre Hijo y Espíritu Santo, Os adoro profundamente y Os ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, Presente en todos los Tabernáculos de la tierra en reparación por los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con los cuales El mismo es ofendido, y por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús y por la intercesión del Inmaculado Corazón de María Os pido por la conversión de los pecadores. Amén

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 16 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, traicionado, enllagado, martirizado y destrozado!

Meditación: Oh Señor, casi no te reconozco, ¿por qué he sido tan cruel contigo, si eres El Cristo?. Estás encarnizado, eres una llaga viva, te han flagelado...y te han vestido de rey de burlas, envuelto en un manto púrpura. Perdón, perdón Jesús porque yo te puse ahí.…estas desfigurado, tan sólo Tu hermosa y tierna Mirada apacigua la vergüenza de mi alma. Ojos tristes sí, ojos tristes de mi Jesús que ven lo que soy, lo que fui y todo lo que seré. Pero Tú, Señor, lo haces para darme, darme el perdón, darme Tu Amor y regalarme la Vida con Tu agonía.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Ofrezcamos un sacrificio al Señor haciendo algo que sea de Su agrado, pero que nos cueste, recordando que "tu mano derecha no debe saber lo que hace tu mano izquierda".

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 17 de Junio

!Oh Sagrado Corazón, taladrado por clavos!

Meditación: Llegaste Señor...es la cima del Gólgota, la montaña de nuestra maldad y miserias. La regaste con Tu Preciosísima Sangre, y ahora Señor, en la hora en que el infierno todo te destroza, es el momento de Tu Victoria, el supremo misterio que comenzaste en el Huerto. La mañana se pone oscura, parece que el cielo ha perdido toda hermosura. El Madero, Tu Madre, Juan, y algunas pocas mujeres y discípulos te acompañan en Tu momento final. Los soldados han comenzado su trabajo y taladran en Tu Santo Cuerpo los clavos, te han desnudado. Pobre mi Señor, pobre mi Amor, se desgarra aún más Tu Corazón, y el de Tu Santa Madre despedazándose está...quisiera gritar "¡basta ya!", pero al igual que hoy, ya nadie detendrá Tu Pasión. ¡No quieren parar, no quieren escuchar!.
¿Y saben, hermanos?, el Calvario de ayer y hoy es parte del plan más sublime de Amor que hizo nuestro Dios para nuestra salvación, es el Triunfo del Corazón. Si, del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María. Y así ayer como hoy, mi Señor, quiero bajarte de la Cruz, quiero sacarte los clavos que yo mismo te he clavado con mi pecado. Permíteme morir por Ti para resucitar en Ti.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Que podamos morir a nuestra voluntad, sacando afuera todo lo que no es de Dios, y viviendo cada instante como lo haría el Señor .

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 18 de Junio

!Oh Sagrado Corazón, sediento de amor!

Meditación: Jesús, Jesús...ya sobre la tierra te han elevado, no puedes sostener Tu Cabeza, de Ella Sangre gotea...de Tu Santa Boca salen hilos de Sangre. Señor, te escucho decir: "tengo sed...", pero me miras a mi, ¿Señor, tienes sed de mí?, ¿de esta pobre criatura?. Repites "tengo sed...", sí, Señor, sed de amor, sed de éste pobre amor que te niego yo...perdón Señor, ¡perdón Mi Dios!. Mi Cristo, mi amado, escúchame bien, ya que te lo digo de corazón: "Jesús en Ti confío, perdona todos mis olvidos, "Jesús en Ti confío", perdona porque te he hecho un "mendigo", un mendigo de amor, que espera a mi pobre corazón.
Padre, míralos. Mira a Tu Hijo aún mancillado, mira a Su Madre también Crucificada, cambia nuestro corazón para que siendo hijos Tuyos, te llenemos de orgullo.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Hagamos una Hora Santa de Adoración Eucarística.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 19 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, Corazón Misericordioso!

Meditación: El viento arrecia, parece que la tierra se pone desierta, todo se oscurece...se va la Luz del mundo, y te escucho decir: "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen..." y de repente se oye un grito desgarrador: "Padre, en Tus Manos encomiendo Mi Espíritu". Mi Dulce Jesús ha muerto, mi Dios ha muerto...lo hemos matado. De nuestro corazón aún hoy lo arrancamos, la tierra tiembla...por eso nuevamente están aquí las tinieblas. Tu Cuerpo Santo cuelga inerte, pero a pesar del temor, un soldado con la lanza abre Tu Costado, y brotan de Él Tu última gota de Sangre, y Agua. La Sangre de la Redención, el Agua del Perdón. Así la Luz de Tu Misericordia nos baña en los sublimes Sacramentos que dejaste en Tu Iglesia Santa. Señor, mi Jesús amado, mi Redentor, me atrevo a pedirte a Vos que me liberes hoy y me enseñes a pedir perdón, para mi sanación, bañándome con los Rayos de Tu Misericordioso Corazón. Que goce así de la Nueva Jerusalén que algún día veré.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Recemos la coronilla a La Divina Misericordia dada por el mismo Jesús a Sor Faustina Kowalska.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 20 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, Corazón del Supremo Amor!

Meditación: Oh Señor, todo se ha consumado, todo nos has dado...la tierra ha crujido cual grito dado por la creación. Ha muerto el Salvador, el Hijo de Dios, lo hemos matado. Tú, mi Amado, mi Buen Jesús todo enllagado, con Tu Cuerpo destrozado te encuentras colgado, Tus Ojos se han cerrado...el cruel suplicio ha terminado. Te bajan de la Cruz, y Tu Pobre Santa Madre, desgarrada, te recibe en sus Brazos. Con gemidos y llanto, se ha atravesado su Santo Corazón por una espada de dolor. Parece acunarte como lo hacía en las claras mañanas de Belén, Ella te besa y te acaricia, tratando de devolverte la vida. Señor, permíteme besarte y acariciarte como lo hace Tu Madre, porque Tú por mí te entregaste. Permíteme dar todo por mis hermanos, aunque tenga que pasar por un calvario. Permíteme estar contigo, aún cuando no lo merezco, pues he dejado que mi corazón se ponga duro y maltrecho. Permíteme acompañarte en el dolor, porque así es el Verdadero Amor: compartir el sufrimiento y ser consuelo.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Meditemos sobre los últimos momentos de la Pasión del Señor y el dolor de Su Santa Madre.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 21 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, Indulgente y Glorioso!

Meditación: Señor, a pesar de que Tu Corazón ya no latía, Tu Madre sabía que volverías. Ella con gran Dolor te aguardaba en oración, Ella esperaba, destrozada y angustiada, Ella confiaba en Tu Palabra. Señor de la Esperanza, Señor de la Verdad que enseñas a Tu Iglesia, a pesar de su tibieza, que Tu Palabra no pasará, que todo se cumplirá. Por eso aquella Dulce Muchacha de Nazaret, la Joven Madre de Belén, la Dolorosa del Calvario, nos mostraría que con amor y Fe que te volveríamos a ver. Es por eso que a Ella te presentaste para consolarla y alegrarla, pues El Santo, Su Hijo Amado, había Resucitado. ¡Cuál no fue el Gozo de aquella Santa Madre!. Alegrémonos con María pues Jesús está vivo, en Cuerpo y Alma, vivo hace dos mil años y vivo hoy. No prediquemos a un Cristo Muerto, ya que ¡el Señor Resucitó!. ¡Gloria a Dios!.
Y Este Señor está a nuestro lado, porque la Santa Palabra cumpliéndose está. Él nos dijo: "...donde dos o más estén reunidos en Mi Nombre, Yo estaré en medio de ellos". Hagamos lo que nos ordena nuestro Señor: "vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Nueva...éstas son las señales que acompañarán a los que crean: en Mi Nombre echarán demonios y hablarán nuevas lenguas, tomarán con sus manos serpientes y si beben algún veneno, no les hará daño, impondrán las manos sobre los enfermos y quedarán sanos..." (Marcos 16, 15-20). Cristo está vivo, es el Único Dios y todo lo hace El, es el Señor que sigue haciendo milagros y acompañándonos...seamos sus humildes instrumentos.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla:Que testimoniemos a nuestros hermanos que Jesús está vivo, cumpliendo sus mandatos.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 22 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, Corazón Eucarístico!

Meditación: ¡Oh Señor, Oh Mi Amor!. Que aquel Jueves Santo te quisiste quedar entre nosotros perpetuado en el Pan Sagrado. Señor, te conviertes en nuestro Alimento para que algún día veamos el Cielo. Cuántos hoy del Supremo Regalo se han olvidado y lo han despreciado, cuántos hermanos están profanando Tu Cuerpo Santo. Sabes, Señor, muy pocos creen que estás en el Pan Vivo, que el Vino en Tu Sacratísima Sangre se ha convertido...¡oh Mi Cristo, cuántos corazones perdidos!.
Señor que nos obsequias en las Especies Santas la Vida de las almas, qué pocas de ellas Te besan cuando en ellas entras. Jacinta de Fátima te llamaba el Jesús Escondido, al saber que estabas en el Pan Bendito. ¡Oh Señor, que renuevas el Supremo Sacrificio y te ofreces permanentemente para nuestra salvación!. Te pido perdón por todos los que no sabemos verte presente en el Pan de Dios y no te damos permanente adoración!.

Jaculatoria:¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Ofrezcamos una mortificación al Señor por todos los ultrajes y sacrilegios cometidos contra Su Santísimo Cuerpo y Sacratísima Sangre.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 23 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, abundancia de Amor!

Meditación: ¡Oh Señor!. Quién pudiera conocerte verdaderamente a Vos, Señor que te hiciste Hombre y pescador, para enseñarnos a trabajar en el Amor. ¡Oh Señor!, que a todos buscas. Tú, el Rey, te sentabas en una barca y desde el lago de Galilea enseñabas Tu Palabra. Tú, que a los leprosos curabas y sanabas las almas. Tu mirada era sólo Amor y ofrenda del dolor que causaba el hedor de las almas putrefactas. Tú, Señor, que conoces todos nuestros pecados pero a pesar de eso nos sigues amando. Tú, que por nosotros te sigues dando, para que volvamos a Tu lado. Tú, Señor, que por gran Misterio nos quieres dar un corazón nuevo para nacer a Vos y vivir en unión con Nuestro Creador. Señor, que nos regalas la esperanza de habitar algún día en eterna alabanza en la Morada Santa, permite a este siervo Tuyo tirar las redes para llevar a mis hermanos hacia Tus Benditas Manos.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla:Pidamos al Señor, en humilde oración, que podamos ayudar a la conversión de nuestros hermanos.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 24 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, que te hiciste mi hermano!

Meditación: Pobre, mi Jesús, que con dulzura nos quieres llevar a la Tierra Prometida. ¿Sabes, Señor, qué pienso cuando aún te miro clavado en el Madero...cuando veo Tu Corazón sangrar?. Con un suspiro lleno de dolor quisiera bajarte de la Cruz, sacarte esos clavos, borrar de Tu Frente todos los pecados que desfiguraron Tu Amado Rostro Santo. Y Tú, con esa Mirada pides amor en un mundo que se olvidó de Dios, que sólo busca el placer, la vanidad, no pensar en los demás para vivir en el yo. Señor, qué lejos de Tus enseñanzas Tú nos viniste a liberar, a mostrar que teníamos que morir a nosotros mismos para vivir en Cristo. Señor, darse por los demás hasta morir. Sí, Tú me lo viniste a decir y yo lo olvidé, el mundo me hizo sordo de corazón y dejé de oír Tu Voz. Creí que yo solo podía, que triunfaría y viviría la buena vida. ¿Qué vida, Señor, si así yo moría, y a pesar de que todo tenía me encontraba con el alma vacía?. Jesús, mi amado, Jesús, mi hermano que todo nos has dado, hazme escuchar Tu hermosa Voz como mi hermano mayor que me miras y me guías, y eres fuente de verdadera alegría. Porque sabes, mi Señor, aún cuando todo me sacaras, si aun tengo Tu Mirada. destella mi alma porque sé que Tú me amas.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Seamos sencillos y regalemos sonrisas y consuelo a todos los que están sufriendo, aún cuando nosotros estemos en el huerto.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 25 de Junio

!Oh Sagrado Corazón, fuente de unión!

Meditación: ¿Señor, me dejas espiar por una rendija en Tu vida...?. Te veo caminando por la pequeña Nazaret, pero no pareces un rey...tampoco un juez. Te ves esbelto, fuerte, de rostro hermoso. Tu mirada es profunda...miras los corazones de todos los hombres. Junto a Ti algunos discípulos van caminando, creo que son Pedro, Santiago y Juan...los escucho hablar de otros hermanos que han encontrado, y dicen que no tienen un corazón sano. De repente los miras y con imponente voz interrumpes su conversación. Se Te escucha decir: "no os quiero ver juzgar, sino sólo amar y predicar para cambiar lo que está mal...". Los discípulos hacen silencio, pues ha hablado el Maestro.
Y ahora me imagino, Señor, verte caminar aquí...a mi lado, y que yo también voy hablando de mis hermanos. Señor, Tú me dirías lo mismo y me recordarías Tus enseñanzas: "...así como juzguéis seréis juzgados...", o aquella otra: "...el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra...". Señor, creo que no soportaría Tu Mirada, pues cómo verías mi alma, la verías manchada. Señor, yo también voy a hacer silencio, para sacar de mi corazón todo lo que no es bueno y poder seguir así las enseñanzas de mi Maestro. Señor, no permitas que yo ponga discordia, porque conozco Tu gran Misericordia. Haz que busque la unión como símbolo de amor, para ser Uno como lo sos Vos con el Creador y el Espíritu de Santificación.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Oremos para que descienda el Espíritu Santo sobre nosotros, y que por Su intermedio nos sigamos purificando, conociendo todo aquello en lo que a Dios no agradamos.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 26 de Junio

!Oh Corazón Sagrado, amado reposo de las almas!

Meditación: ¿Sabes, Señor?, cuando te miro Tu sabes que sonrío, pues veo Tu Dulzura y Poder. Yo sé que eres mi Rey, sé cuánto me conoces y me quieres, que estás junto a mi y me sigues, que evitas que caiga, y que consuelas mi alma. Cuando tengo dolor, cuando la oscuridad me quiere atrapar, Te me acercas y Tu mano me das, y es entonces cuando siento cuánto me cuidas. Y me dices: "descansa ya, pues Yo, el Amor, estoy junto a vos". Es allí cuando se disipa mi aflicción y siento Tu calor, me siento dichoso y mi alma goza. Y el dolor y la noche ya no están, pues Tú lo permitiste para que vea mi debilidad y conozca Tu Fortaleza. El sufrimiento que purifica, la oscuridad que hace ver la Luz, porque allí siempre estas Tú.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Preparemos y seamos un Altar a Jesús, tanto físico como espiritual, para agradecer cuánto nos da.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 27 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, confianza y amor!

Meditación: Jesús, mi corazón se ha puesto triste...porque Tú, que tanto nos quisiste, que nos redimiste, nos miras a través de los siglos y nos dices lleno de dolor y de amor: "...la falta de confianza lastima mis entrañas...". Señor, Tú sabes lo que siento cuando te veo clavado y muriendo por Amor, pero sin recibir amor, pues hoy nuevamente te lo negamos. No confiamos en Vos, no creemos que eres el único Dios, no vivimos para Vos, pues si te amáramos confiaríamos en Ti, y Tú serias nuestro único descanso. Señor, mi amado, Tu sabes que te amo y que por ti clamo, pero también sabes cuan pequeño es mi amor, pues muchas veces te he negado. Hoy Te pido perdón, y como sabes bien que Tú eres mi querer, te pido que aumentes mi fe, que me bañes en el manantial de Tu amor, para ser así el más fiel a mi Rey. Que sea como Tu Mamá: fiel por toda la eternidad. Y hoy te digo despacito y al oído, a Ti, Mi Cristo, a Ti, Mi Señor Bendito: "Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío. Sé mío".

Jaculatoria:¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Digamos varias veces al día "Sagrado Corazón de Jesús en Ti confío, más aumenta mi fe".

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del 28 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón!

Meditación: Oh Señor, que no sólo nos mostraste los secretos de Tu Corazón, sino que nos regalaste el Corazón de Tu Madre, la Mujer Perfecta, la Llena de Gracia, la Virgen Purísima que regaría la tierra a través de su llanto, para limpiarla de todo pecado. En la aridez flores de pureza crecerían, cultivadas por Tu Madre Bendita. María, que iluminas las tinieblas de ésta tierra yerra, con la pura nieve que cae de Tu Inmaculado Corazón, con una promesa de misericordia y perdón, haz que se abra nuestro corazón para la conversión, para esperar con alegría, en medio de toda tribulación, el Triunfo de Tu Inmaculado Corazón, por Ti profetizado .

Jaculatoria:¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Hagamos en este día las consagraciones al Inmaculado Corazón de María y al Sagrado Corazón de Jesús.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.


Nardo del día 29 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, Potestad Sublime!

Fiesta de San Pedro y San Pablo

Meditación: Oh Jesús, Mi Buen Pastor, que nos buscas como a ovejas en la tierra desierta, que nos cuidas y nos proteges, y Tu cayado levantas para evitar que el maligno hiera a Tus corderitos. Señor, que me buscas en la noche oscura y me libras de toda amargura. Amando siento Tu Presencia, y todo lo demás desaparece; es Tu Gran Poder el que me marca el camino y me guía como a un niño. Esa Luz dorada que de Ti se desprende, y cual luciérnagas hermosas, como estrellas fugaces veo las luces de Tus Angeles. Entonces siento que Tú, Mi Dios, todo eres, todo puedes, pues eres el Rey. Señor, que a pesar de mi pequeñez a mi casa vienes, para llevarme a Ti.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Comulguemos agradeciendo a Jesús por todas las gracias que derrama a través de Su Sagrado Corazón.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.

 

Nardo del 30 de Junio

¡Oh Sagrado Corazón, Camino, Verdad y Vida!

Meditación: Sabes, Señor, me parece verte en una colina de la hermosa Galilea. Vestido de blanco estás, el manto no llevas, Tus discípulos están descansando y el cielo se está pintando de un rojo tornasolado. Se levanta un rico olor a tierra mojada, y sobre la colina en que pones Tu mirada un trigal se alza, parece como que el campo se ha vestido de dorado para alabar al Dios de lo alto. En la otra colina, sencillas flores multicolores esparcidas la tapizan, y sonríen al nuevo día. Más allá hay un campo ralo en el que no crece ningún sembrado. Señor, me parece que me quieres decir que el mundo así está. A pesar de que toda la tierra fue regada con la Santísima Sangre de Mi Señor, en muchos lugares la semilla no germinó pues no se trabajó con fe y amor. Fue entonces que la planta murió y la tierra en desierto se convirtió. La otra colina en la que germinan flores sencillas son las que han luchado en un campo no tan trabajado, pero donde los talentos a Dios se han presentado y El los ha premiado. El trigal del cual se saca el Pan son todos aquellos a quienes el Señor eligió para ser Sus testigos, y que se vistieron de dorado, abrazándose con nardos pues junto a El su vida han entregado.
Señor, que en la Santa Llaga de Tu Corazón nos abrazas a todos con el Fuego del Amor, escóndenos allí hoy, para evitar que caigamos en el mal. Purifícanos cual metal, para que alcancemos la Verdadera Vida en la Tierra Prometida.

Jaculatoria: ¡Enamorándome de Ti, mi Amado Jesús!
¡Oh Amadísimo, Oh Piadosísimo Sagrado Corazón de Jesús!, dame Tu Luz, enciende en mí el ardor del Amor, que sos Vos, y haz que cada Latido sea guardado en el Sagrario, para que yo pueda rescatarlo al buscarlo en el Pan Sagrado, y de este modo vivas en mí y te pueda decir siempre si. Amén.

Florecilla: Llenemos el altar que hemos preparado de flores físicas y espirituales, y cantemos en alabanza al Corazón del Amor, que es Jesús, Nuestro Redentor.

Oración: Diez Padre Nuestros, un Ave María y un Gloria.

 

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, EN TI CONFÍO, MÁS AUMENTA MI FE

Algunas veces cuando la vida es muy dura.

Algunas veces cuando la vida es muy dura…

Mi padre construyó una fábrica de dulces creando oportunidades de trabajo en una localidad donde no había muchos trabajos. Cuando la economía se vio afectada en los setenta eso afectó la fábrica de mi padre. Lo único que quedó de esa fábrica fueron máquinas desconectadas y un local bueno como para un refugio. Mi padre, quien había creado trabajos para otros ahora estaba sin negocio y sin un trabajo propio.  Se vio obligado a buscar un empleo en el área metropolitana más cercana a tres horas de nuestra casa.

El tiempo de la recesión había llegado y el mercado se tornó estrecho. La situación se tornó desesperada tanto para mi padre como para la familia. Él tomó el primer trabajo disponible trabajando de noche como mecánico en la fábrica de otra persona y recibiendo el salario mínimo.

Había una docena de bocas que alimentar, una hipoteca por pagar y todo eso con un sueldo mínimo. El Presupuesto no se ajustaba de ninguna manera por lo que tuvo que hacer recortes por todos lados. La primera cosa que el recortó fue el gasto de transporte personal decidiendo no usar su carro para ir al trabajo, pero el transporte público de la Ciudad de Nueva York a nuestra casa tampoco se ajustaba a nuestro presupuesto de manera que mi padre decidió quedarse en la ciudad de Nueva York toda la semana y venir a casa los días sábados. Siendo que mi padre quería ahorrar lo máximo decidió ir a casa desde Nueva York pidiendo aventones en la carretera a los carros que pasaban.

Un Jueves mi padre estaba en una acera en la calle de Nueva York tratando de conseguir un aventón y nadie paraba y el clima estaba muy frío. El tiempo transcurría sin lograr ese aventón. Cada carro que pasaba le lanzaba a mi padre una cascada de agua fría.

Cuando mi padre me contó esta anécdota vivida me dijo: “Fue tan malo…que lo único que me quedó por hacer fue cantar.”

Qué dijiste?  Le pregunté..No estaba segura de haber oído bien.

Él sonrió y me dijo: “ Algunas veces es tan malo lo que tienes que experimentar que lo único que tienes que hacer con eso es cantarle a Dios.”

Tan pronto como tú echas fuera alguna tensión, tu instrumento no funcionará. Se necesita presión para que el instrumento funcione.”

Música es una invención fuera de lo usual, siempre requiere tensión.  Piense acerca de esto. Un tambor es una piel estresada que vibra y hace saltar las baquetas que lo tocan. La guitarra es un instrumento que solo funciona cuando las cuerdas están  tensas. El piano funciona igual que la guitarra bajo tensión. El clarinete, el oboe o la flauta exige presión de aire a través de un espacio estrecho hasta que sale a un espacio más amplio.

Todos los instrumentos funcionan bajo presión.  Tan pronto como tú echas fuera toda presión, tu instrumento no funcionará.

El rey David, fue un pastor del campo. Creció solo y allí en su soledad forjó su carácter.  A través de las presiones diarias cuando estaba bajo la presión de Saúl que lo quería asesinar, David llegó a ser el Rey de Israel y autor de muchos de los Salmos. El dolor puede producir música.

Mi padre comprendió en su vida propia que solo los individuos que no huyen de la tensión diaria llegan a ser instrumentos que producen música en el mundo. En un mundo finamente tensionado, este es su momento de presión para dar una respuesta orquestada al mundo desafinado de hoy. Él vio cada desafío como una oportunidad. Cada vez que él evitaba el dolor, mi padre sentía que había fallado y la guitarra de su vida había perdido tensión.

Por esa razón en cada momento de dolor mi padre cantó trayendo su música a este mundo.

La vida puede ser increíblemente dura, pero yo aprendí porque mi padre me enseñó que si estoy en dolor el mundo me pide una respuesta. Hoy me siento digna de ser tomada en las manos de Dios para ser tocada por él y como mi padre y el Rey David, yo puedo tomar cada presión, dolor o tensión y cantarle una canción a Dios y al mundo en el cuál vivo.

Algunas veces la vida es tan dura que lo único que te queda por hacer es cantar.

Autora: Goldy Rosenberg
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

03/06/2011 12:14 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Apuntes de Anatomia.

APUNTES DE ANATOMIA

    Que tus pies te lleven por el camino más largo hacia la felicidad, porque la felicidad son sólo puntos en el mapa de la vida, y el verdadero disfrute está en buscarlos.
    Que tus ojos reconozcan la diferencia entre un colibrí y el vuelo que lo sostiene.  Aunque se detenga, seguirá siendo un colibrí, y es conveniente que lo sepas, para que no confundas el sol con la luz, ni el cielo con la voz que lo nombra.
    Que tus manos se tiendan generosas en el dar y agradecidas en el recibir, y que su gesto más frecuente sea la caricia para reconfortar a los que te rodean.
    Que tus oídos sean tan fieles a la hora del reproche, como deben serlo a la hora del halago, para que puedas mantener el equilibrio en cualquier circunstancia.
    Que tus rodillas te sostengan con firmeza a la altura de tus sueños y se aflojen mansamente cuando llegue el tiempo del descanso.
    Que tu espalda sea tu mejor soporte y no la carga más pesada.
    Que tu boca refleje la sonrisa que hay adentro, para que sea una ventana del alma y no la vidriera de los dientes.
    Que tus dientes te sirvan para aprovechar mejor el alimento, y no para conseguir la tajada más grande en desmedro de los otros.
    Que tu lengua encuentre las palabras más exactas para expresarte sin que te malinterpreten.
    Que tus uñas crezcan lo suficiente para protegerte, sin necesidad de lastimar a nadie.
    Que tu piel te sirva de puente y no de valla.
    Que tu pelo le dé abrigo a tus ideas, que siempre adornan más que un buen peinado.
    Que tus brazos sean la cuna de los abrazos y no camisa de fuerza para nadie.
    Que tu corazón toque su música con amor, para que tu vida sea un paso que deje huellas.
 
Autor Desconocido   
 
EL ABECEDARIO CRISTIANO

    Alaba a Dios en cada circunstancia de la vida.
    Busca la excelencia, no la perfección.
    Cuenta tus bendiciones en vez de sumar tus penas.
    Devuelve todo lo que tomes prestado.
    Encomienda a Dios a tres personas cada día.
    Fíate de Dios de todo corazón y no confíes en tu propia inteligencia.
    Gózate con los que gozan y llora con los que lloran.
    Haz nuevos amigos pero aprecia a los que ya tienes.
    Invita a Cristo a ser tu Señor y Salvador.
    Jamás pierdas una oportunidad de expresar amor.
    Llénate del amor de Dios, que todo lo puede y está dispuesto a amarte siempre.
    Mantente alerta a las necesidades de tu prójimo.
    No culpes a los demás por tus infortunios.
    Olvida las ofensas y perdona así como Dios te perdona.
    Promete todo lo que quieras; pero cumple todo lo que prometes.
    Que se te conozca como una persona en quien se puede confiar.
    Reconoce que no eres infalible y discúlpate por tus errores.
    Sé la persona más amable y entusiasta que conoces.
    Trata a todos como quisieras que te traten.
    Únete al ejército de los agradecidos.
    Vístete de misericordia, humildad y paciencia.
    Y no te olvides de soportar a los demás como a ti te soportan.
    Záfate de las garras seductoras de Satanás.
 
Autor Desconocido   
 
Enviado por:  Vicky Sarmiento
 
Un Abrazo, que Dios te bendiga, te muestre su rostro, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti, muchas bendiciones de Vida, Paz, Amor, y mucha Prosperidad;
 

        
Beatriz
Medellín - Colombia
semillasdevida@pymex.net
http://elistas.egrupos.net/grupo/semillas
®. Todos los derechos reservados.
 
Semillas de Vida en Facebook:
 
http://www.facebook.com/pages/Semillas-de-Vida/182258445131887
 
Este correo no es "SPAM".   Es un servicio gratuito de SEMILLAS DE VIDA.  Cada mensaje representa la creatividad y la interpretación personal de su transcriptora.  Por lo tanto, cada suscriptor se compromete a utilizar este material únicamente para su crecimiento personal y espiritual, y a mencionar la procedencia del mismo, así como el nombre y correo de su transcriptora, cuando lo reenvíe a otras personas, o lo publique en un sitio Web.
 
Si deseas reenviar este correo, por favor no omitas su procedencia, y así le estarás brindando a alguien más la posibilidad de conocer esta lista y formar parte de ella.
 
Cuando recibas un correo con un texto que diga autor desconocido, pero tú conoces con certeza el nombre del autor, no dudes en hacérmelo saber.

03/06/2011 12:15 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Espiritu Santo cura nuestras heridas.

Enviado por
hildasoto2003@yahoo.com

Espíritu Santo

“Cura nuestras heridas!”

¡Cuántas heridas llevamos dentro! Grandes o pequeñas, viejas o recientes, esas heridas están allí adentro, por los recuerdos dolorosos, por las experiencias traumáticas de nuestro pasado, por nuestros fracasos, por nuestros errores, por el amor que nos negaron, por lo que no pudo ser…..
Quizá con nuestra mente le quitamos importancia a esas cosas, pero nuestra afectividad sigue sufriendo por esas heridas.
El Espíritu Santo puede entrar en nuestro interior y es capaz de sanar esas heridas! Mostremosle lo que nos duelen, digámosle lo que sentimos, visualicemos interiormente que se derrama como bálsamo que cura, que cicatriza, que pasa como caricia suave que cierra las heridas con muchísimo cuidado y ternura.
El te lo está diciendo: “YO, YO SOY EL QUE TE CONSUELA” (Is. 51,2)
“LAS COLINAS SE MOVERAN, PERO MI AMOR NO SE APARTARA DE TU LADO” Is. 54,10
“YO MISMO APACENTARE  MIS OVEJAS…..CURARE A LA HERIDA Y RECONFORTARE A LA ENFERMA ” (Ez. 34, 15-16)
"No pierdas jamás una Comunión por tu culpa: una Comunión es más que la vida, más que todos los bienes del mundo, más que el universo entero, es Jesús mismo" (Cfr.E,69)


"En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día".
"Si ustedes me aman, guardarán mis mandamientos".
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Evangelio diario meditado del Viernes VI de Pascua.

De la tristeza a la alegría
Juan 16, 20-23. Pascua. si estoy convencido de que Dios está cerca de mí, en lo hondo del corazón reina una alegría que es mayor que todos los sufrimientos.
Autor: H. Esteban M. Castro | Fuente: Catholic.net

 

 

Lectura del santo evangelio según San Juan 16, 20-23

Les aseguro que ustedes van a llorar y se van a lamentar; el mundo, en cambio, se alegrará. Ustedes estarán tristes, pero esa tristeza se convertirá en gozo. La mujer, cuando va a dar a luz, siente angustia porque le llegó la hora; pero cuando nace el niño, se olvida de su dolor, por la alegría que siente al ver que ha venido un hombre al mundo. También ustedes ahora están tristes, pero yo los volveré a ver, y tendrán una alegría que nadie les podrá quitar. Aquél día no me harán más preguntas. Les aseguro que todo lo que pidan al Padre, él se lo concederá en mi Nombre.

Oración introductoria

Señor Jesús, con razón me dijiste que habría de llorar y lamentarme en esta tierra. ¿Sabes? Cuando he intentado serte fiel, he sufrido muchas veces a manos de mi egoísmo y mi sensualidad, o a manos de los hombres que no creen en ti. Sin embargo, Señor, tu palabra me sostiene. Sé que ves mi esfuerzo. Sé que estás a mi lado. Gracias, Señor.

Petición

Señor Jesús, ayúdame a reconocer detrás de todo lo que me pasa, bueno o malo, tu mano amorosa que me quiere llevar a la eternidad. Dame fuerza para llevar la cruz que me has dado con una sonrisa en los labios, sabiendo que tú marchas delante de mí con tu cruz.

Meditación

«Aquí vemos el motivo por el cual san Pablo en todos sus sufrimientos, en todas sus tribulaciones, solo podía decirlo, porque en él mismo estaba presente la alegría: Gaudete, Dominus enim prope est (Alegraos, pues el Señor está cerca).
Si el amado, el amor, el mayor don de mi vida, está cerca de mí; si estoy convencido de que aquel está cerca de mí, incluso en las situaciones de tribulación, en lo hondo del corazón reina una alegría que es mayor que todos los sufrimientos.» (Benedicto XVI, 3 de Octubre de 2005)

Reflexión apostólica

Por la gracia de Dios, nosotros hemos tenido la suerte de conocer a Cristo. Caminamos a su lado, caminamos de su mano. Sin embargo, hay muchas personas a nuestro derredor que no lo conocen o lo han dejado de tener presente en sus vidas. No tenemos que ir muy lejos. Posiblemente nuestros propios padres, hermanos o amigos caminan tristes por no ver al Señor que los guía, que los carga en brazos cuando ya no pueden más.

Nosotros lo vemos y ello nos da la felicidad. Sus pies nos enseñan por dónde caminar, sus manos nos ayudan a cargar con nuestros dolores, su aliento nos da fuerza para seguir adelante, sus heridas gloriosas nos dan salvación.

Propósito

Hoy hablaré con una persona sobre el amor que Dios nos ha tenido y cómo las contrariedades de nuestra vida se vuelven más llevaderas si lo vemos siempre a nuestro lado.

Diálogo con Cristo

Señor, gracias porque no me has abandonado en este valle de lágrimas a merced del diablo. Tú has bajado del cielo para enseñarme el camino que lleva al cielo, has muerto para mostrarme que no es esta vida lo importante sino alcanzar con ella el paraíso, y te has quedado en la Eucaristía para ser mi alimento y mi sostén.

Perdóname, Señor, perdón por mi ceguera; pues muchas veces me desanimo, me canso bajo el peso de la cruz. ¡Oh, qué sería de mí si tu no estuvieras a mi lado!

Dame valor para dar testimonio de ti ante los hombres que me encuentre, y ayúdame a mostrarles la alegría de vivir de cara a ti.

 

Una persona alegre obra el bien, gusta de las cosas buenas y agrada a Dios (Pastor de Hermas, Mand. 10, 1)

La misericordia de Jesus y Maria.

Catequesis Mariana desde San Nicolás. por el Pbro. Carlos A. Pérez

Durante 10 años, todos los días 25 de cada mes en San Nicolás, se convoco a un grupo voluntario de Misioneros de diversos lugares del país, felizmente, por iniciativa de los propios laicos presentes en las reuniones, fueron grabadas las charlas que se dieron.

Hoy contamos con esta catequesis que nos disponemos a ofrecer aquí a modo de entregas semanales para todos, peregrinos en general y misioneros en particular.

Copyright 2002-2009 Centro de difusión del Santuario María del Rosario de San Nicolás - All rights reserved - Todos los derechos reservados.

 


http://www.legionariosdelespritusanto.blogspot.com/

http://www.gruporesurreccion.com.ar

 

 

La Misericordia de Jesús y María

Lc. 15, 1-8. Parábola de la oveja perdida.

1.- Nos dice el evangelio: "Tanto amó Dios al mundo, que envió a su propio Hijo". Es decir que Él nos amó primero. ¿Qué significa esto? que cuando aun éramos pecadores, no teníamos la posibilidad de merecer. Antes de la redención esa posibilidad no existía. Existía como simple actitud de súplica al Señor y tendría valor en función de los méritos de Cristo. Por eso los Santos del Antiguo Testamento merecieron gracias pero por la muerte de Cristo que sería mucho tiempo después. El Padre nos amó primero y como se compadeció del dolor de sus hijos nos envió a su propio Hijo. Ese amor se llama misericordia y se desbordó en la Creación, porque Dios nos creó, no por necesidad sino porque siendo infinitamente perfecto y por lo tanto infinitamente feliz en Sí mismo, quiso hacer criaturas felices como Él es feliz. Este es el verdadero sentido de la Creación: nos ha creado para hacernos felices y nos ha dado la libertad para elegir y la gracia para poder elegir aquello que Él quiere. La libertad existe: por la libertad los ángeles malos se perdieron; por la libertad Adán pecó y a partir de eso nosotros sabemos que existe un gran combate espiritual que debemos librar contando siempre con la gracia y con todos los medios espirituales para ganar esa gracia; pero también sabemos que nuestra libertad está enferma por el pecado y busca sus propios caminos y otros proyectos de felicidad. Acá esta el gran combate. Por eso Dios sabiendo que ya por nosotros mismos no podríamos salvarnos, decide hacerlo por un acto propio de su voluntad y lo hace porque es Él; no esta limitado por el poder del demonio y quiere expresar su amor por nosotros de manera perfecta, haciendo lo que mas quería: pidiéndole a su Hijo que muriera por nosotros en la Cruz. Este es un gran misterio, que solo comprenderemos en el Cielo, pero a medida que lo vamos viviendo en la Tierra, descubrimos y experimentamos a Dios: un Dios rico en misericordia, infinitamente bueno y Padre, que nos pide que adquiramos una experiencia personal de Él. Y la experiencia personal es experimentar su Amor Misericordioso.

2.- El que se siente amado siente necesidad de amar; de ahí la necesidad nuestra de ser apóstoles misericordiosos. Hacer sentir el amor Misericordioso de Dios a los demás para que éstos lo amen. Nosotros somos los instrumentos de ese Amor. El Amor nos lo dio Dios a través de su Hijo que se hizo cargo de nuestra miseria, de toda nuestra pobreza, de nuestra incapacidad, asociando nuestra humanidad pecadora al Hijo, dotándolo de un cuerpo como el nuestro, sujeto a las limitaciones de nuestra condición pecadora, menos en el pecado. El Señor escondió toda su Gloria y su Poder, y se hizo extremadamente pobre y esclavo nuestro; voluntariamente lo hizo cuando lavó los pies, y fundamentalmente cuando murió en la Cruz en una muerte que correspondía a los esclavos. Es decir que por amor se hace esclavo nuestro y se convierte en servidor de cada uno de nosotros ocultando toda su apariencia de su infinita grandeza que tiene como segunda Persona de la Santísima Trinidad.

3.- No ha venido para condenar sino a perdonar; no para juzgar si no para salvar. Hay un entrañable amor de Jesús por los pecadores: la samaritana, la mujer adúltera, Zaqueo, Pablo, el Apóstol Pedro. "No quebrará (dice el Evangelio) la caña cascada por el viento, ni apagará la mecha humeante". Es decir que dará incesantemente oportunidades de conversión. Así buscará la oveja perdida hasta encontrarla, recibirá al hijo pródigo que se fue de la casa, como si nada hubiese pasado y hará una gran fiesta, porque el amor del Padre se goza en el encuentro con el hijo y este encuentro borra las amarguras del desencuentro. Comerá con publicanos y pecadores y tendrá una preferencia especial por los enfermos, los pobres, y una comprensión de las muchedumbres que estaban como ovejas sin pastor. En general, es requerido por todos con los cuales reitera su actitud de servicio. Un cuidado especial merecen aquellos que serán los predicadores del Evangelio y anunciadores de la misericordia. Su actividad misionera la despliega fuertemente cuando va de pueblo en pueblo en Israel pero también dice "tengo otras ovejas que no son de este redil" haciendo referencia a su predicación con dimensión universal. El quiere ejercer la misericordia para que llegue a todos los hombres.

Por su amor misericordioso aceptó el sacrificio más duro, la muerte de Cruz, junto a dos ladrones, mientras el pueblo a quien había beneficiado reclamaba su muerte; los jefes de Israel, que nunca lo entendieron, gozaban de su destrucción; sus amigos de siempre, los apóstoles, huían despavoridos y algunos negándolo. Sin embargo, pese a todo, fue misericordioso hasta el final: nos hizo hijos de Dios al darnos la redención y nos dio a su Madre para que nos enseñara a caminar como hijos. Nos legó el sacramento del Perdón para reconciliarnos con el Padre, reconciliarnos entre nosotros y capacitarnos para una vida profundamente fiel; nos hizo familia en la Iglesia porque no solamente nos salvó a cada uno, sino que nos salvó como cuerpo, como comunidad, como familia, haciéndonos signo de lo que es Dios: Familia -Trinidad. Además nos iluminó con la esperanza de la Vida Eterna y nos dio por medio de los Sacramentos y la Palabra, en el seno de la Iglesia, y a través de las obras buenas, la gracia de la fidelidad. Y para asistirnos en todo esto nos envió al Espíritu Santo. Sólo reclama de nosotros gratitud, confianza, fidelidad, paciencia, humildad. "Aprendan de mí que soy manso y humilde de corazón".

Esta es una expresión muy clave en el corazón de Cristo y así tiene que ser para nosotros: mansedumbre y humildad. La primera expresa la victoria sobre la violencia, sobre la violencia del pecado que brota de un orden interior que tiene su origen en la Gracia y la segunda nos hace reconocer que solamente Dios es Dios y nosotros somos criaturas.

4.- Jesús pasó por este mundo derramando misericordia. A esto estamos llamados nosotros. Y María es Madre y Modelo de Misericordia; su corazón es el ámbito de su amor maternal y misericordioso. Es el espejo del amor de Cristo, como éste es la viva expresión del amor del Padre. El Amor de María es totalmente trinitario. Hija del Padre que muestra una plena adhesión a la misericordia divina y a su Plan, Esposa del Espíritu Santo en plena fidelidad a ese proyecto salvador que el Espíritu le va indicando; Madre del Hijo, Jesús, entregada del todo a ese Hijo, para que pueda cumplir su misión salvadora; y además, por divina gracia, Madre de toda la Iglesia, es decir Madre nuestra.

María expresó su amor en el "Sí" dado en Nazareth y del cual no claudicó jamás. En contraposición al "No" de Eva, Maria se convierte en la Madre de todos los creyentes. Su misión más importante está dada por su divina maternidad. Este es el dogma esencial de María porque al elegirla Dios para ser su Madre, la llena de un especial caudal de Gracia, de bendiciones.

Ella misma dirá en San Nicolás, como una clarísima experiencia de misericordia:

"Soy sobre todo Madre". Así quiere ser llamada y nosotros tenemos que acostumbrarnos a hablar de ella usando ese título. La Iglesia la honra como Madre, descubriéndola en un montón de advocaciones que ponen de manifiesto el amor misericordioso de su maternidad: Perpetuo Socorro, Auxilio, Consuelo, Puerta del Cielo, Arca de la Alianza, Virgen Clemente, Madre del Buen Consejo, Causa de la Alegría, Salud de los enfermos, Refugio de los pecadores, Madre de la Misericordia. Son infinidad de títulos que muestran su proyección maternal ofreciéndose misericordiosamente a los hombres. Desde el momento en que fue llevada por el Espíritu Santo a los pies de la Cruz, allí nos heredó como hijos en la persona de Juan. Allí le costamos mucho dolor; el que no sufrió en el parto de Jesús, lo sufrió en el parto de la Iglesia. Se hizo cargo de Juan y luego de los Apóstoles, y desde ellos de cada uno de nosotros, atendiéndonos con un amor personal, ejerciendo su misericordia, conduciéndonos por un sendero personal.

5.- En el tiempo de la Iglesia, son múltiples sus manifestaciones de elocuente expresión de su misión de Madre y de evangelizadora. Especialmente presente en los graves momentos de la vida personal de cada uno de nosotros, o en la vida de los pueblos o en la del mundo. Ella no cesa, no se cansa de aparecer, de mostrarse al mundo pidiendo la oración y la conversión para que el misterio y el don de la paz se produzca realmente entre los hombres.

Tanto la persona de Jesús, revelador del Padre, como la que más experimentó la misericordia del Señor, nos tienen que enseñar cuál es el camino a través del cual deberemos mostrar misericordia. La apertura del corazón, la capacidad del perdón, el orar por los demás, por la conversión de los hombres, la disponibilidad y el servicio a todo el que nos precise, la sencillez con que nos dispongamos a escuchar a los más necesitados. Si estamos dispuestos, el Espíritu Santo nos iluminará para encarnar en nuestras vidas una actitud de misericordia que sea ininterrumpida, reflexionando que así como el Padre envió a su Hijo para salvar a la humanidad, así también nos envía a nosotros, para que el mundo crea por nuestra palabra, por nuestro testimonio, por la entrega de nuestra vida en la cruz de cada día o como el Señor lo quiera. Muchos ejemplos hay en el mundo de mártires que, como el Señor, dan la suprema expresión de amor por Dios y por los demás.

6.- Meditemos todo esto para definir nuestra vida no solo en algún gesto de misericordia, sino como verdaderos instrumentos de Dios para alcanzar la Justicia, el Amor y la Paz en la humanidad.

 

 

--
Seamos sencillos en el trato con Dios y con nuestro prójimo, porque Dios ama la sencillez y la sinceridad, y el prójimo también las aprecia.
No comulgues nunca en la mano, hazlo siempre en la boca. Y si te es posible de rodillas


HECTOR "EL ERMITAÑO" PEDERNERA
(
http://ar.groups.yahoo.com/group/hermanocatolicoesfuerzateysevaliente
).

03/06/2011 12:18 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. JESUCRISTO No hay comentarios. Comentar.

Lecturas de la Misa del Viernes VI de Pascua meditadas brevemente.

Lecturas del Viernes 03 de Junio de 2011

Viernes 6ª semana de Pascua

Santoral: Carlos Luanga, Maximiliano

Hch 18,9-18: No temas, sigue hablando y no te calles, que estoy contigo
Salmo responsorial 46: Dios es el Rey del mundo
Jn 16,20-23a: Nadie les quitará a ustedes su alegría

Hechos 18,9-18


Muchos de esta ciudad son pueblo mío
Estando Pablo en Corinto, una noche le dijo el Señor en una visión: "No temas, sigue hablando y no te calles, que yo estoy contigo, y nadie se atreverá a hacerte daño; muchos de esta ciudad son pueblo mío."

Pablo se quedó allí un año y medio, explicándoles la palabra de Dios. Pero, siendo Galión procónsul de Acaya, los judíos se abalanzaron en masa contra Pablo, lo condujeron al tribunal y lo acusaron: "Éste induce a la gente a dar a Dios un culto contrario a la Ley." Iba Pablo a tomar la palabra, cuando Galión dijo a los judíos: "Judíos, si se tratara de un crimen o de un delito grave, sería razón escucharos con paciencia; pero, si discutís de palabras, de nombres y de vuestra ley, arreglaos vosotros. Yo no quiero meterme a juez de esos asuntos." Y ordenó despejar el tribunal. Entonces agarraron a Sóstenes, jefe de la sinagoga, y le dieron una paliza delante del tribunal. Galión no hizo caso.

Pablo se quedó allí algún tiempo; luego se despidió de los hermanos y se embarcó para Siria con Priscila y Aquila. En Cencreas se afeitó la cabeza, porque había hecho un voto.


Salmo responsorial: 46


Dios es el rey del mundo.
Pueblos todos, batid palmas, / aclamad a Dios con gritos de júbilo; / porque el Señor es sublime y terrible, / emperador de toda la tierra. R.

Él nos somete los pueblos / y nos sojuzga las naciones; / él nos escogió por heredad suya: / gloria de Jacob, su amado. R.

Dios asciende entre aclamaciones; / el Señor, al son de trompetas: / tocad para Dios, tocad, / tocad para nuestro Rey, tocad. R.


Juan 16,20-23a


Nadie os quitará vuestra alegría
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Os aseguro que lloraréis y os lamentaréis vosotros, mientras el mundo estará alegre; vosotros estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en alegría. La mujer, cuando va a dar a luz, siente tristeza, porque ha llegado su hora; pero, en cuanto da a luz al niño, ni se acuerda del apuro, por la alegría de que al mundo le ha nacido un hombre. También vosotros ahora sentís tristeza; pero volveré a veros, y se alegrará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestra alegría. Ese día no me preguntaréis nada."

Comentarios

Ayer comentábamos el impacto de las palabras contrastantes de Jesús. Hoy, ese contraste se plasma en un acontecimiento de la vida ordinaria: El parto. Todos sabemos que el dolor de parto es fuerte y angustioso, pero que se transforma en gozo y alegría al nacer el bebé, la nueva criatura.

Con este ejemplo Jesús nos da a conocer que, a pesar de las dificultades y contrariedades que pueda traernos la vida, siempre habrá una luz al final del camino, que nos brinda esa esperanza que es lo último que se pierde.

La vida del cristiano no acaba con la muerte. La vida de Jesús no se acabó con la muerte sino que, por el amor del Padre, Jesús resucitó y sigue vivo hoy en nuestras comunidades, en nuestra Iglesia.

Cada uno de nosotros está llamado a seguir siendo testigo comprometido de esa vida para los demás, a seguir generando vida a pesar del doloroso parto.

Pero, ¡dichoso desenlace! La tristeza se convierte en alegría. Pidamos al Espíritu del Resucitado que siga acompañando nuestro peregrinar y nos dé la capacidad de brindar alegría al prójimo.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

La confiabilidad.

LA CONFIABILIDAD
 
Las relaciones de calidad se construyen sobre principios, en especial el principio de la confiabilidad.  Si nos fijamos bien, todo lo creado funciona para inspirar confianza.  Hay tres leyes físicas fijas y constantes como la gravedad y el tiempo.  En torno de ellas, organizamos nuestras vidas.  Nuestras familias y, aún los negocios, se construyen alrededor de personas y cosas que nos inspiran confianza.
 
La confiabilidad en general, quiere decir que nos podemos fiar de alguien y estar seguros de su respuesta siempre.  Al confiar se asume y se cree en lo que la otra persona hará.  “Yo confío que usted llegará a tiempo” o “Yo creo en lo que usted me dice”, son importantes manifestaciones de confiabilidad de lado y lado.
 
La confianza es esencial para tener relaciones significativas, amistades duraderas y fructíferas, sociedades exitosas en los negocios y equipos de trabajo eficaces.   La confianza es un factor esencial para alcanzar el éxito sostenido.   La confianza es un simple estado mental.  En  tiempos de conflicto es fácil destruirla, pero difícil crearla.
 
    Beneficios

Cuando se analiza el comportamiento de las personas confiables se encuentran cuatro aspectos comunes:

    Son íntegras
No cambian lo que piensan, lo que dicen o lo que hacen.  Siempre tienden a cumplir sus deberes.  No son de doble cara.   Tienen el valor de hacer lo correcto aunque sea duro y costoso.
 
    Son honestas
Son personas sinceras, abiertas y que dan la cara.  Tienden a no mentir y, en especial, no hacen promesas que no pueden cumplir.  Por supuesto, no hacen fraude ni estafan.
 
    Cumplen sus Promesas
Sin importar si estas son pequeñas o grandes, porque hay congruencia entre lo que dicen y lo que hacen.  Por ello mismo, cumplen sus citas, entregan a tiempo informes o tareas, en general, lo que dicen, lo cumplen.

    Son Leales
Son personas que manifiestan adhesión continua hacia principios, compromisos y personas.  Defienden a los suyos, son buenos amigos y cuidan a quienes los cuidan.  Van mas allá de las expectativas de sus familiares y de sus equipos de trabajo; velan por ellos, guardan secretos y son capaces de decir “no” cuando corresponde.
 
Cada mentira o engaño es como una bomba de tiempo.  Las columnas de confianza se edifican piedra sobre piedra.  Sin embargo, ninguna torre es tan alta o tan fuerte, que pueda sostenerse frente a las mentiras y a los engaños que terminan por socavar sus cimientos.
 
Las personas de confianza entienden la importancia de confiar y construyen una vida que las haga realmente confiables.  Si no somos confiables, podemos ser reemplazados por alguien que sí lo sea. 
 
    Pasos para ser una persona confiable:
 
    Valore a la gente y su puntualidad como un recurso. 
Así aprenderá a reconocer el tiempo como un bien valioso.  No olvide que el tiempo siempre determina la calidad de los resultados que alcanzamos.
 
    Cumpla y esté en lo que debe hacer. 
La reputación de incumplidos o de poco comprometidos nos puede generar barreras en nuestra vida profesional y personal.  La gente termina por no creernos o por no contar con nosotros.

    Nunca apele a excusas o a disculpas.
Prefiera la verdad para evitar caer en mentiras para cubrirse, lo que empeora y magnifica el defecto.

    Cumpla su palabra y espere que los demás procedan de igual manera.
Sea franco, sencillo, fácil de llevar y de entender.  Convierta la palabra y apretón de manos en contratos.

    Sea tan previsible y estable como el sol que nos alumbra en las mañanas.
Si los cambios de las leyes físicas pueden alterar drásticamente el funcionamiento del universo, mucho más aún sucede con las personas.  Aprenda a ser constante en sus pensamientos y en sus emociones, pues la variabilidad destruye empresas, familias y sociedades.

    Aprenda a planear y a proyectarse.
Es muy importante entender que las culturas que no son claras, francas, fijas y previsibles, terminan por ser desechadas y apartadas de la prosperidad.  Debemos alcanzar en nuestra esencia la confiabilidad.  De esta manera se adquiere constancia, regularidad y seriedad.  El valor de las máquinas se mide por su constancia, mucho más aún el de las personas. 
 
La ausencia de confiabilidad rompe con todo.  La clave completa es que como personas tenemos que producir una valía en nosotros mismos.  Una constante, una actitud previsible.  Esta constante incrementará nuestra propia valía y redundará en mejores condiciones personales, familiares y profesionales.   La aplicación honesta de los principios, los convierte en hábitos; a su vez, los hábitos correctos le añaden valor y carácter; todo lo que eleva el sentido moral tiende a ser protegido, preservado y empleado para bien.
 
Recuerde: Cada mentira o engaño es como una bomba que destruirá la confianza que otros tienen en usted.
 
Autor: John E. Schrock
www.misioncaracter.org

Enviado por: Inés Rico R.
 
Un Abrazo, que Dios te bendiga, te muestre su rostro, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti, muchas bendiciones de Vida, Paz, Amor, y mucha Prosperidad;
 
     
        
Beatriz
Medellín - Colombia
semillasdevida@pymex.net
http://elistas.egrupos.net/grupo/semillas
®. Todos los derechos reservados.
 
Semillas de Vida en Facebook:
 
http://www.facebook.com/pages/Semillas-de-Vida/182258445131887
 
Este correo no es "SPAM".   Es un servicio gratuito de SEMILLAS DE VIDA.  Cada mensaje representa la creatividad y la interpretación personal de su transcriptora.  Por lo tanto, cada suscriptor se compromete a utilizar este material únicamente para su crecimiento personal y espiritual, y a mencionar la procedencia del mismo, así como el nombre y correo de su transcriptora, cuando lo reenvíe a otras personas, o lo publique en un sitio Web.
 
Si deseas reenviar este correo, por favor no omitas su procedencia, y así le estarás brindando a alguien más la posibilidad de conocer esta lista y formar parte de ella.
 
Cuando recibas un correo con un texto que diga autor desconocido, pero tú conoces con certeza el nombre del autor, no dudes en hacérmelo saber.

04/06/2011 13:09 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Lecturas de la Misa del Sabado VI de Pascua comentadas brevemente.

Lecturas del Sábado 04 de Junio de 2011

Sábado 6ª semana de Pascua

Santoral: Francisco Caracciolo, Clotilde, Frida

Hch 18,23-28: Apolo demostraba con la Escritura que Jesús es el Mesías
Salmo responsorial 46: Dios es el Rey del mundo. 
Jn 16,23b-28: Ustedes me quieren y creen que yo salí de Dios

Hechos 18,23-28


Apolo demostraba con la Escritura que Jesús es el Mesías
Pasado algún tiempo en Antioquía, emprendió Pablo otro viaje y recorrió Galacia y Frigia, animando a los discípulos. Llegó a Éfeso un judío llamado Apolo, natural de Alejandría, hombre elocuente y muy versado en la Escritura. Lo habían instruido en el camino del Señor, y era muy entusiasta; aunque no conocía más que el bautismo de Juan, exponía la vida de Jesús con mucha exactitud.

Apolo se puso a hablar públicamente en la sinagoga. Cuando lo oyeron Priscila y Aquila, lo tomaron por su cuenta y le explicaron con más detalle el camino de Dios. Decidió pasar a Acaya, y los hermanos lo animaron y escribieron a los discípulos de allí que lo recibieran bien. Su presencia, con la ayuda de la gracia, contribuyó mucho al provecho de los creyentes, pues rebatía vigorosamente en público a los judíos, demostrando con la Escritura que Jesús es el Mesías.


Salmo responsorial: 46


Dios es el rey del mundo.
Pueblos todos, batid palmas, / aclamad a Dios con gritos de júbilo; / porque el Señor es sublime y terrible, / emperador de toda la tierra. R.

Porque Dios es el rey del mundo: / tocad con maestría. / Dios reina sobre las naciones, / Dios se sienta en su trono sagrado. R.

Los príncipes de los gentiles se reúnen / con el pueblo del Dios de Abrahán; / porque de Dios son los grandes de la tierra, / y él es excelso. R.


Juan 16,23b-28


El Padre os quiere, porque vosotros me queréis y creéis
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Yo os aseguro, si pedís algo al Padre en mi nombre, os lo dará. Hasta ahora no habéis pedido nada en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestra alegría sea completa. Os he hablado de esto en comparaciones; viene la hora en que ya no hablaré en comparaciones, sino que os hablaré del Padre claramente. Aquel día pediréis en mi nombre, y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros, pues el Padre mismo os quiere, porque vosotros me queréis y creéis que yo salí de Dios. Salí del Padre y he venido al mundo, otra vez dejo el mundo y me voy al Padre."

Comentarios

La famosa frase “pidan y se les dará” se ha convertido en una invitación equivocada a pedir lo que nos venga en gana. Muchas veces no sabemos pedir a Dios. Pedimos cosas que no tienen ninguna trascendencia para nuestras vidas y las de los que a diario comparten con nosotros.

Pedimos cosas tan absurdas como, por ejemplo, ganar la lotería, como si Dios se metiera en los juegos. De antemano debemos saber que Dios no concede tales peticiones; es más, Dios no concede cosas materiales a quien se lo pide.

Así lo entendió Pablo cuando el mismo Señor le dijo: “Te basta sólo mi Gracia” (2 Cor 12,9). ¿Qué más podemos desear y pedir sino la Gracia venida de Dios? ¿Acaso nos hará falta otra cosa si tenemos esa Gracia?

Jesús nos mostró la grandeza del amor del Padre. Ya sabemos que nuestro Dios es un Dios que está a favor de los desposeídos, de los que sufren, de los que pasan necesidad…

Pidamos que sepamos estar siempre dispuestos a ayudar a estas personas que tanto necesitan de nuestro cariño, nuestra comprensión y nuestro apoyo.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Manteniendo la racha. Pedidos de oracion.

 Santa María de Guayaquil
 

 
 
Este tiempo pascual puede llevarme a vivir mas intensamente mi relacion intima contigo, Senor y Dios mio, porque tu amor no conoce medida y siempre estas dispuesto a darme el Pan de la vida. ¡Ven, dulce huesped del alma!

NUEVAS HISTORIAS

No. 55 MANTENIENDO LA RACHA

Mayo 28

 

“No temas en nada lo que vas a padecer. He aqui, el diablo echara a algunos de vosotros en la carcel, para que seais probados, y tendreis tribulacion por diez dias. Se fiel hasta la muerte, y yo te dare la corona de la vida”

 

Apocalipsis 2: 10

 

Esta claro que todos aquellos que hemos sido lavados por la sangre de Cristo anhelamos cada dia que pasa ser fieles a Dios, esto se nota a traves de querer evitar el pecado a toda costa, ese pecado que esta a la orden del dia y que busca la manera de hacernos fallar.

 

Lo lindo de esta lucha constante, es que no estamos solos, que Dios esta con nosotros, y si El esta con nosotros, ¿Quien contra nosotros?, pero no todo es color de rosas, pese a tener la certeza de que Dios esta con nosotros frente a cualquier situacion que se nos presente, muchas veces fallamos.

 

Todos tenemos areas de nuestra vida, las cuales Dios esta puliendo a diario, areas como el caracter o como el aprender a esperar, entre otros, dichas areas y otras muchas mas que pudieramos citar son situaciones que nos recuerdan lo mucho que necesitamos someternos mas a Dios, pues a nadie le gusta fallar, mas cuando ya llevas una buena racha de tiempo en cual no has fallado.

 

Hablo de esos dias, semanas, meses o anos en los cuales te has abstenido de fallar en aquella area que en momento determinado era tu azote. Muchos de nosotros hemos pasado mucho tiempo sin cometer aquel error que antes cometíamos a diario y que por cierto nos hacia sentirnos mal, ya que a ningun verdadero cristiano le es felicidad fallarle a Dios.

 

Posiblemente tu llevas una racha muy buena de fidelidad a Dios, pues se te han presentado muchas ocasiones para fallar, pero no te has dejado manipular por ninguna de ellas, sino que al contrario, has ¡huido del pecado!

 

¿Verdad que se siente una satisfaccion enorme saber que has sido fiel?, no me vas a dejar negar, pero cuando se te han presentado situaciones que te han querido orientar a pecar o fallarle a Dios y pese a que han sido situaciones muy fuertes, tu no has accedido a ella, ¿Si o no que se siente una gran satisfaccion?, ¡Claro que Si! Y es que ser fiel a Dios te llena de orgullo, pero de ese orgullo bueno de saber que estas luchando contra las cosas que te gustan carnalmente, pero que espiritualmente sabes que van en contra de los principios divinos.

 

Quiza los ultimos dias has sido atacado como nunca, pues el enemigo sabe que llevas una racha de historia, de esas que ni tu mismo lo crees, has pasado por muchas situaciones que te han motivado a pecar, pero te has mantenido fiel y eso seguramente sera premiado por Dios.

 

Pero como el enemigo sabe muy bien que cuando tu te propones a ser fiel a Dios, estas declarandole la guerra, ha tratado los ultimos dias de bombardearte con tantas situaciones que te quieren motivar o orientar a fallarle a Dios en aquello que ya tienes muchos dias, semanas, meses o anos de no hacerlo.

 

Pero es ahi en donde una vez mas debes demostrar tu fidelidad, si ya creaste una racha larga de fidelidad, ¿Crees que valdria la pena echarla a perder?, claro que no vale la pena, es mejor ser fiel que caer en el pecado.

 

Y es que el pecado no es ningun orgullo para el hijo de Dios, al contrario es una vergüenza y roba autoridad de Dios, acusa y te quiere hacer sentir inmundo a tal punto de querer hacer que te olvides totalmente de Dios, porque no eres digno de su presencia.

 

Pero, ¿Quien ha dicho que por dignos de su presencia ha venido el Senor?, Jesus no vino para los sanos, El vino para los enfermos, aquellos que necesitamos diariamente una dosis de fe, aquellos que necesitamos que el cure nuestras heridas porque estamos necesitados de la mano divina.

 

Amados hermanos, realmente es mas grande la satisfaccion que produce la fidelidad ante el pecado, que la que produce el pecado concretado, ¿Que es lo que quieres tu sentir?, ¿Quieres sentirte inmundo?, pues ve y peca, ¿Quieres sentirte orgulloso de tu fidelidad?, entonces DI NO AL PECADO.

 

No eches a perder el tiempo de santidad que has logrado acumular, que el periodo de fidelidad largo que llevas no se vaya a la borda por minutos de desobediencia divina, al contrario, que esta racha acumulada de fidelidad te sirva de estimulo para seguir diciendo NO AL PECADO y si A LA VIDA SANTA que Dios quiere para ti.

 

El pecado acusa y es una vergüenza, mas la fidelidad a Dios es un orgullo que te hace sentir una satisfaccion unica de estar haciendo la voluntad divina. WFP4

 

Mayo 28

Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)

 

A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado

 

Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren

 

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

 

Te ruego me tengan en sus oraciones, porque esta definida la fecha para mi operacion que sera el 17 de junio  del presente, tengo un lipoma en el colon OJALA DIOS NUESTRO PADRE TODOPODEROSO se apiade de mi y que el Lipoma que han de extirpar sea benigno, porque no me han hecho biopsia, porque es muy delicado  despues que se extirpe ira a patologia y recien sabremos cual es el resultado real.  Les ruego a todos tus amigos de  tu  Grupo de Oracion que  OREN  mucho por mi y por todas aquellas personas que se encuentren en esta misma situación,  porque necesitamos mucho de ustedes. "Zaida Nalvarte" <ZNalvarte@crp.com.pe>,

 

Por el P. Miguel, carmelita, que fue transplantado del higado el sabado ppdo y que aun se encuentra en estad critico. Ademas es diabetico lo que complica su situacion. ADRY

 

Pido oracion por Adriana, tiene linfoma, esta con quimioterapia, pero ademas tiene una leucemia, que se cura pero reaparece,  dijeron los medicos que es irreversible, la quiero mucho, oren por favor. Analia.

 

Belen, vive en Tenerife, tiene el pancreas inflamado y no saben de que es, que Dios la sane y no sea nada grave y le de fortaleza y animo a su madre. Francisco

 

Te pido Senor que sanes a mi amiga Dora que esta muy enferma. Todo esta en tus manos, tu sabes lo que ella necesita y le daras lo que tu creas que es lo mejor para ella. Te digo que no la sueltes de tu mano y que la acompanes en todo momento.  Vivian

 

AGRADECIMIENTO A DIOS

 

Cumpleanos de Lirio Coral Mx

Cumpleanos de Mirta

Cumpleanos de ANGELLUZ

 

Acabo de concluir la presentacion,  realmente, pese a que ha sido totalmente diferente a lo que habia preparado, es decir, con muchas interrupciones y sin guion, la conclusion a la que han llegado es que les ha encantado el proyecto, que les parece muy bueno (palabras textuales "es para quitarse el sombrero"), me han propuesto hacer otras dos exposiciones a mas gente, de fuera de la empresa.Todavia no me han mencionado nada de si me contratan o no, pero al menos el proyecto les ha encantado, y eso ya es un paso. Cuando sepa que va a ser de mi en este aspecto os volvere a escribir, sin duda todo es obra del Amor de Dios y de vuestras oraciones. La semana que viene tendre examenes, por lo que me vuelvo a encomendar al Senor. SARAY

 

Gracias mi Senor, gracias Maria Santisima, gracias a vuestras oraciones y a las fuerzas enviadas a travez de ellas, porque me siento bien para poder cuidar a mi nietito Ignacio que continua internado pero bien. Subo y bajo escaleras que en otro momento no hubiera podido hacerlo. Puedo ayudar a mi nuera cuidando a Ignacio para que ella pueda dedicarles un poco de tiempo a mis otras dos nietecitas, bueno no se que mas decir, solo agradecer, agradecer y agradecer. Dios los bendiga por vuestras oraciones por mi salud y la salud de Ignacio. Muchos carinos...Nelly

 

POR LAS NECESIDADES DE

 

Aljandro Perez Estrella oren por favor para que me aumente mi fe, mi esperanza tube un accidente  y al parecer voy a quedar paralitico que el haga su voludtad.

 

Oracion por la recuperacion del matrimonio de Estela Gomez, y su sanacion, mejor trabajo para Leonardo y Monica Barreto g, porque Dios le de un esposo en los caminos de Dios a Monica Barreto g, sanacion de Cecilia Gomez. Gracias. Cecilia Gomez

 

Senor Jesus vengo ante ti a darte gracias por un nuevo dia, y pedirte con el corazon que nos ayudes a mi y a mi esposo a salir adelante, te ruego alejes a esa mujer de la vida de mi esposo, es un obstaculo para nuestra felicidad, te lo pido Senor nos bendigas siempre y nos protejas con tu manto, quiero que seamos un matrimonio feliz, pero hay ocasiones que los celos y la inseguridad me persiguen, esa mujer no deja de llamar a mi esposo, es alguien que quiere destruir nuestro matrimonio y se que tu estas aqui a nuestro lado por que tenemos tu bendicion y recibimos el sagrado sacramento de matrimonio, es por eso Senor oro mucho por nuestra felicidad y nos guies siempre, Madre Inmaculada protejenos con tu manto a nosotros y a todos los matrimonios que estan pasando por momentos como estos. JOSEFA

 

Pido oracion por la familia de mi hermana Ester y sus hijos Raul Marcela y Cecilia y su esposo Sergio su nuera Yamila que estan atravezando una crisis familiar, por falta de trabajo, armonia y tolerancia. Pedimos a Jesus nuestro Senor y con la intercesion de los santos y todos ustedes un pronto reestablecimiento familiar. Bendiciones para todos. Amen amen. MIRTA

 

Pido a nuestro Senor por Juan para que solusione se grave problema de vivienda y por Jorge para que deje de beber, por todos los de mi familia que estamos con muchos problemas y asta se estan como decayendo nuestro animo. Madre nuestra miranos con tu gran misericordia por favor. Nora

 

Q. E. P. D.

 

MARTHA BRAVO

JORGE LUIS MOREIRA LOOR

JORGE LOOR SUAREZ

KLEVER ELICIO VASQUEZ GARCIA

ANGEL CEDENO ALAVA

JOSE SEGUNDO MONSERRATE SANTANA ZAMBRANO

 

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

 

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

 

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios

 

Por las benditas almas del Purgatorio

ECUADOR
 
ENVIE SU PETICION DE ORACION  a

 

wpauta@gmail.com,

 

wpauta@yahoo.es,

 

indicando su nombre y peticion

 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

 

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/

 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

Lecturas meditadas y oraciones del Sabado VI de Pascua. Pedidos de oracion.

Santa María de Guayaquil
 

 
Senor Jesus, mas que querer mostrar tu supremacia al caminar sobre las aguas, buscas el camino mas rapido para llegar a tus discipulos. Te suplico que hoy tambien te hagas presente en esta oracion y me muestres el camino para amar, como Tu, a los demas.

MISA 4 JUNIO, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES

SABADO 4

Santos: Emma de Gurk, viuda; Felipe Smaldone, fundador; Pedro de Verona, martir.

Visperas I de manana: todo propio. Tomo II: p. 920. Para los fieles: p. 349. Edicion popular: pp. 202 y 450. Feria (Blanco)

 

VOLVERE POR AQUI, SI DIOS QUIERE

 

4 Hch 18, 23-28; Jn 16, 23-28

 

Dos despedidas y dos reencuentros. El Senor Jesus se despide de sus discipulos y les desvela su intima cercania con el Padre. Jesus ha salido del Padre y asi lo comunica abiertamente a sus discipulos. Ha cumplido su mision en el mundo y regresa al Padre para interceder por los suyos a fin que permanezcan en estrecha comunion con el Padre. No los dejara desamparados. San Pablo se despide de las comunidades cristianas de Corinto y Efeso que recien fundara. Con la confianza de que el Senor asistiria con su Espiritu a aquellos hermanos, fue confortando a las jovenes iglesias. Dios lo traeria de nuevo por aquella region y volveria a confirmarlos en la fe.

 

ANTIFONA DE ENTRADA (1 P 2, 9)

Nosotros somos el pueblo redimido por Dios; anunciemos las maravillas del Senor, que nos ha llamado de las tinieblas a su luz admirable. Aleluya.

 

ORACION COLECTA

Senor, inclina nuestros corazones al bien a fin de que, en el continuo esfuerzo por elevarnos a ti, podamos vivir plenamente el misterio pascual. Por nuestro Senor Jesucristo...

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

El judio Apolo demostro, por medio de la Escritura, que Jesus es el Mesias.

 

Del libro de los Hechos de los Apostoles: 18, 23-28

 

En aquellos dias, despues de haber estado en Antioquia algun tiempo, emprendio Pablo otro viaje y recorrio Galacia y Frigia, confirmando en la fe a los discipulos.

Un judio, natural de Alejandria, llamado Apolo, hombre elocuente y muy versado en las Escrituras, habia ido a Efeso. Aquel hombre estaba instruido en la doctrina del Senor, y siendo de ferviente espiritu, disertaba y ensenaba con exactitud lo concerniente a Jesus, aunque no conocia mas que el bautismo de Juan.

Apolo comenzo a hablar valientemente en la sinagoga. Cuando lo oyeron Priscila y Aquila, lo tomaron por su cuenta y le explicaron con mayor exactitud la doctrina del Senor. Como el deseaba pasar a Grecia, los hermanos lo animaron y escribieron a los discipulos de alla para que lo recibieran bien. Cuando llego, contribuyo mucho, con la ayuda de la gracia, al provecho de los creyentes, pues refutaba vigorosamente en publico a los judios, demostrando, por medio de las Escrituras, que Jesus era el Mesias. Palabra de Dios.

Te alabamos, Senor.

 

Del salmo 46

R/. Dios es el rey del universo. Aleluya.

 

Aplaudan, pueblos todos; aclamen al Senor, de gozo llenos, que el Senor, el Altisimo, es terrible y de toda la tierra, rey supremo.

R/. Dios es el rey del universo. Aleluya.

 

Porque Dios es el rey del universo, cantemos el mejor de nuestros cantos. Reina Dios sobre todas las naciones desde su trono santo.

R/. Dios es el rey del universo. Aleluya.

 

Los jefes de los pueblos se han reunido con el pueblo de Dios, Dios de Abraham, porque de Dios son los grandes de la tierra. Por encima de todo Dios esta. R/. Dios es el rey del universo. Aleluya.

 

ACLAMACION (cfr. Jn 16, 28) R/. Aleluya, aleluya.

Sali del Padre y vine al mundo; ahora dejo el mundo y vuelvo al Padre, dice el Senor. R/.

 

El Padre mismo los ama, porque ustedes me han amado y han creido que sali del Padre.

 

Lectura santo Evangelio Juan capitulo 16, versiculos 23 al 28

 

En aquel tiempo, Jesus dijo a sus discipulos: "Yo les aseguro: cuanto pidan al Padre en mi nombre, se lo concedera. Hasta ahora no han pedido nada en mi nombre. Pidan y recibiran, para que su alegria sea completa.

Les he dicho estas cosas en parabolas; pero se acerca la hora en que ya no les hablare en parabolas, sino que les hablare del Padre abiertamente. En aquel dia pediran en mi nombre, y no les digo que rogare por ustedes al Padre, pues el Padre mismo los ama, porque ustedes me han amado y han creido que sali del Padre. Yo sali del Padre y vine al mundo; ahora dejo el mundo y vuelvo al Padre". Palabra del Senor.

Gloria a ti, Senor Jesus.

 

REFLEXION Evangelio Juan capitulo 16, versiculos 23 al 28

 

Ser cristianos es vivir en comunion y en amistad con Dios Padre, Hijo y Espiritu Santo. Por eso necesitamos de la vida de oracion. Ahi es donde podemos conocer y amar a Dios. Esta no es una experiencia que solo algunos pueden hacer. Cada bautizado esta llamado a gozar de la intimidad del Senor como lo han hecho los grandes santos y los grandes misticos. Estamos llamados a vivir en amistad con Cristo como lo hicieron san Agustin, san Francisco de Asis, santa Teresa de Jesus, etc. ¿Podemos decir que estamos ya en camino hacia ello? Para lograrlo necesitamos alimentarnos cada semana, y de ser posible a diario, con el sacramento de la Eucaristia. Sin sacramentos no hay gracia y sin esta no tenemos realmente vida. Recurramos tambien a los consejos y orientacion de un buen director espiritual, confesor o persona consagrada que nos pueda acompanar en nuestro peregrinar hacia el cielo. No podemos fiarnos solamente de nuestros propios juicios. Es siempre muy favorable recurrir a alguien que nos ayude a conocernos mejor a nosotros mismos y oriente para lograr nuestra transformacion en Cristo.

 

Oracion introductoria

Senor, en nombre de tu Hijo Jesus te pido que me ayudes a disponerme interiormente para tener un autentico dialogo contigo en esta oracion.

 

Peticion

Senor, abre mi corazon para aceptar tu Palabra y dame la fuerza de voluntad para que pueda seguir tus caminos.

 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Senor, estos dones que hemos preparado para el sacrificio eucaristico, y transforma toda nuestra vida en una continua ofrenda.

Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

Prefacio I-V de Pascua.

 

ANTIFONA DE LA COMUNION (Jn 17, 24)

Padre, quiero que donde yo este, esten tambien conmigo los que tu me has dado, para que contemplen la gloria que me diste, dice el Senor. Aleluya.

 

ORACION DESPUES DE LA COMUNION

Te suplicamos, Senor, que esta Eucaristia que tu Hijo nos mando celebrar en memoria suya y en la cual hemos participado, nos una cada vez mas con el vinculo de tu amor. Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY

 

REFLEXION Evangelio Juan capitulo 16, versiculos 23 al 28

 

Una de las noticias mas hermosas que Jesus les da a sus discipulos en estos discursos de despedida es decirles que el Padre les ama… como cuando nos dice nuestro mejor amigo, que no solo somos importantes para el sino para su familia. Es importante notar que el Padre ama a los discipulos por una razon fundamental: “Porque ustedes me aman, dice Jesus y por que han creido en mi“. El apostol san Juan no se cansa de confirmarle a la comunidad que el Padre nos ama… sin embargo mantiene la invitacion a que nosotros amemos a Jesus y sobre todo le creamos. Es triste ver como hoy tantos discipulos de Jesus, hombres y mujeres bautizados, dicen amarle pero ya no le creen y no lo obedecen, lo que seguramente entristece al Padre y al mismo Jesus, que en el capitulo anterior nos llama “amigos”. Si pudieramos comprender lo que este amor significa, buscariamos la forma de que esta relacion con Jesus creciera para que el amor del Padre fuera cada dia mas pleno y prefecto en nosotros. Cierto que no todo lo que nos dice Jesus es facil de cumplir y que mantener una relacion con El no es facil pues es exigente, pero con lo que hoy nos ha dicho, vale la pena. Busca la forma de que tu relacion con Cristo sea mas cercana e intima, cree firmemente en el y. en su palabra en su amor y veras como se derrama el amor de Padre en tu vida.

 

Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Abrele tu corazon.

Como Maria, todo por Jesus y para Jesus.

Pbro. Ernesto Maria Caro

 

Junio 4

Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)

 

A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado

 

Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren

 

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

 

 Necesito que oren por mi hijo Jose Enrique Contreras Perla; sera intervenido quirurgicamente hoy. Pidanle a Dios en una oracion corta para que esas manos que lo operaran, sean sus Divinas manos y quede bien.. Amen. Reina De La Paz. Ruega por nosotros que recurrimos a Vos. En esta visita del Senor Jesus a sus casas, incluyan en la oracion a mi hijo Quique por favor y que se haga SU VOLUNTAD. Bendiciones y muchas gracias. SONIA PERLA MENDEZ     <juancdepaula@gmail.com>,

 

Hola soy de Argentina, pido oracion urgente por Cintia Soledad G, tiene fuerte adiccion a la nuvaina, la familia esta muy mal. No quiere hacer tratamiento, cualquier oracion es bienvenida y que la Virgen nos bendiga a todos, gracias. Andreafr  andreachiovetta@hotm​ail.com

 

A Gabriel Garcia,  lo operaran nuevamente  con cirugia convencional, se hara biopsia intraoperatoria y deciden si extraen vejiga o no! de hacerle la extraccion vivira el resto de sus dias con sonda vesical para orinar. ADRY

 

Te pido por la salud de mi padre para que manana la medica guiada por tu sabiduria acierte en los diagnostico y le de la medicacion adecuada para mejorar su salud fisica y mental, por mi salud, para que los medicamentos surtan en mi un efecto positivo y no negativo, que saques el cansancio que me aqueja. Carmen

 

AGRADECIMIENTO A DIOS

 

Cumpleanos de Gladys

Cumpleanos de Tere

 

POR LAS NECESIDADES DE

 

Solicitamos a todos los amigos que formen cadenas de oraciones: En tu regazo Virgen Maria depositamos a Camila, angel de Dios...Oremos. Senor, derrama paz y fe sobre Camila y su familia. Graciela

Pido a todos que oren por mi sobrino que no sabemos nada de el esta en prision para que Dios lo cuide y para una amiga que se puso muy mal y esta perdiendo la memoria para que Dios haga maravillas en ellos, Carmencita

 

Mi esposo y yo tenemos 1 ano separados, y yo no me quiero divorciar, quiero pedir para que Dios restaure mi matrimonio. Me llamo Gabriela y el Humberto y tenemos dos hijos. Gracias.  Gabrielita

 

Pido por mis hijos que no quieren estudiar, no me escuchan cuando les aconsejo, no respetan a sus padres y no quieren seguir el camino de Jesus. Madre aparta de ellos y de mi esposo las malas companias. Pido por su verdadera conversion espiritual. Pido por la voluntad del Padre. Pido por los jovenes y ninos con dones especiales. Mariquita

 

Te pido Senor por mi hermano que tiene problemas economicos que lo acusian ayudalo a el y a su familia para encotrar el camino hacia la solución. Carmen

 

Q. E. P. D.

 

Jaime Rene Cabrera Ochoa

Modesto Absalon Ordoñez Gomez

 

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

 

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

 

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios

 

Por las benditas almas del Purgatorio

 
ECUADOR
 
ENVIE SU PETICION DE ORACION  a

 

wpauta@gmail.com,

 

wpauta@yahoo.es,

 

indicando su nombre y peticion

 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

 

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/

 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

Oportuna ayuda. Pedidos de oracion.

 Santa María de Guayaquil
 

 
 
Con el amor que Dios te ha creado, tu puedes crear maravillas, de ti depende como quieras vivir, por amor debes siempre pintar una sonrisa aunque hayas tenido el peor dia, los demas no tienen la culpa de ello.

NUEVAS HISTORIAS

No. 58 Oportuna ayuda

Mayo 31

 

Era su bicicleta. Su unico elemento para movilizarse en una ciudad como Santiago de Cali, alegre, hermosa pero poblada de vehiculos que van y vienen sin dejar mayor espacio para los transeuntes. Se bajo a entregar un sobre de correspondencia. Lo habitual. Lo hacia asi por mucho tiempo en la zona centrica.

 

Fue entonces que, en un abrir y cerrar de ojos, la figura de un hombre joven, llego con rapidez a la bici y, apenas tomo equilibrio, emprendio veloz carrera.

 

Alexander penso que era una tragedia. Lo razono en los breves segundos que tuvo para analizar que, justo en ese instante, era victima de un robo. Los ciudadanos seguian su trasegar. De arriba abajo. Preocupados en sus asuntos. Alexander sintiendo morir. No lo esperaba.

 

--Dios mio, ayudame... Solo tu puedes ayudarme... –musito mientras corria tras el ladron.

 

Y Dios respondio. Con rapidez. De manera eficaz. Oportunamente. Como lo esperaba el joven mensajero. Alguien—que jamas supo de donde emergio—salio al paso del robador. Cayo por el suelo. Rodo. Algunos se le abalanzaron. Querian tomar justicia por mano propia.

 

--Gracias, Dios... —era lo unico que atinaba a decir Alexander. Un grupo de curiosos se arremolinaba. Formaban tumulto. –Dios me ayudo, no permitio que me robaran la herramienta de trabajo... –decia a todos con una amplia sonrisa iluminando su rostro.

 

Y en medio de su estado de exaltacion, sintio pesar y pena por el ladron. Estaba drogado. El producto de su ilicito sin duda era para invertirlo en marihuana. "No hagas eso mas...", le dijo. Lo dejo ir. En su corazon, antes que rabia, sentia lastima de aquél desdichado. Hoy partia... tal vez manana no tendria una segunda oportunidad.

 

No estas solo

 

Los problemas afloran tan rapido, que por momentos no alcanzamos a meditar sobre su origen y las consecuencias que desatan. Nos amenazan. Roban nuestra paz. Producen tristeza o desesperanza.

 

Probablemente ha estado atravesando un momento tan dificil, que no sabe que hacer. En medio del desasosiego piensa que todas las puertas se cerraron. No sabe a quien acudir. Se siente solo.

 

En situaciones asi, vuelva su mirada a Jesucristo, el Dijo de Dios. El quiere ayudarle. Usted no esta solo. En las Escrituras leemos que "El SENOR no dejara pasar hambre al justo, ni tampoco deja calmar su apetito al perverso" (Proverbios 10:3).

 

Recobre su animo hoy. Es dia de victoria. El comienzo de una existencia renovada en Cristo. Tomado de su mano. Dispuestos a vencer, por encima de las adversidades. Ore en procura de su pronto auxilio. El respondera. Recuerde... El quiere ayudarle con poder...WFP7-102

 

Mayo 31

Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)

 

A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado

 

Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren

 

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

 

Hermanos pido si me pueden acomanar en la oracion por Selva quien padece un reuma deformante,  comenzo a estudiar en la Universidad un Profesorado pero su grupo de companeros debido a su reuma defomante en sus manitos, la discriminan, la hacen a un lado con una gran dureza, eso ha hecho que Selva entrara en una fuerte depresion, su terapeuta me pidio si podia incluirla dentro de las peticiones del grupo  por eso les pido orar por ella, por todo el sufrimiento que en estos momentos posee Selva.  Myriam

 

Queridos Hermanos en Cristo, pido una oracion muy especial por la pronta recuperacion y sanacion completa de Luz Gonzalez de 28 anos de edad. Es esposa y madre de 6 ninos incluyendo una nina recien nacida. Esta en un estado de coma desde Febrero 4 del presente. Necesito de sus oraciones ya que sus hijos y su esposo necesitan de ella. El Senor dijo: "Porque donde estan dos o tres reunidos en Mi nombre, alli estoy Yo en medio de ellos."  mgonzalez5@sandi.net  JOSEP

 

Pido eleveis al Cielo vuestra oracion por la salud de mi padre Juan Illan, recientemente operado de un tumor cerebral. Por su restablecimiento y sobre todo por su conversion espiritual. Os pido receis por todos los enfermos que hay en el mundo y que padecen los rigores de un tumor cerebral, sean ninos o personas mayores. ALFONSO

 

Oremos por mi hermana Estefany Garcia Garcia esta grave tiene tuberculosis por favor oren por ella. PAOLA

 

Solo quiero pedir por la salud de mi novio Carlos Andres Villa Parra, Papito dios pido que hagas el milagro que no sea necesario una cirugia para sacarle una aparatico que se trago. Que el aparato le salga por si solo. Papito dios te lo pido con todo mi corazon y con toda mi fe, tu que todo lo puedes protegemelo Senor cuidalo. Por favor Senor Jesus que salga bien de todo esto. Amen. ALIX

 

AGRADECIMIENTO A DIOS

 

Cumpleanos de Leni

Cumpleanos de Alicia

 

POR LAS NECESIDADES DE

 

Ma. Ascencion Tovar Cruz y hermanos Rodriguez Tovar, Familia Encizo Rodriguez, Marco conversion  y sexualidad, Andres  conversion trabajo, Roberto conversion y noviazgo y trabajo, Roberto Raul conversion matrimonio Ameris salud matrimonio. Guadalupe Gutierrez salud conversion Carlos y Claudia conversion  misericordia. Muchas gracias. "Ameris rodriguez" <mameyrt@yahoo.com.mx>,

 

Pido por mi hogar incluyanme en sus oraciones estoy atravesando un duro momento el inicio de divorcio tenemos muchos problemas un hijo de 6 anos y estoy embarazada tengo 10 semanas mi vida esta destrozada mi esposo no hace otra cosa que no sea tratarme mal, desde que supimos que ibamos a ser nuevamente padres ha tomado una actitud que nunca antes habia hecho, llega tarde no le importa llegar al otro dia carga ropa en el carro, no aguanto mas al parecer anda con otra persona una mujer este fin de semana se fue y que a trabajar cuando nunca antes habia salido con trabajos los fines de semana su trabajo es de oficina se fue ayer y hoy aun no a llegado, aconsejame algo que puedo hacer no quiero perder mi matrimonio me pidio tanto el divorcio que hable con un abogado el abogado lo llamo y ahora esta peor insultando y reprochando que puedo hacer. Saludos Nathaly

 

Hermanos, pido sus oraciones para que Dios nuestro Senor me ayude en la dificil situacion economica por la que atravieso. El sabe cuales fueron mis motivos y espero muy pronto me ilumine para encontrar la solucion, tengo mucha presion por parte de mis acreedores. Bendice Senor a todos aquellos que me han ayudado. Necesito un camino adecuado Gracias porque mama ya esta mejor. Te pido que nos ayudes a mis hermanas y a mi a equilibrarnos economicamente nuevamente y prontamente. Cuida a mi esposo, a mi sobrina y a mi gatita, que ellos son mi familia. Por tu hijo Jesucristo, amen. Mina.

 

Acudo a vuestra intercesion en la oracion o eucaristia por mi salud  espiritual, por una vivienda y un trabajo digno, por la pronta legalizacion de  los titulos de mi hna Tamara y su novio Alejandro, que desde diciembre que estan esperando para trabajar, se recibieron de medicos..gracias Dios los bendiga y premie su caridad..CLAUDIA FABIANA

 

Senor primero que todo te doy gracias por bendecirnos dia a dia, te pido que protejas y llenes de bendiciones a la persona que mas amo en tu mundo, y me sanes una gran herida que tengo en el corazon, te pido paz y entendimiento. Amen. Oscar

 

RETIROS

 

Hermanos: me llega el pedido de oracion por un grupo de jovenes que esta semana haran un retiro espiritual con el pbro Hernan Tambien oremos por la peregrinacion a Medjugorje que sale manana por la manana y en especial por el padre Raul quien por primera vez ira con la peregrinacion a visitar a la Gospa. "Ana Maria" <enamoradosmaria@telecentro.com.a>,

 

Q. E. P. D.

 

MARTHA BRAVO

JORGE LUIS MOREIRA LOOR

JORGE LOOR SUAREZ

KLEVER ELICIO VASQUEZ GARCIA

ANGEL CEDENO ALAVA

JOSE SEGUNDO MONSERRATE SANTANA ZAMBRANO

CARLOS ALFREDO FARIAS ALAVA

VICTOR LOPEZ VERA

 

PALANCAS

 

- ALEMANIA Hamburgo Junio 02 – 05 Cursillo  hamburg@cursillo.de

 

- ARGENTINA La Plata Junio 02 – 05 Cursillo 90 de Mujeres  mcclaplata@yahoo.com.ar 

 

- ARGENTINA Lomas de Zamora Junio 02 – 05 Cursillo 105 de Mujeres  palancasmcclomas@yahoo.com.ar 

 

- ARGENTINA San Justo Junio 03 – 05 Jornada 23 de Metodología  palancas@mccsanjusto.com.ar

 

- ARGENTINA San Salvador de Jujuy Junio 02 – 05 Cursillo 52 de Mujeres  mccjujuypalancas@hotmail.com

 

- ARGENTINA Santa Fe Junio 03 – 05 Jornada 101 de Metodología  mcc.santafe@gmail.com

 

- BRASIL Cachoeira Do Sul Junio 02 – 05 Cursillo 27 de Mujeres  cursilhoch@hotmail.com

 

- BRASIL Joinville SC Junio 02 – 05 Cursillo 184 de Mujeres  mccgedjoinville@gmail.com

 

- BRASIL Diocesis de Missoes  Junio 03 – 05 Cursillo 56 de Hombres   mccmissoes@gmail.com

 

- BRASIL Passo Fundo RS Junio 02 – 05 Cursillo 103 de Hombres  alfa945@gmail.com 

 

- BRASIL Vitoria Junio 02 – 05 Cursillo 60 de Hombres  alavancagedvitoria@gmail.com 

 

- CANADA Dipcesis de Antigonish, Eastern Cape Breton Lingan NS Junio 02 – 05 Cursillo 124 de Mujeres  twinnieodo@seaside.ns.ca 

 

- CANADA Diocesis de Hamilton, Deemerton ON Junio 02 – 05 Cursillo 05 de Hombres  fsolis21@hotmail.com y fsantiagod@rogers.com y carmenore63@hotmail.com

 

- CANADA Diocesis de Miramichi NB Junio 02 – 05 Cursillo de Mujeres  fernemaclean@rogers.com

 

- CHILE Antofagasta Junio 02 – 05 Cursillo 132 de Mujeres  pjsantander@live.cl

 

- CHILE Calama Junio 02 – 05 Cursillo 32 de Mujeres  suzanita37@yahoo.com

 

- COLOMBIA Diocesis de Apartadó Junio 03 – 05 Cursillo de Dirigentes mccoliva@yahoo.com  mccuraba@gmail.com

 

- COLOMBIA Bogota, Puente Junio 03 – 06 Cursillo 294 de Mujeres  cursillosbogota@yahoo.es

 

- COLOMBIA Diocesis de Cali Junio 03 – 06 Cursillo de Hombres  cursilloscali@hotmail.com

 

- COLOMBIA Pereira Junio 03 – 06 Cursillo 55 de Mujeres  mccpereira@yahoo.es

 

- COLOMBIA Villavicencio Junio 03 – 06 Cursillo 85 de Hombres  Jeriver1@hotmail.com

 

- COREA Uijeongbu Junio 02 – 05 Cursillo 13 de Hombres  ujbul0603@hanmail.net

 

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

 

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

 

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios

 

Por las benditas almas del Purgatorio

ECUADOR
 
ENVIE SU PETICION DE ORACION  a

 

wpauta@gmail.com,

 

wpauta@yahoo.es,

 

indicando su nombre y peticion

 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

 

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/

 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

04/06/2011 13:14 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

¿Para que hacer guerras? Pedidos de oracion.

 Santa María de Guayaquil
 

 
Jesus, Tu amabas a tu discipulo Juan por el amor fiel que siempre te tuvo, por eso el pudo reconocerte. Senor, se que me amas y yo tambien te amo y creo en Ti, permite que yo tambien pueda reconocerte en este rato de oracion.

NUEVAS HISTORIAS

¿Para que hacer guerras?

Junio 4

 

¿Para que hacer guerras

entre naciones, entre hermanos,

entre religiones?

¿Para que discutir?

si en la guerra todos salen perdiendo.

Por buscar ser superiores,

hacemos guerras,

lanzamos toda clase

de calumnias

y palabras no muy

gratas al oido de Dios,

Pero ¿Por que?,

¿En realidad somos

seres pensantes,

como muchos presumen?,

¿En realidad no

actuamos como animales,

siguiendo nuestro instinto?

¿Por que la guerra

se debe expandir hasta las

religiones?,

¿Por que todos mis hermanos

pelean, se insultan y se critican?,

¿Por que mis hermanos hacen guerra

contra mi religion?,

Como si mi religion,

fuera la culpable de todo lo malo

que existe alrededor,

como si la iglesia catolica,

fuera el opositor de mi Padre (Dios),

como si tuvieramos otro Dios distinto

al de ustedes,

como si no lo recordaramos

cada dia de Senor, haciendo oracion al Rey

de reyes que es Dios por ustedes,

como si desearamos la muerte

de su lider religioso,

o cuando llegue el dia de la muerte de su

lider, nos pusieramos alegres

como me he enterado por

otros hermanos,

por ser de distinta religion que la de ustedes.

¿Por que?,

¿No somos hermanos?,

¿Los hermanos no deben pelear,

desearle la muerte de su lider

o criticarse por errores pasados?

Recuerden que todos tenemos errores,

y no por ello se debe de agarrar de ese

error para estar recordandolo por mas

de un milenio,

porque recuerden que como juzgues

asi seras juzgado.

Ojos se han cerrado por lideres que dicen

ser los enviados por cristo y profetas y sin serlos,

pero no sigan a uno que se declare a si mismo

profeta de Dios,

porque saben bien que falsos profetas iban a venir a

proclamarse enviados de Cristo

y los iban a desviar del camino

de la verdad,

como tambien iban a venir lobos

vestidos de tiernas ovejas,

que iban a enganar a su rebano,

hasta confundirlo y desviarlo de lo

que en verdad quiere Cristo.

Los caminos de la salvacion son angostos

y pocos son los que pasan por ellos.

La verdad no se encuentra en un pastor,

sino en Dios,

porque el pastor es humano

y su verdad puede ser distorsionada,

porque nadie que critica y no ama a su

hermano es hijo de Dios,

sino, que es hijo del Diablo (1era. Juan),

el que hace cualquier injusticia,

burla o maltrata a su hermano,

tambien se lo estan haciendo

a Cristo,

porque el esta en cada uno de

nosotros,

nadie es Dios,

pero Dios habita en nosotros.

Recuerden que en las guerras nadie

sale vencedor, sino,

todos salen derrotados.

Tal vez, ustedes diran:

“mi religion no esta haciendo una guerra”,

“tu mientes, eres el hijo del diablo y

no levantes calumnias”,

pero mi padre sabe que la verdad es que

cualquiera que dane,

fisica o con toda clase de alusiones que hieren

la moral de un grupo o grupos, esta haciendo

una guerra y eso no le agrada a Dios.

Y ahora,

¿Quien quiere, seguir haciendo guerras,

que danan y no dejan saldos favorables,

si no, tristeza y dolor?

 

Su hermano y siervo de Dios

Angel Ramon Vega Lara. Mexico

 

Junio 4

Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)

 

A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado

 

Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren

 

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

 

Queria pedir por mi hermano Hector Miguel Robles que nuestro Padre lo acompane he ilumine hoy tiene que ver otro cirujano para ver si puede hacer algo con tan grande problema que tiene en sus intestinos fistulados por favor, gracias. Karina.

 

Juntos en oracion, por nuestra hermana del corazon, Yolanda Isabel Brenner, esta muy enferma  con cancer. conchitapineda2007@yahoo.es

 

Por la operacion de Juanchi, para que pueda ver de ese ojo y se recupere normalmente, sufrio un accidente de auto, y los vidrios se le incrustaron en el ojo. Esta por recibirse de medico cirujano...!

 

Por la recuperacion de Josefina (mi consuegra, se cayo ayer de la escalera, y la operaron anoche de un coagulo en la cabeza. salio bien pero hay que esperar 48 hrs por Agustin, muchas gracias. Malena A.

 

Por la salud de mis hermanas Lulu, Marcela, Paulino y Luz Maria,  Gracias tambien por su gran y eterna proteccion a mi esposo Jorge Beltran a mis hijos James. <Usuario@prodigy.net.mx>,

 

Pido a nuestro Senor y a su Santa Madre por mi salud  esta resquebrajada, tengo cancer, Senor ayudame, te lo pido, que las personas que lean este mensaje, oren por mirecuperacion, les agradezco. Carmen Rosa

 

Juan Carlos Mendoza pide por favor hermanos oren por mi salud ya que estoy en fermo y tambien oren para que reciba el Espiritu Santo gracias por sus oraciones que se que me ban a tomar en cuenta. Juan

A traves de Mamita Maria quien es la interserosa por excelencia, clamo a mi Dios sanacion de depresion en mi persona asi como de ovarios poliquisticos. Sanacion para mi esposo de hipertension y diabetes, y para mis hijos bendicion y proteccion. Amen. ROSANA

 

AGRADECIMIENTO A DIOS

 

Cumpleanos de Fabiola

Cumpleanos de Monica Denise

 

Hola quisiera dar gracias a Dios por su grandeza y por las cosas maravillosas que ha hecho por mi y que hace cada dia  por mi familia y por mi por la salud de mi esposo Jorge  Beltran, por la salud de mis hijos James, Jeffrey y Kim, por la salud de mis papas Lulu y Paulino. <Usuario@prodigy.net.mx>,

 

Oremos por Jeffrey y Kim y a mi, porque siempre regresan y van con bien a su empleo o escuela, gracias por el trabajo de mi esposo, gracias por el alimento y el sustento. <Usuario@prodigy.net.mx>,

 

POR LAS NECESIDADES DE

 

Senor ten misericordia de Jesus Enrique, PAPITO DIOS, solo tu puedes ayudarlo, con tu sangre preciosa destruye todas las ataduras, todo espiritu inmudo para que el pueda ver la gloria de Dios, Senor glorificate en el y permite su conversion, transforma ese corazon rebelde en uno igual que el tuyo. Gracias mi Senor. Rosita

 

Ruego oren mucho por estos jovenes, que son mis sobrinos y mis hijos para que escojan un buen camino, Felipe, Jose, David, Julian, Para que Dios los ilumine en este mundo tan congestionado. De manera especial por Felipe para que Dios ilumine a sus Padres para saber que hacer. Dios les pague. Nohemy

 

Dios padre Dios hijo y Dios Espiritu Santo les suplico me escuchen en mi gran nesecidad en verdad los necesito solo ustedes pueden ayudarme ya no confio en nadie mas santisima Virgen Maria escuchame y ayudame. Maria

 

Dios mio apiadate de mi que soy un pecador y atiende mi suplica, sabes que mas que nunca te necesito a mi lado y que nos ayude a salir de la situacion en que nos encontramos, no nos dejes, como siempre estamos en tus manos. Dios todopoderoso. Antonio

 

Diosito, Virgencita, te pido por mi y por mi hermano, para que nos ayudes en un problema laboral, espero la ayuda de todos nuestros hermanos y que Dios los bendiga, a todos, amen. Wily

 

Q. E. P. D.

 

RICARDO TREVINO, JR

FACUNDO BERMUDEZ ARTURO

MARTHA BRAVO

JORGE LUIS MOREIRA LOOR

JORGE LOOR SUAREZ

KLEVER ELICIO VASQUEZ GARCIA

ANGEL CEDENO ALAVA

JOSE SEGUNDO MONSERRATE SANTANA ZAMBRANO

 

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

 

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

 

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios

 

Por las benditas almas del Purgatorio

 
ECUADOR
 
ENVIE SU PETICION DE ORACION  a

 

wpauta@gmail.com,

 

wpauta@yahoo.es,

 

indicando su nombre y peticion

 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

 

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/

 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

04/06/2011 13:15 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. ECUMENISMO No hay comentarios. Comentar.

Rosario del Sagrado Corazon de Jesus.

R O S A R I O  D E L

"SAGRADO CORAZON DE JESUS"
(Junio, Mes del Sagrado. Corazón de Jesús)

 

    Se compone de cinco decenas, en honor de las cinco llagas de Nuestro Señor Jesús

(Se reza en todo tiempo litúrgico)

 

MANERA DE REZARLO
En lugar del Acto de Contrición, se rezará la siguiente Oración de 

San  Ignacio:

 

Alma de Cristo, santifícame.

Cuerpo de Cristo, sálvame.

Corazón de Cristo, vivifícame.

Sangre de Cristo, embriágame.

Agua del costado de Cristo, lávame.

Pasión de Cristo, confórtame.

¡Oh mi buen Jesús! Óyeme.

Dentro de tus llagas, escóndeme.

No permitas, me separe de Tí.

A la hora de mi muerte, llámame.

Y mándame venir a Tí.

Para que con tus Ángeles y Santos

Te alabe eternamente.    Amén.

 

(300 días de Indulgencias)

 

En lugar del Padre Nuestro:

 

                                    "Jesús, dulce y humilde de corazón, haced el mío, semejante al Vuestro                            

(300 días de Indulgencias)

 

En lugar del Ave María, se dirá diez veces:

 

Dulce Corazón de Jesús.  Sed Vos mi amo

(300 días de Indulgencias)

 

Al final de cada Decena, se dirá:

 

Dulce Corazón de María.

Sed Vos la Salvación mía.

                                                                       (300 días de Indulgencias)

 

Al concluir la quinta Decena, se dirá:

 

Corazón Sagrado de Jesús.

Tened piedad de nosotros.

                                                                    (300 días de Indulgencias)

 

Corazón Inmaculado de María.

Rogad por nosotros

 (100 días de Indulgencias)

 

    Este Rosario es un verdadero Tesoro de Indulgencias, porque las Oraciones de que se compone, han sido tan enriquecidas que en 3 minutos que dura, se ganan 18,500 días de Indulgencias.

(Traducido del que se publicó en francés con aprobación del Sr. Obispo de Montreal, Canadá).

 

Corazón de Jesús.  Misericordia.

                                                                      (50 días de Indulgencias)

 

Corazón agonizante, tened piedad de los moribundos.

 

(Un Padre Nuestro y un Ave María por una persona enferma)

¿Sabes lo que es vivir?

¿Sabes lo que es vivir?

AMAR: Es el privilegio que DIOS nos ha dado.
LEER: Es la fuente de la sabiduría.
PENSAR: Es la fuente del poder.
DAR: Es la forma de recibir.
REIR: Es la música del alma.
TRABAJAR: Es el camino del éxito.
AHORRAR: Es el secreto de la seguridad.
DIVERTIRSE: Es el secreto de la juventud.
ORAR: Es el poder más grande sobre la tierra.
¿SABES LO QUE ES VIVIR? Vivir es entregarte a todo lo que te interesa, te atrae, es meterte en el torbellino, en el remolino, en el tornado del existir y es estar dispuesto a amanecer abrazado de un árbol al igual de una rosa con espinas.
¿SABES LO QUE ES VIVIR? Vivir es amar, si amar sinceramente, pero no te confundas al amar a una persona o al quererla.
¿SABES LO QUE ES AMAR? Es entregarte, es dejarte ir, ser generoso, tierno a la vez ser aire, perfume y fragancia. Amar es ser tu, pero a la vez es estar dentro de quien tu amas, es ser una sola persona...eso es amar!
(Desconozco el autor)

04/06/2011 13:17 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Virtudes humanas.

Autor: Gustavo Daniel D´Apice | Fuente: Ediciones Dialogando
Virtudes humanas.
¿Sabemos hablar bien de nuestro prójimo, o sólo intentamos matarlo? (Mt. 5, 21-24)
 
Virtudes humanas.

Hace poco decíamos que:

a) Murmurar, es hablar mal de una persona ausente, pero de cosas que, el que habla y el que escucha, conocen, aunque no tienen por qué comentarlo "ponzoñosamente".

b) Difamar, es quitar la fama al otro, diciendo de él, en su ausencia, cosas malas que el o los que escuchan no conocen, y que no hay por qué decirlas, aunque sean ciertas.

c) Calumniar es lo peor. Es decir, "con mentira", cosas malas de alguien que no está presente, para perjudicarlo.

1. Es feo murmurar, y esto se da mucho en los "serpentarios" de distintas asociaciones, clubes, o grupos de personas, desde la familia hasta en reuniones ocasionales y, aún, pseudo-religiosas.

Y se puede evitar: Poniendo de manifiesto lo positivo del ausente, desviando la conversación cuando se dirige a lo negativo de la persona que no está, poniendo de manifiesto sus cualidades y no sus vicios, aunque sean conocidos por todos. Esta "tentación" es muy común, y se hace difícil sustraerse de ella, porque se habla de "cosas que son", pero no para poner en común y así vituperar a aquel de quien se está hablando.

Después de hacerlo, si uno se da cuenta y se arrepiente, porque siempre queda un sabor amargo, conviene proponerse hablar de lo bueno del otro y no de lo malo, salvo que esto ayude al bien común y al mismo del que se habla, para corregirlo o encauzarlo.

2. La difamación es peor. Es la que se dice casi despacito y como al oído, al que no lo sabía: "¿Viste che…que tal persona tal cosa, que Juanita esto o Robertito aquello…?", cuando el interlocutor desconocía el hecho. Y ahí se entera: "¡Mirá vos, no lo sabía, pero era de esperar…!".

¿Qué hacer cuándo uno se da cuenta? La cosa también es cierta, pero no hay por qué ventilarla por ahí, más cuando no produce frutos de bondad y/o de bien para el "alcahueteado" o para la comunidad. La posible solución, para el "botón", es callarse la boca en adelante, y si necesita hablarlo, a manera de "catarsis" o purificación, conviene hacerlo no en son de crítica ni difamación, sino como pidiendo ayuda para sí, a un amigo/a íntimo/a o a un guía espiritual. O diciéndoselo al propio interesado, si es posible, para que se corrija de ello, en vez de andar diciéndoselo a los demás. Para el que escucha, ser fuerte y no "prestar el oído" para esas cosas, que lo debilitan en la integridad de su persona.

3. La cumbre de seguir el susurro del diablo es la calumnia. Aquí todo es mentira.

Y si el calumniador se arrepiente de lo que hace, debe restituir la fama a aquel al que se la quitó, en público ante quien lo dijo, pidiendo perdón y disculpas por su propasación.

Y el que escucha, de darse cuenta, debe solicitar reparación a aquel que calumnió, diciéndoselo, o diciéndole que no le cree, que no piensa que sea así, y guardándose de acercar el oído cuando se está hablando mal de otro aunque, sin llegar a ser calumnia, sea difamación o murmuración. La negatividad y veneno que se nos inocula, es luego difícil de extirpar.

La guerra no se vive sólo en medio oriente, en Irak, o la propicia nadie más que Estados Unidos. La guerra la propiciamos cuando comenzamos a condenarnos y eliminarnos en lo pequeño, cuando comenzamos a murmurar, difamar y/o calumniar. Busquemos, por lo tanto, la paz en eso que parece pequeño pero, que de seguirse, nos daría la paz en la familia, en el barrio, en el trabajo, en la provincia, en la Nación, en el continente, en el planeta.
G.D. D´Apice.
(
http://es.catholic.net
).

04/06/2011 13:18 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Fiesta de San Quirino de Tivoli.

Autor: P. Felipe Santos| Fuente: Catholic.net
Quirino de Tivoli, Santo
Mártir, Junio 4


 
 
Etimológicamente significa “del dios Qurinal”. Viene de la lengua latina.

Fue uno de los cinco mártires con este nombre en los primeros siglos. Todos sabemos ya los duros golpes que les infligían a los cristianos por el sólo hecho de confesarse como tales. Los emperadores pensaban que era una afrenta contra el imperio y sus muchos dioses protectores.

El Quirino de hoy fue el primero que recibió el martirio. Su cuerpo lo enterraron en las catacumbas de san Ponciano, una vez que lo sacaron del río Tíber, en donde lo habían arrojado.

Pero según César Baronio, está en la iglesia de san Lorenzo de Tivoli. Pero hay otro santo con el mismo nombre que se celebra también en este día. Este homonimo fue obispo en Siscia (Croacia).

Siguiendo con la historia de Quirino de Tivoli, cuando Diocleciano hacía de las suyas contra los creyentes. Lo mandó prender para que, delante de todo el mundo, hiciera sacrificios a los dioses, tal y como prescribía el edicto imperial; con la fuerza interior que Dios da a sus amigos, rechazó tal oferta. Entonces lo metieron en la cárcel. Incluso en ella no dejaba de predicar y enseñar la vida de Jesús. De este modo, pudo convertir al guardián Marcelo.
Al cabo de los tres días, otro juez le hizo recapacitar en su decisión. Y se mantuvo fiel en su fe.

Cansado y al mismo tiempo admirado de su valentía, dictaminó que lo echaran al río Sava con una piedra atada al cuello.

Los cristianos recogieron su cuerpo y le dieron sepultura. Ya en el siglo V se lo llevaron a Roma y lo colocaron en un mausoleo, detrás de la basílica de san Sebastián en la Via Apia.

Su nombre se hizo muy popular entre los romanos para designar a los Sabinos y los Quirites

¡Felicidades a quien lleve este nombre!
(
http://es.catholic.net
).

Nuestra Senora de Casanova Stafora.

Aparición de Casanova Staffora, Italia ( 4 de junio)

De 1947 a 1956 una niña de 7 años tiene apariciones de la Virgen que le provoca un pensamiento original y mas post conciliar; funda Nova Cana para promoción de la creatividad; en el lugar de las apariciones se levantó una Iglesia…


La niña de siete años, Angela Volpini, llevaba el rebaño todos los días a pastar.
En la mañana del 4 de junio de 1947, apenas llegó con las ovejas al pastizal observó una nube blanca descendiendo más y más hasta tocar la hierba, y de ahí apareció la Virgen. Llevaba un vestido rosa y un manto azul. Las bellas manos estaban juntas en oración.
Aparece a la pastora de junio 1947 a julio de 1948 y desde febrero de 1950 hasta junio de 1956, los 4 de cada mes.
Instó a rezar el Rosario y lloró por la infidelidad de los hombres.
Angela se acercó hasta la aparición y tuvo la valentía de tocar las manos de la Virgen
Inmediatamente después del contacto tuvo una sensación de calidez y estabilidad.
En dos apariciones Maria SS, portaba al Niño Jesús sonriendo.
La vidente fue sanada de una dolencia en la pierna y le mostró un gran prodigio solar.
También prometió la renovación del mundo y la iglesia.
En el lugar de las apariciones se construyó una iglesia.
María SS. apareció a la niña ochenta y cinco veces.
Casanova Staffora queda en la Lombardía, en la frontera norte de Italia.

 

DE LA AUTOBIOGRAFÍA DE ANGELA VOLPINI

Nací 3 de junio de 1940, en una familia de agricultores, en Casanova Staffora, un pequeño pueblo del Oltrepo Pavía, inmerso en el bosque, atravesado por un arroyo, donde vivo ahora. En este entorno rural, en que los niños tenían que contribuir a la familia, acompañaba a la mañana y por la noche a las vacas a los pastos.

A la edad de siete años, 4 de junio de 1947, yo estaba con mis compañeros con las vacas que pastaban en los pastos del Bocco, un pueblo a media hora de mi casa. Yo estaba sentada sobre la hierba y haciendo un ramo de flores, cuando de repente sentí que alguien me tomó en brazos por detrás y me levantó. Me volví, convencida que era mi tía, y en su lugar me encontré un bello rostro de mujer, dulce y desconocido.

Esa fue la primera de mas de 80 apariciones de María que se repitieron cada 4 de cada mes, con excepción de dos interrupciones, hasta el 4 de junio de 1956. A partir de ese día fue cambiada no solo mi vida, sino también la vida de mi familia.

En 1949, en el tercer grado, fui obligada a abandonar la escuela por dos razones: porque ponía en tela de juicio la manera de enseñar la historia y porque los peregrinos interrumpían con demasiada frecuencia la clase. Mientras dejaba el edificio de la escuela me prometí regresar a ese mismo lugar para enseñar a la gente a vivir el mensaje de redescubrir el valor de la persona”.

Después de doce años la profecía se hace realidad: la escuela se convirtió en la sede del Centro Cultural Nova Cana.

 

LA IGLESIA DEL BOCCO

En septiembre de 1957, un decreto del Obispo consintió la construcción en el sitio de las apariciones de una Iglesia del Bocco basándose en las ofrendas recibidas por los fieles que querían un edificio para el culto dedicado a las apariciones.

Con el fin de disfrutar de una mayor libertad en los debates e iniciativas, y fomentar incluso a los no creyentes a participar en las reuniones, me sentí obligada a hacer una separación en los dos lugares de reunión:
• la iglesia del Bocco, que se utiliza para el culto (bajo la jurisdicción del obispo por medio del párroco, aunque se mantiene por mí) y reuniones religiosas;
• el Centro de Nova Cana dedicado a la investigación sobre la Persona y la Comunidad.

 

NOVA CANA

En el nuevo clima de diálogo ecuménico (post Concilio Vaticano II), que coloca a la persona humana en el centro, como un valor en sí mismo, y cómo fin de la comunicación para la construcción de la comunidad, Nova Cana se convirtió en el puerto natural de las esperanzas del disenso católico y político del 1968. También se convirtió en el centro de coordinación de los individuos y los grupos de más diversos orígenes, pero que se reconocían en el mensaje de Nova Cana.

Nova Cana impulsó el surgimiento de iniciativas que tuvieron como propósito la promoción del sujeto económico que operaba en el territorio en condiciones de histórica marginación. Gracias a la promoción de la autoestima, los solitarios campesinos se transformaron en modernos empresarios sociales. Por ejemplo, cooperativas fueron construidas para la cría de ganado y para la producción de productos agrícolas.

 

LA VIDA POSTERIOR DE LA VOLPINI

En aquel momento mi idea era no casarme, para poder dedicar tiempo completo a la misión que me habían dado. En ese mismo período, sin embargo, me encontré con Juan, un joven que no sólo comparte mis ideales, sino que los pone en práctica. Así que cuando me dice de casarnos, lo sentí natural. Cuando comuniqué esa decisión a la comunidad, me sorprendí al encontrar muchos amigos contrarios a mi decisión. El matrimonio tuvo lugar en noviembre de 71.

En el 75 me convertí en la madre de Alexander, que en realidad se crió en una familia agrandada. He intentado y creo que con éxito, demostrar a mí misma y los demás que es posible conciliar la vida familiar con sus propios compromisos de Nova Cana.

En 1984 publiqué mi primer libro “La Resurrección de Dios”. En 1990 “Nuestra Señora junto a nosotros”, donde traté de comunicar mi experiencia mística, “inventando” un nuevo idioma, como para hacer inteligible una experiencia en sí mismo “incomunicable”.

Teniendo que hablar de Dios y del hombre, tuve la necesidad de recurrir al lenguaje religioso consagrado por la tradición.

En este esfuerzo tuve que encontrar a mi modo de ver las palabras, dándole una importancia mucho mayor al detalle, a veces incluso he tenido que crear nuevos términos tales como “libre creación”.

En 1997, para celebrar el quincuagésimo aniversario de la primera aparición, salió un nuevo libro “Donde se posaron sus pies.” Esta es una reseña histórica de los principales eventos relacionados con las apariciones y una antología de los mensajes. Se hace especial hincapié en los mensajes llamados “reservados”.

 

EL MENSAJE MARIANO DEL BOCCO

Angela hace una descripción del estado de ánimo a la primera aparición:
“No se puede describir los sentimientos con palabras. Fue una experiencia total, de la mente, el espíritu y del cuerpo con todos sus sentidos: poder tocar a la madre de Jesús. El rostro de esta mujer que me tomó en brazos, era una cara plenamente humana, mi cara, el rostro de cada ser humano. Era el fin de la vida humana, es toda la posibilidad humana, que daba sentido a la propia existencia humana, y era la alegría del Creador.”

Su diálogo con María era (es) “continuo de forma directa y en el interior”. Angela dice inequívocamente: “Entre yo y María hubo interacción”.

Los mensajes recibidos en cada aparición van más allá de los límites de la iglesia, como señalaba Juan XXIII, cuando preconizaba la superación del cristianismo para poner en primer lugar a la humanidad su totalidad.

María dice EN la primera aparición: “He venido para enseñar el camino de la felicidad en la tierra.” El significado de la frase es global.

Pero reducir todo al esquema del primer mensaje sería no estimular una adecuada traducción del Evangelio a los paradigmas culturales de hoy.

En el último mensaje “reservado” María dice: “la esposa debe ser convertida a una mayor unión de amor con el Dios de la historia”. ¿Cómo no ver representada la Iglesia en ello?”.

Así el mensaje del Bocco sobrepasa a la Iglesia y la trasporta a su verdadero destino, que debe coincidir con el de la humanidad.

No es suficiente venerar a María debe comprenderse. No se equivoquen. Un baño de humanidad puede curar visiones miopes con olor a sacristía, y volver a una visión secular que no excluye a nadie.

 

LA FELICIDAD QUE PROPONE MARIA EN LA TIERRA

El mensaje que María ha comunicado a la pequeña Ángela, la inspira durante toda la vida y tiene un carácter teológico revolucionario en comparación con los viejos patrones vinculados a un mortificante ascetismo, al concepto de culpabilidad y la salvación del alma, de pesimismo y de condena eterna del pecado, y así sucesivamente.

Pero no estamos ante un nuevo cristianismo que afirma los valores diametralmente opuestos a los tradicionales, en consonancia con el declive de la certeza en lo trascendente y el subjetivismo relativista de la post-modernidad.

El fondo del mensaje se centra en el sentido de lo divino, no separado de lo humano, en conformidad al diseño creativo, que quiere al hombre “a imagen y semejanza de Dios “, y el concepto de encarnación de carácter no expiatorio, que restablece el diálogo de amor mutuo entre Dios y la humanidad.

Todo esto, gracias a la responsabilidad de María, que da a cada uno lo que hay que hacer: hacer pleno uso de su libertad y la explotación del potencial divino en el hombre, con el futuro último anticipado en la tierra.

Es fácil ver en estas palabras el eco del humanismo, en su corriente moderna subjetivista. Sin embargo, la correcta lectura del mensaje está en la línea de la teología mística, que recorre el camino de menos tratamiento sistemático de la verdad sobre el hombre, y señala el camino hacia las profundidades de nosotros mismos.

Dios es la “Verdad” y tiene en María la personalidad histórica profética que está preparando un nuevo curso humano.

Ella, lejos de aparecer envuelta en una apoteosis triunfalista, lo hace simplemente de madre, que da la carne humana al Hijo de Dios y asegura a sus hijos dispersos sobre la tierra el Amor de Dios, nunca pendiendo del pecado y del rigor un tribunal de condena.

De aquí las consecuencias de una vida no separada de la del cielo, y un futuro eterno, conquista de vida para toda la humanidad: porque esta se hace en la comunidad fraterna, colaborativa en la preparación de un nuevo “Cielo y Tierra”.

No nos enfrentamos con otra utopía, sino con el camino de la Esperanza, y supone que el actual progreso social nos lleve a un arrepentimiento de amor. El deseo de hacer realidad el sueño no tiene un marco apocalíptico que se encuentran en otras apariciones mariana, es otro recordatorio de la profunda confianza que viene del espíritu creativo y de descubrir al creador.

Todo un estilo de espiritualidad mística que guía para descubrir el gran valor de la libertad humana y el triunfo sobre todos los límites terrenos. Somos de hecho, finitos y potencialmente infinitos.

Entonces, ¿qué es la felicidad en la tierra?. Ella proviene del contacto profundo y duradero con el Dios dentro de nosotros, y que la muerte no puede interrumpir. Tal como sucedió en María; persona integra, es decir, respondente al plan divino (de la misma manera que podemos ser nosotros mismos, si nos atrevemos a la libertad). La felicidad es certeza, confianza, amor … que tiene el incentivo de recrearnos a nosotros mismos y al mundo.

 

EL PENSAMIENTO ORIGINAL DE ANGELA VOLPINI

Angela Volpini se distingue claramente de cualquier otra persona que haya experimentado similares experiencias de apariciones de la Virgen, por el coraje y la capacidad para reelaborar su experiencia en un pensamiento cuya peculiaridad consiste en ayudar al hombre a tomar conciencia de sus infinitas posibilidades de desarrollo, y reconocer la felicidad en la calidad de las relaciones con los demás:

“Es cambiando el concepto de lo sagrado y lo divino que el hombre puede cambiar la forma de ver el mundo y su vida. Sólo si tiene una visión positiva de sí mismo y su propio futuro, de hecho, el hombre puede asumir plenamente sus responsabilidades, para tomar decisiones dirigidas a si mismo y, al mismo tiempo para el bien de la humanidad, para convertirse en una persona capaz de diseñar la comunidad como un arte de vivir juntos en la alegría.

La creatividad de la persona sirve para hacer que el mundo sea como nos imaginamos en nuestro deseo de amor y armonía. La creatividad de cada persona es el regalo singular que puede hacerse a los demás y a todo el mundo. Y es precisamente con la creatividad que existe una original y única relación con cualquier otra persona. Y esta relación entre las personas es el inicio de la comunidad. No puede haber comunidades donde no haya una persona … . No se es persona, si no hay relación creativa entre las personas…. Y la persona nace de un propio acto creativo autónomo inspirado por el deseo, que contiene tanto nuestro fin como nuestra identidad “.

A fin de llevar su innovadora visión del mundo y del hombre, en 1958 fundó Angela el Centro Cultural “Nova Cana”, lugar de confrontación y diálogo en el que se puede valorizar y reconocer en los deseos y necesidades profundas de la persona humana, el fundamento de la libertad y la creatividad.

Además de haber fundado y promovido “Nova Cana, Angela siempre ha estado dedicada a la recepción y también la audiencia de miles de personas que vieron en ella una referencia tanto personal como cultural; ha escrito decenas de ensayos y artículos de circulación restringida, ha publicado los libros: “La Resurrección de Dios” (1984), “La Señora al lado de nosotros” (1990) y “Explicación de María” (2003), celebrado conferencias tanto en Italia como en el extranjero y poco a poco se confronta con muchos de los más grandes intelectuales y científicos de nuestro tiempo.


Angela Volpini, da giovane ha visto la Madonna 80 volte


la felicità sulla terra – Angela Volpini


Novacana – La Canzone dell’Allegria


Novacana Julio de 2007

Lecturas meditadas de la Misa del Lunes VII de Pascua.

Liturgia - Lecturas del día
 
 
 
Lunes, 6 de Junio de 2011
 
SÉPTIMA SEMANA DE PASCUA
 
Cuando abrazaron la fe,
¿recibieron el Espíritu Santo?
 
Lectura de los Hechos de los Apóstoles
19, 1-8
 
Mientras Apolo permanecía en Corinto, Pablo atravesando la región interior, llegó a Éfeso. Allí encontró a algunos discípulos y les preguntó: «Cuando ustedes abrazaron la fe, ¿recibieron el Espíritu Santo?»
Ellos le dijeron: «Ni siquiera hemos oído decir que hay un Espíritu Santo».
«Entonces, ¿qué bautismo recibieron?», les preguntó Pablo.
«El de Juan Bautista», respondieron.
Pablo les dijo: «Juan bautizaba con el bautismo de penitencia, diciendo al pueblo que creyera en el que vendría después de él, es decir, en Jesús».
Al oír estas palabras, ellos se hicieron bautizar en el Nombre del Señor Jesús. Pablo les impuso las manos, y descendió sobre ellos el Espíritu Santo. Entonces comenzaron a hablar en distintas lenguas y a profetizar. Eran en total unos doce hombres.
Pablo fue luego a la sinagoga y durante tres meses predicó abiertamente, hablando sobre el Reino de Dios y tratando de persuadir a los oyentes.
 
Palabra de Dios.
 
 
SALMO RESPONSORIAL                                        67, 2-5ac. 6-7 ab
 
R.    ¡Pueblos de la tierra, canten al Señor!
 
¡Se alza el Señor! Sus enemigos se dispersan
y sus adversarios huyen delante de Él.
Tú los disipas como se disipa el humo;
como se derrite la cera ante el fuego,
así desaparecen los impíos delante del Señor. R.
 
Los justos se regocijan,
gritan de gozo delante del Señor y se llenan de alegría.
¡Canten al Señor, entonen un himno a su Nombre!
Su Nombre es "el Señor". R.
 
El Señor en su santa Morada
es padre de los huérfanos y defensor de las viudas:
Él instala en un hogar a los solitarios
y hace salir con felicidad a los cautivos. R.
 
 
 
EVANGELIO
 
Tengan valor: Yo he vencido al mundo
 
a    Evangelio de nuestro Señor Jesucristo
según san Juan
16, 29-33
 
A la Hora de pasar de este mundo al Padre, los discípulos le dijeron a Jesús: «Por fin hablas claro y sin parábolas. Ahora conocemos que Tú lo sabes todo y no hace falta hacerte preguntas. Por eso creemos que Tú has salido de Dios».
Jesús les respondió:
«¿Ahora creen?
Se acerca la hora, y ya ha llegado,
en que ustedes se dispersarán cada uno por su lado,
y me dejarán solo.
Pero no, no estoy solo,
porque el Padre está conmigo.
Les digo esto
para que encuentren la paz en mí.
En el mundo tendrán que sufrir;
pero tengan valor: Yo he vencido al mundo».
 
Palabra del Señor.
 
Reflexión
 
Hech. 19, 1-8. El bautismo de Juan, bautismo de arrepentimiento, preparaba para recibir a Aquel que venía después de él: Jesús, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.
Creer en Jesús, después de haber sido catequizados sobre Él y su obra, ha de llevar a la persona a ser bautizada en Él para recibir, no sólo el perdón de los pecados, sino la participación de la misma Vida que el Hijo recibe del Padre; y la efusión, sobre el creyente, del don del Espíritu Santo, con una serie de manifestaciones carismáticas que no se reciben para hacer gala de ellas, sino para el bien de la misma Iglesia, de manera semejante a como las cualidades de cada uno de los miembros están al servicio de todo el cuerpo.
No basta que el Espíritu Santo sea derramado en nuestros corazones; es necesario recibirlo, es decir, darle amplitud de acción, de modo consciente, en nuestra propia vida.
En algunas ocasiones o en algunos lugares la Iglesia da la impresión de ser una Iglesia anquilosada, en la que el Espíritu Santo ha sido encadenado o acallado; pues se acude al culto, pero los miembros no tienen acción evangelizadora y apostólica; parece una iglesia que sólo se alimenta de la Eucaristía y de la Palabra de Dios, pero ha perdido su capacidad de ser fermento de santidad en el mundo.
Por eso debemos preguntarnos: ¿en verdad hemos recibido el Espíritu Santo, es decir, le hemos dado cabida en nuestra vida para que, por medio nuestro se continúe la obra salvadora de Cristo en el mundo?
 
Sal 68 (67). Parecen resonar en nuestros oídos aquellas palabras que pronunciara Moisés cuando, después de levantar el Campamento, el Arca se ponía en marcha para continuar el camino del Pueblo de Israel hacia la Tierra Prometida: ¡Levántate, Señor! Que se disipen tus enemigos, huyan ante ti tus adversarios.
Dios, en su trono de gloria, no se ha olvidado de sus pobres, de los huérfanos, de las viudas, ni de los desvalidos y cautivos. Dios a todos ha manifestado su amor en Cristo Jesús, en quien encontramos la salvación, pues Él, siendo de condición divina, no consideró codiciable el ser igual a Dios. Al contrario se despojó de su grandeza, tomó la condición de esclavo y se hizo semejante a nosotros.
Por eso, por haber padecido como nosotros puede compadecerse de nuestras flaquezas. Así es Dios, el Dios de cielo y tierra que no sólo ha dirigido su mirada hacia nosotros, sino que ha salido a nuestro encuentro para manifestarnos su amor.
 
Jn. 16, 29-33. Creer en Jesús es aceptar su Palabra, su Vida, su Espíritu en nosotros con todas las consecuencias que conlleva dicha aceptación.
No basta ver con claridad el mensaje de Cristo, como parece verse después de un retiro espiritual que ha emocionado nuestro interior. Hay que saber que el ardor del amor puede venirse abajo ante las pruebas que la vida presenta a nuestra fe. Esto no puede desanimarnos antes de tiempo; no podemos marcharnos ante las palabras, a veces insoportables, que nos dirige el Señor. Él fue perseguido y crucificado por dar testimonio de la Verdad hasta sus últimas consecuencias. Él nos amonesta: En el mundo tendrán tribulaciones; pero tengan valor, porque yo he vencido al mundo.
Es verdad que nosotros somos frágiles, y que nuestra fe muchas veces es inmadura. Sin embargo, con la fuerza del Espíritu Santo podremos ser testigos fieles, valientes, firmes aún en las más grandes tribulaciones.
Reunidos para celebrar el Memorial del Señor en esta Eucaristía, seamos de aquellos que le viven fieles escuchando su Palabra y poniéndola en práctica, tomando nuestra cruz de cada día y siguiéndolo.
Aquello que en Él parecía una derrota era, en realidad, su victoria definitiva sobre el mal, el pecado y la muerte.
Celebrando su victoria no podemos quedarnos contemplándola; hemos de hacerla nuestra con la seguridad de que esa decisión nos hará capaces de recibir el Espíritu Santo, que nos impulse a trabajar por el Reino de Dios y nos fortalezca para que, aun en las más grandes tribulaciones, no perdamos la paz.
No basta con hacer promesas sobre comportamientos que pensamos deben ser mejores; la vida que se entrega cada día en favor del Evangelio es lo único que puede manifestarle a Dios y al prójimo nuestro amor sincero, comprometido, fiel.
Ese compromiso con el Evangelio debe ayudarnos a no traicionar a Cristo en la vida diaria; nosotros debemos ser los más comprometidos con la justicia, con la verdad, con la rectitud, con la honestidad, con la responsabilidad, con el servicio de caridad a los necesitados.
En medio de críticas, burlas y persecuciones volvamos la mirada hacia Cristo, que nos ha precedido con su Cruz. Pidámosle que nos conceda la Fuerza de lo Alto para permanecerle fieles.
Roguémosle a nuestro Dios y Padre que nos conceda, por intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, la gracia de ser sus fieles testigos, no sólo en el interior de los templos, sino en la vida diaria dándole su verdadera dimensión por realizarla desde la fe, con un amor sincero especialmente hacia los necesitados, y con una gran esperanza de que, por medio nuestro, Dios dará un nuevo rumbo a nuestra historia, aun cuando para ello tengamos que pasar por muchas tribulaciones. Amén.
 
Homiliacatolica.com
(
http://www.celebrandolavida.org
).

¿Qué tarea nos dejas, Senor?

¡Qué tarea nos dejas, Señor!
 
¿Por qué desapareces tan inesperadamente
sabiendo que nos dejas huérfanos, Señor?
¿Quién pronunciará las palabras certeras
cuando, a nuestro lado, venza la confusión o la mentira?
¿Quién proporcionará el pan multiplicado
cuando el hombre, además de tu presencia,
nos exija el sustento de cada día?
¿Quién calmará los dolores de los enfermos?
¿Quién resucitará a los que, de improviso,
han muerto y estaban llamados a la vida?
 
¡Qué tarea nos dejas, Señor!
Te vas al cielo y, mirando a nuestro alrededor,
sentimos que nos va a faltar tu mano,
que tus huellas se difuminarán
como el agua del mar elimina las de la arena.
 
¡Qué tarea nos dejas, Señor!
Proclamar tu mensaje
cuando, los oídos de los más cercanos,
están dispuestos para todo…menos para Ti.
Llevar tu Palabra
cuando, los que saben leer entre líneas,
prefieren voces sin compromiso ni verdad,
reclaman señales con sabor a tierra,
y no pregones con promesas de eternidad.
 
¡Qué tarea nos dejas, Señor!
Vivir, según Tú viviste.
Amar, como Tú amaste.
Orar, como Tú rezaste.
Perdonar, como Tú perdonaste.
Sentir a Dios Padre
como Tú, Señor, sólo lo hiciste.
 
¡Qué tarea nos dejas, Señor!
Te vas al cielo, al encuentro con el Padre,
sabiendo que, aún con muchas debilidades,
intentaremos sostener tu obra aquí iniciada.
¡Vete, Señor! ¡Pero no nos abandones!
Vete, Señor, y ojala pronto vuelvas
a culminar tu Reino, que no acaba aquí en esta tierra.
Amén.
 
P. Javier Leoz
(
http://www.celebrandolavida.org
).

Fiesta de Nuestra Senora de Kevelaer.

20110604125640-ns-de-kevelaer.jpg

Nuestra Señora de Kevelaer, Alemania ( 1º de junio)

En 1642 un hombre oraba frente a una cruz y sintió una voz que le pedía la construcción de una capilla. Su esposa soñó con una imagen de Nuestra Señora
de Luxemburgo. En ese lugar se edificó el santuario mas concurrido de Alemania…


Donde hoy esta la Capilla de Gracia un vendedor paró a rezar en una cruz cerca de la navidad de 1641 y oyó una voz misteriosa que vino de la cruz: “Constrúyeme una capilla en este lugar”.

Poco después de la Pascua de 1642, su esposa vio una luz blanca pura y una capilla con un cuadro de Nuestra Señora de Luxemburgo.
Una impresión del cuadro de cobre de Nuestra Señora de Luxemburgo le había sido ofrecida recientemente para la venta.

Era el retrato de Nuestra Señora de Luxemburgo que había sido expuesto durante la epidemia de peste de 1623, como la “Consoladora de los Afligidos”. Y lo
compraron. El domingo 1 de junio de 1642 la capilla fue acabada y colocada la estatua en la Capilla de Gracia.

Entonces comienzan los milagros de curaciones. En los siguientes 15 años la capilla se fue ampliando hasta lo que es hoy. 

LA CONSOLADORA DE LOS AFLIGIDOS

En el corazón de Europa se sitúa Nuestra Señora de Kevelaer, “Consoladora de los Afligidos”, situado en el Bajo Rhin, en la región entre los ríos Rin y
Maas, siempre plagado por guerras y batallas, este santuario dedicado a María es el más concurrido de Alemania y el más popular, uno de los principales
santuarios marianos del Norte.

Más de 800,000 los peregrinos van a Kevelaer cada año desde de muchos otros países para visitar la “Capilla de Gracia” o la “Capilla de Velas”.

La “Gnadenkapelle” se construyó originalmente encima de la gruta al lado del camino original en 1654 y las decoraciones interiores están en el estilo de
Neo-Renacimiento que se agregaron entre 1888 y 1892. 

LA HISTORIA

Un vendedor viajero Hendrik Busman, alrededor de la Navidad en 1641, hace más de 300 años y durante la guerra de los 30 años, en su viaje de Weeze a Geldern paró en una cruz en Kevelaer y, como era su costumbre, rezó allí por algunos minutos. Hoy la capilla de la Gracia está en ese punto.

De repente él oyó una voz misteriosa que vino de la dirección de la cruz: “Constrúyeme una capilla en este lugar”. Él al principio el dio poco crédito a
lo que oyó, (Hendrik era un sobrio y sensible alemán), pero oyó esta voz misteriosa en tres distintos días.

Con el permiso y la ayuda del sacerdote de parroquia local de entonces de Kevelaer, Juan Schink, él comenzó puntualmente con la construcción del edificio
de la capilla.

Poco después de la Pascua de 1642, la esposa de Hendriks, Mechel Schouse, tuvo una visión de noche. Ella vio una luz blanca pura y una capilla con un cuadro de Nuestra Señora de Luxemburgo.

La historia de la visión en esa noche es apoyada por un vigilante nocturno que, durante sus rondas nocturnas, había visto una luz extraña en el hogar del
Busmans. Además, una impresión del cuadro de cobre de Nuestra Señora de Luxemburgo le había sido ofrecida recientemente para la venta por dos soldados
de Hessische. Ella no lo compró porque pensó que era demasiado costoso. Ésta fue para Hendrik la confirmación de su designio divino.

Él envió entonces a su esposa para obtener este retrato impreso en cobre, y con mucha dificultad tuvo éxito. Era el retrato de Nuestra Señora de Luxemburgo
que había sido expuesto durante la epidemia de peste de 1623, como la “Consoladora de los Afligidos”. Ahora esto aseguraba a Hendrik de que la Capilla
iba a ser construida.

El domingo 1 de junio de 1642 la capilla fue acabada. El padre Juan Schink colocó el retrato, también conocido como la estatua de Gracia en la Capilla.
El retrato es una impresión de cobre simple que mide 7.5 cm x el 11cm. El texto en el cuadro dice, “Una representación fiel de la Madre de Jesús, Consoladora de los Afligidos, reconocida por sus milagros y bendecida por mucha gente”. Cantidad de gente curiosa vino en ese día. La historia de estos acontecimientos maravillosos corrió como un “fuego salvaje” en el distrito. Kevelaer se convirtió en un lugar del peregrinaje.

El 8 de septiembre, el día de la fiesta del nacimiento de Nuestra Señora, Reinier y Margaretha van Volbroek (que vivía en Hassum cerca de Kleef) viajó con
su hijo enfermo Peter, en un peregrinaje a Kevelaer. Peter estaba paralizado desde hacía cinco años y no podía caminar ni pararse. Habían hecho de todo
para curar la enfermedad de Peter. Finalmente, como último recurso, buscan refugio en Nuestra Señora de Kevelaer. Apenas dos días después de su visita,
Peter puede caminar otra vez sin ningún problema. Esta historia maravillosa aumenta el interés por Kevelaer. La primera procesión ocurre en 1643, cuando
un grupo grande de peregrinos viaja a pie desde Rees, cerca de Emmerich, a Kevelaer, orando y cantando todo el camino.

En 1643 también oímos hablar de un milagro de Over-Betuwe. La historia es revelada al Lord Major de Huissen y sus concejales por la Secretaria de Huissen,
Lucas Verhoevens, que relata la historia como sigue: Eerutgen Dircks, una señora soltera que vivía en Huissen, había sufrido por años con las heridas abiertas
de sus piernas. Ella había visitado previamente a la Srta.Walraven Mom. Se conocía a esta señorita por tratar tales dolencias con buenos resultados, pero
resultó inútil. Las historias de los milagros en Kevelaer la persuadieron de ir allí. Después de apenas dos visitas sus piernas curaron milagrosamente
sin ninguna medicación. Esto fue observado especialmente por varios testigos. 

EL PEREGRINAJE Y LA BASÍLICA

Ya en 1643, se construyó una iglesia para peregrinaje, conocida hoy como la Capilla de las Velas. Aquí se puede ver velas grandes ofrecidas en acción de gracias por diversos grupos de peregrinos. Y los muchos ex votos atestiguan la larga tradición de peregrinajes.

En 1654 la capilla simple construida por Hendrik Busman, fue substituida por la capilla de forma hexagonal de hoy, conocida como la Capilla de Gracia. En
el lado norte se puede encontrar una abertura donde está la estatua que es visible desde la calle durante el tiempo del peregrinaje.

Después que el Congreso de Viena, con el restablecimiento de la paz en Europa, la afluencia de peregrinos se hace grandiosa y siempre creciente, por lo
cual se hace indispensable la construcción de una nueva Iglesia. La Basílica de Nuestra Señora fue construida entre 1858 y 1864.

La iglesia de Kevelaer fue elevada a la categoría de basílica papal en 1923. La Basílica es donde la gran peregrinación se celebra.

Aquí es donde el pueblo de Dios se reúne en oración con Marí a, al igual que en los Hechos de los Apóstoles. La imagen de “La Asunción de la Santísima Virgen en el cielo” es un recordatorio de la meta de la peregrinación terrena. La pintura es la obra de Friedrich Stummel.

Se basa en la idea de la “biblia pauporum”: El peregrino que pasa tiempo en la Basílica en busca de la paz interior miradas en las pinturas y puede meditar
sobre un acontecimiento en la vida de Cristo, la historia de la iglesia, la vida cristiana en los sacramentos, la Escritura o la Liturgia. Los innumerables
adornos nunca se repiten. Al igual que su mensaje, su patrón es siempre nuevo. El esquema de color es claramente inspirado en la Santa Capilla en París.

La Nave y los cruceros sur y oeste se completaron en 1864 según los planos de Vincenz Statz, mientras que la torre, que tiene más de 90 metros de altura,
se terminó 20 años después.

En el interior de la basílica, se encuentran las grandes masas de peregrinos. Aquí el pueblo de Dios se encuentra a sí mismo con la experiencia unificada
en la oración con María, que está recogida en los Hechos de los Apóstoles.

El diseño neogótico de la iglesia de peregrinación alcanzó su punto por la contribución de Friedrich Stummel. A finales del siglo XIX él y sus estudiantes
se hicieron cargo de la responsabilidad de la pintura del edificio y el diseño de las ventanas, que duró hasta bien entrado el siglo XX.

El presbiterio, enfrente de la capilla de Gracia fue construido en 1647. En 1889 fueron hechas las Estaciones de la Cruz en el borde de la ciudad. En 1934
fue hecha una renovación del gran escala. En el llamado Parque de María, se construyó un memorial a la guerra.

Durante la segunda guerra mundial, aunque el santuario estuvo situado en zona de operaciones, se salvó por la plegaria a la Virgen de los habitantes del
lugar y por el coraje de un oficial alemán que no obedeció las órdenes de “volar” la Basílica y las Capillas de la Gracia y de la Luz.

Después de la guerra el peregrinaje se multiplicó y en el 1948 se hizo el Congreso de Pax-Christi, con el recuerdo en que fue construida la Capilla Pax-Christi.

Una lámpara, situada a la izquierda del altar, contiene un plato llevado por tres palomas y contiene la Luz de la Paz que fue traída a Kevelaer desde Lourdes,
vía Altötting en 1949. Las tres palomas retratan los tres lugares de gran gracia: Lourdes, Altötting y Kevelaer. Una serpiente mira maliciosamente la lámpara.
Esta representación nos advierte de rezar continuamente por la Paz a Nuestra Señora que pisó la cabeza de la serpiente.

Hoy, como en el pasado, este santuario de la “Consoladora de los Afligidos” en Kevelaer, es el destino para muchos peregrinos. Vienen de lejos y de cerca;
del hogar y desde el exterior. Buscan la consolación para sus dolores y necesidades diarios en el viaje de su largo peregrinar en la vida terrenal. Ellos
serán confortados por Nuestra Madre, que nos fue dada por el Señor mismo.
(
Envío de Josep Puig
jesucrist@jesucrist.jazztel.es
http://forosdelavirgen.org
).

Fiesta de Nuestra Senora de las Sierras.

20110604125952-untitled.jpg

Nuestra Señora de las Sierras, Estados Unidos ( 1º de junio)

En las montañas de Arizona Nuestra Señora se aparece desde 1987, luego de un viaje a Medjugorje de una pareja y en medio de la construcción de su casa de retiro, es un lugar de peregrinación y la Iglesia se muestra favorable.


Una pareja de personas de muy buena posición económica decidieron construir una casa para su retiro laboral en las montañas de Arizona, junto al desierto, cerca de la frontera con México, en una zona de alto valor espiritual para los indios…


Paralelamente recibieron la noticia de las apariciones de Medjugorje y en 1990 peregrinaron a allí, pero no experimentaron nada particular, sólo que les llamó la atención la gran devoción de los peregrinos.

Pero al regreso, durante la construcción de la casa, Pat comenzó a sentir y ver fenómenos sobrenaturales, y así el proyecto de la casa fue variando incorporando una cruz y una gran estatua de María que es vista de muchos kilómetros, una capilla, una casa de oración y más.

Pat recibió el primer mensaje de la Virgen María el 1º de junio de 1997 y regularmente continúa recibiendo hasta ahora, aunque mas espaciadamente.

Los mensajes conciernen a estos tiempos y se enfocan en amor, perdón, la Misericordia de Nuestro Señor y las enseñanzas de cómo debemos vivir nuestras vidas y relacionarnos con Dios. Ellos no se enfocan en el temor.

El lugar se ha transformado en un sitio de peregrinación. Algunos dicen experimentar milagros, particularmente sanaciones físicas luego de que comienzan a pedirle a la Virgen, visitan el lugar ó reciben la imposición de manos de Pat.

En la Capilla se celebran misas regularmente, y hay sesiones de grupos de oración y de rezo del Rosario.

La aparición de Nuestra Señora de las Sierras es tutelada de cerca por el sacerdote director espiritual de Pat y los Obispos que se sucedieron son francamente favorables al desarrollo de la advocación.

Pat ha escrito un libro con los mensajes: “Nuestra Señora de las Sierras: Un llamado de urgencia”.

Uno de los énfasis de Nuestra Señora es sobre el aborto. En 2005 se instaló una obra en mármol del Ángel de la Consolación sosteniendo dos bebés con el objetivo de que los implicados en un aborto puedan alcanzar el perdón. Ahí se pondrán los nombres de los niños abortados.

Lea los mensajes de Nuestra Señora de las Sierras en: Nuestra Señora de las Sierras: Arizona USA

“Mis queridos hijos,
Preparen sus corazones para los grandes cambios que se acercan. Les urjo que lean Mis mensajes y disciernan sobre lo que les ha sido revelado. Su tiempo para decidir se escapa velozmente como el reloj de arena de la vida con sus retos interminables.” [Mensaje 01/12/97]

 

PAT Y JERRY

Jerry Chouinard es hijo de una madre alemana y padre católico francés que asistían a la iglesia con regularidad y oraban cada noche. “Soy de cuna católica, siempre fuerte en mi fe”

Nacido en Minneapolis, se crió en el norte de Illinois. Tuvo la polio a la edad de 3 años y se quedó con una pierna ligeramente más débil que la otra. En estos días, camina con la ayuda de un bastón.

Después de servicio en el Ejército al fin de la Guerra de Corea, fue a trabajar a Chicago con una impresora y más tarde abrió su propia tienda, a pocas cuadras de Underwriters Laboratories, el conjunto que pone a prueba la seguridad de los aparatos eléctricos, los certifica y aprueba con la etiqueta que se ve en todo cable y enchufe.

Jerry desarrolló un proceso patentado para hacer las etiquetas resistentes a la falsificación. Aunque jubilado, sigue siendo en un 30% dueño de la empresa.

Pat terminó la escuela secundaria en Alexandria, Virginia, y fue a trabajar como secretaria en el Pentágono. Se mudó a Chicago cuando su marido cambió de trabajo. Tuvieron cuatro hijos.

Su marido era un vendedor, que le gustaban las bebidas alcohólicas y jugador compulsivo. Pat recuerda ir caminando a casa después de un juego de cartas en las que su marido había perdido la titularidad de su automóvil.

“Sabía que las cosas tenían que cambiar y, afortunadamente, y digo bien afortunadamente, mi cáncer en la tiroides es un gran punto de inflexión en mi vida. Me dije: ‘Nosotros no podemos seguir así”. Se divorciaron y Pat fue a trabajar para mantener a sus cuatro hijos. Su marido moriría unos años más tarde a la edad de 46.

Ella aterrizó finalmente en un trabajo de impresión de etiquetas en una empresa cuyo propietario era conocido como “Jerry el Ogro”.

Jerry había obtenido la anulación de su primer matrimonio y tenía libertad para casarse por la iglesia. Pat acordó convertirse. “Este era sólo un pequeño paso hacia lo que Dios me estaba llevando.”

Se casaron en 1984 después de seis semanas de lecciones católica. Ellos asistian a la iglesia juntos, pero no eran particularmente devotos.

 

PEREGRINOS EN MEDJUGORJE

Un dia vieron un folleto para una peregrinación a Medjugorje en Bosnia-Herzegovina. “El llamado era tan fuerte que creo que nada nos podría impedir de ir”, dijo Pat.

Se fueron en 1990. No sintieron ni vieron ningún fenómeno ni llamado. “La verdad es que hemos sido testigos de una acción de fe de millones de personas”, dijo Pat. “Fue impresionante ver a la gente esperando para abarrotar la iglesia, no como aquí, donde se van antes de que termine. Esto rompe mi corazón.”

Lentamente fue profundizando su fe. Comenzaron a ir a misa más a menudo, rezando el rosario, unirse a grupos de oración. “Queríamos estar con gente que hablara el mismo idioma”, dijo Pat.

Jerry dejó su negocio en manos de un socio y la pareja se mudó a Hereford, donde Jerry contrató un arquitecto para diseñar su “casa en la colina”. El valle de Medjugorje les recordó.

“Hemos decidido poner una cruz de 20 pies”, dijo Jerry. Lucharon una batalla con vecinos y funcionarios, pero con el tiempo construyeron una cruz de 75 pies, una estatua de la Virgen de 31 pies y una pequeña capilla de piedra, terminada en 1998.

El Chouinards han establecido dos bases. Nuestra Señora de las Sierras, que incluye la ermita, la casa de María, una casa para los sacerdotes, una “bed and breakfst” llamada María de la Granja y 100 acres de tierras de labranza antigua, justo al sur de Arizona, donde Jerry espera un día para construir una iglesia para manejar la creciente multitud de peregrinos.

La tierra y los edificios están valorados en casi U$S 2 millones en los formularios que Jerry debe presentar con el Servicio de Impuestos Internos. Además, Jerry ha dotado a la fundación con casi 1 millón de dólares en reservas.

Otra fundación, que ya no controlan Chouinards, es La Purísima (en español la Inmaculada Concepción), centro de retiro en la parte inferior de la colina. Se usa para retiros de la Diócesis de Tucson, y casas de peregrinos de Hermosillo y de otras partes de México.

 

LOS PRIMEROS FENÓMENOS

Durante la construcción del santuario, Pat comenzó a experimentar fenómenos pero muchas personas se muestran escépticos, entre ellos su marido.

La primera visita de la Virgen María vino en la forma de una canción, cantada en inglés, mientras ella estaba en cama con fiebre, luego por una infección renal.

Pat pensó “es muy difícil de creer, te hace cuestionar la propia cordura.”

Las locuciones y visiones comenzaron regularmente en los próximos siete años a partir de junio de 1997 a junio de 2004. Han sido recopiladas en un libro, publicado como “revelación privada”. Pat no sólo revela las locuciones -los mensajes orales-, sino también los fenómenos visuales que ha experimentado.

Muchos de los mensajes son de naturaleza apocalíptica, advertencia de una inminente catástrofe en el mundo, instando a arrepentimiento inmediato. El libro se titula “Nuestra Señora de las Sierras: Un llamado de urgencia”.

Jerry siguió preocupándose por su esposa, hasta a veces dudar de su cordura. Pat tenía sus propias dudas, pero María le hablaba, diciéndole no a la duda y entregándole mensajes específicos para que Jerry comparta su fe.

“El corazón de su marido se ha preparado”, le dijo la Virgen el 31 de julio de 1997, “ahora escucha mis palabras a través tuyo”. Hoy en día, Jerry está plenamente convencido.

La Diócesis Católica de Tucson no tiene planes para investigar los “fenómenos” en Nuestra Señora de las Sierras. “No ha llegado el punto de que exista la necesidad de hacer eso”, dijo el obispo Kicanas.

Kicanas ha visitado el santuario y lo encontró “un lugar de oración, una oportunidad para que las personas alivien su sufrimiento.” Él considera a los Chouinards “muy sinceramente y profundamente preocupados por ayudar a las personas en su vida espiritual y para ayudar a la labor de la iglesia”.

La iglesia permite que la Eucaristía -la hostia consagrada, que es el cuerpo de Cristo– se distribuya en la capilla, y han asignado dos diáconos para ayudar en el servicio. Tres obispos, entre ellos el predecesor de Kicanas, Manuel Moreno, y 80 sacerdotes han celebrado Misa en la capilla.

Pat analiza todas sus “locuciones” con un consejero espiritual. En un principio, fue el Rev. Luis Hasenfuss, fundador del monasterio benedictino de St. David, también en el Condado de Cochise. Hoy en día, es el reverendo Gregory P. Adolf, su párroco de St. Andrew’s en Sierra Vista.

En los primeros años [1997-1999] los mensajes que se le dio a Pat en Inglés, eran una serie de palabras audibles que formaban básicamente un mensaje. Más tarde, el método de transmisión de mensajes cambiado. Durante un rosario Pat comenzó a recibir los mensajes directamente por vía oral a través de su cuerpo en un estado espiritual llamado éxtasis. En el año 2000 también se le permite la experiencia visual que, en ocasiones, están conectadas a la realidad del mensaje. Esto continúa hasta la fecha y los regalos siguen creciendo.

 

HABLAN LOS PEREGRINOS DE SUCESOS SOBRENATURALES

Myrna Mungia de Tucson, que visitó el santuario en un reciente domingo, dijo que ella no tiene ningún problema en creer que Dios y la Virgen María hablan a Pat. “Oh, creo yo. Creo sinceramente que, incluso hoy en día, Dios elige a sus apóstoles”.

Pat dice: “No hay nada realmente fuera de lo común, porque Dios está en todas partes, todo es extraordinario.”

Dan Moody, quien con su esposa, María, son voluntarios en el santuario, dice que los ojos de la estatua de María en el interior de la pequeña capilla se nubló con lágrimas por lo menos en dos ocasiones.

Otros han visto o percibido la presencia de María en la ladera de la montaña, dice Jerry.

Cuando termina el rosario de noche, algunos que acuden a rezar con Pat, buscan la curación. lla reza suavemente en Inglés, que se traduce al español. Es una oración de agradecimiento, por lo que Dios ha dado y lo que va a conceder en el futuro.

El libro publicado aborda la cuestión de si Dios siempre contesta las oraciones. “Sí … pero siempre es en su tiempo y en su camino. Recuerde que a veces su respuesta es no!”

Soria Salazar dice que Pat hizo descanso en el espíritu en la noche de su cura de cáncer de próstata.

“La señora nos habla de repente.” “¿Hay alguien aquí, cuyo nombre es Horacio?”
“Por favor, ven aquí cerca de Pat”, “ella dice que la Virgen dijo que no debe preocuparse. Todo va a estar bien, de nuevo. La Virgen dice que los sofocones que está sufriendo ahora mismo son porque el Espíritu Santo se manifiesta dentro de ti. En este momento, está empezando a llegar el bien“. Soria Salazar, no ha dejado su tratamiento médico ni de su nieto.

La capilla y la conexión de Pat con la Virgen atraen a miles de peregrinos, principalmente de México y de ciudades como Hermosillo, Sonora. Algunos peregrinos dicen experimentar milagros, particularmente sanaciones físicas, luego de que comienzan a pedirle a la Virgen, visitan el lugar ó reciben la imposición de manos de Pat.

El viernes 19 de diciembre de 2008 aproximadamente unas 300 personas se congregaron en Nuestra Señora de las Sierras para un rosario y una misa ante la víspera de la Navidad. También en espera de que Pat recibiera el mensaje de la Virgen.

El Padre Daniel Millán Lanz, Secretario Canciller de la Arquidiócesis en Hermosillo, Sonora, confirmó luego del Rosario que la Virgen María y su corte celestial de ángeles estuvieron presentes en el lugar y dejaron un “mensaje largo”.

Carlos Quintero Arce, Arzobispo Emérito de Hermosillo, dijo que no puede asegurar que fenómenos sobrenaturales están sucediendo en las Huachucas, pero que está contento con el amor que el matrimonio y las personas le profesan a la Virgen.

En su mensaje, la Virgen pide que las personas perdonen, “Mi Hijo viene pronto. Mi Hijo que todo lo perdona. ¿No puedes tu perdonar al menos a uno de los que te han ofendido?”.

También pide que oren por la iglesia y sus sacerdotes.

 

PALABRAS DE LA VIDENTE

¡Alabado sea Dios! Nada permanece igual una vez que verdaderamente nos comprometemos a la Voluntad del Padre. Nosotros lentamente comenzamos
a aprender a través de la paz, la oración, la penitencia, el ayuno, la reconciliación, el sacrificio y más importante el amor, que la verdadera belleza de la vida ha permanecido escondida detrás de las puertas de nuestro propio egoísmo, envidia y celos. Estas trampas mundanas las cuales han retrasado nuestra conversión. Como nuestra querida Madre frecuentemente nos recuerda, nosotros buscamos la seguridad de tener un pie firmemente plantado en la vida espiritual y desafortunadamente el otro pie indeciso.

Afortunadamente para nosotros, mis hermanos y hermanas en Cristo, Él es nuestra “línea de vida”. Nosotros necesitamos sujetarnos sólo a Él y a nadie más. Es tiempo de saltar con los dos pies o mejor dicho, es tiempo de comprometernos. Es un salto de fe firmemente atado confiando en la misericordia de Jesús.

Cuando los primeros mensajes comenzaron a llegar al principio de junio de 1997, eran sencillos. Nada que nos abrumara o que nos preocupara por lo que nos decían. Eran muy sencillos y en cierta manera, como para niños. Y eso era ideal para mí en ese tiempo. Yo necesitaba palabras sencillas porque soy simplemente una criatura sencilla de Dios. Yo requiero mucha oración y discernimiento y una abundancia de Dirección Espiritual para ayudarme a permanecer realmente enfocada en lo que es la Voluntad de Dios en mi vida. Nosotros hemos sido bendecidos con muchos bellos sacerdotes que han escuchado pacientemente y han observado lo que ocurre aquí en Nuestra Señora de las Sierras. Su discernimiento ha resultado ser muy valioso en estos tiempos.

P: ¿Suceden milagros en esta colina?
R: Ha habido documentación verbal y escrita de los cuales muchos han sido confirmados como “sanaciones inexplicables” ya sea del cuerpo o del corazón.

Los mensajes que hemos estado recibiendo dentro de los últimos años han tomado una dirección un poco diferente y en muchas ocasiones nos ha sido permitido acompañar a nuestra Santa Madre y a veces a nuestro Señor “visualmente” y vemos lo que nos están expresando en palabras. Quizá sea apropiado decir que nos están diciendo una historia que se materializa a tal punto que nos encontramos realmente oliendo las flores, escuchando los pájaros (que se pueden escuchar en la grabadora) y sentir el césped bajo nuestros pies cuando caminamos con Ellos escuchando y aprendiendo mientras nos instruyen como vivir una vida más cercana a Cristo. Existe mucha paz que nos envuelve a cada uno al ser permitidos llegar a Su presencia.

 

PREGUNTAS FRECUENTEMENTE HECHAS EN EL SANTUARIO

P: ¿Ha investigado la Iglesia Católica alguno de estos Milagros?
R: No, ni tenemos la intención actualmente de pedir ninguna investigación a la iglesia.

P: ¿Ha ocurrido algún acto fenomenal en esta loma sea ya visual o fotográficamente?
R: Sí. Nosotros tenemos muchos testimonios y retratos en archivos.

P: ¿Se han dado mensajes de un ser sobrenatural a un locucionista en el área de el Santuario?
R: Sí, en nuestra opinión.

P: ¿Quién los recibe y cuál es la documentación?
R: La persona que se llama “Pat” o en términos más amplios [la recipiente de los mensajes]. No existe ninguna documentación absoluta excepto lo que uno siente después de escuchar o leer los mensajes.

P: ¿Es la recipiente una visionaria?
R: Preferimos llamarla una locucionista. Visionaria es un término amplio que aplica a muchas situaciones que pueden ser mal interpretadas.

P: Explica cómo la recipiente obtiene estos mensajes y ¿puede ver algo?
R: En los primeros años eran locuciones internas. Desde entonces la mayoría son audibles y a veces son visuales mientras ella está en estado espiritual llamado “éxtasis”.

P: ¿Pretende ver seres espirituales o “Fenómenos de naturaleza sobrenaturales?
R: En ocasiones ella ha dicho que lo que ve es claro, especialmente si es una visión de algo que le dicen que debe comunicárselo a la comunidad. En la mayoría de los casos ve un ser de cuerpo translucido, a veces acompañado de bellas luces o colores.

P: ¿De qué consisten estos mensajes?
R: Estos mensajes conciernen a estos tiempos y se enfocan en amor, perdón, la Misericordia de Nuestro Señor y las enseñanzas de cómo debemos vivir nuestras vidas y relacionarnos con Dios. Ellos no se enfocan en el temor.

P: ¿Quién da estos y mensajes y porqué?
R: Es nuestro discernimiento que son permitidos por Nuestro Señor Jesucristo y vienen de Él, de Su Madre y en ocasiones de otros seres celestiales permitidos.

P: ¿Quién autoriza que estos mensajes sean publicados?
R: Son permitidos ser publicados bajo “Revelación Privada” y también por los dos Consejeros Espirituales actuales y anteriores de los recipientes que son sacerdotes.

P: ¿Cómo ve la Diócecis local estos mensajes?
R: Puesto que no le pedimos a la iglesia ningún reconocimiento formal, ha escrito una carta confirmando su posición como “un Asunto Privado”.

P: ¿Ha el clérigo visitado y dicho Misa en el santuario?
R: Sí. Un Arzobispo, dos Obispos y más de 80 sacerdotes han dicho Misa aquí.

P: ¿Desde cuándo ha estado recibiendo mensajes y/o visiones?
R: Formalmente desde 1 de junio de 1997.

P: ¿Espera usted que los mensajes van a continuar?
R: Se les ha dicho que van a disminuir, puesto que mucho se ha dicho. Nuestra Madre repetidamente ha dicho, “regresen y lean los mensajes”.En abril de 2004 fuimos informados que el último de la serie de siete años de mensajes van a concluir en la colina en el lugar del mensaje original. Este ocurrió el primero de junio de 2004.

P: ¿Habrá más mensajes?
R: Nuestra Madre ha dicho que Ella va a responder si Su Hijo ve la necesidad para respuestas adicionales como el mensaje Navideño de diciembre 24 de 2004.

P: ¿Es la recipiente o alguno de los equipos de oración “sanadores”?
R: Jesús es el “sanador”. Nosotros somos solo intercesores pidiéndole a Dios que intervenga para el beneficio que una persona o situación haya pedido.

P: ¿Si están orando sobre uno qué es lo que él o ella debe hacer?
R: Enfocarse en el amor y el poder de Nuestro Señor y pedir ser sanado.

P: ¿Son la mayoría de las peticiones contestadas?
R: ¡Sí! Dios siempre escucha las oraciones, pero siempre en Su tiempo y a Su manera. ¡Recuerde, a veces Su respuesta es no!

P: ¿Cómo podría uno resumir la razón para venir aquí?
R: Ha sido confirmado en los mensajes. Esta es una “Montaña de Misericordia”. Den gracias y recen por la misericordia y las bendiciones de Dios. El hará el resto

 

EL SANTUARIO

La semillas del Santuario de Nuestra Señora de las Sierras parece que se remonta a la formación de las Montañas Huachuca que se formaron hace eones por nuestro Creador en el sudeste de Arizona. En los primeros tiempos cuando los nativos americanos ocuparon la zona, confirma la leyenda que las montañas tienen significado espiritual para ellos.

A principios de 1600 la zona fue explorada por los españoles y más tarde pasó a formar parte de Mexico. Tras la firma de la Compra en 1853 la zona se convirtió en un territorio de los Estados Unidos.

Antes de 1870 Arizona se convirtió en un estado y una zona reconocida por la minería, y la cría de ganado.

Aunque los gobiernos estatal y federal poseen la mayoría de las tierras algunos lugares de Arizona se convirtieron en tierra disponible para el uso privado debido a las subvenciones, concesiones mineras, “las leyes de patentes” y compras a través de los canales normales.

En 1987 unos jovenes del norte de Illinois [Gerald y Patricia Chouinard] fueron a la zona para visitar a un miembro de la familia, mientras hacían senderismo tropezaron con un cartel de “venta” en la maleza, indicando una parcela de tierra disponible en el Cañón en la parte inferior de la ladera de la montaña.

Este lugar permite una vista panorámica hacia el este del alto valle y del desierto de San Pedro y ver el invierno nevado en las montañas de Huachuca. Tras la investigación, el joven adquirió 8 acres de tierra en 1988 para su futuro retiro y contrató a un arquitecto para elaborar los planes para una residencia en la colina.

En 1990, justo antes de que se inicie la construcción los jóvenes se sintieron llamados a leer un artículo acerca de un evento religioso en un lugar llamado Medjugorje, Yugoslavia. En noviembre de 1990, como con muchos otros miles fueron a Medjugorje en la peregrinación con un pequeño grupo en vuelo de Chicago. La pareja encontró una zona que irradia “gran espiritualidad”, sobre todo afectó a la esposa en su conversión a la fe católica. Sin embargo, la joven no tuvo excepcionales experiencias visuales como tuvieron muchos otros. Lo más impresionante fue la vista de las montañas del valle, y la gran cruz de piedra situada en el monte. Kriscivac. Tiene algunas similitudes con la tierra que había comprado para su nuevo hogar por encima de los 5000 pies de alto en el desierto de Sonora de Arizona.

Su casa de Arizona se completó a principios de 1991. Cerca del final de la construcción como el marido estaba de pie con el contratista mirando hacia abajo en el valle debajo de San Pedro, él [el marido] dice que sería encantador levantar una cruz de veinte pies. Pensando en la cruz en Medjugorje, el tamaño y la composición de la propuesta de la cruz creció.

Tras consultas se determinó que si una gran cruz fuera deseada se podría construir de más de 70 pies de alto. La mujer expresó un fuerte deseo de que la estatua de la Santísima Virgen María estuviera junto a la cruz. Discernieron que la estatua de María debiera tener un brazo extendido señalando a la cruz, no sólo a la cruz, sino también a Mexico, que está a cinco millas al sur.

Los reglamentos del Condado y organizaciones de vecinos objetaban la construcción por “contaminación visual” y casi hacen naufragar el proyecto.

Los ponentes organizados recolectaron fondos de lugares tan lejanos como California para realizar las medidas necesarias para poner fin a la “contaminación visual”. Al principio, el periódico local recogió la controversia, .estaciones de televisión locales y, por último, periódicos tan lejanos como Los Angeles Times. Los fundadores no podían creer la intensidad de la oposición. Sin embargo, esta intensa oposición también envió señales para aumentar el apoyo para el proyecto de muchos otros observadores.

Y Comenzó una batalla legal y politica a gran escala. Después de una cuantiosa inversión en abogados la construcción del proyecto comenzó en marzo de 1997.

La capilla original fue básicamente de un diseño sencillo para cumplir con el requisito del condado. Entonces comenzó la construcción y pequeños eventos comenzaron a suceder relacionados con la aparición de materiales de gran calidad y simbólicos para la construcción, como las piedras o la madera de roble. La capilla fue terminada en marzo de 1998.

En el interior de la capilla un magnífico mural de Jesús resucitado espera, de pie con los brazos abiertos a los visitantes. Debajo de este mural hay un antiguo crucifijo español de madera pintada que sugiere la profundidad espiritual en los sentimientos de dolor.

Delante de la pintura mural hay un pequeño altar de la que tres Obispos, un Arzobispo y más de 80 sacerdotes han celebrado Misa. En el otoño de 1998 el Obispo de Tucson permitió el Santísimo Sacramento que se encuentra en un tabernáculo donado por los fundadores, de origen en la parroquia de Saint Charles, Illinois.

La cruz de diseño benedictino fue realizada a mano en roble sacado de una parte de un enorme árbol. Una cascada está a la izquierda de la cruz con una escalera que lleva arriba a una pequeña gruta en la montaña y a la 14 ª estación de la Cruz. En el último minuto uno de los fundadores tuvo la idea de que la parte superior central de la cruz debe tener la corona de espinas

La estatua de la Santísima Virgen María está en un pedestal a la derecha de la gran cruz. Ella está con su mano derecha apuntando a la cruz celta. Por encima de su cabeza hay una corona de doce estrellas.

En 2002, se realizaron las catorce Estaciones de la Cruz al aire libre que permite a los visitantes realizar el camino espiritual hasta la ladera de la montaña.

En verano de 2004, se instaló el “Angel del Apocalipsis” una estatua de diez pies de alto a la derecha de la gran cruz y la estatua de María. Un segundo ángel está por encima de la tierra consagrada en la estación doce. El otoño de 2004 marcó la finalización de la pequeña gruta a “Nuestra Señora de Guadalupe”.

La primavera de 2005 marcó la instalación de una obra en mármol de un ángel sosteniendo dos bebés, con el nombre Angel de la Consolación. Un sacerdote [P. Pinto] mientras oraba tocando la estatua declaró que la estatua serviría para alcanzar el perdón de los implicados en un aborto. En el futuro, una pequeña zona de oración se construirá con un recipiente que contiene los nombres de los niños abortados.

Directamente en diagonal desde la ermita en una pintoresca colina hay otro edificio [casa de oración]. Está abierto al público y se ha convertido en un lugar de serenidad y oración por los visitantes interesados. Dentro de la sala de oración hay un mural de Jesús sentado como si estuviera hablando con nosotros. A su izquierda está una estatua de tamaño completo de María extendiendo sus manos hacia nosotros. Todos los viernes a las 7:30 pm se reza un Rosario público
(
Envío de Josep Puig
jesucrist@jesucrist.jazztel.es
http://forosdelavirgen.org
).

Fiesta de San Francisco Caracciolo.

Francisco Caracciolo, Santo
Fundador, Junio 4
Autor: . | Fuente: Archidiócesis de Madrid


Fundador de la Orden de Clérigos Menores
El ambiente temporal en que Dios quiso ponerlo en el mundo es justo cuando soplan aires nuevos en la Iglesia después del concilio de Trento. Se estrena el barroco exuberante en el arte y hasta en la piedad que lleva a fundaciones nuevas, a manifestaciones y estilos vírgenes que intentan reformar todo aquello que peleó Trento.

Languidece el Renacimiento que emborrachó a Roma hasta llegar a embotarla y hacerla incapaz de descubrir los males que gestaba y que explotaron con Lutero. Es por eso tiempo de santos nuevos: Pío V, Carlos Borromeo, Ignacio, Juan de Ribera, Teresa, Juan de la Cruz, Francisco de Sales, Neri, Cariacciolo... y tantos. Papas, poetas, maestros, obispos, escritores y apóstoles para un tiempo nuevo -crecido con las Indias-que intenta con seriedad volver a la oración, huir del lujo, llenar los confesonarios, adorar la Eucaristía y predicar pobreza dando testimonio con atención a los desheredados y enfermos.

El año 1563 fue interpretado por alguno de los biógrafos de Francisco Caracciolo como un presagio; fue cuando termina el concilio de Trento y es también el año de su nacimiento en la región de los Abruzos, justamente en Villa Santa María, el día 13 de octubre, hijo de Francisco Caracciolo y de Isabel Baratuchi; es el segundo de cinco hijos y le pusieron el nombre de Ascanio.

Después de cursar los estudios propios del tiempo, Ascanio fue militar. Pero una enfermedad diagnosticada por los médicos como lepra va a cambiar el curso de su vida; por el peligro de contagio le han abandonado los amigos; la soledad y el miedo a la muerte le lleva a levantar los ojos al cielo y, como suele suceder en estos casos límite, llegó la hora de las grandes promesas: si cura de la enfermedad, dedicará a Dios el resto de sus días.

Y así fue. Nobleza obliga. Curado, marcha a Nápoles y pide la admisión en la cofradía de los Bianchi, los Blancos, que se ocupan de prestar atención caritativa a los enfermos, a los no pocos que están condenados a galera y a los presos de las cárceles.

El sacerdote Adorno, otro hombre con barruntos a lo divino y pieza clave en la vida de Caracciolo, ha pedido también la admisión en la cofradía de los Blancos. En compañía de un tercero, también pariente de Ascanio y con su mismo nombre, se reúnen durante cuarenta días en la abadía de los camandulenses, cerca de Nápoles, para redactar los estatutos de la fundación que pretenden poner en marcha porque quieren hacer algo por la Iglesia.

Sixto V aprobará la nueva Orden en Roma y la llamará de los «Clérigos menores»; además de los tres votos comunes a la vida religiosa se añade un cuarto voto consistente en la renuncia a admitir dignidades eclesiásticas. La terna de los fundadores constituye tres primeros socios. A partir de la profesión hecha en Nápoles, Ascanio se llamará ya Francisco. Pronto se les unen otros diez clérigos, con idénticas ansias de santidad y que desprecian frontalmente los honores, esa búsqueda de grandeza que tanto daño ha hecho a la Iglesia en el tiempo del Renacimiento. Ahora se reparten los días para mantener entre todos un ayuno continuo y se distribuyen las horas del día y de la noche para mantener permanente la adoración al Santísimo Sacramento.

Hace falta fundar en España pero Felipe II no les da facilidades. Piensa el rey que hay demasiados frailes en el Imperio y ha dictado normas al respecto. Regresando a Roma, insisten en el intento, consiguen nueva confirmación del papa Gregorio XVI para cambiar los ánimos de Felipe II. Ahora muere Adorno y Francisco Caracciolo es nombrado General. Nuevo intento hay en el Escorial, con mejor éxito, pero hubo borrasca de clérigos en Madrid, con suspenso. El papa Clemente VIII intercede y recomienda desde Roma y llegan mejores tiempos con el rey Felipe III. En Valladolid consiguió fundar casa y en Alcalá montó un colegio que sirviera para la formación de sus «Clérigos Regulares Menores». Siguen otras fundaciones también en Roma y Nápoles.

La fuerte actividad obedece a un continuo querer la voluntad divina a la que no se resistió ni siquiera protestó cuando las incomprensiones y enredos de los hombres se hicieron patentes. Vive pobre y humilde fiel a su compromiso. Siempre se mostró delicado con los enfermos y generoso con los pobres. Llama la atención su espíritu de penitencia con ayunos y mortificaciones que se impone a sí mismo. Pidió se admitiese su renuncia al gobierno para dedicarse a la oración y, aceptada, eligió para vivir el hueco de la escalera de la casa que desde entonces es el único testigo mudo de su oración y penitencia. El amor a Jesucristo fue tan grande que a veces es suficiente la mirada a un crucifijo para entrar en éxtasis y el pensamiento elevado a la Virgen María le trae a los ojos lágrimas de ternura.

Cuando sólo tiene 44 años, murió en Nápoles el 4 de junio de 1608, con los nombres de Jesús y de María en la boca. El papa Pío VII lo canonizó en 1807. Su cuerpo se conserva en la iglesia de Santa María la Mayor de Nápoles y la iconografía muestra a Francisco Caracciolo con una Custodia en la mano, como símbolo del amor que tuvo a la Eucaristía y que debe mantener su Orden para ser fiel hasta el fin del tiempo.
(
http://es.catholic.net
).

Fiesta de Santa Maria Reina de los Angeles Custodios.

María Reina de los Ángeles Custodios, Italia ( 4 de junio)

La Virgen aparece desde 1986 en el famoso Monte Grappa y cada 4 de junio da un mensaje público. El hecho mas notorio fue la sanación de las piernas de la Madre Angélica en un Rosario pedido por la Virgen…

En Monfenera, región del Veneto, se produce la aparición de la Virgen María a la vidente Paola Albertini desde el 4 de junio de 1986 y sigue actualmente; la virgen se presenta como la “Reina de los Ángeles Custodios”.

Recién en 1996 La Virgen pidió dar a conocer la advocación.

Los mensajes públicos son el 4 de cada mes luego del Rosario comunitario.

En el lugar de las apariciones hay una ermita para la figura de la Virgen, y la gente se reúne para rezar también en invierno.

La Obra que pidió la Virgen es realizar una fuente con pileta para que los enfermos puedan sumergirse en el agua milagrosa, para la curación del espíritu y del cuerpo, la construcción de una Capilla y con el tiempo un Santuario.

Un hecho prodigioso que se realizó por intermedio de la vidente fue la sanación de las piernas a la Madre Angélica de EWTN que usaba aparatos ortopédicos por décadas.

El hecho sucedió cuando la vidente se presentó a la Madre pidiendo rezar un Rosario en conjunto por pedido de la Virgen.


La misma tarde, la Madre Angélica anuncia la sanación durante el programa para la juventud llamado “Vida en la Roca” en EWTN.

 

LAS APARICIONES DE MONFENERA

El monte Grappa es una montaña de los Alpes de 1775 mts, que da para las provincias de Vicensa, Treviso y Belluno al norte de Italia.

Fue el teatro de encuentros decisivos en el curso de la Primera Guerra Mundial y de algunos eventos de la Segunda Guerra Mundial, y es conocido por tener el Sagrario Militar de Monte Grappa, que contiene los restos de militares italianos y austro-hungaros y un museo de la Gran Guerra. También es famoso por la Capilla de María Auxiliadora inaugurada el 4 de Agosto de 1901 por el Cardenal Giuseppe Sarto (después Pio X).

En el Monte Grappa está Monfenera en la Comuna de Pederobba, en la provincia de Treviso, región del Veneto. Allí se produce la aparición de la Virgen María a la vidente Paola Albertini. Desde el 4 de junio de 1986 la virgen se presenta como la “Reina de los Ángeles Custodios”.

 

LA HISTORIA

Desde entonces las apariciones han sido continuas pero en un clima del gran secreto, después de diez años (1996) Nuestra Señora ha pedido hablar, hacerla conocer y amar la aparición.

Desde ese momento, los 4 de cada mes se registra una concurrencia cada vez más numerosa de fieles, que recitan el Santo Rosario que se inicia a las 17 hs. La autoridad eclesiástica está al corriente y se maneja como en todos los casos, con total prudencia.

El lugar de las apariciones está a aproximadamente 800 metros sobre nivel del mar y es alcanzable desde Pederobba que se encuentre en la pendiente de la montaña. Está situado en un claro en medio del bosque con un panorama de sugestiva belleza .

En el momento del rezo del Santo Rosario, con la vidente guiando la plegaria, llega un cierto momento en que la interrumpe porque cae en un estado de éxtasis y comienza a conversar con la Virgen repitiendo en voz alta lo que ella siente de la misteriosa interlocutora.

Nuestra Señora da mensajes que se registran y después se difunden entre los fieles; aparece actualmente todas las tardes y especialmente en las festividades; y se suceden también apariciones extraordinarias nocturnas a veces los jueves.

La Vidente es llamada de vez en cuando de varias partes de Italia para llevar a cabo encuentros de plegaria. A partir de 1997 ha estado invitada varias veces a los Estados Unidos para encuentros de plegaria y sanación imponiendo las manos sobre los enfermos.

También se ha encontrado con el Santo Padre a quien ha llevado mensajes personales que se dirigían a él.

En el lugar de las apariciones no hay mucho a ver, sólo una ermita para la figura de la Virgen, y la gente se reúne para rezar en el claro del bosque, también del invierno.

Nuestra Señora ha renovado últimamente el encargo para realizar su Obra y por lo tanto quienes están trabajando en esta Obra piden que los benefactores les ayuden a la realización de dicho proyecto. La Obra consiste en muchas cosas, que se irán realizando gradualmente. La primera es realizar una fuente con pileta para que los enfermos puedan sumergirse en el agua milagrosa para la curación del espíritu y del cuerpo.

Después se construirá una Capilla y con el tiempo un Santuario. Siempre en el terreno sobre Monfenera, se construirá un monasterio de clausura femenino, un hogar para convalecientes y una casa de los Padres Blancos. La Obra será construida según la disponibilidad económica, y todo será ofrecido a la Reina de los Ángeles Custodios.

Las apariciones públicas son los 4 de cada mes a las 17 hs., pero las apariciones y los mensajes suceden a diario. Es siempre posible realizar una plegaria comunitaria en acuerdo del previo con señora Paola que está disponible para acompañar a los peregrinos de Monfenera.

La curia de Treviso ha realizado un solo tipo de examen al vidente, que ha realizado un clérigo de Mogliano Veneto, y no ha encontrado información extraña o contraria a la Iglesia en esta aparición, solamente la recomendación ha sido confiar a Paola Albertini a un padre espiritual. Ninguna otra indagación oficial se ha realizado, y no se ha emitido ninguna nueva comunicación que refuta o confirme la posición de la Iglesia y de la curia de Treviso.

 

EL MILAGRO DE LA MADRE ANGÉLICA

Cerca de su cumpleaños 75°, constreñida por un aparato ortopédico cada vez más especializado para sus piernas, la Madre Angélica (fundadora de la red EWTN) hacía grandes esfuerzos para proseguir su misión. Una caminata corta constituía un desafío para la monja, debido al deterioro de sus piernas que tenían dañados los nervios con la consiguiente atrofia muscular, según lo afirmado por el Dr. David Patton, su doctor de cabecera.

Paola Albertini, una chica italiana, con un corte de cabello a lo paje y una expresión extraña, pidió un día encontrarse con la Madre Angélica. El 27 de enero de 1998, la Madre entonces dispone un corto encuentro en su sala.

En italiano, la Albertini afirmó que la Virgen María le había pedido venir y que le insistiera a la Madre, rezar con ella el Rosario al día siguiente entre ellas.

Con desgano, la Madre Angélica consintió el rezo en común con la mística a las ocho de la tarde siguiente, después de su Show en directo.

No hablando la misma lengua, la Albertini recitaba los “misterios gloriosos” en italiano mientras que la Madre lo hacía en latín.

Al principio de la cuarta decena, la Asunción de María, la Albertini levantó la cabeza y fijó sus ojos en un retrato colgado sobre el escritorio de la Madre. Sor Maria Clara, una de las monjas presentes en la oficina, afirmó que un “destellar luminoso” circundó la pintura de San Francisco extendiéndose hasta el Crucifijo, “Nuestra Señora está aquí”, anunció la Albertini. Y proclamó un mensaje que la Virgen deseaba compartir con la Madre Angélica: “¡Que alegría das al Corazón de Jesús, tu amado Esposo….! “

A un cierto punto, durante la misma cuarta decena del Rosario, la Madre Angélica sintió que Dios deseaba guiarla, “Señor, en todos estos años tu has sido útil para consolar y para dar el ejemplo a todos los lisiados. Si lo deseas cambiaré tu situación, si estás de acuerdo”.

La Albertini pide si puede rezar por la Madre. Cuando la Madre Angélica consiente, la mística se arrodilló murmurando una plegaria en italiano. Después de varios minutos, la Albertini pide a la Madre que se quite el aparato ortopédico. Dando su conformidad a la demanda, se inclinó para desatar las ayudas metálicas de sus piernas.

¡La Mística toma a la Madre Angélica de la mano y la lleva a través del cuarto como un niño dando los primeros pasos, la Madre tambaleaba. “Vamos, no tenga miedo decía con fuerza la Albertini”. La monja, insegura, se mueve de a poco hacia la mística, con las monjas flaqueándola.

“Déjenla dijo la Albertini”, intentando calmar a las monjas. “Madre, no lo haga”, suplicaba Sor Agnese. Y la Madre Angélica le dijo a Agnese, “siento el calor en mis tobillos”, continuando el camino hacia el Albertini, “no había miedo”.

Las piernas se convirtieron imperceptiblemente más firmes mientras que cruzó el cuarto, los pies fueron alineados lentamente y se enderezaron. Cuando hizo una pausa, la Albertini apoyó un Crucifijo en la parte posterior de las piernas de la Madre.

“Caminamos”, ordenó la mujer pequeña, “ahora levante las piernas”. La Madre Angélica levanto las articulaciones previamente invalidas. Recompone el equilibrio y consigue estabilidad. Ella saltó como un niño como cuando muestra un nuevo paso de la danza.

Abriendo de par en par la puerta de su oficina, la madre gritó a la guardia de emergencia, “Miren, ningún aparato ortopédico”. “Y es por la Gloria a DIOS” exclamó, Johnny Laurence, uno de los guardias, como si hubiese visto un fantasma aparecer a la puerta.

Para poner a la prueba la pierna, que a partir de los 42 años no respondían a los comandos, la Madre Angélica cruzó todo el estudio. Entonces, con un salto, salió a la plataforma del Show en que apenas una hora antes no podía moverse sin asistencia.

El día siguiente, la muchedumbre se reunió para observar el milagro del cual la Madre Angélica había sido protagonista. A la salida del convento, recibió una explosión de lágrimas y risas.

La misma tarde, ante el público televidente anuncia la sanación durante el programa para la juventud llamado “Vida en la Roca” en EWTN.

La Madre encontró nuevamente a Paola Albertini con quien rezó. Este vez la Albertini dijo a la monja de quitar el aparato de la parte posterior, que fue hecho. Mas tarde, dijo “debo ser honesta, no se recupera aún del todo pero puedo caminar sin utilizarlo por dos horas, pero es difícil”.

Tres doctores examinaron a la Madre Angélica de la manera independiente después de la visita de Paola Albertini, e insistieron que la curación de sus piernas era todo menos un timo.

El Dr. Stan Faulkner, el ortopédico de Sor Angélica, describió el cambio físico como “algo milagroso”, y que la sanación se extendió muy más allá de sus miembros, “la madre ha tenido una restricción del canal espinal el cual le paraliza los nervios”, afirmó Faulkner, “honestamente, pensaba que ella necesitaba de una operación quirúrgica, pero todo ha desaparecido y vuelto a la normalidad, está mejor recuperada con lo que le sucedió que con una operación quirúrgica, hoy no se ven muchos milagros y supongo que esto ha sido un milagro”.

El Dr. David Patton, el médico principal de la unidad de medicina Healthsouth de Birmingham y el médico de la Madre, examinaron las piernas a su vuelta, “era escéptico por naturaleza y cuando él me ha hablado sobre la sanación lo he tenido en duda al principio” dice el Dr. Patton, con una sonrisa amplia.

“Pero nunca he visto algo de similar, desde un punto de vista físico, he constatado una mejora visible de la pierna entumecida; cuando un músculo esta atrofiado por un largo período de tiempo, normalmente no vuelve a ser como antes”.

El Dr. Richard May, un interno de Birmingham, examinó las piernas de Sor Angelica después de haber escuchado la historia de su colega,
“lo que vi eran piernas musculosas y no las piernas de quienes pasan largos períodos de entumecimiento.” “Sus piernas estaban en una situación mejor que las de cualquier persona de su edad, ellas eran las piernas de alguien que había caminado mucho”.

El motivo de la sanación fue para aumentar la fe de los espectadores y de los empleados de la Red de Televisión, afirmó la Madre a Jeff Cavins, anfitrión de la Vida en la Roca, durante la transmisión en directo del 29 de enero.

Extracto del libro: “Mother Angélica” de Raymond Arroyo publicado por Doubleday (USA), setiembre 2005, pp, 270 274.

 

ORACIÓN DICTADA POR NUESTRA SEÑORA

En el silencio de la tarde, escucha oh María mi plegaria, dona paz a mi alma, alegría y paz en mi corazón.

Me consagro oh Madre mía a tu Inmaculado Corazón, con la esperanza que me das.

Te ruego Madre Santa, intercede ante Jesús tu Hijo Divino, de modo que todos tengamos siempre los dones de su Santa Misericordia y Piedad.

Gracias oh María, envía a toda la humanidad tu bendición maternal y con los Angeles Custodios cantemos el estribillo: Osana al Hijo de David, Osana al Salvador Cristo Jesús, Nuestro Señor, ha resucitado, él vive, nosotros creemos, adoramos, bendecimos y esperamos siempre en EL, inclinando nuestra cabeza pedimos su paternal bendición, Amen.
(
Envío de Josep Puig
jesucrist@jesucrist.jazztel.es
http://forosdelavirgen.org
).

La Asce´nsion del Señor: Suba tambien con El nuestro corazon.

20110604130605-ascension.jpg

La Ascensión del Señor:
Suba también con Él nuestro corazón

 

En el día de la Ascensión, nuestro Señor Jesucristo ha subido al cielo... suba también con Él nuestro corazón.

Oigamos lo que nos dice el Apóstol: Si habéis sido resucitados con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde Cristo está sentado a la diestra de Dios. Poned vuestro corazón en las cosas del cielo, no en las de la tierra. (Colosenses 3, 1-2)

Pues, del mismo modo que Él subió sin alejarse por ello de nosotros, así también nosotros estamos ya con Él allí, aunque todavía no se haya realizado en nuestro cuerpo lo que se nos promete.

Él ha sido elevado ya a lo más alto de los cielos; sin embargo, continúa sufriendo en la tierra a través de las fatigas que experimentan sus miembros.

Así lo atestiguó con aquella voz bajada del cielo: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? (Hechos 9, 4). Y también: Tuve hambre y me disteis de comer. (Mateo 25, 35)

¿Por qué no trabajamos nosotros también aquí en la tierra, de manera que, por la fe, la esperanza y la caridad que nos unen a Él, descansemos ya con Él en los cielos?

Él está allí, pero continúa estando con nosotros; asimismo, nosotros, estando aquí, estamos también con Él. Él está con nosotros por su divinidad, por su poder, por su amor; nosotros, aunque no podemos realizar esto como Él por la divinidad, lo podemos sin embargo por el amor hacia Él.

Él, cuando bajó a nosotros, no dejó el cielo; tampoco nos ha dejado a nosotros al volver al cielo. Él mismo asegura que no dejó el cielo mientras estaba con nosotros, pues afirma:

Nadie ha subido al cielo sino Aquél que ha bajado del cielo, el Hijo del hombre (Juan 3, 13), que está en el cielo.

Esto lo dice en razón de la unidad que existe entre Él, nuestra cabeza, y nosotros, su cuerpo. Y nadie, excepto Él, podría decirlo, ya que nosotros estamos identificados con Él, en virtud de que Él, por nuestra causa, se hizo Hijo del hombre, y nosotros, por Él, hemos sido hechos hijos de Dios.

En este sentido dice el Apóstol: Lo mismo que el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, a pesar de ser muchos, son un solo cuerpo, así es también Cristo (1 Corintios 12, 12). No dice: "Así es Cristo", sino: "Así es también Cristo".

Por tanto, Cristo es un solo cuerpo formado por muchos miembros. Bajó, pues, del cielo, por su misericordia, pero ya no subió Él solo, puesto que nosotros subimos también en Él por la gracia.

Así, pues, Cristo descendió Él solo, pero ya no ascendió Él solo; no es que queramos confundir la divinidad de la cabeza con la del cuerpo, pero sí afirmamos que la unidad de todo el cuerpo pide que éste no sea separado de su cabeza.


(Sermón de San Agustín, Obispo, "Sobre la Ascensión del Señor")
(
http://www.adorasi.com
).

Con Maria, recordando la Ascension.

20111115163312-ascencion.jpg

Con María, recordando la Ascensión
La Ascensión es final y, al mismo tiempo, comienzo y promesa, camino y esperanza...
Autor: María Susana Ratero | Fuente: Catholic.net

 

Cuarenta largos y extraordinarios días han trascurrido, Madre querida, desde el glorioso Domingo de Pascua.

Durante este tiempo, tu humilde corazón de madre repasó una y otra vez sus tesoros escondidos. En ése volver del alma cada acontecimiento vivido cobra ahora, sentido diferente. Pero tú, dulce Madre, a pesar de ser la elegida, la llena de gracia, la saludada por los ángeles y por los creyentes, tú no quieres brillar por esos días, pues Aquél cuya luz es inextinguible aún debe terminar la labor por la que había bajado del cielo a habitar en tu purísimo vientre. Por eso te mantienes casi oculta, limitándote a ser una presencia orante en la Iglesia naciente. Así te encuentro en los Evangelios, pero... necesito que me cuentes, Señora, lo que ha sido para ti el día de la Ascensión.

Y cierro los ojos tratando de imaginar tu rostro, tu mirada, tu voz serena que me responde al alma.

- El día de la Ascensión fue el final ansiado, presentido, mas nunca totalmente imaginado por mí, de la historia de amor más bella que jamás haya existido. Una historia de amor que comenzó un día, ya lejano, y al mismo tiempo tan cercano, en Nazaret. Una historia que trascurrió durante treinta años, en el silencio y sumisión a mi amor materno, de Aquél por quien el mundo debía salvarse.

- ¡Ah, Señora!, en esa sumisión a ti Jesús glorificó grandemente al Padre, por ello es que tus hijos glorificamos al Padre sometiéndonos a ti (1).

Sonríes...

Tu mirada se pierde ahora en la lejanía.

- Como te decía, la Ascensión es final y, al mismo tiempo, comienzo y promesa, camino y esperanza... por esos días Jesús se aparecía a sus amigos y les daba, con la fuerza extraordinaria de quien es la Verdad, los últimos consejos, las últimas recomendaciones, y les regalaba al alma, las más hermosas promesas.

Recuerdo claramente el día de su partida... era casi mediodía, el sol brillaba con fuerza, y hasta casi con alegría. Mi Hijo caminaba cerca de Betania con sus amigos, les pedía que fuesen hasta los confines de la tierra enseñando su Palabra. Su voz sonaba segura, serena, protectora, especialmente cuando les entregó aquella promesa que sería luego manantial de fe y esperanza para tantos hijos de mi alma...” Yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo”

Yo presentía la partida... y Él sabía que necesitaba abrazarlo... como cuando era pequeño, como cuando le hallamos en el Templo, luego de aquella lejana angustia. Él lo sabía y vino hasta mí, me miró con ternura infinita y me abrazó fuerte, muy fuerte, y susurró a mis oídos...:

- Gracias Madre, gracias... gracias por tu entrega generosa, por tu confianza sin límites, por tu humildad ejemplar... gracias.

Cuando se alejaba ya de mí se acercó Juan, el discípulo a quien Jesús amaba mucho. Entonces el Maestro le dijo, mirándome:

- Cuídala Juan, cuídala y hónrala... protégela y escúchala. Ella será para ti, y para todos, camino corto, seguro y cierto hasta mi corazón. Hónrala Juan, pues haciéndolo... me honras.

- Lo haré, Maestro, lo haré...- contestó Juan desde lo más profundo de su corazón.

Jesús y Juan volvieron con los demás. En ese momento mi Hijo, levantando las manos, los bendijo. Y mientras los bendecía se separó de ellos y subió al cielo ante sus ojos y una nube comenzó a cubrirlo, delicadamente.

Los apóstoles se arrodillaron ante Él.
Mientras yo levantaba mi mano en señal de despedida y mis ojos se llenaban de lágrimas, sentí que me miraba... y su mirada me hablaba...

- ¿Qué te decía, Señora? ¿Qué te decía Jesús mientras partía?

- “Espérame, Madre, enviaré por ti... espérame...”
Ay! Hija mía, mi corazón rebosaba de gozo. En tanto los amigos de Jesús miraban fijamente al cielo, como extasiados. En ese momento se acercaron a ellos dos hombres vestidos de blanco que les dijeron: “ Hombres de Galilea, ¿Por qué siguen mirando al cielo? Este Jesús que les ha sido quitado y fue elevado al cielo, vendrá de la misma manera que lo han visto partir”( Hch 1,11)

Los hombres tardaron un rato en reaccionar, luego, uno a uno, se fueron acercando a mí.

- Debemos volver a Jerusalén, tal como Él lo pidió- dijo Pedro, quien sentía que debía velar por esa Iglesia naciente, hasta en el más mínimo detalle.

Los demás asintieron. Volvimos y subimos a la habitación superior de la casa. Nos sentamos todos. Pedro comenzó a recitar, emocionado, la oración que Jesús nos enseñó, al finalizar dijo:

- Hermanos, permanezcamos en oración hasta que llegue el día en que, según la promesa de Cristo, seamos bautizados con el Espíritu Santo.

Yo me retiré a prepararles algo para comer. Juan se acercó y me abrazó largamente. Yo sentía que comenzaba a amarlos como a mis hijos... me sentía madre... intensamente madre... y nacía en mí una necesidad imperiosa de repetir a cada hijo del alma, aquellas palabras que pronunciara en Caná de Galilea: “...Hagan todo lo que él les diga”( Jn 2,5)

Así nos quedamos, hija, nos quedamos todos esperando Pentecostés, la Iglesia primera, en una humilde casa de Jerusalén.

Espero haber contestado lo que tu alma me preguntó...

-Claro, Madre amada, claro que sí, como siempre, eres para tus hijos modelo de virtud, camino seguro hacia Jesús... compañera y amiga . Una vez más y millones de veces te lo diría, gracias, gracias por haber aceptado ser nuestra mamá, gracias por ocuparte de cada detalle relacionado a la salvación de nuestras almas, gracias por enseñarnos como honrarte, porque haciéndolo, honramos a Jesús... gracias por defendernos en el peligro... gracias por ser compañera, compañera, compañera....

Ahora, Santa Madre, debes enseñarnos a esperar, adecuadamente, Pentecostés.

Amigos que leen estas líneas, María ansía entrar a sus corazones para contarles las maravillas de Pentecostés... háganle sitio... es la mejor decisión que pueden tomar... no lo duden jamás...

___________________________

(1) San Luis María Grignon de Montfort “Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen” pag 94. Edit. Esin, S.A. -1999


NOTA

"Estos relatos sobre María Santísima han nacido en mi corazón y en mi imaginación por el amor que siento por ella, basados en lo que he leído. Pero no debe pensarse que estos relatos sean consecuencia de revelaciones o visiones o nada que se le parezca. El mismo relato habla de "Cerrar los ojos y verla" o expresiones parecidas que aluden exclusivamente a la imaginación de la autora, sin intervención sobrenatural alguna."

Evangelio diario meditado del Sabado VI de Pascua.

El Padre mismo los ama
Juan 16,23-28. Pascua. Dios Padre, que nos amó desde antes de la creación del mundo, piensa en nosotros en cada instante, sin disminuir nunca su amor.
Autor: José Jonathan Martínez Ruiz | Fuente: Catholic.net


Evangelio


Lectura del santo Evangelio según San Juan 16,23-28

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Yo les aseguro: cuanto pidan al padre en mi nombre, se lo concederá. Hasta ahora no han pedido nada en mi nombre. Pidan y recibirán, para que su alegría sea completa. Les he dicho estas cosas en parábolas; pero se acerca la hora en que ya nos hablaré en parábolas, sino que les hablaré del Padre abiertamente. En aquél día pedirán en mi nombre y no les digo que rogaré por ustedes al Padre, pues el Padre mismo los ama, porque ustedes me han amado y han creído que salí del Padre. Yo salí del Padre y vine al mundo; ahora dejo el mundo y vuelvo al Padre.

Oración Introductoria

Padre Santo, de tal manera nos amas, que no dudaste en entregar a tu Hijo único, para que muriera por nuestros pecados. Yo también quiero amarte con ese corazón con el que Tú me amas.

Petición

Padre bueno, Tú que conoces el corazón del hombre, porque lo amas, haz que yo también pueda conocer tu amoroso Corazón, durante mis actividades. Concédeme ver tu mano en mi vida.

Meditación

La caridad es amor recibido y ofrecido. Es «gracia» (cháris). Su origen es el amor que brota del Padre por el Hijo, en el Espíritu Santo. Es amor que desde el Hijo desciende sobre nosotros. Es amor creador, por el que nosotros somos; es amor redentor, por el cual somos recreados. (Benedicto XVI, el 29 de junio, solemnidad de San Pedro y San Pablo, del año 2009, quinto de mi Pontificado).

Reflexión Apostólica

Todos hemos experimentado el amor de nuestros papás. Nos hemos identificado con el amor que nos han tenido desde nuestro nacimiento. Pero Dios Padre, que nos amó desde antes de la creación del mundo y desde antes de que viniéramos al mundo, es un Padre afectuoso, que piensa en nosotros en cada instante, sin disminuir nunca su amor. Nos creó por amor, nos redimió por amor, y nos santifica, porque quiere vernos a su lado.

Propósito

Hoy hablaré del amor de Dios Padre con mis familiares, haciéndoles ver su mano providencial en nuestras vidas.

Diálogo con Cristo

Padre Santo, sé que no puedo amarte de la misma forma con que Tú me has amado, porque has llegado a la donación de tu Hijo Amado, pero quiero agradecerte por el gran don que nos has hecho en tu Hijo único, pues con Él hemos vuelto a ocupar un lugar en tu Divino Corazón.


Cualquier cosa que te suceda recíbela como un bien, consciente de que nada pasa sin que Dios lo haya dispuesto. (Epístola de Bernabé, 19)

La bailarina.

LA BAILARINA
 
Una joven había tomado clases de ballet durante toda su infancia, y había llegado el momento en que se sentía lista para entregarse a la disciplina que la ayudaría a convertir su afición en profesión.  Deseaba llegar a ser primera bailarina y quería comprobar si poseía las dotes necesarias, de manera que cuando llegó a su ciudad una gran compañía de ballet, fue a los camarines luego de una función, y habló con el director.
 
-    Quisiera llegar a ser una gran bailarina, le dijo, pero no sé si tengo el talento que hace falta.
-    Dame una demostración, le dijo el maestro. 
 
Transcurrido apenas 5 minutos, la interrumpió, moviendo la cabeza en señal de desaprobación:
-    No, usted no tiene condiciones.
 
La joven llegó a su casa con el corazón desgarrado, arrojó las zapatillas de baile en un armario y no volvió a calzarlas nunca más, se casó, tuvo hijos y cuando estos se hicieron un poco mayores, tomó un empleo de cajera en un supermercado.  Años después asistió a una función de ballet, y a la salida se topó con el viejo director que ya era octogenario, ella le recordó la charla que habían tenido años antes, le mostró fotografías de sus hijos y le comentó de su trabajo en el supermercado, luego agregó:
 
-    Hay algo que nunca he terminado de entender.  ¿Cómo pudo usted saber tan rápido que yo no tenía condiciones de bailarina?
-    Ah, apenas la miré cuando usted bailó delante de mí, le dije lo que siempre le digo a todas, le contestó.
-    ¡Pero eso es imperdonable!  Exclamó ella.  ¡Usted arruinó mi vida, yo pude haber llegado a ser primera bailarina!
-    No lo creo, repuso el viejo maestro.  Si hubieras tenido las dotes necesarias, y una verdadera vocación para bailar, no habrías prestado ninguna atención a lo que yo dije.
 
Si te crees perdido, estás perdido y si crees que no puedes, pues no podrás.  Si quieres hacer algo pero lo crees imposible, no creo que triunfes jamás.  En la vida no solo el valiente o el veloz triunfa, tarde o temprano el que siempre vence es el que cree que es posible.
 
Autor Desconocido   
 
ORACIÓN
 
Señor Mío y Dios Mío:
 
Te doy gracias por las noches y los días con los que das con tu sola presencia vida a mi vida, por el alimento seguro que nunca me ha faltado, por haber llegado al final de cada día a reparar mis fuerzas en mi lecho, en mi hogar, y por sobre todo, Señor, por haberme regalado un día, la vida.
 
¡Bendice Señor a cada uno de mis amigos! Tú sabes Señor cuánto los amo, te pido por ellos, dales victoria en todas sus adversidades.  Te pido por aquellas situaciones que por estar a veces alejados de Ti se hacen tan largas y parecen no tener fin.  Bendice también sus proyectos y sueños, y que la esperanza en tu Infinita Misericordia les recuerde que pase lo que pase, Tú nunca nos abandonas.
 
Las estrellas no luchan para brillar, los ríos no luchan para fluir, y Tú nunca tendrás que luchar para sobresalir en la vida, porque Tú, te mereces lo mejor. Aférrate a tus sueños y ellos estarán bien contigo.  Tu sueño no morirá, tus planes no fallarán, tu destino no será abortado, y el deseo de tu corazón será concedido en el nombre de Jesús.  Que tus ojos no vean el mal, que tus manos no trabajen en vano, que tu boca ría por siempre, y que permanezcas siempre en el amor de Dios.
 
Nadie va al río temprano en la mañana y trae agua sucia. Al levantarte esta mañana, que tu vida sea limpia, calmada y clara, como el agua fresca de la mañana. Que la Gracia del Todopoderoso apoye, sostenga y provea, todas tus necesidades. 
 
Amén   

Enviado por: Miriam de Díaz e Inés Rico
 
Un Abrazo, que Dios te bendiga, te muestre su rostro, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti, muchas bendiciones de Vida, Paz, Amor, y mucha Prosperidad;
 
        
Beatriz
Medellín - Colombia
semillasdevida@pymex.net
http://elistas.egrupos.net/grupo/semillas
®. Todos los derechos reservados.
 
Semillas de Vida en Facebook:
 
http://www.facebook.com/pages/Semillas-de-Vida/182258445131887
 
Este correo no es "SPAM".   Es un servicio gratuito de SEMILLAS DE VIDA.  Cada mensaje representa la creatividad y la interpretación personal de su transcriptora.  Por lo tanto, cada suscriptor se compromete a utilizar este material únicamente para su crecimiento personal y espiritual, y a mencionar la procedencia del mismo, así como el nombre y correo de su transcriptora, cuando lo reenvíe a otras personas, o lo publique en un sitio Web.
 
Si deseas reenviar este correo, por favor no omitas su procedencia, y así le estarás brindando a alguien más la posibilidad de conocer esta lista y formar parte de ella.
 
Cuando recibas un correo con un texto que diga autor desconocido, pero tú conoces con certeza el nombre del autor, no dudes en hacérmelo saber.

04/06/2011 13:09 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

El perdón es renovacion y transformacion.

“El perdón es renovación y transformación” 
Discurso que el Santo Padre Benedicto XVI ha dirigido a los fieles congregados en la Plaza de San Pedro, durante la Audiencia General, continuando con el ciclo de catequesis sobre la oración. 
 
Ciudad del Vaticano, miércoles 1 de junio de 2011.

Queridos hermanos y hermanas,

        leyendo el Antiguo Testamento, una figura destaca entre otras: la de Moisés, como hombre de oración. Moisés, el gran profeta y guía en el tiempo del Éxodo, ejerció su función de mediador entre Dios e Israel, haciéndose portador, hacia el pueblo, de las palabras y mandatos divinos, conduciéndolo hacia la libertad de la Tierra Prometida, enseñando a los israelitas a vivir en la obediencia y en la confianza hacia Dios, durante la larga estancia en el desierto, pero también, sobre todo, rezando. Reza por el Faraón cuando Dios, con las plagas, intentaba convertir el corazón de los egipcios (cfr Ex 8–10); pide al Señor la curación de la hermana María, enferma de lepra (cfr Nm 12,9-13), intercede por el pueblo que se había rebelado, aterrorizado por el informe de los exploradores (cfr Nm 14,1-19), reza cuando el fuego estaba devorando el campamento (cfr Nm 11,1-2) y cuando serpientes venenosas estaban haciendo una masacre (cfr Nm 21,4-9); se dirige al Señor y reacciona protestando cuando el peso de su misión se hizo demasiado pesado (cfr Nm 11,10-15); ve a Dios y habla con Él “cara a cara, como uno habla con su amigo” (cfr Ex 24,9-17; 33,7-23; 34,1-10.28-35).

        También cuando el pueblo, en el Sinaí, pide a Aarón hacer un novillo de oro, Moisés reza, explicando de modo emblemático su propia función de intercesor. El episodio está narrado en el capítulo 32 del Libro del Éxodo y tiene un relato paralelo en el Deuteronomio en el capítulo 9. Es en este episodio donde quisiera detenerme en la catequesis de hoy, en particular en la oración de Moisés que encontramos en la narración del Éxodo. El pueblo se encontraba a los pies del Monte Sinaí, mientras Moisés, en la cima del monte, esperaba el don de las Tablas de la Ley, ayunando durante cuarenta días y cuarenta noches (cfr Ex 24,18; Dt 9,9). El número cuarenta tiene un valor simbólico y significa la totalidad de la experiencia, mientras que con el ayuno se indica que la vida viene de Dios, es Él el que la sostiene. El hecho de comer, de hecho, implica la asunción del alimento que nos sostiene; por esto ayunar, renunciando a la comida, adquiere, en este caso, un significado religioso: es un modo de indicar que no sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca del Señor (cfr Dt 8,3). Ayunando, Moisés, indica que espera el don de la Ley divina como fuente de vida: esta desvela la voluntad de Dios y nutre el corazón del hombre, haciéndole entrar en una Alianza con el Altísimo, que es fuente de vida, es la vida misma.

        Pero, mientras el Señor, sobre el monte, da a Moisés la Ley, a los pies del mismo el pueblo la desobedece. Incapaces de resistir en la espera y la ausencia del mediador, los israelitas piden a Aarón: Fabrícanos un Dios que vaya al frente de nosotros, porque no sabemos qué le ha pasado a Moisés, ese hombre que nos hizo salir de Egipto” (Ex 32,1). Cansado de un camino con un Dios invisible, ahora que Moisés, el mediador, ha desaparecido, el pueblo pide una presencia tangible, palpable, del Señor, y encuentra en el becerro de metal fundido hecho por Aarón, un dios que se hace accesible, manipulable, al alcance del hombre. Esta es una tentación constante en el camino de la fe: eludir el misterio divino construyendo un dios comprensible, que corresponda a los propios esquemas, a los propios proyectos. Todo lo que sucede en el Sinaí muestra toda la necedad y vanidad ilusoria de esta pretensión porque, como afirma irónicamente el Salmo 106, “así cambiaron su Gloria por la imagen de un toro que come pasto” (Sal 106,20).

        Por esto el Señor reacciona y ordena a Moisés que descienda del monte, revelándole lo que el pueblo está haciendo y terminando con estas palabras: “Por eso, déjame obrar: mi ira arderá contra ellos y los exterminaré. De ti, en cambio, suscitaré una gran nación” (Ex 32,10). Como con Abraham con respecto a Sodoma y Gomorra, también ahora Dios desvela a Moisés lo que pretende hacer, como si no quisiese actuar sin su consentimiento (cfr Am 3,7). Dice: “mi ira arderá contra ellos”. En realidad, este “mi ira arderá contra ellos” lo dice para que Moisés intervenga y le pida que no lo haga, revelando así que el deseo de Dios es siempre de salvación. Como para las dos ciudades en tiempos de Abraham, el castigo y la destrucción, con los que se expresa la ira de Dios como rechazo del mal, indican la gravedad del pecado cometido; al mismo tiempo, la petición del intercesor pretende manifestar la voluntad de perdón del Señor. Esta es la salvación de Dios, que implica misericordia, pero que siempre denuncia la verdad del pecado, del mal que existe, así el pecador, reconociendo y rechazando el propio mal, pueda dejarse perdonar y transformar por Dios. La oración de intercesión hace operativa de esta manera, dentro de la realidad corrupta del hombre pecador, la misericordia divina, que encuentra su voz en la súplica del que reza y se hace presente a través de él donde hay necesidad de salvación.

        La súplica de Moisés se centra en la fidelidad y la gracia del Señor. Este se refiere primero a la historia de redención que Dios ha comenzado con la salida de Israel, para después recordar la antigua promesa hecha a los Padres. El Señor ha logrado la salvación liberando a su pueblo de la esclavitud egipcia; ¿por qué entonces -pregunta Moisés-“tendrán que decir los Egipcios: 'El los sacó con la perversa intención de hacerlos morir en las montañas y exterminarlos de la superficie de la tierra?'” (Ex 32,12). La obra de salvación que se ha comenzado debe ser completada; si Dios hiciese perecer a su pueblo, esto podría ser interpretado como el signo de una incapacidad divina de llevar a cumplimiento el proyecto de salvación. Dios no puede permitir esto: Él es el Señor bueno que salva, el garante de la vida, es el Dios de misericordia y de perdón, de liberación del pecado que mata. Y así Moisés apela a Dios, a la vida interior de Dios contra la sentencia exterior. Pero entonces, argumenta Moisés con el Señor, si sus elegidos perecen, aunque si son culpables. Él podría parecer como incapaz de vencer al pecado. Y esto no se puede aceptar. Moisés ha tenido una experiencia concreta del Dios de salvación, y ha sido enviado como mediador de la liberación divina y reza con su oración, se hace intérprete de una doble inquietud, preocupado por la suerte de su pueblo, pero además está también preocupado por el honor que se debe al Señor, por la verdad de su nombre. El intercesor quiere, de hecho, que el pueblo de Israel se salve, porque es el rebaño que se le ha confiado, pero también para que en esa salvación se manifieste la verdadera realidad de Dios. Amor por los hermanos pero también por Dios que se complementan en la oración de intercesión, son inseparables. Moisés, el intercesor, es el hombre dividido entre dos amores, que en la oración se unen en un único deseo de bien.

        Después, Moisés apela a la fidelidad de Dios, haciéndole recordar sus promesas: “Acuérdate de Abraham, de Isaac y de Jacob, tus servidores, a quienes juraste por ti mismo diciendo: 'Yo multiplicaré su descendencia como las estrellas del cielo, y les daré toda esta tierra de la que hablé, para que la tengan siempre como herencia'” (Ex 32,13). Moisés hace memoria de la historia fundadora de los orígenes, de los Padres del pueblo y de su elección, totalmente gratuita, en la que sólo Dios había tenido la iniciativa. No por sus méritos, ellos recibieron la promesa, sino por la libre elección de Dios y de su amor” (cfr Dt 10,15). Y ahora, Moisés pide que el Señor continúe fiel a su historia de elección y de salvación perdonando a su pueblo. La intercesión no excusa el pecado de su gente, no enumera presuntos méritos ni del pueblo ni suyos, pero si apela a la gratuidad de Dios: un Dios libre, totalmente amor, que no cesa de buscar al que se aleja, que permanece siempre fiel a sí mismo y que ofrece al pecador la posibilidad de volver a Él y convertirse, con el perdón, en justo y capaz de ser fiel. Moisés pide a Dios que se muestre más fuerte que el pecado y que la muerte, y con su oración provoca esta revelación divina. Mediador de vida, el intercesor se solidariza con el pueblo; deseoso sólo de la salvación que Dios mismo desea, el renuncia a la perspectiva de convertirse en un nuevo pueblo agradecido al Señor. La frase que Dios le había dirigido, “de ti, en cambio, suscitaré una gran nación”, no es, ni siquiera, tomada en consideración por el “amigo” de Dios, que sin embargo está preparado para asumir, no sólo, la culpa de su gente, también todas sus consecuencias. Cuando, después de la destrucción del becerro de oro, vuelva al monte de nuevo, a pedirle la salvación de Israel, dirá al Señor: “¡Si tú quisieras perdonarlo, a pesar de esto...! Y si no, bórrame por favor del Libro que tú has escrito” (v.32). Con la oración, deseando el deseo de Dios, el intercesor entra cada vez más profundamente en el conocimiento del Señor y de su misericordia y se hace capaz de un amor que llega hasta el don total de sí mismo. En Moisés, que está en la cima del monte cara a cara con Dios y que se hace intercesor por su pueblo, se ofrece a sí mismo - “bórrame” -, los Padres de la Iglesia han visto una prefiguración de Cristo, que en la alta cima de la cruz realmente esta delante de Dios, no sólo como amigo sino como Hijo. Y no sólo se ofrece - “bórrame” -, sino que con su corazón traspasado se hace “borrar”, se convierte, como dice el mismo san Pablo, en pecado, lleva consigo nuestros pecados para salvarnos a nosotros: su intercesión no es sólo solidaridad, sino que se identifica con nosotros: nos lleva a todos en su cuerpo. Y así toda la existencia de hombre y de Hijo es el grito al corazón de Dios, es perdón, pero un perdón que transforma y renueva.

        Creo que debemos meditar esta realidad. Cristo está delante del rostro de Dios y reza por mí. Su oración en la Cruz es contemporánea a todos los hombres, contemporánea a mí: Él reza por mí, ha sufrido y sufre por mí, se ha identificado conmigo tomando nuestro cuerpo y el alma humana. Y nos invita a entrar en su identidad, haciéndonos un cuerpo, un espíritu con Él, porque desde la alta cima de la Cruz, Él no ha traído nuevas leyes, tablas de piedra, sino que se ha traído a sí mismo, su cuerpo y su sangre, como nueva alianza. Así nos hace consanguíneos a Él, un cuerpo con Él, identificado con Él. Nos invita a entrar en esta identificación, a estar unidos a Él en nuestro deseo de ser un cuerpo, un espíritu con Él. Oremos al Señor para que esta identificación nos transforme, nos renueve, porque el perdón es renovación y transformación.

        Querría terminar esta catequesis con las palabras del apóstol Pablo a los cristianos de Roma: “¿Quién podrá acusar a los elegidos de Dios? Dios es el que justifica.¿Quién se atreverá a condenarlos? ¿Será acaso Jesucristo, el que murió, más aún, el que resucitó, y está a la derecha de Dios e intercede por nosotros?¿Quién podrá entonces separarnos del amor de Cristo? [...]ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los principados [...] ni ninguna otra criatura podrá separarnos jamás del amor de Dios, manifestado en Cristo Jesús, nuestro Señor” (Rm 8,33-35.38.39)
(
Envío de Josep Puig
jesucrist@jesucrist.jazztel.es
http://www.fluvium.org
).

05/06/2011 00:36 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. APRENDE A ORAR No hay comentarios. Comentar.

¿Quien mato al amor?

¿Quién mato al amor?

Hubo una vez en la historia del mundo un día terrible en el que ODIO, que es el rey de los malos sentimientos, los defectos y las malas virtudes, convocó a todos sus súbditos a una reunión urgente.

Vinieron de todas partes del mundo y los deseos más perversos del corazón humano llegaron a esta reunión, con curiosidad por saber cuál era el propósito.

Cuando estuvieron todos reunidos, ODIO se puso de pie y dijo: Los he reunido a todos porque deseo con todo mi corazón matar alguien. Los asistentes no se extrañaron mucho pues era ODIO quien les estaba hablando y él siempre quería matar a alguien, sin embargo todos se preguntaban entre sí quien era tan difícil de matar para que ODIO, los necesitara a todos. Quiero voluntarios que maten al odioso AMOR, dijo. Muchos sonrieron, ya que casi todos querían hacerlo de una u otra forma.

El primer voluntario fue “Mal Carácter”. Yo iré y les aseguro que en un mes, AMOR habrá muerto. Provocaré tal discordia e ira que no lo soportará, les dijo a todos.

Al cabo de un mes se reunieron otra vez para escuchar lo sucedido, pero “Mal Carácter” tenía malas noticias. Lo siento, lo intenté todo pero cada vez que yo sembraba una discordia, AMOR la superaba y salía adelante, les dijo.

Fue entonces cuando, se ofreció “Ambición” que haciendo alarde de su poder dijo: En vista de que “Mal Carácter” fracasó, iré yo. Desviaré la atención de AMOR hacia el deseo por la riqueza y el poder, y no podrá vencer la tentación. No fallaré.

“Ambición” inició el ataque hacia su víctima, quien efectivamente cayó herida, pero después de luchar ferozmente, renunció a todo deseo de poder y triunfó.

ODIO se enfureció por el fracaso de “Mal Carácter” y “Ambición” y decidió enviar a “Celos”, quien burlón y perverso inventaba toda clase de artimañas y situaciones para despistar y llenar de dudas y sospechas infundadas a su adversario AMOR. Pero este no tenía ninguna intención de morir, y con valentía y fortaleza lo venció.

Año tras año, ODIO siguió en su lucha y envió a sus más hirientes compañeros: “Frialdad”, “Egoísmo”, “Indiferencia”, “Pobreza” y a muchos otros, pero todos fracasaron, porque cuando AMOR se sentía desfallecer, tomaba de nuevo fuerzas y todo lo superaba.

ODIO, convencido de que AMOR era invencible les dijo a los demás: Nada se puede hacer, hemos perdido la batalla. AMOR lo ha soportado todo, llevamos muchos años insistiendo y no lo hemos logrado.

De pronto, de un rincón del salón se levantó un sentimiento poco conocido, su rostro era poco visible, por lo que nadie lo reconoció. Con voz muy firme y con mucha autoridad, dijo: “Yo me encargaré de AMOR”

Confundido, pero con mucha alegría, ODIO dijo: Ve y hazlo.

Tan sólo habían pasado unos días cuando ODIO volvió a llamar a todos los malos sentimientos para comunicarles que después de mucho esperar por fin: AMOR había muerto.

El sentimiento poco conocido se puso de pie, se dirigió a los presentes y les dijo:

Ahí les entrego el cuerpo sin vida de AMOR. Está muerto como deseaban todos ustedes, y sin decir nada más se marchó.

Espera dijo ODIO: ¿Cómo has podido vencerle en tan poco tiempo? ¿Acaso no hizo el menor esfuerzo para sobrevivir? ¿Quién eres tú?

El sentimiento mostró por primera vez su horrible rostro y dijo: “Soy LA RUTINA”.

"La rutina es el peor enemigo del amor humano, pero déjame decirte que hay un AMOR, que ni el tiempo, ni la distancia, ni siquiera un sentimiento de maldad puede matar, porque ese amor es incondicional y eterno, no tiene principio ni fin, ese amor es el AMOR DE DIOS" Juan 3:16

 

--
Seamos sencillos en el trato con Dios y con nuestro prójimo, porque Dios ama la sencillez y la sinceridad, y el prójimo también las aprecia.
No comulgues nunca en la mano, hazlo siempre en la boca. Y si te es posible de rodillas


HECTOR "EL ERMITAÑO" PEDERNERA
(
http://ar.groups.yahoo.com/group/hermanocatolicoesfuerzateysevaliente
).

05/06/2011 00:37 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Saber escuchar. Meditacion para la fiesta de la Visitacion de Maria.

Día 31 Fiesta: La Visitación de la Virgen María
 
 
        Evangelio: Lc 1, 39-56 Por aquellos días, María se levantó y marchó deprisa a la montaña, a una ciudad de Judá; y entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y cuando oyó Isabel el saludo de María, el niño saltó en su seno, e Isabel quedó llena del Espíritu Santo; y exclamando en voz alta, dijo:
        —Bendita tú entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre. ¿De dónde a mí tanto bien, que venga la madre de mi Señor a visitarme? Pues en cuanto llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de gozo en mi seno; y bienaventurada tú, que has creído, porque se cumplirán las cosas que se te han dicho de parte del Señor.
        María exclamó:
        —Proclama mi alma las grandezas del Señor,
y se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador: porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava; por eso desde ahora me llamarán bienaventurada todas las generaciones. Porque ha hecho en mí cosas grandes el Todopoderoso, cuyo nombre es Santo; su misericordia se derrama de generación en generación sobre los que le temen Manifestó el poder de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón. Derribó de su trono a los poderosos y ensalzó a los humildes. Colmó de bienes a los hambrientos y a los ricos los despidió vacíos. Protegió a Israel su siervo. recordando su misericordia, como había prometido a nuestros padres, Abrahán y su descendencia para siempre. María permaneció con ella unos tres meses, y se volvió a su casa.
 
Saber escuchar

        La vida cristiana es corriente relacionarla con la oración. Para ser buenos cristianos, en efecto, Jesús recordaba que es preciso orar perseverantemente y no desfallecer. Y nos parece bien, pues ya sabemos que orar es hablar con Dios. Lo consideramos necesario para poder decir que somos cristianos y, sin embargo, les parece a muchos una tarea –la oración– difícil si no imposible. "Yo le hablo a Dios, sí; pero ¿cómo sé que me atiende?", dicen algunos. Y otros: "yo rezo: le pido a Dios, le doy gracias..., pero no me responde; le pregunto pero nunca le escucho". Ese supuesto silencio de Dios ha llevado a algunos a pensar que la oración es inútil.

        En la fiesta de la Visitación contemplamos a María en casa de Isabel, su prima. Ha decidido ponerse en camino rápidamente, nada más que saber –por Gabriel– que, a pesar de su avanzada edad, va a tener un hijo. María, la esclava del Señor, la que deseaba siempre y en todo cumplir la divina voluntad, decide ponerse en camino hacia Judea, a casa de su prima, en cuanto sabe que está para dar a luz. La esclava del Señor, la que desea hacer siempre según el deseo de Dios, vive para ello con el oído atento a su Creador. ¿Por qué va María a visitar a Isabel?: porque Dios se lo pide, porque sería agradable a Dios; porque considera que su prima –en su ancianidad, como había dicho el Ángel– necesitaría ayuda y ella podía prestársela. Y esa tarea, con el viaje, el tiempo empleado y todo lo demás del largo desplazamiento, quedaba incluido en la voluntad de Dios para ella.

        "Querer es poder", solemos decir. Y ser conscientes de lo que espera el Señor de mí, hoy y ahora, tiene bastante de estar verdaderamente interesados por amarle. Necesitamos vivir con una continua y positiva preocupación por agradar a Dios en todo. Entonces, de la mañana la noche y de la noche a la mañana, escucharemos la voz divina que nos sugiere: esto ahora, no después, ¡ya!, sin retrasos; el trabajo que está aburriendo, hasta terminar con él, sin abandonarlo anticipadamente; con los que me rodean, de buen humor, animándoles en sus cosas y olvidado de las mías; organizar la jornada para que nunca me falte el Pan nuestro de cada día, que muchos, con más graves obligaciones que yo, consiguen asistir a la Santa Misa diariamente; ¿hago lo que deseas, Señor, mientras voy al trabajo, al regresar a casa...?: ya camine o vaya en mi coche o en un medio público, ¿rezo por quienes me cruzo, por quienes me esperan, por lo que haré al llegar, porque no quiero dejar de amarte, Señor?

        No sé si, en una primera valoración, tal vez pensemos que sentir la continua presencia de Dios en nuestra vida puede complicarnos excesivamente. Convendrá, sin embargo, que no dejemos a Dios de lado ni queramos consentir con un inconsciente despiste: "no me acordé de Dios en toda la mañana". No puede ser su presencia, en nuestra mente y nuestro corazón, como un asunto que incomoda cuando se tiene prisa: el típico paquete que nos piden trasportar –¿me ayudas?– cuando se nos hace tarde, ya llevamos otra cosa y está lloviendo: una complicación inoportuna. Seguro que no pensamos jamás así de Dios. Es posible, sin embargo, que, más de una vez, actuemos así con Él sin darnos cuenta.

        Debemos persuadirnos de lo afortunados que somos al poder pensar que tenemos a Dios muy cerca. Muy cerca y con toda la fuerza de su divinidad. Así lo sentía María en todo momento. Lo manifiesta de modo expreso en casa de Isabel: aquella expansión de su espíritu sería, de algún modo, la conclusión de sus pensamientos durante el largo viaje desde Nazaret hasta la casa de su prima: Proclama mi alma las grandezas del Señor –contesta a Isabel–, y se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador: porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava; por eso desde ahora me llamarán bienaventurada todas las generaciones. Porque ha hecho en mí cosas grandes el Todopoderoso, cuyo nombre es Santo.

        María entiende su propia grandeza, gracias al don de Dios y a su espíritu contemplativo. Corresponde al Creador queriendo entender, del modo más perfecto que es capaz, lo que espera de Ella. Así llega a saber, junto a la entrega que Dios le pide de todo su ser para ser la Madre del Verbo encarnado, el dolor que le aguarda: una espada te traspasará el alma, le anunciará Simeón. Pero María, Maestra de fe, dispuesta en su sencillez a toda luz de su Dios, entiende sobre todo que, con toda razón, es la Bienaventurada, habiéndose fijado Dios en Ella de un modo tan singular: porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, y se siente inmensamente agradecida y feliz.

        Si tratamos más a esta Madre nuestra, nos enseñará a no tener miedo a la entrega ni al dolor, porque nada debemos temer de Dios, que también y de modo continuo derrama su misericordia sobre cada uno.
(
Envío de Josep Puig
jesucrist@jesucrist.jazztel.es
http://www.fluvium.org
).

Vivir el misterio trinitario.

Catequesis Mariana desde San Nicolás. por el Pbro. Carlos A. Pérez

Durante 10 años, todos los días 25 de cada mes en San Nicolás, se convocó a un grupo voluntario de Misioneros de diversos lugares del país, felizmente, por iniciativa de los propios laicos presentes en las reuniones, fueron grabadas las charlas que se dieron.

Hoy contamos con esta catequesis que nos disponemos a ofrecer aquí a modo de entregas semanales para todos, peregrinos en general y misioneros en particular.

Copyright 2002-2009 Centro de difusión del Santuario María del Rosario de San Nicolás - All rights reserved - Todos los derechos reservados.

 


http://www.legionariosdelespritusanto.blogspot.com/

http://www.gruporesurreccion.com.ar

 

 

Vivir el misterio trinitario:

Y sucedió que por aquellos días vino Jesús desde Nazareth de Galilea, y fue bautizado por Juan en el Jordán. En cuanto salió del agua vio que los cielos se rasgaban y que el Espíritu, en forma de paloma, bajaba a Él. Y se oyó una voz que venía de los cielos: “Tú eres mi Hijo amado, en Ti me complazco.” (Marcos 1; 9-11)

Hay un misterio, que puede ser concebido como algo totalmente abstracto o que puede ser vivido de tal modo que, para nosotros, signifique una verdadera síntesis. Ese es el misterio de la Santísima Trinidad. Es el dogma más importante y debemos vivirlo como tal.

Somos Templo del Espíritu Santo, Dios Padre nos ha creado, nos ha dado la vida, nos ha engendrado, hemos estado viviendo eternamente en su pensamiento. Nos creó por su Hijo, por su Verbo; en Él nos dio la Redención y nos envía, juntamente con el Verbo, al Espíritu Santo para que seamos santificados, para que nos asemejemos cada más a Él.

La Trinidad nos hace imagen y semejanza suya, es decir, nos hace familia, nos hace capaces de establecer entre nosotros múltiples relaciones fraternas, de servicio. Dios quiere hacernos vivir en el misterio de su intimidad. “Si alguien me ama, mi Padre le amará, vendremos a Él y habitaremos en Él”, dijo Jesús.

Todos nosotros estamos consagrados a Dios y esa consagración parte de una elección; somos llamados por el Padre celestial, también de nosotros, Él dice: “Éste es mi Hijo muy amado, en quien me complazco”. Nos presenta al mundo de esa manera, como una prolongación viviente de la persona de Jesús. El Padre nos llama y tiene Él la iniciativa, enteramente suya, de provocar esa vocación a un seguimiento. El Padre quiere un seguimiento total, como el del Hijo, que no se guardó nada. Quiere reproducir, en nosotros, la imagen de su Hijo.

Somos el resplandor de la imagen de su Hijo. Respondiendo a esta invitación acompañada de una atracción interior, la persona llamada por el Padre se confía al amor de Dios y se consagra totalmente a Él y a su Designio salvador. El Padre es el que nos llama a ser partícipes con Jesús, por Él y en Él, de la obra de la Redención. Esta respuesta es personal y diaria, cada día el Padre vuelve a llamarnos, cada día el Padre pone sus ojos en nosotros, cada día vuelve a pedirnos el sí de nuestra consagración bautismal para, en nosotros, volver a ofrecer a Cristo al mundo. Ese llamado, que el Padre hace, exige de aquellos a los que ha elegido, una respuesta total. El Padre llama y no se le puede decir que no, deslumbra con su Amor. Esa es la experiencia íntima y fuerte que la persona experimenta ante el llamado del Padre.

En la mirada de Cristo, que es resplandor de la Gloria del Padre, se percibe la profundidad de un Amor eterno e infinito que toca las raíces del ser; Jesús nos mira con una mirada de eterno Amor. Si por la fe llegamos a captar esta gracia, que Dios quiere dar, esa mirada nos va a dejar desbordados humanamente. El santo es un “loco de amor” por el Señor, ya que no repara en cálculos humanos, el amor por Cristo es tan fuerte, que le hace hacer cosas audaces. Las hace porque Dios se lo pide; se percibe, ahí, la profundidad del amor.

El único modo de vivir el Evangelio es vivir según el estilo de Jesús. La práctica de los consejos evangélicos debe ser un modo, particularmente íntimo y fecundo, de participar en la misión de Cristo, siguiendo el ejemplo de María de Nazareth. El Padre nos ha llamado y Cristo nos ha invitado con su Mirada. Imitándolo seremos semejantes al Padre, esta es la obra del Espíritu Santo. El Espíritu, en nosotros plasma a Jesucristo, en su relación con el Padre y en su relación con el género humano.

Dejándonos guiar por el Espíritu, iremos por el camino seguro de santificación.

 


Mensaje 177

Los pecadores que todavía no encontraron a Dios no encontraron la Luz, ni tampoco el Amor. Están desnutridos por la falta del verdadero alimento cristiano, están sedientos y no hacen nada por aplacar esa sed que sólo el Señor la calma. Hijos míos, escuchad vosotros todo lo que pone delante vuestro. Más lo obedecéis, más grande será su Gracia. Que la Santísima Trinidad cubra hoy vuestra necesidad espiritual. Amén. Amén. Hacedlo conocer.

Mensaje 792

Queridos míos: Es de vital importancia creer en Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, ya que la Santísima Trinidad es poderosa. Os bendigo, en el Nombre del Señor, a los que por la fe creéis. Gloria a Dios.


--
Seamos sencillos en el trato con Dios y con nuestro prójimo, porque Dios ama la sencillez y la sinceridad, y el prójimo también las aprecia.
No comulgues nunca en la mano, hazlo siempre en la boca. Y si te es posible de rodillas


HECTOR "EL ERMITAÑO" PEDERNERA
(
http://ar.groups.yahoo.com/group/hermanocatolicoesfuerzateysevaliente).

Fiesta de San Bonifacio de Crediton.

20121125234813-bonifacio-winfrid.jpg

Bonifacio de Crediton, Santo
Obispo y Mártir, Junio 5
Autor: P. Ángel Amo | Fuente: Catholic.net


Mártir y Obispo
La obra misionera de San Bonifacio no habría sido posible sin la organización política y social europea de Carlomagno. Bonifacio o Winfrid parece que perteneció a una noble familia inglesa de Devonshire, en donde nació en el año 673 (o 680). Fue monje en la abadía de Exeter, y después se dedicó a la evangelización de los pueblos germánicos, más allá del Rin. Quiso ir a Frisia, pero no le fue posible por la hostilidad entre el duque alemán Radbod y Carlos Martelo.

Entonces Winfrid fue a Roma en peregrinación para orar sobre las tumbas de los mártires y recibir la bendición del Papa. San Gregorio. II apoyó el compromiso misionero, y Winfrid regresó a Alemania. Se detuvo en Turingia, luego pasó a Frisia, recientemente sometida por los francos, y allí logró las primeras conversiones.

Durante tres años recorrió gran parte del territorio germánico. Los Sajones correspondieron con entusiasmo a su predicación. El Papa lo llamó a Roma, lo consagró obispo y le dio el nuevo nombre de Bonifacio. Durante el viaje de regreso a Alemania, en un bosque de Hessen, hizo derribar un gigantesco roble al que los pueblos paganos le atribuían poderes mágicos, porque decían que era sede de un dios. Ese gesto fue considerado como un desafío a la divinidad y los paganos corrieron para presenciar la venganza del dios ofendido. Bonifacio aprovechó la ocasión para transmitirles el mensaje evangélico. A los pies del roble derribado hizo construir la primera iglesia, que dedicó a San Pedro.

Antes de organizar la Iglesia a orillas del Rin, pensó en la fundación, entre las regiones de Hessen y Turingia, de una abadía, que fuera el centro propulsor de la espiritualidad y de la cultura religiosa de Alemania. Así nació la célebre abadía de Fulda, comparable con la de los benedictinos de Montecassino por la actividad y el prestigio. Eligió a Maguncia como sede arzobispal, pero expresó el deseo de ser enterrado en Fulda.

Ya anciano, pero todavía infatigable, regresó a Frisia. Lo acompañaban unos cincuenta monjes. El 5 de junio había citado cerca de Dokkum a un grupo de catecúmenos. Era el día de Pentecostés; estaban comenzando la celebración de la Misa cuando un grupo de Frisones armadas con espadas asaltaron a los misioneros. Bonifacio les dijo a los compañeros: “No teman. Todas las armas de este mundo no pueden matar nuestra alma”. Cuando la espada de un infiel cayó sobre su cabeza, él trató de cubrirse con el misal, pero el enemigo derribó el libro y le cortó la cabeza al mártir.

Evangelio diario meditado de la Ascension del Senor, ano 2011.

Yo estoy con vosotros todos los días
Mateo 28, 16-20. La Ascención. Cada persona tiene una misión específica que Dios le ha confiado. De cada quien depende si quiere llevar a término esa misión.
Autor: José Jonathan Martínez Ruiz | Fuente: Catholic.net


Evangelio

Lectura del santo Evangelio según San Mateo 28, 16-20

Por su parte, los once discípulos marcharon a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Y al verle le adoraron; algunos sin embargo dudaron. Jesús se acercó a ellos y les habló así: «Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo».

Oración Introductoria

Señor, la misión que Tú me has confiado es grande y sobrepasa mis capacidades, pero tengo la firme certeza de que me vas a dar las gracias que necesito para poder superar todas las pruebas que estén en el camino que tengo que recorrer.

Petición

Jesús mío, no te pido que me quites las montañas que encuentre en mi vida, más bien te pido que me des las fuerzas para superarlas y así pueda cumplir la misión que Tú me has encomendado.

Meditación

El llamado que el Señor Jesús dirigió a sus discípulos, enviándoles a predicar su mensaje de salvación y hacer discípulos suyos a todos los pueblos (cf. Mt 28, 16-20), debe ser para toda la comunidad eclesial un motivo constante de meditación y la razón de ser de toda acción pastoral. También hoy, como en todas las épocas y lugares, los hombres tienen necesidad de un encuentro personal con Cristo, en el que puedan experimentar la belleza de su vida y la verdad de su mensaje. (Benedicto XVI, a los Obispos de Ecuador en visita “ad limina apostolorum”, 16 de octubre de 2008).

Reflexión Apostólica

Cada persona en el mundo tiene una misión específica que Dios le ha confiado. De cada quien depende si quiere llevar a término esa misión. Cada camino tiene sus dificultades, pero nosotros debemos ir de las manos de Dios para poder salir al paso de todos esos tropiezos de la vida.
Que nadie se sienta omitido de su propia misión, pues es Dios el que nos ha creado y quiere un propósito de nuestra vida, y de nosotros depende si ese propósito se cumplió o desgraciadamente se le va a tener que confiar a otro.

Propósito

Iré a visitar en un momento del día a Cristo Eucaristía y le preguntaré: ¿Cuál es la misión que me has confiado?

Diálogo con Cristo

Señor Jesús, haz que no te defraude en mi vida, y que no me importe cuantas sean las caídas, sino que, con la experiencia de las mismas, pueda llegar algún día a tu presencia habiendo cumplido la misión de mi vida.


Quien tiene la misión de decir cosas grandes, está igualmente obligado a practicarlas. (San Gregorio Magno, Catena Aurea, vol. VI, pág. 101)

La Fiesta de la Ascencion del Senor.

La Fiesta de la Ascención del Señor
Cristo tuvo mucho cuidado en darles poder a sus Apóstoles para hacerlo presente en el mundo y afirmó, que él estaría con ellos siempre, hasta el fin de los tiempos.
Autor: Alberto Ramirez Mozqueda | Fuente: Catholic.net

 

Los niños de hoy están acostumbrados a oír de los viajes espaciales, a naves que viajan a velocidades que escapan a la imaginación y que tocan países insospechados con otras costumbres y otras formas de vida. Por eso podrían quedarse con la impresión de que Cristo en su Ascensión a los cielos, se hubiera adelantado al tiempo, subiendo en su propia nave hasta desplazarse hasta el mismísimo cielo.

Tenemos que decir entonces de entrada que el cielo y el espacio de las estrellas, los astros, los asteroides y los cometas, un mundo vastísimo, es otro totalmente distinto del que nos presentan los evangelistas que afirman que Cristo subió al cielo, donde “Dios habita en una luz inaccesible” (1 Tim 6.16), lo cual quiere decir que nosotros mismos estaremos invitados a subir con Cristo pero no precisamente a un espacio o a un lugar sino a una situación nueva si vivimos en el amor y en la gracia de Dios.

La fiesta de la Ascensión del Señor es entonces la fiesta de la Verdadera esperanza para los cristianos y en general para todos los hombres, pues cuando Cristo envía a sus apóstoles al mundo, quiere hacer que su mensaje llegue precisamente a todos los hombres, rotas ya las barreras y todas las fronteras, hasta hacer de la humanidad una sola familia salvada por la Sangre de Cristo. Cristo no sube solo, somos parte suya, y por lo tanto, algo nuestro ya está en la casa el Padre, esperando la vuelta de todos para sentarnos con Cristo a ese banquete que se ofrece a todos los que fueron dignos de entrar al Reino de los cielos.

La fiesta en cuestión comenzó a celebrarse hasta el siglo VI pues los siglos anteriores se consideraba como una sola festividad tanto la Resurrección de Cristo como su misma Ascensión, pero se pensó en celebrar ésta última como la plena glorificación de Cristo, su exaltación a los cielos, el sentarse a la diestra de Dios Padre, su constitución como Juez y Señor de vivos y muertos y por lo tanto con poder para enviar a su Iglesia al mundo a hacerlo presente en sus sacramentos, en su Eucaristía, descubriéndole en los pobres y los marginados del mundo, comprometiéndose seriamente con ellos como él lo hizo con cada uno de los actos de su vida, pero sobre todo con su muerte en lo alto de la cruz.

La Ascensión tiene lugar en Galilea, donde Jesús comenzó su ministerio público pero no fue tanto un dato meramente geográfico, sino para hacerles entender a sus apóstoles que Jerusalén ya no era el centro de religiosidad y de culto, sino que desde ahora él se constituía en Aquél por el que se podía tener libre acceso al Padre. Galilea sería como un símbolo de una humanidad que vive una nueva esperanza y una nueva acogida por el Buen Padre Dios, invitándonos a romper toda esclavitud, pues él ya no quiere más sirvientes sino hijos.

Cristo tuvo mucho cuidado antes de su subida de darles poder a sus Apóstoles para hacerlo presente en el mundo, pero también afirmó, y con un verbo en presente que él estaría con ellos siempre, hasta el fin de los tiempos. Esa es la gran alegría de los cristianos, poder unirse desde ahora al Salvador sin tener que esperar hasta el momento final, y hacerlo como discípulos del único Maestro, que quiere a la humanidad unida en su Amor.

Peticion en espanol del quinto Dogma a Benedicto XVI.

Petición en español del Quinto Dogma Mariano a Benedicto XVI

Te animamos a que consideres en oración el descargar y enviar la siguiente petición por correo a Su Santidad, el Papa Benedicto XVI, pidiéndole la solemne definición papal de la Virgen María como la Madre Espiritual de Todos los Pueblos, Corredentora, Mediadora de todas las gracias y Abogada. O bien si quieres, puedes componer la petición con tus propias palabras y enviarla a la siguiente dirección, pudiendo agregar tu nombre y dirección al final.

 

A Su Santidad, Papa Benedicto XVI
C/o Rev. Msgr. Gänswein
Palacio Apostólico
00120 Ciudad/Estado Vaticano
Europa

Su Santidad:

En espíritu de amor filial y obediencia, nosotros, como miembros del Pueblo de Dios, queremos humildemente presentarle nuestra petición y oración por la definición papal solemne, del rol revelado de María santísima como la Madre Espiritual de todos los pueblos bajo sus tres aspectos principales: Corredentora, Mediadora de todas las gracias y Abogada.

Creemos firmemente, Su Santidad, que la declaración papal solemne de la Bienaventurada Virgen María como la Madre Espiritual de toda la humanidad en sus roles que Dios le ha otorgado como Corredentora, Mediadora de todas las gracias y Abogada, traerá grandes gracias a la Iglesia y al mundo mediante un reconocimiento solemne explícito de su rol maternal por parte de la Iglesia, y por tanto permitiéndole ejercer plenamente el don maternal que Jesucristo le dio desde la cruz para la humanidad: “¡Mujer, he ahí a tu hijo!… ¡He ahí a tu madre! (Jn 19:26-27).

Creemos que esta proclamación dogmática también adelantará la auténtica misión ecuménica de la Iglesia al proclamar la verdad revelada sobre María, quien colaboró de forma totalmente excepcional en la obra de nuestra redención, de una manera que fue completamente subordinada y dependiente de Jesucristo, el único Redentor divino de la raza humana.

En vista de las muchas y graves crisis que en el presente enfrenta la familia humana entera, incluyendo guerra, terrorismo, declinación moral y desastres naturales, humildemente le solicitamos que declare solemnemente el dogma de María como la Madre Espiritual de todos los pueblos, especificando que es la Corredentora, Mediadora de todas las gracias y Abogada, y por lo tanto proveyendo para la actualización plena de sus roles maternales de intercesión por la humanidad, lo que nosotros creemos efectuará una profunda y continua gracia histórica para la Iglesia y para el mundo.
(
Envío de Josep Puig
jesucrist@jesucrist.jazztel.es
http://forosdelavirgen.org
).

¿Por que ahora es el tiempo para un dogma de Maria Corredentora?

Por qué ahora es el tiempo para un dogma de María Corredentora, reportaje a Mark Miravalle, Presidente de Vox Populi

strong>Mark Miravalle, uno de los más importantes proponentes para que María sea declarada Corredentora, ofreció sus puntos de vista con ZENIT. Miravalle es profesor de teología y Mariología en la Universidad Franciscana de Steubenville y es presidente de Vox Populi Mariae Mediatrici…

 

ZENIT: ¿Porqué piensa Ud. que el título de María Corredentora es un título Mariano legítimo dentro de la Iglesia?
La carta apostólica del Papa Juan Pablo II “Rosarium Virginis Mariae” (El Rosario de la Virgen María) ha reavivado el interés en el rol de Nuestra Señora en la vida de Cristo y en la historia de la salvación.

Miravalle: El título Mariano “Corredentora”, se refiere a la participación única de María en la obra de nuestra redención llevada a cabo por Jesucristo. El prefijo “co” viene de la palabra del Latín “cum” que significa “con” y “no igual a”.

El término como ha sido usado por la Iglesia nunca pone a María en nivel de igualdad con Jesucristo, el divino redentor. Sin embargo, la libre y activa cooperación humana de la Madre de Jesús en la redención, particularmente en la Anunciación y en el Calvario, es correctamente reconocida por el magisterio y las enseñanzas papales del Concilio Vaticano Segundo –Ver “Lumen Gentium” Nos. 56, 57, 58 y 61– y se convierte en un ejemplo pre-eminente de cómo el Cristiano está llamado a hacerse un “co-trabajador con Dios”.

El teólogo papal, Padre Cottier, O.P. defendió recientemente –en un discurso internacional para la Congregación del Clero– el título de María Corredentora en las enseñanzas del Concilio Vaticano Segundo. De igual manera el Cardenal Schönborn, ex-secretario del Catecismo universal, es también un elocuente defensor de este título y uno de los 550 obispos que respaldan la definición papal de María Corredentora, Mediadora de todas las Gracias y Abogada.

ZENIT: ¿En alguna ocasión el Papa Juan Pablo II ha llamado a María “Corredentora”?

Miravalle: El Papa Juan Pablo II ha usado el título de Corredentora cuando menos en seis ocasiones en sus discursos papales, al igual que lo hizo –antes que él- el Papa Pío XI. Por ejemplo, en su homilía en Guayaquil, Ecuador en Enero de 1985, declaró que María fue “espiritualmente crucificada con su Hijo crucificado” y que “su rol como Corredentora no terminó después de la glorificación con su Hijo.”

Las enseñanzas repetidas y consistentes de nuestro Santo Padre sobre María como Corredentora en sus discursos y homilías papales, es una manifestación de la mente y del magisterio ordinario del Papa que hace un llamado por nuestra sumisión religiosa de voluntad e intelecto, de acuerdo a la Lumen Gentium, 25.

El Concilio Vaticano Segundo hace referencia a las alocuciones papales en numerosas ocasiones, como un soporte doctrinal para sus conclusiones conciliares. Así como los discursos papales fueron reconocidos por el concilio como fuentes doctrinales legítimas, de igual manera el magisterio Mariano de Juan Pablo debería reconocerse en el período post-conciliar.

La santidad aporta un fuerte testimonio al título de María Corredentora. Por ejemplo, San Pío de Pietrelcina, San Josemaría Escrivá, Sta. Teresa Benedicta de la Cruz -Edith Stein-, San Leopoldo Mandic y el Beato Bartolo Longo, entre muchos otros santos recientemente canonizados y beatos, junto con San Maximiliano Kolbe, usaron el título.

La madre Teresa de Calcuta fue realmente, una de las líderes en la causa por una definición dogmática de María Corredentora, Mediadora de todas las Gracias y Abogada. La Hermana Lucia, la vidente de Fátima, también ha subrayado el rol de María Corredentora en su último libro: “Llamados de los Mensajes de Fátima” exponiendo sobre María Corredentora en seis diferentes secciones del mismo.

ZENIT: ¿Qué dice sobre la objeción de que el término Corredentora no es legítimo, porque no está en el lenguaje de la Escritura y de los Padres de la Iglesia?

Miravalle: El objetar la legitimidad del título de Corredentora es criticar, implícitamente a Juan Pablo II, quien como ya dije, ha usado repetidamente el título de Corredentora. El usar el lenguaje de la Escritura y de los Padres como un criterio legítimo de la terminología de la Iglesia, sería eliminar de manera impresionante los títulos dogmáticos Marianos de la Inmaculada Concepción y de la Asunción, lo mismo que el término de la transubstanciación y aún el de la infalibilidad papal, ya que ninguna de estas verdades dogmáticas son descritas en dicho lenguaje.

Sería importante evitar cualquier tipo de semi-primitivismo que impide el desarrollo legítimo de una doctrina o un título debido a la falta de su presencia explícita en la Escritura o en los Padres.

El Venerable Cardenal Newman respondió a Pusey con respecto a una objeción similar diciendo: “¿Porqué protestas contra el que Nuestra Señora sea llamada Corredentora cuando estás dispuesto a aceptar inmediatamente títulos inmensamente más gloriosos atribuidos a ella por los Padres: Madre de Dios, Segunda Eva, Madre de Todos los Vivientes, Madre de la Vida, Estrella de la Mañana, Nuevo Cielo Místico, Centro de la Ortodoxia, la toda sin mancha Madre de la Santidad, y otros parecidos?

ZENIT: Pero ¿la definición papal de María Corredentora no obstaculizaría la importante misión ecuménica de la Iglesia?

Miravalle: Los teólogos protestantes Miegge and Maury identificaron en los 50´s, la corredención Mariana como el tema fundamental de la Mariología del Siglo XX. Más recientemente, el tratado ecuménico Dombes sobre María, anotó que la omisión de los títulos de Corredentora y Mediadora de todas las gracias en el Vaticano II, para no ofender a los Cristianos Protestantes, no fue efectiva, puesto que la doctrina de la corredención y de la mediación permanecieron como una enseñanza fundamental del concilio.

Es tiempo de ser más sinceros con otros cuerpos eclesiales Cristianos sobre la doctrina de la corredención y mediación Mariana y articular esta verdad con la mayor integridad y precisión teológica posible, mientras que al mismo tiempo se manifieste una gran delicadeza hacia aquellos que no comparten nuestra visión Católica. Este sería el importante beneficio ecuménico de la definición de María Corredentora.

El extinto Cardenal O’Connor de New York declaró que una definición -como la propuesta-, ayudaría grandemente al ecumenismo porque su articulación precisa aseguraría a otros Cristianos que nosotros distinguimos adecuadamente entre la excepcional asociación de María con Cristo y el poder redentor ejercido por Cristo solo.

El Santo Padre declara en “Ut Unum Sint” que la unidad Cristiana querida por Dios, sólo se puede obtener por la aceptación del contenido total de la verdad revelada y prohíbe cualquier componenda de la verdad revelada o de un desarrollo doctrinal en aras de un “acuerdo superficial”. Es por esto que la persona de Juan Pablo II ofrece una particular sensatez para la presente oportunidad de una definición papal de María Corredentora.

Este Papa posee el verdadero don de ser al mismo tiempo “completamente ecuménico” y “completamente Mariano”, y ¿quién mejor que Juan Pablo II para encontrar el delicado balance entre la completa integridad dogmática y la genuina delicadeza ecuménica, referente a la formulación de un nuevo dogma Mariano? ¿Acaso no ha representado maravillosamente este cuidadoso balance en el “Rosarium Virginis Mariae”?

Al inicio del Año Mariano en 1987, el Santo Padre alentó a la comisión preparatoria a tener más “confianza en María por la misión del Ecumenismo”. La misma sabiduría aplica en relación a un posible dogma Mariano.

La Madre espiritual de todos los pueblos sigue siendo la Madre de la unidad Cristiana, no su obstáculo.

En relación a los Ortodoxos, nuestras Iglesias hermanas, su generosa celebración litúrgica del rol de la Madre de Dios en nuestra salvación es algo para emular y redescubrir en la Iglesia de Occidente. Su entrada litúrgica común: “Oh Madre de Dios, sálvanos”, capta el meollo del rol excepcional de María en la misión salvífica de su Hijo. De hecho, el Patriarca Bartolomeo promulgó en 1998, la encíclica de Cuaresmática sobre el rol de la Madre de Dios en la salvación, que pasó casi inadvertida en el Occidente.

El hecho permanece de que las Iglesias Ortodoxas, al igual que los cuerpos eclesiales Protestantes, no aceptan el oficio del papado, y por lo mismo, lógicamente nunca pueden estar a favor del ejercicio del carisma de la infalibilidad papal, mismo que rechazan a priori. Es por esto, que el sostener que hasta que recibamos el respaldo de las autoridades Ortodoxas y Protestantes para un dogma Mariano el Papa no debería declarar un dogma, es filosófica y prácticamente eliminar en su totalidad el carisma de la infalibilidad papal.

ZENIT: ¿Cuántos fieles Católicos han pedido este dogma, y ve Ud. alguna relevancia para la proclamación de este dogma Mariano con la presente situación mundial?

Miravalle: En los últimos 10 años, han sido enviados a la Santa Sede alrededor de 7 millones de peticiones provenientes de 150 países, junto con los respaldos -cartas personales dirigidas a Su Santidad- de 550 obispos y más de 40 cardenales. Esto constituye la campaña más grande de peticiones en la historia de la Iglesia.

A la luz del presente clima y rumores de guerra, creo que la proclamación del dogma de María Corredentora, Mediadora de todas las Gracias y Abogada, sería el medio para liberar el ejercicio pleno del rol intercesor materno de Nuestra Señora para traer la paz a un mundo problematizado, en cumplimiento de su promesa dada en Fátima de que “al final mi Corazón Inmaculado triunfará…y un período de paz será concedido al mundo”. DIOS respeta la libertad humana y la proclamación papal “la liberará” para ejercer plenamente sus roles salvíficos para la humanidad contemporánea.

Este reportaje se realizó el 31 de octubre de 2002.
Fuente: ZENIT Agencia Noticiosa
(
Envío de Josep Puig
jesucrist@jesucrist.jazztel.es
http://forosdelavirgen.org
).

Maria Corredentora: respuesta a 7 objeciones comunes.

María Corredentora: respuesta a 7 objeciones comunes

El 23 de Diciembre del 2000, La revista New York Times publicó como artículo principal en su sección “Artes e Ideas” sobre el movimiento Vox Populi Mariae Mediatrici, que busca la definición papal de la Santísima Virgen María como Corredentora, Mediadora de todas las gracias y Abogada.

Aunque diversas en sus formulaciones, la mayoría de las objeciones a las enseñanzas de la Iglesia Católica sobre la Santísima Virgen como “Corredentora” caen sobre las mismas categorías básicas. Lo que aquí se presenta, es un resumen de las objeciones comunes tomadas principalmente de las publicaciones recientes, tanto Cristianas como seculares. Una respuesta resumida se presenta a cada objeción.Este artículo fue reimpreso de inmediato en un gran número de los principales periódicos de USA, renovando de esta manera un debate acalorado y bizarro en todo el país sobre el concepto de la Santísima Virgen como “Corredentora”, tanto adentro como afuera de los círculos pensantes de la Iglesia.

1ª. Objeción: El nombrar a María “Corredentora”, la pone en un mismo nivel con Jesucristo, el Hijo Divino de Dios, haciéndola algo como una cuarta persona de la Trinidad, una diosa o casi divina diosa, lo cual es una blasfemia para cualquier Cristiano verdadero.

El uso en la Iglesia Católica del título “Corredentora”, como está aplicado a la Madre de Jesús, de ninguna manera pone a María en un nivel de igualdad con Jesucristo el Divino Redentor. Hay una diferencia infinita entre la persona divina de Jesucristo y la persona humana de María. Más bien, la enseñanza papal ha usado el título “Corredentora”, para referirse a la participación excepcional de la Madre de Jesús con y supeditada a su divino hijo en la obra de la redención humana.

El término “corredentora” es adecuadamente traducido como “la mujer con el redentor”, o más literalmente como “la que re-adquirió con (el redentor)”. El prefijo “co” viene del término del Latín “cum”, que significa “con” y no “igual a”. Corredentora por tanto, como se aplica a María, se refiere a su cooperación excepcional con y supeditada a su divino hijo Jesucristo, en la redención de la familia humana, como está manifestado en la Escritura Cristiana.

Con el libre y activo “fiat” de María a la invitación del Ángel Gabriel para convertirse en la madre de Jesús, “Hágase en mí según tu palabra” (Lc 1:38), cooperó excepcionalmente con la obra de la redención al darle al Redentor su cuerpo, el que fuera el instrumento mismo de la redención humana. “Hemos sido santificados merced a la oblación de una vez para siempre del cuerpo de Jesucristo” (Hb 10:10), y el cuerpo de Jesucristo le es dado a través de la libre, activa y única cooperación de la Virgen María. En virtud de haber dado carne a la “Palabra hecha carne” (Jn 1:14), la que en turno redimió a la humanidad, la Virgen de Nazaret merece excepcionalmente el título de Corredentora. En las palabras de la extinta Madre Teresa de Calcuta: “Desde luego, María es Corredentora –le dio a Jesús su cuerpo, y su cuerpo es el que nos salvó”.1

La profecía de Simeón en el templo, en el Nuevo Testamento, también revela la sufriente y corredentiva misión de María en unión directa con su hijo Redentor en su unificada obra de la redención: “Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: ¨Este está puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción, -¡y a ti misma una espada te atravesará el alma!- …” (Lc 2:34-35).

Pero la culminación del rol de María como Corredentora supeditada a su divino hijo se da al pie de la Cruz, donde el sufrimiento total del corazón de la madre es obedientemente unido a los sufrimientos del corazón del Hijo, en el cumplimiento del plan de redención del Padre (Cf. Ga 4:4).

Como un fruto de este sufrimiento redentor, María es dada por el Salvador crucificado como la madre espiritual de todos los pueblos “¡Mujer, ahí tienes a tu hijo!´. Luego dice al discípulo, ´Ahí tienes a tu madre!” (Jn 19:27). Como lo describió el Papa Juan Pablo II, María fue “Crucificada espiritualmente con su Hijo crucificado”2. Aun después de haber logrado la adquisición de las gracias de la redención en el Calvario, el rol corredentivo de María continúa en la distribución de esas gracias salvadoras a los corazones de la humanidad.

Los escritores Cristianos y Padres de la Iglesia primitiva explicaron la corredención Mariana con gran profundidad y simplicidad, en el primer modelo teológico de María como la “Nueva Eva”.

Esencialmente enunciaron que como Eva, la primera “madre de los vivientes” (Gn3:20) fue instrumental directamente con Adán el padre de la raza humana, en la pérdida de la gracia para toda la humanidad, así también María, la “Nueva Eva”, fue directamente instrumental con Jesucristo, a quien San Pablo llama el “Nuevo Adán” (Cf. 1 Co 15:45-48), en la restauración de la gracia para toda la humanidad. En palabras del Padre de la Iglesia del Siglo II, San Irineo: “Así como Eva, esposa de Adán, aún una virgen, se convirtió por su desobediencia en la causa de muerte para sí misma y para toda la raza humana, así también María, esposa pero también virgen, se convirtió por su obediencia en la causa de salvación para ella y para toda la raza humana”3.

A la luz de su excepcional y directa cooperación con el Redentor en la restauración de la gracia para la familia humana (Cf. Gn 3:15), María fue universalmente conocida en la Iglesia primitiva como la “Nueva Madre de los Vivientes”, y su corredención instrumental con Cristo fue también sintetizada en la expresión sucinta del Padre de la Iglesia del Siglo IV, San Jerónimo: “Muerte a través de Eva, vida a través de María”4.

A lo largo de toda la Tradición Cristiana existen referencias explícitas sobre la corredención Mariana, como una participación excepcional de María con y supeditada a Jesucristo, en “re-adquirir” o redimir a la humanidad de la esclavitud de Satanás y del pecado. Por ejemplo, Modesto de Jerusalén, escritor de la Iglesia del siglo VII, declaró que a través de María somos “redimidos de la tiranía del demonio”5. San Juan Damaceno (Siglo VIII) la saluda diciendo: “Os saludo, a través de quien hemos sido redimidos de la maldición”6. San Bernardo de Clairvaux (Siglo XII) predica que, “a través de Ella, “el hombre fue redimido”7. El gran doctor Franciscano, San Buenaventura (Siglo XIII), sintetizó magistralmente la Tradición Cristiana en esta enseñanza: “Aquella mujer (entiéndase Eva), nos sacó del paraíso y nos vendió; pero ésta (María) nos trajo de nuevo y nos compró”8.

Aunque nunca hubo ninguna objeción en la mente de los padres y doctores de la Iglesia, de la total y radical dependencia de la participación de la Santísima Virgen en la obra divina y en los méritos de Jesucristo, sin embargo, la Tradición Cristiana primitiva no tuvo ningún reparo en enseñar y predicar la íntima participación sin paralelo de la mujer, María, en la re-adquisición o la redención de la raza humana de la esclavitud de Satanás. Así como la humanidad fue vendida por un hombre y una mujer, así también fue la voluntad de Dios que la humanidad fuese redimida por un Hombre y una mujer.

En sobre este rico fundamento Cristiano que los papas y santos del Siglo XX, han usado el título de Corredentora para referirse al rol excepcional de María en la redención humana, como ha sido ejemplificado en el uso contemporáneo de Corredentora para María por el Papa Juan Pablo II en cinco ocasiones durante su pontificado9.

“Corredentora”, como ha sido usado por los papas, no significa que María es una diosa igual a Jesucristo, al igual que la identificación que hace San Pablo de todos los Cristianos como “Colaboradores de Dios” (1 Co 3:9), no significa que todos los Cristianos son dioses igual al único Dios.

Todos los Cristianos son correctamente llamados a ser colaboradores o “corredentores” con Jesucristo (Cf. Col 1:24) en la recepción y cooperación con la gracia necesaria para la propia redención y la redención de otros –la redención personal subjetiva se hizo posible por la redención histórica objetiva o “readquisición” alcanzada por Jesucristo, el “Nuevo Adán”, el Redentor, y por María, la “Nueva Eva”, la Corredentora.

2ª. Objeción: El llamar a la Santísima Virgen María “Corredentora”, está contra el propio ecumenismo Cristiano, puesto que lleva a la división entre Católicos y otros Cristianos.

La objeción más comúnmente planteada y argumentada al uso de Corredentora (esto aún sin ninguna definición potencial de la doctrina), es su oposición percibida al ecumenismo Cristiano. Por lo tanto, debemos empezar con una definición precisa del auténtico ecumenismo Cristiano y su actividad apropiada correspondiente, como está entendido por la Iglesia Católica.

En su documento papal sobre ecumenismo, Ut Unum Sint, (“que todos sean uno” Jn 17:21), el Papa Juan Pablo II define el auténtico ecumenismo Cristiano en términos de oración “como el alma” y el diálogo “como el cuerpo” trabajando hacia la meta final de una verdadera y duradera unidad Cristiana10. Al mismo tiempo, el imperativo Católico de trabajar y esforzarse por la unidad Cristiana, no permite de ninguna manera la reducción o dilución de la enseñanza doctrinal Católica, ya que esto sería tanto la carencia de integridad Católica como concurrentemente desviarse en un diálogo con otros Cristianos no Católicos, sobre qué es lo que realmente cree la Iglesia Católica.

Tal como enseña claramente el Concilio Vaticano Segundo en términos del diálogo ecuménico: “Es del todo necesario que se exponga claramente toda la doctrina. Nada es tan ajeno al ecumenismo como ese falso irenismo, que daña la pureza de la doctrina Católica y oscurece su sentido genuino y definido”11 .

Juan Pablo II explica además: “En relación al estudio de las divergencias, el Concilio pide que se presente toda la doctrina con claridad. Al mismo tiempo, exige que el modo y el método de anunciar la fe católica no sea un obstáculo para el diálogo con nuestros hermanos y hermanas…La plena comunión deberá realizarse en la aceptación de toda la verdad, en la que el Espíritu Santo introduce a los discípulos de Cristo. Por tanto, debe evitarse absolutamente toda forma de reduccionismo o de fácil estar de acuerdo”12

Un exacto entendimiento, entonces, del ecumenismo desde la perspectiva Católica, es el mandato crítico de la Iglesia de orar, dialogar y trabajar en caridad y en verdad en la búsqueda de la verdadera unidad Cristiana entre todos los hermanos y hermanas en Cristo, pero sin ninguna componenda en presentar la totalidad de las enseñanzas doctrinales de la Iglesia. El Papa actual, tan personalmente dedicado a la auténtica unidad Cristiana, nuevamente afirma:
“La unidad querida por Dios sólo se puede realizar en la adhesión común al contenido íntegro de la fe revelada. En materia de fe, una solución de compromiso está en contradicción con Dios que es la Verdad. En el Cuerpo de Cristo que es ´camino, verdad y vida´ (Jn 14:6), ¿quién consideraría legítima una reconciliación lograda a costa de la verdad?”13 .

Ahora apliquemos este entendimiento de ecumenismo al asunto de María Corredentora. El título Corredentora para María ha sido usado en repetidas enseñanzas papales, y la doctrina de la corredención Mariana, como la excepcional participación Mariana con y supeditada bajo Jesucristo en la redención de la humanidad, constituye la repetida enseñanza del Concilio Vaticano Segundo:
…(Ella) se consagró totalmente a sí misma, cual esclava del Señor, a la persona y a la obra de su Hijo, sirviendo al misterio de la Redención con El y bajo El, por la gracia de Dios omnipotente. Con razón pues, los Santos Padres estiman a María no como un instrumento pasivo, sino como una cooperadora a la salvación humana por la libre fe y la obediencia14.

Y más aún:
Así también la Bienaventurada Virgen avanzó en la peregrinación de la fe y mantuvo fielmente la unión con su Hijo hasta la cruz, en donde, no sin designio divino, se mantuvo de pie, se condolió vehementemente con su Unigénito y se asoció con corazón maternal a su sacrificio, consintiendo con amor en la inmolación de la víctima engendrada por Ella misma15.

Y más adelante:
(Ella)…concibiendo a Cristo, engendrándolo, alimentándolo, presentándolo en el templo al Padre, y padeciendo con su Hijo mientras El moría en la cruz, cooperó en forma del todo singular, por la obediencia, la fe, la esperanza y la encendida caridad, en la restauración de la vida sobrenatural de las almas. Por tal motivo, es nuestra madre en el orden de la gracia16.

De esta manera, no hay duda que la Corredención Mariana constituye la enseñanza doctrinal de la Iglesia Católica, y como tal, debe ser presentada en cualquier enunciamiento verdadero de la enseñanza Católica, la cual incluye críticamente el dominio del verdadero diálogo ecuménico.

Por tanto el expresar que el título y la doctrina de María Corredentora es en alguna manera contrario a la misión ecuménica de la Iglesia, es fundamentalmente malentender la misión ecuménica de la Iglesia misma. Una doctrina Católica completa, incluyendo la doctrina de la corredención Mariana, debe ser incluida para cualquier diálogo que busque la unidad Cristiana. Más aún, la intencionada ausencia de María Corredentora en el diálogo total ecuménico y en la totalidad de la misión ecuménica de la Iglesia, carecería de integridad y justicia para el ecumenismo Católico hacia los Cristianos no Católicos quienes han traído por su parte, presumiblemente, la totalidad de las enseñanzas del cuerpo eclesial de sus doctrinas a la mesa del diálogo. Regresando a la exhortación Cristiana de Juan Pablo II: “En el Cuerpo de Cristo que es ´camino, verdad y vida´ (Jn 14:6), ¿quién consideraría legítima una reconciliación lograda a costa de la verdad?”17 .

De esta manera, el llamar a la Santísima Virgen María como “Corredentora” a la luz de la Escritura Cristiana y la Tradición Cristiana, no es de ninguna manera contraria al ecumenismo, sino más bien constituye un elemento esencial de la integridad Cristiana demandada por el ecumenismo, puesto que la Corredención Mariana constituye una enseñanza doctrinal de la Iglesia Católica.

De hecho, si la doctrina de la Corredentora constituye actualmente una fuente de confusión para algunos Cristianos, connotando para algunos una imagen de diosa u otros conceptos de exceso Mariano, entonces aparece más aún apropiado que un claro enunciamiento de esta doctrina sea dado a los hermanos y hermanas Cristianos en el diálogo ecuménico.

También hay el beneficio potencial de una definición papal formal, proveyendo la mayor claridad posible de la más alta autoridad Católica posible. En palabras del extinto Cardenal Juan O´Connors de New York: “Claramente, una definición papal formal sería enunciada en una terminología tan precisa, que otros Cristianos perderían su ansiedad de que nosotros no distinguimos adecuadamente entre la asociación excepcional de María con Cristo y el poder redentor ejercido por Cristo solo18”.

Otra perspectiva legítima ecuménica sobre la corredención Mariana y su subsecuente maternidad espiritual, es la que, como madre de todos los pueblos, María puede ser el medio principal de unidad Cristiana entre los hermanos y hermanas Cristianos divididos, en lugar de ser un obstáculo. El pastor Luterano, Rev. Dr. Charles Dickson, hace un llamado a los Cristianos Protestantes a re-examinar la defensa y devoción positiva Mariana documentada de muchos de sus fundadores como ha sido manifestada, por ejemplo, en palabras de Martín Lutero en sus Comentarios sobre el Magnificat: “Que la tierna Madre de Dios misma me procure el espíritu de sabiduría para que beneficiosa y profundamente exponga esta su canción… Que Cristo nos dé el correcto entendimiento…por medio de la intercesión y a favor de Su amada Madre María…”19. Lutero continúa llamando a María el “taller de Dios”, la “Reina del cielo”, y declara: “La Virgen María quiere decir, simplemente, que su alegría será cantada de una generación a otra de tal manera que nunca habrá un tiempo en el que Ella no sea glorificada”20.

Sobre el rol de la maternidad espiritual de María como un instrumento de la unidad Cristiana, el Dr. Dickson comenta más adelante:
En nuestro tiempo, aún estamos todavía presenciando las divisiones trágicas entre los Cristianos del mundo. Aún así, parados al borde de una nueva era ecuménica, María como el modelo de catolicidad o universalidad, resulta aún más importante. En el curso de muchos siglos desde los inicios de la Iglesia, desde el tiempo de María y los Apóstoles, la maternidad de la Iglesia fue una.

Esta maternidad fundamental no puede ser desvanecida, aunque ocurran las divisiones. María, a través de su maternidad, mantiene la universalidad del rebaño de Cristo. Y mientras la comunidad Cristiana entera vuelve hacia Ella, se incrementa la posibilidad de un renacimiento y de una reconciliación. Por tanto María, la madre de la Iglesia, es también una fuente de reconciliación entre sus hijos dispersos y divididos21.

3ª. Objeción: El llamar a la Madre de Jesús, “Corredentora” o su subsecuente rol como “Mediadora”, implica un role de mediación por alguien más que Jesucristo, pero las escrituras llanamente declaran en 1 Timoteo 2:5 “Porque hay un solo Dios,y también un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús, hombre también”, y por tanto ninguna criatura puede ser correctamente un mediador.

La definición de “mediador” (en Griego, mesitis –“va en medio”), es una persona que interviene entre otras dos personas o partes con la meta de unir o reconciliar las partes. Aplicando este término a Jesucristo, San Pablo en verdad declara que hay un solo mediador entre las partes de Dios y la humanidad, nombrado el “hombre Cristo Jesús”. Por tanto, nadie llega a Dios Padre excepto a través de la única, perfecta mediación de Jesucristo.

Pero la pregunta permanece aún, ¿La única perfecta mediación de Jesucristo previene o más bien provee para que otros participen subsidiariamente de la única mediación de Jesucristo?

En otras palabras, ¿La única mediación exclusiva de Cristo previene a cualquier criatura de participar de esa esencial única mediación? o más bien, ¿su divina y humana perfección permite a otros el participar en su única mediación de una manera subsidiaria y secundaria?

La Escritura Cristiana ofrece ejemplos similares a esta cuestión de la mediación donde los Cristianos están obligados a participar en algo que también es “único”, exclusivo y dependiente enteramente de la persona de Jesucristo.

La Filiación única de Jesucristo. Hay un solo verdadero hijo de Dios, Jesucristo, quien procede de Dios Padre (1 Jn 1-4). Pero todos los Cristianos son llamados a participar en la filiación única y verdadera de Jesucristo por medio de convertirse en “hijos adoptivos” en Cristo (cf 2 Co 5:17; 1 Jn 3:1; Ga 2:20), como una verdadera participación en la filiación de Cristo a través del bautismo el que permite a los hijos e hijas adoptivas también compartir en la herencia del Hijo único, la vida eterna.

Viviendo en el Cristo Unico. Todos los Cristianos son llamados a participar en la “vida única” de Jesucristo. Por la gracia se participa en la vida y en el amor de Jesucristo, y a través de El, en la vida y el amor de la Trinidad. Como San Pablo enseña: “y no vivo yo, sino Cristo quien vive en mí” (Ga 2:20), y Pedro (2 P 1:14) invita a los Cristianos a convertirse en “copartícipes de la naturaleza divina”, vivir en el Cristo único y por tanto vivir en la vida de la Trinidad.

El Sacerdocio único de Jesucristo. Todos los Cristianos también han sido llamados a participar en diferentes grados del sacerdocio único de Jesucristo. El libro de los Hebreos identifica a Jesucristo como el único “sumo sacerdote” (cf Hb 3:1; 4:14; 5:10) que se ofrece en gran sacrificio espiritual de si mismo en el Calvario. Y aún más, las Escrituras invitan a todos los Cristianos, aunque en diferentes niveles de participación –ministerial (cf Hch 14:22) o real (1 P 2:9)- a participar en el sacerdocio único de Jesucristo en el ofrecimiento del “sacrificio espiritual”. Todos los Cristianos son instruidos a “ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios” (1 P 2:5, 2:9).

En todos estos casos, el Nuevo Testamento llama a los Cristianos a compartir en aquello que es uno y único de Jesucristo, el Alfa y Omega, en niveles verdaderos pero subordinados de participación.

Entonces, en referencia a Cristo el único Mediador (1 Tm 2:5), vemos el mismo imperativo Cristiano para que otros compartan o participen en la única mediación de Jesucristo, pero en una mediación secundaria enteramente dependiente sobre la única perfecta mediación de Jesucristo.

Entonces este asunto cristológico crucial debe ser preguntado de esta manera: ¿El tal compartir subordinado en la mediación única de Cristo obscurece la única mediación de Cristo, o más bien manifiesta la gloria de su única mediación?. Esto es fácilmente respondido al imaginar un mundo contemporáneo sin “hijos e hijas adoptivas de Cristo”, sin Cristianos compartiendo hoy en día en la vida única de Jesucristo por medio de la gracia, o sin ningún Cristiano ofreciendo sacrificios espirituales en el sacerdocio Cristiano. Tal ausencia de participación humana resultaría únicamente en el obscurecimiento de la única Filiación, del único Sumo Sacerdocio y de la Vida misma de la gracia en Jesucristo.

El mismo principio es válido referente a la participación en la mediación única de Jesucristo, de una manera dependiente y supeditada: A mayor participación humana en la mediación única de Cristo, mayor la perfección, poder y gloria de la única y necesaria mediación de Jesucristo que se manifiesta al mundo.

Más aún, la Escritura Cristiana ofrece muchos ejemplos de mediadores humanos instituidos por Dios, que cooperaron por iniciativa divina, en la unión de la humanidad con Dios. Los grandes profetas del Antiguo Testamento fueron mediadores ordenados por Dios, entre Yahvé y el pueblo de Israel, frecuentemente buscando el regresar al pueblo de Israel a la fidelidad hacia Yahvé (cf Is 1; Jr 1; Ez 2). Los Patriarcas del Antiguo Testamento Abraham, Isaac, Jacob y Moisés, entre otros, fueron por iniciativa de Dios los mediadores humanos para salvar la alianza entre Yahvé y el pueblo de Israel (cf Gn12:2; 15:18; Ex 17:11). San Pablo identifica la mediación de Moisés de la ley para los Israelitas: “¿Para qué la ley? Fue promulgada por Dios a través de un mediador” (Ga 3:19-20). Y los ángeles, con cientos de actos mediatorios a lo largo del Antiguo y Nuevo Testamento, son mensajeros de Dios quienes median por la reconciliación entre Dios y la familia humana, antes y después de la venida de Cristo, el único Mediador (cf Gn 3:24; Lc 1:26; Lc 1:19).

Ahora, referente a María, la Escritura Cristiana también revela claramente la participación secundaria y subordinada de la Madre de Jesús en la única mediación de Jesucristo. El “sí” libre y activo de María a la invitación del ángel en la Anunciación, media al mundo a Jesucristo, el Redentor del mundo y el Autor de todas las gracias (cf Lc 1:38). Por esta participación excepcional en entregar al Redentor su cuerpo y al mediar la Fuente de todas las gracias al mundo, María puede correctamente ser llamada tanto “Corredentora” como “Mediadora” de todas las gracias, como la que comparte de manera excepcional en la única mediación de Cristo.

Esta participación excepcional Mariana en la mediación de Cristo, específica de la Redención de Jesucristo, es culminada en el Calvario. En la cruz, su sufrimiento espiritual unido al sacrificio redentor de su Hijo, como la Nueva Eva con el Nuevo Adán, conduce a los frutos universales espirituales de la adquisición de las gracias de la redención, las que en turno, llevan al don de la maternidad espiritual del corazón de Cristo Crucificado para cada corazón humano: “Ahí tienes a tu madre” (Jn 19:27). El don del Redentor de su propia madre como madre espiritual para toda la humanidad, conduce a la alimentación espiritual por parte de la Madre a todos sus hijos en el orden de la gracia. Esto constituye la distribución de las gracias del Calvario por María a sus hijos espirituales como Mediadora de todas las gracias, misma que perpetuamente continúa su compartir excepcional en la única mediación salvífica de Jesucristo.

Juan Pablo II explica el entendimiento Católico de esta participación excepcional Mariana en la mediación única de Jesucristo:
María entraba de manera muy personal en la única mediación entre Dios y los hombres ´que es la mediación del hombre Cristo Jesús…´(debemos) decir que por esta plenitud de gracia y de vida sobrenatural, estaba particularmente predispuesta a la cooperación con Cristo, único mediador de la salvación humana. Y tal cooperación es precisamente esta mediación subordinada a la mediación de Cristo. En el caso de María, se trata de una mediación especial y excepcional22.

Y en su comentario sobre 1 Timoteo 2:5 y la mediación maternal de María, Juan Pablo II declara aún más:
Recordamos que la mediación de María está esencialmente definida por su maternidad divina. El reconocimiento de su rol como mediadora es aún más implícito en la expresión “nuestra Madre”, que presenta la doctrina de la mediación Mariana poniendo el acento en su maternidad… Al proclamar a Cristo el único mediador (cf 1 Tm 2:5-6), el texto de la Carta de San Pablo a Timoteo excluye cualquier otra forma de mediación paralela, pero no la mediación subordinada. De hecho, antes de enfatizar la única exclusiva mediación de Cristo, el autor urge “que se hagan plegarias, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres” (2:1). ¿No son acaso las oraciones una forma de mediación? En verdad, de acuerdo a San Pablo, la mediación única de Cristo está destinada a estimular otras formas de mediación dependientes ministeriales… De verdad, ¿No es acaso la mediación maternal de María sino un don del Padre para la humanidad?23 .

Por tanto, podemos ver que la participación de María en la única mediación de Cristo es excepcional y sin paralelo por ningún otro humano o participación angélica, y aún así, totalmente subordinada y dependiente sobre la única mediación de Jesucristo. Como tal, la mediación maternal de María manifiesta la verdadera gloria y poder de la mediación de Cristo como con ningún otro. Los títulos Marianos de Corredentora y Mediadora de todas las gracias (y también el de Abogada), de ninguna manera violan la prohibición de 1 Tm 2:5 contra toda forma de mediación paralela, autónoma o rival, sino que demuestran la excepcional y única participación maternal en aquella una, perfecta y salvífica mediación de Jesucristo.

En las palabras del erudito Anglicano de Oxford, Dr. John Macquarrie:
El asunto (de la mediación Mariana) no puede ser resuelto apuntando al peligro de la exageración y abuso, o por estar señalando textos aislados de la escritura, como el verso anteriormente citado de 1 Timoteo 2… o por el deseo de no decir nada que pudiera ofender a los compañeros del diálogo ecuménico. Entusiastas no pensantes quizá hayan elevado a María a una posición de virtual igualdad con Cristo, pero esta aberración no es una consecuencia necesaria del reconocimiento que quizá exista una verdadera lucha por la expresión en las palabras como Mediadora y Corredentora.

Todos los teólogos responsables estarán de acuerdo que el rol corredentor de María es subordinado y auxiliar al rol central de Cristo. Pero si ella tiene tal rol, entonces entre más claro lo entendamos, mejor. Y como otras doctrinas concernientes a María, no es solamente decir algo sobre ella, sino algunas veces más en general sobre la Iglesia como un todo, y aún como la humanidad como un todo.24

4ª. Objeción: El llamar a María una corredentora o decirle a los Cristianos en general “corredentores”, es el tener a un ser humano activamente participando en la redención, la que es divina o, más específicamente, una actividad “teándrica”, alcanzada por Jesucristo solo en sus naturalezas divina y humana, y por tanto prohibida por la Cristiandad. Tal cosa sería sólo en estimular el paganismo, puesto que pone a la persona humana de María, como una parte de la acción divina redentora que sólo Jesucristo puede lograr.

De muchas maneras, la respuesta a esta objeción puede ser encontrada en la misma evidencia fundamental de la Escritura Cristiana que responde a la objeción previa sobre cualquier forma de participación humana subordinada en la única mediación de Jesucristo (una mediación que incluye la redención). Pero ejemplifiquemos la objeción específica referente a la participación activa de María en el acto divino de la Redención.

La objeción completa a la participación activa de María como Corredentora en la redención alcanzada por Jesucristo, ha sido presentada de la siguiente forma. La actividad teándrica se refiere a una acción hecha por Jesucristo que es alcanzada a través de sus dos naturalezas, la divina y la humana. Puesto que el acto de la redención llevado a cabo por Jesucristo fue una actividad teándrica, y María fue meramente humana, sus acciones no fueron teándricas y por tanto no puede participar activamente en la redención. De aquí, que María no puede ser propiamente llamada “corredentora”, un término que significa que Ella “re-adquirió” a la humanidad con el Redentor.

Tampoco ninguno de los Cristianos pueden ser llamados “corredentores”, puesto que ninguna criatura puede participar en la actividad teándrica.

Para mejor responder a esta objeción, debemos regresar al significado etimológico esencial del término “corredentora”. El prefijo en Latín, cum, significa “con” (y no “igual a”). El verbo en Latín re(d)-emere significa, “re-adquirir”, y el sufijo –trix, significando “uno que hace algo”, es femenino.

En su forma completa, entonces, el término “corredentora” se refiere a la “mujer con el redentor”, o de una manera más literal, “la mujer que re-adquirió con (el Redentor)”.

Como es usado en la Iglesia Católica, el término corredentora expresa la participación activa y excepcional de María en la actividad divina y humana de la redención alcanzada por Jesucristo.

Nuevamente, radicalmente dependiente y subordinada a la acción teándrica redentora de Jesucristo, la perfección misma de esta redención divina y humana provee, en lugar de prohibir, varios niveles de verdadera y activa participación humana.

Aunque es legítimo el distinguir las acciones teándricas de las acciones humanas, va en contra de la Escritura Cristiana y de la Tradición Cristiana –tanto la antigua como la desarrollada-el rechazar la participación humana activa en la actividad teándrica de Jesucristo.

El participar activamente en una acción teándrica no requiere necesariamente, que el participante tenga también la naturaleza divina y la humana. Tal cosa es malentender la distinción entre “ser” poseyendo la esencia y el atributo específico como una parte de lo que se es, y “participar” compartiendo en la esencia y el atributo específico tal y como es poseído por el otro. Por tanto, María como una criatura humana puede compartir activamente en la acción teándrica redentora de Jesucristo, sin poseer ella misma la esencia de la divinidad como un atributo específico de su persona. De una manera similar, todos los Cristianos comparten de la naturaleza divina de Jesucristo (cf 2 P 1:4) sin ser por ello dioses; participan en la filiación de Jesucristo (cf Ga 4:4) sin ser divinamente engendrados; comparten en la mediación de Cristo (cf Ga 3:19, 1 Tm 2:1) sin ser el único Mediador divino y humano (1 Tm 2:5).

Una vez más, la Escritura Cristiana testifica a María su participación singular activa en la Redención de Jesucristo. Con el “fiat” libre y activo a la invitación del ángel Gabriel de ser la madre de Jesús, “Hágase en mí según tu palabra” (Lc 1:38), cooperó excepcionalmente en la obra de la redención al darle al divino Redentor su cuerpo, mismo que fue el instrumento mismo de la redención humana.

La profecía de Simeón revela la misión corredentora, sin paralelo, de María en unión directa con su hijo Redentor en su (de ellos) obra unificada de redención, “¡y a ti misma una espada te atravesará el alma!” (Lc 2:34-35). Y la culminación del rol de María como Corredentora con y supeditada a su divino Hijo, se da al pie de la Cruz, donde el sufrimiento total del corazón de la madre, es obedientemente unido a los sufrimientos del corazón del Hijo para el cumplimiento del plan de redención del Padre: “¡Mujer, ahí tienes a tu hijo! Luego dice al discípulo, ahí tienes a tu madre”. (Jn 19:27)

Los primeros escritores y Padres de la Iglesia explicaron la participación Mariana con y supeditada a Cristo en la “re-adquisición” de la familia humana de la esclavitud de Satanás y del pecado, en el primer modelo teológico de María como la “Nueva Eva”. Esos escritores antiguos testifican la unidad de la Redención alcanzada por Cristo y la corredención por María, enunciando que así como Eva, la primera “madre de los vivientes” (Gn 3:20) fue una causa instrumental con Adán el padre de la raza humana, en la pérdida de la gracia para toda la humanidad, así también María, la “Nueva Eva”, fue una causa instrumental con Jesucristo, el “Nuevo Adán” (cf 1 Co 15:45-48, 20-25) en el restablecimiento de la gracia para toda la humanidad.

En palabras de San Irineo: “Así como Eva, esposa de Adán, aún siendo virgen, se convirtió por su desobediencia en la causa de muerte para ella y para toda la raza humana, así también María, esposa pero siendo virgen, …se convirtió por su obediencia en la causa de salvación para sí misma y para toda la raza humana”25

A lo largo de la Tradición Cristiana primitiva y posterior, se encuentran enseñanzas explícitas de la participación activa de María con Jesucristo en la redención o “readquisición” de la humanidad, de la esclavitud de Satanás. Por ejemplo:
A través de María “somos redimidos de la tiranía del demonio”.
(Modesto de Jerusalén, Siglo VII)26;

“Salve vos, a través de quien somos redimidos de la maldición”.
(San Juan Damasceno, Siglo VIII)27;

“A través de ella, el hombre fue redimido”.
(San Bernardo de Clairvaux, Siglo XII)28;

“Aquella mujer (llámese Eva), nos sacó del Paraíso y nos vendió; pero ésta (María), nos trajo de nuevo y nos adquirió”29;
“Así como ellos (Adán y Eva) fueron los destructores de la raza humana, así éstos (Jesucristo y María) fueron sus reparadores”30;
“Ella (María), también mereció la reconciliación de toda la raza humana”31
“Ella pagó el precio (de la redención) como una mujer brava y amorosa –específicamente cuando Cristo sufrió en la cruz para pagar ese precio, y purgar, lavar y redimirnos- la Santísima Virgen estuvo presente, aceptando y estando de acuerdo con la divina voluntad”.
(San Buenaventura, Siglo XIII)32;

“Solamente a Ella le fue dado este privilegio, es decir una comunicación en la Pasión…y con objeto de hacerla una participante en los beneficios de la Redención, El quiso que fuera una participante en el castigo de la Pasión, de tal manera que se convirtiera la madre de todos a través de la re-creación…”
San Alberto el Grande –o pseudo Alberto- Siglo XIII)33;

“Dios aceptó su oblación como un sacrificio aceptable para la utilidad y salvación de toda la raza humana…El os predijo (María) toda vuestra pasión al haceros a partir de ahí, copartícipe de todos sus méritos y aflicciones, y vos cooperarías con él en el restablecimiento de la salvación del hombre” (John Tauler, Siglo XIV)34;

“…por ser la sufriente con el Redentor, por el pecador cautivo, serás Corredentora” (Siglo XIV)35;

Las enseñanzas Cristianas sobre la Corredentora continúan consistentemente desde la edad media hasta el período moderno36, como lo evidencia esta selección representativa de ejemplos:
“Se han unido santos y doctores en nombrar a nuestra Santísima Señora corredentora del mundo. No hay duda en la posibilidad de uso ilegal en el uso de tal lenguaje, porque existe una avasalladora autoridad para ello…”(Faber, Siglo XIX)37;

“Pensamos en todos los otros méritos extraordinarios, por los cuales Ella compartió con su Hijo Jesús en la redención de la humanidad…No sólo estuvo presente en los misterios de la Redención, sino que también estuvo envueltos en ellos” (Papa León XIII, Siglo XIX)38;

“A tal grado sufrió y casi murió con su Hijo sufriente y agonizante; de tal manera entregó sus derechos maternales a su Hijo por la salvación del hombre, y lo inmoló -hasta donde le fue posible- para calmar la Justicia de Dios, que podemos correctamente decir que Ella redimió a la raza humana junto con Cristo” (Papa Benedicto XV, Siglo XX)39;

“Por la naturaleza misma de su obra, el Redentor debía tener asociada a su Madre en su obra. Por esta razón, la invocamos bajo el título de Corredentora” (Papa Pío XI, Siglo XX)40;

“Así también la Bienaventurada Virgen avanzó en la peregrinación de la fe y mantuvo fielmente la unión con su Hijo hasta la cruz, en donde, no sin designio divino, se mantuvo de pie, se condolió vehementemente con su Unigénito y se asoció con corazón maternal a su sacrificio, consintiendo con amor en la inmolación de la víctima engendrada por Ella misma”41;

“Crucificada espiritualmente con su Hijo crucificado (cf Ga 2:20), contempló con caridad heroica la muerte de su Dios…su papel como Corredentora no cesó con la glorificación del Hijo” (Papa Juan Pablo II, 1985)42;

“La cooperación de los Cristianos en la salvación se realiza después del acontecimiento del Calvario, cuyos frutos se comprometen a difundir mediante la oración y el sacrificio. Por el contrario, la participación de María se realizó durante el acontecimiento mismo y en calidad de madre; por tanto, se extiende a la totalidad de la obra salvífica de Cristo. Solamente Ella fue asociada de ese modo al sacrificio redentor, que mereció la salvación de todos los hombres” (Papa Juan Pablo II)43;

Las enseñanzas de la Tradición Cristiana sobre el rol corredentivo excepcional de María, continúan dentro del tercer milenio con esta enseñanza papal reciente de Juan Pablo II, en donde la íntima participación de María en la muerte de su Hijo en el Calvario, es comparada con el ofrecimiento sacrificial del Antiguo Testamento hecho por Abraham (al igual que de su hijo mismo, ofrecido en obediencia de fe a Dios):
“La cima de esta peregrinación terrena en la fe es el Gólgota, donde María vive íntimamente el misterio pascual de su Hijo: en cierto sentido, muere como madre al morir su Hijo, y se abre a sí misma a la “resurrección” con una nueva maternidad respecto de la Iglesia (cf Jn 19:25-27). Ahí, en el Calvario, María experimenta la noche de la fe, similar a aquella de Moisés en el Monte Moria…”(21 de Marzo del 2001)44 .

Nuevamente, sin cuestionarse de la total y radical dependencia de la participación de María en la redención, sobre la obra y méritos divinos de Jesucristo, los padres y doctores de la Iglesia, junto con la Tradición Cristiana antigua y contemporánea, no dudan en enseñar sobre la activa participación de la mujer, María, con Jesucristo en la redención o “re-adquisición” teándrica de la humanidad de la esclavitud de Satanás y del pecado. Este compartir Mariano en la redención refleja las enseñanzas ancestrales de que así como la humanidad se perdió o fue “vendida” por un hombre y una mujer, así también fue la voluntad de Dios que la humanidad fuera redimida o “re-adquirida” por un Hombre y una mujer.

¿De qué manera, entonces, la participación de María como Corredentora en lo humano, difiere del llamado general de los Cristianos a participar en la redención de Jesucristo?

De verdad, la Escritura Cristiana llama a todos los Cristianos a “completar lo que falta a las tribulaciones de Cristo, a favor de su Cuerpo, que es la Iglesia” (Col 1:24). Esta enseñanza de San Pablo no está hablando de una participación de todos los Cristianos en la redención histórica y universal del Calvario, en donde Cristo adquirió las gracias de la Redención por su pasión y muerte (en ocasiones referido como “redención objetiva”). Si así fuera, esto sería inferir incorrectamente que algo está “faltando” en los méritos de los sufrimientos históricos y los concurrentes méritos salvíficos de Jesucristo, los que fueron por sí mismos infinitos e inagotables.

Más bien, la enseñanza de San Pablo se refiere al imperativo Cristiano a través de la libre cooperación, oración y sacrificio, de participar en la liberación y distribución de las gracias infinitas adquiridas por Jesucristo en el Calvario para la familia humana (teológicamente referida como la “redención subjetiva”). Así como cada corazón humano debe responder activamente en libertad a las gracias salvadoras de Jesucristo por su propia redención subjetiva, así también los Cristianos son llamados a participar activamente en la liberación y distribución de las gracias de la redención también para otros, y, de esta manera, “completar” lo que San Pablo llama “faltante” en los sufrimientos de Cristo, a favor del cuerpo (místico) de Cristo. En este respecto, todos los Cristianos verdaderamente participan en la redención subjetiva, en esta distribución de gracias salvadoras como “colaboradores de Dios” (1 Co 3:9) o “corredentores”, para usar la expresión de los Papas del Siglo XX45.

La participación redentora de María difiere de este llamado general Cristiano a participar en la distribución de las gracias salvadoras en la redención subjetiva personal e individual, puesto que solo Ella también participó -una vez más- de manera subordinada y dependiente totalmente del Redentor, en la redención histórica y universal objetiva, como la Nueva Eva con y supeditada al Nuevo Adán. Esto es el porqué el título de Corredentora, en primer lugar, se refiere exclusivamente a María. Enunciado una vez más por Juan Pablo II en su Discurso de 1997, se diría que:
“La cooperación de los Cristianos en la salvación se realiza después del acontecimiento del Calvario, cuyos frutos se comprometen a difundir mediante la oración y el sacrificio. Por el contrario, la participación de María se realizó durante el acontecimiento mismo y en calidad de madre; por tanto, se extiende a la totalidad de la obra salvífica de Cristo. Solamente Ella fue asociada de ese modo al sacrificio redentor, que mereció la salvación de todos los hombres” (Papa Juan Pablo II)43;

Por tanto, el título y la verdad de María Corredentora como es visto tanto en la Escritura Cristiana como en la Tradición Cristiana, subraya la legitimidad y riqueza espiritual de la participación humana activa en la acción redentora teándrica de Jesucristo. Para María Corredentora, esta participación en la redención constituye una participación tanto en la adquisición como en la distribución de las gracias redentoras; y para todos los otros Cristianos una participación y distribución de gracias redentoras como corredentores en Cristo. Tal y como fue sintetizado por el teólogo del Vaticano Jean Galot en la publicación oficial del Vaticano, L´Osservatore Romano:
El título (Corredentora) es criticado porque sugeriría una igualdad entre María y Cristo. Esta crítica no tiene fundamento…
45 Por ejemplo, Cf. Pío XI, Alocución Papal en Vicenza, 30 de Nov. De 1933. 46 Juan Pablo II, Audiencia General, 9 de Abril de 1997.

Corredención implica una subordinación a la obra redentora de Cristo, porque es sólo una cooperación y no una obra paralela o independiente. De aquí que una igualdad con Cristo es excluida…La palabra “corredención”, que significa “cooperación en la redención”, puede ser aplicada a cada Cristiano y a toda la Iglesia. San Pablo escribe: “Somos colaboradores de Dios” (1 Co 3:9)47 .

5ª Objeción: La idea de María como Corredentora y las enseñanzas sobre la corredención Mariana, son una creencia pía sostenida por algunos Católicos devotos, pero no es una enseñanza doctrinal de la Iglesia Católica. Sólo se le encuentra en algunos textos papales menores y ni ha sido enseñada oficialmente por el Magisterio, ni tampoco está doctrinalmente presente en las enseñanzas del Concilio Vaticano Segundo.

Para un miembro de la fe Católica, el asunto de si una posición teológica dada constituye una enseñanza auténtica de la Iglesia o no, se manifiesta esencialmente por su presencia (o ausencia de esta) en las enseñanzas de una autoridad reconocida de la Iglesia. La autoridad oficial de enseñanza de la Iglesia Católica, o también conocido como “Magisterio”, consiste de las enseñanzas oficiales del Papa y de los obispos en unión con él, bajo la guía general del Espíritu Santo.48

A pesar de que existe cierta jerarquía entre las expresiones de la autoridad pedagógica oficial Católica, desde el dogma definido en un concilio ecuménico o de una declaración infalible papal hecha ex cathedra, hasta las enseñanzas doctrinales de concilios ecuménicos generales, las cartas encíclicas y las enseñanzas papales más generales en los discursos papales, hay, al mismo tiempo una directiva general para los fieles Católicos que está asentada por el Concilio Vaticano Segundo, sobre la necesidad de un asentimiento de mente y corazón por lo manifestado en la mente del papa, aunque no esté hablando infaliblemente49. Y, ciertamente, todas las enseñanzas doctrinales constituyen una auténtica enseñanza doctrinal de la Iglesia Católica.

Apliquemos ahora este criterio de la doctrina oficial de la Iglesia, al tema del estatus doctrinal de la corredención Mariana.

De las bases mismas de las enseñanzas doctrinales del Concilio Vaticano Segundo, por sí solo, la certeza del estatus de la doctrina de la corredención Mariana es incuestionable. Vaticano II repetidamente enseña la participación única de María en la redención de Jesucristo:
…(Ella) se consagró totalmente a sí misma, cual esclava del Señor, a la persona y a la obra de su Hijo, sirviendo al misterio de la Redención con El y bajo El, por la gracia de Dios omnipotente. Con razón pues, los Santos Padres estiman a María no como un instrumento pasivo, sino como libremente cooperando en la obra de la salvación del hombre a través de la fe y la obediencia;50

Y más adelante:

Así también la Bienaventurada Virgen avanzó en la peregrinación de la fe y mantuvo fielmente la unión con su Hijo hasta la cruz, en donde, no sin designio divino, se mantuvo de pie, se condolió vehementemente con su Unigénito y se asoció con corazón maternal a su sacrificio, consintiendo con amor en la inmolación de la víctima engendrada por Ella misma.51

Y más adelante, por el Concilio:
(Ella)…concibiendo a Cristo, engendrándolo, alimentándolo, presentándolo en el templo al Padre, y padeciendo con su Hijo mientras El moría en la cruz, cooperó en forma del todo singular, por la obediencia, la fe, la esperanza y la encendida caridad, en la restauración de la vida sobrenatural de las almas. Por tal motivo, es nuestra madre en el orden de la gracia52 .

El teólogo del Vaticano, Fr. Jean Galot, S.J., confirma el estatus oficial Doctrinal de la corredención Mariana a la luz de las enseñanzas del Vaticano II:
Sin hacer uso del término “corredentora”, el Concilio claramente enunció la doctrina: una cooperación de tipo excepcional, una cooperación maternal en la vida y obra del Salvador, lo que alcanza su máximo en la participación en el sacrificio del Calvario, el cual está orientado hacia la vida sobrenatural para las almas…53

Y como fue articulado por Galot en el periódico oficial del Vaticano, L ´Osservatore Romano: “El Concilio Vaticano Segundo, mismo que evitó el utilizar este título debatido (Corredentora), sin embargo afirmó con vigor la doctrina que este implica…54

Más allá de cierta presencia doctrinal en el Vaticano II, la corredención Mariana, junto con el uso explícito del título “Corredentora”, en una enseñanza papal repetida cubriendo los siglos XIX hasta el XXI, lo que nuevamente asegura un estatus doctrinal auténtico dentro de la Iglesia. La corredención Mariana ha sido repetidamente enseñada en las encíclicas papales y en las enseñanzas generales, tal y como se refleja en las siguientes citas representativas de las enseñanzas papales oficiales:55
León XIII: “Cuando María se ofreció a si misma completamente a Dios junto con su Hijo en el templo, ya estaba compartiendo con El, la dolorosa expiación a favor de la raza humana. Es seguro, por tanto, que sufrió en lo más profundo de su alma con los sufrimientos más amargos y los tormentos de El. Finalmente, fue precisamente frente a los ojos de María que el sacrificio Divino, por el cual Ella había nacido y alimentado a la víctima, tuvo que ser consumado…vemos que estuvo Su Madre frente a la Cruz de Jesús, quien en un milagro de caridad, nos entregó para que nos recibiera como sus hijos, voluntariamente ofreciendo a su Hijo a la divina justicia, muriendo con El en su corazón, atravesada con la espada de dolor”56.

San Pío X: “Debido a la unión de sufrimientos y propósito existente entre Cristo y María, (Ella) mereció convertirse en la más valiosa Reparadora del mundo perdido, y por esta razón, la dispensadora de todos los favores que Jesucristo adquirió para nosotros por Su muerte y Su sangre…y debido a que fue escogida por Cristo para ser su compañera en la obra de la redención, nos merece -como dicen-de congruo, aquello que Cristo nos merece de condigno”…57 .

Benedicto XV: “El hecho de que Ella estuvo con su Hijo, crucificado y agonizante, fue de acuerdo al plan divino. Hasta tal punto entregó sus derechos maternales sobre su Hijo para la salvación del hombre, y lo inmoló –hasta donde le fue posible- para calmar la justicia de Dios, que podemos correctamente decir que redimió a la raza humana junto con Cristo”58 .

Pío XI: “O Madre del amor y de la misericordia quien, cuando vuestro dulcísimo Hijo estaba consumiendo la Redención de la raza humana en el altar de la cruz, permanecisteis de pie junto a El, sufriendo con El como la Corredentora…conserva en nosotros, os lo suplicamos, e incrementa día con día los frutos preciosos de Su Redención y la compasión de su Madre”59.

Pío XII: “Fue Ella quien, siempre de lo más íntimamente unida con su Hijo, como la Nueva Eva, lo ofreció en el Gólgota al Padre Eterno, junto con el sacrificio de su amor y derechos maternales, a favor de todos los hijos de Adán, avergonzados por la caída vergonzosa de este último”60.

Juan Pablo II: “En ella, los numerosos e intensos sufrimientos se cumularon en una tal conexión y relación, que si bien fueron prueba de su fe inquebrantable, fueron también una contribución a la redención de todos… fue en el Calvario donde el sufrimiento de María Santísima, junto al de Jesús, alcanzó un vértice ya difícilmente inimaginable en su profundidad desde el punto de vista humano, pero ciertamente misterioso y sobrenaturalmente fecundo para los fines de la salvación universal. Su subida al Calvario, su estar a los pies de la cruz junto con el discípulo amado, fueron una participación del todo especial en la muerte redentora del Hijo”61.

Juan Pablo II: “Crucificada espiritualmente con su Hijo crucificado (cf Ga 2:20), contemplaba con caridad heroica la muerte de su Dios, “consintiendo amorosamente en la inmolación de la Víctima quien Ella misma había engendrado” (Lumen gentium, 58)”…Efectivamente, en el Calvario Ella se unió al sacrificio de su Hijo que tendía a la formación de la Iglesia…De hecho, el papel de María como Corredentora no cesó con la glorificación de su Hijo”62 .

Vemos por tanto, que tanto por el criterio de las enseñanzas de concilios ecuménicos, como por las repetidas enseñanzas papales a través de encíclicas e instrucciones generales, la enseñanza de la corredención Mariana, sin lugar a dudas, constituye una auténtica doctrina dentro de las enseñanzas del Magisterio.

En algunas ocasiones es objetado que el título específico de Corredentora sólo aparece en enseñanzas papales de menor importancia, y que por lo tanto no representan las enseñanzas doctrinales de la Iglesia. Esto sería el artificialmente separar el título de Corredentora de la doctrina teológica de la corredención, de la que el título está esencialmente ligado y del cual deriva.

El título se refiere a la función espiritual que María lleva a cabo en su cooperación única en la Redención, y por tanto, el separar el título de la doctrina es el desconectar inapropiada y peligrosamente el título de su fundamento doctrinal revelado y enseñado con autoridad. Sintetizando, la certeza doctrinal de la corredención Mariana, garantiza la certeza doctrinal de María Corredentora.

Mas aún, el uso repetido del título de Corredentora por el papa actual, en cinco diferentes ocasiones63, debería ser por sí mismo para los fieles Católicos, lo que quitara inmediatamente cualquier duda sobre la legitimidad doctrinal del título de Corredentora (ya sea personalmente o preferido por prudencia por el individuo Católico o no). No sea que, por otra parte, el que el Católico concluya contrariamente que el Papa Juan Pablo II ha usado repetidamente un título Mariano que es en sí mismo doctrinalmente erróneo, teológicamente defectuoso, o intrínsecamente sin un fundamento doctrinal Católico. Esto parece extraño al sentido completo de la aceptación religiosa en mente y voluntad, que debe ser dada a la mente manifiesta del papa en sus enseñanzas papales no infalibles64.

Resumiendo, a la luz tanto de las enseñanzas conciliares como de las papales, la corredención Mariana y su correspondiente título, María Corredentora, constituye una enseñanza doctrinal oficial de la Iglesia.

6ª Objeción: A un nivel teológico más especulativo, parece que María no puede participar en la adquisición de las gracias de la redención (o “redención objetiva”) como Corredentora, cuando ella misma necesitó ser redimida. Si Ella cooperó en la redención objetiva, es porque sin Ella, la redención objetiva no se hubiera alcanzado. Pero si la redención objetiva definitivamente fue lograda, entonces ella misma no puede ser beneficiada personalmente. Esto sería aceptar que al mismo tiempo que la redención objetiva está en el acto de ser alcanzada, ha sido ya alcanzada, lo cual sería una contradicción.

Esta aparente contradicción se quita con el entendimiento adecuado de cómo María recibió, lo que es llamado la “redención preservativa”, a la luz de los méritos avanzados de Jesucristo en la cruz.

Es verdad que María necesitaba ser “redimida”, para poder participar activamente en el proceso de la Redención como la compañera sin pecado, la Nueva Eva, con y supeditada a Jesucristo, el Nuevo Adán. El tener el pecado original o sus efectos, no le hubiera permitido a María estar completamente unida con el Redentor y en “enemistad” o completa oposición con Satanás y su semilla de pecado y sus efectos (Gn 3:15), en el proceso redentor o “re-adquisición” de la familia humana de Satanás, y el restablecer la gracia para la humanidad. Cualquier pecado de parte de María le hubiera atribuido una “doble-posición”, al estar en parte unida tanto al Redentor como a Satanás. Por eso María, como hija de Adán y Eva a causa de su humanidad, necesitó ser redimida en la forma de ser preservada del pecado y sus efectos, para poder llevar a cabo correctamente la tarea de Corredentora con el Redentor, en el proceso de la redención universal objetiva.

En la definición papal de la Inmaculada Concepción de María, hecha por el Beato Papa Pío IX en 1854, declara que María, desde el primer instante de su concepción fue liberada del pecado original y todos sus efectos, “en vista de los méritos de Jesucristo”65. Esto se refiere a la más alta o “manera más sublime” en que María fue redimida, más allá de todos los hijos de Adán y Eva. En la redención de María, ella no tuvo que sufrir la experiencia del pecado original y sus efectos, sino más bien a través de los méritos avanzados de Jesucristo en el Calvario, fue preservada de cualquier experiencia o efecto del pecado original, y es por esto redimida de una manera más sublime (y consecuentemente, por esta razón, debe más por la redención a su Hijo que cualquier otra criatura redimida).

¿Cómo, entonces, específicamente la redención de María en la más alta forma de preservación de pecado decretada hasta permitirle participar históricamente en la redención objetiva? Esta manera más sublime de redención se da en el Calvario, en el hecho de que la primera intención del sacrificio redentor de Jesucristo, de acuerdo con el plan providencial del Padre, fue la de redimir a su propia madre (alcanzada en vistas a la redención y corredención, la que rescataría de Satanás y del pecado al resto de la familia humana).

Esta primera intención del Redentor de redimir a María, es en sí misma otra manifestación de la más grande y más sublime manera de la redención de María. Las gracias de esta primera intención del Redentor, son entonces aplicadas a María en el momento de su Inmaculada Concepción, permitiéndole ser entonces, la Corredentora sin pecado, la Nueva Eva histórica, en la redención objetiva histórica de Jesucristo en el Calvario. Jesucristo primero redimió a su propia madre en el Calvario(aplicado a ella en el momento de su concepción, preservándola del pecado), y luego con su activa corredención al resto de la humanidad.

Por tanto, no hay contradicción en el rol histórico de la Corredentora en la redención objetiva en el Calvario y en la necesidad personal de María de recibir las gracias de la redención. En virtud de su Inmaculada Concepción (gracias redentoras aplicadas a Ella en su concepción en vistas de los méritos futuros de Jesucristo en el Calvario), y como resultado de la primera intención del sacrificio redentor de Jesucristo, María fue capaz de participar excepcionalmente en la redención histórica del resto de la humanidad con su Hijo Redentor. Como el Padre Galot sintetiza:

La primera intención del sacrificio redentor estuvo comprometida de acuerdo al plan divino, con el rescate de María, alcanzado en vistas de nuestro rescate…Por tanto, mientras que estaba asociada en el sacrificio del Calvario, María también se benefició, por anticipado, de los frutos del sacrificio y actuó en la capacidad de criatura redimida. Pero Ella verdaderamente cooperó en la redención objetiva, en la adquisición de las gracias de salvación para toda la humanidad. Su redención fue comprada antes que la de otras criaturas humanas. María fue rescatada únicamente por Cristo, de tal manera que la humanidad pudiese ser rescatada con la colaboración de su madre…

Por tanto, no hay contradicción: la corredención Mariana implica la redención prevista de María, pero no el cumplimiento de la prevista redención de la humanidad; esto expresa la situación única de la madre, quien, mientras que recibía una gracia singular para ella misma de su Hijo, coopera con El en el logro de la salvación para todos67 .

Aún otras escuelas teológicas prefieren distinguir la noción general de la redención separada en dos categorías, la de “preservación” y la de “rescate”. Puesto que María nunca estuvo técnicamente bajo la atadura de la esclavitud de Satanás puesto que nunca experimentó el pecado, entonces el término “rescate” es menos apropiado para ella, puesto que infiere el regresar a alguien de una esclavitud previa. Por tanto, el término “preservación” o redención preservativa, quizá más precisamente distinga la excepcionalidad de la necesidad de María de ser redimida por Cristo primero como una hija de Adán y Eva, pero no infiere que haya estado bajo la esclavitud de Satanás del pecado, siendo ilustrativo de su más alta forma de redención preservativa y de su subsiguiente participación en el verdadero “rescate” del resto de la humanidad68.

¿Esta primordial intención de Jesucristo de redimir primero a su madre y después, como intención subsiguiente al resto de la humanidad, viola el “único sacrificio” de Jesucristo ofrecido por todos, como es discutido en Hebreos (cf Hb 10:10)? De ninguna manera, puesto que la redención permanece una, aunque sus intenciones y aplicaciones eficaces son duplicadas. El único sacrificio redentor de Jesucristo en el Calvario no constituye “dos redenciones”, sino una sublime redención con dos aplicaciones salvadoras: la primera aplicación afectando la Inmaculada Concepción de María y por tanto preparándola para ser la Corredentora en su cooperación con la redención objetiva; y la segunda, afectando la redención de la familia humana alcanzada junto con la Corredentora69.

En su homilía en la Fiesta de la Inmaculada Concepción dada en la Catedral de Krakow, el Cardenal Karol Wojtyla (el actual pontífice), sintetizó bien esta verdad Mariana: “para ser la Corredentora, primero fue la Inmaculada Concepción70.

7ª Objeción: Aún dando por válida la legitimidad de María Corredentora y su correspondiente doctrina de la corredención, no existen razones substanciales o frutos para su definición papal en estos tiempos, y de hecho tal definición causaría serias divisiones dentro de la Iglesia.

Debe ser asentado desde el principio que tal posición referente a la potencial definición papal de María Corredentora, es ciertamente una posición aceptable para un número de fieles de la Iglesia Católica. Sin embargo, exploremos, en un formato de breve síntesis, algunas de las numerosas razones contemporáneas que han sido ofrecidas en el presente, para soportar la oportunidad y consecuentes frutos positivos de una definición formal papal de María Corredentora.

1. Una mayor claridad teológica para un área de malentendido en el presente.

Cuando el Venerable Pío XI elevó la doctrina de la Iglesia de la Inmaculada Concepción a nivel de dogma en 1854, declaró que los frutos de tal definición serían el “llevar a la perfección” la doctrina, agregando una mayor claridad y luz para beneficio de todos:
La Iglesia trabaja duro para pulir las enseñanzas previas, para llevar a la perfección sus formulaciones, de tal manera que esos dogmas viejos de la doctrina celestial reciban prueba, luz y distinción, al mismo tiempo que mantengan su totalidad, integridad y su propio carácter…71

A la luz de la gran confusión contemporánea concerniente precisamente con lo que la Iglesia Católica quiere comunicar en la doctrina de la corredención Mariana (como ha sido evidenciado por el artículo de The New York Times y sus reacciones), parecería de lo más beneficioso el contar con una declaración precisa, formulada en base a las escrituras a la luz de la Tradición Cristiana, desde la más alta autoridad de la Iglesia Católica, asegurando su precisión doctrinal y su autenticidad.

2. Beneficios Ecuménicos en una expresión auténtica Católica del diálogo doctrinal

Más que la percepción de estar siendo contra el imperativo de trabajar por la unidad Cristiana, una formulación precisa de que creen los Católicos referente a María Corredentora, y al mismo tiempo que es lo que no creen (Vg.: igualdad con Jesucristo, divinidad de María, etc.), solamente serviría para un diálogo ecuménico auténtico basado en la integridad y verdad sobre lo que realmente es una enseñanza doctrinal Católica.

El extinto Cardenal John O´Connor de New York, se refirió a este fruto ecuménico potencial en su carta de apoyo para la definición papal de María Corredentora:
“Claramente, una definición papal formal sería enunciada en una tan precisa terminología, que otros Cristianos perderían su intranquilidad de que no sabemos distinguir adecuadamente entre la asociación excepcional de María con Cristo y el poder redentor ejercitado por Cristo solo”72 .

Tal definición ayudaría a evitar la tendencia peligrosa de presentar en un diálogo ecuménico sólo aquellos elementos doctrinales que los Cristianos comparten conjuntamente, antes que la difícil pero necesaria acción de compartir aquellos elementos doctrinales que los Cristianos no tienen en común.

Tal integridad en el intercambio doctrinal ecuménico, es críticamente necesaria para llegar eventualmente a una verdadera unidad Cristiana.

3. Desarrollo adecuado de una doctrina Mariana

Los cuatro Dogmas Marianos existentes, la Maternidad Divina (431), la Virginidad Perpetua (649), la Inmaculada Concepción (1854) y la Asunción (1950), se refieren a los atributos o cualidades de la vida terrenal de María, pero ninguno se refiere directamente a la Madre de Jesús en relación con la familia humana.

Es interesante anotar que históricamente sólo un mes después de la definición papal de la Asunción de María en Noviembre de 1950, el Congreso Mariológico Internacional formalmente pidió al Papa Pío XII la definición papal de la mediación universal de María, como una progresión lógica siguiendo a la definición de la Asunción73.

Después de que la vida y atributos de María han recibido sus respectivas “perfecciones de doctrina” en definiciones dogmáticas solemnes, así también, se vería apropiado que la prerrogativa celestial de María como madre espiritual de todos los pueblos en el orden de la gracia, inclusive en y fundada sobre su única corredención, que también recibiese su perfeccionamiento doctrinal en la forma de una definición dogmática.

4. Afirmación de la dignidad de la persona humana y la libertad humana

Uno de los líderes mundiales filósofos personalistas contemporáneos (de la escuela filosófica que se enfoca en la dignidad de la persona humana), Profesor Dr. Josef Seifert,74 argumenta que un dogma de María Corredentora constituiría una confirmación suprema de la dignidad y libertad de la persona humana:

Un dogma que declare a María Corredentora daría un testimonio único a la libertad total de la persona humana y del respeto de Dios por la libertad humana. Este dogma reconocería de manera última que una decisión libre de la persona humana de María, quien no iba a ser la Madre de Dios sin su libre fiat –una decisión que no fue exclusivamente causada por la gracia divina, sino también el fruto de su elección propia y personal- fue necesaria para nuestra salvación, o jugó una parte indispensable en la forma concreta de nuestra redención escogida por Dios.

En nuestra era, en la que la filosofía personalista fue desarrollada más profundamente que nunca antes en la historia de la humanidad, y en la que al mismo tiempo reinan terribles ideologías anti-personalistas, tal dogma sería correctamente percibido como una confirmación suprema de la dignidad de la persona humana.

En todo esto vería un valor y significado crucial y de este dogma al ser proclamado en nuestro tiempo, en el cual, una nueva conciencia de la dignidad personal ha emergido, al mismo tiempo que la persona humana ha sido humillada en acción y negada en teoría más que nunca antes.75

5. Reafirmación de la dignidad de la mujer

En la discusión contemporánea del feminismo y la naturaleza de la mujer, la proclamación papal de María Corredentora, subrayaría lo que podría ser propiamente identificado como el amor radical y respeto por la mujer por parte de Dios.

De acuerdo a la Escritura Cristiana, el plan completo providencial de Dios Padre de enviar a su Hijo para la redención del hombre estaba dependiente de la libre fiat de una mujer (cf Lc 1:38; Ga 4:4). Qué gran “confianza” tuvo Dios Padre en la mujer -en la persona de María- que hizo posible la venida del Redentor de toda la familia humana condicionada sobre el libre consentimiento de esta mujer.

Como el Dr. Seifert nuevamente lo anota:
Esta nueva declaración de la doctrina Tradicional, demostraría de nuevo por tanto, una verdad perpetua sobre María y sobre la mujer, una verdad que siempre ha sido sostenida por la Iglesia, aunque nunca clara e indudablemente declarada: La más grande acción del amor gratuito de Dios, la Redención de la humanidad y de nuestra salvación- es en cierto sentido real también la consecuencia de un acto libre de una mujer, y por tanto, también un don de una mujer para la humanidad76.

Y más adelante:
Este dogma expresaría la dignidad de la acción humana que excede en su actividad, la sublimidad y efectividad de las acciones de todas las criaturas angélicas y humanas: de todos los reyes y políticos, pensadores, científicos, filósofos, artistas y artesanos desde el principio hasta el fin del mundo…77

La completa revelación del rol revelado de María Corredentora podría ser ofrecida, a partir de aquí, como un fundamento ejemplar para un mejor entendimiento de la contribución excepcional del feminismo a la humanidad, y como tal, constituir una base antropológica fundamental para un auténtico feminismo Cristiano.

6. Re-énfasis en la necesidad Cristiana de cooperar con la gracia de Dios para la salvación

El erudito Anglicano de Oxford, Dr. J. Macquarrie, declara que el rol de María Corredentora provee una expresión concreta de la necesidad humana de cooperar libre y activamente con la gracia de salvación de Dios. Más aún, él ve la verdad Cristiana de María Corredentora como un correctivo para los teólogos que quitan tal dignidad de la persona, y en consecuencia, proponer una imagen indeseable de la misma Cristiandad. Como lo sintetiza el Dr. Macquarrie en la siguiente cita:

En algunas formas de enseñanza, es aún creído que los seres humanos pueden salvarse sin siquiera saber que se está dando la salvación. Todo esto se ha dado a través de la visión de la obra redentora de Cristo de una vez por todas. Es un hecho, aunque sea o no reconocido por todos. Para Barth, la Redención (subjetiva) es un acto puramente subjetivo, en que ha terminado, fuera de nosotros, sin nosotros, aún en contra de nosotros…

La Redención no es para él, algo que debe ser considerado como un proceso en marcha en el cual tenemos alguna parte, sino como un acto de Dios de una vez por todas, mucho antes de que naciéramos… Ahora, si uno coincide con este punto de Barth, entonces pienso, que uno tendría que decir en verdad, está tratando a los seres humanos como borregos o ganado, o aún como marionetas, no como seres únicos que son, seres espirituales hechos a imagen de Dios y entregado con una medida de libertad y responsabilidad… Es entendible que Feuerbach, Marx, Nietzche y toda la galaxia de pensadores modernos, llegaron a creer que el Cristianismo los alienaba de su humanidad genuina… Regresemos ahora a la consideración de María como Corredentora. Quizá debamos de reconocer que Bath y otros hayan estado en correcto en creer que el lugar dado a María en la teología Católica es un peligro a la doctrina de sola gratia (sólo la gracia), pero pienso, que este es el caso sólo cuando la doctrina de sola gratia es interpretada en su forma extrema, cuando esta doctrina se convierte a sí misma en un peligro a una visión genuinamente personal y bíblica del ser humano…un ser todavía capaz de responderle a Dios en la obra de seguir construyendo la creación.

Esta visión esperanzadora de la raza humana es personificada y guardado como reliquia en María. En los vistazos que tenemos en los evangelios de María, el permanecer al pie de la cruz junto con su Hijo, y sus oraciones e intercesiones con los apóstoles, son formas particularmente impactantes en las que María compartió y apoyó la obra de Cristo… Es María la que se ha convertido en un símbolo de la perfecta armonía entre la voluntad divina y la respuesta humana, por tanto que es Ella quien le da sentido a la expresión Corredentora78.

María Corredentora y su nueva proclamación serviría para proteger la libertad humana, dignidad y el imperativo humano de cooperar libremente con la gracia de la salvación.

7. El “Sufrimiento es Redentor” y la “Cultura de la Muerte”

Una definición solemne de María Corredentora sería una proclamación Cristiana al mundo de que el “sufrimiento es redentor”. El ejemplo Cristiano de la Corredentora manifiesta al mundo que el aceptar las cruces providencialmente permitidas en nuestra existencia humana, no es una pérdida sin valor que debe ser evitada a toda costa, incluyendo los males intrínsecos tales como la eutanasia y el aborto. Sino más bien que el soportar pacientemente todas las penalidades humanas, es de un valor sobrenatural cuando son unidas con los sufrimientos de Jesucristo, una participación en la distribución de las gracias redentoras del Calvario, tanto para nosotros como Aún el ejemplo del “si” de María a la vida prenatal en circunstancias que pudieron favorecer un juicio injusto y el ridículo entre la gente, en una muestra de un “si” corredentor que todos deberían decir en respuesta al caso de una vida nonata, independientemente de las circunstancias.

Juan Pablo II describe la actual “Cultura de la Muerte”, como un “clima cultural que falla en percibir cualquier sentido o valor al sufrimiento, que considera que el sufrimiento es un epítome de mal que debe ser eliminado a toda costa. Este es especialmente el caso en la ausencia de una visión que pudiera ayudar un entendimiento positivo del misterio del sufrimiento”79 .

El ejemplo concreto de María Corredentora ofrece a la Iglesia y al mundo, el mensaje positivo Cristiano de que el “sufrir es redentor” en todas las circunstancias posibles, desde la persecución Cristiana, hasta el cáncer terminal, el embarazo “no deseado”, y las cruces de la vida diaria ordinaria.

8. Unidad a través del carisma papal dentro de la Iglesia Católica

Desde la perspectiva Católica, el carisma (o don del Espíritu Santo) que es dado a San Pedro y a sus sucesores, los papas subsecuentes (cf Mt 16:15-20), es una fuente de unidad en doctrina y en vida para los miembros de la Iglesia.

Cuando el carisma específico de la infalibilidad papal es usado en el resguardo contra de un error por el Espíritu Santo en materia de fe y moral, tal ejercicio salvaguarda y adecuadamente refuerza la unidad Católica basada en la unidad de la fe, verdad y doctrina. El mismo beneficio de unidad que proviene con el ejercicio del carisma papal también se daría en el caso de la definición solemne de María Corredentora.

En algunas ocasiones es objetado que tal definición sobre la corredención Mariana, causaría división dentro de la Iglesia. Es imperativo ser claro en este punto: La verdad Cristiana une por su naturaleza, es sólo el rechazo de la verdad Cristiana el que divide. Lo mismo es válido para una potencial definición de María Corredentora.

El primer lugar, ya es una enseñanza doctrinal de la Iglesia y por esto mismo, debería ser aceptada por los fieles Católicos con una asentimiento religioso de mente y voluntad80. En segundo lugar, como ya fue declarado, un ejercicio del carisma papal de infalibilidad al servicio de la verdad Cristiana, guiada por el Espíritu Santo, traería consigo la gracia de la unidad de corazones, basados en la unidad de verdad y vida. Pero así como fue verdad para Jesucristo el “signo de contradicción” (cf Lc 2:35), así también sería verdad el rechazo de la verdad concerniente a la Madre del “Signo de
Contradicción”.

Por tanto, cualquier división dentro de la Iglesia en respuesta a una definición papal infalible de la doctrina de la Corredentora, no constituiría, ni sería correctamente percibido, como un componente verdadero y válido de la definición papal en sí misma, sino desafortunadamente sólo un rechazo.

9. Santos Modernos y la Corredentora

Un posible indicio de la madurez de la Doctrina sobre la Corredentora y su definibilidad, es el testimonio moderno y las enseñanzas sobre esta verdad Mariana dadas por un gran número de santos canonizados y beatos contemporáneos. La generosa apreciación de santos recientes sobre la corredención Mariana indica su madurez espiritual en los corazones de santidad heroica dentro del Cuerpo Místico.

Aquellos particularmente expresivos en su apreciación de la corredención Mariana, como doctrina Mariana y como un modelo de vida espiritual Cristiana, incluyen a Sta. Teresa de Lisieux, Sn. Maximiliano Kolbe, Sn. Pío X, Sn. Francisco Javier Cabrini, Sta. Gemma Galgani, Sn. Leopoldo Mandic, B. Elizabeth de la Trinidad, Sta. Edith Stein, B. J. María Escrivá, B. Padre Pío, y otros más81.

Aunque todavía no ha sido oficialmente beatificada la Madre Teresa, sin embargo, parece apropiado citar su carta de apoyo pidiendo la definición papal de María Corredentora: “La definición papal de María Corredentora, Mediadora de todas las gracias y Abogada, traerá grandes gracias a la Iglesia. Todo por Jesús a través de María”82.

10. Iniciación del Triunfo del Inmaculado Corazón profetizado en Fátima

Un gran número de autores y pensadores Marianos de todo el mundo83, también ven en la proclamación papal de María Corredentora, junto con los roles espirituales como Mediadora de todas las gracias y Abogada, lo que ha sido referido como la “iniciación” definitiva o la iniciación del Triunfo del Inmaculado Corazón de María, tal y como fue profetizado en la aparición de Nuestra Señora en Fátima, Portugal en 1917.

La noción particular del “Triunfo del Corazón Inmaculado”, viene de las palabras dadas por María en Fátima a los niños videntes, en las apariciones aprobadas por la Iglesia, las que después de profetizar tales eventos como el surgimiento del comunismo ateo, persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre, una potencial segunda guerra mundial y la aniquilación de varias naciones, entonces declaró: “Al final, mi Corazón Inmaculado triunfará”…84

El Triunfo del Corazón Inmaculado de María es desde entonces previsto como un dramático influjo de gracias sobrenaturales para el mundo, mediadas por medio de La Corredentora, Mediadora y Abogada, y conduciendo a un período de paz espiritual para la humanidad. El rol de la proclamación papal de María Corredentora en el Triunfo del Corazón Inmaculado de María, como fue profetizado, sería visto por algunos Marianos contemporáneos como el reconocimiento oficial del papa, como la más alta autoridad de la Iglesia, ejerciendo la libertad requerida por parte de la humanidad, para permitir que sea liberada la total potencia mediadora e intercesora de María Corredentora, Mediadora y Abogada, en la distribución de las gracias redentoras del Calvario para el mundo contemporáneo. Dios no fuerza sus gracias sobre nosotros, sino espera el consentimiento libre de la humanidad.

Con la definición papal oficial de María Corredentora dada por la máxima autoridad humana en libre voluntad a favor de la humanidad, este libre acto “liberará” a la Corredentora para distribuir completamente las gracias del Calvario en un nuevo derramamiento de gracias del Espíritu Santo para el mundo. Como fue explicado por el Ex-Embajador de las Filipinas en el Vaticano:

Hace dos mil años durante el Primer Adviento, el Espíritu Santo descendió sobre María, y cuando el poder del Altísimo la cubrió, concibió a Jesús, Hijo de Dios. Ahora, durante este Nuevo Adviento, es la Madre de Todos los Pueblos, Corredentora, Mediadora de todas las gracias y Abogada, la que acompañará a su Esposo para descender a nuestros corazones y a nuestras almas, y recrear en cada uno de nosotros –si damos nuestro fiat- la semejanza de Jesús…La proclamación del Quinto Dogma ya no es nuestra prerrogativa; es nuestro deber85 .

Como tal, la proclamación papal de María Corredentora efectuará una liberación histórica de gracias sobre el mundo, por el ejercicio pleno de la madre espiritual de todos los pueblos en su más generoso ejercicio de sus roles como Corredentora, Mediadora de todas las gracias y Abogada86 .

Conclusión

Se espera que se hayan dado algunas luces sobre las principales preguntas concernientes a la discusión presente en el tema de María Corredentora en sí misma, y, al menos como forma de introducción, en discutir el aspecto específico de una potencial definición papal sobre la doctrina de la Corredentora.

Referente a cualquier definición potencial futura de la Corredentora desde una perspectiva Católica, debería reinar finalmente la paz y la verdad en los corazones y mentes de los fieles, en la conducción por el pontífice de la Iglesia, en temas de fe y moral, independientemente de la diversidad presente de opiniones personales en este tema.

Desde la perspectiva general Cristiana, referente a la doctrina de María Corredentora y a otras doctrinas que actualmente nos dividen, mantengamos la fe en eventual cumplimiento de la oración de Jesucristo por la unidad Cristiana en la Ultima Cena: ”…para que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, para que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado” (Jn 17:21). Aparte de los avances y retrocesos temporales históricos, los Cristianos deben tener fe en la unidad final Cristiana de corazón, la que florecerá en unidad de mente, verdad y fe basada en el único Jesucristo, quien es “el Camino, la Verdad y la Vida” (Jn 14:6).

Dr. Mar Miravalle Profesor de Teología y Mariología Universidad Franciscana de Steubenville 25 de Marzo del 2001

————

1 Madre Teresa de Calcuta, Entrevista Personal, Calcuta, 14 de Agosto de 1993
2 Juan Pablo II, Mensaje Papal, 31 de Enero 1985, Guayaquil, Ecuador (O.R. 13 de Marzo 1985).
3 San Irineo de Lyons, Adversus haeresus, III, 22, énfasis del autor.
4 San Jerónimo, Epist. 22, 21.
5 Modesto de Jerusalén, Migne PG 86; 3287.
6 San Juan Damaceno, PG 86; 658.
7 San Bernardo de Cairvaux, Ser. III, Super Salve.
8 San Buenaventura, de don. Sp. 6;14., énfasis del autor.
9 Cf. Calkins: “Enseñanzas del Papa Juan Pablo II sobre la Corredención Mariana”, como se
encuentra en Miravalle, ed., María Corredentora Mediadora y Abogada: Bases Teológicas II, p.113
10 Cf. Juan Pablo II, Ut Unum Sint, 21, 28.
11 Concilio Vaticano Segundo, Unitatis Redintegratio, n.11.
12 Juan Pablo II, Ut Unum Sint, n.36.
13 Juan Pablo II, ibid, n. 18.
14 Concilio Vaticano Segundo, Lumen Gentium, n. 56.
15 Lumen Gentium, n. 58.
16 Lumen Gentium, n. 61.
17 Juan Pablo II, Ut Unum Sint, 18.
18 Juan Cardenal O´Connor, Carta de Apoyo a la Definición Papal de María como Corredentora,
Mediadora y Abogada. 14 de Febrero de 1994.
19 Martín Lutero, Comentario sobre el Magnificat, 1521, citado por el Dr. Charles Dickson, Un
Pastor Protestante Mira a María, 1996, Our Sunday Visitor Press, p. 41, 42.
20 Ibid
21 Dickson, Un Pastor Protestante Mira a María, p. 48-49.
22 Juan Pablo II, Redemptoris Mater, 21, 39.
23 Juan Pablo II, Discurso Papal, Roma, 1 de Octubre, 1997, L´Osservatore Romano, 41.
25 San Irineo de Lyons, Adversus haeresus, III, 22, énfasis del autor.
24 J. Macuarrie, “María Corredentora y Disputas sobre la Justificación y la Gracia” en María Corredentora, Mediadora y Abogada, Fundamentos Teológicos II, p. 246
26 Modesto de Jerusalén, Migne PG 86; 3287.
27 San Juan Damaceno, PG 86; 658.
28 San Bernardo de Clairvaux, Ser. III, super Salve.
29 San Buenaventura, de don. Sp. 6:14., énfasis del autor.
30 San Buenaventura, Sermo III, de Assumptione, Opera Omnia, v.9.
31 San Buenaventura, Sent. III.
32 San Buenaventura, Collatio de donis Spitirus Santi 6, n.16.
33 San Alberto el Grande (o Pseudo-Alberto) Mariale, Q. 150.
34 John Tauler, Sermo pro festo Purifidcartionis Beate Mariae Virginis.
35 Oratione, St. Peter´s in Salzburg, in Analecta hymnica medii aevi, v.46, p.126.
36 Para un tratamiento más completo sobre la Corredentora a través de la Tradición Cristiana,
cf. J.B. Carol, De Corredemptione Beate Virginis Mariae, Typis Polyglottis Vaticanis, 1950,
cf J.B. Roschini, O.S.M., Maria Santissima Nella Storia Della Salvezza, 1969, v. II, p.171.
37 Fr. Fredrick Faber, Al Pie de la Cruz (Dolores de María), Reilly Co, 370.
38 Papa León XIII, Parta humano generi.
39 Papa Benedicto XV, Inter Sodalicia, 1918.
40 Papa Pío XI, Alocución a los Peregrinos de Vicenza, 30 de Nov. De 1933.
41 Concilio Vaticano Segundo, Lumen Gentium, n.58.
42 Juan Pablo II, Discurso Papal en Guayaquil, 31 de Enero de 1985 (ORE, 876).
43 Juan Pablo II, Audiencia General, 9 de Abril de 1997.
44 Juan Pablo II, Audiencia General, 21 de Marzo del 2001.
47 Galot, S.J., Maria Corredentrice en L´Osservatore Romano, 15 Sept. 1977 (Ed. Italiana)
48 Cf. Concilio Vaticano Segundo, Dei Verbum, II, nn. 9-10.
49 Cf. Concilio Vaticano Segundo, Lumen Gentium, n.25.
50 Concilio Vaticano Segundo, Lumen Gentium, n. 56.
51 Lumen Gentium, n. 58.
52 Lumen Gentium, n. 61.
53 Jean Galot, S.J., “Maria Corredentrice. Controversie e problemi dottrinali”, Civilta Cattolica, 1994,
III, 213-215.
54 “Maria Corredentrice”, L´Osservatore Romano, 15 de Septiembre de 1995, p. 4.
55 Para un tratamien
to más completo, cf. Schung y Miravalle, “María Corredentora en los Documentos
del Magisterio Papal”, en María Corredentora, Mediadora y Abogada, Fundamentos Teológicos I,
Queenship Pub. 1995; Calkins, “Enseñanzas del Papa Juan Pablo II sobre la Corredención”, en María
Corredentora, Mediadora y Abogada, Fundamentos Teológicos II, pp. 113-148.
56 Papa León XIII, Encíclica Jacunda Semper, 1884.
57 Papa San Pío X, Encíclica Ad diem illum, 1904.
58 Papa Benedicto XV, Carta Apostólica, Inter Sodalicia, 1918.
59 Papa Pío XI, Oración en la Clausura Solemne del Jubileo de la Redención, 28 de Abril, 1933.
60 Papa Pío XII, Encíclica Mystici Corporis, 1943.
61 Juan Pablo II, Carta Apostólica, Salvifici Doloris, n.25.
62 Juan Pablo II, Discurso Papal en Guayaquil, Ecuador, 31 de Enero de 1985.
63 Cf Para las cinco citas y comentarios, cf. Calkins, “Las Enseñanzas de Juan Pablo II sobre la Corredención Mariana”, María Corredentora…Fundamentos Teológicos II 64 Nuevamente, cf Lumen Gentium, n.25.
65 Beato Papa Pío IX, Bula Dogmática, Ineffabilis Deus, 8 de Diciembre de 1854.
66 Para un tratamiento extenso, cf. J.B. Carol, La Corredención de Nuestra Señora, en Mariología,
Vol. II, Bruce, 1958; Friethoff, Una Mariología Completa, Blackfriars Pub., Londres, 1985, p.182;
Galot, S.J., Maria: Mediatrice o Madre Universale? Civilta Cattolica, 1996, I, 232-244.
67 Galot, S.J., Maria Corredentrice: Controversie e problemi dottrinali, Civilta Cattolica, 1994, III, p.
68 Cf. Friethoof, op. cit.
69 Cf. J.B. Carol, op. cit.
70 Karol Cardenal Wojtyla, Homilía en la Fiesta de la Inmaculada Concepción, 8 de Dic. de 1973.
71 Beato Pío IX, Ineffabilis Deus, 8 de Diciembre de 1854, DS 2802.
72 John Cardinal O´Connor, Carta de Apoyo dirigida al Papa para pedir el Quinto Dogma, 14 de
Febrero de 1994.
73 Alma Socia Christi, Memorias del Congreso Internacional Mariológico en Roma, 1950, p.234.
74 El Dr. Josef Seifert es Rector de la Academia Internacional de Filosofía en Liechtenstein y
miembro del Consejo Pontificio por la Vida.
75 Seifert, María como Corredentora y Mediadora de todas las Gracias –Bases Filosóficas y
Personalistas de una Doctrina Mariana, en Maria Corredentora…Bases Teológicas II, p. 166.
76 Seifert, op. cit., p.168.
77 Ibid.
78 J. Macquarrie, “María Corredentora y Disputas sobre la Justificación…”op. cit. p.248, 255.
79 Juan Pablo II, Encíclica 1995, Evangelium Vitae, n.15.
80 Again, cf Lumen Gentium, n.25. 9 Santos Modernos y la Corredentora
81 Para un tratamiento más completo de la hagiografía sobre la Corredención Mariana, cf Stefano Minelli, FFI, “Hagiografía del Siglo Veinte sobre la Corredención Mariana”, en María al Pie de la Cruz, Actas del Simposio sobre la Corredención Mariana en Inglaterra, 1999.
82 Madre Teresa de Calcuta, Carta de Apoyo por el Quinto Dogma Mariano, 14 de Agosto, 1993.
83 Como ejemplo de tal pensamiento, cf en Miravalle, ed., Discernimientos Contemporáneos sobre un Quinto Dogma Mariano, Bases Teológicas III, Queenship Pub., 2000, los siguientes ensayos: Embajador Howard Dee, “Embajador de Nuestra Señora, Juan Pablo II, Fátima y el Quinto Dogma Mariano”; Dr. Bartholomew, “Un Científico Explora a María, Corredentora”; Calkins, “El Mensaje de Nuestra Señora de Todas las Naciones”.
84 Memorias de la Hna.. Lucia de Fátima, 13 de Julio de 1917.
85 Embajador Howard Dee: “Embajador de Nuestra Señora, Juan Pablo II y el Quinto Dogma Mariano”, en Discernimientos Contemporáneos, op. cit. p. 12-13. 86 Para un tratado extenso, cf. Miravalle, El Dogma y el Triunfo, Queenship Pub., 1998
(
Envío de Josep Puig
jesucrist@jesucrist.jazztel.es
http://forosdelavirgen.org
).

La Senora de Todos los Pueblos: pruebas de autenticidad.

20110605002533-untitled.jpg

La Señora de Todos los Pueblos: pruebas de autenticidad

La Señora de todos los Pueblos da en Amsterdam tan fascinantes pruebas de autenticidad, como muy pocas veces se pueden encontrar en la historia de las apariciones marianas. Adicionalmente, ella elige un medio muy poco común: la Virgen María prueba el carácter sobrenatural de los mensajes siempre con nuevas y numerosas predicciones, las que se fueron cumpliendo en el transcurso de los años. Ella misma dijo: “Las señales están contenidas en mis palabras.” (31.05.1955 y 31.05.1957) esto quiere decir que las pruebas están contenidas en las palabras de María. “Saldrá a la luz en el transcurso de los años” (3.12.1949)….

Los mensajes de Amsterdam están dirijidos a todas las naciones y por lo tanto tienen un significado universal. Por esta razón, las pruebas de autenticidad también conciernen a todos los pueblos del mundo.

Ellos van dirigidos a los diferentes ámbitos de la vida y atañen a todos: Al Papa y a los obispos, a los científicos y a los políticos, a los profesionales y a la gente sencilla, a los creyentes y aún a los incrédulos.

Además es importante tener en consideración que la vidente no podía imaginarse profecías tan espectaculares, ni tener la menor influencia para que se llevasen a cabo.

Una cosa, a fin de cuentas, es segura: Que todas las pruebas de autenticidad –y son muchas– tienen un único objeto: Confirmar el origen divino de la parte más importante de los mensajes.

Su contenido más precioso –y a la vez uno de sus puntos culminantes– es la petición de la Virgen del último y más importante dogma mariano. Mediante la solemne proclamación de la verdad completa acerca de la vocación universal materna de María, recorriendo un camino de paz, el Señor quiere reducir a la serpiente a la impotencia. Quiere que eso sea por medio de María y de sus hijos. La coronación de la Virgen con el dogma coloca a María, como Madre de la Iglesia, en el centro del colegio de los apóstoles, como fue en Jerusalén.

“Y la Señora permaneció junto a sus apóstoles hasta que vino el Espíritu Santo. De la misma manera, la Señora puede venir donde sus apóstoles y pueblos de todo el mundo, para traerles de nuevo el Espíritu Santo, pues el verdadero Espíritu Santo ha de ser invocado siempre antes de grandes decisiones” (31.05.1954).

 

FALLECIMIENTO DEL PAPA PIO XII
Posiblemente la mayor prueba de la autenticidad de los mensajes de Amsterdam haya sido la predicción del día en que el Papa Pío XII fue llamado a la eternidad.

Sólo Dios, como “Señor de la vida y de la muerte” puede conocer ese día. ¿Acaso tales pruebas de autenticidad –incluso involucrando la vida del Santo Padre- no confirman con suficiente claridad la importancia universal de los mensajes para la Iglesia y el mundo?

La noche del 18 de febrero de 1958 (Miércoles de Ceniza), Ida recibe aquel mensaje que, más que ningún otro, será la prueba de la autenticidad para Amsterdam.

Dejemos que la misma Ida sea quien describa lo que experimentó esa noche. “Anoche me volví a despertar de sobresalto porque, exactamente a las tres en punto, escuché que alguien me llamaba. Vi la luz otra vez y escuché la voz de la Señora diciendo:
‘Aquí estoy de nuevo. La paz del Señor Jesucristo sea contigo. Te voy a comunicar algo que no podrás decir a nadie, ni siquiera al Sacristán (Vicario General de la Ciudad del Vaticano) o a tu director espiritual. Cuando se haya realizado, podrás decirles que la Señora te lo había dicho hoy”.

El anuncio es: “Escucha. Este Santo Padre, el Papa Pío XII, será llevado con los Nuestros a principios de octubre de este año. La Señora de todos los Pueblos, la Corredentora, Medianera y Abogada, lo llevará al gozo eterno”.


Yo me asusté oyendo este comunicado y ni siquiera me atrevía a creerlo. La Señora dijo: “No te asustes, hija. Su sucesor proclamará el dogma’” Le di gracias a la Señora y Ella dijo solemnemente: “AMÉN” (19 de febrero de 1958)……

 

EL CONCILIO VATICANO SEGUNDO
El 11 de febrero de 1951, en el mismo mensaje en que la Señora revela su oración, Ida ve al Papa en el Vaticano con la tiara en su cabeza, una mano cogiendo un cetro y la otra con dos dedos levantados en señal de bendición.

Alrededor de él hay muchos cardenales reunidos, así como obispos de todas las naciones usando mitras blancas. Ida no sabe que está teniendo una visión profética del Concilio Vaticano Segundo.

El Santo Padre tiene un libro grande y grueso delante de él, y ella escucha: “Ya han habido cambios y otros están en preparación. Sin embargo, quiero traer el mensaje del Hijo. La doctrina es buena; no obstante, las leyes pueden y deben ser modificadas. Quiero decirte esto precisamente hoy, porque el mundo se encuentra en una gran revolución. Nadie sabe en qué dirección hay que ir. Por eso, el Hijo quiere que yo dé este mensaje”.

En este momento la visión del Concilio es interrumpida, y la vidente es guiada ante la cruz para compartir un sufrimiento doloroso. “Y ahora me encuentro de repente delante de una gran cruz. La miro y siento dolores espantosos. Me dan calambres de los pies a la cabeza… Es como si se me desgarrara la cabeza y siento una sensación de fiebre… Ya no puedo soportarlo más y le pido a la Señora si todo eso podría pasar. Mientras estoy todavía con la Señora de pie ante la Cruz, Ella dice: ‘Repite después de mí… Reza ante la cruz’:

Ahora Ida ve escrita en letras grandes la palabra ‘AMOR’, y con palabras de ánimo María se refiere a los débiles y pequeños de este mundo:

“Si perseveráis en el Amor recíproco, ni siquiera los grandes tendrán mayores posibilidades… La lucha ya no es de razas o pueblos, la lucha ahora es de espíritus. Entiéndelo bien”.

Entonces la Señora junta las manos, e Ida vuelve a ver al Santo Padre con los Cardenales y Obispos. Luego la Señora dice, como si se dirigiera al Papa:
“Tú puedes salvar el mundo. Ya lo he dicho otras veces: Esta es la oportunidad para Roma. Aprovecha este momento. Ninguna Iglesia en el mundo es estable como la tuya” (11 de febrero de 1951).

En ese entonces, nadie en el mundo y posiblemente menos la vidente, podía imaginar que esta impresionante escena correspondía al Concilio Vaticano Segundo. Ida misma describe lo que ocurrió más de diez años después:

En los mensajes dice: ‘Veo el Vaticano y justo en la mitad veo al Papa de pie’. En realidad, describí esto inadecuadamente. Vi el Vaticano y luego ingresé a San Pedro junto con la Señora. Caminamos por la nave y nos detuvimos más o menos en medio de la Basílica. A ambos lados vi gradas, bancas que suben de forma escalonada, como en un estadio. En esas bancas vi sentados a Obispos con mitras blancas. Aún puedo recordar la escena muy claramente. Me pareció una visión muy graciosa, todas esas mitras blancas, algo festivas. La Señora vio esto y por eso me dijo: ‘¡Fíjate bien!’, como diciendo, Mira atentamente lo que te estoy enseñando… ‘Mira bien, esos son los Obispos de todos los países’.

“Por supuesto, tenía que haber sido así, porque había muchos Obispos sentados allí. También vi al Papa sentado allí, con una tiara en su cabeza. Supe que era una tiara, pero la Señora ya me la había mostrado en mensajes anteriores. Él tenía un cetro en una mano y dos dedos levantados en otra.
El Papa estaba sentado al final de la nave, donde la Señora y yo estábamos paradas. Unos cuantos sacerdotes estaban de pie junto a él. Los Obispos y Cardenales, sin embargo, estaban sentados a los costados. Incluso vi a unos clérigos sentados en el piso frente a las bancas.

Luego vi que el Papa tenía un libro grande y grueso delante de él. Por supuesto, no sabía qué clase de libro era. Mucho después vi toda esta escena en televisión. Me pareció fascinante.
Llamé a los demás emocionada: ‘Allí tienen la escena que había visto. ¡Así que esto era lo que significaba!’. Qué lástima que no la describí en los mensajes. Pero en ese entonces se la conté inmediatamente al Padre Frehe y a mis hermanas y hermanos. Y todos ellos saben que la vi de esa manera”.

 

ENCUENTRO ECUMÉNICO EN EL VATICANO
La vidente de Amsterdam describe, con 16 años de anterioridad, aquel memorable encuentro que tendría lugar el 23 de marzo de 1966 en la capilla Sixtina, entre el máximo dignatario de la iglesia Anglicana el Arzobispo de Canterbury, Dr. Ramsey, y el Papa Pablo VI: “Ahora veo al Papa a nuestra izquierda, con dos dedos levantados. Al otro lado, frente a él, está el obispo de Canterbury. Entonces llega otro eclesiástico, que se le pone al lado. Éste último tiene una peluca blanca con rizos rígidos” (15.08.1950).

Esta es la visión que tuvo Ida y la escribió, y, al verla años más tarde por televisión, Ida reconoce de nuevo no solamente al Papa Pablo VI y al obispo de Canterbury, sino que están en la misma posición tal como los había visto en su visión.

 

LA CAÍDA DEL MURO DE BERLÍN Y LA CORTINA DE HIERRO
Ya en 1950 Ida ve la unificación de Alemania. “Después la Señora indica una línea gruesa en Alemania y dice: ‘Europa está dividida en dos.” La vidente tiene que hacer un movimiento con la mano y decir: “Agarro esa línea y la quito” (10.12.1950).

Cuarenta años más tarde, en 1989, todos hemos sido testigos de la caída del muro de Berlín, y tan sólo tres semanas antes de este suceso memorable, el Presidente Honecker de Alemania Oriental afirmó: “El muro permanecerá otros 100 años.”

 

LA REVOLUCIÓN COMUNISTA CHINA
El 7 de octubre de 1945, Ida tuvo una corta pero muy clara visión sobre el “Reino del Centro”: “En China veo una bandera roja.”

Cuatro años más tarde se hace realidad esta visión. Tras dos años de guerra civil entre los comunistas y la armada del General Chian Kai-chek, el vencedor y jefe del partido comunista Mao Tse-tung, proclamó el 1° de octubre de 1949 la República Popular China.

 

LA LLEGADA A LA LUNA
En 1946, cuando Ida experimenta la llegada a la luna y tiene una sensación de ingravidez, ella no podía imaginarse que 23 años más tarde, y llena de entusiasmo, la vería por televisión: la llegada del primer hombre a la luna el 20.07.1969.

En 1967, ella narra al respecto: “Nuevamente más tarde, fue como si la Señora y yo estuviéramos paradas sobre el globo de la tierra. No lo puedo expresar de otra manera. Luego Ella me señala algo, y veo claramente la luna frente a mí. Algo llega allá volando; lo veo llegar a la luna. Por esta razón he dicho: ‘Por allí llega algo volando a la luna.’ No sé cómo explicarlo de otra manera. Así es cómo yo estaba de pie sobre el globo de la tierra, pero en realidad yo no estaba allí, es como si en ese momento flotara en el espacio. Todo es extraño a mí alrededor. Estas cosas solamente las puedo explicar con mucha dificultad: Fue una especie de fenómeno natural. Pero más bien lo que vi, fue una clase de espacio aéreo. Tuvo que ser algo por el estilo.”

Más adelante, ella escribe: “¿Verdad que fue muy impresionante la llegada a la luna? Fue exactamente de esta manera, tal como la Señora me la permitió ver el 7 de febrero de 1946. Es una lástima que en aquel entonces yo no sabía ni lo que era ni lo que significaba. Esta es la razón por la cuál sólo informé con las palabras que la Señora me dejaba decir: ‘Allá llega algo volando, lo veo llegar a la luna.’ Vi en ese momento que algo venía con rapidez, un objeto blanco y cuadrado que se bajaba a la luna. La visión era impresionante.”

 

ARMAS BIOLÓGICAS
El siguiente pasaje, fue tomado del mensaje de Amsterdam del 27 de diciembre de 1947, tiene relación con el grave peligro de los ataques terroristas con armas químicas o biológicas contra América y Europa.

La vidente Ida Peerdeman dice:
“Veo América y Europa una al lado de la otra. Después veo escrito: ‘Guerra económica, boicot, crisis monetarias, calamidades’. Luego veo imágenes espantosas de personas frente a mí. Veo caras, caras hinchadas, llenas de úlceras, como una especie de lepra. Luego siento enfermedades terribles y mortales: cólera, lepra, todo lo que esa gente tiene que sufrir.

Entonces todo eso desaparece y veo cositas negras flotando a mí alrededor. Intento saber lo que es, pero no lo logro; parece como polvo muy fino. No puedo distinguir con mis ojos lo que es. Es como si tuviera que mirar a través de algo, y allá abajo veo magníficos campos blancos y sobre ellos veo esas cositas negras, pero ahora agrandadas y como si tuvieran vida. No sé cómo explicarlo. Pregunto a la Señora: ‘¿Esos son bacilos?’ Ella responde muy seria: ‘Es algo infernal’.Entonces siento que se me hincha la cara y todo el cuerpo. Siento que tengo la cara monstruosa y toda rígida e hinchada. No puedo moverme. Oigo decir a la Señora: ‘Y eso están inventando’. Y luego en voz muy baja: ‘Es el ruso, pero también los otros.’ Después dice la Señora con fuerza: ‘Pueblos, ¡estáis avisados!’”

Seguro que este mensaje, dado ya en 1947, hoy en día cobra más actualidad que nunca.

 

INTRODUCCIÓN A LOS MENSAJES DE NUESTRA SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS

LOS MENSAJES SE PUEDEN DIVIDIR EN TRES PARTES:
En los primeros veinticinco mensajes (1945-1950), la Señora muestra sobre todo un impresionante panorama del mundo y de la Iglesia en la segunda mitad del siglo XX.

El 1º de noviembre de 1950 el Papa Pío XII proclamó el dogma de la Asunción de María. Los mensajes toman entonces un nuevo giro.

Gradualmente se revela la plenitud del mensaje que Ella nos trae, como Señora de todos los Pueblos, y se despliega el gran plan con el que desea salvar al mundo. En ellos nos da su oración y su imagen, y la Señora habla ampliamente del último dogma mariano, el de María Corredentora, Medianera y Abogada.

A partir del 31 de mayo de 1954 la Señora se aparece cada año el 31 de mayo. En una grandiosa visión la Señora se dirige a los pueblos y se despide con un adiós celestial.

 

LOS PRIMEROS 25 MENSAJES (1945-1950)
Los primeros 25 mensajes, dados en los años 1945-1950, no siempre son fáciles de entender. Al principio, el significado de algunas palabras e imágenes no era muy claro. En una época en que nadie sospechaba las fuertes tormentas que se habrían de desatar sobre la Iglesia y el mundo, la Señora avisa de la amenaza que le espera a la humanidad.

Esto resulta aún más curioso ahora, muchos años más tarde, cuando tantas de aquellas imágenes se nos han vuelto familiares y muchas de las predicciones ya se han cumplido.

Por ejemplo, la constitución del estado de Israel (Mensaje n. 2), la guerra fría (Mensaje n. 23), guerra económica, boicoteo, crisis monetaria (Mensaje n. 14), la llegada a la Luna (Mensaje n. 7), la guerra en los Balcanes, la caída del Comunismo (Mensaje n. 5), la guerra bacteriológica (Mensaje n. 17).

Con razón la Señora ha dicho: «Saldrá a la luz con el transcurso de los años» (Mensaje n. 19) y «Los signos están contenidos en mis palabras» (Mensaje n. 49).

Lentamente parece que se va retirando el velo de la revelación. Eso se nota aún más claramente en muchas de las advertencias que la Señora hace a la Iglesia.

En un tiempo en que aún nada parecía indicar una crisis en la Iglesia, la Señora advierte repetidas veces que se vive la fe de forma superficial y exhorta a cambios fundamentales (Mensajes n. 4, 5 y 7). Ella muestra la Iglesia, sobre la cual se van adensando nubarrones.

No obstante ser de optimismo el tiempo de la reconstrucción, tras las destrucciones de la segunda guerra mundial, la Señora nos muestra por el contrario un mundo arrastrado hacia el abismo y en peligro de autodestruirse. Desastres y guerras son el resultado de una herida de la humanidad, que arrollada por una confusión espiritual, ya no reconoce a su Creador.

Continuamente la Señora indica la Cruz; el camino de Jesucristo, el camino del Amor, de la Verdad y de la Justicia.

No habrá Paz hasta que la Cruz no sea verdaderamente plantada en medio del mundo y todos vuelvan la mirada a ella, como al centro de la creación.

La Señora promete ayudar al mundo y anuncia un nuevo espíritu, una paloma blanca que derramará sus rayos sobre el mundo. «Yo pongo el pie sobre el mundo. Yo los ayudaré y los conduciré hasta la meta, pero tienen que escuchar» (Mensaje n. 5).

 

LOS MENSAJES DE 1950-1954
Sólo en el mensaje dado después de la proclamación del dogma de la Asunción de María, el 1º de noviembre de 1950, Ella se da por primera vez el título de “la Señora de todos los Pueblos”.

Al año siguiente, en 1951, la Señora dicta la oración y da las indicaciones de su imagen.

Entonces es cuando empieza a hablar también del último dogma mariano, el de María Corredentora, Medianera y Abogada.

El primer y más importante mandamiento

En muchos mensajes la Señora se dirige a la Iglesia y a los cristianos. Continuamente los exhorta al gran mandamiento del Amor. Tan sólo el Amor puede salvar a este mundo tan confundido.

Ella dice: «El primer y más importante mandamiento para los hombres es el Amor. El que tiene amor adorará a su Señor y Maestro en su Creación; eso significa que verá la grandeza de su Creación, incluido el Sacrificio. El que tiene amor hará a los demás todo lo que le gustaría que le hiciesen a él. El amor es el primer y más importante mandamiento que Cristo ha dado» (Mensaje n. 35).

La Señora exhorta a todos los cristianos a ser amplios y tolerantes y repetidas veces invita a la unidad.

 

LOS MENSAJES DE 1954-1959
En estos últimos mensajes, todos los cuales fueron dados el 31 de mayo, vemos a la Señora en toda su gloria.

Ella habla a los pueblos de la tierra de manera penetrante y muestra a la humanidad el camino que debe seguir. Esta serie de mensajes concluye con una visión de la Señora glorificada y del Señor en su gloria divina.

La Iglesia, “la Comunidad”

La Señora indica a menudo la Iglesia como “la Comunidad” en la que Ella quiere reunir a todos los pueblos, a todos los hombres, «no importa quienes sean o lo que sean».

Amsterdam representa en ello un lugar importante. La Señora desea que ahí se edifique su iglesia y que los pueblos se reúnan todos los años en torno a su trono, el día de su grande fiesta, el 31 de mayo.

Ella muestra el lugar en que deberá ser construida y da indicaciones detalladas acerca del aspecto de la iglesia (Mensaje n. 52).

La Eucaristía

El camino que la humanidad debe seguir conduce al gran misterio de la Eucaristía; el Milagro cotidiano. En los últimos mensajes, la Señora señala con creciente insistencia la real presencia del Señor bajo el aspecto de pan y vino (Mensaje n. 53).

En la visión celestial del 31 de mayo de 1959, ve una Hostia de fuego blanco, y de ella ve salir la figura del Señor mismo en toda su gloria y majestad, mientras resuenan las siguientes palabras: «El que Me coma y Me beba tendrá la Vida eterna y recibirá el verdadero Espíritu».
(
Envío de Josep Puig
jesucrist@jesucrist.jazztel.es
http://forosdelavirgen.org
).

Estado de la Doctrina de la Corredencion de Maria.

Estado de la Doctrina de la Corredención de María

El padre Jean Galot, S.J., hace una puesta al día panorámica sobre esta discusión.
Es Profesor de teología en la Universidad Gregoriana Pontificia de Roma, y conocido internacionalmente por sus amplios estudios bíblicos y teológicos, particularmente en el área de cristología. Colabora frecuentemente con L´Osservatore Romano…


El título de María Corredentora es una polémica que atraviesa varios siglos, como todas las definiciones importantes en la Iglesia Católica, las cuales son largamente debatidas en tiempos históricos no humanos y la posición final va surgiendo de hecho por el uso y creencia de los fieles.

La manera de poder entender la cooperación que tuvo María en la redención ha sido objeto de muchas discusiones entre los teólogos. Algunos han expresado repugnancia u objeciones prematuras en contra de los términos “corredención” y “Corredentora”. Esta corriente de oposición ha tenido como resultado una abstención por parte del concilio Vaticano II, que evadió esos términos en su exposición sobre la doctrina mariana, en el capítulo VIII de Lumen gentium (LG). De hecho, el concilio se abstuvo de querer determinar asuntos que al parecer no estaban suficientemente claros y que seguían siendo fuentes de controversia.

No hay razón para sorprenderse de controversias similares, que surgen en muchos sectores de la teología; en el pasado, éstos caracterizaron el desarrollo de la doctrina mariana. Basta con recordar el título de “Madre de Dios,” al que se opuso Nestorio antes de que fuera proclamado por el consejo de Efeso y cómo la Inmaculada Concepción provocó largas y animadas discusiones a lo largo de los siglos, antes de ser definido por Pío IX en 1854.

En cuanto a la corredención, algunos teólogos mantienen sus reservas o temores doctrinales de estado; pero podemos afirmar que, en términos generales, la cooperación de María al sacrificio redentor, encuentra cada vez mayor aceptación. Nos gustaría aclarar los puntos esenciales de esta doctrina, recordando los problemas teológicos que han causado las controversias y la solución que se les ha dado o que sería apropiado dárseles.

 

EL TÍTULO DE CORREDENTORA

La omisión del título Corredentora en la exposición conciliar sobre la doctrina mariana se vuelve mucho más significativa, en virtud de que la petición a favor de la definición de María como Corredentora de la raza humana, fue propuesta por alrededor de cincuenta de los padres. Sin embargo, en tanto se abstuvo de atribuir este calificativo a María, el concilio no rechazó para nada la idea de una cooperación en la obra de la redención. De hecho, subrayó la unión de la Madre con el Hijo en la obra de salvación, una unión que “se hace manifiesta desde el momento de la concepción virginal de Cristo hasta su muerte” (LG, n.57). Esta cooperación podría llamarse corredención, dado que el término en sí mismo significa cooperación en la redención, sin más especificaciones.

El concilio habría estado en posibilidades de utilizarlo sin hacer mención de que alguna teología en particular lo había aprobado, como lo hizo con el título de “mediadora”, que introdujo, además de otras designaciones, la de abogada, auxiliadora y benefactora, con objeto de no darle significados técnicos precisos (LG. n.62). Además, manifestó un apego definitivo a este título, cuando rechazó una enmienda que quiso eliminarlo, en virtud de la ambigüedad que podría tener ese término en relación con la mediación única de Cristo, y a la conveniencia ecuménica. Como compensación, rechazó cualquier uso del título Corredentora.

Si evadió este título fue porque el concilio fue acusado de sugerir que el rol de María era demasiado similar al de Cristo, una especie de competencia o igualdad que es incompatible con la unicidad del Salvador. Ya en el siglo XVII, A. Widenfeld expresó por boca de la Virgen a sus “indiscretos devotos”: “No me llamen salvadora o Corredentora” para que nada le sea quitado a Dios.

En efecto, el término “salvadora” podría suscitar reservas y requeriría de una explicación basada en la naturaleza de la Madre del Salvador; pero el término “Corredentora” no presenta la misma dificultad, ya que expresa claramente una cooperación y no pone en peligro la acción soberana de Cristo.

Cuando apareció en un himno del siglo XV, fue señal de evolución con respecto al título de “redentora” que hasta ese momento fue atribuido a María como Madre del Redentor. Aquí hubo un progreso: “redentora” podría haber sugerido un rol paralelo o idéntico al de Cristo, mientras que “Corredentora” indicaba, en el himno, “aquella que sufrió con el Redentor”.

Al principio, María era considerada, sobre todo, como la mujer que había dado a luz al Redentor; en virtud de esta maternidad, el origen de la obra de salvación se reconoció en ella y fue llamada “Madre de la salvación,” “Madre de la restauración de todas las cosas.”

Una reflexión doctrinal más detallada, había hecho entender cómo María no sólo era la Madre que había dado a luz al Redentor para la humanidad, sino también aquella que había participado muy especialmente de los sufrimientos de la pasión y del ofrecimiento del sacrificio. El título de Corredentora expresa esta nueva perspectiva: la asociación de la Madre en la obra redentora del Hijo.

Se debe hacer notar que este título no reta la absoluta primacía de Cristo, ya que en ningún momento sugiere una igualdad. Sólo Cristo es llamado el Redentor; Él no es Corredentor, sino simplemente Redentor. En su función como Corredentora, María ofreció su colaboración maternal en la obra de su Hijo, una colaboración que implica dependencia y sumisión, ya que sólo Cristo es el maestro absoluto de su propia obra.

La corredención asume una forma única en María, en virtud de su oficio de Madre. Sin embargo, debemos hablar de la corredención en un contexto mucho más amplio, con el objeto de incluir a todos los que están llamados a unirse en la obra de la redención.

En este sentido, todos están destinados a vivir como “corredentores,” y la Iglesia misma es Corredentora. A este respecto, no nos podemos olvidar de lo que afirma Pablo en cuanto a que somos partícipes de la senda redentora de Cristo: en el bautismo somos “sepultados con Cristo” (Rm. 6:4); en fe estamos ya “resucitados con” Él (Col. 2:13; 3:1); “Dios…nos vivificó juntamente con Cristo…y con él nos resucitó y nos hizo sentar en los cielos en Cristo Jesús” (Ef. 2:5-6).

Esta participación es el resultado de la acción soberana del Padre, pero implica igualmente que nos involucremos personalmente. Siendo partícipes de esta nueva vida de Cristo, somos capaces de cooperar en la obra de salvación. San Pablo tenía una clara conciencia de su misión cuando dijo: “Somos colaboradores de Dios” (I Co. 3:9).

La afirmación es atrevida; sin embargo, el Apóstol no perdió su sentido de trascendencia divina y no quiso igualarse a Dios. Su actividad fue guiada por un designio divino. Llamando a Jesús Señor, lo reconoció como maestro absoluto de su vida y de su actividad, pero esta total dependencia no lo privó de estar consciente de que verdaderamente estaba cooperando con Dios. Si todos están llamados a ser cooperadores con Dios, según la expresión paulina, la “corredención” asume su extensión más amplia. El debate suscitado por la legitimidad del título “Corredentora,” nos ayuda a descubrir de mejor manera nuestra propia misión de corredención.

Algunos han hecho acusaciones de que con los privilegios Marianos se crea un surco entre la Madre de Jesús y nosotros; en realidad, esos privilegios están destinados, en el plan divino, a acercar a María con la humanidad, con el objeto de que la gracia tenga un despliegue más abundante.

Entretanto, la cooperación de María en la redención, con un carácter único y a un nivel sin igual, nos invita a acoger de manera más ardiente nuestra misión y nuestra responsabilidad en un mundo que necesita salvación. Si María no puede ser llamada la Corredentora, tampoco los Cristianos pueden ser considerados como corredentores. La condición que tiene toda la Iglesia en su misión Corredentora, vierte luz sobre María, el primer modelo de cada redención.

 

EL CARÁCTER ÚNICO DE CORREDENCIÓN

El carácter único de la corredención propio de María, se manifiesta sobre todo en su cooperación en el misterio de la encarnación. Con su cooperación, María ejercitó una influencia en toda la obra de salvación y en el destino de todos los seres humanos. Su corredención asume una extensión universal que la diferencia de cualquier otra.

Con objeto de poder entender de mejor manera esta diferencia, uno debe recordar la distinción que propuso Scheeben y que adoptaron muchos teólogos, entre la redención objetiva y la subjetiva.

La objetiva, indica la obra que adquirió todas las gracias de la salvación para la humanidad; esta obra llega a su cumplimiento con la muerte y la glorificación de Cristo. En virtud de la redención objetiva, podemos afirmar que todos los hombres han sido salvados, incluso aquellos que nacerán en el futuro, hasta el fin del mundo.

Sin embargo, la redención objetiva alcanza concretamente su efecto, solamente por medio de la redención subjetiva, esto es, por medio de la aplicación de los frutos del sacrificio redentor en las personas individuales. Esta aplicación se realiza en el curso de la historia en todos los hombres que viven sobre la tierra con la correspondencia de su libertad. Particularmente en los Cristianos, esto consiste en su crecimiento conforme a la gracia, lo cual es favorecido por los sacramentos y por su participación en la vida de la Iglesia. La gracia redentora penetra cada persona con objeto de transformarla, en la medida de su apertura y respuesta.

María cooperó de manera personal para que la gracia se incrementara en su vida. Asimismo, participó en el desarrollo de la comunidad primitiva; con su oración, su testimonio y acción, sostuvo la fortaleza de los primeros discípulos en su unión con Cristo y en su misión evangelizadora. Desde este punto de vista, ella ha sido Corredentora en el campo de la redención subjetiva y su corredención ha tomado la forma más pura y perfecta.

No obstante, su corredención se ejercita sobre todo en la obra de la redención objetiva. Con su cooperación maternal en el nacimiento del Salvador, María ha contribuido de una manera totalmente singular al don de la salvación para toda la humanidad. Ella es la única creatura que recibió el privilegio de cooperar en la ejecución de la redención objetiva: su consentimiento al plan divino era decisivo en el momento de la anunciación.

La afirmación de la corredención no se limita a iluminar el oficio maternal que ganó al Salvador para la humanidad, sino que también le atribuye a María una cooperación que tiene una relación directa en el sacrificio redentor. En tanto que la grandeza de la “Madre de Dios” ha sido afirmada desde los primeros siglos, ha sido necesario un tiempo más largo para tomar explícitamente en consideración su compromiso en el sacrificio redentor.

En el Este, un monje bizantino a finales del Siglo X, Juan el Geómetra, fue el primero en enunciar la participación de María en la pasión con una intención de redención. En Occidente, San Bernardo (+1153) subraya, en relación a la presentación de Jesús en el templo, el ofrecimiento que hizo María para nuestra reconciliación con Dios.

Su discípulo y amigo, Arnoldo de Chartres (+ después de 1156), al contemplar el sacrificio del calvario, discierne en la cruz “dos altares, uno en el corazón de María, el otro en el cuerpo de Cristo. Cristo inmoló su propia carne, María su propia alma”. “Ambos ofrecieron igualmente a Dios el mismo holocausto”. De esta manera, María “obtuvo con Cristo la meta común de la salvación del mundo”. Arnoldo ha sido llamado protagonista de la corredención mariana, porque expresó claramente el elemento más específico que caracterizaría entonces la doctrina de la corredención: una cooperación en la redención objetiva, no sólo con la maternidad que obtiene al Salvador para la humanidad (cooperación llamada mediata o indirecta), sino también al asociarse en el ofrecimiento del sacrificio redentor (redención inmediata o directa).

Esta cooperación en la obra redentora encuentra un fundamento sólido en el Evangelio. De hecho, el mensaje de la anunciación no sólo ilustra a María sobre la personalidad de su Hijo, sino también sobre su obra mesiánica, por lo que su consentimiento implica sumisión al servicio de esta obra.

La presentación de Jesús en el templo toma un nuevo significado después de la profecía de Simeón, ya que María puede vislumbrar la espada que está destinada a perforar su alma: el gesto del ofrecimiento de su Hijo está orientado hacia un drama misterioso, al punto que aquí podemos ver delineado el primer ofrecimiento del sacrificio redentor, un ofrecimiento más específicamente materno. La presencia de María en el calvario, al lado de Cristo crucificado, manifiesta la voluntad de la Madre de unirse con la intención del Hijo, y de compartir su sufrimiento para el cumplimiento de su obra.

El concilio Vaticano II reconoció claramente esta cooperación. Al comentar la respuesta de María al mensaje del ángel, el Vaticano II afirmó que María “se consagró totalmente como esclava del Señor a la persona y a la obra de su Hijo, sirviendo con diligencia al misterio de la redención con Él y bajo Él, con la gracia de Dios omnipotente” (LG. n. 56).

Esto es lo que acentúa su continua unión con Cristo al cooperar con su obra: “concibiendo a Cristo, engendrándolo, alimentándolo, presentándolo al Padre en el templo, padeciendo con su Hijo cuando moría en la cruz, cooperó en forma enteramente impar a la obra del Salvador con la obediencia, la fe, la esperanza y la ardiente caridad con el fin de restaurar la vida sobrenatural de las almas. Por eso es nuestra Madre en el orden de la gracia”. (ibid., n. 61).

Sin utilizar el término “Corredentora,” el concilio claramente enunció la doctrina: una cooperación de índole única, una cooperación maternal en la vida y obra del Salvador, que alcanza su ápice al participar del sacrificio en el calvario, y que está orientada a restaurar sobrenaturalmente a las almas. Esta cooperación está en los orígenes de la maternidad espiritual de María.

 

MARÍA FUÉ REDIMIDA PARA PODER SER CORREDENTORA

La cooperación de María en la redención objetiva plantea con un mayor enfoque el problema del único Salvador. Jesús mismo está considerado como el único Redentor, al declarar que el Hijo del Hombre vino a servir y “a dar su vida como rescate por muchos” (Mc. 10:45; Mt. 20:28). No hay otro rescate más que el de su propia vida; ninguna otra fuente de salvación, fuera de su sacrificio. Esta declaración encuentra un eco en la afirmación de la Primera Epístola a Timoteo: “Porque hay un solo Dios, y también un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús, hombre también, que se entregó a sí mismo como rescate por todos” (1Tm 2:5-6).

Este último texto ha sido frecuentemente invocado con el objeto de excluir, tanto la corredención, como el título de mediadora aplicado a María. Algunos no dejan de mencionar esta afirmación sobre el único mediador, para combatir la doctrina mariana. No obstante, como lo ha subrayado el Vaticano II: “la mediación única del Redentor no excluye, sino que suscita en las criaturas diversas clases de cooperación, participada de la única fuente” (LG. n. 62).

En su misión de cooperación, María de ninguna manera entra en competencia con Cristo y tampoco se convierte en otra fuente de gracia junto a Él. Ella recibe del único Redentor su habilidad de cooperar, por lo que Cristo permanece siendo la única fuente. El concilio enuncia de manera más precisa esta verdad que es esencial para entender la doctrina de la corredención: la influencia que ejerce la Virgen para la salvación del hombre “fluye de la superabundancia de los méritos de Cristo; se apoya en la mediación de éste, depende totalmente de ella y de la misma saca todo su poder” (LG. n. 60).

En la carta a Timoteo, es claro que el principio del único mediador no excluye otras mediaciones participativas, ya que el autor recomienda oraciones e intercesiones por todos los hombres, que es como decir, una mediación de intercesión fundada en la mediación de Cristo. Es más, recordemos que la afirmación del único mediador que se ofrece a sí mismo como rescate por todos simplemente transfiere, en términos consonantes al idioma griego, la palabra de Jesús acerca del Hijo del Hombre que ha venido para dar su propia vida como rescate por muchos.

Ahora bien, conforme enunciaba que su misión era aquella del único Salvador, Jesús deseaba que sus discípulos compartieran esta actitud de servicio y sacrificio. En este sentido, Él quería que ellos participaran de su misión. Su intención no era en lo absoluto excluir cualquier participación.

No obstante, la doctrina de participación en la redención objetiva, tenía que enfrentar otra objeción. ¿Cómo pudo María haber contribuido con la redención objetiva, cuando ella misma necesitaba ser redimida? Si ella cooperó con esta redención, fue porque sin ella, la redención no se había cumplido aún. Pero en el caso de que esta redención no se había cumplido aún, ella misma no podía beneficiarse de ella. Asimismo, la corredención supondría que la redención está en el acto de ser cumplida y que ya se ha realizado, algo que es contradictorio.

La contradicción desaparece cuando uno entiende la naturaleza particular de la redención ya prevista y que pertenece a la Corredentora. Es muy cierto que María tenía que ser rescatada para poder colaborar activamente en la obra de salvación. Debemos también añadir que esta condición de ser rescatada contribuye a darle un sentido a su cooperación: María se distingue de Cristo por su contribución en la obra, no sólo porque es simplemente una criatura y porque es mujer, sino también porque ha sido rescatada.

Su ejemplo nos ayuda a entender de mejor manera, que incluso aquellos que necesitan ser redimidos, están llamados a colaborar en la obra de la redención. Sin embargo, en María existe algo único: de acuerdo con la Bula que definió la Inmaculada Concepción, ella ha sido rescatada “de una manera más sublime.”

Esta distinción más elevada consiste sobre todo en el hecho de que María fue rescatada antes de que se efectuara la redención de toda la humanidad y con el objeto de que se efectuara con su cooperación. La primera intención del sacrificio redentor, según el plan divino, tenía que ver con el rescate de María, realizado con miras a nuestro rescate. Cristo redimió en primer término a su propia Madre, después, con su colaboración, al resto de la humanidad.

Por lo tanto, mientras ella fue asociada al sacrificio del calvario, María ya se había beneficiado, ante todo, de los frutos del sacrificio, y actuó en la capacidad de una criatura rescatada. Pero ella cooperó verdaderamente en la redención objetiva, en la adquisición de las gracias de la salvación para toda la humanidad.

Su redención fue comprada antes que la de otros seres humanos. María fue rescatada únicamente por Cristo, para que toda la humanidad fuera rescatada por Cristo con la colaboración de su Madre. Por ello, no existe contradicción: la corredención implica la redención prevista de María, pero no el cumplimiento previsto de la redención de la humanidad; expresa la situación única de la Madre quien, al haber recibido una gracia singular de su propio Hijo, coopera con Él para obtener la salvación de todos.

 

EL OFRECIMIENTO MATERNO DE MARÍA

¿Cómo puede uno cualificar con exactitud la actitud de María en el drama del calvario?.

Los primeros defensores de la corredención en Occidente, San Bernardo y Arnoldo de Chartres, definieron esta actitud como un ofrecimiento: María ofreció a su propio Hijo, o junto con su propio Hijo, ofreció un solo holocausto.

Pero al parecer, en el tiempo que se desarrollaba el concilio, la afirmación de un solo ofrecimiento provocó algo de resistencia. En el borrador que se sometió a los padres del concilio, se decía que María ofreció a la víctima que ella había engendrado, con Cristo y a través de Él; sin embargo, el texto ya revisado, se limitó a decir que María había consentido con amor a la inmolación de la víctima, porque el Vaticano II no quiso decidir sobre una cuestión que había sido objeto de recientes discusiones.

Más específicamente, algunos teólogos prefirieron hablar de aceptación en lugar de ofrecimiento. Un teólogo alemán, H.M. Köster, había publicado un trabajo que llamaba la atención, por la forma en que presentaba la cooperación de María como una simple aceptación de la obra redentora realizada por Cristo. Basando su punto de referencia en la teología de la Alianza, reconocía la necesidad de consentir con la obra de salvación, y afirmaba que, como representante de la humanidad, María había aceptado la obra llevada a cabo por Cristo, pero sin haberse asociado ella misma de manera activa. Deseaba evitar atribuir a María una acción que le habría podido quitar a Cristo la propiedad de ser el único Salvador; por lo tanto, se limitó a afirmar una causalidad receptiva.

Sin embargo, incluso una simple aceptación no podría haber sido asimilada en una mera pasividad o receptividad. La aceptación del mensaje del ángel implicaba para María un compromiso en la obra redentora. Más aún, la actitud de María no se limitó a la aceptación: en la presentación de Jesús en el templo, ofrece a su propio Hijo, sabiendo que este ofrecimiento la expone a una espada de sufrimiento. En el calvario ella muestra, con su deliberada presencia junto a la cruz de su Hijo, que ella quiere compartir su sacrificio. Jesús mismo acepta esta intención de participar en su obra, confiriéndole una nueva maternidad.

En tanto que el concilio se abstuvo de hablar de ofrecimiento con el objeto de no declararse por una opinión teológica en detrimento de otra, describe la participación de María en el drama de la pasión al declarar que, manteniéndose según el designio divino, “sufriendo profundamente con su Unigénito y asociándose con entrañas de Madre a su sacrificio” (LG. n. 58). El haber consentido con amor a la inmolación de la víctima, le proporcionó la unión más profunda con el sacrificio redentor, una participación significativa en el ofrecimiento.

No hay razón para temer afirmar este ofrecimiento, que no es una repetición inútil del ofrecimiento de Cristo ni tampoco compite con él. No pone en duda la unicidad del ofrecimiento supremo del Redentor; más bien, recibe su realidad de este.

María no hace más que ofrecer a su propio Hijo y ofrecerse ella misma y su dolor personal, y esto lo hace sólo a través de su propio Hijo. Más particularmente, el ofrecimiento con el que María se une al sacrificio redentor no es un ofrecimiento sacerdotal, que implicaría para la Madre una participación en el sacerdocio de Jesús. Es un ofrecimiento de madre muy particular y lo diferencia del ofrecimiento sacerdotal.

Al tener un carácter maternal, no es una copia del ofrecimiento de Cristo y tiene su propia razón de ser. Ofrece una contribución específica al aspecto humano del drama de la pasión. Esto también aclara la posición de la mujer con respecto al sacerdocio.

María no se ocupa del ministerio sacerdotal pero, en su capacidad como mujer, juega un papel importante e indispensable en la obra de la salvación. Está profundamente comprometida con el sacrificio redentor por derecho maternal y ofrece una cooperación tan necesaria a la obra sacerdotal de Cristo, que el Padre, en su soberano designio, requirió de esta presencia femenina para poder otorgar la salvación al mundo.

 

MÉRITO CORREDENTOR DE MARÍA

Totalmente asociada al sacrificio redentor, María está unida al mérito de Cristo. Con su ofrecimiento, el Redentor mereció la salvación de la humanidad. La oblación maternal de la Corredentora ha tenido por igual un valor universalmente meritorio, pero un valor que no puede quitarle mérito al propio efecto del sacrificio sacerdotal de Cristo.

El Salvador obtuvo para todos los hombres una sobreabundancia de gracias que no admite deficiencias y no puede necesitar un complemento. Por ello el problema: Si Cristo ha obtenido el mérito de todas las gracias, ¿cuál puede ser el objeto del mérito corredentor de María?.

Los estudios doctrinales que admiten una especie de fusión entre la cooperación de María y la actividad redentora de Jesús, evitan el problema de tal forma, que la Madre y el Hijo forman un sólo principio de eficacia salvífica, sin que sea necesario hacer una distinción entre la parte que le toca a uno y la parte del otro. Pero esta manera tan radical de concebir la asociación de María en la obra de Cristo es muy debatible, porque no puede reconocer a Cristo como el único Redentor de la humanidad y porque tiende a hacer de María una redentora unida al Redentor.

La mayoría de los teólogos que han reflexionado sobre la corredención, han buscado lo que podría distinguirse entre el mérito de María y el de Cristo. Afirmaron que María había merecido en virtud del mérito de congruo [di convenienza], lo que Cristo había merecido por el mérito de condigno [di condignità]. El mérito de condigno se basa, proporcionalmente, entre la acción meritoria y su objeto. Jesús, teniendo el poder de ser Salvador, mereció en estricta justicia (de condigno), la salvación de la humanidad, ya que hay una proporción entre el valor de su ofrecimiento redentor y los beneficios que se revirtieron sobre la humanidad.

No obstante, y de acuerdo con muchos teólogos, el mérito de María sólo podría ser de congruo [di convenienza]: en tanto que no está en proporción con la salvación de la humanidad, sin embargo ha sido elevado, por la intervención divina, a un nivel superior de eficacia, por lo que María pudo contribuir al merecimiento de la salvación eterna.

El principio se enuncia con frecuencia: “Todo lo que Cristo mereció en estricta justicia (de condigno), María lo mereció por benevolencia (de congruo),” un principio que también fue adoptado en una encíclica de Pío X, con una ligera modificación de perspectiva. A veces el mérito de María también ha sido llamado “supercongruo” en virtud de su excelencia excepcional.

Sin embargo, esta solución que se ha propuesto de manera común para indicar la distinción que existe entre el mérito de Cristo y el de María, enfrenta una dificultad fundamental: ¿no es superfluo un mérito que consiste en obtener, por medio de un título inferior, lo que otro mérito ya ha obtenido?. ¿Porqué habría uno de querer merecer lo que ya ha sido adquirido por el mérito de otros?. Todo lo que se ha merecido por Cristo en la obra de redención no debe — y no puede — constituir el objeto de otro mérito.

La dificultad puede superarse sólo si uno considera más atentamente en qué consiste el mérito de Cristo. Cristo ha merecido con su sacrificio, su glorioso triunfo; el primer objeto de su mérito, es su resurrección. Habiendo merecido su propia glorificación, mereció para la humanidad la gracia que se comunica por medio del poder del Salvador glorificado.

El mérito de María debe ser entendido a la luz de este mérito de Cristo. Con su participación en el sacrificio redentor, la Madre de Jesús mereció tener poder maternal para colaborar en la distribución de la gracia. Ella mereció la redención bajo un aspecto particular: la gracia que alcanza al hombre por medio de su mediación maternal. He aquí el objeto específico de su mérito. María merece apropiadamente la modalidad, en virtud de la cual la gracia asume un aspecto maternal con el objeto de ser comunicada a la humanidad. Por ello, se afirma la diferencia que existe entre su función y la de Cristo.

 

DE LA CORREDENCIÓN A LA MATERNIDAD DE LA GRACIA

Al reconocer la maternidad universal de María en el orden de la gracia como el objeto propio de su mérito en la cooperación del sacrificio redentor, uno evita las afirmaciones que se hacen de un mérito superfluo o algo que sea añadido o superlativo, y es llevado a discernir el valor que tiene la contribución de María en la obra de la salvación.

De manera más precisa, se hace posible proponer una solución que ofrezca una respuesta al conflicto doctrinal sobre la naturaleza del mérito, el conflicto entre aquellos que se limitan a atribuir a María un mérito de congruo [di convenienza], al subrayar con mayor claridad la primacía de Cristo, y aquellos que no dudan en afirmar un mérito de condigno [di condignità].

Por otro lado, es importante admitir la congruencia apropiada de la actividad Corredentora de María. Para la redención de la humanidad esta actividad no era necesaria y el plan divino de salvación habría podido prever de manera única, la acción redentora del Hijo de Dios hecho hombre sin requerir de la colaboración de su Madre. En virtud del sacrificio redentor, la humanidad habría recibido abundantemente las gracias de salvación merecidas por Cristo.

Pero el plan divino proporcionó la cooperación maternal de María, otorgando a la mujer una función esencial en la obra de salvación. Hubo aquí congruencia con la intención divina, al conferir a la mujer la plenitud de su dignidad, comprometiéndola plenamente al emprender la restauración del mundo. Esta intención fue manifestada en el oráculo del Protoevangelio, al anunciar la lucha entre la mujer y los poderes del mal.

Era apropiado que al asociar al hombre y a la mujer en el drama de la caída, correspondiera una asociación de la nueva Eva con el nuevo Adán. Desde esta perspectiva, al mérito corredentor de María puede dársele el calificativo de mérito de adecuación.

Por otro lado y con objeto de poder apreciar el valor de ese mérito, es también importante considerar las condiciones en las que alcanzó su propio objetivo. Uno debe preguntarse sobre todo, si la propiedad característica del mérito de estricta justicia [dicondignità], verifica la proporción que existe entre la actividad meritoria y el efecto obtenido. Esta proporción existe en María en virtud de su oficio de Madre de Dios, que le permite adquirir su función como Madre de todos los hombres en el orden de la gracia.

Como Madre de Dios, María posee una maternidad que está abierta hacia el infinito, y precisamente esta maternidad se convierte, con la corredención, en una maternidad universal que distribuye la gracia. Esta maternidad universal -y es correcto subrayar esto- no es simplemente la consecuencia inmediata de la maternidad divina, sino que es el fruto del sacrificio.

Lo mismo se dice en primera instancia de Cristo, quien no se convirtió en la Cabeza de la humanidad salvada, solamente en virtud de la encarnación, sino que por haberse humillado a sí mismo en obediencia de la cruz, mereció este glorioso poder como Salvador.

Analógicamente, ella que se convirtió en Madre de Dios en el misterio de la encarnación mereció, con su obediencia y su ofrecimiento materno, la maternidad espiritual sobre todos los hombres. Jesús mismo nos da a entender esta verdad cuando pronuncia las palabras en el calvario: “Mujer, ahí tienes a tu hijo” (Jn. 19:26). Al darle a María como hijo al discípulo amado, Él le pide que acepte el cumplimiento del sacrificio: María debe aceptar perder a su propio y único Hijo, para poder recibir otro hijo. Como fruto de su unión con el sacrificio redentor, María se convierte en la Madre del discípulo, en una nueva maternidad que tipifica una maternidad universal.

Esto aclara la proporción que caracteriza el mérito de la Corredentora. Como Madre de Dios, María consintió perder a su propio Hijo, el Hijo de Dios, y recibió a cambio como hijos, a todos los hombres destinados a compartir la filiación divina de Jesús. Ella no mereció la gracia en su realidad fundamental, sino en la modalidad materna con la cual es comunicada a la humanidad.

Por lo tanto, su mérito corredentor, siendo un mérito de condigno [di condignità], tiene sólo un valor secundario con respecto al mérito de Cristo. Los cristianos no pueden olvidar que, si reciben el afecto y la ayuda maternal de María, se lo deben al sacrificio ofrecido en el calvario por la Madre del Redentor. María pagó un precio muy alto, el de la corredención, la maternidad que hace que la vida cristiana sea más segura y más regocijante.
(
Envío de Josep Puig
jesucrist@jesucrist.jazztel.es
http://forosdelavirgen.org
).

Algunos antecedentes sobre la Corredencion.

Algunos antecedentes sobre la Corredención

“El Padre y el Hijo quieren enviar en este tiempo a María, la Señora de todos los Pueblos, como Corredentora, Medianera y Abogada” (31.05.1951).Este pedido de la Virgen María recuerda el pedido de la consagración del mundo y Rusia al Sagrado Corazón en las apariciones de Fátima, que fue realizado mucho tiempo después y por diferentes Papas, aunque muchas veces en forma incompleta porque no participaron todos los Obispos como pedía María.

El hecho sucedió en Amsterdam (Holanda), donde la Santísima Virgen se apareció a la vidente Ida Peerdeman, desde 1945 a 1959. Esta aparición fue aprobada como de “origen sobrenatural” por el obispo José María Punt de Haarlem-Amsterdam (Holanda) el 31 de mayo del 2002 después de un estudio minucioso que duro más tres décadas.

Los mensajes de Amsterdam tienen un lugar único en la historia de las apariciones marianas, precisamente porque en nuestra época moderna María viene con su nuevo título de ‘Señora de todos los Pueblos’, y pide que sea proclamado el último dogma mariano.


AUN NO ES DOGMA EN LA IGLESIA

Cuando se habla de María Corredentora, Mediadora y Abogada, es importante saber que se trata de verdades reconocidas por la Iglesia en tanto doctrina.

Entonces este debate, entre Católicos, debería más bien analizar si el Santo Padre debiese proclamarlas dogmáticamente.

Quienes promueven el dogma de la Corredención no son simples teólogos aislados como pueden opinar algunos desinformados, muchos Cardenales y Obispos apoyan públicamente al movimiento Vox Populi que promueve este dogma.

La Madre Teresa de Calcuta por ejemplo, era una fuerte abogada del quinto dogma y de dicho movimiento, habiendo firmado la petición para el dogma.


SANTOS RECIENTES O EN PROCESO QUE INVOCARON A MARÍA COMO CO-REDENTORA

•San Padre Pio
•Sta. Francis Xavier Cabrini
•Sta. Gemma Galgani
•San. Maximiliano Kolbe
•San Leopold Mandic
•Sta. Teresa Benedicta de la Cruz
•San. Jose Maria Escriva
•Madre Teresa de Calcuta
•Siervo de Dios Juan Pablo II
•Hna Lucia de Fátima


CARDENALES DE VOX POPULI (*)

•Ernesto Cardenal Corripio Ahumada
•Luis Cardenal Aponte Martínez
•Francis Cardenal Arinze
•Paulo Evaristo Cardenal Arns
•Obando Cardenal Bravo
•Guiseppe Cardenal Caprio
•John Cardenal Carberry
•Mario Luigi Cardenal Ciappi
•Albert Cardenal Decourtray
•José Cardenal Freire Falcao
•Juan Francisco Cardenal Fresno
•Edouard Cardenal Gagnon
•Józef Cardenal Glemp
•Hans Hermann Cardenal Groër
•Henryk Roman Cardenal Gulbinowicz
•Franjo Cardenal Kuharic
•Juan Cardenal Landázuri Ricketts
•Emmanuel Cardenal Nsubuga
•Franjo Cardenal Kuharic
•Juan Cardenal Landázuri Ricketts
•Emmanuel Cardenal Nsubuga
•John Cardenal O’Connor
•Silvio Cardenal Oddi
•Maurice Michael Cardenal Otunga
•Antony Cardenal Padiyara
•António Cardenal Ribeiro
•Opillo Cardenal Rossi
•Pietro Cardenal Palazzini
•Raul Francisco Cardenal Primatesta
•Aurelio Cardenal Sabattoni
•Alexandre Cardenal José Maria dos Santos
•Jaime Cardenal Sin
•Alphonse Cardenal Stickler
•Joseph Cardenal Satowaki
•Christian Cardenal Tumi
•Paulos Cardenal Tzadua
•Corrado Cardenal Ursi
•Ricardo Cardenal Vidal

(*) Esta lista fue realizada por corazones.org en el 2002
(
Envío de Josep Puig
jesucrist@jesucrist.jazztel.es
http://forosdelavirgen.org
).

Basta con una vida de fe. Meditación para la Ascension del Senor al cielo.

Día 5 VII Domingo de Pascua. La Ascensión del Señor
 
 


        Evangelio: Mt 28, 16-20 Los once discípulos marcharon a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Y en cuanto le vieron le adoraron; pero otros dudaron. Y Jesús se acercó y les dijo:
         —Se me ha dado toda potestad en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándoles en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo cuanto os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.
 
Basta con una vida de fe

        San Mateo, que se extiende más que los otros evangelistas narrando otros momentos de la vida pública del Señor, incluso la infancia y los antecedentes del Mesías, es, sin embargo, muy escueto cuando se refiere a lo sucedido después de la Resurrección. Pero nos transmite, en todo caso, unas palabras decisivas de Jesús a sus Apóstoles, con las que hace herederos de su misión y su gracia a todos los pueblos que serán evangelizados. Haced discípulos a todos los pueblos, dice a los que le escuchaban. Con lo que les otorga el poder de llamar a otros para que sean también evangelizadores en su nombre. Y, Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo. Afirmando así, de otro modo, su misteriosa presencia –su inhabitación– en cada discípulo, además de garantizar para siempre la eficacia de los que trabajen en su nombre.

        El Evangelista inmediatamente antes de estas palabras, con las que concluye su Evangelio, reconoce la falta de fe de algunos de esos discípulos escogidos por el Señor. Incluso en el último momento, cuando podríamos pensar que la obra del Señor con ellos estaba ya cumplida, sus apóstoles se muestran inseguros como tantas veces. Es evidente que la Redención no podrá apoyarse sin más en hombres así.

        Entre otras virtudes, Jesús pedía a sus discípulos fe. Era mucho lo que esperaba de ellos. Era considerable el cambio que debían dar al mundo de la época y, a partir de ellos, la transformación que estaba por realizarse hasta el fin de los tiempos. Tanto esperaba de ellos y tan grande era el cambio anunciado que a cualquiera le parecía imposible. Pero Jesús es el Hijo de Dios y viene a establecer un modo divino de proceder en el mundo, totalmente nuevo, insólito hasta entonces. Pero lo que sería desproporcionado para la capacidad humana resulta normal para Dios. Es una afirmación constante del Evangelio: Lo que es imposible para los hombres es posible para Dios. Así responde, por ejemplo, Jesús cuando sus discípulos ven todo dificultades en la conversión de la gente. Les argumenta el Maestro con ejemplos, animándoles a tener fe: Porque os digo que si tuviérais fe como un granito de mostaza, podríais decir a este monte: Trasládate de aquí allá, y se trasladaría, y nada os sería imposible.

        La Redención del hombre es obra de Dios y, como tal, lleva su firma: la impronta de lo imposible para el hombre. Ya el arcángel Gabriel se lo recordó a María, que no podía comprender su concepción virginal. Le habló del prodigio que poco antes había obrado Dios con su prima Isabel: En su ancianidad ha concebido también un hijo, y la que era llamada estéril, hoy cuenta ya el sexto mes, porque para Dios no hay nada imposible. Dijo entonces María: He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra. Esta es la actitud de María que acoge en sí el poder de Dios, sintiéndose inmersa en un plan que le trasciende por ser divino, pero que, precisamente por ser de Dios, acoge.

        El reconocimiento de la debilidad humana frente a la omnipotencia divina es el primer paso –diríamos– de la relación con nuestro Creador. Debilidad que, en el caso humano, no sólo se manifiesta en la limitación de poder, propia de toda criatura, sino sobre todo en la imperfección de la conducta, en la tendencia al pecado y en el propio pecado, que de diversos modos acompaña nuestras obras y toda la existencia humana.

        El hombre, por tanto, no puede alcanzar la Redención apoyándose en sí mismo, en su perfección y menos todavía extender el Evangelio en el mundo. De intentarlo estaría pretendiendo lo imposible. Basta, sin embargo, la perfección y poder divinos para hacernos santos. Y esto incluso a pesar de nuestras imperfecciones; de la falta de fe, por ejemplo, que, como los demás pecados, Nuestro Padre Dios perdona con creces cuando nos arrepentimos y le pedimos perdón sinceramente. Por eso advierte también san Mateo que Jesús, como si no diera excesiva importancia a la debilidad humana, en este caso, apoyándose sólo en su propio querer, decide permanecer para siempre entre los hombres de este mundo. Así muestra más aún su amor y garantiza eficazmente la salvación de cuantos quieren ser suyos.

        La enseñanza de Jesús nos lleva a hacernos como niños y por tanto muy conscientes de ser débiles y de necesitar ayuda. Recordamos que es un consejo del Señor. Más aún, una condición imprescindible si queremos entrar en el Reino de los Cielos. Conociendo nuestra inevitable pequeñez, nos apoyamos en su grandeza y, sintiéndonos fuertes entonces, a pesar de que sea muy notoria por otra parte es nuestra debilidad, no encontramos obstáculos insuperables en la tarea encomendada. Era el programa para la vida que sugería san Josemaría:

         Amigo mío: si tienes deseos de ser grande, hazte pequeño.
         Ser pequeño exige creer como creen los niños, amar como aman los niños, abandonarse como se abandonan los niños..., rezar como rezan los niños.

        Ellos son por excelencia los que cuentan para todo con su padre. Por eso nos los pone Jesús como ejemplo.

        Ejemplo es asimismo la Virgen María que es la más perfecta criatura y la más eficaz, porque hizo en Ella cosas grandes el Todopoderoso.
(
Envío de Josep Puig
jesucrist@jesucrist.jazztel.es
http://www.fluvium.org
).

Donde llega el Evangelio florece la vida.

“Donde llega el Evangelio florece la vida”
Palabras que el Papa Benedicto XVI dirigió desde la ventana de su estudio del Palacio Apostólico vaticano, a los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro para el rezo del Regina Caeli. 
 
Ciudad del Vaticano, domingo 29 de mayo de 2011.

¡Queridos hermanos y hermanas!

        En el libro de los Hechos de los Apóstoles se narra que, tras una primera violenta persecución, la comunidad cristiana de Jerusalén, exceptuando los apóstoles, se dispersa en las regiones circundantes y Felipe, uno de los diáconos, llega a una ciudad de Samaria. Allí predicó a Cristo resucitado, su anuncio estuvo acompañado por numerosas curaciones, así que la conclusión del episodio es muy significativa: “Y hubo una gran alegría en aquella ciudad” (Hch 8,8). Cada vez nos impresiona esta expresión, que en esencia nos comunica un sentido de esperanza; como si dijera: ¡es posible! Es posible que la humanidad conozca la verdadera alegría, porque allá donde llega el Evangelio, florece la vida; como un terreno árido que, llegado por la lluvia, rápidamente reverdece. Felipe y los demás discípulos, con la fuerza del Espíritu Santo, hicieron en los pueblos de Palestina lo que había hecho Jesús: predicaron la Buena Noticia y realizaron signos prodigiosos. Era el Señor el que actuaba por medio de ellos. Así como Jesús anunciaba la venida del Reino de Dios, los discípulos anunciaron a Jesús resucitado, profesando que Él es Cristo, el Hijo de Dios, bautizando en su nombre y expulsando toda enfermedad del cuerpo y del espíritu.

        “Y hubo una gran alegría en aquella ciudad”. Leyendo este pasaje, espontáneamente se piensa en la fuerza sanadora del Evangelio, que a lo largo de los siglos ha “lavado”, como río beneficioso, a tantas poblaciones. Algunos grandes Santos y Santas han llevado esperanza y paz a ciudades enteras -pensemos en san Carlos Borromeo en Milán, en la época de la peste; en la beata Madre Teresa de Calcuta; y en tantos misioneros, cuyos nombres Dios conoce, que han dado la vida por llevar el anuncio de Cristo y hacer florecer entre los hombres la alegría profunda. Mientras los poderosos de este mundo buscaban conquistar nuevos territorios por intereses políticos y económicos, los mensajeros de Cristo iban por todas partes con el objetivo de llevar a Cristo a los hombres y a los hombres a Cristo, sabiendo que sólo Él puede dar la verdadera libertad y la vida eterna. También hoy la vocación de la Iglesia es la evangelización: tanto de las poblaciones que todavía no han sido “regadas” por el agua viva del Evangelio; como de aquellas que, aun teniendo antiguas raíces cristianas, necesitan linfa nueva para dar nuevos frutos, y redescubrir la belleza y la alegría de la fe.

        Queridos amigos, el beato Juan Pablo II ha sido un gran misionero, como documenta también una muestra preparada estos días en Roma. Él relanzó la misión ad gentes y, al mismo tiempo, promovió la nueva evangelización. Confiamos la una y la otra a la intercesión de María Santísima. Que la Madre de Cristo acompañe siempre y en todas partes el anuncio del Evangelio, para que se multipliquen y se amplíen en el mundo los espacios en los que los hombres reencuentran la alegría de vivir como hijos de Dios.

        [Después del rezo del Regina Caeli, dijo:]

        Queridos hermanos y hermanas, ayer en Cerreto Sannita, fue proclamada Beata la Hermana Maria Serafina del Sagrado Corazón de Jesús, en el siglo Clotilde Micheli. Originaria del Trentino, fundó en Campania el Instituto de las Hermanas de la Caridad de los Ángeles. Al recordar el centenario de su nacimiento al Cielo, nos regocijamos con sus hijas espirituales y con todos sus devotos.
(
Envío de Josep Puig
jesucrist@jesucrist.jazztel.es
http://www.fluvium.org
).

El naufrago. Benedicto XVI nos recuerda que Dios escucha nuestras oraciones.

Presentación
Esta colección de libros ha sido como un espejo, en el que cada lector ha podido ver reflejadas sus vivencias, necesidades y carencias.

Personas de diferentes edades, niveles sociales, culturales, económicos, con distintas ideologías e incluso de distintas convicciones religiosas, han encontrado en «Reflexiones para el Alma», ánimo… fortaleza… esperanza… ayudándolos a descubrir que todos tenemos la necesidad de vivir en paz… de estar satisfechos… de amar… sentirnos amados y apreciados.

José Luis Prieto

 


El Naúfrago

El único sobreviviente de un naufragio llegó a una pequeña isla deshabitada. Oraba fervientemente y le pedía a Dios que lo rescatara. Todos los días miraba al horizonte esperando la ayuda solicitada, pero ésta nunca llegaba.

Cansado de no tener respuesta comenzó a construir una pequeña cabaña para protegerse y guardar sus pocas posesiones. Un día, después de andar buscando comida, regresó y encontró su pequeña choza envuelta en llamas, una columna de humo subía hacia el cielo.

Por fin logró apagar el incendio y aunque lo peor había pasado, todas sus cosas se habían perdido. Estaba confundido y su ira se desató contra Dios:

- ¿Cómo pudiste hacerme esto? gritaba, llorando de impotencia.

Abrumado y desconsolado, se quedó dormido sobre la arena. De pronto el sonido de la sirena de un barco que se acercaba a la isla lo despertó. Venían a rescatarlo. Cuando por fin llegó a la cubierta del barco, preguntó:

-¿Cómo sabían que estaba aquí? Sus salvadores algo extrañados le contestaron:

- Porque vimos las señales de humo que nos hiciste...

Es fácil enojarse cuando las cosas van mal, pero no debemos perder la paciencia, porque Dios está trabajando en nuestras vidas y a su hora se va a manifestar.

“En medio de las penas y del sufrimiento, recuerda que si tu pequeña choza se quema.... puede ser simplemente una señal de humo que surge de la GRACIA de Dios”

 

--
Seamos sencillos en el trato con Dios y con nuestro prójimo, porque Dios ama la sencillez y la sinceridad, y el prójimo también las aprecia.
No comulgues nunca en la mano, hazlo siempre en la boca. Y si te es posible de rodillas


HECTOR "EL ERMITAÑO" PEDERNERA
(
http://ar.groups.yahoo.com/group/hermanocatolicoesfuerzateysevaliente
).

05/06/2011 00:29 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. APRENDE A ORAR No hay comentarios. Comentar.

El riesgo del autoengano.

El riesgo del autoengaño

Alfonso Aguiló
www.interrogantes.net

        Todo hombre sensato ha de tener una sana y equilibrada preocupación por saber si actúa bien o no. Una reflexión positiva que nos haga estar prevenidos contra el autoengaño.

        Porque en las vueltas y revueltas de la vida aparecen muchas ocasiones de obrar mal y apenas reparar en ello. Y aunque somos libres de elegir nuestras acciones, no lo somos tanto para eludir luego las consecuencias de esas acciones que hemos elegido.

        Por ejemplo, podemos elegir tirarnos a la calle desde un quinto piso, pero no podemos eludir lo que nos sucederá cuando nos estampemos contra el suelo. De la misma manera, podemos optar por ser deshonestos o corruptos en nuestro trabajo, con nuestros amigos o con la sociedad, pero no podremos escapar de sus consecuencias.

        —Bueno, hay bastante gente que sí escapa, puesto que, por desgracia, no todos los corruptos son descubiertos ni acaban en la cárcel.

        Las consecuencias penales o sociales quizá puedan eludirse, pues depende de que nos descubran o no. Pero el daño personal que con cualquier quebranto ético se hace uno a sí mismo es ineludible siempre.

        Somos libres de elegir ante cualquier situación, pero nunca podemos dejar de cargar con la otra cara de la moneda. Sin duda, muchas veces nuestras decisiones tendrán consecuencias que preferíamos no padecer, y hemos llegado a ellas por no saber bien qué había en la otra cara de esa elección, y es entonces cuando nos damos cuenta de que nos hemos equivocado.

        Sin embargo, no son nuestros errores lo que más nos daña, sino nuestra respuesta ante ellos.

        Porque, como decía Cicerón, todos los hombres pueden caer en un error, pero sólo los necios perseveran en él. Cuando una persona no reconoce sus errores, no los corrige, o no aprende de ellos, se introduce en una espiral de autoengaño y encubrimiento que potencia esos errores y causa un daño mucho más profundo.

        —Lo malo es que supongo que todos tendemos en cierta manera hacia el autoengaño y el encubrimiento de nuestros errores.

        Por eso la educación del carácter requiere un serio esfuerzo personal en ese sentido: cuando cometas un error, no te escudes en tu debilidad, no te lances a señalar defectos de otras personas, a culpar o acusar a otros. Es verdad que también habrá culpa en otras personas, pero hay que evitar que esa parte de culpa ajena te impida ver la tuya. Cuando observes en ti un error, lo verdaderamente necesario es, simplemente, que lo admitas, te corrijas y aprendas de él: de esta manera, además, una experiencia negativa puede convertirse en algo muy positivo.

        Y si ves que tu pensamiento deriva enseguida hacia cuestiones que están fuera de tu alcance -fuera del círculo de influencia de que hablábamos antes-, frena en seco y vuelve a empezar. Hemos de tener la valentía de descubrir y afrontar las áreas de error o de debilidad que hay en nuestras vidas, para eliminarlas o reformarlas.

        —También será positivo conocer nuestras áreas de talento, para potenciarlas, supongo.

        Sí, y en ambos casos el proceso de avance es muy parecido: establecer una meta personal, hacer un propósito de mejora y mantener un compromiso serio con uno mismo para cumplirlo (un compromiso serio y firme, pero también cordial y deportivo).
(
Envío de Josep Puig
jesucrist@jesucrist.jazztel.es
http://www.fluvium.org
).

05/06/2011 00:30 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

La vocacion fundamental del hombre es el amor.

La vocación fundamental del hombre es el amor 
 
Juan Manuel Roca
Cómo acertar con mi vida

        "Dios ha creado el hombre a su imagen y semejanza (cfr. Gn 1, 26 ss.); llamándolo a la existencia por amor, lo ha llamado, al mismo tiempo, al amor. Dios es amor (1 Jn 4, 8), y vive en Sí mismo un misterio de comunión personal de amor. Creándola a su imagen y conservándola continuamente en el ser, Dios inscribe en la humanidad del hombre y de la mujer la vocación y, consiguientemente, la capacidad y la responsabilidad del amor y de la comunión (Gaudium et spes, 12). El amor es, por tanto, la vocación fundamental e innata de todo ser humano" (Juan Pablo II, Encíclica Familiaris consortio, n. 11).

        Somos llamados a esa vocación fundamental precisamente como personas humanas, es decir en nuestra unidad de alma y cuerpo y, por eso, en nuestra condición de varón o mujer, que son los dos modos de ser persona humana. "En cuanto espíritu encarnado, es decir, alma que se expresa en el cuerpo informado por un espíritu inmortal, el hombre está llamado al amor en esta su totalidad unificada. El amor abarca también el cuerpo humano, y el cuerpo se hace partícipe del amor espiritual" (Ibidem). La persona humana es unidad sustancial de materia y espíritu. El cuerpo expresa a la persona, y por eso el don de sí se expresa mediante el cuerpo.

        El don de sí mismo no puede ser más que total: la persona puede donar una parte mayor o menor de lo que tiene, pues el tener es mensurable, pero no puede donar una parte más o menos de lo que es, pues el ser persona no es mensurable (en cuanto ser espiritual), ni divisible. La persona o se da o no se da: no es posible darse a medias ni darse compartidamente, en don total de sí, a varios. Así, el carácter insustituible del amado es la lógica más profunda de la donación amorosa. Se entiende muy bien, por eso, que la elección de Israel por parte de Dios en la Antigua alianza se manifieste con un lenguaje propio del amor conyugal (cfr. Familiaris consortio, n. 12); y con esa misma lógica se manifiesta el amor con el que Dios ama a su Iglesia y a cada persona: es un amor esponsal, una alianza, un amor comprometido, que reclama la donación recíproca para pertenecerse por completo, en un amor exclusivo, fecundo y eternamente fiel.
(
Envío de Josep Puig
jesucrist@jesucrist.jazztel.es
http://www.fluvium.org
).

Lecturas de la Misa de la Ascension del Senor meditadas brevemente.

Lecturas del Domingo 05 de Junio de 2011

Ascensión del Señor

Santoral: Bonifacio

Hch 1,1-11: Relato de Lucas de la ascensión
Salmo responsorial 46: Dios asciende entre aclamaciones
Ef 1,17-23: Que Dios les dé espíritu de sabiduría para conocer a Jesucristo
Mt 28,16-20: Estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo
Hechos de los apóstoles 1,1-11


Lo vieron levantarse
En mi primer libro, querido Teófilo, escribí de todo lo que Jesús fue haciendo y enseñando hasta el día en que dio instrucciones a los apóstoles, que había escogido, movido por el Espíritu Santo, y ascendió al cielo. Se les presentó después de su pasión, dándoles numerosas pruebas de que estaba vivo, y, apareciéndoseles durante cuarenta días, les habló del reino de Dios.

Una vez que comían juntos, les recomendó: "No os alejéis de Jerusalén; aguardad que se cumpla la promesa de mi Padre, de la que yo os he hablado. Juan bautizó con agua, dentro de pocos días vosotros seréis bautizados con Espíritu Santo." Ellos lo rodearon preguntándole: "Señor, ¿es ahora cuando vas a restaurar el reino de Israel?" Jesús contestó: "No os toca a vosotros conocer los tiempos y las fechas que el Padre ha establecido con su autoridad. Cuando el Espíritu Santo descienda sobre vosotros, recibiréis fuerza para ser mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaría y hasta los confines del mundo."

Dicho esto, lo vieron levantarse, hasta que una nube se lo quitó de la vista. Mientras miraban fijos al cielo, viéndole irse, se les presentaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: "Galileos, ¿qué hacéis ahí plantados mirando al cielo? El mismo Jesús que os ha dejado para subir al cielo volverá como le habéis visto marcharse."


Salmo responsorial: 46


Dios asciende entre aclamaciones; el Señor, al son de trompetas.
Pueblos todos batid palmas, / aclamad a Dios con gritos de jubilo; / porque el Señor es sublime y terrible, / emperador de toda la tierra. R.

Dios asciende entre aclamaciones; / el Señor, al son de trompetas; / tocad para Dios, tocad, / tocad para nuestro Rey, tocad. R.

Porque Dios es el rey del mundo; / tocad con maestría. / Dios reina sobre las naciones, / Dios se sienta en su trono sagrado. R.


Efesios 1,17-23


Lo sentó a su derecha en el cielo
Hermanos: Que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, os dé espíritu de sabiduría y revelación para conocerlo. Ilumine los ojos de vuestro corazón, para que comprendáis cuál es la esperanza a la que os llama, cuál la riqueza de gloria que da en herencia a los santos, y cuál la extraordinaria grandeza de su poder para nosotros, los que creemos, según la eficacia de su fuerza poderosa, que desplegó en Cristo, resucitándolo de entre los muertos y sentándolo a su derecha en el cielo, por encima de todo principado, potestad, fuerza y dominación, y por encima de todo nombre conocido, no sólo en este mundo, sino en el futuro. Y todo lo puso bajo sus pies, y lo dio a la Iglesia como cabeza, sobre todo. Ella es su cuerpo, plenitud del que lo acaba todo en todos.

Mateo 28,16-20


Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra
En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban. Acercándose a ellos, Jesús les dijo: "Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra. Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo."

Comentarios

CICLO A
 
CRISTO ASCIENDE ENTRE ACLAMACIONES
 
         1. "Que el Dios del Señor nuestro Jesucristo os de espíritu de sabiduría y revelación para conocerlo. Ilumine los ojos de vuestro corazón para que comprendáis cuál es la esperanza a que os llama, cuál la riqueza de la gloria y cuál la riqueza del poder con el que resucitó y sentó a su derecha a Cristo" Efesios 1, 17.
         Quiero comenzar esta homilía con esta oración ardentísima de Pablo, porque sólo con la respuesta del Padre de la gloria a nuestro deseo de que nos ilumine, podremos rastrear un poco el gran misterio que celebramos.
 
         2. Nuestros ojos que ven tantas cosas, nuestro corazón, que tan fácilmente queda prendido de lo terreno e insustancial, y nuestras preocupaciones y desvelos por los afanes temporales y cotidianos, apenas si dejan un resquicio por donde filtrar el rayo de la luminosidad del cielo. Nos ocurre, a los que vivimos en la ciudad, que perdemos la noción de la naturaleza, metidos en el asfalto y en la altura de los grandes edificios, y nos olvidamos de gozar de la contemplación de la belleza serena de una luna llena y espléndida en una noche cubierta con un manto de brillantes estrellas, o de una ladera verde y perfumada con el verde de los pinos o del impoluto y embriagante azahar de los naranjales.
 
         3. En esta celebración, pues, insistamos en la oración al Padre para que ilumine con las luces poderosas de su Espíritu, nuestra mente adormecida, nuestra sensibilidad espiritual embotada, para que quede maravillada ante el esplendor de Cristo resucitado que sube al cielo. Si el Señor nos concede lo que le estamos pidiendo, saldremos de esta liturgia llenos de alegría, con el espíritu renovado y con mayores ganas de trabajar y de testificar que Jesús es el Hijo de Dios, que aunque se ha ido al Padre, no ha dejado esta tierra, sino que está más presente que nunca, con una presencia invisible, pero real y eficaz, como nos lo ha prometido: "Sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo" Mateo 28, 20.
 
         4. Pensamos que lo que no vemos y tocamos no existe, y ese es el mal del materialismo y del empirismo, en el cual vivimos sumergidos. Sólo la fe, que nos representa la acción del misterio de la presencia del espíritu en nuestras vidas, en el mundo y en la historia, puede devolvernos la alegría, el estímulo para practicar la virtud, aunque no sea agradecida ni recompensada, y el coraje para enfrentarnos a todas las dificultades y pruebas, incluso la muerte.
 
         5. Jesús no ha dejado la tierra porque estuviera desengañado de nuestra infidelidad, ni porque se hubiera cansado de nuestra torpeza, sino porque su tiempo terreno se había cumplido, y porque ahora ha comenzado nuestro tiempo, el tiempo de la Iglesia, por eso Lucas nos narra lo que los dos hombres, con vestidos blancos de sobrenaturalidad, han dicho a los apóstoles: "Qué hacéis ahí plantados mirando al cielo?" Hechos 1, 1, como diciéndoles: "Manos a la obra, muchachos". Yo estoy con vosotros, pero vosotros habéis de estar conmigo. Trabajad y haced el trabajo bien hecho. A donde no lleguéis vosotros, dadme una llamada de teléfono, que, aunque no oigáis mi voz, estad seguros de que yo oigo la vuestra y os respondo sin palabras, y os doy la inspiración en el momento oportuno, la palabra suave y amable cuando os asalte la cólera, la paciencia para seguir atendiendo a ese enfermo, la fortaleza en el aciago momento de la tentación, el discernimiento, para decidiros por lo que vale, y la fortaleza para seguir cargando con vuestra cruz. Después estaréis contentos, gozaréis de la victoria sin acordaros del sudor de la lucha, y experimentaréis que, aún viviendo en la tierra, os participo ya los bienes del cielo.
 
         6. ¿Qué otra cosa, sino voy a hacer ahora, al partir el pan resucitado, que es mi cuerpo glorioso, y al daros a beber mi sangre derramada, que haceros partícipes de mi cielo, que yo os compré con mi muerte cruel, humillante y amarga y con la resurrección con que el Padre me ha glorificado, sentándome a su derecha?
         En verdad, Cristo Cabeza de la Iglesia, nos lleva a nosotros, sus miembros, a donde está él, como nos lo había dicho: "Voy a prepararos sitio. Cuando vaya y os lo prepare, volveré para llevaros conmigo; así, donde esté yo, estaréis también vosotros" (Jn 14,2).
 
         7. Cantemos con alegría con el Salmo 46: "Dios asciende entre aclamaciones; pueblos todos, batid palmas, aclamad a Dios con gritos de júbilo".
         Pidamos a Dios que nos conceda el deseo vivo de estar junto a Cristo. Amen. 
 
P. JESÚS MARTÍ BALLESTER
jmartib@planalfa.es
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa de la Ascension del Senor. Pedidos de oracion.

 Santa María de Guayaquil
 

 
 
Senor, gracias por ser mi camino, mi verdad y mi vida. Quiero encontrar en Ti mi paz, dame tu luz y tu gracia para poder renovarme interiormente en esta meditacion.

MISA 5 JUNIO, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES

DOMINGO 5

LA ASCENSION DEL SENOR

Santos: Bonifacio de Alemania, martir; Domingo de Tonkin, martir. Solemnidad (Blanco)

 

¿QUE HACEN ALLI PARADOS MIRANDO AL CIELO?

 

5 Hch 1, 1-11; Ef 1, 17-23; Mt 28, 16-20

 

El reencuentro entre Jesus resucitado y sus discipulos tendria que ocurrir en Galilea. Si la comunion entre Jesus y los suyos habia quedado rota luego de su desbandada el dia de su ejecucion, la reconstruccion del grupo iniciaria en el sitio mismo donde Jesus los habia convocado. Tanto el evangelio como el libro de los Hechos presentan el lanzamiento de la mision en un cerro de Galilea. La Carta a los Efesios nos ubica frente a la presencia de Jesus glorioso, que ha sido reivindicado por el Padre y constituido cabeza de la Iglesia, es decir, pionero de una comunidad de discipulos que testimoniaran, con la fuerza del Espiritu, el acontecimiento de la pascua y de la existencia plena.

 

ANTIFONA DE ENTRADA (Hch 1, 11)

Hombres de Galilea, ¿que hacen alli parados mirando al cielo? Ese mismo Jesus, que los ha dejado para subir al cielo, volvera como lo han visto marcharse. Aleluya.

 

Se dice Gloria.

 

ORACION COLECTA

Llena, Senor, nuestro corazon de gratitud y de alegria por la gloriosa ascension de tu Hijo, ya que su triunfo es tambien nuestra victoria, pues a donde llego El, nuestra cabeza, tenemos la esperanza cierta de llegar nosotros, que somos su cuerpo. Por nuestro Senor Jesucristo...

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Se fue elevando a la vista de sus apostoles.

 

Del libro de los Hechos de los Apostoles: 1, 1-11

 

En mi primer libro, querido Teofilo, escribi acerca de todo lo que Jesus hizo y enseno, hasta el dia en que ascendio al cielo, despues de dar sus instrucciones, por medio del Espiritu Santo, a los apostoles que habia elegido. A ellos se les aparecio despues de la pasion, les dio numerosas pruebas de que estaba vivo y durante cuarenta dias se dejo ver por ellos y les hablo del Reino de Dios.

Un dia, estando con ellos a la mesa, les mando: "No se alejen de Jerusalen. Aguarden aqui a que se cumpla la promesa de mi Padre, de la que ya les he hablado: Juan bautizo con agua; dentro de pocos dias ustedes seran bautizados con el Espiritu Santo".

Los ahi reunidos le preguntaban: "Senor, ¿ahora si vas a restablecer la soberania de Israel?". Jesus les contesto: "A ustedes no les toca conocer el tiempo y la hora que el Padre ha determinado con su autoridad; pero cuando el Espiritu Santo descienda sobre ustedes, los llenara de fortaleza y seran mis testigos en Jerusalen, en toda Judea, en Samaria y hasta los ultimos rincones de la tierra".

 

Dicho esto, se fue elevando a la vista de ellos, hasta que una nube lo oculto a sus ojos. Mientras miraban fijamente al cielo, viendolo alejarse, se les presentaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: "Galileos, ¿que hacen alli parados, mirando al cielo? Ese mismo Jesus que los ha dejado para subir al cielo, volvera como lo han visto alejarse". Palabra de Dios.

Te alabamos, Senor.

 

Del salmo 46

R/. Entre voces de jubilo, Dios asciende a su trono. Aleluya.

 

Aplaudan, pueblos todos; aclamen al Senor, de gozo llenos; que el Senor, el Altisimo, es terrible y de toda la tierra, rey supremo.

R/. Entre voces de jubilo, Dios asciende a su trono. Aleluya.

 

Entre voces de jubilo y trompetas, Dios, el Senor, asciende hasta su trono. Cantemos en honor de nuestro Dios, al rey honremos y cantemos todos.

R/. Entre voces de jubilo, Dios asciende a su trono. Aleluya.

 

Porque Dios es el rey del universo, cantemos el mejor de nuestros cantos. Reina Dios sobre todas las naciones desde su trono santo.

R/. Entre voces de jubilo, Dios asciende a su trono. Aleluya.

 

Lo hizo sentar a su derecha en el cielo.

 

De la carta del apostol san Pablo a los efesios: 1, 17-23

 

Hermanos: Pido al Dios de nuestro Senor Jesucristo, el Padre de la gloria, que les conceda espiritu de sabiduria y de revelacion para conocerlo.

Le pido que les ilumine la mente para que comprendan cual es la esperanza que les da su llamamiento, cuan gloriosa y rica es la herencia que Dios da a los que son suyos y cual la extraordinaria grandeza de su poder para con nosotros, los que confiamos en El, por la eficacia de su fuerza poderosa.

Con esta fuerza resucito a Cristo de entre los muertos y lo hizo sentar a su derecha en el cielo, por encima de todos los angeles, principados, potestades, virtudes y dominaciones, y por encima de cualquier persona, no solo del mundo actual sino tambien del futuro.

Todo lo puso bajo sus pies y a El mismo lo constituyo cabeza suprema de la Iglesia, que es su cuerpo, y la plenitud del que lo consuma todo en todo. Palabra de Dios.

Te alabamos, Senor.

 

ACLAMACION (Mt 28, 19. 20) R/. Aleluya, aleluya.

Vayan y ensenen a todas las naciones, dice el Senor, y sepan que yo estare con ustedes todos los dias, hasta el fin del mundo. R/.

 

Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra.

 

LECTURA Evangelio Mateo capitulo 28, versiculos 16 al 20

 

En aquel tiempo, los once discipulos se fueron a Galilea y subieron al monte en el que Jesus los habia citado. Al ver a Jesus, se postraron, aunque algunos titubeaban. Entonces, Jesus se acerco a ellos y les dijo: "Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Vayan, pues, y ensenen a todas las naciones, bautizandolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espiritu Santo, y ensenandolas a cumplir todo cuanto yo les he mandado; y sepan que yo estare con ustedes todos los dias, hasta el fin del mundo".

Palabra del Senor.

Gloria a ti, Senor Jesus.

 

Oracion introductoria

Jesucristo, con tu ascension al cielo pusiste fin a tu presencia visible en la tierra, pero para permanecer de modo diverso en la Eucaristia y entre nosotros. Ayudame a orar convencido de que Tu estas conmigo.

 

Peticion

Senor, dame la gracia de de vivir unido permanentemente a Ti.

 

REFLEXION Evangelio Mateo capitulo 28, versiculos 16 al 20

 

Este ano la Iglesia nos propone meditar de modo particular en el ejemplo de san Pablo; y hoy dia mundial de las misiones tenemos una ocasion para hacerlo. El nos ensena que si nos encontramos verdaderamente con Cristo, no podemos seguir viviendo como antes. El contacto con Cristo nos da una nueva condicion de vida, nos hace ser apostoles. Y todos los cristianos, por nuestro bautismo somos apostoles por vocacion. Somos enviados, somos mandados, somos portadores de un mensaje y por ello estamos plenamente obligados a predicar a Cristo. El Evangelio nos lo confirma: "Vayan… ensenen…. bauticen…". Hemos recibido una mision por parte del Senor que hay que cumplir en su nombre. Debemos entregarnos a la causa del Evangelio con toda nuestra existencia como lo hacia san Pablo, ¡las venticuatro horas de cada dia! Quiza algunos pensemos que no tenemos tiempo para dedicarnos a evangelizar, creemos que hay muchas cosas mas urgentes o prioritarias, y asi vamos retrasando el cumplimiento de este deber. Hay cosas que hacer en el trabajo, pendientes que terminar en la casa y vamos dejando la tarea de ser apostoles para mas adelante. Puede ser que se nos pase el tiempo, atendiendo mil cosas, si, pero sin dedicarnos a lo que incide verdaderamente para alcanzar la vida eterna, propia o de los demas. El Evangelio es una escuela de vida. Nos ensena como vivir, y hoy la leccion es clara: hace falta encontrarse con Jesucristo, dejarse transformar por El en verdaderos apostoles y dedicarse prioritariamente a lo unico importante: alcanzar el cielo.

 

Credo

 

PLEGARIA UNIVERSAL

 

Unidos a Jesus, pidamos al Padre por nosotros, por la Iglesia y por la humanidad entera. Pidamos que envie su Espiritu y nos renueve.

A cada peticion diremos: Envianos tu Espiritu, Senor.

 

1. Por nuestra comunidad, nuestra parroquia y por nuestra diocesis. Para que crezcamos cada dia en la fidelidad al Evangelio. Oremos.

Envianos tu Espiritu, Senor.

 

2. Por nuestros familiares y amigos que no se sienten cristianos. Para que nosotros sepamos darles un buen testimonio de fe y de entrega a los demas. Oremos. Envianos tu Espiritu, Senor.

 

3 .Por los paises que sufren a causa de la guerra o del hambre. Para que puedan alcanzar una vida digna y en paz.

Oremos. Envianos tu Espiritu, Senor.

 

4. Por los periodistas y por todos los que trabajan en los medios de comunicacion. Para que se esfuercen siempre al servicio de la verdad y de la concordia. Oremos. Envianos tu Espiritu, Senor.

 

5. Por nosotros. Para que nuestra celebracion de la Eucaristia sea todos los domingos un encuentro vivo e intenso con el Senor resucitado.

Oremos. Envianos tu Espiritu, Senor.

 

Escucha, Padre, nuestra oracion, y envia tu Espiritu Santo, sobre nosotros y sobre toda la humanidad. Por Jesucristo, tu Hijo, nuestro hermano, que resucitado de entre los muertos vive y reina contigo por los siglos de los siglos.

 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Senor, este sacrificio que vamos a ofrecerte en accion de gracias por la ascension de tu Hijo, y concedenos que esta Eucaristia eleve nuestro espiritu a los bienes del cielo. Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

PREFACIO I DE LA ASCENSION

 

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y fuente de salvacion darte gracias y alabarte siempre y en todo lugar, Senor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno.

Porque el Senor Jesus, Rey de la gloria, triunfador del pecado y de la muerte, ante la admiracion de los angeles, ascendio (hoy) a lo mas alto de los cielos, como Mediador entre Dios y los hombres, Juez del mundo y Senor de los espiritus celestiales.

 

No se fue para alejarse de nuestra pequenez, sino para que pusieramos nuestra esperanza en llegar, como miembros suyos, a donde El, nuestra cabeza y principio, nos ha precedido.

Por eso, con esta efusion del gozo pascual, el mundo entero se desborda de alegria y tambien los coros celestiales, los angeles y arcangeles, cantan sin cesar el himno de tu gloria: Santo, Santo, Santo...

 

ANTIFONA DE LA COMUNION (Mt 28, 20)

Yo estare con ustedes todos los dias, hasta el fin del mundo. Aleluya.

 

ORACION DESPUES DE LA COMUNION

Dios todopoderoso, que ya desde este mundo nos haces participar de tu vida divina, aviva en nosotros el deseo de la patria eterna, donde nos aguarda Cristo, Hijo tuyo y hermano nuestro. El que vive y reina por los siglos de los siglos.

 

OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY

 

REFLEXION Evangelio Mateo capitulo 28, versiculos 16 al 20

 

UNA REFLEXION PARA NUESTRO TIEMPO.- El acontecimiento central en el pueblo de Israel ha sido la pascua, acontecimiento y memorial de la liberacion de la esclavitud. El camino cristiano tambien arranca a partir de la Pascua, que no se agota en la resurreccion del Senor Jesus, sino que incluye la transformacion del cosmos y de la humanidad. El evento pascual es el comienzo de la historia nueva que el Padre inaugura a partir de la amorosa entrega de su Hijo. El cristianismo no puede avalar el inmovilismo y el mantenimiento del desorden social y economico vigentes. El camino cristiano es una invitacion a acoger la oferta del Espiritu: vida plena y abundante para todos. Una sociedad lastimada por tanta exclusion y marginacion de los mas debiles, no puede dejar satisfechos a quienes se confiesan cristianos.

 

REFLEXION Evangelio san Mateo capitulo 28, versiculos 16 al 20

 

La ascension al cielo es la etapa final de la peregrinacion terrena del Senor. Si. Cristo pone fin a su presencia visible en la tierra, pero para permanecer de modo invisible entre nosotros en la Eucaristia.

 

Es en este sacramento admirable donde podemos participar de la vida de Jesus y de este modo, prepararnos para entrar en las “moradas eternas”, donde nuestro Redentor nos ha precedido para prepararnos un lugar en la casa del Padre.

 

La Ascension es tambien una oportunidad para anunciar a los hombres de nuestro tiempo el Evangelio, y comunicar a todos que nuestra patria verdadera y definitiva no esta aqui, sino en el cielo, es decir, en Dios.

 

Junio 5

Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)

 

A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado

 

Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren

 

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

 

Urgente!!! pido a todos me ayuden a orar por la salud de Samanta Santillan  de 21 anos que esta en terapia intensiva por una infeccion en su organismo. Los medicos no le dan muchas chances, pero ella necesita vivir tiene un nino de 4 anos. Por ello que acudo a la solidaridad de todos. Estela Marta. Gra.

 

Oremos por Yanina, hija de neustra hermanita Marga pidamos por la recuperacion total de su salud.. Amen. Diana1

 

Dios mio te pido por la salud del bebe que estoy esperando y por la salud y bienestar de mi familia. Tambien te pido por que a mi esposo le vaya bien profesionalmente. Santa Rita de Casia, San Judas Tadeo, San Hilarion, intercedan por estas intenciones por favor. Amen. LILI

 

Por favor les pido oraciones por la salud de Esteban S. Nico, Boni su estado es desesperante, por Sor Eugenia Furlato, Domingo (esta muy mal). Constanza Agüero Frías <constanzaaguerofrias@gmail.com>, July.

 

AGRADECIMIENTO A DIOS

 

Cumpleanos de Angi

Cumpleaños de Maria M

 

POR LAS NECESIDADES DE

 

Hermanos en Cristo: necesito  pedir oraciones por paz espiritual, fortaleza y luz del Espiritu Santo para Pedro Pletenczuk, que se encuentra con problemas personales  en su vida, que el Senor lo proteja, iluminesu vida, lo libere, por su salud, fisica, mental y espiritual; Tambien por la liberacion de Claudia y la recuperacion de su beba, Por Tamara por su trámitede su homologacion de su título, por toda mi familia, la de Fernando, por todoslos que necesitan. Muchas gracias hermanos en acompanarme en la oracion. Dioslos bendiga. Tamara Pletenczuk <plete10@yahoo.com.ar>,

 

Hola a todos! les pido por favor me acompanen en oracion por Monica Virgina (problemas de familia serios) y Miguel Fernando (salud y trabajo) son miembros de una flía ferviente devota de la virgen del rosario. Miriam si bien hace unos dias que ya los tengo en oracion, hoy recibieron cada uno, un rosario de la Virgen de San Nicolas, estaban chochos porque ellos no habian podido ir a la coronacion. Patricia Andrea <patriciaandrea45@yahoo.com.ar>,

 

Hermanos en Jesus y maria por favor oremos por Julio Cardenas y por su familia. Diana1

 

Santisima Trinidad ayudenme esta semana para que ya le hablen de un trabajo a mi esposo ya de verdad estoy desesperada y angustiada ya todo mundo nos volteo la cara Senor mio yo los perdono pero ayudame con esta peticion que te hago solo te estoy pidiendo un trabajo para mi esposo demuestra tu santa gloria Dios altisimo escuchame no me abandones mi santisima trinidad virgencita intercede por mi y por todos los que estan en una situacion como nosotros gracias. Mariquita

 

Para que mi mejor amigo Daniel Tinajero, superemos esta situacion tan duficil que estamos viviendo y Dios se manifieste entre nuestra amistad y la bendiga y asi como vivio una amistad llena de amor con el apostol Juan nos permita tener una maistad llena de amor y de fuerza para llevar su palabra a donde el nos envie a misionar. FELIX

 

Q. E. P. D.

 

Lolita Hidalgo Gnecco de Astudillo

Olga Violeta Villavicencio vda. de Cevallos

 

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

 

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

 

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios

 

Por las benditas almas del Purgatorio

ECUADOR
 
ENVIE SU PETICION DE ORACION  a

 

wpauta@gmail.com,

 

wpauta@yahoo.es,

 

indicando su nombre y peticion

 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

 

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/

 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

Meditacion del Papa en la conclusion del mes de Maria.

Meditación del Papa en la conclusión del mes de María 
Alocución que el Papa Benedicto XVI realizó como conclusión del mes mariano, durante una celebración en los Jardines Vaticanos. 
 
Ciudad del Vaticano, 31 de mayo de 2011.

Queridos hermanos y hermanas,

        estoy contento de unirme a vosotros en la oración, a los pies de la Virgen Santa, a la que hoy contemplamos en la Fiesta de la Visitación. Saludo y le doy las gracias al señor cardenal Angelo Comastri, arcipreste de la Basílica de San Pedro, a los cardenales y obispos presentes, y a todos los que os habéis reunido aquí esta noche.

        Como conclusión del mes de Mayo, queremos unir nuestras voces a la de María, en su mismo cántico de alabanza, con Ella queremos alabar al Señor por las maravillas que continúa haciendo en la vida de la Iglesia y de cada uno de nosotros. En particular, ha sido y continúa siendo para todos nosotros, motivo de gran alegría y agradecimiento, haber comenzado este mes mariano con la memorable Beatificación de Juan Pablo II. ¡Qué gran don de gracia ha sido, para toda la Iglesia, la vida de este gran Papa! Su testimonio continúa iluminando nuestras existencias y nos empuja a ser verdaderos discípulos del Señor, a seguirlo con la valentía de la fe, a amarlo con el mismo entusiasmo con el que le dio a Él su propia vida.

        Meditando hoy la Visitación de María, nos vemos impelidos a reflexionar sobre esta valentía de la fe. Aquella a la que Isabel acoge en su casa es la Virgen que “ha creído” en el anuncio del Ángel y ha respondido con fe, aceptando con valentía el proyecto de Dios para su vida y acogiendo así, en sí misma, la Palabra eterna del Altísimo. Como destacaba mi beato Predecesor, en la Encíclica Redemptoris Mater, y mediante la fe que María ha pronunciado su “fiat”, “se ha abandonado a Dios sin reservas y 'se ha consagrado totalmente a sí misma, como esclava del Señor, en la persona y en la obra de su Hijo'” (n. 13; cfr CONC. ECUM. VAT. II, Cost. dogm. Lumen gentium, 56). Por esto Isabel, en su saludo, exclama: “Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor” (Lc 1,45). María ha creído de verdad que “nada es imposible para Dios” (v.37) y, firme en esta confianza, se ha dejado guiar por el Espíritu Santo en la obediencia cotidiana a sus planes. ¿Cómo no desear, para nuestra vida, el mismo abandono confiado? ¿Cómo nos podremos oponer a esta felicidad que nace de una profunda e íntima familiaridad con Jesús? Por esto dirigiéndonos hoy a la “llena de gracia”, le pedimos obtener para nosotros también, de la Providencia Divina, el poder pronunciar cada día nuestro “sí” a los planes de Dios con la misma fe humilde y sincera con la que Ella pronunció el suyo. Ella que, acogiendo en sí la Palabra de Dios, se abandonó a Él sin reservas, nos conduzca a una respuesta más generosa e incondicional a sus proyectos, también cuando en ellos se nos llama a abrazar la cruz.

        En este tiempo pascual, mientras invocamos del Resucitado, el don del Espíritu Santo, encomendamos a la maternal intercesión de la Virgen, la Iglesia y el mundo entero. María Santísima que en el Cenáculo invocó con los Apóstoles al Consolador, obtenga para todos los bautizados, la gracia de una vida iluminada por el misterio del Dios crucificado y resucitado, el don de saber acoger cada vez más en la propia existencia, la señoría de Aquel que con su Resurrección ha derrotado a la muerte. Queridos amigos, sobre cada uno de vosotros, y de vuestros seres queridos, en particular, a todos los que sufren, os imparto de corazón la Bendición Apostólica.
(
Envío de Josep Puig
jesucrist@jesucrist.jazztel.es
http://www.fluvium.org
).

Lecturas meditadas brevemente de la Misa del Martes VII de Pascua.

Lecturas del Martes 07 de Junio de 2011


Martes 7ª semana de Pascua

Santoral: Roberto, Claudio

Hch 20,17-27: Cumplo el encargo que me dio el Señor Jesús
Salmo responsorial 67: Reyes de la tierra, canten al Señor
Jn 17,1-11a: Padre, glorifica a tu Hijo

Hechos 20,17-27


Completo mi carrera, y cumplo el encargo que me dio el Señor Jesús
En aquellos días, desde Mileto, mandó Pablo llamar a los presbíteros de la Iglesia de Éfeso. Cuando se presentaron, les dijo: "Vosotros sabéis que todo el tiempo que he estado aquí, desde el día que por primera vez puse pie en Asia, he servido al Señor con toda humildad, en las penas y pruebas que me han procurado las maquinaciones de los judíos. Sabéis que no he ahorrado medio alguno, que os he predicado y enseñado en público y en privado, insistiendo a judíos y griegos a que se conviertan a Dios y crean en nuestro Señor Jesús. Y ahora me dirijo a Jerusalén, forzado por el Espíritu.

No sé lo que me espera allí, sólo sé que el Espíritu Santo, de ciudad en ciudad, me asegura que me aguardan cárceles y luchas. Pero a mí no me importa la vida; lo que me importa es completar mi carrera, y cumplir el encargo que me dio el Señor Jesús: ser testigo del Evangelio, que es la gracia de Dios. He pasado por aquí predicando el reino, y ahora sé que ninguno de vosotros me volverá a ver. Por eso declaro hoy que no soy responsable de la suerte de nadie: nunca me he reservado nada; os he anunciado enteramente el plan de Dios."


Salmo responsorial: 67


Reyes de la tierra, cantad a Dios.
Derramaste en tu heredad, oh Dios, una lluvia copiosa, / aliviaste la tierra extenuada; / y tu rebaño habitó en la tierra / que tu bondad, oh Dios, preparó para los pobres. R.

Bendito el Señor cada día, / Dios lleva nuestras cargas, es nuestra salvación. / Nuestro Dios es un Dios que salva, / el Señor Dios nos hace escapar de la muerte. R.


Juan 17,1-11a


Padre, glorifica a tu Hijo
En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos al cielo, dijo: "Padre, ha llegado la hora, glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo te glorifique y, por el poder que tú le has dado sobre toda carne, dé la vida eterna a los que le confiaste. Ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, único Dios verdadero, y a tu enviado, Jesucristo. Yo te he glorificado sobre la tierra, he coronado la obra que me encomendaste. Y ahora, Padre, glorifícame cerca de ti, con la gloria que yo tenía cerca de ti, antes que el mundo existiese.

He manifestado tu nombre a los hombres que me diste de en medio del mundo. Tuyos eran, y tú me los diste, y ellos han guardado tu palabra. Ahora han conocido que todo lo que me diste procede de ti, porque yo les he comunicado las palabras que tú me diste, y ellos las han recibido, y han conocido verdaderamente que yo salí de ti, y han creído que tú me has enviado. Te ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por éstos que tú me diste, y son tuyos. Sí, todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y en ellos he sido glorificado. Ya no voy a estar en el mundo, pero ellos están en el mundo, mientras yo voy a ti."

Comentarios

Son muy gratificantes estas palabras que la comunidad joánica pone en boca de Jesús: “Te ruego por ellos, pues son tuyos”. Jesús nos coloca a cada uno de nosotros en presencia del Padre. Nos confía a las manos de Dios para que nos ilumine y conduzca nuestro caminar.

Somos parte viva de su misión. Esto nos dignifica, nos reanima y nos compromete. Jesús se manifestó a todos para “sacarnos del mundo”, es decir, para apartarnos del pecado y de lo que nos impide ser cada vez más humanos.

La gloria de Dios se manifiesta en la actividad por la que él da nueva vida y rehace la vida que ha sido destrozada y perdida. La gloria de Dios es que el ser humano viva plenamente.

Jesús fue claro en sus enseñanzas: Nuestro Dios es un Dios Amor, misericordia, que no juzga ni condena, sino que perdona y salva.

Nos comprometemos a seguir sus enseñanzas, porque todo lo que es del Señor es también del discípulo y “en ellos se revela la gloria”.

Pidamos al Señor que nos siga sacando del pecado de la indiferencia, de la insolidaridad, del desamor, y nos dé su Espíritu de vida.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Lecturas meditadas de la Misa del Miércoles VII de Pascua.

¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

Miércoles, 8 de Junio de 2011
Séptima Semana de Pascua
Hechos 20, 28-38/ Juan 17, 6a. 11 b-19
Salmo responsorial Sal 67, 29-30. 33-36c
R/.  "¡Pueblos de la tierra, canten al Señor!”
 
Santoral:
San Medardo, Beata María del Divino Corazón
y Beato Santiago Barthieu

Liturgia - Lecturas del día
 
 
 
Miércoles, 8 de Junio de 2011
 
SÉPTIMA SEMANA DE PASCUA
 
Los encomiendo al Señor;
que tiene poder para construir el edificio
y darles la parte de la herencia
 
Lectura de los Hechos de los Apóstoles
20, 28-38
 
Pablo decía a los presbíteros de la Iglesia de Éfeso:
«Velen por ustedes, y por todo el rebaño sobre el cual el Espíritu Santo los ha constituido guardianes para apacentar a la Iglesia de Dios, que Él adquirió al precio de su propia sangre. Yo sé que después de mi partida se introducirán entre ustedes lobos rapaces que no perdonarán al rebaño. Y aun de entre ustedes mismos, surgirán hombres que tratarán de arrastrar a los discípulos con doctrinas perniciosas.
Velen, entonces, y recuerden que durante tres años, de noche y de día, no he cesado de aconsejar con lágrimas a cada uno de ustedes.
Ahora los encomiendo al Señor y a la Palabra de su gracia, que tiene poder para construir el edificio y darles la parte de la herencia que les corresponde, con todos los que han sido santificados.
En cuanto a mí, no he deseado ni plata ni oro ni los bienes de nadie. Ustedes saben que con mis propias manos he atendido a mis necesidades y a las de mis compañeros. De todas las maneras posibles, les he mostrado que asÍ, trabajando duramente, se debe ayudar a los débiles, y que es preciso recordar las palabras del Señor Jesús: "La felicidad está más en dar que en recibir"».
Después de decirles esto, se arrodilló y oró junto a ellos. Todos se pusieron a llorar, abrazaron a Pablo y lo besaron afectuosamente, apenados sobre todo porque les había dicho que ya no volverían a verlo. Después lo acompañaron hasta el barco.
 
Palabra de Dios.
 
 
SALMO RESPONSORIAL                                        67, 29-30. 33-36c
 
R.    ¡Pueblos de la tierra, canten al Señor!
 
Tu Dios ha desplegado tu poder:
¡sé fuerte, Dios, Tú que has actuado por nosotros!
A causa de tu Templo, que está en Jerusalén,
los reyes te presentarán tributo.  R.
 
¡Canten al Señor, reinos de la tierra,
entonen un himno al Señor, al que cabalga por el cielo,
por el cielo antiquísimo! R.
 
Él hace oír su voz poderosa,
¡reconozcan el poder del Señor!
Su majestad brilla sobre Israel
y su poder, sobre las nubes. R.
 
 
 
EVANGELIO
 
Que sean uno, como nosotros
 
a    Evangelio de nuestro Señor Jesucristo
según san Juan
17, 6a. 11 b-19
 
A la Hora de pasar de este mundo al Padre, Jesús levantó los ojos al cielo, y oró diciendo:
Padre santo, manifesté tu Nombre
a los que separaste del mundo para confiármelos.
Cuídalos en tu Nombre que me diste
para que sean uno, como nosotros.
Mientras estaba con ellos,
Yo los cuidaba en tu Nombre que me diste;
los protegía
y no se perdió ninguno de ellos,
excepto el que debía perderse,
para que se cumpliera la Escritura.
Pero ahora vaya ti,
y digo esto estando en el mundo,
para que mi gozo sea el de ellos
y su gozo sea perfecto.
 
Yo les comuniqué tu palabra,
y el mundo los odió
porque ellos no son del mundo,
como tampoco Yo soy del mundo.
No te pido que los saques del mundo,
sino que los preserves del Maligno.
Ellos no son del mundo,
como tampoco Yo soy del mundo.
Conságralos en la verdad:
tu palabra es verdad.
Así como Tú me enviaste al mundo,
Yo también los envío al mundo.
Por ellos me consagro,
para que también ellos
sean consagrados en la verdad.
 
Palabra del Señor.
 
Reflexión
 
Hech. 20, 17-27. Proclamar el Nombre del Señor, su Evangelio, sin escatimar esfuerzo, sin perder oportunidad alguna, insistiendo a tiempo y destiempo, corrigiendo, reprendiendo y exhortando; haciéndolo sin perder la paciencia y conforme a la enseñanza, sin acomodos nacidos de conveniencias personales sino con la fidelidad total al Señor; esa es la responsabilidad que tiene aquel a quien el Señor le ha confiado el Mensaje de Salvación sin escatimar nada que sea útil para anunciar a los demás el Evangelio.
No podemos quedarnos en los templos contentos porque tal vez se llenan más allá de lo esperado. Hay muchísimos más que, finalmente, se han quedado fuera. Hay que salir a proclamar el Nombre del Señor por las calles y por las casas. Hay muchos que nos han rebasado en este esfuerzo, mientras nosotros nos conformamos con los que vienen al lugar de culto y nos espantamos porque muchos cambian su forma de creer, pero nos quedamos igual de inútiles en nuestro esfuerzo por no sólo conservarlos, sino fortalecerles su fe.
Ojalá nosotros, como Iglesia, no le demos tanta importancia a no perder nuestras comodidades, a conservar nuestra vida, a no ponerla en riesgo por el Señor y su Mensaje de Salvación, pues lo más importante para nosotros ha de ser el cumplimiento del encargo que Él nos hizo: Anunciar su Evangelio, sin ocultar nada de Él y revelando en su totalidad el plan de Dios.
¿Tenemos esa valentía? ¿A qué se reduce, o, por el contrario, hasta dónde nos lleva nuestra fe en Jesús y nuestro compromiso con su Evangelio?
 
Sal. 68 (67). A través del desierto el Señor no abandonó a su Pueblo. Como un buen pastor lo condujo sin sobresaltos, dándole la victoria sobre sus enemigos.
Dios cumplió su promesa introduciendo a su Pueblo en la posesión de la tierra que mana leche y miel, conforme a las promesas hechas a nuestros antiguos padres.
Por eso, aun en los más grandes peligros, si no perdemos nuestra fe y nuestra confianza en el Señor, Él velará por nosotros y nos llevará como en alas de águila. Dios es Salvación para su pueblo, e incluso puede librarnos de la muerte.
En Cristo, además de encontrar la salvación que Dios nos ofrece, encontramos el ejemplo que fortalece nuestra vida, pues, en Jesús, Dios nos ha hecho conocer la salvación y la gloria que espera a quienes creen en Él, que es camino verdad y vida, y le viven fieles.
 
Jn. 17, 1-11. La glorificación de Jesús se inicia con su encarnación por su fidelidad a la voluntad de su Padre Dios. Jesús glorificará a su Padre en el gesto más grande de su obediencia amorosa a Él muriendo por nosotros clavado en la cruz; esto es una decisión personal de Jesús; nadie le quita la vida, Él la entrega porque quiere. El Padre Dios responderá a ese gesto de amor obediente glorificando a Jesús al resucitarlo de entre los muertos y sentarlo a su diestra, convirtiéndolo, así, en fuente de vida para todos los que creamos en Él y, unidos a Él como las ramas al tronco, seamos hechos partícipes de la misma vida que Él recibe del Padre Dios.
Sin embargo no hay otro camino, sino el mismo de Cristo, tras cuyas huellas hemos de caminar cargando obediente y amorosamente nuestra cruz de cada día.
No por estar unidos a Jesús seremos sacados del mundo, sino que, permaneciendo en él, hemos de ser un signo vivo del Señor con todos los riesgos, hasta el de ser odiados, perseguidos, asesinados por causa del Evangelio. Pero, ¡Ánimo, nos dice el Señor, no tengan miedo, yo he vencido al mundo!, pues donde yo estoy, quiero que también estén ustedes.
Nosotros, enviados por Jesús, compartimos con Él la misma misión que Él recibió del Padre. ¿Hasta dónde llega nuestro amor obediente al Padre? ¿Confiamos en el Señor y en ser glorificados junto con Él, sin importarnos el que tengamos antes que pasar por muchas tribulaciones?
En esta Eucaristía celebramos el amor de Jesús al Padre y su amor por nosotros. No podemos celebrar algo que no hemos conquistado.
Si sólo hemos venido por costumbre; si no hemos iniciado nuestro camino hacia la cumbre de nuestro propio calvario, para desde ahí ser glorificados junto con Jesús; si no amamos a nuestro prójimo como nosotros hemos sido amados; si no nos convertimos en una palabra de amor que se pronuncie no sólo con los labios sino con la vida misma; si no somos alimento que fortalezca a nuestro prójimo, ¿qué sentido tiene creer en Jesús y darle culto?
Permanecemos en el mundo, somos del mundo sin pertenecerle. Somos testigos de un mundo nuevo. En medio de las realidades que vivimos cada día nuestra proclamación del Evangelio se hace dando voz a los desvalidos y tratados injustamente, socorriendo a los necesitados, perdonando a los que nos ofenden, siendo constructores de la paz, vistiendo a los desnudos, denunciando el pecado y anunciando en su totalidad, y sin acomodos inútiles, el plan de salvación que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús.
El Cristiano debe, por su propia vida, ser un memorial del Señor que sigue amando, salvando, consolando, fortaleciendo, dando su vida y dando vida a sus hermanos.
No tengamos miedo; veamos en el horizonte la Gloria que nos espera junto a Jesús y vayamos hacia ella derramando, incluso nuestra sangre, si es necesario. Que esto no brote de una imprudencia, sino del amor que ha llegado a su madurez y que cumple aquella invitación del Señor: nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos.
Roguémosle a nuestro Dios y Padre que nos conceda, por intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, la gracia de no ser cobardes en la proclamación del Evangelio, sino que lo hagamos con la valentía que nos da el Espíritu Santo que habita en nosotros; y que lo hagamos no sólo con las palabras, sino con la vida misma; no sólo en los templos sino en todos los ambientes donde se desarrolle nuestra vida, convirtiéndonos así, verdaderamente, en fermento de santidad en el mundo. Amén.
 
Homiliacatolica.com
(
http://www.celebrandolavida.org
).

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa del Martes VII de Pascua. Pedidos de oracion.

EL CULTO EN HONOR AL SAGRADO

 

 

Jesucristo, creo en Ti; creo en el Padre que te ha enviado y creo que por mi bautismo fui purificado del pecado y recibi el «agua viva» que me dio nueva vida en el espiritu. Hoy me pides que sea portador de esa «agua viva» que puede lavar y transformar a mis hermanos. Dame el gusto de servir a los demas por medio de esta oracion.
MISA 7 JUNIO, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES
MARTES 7
Santos: San Roberto de Newminster, abad; Pedro de Cordoba y companeros, martires. Beata Maria Teresa de Soubiran, fundadora. Feria (Blanco)
PORQUE LA VIDA PARA MI NO CUENTA

7 Hch 20, 17-27; Jn 17, 1-11

Jesus proclama confiadamente la oracion sacerdotal al Padre. El sabe que el Senor le ha confiado al grupo de los discipulos, conoce tambien que estos enfrentaran tropiezos al testimoniar la gloria de Jesus al mundo. Jesus continua despidiendose de los Doce y los deja en las manos amorosas del Padre. El apostol san Pablo sabe que no volvera a hacerse presente entre los cristianos de la Iglesia de Efeso, por esa razon les comunica su testamento espiritual y les advierte que en adelante seran responsables de su propia fidelidad. El apostol testimonio con total congruencia el mensaje de Jesus. Los presbiteros de aquellas comunidades tendran que animarlos a mantenerse fieles al Senor Jesus

ANTIFONA DE ENTRADA (Ap 1, 17-18)
Yo soy el primero y el ultimo, dice el Senor, yo soy el que vive; estuve muerto, pero ahora estoy vivo para siempre. Aleluya.

ORACION COLECTA
Dios omnipotente y misericordioso, envianos el Espiritu Santo para que habite en nosotros y nos transforme en templos de su gloria.
Por nuestro Senor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Quiero llegar al fin de mi carrera y cumplir el encargo que recibi del Senor Jesus.

Del libro de los Hechos de los Apostoles: 20, 17-27

En aquellos dias, hallandose Pablo en Mileto, mando llamar a los presbiteros de la comunidad cristiana de Efeso. Cuando se presentaron, les dijo:
"Bien saben como me he comportado entre ustedes, desde el primer dia en que puse el pie en Asia: he servido al Senor con toda humildad, en medio de penas y tribulaciones, que han venido sobre mi por las asechanzas de los judios. Tambien saben que no he escatimado nada que fuera util para anunciarles el Evangelio, para ensenarles publicamente y en las casas, y para exhortar con todo empeno a judios y griegos a que se arrepientan delante de Dios y crean en nuestro Senor Jesucristo.
Ahora me dirijo a Jerusalen, encadenado en el espiritu, sin saber que sucedera alla. Solo se que el Espiritu Santo en cada ciudad me anuncia que me aguardan carceles y tribulaciones. Pero la vida, para mi, no vale nada. Lo que me importa es llegar al fin de mi carrera y cumplir el encargo que recibi del Senor Jesus: anunciar el Evangelio de la gracia de Dios.
Por lo pronto se que ninguno de ustedes, a quienes he predicado el Reino de Dios, volvera a verme. Por eso declaro hoy que no soy responsable de la suerte de nadie, porque no les he ocultado nada y les he revelado en su totalidad el plan de Dios". Palabra de Dios.
Te alabamos, Senor.

Del salmo 67
R/. Reyes de la tierra, canten al Senor. Aleluya.

A tu pueblo extenuado diste fuerzas, nos colmaste, Senor, de tus favores y habito tu rebano en esta tierra, que tu amor preparo para los pobres.
R/. Reyes de la tierra, canten al Senor. Aleluya.

Bendito sea el Senor, dia tras dia, que nos lleve en sus alas y nos salve. Nuestro Dios es un Dios de salvacion porque puede librarnos de la muerte. R/. Reyes de la tierra, canten al Senor. Aleluya.

ACLAMACION (Jn 14, 16) R/. Aleluya, aleluya.
Yo le rogare al Padre y El les dara otro Paraclito, para que este siempre con ustedes, dice el Senor. R/.

Padre, glorifica a tu Hijo.

LECTURA Evangelio Juan capitulo 17, versiculos 1 al 11

En aquel tiempo, Jesus levanto los ojos al cielo y dijo: "Padre, ha llegado la hora. Glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo tambien te glorifique, y por el poder que le diste sobre toda la humanidad, de la vida eterna a cuantos le has confiado. La vida eterna consiste en que te conozcan a ti, unico Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tu has enviado.
Yo te he glorificado sobre la tierra, llevando a cabo en ti con la gloria que tenia, antes de que el mundo existiera.
He manifestado tu nombre a los hombres que tu tomaste del mundo y me diste. Eran tuyos y tu me los diste. Ellos han cumplido tu palabra y ahora conocen que todo lo que me has dado viene de ti, porque yo les he comunicado las palabras que tu me diste; ellos las han recibido y ahora reconocen que yo sali de ti y creen que tu me has enviado.
Te pido por ellos; no te pido por el mundo, sino por estos, que tu me diste, porque son tuyos. Todo lo mio es tuyo y todo lo tuyo es mio. Yo he sido glorificado en ellos. Ya no estare mas en el mundo, pues voy a ti; pero ellos se quedan en el mundo". Palabra del Senor.
Gloria a ti, Senor Jesus.

Oracion introductoria
Todo lo mio es tuyo y todo lo tuyo es mio… se dice facil pero es imposible comprenderlo y hacerlo vida sin tu luz y tu gracia, Espiritu Santo. Ven a mi mente y a mi corazon para que esta oracion me ayude a orientar toda mi existencia hacia mi meta final.

Peticion
Dios mio, haz este consciente de mi dignidad como creatura creada a imagen y semejanza de Dios.

REFLEXION Evangelio Juan capitulo 17, versiculos 1 al 11

El evangelio de hoy nos presenta la gran verdad de nuestra existencia: la vida eterna consiste en conocer a Dios y a Jesucristo. Todo lo demas, absolutamente todo, es secundario y perecedero. Los bienes materiales se acaban, se descomponen, se rompen, se destruyen o se pierden; las experiencias humanas, por mas profundas y hermosas que sean, son pasajeras e imperfectas. La autentica vida es conocer a Dios. ¿Que significa esto? No se trata de un simple conocimiento intelectual, construido a base de conceptos abstractos. Conocer a Dios Padre, Hijo y Espiritu Santo, conlleva una relacion personal, de tu a Tu, como de amigos. Para ello, se requiere intimidad con Cristo y mucha vida de oracion. Para conocer a Dios hay que enamorarse de El. El camino del conocimiento de Nuestro Senor es el amor. No nos contentemos con menos. Hemos sido hechos para Dios. La verdadera vida se alcanza viviendo cerca de Jesus y se edifica a base de mucha oracion. El que ora
 sinceramente conoce mas a Dios y le ama mejor. El que ora esta vivo.

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS
Acepta, Senor, nuestras ofrendas y concedenos que esta Eucaristia nos ayude a conseguir la gloria del cielo. Por Jesucristo, nuestro Senor.

Prefacio de Pascua o de la Ascension.

ANTIFONA DE LA COMUNION (Jn 14, 26)
El Espiritu Santo, que el Padre enviara en mi nombre, dice el Senor, los instruira en todo y les recordara lo que yo les he dicho. Aleluya.

ORACION DESPUES DE LA COMUNION
Te suplicamos, Senor, que esta Eucaristia que tu Hijo nos mando celebrar en memoria suya y en la cual hemos participado, nos una cada vez mas con el vinculo de tu amor. Por Jesucristo, nuestro Senor.

OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY

REFLEXION Evangelio Juan capitulo 17, versiculos 1 al 11

A lo largo de nuestro dia, es increible la cantidad de informacion que podemos recibir. La Radio, la TV, los periodicos, nuestras relaciones de trabajo o escolares buscan convencernos de actitudes, necesidades, acontecimientos, etc.

Muchas veces no importa la fuerza del argumento sino la fuente de la que provino: "es que lo dijo fulano" o "es que lo lei en tal libro, periodico, etc." o "es que lo dijo el maestro o el jefe de la oficina". Hoy Jesus en el evangelio nos dice: "Yo les he comunicado las palabras que me diste". Es decir la palabra escrita en la Biblia no tiene la autoridad del editor, sino la autoridad de Dios. Por eso en la liturgia, cuando se proclama la palabra se dice, sin importar quien la escribio (Isaias, Elias, Pedro, Pablo, etc.): "Palabra de Dios". Sin embargo todavia hay quienes la discuten, la ponen en duda, la comparan con otros "autores", y finalmente quienes el hecho de que sea "palabra de Dios" les tiene sin cuidado.

No olvidemos que la "Revelacion", no solamente busca informarnos el pensamiento de Dios, sino instruirnos y ayudarnos para que nuestra vida alcance la plenitud. En definitiva, busca convencernos que solo en Dios esta la verdadera felicidad. Pidamos al Espiritu Santo que venga a nuestro corazon y nos convenza de la importancia de tomar en serio la Palabra de Dios.
Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Abrele tu corazon.
Como Maria, todo por Jesus y para Jesus.
Pbro. Ernesto Maria Caro

Junio 7
Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)

A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado

Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

Hermanos apoyenme en oracion por la salud de mi mama Antonia recien sale de su estado delicado a causa de derrame cerebral agradeciendo a Dios padre permitir su mejoria y que la ascencion del Senor Jesus que nos abrio el camino al cielo nos de perseverancia y fuerza en la lucha diaria, saludes a todos. “Jesus Alberto” <jacmehn@hotmail.com>,

Hermanos pido oracion por mi por mi trabajo. Me cai y tengo el brazo luxado. Mi hija Almendrita sigue triste con depresion programando dietas que no necesita y aislandos. Para que supere esta enfermedad y Dios la cuide que la Virgen me haga buena madre. Pienso que estoy fallando y por esto ella sufre. Por estar pensando en las discusiones y lo que me dice y preocupa no puedo estar tranquila. Que el espiritu me ilumine. Gracias. Maryann

Padre todo poderoso pido por la salud de mi papa que esta en terapia intensiva el se llama Florentino Agüero, amen. GABRIELA

Ruego oracion por Maira Roulin, sera operada ahora. Tiene 13 anitos esta postrada en una silla de ruedas, nacio con espina bifida. Ahora la tienen que operar de un piecito, la semana proxima del otro, luego de sus manitos. En el Amor deJesus y Maria, nos mantenemos muy fuertemente unidos en oracion. Lluvia debendiciones, gracias. Silvia <silviacamposcastelli​@gmail.com>

Solicito oremos por la salud y pronta recuperacion de mi consuegra Gloria Mercedes L., quien se encuentra de nuevo hospitalizada por una afeccion bronquial. Les agradezco todas las oraciones que podamos elevar por ella. Intenciones de Mery y familia. "Mery Aguirre" <mery.aguirre@gmail.com>,

Sagrado Corazon vinimos a ti humildemente a pedirte por el BB de Irma y Ricardo sabemos que Tu ya lo tienes en tus manos. Ayudanos a todos principalmente a sus papis a ofrecenos como ofrenda agradable y sin mancha para aceptar tu Santa Voluntad. Amen. Rezamos: Padre Nuestros, un Ave Maria y Gloria. MARU de CRISTO JESUS

Oremos hermanos a Dios padre por el sacerdote Pablo Ferreira y su salud. Amen. Alejandrita

Pido por Pablo Vazquez, una persona joven muy enferma de cancer que esta internada en manos de Dios. Quien pueda ponerlo en oracion por favor se los pido, tiene hijitos chicos, es una muy buena persona y pido a Dios que lo ayude y tenga un milagro para el. Gracias! Dios los bendiga a todos. Por favor Dios salvalo. CELESTE

Dios padre, te pido con todo mi corazon le des salud a mi papa, que todo salga bien en su operación que su corazon resista toda la operacion y pueda regresar a casa con su familia. CRISTOBAL

PALANCAS

Solicitamos ofrecimientos y oracion por proximos CURSILLOS - Diocese Anglicana do Recife/Brasil: CURSILLO DIOCESANO 04 de HOMBRES del 10 al 12 de JUNIO/2011. "João Peixoto" <joaopeixoto@speedmais.com.br>,

AGRADECIMIENTO A DIOS

Cumpleanos de Fernan Gonzalez,
Cumpleanos de Norma,
Cumpleanos de Graciela,
Cumpleanos de Francys,
Cumpleanos de Rosario,

POR LAS NECESIDADES DE

Senor Padre celestial en el nombre de tu hijo nuestro Senor Jesucristo ten misericordia de mis necesidades, perdona mis pecados, bendice y proteje a mi familia, ayudame a solucionar todos mis problemas economicos y dame mucha salud a mi y a los mios te lo pido Senor en ti confio amen. Luz Marina

Jesus, perdona mis pecados, el alejarme de ti me hace mal. Soy consciente de que hago otras cosas y no me acuerdo, hoy Senor abro las puertas de mi corazon para que entres en el, perdoname de corazon Dios, eres el mejor, eres mi mejor amigo y yo te he fallado. Perdoname Senor Jesus. Marce

Pido oracion por los finales de mi queridisimo nieto Tomas -para que acepte los resultados, sea cual fueren y no pierda sus ganas y voluntad de seguir--que el Espiritu Santo lo ilumine con su luz y que el Senor lo bendiga al igual que a su madre que lucha por el. Gracias AMEN. Ana Maria

Q. E. P. D.

Dr. Juan Antonio Nicolas Vitullo y Vitullo
Guillermina Partida Escobedo
Galo Munoz Figueroa
Jose Carlos Alvarado Sornoza
Facundo Bermudez Arturo
Martha Bravo
Jorge Luis Moreira Loor
Jorge Loor Suarez

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios

Por las benditas almas del Purgatorio
ECUADOR


ENVIE SU PETICION DE ORACION a

wpauta@gmail.com,

wpauta@yahoo.es,

indicando su nombre y peticion
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/


Me inclino reverentemente ante El Señor


M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

Las alas del Espiritu Santo.

Las alas del Espíritu Santo
 
Dame, Espíritu Santo, tus alas de SABIDURIA.
Para apreciar, no tanto las letras con las que se es
poderoso en la tierra, cuanto el deseo de ver a Dios
en las pequeñas cosas de cada jornada.
No es sabio quien sabe sino aquel,
que es consciente de que sabe poco.
 
Dame, Espíritu Santo, tus alas de INTELIGENCIA.
Para que pueda descubrir tantos secretos escondidos
que, aparentemente, son inapreciables a mi vista.
Que te vea en lo invisible.
 
Dame, Espíritu Santo, tus alas de CONSEJO.
Para que pueda conducir lo que digo y hago,
lo que me dicen y lo que me hacen,
hacia la voluntad de Dios.
 Que no me equivoque ni equivoque.
 
Dame, Espíritu Santo, tus alas de FORTALEZA.
Para que, en las dificultades en el vuelo
de mi existencia cristiana, me sienta protegido
y arropado por la mano poderosa de Dios.
 
Dame, Espíritu Santo, tus alas de CIENCIA.
Para no anteponer la fe a la cultura, para iluminar
los acontecimientos del mundo con la transparencia
de la fe. Que no me acobarde cuando no me entiendan
ni comprendan mis planteamientos cristianos.
 
Dame, Espíritu Santo, tus alas de PIEDAD.
Para que nunca me olvide del Señor que habita en el cielo y,
por otro lado, para que no viva de espaldas a  los sufrimientos
de los que viven en la tierra.
 
Dame, Espíritu Santo, tus alas de TEMOR DE DIOS.
Para que pueda huir de mi vanidad y egocentrismo y,
en cambio, sepa valorar la presencia de un Dios que
–al final de mis días- me espera. Que, sabiendo que Dios
me aguarda, camine en la tierra con la sensación
de que no puedo permitir aquello que me distancia de Él.
 
P. Javier Leoz
(
http://www.celebrandolavida.org
).

El Dogma Maria Corredentora, Medianera y Abogada pedido por Nuestra Senora de Todos los Pueblos.

20110606000119-untitled.jpg

El dogma María Corredentora, Medianera y Abogada pedido por Nuestra Señora de Todos los Pueblos

En las revelaciones de la Virgen María en Amsterdam a una humilde y sencilla mujer Holandesa, Ida Peerdeman (1906-1996), desde Marzo 25 de 1945 hasta Mayo 31 de 1959, pidió que la Iglesia Católica apruebe el Dogma de la santísima Virgen como Corredentora, Mediadora y Abogada.


En el curso de estas revelaciones Nuestra Señora mencionó que ella deseaba ser conocida como “La Señora de Todos los Pueblos”. Ella pidió que se hiciera un dibujo de acuerdo a sus indicaciones (algo similar a la popular imagen en la medalla milagrosa) y que esta se distribuyera junto con una oración que ella le dictó a la visionaria.

Después de la definición dogmática de la Asunción por el Papa Pío XII el 1 de Noviembre de 1950, Nuestra Señora le dijo a Ida que esta definición tenía que preceder “último y mas grande dogma”: el de María Corredentora, Mediadora y Abogada, para los cuales la pintura y la oración iban a preparar el camino.

Nuestra Señora de todos los Pueblos abre entonces la vía al triple y último dogma mariano. La Señora de todos los Pueblos promete que este dogma traerá la verdadera paz al mundo.

El término “Corredentora” jamás pretende disminuir la preponderancia y la universalidad de la obra de mediación de Cristo, sino que se refiere a ella y también muestra la fuerza.

El término “Corredentora” tiene una larga tradición en la Iglesia. Se puede encontrar en los escritos de los Padres de la Iglesia, de santos y de papas. Edith Stein, Maximiliano Kolbe, Padre Pío, Madre Teresa y sor Lucía de Fátima lo han defendido fuertemente en los tiempos actuales. Juan Pablo II ha usado el término varias veces.

Los obispos holandeses resaltan que sólo Cristo es el Mediador entre Dios y el hombre (ver 1Tim 2,5). Todo lo que María da proviene de Él. Sin embargo Ella es también Corredentora porque fue de ayuda en la obra de redención y participó en ésta (ver Lc 1,38).

Mons. J.M. Punt lo expresó de la siguiente manera: “Esencialmente, cada ser humano está llamado a cooperar en la redención a través de Jesucristo, para completar –como escribe San Pablo- en nuestro cuerpo lo que le falta a su sufrimiento. Todas nuestras oraciones, sufrimientos y obras se vuelven redentoras en la medida en la cual el ser humano está unido a Cristo, en la fe y en la vida” (ver Salvifici Doloris No. 25, Papa Juan Pablo II). María tiene un puesto único en todo esto: su maternidad Divina la une en modo supremo con Él, desde el momento de su nacimiento hasta su muerte y más allá.

Concebida sin pecado, fue creada en la plenitud y la libertad original, así como Dios lo quería para el género humano. Por esto pudo responder en libre sumisión al amor y a la obra de redención de Dios en nombre de la humanidad. Como “Socia del Redentor”, estaba predestinada a seguir la misma vía de Cristo, perseverando hasta la cruz. (ver Jn 19,26-27).

Este papel de corredención y mediación de María no es una invención humana, es un plan de Dios, deseado por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Proclamando este dogma en un modo solemne, la Iglesia daría su libre consentimiento a la redención y glorificaría a Dios mismo reconociendo su plan de salvación.

Esta proclamación solemne haría posible a María revelar plenamente la preeminencia de sus títulos y de su maternidad universal y de conceder “gracia, redención y paz” a la humanidad y al mundo. Es la vía hacia una nueva “Caná”, que da a María la posibilidad de tocar el Corazón del Hijo y realizar una efusión única del Espíritu Santo en nuestros dramáticos tiempos. Es la puerta de la nueva evangelización y del verdadero ecumenismo en el Tercer Milenio.

Los primeros cuatro dogmas marianos se centran en la vida de María y en su Asunción al cielo. El quinto dogma quiere formular ahora su papel universal en el plan redentivo de Dios. “Pues una vez recibida en los cielos”, dice el Concilio Vaticano, “no dejó su oficio salvador, sino que continúa alcanzándonos por su múltiple intercesión los dones de la eterna salvación”. (Ver Lumen Gentium No. 62).

Fue tan solo después de que los cuatro dogmas acerca de la persona de María [que ella es (1) Madre de Dios y (2) Siempre Virgen; que ella fue (3) Inmaculadamente Concebida y (4) Asunta al Cielo] fueran solemnemente propuestos por la autoridad magisterial de la Iglesia, que la escena estaría preparada para un dogma relativo a la función o rol de María en el trabajo de la salvación bajo el triple nombramiento de Corredentora, Mediadora y Abogada.

De acuerdo a estas revelaciones recibidas por Ida Peerdeman, la misma Virgen de manera efectiva afirmó que “el último y mas grande Dogma Mariano” ya es parte de la doctrina patrimonial de la Iglesia. Debe ser sacado a la luz y aclarado todavía mas por el trabajo de los teólogos y apropiado por toda la Iglesia.

Nuestra Señora también indicó que habría una lucha en este aspecto, pero ella nunca sugirió que el dogma sería definido en base a una revelación privada, aunque sea muy digna de crédito. Esto está totalmente de acuerdo con la sabiduría milenaria de la Iglesia. Por ejemplo, en su magistral encíclica sobre el Sagrado Corazón de Jesús, Haurietis Aquas, el Papa Pío XII se esforzó en resaltar que la doctrina de la Iglesia sobre el Sagrado Corazón de Jesús no se origina a partir de las revelaciones a Santa Margarita Maria Alacoque, aun si estas hayan aportado el mayor ímpetu para la devoción en tiempos modernos. En lugar de eso, el Papa Pío XII con firmeza declaró que la doctrina y devoción de la Iglesia están basadas en las fuentes fundamentales de revelación: las Escrituras y la Tradición.

Los títulos de Corredentora, Mediadora y Abogada nos permiten visualizar el rol de María en nuestra salvación de una manera lógica y coherente: Es precisamente debido a la participación especial e íntima de Nuestra Señora en el trabajo de la redención (como Corredentora) que ella puede ser la distribuidora (Mediadora) de todas las gracias y la gran intercesora (Abogada) para sus hijos después del mismo Jesús (cf. Heb. 7:25; 1Jn 2:1) y el Espíritu Santo (cf. Jn 14:16, 26; 15:26; 16:7).
(
Envío de Josep Puig
jesucrist@jesucrist.jazztel.es
http://forosdelavirgen.org
).

Evita ese dolor.

Evita ese dolor

Cuando el centurión y los que con él estaban custodiando a Jesús vieron el terremoto y todo lo que había sucedido, quedaron aterrados y exclamaron: ¡Verdaderamente éste era el Hijo de Dios! Mateo 27, 54

Estas personas torturaron y se burlaron de Él, no escucharon ni una palabra que Jesús dijo, simplemente ellos estaban tan llenos de si mismos, y tan enfocados en su “ley”, que no le dieron una oportunidad, no les importó hacer un alto en la vida, escuchar y reflexionar sobre la vida y libertad que El ofreció. Sus corazones estaban tan duros ante la posibilidad de algo bueno y positivo.

No fue sino hasta que El murió, hasta que la tierra se estremeció, se partió y se oscureció, que ellos finalmente admitieron lo obvio.

Qué tremendo, qué duro, qué devastador debió haber sido para estas personas, el darse cuenta de la verdad que estuvo frente a ellos, que se les ofreció, esa verdad de la cual se burlaron y torturaron. Para luego terminar ellos torturados con una conciencia pesada, con arrepentimiento, con culpa y con el recordatorio constante de como pudieron haber sido sus vidas, de haberles dado tan solo una oportunidad.

Tantos hoy en día, son como el centurión y los guardas, muy ocupados con si mismos, enfocados en su diario vivir lleno de drama y dolor, con sus corazones tan duros que no ceden siquiera a darle una oportunidad a la Verdad. Lo que El ofrece solo puede ser experimentado a nivel personal, es una experiencia sobrenatural de paz, gozo, libertad y esperanza. No puedo decirte como se siente o como sucede, tampoco puedo, ni voy, a señalarte el dedo, si decides no darle una oportunidad de mostrarte lo real que es Él.

Sin embargo, si te animo a que le des una oportunidad, ríndete por completo ante Él, y te puedo garantizar que tu vida nunca más será igual. Solo dale un chance. Pruébalo. No ignores lo que se dice de El, evita ese dolor que el centurión y los guardas sufrieron. Hazlo. Dale in chance. Date un chance. Él es real!
Robert Vander Meer.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

06/06/2011 00:02 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Lecturas de la Misa del Lunes VII de Pascua comentadas brevemente.

Lecturas del Lunes 06 de Junio de 2011

Lunes 7ª semana de Pascua

Santoral: Norberto

Hch 19,1-8: Se bautizaron en nombre del Señor Jesús
Salmo responsorial 67: Reyes de la tierra, canten al Señor
Jn 16,29-33: Tengan valor: yo he vencido al mundo

Hechos 19,1-8


¿Recibisteis el Espíritu Santo al aceptar la fe?
Mientras Apolo estaba en Corinto, Pablo atravesó la meseta y llegó a Éfeso. Allí encontró unos discípulos y les preguntó: "¿Recibisteis el Espíritu Santo al aceptar la fe?" Contestaron: "Ni siquiera hemos oído hablar de un Espíritu Santo." Pablo les volvió a preguntar: "Entonces, ¿qué bautismo habéis recibido?" Respondieron: "El bautismo de Juan." Pablo les dijo: "El bautismo de Juan era signo de conversión, y él decía al pueblo que creyesen en el que iba a venir después, es decir, en Jesús."

Al oír esto, se bautizaron en el nombre del Señor Jesús; cuando Pablo les impuso las manos, bajó sobre ellos el Espíritu Santo, y se pusieron a hablar en lenguas y a profetizar. Eran en total unos doce hombres.

Pablo fue a la sinagoga y durante tres meses habló en público del reino de Dios, tratando de persuadirlos.


Salmo responsorial: 67


Reyes de la tierra, cantad a Dios.
Se levanta Dios, y se dispersan sus enemigos, / huyen de su presencia los que lo odian; / como el humo se disipa, se disipan ellos; / como se derrite la cera ante el fuego, / así perecen los impíos ante Dios. R.

En cambio, los justos se alegran, / gozan en la presencia de Dios, / rebosando de alegría. / Cantad a Dios, tocad en su honor, / su nombre es el Señor. R.

Padre de huérfanos, protector de viudas, / Dios vive en su santa morada. / Dios prepara casa a los desvalidos, / libera a los cautivos y los enriquece. R.


Juan 16,29-33


Tened valor: yo he vencido al mundo
En aquel tiempo, dijeron los discípulos a Jesús: "Ahora sí que hablas claro y no usas comparaciones. Ahora vemos que lo sabes todo y no necesitas que te pregunten; por ello creemos que saliste de Dios." Les contestó Jesús: "¿Ahora creéis? Pues mirad: está para llegar la hora, mejor, ya ha llegado, en que os disperséis cada cual por su lado y a mí me dejéis solo. Pero no estoy solo, porque está conmigo el Padre. Os he hablado de esto, para que encontréis la paz en mí. En el mundo tendréis luchas; pero tened valor: yo he vencido al mundo."

Comentarios

Los discípulos creen haber entendido lo que el Maestro les ha enseñado hasta ahora, pero Jesús les recuerda que va a ser tanta la contradicción y la incertidumbre que lo dejarán solo y huirán cobardemente, como bien lo muestran los evangelios.

Muchas veces huimos cobardemente ante los compromisos adquiridos como cristianos por medio del Bautismo, porque no logramos entender verdaderamente las enseñanzas de Cristo.

¿Cuál es nuestro compromiso? El ser humano se encuentra sumergido en el dolor, el sufrimiento, la muerte causada por los sistemas injustos que imperan en nuestra sociedad. Por tanto, nuestro compromiso es generar vida en abundancia, de manera especial para los que sufren y no tienen ya esperanza alguna.

El Señor nos invita a tener valor porque “Él ha vencido al mundo”: Al mundo de la violencia, de la injusticia, de la corrupción, de la muerte y todo la que la genera.

El significado de “mundo” que aquí presenta Juan es el de , los que han negado por todos los medios el crecimiento humano-social de la persona: Es a ésos a quienes ha vencido el Señor.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Lecturas meditadas de la Misa del Martes VII de Pascua.

¡Alégrate, el Señor está contigo!

Mensaje Espiritual

 

Martes, 7 de Junio de 2011
Séptima Semana de Pascua
Hechos 20, 17-27 / Juan 17, 1-11a
Salmo responsorial Sal 67, 10-11. 20-21
R/.  "¡Pueblos de la tierra, canten al Señor!”
 
Santoral:
San Gilberto, San Pedro de Córdoba
y Beata María Teresa de Soubiran

Liturgia - Lecturas del día
 
 
 
Martes, 7 de Junio de 2011
 
SÉPTIMA SEMANA DE PASCUA
 
Cumplo mi carrera y la misión que recibí del Señor Jesús
 
Lectura de los Hechos de los Apóstoles
20, 17-27
 
Pablo, desde Mileto, mandó llamar a los presbíteros de la Iglesia de Éfeso. Cuando éstos llegaron, Pablo les dijo:
«Ya saben cómo me he comportado siempre con ustedes desde el primer día que puse el pie en la provincia de Asia. He servido al Señor con toda humildad y con muchas lágrimas, en medio de las pruebas a que fui sometido por las insidias de los judíos. Ustedes saben que no he omitido nada que pudiera serles útil; les prediqué y les enseñé tanto en público como en privado, instando a judíos y a paganos a convertirse a Dios y a creer en nuestro Señor Jesús.
Y ahora, como encadenado por el Espíritu, voy a Jerusalén sin saber lo que me sucederá allí. Sólo sé que, de ciudad en ciudad, el Espíritu Santo me va advirtiendo cuántas cadenas y tribulaciones me esperan. Pero poco me importa la vida, mientras pueda cumplir mi carrera y la misión que recibí del Señor Jesús: la de dar testimonio de la Buena Noticia de la gracia de Dios.
Y ahora sé que ustedes, entre quienes pasé predicando el Reino, no volverán a verme. Por eso hoy declaro delante de todos que no tengo nada que reprocharme respecto de ustedes. Porque no hemos omitido nada para anunciarles plenamente los designios de Dios».
 
Palabra de Dios.
 
 
SALMO RESPONSORIAL                                        67, 10-11. 20-21
 
R.    ¡Pueblos de la tierra, canten al Señor!
 
Tú derramaste una lluvia generosa, Señor:
tu herencia estaba exhausta y Tú la reconfortaste;
allí se estableció tu familia,
y Tú, Señor, la afianzarás
      por tu bondad para con el pobre. R.
 
¡Bendito sea el Señor, el Dios de nuestra salvación!
Él carga con nosotros día tras día;
Él es el Dios que nos salva
y nos hace escapar de la muerte. R.
 
 
 
EVANGELIO
 
Padre, glorifica a tu Hijo
 
a    Evangelio de nuestro Señor Jesucristo
según san Juan
17, 1-11a
 
A la Hora de pasar de este mundo al Padre, Jesús levantó los ojos al cielo, orando así:
Padre, ha llegado la Hora:
glorifica a tu Hijo
para que el Hijo te glorifique a ti,
ya que le diste autoridad sobre todos los hombres,
para que Él diera Vida eterna
a todos los que Tú les has dado.
Ésta es la Vida eterna:
que te conozcan a ti,
el único Dios verdadero,
y a tu Enviado, Jesucristo.
Yo te he glorificado en la tierra,
llevando a cabo la obra
que me encomendaste.
Ahora, Padre, glorifícame junto a ti,
con la gloria que Yo tenía contigo
antes que el mundo existiera.
 
Manifesté tu Nombre
a los que separaste del mundo para confiármelos.
Eran tuyos y me los diste,
y ellos fueron fieles a tu palabra.
Ahora saben
que todo lo que me has dado viene de ti,
porque les comuniqué las palabras que Tú me diste:
ellos han reconocido verdaderamente
que Yo salí de ti,
y han creído que Tú me enviaste.
 
Yo ruego por ellos:
no ruego por el mundo,
sino por los que me diste,
porque son tuyos.
Todo lo mío es tuyo
y todo lo tuyo es mío,
y en ellos he sido glorificado.
Ya no estoy más en el mundo,
pero ellos están en él;
y Yo vuelvo a ti.
 
Palabra del Señor.
 
Reflexión
 
Hech. 20, 17-27. Proclamar el Nombre del Señor, su Evangelio, sin escatimar esfuerzo, sin perder oportunidad alguna, insistiendo a tiempo y destiempo, corrigiendo, reprendiendo y exhortando; haciéndolo sin perder la paciencia y conforme a la enseñanza, sin acomodos nacidos de conveniencias personales sino con la fidelidad total al Señor; esa es la responsabilidad que tiene aquel a quien el Señor le ha confiado el Mensaje de Salvación sin escatimar nada que sea útil para anunciar a los demás el Evangelio.
No podemos quedarnos en los templos contentos porque tal vez se llenan más allá de lo esperado. Hay muchísimos más que, finalmente, se han quedado fuera. Hay que salir a proclamar el Nombre del Señor por las calles y por las casas. Hay muchos que nos han rebasado en este esfuerzo, mientras nosotros nos conformamos con los que vienen al lugar de culto y nos espantamos porque muchos cambian su forma de creer, pero nos quedamos igual de inútiles en nuestro esfuerzo por no sólo conservarlos, sino fortalecerles su fe.
Ojalá nosotros, como Iglesia, no le demos tanta importancia a no perder nuestras comodidades, a conservar nuestra vida, a no ponerla en riesgo por el Señor y su Mensaje de Salvación, pues lo más importante para nosotros ha de ser el cumplimiento del encargo que Él nos hizo: Anunciar su Evangelio, sin ocultar nada de Él y revelando en su totalidad el plan de Dios.
¿Tenemos esa valentía? ¿A qué se reduce, o, por el contrario, hasta dónde nos lleva nuestra fe en Jesús y nuestro compromiso con su Evangelio?
 
Sal. 68 (67). A través del desierto el Señor no abandonó a su Pueblo. Como un buen pastor lo condujo sin sobresaltos, dándole la victoria sobre sus enemigos.
Dios cumplió su promesa introduciendo a su Pueblo en la posesión de la tierra que mana leche y miel, conforme a las promesas hechas a nuestros antiguos padres.
Por eso, aun en los más grandes peligros, si no perdemos nuestra fe y nuestra confianza en el Señor, Él velará por nosotros y nos llevará como en alas de águila. Dios es Salvación para su pueblo, e incluso puede librarnos de la muerte.
En Cristo, además de encontrar la salvación que Dios nos ofrece, encontramos el ejemplo que fortalece nuestra vida, pues, en Jesús, Dios nos ha hecho conocer la salvación y la gloria que espera a quienes creen en Él, que es camino verdad y vida, y le viven fieles.
 
Jn. 17, 1-11. La glorificación de Jesús se inicia con su encarnación por su fidelidad a la voluntad de su Padre Dios. Jesús glorificará a su Padre en el gesto más grande de su obediencia amorosa a Él muriendo por nosotros clavado en la cruz; esto es una decisión personal de Jesús; nadie le quita la vida, Él la entrega porque quiere. El Padre Dios responderá a ese gesto de amor obediente glorificando a Jesús al resucitarlo de entre los muertos y sentarlo a su diestra, convirtiéndolo, así, en fuente de vida para todos los que creamos en Él y, unidos a Él como las ramas al tronco, seamos hechos partícipes de la misma vida que Él recibe del Padre Dios.
Sin embargo no hay otro camino, sino el mismo de Cristo, tras cuyas huellas hemos de caminar cargando obediente y amorosamente nuestra cruz de cada día.
No por estar unidos a Jesús seremos sacados del mundo, sino que, permaneciendo en él, hemos de ser un signo vivo del Señor con todos los riesgos, hasta el de ser odiados, perseguidos, asesinados por causa del Evangelio. Pero, ¡Ánimo, nos dice el Señor, no tengan miedo, yo he vencido al mundo!, pues donde yo estoy, quiero que también estén ustedes.
Nosotros, enviados por Jesús, compartimos con Él la misma misión que Él recibió del Padre. ¿Hasta dónde llega nuestro amor obediente al Padre? ¿Confiamos en el Señor y en ser glorificados junto con Él, sin importarnos el que tengamos antes que pasar por muchas tribulaciones?
En esta Eucaristía celebramos el amor de Jesús al Padre y su amor por nosotros. No podemos celebrar algo que no hemos conquistado.
Si sólo hemos venido por costumbre; si no hemos iniciado nuestro camino hacia la cumbre de nuestro propio calvario, para desde ahí ser glorificados junto con Jesús; si no amamos a nuestro prójimo como nosotros hemos sido amados; si no nos convertimos en una palabra de amor que se pronuncie no sólo con los labios sino con la vida misma; si no somos alimento que fortalezca a nuestro prójimo, ¿qué sentido tiene creer en Jesús y darle culto?
Permanecemos en el mundo, somos del mundo sin pertenecerle. Somos testigos de un mundo nuevo. En medio de las realidades que vivimos cada día nuestra proclamación del Evangelio se hace dando voz a los desvalidos y tratados injustamente, socorriendo a los necesitados, perdonando a los que nos ofenden, siendo constructores de la paz, vistiendo a los desnudos, denunciando el pecado y anunciando en su totalidad, y sin acomodos inútiles, el plan de salvación que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús.
El Cristiano debe, por su propia vida, ser un memorial del Señor que sigue amando, salvando, consolando, fortaleciendo, dando su vida y dando vida a sus hermanos.
No tengamos miedo; veamos en el horizonte la Gloria que nos espera junto a Jesús y vayamos hacia ella derramando, incluso nuestra sangre, si es necesario. Que esto no brote de una imprudencia, sino del amor que ha llegado a su madurez y que cumple aquella invitación del Señor: nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos.
Roguémosle a nuestro Dios y Padre que nos conceda, por intercesión de la Santísima Virgen María, nuestra Madre, la gracia de no ser cobardes en la proclamación del Evangelio, sino que lo hagamos con la valentía que nos da el Espíritu Santo que habita en nosotros; y que lo hagamos no sólo con las palabras, sino con la vida misma; no sólo en los templos sino en todos los ambientes donde se desarrolle nuestra vida, convirtiéndonos así, verdaderamente, en fermento de santidad en el mundo. Amén.
 
Homiliacatolica.com
(
http://www.celebrandolavida.org
).

Lecturas y oraciones de la Misa del lunes VII de Pascua. Pedidos de oracion.

 Santa María de Guayaquil
 

 
Con el amor que Dios te ha creado, tu puedes crear maravillas, de ti depende como quieras vivir, por amor debes siempre pintar una sonrisa aunque hayas tenido el peor dia, los demas no tienen la culpa de ello.

MISA 6 JUNIO, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES

LUNES 6

Santos: Norberto de Magdeburgo, obispo; Marcelino Champagnat, fundador; Artemio de Roma y companeros, martires. Feria (Blanco)

PARA QUE GRACIAS A MI TENGAN PAZ

 

6 Hch 19, 1-8: Jn 16, 29-33

 

El evangelio nos refiere la advertencia de Jesus que anticipa la proxima dispersion de los discipulos al momento de su arresto y condena. La oposicion del mundo disgrego a los doce y disgrega tambien a los discipulos de ahora, haciendonos servir al poder y al dinero. La victoria de Jesus sobre el mundo nos alienta para sobreponemos a la tentacion de mundanizarnos. Quien vence al mundo disfruta de la paz que da Jesus. El libro de los Hechos nos llena de esperanza al contarnos el nuevo Pentecostes que viven los discipulos del Bautista, quienes inmediatamente despues que acogieron la buena nueva de Jesus, fueron sellados por la fuerza del Espiritu para testimoniar la salvacion

 

ANTIFONA DE ENTRADA (Hch 1, 8)

Cuando el Espiritu Santo descienda sobre ustedes, recibiran fuerza para ser mis testigos en Jerusalen y aun en los lugares mas remotos del mundo, dice el Senor. Aleluya.

 

ORACION COLECTA

Infunde, Senor, en nosotros, la fuerza del Espiritu Santo, para que podamos cumplir fielmente tu voluntad y demos testimonio de ti con nuestras obras. Por nuestro Senor Jesucristo...

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

¿Han recibido el Espiritu Santo, cuando abrazaron la fe?

 

Del libro de los Hechos de los Apostoles: 19, 1-8

 

En aquellos dias, mientras Apolo estaba en Corinto, Pablo atraveso las regiones altas de Galacia y Frigia y bajo a Efeso. Encontro alli a unos discipulos y les pregunto: "¿Han recibido el Espiritu Santo, cuando abrazaron la fe?". Ellos respondieron: "Ni siquiera hemos oido decir que exista el Espiritu Santo". Pablo replico: "Entonces, ¿que bautismo han recibido?". Ellos respondieron: "El bautismo de Juan".

Pablo les dijo: "Juan bautizo con un bautismo de conversion, pero advirtiendo al pueblo que debian creer en aquel que vendria despues de el, esto es, en Jesus".

 

Al oir esto, los discipulos fueron bautizados en el nombre del Senor Jesus, y cuando Pablo les impuso las manos, descendio el Espiritu Santo y comenzaron a hablar lenguas desconocidas y a profetizar. Eran en total unos doce hombres.

Durante los tres meses siguientes, Pablo frecuento la sinagoga y hablo con toda libertad, disputando acerca del Reino de Dios y tratando de convencerlos. Palabra de Dios.

Te alabamos, Senor.

 

Del salmo 67

R/. Cantemos a Dios un canto de alabanza. Aleluya.

 

Cuando el Senor actua sus enemigos se dispersan y huyen ante su faz los que lo odian; cual se disipa el humo, se disipan; como la cera se derrite al fuego, así ante Dios perecen los malvados.

R/. Cantemos a Dios un canto de alabanza. Aleluya.

 

Ante el Senor, su Dios, gocen los justos y salten de alegria. Entonen alabanzas a su nombre. En honor del Senor toquen la citara.

R/. Cantemos a Dios un canto de alabanza. Aleluya.

 

Porque el Senor, desde su templo santo, a huerfanos y viudas da su auxilio; El fue quien dio a los desvalidos casa, libertad y riqueza a los cautivos.

R/. Cantemos a Dios un canto de alabanza. Aleluya.

 

ACLAMACION (Col 3, 1) R/. Aleluya, aleluya.

Puesto que han resucitado con Cristo, busquen los bienes de arriba, donde esta Cristo, sentado a la derecha de Dios. R/.

 

Tengan valor, porque yo he vencido al mundo.

 

LECTURA Evangelio Juan capitulo 16, versiculos 29 al 33

 

En aquel tiempo, los discipulos le dijeron a Jesus: "Ahora si nos estas hablando claro y no en parabolas. Ahora si estamos convencidos de que lo sabes todo y no necesitas que nadie te pregunte. Por eso creemos que has venido de Dios".

Les contesto Jesus: "¿De veras creen? Pues miren que viene la hora, mas aun, ya llego, en que se van a dispersar cada uno por su lado y me dejaran solo. Sin embargo, no estare solo, porque el Padre esta conmigo. Les he dicho estas cosas, para que tengan paz en mi. En el mundo tendran tribulaciones; pero tengan valor, porque yo he vencido al mundo". Palabra del Senor.

Gloria a ti, Senor Jesus.

 

Oracion introductoria

Senor Jesus, tu forma de vencer al mundo ha sido el amor. Te ofrezco mi corazon, haz aqui tu morada para que ya nunca sea la violencia, el coraje o la ira, mi reaccion ante las contrariedades de la vida.

 

Peticion

Jesus, ante los problemas o el desanimo, que sepa recordar que el camino para seguirte esta resumido en el mandato del amor.

 

REFLEXION Evangelio Juan capitulo  16, versiculos 29 al 33

 

Jesus nos hace hoy la misma pregunta que dirigio a los discipulos: “¿De veras creen?”. Cuando la enfermedad toca a nuestras puertas, cuando alguien nos roba o nos ofende, cuando un cambio de planes afecta nuestra vida, cuando llega un reves economico, cuando la familia pasa por un momento dificil… ¿de veras creemos? Con frecuencia, culpamos a Dios de las injusticias que sufrimos o lo responsabilizamos de lo que nos acontece. Pero pensemos que Dios es siempre justo, bueno y misericordioso. El, en su amor y omnipotencia, puede sacar un bien de todo lo que nos sucede, si nos prestamos a su gracia con docilidad, humildad y con fe. Lo primero que nos pide Jesus el dia de hoy es creer, es mantenernos a su lado en todo momento, agarrarnos de su mano cuando mas lo necesitamos, aunque nos cueste aceptar lo que El en su sabiduria infinita permite para nuestra vida. Dios nunca nos deja, Dios nunca nos olvida, Dios nunca nos abandona. Dios esta siempre con nosotros.

 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

Que este santo sacrificio nos purifique, Senor, y llene nuestras almas con la fuerza divina de tu gracia. Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

Prefacio de Pascua o de la Ascension.

 

ANTIFONA DE LA COMUNION (Jn 14, 18; 16, 22)

No los dejare huerfanos, dice el Senor; vendre de nuevo a ustedes y se alegraran sus corazones. Aleluya.

 

ORACION DESPUES DE LA COMUNION

Senor, tu que nos has concedido participar en esta Eucaristia, miranos con bondad y ayudanos a vencer nuestra fragilidad humana, para poder vivir como hijos tuyos. Por Jesucristo, nuestro Senor.

 

MISA DEL DIA

 

SOLEMNIDAD EN LAS CASAS MARISTAS

 

ANTIFONA DE ENTRADA (Mc 10, 14-15)

Dejen que los ninos se acerquen a mi: no se lo impidan; de los que son como ellos es el Reino de Dios. Les aseguro que el que no acepte el reino de Dios como un nino, no entrara en el.

 

Se dice Gloria.

 

ORACION COLECTA

Padre santo, que por medio de tu Hijo unigenito has revelado el mandamiento de la nueva ley y nos has dado a San Marcelino como ejemplo admirable del modo de vivirlo, concedenos, te rogamos, que tambien nosotros, siguiendo sus ensenanzas, amemos a los hermanos de corazon, y conduzcamos el mundo al conocimiento de la verdad de Cristo.

Que vive y reina contigo en la unidad del Espiritu Santo, por los siglos de los siglos. Amen.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

Del libro de los Hechos de los Apostoles 1, 12-14; 2, 44-47

 

Despues de subir Jesus al cielo, los apostoles se volvieron a Jerusalen, desde el monte que llaman de los Olivos, que dista de Jerusalen lo que se permite caminar en sabado. Llegados a casa subieron a la sala, donde se alojaban Pedro, Juan, Santiago, Andres, Felipe, Tomas, Bartolome y Mateo, Santiago el de Alfeo, Simon el Celotes y Judas el de Santiago.

Todos ellos se dedicaban a la oracion en comun, junto con algunas mujeres, entre ellas, Maria, la Madre de Jesus, y con sus hermanos.

Los creyentes vivian todos unidos y lo tenian todo en comun; vendian posesiones y bienes y lo repartian entre todos, segun la necesidad de cada uno. A diario acudian al templo todos unidos, celebraban la fraccion del pan en las casas y comian juntos alabando a Dios con alegria y de todo corazon; eran bien vistos por todo el pueblo y dia tras dia el Senor iba agregando al grupo a los que se iban salvando. Palabra de Dios.

Te alabamos, Senor.

 

Del salmo 111, 1-9

R/. Dichoso el hombre a quien tu educas, Senor.

 

Dichoso quien teme al Senor y ama de corazon sus mandatos. Su linaje sera poderoso en la tierra, la descendencia del justo sera bendita.

R/. Dichoso el hombre a quien tu educas, Senor.

 

En su casa habra riquezas y abundancia, su caridad es constante, sin falta. En las tinieblas brilla como luz el que es justo, clemente y compasivo.

R/. Dichoso el hombre a quien tu educas, Senor.

 

Dichoso el que se apiada y presta, y administra rectamente sus asuntos. El hombre justo jamas vacilara, su recuerdo sera perpetuo.

R/. Dichoso el hombre a quien tu educas, Senor.

 

No temera las malas noticias, su corazon esta firme en el Senor. Su corazon esta seguro, sin temor, hasta que vea derrotados a sus enemigos.

R/. Dichoso el hombre a quien tu educas, Senor.

 

Reparte limosna a los pobres; su caridad es constante, sin falta, y alzara la frente con dignidad. R/. Dichoso el hombre a quien tu educas, Senor.

 

ACLAMACION (Mt 5, 3) R/. Aleluya, aleluya.

Dichosos los pobres en el espiritu, porque de ellos es el Reino de los cielos. R/.

 

LECTURA Evangelio Mateo capitulo 18, versiculos 1 al 7. y 10

 

En aquel tiempo, se acercaron los discipulos a Jesus y le preguntaron: ¿Quien es el mas importante en el Reino de los cielos? El llamo a un nino, lo puso en medio y dijo: Os digo que, si no volveis a ser como ninos, no entrareis en el Reino de los cielos. El que acoge a un nino como este en mi nombre, me acoge a mi. Pero si alguien escandaliza a uno de estos pequenos que creen en mi, mas le valdria que le colgaran al cuello una piedra de molino y lo hundieran en el fondo del mar. ¡Ay del mundo a causa de los escandalos! Es inevitable que haya escandalos, pero ¡ay del hombre por quien viene ese escandalo! Cuidado con despreciar a uno de estos pequenos, porque os digo que sus angeles estan viendo siempre en el cielo el rostro de mi Padre celestial. Palabra del Senor.

Gloria a ti, Senor Jesus.

 

Credo

 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

Que te sea agradable Senor, nuestra ofrenda; y concedenos que, llenos nosotros del Espiritu de tu amor, perseveremos en la ensenanza de los apostoles, en la union fraterna, en la fraccion del pan y en la oracion.

Por Cristo, nuestro Senor.

 

Prefacio (de los Santos Pastores o de los Santos Religiosos)

 

ANTIFONA DE LA COMUNION (Jn 19, 26-27)

Jesus, al ver a su madre, y cerca al discipulo que tanto queria, dijo a su madre: "Mujer, ahi tienes a tu hijo". Luego dijo al discipulo: "Ahi tienes a tu madre". Y desde aquella hora el discipulo la recibio en su casa.

 

ORACION DESPUES DE LA COMUNION

Senor, que nos has alimentado con el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, concedenos, a quienes celebramos las grandes obras que has llevado a cabo en tu Iglesia por medio de San Marcelino, que robustecidos con la fuerza de este sacramento, podamos siempre emprender mayores obras de apostolado.

Por Cristo, nuestro Senor...

 

 OTRAS REFLEXIONES AL EVANGELIO DE HOY

 

REFLEXION Evangelio Juan capitulo  16, versiculos 29 al 33

 

Ser buen cristiano no es y nunca ha sido facil, pues la vida cristiana muchas veces es contraria a la que nos propone el mundo. Muchos de sus criterios, sobre todo en temas como la justicia y la verdad no tienen mucho que ver con lo que el evangelio propone. Esto podria hacer que los discipulos, y por ende nosotros mismos, nos vieramos tentados a abandonar este estilo de vida. Por ello Jesus les dice: "Tengan valor, porque yo he vencido al mundo". Y nosotros podemos tambien vencerlo con la ayuda del Espiritu Santo.

 

Dios mismo actuando en nosotros es la garantia de que podemos vivir realmente como autenticos cristianos y vencer al mundo, vencer nuestras tentaciones y todos los obstaculos que se presentan en nuestra vida. Si las cosas en nuestra vida no han salido como lo esperabamos, si hemos sido perseguidos o rechazados, no nos descorazonemos: mantengamos presentes en nuestro corazon las palabras de Jesus y pidamos al Espiritu que venga en nuestra ayuda, nos consuele y nos fortalezca, para que como y con Jesus, podamos continuar la construccion del Reino de los Cielos.

Permite que el amor de Dios llene hoy tu vida. Abrele tu corazon.

Como Maria, todo por Jesus y para Jesus.

Pbro. Ernesto Maria Caro

 

Junio 6

Tremendo misterio este que de las oraciones y voluntarios sacrificios de unos pocos, depende la salvacion de muchos". (Pio XII)

 

A las almas adoloridas, que cargan pesos insufribles, a quienes sus cruces pareciera aplastar sin remedio, el recuerdo del valor pleno de sentido del dolor otorga al sufrimiento una trascendencia del que estan privados los paganos. Recomendamos vivamente su lectura y hacer de su difusion un apostolado

 

Desde el mas profundo sentido de comunion deseo, de todo corazon, que a este tiempo de quejas, llantos y reproches dirigidos al Padre por tantas personas que viven en sus carnes un dolor tan hondo, le sigan algunos momentos de paz y silencio, suficientes como para poder oir las respuestas y consuelos que el Buen Dios susurra a sus hijos que sufren

 

DIOS PODEROSO DADOR DE LA SALUD

 

Pido por Brigitte que esta padeciendo en dos semanas desde un tumor de bazo como tambien convulsiones, se le abrio la herida y la volieron a suturar. ADRY

 

Senor, te agradezco infinitamente tus bendiciones. Pongo en tus manos amorosas el restablecimiento de mi nieto Danel Rivera, nacio prematuro, Tu sabes porque motivo, yo no cuestiono, solo acepto Tu voluntad. Amen. Anita

 

Dios ayudame a guardar la calma para no desesperarme ayudame a continuar con Fe Dios tango miedo me encomiendo a ti y también te encomiendo a mi amigo tu sabes por la situacion que el esta atravesando y por el papa de mi amiga que tiene cancer Dios estucha mi suplica liberamos a todo de la enfermedad cubre nos con tu santo manto y brindamos una oportunidad de seguir con buen estado de salud cuida y protege a mi familia Amen. Johana

 

Dios todopoderoso y misericordioso, Angeles, Virgen Maria, les suplico con el alma y corazon en la mano, curenme a mi hijo Ryan. Que todo mal adentro de su cuerpecito salga de una vez, confio que asi sera. Amen. Lely

 

AGRADECIMIENTO A DIOS

 

Cumpleanos de Maria M

Cumpleanos de Erika

Cumpleanos de Rosario

 

POR LAS NECESIDADES DE

 

Queridos hermanos, pido oracion por mi matrimonio, pues estamos pasando una crisis producto de una infidelidad que ha engendrado un bebe, mi esposo dice estar arrependido, pido la asistencia del espiritu para obrar como el Senor desee, somos una pareja comprometida en nuestra parroquia y para muchos ejemplo de pareja cristiana, para mis hijos su padre es intachable, pero un nino no se esconde, pido oracion para que el Espiritu Santo nos guie y sepamos como manejar esta situacion, ya que por mis propias fuerzas no podre seguir al lado de mi esposo. Dios los bendiga. Daysa

 

Hermanos me sigo encoendando a sus oraciones por mis intenciones y necesidades en especial por lo economico cada vez mas dificil, por los matrimonios en crisis, por las intenciones de esta novena al Sagrado Corazon y Jesus Sacramentado, por las personas vivas difuntas y enfermas que a diario pido por ellas, por Sergio y Amria, Naldo y Edith que estan en crisis, para que muy pronto encuentre empleo. Cristian

 

Hermanos en Cristo pido oraciones por paz espiritual, fortaleza y luz del Espiritu Santo para Pedro Pletenczuk, que se encuentra con problemas personales  en su vida, que el Senor lo proteja, ilumine, libere, por su salud, fisica, mental y espiritual; por la liberacion de Claudia y la recuperacion de su beba, por Tamara por su tramite de su homologacion de su titulo, por toda mi familia, la de Fernando, por todos los que necesitan. Tamara

 

Muchas gracias hermanos en acompanarme en la oracion. Dios los bendiga, Senor misericordioso te pido por intersecion de nuestra Madre Maria por la union de mi flia que haya perdon, paz, sanacion, felicidad te pido por cada uno de nosotros que atiendas sus necesidades, gracias, que asi sea. Luz

 

Padre santisimo te pido por mi familia regresa la unidad a este hogar que esta bendecido por ti, ilumina el camino de mi esposo para que se de cuenta de que su familia lo necesitamos, alejalo de todas las malas companias que no le permiten acercarse a ti, Padre mio enamoralo de ti... gracias Padre por escuchar mis suplicas. Mariquita

 

Dios Todopoderoso te pido por todos los matrimonios en crisis. Mi esposo esta muy confundido y no quiere a mi familia, maldice a mi padre y utiliza de pretexto para no volver conmigo y nuetra hija (nina especial) iluminalo Senor y a mi dame paciencia e iluminame. BENDITO Y ALABADO SEAS. Maria

 

Senor mio ten piedad de mi vida, liberame de la marginacion laboral, presion sicologica y protegeme de las amenazas en el trabajo, toma mis miedos y mi inseguridad. Ten misericordia de mi, ayudame para colocarme en un nuevo trabajo donde este a salvo. Gracias por sus oraciones. Guillermo

 

Pido oracion por la conversion de mi companera sentimental y la mia, para que pronto podamos casarnos si es la voluntad de Dios, por nuestras necesidades espirituales y temporales, que nuestro Senor se apiade de nosotros, que podamos conseguir un lugar digno donde vivir. Por la conversion de nuestras familias, para que podamos conseguir unos buenos empleos, todo para la gloria de Dios, y por todas aquellas gracias que necesitamos para nuestras almas y no hemos sabido pedir. Amen. Jose Manuel

 

Q. E. P. D.

 

Luis Ezequiel Cercado Martinez

Olga Violeta Villavicencio Pesántez vda. de Cevallos

Jorge de la Fuente

Aniversario fallecimiento de Tony Gala

 

PALANCAS

 

Hermanos el grupo de Zihuatanejo, Gro., Mexico esta sufriendo una dura crisis de ausencia de fe, casi se ha desintegrado por completo, casi nadie hace reunion de grupo,  no quieren asistir a las Ultreyas, suplico ayudarnos con sus oraciones... igual le pido que reenvien este llamado de auxilio a todos los hermanos en el mundo para que nos apoyen orando por todos nosotros. Yo os digo: «Pedid y se os dara; buscad y hallareis; llamad y se os abrira. 10 Porque todo el que pide, recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrira... Lc. 11. DE COLORES. adalid_01@hotmail.com

 

PALANCAS POR QUIENES HAN PARTIDO A SU QUINTO DIA

 

Ofrezcamos tambien nuestras PALANCAS y oraciones por aquellos que, habiendo vivido los 3 Dias del Cursillo de Cristiandad, compartieron con nosotros su CUARTO Dia, fermentando de Evangelio los ambientes, y que hoy, llamados por el Senor a su presencia, se encuentran viviendo su QUINTO Dia.

 

Por los que llegaran a su destino final hoy, que lo hagan en Gracia de Dios

 

Por las benditas almas del Purgatorio

 
ECUADOR
 
ENVIE SU PETICION DE ORACION  a

 

wpauta@gmail.com,

 

wpauta@yahoo.es,

 

indicando su nombre y peticion

 
P.D. Si Ud., quiere referirse a este envio por favor copiar el ASUNTO

 

http://grupodeoraciondivinonio.blogspot.com/

 

Me inclino reverentemente ante El Señor

 
M.E. Winston Pauta Avila
Grupo de Oracion "DIVINO NINO"   
Guayaquil - Ecuador
C. C. DE COLORES
Cursillista de Cursillo de Cristiandad  No. 40
Guayaquil- Ecuador

Cursillista de Cursillo de Cristiandad de Barcelona- Espana
Chistifideles Laici
Barcelona - España

¿Tanta prisa tienes, Senor, por marcharte?

¿Tanta prisa tienes, Señor, por marcharte?
 
Es tu último Misterio, Señor,
después de haber estado en medio de nosotros.
Te vimos Niño, y ante Ti nos arrodillamos.
Te vimos en huída forzada hacia Egipto,
y conmovidos te acompañamos.
Fuiste adorado por pastores y, entre ellos,
dejamos ante Ti mil y un presentes.
 
¿Y ahora? ¿Por qué te vas, Señor?
Hemos contemplado asombrados
la hondura y el crecimiento de tu obra divina.
Hemos visto cómo tu mano curaba a cientos de heridos,
cómo resucitabas a jóvenes,
y cómo levantaste …. hasta a tu mejor amigo.
Hemos visto multiplicarse los panes y los peces
y, a continuación, a amigos y enemigos,
con tanto alimento hartarse.
 
¿Y, ahora? ¿Dónde te vas, Señor?
Te acogimos Niño y, como joven que fuiste,
nos hablaste de altos ideales:
del amor sin horizontes y gratuito,
de la verdad sin medias tintas,
del cariño sin farsa ni contraprestaciones,
de la pobreza como fuente de riqueza,
y de la riqueza como espoleta de pobreza.
 
¿Y, ahora? ¿Tanta necesidad de marcharte tienes, Señor?
Nuestros oídos, Jesús, siguen reteniendo
el sonido de tu voz de profeta:
¡Convertíos! ¡Allanad el camino! ¡Perdonad!
Los caminos del Palestina de nuestro corazón,
siguen iluminados por tu Verdad y por tu Gracia.
Los caminos de la Jerusalén de nuestra alma
buscan y reverdecen al calor de tu Pasión y de tu Muerte.
 
¿Y, ahora? ¿Por qué, Señor, has de marcharte?
Déjanos, por lo menos, el sendero de tu Ascensión
iluminado por el resplandor del Espíritu.
Fortalecido, con el auxilio de tu Espíritu.
Asegurado, con la presencia de tu Espíritu.
Indicado, por el consejo de tu Espíritu.
Amén.
 
P. Javier Leoz
(
http://www.celebrandolavida.org
).

Fiesta de Santa Paulina de Roma y su familia.

Autor: Xavier Villalta
Paulina de Roma y familia, Santos
Mártires. Junio 6
 

 
 

La existencia de la mártir santa Paulina está fuera de toda duda, ya que es mencionada en muchas hagiografiche antiguas, junto con Artemio y Cándida.

Se conmemora el 6 de junio en el Martirologio Romano, basándose en la "Pasión de Pedro y Marcelino" que cuenta que: Artemio era el guardián de prisión romana en donde estaban prisioneros dos cristianos y futuros mártires llamados Pedro y Marcelino. Artemio tenía una hija llamada Paulina que estaba poseída por el demonio.

Pedro le prometió la liberación de su hija si se convertían al cristianismo, Artemio se negó ya que pensaba que el santo mártir estaba loco. Pero después de presenciar un milagro se convirtió junto con su esposa Cándida y su hija Paulina que fue sanada.

Denunciado como cristiano ante el juez Sereno, Artemio fue sentenciado a morir, junto con su familia, en la Vía Aurelia. Las dos mujeres, Cándida y Paulina, fueron lanzadas a una fosa y luego enterradas bajo una masa de piedras, mientras Artemio fue ejecutado con una espada.

Luego se señala que Artemio y Paulina fueron enterrados en la Basílica de San Pancracio en la Vía Aurelia y Cándida fue enterrada en una iglesia de la Vía Portuense.  

Mis cariños y bendiciones,

Itzel Paz de Silgado


Busqué al Señor y me dio una respuesta y me libró de todos mis temores. Salmo 34 (33)
(
http://es.groups.yahoo.com/group/espiritusanto/
).

Evangelio diario meditado del Lunes VII de Pascua.

20120420194647-tempestad-viento.jpg

Confiad en mí, yo he vencido al mundo
Juan 16, 29-33. Jesús, creo, pero aumenta mi fe para hablar de ti a toda hora, aun en el momento de la tempestad.
Autor: Gustavo Velázquez | Fuente: Catholic.net

 


Evangelio

Lectura del santo Evangelio según san Juan 16, 29-33

Le dicen sus discípulos: «Ahora sí que hablas claro, y no dices ninguna parábola. Sabemos ahora que lo sabes todo y no necesitas que nadie te pregunte. Por esto creemos que has salido de Dios». Jesús les respondió: «¿Ahora creéis? Mirad que llega la hora (y ha llegado ya) en que os dispersaréis cada uno por vuestro lado y me dejaréis solo. Pero no estoy solo, porque el Padre está conmigo. Os he dicho estas cosas para que tengáis paz en mí. En el mundo tendréis tribulación. Pero ¡ánimo!: yo he vencido al mundo.

Oración introductoria

Jesús, no quiero abandonarte, antes bien, deseo dar testimonio de ti a los hombres. Quiero darte a conocer a quienes no han oído hablar de ti. Sé que no será fácil, porque el mundo odia los que te pertenecemos, pero “Tú has vencido al mundo”, y con esa confianza, quiero aventurarme en el anuncio de tu Persona.

Petición

Jesús, creo, pero aumenta mi fe para hablar de ti a toda hora, aun en el momento de la tempestad.

Meditación

El servicio más importante que podemos brindar a nuestros hermanos es el anuncio claro y humilde de Jesucristo, que vino a este mundo para que tengamos vida y la tengamos en abundancia (cf. Jn 10, 10). De nosotros, por tanto, que sin mérito alguno de nuestra parte somos discípulos suyos, se espera "un testimonio muy creíble de santidad y compromiso. Deseando y procurando esta santidad no vivimos menos, sino mejor, porque cuando Dios pide más es porque está ofreciendo mucho más" (Documento conclusivo de la V Conferencia general del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, n. 352).
Ante las dificultades de un ambiente a veces hostil, de la escasez de resultados inmediatos y espectaculares o frente a la insuficiencia de medios humanos, los invito a no dejarse vencer por el miedo, abatir por el desánimo o arrastrar por la inercia. Recuerden las palabras de Jesús, el buen Pastor: "Ustedes encontrarán la persecución en el mundo. Pero, ánimo, yo he vencido al mundo" (Benedicto XVI, AL III CONGRESO AMERICANO MISIONERO, 12 de agosto de 2008).

Reflexión apostólica

El mejor anuncio que podemos hacer de Jesús a los hombres, está siempre en el testimonio de vida. Las obras golpean e impactan con más fuerza que las palabras, porque se respaldan por sí mismas. No obstante, todos sabemos cuán costoso es este tipo de predicación. No sólo por la conversión del corazón o por la coherencia de vida, que, en sí, implican todo nuestro tiempo y esfuerzo, sino porque los cristianos estamos llamados a nadar contra corriente.
Muchos de los principios y virtudes que procuramos practicar y enseñar, son mal vistos o tachados de anticuados. Las críticas o habladurías llueven sobre el cristiano auténtico, porque sus actos despiertan las conciencias adormecidas y mueven a la reflexión. Sin embargo, este testimonio es el servicio más importante que podemos brindarles a nuestros hermanos.

Propósito

Usaré de 5 a 10 min. para repasar mis actos y ver si soy coherente con lo que digo.

Diálogo con Cristo

Jesús, ayúdame a aprender de tu ejemplo para ser luz que ilumine a mis hermanos. Concédeme imitarte con todas mis fuerzas, sin miedo alguno, pues la persona santa no vive menos que la que no lo es, sino que vive con mayor plenitud. Muchas serán las ocasiones adversas que se me presenten. Ocasiones que no deben ser causa de retroceso, sino ocasiones para predicar tu mensaje.


La virtud de esta luz no está sólo en brillar, sino también en conducir a los que la siguen. (San Juan Crisóstomo, Hom. Sobre S. Mateo, 15)

Conflictos generacionales.

CONFLICTOS GENERACIONALES
 
El médico inglés Ronald Gibson, comenzó una conferencia sobre conflictos generacionales, citando cuatro frases:

    Nuestra juventud gusta del lujo y es mal educada, no hace caso a las autoridades y no tiene el menor respeto por los de mayor edad.  Nuestros hijos hoy son unos verdaderos tiranos.  Ellos no se ponen de pie cuando una persona anciana entra.  Responden a sus padres y son simplemente malos.

    Ya no tengo ninguna esperanza en el futuro de nuestro país si la juventud de hoy toma mañana el poder, porque esa juventud es insoportable, desenfrenada, simplemente horrible.

    Nuestro mundo llegó a su punto crítico.  Los hijos ya no escuchan a sus padres.  El fin del mundo no puede estar muy lejos.

    Esta juventud está malograda hasta el fondo del corazón.  Los jóvenes son malhechores y ociosos.  Ellos jamás serán como la juventud de antes.  La juventud de hoy no será capaz de mantener nuestra cultura.

Después de estas cuatro citas, quedó muy satisfecho con la aprobación, que los asistentes a la conferencia, daban a cada una de las frases dichas.  Recién entonces reveló el origen de las frases mencionadas:

    La primera es de Sócrates (470-399 A.C.)
    La segunda es de Hesíodo (720 A.C.)
    La tercera es de un Sacerdote (2.000 A.C.)
    La cuarta estaba escrita en un vaso de arcilla descubierto en las ruinas de Babilonia (actual Bagdad) y con más de 4.000 años de existencia.

Padres y Madres de familia: Relájense, pues siempre fue así.

Ronald Gibson   
 
EL DECÁLOGO DE ABRAHAM LINCOLN
 
Hace más de 150 años Abraham Lincoln escribió:

    Usted no puede crear prosperidad desalentando la iniciativa propia.
    Usted no puede fortalecer al débil, debilitando al fuerte.
    Usted no puede ayudar a los pequeños, aplastando a los grandes.
    Usted no puede ayudar al pobre, destruyendo al rico.
    Usted no puede elevar al asalariado, presionando a quien paga el salario.
    Usted no puede resolver sus problemas mientras gaste más de lo que gana.
    Usted no puede promover la fraternidad de la humanidad, admitiendo e incitando el odio de clases.
    Usted no puede garantizar una adecuada seguridad con dinero prestado.
    Usted no puede formar el carácter y el valor del hombre quitándole su independencia, libertad e iniciativa.
    Usted no puede ayudar a los hombres realizando por ellos permanentemente lo que ellos pueden y deben hacer por sí mismos.

A  esto se podría agregar otro pensamiento suyo que dice:
 
“Un político puede engañar a unos todo el tiempo, y puede engañar a todos por algún tiempo. Pero lo que no podrá lograr es engañar a todos todo el tiempo”.
 
Abraham Lincoln    
 
Enviado por:  Sigifredo Varela A.  e Inés Rico R.
 
Un Abrazo, que Dios te bendiga, te muestre su rostro, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti, muchas bendiciones de Vida, Paz, Amor, y mucha Prosperidad;
 
        
Beatriz
Medellín - Colombia
semillasdevida@pymex.net
http://elistas.egrupos.net/grupo/semillas
®. Todos los derechos reservados.
 
Semillas de Vida en Facebook:
 
http://www.facebook.com/pages/Semillas-de-Vida/182258445131887
 
Este correo no es "SPAM".   Es un servicio gratuito de SEMILLAS DE VIDA.  Cada mensaje representa la creatividad y la interpretación personal de su transcriptora.  Por lo tanto, cada suscriptor se compromete a utilizar este material únicamente para su crecimiento personal y espiritual, y a mencionar la procedencia del mismo, así como el nombre y correo de su transcriptora, cuando lo reenvíe a otras personas, o lo publique en un sitio Web.
 
Si deseas reenviar este correo, por favor no omitas su procedencia, y así le estarás brindando a alguien más la posibilidad de conocer esta lista y formar parte de ella.
 
Cuando recibas un correo con un texto que diga autor desconocido, pero tú conoces con certeza el nombre del autor, no dudes en hacérmelo saber.

06/06/2011 23:14 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Fiesta de San Antonio Maria Gianelli.

Autor: . | Fuente: www.huerto.yocreo.com
Antonio María Gianelli, Santo
Obispo y Fundador, Junio 7

 
Antonio María Gianelli,
Santo
Obispo y
Fundador de la Congregación de las Hijas de María Santísima del
HuertoAntonio Gianelli nace en tierra Ligur, en Cereta, pequeña
fracción de Carro, en una familia pobrísima que cultiva tierras arrendadas. En la
escuela para niños fundada por el Párroco de Castello, realiza sus primeros
estudios.

Hasta los 18 años distribuye su tiempo entre el estudio, la
oración, el catecismo, el servicio de a las familias labriegas y las obras de
caridad.

Una acaudalada genovesa propietaria de los terrenos que sus
padres cultivaban, le facilita la entrada al Seminario de Génova, Continúa con
éxito sus estudios, pero sobre todo cultiva la piedad y la
mortificación.

En 1813, después de haber recibido la ordenación
sacerdotal, es destinado como ayudante del Abad de la Iglesia de S. Mateo en
Génova, donde permanece por dos años.

En Cáracari, Diócesis de Acqui se
desempeña como profesor modelo, en el Colegio de los Escolapios durante el curso
escolar 1815-1816.

Conocido y apreciado por el Cardenal Spina es llamado
al año siguiente al Seminario de Génova y se le confía la Cátedra de Retórica,
que Gianelli ejerce por 10 años. Años plenos de intenso trabajo y
responsabilidad al servicio de futuros sacerdotes de los que quiere: "Sean
doctos, sí, pero por sobre todo santos".

Al quedar vacante, en 1826, la
colegiala de S. Juan Bautista en Chiavari, el nuevo Arzobispo de Génova, Mons.
Luis Lambruschini escribe a los Chiavareses: "Os envío la más bella flor de mi
jardín". Y vuelto a Gianelli: "haga de cuenta que emprende una misión, no de
pocos días, sino de 10 o 12 años..."

¿Fue una profecía? Estos 12 años de
intensa actividad apostólica sacerdotal son, al mismo tiempo, escuela de
ascética y pastoral, que preparan a Gianelli para una más difícil y sublime
misión.

Antonio Gianelli atento al hombre era profundamente sensible a la
promoción humana. Atento a la realidad histórica delmomento desde su llegada a
Chiávari, favorece las obras sociales que en aquel momento son útiles y
necesarias.

Se inscribe en la Sociedad Económica fundada en Chiávari en
1791 por el Patricio Esteban Rivarola para el desarrollo de las artes, de la
industria, de la agricultura y del comercio y toma a pecho la vida y las
iniciativas de esta Sociedad. el promotor quiere unir una Institución,
particularmente benéfica para Chiávari: el Hospicio de Caridad y Trabajo cuyo
objeto era ya, acoger a las huérfanas de la ciudad de Gianelli, durante su
permanencia en Chiávari, formaba parte del Gobierno del Hospicio que era regido
por un Consejo constituido por miembros de la misma
sociedad.

Naturalmente como Párroco, sacerdote y padre de la gran familia
chiavarense debía ocuparse y preocuparse más que los otros de las internas del
Instituto.

tenía un lugar especial para la dirección del Hospicio, la
cual era ejercida por turno, por señoras, generalmente viudas. Él, en verdad se
daba cuenta que era necesario resolver radicalmente ese problema ya que se
deseaba una sólida formación cristiana y Cívica para las niñas del Hospicio.
Pensó confiar la dirección del Instituto a miembros de una Congregación
religiosa, pero las precarias condiciones económicas, impidieron la actuación
del proyecto.

El Instituto de las Hijas de María Santísima del Huerto
nació por un impulso interior, un acto de amor intenso, brotó del corazón de
Gianelli del amor apasionado que intuía las necesidades de los hijos de su
Parroquia sin que se las manifestaran.

La caridad de Gianelli, a
imitación de Cristo es vigilante, atenta, pronta a captar y comprender, a
descubrir nuevas necesidades, a encontrar las soluciones del caso. Caridad
evangélica, abierta a todos, siempre alerta superando el cansancio y la
ingratitud. El Instituto nació para ser orfanatorio de Chiávari bajo el impulso
del Espíritu Santo se extendió en toda la liguria, asumiendo otros servicios de
caridad. Una síntesis de la amplitud de nuevas formas de servicio y de la rápida
expansión del Instituto la da el mismo Gianellien la alocución que dirige al
pueblo de Chiávari el 3 de abril de 1837 con ocasión de la bendición de la
Piedra Fundamental del Conservatorio (Casa Madre del Instituto).

Después de 8 años de sufrida pero entusiasmante experiencia, Gianelli presenta su
Institución como una respuesta a las urgencias religiosas y humanas de la ciudad
de Chiávari, de la Liguria, de toda Italia, del mundo, porque con su Instituto
abraza en su amor de Pastor, casi todas las necesidades del hombre en la Iglesia
Universal.

El párroco, escribe Gianelli, es el padre de una gran familia
es, sobre todo, el padre de los pobres que debe pensar aún en sus necesidades
materiales. Todo en vista al gran fin: la santificación. "Vosotros que me véis
aquí, entregado a una obra lisonjera, costosa, difícil, qué concepto tendréis de
vuestro Pastor? Qué pensarán los pobres de este su Padre? También con esta
empresa miro a una gran finalidad de mi ministerio. Nada hay en ella que no esté
totalmente realizado para vosotros. todo a favor del Evangelio; todo amadísimos,
para vuestra santificación". Gianelli relata a los Chiavareses la historia de
los primeros 8 años de la vida de la Congregación. Es una evaluación que hace
con su pueblo de la obra y espíritu de sus Hijas de María Santísima del
Huerto.

En la Catedral de San Lorenzo, en Génova, Antonio María es
consagrado Obispo el 6 de mayo de 1838 por S. Excia. el Cardenal Tadini. Aquella
tarde un amigo suyo, rector del Seminario de Génova, confiaba a sus
seminaristas: "Hoy he asistido a la consagración episcopal de un
santo".

El 8 de julio, Monseñor Gianelli inicia su ministerio de Padre de
la Fe en la Diócesis de Bobbio.

Consumido por las fatigas apostólicas
vive pocos años y el 7 de junio de 1846 muere en Placencia.

La Iglesia lo cuenta entre sus Santos desde el 21 de octubre de 1951 en el pontificado de S.S.
Pío XII.


 

Paz y Bien!

Itzel Paz de Silgado


El Sagrado Corazón de Nuestro Señor Jesucristo hará en todo mil veces si le dejo obrar.


Querrá, amará, deseará por mí, y suplirá todas mis faltas.


Santa Margarita Maria de Alacoque
(
http://es.groups.yahoo.com/group/espiritusanto/
).

Tres homilías para Pentecostes, ano 2011.

Domingo de Pentecostés; ciclo A

 

Homilía I: con textos de homilías pronunciadas por S.S. Juan Pablo II
Homilía II: a cargo de D. Justo Luis Rodríguez Sánchez de Alva
Homilía III: basada en el Catecismo de la Iglesia Católica

(Hch 2,1-11) "Empezaron a hablar en lenguas extranjeras"

(1 Cor 12,3b-7.12-13) "En cada uno se manifiesta el Espíritu para el bien común"

(Jn 20,19-23) "Recibid el Espíritu Santo"

Homilía I: con textos de homilías pronunciadas por S.S. Juan Pablo II
Homilía en la clausura del XX Congreso Eucarístico Nacional de Italia, en Milán (22-V-1982)

--- El origen de la Iglesia

--- La Eucaristía

--- Continua asistencia del Paráclito

--- El origen de la Iglesia

“Señor, envía tu Espíritu y renueva la faz de la tierra”.

Así grita la Iglesia en la liturgia de la solemnidad de Pentecostés.

Señor, envía tu Espíritu y renueva la faz de la tierra.

Potente es el soplo de Pentecostés. Eleva, con la fuerza del Espíritu Santo, la tierra y todo el mundo creado a Dios, por medio del cual existe todo lo que existe.

Por esto, cantamos con el Salmista:

“¡Cuántas son tus obras, Señor!/ la tierra está llena de tus criaturas” (Sal 103/104,24).

Miramos el orbe terrestre, abarcamos la inmensidad de la creación y continuamos proclamando con el Salmista: “Les retiras el aliento y expiran,/ y vuelven a ser polvo;/ envías tu aliento y los creas,/ y repueblas la faz de la tierra” (Sal 103/104,29-30).

Profesamos la potencia del Espíritu Santo en la Obra de la creación: el mundo visible tiene su origen en la invisible Sabiduría, Omnipotencia y Amor. Y, por esto, deseamos hablar a las criaturas con las palabras que ellas oyeron a su Creador en el Comienzo, cuando vio que eran “buenas”, “muy buenas”. Y, por esto cantamos: “Bendice, alma mía, al Señor./ ¡Dios mío, qué grande eres!.../ Gloria a Dios para siempre,/ goce el Señor con sus obras” (Sal 103/104,1.31).

En el templo grande e inmenso de la creación queremos festejar hoy el nacimiento de la Iglesia. Precisamente por esto repetimos: “¡Señor, envía tu Espíritu, y renueva la faz de la tierra!”.

Y repetimos estas palabras reuniéndonos en el Cenáculo de Pentecostés: efectivamente, allí el Espíritu Santo descendió sobre los Apóstoles, reunidos con la Madre de Cristo, y allí nació la Iglesia para servir a la renovación de la faz de la tierra.

--- La Eucaristía

Al mismo tiempo, entre todas las criaturas, que han venido a ser obra de las manos humanas, elegimos el Pan y el Vino. Los llevamos al altar. En efecto, la Iglesia, que nació el día de Pentecostés de la potencia del Espíritu Santo, nace constantemente de la Eucaristía, donde el pan y el vino se convierten en el Cuerpo y la Sangre del Redentor. Y esto ocurre también gracias a la potencia del Espíritu Santo.

Nos encontramos en el Cenáculo de Jerusalén el día de Pentecostés. Pero simultáneamente la liturgia de esta solemnidad nos lleva al Cenáculo “la tarde de la resurrección”. Precisamente allí, a pesar de que las puertas estaban cerradas, vino Jesús a los discípulos reunidos y todavía atemorizados.

Después de mostrarles las manos y el costado, como prueba que era el mismo que había sido crucificado, les dijo: “Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo. Y diciendo esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos” (Jn 20,21-23).

Así, pues, la tarde del día de la resurrección, los Apóstoles, encerrados en el silencio del Cenáculo, recibieron el mismo Espíritu Santo, que descendió sobre ellos cincuenta días después, a fin de que, inspirados por su fuerza, se convirtiesen en testigos del nacimiento de la Iglesia: “Nadie puede decir 'Jesús es Señor', si no es bajo la acción del Espíritu Santo” (1 Cor 12,3).

La tarde del día de la resurrección de los Apóstoles, con la fuerza del Espíritu Santo, confesaron con todo el corazón: “Jesús es el Señor”, la potencia del Espíritu Santo puso en sus manos la Eucaristía -El Cuerpo y la Sangre del Señor-; la Eucaristía que en el mismo Cenáculo, durante la última Cena, Jesús les había entregado, antes de su pasión.

Entonces dijo, mientras les daba el pan: “Tomad y comed todos de él: esto es mi cuerpo, entregado en sacrificio por vosotros”.

Y a continuación, dándoles el cáliz del vino dijo: “Tomad y bebed todos de él, porque éste es el cáliz de mi sangre, sangre de la Alianza nueva y eterna, que será derramada por vosotros y por todos los hombres para el perdón de los pecados”. Y después de haber dicho esto, añadió: “Haced esto en memoria mía”.

Cuando llegó el día de Viernes Santo, y luego el Sábado Santo, las palabras misteriosas de la última Cena se cumplieron mediante la pasión de Cristo. He aquí que su Cuerpo había sido entregado. He aquí que su Sangre había sido derramada. Y, cuando Cristo resucitó, se colocó en medio de los Apóstoles la tarde de Pascua, sus corazones latieron, bajo el soplo del Espíritu Santo, con nuevo ritmo de fe.

¡He aquí que ante ellos está el Resucitado!

He aquí que Jesús es el Señor. He aquí que Jesús el Señor les ha dado su Cuerpo como pan y su Sangre como vino “para la remisión de los pecados”. Les ha dado la Eucaristía.

--- Continua asistencia del Paráclito

He aquí que el Resucitado dice: “Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo”.

He aquí que los envía con la fuerza del Espíritu Santo con la palabra de la Eucaristía y con el signo de la Eucaristía, puesto que realmente ha dicho: “Haced esto en memoria mía”

“Jesucristo es Señor”.

He aquí que envía a sus Apóstoles con la memoria eterna de su Cuerpo y de su Sangre, con el sacramento de su muerte y de su resurrección: Él, Jesucristo, Señor y Pastor de su grey para todos los tiempos.

La Iglesia nace el día de Pentecostés. Nace bajo el soplo potente del Santísimo Espíritu, que ordena a los Apóstoles salir del Cenáculo y emprender su misión.

La tarde de la resurrección Cristo les dijo: “Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo”. La mañana de Pentecostés el Espíritu Santo hace que ellos emprendan esta misión. Y así ellos van a los hombres y se ponen en camino por el mundo.

Antes de que ocurriese esto, el mundo -el mundo humano- había entrado en el Cenáculo. Porque he aquí que: “Se llenaron todos del Espíritu Santo y empezaron a hablar en lenguas extranjeras, cada uno en la lengua que el Espíritu le sugería” (Hch 2,4). Con este don de lenguas entró a la vez en el Cenáculo en el mundo de los hombres, que hablan las diversas lenguas, y a los cuales hay que hablar en varias lenguas para ser comprendidos en el anuncio de las “maravillas de Dios” (Hch 2,11).

El día de Pentecostés nació la Iglesia, bajo el soplo potente del Espíritu Santo. Nació de cien maneras, en todo el mundo habitado por los hombres, que hablan diversas lenguas. Nació para ir a todo el mundo, enseñando a todas las naciones con las diversas lenguas.

Nació a fin de que, enseñando a los hombres y a las naciones, nazca siempre de nuevo mediante la palabra del Evangelio; para que nazca siempre de nuevo en ellos en el Espíritu Santo, por la potencia sacramental de la Eucaristía.

Todos los que acogen la palabra del Evangelio, todos los que se alimentan del Cuerpo y de la Sangre de Cristo en la Eucaristía, bajo el soplo del Espíritu Santo, profesan: “Jesús es el Señor” (1 Cor 12,3).

Y así, bajo el soplo del Espíritu Santo, comenzando desde el Pentecostés de Jerusalén, crece la Iglesia.

En ella hay diversidad “de carismas”, y diversidad “de ministerios”, y diversidad “de operaciones”, pero “uno solo es el Espíritu”, pero “uno solo es el Señor”, pero “uno solo es Dios”, “que obra todo en todos” (1 Cor 12,4-6).

En cada hombre,/

en cada comunidad humana,/

en cada país, lengua y nación,/

en cada generación,/

La Iglesia es concebida de nuevo y de nuevo crece.

Y crece como cuerpo, porque, como el cuerpo une en uno muchos miembros, muchos órganos, muchas células, así la Iglesia une en uno con Cristo muchos hombres.

La multiplicidad se manifiesta, por obra del Espíritu Santo, en la unidad, y la unidad contiene en sí la multiplicidad: “Todos nosotros... hemos sido bautizados en un mismo Espíritu para formar un solo Cuerpo. Y todos hemos bebido de un solo Espíritu” (1 Cor 12,13).

En la base de esta unidad espiritual que nace y se manifiesta cada día siempre de nuevo, está el Sacramento del Cuerpo y de la Sangre, el gran memorial de la Cruz y de la Resurrección, el Signo de la Nueva y Eterna Alianza, que Cristo mismo ha puesto en las manos de los Apóstoles y ha colocado como fundamento de su misión.

En la potencia del Espíritu Santo se construye la Iglesia como Cuerpo mediante el Sacramento del Cuerpo. En la potencia del Espíritu Santo se construye la Iglesia como pueblo de la Nueva Alianza mediante la Sangre de la nueva Alianza.

Es inagotable en el Espíritu Santo la potencia vivificante de este Sacramento. La Iglesia vive de él, en el Espíritu Santo, con la vida misma de su Señor. “Jesús es Señor”.

Es el Cenáculo de Pentecostés, pero es, a la vez, el Cenáculo mismo del encuentro pascual de Cristo con los Apóstoles, es el Cenáculo mismo del Jueves Santo.

Un día llegó al Cenáculo de Pentecostés todo el mundo a través del don de lenguas: fue como un gran desafío para la Iglesia, grito por la Eucaristía y petición de la Eucaristía.

La Iglesia se convierte, mediante la Eucaristía, en la medida de la vida y en la fuente de la misión de todo el pueblo de Dios, que ha venido hoy al cenáculo hablando con la lengua de los hombres contemporáneos.

La vida del hombre se graba, mediante la Eucaristía, en el misterio del Dios viviente. En este misterio el hombre supera los límites de la contemporaneidad, encaminándose hacia la esperanza de la vida eterna. He aquí que la Iglesia del Verbo Encarnado hace nacer, mediante la Eucaristía, a los habitantes de la eterna Jerusalén.

¡Te damos gracias, oh Cristo! Te damos gracias, porque en la Eucaristía nos acoges a nosotros, indignos, mediante la potencia del Espíritu Santo en la unidad de tu Cuerpo y de tu Sangre, en la unidad de tu muerte y de tu resurrección.

¡Gratias agamus Domino Deo nostro!

¡Te damos gracias, oh Cristo!

Te damos gracias, porque permites a la Iglesia nacer siempre de nuevo en esta tierra, y porque le permites engendrar hijos e hijas de esta tierra como hijos de la adopción divina y herederos de los destinos eternos.

¡Gratias agamus Domino Deo nostro!

“Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo a vosotros” (Jn 20,21).

¡Y da a estas palabras el soplo potente de Pentecostés!

Haz que estemos dondequiera Tú nos envíes..., porque el Padre te envió a Ti.

DP-158 1983


Homilía II: a cargo de D. Justo Luis Rodríguez Sánchez de Alva

“Todos los discípulos estaban juntos...” (1ª lect). En esta atmósfera de oración y de reflexión por los acontecimientos pascuales vividos hasta el día de la Ascensión, irrumpe la fuerza de lo Alto que el Señor había prometido a los suyos. El Espíritu de Verdad que procede del Padre, el Consolador, el alma de la Iglesia, su secreto y su fuerza en medio de tantas rebeliones a bordo y de tantas tormentas como la barca de Pedro ha tenido que soportar a lo largo de su dilatada singladura.

Fue el Espíritu Santo quien dio comienzo a esa colosal empresa evangelizadora y santificadora que es la Iglesia, y es Él también, quien con su aliento divino, continúa esta tarea hasta que, cuando se cumpla la última hora de la Historia, de nuevo Cristo vuelva. Y es con este mismo aliento divino -que recuerda el gesto de Dios al crear al hombre (Cfr Gn 2,7)- como debemos nosotros seguir navegando. Por eso rezamos hoy así: “Ven, Espíritu divino, manda tu luz desde el cielo..., mira el vacío del hombre si Tú le faltas por dentro; mira el poder del pecado cuando no envías tu aliento...” (Secuencia).

Es realmente llamativo el contraste entre la postración en que Jesús encuentra a sus discípulos: puertas cerradas, miedo, ocultación (3ª lect) y el arrojo, la seguridad y el vigor de la proclamación de la verdad cuando han recibido su Espíritu. En su inesperada aparición, Jesús les da su Paz, su Espíritu, su Poder de perdonar los pecados, su misión, que Él había recibido del Padre. Aquí está la razón profunda de este cambio.

“La acción del Espíritu Santo que opera en la Iglesia y en quienes formamos parte de Ella desde el día del Bautismo, puede pasarnos inadvertida, porque Dios no nos da a conocer sus planes y porque el pecado del hombre enturbia y obscurece los dones divinos” (S. Josemaría Escrivá). Con todo, lo decisivo es lo que hace el Señor. También ahora “se devuelve la vista a los ciegos, que habían perdido la capacidad de mirar al cielo y de contemplar las maravillas de Dios; se da la libertad a cojos y tullidos, que se encontraban atados por sus apasionamientos y cuyos corazones no sabían ya amar; se hace oír a sordos, que no deseaban saber de Dios; se logra que hablen los mudos, que tenían atenazada la lengua porque no querían confesar sus derrotas; se resucita a muertos, en los que el pecado había destruido la vida. Comprobamos una vez más que ‘la palabra de Dios es viva y eficaz, y más penetrante que cualquier espada de dos filos’ (Heb 4,12) y, lo mismo que los primeros fieles cristianos, nos alegramos al admirar la fuerza del Espíritu Santo y su acción en la inteligencia y en la voluntad de sus criaturas” (Beato Josemaría Escrivá).

La Iglesia es un signo visible de esta acción del Espíritu de Dios en el mundo. Ella tiene “una antigüedad de casi dos mil años. Frente a ella, todas las instituciones sociales del Occidente, sus estados y confederaciones de pueblos, son de ayer. Los estados, en los que se estableció la Iglesia y por los que aparentemente estaba sostenida, han caído; las culturas, con las que parecía fusionada, se han deshecho; sobrevinieron extraordinarias tempestades y conmociones en las naciones en que la Iglesia estaba implantada, y sólo ella permaneció inmutable en el cambio de los tiempos. Sobrevivió a la ruina del Imperio romano con todas sus crisis; no fue barrida por las invasiones de los pueblos bárbaros; no pudo ser vencida por la interna debilidad del papado, ni por la fuerza externa del emperador y el nacionalismo francés, ni por los pecados y deficiencias humanas del Humanismo y la Reforma, ni por las extraordinarias revoluciones de la Ilustración, la Revolución francesa, el capitalismo, el socialismo y la técnica moderna. En todas las crisis y tempestades se ha afirmado victoriosa y, en tal grado, que su esencia íntima, sus dogmas, su culto y su derecho permanecieron inmutables” (A. Lang).

Esta permanencia, sin precedentes en la historia, tiene su explicación íritu Santo, alma de la Iglesia.


Homilía III: basada en el Catecismo de la Iglesia Católica

(Misa vespertina de la Vigilia) «El Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad»

I. LA PALABRA DE DIOS

Ez 37,1-14: «¡Huesos secos! Os infundiré espíritu y viviréis»
Sal 103,1-2a.24.27-28.29bc-30: «Envía tu Espíritu, Señor, y repuebla la faz de la tierra»
Rm 8,22-27: «El Espíritu intercede por nosotros con gemidos inefables»
Jn 7,37-39: «Manarán torrentes de agua viva»

II. APUNTE BÍBLICO-LITÚRGICO

El cuadro que describe Ezequiel es verdaderamente aterrador.

La impresión de sentir la muerte alrededor es apocalíptica.

El profeta, que ha notado que la mano del Señor se había posado sobre él, no duda de que sea posible la resurrección: «Señor, tú lo sabes». El profeta comunica al pueblo la esperanza de salvación simbolizada en aquella visión.

Tal vez a algunos cristianos les vendría bien un empujón de esperanza para mirar a la Iglesia como algo más vivo que «un montón de huesos». La fuerza desplegada por el Espíritu de Dios es la prueba de confianza que necesitamos todos. Y si Ezequiel podía confiar porque había notado la mano de Dios sobre él, nosotros hemos sentido el soplo de su Espíritu: «No dejes, Señor, de realizar hoy las maravillas que obraste en los comienzos de la predicación evangélica» (Misa del día de Pentecostés).

III. SITUACIÓN HUMANA

Las interpretaciones catastrofistas que de vez en cuando surgen a nuestro alrededor, nos arrugan el corazón y nos tientan al «qué se le va a hacer». Los malos augurios son frecuentemente lamentos que no cambian nada. Invitan más bien al «sálvese quien pueda». Y eso es lo más contrario a la esperanza. El optimismo no es una ingenuidad cuando se apoya en las posiblidades del hombre.

IV. LA FE DE LA IGLESIA

La fe
– Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo: "Nadie puede decir «Jesús es el Señor» sino por influjo del Espíritu Santo. «Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo que clama Abba, Padre». Este conocimiento de fe no es posible sino en el Espíritu Santo. Para entrar en contacto con Cristo, es necesario primeramente haber sido atraído por el Espíritu Santo. Él es quien nos precede y despierta en nosotros la fe. Mediante el Bautismo, primer sacramento de la fe, la Vida, que tiene su fuente en el Padre y se nos ofrece por el Hijo, se nos comunica íntima y personalmente por el Espíritu Santo en la Iglesia " (683; cf 689. 692. 1433).

La respuesta
– Efectos del Sacramento de la Confirmación: "Por este hecho, la Confirmación confiere crecimiento y profundidad a la gracia bautismal: nos introduce más profundamente en la filiación divina que nos hace decir «Abbá Padre» nos une más firmemente a Cristo; aumenta en nosotros los dones del Espíritu Santo; hace más perfecto nuestro vínculo con la Iglesia Católica; nos concede una fuerza especial del Espíritu Santo para difundir y defender la fe mediante la palabra y las obras como verdaderos testigos de Cristo, para confesar valientemente el nombre de Cristo y para no sentir vergüenza de la cruz" (1303).

– Dones y frutos del Espíritu Santo: 736. 1830-1832.

– El Cristiano, «criatura nueva» por el Espíritu Santo: 1265-1266.

El testimonio cristiano
– «El Bautismo nos da la gracia del nuevo nacimiento en Dios Padre por medio de su Hijo en el Espíritu Santo. Porque los que son portadores del Espíritu de Dios son conducidos al Verbo, es decir al Hijo; pero el Hijo los presenta al Padre, y el Padre les concede la incorruptibilidad. Por tanto, sin el Espíritu no es posible ver al Hijo de Dios y, sin el Hijo, nadie puede acercarse al Padre, porque el conocimiento del Padre es el Hijo, y el conocimiento del Hijo de Dios se logra por el Espíritu Santo (San Ireneo, dem. 7)» (683). Si el Espíritu «ora en nosotros con gemidos inenarrables», es que vive en nosotros. Si el Espíritu hace que clamemos: «Abbá, Padre» es que hace que creamos.


(Misa del día) «Todos hemos bebido de un solo Espíritu»

I. LA PALABRA DE DIOS

Hch 2,1-11: «Se llenaron todos del Espíritu Santo y empezaron a hablar»
Sal 103,1ab.24.29bc-30.31.34: «Envía tu Espíritu, Señor, y repuebla la faz de la tierra»
1Co 12,3b-7.12-13: «Hemos sido bautizados en un mismo Espíritu para formar un solo cuerpo»
Jn 20,19-23: «Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo. Recibid el Espíritu Santo»

II. APUNTE BÍBLICO-LITÚRGICO

El acontecimiento de Pentecostés debió resultar tan absolutamente único en la Iglesia que no tuvieron más remedio que transmitirlo en imágenes familiares (viento, fuego...). Es el Espíritu el que hace que aquellos que han vivido tan cerca de Jesús se transformen ahora en testigos del Resucitado, el mismo que «había comido y bebido con ellos».

Hoy afirmamos que la Iglesia, comunidad de quienes han oído la Palabra, se siente comunidad de fe, que anuncia gozosa desde el Espíritu la Buena Nueva del Evangelio. Él, desde el principio, es su alma y su guía.

El envío del Espíritu dependía de la glorificación de Jesús, y de su retorno al Padre. Una vez llegado, Juan destaca la íntima conexión entre la Resurrección y la animación de la Iglesia por el Espíritu Santo, hasta recalcar en este párrafo el poder otorgado a la Iglesia para perdonar los pecados.

III. SITUACIÓN HUMANA

La humanidad, sumida tantas veces en el desaliento y la apatía, es capaz con frecuencia de luchar por hallar una salida a estas situaciones. Con la conciencia de que no todo está perdido, trabaja por aquello que en otro momento le parecía inabordable por difícil, o para lo que se sentía sin fuerzas.

IV. LA FE DE LA IGLESIA

La fe
– La Pascua de Cristo se consuma con la efusión del Espíritu Santo: «El Espíritu Santo que Cristo, Cabeza, derrama sobre sus miembros, construye, anima y santifica a la Iglesia. Él es el sacramento de la Comunión de la Santísima Trinidad con los hombres» (747; cf 731. 732).

– El nombre, los apelativos y símbolos del Espíritu Santo: 691-701.

– El «Espíritu Santo preparó a María por su gracia»: 721-726.

La respuesta
– El Espíritu Santo nos hace miembros de la Iglesia: "Por el poder del Espíritu Santo participamos de la Pasión de Cristo, muriendo al pecado, y en su Resurrección, naciendo, a una vida nueva; somos miembros de su cuerpo que es la Iglesia, sarmientos unidos a la vid que es Él mismo. «Por el Espíritu Santo participamos de Dios. Por la participación del Espíritu venimos a ser partícipes de la naturaleza divina...Por eso, aquellos en quienes habita el Espíritu están divizados» (San Atanasio, ep Serap.1,24)" (1988).

– La gracia del Espíritu Santo tiene el poder de santificarnos: 1987. 1995.

El testimonio cristiano
– «Por la comunión con Él, el Espíritu Santo nos hace espirituales, nos restablece en el Paraíso, nos lleva al Reino de los cielos y a la adopción filial, nos da la confianza de llamar a Dios Padre y de participar en la gracia de Cristo, de ser llamados hijos de la luz y de tener parte en la gloria eterna (S. Basilio, Spr 15,36)» (736).
«Si el Espíritu que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros el que resucitó de entre los muertos a Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales, por el mismo Espíritu que habita en vosotros» (Rm 8,10).
(
http://www.almudi.org
).

El Espiritu Santo esta de moda.

20111115164407-espsto22.jpg

El Espíritu Santo está de moda
Es moda en el sentido de que hemos renovado en la Iglesia algo que nunca se debiera haber arrinconado.
Autor: Pedro García, Misionero Claretiano | Fuente: Catholic.net

 


Empiezo con una pregunta que tiene que ver muy poco con Dios: ¿Qué es la moda? Extraña la pregunta en estos mensajes que nos quieren llevar a pensar solamente en Dios. Pero hoy nos hacemos esta pregunta, y la vamos a responder.

La moda es una costumbre pasajera que se mete en la sociedad, entusiasma de momento, pero pronto pasa, porque no tiene consistencia y carece de futuro. Es de hoy, y mañana ha desaparecido.

Según esto, ¿existen modas en la Iglesia? No. Propiamente hablando, ni pueden existir. Porque, lo que no se remonta a los Apóstoles y a Jesucristo, carece de autenticidad, no es genuinamente cristiano y no podemos en modo alguno aceptarlo, lo mismo en nuestra fe que en nuestra vida.

Dios dijo la última palabra por Jesucristo, y todo el que venga después diciendo y predicando algo en nombre de Dios, o repite lo que Dios dijo por Jesucristo o sus Apóstoles, o es un mentiroso y falsificador de la verdad de Dios.

En este sentido, no puede haber modas en la Iglesia. Todo es viejo, aunque todo es actual y muy del día.

Sin embargo, hoy vamos a pensar en una moda feliz dentro de la Iglesia, como es la devoción al Espíritu Santo. Pero, ya se ve, es una moda muy diferente de las que acostumbramos a tener en la sociedad. No es moda en el sentido de que la hayamos inventado nosotros, o de que haya de pasar pronto. Todo lo contrario. Es moda en el sentido de que hemos renovado en la Iglesia algo que nunca se debiera haber arrinconado.

Por inspiración del mismo Espíritu Santo, hemos tenido la magnífica ocurrencia de sacar del armario el vestido más lujoso que lucían los cristianos de los primeros siglos, pues el Espíritu Santo, junto con la Eucaristía, constituían el núcleo viviente de la piedad de la Iglesia. Meternos en la moda del Espíritu Santo, es renovarnos hoy en lo más genuino de la vida cristiana en sus orígenes.

Cuando los Apóstoles hablaban de la Gracia, se referían ante todo al don, a la merced, al regalo que Dios nos hizo mandando a su Iglesia y a cada uno de los fieles el Espíritu Santo. Así, Pedro le recrimina severamente a Simón Mago:
- Que tu dinero te valga sólo para tu perdición, pues has pensado que con él podías comprar el DON de Dios.

¡El Espíritu Santo!... ¡Qué nombre y qué calificativo tan bello el que lleva la Tercera Persona de la Santísima Trinidad! No lo hemos llamado así nosotros, sino que fue el mismo Jesús quien nos lo dictó.

Espíritu significa aire, viento, soplo...
Por eso, Jesús resucitado exhaló su aliento sobre los Apóstoles para comunicarles el Espíritu, y la irrupción del Espíritu en Pentecostés vino acompañada de un viento huracanado. Siguiendo, pues, la comparación del aire, empleada por el mismo Jesús, digamos nosotros lo que podemos expresar del Espíritu Santo.

El aire es uno de los dones más grandes de la Naturaleza. Invisible, no lo percibimos sino por sus efectos. El movimiento de las hojas, el polvo que se levanta o las nubes que cruzan el espacio, nos dicen que existe un aire al que no vemos, pero que lo llena todo. Sin el aire en nuestros pulmones, nos asfixiaríamos en pocos minutos. Sin el aire, la naturaleza se volvería pesada y la vida se extinguiría aceleradamente. Y así como el aire puro renueva continuamente nuestro organismo, la contaminación del aire es uno de los más serios problemas que hoy tienen planteado las grandes ciudades.

Si Jesús se fija en el aire para hablarnos del Espíritu Santo y darle su nombre propio, por algo lo haría... Jesús aplica maravillosamente al Espíritu Santo la naturaleza y la acción del aire.

El Espíritu Santo es la vida de nuestra vida divina. Sin Él, seríamos unos cadáveres, privados de la vida de Dios.

El Espíritu Santo es el motor de nuestro amor. Somos capaces de amar como Dios, porque el Espíritu Santo, que es el amor del mismo Dios, ha sido derramado en nuestros corazones.

El Espíritu Santo empuja nuestra oración, y nos hace capaces de elevarnos a Dios con la plegaria.

El Espíritu Santo inspira todos nuestros movimientos hacia Dios, hablándonos muy callandito, pero sin dejarnos parar un instante en nuestra aspiración hacia el Cielo.

El Espíritu Santo -seguimos con la misma comparación de Jesús- invade todo nuestro ser, como el aire puro nuestra casa bien ventilada, y nos impulsa a realizar toda la obra de Dios.

Jesús decía: -El aire sopla por donde quiere, oyes su ruido, pero no sabes ni de dónde viene ni a dónde va. Esto le pasa al que ha nacido del Espíritu Santo. Es decir, hay que abrirse a lo que el Espíritu quiere de nosotros.

Estar abierto al Espíritu Santo para orar, para cantar, para evangelizar, para sentir profundamente a Dios, no es una moda moderna, introducida por la providencial Renovación Carismática. Ella nos ha enseñado a volver a lo más puro de la piedad cristiana. A ponernos a disposición del Espíritu, que nos empuja sin parar a encontrarnos siempre con Jesús, el Señor.

Moda feliz, la del Espíritu Santo en la Iglesia. Y lo mejor que podemos hacer es lucir este vestido de gala que estaba un poquito arrinconado. ¡Bendita la devoción al Espíritu Santo, el Espíritu del Señor Jesús!....

Evangelio diario meditado del Martes VII de Pascua.

20120608195823-orar.jpg

No podemos negar lo que hemos visto en la luz
Juan 17, 1-11. Gracias a Jesús, sabemos que Dios es nuestro Padre, a quien podemos acudir en cualquier momento.
Autor: Gustavo Velázquez | Fuente: Catholic.net

 

Evangelio

Lectura del santo Evangelio según san Juan 17, 1-11

Así habló Jesús, y alzando los ojos al cielo, dijo: «Padre, ha llegado la hora; glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo te glorifique a ti. Y que según el poder que le has dado sobre toda carne, dé también vida eterna a todos los que tú le has dado. Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y al que tú has enviado, Jesucristo. Yo te he glorificado en la tierra, llevando a cabo la obra que me encomendaste realizar. Ahora, Padre, glorifícame tú, junto a ti, con la gloria que tenía a tu lado antes que el mundo fuese. He manifestado tu Nombre a los hombres que tú me has dado tomándolos del mundo. Tuyos eran y tú me los has dado; y han guardado tu Palabra. Ahora ya saben que todo lo que me has dado viene de ti; porque las palabras que tú me diste se las he dado a ellos, y ellos las han aceptado y han reconocido verdaderamente que vengo de ti, y han creído que tú me has enviado. Por ellos ruego; no ruego por el mundo, sino por los que tú me has dado, porque son tuyos; y todo lo mío es tuyo y todo lo tuyo es mío; y yo he sido glorificado en ellos. Yo ya no estoy en el mundo, pero ellos sí están en el mundo, y yo voy a ti.

Oración introductoria

Jesús, muchas gracias por acordarte de mí ahora en tu hora suprema de amor. Gracias por aceptar tu encarnación, sometiéndote a las ataduras del tiempo y el espacio, para que yo pudiera conocer al Padre y vivir contigo eternamente. Soy totalmente tuyo Jesús, y quiero seguir siéndolo toda mi vida.

Petición

Jesús, dado que Tú has venido para darnos la vida eterna, que consiste en dar a conocer al Padre, concédeme manifestarlo a cuantos conviven conmigo para cooperar con tu obra.

Meditación

En el pasaje evangélico hemos escuchado de nuevo los primeros versículos de la gran oración de Jesús recogida en el capítulo 17 del evangelio según san Juan. Las conmovedoras palabras del Señor muestran que el fin último de toda la "obra" del Hijo de Dios encarnado consiste en dar a los hombres la vida eterna (cf. Jn 17, 2). Jesús dice también en qué consiste la vida eterna: "que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y al que tú has enviado, Jesucristo" (Jn 17, 3). En esta frase resuena la voz orante de la comunidad eclesial, consciente de que la revelación del "nombre" de Dios, recibida del Señor, equivale al don de la vida eterna. Conocer a Jesús significa conocer al Padre, y conocer al Padre quiere decir entrar en comunión real con el Origen mismo de la vida, de la luz y del amor. (Benedicto XVI, Homilía del Sábado 4 de noviembre de 2006).

Reflexión apostólica

El conocimiento de Padre debe ser la delicia de todo creyente. Antes de Jesús, nadie había oído nada sobre su existencia amorosa. Pero gracias a Jesús, su Hijo Amado, sabemos que Dios es nuestro Padre, a quien podemos acudir en cualquier momento. Un Padre que se preocupa por nosotros, que nos sostiene, que nos alimenta, que nos llena de vida, que nos cuida, que nos protege, que nos ama.
Semejante conocimiento del Padre es un oasis para el cristiano que camina por el mundo, porque sabe que no está solo. Es un manantial que salta hasta la vida eterna, porque ¿qué puede revitalizarnos más, y encauzar una y otra vez nuestros pasos hacia la santidad, que saber que existe un Dios Padre que es misericordioso y afectuosísimo? Si Dios sólo fuera justicia, su conocimiento sería muerte para el hombre, pero como también es amor, su conocimiento es vida eterna.

Propósito

Hablaré hoy con mis familiares sobre algún detalle del amor providente del Padre, narrándoles algo me haya pasado.

Diálogo con Cristo

Jesús, gracias por traerme la vida eterna a mi casa dándome a conocer a tu Padre. Muchas cosas puedo aprender en mi vida, pero créeme que no existe una más reconfortante que ésta: saber que tengo en lo alto un Padre amoroso que se desvive por mí y que me creó al amarme. Gracias por gritarle al mundo semejante verdad, no cabe duda que sin ti nunca hubiéramos llegado a alcanzar tan gran consuelo y alegría.


La suprema misericordia no nos abandona ni aun cuando la abandonamos. (San Gregorio Magno, Hom. 36 sobre los Evang.)

Ejercicio de lectio divina para Pentecostes, ciclo A.

Lectio Divina. Domingo de Pentecostés
Pentecostés. Oración con el Evangelio. Ciclo A.
Autor: P. Martín Irure | Fuente: Catholic.net

 

1. INVOCA


Prepárate para este rato de oración con la Palabra de Dios. En la oración, sobre todo, hay que dejar al Espíritu que nos diga su mensaje de vida. Luego, podremos responderle según lo que Él mismo nos haya inspirado.
Invocamos al Espíritu: Veni, Sancte Spiritus.

Ven, Espíritu Santo,
te abro la puerta,
entra en la celda pequeña
de mi propio corazón,
llena de luz y de fuego mis entrañas,
como un rayo láser opérame
de cataratas,
quema la escoria de mis ojos
que no me deja ver tu luz.

Ven. Jesús prometió
que no nos dejaría huérfanos.
No me dejes solo en esta aventura,
por este sendero.
Quiero que tú seas mi guía y mi aliento,
mi fuego y mi viento, mi fuerza y mi luz.
Te necesito en mi noche
como una gran tea luminosa y ardiente
que me ayude a escudriñar las Escrituras.

Tú que eres viento,
sopla el rescoldo y enciende el fuego.
Que arda la lumbre sin llamas ni calor.
Tengo la vida acostumbrada y aburrida.
Tengo las respuestas rutinarias,
mecánicas, aprendidas.
Tú que eres viento,
enciende la llama que engendra la luz.
Tú que eres viento, empuja mi barquilla
en esta aventura apasionante
de leer tu Palabra,
de encontrar a Dios en la Palabra,
de encontrarme a mí mismo
en la lectura.

Oxigena mi sangre
al ritmo de la Palabra
para que no me muera de aburrimiento.
Sopla fuerte, limpia el polvo,
llévate lejos todas las hojas secas
y todas las flores marchitas
de mi propio corazón.

Ven, Espíritu Santo,
acompáñame en esta aventura
y que se renueve la cara de mi vida
ante el espejo de tu Palabra.
Agua, fuego, viento, luz.
Ven, Espíritu Santo. Amén. (A. Somoza)


2. LEE LA PALABRA DE DIOS (Jn 20, 19-23) (Qué dice la Palabra de Dios)

Contexto litúrgico

Celebramos hoy la solemnidad de Pentecostés o la venida del Espíritu sobre la Virgen María y los apóstoles, además de a los primeros cristianos que se convirtieron en ese mismo día, según nos relata el libro de los Hechos de los apóstoles. (Ver: Primera lectura de hoy y Hch 2, 41).

Contexto bíblico


Pentecostés era en Israel la fiesta de la cosecha de los cereales. Se celebraba 50 días después de la Pascua (penta significa cinco. Pentecostés = cincuenta días). También celebraba el pueblo hebreo la fiesta de la Alianza, pactada entre Dios y el pueblo en el Sinaí por mediación de Moisés. Su síntesis es el primer mandamiento: Amarás al Señor tu Dios... También se llamaba la Fiesta de las Semanas (7 por 7 días después de Pascua).
Lucas relata en los Hechos el advenimiento del Espíritu a los 50 días de la Pascua. En cambio, Juan, como leemos en el Evangelio de hoy, describe la venida del Espíritu el mismo día de la resurrección.

Texto


Juan describe la donación del Espíritu en el mismo día de la resurrección. ¿Por qué esta diferencia con Lucas? Juan subraya la hora, momento teológico, a la que se dirigía toda la existencia terrena de Jesús. Es la hora en que Jesús glorifica al Padre con su entrega a la muerte y la entrega de su Espíritu (Amor) a la humanidad. Inclinando la cabeza, entregó el espíritu (Jn 19, 30).

1. Sopló sobre ellos (v. 22)


Aquel mismo día, por la tarde, estaban reunidos los discípulos en una casa, con las puertas bien cerradas, por miedo a los judíos (Jn 20, 19).
En los discípulos no existía ni la más mínima esperanza de ver a Jesús. La decepción y el miedo se habían apoderado de los discípulos. La muerte del Maestro había sido un duro golpe para sus expectativas.
Pero, Jesús ya les había prometido, sobre todo en el discurso de la Última Cena, que estaría con ellos siempre. (Jn 14, 18; 16, 16-18), enviando al Espíritu (Jn 14, 26; 15, 26; 16, 7, 8, 33).
El Resucitado se presenta en medio de ellos y les desea la paz, es decir, la totalidad de la vida. Con la paz, también Jesús les envía, les constituye misioneros de su propia vida. Y para eso, les regala el Espíritu (20, 22). El soplo nos recuerda el espíritu que da la vida, como describe el Génesis, al donar la vida sobre el muñeco de barro (Gn 2, 7).
Con la donación del Espíritu, que viene del Resucitado, la comunidad de discípulos recibe la paz, el perdón de los pecados y la vocación de enviados para realizar lo mismo, de parte de Jesús. La misión de la comunidad, como la de Jesús, es otorgar la paz, el perdón, la vida hasta la entrega total.

2. Reciban el Espíritu Santo (v. 22)


La donación del Espíritu, no es sólo para los discípulos. Es para todos aquellos hombres y mujeres, que creen en Jesús.
Los primeros discípulos, con el fuego del Espíritu, se lanzaron a la evangelización de aquel mundo entonces conocido. Sufrieron persecuciones, cárceles y el martirio. Nada les detuvo. Bajo el impulso del Espíritu, los discípulos encuentran el lenguaje apropiado para el anuncio. El texto del relato de Pentecostés (Hch 2, 1-41; un trozo se lee hoy: Hch 2, 1-11) indica que los discípulos hablaban en su propia lengua y les entendieron todos los peregrinos.. Cada uno comprendió el discurso de Pedro desde su propio mundo cultural. El lenguaje que entiende toda la humanidad es el del Amor, donación del Espíritu.
Esto da a entender que la evangelización no es una uniformidad impuesta. Sino que debe partir de la fidelidad al mensaje, al Espíritu del Resucitado con la aplicación a las diversas culturas. Cada evangelizador desarrolla su ministerio, tiene diferentes carismas (ver: 1 Cor 12, 3bss., segunda lectura de hoy). Todos deben ser respetados en sus cualidades o carismas, con tal de que respondan al viento del Espíritu.


3. MEDITA (Qué me/nos dice la Palabra de Dios)


¿Qué supone el Espíritu en mi vida de fe? ¿Me doy cuenta que el Espíritu constituye todo lo que el Padre y Jesús me regalan? En el Espíritu está su Amor, su iluminación, su animación y motivación. En el Espíritu está la gracia y la fortaleza, donación del Padre y de Jesús. En el Espíritu está el perdón, la superación de los miedos y el coraje para dar testimonio del Evangelio.
Sin el Espíritu Dios queda lejos, Cristo pertenece al pasado, el Evangelio es letra muerta, la Iglesia una mera organización, la misión una propaganda, el culto una evocación y el obrar cristiano una moral de esclavos.
Pero con el Espíritu, el cosmos es exaltado y gime hasta que dé a luz el Reino. Cristo resucitado está presente, el Evangelio es potencia de vida, la Iglesia comunión trinitaria, la autoridad servicio liberador, la misión un nuevo Pentecostés, el culto memorial y anticipación, y el obrar humano queda divinizado (Hazim, metropolita ortodoxo, Upsala 1968).


4. ORA (Qué le respondo al Señor)


Le abro las puertas de mi ser al Espíritu. Para que Él me transforme en lo más íntimo. Que me dé el fuego y el coraje de ser testigo suyo en todos los momentos y lugares.


5. CONTEMPLA


A Jesús en el gesto de darnos s Espíritu de amor, perdón y paz, para ser enviados en su nombre.
A ti mismo, para ver cómo te sientes invadido por el Amor y la fortaleza de su Espíritu.


6. ACTÚA

Repite con frecuencia:

Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor.
Ven, Espíritu Santo, manda tu luz desde el cielo. Entra hasta el fondo del alma y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre, si Tú le faltas por dentro. Ven, Espíritu Santo.

Moniciones para Pentecostes, ciclo A.

Moniciones para la Solemnidad de Pentecostés - Ciclo A
Ciclo A
Autor: P. Domingo Vásquez Morales | Fuente: Catholic.net


Moniciones para la Solemnidad de Pentecostés
Ciclo A

 


Entrada

Buenas noches, días, tardes:
Hoy celebramos la fiesta de Pentecostés. Creo en el Espíritu Santo, decimos en la profesión de fe. Y creer en el Espíritu Santo supone un estado permanente de revisión y renovación. Pentecostés es un buen momento para darnos cuenta quién manda en nosotros, en nuestro ser. Veamos ahora a luz de la Palabra de Dios y del encuentro eucarístico si nuestra vida está orientada por el Espíritu de Cristo o por el espíritu individualista y consumista de nuestra sociedad post-moderna.


Primera lectura: Hechos de los Apóstoles: 2, 1-11

Escucharemos un texto del libro de los hechos de los apóstoles, en cual Lucas pretende describir el acontecimiento más importante después de la Ascensión: la venida del Espíritu Santo. Esto significa el punto de partida de la misión universal de la Iglesia. Dios nos envía nos equipa para proclamar la Buena Nueva.


Segunda lectura: Primera Carta de Pablo a los Corintios 12, 3b-7.12.13

La comunidad de Corinto, a la que Pablo le escribe en esta ocasión, está pasando por dificultades: hay divisiones entre sus miembros. La lectura que ahora escucharemos nos ayudará a discernir si las formas de nosotros enfrentar las dificultades son o no del Espíritu de Cristo.


Tercera lectura: San Juan: 20,19-23

El Evangelio de hoy, narrado por San Juan, nos presenta una escena de aparición. Jesús deseándonos la paz y enviando a los suyos el don del Espíritu y enviándonos a todos los rincones y cada corazón para atar y desatar.


Para la oración de los fieles:

A cada invocación, respondan, por favor: “Danos Vida, Señor, con tu Espíritu Santo”


Por la Iglesia, extendida por todo el mundo; para que, impulsada por el Espíritu Santo, permanezca atenta a lo que sucede en el mundo, haga suyos los sufrimientos, alegrías y esperanzas de los hombres de nuestro tiempo, intuya los signos caritativos que debe realizar y así pueda iluminarlo todo con el Evangelio, roguemos al Señor.


Por todos los pueblos y razas en la diversidad de culturas y civilizaciones; para que el Espíritu Santo abra los corazones de todos al Evangelio, proclamado en sus propias lenguas, y los guié hasta la verdad plena, roguemos al Señor.


Por nuestro mundo de hoy, sujeto a cambios profundos y rápidos; para que el Espíritu Santo, que abarca la historia humana, promueva la esperanza de un futuro mejor y vislumbremos el gran día de Jesucristo, roguemos al Señor.


Por los jóvenes; para que, guiados por el Espíritu Santo, puedan responder con generosidad a la llamada del Señor en la vida religiosa y sacerdotal, roguemos al Señor.


Por este año dedicado a la Eucaristía para que crezca en nosotros la devoción a Jesús Sacramentado, roguemos al Señor.


Por nosotros, aquí reunidos; para que, iluminados y fortalecidos por el Espíritu Santo, demos testimonio de nuestra fe, roguemos al Señor.


Exhortación Final

Nuestra oración comunitaria y personal, Padre de todos,
es hoy de bendición, acción de gracias, alabanza y gozo
por los signos de la presencia de tu Espíritu en el mundo.
Perdona, Señor, nuestra ineficacia de cristianos cobardes,
y danos la fuerza de tu Espíritu para anunciar hoy a Cristo
como esperanza de la humanidad y verdad que vence la mentira,
como paz y libertad que fundamenta la dignidad humana,
como vida que supera la muerte, el desamor y la opresión,
como amor y fraternidad que derrotan al odio y la violencia,
como única liberación, capaz de crear personas libres que aman.
¡Ven, Espíritu divino! Llena los corazones de tus fieles
y enciende en ellos el fuego perenne de tu amor. Amen.

(Tomado de B. Caballero: La Palabra cada Domingo, San Pablo, Epaña, 1993, p. 103)


Secuencia de Pentecostés

Ven, Espíritu divino,
manda tu luz desde el cielo Padre amoroso del pobre,
don en tus dones esplendido; luz que penetra las almas;
fuente del mayor consuelo.

Ven, dulce huésped del alma
descanso de nuestro esfuerzo,
tregua en el duro trabajo,
brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas
y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma,
divina luz, y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre
si tú le faltas por dentro;
mira el poder del pecado
cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía,
sana el corazón enfermo,
lava las manchas,
infunde calor en el hielo,
doma el espíritu indómito,
guía al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones
según la fe de tus siervos.
Por tu bondad y tu gracia
dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse
y danos tu gozo eterno.

“Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos la llama de tu amor.
Aleluya"

Solitario con habilidades sociales.

SOLITARIO CON HABILIDADES SOCIALES
 
    La soledad
 
La soledad nos acompaña a lo largo de nuestra vida, a unos más que a otros. La normalidad en cuanto a la soledad reside en ser poco solitario y estar acompañado de gente normalmente. Hay determinadas personas, que prefieren más la soledad que estar acompañados, esto no es negativo si se sabe ser solitario.  Si te gusta la soledad no basta con ser solitario, hay que saber ser solitario.

    Los peligros de la soledad
 
La soledad conlleva muchos peligros y en un 90% de las veces la soledad desembocará en sentimientos negativos.  Es relativamente fácil caer en la amargura, el odio hacia cosas sin sentido, la paranoia y el aburrimiento. La soledad tiene muchos peligros.

    No tener amigos
 
No tener amigos es un peligro cuando uno es solitario, porque aunque a algunas personas les encante la soledad, todos hemos nacido como seres sociables y debemos sociabilizar más o menos, pero si suprimes esta necesidad vas a entrar en una depresión profunda.  Necesitamos el contacto con los demás para estar felices y contentos.

    Nula capacidad social

Esto pasa cuando uno no tiene amigos. La gente solitaria por norma general suele tener bastante timidez lo cual dice que esa persona tiene una capacidad muy pobre para relacionarse.   Para ser alguien solitario y sano mentalmente se tiene que tener unas habilidades sociales aceptables y el primer paso para adquirirlas es empezar a hacer ejercicios donde se tenga que interactuar, así sea poco, con los demás.  No es lo mismo ser un antisocial que un solitario.  Un solitario puede perfectamente tener muchos amigos y verlos de vez en cuando, un anti-social es solitario, amargado y dado que no puede conocer gente nueva y hacer nuevos amigos suele generar un odio dentro de sí contra cosas absurdas.  Ten en cuenta que si quieres ser un solitario sano mentalmente, deberás tener habilidades sociales.

    Estar aburrido todo el día

Estar todo el día en el sofá y mirando por la ventana, viendo pasar los días sin ningún fin es tremendamente perjudicial.  Si tú no te sientes ni activo ni sano, un odio se generará dentro de ti, te empezarás a preguntar cosas como:  ¿Por qué no tengo amigos?  ¿Qué sentido tiene todo?  La gente me margina, son unas malas personas.
 
    Entrar en una paranoia

Una de las cosas más negativas de la gente solitaria ha sido que entran en un estado de paranoia. Y esto no solo ocurre con los solitarios, también los que leen mucho sin asimilar bien lo que leen.   La gente solitaria al no contrastar sus opiniones con el mundo real ni interactuar con el mismo, empiezan a entrar en una especie de paranoia de: “yo contra el mundo”.  Empiezan a filosofar incoherencias y burradas enormes, generalmente contra la sociedad y acumulando rabia y más rabia.
 
Uno no puede ser solitario a secas, debe ser solitario pero teniendo la capacidad de interactuar con el mundo y unas buenas habilidades sociales, si no, se entrará en algún tipo de paranoia  (no confundir paranoia con el pensar normal o filosofía que una persona pueda tener y percibir del mundo).

    Cómo vivir solo

No basta con vivir solo, hay que saber vivir solo.  Si se siguen una serie de pautas esta puede ser una experiencia muy positiva.

    Sé activo

El primer requisito esencial al vivir solo, es ser activo. Si no eres activo, lo negativo empezará a inundarte junto con tu soledad.  Sé activo, haz muchas cosas.  Una persona solitaria puede llevar una vida muy activa.  Mantente ocupado.
 
    Ten amigos

Aunque seas un solitario eso no significa que no tengas que tener ni un amigo, todo lo contrario, debes tener un buen número considerable de amigos y verte con ellos de vez en cuando.  El solo hecho de verte con un amigo (uno por vez) cada semana o cada dos, puede hacer que tu vida sea muy feliz porque no es que seas un marginado, anti-social ni nada de eso, tú eres consciente de que te gusta la vida en soledad pero aún así tienes muchos amigos a los cuales puedes ver de vez en cuando.

Aunque seas solitario debes tener amigos para sentirte social de vez en cuando, ya que los humanos somos seres que necesitamos la sociabilidad por naturaleza, tanto para sentirnos bien como para progresar. Además, teniendo amigos podrás hablar temas, escuchar y empatizar, cosa que impedirá que entres en paranoia típica de un solitario aislado social.

    Aprender a ser sociable
 
Para ser un buen solitario, debes aprender a ser sociable. ¿Por qué? Porque no es lo mismo alguien solitario que lo es porque realmente es lo que le gusta, que alguien que es solitario porque no le queda otra.  Este último tiene connotaciones muy negativas.

Aprender a ser sociable hará que:

    Te desarrolles mejor hablando con los demás
    Puedas hacer muchos más amigos
    Sepas ver quién es mejor persona
    Elegir mejor los amigos que más te convienen
    Más iniciativa y decisión frente a los demás (a la hora de reclamar, llamar por teléfono, hablar con tu jefe, etc.)
 
Ser solitario pero con habilidades sociales te reportará muchos beneficios a tu vida solitaria e impedirá que caigas en la amargura, la paranoia y el odio sin sentido hacia los demás, aparte de otras connotaciones negativas.
 
    ¿Cómo aprender a ser sociable?
 
La sociabilidad se aprende poco a poco.  El simple hecho de acostumbrarte a preguntar: “¿Qué tal el día?” en los ascensores puede hacer que tu vida social de un vuelco dentro de un año ya que poco a poco te irás desinhibiendo y viendo el contacto con desconocidos más normal y humano.

Un pequeño cambio en tu vida orientado a socializar (cualquier cosa que incluya un intercambio verbal o no verbal con desconocidos) hará que repetido ese ejercicio a lo largo del tiempo y aumentando la dificultad del mismo,  tu vida social mejore poco a poco.
 
Domenec Benaiges Fusté   
 
Si quieres ver más sobre este tema, entra a:
 
http://www.youtube.com/watch?v=zNMt1UJMKfA&feature=player_embedded#at=20
 
 
Un Abrazo, que Dios te bendiga, te muestre su rostro, te sonría y permita que prosperes en todo, y derrame sobre ti, muchas bendiciones de Vida, Paz, Amor, y mucha Prosperidad;
 

        
Beatriz
Medellín - Colombia
semillasdevida@pymex.net
http://elistas.egrupos.net/grupo/semillas
®. Todos los derechos reservados.
 
Semillas de Vida en Facebook:
 
http://www.facebook.com/pages/Semillas-de-Vida/182258445131887
 
Este correo no es "SPAM".   Es un servicio gratuito de SEMILLAS DE VIDA.  Cada mensaje representa la creatividad y la interpretación personal de su transcriptora.  Por lo tanto, cada suscriptor se compromete a utilizar este material únicamente para su crecimiento personal y espiritual, y a mencionar la procedencia del mismo, así como el nombre y correo de su transcriptora, cuando lo reenvíe a otras personas, o lo publique en un sitio Web.
 
Si deseas reenviar este correo, por favor no omitas su procedencia, y así le estarás brindando a alguien más la posibilidad de conocer esta lista y formar parte de ella.
 
Cuando recibas un correo con un texto que diga autor desconocido, pero tú conoces con certeza el nombre del autor, no dudes en hacérmelo saber.

07/06/2011 17:08 JOSE PORTILLO PEREZ Enlace permanente. MEDITA Y ORA No hay comentarios. Comentar.

Corazon de Maria.

Corazón de María

 

Virgen del silencio,
preferida del Señor,
corazón de Madre
y consuelo en el dolor,
a Ti siempre acudimos
cuando todo nos va mal,
María danos fuerza
en el andar.

Tu inmensa hermosura,
coronada de humildad,
nos muestra la senda
por la que hemos de avanzar.

Somos hijos tuyos,
haznos dóciles a Dios,
aparta de nosotros
aquello que nos impide
ser fieles al Señor.

Corazón de María,
guárdanos del mal
y danos Tú la fortaleza
para a Cristo predicar
venciendo los egoísmos,
superando los problemas.

Madre, hoy me consagro a tu amor
de corazón de María
guárdanos del mal
y danos Tú la fortaleza
para a Cristo predicar
venciendo los egoísmos,
superando los problemas.

Madre, hoy me consagro a tu amor
de corazón.

Virgen disponible a la
voluntad de Dios,
tu presencia inunda
de amor nuestro corazón
quiero agradecerte
tu espera silenciosa
de momentos en que
me olvidé de Ti.

Y mientras la vida sigue
su ritmo normal,
tu te haces presente
en nuestro mundo real.

Creen que eres quimera,
sueño de imaginación,
pero tú María no haces
eso y nos esperas,
siempre esperas con amor.
(Desconozco el autor).

Fiesta de Santa Maria del Divino Corazon de Jesus.

Autor: P. Ángel Amo | Fuente: Catholic.net
María del Divino Corazón de Jesús (Droste zu Vischering), Beata
Religiosa, Junio 8


 María del Divino Corazón de Jesús nació el 8 de septiembre de 1863, en Münster
(Alemania).

Su padre era el conde Clemente Droste de Vischering y su
madre la condesa Helena von Galen. De niña vivió la persecución de obispos y
sacerdotes en la Alemania liberal del siglo XIX. A los quince años le
impresionaron las siguientes palabras de un sacerdote: No podemos brindarle a
Jesús más que un corazón sincero totalmente entregado.

En su diario escribió: Con gusto hubiera tapado los oídos de mi alma, pero fue imposible
renunciar a la voz de Dios. En este día comenzó nuestro Señor a traerme de una
manera muy especial, robándome por fin el corazón. A los quince años ingresó en
el internado de las Hermanas del Sagrado Corazón, en Riedenburg. Cuando terminó
su educación escolar, en 1881, quiso ingresar al convento, pero se lo impidió su
débil salud. Hizo voto de castidad y comenzó a vivir más intensamente la oración
y el apostolado en su familia. Ayudaba a jóvenes abandonadas y a prostitutas en
el hospital que atendían las Hermanas del Buen Pastor.

A los veinticinco años su salud mejoró lo suficiente para ser admitida entre las religiosas, en el
convento de Münster.

Empezó el noviciado el 10 de enero de 1889 y recibió
el nombre de María del Sagrado Corazón y profesó sus votos el 29 de enero de
1891. Ese año fue trasladada a Oporto (Portugal), donde desde 1894 fue superiora
de la comunidad. Logró un convento ejemplar, pero su salud quedó totalmente
quebrantada y contrajo una enfermedad en la columna vertebral que le producía
intensos dolores y parálisis progresiva. Mandó hacer una camilla para ser
trasladada por las diversas partes de la casa y poder ayudar con su
consejo.

Ofreciéndose como víctima, recibió del Sagrado Corazón de Jesús
el deseo de que se le consagrara el mundo entero para lo cual escribió al Papa
en el mes de junio de 1898. Todavía en el mes de enero del año 1899, a
instancias del Sagrado Corazón, envió otra carta al Papa. León XIII acogió su
deseo y anunció la consagración del mundo al Sagrado Corazón en la encíclica
“Annum Sacrum” del 25 de mayo de 1899. El 8 de junio recibió las dos copias de
la encíclica que le había mandado el Papa. Murió ese día a las 3.05 p.m., en
Oporto. Mi misión en la tierra, había dicho, se completará en cuanto se haga la
consagración del mundo al Sagrado Corazón y que realizó el papa León XIII el 11
de junio de 1899.

Fue beatificada por el papa Pablo VI el 1 de noviembre
de 1975.

Decalogo de Pentecostes.

Decálogo de Pentecostés
 
1. PENTECOSTÉS es COMUNIDAD.
El Espíritu Santo une lo que está resquebrajado;
acerca lo que está distante. Siempre existen más
motivos para la unión que para la dispersión.
¿Por qué no buscas más lo que adhiere y no separa?
 
2. PENTECOSTÉS es VIDA.
El cielo, una vez más, abre sus puertas y
–a través de ellas– desciende la voz de Dios,
su fuerza y su poder. ¿Guardas silencio en y con tu vida?
 
3. PENTECOSTÉS es CONFIRMACIÓN.
El cristiano se siente acompañado y protegido
por la mano del Señor. Siente que no está sólo,
Alguien le sostiene. ¿Te dejas llevar frecuentemente
por el puro y duro activismo?
 
4. PENTECOSTÉS es ALEGRÍA.
Frente a las dificultades, el Espíritu, nos hace ver
el otro lado afable de la vida. No todo es tan negro
como el mundo nos enseña. ¿Eres optimista
o has plegado las alas de tu ilusión?
 
5. PENTECOSTÉS es VALENTÍA.
La cobardía, en el fondo, es fruto de la inseguridad.
El Espíritu nos aporta certidumbre en el combate de la fe,
fortalece los muros de nuestra personalidad cristiana.
¿Te preocupa algo en este momento?
 
6. PENTECOSTÉS es ECLESIALIDAD.
El Espíritu Santo nos reúne con su carisma, nos habilita
para el bien, para la comunión fraterna. Nos hace estar
en permanente guardia frente aquellos que intentan
dividirnos. ¿Cómo ves a la Iglesia? ¿La amas de verdad?
 
7. PENTECOSTÉS es APERTURA.
El Espíritu Santo nos guía por los caminos que conducen
hacia Cristo. Abrirse al Espíritu es sentir curiosidad
por las cosas de Dios, por la vida del Hijo, en la Gloria
del Espíritu Santo. ¿Te acercas con frecuencia
a la lectura de la Palabra de Dios?
 
8. PENTECOSTÉS es INTREPIDEZ.
El Espíritu Santo nos capacita para dar testimonio
de nuestra fe. Nos llama a la perfección, a la audacia
y a la insistencia evangelizadora. ¿Estás comprometido
en algún movimiento o tarea eclesial?
 
9. PENTECOSTÉS es DINAMISMO.
El Espíritu Santo nos instala en los caminos de la vida.
Es necesario que la Buena Noticia sea conocida,
proclamada, vivida y escuchada. ¿Encontrará
el Señor mensajeros de sus Palabras?
 
10. PENTECOSTÉS es MISIÓN.
El Espíritu Santo hace que nos interroguemos
¿Qué puedo hacer yo por Cristo? ¿Qué hago yo en su Iglesia?
¿Soy positivo en mi comunidad? 
 
 P. Javier Leoz
(
http://www.celebrandolavida.org
).

Evangelio diario meditado del Miercoles VII de Pascua.

Padre, que ellos sean uno, como nosotros
Juan 17, 11-19. Estamos en comunión a causa de nuestra identidad más profunda: Cristo en nosotros. ¡Qué hermosa es nuestra fe!
Autor: José Enrique Anaya Degollado | Fuente: Catholic.net

 

Evangelio

Lectura del santo Evangelio según san Juan 17, 11-19

En aquel tiempo, Jesús levantó los ojos al cielo y dijo: «Padre santo, cuida en tu nombre a los que me has dado, para que sean uno, como nosotros. Cuando estaba con ellos, yo cuidaba en tu nombre a los que me diste; yo velaba por ellos y ninguno de ellos se perdió, excepto el que tenía que perderse, para que se cumpliera la Escritura. Pero ahora voy a ti, y mientras estoy aún en el mundo, digo estas cosas para que mi gozo llegue a su plenitud en ellos. Yo les he entregado tu palabra y el mundo los odia, porque no son del mundo, como yo tampoco soy del mundo. No te pido que los saques del mundo, sino que los libres del mal. Ellos no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Santifícalos en la verdad. Tu palabra es la verdad. Así como tú me enviaste al mundo, así los envío yo también al mundo. Yo me santifico a mi mismo por ellos, para que también ellos sean santificados en la verdad.»

Oración Introductoria

Jesús, gracias por ponernos en manos de tu Padre, que también en es nuestro. Enséñanos a orar y a guardar la unidad que deseas para nosotros. Tú nos has mostrado el camino porque nos has dado tu palabra en el Evangelio. Nosotros queremos alcanzar la santidad que nos propones, y sabemos que sólo nos será posible si permanecemos unidos a ti, por la oración continua y la vivencia de la caridad auténtica.

Petición

Jesús, que sepamos escuchar tus palabras para conocer la verdad, y ser así luz en la oscuridad de este mundo. Ayúdanos, que sin ti, nada podemos. Guárdanos en la unidad para poder dar testimonio de ti, y lograr que el mayor número de personas llegue al cielo.

Meditación

“En un primer momento esto puede parecer muy teórico y poco realista. Pero cuanto más viváis la vida de bautizados, tanto más podréis experimentar la verdad de estas palabras. En realidad, las personas bautizadas y creyentes nunca son extrañas las unas para las otras. Pueden separarnos continentes, culturas, estructuras sociales o también distancias históricas. Pero cuando nos encontramos nos conocemos en el mismo Señor, en la misma fe, en la misma esperanza, en el mismo amor, que nos conforman. Entonces experimentamos que el fundamento de nuestra vida es el mismo. Experimentamos que en lo más profundo de nosotros mismos estamos enraizados en la misma identidad, a partir de la cual todas las diversidades exteriores, por más grandes que sean, resultan secundarias. Los creyentes no son nunca totalmente extraños el uno para el otro. Estamos en comunión a causa de nuestra identidad más profunda: Cristo en nosotros. Así la fe es una fuerza de paz y reconciliación en el mundo; la lejanía ha sido superada, pues estamos unidos en el Señor (cf. Ef 2, 13)”. HOMILÍA DE SU SANTIDAD BENEDICTO XVI Basílica de San Pedro, Sábado Santo 22 de marzo de 2008.

Reflexión Apostólica

¡Qué hermosa es nuestra fe! Estamos llamados a guardar la unidad como cristianos -personas que hemos creído en el amor de Dios, manifestado en Jesús, su Hijo. Realmente somos uno en Jesús porque su amor nos une, a pesar de la distancia, del tiempo, de las mil diferencias. Todos hemos creído en una misma Persona que nos ha mostrado el camino de la verdad. Por Jesús conocemos el sentido de nuestra vida; quiénes somos y cómo estamos llamados a ser: personas de caridad, porque sólo en la caridad podemos guardar la unidad.

Propósito

Pediré a Dios, nuestro Señor, el don de la caridad, para ser un testigo auténtico de su palabra.

Diálogo con Cristo

Jesús, gracias por haber dicho sí al Plan de tu Padre. Hazme experimentar esta misma paternidad, para que sea un testigo real de tu Palabra y aprenda a tratar con caridad a cada persona con que me encuentre en este día. Enséñame a amar con tu corazón, porque esta es la clave de la felicidad y el sentido de mi vida. Gracias por escucharme. Ayúdame para que también yo sepa escucharte en la verdad.


Corred todos a una como a un solo templo de Dios, como a un solo altar, a un solo Jesucristo que procede de un solo Padre. (San Agustín, Coment. sobre el Salmo 44)

Lecturas de la Misa del Jueves VII de Pascua comentadas brevemente.

Lecturas del Jueves 09 de Junio de 2011

Jueves 7ª semana de Pascua

Santoral: Efrén

Hch 22,30; 23,6-11: No encontramos ningún delito en este hombre
Salmo responsorial 15: Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti
Jn 17,20-26: Yo también estoy en ellos

Hechos 22,30;23,6-11


Tienes que dar testimonio en Roma
En aquellos días, queriendo el tribuno poner en claro de qué acusaban a Pablo los judíos, mandó desatarlo, ordenó que se reunieran los sumos sacerdotes y el Sanedrín en pleno, bajó a Pablo y lo presentó ante ellos. Pablo sabía que una parte del Sanedrín eran fariseos y otra saduceos y gritó: "Hermanos, yo soy fariseo, hijo de fariseo, y me juzgan porque espero la resurrección de los muertos." Apenas dijo esto, se produjo un altercado entre fariseos y saduceos, y la asamblea quedó dividida. (Los saduceos sostienen que no hay resurrección, ni ángeles, ni espíritus, mientras que los fariseos admiten todo esto.) Se armó un griterío, y algunos escribas del partido fariseo se pusieron en pie, porfiando: "No encontramos ningún delito en este hombre; ¿y si le ha hablado un espíritu o un ángel?" El altercado arreciaba, y el tribuno, temiendo que hicieran pedazos a Pablo, mandó bajar a la guarnición para sacarlo de allí y llevárselo al cuartel.

La noche siguiente, el Señor se le presentó y le dijo: "¡Ánimo! Lo mismo que has dado testimonio a favor mío en Jerusalén tienes que darlo en Roma."


Salmo responsorial: 15


Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti
Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti; / yo digo al Señor: "Tú eres mi bien." / El Señor es el lote de mi heredad y mi copa; / mi suerte está en tu mano. R.

Bendeciré al Señor, que me aconseja, / hasta de noche me instruye internamente. / Tengo siempre presente al Señor, / con él a mi derecha no vacilaré. R.

Por eso se me alegra el corazón, / se gozan mis entrañas, / y mi carne descansa serena. / Porque no me entregarás a la muerte, / ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción. R.

Me enseñarás el sendero de la vida, / me saciarás de gozo en tu presencia, / de alegría perpetua a tu derecha. R.


Juan 17,20-26


Que sean completamente uno
En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos al cielo, oró, diciendo: "Padre santo, no sólo por ellos ruego, sino también por los que crean en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno, como tú, Padre, en mí, y yo en ti, que ellos también lo sean en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. También les di a ellos la gloria que me diste, para que sean uno, como nosotros somos uno; yo en ellos, y tú en mí, para que sean completamente uno, de modo que el mundo sepa que tú me has enviado y los has amado como me has amado a mí.

Padre, éste es mi deseo: que los que me confiaste estén conmigo donde yo estoy y contemplen mi gloria, la que me diste, porque me amabas, antes de la fundación del mundo. Padre justo, si el mundo no te ha conocido, yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste. Les he dado a conocer y les daré a conocer tu nombre, para que el amor que me tenías esté con ellos, como también yo estoy con ellos."

Comentarios

El diálogo íntimo que sostiene Jesús con su Padre Dios, orando y suplicando a favor de sus discípulos, nos subraya dos cosas fundamentales: “La unidad” y “el conocimiento”. Para Juan es importante que los que se hacen llamar discípulos de Jesús vivan en com-unión y conozcan al Padre.

Es fundamental para el cristiano mantener la unidad, que no significa uniformidad (todos en igualdad de pensamientos y acciones), sino unión de todos con Aquel que nos ha llamado (Dios), y unión con los hermanos que, a pesar de ser diversos, comparten un mismo ideal: el Reino.

La verdadera unidad de los cristianos, enriquecida por su variedad, es fruto del amor con que el Padre y el Hijo por el Espíritu Santo se aman y nos aman.

El ser con Jesús implica adherirse plenamente a su mensaje y llevarlo al mundo que aún no lo conoce. Por tal motivo, la llamada de Jesús está relacionada con el envío que es inherente al discípulo.

Ser enviado implica conocer y vivenciar el mensaje que se le encomienda. Busca por todos los medios llevar el amor a toda la humanidad.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Lecturas de la Misa del Miercoles VII de Pascua meditadas brevemente.

Lecturas del Miércoles 08 de Junio de 2011

Miércoles 7ª semana de Pascua

Santoral: Salustiano, Medardo, Armando

Hch 20,28-38: Algunos de ustedes deformarán la doctrina y arrastrarán a los discípulos
Salmo responsorial 67: Reyes de la tierra, canten al Señor
Jn 17,11b-19: Para que sean uno, como nosotros

Hechos 20,28-38


Os dejo en manos de Dios, que tiene poder para construiros y daros parte en la herencia
En aquellos días, decía Pablo a los presbíteros de la Iglesia de Éfeso: "Tened cuidado de vosotros y del rebaño que el Espíritu Santo os ha encargado guardar, como pastores de la Iglesia de Dios, que él adquirió con su propia sangre. Ya sé que, cuando os deje, se meterán entre vosotros lobos feroces, que no tendrán piedad del rebaño. Incluso algunos de vosotros deformarán la doctrina y arrastrarán a los discípulos. Por eso, estad alerta: acordaos que durante tres años, de día y de noche, no he cesado de aconsejar con lágrimas en los ojos a cada uno en particular. Ahora os dejo en manos de Dios y de su palabra de gracia, que tiene poder para construiros y daros parte en la herencia de los santos. A nadie le he pedido dinero, oro ni ropa. Bien sabéis que estas manos han ganado lo necesario para mí y mis compañeros. Siempre os he enseñado que es nuestro deber trabajar para socorrer a los necesitados, acordándonos de las palabras del Señor Jesús: "Hay más dicha en dar que en recibir.""

Cuando terminó de hablar, se pusieron todos de rodillas, y rezó. Se echaron a llorar y, abrazando a Pablo, lo besaban; lo que más pena les daba era lo que había dicho, que no volverían a verlo. Y lo acompañaron hasta el barco.


Salmo responsorial: 67


Reyes de la tierra, cantad a Dios.
Oh Dios, despliega tu poder, / tu poder, oh Dios, que actúa en favor nuestro. / A tu templo de Jerusalén / traigan los reyes su tributo. R.

Reyes de la tierra, cantad a Dios, / tocad para el Señor, / que avanza por los cielos, / los cielos antiquísimos, / que lanza su voz, su voz poderosa: / "Reconoced el poder de Dios." R.

Sobre Israel resplandece su majestad, / y su poder, sobre las nubes. / ¡Dios sea bendito! R.


Juan 17,11b-19


Que sean uno, como nosotros
En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos al cielo, oró, diciendo: "Padre santo, guárdalos en tu nombre, a los que me has dado, para que sean uno, como nosotros. Cuando estaba con ellos, yo guardaba en tu nombre a los que me diste, y los custodiaba, y ninguno se perdió, sino el hijo de la perdición, para que se cumpliera la Escritura.

Ahora voy a ti, y digo esto en el mundo para que ellos mismos tengan mi alegría cumplida. Yo les he dado tu palabra, y el mundo los ha odiado porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No ruego que los retires del mundo, sino que los guardes del mal. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Conságralos en la verdad; tu palabra es verdad. Como tú me enviaste al mundo, así los envío yo también al mundo. Y por ellos me consagro yo, para que también se consagren ellos en la verdad."

Comentarios

El discípulo que de verdad quiere asumir con radicalidad el proyecto de Jesús es odiado, calumniado, perseguido por los que ostentan el poder y dominan a los demás, por los que no quieren el cambio para el bienestar de todos.

“El mundo los odió”. Los que viven constantemente apartados de la verdad proclamada por Cristo, odian todo proyecto de vida y, por tanto, odian a los que lo llevan a cabo. En este pasaje Jesús anuncia su pronta partida a la presencia de su Padre: “Ahora voy hacia ti”.

Pero no nos deja abandonados, sino que nos deja sus enseñanzas y el gozo de ser parte de su proyecto de vida: El Reino. Ya no somos del mundo, así como él no fue del mundo.

Pero la petición del Señor es explícita: “No te pido que los saques del mundo” (v. 15), pero sí que nos libre de todo mal. La verdad nos consagra al Señor y somos consagrados por la verdad, y esa verdad es la Palabra de Dios que debemos proclamar.

Que el Señor nos mantenga siempre en la verdad y nos haga partícipes de su Reino.
(
http://www.egrupos.net/grupo/diosexiste
).

Lecturas meditadas y oraciones de la Misa del Jueves VII de Pascua.

 EL CULTO EN HONOR AL SAGRADO
 


Jesus, inicio esta oracion pidiendote perdon por las veces que te he rechazado al no saberte ver en todos los sucesos de mi vida cotidiana. Tu has venido al mundo para salvarme y me ofreces la luz para poder crecer en amor, pero necesito tambien de tu gracia para saber confiar siempre en tu Providencia y en tu Misericordia.

MISA 9 JUNIO, SANTORAL, PETICIONES Y REFLEXIONES

JUEVES 9

Santos: Efren de Siria, Doctor de la Iglesia; Columbo o Columbano de Bobbio, abad. Beata Ana Maria Taigi, laica. Feria (Blanco)

PARA QUE EL MUNDO CREA

 

9 Hch 22, 30; 23, 6-1